Lo dejé por ti  de Rafael Alberti
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Lo dejé por ti de Rafael Alberti

on

  • 9,413 views

 

Statistics

Views

Total Views
9,413
Views on SlideShare
8,699
Embed Views
714

Actions

Likes
1
Downloads
18
Comments
0

5 Embeds 714

http://fecla.wordpress.com 710
http://recursostic.educacion.es 1
http://www.google.es 1
http://www.google.com.co 1
http://www.google.com.ar 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Lo dejé por ti  de Rafael Alberti Lo dejé por ti de Rafael Alberti Document Transcript

  • “LO QUE DEJÉ POR TI” – RAFAEL ALBERTIBREVE BIOGRAFÍA DEL AUTOR Nació el 16 de diciembre de 1902, en el Puerto de Santa María (Cádiz), donde vivió su niñez y parte de su juventud. Sededicó inicialmente a la pintura para luego inclinar su vocación hacia las letras.En 1924, residiendo en Madrid fue galardonado, por su primer libro de poemas“Marinero en tierra”, con el Premio Nacional de Literatura. Esta primera obra seubica entre las llamadas neopopulares, al igual que “La amante” (1926) y “El alba delalhelí” (1927). Como poeta vanguardista, da una nueva visión a la tradición de losCancioneros.Una tercera etapa, es la surrealista, donde la creación poética resulta de las fuerzasinconscientes de la personalidad humana. Deriva del dadaísmo y propicia la creaciónno controlada por el intelecto, sino por una derivación del subconsciente.En 1930 surgen las poesías de carácter anarquista.La última etapa, está caracterizada por los escritos nostálgicos, escritos desde eldestierro, después de la derrota de la República, en la Guerra Civil Española.El 28 de Octubre de 1999 falleció siendo él, el último exponente de la Generacióndel 27 y figura clave de la poesía española de todos los tiempos, murió donde nacióa los 96 años de edad, fue incinerado.PRESENTACIÓN DEL POEMAEl poema que posteriormente comentaremos recibe el nombre de “Lo que dejé por ti” de Rafael Alberti.Dejé por ti mis bosques, mi perdidaarboleda, mis perros desvelados,mis capitales años desterradoshasta casi el invierno de la vida.Dejé un temblor, dejé una sacudida,un resplandor de fuegos no apagados,dejé mi sombra en los desesperadosojos sangrantes de la despedida.Dejé palomas tristes junto a un río,caballos sobre el sol de las arenas,dejé de oler la mar, dejé de verte.Dejé por ti todo lo que era mío.Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,tanto como dejé para tenerte.
  • EXPLICACIÓN DE SU CONTENIDODicen que nuestras raíces conforman una parte importante de nuestra identidad y con esto me estoy refiriendo a lafamilia, amigos, al hogar... pero ¿será posible conservar estas raíces si nuestro pensamiento no es capaz de ubicar esehogar? ¿y si además éste ha sido olvidado a la fuerza porque el dolor de ser desterrado ahoga lo más íntimo del ser?Esta es la primera reflexión que viene nuestra mente tras la lectura del poema de Alberti, ese gran escritor andaluz,gaditano -y con esto llamo la atención sobre esas raíces que mencionaba más arriba-, autor de la Generación del 27 que,al igual que muchos de sus amigos, se sintió en la obligación de olvidar a los suyos y comenzar de nuevo, si esto esposible, en otro lugar, pues la ideología, los principios, la defensa de estos a veces hacen arriesgar lo que másapreciamos.Me llama la atención cómo, y así refuerzo esa importancia que le daba al comienzo del comentario, Alberti se dirige a sutierra, como a una amada escondida a lo largo del poema hasta el final de este, en donde se nos desvela tras un “lo queera mío” y que ahora intenta ser sustituido por un “tú”: Roma, a la que también ama pues no puede entenderse otracosa si leemos detenidamente el poema.Alberti, a lo largo de todo el soneto, va desgranando, como pedazos de su historia, todo aquello que olvida a la fuerza,que abandona, pero como aseguraba más arriba, el dolor se calma al ser Roma la que lo acoge, la que lo debe curar ensu dolor por lo que la carga de una gran responsabilidad como se aprecia en los dos últimos versos: “dame tú, Roma, acambio de mis penas/ tanto como dejé para tenerte”.Y ¿qué abandonó Alberti? ¿Es una tierra sin más? Con singular destreza, como si de un pintor se tratara, nos vaaportando pinceladas de todo ese grato recuerdo partiendo de lo más general en la primera estrofa: España, susbosques, todos sus recuerdos de juventud que abandonó con el destierro; atraviesa tal vez en la segunda estrofa algúnamor, el sentimiento del amigo abandonado, el dolor de la guerra... Para llegar a su tierra más cercana, a la más sentida,a la que no puede olvidar como no se olvida el azul del mar en un día radiante de verano. Es ahí donde se va revelandosu Cádiz natal y que es tan sentido como la más querida de las personas y escondido tras ese “dejé de verte”, porquecon ello lo dejó todo... Eso me hace sentir sus palabras.Para terminar una idea, una reflexión: ¿es justo que algunos no puedan habitar su país? ¿Qué estamos haciendo paraevitar que aún sean muchos los exiliados, los “sin tierra”? ¿Somos capaces de perdonar, de olvidar, de aceptar a otroscomo son? Me entristece pensar que no es posible... El peligro más grande del hombre es el propio hombre y eslamentable que heridas como la que inspira el poema sigan abiertas o nos empeñemos en conservarlas así. ¿No serámejor comenzar de nuevo? Lo vivido nos enseña, nuestra historia nos forma y debemos aprender que la intoleranciadestruye la sociedad.
  • ESTRUCTURA MÉTRICA DE LA COMPOSICIÓNDe/jé/ por/ ti/ mis/ bos/ques,/ mi/ per/di/ da/ = 11 sílabasar/bo/le/da,/ mis/ pe/rros/ des/ve/la/dos/ = 11 sílabasmis/ ca/pi/ta/les/ a/ños/ des/te/rra/dos/ = 11 sílabashas/ta/ ca/si el/ in/vier/no/ de/ la/ vi/da./ = 11 sílabasDe/jé un/ tem/blor,/ de/jé u/na/ sa/cu/di/da,/ = 11 sílabasun/ res/plan/dor/ de/ fue/gos/ no a/pa/ga/dos,/ = 11 sílabasde/jé/ mi/ som/bra en/ los/ de/ses/pe/ra/dos/ = 11 sílabaso/jos/ san/gran/tes/ de/ la/ des/pe/di/da./ = 11 sílabasDe/jé/ pa/lo/mas/ tris/tes/ jun/to a un/ rí/o,/ = 11 sílabasca/ba/llos/ so/bre el/ sol/ de/ las/ a/re/nas,/ = 11 sílabasde/jé/ de o/ler/ la/ mar,/ de/jé/ de/ ver/te./ = 11 sílabasDe/jé/ por/ ti/ to/do/ lo/ que e/ra/ mí/o./ = 11 sílabasDa/me/ tú,/ Ro/ma, a/ cam/bio/ de/ mis/ pe/nas,/= 11 sílabastan/to/ co/mo/ de/jé/ pa/ra/ te/ner/te./ = 11 sílabasPrincipales recursos estilísticos del poemaLos principales recursos estilísticos empleados en este poema son la anáfora, que consiste en la repetición de una ovarias palabras al principio de los versos “deje”. Enumeración caótica que consiste en la enumeración de elementos queparecen no guardar relación y Alberti lo utiliza para dar una sensación de rapidez, caos o desorden. Este recurso es muyutilizado en la poesía contemporánea y, en general, en toda la literatura de esta época. Se observa cuando dice: “Dejéun temblor, dejé una sacudida// un resplandor de fuegos no apagados, // dejé mi sombra en los desesperados// ojossangrentes de la despedida”.Una de las principales metáforas que utiliza y creemos que la única es “mis capitales años”, con la que Alberti hacereferencia a sus años más importantes, los de su juventud y por último una personificación, al igual que hizo Lorca conlos árboles, Alberti personifica la ciudad de Roma, ya que al hablarle le otorga la capacidad humana de escuchar.Valoración personal, Lo que dejé por ti, de Rafael AlbertiRespecto a nuestra valoración personal, este poema muestra la tristeza que siente Rafael Alberti por abandonar sutierra natal, Cádiz, y además de esto, se ve reflejada su petición de que donde actualmente reside, Madrid; se asemeje asu querido Cádiz. Por último también nos gustaría destacar que en la cuarta estrofa Alberti refleja la melancolía quesiente hacia su patria, y recuerda a Roma, lugar de procedencia de sus padres, todo lo que dejó por su ciudad, Cádiz.Componentes del grupo: Pablo Oria, Leire Vila, Laura Baño, Maria Pla, Andrea Salinas y Laura Garcia.