Revolucion lanar en el uruguay

  • 14,123 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
14,123
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4

Actions

Shares
Downloads
44
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Revolucion lanar en el Uruguay(1860-1885) Las escasas ovejas que existían en el país al comenzar el siglo XIX apenas si daban 500 gramos de lana por cabeza. La calidad era tan deficiente que se la utilizaba solo para colchones y almohadas. La cruza con animales europeos era fundamental si se deseaba explotar para la exportación este tipo de ganado. Aunque hubo importantes introducciones de razas merinas antes de la Guerra Grande (1843-1852), triste fue su fin durante la lucha. El censo de 1852 señaló una existencia de 800.000 ovinos, de los cuales sólo el 16% eran mestizos. Entre 1852 y 1860, al amparo de la pacificación, hubo un importante empuje. Este último año se llegó a casi 3 millones de cabezas. Pero fué entre 1860-1860 que el gran salto, auténtica revolución económica, se produjo en nuestro país. Ese año la existencia fué estimada en 16 o 17 millones de cabezas, cifra algo superior a la que el Uruguay cuenta hoy día (1970). El rendimiento en lana y su calidad mejoraron en forma notable. La importacion de carneros merinos de Francia y Alemania, y el mestizaje con la oveja criolla, dieron por resultado majadas que en 1868 rendían, término medio, kg 1,150 por cabeza, siendo la calidad excelente, como que se conocían y apreciaban en Europa mucho mas que otras, las lanas llamadas "de Montevideo". Ahora la industria textil podía utilizarlas. Una existencia que se había multiplicado por cinco y un rendimiento que había hecho algo más que duplicarse, habían cubierto literalmente el país de lanares. ? Cuáles fueron los motivos de este desarrollo ? En primer lugar, la demanda europea. Los productores ingleses y franceses que contaban con excelentes majadas comenzaron a inclinarse desde 1840-1850 por la producción de carne en detrimento de la de lana. Preferían la cría de capones para el consumo de las ciudades industrializadas, ávidas de buena alimentacion, porque esa cría les rendía mas que la del viejo merino, útil sólo por su lana. esto significó que la industria textil lanar francesa e inglesa comenzó a necesitar la lana extranjera en forma imperativa. Hacia 1870, los hacendados ingleses solo aportaban el 44% de lo que la industria británica necesitaba; el resto debía provenir del mundo exterior. Situación todavía de más aguda necesidad la vivida por Francia debida al gran desarrollo que en ese paía había tomado la industria textil lanera. Sólo un 27% de lo consumido por sus fábricas se producía en Francia. El resto había que importarlo. Bélgica, otra nación con fuerte tradición textil, se
  • 2. hallaba en parecida circunstancia.En segundo lugar, ocurrió precisamente en estos años que mientras lademanda europea por lana crecía, la otra fibra que siempre le había hechocompetencia a la lana en el mercado mundial, el algodón, desapareció casipor completo. La lana quedó durante cierto tiempo como la unica granfibra textil en todo el mundo. El principal productor de algodón del mundoera el sur de los Estados Unidos. La Guerra de Secesión (1861-1865) arruinópor varios años a los plantadores sureños y al "rey algodon", como fuerallamado por los historiadores norteamericanos. El precio de la lana, enconsecuencia, se alzó hasta cifras nunca vistas. Casi no existía fibracompetitiva y la demanda europea era mas firme que nunca.En tercer lugar, los estancieros orientales se dedicaron al lanar ante la crisisque contemporáneamente vivió el vacuno en sus precios y en su existencia.Ya estudiamos como hacia 1862 la cotización del novillo para saladerohabía descendido debido a que la superproducción de tasajo le dió tanescaso valor a la carne que los vacunos comenzaron a valer lo mismomuertos en la estancia y aprovechado sólo el cuero , que faenados en elsaladero.Al precio del vacuno en descenso se unió una grave sequía que afectó elpais entre 1860 y 1862, la misma que provocó las dificultades al gobiernode Berro para movilizar sus ejércitos y hacer frente a Flores. A lamortandad de caballos y vacunos solo había una forma de hacerle frente:incorporar el lanar, mucho mas resistente a la sequía que los otros dostipos de ganado.Ya en 1861 el jefe político de Cerro Largo, José Gabriel Palomeque, advertíaque en la misma extensión de campo en que se cuidaban dos mil resesvacunas, se podían albergar doce mil ovejas y obtenerse una utilidad 4veces mayor.Seguro contra el clima adverso y la escasa rentabilidad de la explotacionantigua basada en el vacuno criollo, ambientado por una demandaexcepcional debido a la momentánea desaparición del algodón y a lasnecesidades crecientes de la industria europea, el lanar triunfó y se impusoen el país en 8 años.Las consecuencias fueron múltiples e importantes. Los estancieros noabandonaron al vacuno, simplemente colocaron el ovino a su lado. Laexplotación conjunta será uno de los rasgos mas originales de la ganaderíauruguaya y rioplatense. Desde este angulo el lanar capitalizó el medio rural,pues se agregó al viejo valor representado por el vacuno criollo, el nuevorepresentado por la oveja.En 1872 se calculó que el ovino incrementó en un 50% los bienes existentes
  • 3. hasta ese momento en la estancia antigua.Enriquecimiento de los hacendados, pero también cambios sociales. Cuidarlas ovejas no era lo mismo que pastorear vacunos criollos. Se necesitabamas personal. El ovino era un animal masdebil y sujeto a enfermedadesque el vacuno de la época. Mientras no existieran alambrados, el controldel mestizaje debía hacerse por el hombre. Todo conducía a la demanda demas brazos. Fué ésta la única modificación en la ganadería del siglo XIX quedemandó un mayor número de peones. Según fuentes de la época, la viejaestancia basada en el vacuno requería un peon cada mil animales, los quepodían pastar en dos mil hectáreas. Si la estancia se transformaba enovejera las cosas tenían que cambiar. Las majadas estaban a cargo de unpastor. Se formaban con un numero variable de cabezas, el que en lasexplotaciones mas avanzadas no pasaban de 800 y en las corrientesfluctuaba entre 1.000 y 1.200.Como la receptividad de los campos para el ovino está en relación alvacuno de 5 a 1, en 2.000 hectareas podían ser mantenidas 4 o 5 majadas,o sea que aquellas proporcionaban trabajo a 4 o 5 puesteros. De lo que sededuce que, por hectárea, el nivel ocupacional de la estancia ovejera era 4o 5 veces mas elevado que el de la vieja estancia vacuna. Al proporcionarmas trabajo y requerir el asentamiento en el puesto, el ovino contribuyó ala sedentarización de la población rural y a restarle masa campesina a lasrevoluciones.También la explotación del lanar fortaleció a quien lo necesitaba mas yaque toda la evolución económica, social y política del país había jugado ensu contra: la clase media rural. Si el lanar necesita 5 veces menos campoque el vacuno - y económicamente rendía lo mismo e incluso más - elhacendado con una propiedad mediana vió en la oveja su única tabla desalvación, su posibilidad de sobrevivir en un medio dominado por la granestancia ligada al vacuno porque era la unica que podía explotarlo. En uncampo de 2.000 hectáreas podían entrar 1.000 vacunos y obtenerse unautilidad bruta de $1.500 al año; si se explotaban ovinos, entraban 5.000 y lautilidad era de $3.000.La pequeña propiedad y la mediana sólo sobrevivieron en el Uruguay a raizdel lanar. Ataron sus perspectivas de progreso a él y sufrieron sus avatares.Del vacuno crillo - e incluso del futuro vacuno mestizo - los pequeños ymedianos hacendados poco podían esperar. Con el régimen de explotaciónextensiva imperante entre nuestros hacendados, lo único que permitíamantener al pequeño y mediano era el ganado menor, el que requeríamenos campo porque comía menos.Llegó a suceder en estos años que la estancia ovejera ofreciera a loscuidadores del lanar una posibilidad de ascenso social que la explotación
  • 4. del vacuno jamás había posibilitado. El inmigrante que por único capitaltenía su conocimiento del manejo de la oveja .vasco, francés, inglés,alemán - pudo progresar en el establecimiento del gran propietario porqueéste, ante la necesidad de mano de obra especializada, debió cederle lamitad o el tercio del procreo anual. Al cabo de poco tiempo el inmigranteera dueño de una majada, y con asuididad y esfuerzo constantes seconvertía en propietario de la ansiada tierra.La explotación lanar, en consecuencia, diversificó el cuadro de las clasessociales en la campaña. Afianzó a un grupo en extremo debilitado por elanterior sistema económico, la clase media, y permitió el ascenso socialhasta el grado de propietarios de aquellos que solo tenían su trabajo comocapital. Si la gran propieada siguió siendo la forma predominante, lo ciertoes que el ovino fué la única transformación que logró poner un freno a suhegemonía absoluta.Tuveiron similar envergadura las consecuencias económicas. Con el lanar elUruguay salió por completo de la edad del cuero. La lana tendióinconteniblemente a alcanzar el primer puesto de los rubros exportados.En 1862, con el 10.6% de la exportación total, apenas si estaba detrás deltasajo, 11.5%, aunque muy alejada del cuero: 32.9%. en 1872 el cuadro hasufrido sustanciales variaciones. La lana ha elevado su participación al24.4%, y los otros rubros mantienen porcentajes similares a los de 10 añosatrás. En 1884 por primera vez la lana supera a los cueros, concretándoseen los números el fin del Uruguay basado económicamente sólo en elvacuno criollo.Romper con la dependencia del cuero y su precio, era avanzar en el largocamino de la independencia económica del país. A partir de la introducciónde la lana como otro de sus rubros exportables,el Uruguay comenzó a vivirde 3 productos fundamentales: lana, cueros y tasajo. Al diversificarse laexportación, cupo la suerte al país de que también se diversificaran losmercados compradores. Los cueros iban sobre todo a Gran Bretaña y losEstados Unidos; el tasajo a los ya clásicos Brasil y Cuba; la lana hacia Franciay Bélgica, redistribuyéndola esta nación por todo el continente europeo, enparticular Alemania). No depender de un único comprador y tampoco deun solo producto eran lujos que pocas naciones de la América Latinapodían darse en el siglo XIX. En ello estaría una de las bases de nuestraoriginalidad y futura prosperidad.Cual era el interés político de los estancieros, ahora que había variado suesquema de producción?La paz era una alternativa posible en el Uruguay del vacuno criollo. Laguerra civil, cuando debilitaba peligrosamente las existencias de ganado,hacía que los estancieros clamaran por su fin. Pero la paz permanente,
  • 5. como ya se advirtió, conducía a la superproducción de tasajo y al descensoen el precio de los novillos. Precio de cuero y novillo tendían a coincidir. Lapaz interna fué, en cambio, una necesidad en la nueva estancia queexplotaba vacunos y lanares. La revolución destruía un animal que valía porlo que daba todos los años: el vellón.El cuero no interesaba en este caso. Cuando la "Revolución de las Lanzas"se enseñoree del país entre 1870 y 1872, las quejas de los hacendados seharán cada vez mas amargas hasta adquirir un tono de amenaza dirigidopor igual hacia los caudillos blancos y colorados. Es que el estanciero-caudillo fuésustituído por el estanciero-empresario. Ello se concretócuando los hacendados fundaron la Asociación Rural del Uruguay el 3 deoctubre de 1871, en plena guerra civil, con un programa que se resumía enpocas palabras: el ordeninterno era el fundamento económico.Los ejércitos mataban el ganado de raza, destruían la "riqueza del porvenir"al hacer un cojinillo del rico vellón, y concluían por llevarse a las peonadas ala fuerza, imposibilitando el trabajo diario, cuando no esencial de la esquila.Estos hechos continuaban inexorablemente llevando a nuestro país por elcamino que desembocaría en 1875 en el golpe en que los militares(herramienta de los ricos terratenientes y de los fuertes comerciantesmontevideanos), con Latorre a la cabeza, se apoderarían del Estado.Apogeo y Crisis del Uruguay Pastoril y CaudillescoJosé Pedro Barrán