Your SlideShare is downloading. ×
Ayudas tecniccas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ayudas tecniccas

86

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
86
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS A UNA DISCAPACIDAD.La funcionalidad en los adultos mayores puede ser dividida en tres áreasprincipales: la física, la psíquica y la social. La parte física ha sido comúnmenteoperacionalizada con las actividades de la vida diaria de la persona y otrascaracterísticas como la fuerza, el balance, la coordinación, etc. La parte psíquicase refiere a las actividades cognitivas y a la salud mental y personalidad. Porúltimo, la parte social, tiene relación con el adecuado estado de la física ypsíquica. Una adecuada condición de estas tres áreas determinará una apropiadafunción al llegar a la etapa de la vejez.El comienzo de la discapacidad se puede presentar de manera súbita, como lacausada por un accidente, o de manera progresiva y gradual, como lo quesucede por males crónicos que se van agravando con el tiempo. Las alteracionesen la funcionalidad tienen una alta prevalencia en las edades avanzadas. Gruposétnicos que antes de los 75 años tuvieron incidencias diferentes de discapacidad,han presentado comportamientos similares después de esta edad.Entre otros factores asociados que se han descrito están, los trastornos visuales.El envejecimiento se asocia con una disminución en la agudeza visual, porcambios fisiológicos en el cristalino, déficit en los campos visuales y enfermedadesde la retina. Más del 90 % de los ancianos necesitan anteojos, y el 16 % de laspersonas entre 75 y 84 años, así como el 27 % de los mayores de 85 años estánciegos o no tienen la capacidad de leer una oración escrita, incluso con anteojos.Los trastornos cognitivos, los cuales se asocian a enfermedades degenerativasy progresivas como el Alzheimer, afectan no solo las habilidades mentales, sinotambién las capacidades físicas. Estos alteran la memoria, el juicio y el cálculoentre otras cualidades. Su prevalencia aumenta con la edad, y la mayoría de laspersonas portadoras viven en la comunidad.Las enfermedades crónicas, como la enfermedad cardiaca y el derrame cerebral(accidente vascular cerebral), han mostrado un importante impacto en laesperanza de vida y en la discapacidad. Los desórdenes músculo esqueléticos,como la artritis, las lesiones medulares y las de cadera están más frecuentementerelacionadas con limitaciones en la actividad. Verbrugge y Patrick en un estudio,encontraron que la artritis fue la principal enfermedad asociada a la discapacidadseguido por la enfermedad cardiaca, la hipertensión y la diabetes.La discapacidad trae consigo una mayor utilización de servicios de salud. Se hanreportado riesgos superiores de hospitalización, de hasta 2 ó 3 veces, en adultosmayores con grados de funcionalidad inferiores. Por otra parte se ha encontradoque la discapacidad es un predictor importante de mortalidad, en los adultos
  • 2. mayores que viven en la comunidad y en los institucionalizados. Además presentaasociación con la pérdida de autonomía y el incremento en la demanda decuidados a largo plazo.II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento. Foro Mundial de ONG sobre elEnvejecimiento: Declaración final y Recomendaciones. Revista Española deGeriatría y Gerontología. 2002; 37 (2 ):66 – 72.J I Calvo Arenillas, A Martín Nogueras, C Sánchez. Avances endiscapacidad Fisioterapia. 2002;24 (2): 107 –14.Pierre V. Envejecer exitosamente: concebir el proceso de envejecimiento conuna perspectiva mas positiva. Salud Pública Mex 1996;Dr. Angel Gil AgudoServicio de Rehabilitación. Hospital La Mancha Centro.Alcázar de San Juan. Ciudad.AYUDAS TECNICAS QUE FAVORECEN AL ADULTO MAYOR Ayudas para la movilidad personalEste tipo de ayudas conviene que sean adaptadas al usuario por un terapeutaocupacional que será el que valorará al cliente y llevará a cabo el entrenamiento a fin derealizar un uso adecuado, evitando los problemas que pueden causar el mal uso( dolores, deformidades, caídas, etc.). ANDADOR Este tipo de ayuda ofrece la posibilidad de caminar a aquellas personas con miedo a caer. Generalmente utilizada en geriatría, es muy importante que esté adaptado a la altura del usuario y aprenda cómo debe usarlo.
  • 3. BASTÓN INGLÉSSe requiere un buen control del tronco y fuerza necesaria enel brazo y la mano para su uso.El uso del bastón tiene dos propósitos básicos:- Soportar el peso : se debe llevar en el lado de la piernaafectada. El paciente deberá tener el codo completamenteextendido cuando realice el apoyo en el bastón.- Mantener el equilibrio: el bastón lo deberá llevar en el ladoopuesto a la pierna afectada, se permite cierta flexión decodo.Antes de usar un bastón compruebe:- El calzado del usuario : la suela debe ser de goma, elzapato debe estar bien sujeto al pie.- El taco de goma del bastón (puede estar sucio odesgastado).- Posibles desperfectos que tenga el bastón. SILLA DE RUEDAS Dependiendo de las necesidades del cliente las sillas de ruedas tendrán diferentes características. Se deben prescribir para comodidad individual, seguridad, maniobrabilidad e independencia. Una silla de ruedas mal adaptada puede contribuir a deformidad, desuso muscular, úlceras por decúbito y menor motivación funcional y socialización. La silla de ruedas debe ser fuerte pero liviana, debe ser lo más angosta posible para facilitar el paso a través de marcos de puertas y su manipulación en el cuarto de baño.
  • 4. SILLA DE RUEDAS PARA HEMIPLÉJICOSDebe tener un posabrazo lo suficientemente ancho como para acomodar y sostener sin que sedeslice hacia dentro ni hacia fuera y lo suficientemente largo como para que el paciente lleve elbrazo lo más que pueda hacia adelante, permitiendo así la extensión de codo y evitando que seretraiga el hombro.Mejor que el posabrazo es que el paciente tenga una tabla retirable delante de él, porque así tieneambos brazos delante, ve su brazo y mano del lado afectado y también realiza ejercicios bilateralescon las extremidades superiores. SILLA PLEGABLECon espaldo reclinable en diferntes posiciones yposapiernas elevables.
  • 5. TABLA PARA TRANSFERENCIASTransfer- flexible DISCO GIRATORIO PARA TRANSFERENCIAS
  • 6. AYUDAS DURANTE EL ASEOASIDEROS Existen en el mercado diversos tipos de asideros que colocados de manera estratégica en los cuartos de baño facilitan la independencia de la persona otorgándola una mayor autonomía Asidero para retreteLa persona encontrará mayor seguridad (evitar caídas)en el caso de que exista un equilibrio precario, podráponerse de pie sin tener que pedir ayuda.El asidero se puede abatir en caso necesario.Adaptación para grifos
  • 7. Son numerosas las personas que por falta de fuerza en las manos o porque padecen alguna patología, el acto de abrir y cerrar los grifos se convierte en una dificultad. Aquí mostramos un tipo de adaptación que facilita la apertura/cierre de los grifos y ayuda a identificar si es de agua fría o caliente por su color. Existen diversos tipos de adaptaciones para grifos. Si cambia de grifo, lo mejor es poner grifos tipo monomando, y mejor aún si es un modelo que gradúe la temperatura. Asiento para bañeraEn numerosas ocasiones las personasmayores y/o con limitaciones físicas prescindendel baño por el riesgo que conlleva.Les mostramos un asiento para la bañera quefacilitará el poder estar sentado y la acción delevantarse. Asiento de ducha Cuando existen limitaciones importantes de la movilidad lo idóneo es eliminar la bañera y transformar el el suelo del cuarto de baño en plato de ducha, pero sin bordes. Esta foto muestra un tipo de asiento para la ducha en el que las personas que tengan poca resistencia a la bipedestación pueden realizar con seguridad su aseo personal.

×