Your SlideShare is downloading. ×
La luz revelada de la biblia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La luz revelada de la biblia

3,971
views

Published on

Published in: Spiritual

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,971
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
100
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Job
  • 2. LA LUZ REVELADA DE LA BIBLIA
  • 3. Oscar Rodríguez RomeroLA LUZ REVELADA DE LA BIBLIA 2009
  • 4. PRIMERA EDICIÓN Septiembre 2009DIAGRAMACIÓN - IMPRESIÓN - ENCUADERNACIÓN (Sic) Editorial Ltda. Proyecto Cultural de Sistemas y Computadores S.A. La Casa del Libro Total Calle 35 # 9-81 Tel: (97) 6303389 E-mail: siceditorial@syc.com.co Página web: www.syc.com/sic Bucaramanga - Colombia Ilustración de portada María Fernanda Misas Navas ISBN: 978-958-708-414-6 Prohibida la reproducción parcial o total de esta obra, por cualquier medio, sin autorización escrita del autor. Impreso en Colombia
  • 5. CONTENIDOINTRODUCCIÓN .................................................................................................. 9INTERPRETACIÓN DE LA PORTADA ............................................................. 11 ANTIGUO TESTAMENTOLIBRO PRIMERO DE MOISES. GENESIS ......................................................... 13LIBRO SEGUNDO DE MOISES. EXODO ........................................................ 16LIBRO TERCERO DE MOISES. LEVITICO ...................................................... 20LIBRO CUARTO DE MOISES. NUMEROS ....................................................... 21LIBRO QUINTO DE MOISES. DEUTERONOMIO ........................................ 23JOSUE ..................................................................................................................... 26PRIMER LIBRO DE SAMUEL ............................................................................. 27SEGUNDO LIBRO DE SAMUEL ........................................................................ 29PRIMER LIBRO DE LOS REYES ......................................................................... 31SEGUNDO LIBRO DE LOS REYES .................................................................... 34PRIMER LIBRO DE CRONICAS ......................................................................... 40SEGUNDO LIBRO DE CRONICAS .................................................................... 43ESDRAS .................................................................................................................. 45NEHEMIAS ............................................................................................................ 46JOB .......................................................................................................................... 48SALMOS .................................................................................................................. 53LIBRO I ................................................................................................................... 53LIBRO II .................................................................................................................. 56LIBRO III ................................................................................................................ 58PROVERBIOS ........................................................................................................ 62ECLESIASTÉS O EL PREDICADOR ................................................................... 68CANTAR DE LOS CANTARES DE SALOMÓN ................................................ 72ISAÍAS ...................................................................................................................... 73JEREMIAS ............................................................................................................... 83EZEQUIEL ............................................................................................................. 92DANIEL ................................................................................................................ 100OSEAS ................................................................................................................... 103JOEL ...................................................................................................................... 104AMÓS .................................................................................................................... 106MIQUEAS ............................................................................................................. 108
  • 6. NAHUM ............................................................................................................... 110HABACUC ............................................................................................................ 111SOFONÍAS ........................................................................................................... 113HAGEO ................................................................................................................. 114ZACARIAS ............................................................................................................ 115MALAQUÍAS ........................................................................................................ 118 EL NUEVO TESTAMENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTOEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO ............................................. 123EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS ........................................... 137EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS ............................................... 146EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN ................................................. 157HECHOS DE LOS APÓSTOLES ....................................................................... 165LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS ................... 169PRIMERA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS .... 177SEGUNDA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS .. 184LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS GÁLATAS ....................... 187LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS EFESIOS ........................ 189LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS FILIPENSES .................. 192LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS COLOSENSES .............. 194PRIMERA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOSTESALONICENSES ............................................................................................. 196SEGUNDA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOSTESALONICENSES ............................................................................................. 198PRIMERA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A TIMOTEO ................ 200SEGUNDA EPISTOLA DEL APOSTOL SAN PABLO A TIMOTEO .............. 203LA EPÍSTOLA DEL APOSTOL SAN PABLO A TITO ...................................... 204LA EPÍSTOLA A LOS HEBREOS ....................................................................... 205LA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SANTIAGO ................................................... 210PRIMERA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN PEDRO APÓSTOL ................. 214SEGUNDA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN PEDRO APÓSTOL ................ 216PRIMERA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN JUAN APÓSTOL ..................... 218SEGUNDA EPÍSTOLA DE SAN JUAN APÓSTOL .......................................... 220LA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN JUDAS APÓSTOL ................................ 221EL APOCALIPSIS DE SAN JUAN ....................................................................... 222
  • 7. INTRODUCCIÓNPido permiso a Dios Todopoderoso y a los maestros iluminados por Diospara abreviar el libro sagrado de la biblia, con el ánimo de que las enseñanzasy mensajes de sabiduría que ella encierra puedan llegar de una forma másfácil y clara a todas las personas que deseen consultarla.Vale la pena aclarar que la lectura de la Biblia debe complementarse conotros estudios, ya sean de carácter religioso o investigativo dado que lacomprensión de la misma está sujeta a diversas interpretaciones. Por ellosu verdadero significado sabio y profundo, que encierra lecciones de vida ypredicciones para los últimos tiempos, sólo podrá ser alcanzado por aquellaspersonas que han abierto su mente y su disposición a nuevos conocimientos.De lo contrario para quienes no han estudiado mucho se le puede considerarcomo un libro de religión o historia sagrada dirigido.Durante muchos años estuve guiado por mi maestro espiritual, SanatKumara,(El Anciano de Dias), y bajo su dirección fui sacando una síntesispersonal de la biblia, que es la que hoy presento ante todos para su estudioy consideración. Si bien los apóstoles y más concretamente los evangelistascoinciden en relatar los mismos hechos cada uno según su propia versiónconvirtiendo la lectura en un ejercicio repetitivo, en el presente libro sólose considera lo diferente de cada uno.Como libro sagrado que es, aunque resulte polémico, pienso que losmensajes de Jesús, verdaderas fuentes de sabiduría, se deben tratar conrespeto, aún por los incrédulos, dado que las palabras sencillas del Maestrologran ser comprendidas por todos, así mismo no podrá faltar quien disientade ello. Por tanto en cuestiones de Fe siempre habrá una dobleinterpretación o por lo menos un concepto personal respetable.Por tratarse de un libro que sólo pretende informar o dar a conocer verdadesdesde una óptica diferente, vale la pena resaltar que no persigue ningún
  • 8. interés económico, como debe ser con todo aquello que conduce a uncrecimiento o enriquecimiento espiritual, lejos de valores monetarios ocualquier clase de lucro. Por tanto el valor de este compendio no serámayor que su costo de impresión.Sólo me resta desearles un buen provecho de esta lectura y así mismosugerirles que al inicio de la misma se pongan en disposición interior ypidan ayuda espiritual para la mejor comprensión posible. Que Dios losbendiga. OSCAR RODRÍGUEZ ROMERO
  • 9. INTERPRETACIÓN DE LA PORTADAEl contenido de la obra, pretende dar un enfoque condensado de La Bibliatradicional que todos conocemos. La portada señala el sentido deconducción espiritual que ella encierra.En el centro de la página, como parte fundamental y básica, se destaca lamirada del Padre hacia todo el universo. Está sugerida en el trazo de unojo perfectamente definido, que todo lo ve a través de los siglos. Es unamirada que parte del infinito y llega a la conciencia del hombre. Es unamirada que guía, que vigila, que acompaña, que analiza, que cuida…Trasella está la verdad, el fundamento, el principio y el fin.La Trinidad, piedra angular de la fe cristiana, descansa sobre un triángulode luz, apenas sugerido en la diafanidad azul del firmamento. Es untriángulo piramidal orientado hacia las alturas, a donde deben dirigirsetodas las obras y actuaciones del hombre, recordándonos que nuestro pasopor el mundo es transitorio.Obedeciendo a lo anterior y como punto de unión de la materia con elespíritu y con la Luz Divina, la espada representa, no ya las guerrashumanas, las batallas sangrientas a hierro y muerte; sino las luchas interiorespara alcanzar el perfeccionamiento, basándonos siempre en la justicia y elorden. Culmina con un punto de luz intenso que se extiende y domina elespacio. Es el punto final donde convergen las ondas luminosas que sedesplazan por el filo del metal, hasta alcanzar la vibración más alta y definirel estado de conciencia.Si ello no lleva a la depuración del pensamiento y la exaltación de lasvirtudes, basándonos en el sencillo y fraternal mandamiento del amor,habremos perdido esta oportunidad en el planeta.
  • 10. LIBRO PRIMERO DE MOISES GENESIS 1 matase cualquiera que le hallara. La Creación 31. En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La maldad de los hombres2. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban 1. Que viendo los hijos de Dios sobre la faz del abismo, y el que las hijas de los hombres Espíritu de Dios se movía sobre eran hermosas, tomaron para las aguas. sí mujeres, escogiendo entre3. Entonces dijo Dios: Hagamos todas. al hombre a nuestra imagen, 2. Había gigantes en la tierra en conforme a nuestra semejanza; aquellos días, y también y señoree en los peces del mar, después que se llegaron los en las aves de los cielos, en las hijos de Dios a las hijas de los bestias, en toda la tierra, y en hombres, y les engendraron todo animal que se arrastra hijos. Estos fueron los valientes sobre la tierra. que desde la antigüedad fueron4. Y creó al hombre a su imagen, varones de renombre. a imagen de Dios lo creó; varón 3. Y se arrepintió Jehová de haber y hembra los creó. hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 2 4. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre Caín y Abel hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me1. Y le respondió Jehová: arrepiento de haberlos hecho. Ciertamente cualquiera que 5. Pero Noé halló gracia ante los matare a Caín, para que no lo ojos de Jehová. 13
  • 11. Noé construye el arca hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a6. Y se corrompió la tierra delante destruir todo ser viviente, de Dios, y estaba la tierra llena como he hecho. de violencia.7. Dijo, pues, Dios a Noé: he 6 decidido el fin de todo ser, por que la tierra esta llena de Pacto de Dios con Noé violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con 1. Pero carne con su vida, que es la tierra. su sangre, no comeréis. 2. El que derrame sangre de 4 hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque El diluvio a imagen de Dios es hecho el hombre. 3. Estableceré mi pacto con1. El año seiscientos de la vida de vosotros, y no exterminaré ya Noé, en el mes segundo, a los más toda carne con aguas de diecisiete días del mes, aquel diluvio, ni habrá más diluvio día fueron rotas todas las para destruir la tierra. fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas. 72. Y las aguas subieron mucho sobre la tierra: y todos los La torre de Babel montes altos que habían debajo de todos los cielos, 1. Tenía entonces toda la tierra fueron cubiertos. una sola lengua y unas mismas palabras. 5 2. Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua,1. Y percibió Jehová olor grato; y para que ninguno entienda el dijo Jehová en su corazón: no habla de su compañero. volveré más a maldecir la tierra 3. Así los esparció Jehová desde por causa del hombre; porque allí sobre la faz de toda la tierra, el intento del corazón del y dejaron de edificar la ciudad. 14
  • 12. 8 punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado Abraham intercede por para destruirlo. 2. Entonces Jehová hizo llover Sodoma sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de1. Entonces respondió Jehová: si parte de Jehová desde los cielos. hallare en Sodoma cincuenta 3. Entonces la mayor dijo a la justos dentro de la ciudad, menor: Nuestro padre es viejo, perdonaré a todo este lugar por y no queda varón en la tierra amor a ellos. que entre a nosotras conforme2. Y volvió a decir: No se enoje a la costumbre de toda la ahora mi señor, si hablare tierra. solamente una vez: quizá se 4. Ven, demos de beber vino a hallarán allí los diez. No la nuestro padre, y durmamos destruiré, respondió, por amor con él, y conservaremos de a los diez. nuestro padre descendencia. 5. Y las dos hijas de Lot 9 concibieron de su padre.Destrucción de Sodoma y Gomorra1. Porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de 15
  • 13. LIBRO SEGUNDO DE MOISÉS ÉXODO 1 3 Moisés vuelve a Egipto Los israelitas cruzan el Mar Rojo1. Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira 1. Y extendió Moisés su mano que hagas delante del faraón sobre el mar, e hizo Jehová que todas las maravillas que he el mar se retirase por recio puesto en tu mano; pero yo viento oriental toda aquella endureceré su corazón, de noche; y volvió el mar en seco, modo que no dejará ir al y las aguas quedaron divididas. pueblo. 4 2 La columna de nube Israel en Sinaí y de fuego 1. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto,1. Y Jehová iba delante de ellos vosotros seréis mi especial de día en una columna de nube tesoro sobre todos los pueblos; para guiarlos por el camino, y por que mía es toda la tierra. de noche en una columna de 2. Entonces Jehová dijo a Moisés: fuego para alumbrarles, a fin he aquí, yo vengo a ti en una de que anduviesen de día y de nube espesa, para que le noche. pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también para que te 16
  • 14. crean para siempre. Y Moisés 2. Asimismo el que robare una refirió las palabras del pueblo persona y la vendiere, o si fuere a Jehová. hallada en sus manos, morirá.3. Aconteció que al tercer día; cuando vino la mañana, 7 vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte, Moisés y los ancianos en el y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo Monte Sinaí que estaba en el campamento. 1. Y vieron al Dios de Israel; y 5 había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está Los Diez Mandamientos sereno.1. Honra a tu padre y a tu madre, 8 para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. La ofrenda para el tabernáculo El terror del pueblo 1. Jehová habló a Moisés2. Todo el pueblo observaba el diciendo: estruendo y los relámpagos, y 2. Di a los hijos de Israel que el sonido de la bocina, y el tomen para mí ofrenda; de monte que humeaba; y todo varón que la diere de su viéndolo el pueblo, temblaron, voluntad, de corazón, tomaréis y se pusieron de lejos. mi ofrenda. 3. Esta es la ofrenda que tomaréis de ellos: oro, plata, cobre. 6 Leyes sobre los esclavos El arca del testimonio 4. Harán también un arca de1. El que hiriere a su padre o a su madera de acacia, cuya madre morirá. longitud será de dos codos y 17
  • 15. medio, su anchura de codo y campamento, y lo llamó el medio, y su altura de codo y Tabernáculo de Reunión. Y medio. cualquiera que buscara a5. Y de allí me declararé a ti, y Jehová, salía al tabernáculo de hablaré contigo de sobre el reunión que estaba fuera del propiciatorio, de entre los dos campamento. querubines que están sobre el 3. Cuando Moisés entraba en el arca del testimonio, todo lo que tabernáculo, la columna de yo te mandare para los hijos de nube descendía y se ponía a la Israel. puerta del tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés. 9 4. Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al El dinero del rescate campamento; pero el joven Josué hijo de Nún, su servidor,1. Ni el rico aumentará, ni el nunca se apartaba de en medio pobre disminuirá del medio del tabernáculo. ciclo, cuando dieren la ofrenda 5. Dijo más: No podrás ver mi a Jehová para hacer expiación rostro; porque no me verá por vuestras personas. hombre, y vivirá. 10 11 La presencia de Dios El pacto renovado prometida 1. Y Jehová descendió de la nube,1. Jehová dijo a Moisés: Anda, y estuvo allí con él, procla- sube de aquí, tú y el pueblo mando el nombre de Jehová. que sacaste de la tierra de 2. Y pasando Jehová por delante Egipto, a la tierra de la cual de él, proclamó: ¡Jehová! juré a Abraham, Isaac y Jacob, ¡Jehová! Fuerte, misericordioso diciendo: A tu descendencia la y piadoso; tardo para la ira, y daré. grande en misericordia y2. Y Moisés tomó el tabernáculo, verdad; y lo levantó lejos, fuera del 3. que guarda misericordia a millares, que perdona la 18
  • 16. iniquidad, la rebelión y el El pueblo trae la ofrenda pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al 2. De los hijos de Israel, así malvado; que visita la hombres como mujeres, todos iniquidad de los padres sobre los que tuvieron corazón los hijos y sobre los hijos de voluntario para traer para toda los hijos, hasta la tercera y la obra, que Jehová había cuarta generación. mandado por medio de Moisés que hiciesen, trajeron Advertencia contra la ofrenda voluntaria a Jehová. idolatría de Canaán 134. Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y Moisés suspende la cortareis sus imágenes de Asera. ofrenda del pueblo5. Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, 1. Entonces Moisés mandó cuyo nombre es celoso, Dios pregonar por el campamento, celoso es. diciendo: Ningún hombre ni6. O tomando de sus hijas para mujer haga más para la ofrenda tus hijos, y fornicando sus hijas del santuario. Así se le impidió en pos de sus dioses, harán al pueblo ofrecer más. fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas. 14 12 La nube sobre el tabernáculo Reglamento del día de reposo 1. Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el1. Seis días se trabaja, mas el día tabernáculo, y el fuego estaba séptimo os será santo, día de de noche sobre él, a vista de reposo para Jehová; cualquiera toda la casa de Israel, en todas que en él hiciere trabajo sus jornadas. alguno, morirá. 19
  • 17. LIBRO TERCERO DE MOISÉS LEVITICO 1 2. no sea que la tierra os vomite por haberla contaminado, Ofrendas de paz como vomito a la nación que la habitó antes de vosotros.1. Estatuto perpetuo será por 3 vuestras edades, dondequiera que habitéis, que ninguna grosura ni ninguna sangra Leyes de santidad y de comeréis. justicia 2 1. Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis días de reposo Actos de inmoralidad guardaréis. Yo Jehová vuestro Dios. prohibidos 2. Cuando el extranjero morare con vosotros en vuestra tierra,1. (Porque todas estas no le oprimiréis. abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron ante vosotros, y la tierra fue contaminada); 20
  • 18. LIBRO CUARTO DE MOISÉS NUMEROS 1 el arca del testimonio, de entre los dos querubines; y hablaba La bendición sacerdotal con él.1. Jehová habló a Moisés, 3 diciendo:2. Habla de Aarón y a sus hijos y Aarón enciende las diles: así bendeciréis a los hijos lámparas de Israel, diciéndoles:3. Jehová te bendiga, y te guarde; 1. Y esta era la hechura del4. Jehová haga resplandecer su candelero, de oro labrado a rostro sobre ti, y tenga de ti martillo; desde su pie hasta sus misericordia; flores era labrado a martillo;5. Jehová alce sobre ti tu rostro, conforme al modelo que Jehová y ponga en ti paz. mostró a Moisés, así hizo el6. Y pondrán mi nombre sobre candelero. los hijos de Israel, y yo los bendeciré. 4 2 La nube sobre el Ofrendas para la tabernáculo dedicación del altar 1. Y cuando la nube se detenía desde la tarde hasta la mañana,1. Y cuando entraba Moisés en el o cuando a la mañana la nube tabernáculo de reunión, para se levantaba, ellos partían; o si hablar con Dios, oía la voz que había estado un día, y a la le hablaba de encima del noche la nube se levantaba, propiciatorio que estaba sobre entonces partían. 21
  • 19. 5 6Los israelitas salen de Sinaí Jehová castiga a Israel1. Cuando el arca se movía, 1. Conforme al número de los Moisés decía: levántate, Oh días, de los cuarenta días en Jehová, y sean dispersados tus que reconocisteis la tierra, enemigos, y huyan de su llevaréis vuestras iniquidades presencia los que te aborrecen. cuarenta años, un año por cada2. Y cuando ella se detenía, decía: día; y conoceréis mi castigo. vuelve, Oh Jehová, a los millares de millares de Israel. 22
  • 20. LIBRO QUINTO DE MOISÉS DEUTERONOMIO 1 y no os hagáis escultura o imagen de ninguna cosa queLa experiencia de Israel en Jehová tu Dios te ha prohibido. Horeb 5. Más si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si1. Y habló Jehová con vosotros de lo buscares de todo corazón y en medio del fuego; oísteis la de toda tu alma. voz de sus palabras, mas a 6. Cuando estuvieres en angustia, excepción de oír la voz, y te alcanzaren todas estas ninguna figura visteis. cosas, si en los postreros días2. Y él os anunció su pacto, el cual te volvieres a Jehová tu Dios y os mandó poner por obra; los oyeres su voz; diez mandamientos, y los 7. Porque Dios misericordioso es escribió en dos tablas de Jehová tu Dios; no te dejará, piedra. ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus Advertencia contra la padres. 8. A ti te fue mostrado, para que idolatría supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él.3. No sea que alces tus ojos al 9. Aprende pues, hoy, y reflexiona cielo, y viendo el sol y la luna en tu corazón que Jehová es y las estrellas, y todo el ejército Dios arriba en el cielo y abajo del cielo, sea s impulsado, y te en la tierra, y no hay otro. inclines a ellos y les sirvas; 10. Y guarda sus estatutos y sus porque Jehová tu Dios los ha mandamientos, los cuales yo te concedido a todos los pueblos mando hoy, para que te vaya debajo de todos los cielos. bien a ti y a tus hijos después4. Guardaos, no os olvidéis del de ti, y prolongues tus días pacto de Jehová vuestro Dios, sobre la tierra que Jehová tu que él estableció con vosotros, Dios te da para siempre. 23
  • 21. 2 4 Los diez Mandamientos El santuario único1. No harás para ti escultura, ni 1. Solamente que te mantengas imagen alguna de cosa que está firme en no comer sangre; arriba en los cielos, ni abajo en porque la sangre es la vida, y la tierra, ni en las aguas debajo no comerás la vida juntamente de la tierra. con su carne.2. No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque 5 Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano. Orden de exterminar a 3 Amalec 1. Por tanto, cuando Jehová tu El gran mandamiento Dios te dé descanso de todos tus enemigos alrededor, en la1. Y amarás a Jehová tu Dios de tierra que Jehová tu Dios te da todo tu corazón, y de toda tu por heredad para que la poseas, alma, y con todas tus fuerzas. borrarás la memoria de Amalec2. Y estas palabras que yo te de debajo del cielo; no lo mando hoy, estarán sobre tu olvides. corazón;3. y las repetirás a tus hijos, y 6 hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te Orden de escribir la ley en levantes. piedras sobre el Monte Ebal 1. Y edificarás allí un altar a Jehová tu Dios, altar de piedras; no alzarás sobre ellas instrumento de hierro. 24
  • 22. 7 3. y te hará volver Jehová tu Dios a la tierra que heredaron tus Bendiciones de la padres, y será tuya; y te hará bien, y te multiplicará más que obediencia a tus padres. 4. Porque muy cerca de ti está la1. Y vendrán sobre ti todas estas palabra, en tu boca y en tu bendiciones, y te alcanzarán, si corazón, para que la cumplas. oyeres la voz de Jehová tu Dios.2. Bendito será tu en la ciudad, y 9 bendito tu en el campo. Orden de guardar la ley 8 junto al arca Condiciones para la 1. Tomad este libro de la ley, yrestauración y la bendición ponedlo al lado del arca del pacto de Jehová vuestro Dios,1. Entonces Jehová hará volver a y esté allí por testigo contra ti. tus cautivos, y tendrán 2. Porque yo conozco tu rebelión, misericordia de ti, y volverá a y tu dura cerviz; he aquí que recogerte de entre todos los aún viviendo yo con vosotros pueblos adonde te hubiere hoy, sois rebeldes a Jehová; esparcido Jehová tu Dios. ¿cuánto más después que yo2. Aún cuando tus desterrados haya muerto? estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará; 25
  • 23. JOSUÉ 1 2 Preparativos para la Exhortación de Josué al conquista pueblo1. Nunca se apartará de tu boca 1. Pero así como ha venido sobre este libro de la ley, sino que de vosotros toda palabra buena día y de noche meditarás en él, que Jehová vuestro Dios os para que guardes y hagas había dicho, también traerá conforme a todo lo que en él Jehová sobre vosotros toda está escrito; porque entonces palabra mala, hasta destruiros harás prosperar tu camino, y de sobre la buena tierra que todo te saldrá bien. Jehová vuestro Dios os ha dado. 26
  • 24. PRIMER LIBRO DE SAMUEL 1 4 El arca en tierra de los Saúl es elegido rey filisteos 1. Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar1. Y tomaron los filisteos el arca a Dios, decía así: venid y vamos de Dios, y la metieron en la al vidente; porque al que hoy casa de Dagón, y la pusieron se llama profeta, entonces se junto a Dagón. llamaba vidente.)2. Y los que no morían, eran heridos de tumores; y el 5 clamor de la ciudad subía al cielo. Samuel unge a David 2 1. Y Jehová respondió a Samuel: no mires a su parecer, ni a lo Los filisteos devuelven el grande de su estatura, porque arca yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira1. Estuvo el arca de Jehová en la lo que está delante de sus ojos, tierra de los filisteos siete meses. pero Jehová mira el corazón. 31. Desde el día que llegó el arca a Quiriat-Jearim pasaron muchos días, veinte años; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehová. 27
  • 25. 6 4. ¿Por qué me has engañado? Pues tu eres Saúl. Y el rey le David perdona la vida a dijo: no temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: Saúl en En-gadi he visto dioses que suben de la tierra.1. Juzgue Jehová entre tu y yo, y 5. El le dijo: ¿Cuál es su forma? véngueme de ti Jehová; pero Y ella respondió: un hombre mi mano no será contra ti. anciano viene, cubierto de un2. Y dijo a David: más justo eres manto. Saúl entonces entendió tu que yo, que me has pagado que era Samuel, y humillando con bien, habiéndote yo el rostro a tierra, hizo gran pagado con mal. reverencia. 6. Y Samuel dijo a Saúl: ¿Por qué 7 me has inquietado haciéndome venir? Y SaúlSaúl y la adivina de Endor respondió: estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mí, y Dios se ha1. Y se disfrazó Saúl, y se puso apartado de mí, y no me otros vestidos, y se fue con dos responde más, ni por medio de hombres, y vinieron a aquella profetas ni por sueños; por esto mujer de noche; y él dijo: yo te he llamado, para que me te ruego que me adivines por declares lo que tengo que hacer. el espíritu de la adivinación, y 7. Entonces Samuel dijo: ¿Y para me hagas subir a quien yo te qué me preguntas a mí, si dijere. Jehová se ha apartado de ti y2. La mujer entonces dijo: ¿A es tu enemigo? quién te haré venir? Y el 8. Jehová te ha hecho como dijo respondió: hazme venir a por medio de mí; pues Jehová Samuel. ha quitado el reino de tu3. Y viendo la mujer a Samuel, mano, y lo ha dado a tu clamó en alta voz, y habló compañero David. aquella mujer a Saúl, diciendo: 28
  • 26. SEGUNDO LIBRO DE SAMUEL 1 David trae el arca a Jerusalén Joab mata a Abner 3. Fue dado aviso al rey David,1. Joab, pues, y Abisai su diciendo: Jehová ha bendecido hermano, mataron a Abner, la casa de Obed-edom y todo porque él había dado muerte a lo que tiene, a causa del arca Asael hermano de ellos en la de Dios. Entonces David fue, batalla de Gabaón. y llevó con alegría el arca de Dios de casa de Obed-edom a 2 la ciudad de David.David intenta llevar el arca 3 a Jerusalén Pacto de Dios con David1. Y se levantó David y partió de Baala de Judá con todo el 1. Dijo el rey al profeta Natán: pueblo que tenía consigo, para mira ahora yo habito en casa hacer pasar de allí el arca de de cedro, y el arca de Dios está Dios, sobre lo cual era invocado entre cortinas. el nombre de Jehová de los 2. Y Natán dijo al rey: anda, y ejércitos que mora entre los haz todo lo que está en tu querubines. corazón, porque Jehová está2. Y estuvo el arca de Jehová en contigo. casa de Obed-edom gateo tres 3. Yo le seré a él padre, y él me meses; y bendijo Jehová a será a mi hijo. Y si él hiciere Obed-edom y a toda su casa. mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; 29
  • 27. 4. pero mi misericordia no se 4 apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de Los hombres de David delante de ti.5. Conforme a todas estas matan a los gigantes palabras, y conforme a toda esta visión, así habló Natán a 1. Después hubo otra guerra en David. Gat, donde había un hombre6. Ahora pues, Jehová Dios, tu de gran estatura, el cual tenía eres Dios, y tus palabras son doce dedos en las manos, y verdad, y tu has prometido otros doce en los pies, este bien a tu siervo. veinticuatro por todos; y7. Ten ahora a bien bendecir la también era descendiente de casa de tu siervo, para que gigantes. permanezca perpetuamente delante de ti, porque tú, Jehová Dios, lo has dicho, y con tu bendición será bendita la casa de tu siervo para siempre. 30
  • 28. PRIMER LIBRO DE LOS REYES 1 3. Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto. Mandato de David a 4. Y le dijo Dios: porque has demandado esto, y no pediste Salomón para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la1. Guarda los preceptos de Jehová vida de tus enemigos, sino que tu Dios, andando en sus demandaste para ti inteligencia caminos, y observando sus para oír juicio, estatutos y mandamientos, sus 5. he aquí lo he hecho conforme decretos y sus testimonios, de a tus palabras; he aquí que te la manera que está escrito en he dado corazón sabio y la ley de Moisés, para que entendido, tanto que no ha prosperes en todo lo que hagas habido antes de ti otro como y en todo aquello que tú, ni después de ti se levantará emprendas. otro como tú. 6. Y aún también te he dado las 2 cosas que no pediste, riquezas y gloria, de tal manera que Salomón pide sabiduría entre los reyes ninguno haya como tú en todos tus días. 7. Y si anduvieres en mis1. Y se le apareció Jehová a caminos, guardando mis Salomón en Gabaón una estatutos y mis mandamientos, noche en sueños, y le dijo Dios: como anduvo David tu padre, pide lo que quieras que yo te yo alargaré tus días. dé. 8. Cuando Salomón despertó, vio2. Da, pues, a tu siervo corazón que era sueño; y vino a entendido para juzgar a tu Jerusalén, y se presentó delante pueblo, y para discernir entre del arca del pacto de Jehová, y lo bueno y lo malo; porque sacrificó holocaustos y ofreció ¿quién podrá gobernar este tu sacrificios de paz, e hizo pueblo tan grande? 31
  • 29. también banquete a todos sus Dedicación del templo siervos. 3. Y he puesto en ella lugar para 3 el arca, en la cual está el pacto de Jehová que el hizo conSalomón edifica el templo nuestros padres cuando los sacó de la tierra de Egipto. 4. Tu oirás en los cielos, en el1. El lugar santísimo estaba en lugar de tu morada, y la parte de adentro, el cual tenía perdonarás, y actuarás, y darás veinte codos de largo, veinte de a cada uno conforme a sus ancho, y veinte de altura; y lo caminos, cuyo corazón tu cubrió de oro purísimo; conoces (porque sólo tu asimismo cubrió el altar de conoces el corazón de todos los cedro. hijos de los hombres);2. De manera que Salomón cubrió de oro puro la casa por 5 dentro, y cerró la entrada del santuario con cadenas de oro, y lo cubrió de oro. Reinado de Roboam 4 1. Al quinto año del rey Roboam subió Sisac rey de Egipto contra Jerusalén.Salomón traslada el arca al 2. Cuando el rey entraba en la templo casa de Jehová, los de la guardia los llevaban; y los1. Y los sacerdotes metieron el ponían en la cámara de los de arca del pacto de Jehová en su la guardia. lugar, en el santuario de la casa, en el lugar santísimo, 6 debajo de las alas de los querubines. Reinado de Asa2. Porque los querubines tenían extendidas las alas sobre el 1. También metió en la casa de lugar del arca, y así cubrían los Jehová lo que su padre había querubines el arca y sus varas dedicado, y lo que él dedicó: por encima. oro, plata y alhajas. 32
  • 30. Alianza de Asa con 7 Ben-adad Elías y los profetas de Baal2. Entonces tomando Asa toda la plata y el oro que había 1. Y Elías volvió a decir al pueblo: quedado en los tesoros de la solo yo he quedado profeta de casa de Jehová, y los tesoros de Jehová; más de los profetas de la casa real, los entregó a sus Baal hay cuatrocientos siervos, y los envió el rey Asa a cincuenta hombres. Ben-adad hijo de Tabrimón, 2. Entonces cayó fuego de Jehová, hijo de Hezión, rey de Siria, el y consumió le holocausto, la cual residía en Damasco, leña, las piedras y el polvo, y diciendo: aún lamió el agua que estaba en las zanjas. 33
  • 31. SEGUNDO LIBRO DE LOS REYES 1 sobre sus ojos, y sus manos sobre las manos suyas; así se Eliseo sucede a Elías tendió sobre él, y el cuerpo de niño entró en calor. 3. Volviéndose luego, se paseó por1. Y vinieron cincuenta varones la casa a una y otra parte, y de los hijos de los profetas, y después subió, y se tendió se pararon delante a lo lejos; y sobre él nuevamente, y el niño ellos dos se pararon junto al estornudó siete veces, y abrió Jordán. sus ojos.2. Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a Milagros en beneficio de uno y a otro lado, y pasaron los profetas ambos por lo seco.3. Y aconteció que yendo ellos y 4. Vino entonces un hombre de hablando, he aquí un carro de Baal-salisa, el cual trajo al fuego con caballos de fuego varón de Dios panes de apartó a los dos; y Elías subió primicias, veinte panes de al cielo en un torbellino. cebada, y trigo nuevo en su espiga. Y él dijo: da a la gente 2 para que coma. 5. Y respondió su sirviente: Eliseo y la sunamita ¿cómo pondré esto delante de cien hombres? Pero él volvió a1. Entrando él entonces, cerró la decir: Da la gente para que puerta tras ambos, y oró a coma, porque así ha dicho Jehová. Jehová; comerán y sobrará.2. Después subió y se tendió 6. Entonces lo puso delante de sobre el niño, poniendo su boca ellos y comieron, y les sobró, sobre la boca de él, y sus ojos conforme a la palabra de Jehová. 34
  • 32. 3 6. Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tu Eliseo y Naamán descendencia para siempre. Y salió de delante de él leprosos, blanco como la nieve.1. Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: ve y lávate 4 siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio. Eliseo y los sirios2. El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el 1. Entonces uno de los siervos Jordán, conforme a la palabra dijo: no, rey señor mío, sino del varón de Dios; y su carne que el profeta Eliseo está en se volvió como la carne de un Israel, el cual declara al rey de niño, y quedó limpio. Israel las palabras que tu hablas3. Y volvió al varón de Dios, él y en tu cámara más secreta. toda su compañía, y se puso 2. El le dijo: no tengas miedo, delante de él, y dijo: he aquí porque más son los que están ahora conozco que no hay Dios con nosotros que los que están en toda la tierra, sino en Israel. con ellos. Te ruego que recibas algún 3. Y oró Eliseo, y dijo: te ruego, presente de tu siervo. oh Jehová, que abras sus ojos4. Mas él dijo: vive Jehová, en para que vea. Entonces Jehová cuya presencia estoy, que no lo abrió los ojos del criado, y miró; aceptaré. Y le instaba que y he aquí que el monte estaba aceptara otra cosa, pero él no lleno de gente de a caballo, y quiso. de carros de fuego alrededor de5. El entonces le dijo: ¿no estaba Eliseo. también allí mi corazón, 4. Y luego que los sirios cuando el hombre volvió de su descendieron a él, oró Eliseo a carro a recibirte? ¿Es tiempo de Jehová, y dijo: te ruego que tomar plata, y de tomar hieras con ceguera a esta gente. vestidos, olivares, viñas, ovejas, Y los hirió con ceguera, bueyes, siervos y siervas? conforme a la petición de Eliseo. 35
  • 33. 5 pueblo, ni tener el cargo de reparar las grietas del templo. Jehú mata a Joram 4. Mas el sumo sacerdote Joiada tomó un arca e hizo en la tapa un agujero, y la puso junto al1. Y el atalaya que estaba en la torre de Jezreel vio la tropa de altar, a la mano derecha así que Jehú que venía, y dijo: veo una se entra en el templo de Jehová; tropa. Y Joram dijo: Ordena a y los sacerdotes que guardaban un jinete que vaya a la puerta ponían allí todo el reconocerlos, y les diga: ¿hay dinero que se traía a la casa de paz? Jehová.2. El atalaya volvió a decir: 5. Y cuando veían que había también éste llegó a ellos y no mucho dinero en el arca, venía vuelve; y el marchar del que el secretario del rey y el sumo viene es como el marchar de sacerdote, y contaban el dinero Jehú hijo de Nimsi, porque que hallaban en el templo de viene impetuosamente. Jehová, y lo guardaban. 6. Y daban el dinero suficiente a 6 los que hacían la obra, y a los que tenían a su cargo la casa de Jehová; y ellos lo gastaban Reinado de Joás de Judá en pagar a los carpinteros y maestros que reparaban la casa1. Y Joás dijo a los sacerdotes: de Jehová, todo el dinero consagrado que 7. Y a los albañiles y canteros; y se suele traer a la casa de en comprar la madera y piedra Jehová, el dinero del rescate de de cantería para reparar las cada persona según está grietas de la casa de Jehová, y estipulado, y todo el dinero que en todo lo que se gastaba en la cada uno de su propia voluntad casa para repararla. trae a la casa de Jehová, 8. Mas de aquel dinero que se2. recíbanlo los sacerdotes, cada traía a la casa de Jehová, no se uno de mano de sus familiares, hacían tazas de plata, ni y reparen los portillos del despabiladeras, ni jofainas, ni templo dondequiera que se trompetas; ni ningún otro hallen grietas. utensilio de oro ni de plata se3. Y los sacerdotes consintieron hacía para el templo de Jehová; en no tomar mas dinero del 36
  • 34. 9. porque lo daban a los que 8 hacían la obra, y con él reparaban la casa de Jehová. Caída de Samaria y10. Y no se tomaba cuanta a los hombres en cuyas manos el cautiverio de Israel dinero era entregado, para que ellos lo diesen a los que hacían 1. E hicieron pasar a sus hijos y a la obra; porque lo hacían ellos sus hijas por fuego; y se dieron fielmente. a adivinaciones y agüeros, y se11. El dinero por el pecado, y el entregaron a hacer lo malo ante dinero por la culpa, no se lo ojos de Jehová, provocándole llevaba a la casa de Jehová; la ira. porque era de los sacerdotes. 2. Y desechó Jehová a toda la12. Entonces subió Hazael rey de descendencia de Israel, y los Siria, y peleó contra Gat, y la afligió, y los entregó en manos tomó. Y se propuso Hazael de saqueadores, hasta echarlos subir contra Jerusalén; de su presencia.13. Por lo cual tomó Joás rey de Judá todas las ofrendas que Asiria puebla de nuevo a habían dedicado Josafat y Joram y Ocozías sus padres, Samaria reyes de Judá, y las que él había dedicado, y todo el oro que se 3. Hasta hoy hacen como antes: halló en los tesoros de la casa ni temen a Jehová, ni guardan de Jehová y en la casa del rey, sus estatutos ni sus ordenanzas, y lo envió a Hazael rey de Siria; ni hacen según la ley y los y el se retiró de Jerusalén. mandamientos que prescribió Jehová a los hijos de Jacob, al 7 cual puso el nombre de Israel. 9 Reinado de Acaz1. Y tomando Acaz la plata y el Reinado de Ezequías oro que se halló en la casas de Jehová, y en los tesoros de la 1. El quitó los lugares altos, y casa real, envió al rey de Asiria quebró las imágenes, y cortó un presente. los símbolos de Asera, e hizo 37
  • 35. pedazos la serpiente de bronce 11 que había hecho Moisés, porque hasta entonces le Muerte de Ezequías quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. 1. Los demás hechos de Ezequías, y todo su poderío, y cómo hizo Senaquerib invade Judá el estanque y el conducto, y metió las aguas en la ciudad,2. Entonces Ezequías quitó el oro ¿no está escrito en el libro de de las puertas del templo de las crónicas de los reyes de Jehová y de los quiciales que el Judá? mismo rey Ezequías había cubierto de oro, y lo dio al rey 12 de Asiria. Reinado de Manasés 10 1. Asimismo edificó altares en la Judá es librado de casa de Jehová, de la cual Senaquerib Jehová había dicho: yo pondré mi nombre en Jerusalén.1. Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios 13 de Israel, que moras entre los querubines, solo tu eres Dios Hallazgo del libro de la ley de todos los reinos de la tierra; tu hiciste el cielo y la tierra. 1. Entonces dijo el sumo2. Y aconteció que aquella misma sacerdote Hilcías al escriba noche salió el ángel de Jehová, Safán; he hallado el libro de la y mató en el campamento de ley en la casa de Jehová. E los asirios a ciento ochenta y Hilcías dio el libro a Safán, y cinco mil; y cuando se lo leyó. levantaron por la mañana, he 2. Y cuando el rey hubo oído las aquí que todo era cuerpos de palabras del libro de la ley, muertos. rasgó sus vestidos. 3. Así dijo Jehová: he aquí yo traigo sobre este lugar, y sobre 38
  • 36. los que en él moran, todo el en pedazos todos los utensilios mal de que habla este libro que de oro que había hecho ha leído el rey Judá. Salomón rey de Israel en la casa4. Mas el rey de Judá que os ha de Jehová, como Jehová había enviado para que preguntaseis dicho. a Jehová, diréis así: así ha dicho Jehová el Dios de Israel: por 16 cuanto oíste las palabras del libro. Cautividad de Judá 14 1. Y quemó la casa de Jehová, y la casa del rey, y todas las cosas Reformas de Josías de Jerusalén; y todas las casas de los príncipes quemó a1. Y quitó a los sacerdotes fuego. idólatras que habían puesto los 2. Y quebraron los caldeos las reyes de Judá para que columnas de bronce que quemasen incienso en los estaban en la casa de Jehová, y lugares altos de las ciudades de las basas, y el mar de bronce Judá, y en los alrededores de que estaba en la casa de Jehová, Jerusalén; y asimismo a los que y llevaron el bronce a quemaban incienso a Baal, al Babilonia. sol y a la luna, y a los signos del zodiaco, y a todo el ejército de los cielos. 15 Joaquín y los nobles son llevados cautivos a Babilonia1. Y sacó de allí todos los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa real, y rompió 39
  • 37. PRIMER LIBRO DE CRONICAS 1 3 Los que regresaron de David propone trasladar el Babilonia arca a Jerusalén1. Todos éstos, escogidos para 1. Y traigamos el arca de nuestro guardar en las puertas, eran Dios a nosotros, porque desde doscientos doce cuando fueron el tiempo de Saúl, no hemos contados por el orden de sus hecho caso de ella. linajes en las villas, a los cuales constituyó en su oficio David David intenta traer el arca y Samuel el vidente. 2. Y subió David con todo Israel 2 a Baala de Quiriat-jearim, que está en Judá, para pasar de allí Muerte de Saúl y de sus el arca de Jehová Dios, que hijos mora entre los querubines, sobre la cual su nombre es invocado.1. Así murió Saúl por su rebelión 3. Y David temió a Dios aquel con que prevaricó contra día, y dijo: ¿Cómo he de traer Jehová, contra la palabra de a mi casa el arca de Dios? Jehová, la cual no guardó, y 4. Y no trajo David el arca a su porque consulto a una adivina. casa en la ciudad de David,2. Y no consultó a Jehová; por esta sino que la llevó a casa de causa lo mató, y traspasó el Obed-edom geteo. reino a David hijo de Isaí. 5. Y el arca de Dios estuvo con la familia de Obed-edom, en su casa, tres meses; y bendijo Jehová la casa de Obed-edom, y todo lo que tenía. 40
  • 38. 4 6 David trae el arca a Los hombres de David Jerusalén matan a los gigantes1. Y los hijos de los levitas trajeron 1. Y volvió a haber guerra en Gat, el arca de Dios puesta sobre donde había un hombre de sus hombros en las barras, grande estatura, el cual tenía como lo había mandado seis dedos en pies y manos, Moisés, conforme a la palabra veinticuatro por todos; y era de Jehová. descendiente de los gigantes. 5 7Salmo de acción de gracias David censa al pueblo de David 1. Y envió Jehová el ángel a1. No toquéis, dijo, a mis Jerusalén para destruirla; pero ungidos, ni hagáis mal a mis cuando él estaba destruyendo, profetas. miró Jehová y se arrepintió de2. Y decid: sálvanos, oh Dios, aquel mal, y dijo el ángel que salvación nuestra; recógenos y destruía: basta ya; detén tu líbranos de las naciones, para mano. El ángel de Jehová que confesemos tu santo estaba junto a la era de Ornán nombre, y nos gloriemos en tus jebuseo. alabanzas. 2. Y alzando David sus ojos, vio al ángel de Jehová, que estaba entre el cielo y la tierra, con Los levitas encargados una espada desnuda en su del arca mano, extendida contra Jerusalén. Entonces David y3. Y todo el pueblo se fue cada los ancianos se postraron sobre uno a su casa; y David se volvió sus rostros, cubiertos de cilicio. para bendecir su casa. 41
  • 39. 8 están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuvo, oh Jehová, esPreparativos para el templo el reino, y tu eres excelso sobre todos. 2. Las riquezas y la gloria1. Entonces serás prosperado, si proceden de ti, y tú dominas cuidares de poner por obra los sobre todo; en tu mano está la estatutos y decretos que Jehová fuerza y el poder, y en tu mano mandó a Moisés para Israel. el hacer grande y el dar poder Esfuérzate, pues, y cobra a todos. ánimo; no temas, ni desmayes. 3. Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu 9 glorioso nombre. 4. Porque ¿quién soy yo, y quién Salomón sucede a David es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer1. Dijo además David a Salomón voluntariamente cosas su hijo: anímate y esfuérzate, semejantes? Pues todo es tuyo, y manos a la obra; no temas, y de lo recibido de tu mano te ni desmayes, porque Jehová damos. Dios, mi Dios, estará contigo; 5. Yo sé, Dios mío, que tú él no te dejará ni te escudriñas los corazones, y que desamparará, hasta que acabes la rectitud te agrada; por eso toda la obra para el servicio de yo con rectitud de mi corazón la casa de Jehová. voluntariamente te he ofrecido todo esto, y ahora he visto con 10 alegría que tu pueblo, reunido aquí ahora, ha dado para ti1. Tuya es, oh Jehová, la espontáneamente. magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que 42
  • 40. SEGUNDO LIBRO DE CRONICAS 1 2. Oh Jehová Dios, levántate ahora para habitar en tu Salomón pide sabiduría reposo, tu y el arca de tu poder; oh Jehová Dios, sean vestidos de salvación tus sacerdotes, y1. Dame ahora sabiduría y tus santos se regocijen en tu ciencia, para presentarme bondad. delante de este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar a este 4 tu pueblo tan grande? 2 Josafat nombra juecesSalomón traslada el arca al 1. Y dijo a los jueces: mirad lo que hacéis; porque no juzgáis en templo lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con1. E hicieron salir las barras, de vosotros cuando juzgáis. modo que se viesen las cabezas 2. Sea, pues, con vosotros el temor de las barras del arca delante de Jehová; mirad lo que hacéis, del lugar santísimo, mas no se porque con Jehová nuestro veían desde fuera; y allí están Dios no hay injusticia, ni hasta hoy. acepción de personas, ni admisión de cohecho. 3 5 Dedicación del templo Hallazgo del libro de la ley1. Ahora, pues, oh Dios mío, te ruego que estén abiertos tus 1. Y al sacar el dinero que había ojos y atentos tus oídos a la sido traído a la casa de Jehová, oración en este lugar. el sacerdote Hilcías halló el 43
  • 41. libro de la ley de Jehová dada Jehová. Y dio Hilcías el libro a por medio de Moisés. Safán.2. Y dando cuenta Hilcías, dijo 3. Luego que el rey oyó las al escriba Safán: yo he hallado palabras de la ley, rasgó sus el libro de la ley en la casa de vestidos. 44
  • 42. ESDRAS 1 comenzaron a reedificar la casa de Dios que estaba en El decreto de Ciro Jerusalén; y con ellos los profetas de Dios que les ayudaban.1. Así ha dicho Ciro rey de Persia: Jehová el Dios de los cielos me 3 ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que 1. Y fue hallado en Acmeta, en el le edifique casa en Jerusalén, palacio que está en la provincia que está en Judá. de Media, un libro en el cual2. Quien haya entre vosotros de estaba escrito así: memoria: su pueblo, sea Dios con él, y 2. En el año primero del rey Ciro, suba a Jerusalén que está en el mismo rey Ciro dio orden Judá, y edifique la casa de acerca de la casa de Dios, la Jehová Dios de Israel (él es el cual estaba en Jerusalén, para Dios), la cual está en Jerusalén. que fuese la casa reedificada3. Y a todo el que haya quedado, como lugar para ofrecer en cualquier lugar donde sacrificios, y que sus paredes more, ayúdenle los hombres de fuesen firmes; su altura de su lugar con plata, oro, bienes sesenta codos, y de sesenta y ganados, además de ofrendas codos de anchura. voluntarias para la casa de Dios, la cual está en Jerusalén. 2 Reedificación del templo1. Entonces se levantaron Zorobabel hijo de Salatiel y Jesúa hijo de Josadac, y 45
  • 43. NEHEMÍAS 1 sido vendidos a las naciones; ¿y vosotros vendéis aún a vuestros Oración de Nehemías hermanos, y serán vendidos a nosotros? Y callaron, pues no sobre Jerusalén tuvieron qué responder? 4. También yo y mis hermanos y1. Y dije: te ruego, oh Jehová, mis criados les hemos prestado Dios de los cielos, fuerte, dinero y grano; quitémosles grande y temible, que guarda ahora este gravamen. el pacto y la misericordia a los 5. Os ruego que les devolváis hoy que le aman y guardan sus sus tierras, sus viñas, sus mandamientos. olivares y sus casas, y la centésima parte del dinero, del 2 grano, del vino y del aceite, que demandáis de ellos como Abolición de la usura interés. 6. Y dijeron: lo devolveremos, y nada les demandaremos;1. Y me enojé en gran manera haremos así como tu dices. cuando oí su clamor y estas Entonces convoqué a los palabras. sacerdotes, y les hice jurar que2. Entonces lo medité, reprendí harían conforme a esto. a los nobles y a los oficiales, y 7. Además sacudí mi vestido, y les dije: ¿exigís interés cada uno dije: así sacuda Dios de su casa a vuestros hermanos? Y y de su trabajo a todo hombre convoqué contra ellos una gran que no cumpliere esto, y así sea asamblea, sacudido y vacío. Y respondió3. Y les dije: nosotros según toda la congregación: ¡Amén!! nuestras posibilidades Y alabaron a Jehová. Y el rescatamos a nuestros pueblo hizo conforme a esto. hermanos judíos que habían 46
  • 44. 3 4Esdras confiesa los pecados 1. Y que no daríamos nuestras hijas a los pueblos de la tierra, de Israel ni tomaríamos sus hijas para nuestros hijos.1. Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos. 47
  • 45. JOB 1 7. Dijo Jehová a Satanás: he aquí, todo lo que tiene está en tu Las calamidades de Job mano; solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová.1. Un día vinieron a presentarse 8. Y dijo: desnudo salí de vientre delante de Jehová los hijos de de mi madre, y desnudo Dios, entre los cuales vino volveré allá. Jehová dio, y también Satanás. Jehová quitó; sea el nombre de2. Y dijo Jehová a Satanás: ¿de Jehová bendito. dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: de rodear la tierra y de andar por 2 ella.3. Y Jehová dijo a Satanás: ¿no has 1. Entonces le dijo su mujer: ¿aún considerado a mi siervo Job, retienes tu integridad? Maldice que no hay otro como el en la a Dios, y muérete. tierra, varón perfecto y recto, temerosos de Dios y apartado 3 del mal?4. Respondiendo Satanás a 1. He aquí, bienaventurado es el Jehová, dijo: ¿Acaso Job teme hombre a quien Dios castiga; a Dios de balde? por tanto, no menosprecies la5. ¿No le has cercado alrededor a corrección del Todopoderoso. él y a su casa y a todo lo que 2. Porque él es quien hace la llaga, tiene? Al trabajo de sus manos y él la vendará; él hiere y sus has dado bendición; por tanto, manos curan. sus bienes han aumentado 3. En seis tribulaciones te librará, sobre la tierra. y en la séptima no te tocará el6. Pero extiende ahora tu mano y mal. toca todo lo que tiene, y verás 4. Del azote de la lengua serás si no blasfema contra ti en tu encubierto; no temerás la misma presencia. destrucción cuando viniere. 48
  • 46. 4 7Job argumenta contra Dios Bildad describe la suerte de los malos1. Entonces me asustas con sueños y me aterras con 1. ¿Por qué somos tenidos por visiones. bestias, y a vuestros ojos somos viles? 5 2. Oh tu, que te despedazas en tu furor, ¿Será abandonada la Zofar acusa de maldad a tierra por tu causa, y serán removidas de su lugar las Job peñas? 3. Sobre su día se espantarán los1. Y te declarara los secretos de la de occidente, y pavor caerá sabiduría, que son de doble sobre los de oriente. valor que las riquezas! 4. Ciertamente tales son las Conocerías entonces que Dios moradas del impío, y este será te ha castigado menos de lo el lugar del que no conoció a que tu iniquidad merece. Dios. 6 8 Job proclama el poder Zofar describe las y la sabiduría calamidades de de Dios los malos1. Con Dios está la sabiduría y el 1. Por cuanto quebrantó y poder; suyo es el consejo y la desamparó a los pobres, robó inteligencia. casas, y no las edificó.2. Si él derriba, no hay quien 2. En el colmo de su abundancia edifique; encerrará al hombre, padecerá estrechez; la mano de y no habrá quien lo abra. todos los malvados vendrá3. Si él detiene las aguas, todo se sobre él. seca; si las envía, destruyen la tierra. 49
  • 47. 9 5. Por sueño, en visión nocturna, cuando el sueño cae sobre los Job afirma que los malos hombres, cuando se adormecen sobre el lecho, prosperan 6. Entonces revela al oído de los hombres, y les señala su1. ¿Por qué viven los impíos, y se consejo. envejecen, y aún crecen en 7. También sobre su cama es riquezas? castigado con dolor fuerte en todos sus huesos. 10 8. Que le hace que su vida aborrezca el pan, y su alma la Bildad niega que el comida suave. hombre pueda 9. Si tuviese cerca de él algún elocuente mediador muy Ser justificado delante de escogido, que anuncie al Dios hombre su deber; 10. Que le diga que Dios tuvo de1. ¿Cuánto menos el hombre, que él misericordia, que lo libró de es un gusano, Y el hijo de descender al sepulcro, que hombre, también gusano? halló redención. 11 12 Eliú censura a Job Eliú justifica a Dios1. Respóndeme si puedes; ordena 1. Por que el pagará al hombre tus palabras, ponte en pie. según su obra, y le retribuirá2. Heme aquí a mí en lugar de conforme a su camino. Dios conforme a tu dicho; de 2. En un momento morirán, y a barro fui yo también formado. medianoche se alborotarán los3. He aquí, mi terror no te pueblos, y pasarán, y sin mano espantará, ni mi mano se será quitado el poderoso. agravará sobre ti.4. Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende. 50
  • 48. 13 151. A causa de la multitud de las 1. Porque a la nieve dice: violencias claman, y se desciende a la tierra; también lamentan por el poderío de los a la llovizna, y a los aguaceros grandes. torrenciales. 2. Así hace retirarse a todo 14 hombre, para que los hombres todos conozcan su obra. 3. Del sur viene el torbellino, y Eliú exalta la grandeza de el frío de los vientos del norte. Dios 4. Asimismo por sus designios se revuelven las nubes en1. Espérame un poco, y te derredor, para hacer sobre la faz enseñaré; porque todavía tengo del mundo, en la tierra, lo que razones en defensa de dios. él les mande.2. No anheles la noche, en que 5. Unas veces por azote, otras por los pueblos desaparecen de su causa de su tierra, otras por lugar. misericordia las hará venir.3. ¿Quién podrá comprender la 6. ¿Has conocido tu las extensión de las nubes, y el diferencias de las nubes, las sonido estrepitoso de su maravillas del Perfecto en morada? sabiduría?4. Bien que por esos medios 7. ¿Será preciso contarle cuando castiga a los pueblos, a la yo hablare? Por más que el multitud él da sustento. hombre razone, quedará como5. Con las nubes encubre la luz, abismado. y le manda no brillar, 8. Mas ahora ya no se puede mirar interponiendo aquéllas. la luz esplendente en los cielos,6. El trueno declara su luego que pasa el viento y los indignación, y la tempestad limpia. proclama su ira contra la 9. Lo temerán por tanto los iniquidad. hombres; el no estima a ninguno que cree en su propio corazón ser sabio. 51
  • 49. 16 19 Jehová convence a Job de Confesión y justificación su ignorancia de Job1. ¿Has entrado tu en los tesoros 1. Oye, te ruego, y hablaré; te de la nieve, o has visto los preguntaré, y tu me enseñarás. tesoros del granizo, 2. De oídas te había oído; mas2. Que tengo reservados para el ahora mis ojos te ven. tiempo de angustia, para el día 3. Por tanto me aborrezco y me de la guerra y de la batalla? arrepiento en polvo y ceniza. 4. Y aconteció que después que 17 habló Jehová estas palabras a Job, Jehová dijo a Elifaz1. ¿Es sabiduría contender con el temanita: mi ira se encendió Omnipotente? El que disputa contra ti y tus dos compañeros; con Dios, responda a esto. porque no habéis hablado de2. Adórnate ahora de majestad y mí lo recto, como mi siervo de alteza, y vístete de honra y Job. de hermosura. Restauración de la 18 prosperidad de Job1. He aquí que la esperanza acerca de él será burlada, 5. Y quitó Jehová la aflicción de porque aún a su sola vista se Job, cuando él hubo orado por desmayarán. sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job. 52
  • 50. SALMOS LIBRO I 1 3 El justo y los pecadores Oración vespertina de confianza en Dios1. Bienaventurado el varón que no anduvo en concejo de 1. Respóndeme cuando clamo, malos, ni estuvo en camino de Oh Dios de mi justicia. pecadores, ni en silla de Cuando estaba en angustia tu escarnecedores se ha sentado me hiciste ensanchar; ten2. Si no que en la ley de Jehová misericordia de mí y oye mi está su delicia, y en su ley oración. medita de día y de noche. 2. Temblad, y no pequéis;3. Será como árbol plantado meditad en vuestro corazón junto a corrientes de aguas, que estando en vuestra cama, y de su fruto en su tiempo, y su callad. hoja no cae. 3. Ofreced sacrificios de justicia, Y todo lo que hace, prosperará. y confiad en Jehová. 2 4 Oración matutina de Plegaria pidiendo confianza en Dios protección1. ¡Oh Jehová, cuanto se han 1. Escucha, Oh Jehová, mis multiplicado mis adversarios! palabras; considera mi gemir.2. Con mi voz clame a Jehová, y 2. Oh Jehová de mañana oirás mi el me respondió desde su voz; de mañana me presentare monte Santo. delante de ti y esperare 53
  • 51. 5 7 El refugio del justo Los que habitaran en el monte santo de Dios1. En Jehová he confiado; ¿cómo decís a mi alma, que escape al 1. Jehová, ¿quién habitara en tu monte cual ave? tabernáculo? ¿Quién morara2. Sobre los malos hará llover en tu monte Santo? calamidades; fuego, azufre y 2. Quién su dinero no dio a usura viento abrasador será la porción ni contra el inocente admitió del cáliz de ellos cohecho. El que hace estas cosas no resbalará jamás. 6 8 Necedad y corrupción del hombre Una herencia escogida1. Dice el necio en su corazón: No 1. Guárdame, Oh Dios, por que hay Dios. Se han corrompido, en ti he confiado. hacen obras abominables; no 2. Bendeciré a Jehová que me hay quien haga en bien aconseja; aún en las noches me2. Jehová miró desde los cielos enseña mi conciencia sobre los hijos de los hombres 3. A Jehová he puesto siempre para ver si había algún delante de mí; por que esta a entendido que buscara a Dios. mi diestra no seré conmovido3. Todos se desviaron, a una se han corrompido; no hay 9 quien haga lo bueno, no hay siquiera uno. Jehová es mi pastor 1. Jehová es mi pastor; nada me faltará. 54
  • 52. 10 11 Declaración de confianza El camino de los malos1. En ti, Oh Jehová he confiado; 1. No te impacientes a causa de no sea yo confundido jamás; los malignos, ni tengas envidia líbrame de tu justicia de los que hacen iniquidad.2. No sea yo avergonzado, Oh 2. Deléitate así mismo en Jehová Jehová, ya que te he invocado; y el te concederá las peticiones sean avergonzados los impíos, de tu corazón estén mudos en el Seol 3. Encomienda a Jehová tu3. Enmudezcan los labios camino, y confía en él, y él mentirosos que hablan contra hará. el justo cosas duras con 4. Guarda silencio ante Jehová y soberbia y menosprecio espera en él. No te alteres con4. Esforzaos todos vosotros los que motivo del que prospera en tu esperáis en Jehová y tome camino. Por el hombre que aliento vuestro corazón. hace maldades. 5. Deja la ira, y desecha el enojo; no te excites en manera alguna hacer lo malo 6. Pues de aquí a poco no existirá el malo; Observaras su lugar, y no estará allí 7. El Señor se reirá de él; Por que ve que viene su día. 55
  • 53. LIBRO II 12 14La insensatez de confiar en Plegaria pidiendo el castigo las riquezas de los malos1. Oí esto, pueblos todos; 1. ¿Oh congregación, pronunciáis Escuchad, habitantes todos del en verdad justicia? ¿Juzgáis mundo, rectamente hijos de los2. Inclinaré al proverbio de mi hombres? oído; declararé con el arpa mi 2. Se alegrará el justo cuando enigma. viere la venganza; Sus pies lavará en la sangre del impío. 13 3. Entonces dirá el hombre: Ciertamente hay galardón para el justo; Ciertamente Dios que Dios juzgará al mundo juzga en la tierra.1. El Dios de dioses, Jehová, a 15 hablado y convocado la tierra. Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone. Alabanza por los hechos2. Convocará a los cielos de arriba poderosos de Dios y a la tierra, para juzgar a su pueblo. 1. Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra. 2. Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad el Señor no me hubiera escuchado. 56
  • 54. 16 2. Los carros de Dios se cuentan por centenas de millares de EL Dios del Sinaí y del millares; el Señor viene del Sinaí a su santuario. santuario1. Levántese Dios, sean esparcido sus enemigos, y huyan de su presencia los que le aborrecen. 57
  • 55. LIBRO III 17 2. Si los hacía morir, entonces buscaban a Dios; Entonces se Apelación de Dios en volvían solícitos en busca suya 3. Y se acordaban de Dios era su contra del enemigo refugio, y el Dios altísimo su redentor.1. Mira al pacto, por que los lugares tenebrosos de la tierra 19 están llenos de habitaciones de violencia. Pacto de Dios con David 18 1. Las misericordias de JehováFidelidad de Dios hacia su cantaré perpetuamente; De generación en generación haré pueblo infiel notoria tu fidelidad con mi boca.1. Escucha, pueblo Mío, mi ley; Inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca. 58
  • 56. LIBRO IV 20 22 Morando bajo la sombra Dios cuida de su creación del omnipotente 1. Bendice, alma mía, a Jehová.1. El que habita al abrigo del Jehová Dios mío, mucho te has altísimo. Morará bajo la engrandecido; te has vestido de sombra del omnipotente gloria y de magnificencia.2. Caerán a tu lado mil, y diez 2. Subieron los montes, mil a tu diestra; Mas a ti no descendieron los valles. Al llegará. lugar que tu les fundaste. 21 23 La majestad de Jehová Excelencias de la ley de Dios1. Jehová reina; Se vistió de magnificencia; Jehová se vistió, 1. Bienaventurados los perfectos sé ciñó de poder. Afirmo de camino. Los que andan en también el mundo, y no se la ley de Jehová. moverá. 2. En mi corazón he guardado tus2. Tus testimonios son muy dichas. Para no pecar contra ti. firmes; La santidad conviene a tu casa; Oh Jehová, por los siglos y para siempre. 59
  • 57. Yod 243. Tus manos me hicieron y me La bienaventuranza del que formaron; Hazme entender y teme a Jehová aprenderé tus mandamientos.4. Los que te temen me verán y 1. Bienaventurado todo aquel que se alegrarán por que en tu teme a Jehová. Que anda en sus palabra he esperado. caminos.5. Conozco, Oh Jehová, que tus 2. tu mujer será como vid que juicios son justos. Y que lleva fruto a los lados de tu casa; conforme a tu fidelidad me Tus hijos como planta de olivo afligiste. alrededor de tu mesa.6. Sea ahora tu misericordia para consolarme. Conforme a los 25 que has dicho a tu siervo.7. Vengan a mi tus misericordias para que viva. Por que tu ley es Plegaria por bendición mi delicia. sobre el santuario8. Sean avergonzados los soberbios, por que sin causa me 1. Levántate, Oh Jehová, al lugar han calumniado; pero yo de tu reposo. Tú y el arca de meditaré en tus tu poder mandamientos.9. Vuélvanse a mí los que te 26 temen y conocen tus testimonios.10. Sea mi corazón integro en tus Omnipresencia y estatutos. Para que no sea yo omnisciencia de Dios avergonzado. 1. Oh Jehová, tu me has examinado y conocido. 2. ¿Adónde me iré de tu espíritu? ¿Y a donde me iré de tu presencia? 60
  • 58. 3. Si subiere a los cielos, allí estás como el día; lo mismo que son tu. Y si en el Seol hiciera mi las tinieblas que la luz. estrado he aquí allí tu estás. 8. mi embrión vieron tus ojos y4. Si tomare las alas del alba y en tu libro estaban escritas habitare en el extremo del mar. todas aquellas cosas. Que5. Aún allí me guiará tu mano. Y fueron luego formadas. Sin me asirá tu diestra. faltar una de ellas.6. Si dijese: Ciertamente las 9. Examíname, Oh Dios, y tinieblas me encubrirán; Aún conoce mi corazón; pruébame la noche resplandecerá y conoce mis pensamientos; alrededor de mí. 10. Y ve si hay en mi camino de7. Aún las tinieblas no encubren perversidad. Y guíame en el de ti. Y la noche resplandece camino eterno. 61
  • 59. PROVERBIOS 1 2 Motivo de los proverbios Exhortación a la obediencia1. Los proverbios de Salomón, hijo de David, Rey de Israel. 1. Hijo mío, no te olvides de mi2. Para dar Sagacidad a los ley. Y tu corazón guarde mis simples. Y a los jóvenes mandamientos. inteligencia y cordura. 2. No menosprecie, hijo mío, el castigo de Jehová. Ni te Amonestaciones de la fatigues de tu corrección. sabiduría 3. Por que Jehová al que ama castiga. Como el padre al hijo a quien quiere.3. Oye, hijo mío, la instrucción 4. No te niegues hacer el bien a de tu padre. Y no desprecie la quien es debido. Cuando dirección de tu madre. tuvieres poder para hacerlo.4. Hijo mío, no andes en camino 5. No digas a tu prójimo: Anda, con ellos, aparta tu pie de sus y vuelve. Y mañana te daré veredas. cuando tienes contigo que5. Por que sus pies corren hacia darle. el mal. Y van presurosos a derramar sangre 36. Mas el que me oyere, habitará confiadamente. Y vivirá tranquilo sin temor del mal. Beneficios de la sabiduría 1. Oíd, hijos, la enseñanza de un padre. Y estad atentos para que conozcáis cordura. 62
  • 60. 2. Sabiduría ante todo; Adquiere 3. Has esto ahora, hijo mío, y sabiduría; Y sobre todas tus líbrate. Ya que has caído en las posiciones adquiere manos de tu prójimo; Ve, inteligencia. humíllate y asegúrate de tu3. Oye, hijo mío. Y recibe mis amigo. razones y se multiplicarán años 4. Perezoso, ¿Hasta cuando has de de vida. dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? 4 Amonestación contra el Amonestación contra la adulterio impureza 5. Guarda, hijo mío, el1. Hijo mío, estad atento a mi mandamiento de tu padre. Y sabiduría. Y a mi inteligencia no dejes la enseñanza de tu inclina tu oído. madre.2. Por que los labios de la mujer 6. No codicies su hermosura en extraña destilan miel. Y su tu corazón. Ni ella te prenda paladar es mas blando que el con sus ojos; aceite; 7. Por que a causa de la mujer3. Mas su fin es amargo como el ramera es reducido a un bocado ajenjo, agudo como espada de de pan; y la mujer caza la dos filos. preciosa alma del varón. 5 6 Amonestación contra la La sabiduría y la mujer pereza y la falsedad insensata1. Hijo mío, si salieres fiador por 1. La sabiduría edificó su casa. tu amigo. Si has empeñado tu Labro sus siete columnas. palabra a un extraño. 2. El que corrige al escarnecedor,2. Te has enlazado con las se acarrea afrenta; El que palabras de tu boca. Y has reprende al impío, se atrae quedado preso en los dichos de mancha. tus labios 63
  • 61. 3. No reprendas al escarnecedor, retienen más de lo que es justo, para que no te aborrezca; pero viene a pobreza. Corrige al sabio y te amará.4. Da al sabio y será más sabio; 9 Enseña al justo, y aumentará su saber. 1. El que ama la instrucción ama5. Las aguas hurtadas son dulces. la sabiduría; Más el que Y el pan comido en lo oculto aborrece la reprensión es es sabroso. ignorante.6. Y no saben que allí están los 2. La mujer virtuosa es corona de muertos que sus convidados su marido; Mas la mala como están en lo profundo del Seol. carcoma en sus huesos. 3. Hay hombres cuyas palabras 7 son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es Contraste entre el justo y medicina. el malvado 101. El hijo sabio alegra al padre. 1. El hijo sabio recibe el consejo Pero el hijo necio es tristeza de del sabio, mas el burlador no su madre. escuda las reprensiones.2. Los sabios guardan la sabiduría; 2. El que guarda su boca, guarda mas la boca del necio es su alma, mas el que mucho calamidad cercana. abre sus labios tendrá calamidad. 8 3. Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada; Y hay1. EL peso falso es abominación quienes pretenden ser pobres, a Jehová; más la pesa cabal le y tienen muchas riquezas. agrada. 4. Le que anda con sabios, sabio2. Con ansiedad será afligido el será; Mas el que se junta con que sale por fiador de un necios será quebrantado. extraño; mas el que aborreciere 5. El que detiene el castigo a su las fianzas vivirá seguro. hijo aborrece; Mas el que lo3. Hay quienes reparten, y les es ama, desde temprano lo añadido más; y hay quienes corrige. 64
  • 62. 11 141. La mujer sabia edifica su casa; 1. La cordura del hombre tiene Mas la necia, con sus manos la su furor. Y su honra es pasar derriba. por alto la ofensa.2. El que tarda en airarse es 2. Dolor es para padre el hijo grande de entendimiento; Mas necio. Y gotera continúa las el que es impaciente de contiendas de la mujer. espíritu, enaltece la necedad. 3. A Jehová presta al que da al3. El que oprime al pobre afrenta pobre. Y el bien que ha hecho, a su hacedor; Más el que tiene se lo volverá a pagar. misericordia del pobre, lo 4. Castiga a tu hijo en tanto que honra. hay esperanza; Mas no se apresuré tu alma para 12 destruirlo. 5. Escucha el consejo y recibe la1. Mejor es un bocado seco y en corrección. Para que seas sabio paz; que casa de contiendas en tu vejez. llenas de provisiones. 6. Muchos pensamientos hay en2. El rebelde no busca sino el el corazón del hombre; Mas el mal. Y mensajero cruel será consejo de Jehová enviado contra él. permanecerá. 7. Cesa, hijo mío, de oír las 13 enseñanzas. Que te hacen divagar de las razones de la1. Su deseo busca el que se desvía. sabiduría. Y se entremete en todo negocio. 152. El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte. 1. El vino es escarnecedor, la Y las contiendas de los cidra alborotadora. Y hermanos son como cerrojos de cualquiera que por ellos yerra alcázar. no es sabio.3. El hombre que tiene amigos a 2. Los bienes que se adquieren demostrarse amigo; y amigo deprisa al principio. No serán hay mas unido que un al final bendecidos. hermano. 65
  • 63. 3. No digas: Yo me vengaré; 18 Espera a Jehová y el te salvará. 1. Cuando te sientes a comer con 16 algún señor. Considera bien lo que esta delante de ti1. Como los repartimientos de las 2. No rehúses corregir al aguas. Así esta el corazón del muchacho; Por que si lo Rey en la mano de Jehová; A castigas con vara no morirá. todo lo que quiere lo inclina. 3. Lo castigaras con vara, y2. Mejor es vivir en un rincón del liberaras su alma del Seol. terrado que con mujer 4. Oye a tu padre a aquel que te rencillosa en casa espaciosa engendro; y cuando tu madre envejeciere no la menosprecies. 17 191. De más estima es el buen nombre que las muchas 1. No tengas envidia de los riquezas. Y la buena fama mas hombres malos. Ni desees que la plata y el oro. estar con ellos.2. El rico y el pobre se 2. Por que siete veces el justo, y encuentran; A ambos los hizo vuelve a levantarse. Mas los Jehová. impíos caerán en el mal. Preceptos y 20 amonestaciones 1. No te jactes del día de mañana, por que o sabes que dará de sí3. No seas de aquellos que se el día. comprometen, ni de los que 2. No dejes a tu amigo ni al salen por fiadores de deudas. amigo de tu padre, ni vayas a4. Si no tuvieres para pagar. ¿Pro la casa de tu hermano en el día que ande de quitar tu cama de de tu aflicción. Mejor es el debajo de ti? vecino cerca que el hermano lejos. 66
  • 64. 21 23 Proverbios antitéticos Las palabras de Agur1. Huye el impío sin que nadie 1. Palabras de Agur, hijo de lo persiga; Mas el justo está Jaqué; la profecía que dijo el confiado como un león. varón a Itiel, a Itiel y a Ucal.2. El príncipe falto de 2. Vanidad y palabra mentirosa entendimiento multiplicara la aparta de mí; No me de extorsión; Más el que aborrece pobreza ni riqueza; Mantenme la avaricia prolongará sus días. del pan necesario. 22 241. El hombre que reprendido Exhortación a un Rey endurece la servís. De repente será quebrantado y no habrá 1. Palabras del Rey Lemuel; La para él medicina. profecía con que le enseño su2. La vara y la corrección dan madre. sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre. Elogio de la mujer virtuosa3. Corrige a tu hijo y te dará descanso. Y dará alegría a tu 2. Mujer virtuosa, ¿Quién la alma. hallará? Por que su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. 3. Su marido es conocido en las puertas cuando se sienta con los ancianos de la tierra. 4. Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba. 67
  • 65. ECLESIASTÉS O EL PREDICADOR 1 10. Yo he visto el trabajo que Dios le ha dado a los hijos de los Todo tiene su tiempo hombres para que se ocupen en el. 11. Todo lo hizo hermoso en su1. Todo tiene su tiempo, y todo tiempo; Y ha puesto eternidad lo que se quiere debajo del en el corazón de ellos sin que cielo tiene su hora. alcance el hombre a entender2. Tiempo de nacer, y tiempo de la obra que ha hecho Dios morir, tiempo de plantar y desde el principio al fin. tiempo de arrancar lo plantado; 12. Yo he conocido que no hay3. Tiempo de matar, y tiempo de para ellos cosa mejor que curar, tiempo de destruir y alegrarse y hacer bien en la tiempo de edificar; vida;4. Tiempo de llorar, y tiempo de 13. Y también que es don de Dios reír; Tiempo de endechar, y tiempo de bailar; que todo hombre coma y beba,5. Tiempo de esparcir piedras y y goce el bien de toda su labor. tiempo de juntar piedras; 14. He entendido que todo lo que Tiempo de abrazar y tiempo de Dios hace será perpetuo sobre abstenerse de abrazar; aquello que no se añadirá ni de6. Tiempo de buscar, y tiempo de ello se diminuirá y lo hace perder; Tiempo de guardar, y Dios, para que delante de Él tiempo de desechar. teman los hombres.7. Tiempo de romper, y tiempo 15. Aquello que fue, ya es; Y lo que de cocer; Tiempo de callar, y ha de ser fue ya; y Dios restaura tiempo de hablar; lo que paso.8. Tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; Tiempo de guerra y Injusticias de la vida tiempo de paz.9. ¿Qué provecho tiene el que 16. Dije en mi corazón: Es así, por trabaja, de aquello en que se causa de los hijos de los afana? 68
  • 66. hombres, para que Dios los 3 pruebe, y para que vean ellos mismos son semejantes a las La insensatez hace votos a bestias.17. ¿Quién sabe que el espíritu de la ligera los hijos de los hombres sube arriba y que el espíritu del 1. Cuando fueres a la casa de Dios, animal desciende abajo a la guarda tu pie y acércate mas tierra? para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; Por que 2 no saben que hacen el mal. 2. Cuando a Dios haces promesa,1. Me volví y vi todas las violencias no tardes en cumplirla por que que se hacen debajo del sol; y Él no se complace en los he aquí las lágrimas de los insensatos. Cumple lo que oprimidos, sin tener quien los prometes. consuele; Y la fuerza estaba en 3. Mejor es que no prometas, y las manos de sus opresores y no que prometas y no para ellos no había consolador. cumplas.2. Y alabe yo a los finados, los que 4. No dejes que tu boca te haga ya murieron, mas que a los pecar, y diga delante del ángel, vivientes, los que viven todavía. que fue ignorancia. ¿Por qué3. Está un hombre solo y sin harás que Dios se enoje a causa sucesor, que no tiene hijo ni de tu voz y que destruya la hermano pero nunca cesa de obra de tus manos? trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, y ni se La vanidad de la vida pregunta, ¿Para quién trabajo yo y defrauda mi alma del 4. Dulce es el sueño del bien? También esto es vanidad trabajador, coma mucho, coma y duro trabajo. poco, pero al rico no le deja dormir la abundancia. 69
  • 67. 5. Así mismo, a todo hombre a justos y los sabios y sus obras, quien Dios da riquezas y están en la mano de Dios; Que bienes, y le da también sea amor o que sea odio, no lo facultad para que coma de ella saben los hombres; Todo esta y tome su parte y goce de su delante de ellos. trabajo, esto es don de Dios. 2. Anda, y come tu pan con gozo,6. Por que no se acordara mucho y bebe tu vino con alegre de los días de su vida; Pues corazón por que tus obras ya Dios le llenara de alegría el son agradables a Dios. corazón. 3. Goza de la vida con la mujer que amas, todo los días de la 4 vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los1. ¿Quién como el sabio? ¿Y días de tu vanidad; Por que esta quien como el que sabe la es tu parte en la vida, y en tu declaración de las cosas? La trabajo con que te afanas sabiduría del hombre ilumina debajo del sol. su rostro, y la tosquedad de su 4. Todo lo que te viniere a la semblante se mudará. mano para hacer, hazlo según2. Te aconsejo que guardes el tus fuerzas por que en el Seol, mandamiento del Rey y la a donde vas, no hay obra, ni palabra del juramento de Dios. trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.3. No te apresures a irte de su 5. Y sé allá en ella un hombre presencia, ni en cosa mala pobre, sabio, y el cual libra a persistas; Por que Él hará todo la ciudad con su sabiduría y lo que quiere. nadie se acordaba de aquel4. EL que guarda el hombre pobre. mandamiento no experimentará mal y el corazón 6 del sabio discierne el tiempo y el juicio. Resumen del deber del 5 hombre 1. Y cuanto más sabio fue el1. Ciertamente he dado mi predicador, tanto mas enseño corazón a todas estas cosas, para sabiduría al pueblo; He hizo declarar todo esto: Que los 70
  • 68. escuchar, he hizo escudriñar, y hacer muchos libros; Y el compuso muchos proverbios. mucho estudio es fatiga de la2. Procuro el Predicador hallar carne. palabras agradables, y escribir 5. El fin de todo el discurso oído rectamente palabras de verdad. es este: Teme a Dios, y guarda3. Las palabras de los sabios son sus mandamientos; Por que como aguijones; Y como clavos esto es el todo del hombre. hincados son la de los maestros 6. Por que Dios traerá toda obra de las congregaciones, dadas a juicio, juntamente con toda por un pastor. cosa en cubierta, sea buena o4. Ahora, hijo mío, mas de esto, sea mala. se amonestado. No hay fin de 71
  • 69. CANTAR DE LOS CANTARES DE SALOMÓN 1 8. Yo dije: Subiré a la palmera, Asiré sus ramas. Deja que tus1. ¡Cuán hermosos son tus pies en pechos sean como racimos de las sandalias, Oh hija del vid, y el olor de tu boca como príncipe!. Los contornos de tus de manzanas. muslos son como joyas, obra 9. Y tu paladar como el buen de mano de excelente maestro. vino, que se entra a mi amado2. Tu ombligo como una taza suavemente y hace hablar los redonda que no le falta bebida. labios de los viejos. Tu vientre como un montón de 10. Yo soy de mi amado, y trigo cercado de lirios. conmigo tiene su3. Tus dos pechos, como gemelos contentamiento. de gacela. 11. Ven, Oh amado mío, salgamos4. Tu cuello como torre de marfil; al campo, moremos en las Tus ojos como los estanques de aldeas. Hesbón junto a la puerta de 12. Levantémonos de mañana a las Bat – rabim; Tu nariz, como la viñas; veamos se brotan las torre del Líbano que mira hacia vides si están en cierne, si han Damasco. florecido los granados allí te5. Tu cabeza encima de ti, como daré mis amores. el Carmelo; Y el cabello de tu 13. Las mandrágoras han dado cabeza como la púrpura del olor, a nuestras puertas hay Rey suspendida en los toda suerte de dulces y frutas, corredores. nuevas y añejas que para ti, Oh6. ¡Qué hermosa eres, y cuan amado mío he guardado. suave, Oh amor deleitoso!7. Tu estatura es semejante a la palmera y tus pechos a los racimo 72
  • 70. ISAÍAS 1 2 Una nación pecadora Reinado universal de Jehová1. Visión de Isaías hijo de Amós, la cual vio acerca de Judá y 1. Lo que vio Isaías hijo de Amós Jerusalén en días de Uzías, acerca de Judá y de Jerusalén. Jotám, Acáz y Ezequias, Reyes de Judá.2. Si Jehová de los ejércitos no nos Juicio de Jehová contra los hubiese dejado un resto soberbios pequeño como Sodoma fuéramos, y semejantes a 2. La altivez de los ojos del Gomorra. hombre será abatida y la soberbia de los hombres será Llamamiento al humillada; y Jehová solo será exaltado en aquel día.arrepentimiento verdadero 3. Y quitara totalmente los ídolos. 4. Y se meterán en las cavernas de3. Aprended a hacer el bien, las peñas y en las aberturas de buscad el juicio, restituir al la tierra por la presencia agraviado, haced justicia al temible de Jehová, y por el huérfano amparad a la viuda. resplandor de su majestad4. Si quisiereis y oyereis, comeréis cuando el se levante para el bien de la tierra. castigar la tierra.5. Si no quisiereis y fuereis 5. Aquel día arrojará el hombre a rebeldes, seréis consumidos a los topos y murciélagos sus espada, por que la boca de ídolos de plata y sus ídolos de Jehová lo ha dicho. oro, que le hicieron para que adorasen. 73
  • 71. 6. Y se meterán en las hendiduras nombre, quita nuestro de las rocas, y en las cavernas oprobio. de peñas por la presencia formidable de Jehová y por el Futuro glorioso de resplandor de su majestad, cuando se levante para castigar Jerusalén la tierra. 2. Y acontecerá que el que 3 quedare en Sión, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado Santo, todos los que Juicio de Jehová contra en Jerusalén estén registrados Judá y Jerusalén entre los vivientes. 3. Y habrá un abrigo para sombra1. Porque he aquí que el Señor con el calor del día, para Jehová de los ejércitos quita de refugio y escondedero contra Jerusalén y de Judá al el turbión y contra el sustentador y al fuerte, todo aguacero. sustento de pan y todo socorro de agua. 52. Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán Mensaje de Isaías a Acás sus señores.3. Y el pueblo se hará violencia 1. Aconteció en los días de Acás, unos a otros, cada cual contra hijo te Jotam, hijo de Usías, su vecino; el joven se levantará rey de Judá, que Rezim, rey de contra el anciano y el villano Siria y Peca hijo de Remalías, contra el noble. rey de Israel, subieron contra Jerusalén para combatirla, pero 4 no la pudieron tomar. 2. Por tanto, El Señor mismo os1. Echará manos de un hombre dará señal. He aquí que la siete mujeres, en aquel tiempo, Virgen concebirá y dará a luz diciendo; nosotras comeremos un hijo y llamará su nombre de nuestro pan, y nos Emanuel. vestiremos de nuestras ropas. Solamente permítenos llevar tu 74
  • 72. 6 2. Cantad salmos a Jehová, porque ha hecho cosas magníficas; sea Sea Jehová vuestro temor sabido esto por toda la Tierra. 91. Me dijo Jehová: Toma una tabla grande y escribe en ella con caracteres legibles tocante Profecía sobre Babilonia a Maher-salal-hasbaz.2. Y mirarán a la tierra, y he aquí 1. Profecía sobre Babilonia, tribulación y tinieblas, revelada a Isaías hijo de Amos. oscuridad y angustia, y serán 2. Viene de lejana tierra, de lo sumidos en las tinieblas. postrero de los cielos, Jehová y los instrumentos de su ira para 7 destruir toda la tierra. 3. Aullad, porque cerca está el día1. ¡Ay de los que dictan leyes de Jehová; vendrá como injustas y prescriben tiranía! asolamiento del Todopoderoso. 4. Y se llenarán de terror; angustias y dolores seAsiria, instrumento de dios apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto;2. Oh, Asiria, vara y báculo de mi se asombrará cada cual al furor, en su mano he puesto mirar a su compañero; sus mi ira. rostros, rostros de llamas. 5. He aquí el día de Jehová viene, 8 terrible, y de indignación y de ardor de ira, para convertir la Cántico de acción de tierra en soledad y raer de ella sus pecadores. gracias 6. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán1. En aquel día dirás: cantaré a ti su luz; y el sol se oscurecerá al oh Jehová; pues aunque te nacer; y la luna no dará su enojaste contra mi, tu resplandor. indignación se apartó, y me 7. Y castigaré al mundo por su has consolado. maldad, y a los impíos por su 75
  • 73. iniquidad; y haré que cese la 11 arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. El juicio de Jehová sobre la8. Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de tierra su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el 1. He aquí que Jehová vacía la día del ardor de su ira. tierra y la desnuda y trastoca su faz, y hace esparcir a sus 10 moradores. 2. Y sucederá así como al pueblo también al sacerdote; Como al Escarnio contra el Rey de siervo así a su amo; Como a la Babilonia criada, a su ama; Como al que compra al que vende; Como al1. Porque Jehová tendrá piedad que presta, al que toma de Jacob, y todavía escogerá a prestado; Como al que da a Israel, y lo hará reposar en su logro y así al que lo recibe. tierra; y a ellos se unirán 3. La tierra será enteramente extranjeros, y se juntarán a la vaciada, y completamente familia de Jacob. saqueada; Por que Jehová a2. ¡Cómo caíste del cielo, oh pronunciado esta palabra. Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tu 12 que debilitabas a las naciones. Cántico de alabanza por el favor de Jehová Asiría será destruida 1. Jehová, tú eres mi Dios te3. Por que Jehová de los ejércitos exaltaré, alabaré tu nombre lo ha determinado ¿Y quién lo por que has hecho maravillas; impedirá? Y su mano Tus concejos antiguos son extendida ¿quien la hará verdad y firmeza. retroceder? 2. Destruirá a la muerte para siempre, enjugará el Señor toda lágrima de todos los rostros y 76
  • 74. quitará la afrenta de su pueblo 14 de toda la tierra; Por que Jehová lo ha dicho. Ariel y sus enemigos3. Y se dirá en aquel día: He aquí, este es nuestro Dios, le hemos 1. ¡Hay de Ariel, de Ariel, Ciudad esperado, y nos salvará, este es donde habito David!, Añadid Jehová a quien hemos esperado, un año a otro, las fiestas sigan nos gozaremos y nos su curso. alegraremos en su salvación. 2. Por Jehová de los ejércitos será visitada con truenos, con 13 terremotos y un gran ruido, con torbellino y tempestad y Condenación de Efraín llama de fuego consumidor.1. ¡Hay de la corona de soberbia El juicio de Jehová sobre de los ebrios de Efraín y de la flor caduca de la hermosura de Asiria su gloria, que esta sobre la cabeza del valle fértil de los 3. He aquí que el nombre de aturdidos del vino! Jehová viene de lejos; Su rostro encendido y con llamas de fuego devorador; Sus labiosAmonestación a Jerusalén llenos de ira, y su lengua como fuego que consume.2. Por tanto, Jehová el señor dice 4. Su aliento, cual torrente que así: He aquí que yo he puesto inunda; Llegará hasta el cuello en Sión por fundamento una para zarandear a las naciones piedra, piedra probada, con criba de destrucción; Y el angular, preciosa, de cimientos freno estará en las quijadas de estables, el que creyere no se los pueblos, haciéndoles errar. apresure. 77
  • 75. 15 3. Por que es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en Jehová traerá salvación el pleito de Sión. 4. Allí anidará el búho, pondrá sus huevos y sacará sus pollos.1. ¡Hay de ti, que saqueas, y Y los juntara debajo de sus alas, nunca fuiste saqueado, que también se juntarán allí haces deslealtad, bien que buitres cada uno con su nadie contra ti la hizo!. compañera. Cuando acabes de saquear serás 5. Inquirid en el libro de Jehová, tu saqueado y cuando acabes y leed si faltó alguno de ellos; de hacer deslealtad será contra Ninguno falto con su ti. compañera, por que su boca2. Y los pueblos serán como cal mandó, y los reunió su mismo quemada; Como espinos espíritu. cortados serán quemados con fuego. 173. Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán la tierra que está lejos. Futuro glorioso de Sión 16 1. Se alegrarán el desierto y la soledad, el yermo se gozará yLa ira de Jehová contra las florecerá como la rosa. 2. Decid a los de corazón naciones apocado: Esforzaos, no temáis; He aquí que vuestro Dios viene1. Acercaos, naciones, Juntaos con retribución, con pago; para oír y vosotros, pueblos, Dios mismo vendrá, y os escuchad. Oiga la tierra y salvará. cuanto hay en ella, el mundo y todo lo que produce. 182. Por que Jehová está aireado contra todas las naciones, e indignado contra todo el Jehová consuela a Sión ejército de ella las destruirá y las entregará al matadero. 1. Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. 78
  • 76. 2. Todo valle sea alzado, y bájese solíais llevar son alzadas cual todo monte y collado; Y lo carga, sobre las bestias torcido se enderece, y lo áspero cansadas. se allane. 2. Que llamo desde el oriente al ave, y de la tierra lejana al varón 19 de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; Lo he pensado y también lo haré.Encargo de Dios para Siro 211. Así dice Jehová a su ungido, a siro, al cual tome yo por su mano derecha, para sujetar Dios reprende la naciones delante de él y desatar infidelidad de Israel lomos de reyes; Para abrir delante de el puertas, y las 1. Oíd esto, casa de Jacob, que os puertas no se cerrarán. llamáis del nombre de Israel, los que salieron de las aguas de Jehová el creador Judá, los que juran en el nombre de Jehová y hacen2. YO hice la tierra, y cree sobre memoria del Dios de Israel ella al hombre, yo, mis manos, mas no en verdad ni en justicia. extendieron los cielos y a todo 2. No hay paz para los malos, dijo su ejército mandé. Jehová. 20 22 Jehová y los ídolos de Israel, siervo de Jehová babilonia 1. Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me1. Se postró Bel, se abatió Nebo; llamó desde el vientre, desde Sus imágenes puestas sobre las entrañas de mi madre tuvo bestias, sobre animales de mi nombre en memoria. carga; Esas cosas que vosotros 79
  • 77. 23 afrenta de hombre, ni desmayéis por sus ultrajes. Jehová ayuda a quienes 3. Despiértate, despiértate, vístete de poder, Oh brazo de confían en Él Jehová, despiértate como en el tiempo antiguo en los tiempos1. Así dijo Jehová: ¿Qué es de la pasados. ¿No eres tú el que carta de repudio de vuestra corto a Rahab, y el que hirió al madre, con la cual yo la dragón? repudie? ¿O quienes son mis acreedores, a quienes yo os he 25 vendido?. He aquí que por vuestras maldades sois vendidos y por vuestras El amor eterno de Jehová rebeliones fue repudiada hacia Israel vuestra madre.2. Por que Jehová el Señor me 1. Regocíjate, Oh estéril, la que ayudará, por tanto no me no daba a luz; Levantad avergoncé; Por eso puse mi canción y da voces de jubilo, rostro como un pedernal y se la que nunca estuvo de parto que no seré avergonzado. por que más son los hijos de la desamparada que los de la 24 casada a dicho Jehová. 2. Por que esto me será como en Palabras de consuelo para los días de Noé cuando juré que nunca mas las aguas de Sión Noé pasarían sobre la tierra; Así he jurado que no me enojaré1. Oídme, los que seguís la contra ti ni te reñiré. justicia, los que buscáis a 3. Por que lo montes se moverán, Jehová. Mirad a la piedra de y los collados temblarán, pero donde fuiste cortado y al no se apartará de ti mi hueco de la cantera de donde misericordia, ni el pacto de mi fuiste arrancado. paz se quebrantará, dijo Jehová,2. Oídme, los que conocéis el que tiene misericordia de ti. justicia, pueblo en cuyo corazón está mi ley. No temáis 80
  • 78. 26 de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que Misericordia gratuita para rompáis todo yugo? 3. ¿No es que partas tu pan con todos el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa, que1. A todos los sedientos: Venid a cuando veas al desnudo, lo las aguas y los que no tienen cubras, y no te escondas de tu dinero, venid, comprad y hermano? comed. Venid, comprad sin dinero, y sin precio vino y 28 leche.2. Por que como desciende de los Castigos de los rebeldes cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá sino que riega la 1. Fui buscado por los que no tierra, y la hace germinar y preguntaban por mí; Fui producir, y da semilla al que hallado por lo que no me siembra y pan al que come. hallaban. Dije a gente que no3. En lugar de la zarza crecerá invocaba mi nombre, heme ciprés, y en lugar de la ortiga aquí, heme aquí. crecerá arrayán y será a Jehová 2. Yo también os destinaré a la por nombre por señal eterna espada y todos vosotros os que nunca será raída. arrodillareis al degolladero, por cuanto llame y no 27 respondisteis; hablé, y no oísteis, que hicisteis lo malo El verdadero ayuno delante de mis ojos y escogisteis lo que me1. Clama a voz en cuello, no te desagrada. detengas; Alza tu voz como trompeta y anuncia a mi Cielos nuevos y tierra pueblo su rebelión y a la casa de Jacob su pecado. nueva2. ¿No es mas bien un ayuno que yo escogí, desatad las ligaduras 3. Por que he aquí que yo crearé de impiedad, soltad las cargas nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá 81
  • 79. memoria ni más vendrá al ofrenda como si ofreciese pensamiento. sangre de cerdo; El que quema4. El lobo y el cordero serán incienso, como si bendijese a apacentados juntos, y el león un ídolo. Y por que escogieron comerá paja como el buey; y sus propios caminos y su alma el polvo será de alimento de la amo sus abominaciones. serpiente. No afligirán, ni 3. Yo que hago dar a luz, ¿No harán mal en todo mi santo haré nacer? Dijo Jehová. Yo monte, dijo Jehová. que hago engendrar ¿Impediré el nacimiento? Dice tu Dios. 29 4. Por que he aquí que Jehová vendrá con fuego, y sus carros como torbellinos para Los juicios de Jehová y la descargar su ira con furor y sufutura prosperidad de Sión reprensión con llama de fuego. 5. Por que Jehová juzgará con1. Jehová dijo así: el cielo es mi fuego y con su espada a todo trono y la tierra estrado de mis hombre; Y los muertos de pies; ¿Dónde está la casa que Jehová serán multiplicados. me habréis de edificar y donde 6. Por que como los cielos nuevos el lugar de mi reposo? y la nueva tierra que yo hago2. El que sacrifica buey es como permanecerán delante de mí, si matase a un hombre; El que dice Jehová, así permanecerá sacrifica oveja, Como si vuestra descendencia y vuestro degollase un perro; El que hace nombre. 82
  • 80. JEREMIAS 1 ¿Volverá a ella mas? ¿No será tal tierra del todo amancillada? Llamamiento y misión de Tu, pues, has fornicado con muchos amigos; ¡Mas vuélvete Jeremías a mí! Dice Jehová.1. Las palabras de Jeremías hijo de Hilcías, de los sacerdotes Jehová exhorta a Israel y a que estuvieron en Anatot, en Judá al arrepentimiento tierra de Benjamín.2. No temas delante de ellos por 2. Y acontecerá que cuando os que contigo estoy para librarte, multipliquéis y crezcáis en la dice Jehová. tierra, en esos días, dice Jehová,3. Mira que te he puesto en este no se dirá mas: Arca del pacto día sobre naciones y sobre de Jehová; Ni vendrá al reinos, para arrancar y para pensamiento, ni se acordará de destruir, para arruinar y para ella ni le echarán de menos ni derribar, para edificar y para se hará otra. plantar.4. La palabra de Jehová vino a mí, 3 diciendo: ¿Qué ves tu, Jeremías? Y dije: Veo una vara 1. Si te volvieres, Oh Israel, Dice de almendro. Jehová, vuélvete a mí y si5. Me dijo Jehová: Del norte se quitares de delante de mí tus soltara el mal sobre todos los abominaciones y no anduvieres moradores de esta tierra. de allá para acá. 2. Por que así dijo Jehová: toda la 2 tierra será asolada; pero no la destruiré del todo.1. Dicen: Si alguno dejare a su 3. Por esto se enlutará la tierra, y mujer, y yéndose esta de él se los cielos arriba se oscurecerán, juntare a otro hombre, por que hablé, lo pensé, y no 83
  • 81. me arrepentí, ni desistiré de 6. ¿Se han avergonzado de haber ello. hecho abominaciones? Ciertamente no se han 4 avergonzado ni aún sabe tener vergüenza; Por tanto, caerán entre los que caigan; CuandoEl juicio contra Jerusalén y los castigue caerán, Dice Judá Jehová. 7. No salgas al campo, ni andes1. Huid, hijo de Benjamín, del por el camino, por que espada medio de Jerusalén y tocad de enemigo y temor hay por bocina en Tecoa y alzad por todas partes. señal humo sobre Bet – Haquerem, por que del norte 5 se ha visto mal y quebrantamiento grande. 1. ¡Oh, si mi cabeza se hiciese2. Por tanto, estoy lleno de la ira aguas, y mis ojos fuentes de de Jehová, Estoy cansado de lágrimas para que llore día y contenerme la derramaré sobre noche los muertos de la hija de los niños en la calle y sobre la mi pueblo! reunión de los jóvenes igualmente; Por que será preso tanto como el marido como la El conocimiento de Dios mujer, tanto el viejo como el es la gloria del hombre muy anciano.3. Y sus casa serán traspasadas a 2. Así dijo Jehová: No se alabe el otros, sus heredades y también sus mujeres; Por que extenderé sabio en su sabiduría, ni en su mi mano sobre los moradores valentía se alabe el valiente, ni de la tierra, dice Jehová. el rico se alabe en sus riquezas.4. Por que desde el mas chico de 3. Mas alábese en esto el que se ellos hasta el mas grande, cada hubiere de alabar: En uno sigue la avaricia, y desde entenderme y conocerme, que el profeta hasta el sacerdote, yo Soy Jehová, que hago todos son engañadores. misericordia, juicio y justicia5. Y curan la herida de mi en la tierra, por que estas cosas pueblo, con liviandad quiero, dice Jehová. diciendo: Paz, Paz y no hay Paz. 84
  • 82. 4. He aquí que viene días, dice bien todos los que se portan Jehová, en que castigaré a todo deslealmente?. circuncidado y a todo 2. Pero tú, Oh Jehová, me circunciso. conoces; Me viste, y probaste mi corazón para contigo, 6 arrebátalos como a ovejas para el degolladero y señálalos para el día de la matanza.Los falsos dioses y el Dios verdadero 81. Oíd la palabra que Jehová a La señal del cinto podrido hablado sobre vosotros, o casa Israel. 1. Así me dijo Jehová: Ve y2. derechos están como palmeras, cómprate un cinto de lino, y y no hablan; Son llevados, por cíñelo sobre tus lomos y no lo que no pueden andar. No metas en agua. tengáis temor de ellos, por que ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. La señal de las tinajas llenas Asolamiento de Judá 2. Y los quebrantaré el uno contra3. Castígame, Oh Jehová, mas el otro, los padres con los hijos con juicio; no con tu furor, para igualmente, dice Jehová; No que no me aniquiles. perdonaré ni tendré piedad ni misericordia para no destruirlos. 7 9 Queja de Jeremías y respuesta de Dios Mensaje con motivo de la1. Justo eres tú, Oh Jehová, para sequía que yo dispute contigo; Sin embargo, Alejaré mi causa ante 1. Palabra de Jehová que vino a ti. ¿Por qué es prosperado el Jeremías, con motivo de la camino de los impíos, y tienen sequía. 85
  • 83. 2. Por que se resquebrajo la tierra por no haber llovido en el país, Jehová reanima a Jeremías están confusos los labradores, cubrieron sus cabezas. 3. Por tanto, así dijo Jehová: Si te3. Me dijo entonces Jehová: convirtieres, yo te restauraré y Falsamente profetizan los delante de mi estarás, y si entre profetas en mi nombre; No los sacares lo precioso de lo vil, envíe, ni les mandé, ni les serás como mi boca. hablé; Visión mentiroso, Conviértanse ellos a ti y tu no adivinación, vanidad y engaño te conviertas a ellos. de su corazón os profetizan.4. Por tanto, así a dicho Jehová 11 sobre los profetas que profetizan en mi nombre, los Juicio de Jehová contra cuales yo no envíe y que dicen: Ni espada ni hambre habrá en Judá esta tierra; Con espada y con hambre serán consumidos esos 1. Vino a mi palabra de Jehová profetas. diciendo. 2. Por tanto, yo os arrojaré de esta tierra a una tierra que ni 10 vosotros ni vuestros padres habéis conocido y allá serviréis La implacable ira de Dios a dioses ajenos de día y de contra Judá noche; Por que no os mostraréis clemencia.1. Me dijo Jehová: SI Moisés y 3. Si no: Vive Jehová que hizo Samuel se pusieran delante de subir a los hijos de Israel de la mi no estaría mi voluntad con tierra del norte y de todas las este pueblo; échalos de mi tierras donde los había presencia, y salgan. arrojado; Y los volveré a sus2. Tu me dejaste, dice Jehová; Te tierras, la cual di a sus padres. volviste atrás; Por tanto, yo 4. Por que mis ojos está sobre extenderé sobre ti mi mano y todos sus caminos, los cuales te destruiré; Estoy cansado de no se me ocultaron ni su arrepentirme. maldad se esconde de la presencia de mis ojos. 86
  • 84. 5. Por tanto, he aquí les enseñaré, camino, según el fruto de sus les haré conocer mi mano y mi obras. poder, y sabrán que mi nombre 7. Sáname, OH Jehová, y seré es Jehová. sano; Sálvame, y seré salvo, por que tu eres mi alabanza. 12 13 El pecado escrito en el corazón de Judá La señal de la vasija rota1. El pecado de Judá escrito esta 1. Así dijo Jehová: VE y compara con cincel de hierro y con una vasija de barro del alfarero, punta de diamante; Esculpido y lleva contigo de los ancianos está en la tabla de su corazón, del pueblo y de los ancianos y en los cuernos de sus altares. de los sacerdotes;2. Así a dicho Jehová: Maldito el 2. Y les haré comer la carne de varón que confía en el hombre, sus hijos y la carne de sus hijas y pone carne por su brazo y su y cada uno comerá la carne de corazón se aparte de Jehová. su amigo en el asedio y en el3. Bendito el varón que confía en apuro con que los estrecharan Jehová y cuya confianza es sus enemigos y los que buscan Jehová. sus vidas.4. Por que será como el árbol plantada junto a las aguas, que 14 junto a la corriente echará sus raíces y no verá cuando viene Profecías contra Pasur el calor, sino que su hoja estará verde y en el año de sequía no 1. El sacerdote Pasur hijo de Imer, se fatigarán y dejarán de dar que presidía como príncipe en fruto. la casa de Jehová, oyó a5. Engañoso es el corazón mas Jeremías que profetizaba estas que todas las cosas, y perverso; palabras. ¿quién lo conocerá?. Lamento de Jeremías6. Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón para dar a cada uno según su 87
  • 85. 2. Mas Jehová esta conmigo como 16 poderoso gigante; Por tanto, los que me persiguen tropezaran y no prevalecerán; serán Regreso del remanente avergonzados en la manera, por que no prosperarán, tendrán 1. ¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas perpetua confusión que jamás de mi rebaño! Dice Jehová. será olvidada. 2. Por tanto, así a dicho de Jehová3. Oh Jehová de los ejércitos que a los pastores que apacientan pruebas a los justos, que ve los mi pueblo: Vosotros pensamientos y el corazón, vea dispersaste mis ovejas y las yo tu venganza de ellos por que espantasteis y no las habéis a ti he Encomendado mi cuidado, he aquí que yo castigo causa. la maldad de vuestras obras dice Jehová. 15 3. Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas deProfecía contra los reyes de todas las tierras a donde las eche y las haré volver a sus Judá moradas y crecerán y se multiplicarán.1. Así dijo Jehová: Desciende a la 4. Y pondré sobre ellas pastores casa del Rey de Judá y habla que las apacienten; Y no allí esta palabra. temerán más, ni se2. No lloréis al muerto ni de el amedrentarán ni serán menos os condoláis, llorad cavadas, dice Jehová. amargamente por lo que se va 5. Por que tanto el profeta como por que no volverá jamás ni el sacerdote son impíos, aún en vera la tierra donde nació. mi casa Hallé su maldad.3. ¡Ay del que edifica su casa sin 6. Yo he oído lo que aquellos justicia y sus salas sin equidad profetas dijeron, profetizando sirviéndose de su prójimo de mentira en mi nombre balde y no dándole el salario diciendo: Soñé, soñé. de su trabajo! 7. ¿Hasta cuando estará esto en el corazón de los profetas que profetizan mentiras y que profetizan el engaño de su corazón? 88
  • 86. 8. El profeta que tuviere un La copa de ira para las sueño, cuente el sueño, y aquel a quien fuere mi palabra, naciones cuente mi palabra verdadera. ¿Qué tiene que ver la paja con 2. Por que así me dijo Jehová Dios el trigo? Dice Jehová. de Israel: Toma de mi mano la9. Dice Jehová: Eh aquí que yo copa del vino de este furor y estoy contra los profetas que da a beber de el a todas las endulzan sus lenguas y dicen: naciones a las cuales yo te El a dicho. envió.10. Eh aquí, dice Jehová, yo estoy 3. Y tome la copa de la mano de contra los que profetizan Jehová, y di de beber a todas sueños mentirosos, y los la naciones a las cuales me cuentan y hacen errar a mi envió Jehová. pueblo con sus mentiras y sus 4. Llegará el estruendo hasta el fin lisonjas y yo no los envié ni les de la tierra por que Jehová mande; Y ningún provecho tiene juicio contra las naciones; hicieron a este pueblo, dice Y el es el Juez de toda carne, Jehová. entregará a los impíos a espada,11. Y al profeta, al sacerdote o al dice Jehová. pueblo que dijere: Profecía de 5. Así a dicho Jehová de los Jehová, yo enviaré castigo sobre ejércitos: He aquí que el mal tal hombre y sobre su casa. ira de nación en nación y grande tempestad se levantará 17 de los fines de la tierra. 6. Aullad pastores, y clamad; Revolcaos en el polvoSetenta años de desolación mayorales del rebaño por que cumplíos son nuestros días1. Palabra que vino a Jeremías para seáis degollados y acerca de todo el pueblo de esparcidos y caeréis como vaso Judá en el año cuarto de Joasim precioso. hijo de Josias, Rey de Judá el cual era el año primero de Nabucodonosor, rey de Babilonia. 89
  • 87. 18 mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; Y yo La señal de los yugos seré a ellos por Dios y ellos me serán por pueblo. 5. Y no enseñará más ninguno a1. En el principio del reinado de su prójimo, ni ninguno a su Joasim hijo de Josías, rey de hermano, diciendo: Conoce a Judá vino esta palabra de Jehová; Por que todos me Jehová a Jeremías diciendo. conocerán, desde el más2. Yo hice la tierra, el hombre y pequeño de ellos hasta el más las bestias que están sobre la grande, dice Jehová; Porque faz de la tierra, con mi gran perdonaré la maldad de ellos, poder y con mi brazo y no me acordaré más de su extendido y le di a quien yo pecado. quise. 20 191. En aquel tiempo, dice Jehová, Restauración de la yo seré por Dios a todas las prosperidad de Jerusalén familias de Israel y ellas me serán a mi por pueblo. 1. Vino palabra de Jehová a2. Entonces la virgen se alegrará Jerusalén a Jeremías la segunda en la danza, los jóvenes y los vez, estando él aún preso en el viejos juntamente y cambiaré patio de la cárcel, diciendo. su lloro en gozo, y los alegraré 2. Clama a mí, y yo te de su dolor. responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no El nuevo pacto conoces.3. He aquí que vienen días dice 21 Jehová, en los cuales haré un nuevo pacto, con la casa de El rey quema el rollo Israel y con la casa de Judá.4. Pero este es el pacto que haré 1. Aconteció en el cuarto año de con la casa de Israel después de Joacim hijo de Josías, rey de aquellos días, dice Jehová: Daré 90
  • 88. Judá, que vino esta palabra de 2. Tú, siervo mío Jacob, no temas, Jehová a Jeremías, diciendo. dice Jehová, porque yo estoy2. Quizá llegue la oración de ellos contigo; porque destruiré a a la presencia de Jehová, y se todas las naciones entre las vuelva cada uno de su mal cuales te he dispersado; Pero a camino; Porque grande es el ti no te destruiré del todo, sino furor y la ira que ha expresado que te castigaré con justicia; de Jehová contra este pueblo. ninguna manera te dejaré sin castigo. 22 24 Mensaje a Baruc Profecía sobre Babilonia1. Palabra que habló el profeta Jeremías a Baruc hijo de 1. Palabra que habló Jehová Nerías, cuando escribía ene l contra Babilonia, contra la libro estas palabras de boca de tierra de los caldeos, por medio Jeremías, en el año cuarto de del profeta Jeremías. Joacim, hijo de Josías rey de 2. He aquí yo estoy contra ti, oh Judá, diciendo. soberbio, dice el Señor, Jehová2. ¿Y tú buscas para ti de los ejércitos; Porque tu día grandezas?. No las busques; ha venido, el tiempo en que te Porque he aquí que yo traigo castigaré. mal sobre toda carne, ha dicho 3. y el soberbio tropezará y caerá, Jehová; Pero a ti te daré vida y no tendrá quien lo levante; por botín en todos los lugares Y encenderé fuego en sus adonde fueres. ciudades, y quemaré todos sus alrededores. 23Profecías acerca de Egipto1. Palabra de Jehová que vino al profeta Jeremías, contra las naciones. 91
  • 89. EZEQUIEL 1 vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban. 7. Cuando ellos andaban, La visión de la gloria andaban ellas, y cuando ellos divina se paraban, se paraban ellas; Asimismo cuando se1. Aconteció en el año treinta, en levantaban de la tierra, las el mes cuarto, a los cinco días ruedas se levantaban tras ellos; del mes, que estando yo en Porque el espíritu de los seres medio de los cautivos junto al vivientes estaba en las ruedas. río Quebar, los cielos se 8. Y sobre las cabezas de los seres abrieron, y vi visiones de Dios. vivientes aparecía una2. Y miré, y he aquí venía del expansión a manera de cristal norte un viento tempestuoso, maravilloso, extendido encima y una gran nube, con un fuego sobre sus cabezas. envolvente, y alrededor de él 9. Y sobre la expansión que había un resplandor, y en medio del sobre sus cabezas se veía la fuego algo que parecía como figura de un trono que parecía bronce refulgente, de piedra de zafiro; Y sobre la3. y en medio de ella la figura de figura del trono había una cuatro seres vivientes. Y esa era semejanza que parecía de un su apariencia: Había en ellos hombre sentado sobre él. semejanza de hombre. 10. Como parece el arco iris que4. Cuando andaban se movían está en las nubes el día que hacía sus cuatro costados; No llueve, así era el parecer del se volvían cuando andaban. resplandor alrededor. Esta fue5. Y sus aros eran altos y la visión de la semejanza de la espantosos, y ellos de ojos gloria de Jehová, Y cuando yo alrededor en las cuatro. la vi, me postré sobre mi6. Y cuando los seres vivientes rostro, y oí la voz de uno que andaban, las ruedas andaban hablaba. junto a ellos; y cuando los seres 92
  • 90. 2 y sal al campo, y allí hablaré contigo. 5. Y me levanté y salí al campo; Llamamiento de Ezequiel Y he aquí allí estaba la gloria de Jehová, como la gloria que1. Me dijo: hijo de hombre, había visto junto al río ponte sobre tus pies, y hablaré Quebar; Y me postre sobre mi contigo. rostro.2. Mas tú, hijo de hombre, oye lo que yo te hablo; No seas 4 rebelde como la casa rebelde; Abre tu boca, y como lo que yo te doy. Predicción del sitio de Jerusalén 3 1. Tú, hijo de hombre, tómate u1. Me dijo: Hijo de hombre, adobe, y ponlo delante de ti, y come de lo que hallas; Como diseña sobre él la ciudad de este rollo, y ve y habla a la casa Jerusalén. de Israel. 2. Y tú te acostarás sobre tu lado2. Y me levantó el Espíritu, y oí izquierdo, y pondrás sobre él detrás de mí una voz de gran la maldad de la casa de Israel. estruendo, que decía: Bendita El número de los días que sea la gloria de Jehová desde su duermas sobre él, llevarás sobre lugar. ti la maldad de ellos.3. Oí también el sonido de las 3. Yo te he dado los años de su alas de los seres vivientes que maldad por el número de los se juntaban la una con la otra, días, trescientos noventa días; y el sonido de las ruedas Y así llevarás tu la maldad de delante de ellos, y sonido de la casa de Israel. gran estruendo. 5 El profeta mudo 1. Y tú, hijo del hombre, tómate4. Vino allí la mano de Jehová un cuchillo agudo, toma una sobre mí, y me dijo: Levántate, navaja de barbero, y hazla pasar sobre tu cabeza y tu barba]; 93
  • 91. Toma después una balanza de 3. Y mi ojo no perdonará, no pesar y divide los cabellos. tendré misericordia; Según tus2. Por eso los padres comerán a caminos pondré sobre ti, y en los hijos en medio de ti, y los medio de ti estarán tus hijos comerán a sus padres; Y abominaciones; Y sabréis que haré en ti juicios, y esparciré a yo Jehová soy el que castiga. todos los vientos todo lo que 4. He aquí el día he aquí que quedare de ti. viene; Ha salido la mañana; Ha3. Y se cumplirá mi furor y saciaré florecido la vara, ha reverdecido en ellos mi enojo, y tomaré la soberbia. satisfacción; Y sabrán que yo 5. La violencia se ha levantado en Jehová he hablado en mi celo, vara de maldad; Ninguno cuando cumpla en ellos mi quedará de ellos, ni de su enojo. multitud, ni uno de los suyos,4. Y te convertiré en soledad y en ni habrá entre ellos quien se oprobio entra las naciones que lamente. están alrededor de ti, a los ojos 6. El tiempo ha venido, se acercó de todo transeúnte. el día; El que compra, no se5. Y serás oprobio y escarnio y alegre, y el que vende, no llore, escarmiento y espanto a las porque la ira está sobre toda la naciones que están alrededor de multitud. ti, cuando yo haga en ti juicios 7. Porque el que vende no volverá con furor e indignación, y en a lo vendido, aunque queden reprensiones de ira, yo Jehová vivos; Porque la visión sobre he hablado. toda la multitud no se revocará, y a causa de su 6 iniquidad ninguno podrá amparar su vida. El fin viene 8. De fuera espada, de dentro pestilencia y hambre; el que este en el campo morirá a1. Vino a mi palabra de Jehová, espada, y al que esté en la diciendo. ciudad lo consumirá el hambre2. La mañana viene para ti, Oh y la pestilencia. morador de la tierra; El tiempo 9. Arrojarán su plata en las calles, viene, cercano esta el día; Día y su oro será desechado; Ni su de tumulto, y no de alegría, plata ni su oro podrá librarlos sobre los montes. 94
  • 92. en el día del furor de Jehová; de mí, y allí se posó sobre mí No saciarán su alma, ni la mano de Jehová el señor. llenarán sus entrañas, porque 2. Pues también yo procederé con ha sido tropiezo para su furor; No perdonará mi ojo, ni maldad. tendré misericordia; Y gritarán10. Por cuanto convirtieron la a mis oídos con gran voz, y no gloria de su ornamento en los oiré. soberbia, e hicieron de ello las imágenes de sus abominables 8 ídolos, por eso se lo convertí en cosa repugnante.11. Haz una cadena, porque la Visión de la muerte de los tierra está llena de delitos de culpables sangre, y la ciudad está llena de violencia. 1. Clamó en mis oídos con gran12. Destrucción viene; Y buscarán voz, diciendo: Los verdugos de la paz, y no la habrá. la ciudad han llegado, y cada13. Quebrantamiento vendrá uno trae en su mano sus sobre quebrantamiento, y instrumentos para destruir. habrá rumor sobre rumor; Y 2. Y le dijo Jehová: Pasa por en buscarán respuesta del profeta, medio de la ciudad, por en mas la ley se alejará del medio de Jerusalén, y ponles sacerdote, y de los ancianos del una señal en la frente a los consejo. hombres que gimen y que claman a causa de todas la 7 abominaciones que se hacen en medio de ella. 3. Y a los otros dijo, oyéndolo yo: Visión de las Pasad por la ciudad en pos de abominaciones en él, y matad; No perdone Jerusalén vuestro ojo, ni tengáis misericordia.1. En el sexto año, en el mes 4. Matad a viejos, jóvenes y sexto, a los cinco días del mes, vírgenes, niños y mujeres, aconteció que estaba yo sentado hasta que no quede ninguno; en mi casa, y los ancianos de Pero a todo aquel sobre el cual Judá estaban sentados delante hubiere señal, no os acercaréis; 95
  • 93. y comenzaréis por mi Juicio del castigo de santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que Jerusalén estaban delante del templo. 2. hijo de hombre, cuando la 9 tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre La gloria de Dios ella, y le quebrante el sustento abandona el templo del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella1. Miré, y he aquí en la expansión hombres y bestias, que había sobre la cabeza de 3. si estuviesen en medio de ella los querubines como una estos tres varones, Noé, Daniel piedra de zafiro, que parecía y Job, ellos por su justicia como semejanza de un trono librarían únicamente sus que se mostró sobre ellos. propias vidas, dice Jehová el2. Y habló al varón vestido de Señor. lino, y le dijo: Entra en medio 4. O si yo trajere espada sobre la de las ruedas debajo de los tierra, y dijere: Espada, pasa querubines, y llena tus manos por la tierra; E hiciere cortar de carbones encendidos de de ella hombres y bestias. entre los querubines, y espárcelos sobre la ciudad. Y 11 entro a vista mía.3. Y apareció en los querubines Jerusalén es como una vid la figura de una mano de hombre debajo de sus alas. inútil 10 1. Vino a mí palabra de Jehová, diciendo. 2. He aquí, es puesta en el fuego Juicio contra los idólatras para ser consumida; sus dos que consultan al profeta extremos consumió el fuego, y la parte de en medio se quemó;1. Vinieron a mí algunos de los ¿Servirá para obra alguna?. ancianos de Israel, y se sentaron 3. Por tanto, así ha dicho Jehová delante de mi. el Señor: Como la madera de 96
  • 94. la vid entre los árboles del de los ancianos de Israel a bosque, la cual di al fuego para consultar a Jehová, y se que la consumiese, así haré a sentaron delante de mí. los moradores de Jerusalén. 2. También les alcé yo mi mano4. Y pondré mi rostro contra ellos; en el desierto, jurando que los Aunque del fuego se escaparon, esparciría entre las naciones, y fuego los consumirá; Y sabréis que los dispersaría por las que yo soy Jehová, cuando tierras. pusiere mi rostro contra ellos. 14 12 Parábola de la ollaEl alma que pecare morirá hirviente1. Vino a mi palabra de Jehová, 1. Vino a mi palabra de Jehová diciendo. en el año noveno, en el mes2. Ni oprimiere a ninguno; Que décimo, a los diez días del mes, al deudor devolviere su prenda, diciendo: que no cometiere robo, y que 2. Junta sus piezas de carne en diere de su pan al hambriento ella; todas buenas piezas, y cubriere al desnudo con pierna y espalda; llénala de vestido. huesos escogidos.3. Que no prestare a interés ni 3. Por tanto, así ha dicho tomare usura; Que de la Jehová el Señor: ¡Ay de la maldad retrajere su mano, e ciudad de sangres! Pues hiciere juicio verdadero entre también haré yo gran hoguera. hombre y hombre. 15 13 El valle de los huesos secosModo de proceder de Dios con Israel 1. La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu1. Aconteció en el año séptimo, de Jehová, y me puso en medio en el mes quinto, a los diez días de un valle que estaba lleno de del mes, que vinieron algunos huesos. 97
  • 95. La reunión de Judá e Israel espacio abierto que quedaba enfrente del edificio, hacia el norte.2. Y les dirás: Así ha dicho Jehová 2. Y me dijo: Las cámaras del el Señor: He aquí, yo tomo a norte y las del sur, que están los hijos de Israel de entre las delante del espacio abierto, son naciones a las cuales fueron, y cámaras santas en las cuales los los recogeré de todas partes, y sacerdotes que se acercan a los traeré a su tierra; Jehová comerán las santas3. Y los haré una nación en la ofrendas; Allí pondrán las tierra, en los montes de Israel, ofrendas santas, la ofrenda y la y un rey será a todos ellos por expiación y el sacrificio por el rey; Y nunca más serás dos pecado, porque el lugar es naciones, ni nunca más serán santo. divididos en dos reinos. 18 161. Me introdujo luego en el La gloria de Jehová llena el templo, y midió los postes, templo siendo el ancho seis codos de un lado, y seis codos de otro, 1. Me llevó luego a la puerta, a la que era el ancho del puerta que mira hacia el tabernáculo. oriente.2. La altura del altar de madera era de tres codos, y su longitud de dos codos; Y sus esquinas, Leyes del templo su superficie y sus paredes eran de madera. Y me dijo: Esta es 2. Y me dijo: Hijo de hombre, el la mesa que está delante de lugar donde posaré las plantas Jehová. de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para 17 siempre; Y nunca más profanará la casa de Israel mi1. Me trajo luego al atrio exterior santo nombre, ni ellos ni sus hacia el norte, y me llevó a la reyes, con sus fornicaciones, ni cámara que estaba delante del con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos. 98
  • 96. 3. Estas son las medidas del altar por codos ( el codo de a codo y palmo menor ). La base, de un codo, y de un codo de ancho; Y su remate por su borde alrededor, de un palmo. Este será el zócalo del altar. 99
  • 97. DANIEL 1 5. Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada laVisión de las cuatro bestias vida hasta cierto tiempo. 6. Miraba yo en la visión de la1. En el primer año de Belsasar noche, y he aquí con las nubes rey de Babilonia tuvo Daniel del cielo venía uno como un un sueño, y visiones de su hijo de hombre que vino hasta cabeza mientras estaba en su el Anciano de días, y le hicieron lecho; Luego escribió el sueño, acercarse delante de él. y relató lo principal del asunto. 7. Y le fue dado dominio, gloria2. Estuve mirando hasta que y reino, para que todos los fueron puestos tronos, y se pueblos, naciones y lenguas le sentó un Anciano de días, cuyo sirvieran; Su dominio es vestido era blanco como la dominio eterno, que nunca nieve, y el pelo de su cabeza pasará, y su reino uno que no como lana limpia; Su trono será destruido. llama de fuego, y las ruedas del 8. Hasta que vino el Anciano de mismo, fuego ardiente. días, y se dio el juicio a los3. un río de fuego procedía y salía santos del altísimo; Y llegó el de delante de él; Millares de tiempo, y los santos recibieron millares le servían, y millones el reino. de millones asistían delante de él; El Juez se sentó, y los libros 2 fueron abiertos.4. Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras Visión del carnero y del que hablaba el cuerno; Miraba macho cabrío hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y 1. En el año tercero del reinado entregado para ser quemado en del rey Belsasar, me apareció el fuego. una visión a mí, Daniel, 100
  • 98. después de aquella que me Profecía de las setenta aparecido antes.2. Vino luego cerca de donde yo semanas estaba; Y con su venida me asombré, y me postré sobre mi 3. Y después de las sesenta y dos rostro. Pero él me dijo: semanas se quitará la vida al Entiende, hijo de hombre, Mesías, mas no por sí; Y el porque la visión es para el pueblo de un príncipe que ha tiempo del fin. de venir destruirá la ciudad y3. Y dijo: He aquí yo te enseñaré el santuario; y su fin será con lo que ha de venir al fin de la inundación, y hasta el fin de ira; Porque eso es para el tiempo la guerra durarán las del fin. devastaciones.4. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su 4 mano; Y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso Visión de Daniel junto al destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de río los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por 1. En el año tercero de Ciro rey mano humana. de Persia fue revelada palabra a Daniel, llamado Beltsasar; Y 3 la palabra era verdadera, y el conflicto grande; Pero él comprendió la palabra, y tuvo Oración de Daniel por su inteligencia en la visión. pueblo 2. Y sólo yo, Daniel, vi aquella cisión, y no la vieron los1. En el año primero de Darío hombres que estaban conmigo, hijo de Asuero, de la nación de sino que se apoderó de ellos un los medos, que vino a ser rey gran temor, y huyeron y se sobre el reino de los caldeos. escondieron.2. De Jehová nuestro Dios es el 3. Y me dijo: Muy amado, no tener misericordia y el temas; La paz sea contigo; perdonar, aunque contra él nos Esfuérzate y aliéntate. Y hemos rebelado. mientras él me hablaba, 101
  • 99. recobré las fuerzas, y dije: 3. Pero tú, Daniel, cierra las Hable mi señor, porque me has palabras y sella el libro hasta fortalecido. el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la 5 ciencia se aumentará. 4. Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del El tiempo del fin río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo; Y juro por el1. En aquel tiempo se levantará que vive por los siglos, que será Miguel, el gran príncipe que por tiempo, tiempos, y la está de parte de los hijos de tu mitad de un tiempo. Y cuando pueblo; Y será tiempo de se acabe la dispersión del poder angustia, cual nunca fue desde del pueblo santo, todas estas que hubo gente hasta entonces; cosas serán cumplidas. pero en aquel tiempo será 5. El respondió: Anda, Daniel, libertado tu pueblo, todos los pues estas palabras están que se hallen escritos en el cerradas y selladas hasta el libro. tiempo del fin.2. Y muchos de los que duermen 6. Muchos serán limpios, y en el polvo de la tierra serán emblanquecidos y purificados; despertados, unos para vida Los impíos procederán eterna, y otros para vergüenza impíamente, y ninguno de los y confusión perpetua. impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán. 102
  • 100. OSEAS 1 2 Insinceridad del Castigo de la persistente arrepentimiento de Israel infidelidad de Israel1. Venid y volvamos a Jehová; 1. No te alegres, Oh Israel, hasta Porque él arrebató, y nos saltar de gozo como los curará; hirió, y nos venderá. pueblos, pues has fornicado2. Nos dará vida después de dos apartándote de tu Dios; días; En el tercer día nos Amaste salario de ramera en resucitará, y viviremos delante todas las eras de trigo. de él. 2. Atalaya es Efraín par con mi Dios; El profeta es lazo de cazador en todos sus caminos, odio en la casa de su Dios. 103
  • 101. JOEL 1 2. Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; Como el huerto de Edén será la tierra Devastación de la tierra delante de él, y detrás de él por la langosta como desierto asolado; Ni tampoco habrá quien de él1. Palabra de Jehová que vino de escape. Joel, hijo de Petuel. 3. Ninguno estrechará a su2. ¡Ay del día! Porque cercano está compañero, cada uno irá por el día de Jehová, y vendrá su carrera; Y aun cayendo como destrucción por el sobre la espada no se herirán. todopoderoso. 4. Irán por la ciudad, correrán por3. ¡Cómo gimieron las bestias! el muro, subirán por las casa, ¡cuán turbados anduvieron los entrarán por las ventanas a hatos de los bueyes, porque no manera de ladrones. tuvieron pastos!. También 5. Delante de él temblará la fueron asolados los rebaños de tierra, se estremecerán los las ovejas. cielos; el sol y la luna se4. A ti, Oh Jehová, clamaré; oscurecerán, y las estrellas Porque fuego consumió los retraerán su resplandor. pastos del desierto, y llama 6. Y Jehová dará su orden delante abrasó todos los árboles del de su ejercito; Porque muy campo. grande es su campamento; Fuerte es el que ejecuta su 2 orden; Porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿Quién podrá soportarlo?1. Tocad trompeta en Sión, y dad alarma en mi santo monte; Tiemblen todos los moradores La misericordia de Jehová de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está 7. Por eso pues, ahora, dice cercano. Jehová, convertíos a mí con 104
  • 102. todo vuestro corazón, con 3 ayuno y lloro y lamento.8. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, convertíos a Juicios de Jehová sobre las Jehová vuestro Dios; Porque naciones misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en 1. Porque he aquí que en aquellos misericordia, y que se duele del días, y en aquel tiempo en que castigo. haré volver la cautividad de9. Y Jehová, solícito por su tierra, Judá y de Jerusalén, perdonará a su pueblo. 2. reuniré a todas las naciones, y10. Tierra, no temas; Alégrate y las haré descender al valle gózate, porque Jehová hará Josafat, y allí entraré en juicio grandes cosas. con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien Derramamiento del ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi Espíritu de Dios tierra. 3. Despiértense las naciones, y11. Y daré prodigios en el cielo y suban al valle de Josafat; Porque en la tierra, sangre, y fuego, y allí me sentaré para juzgar a columnas de humo. todas las naciones de alrededor.12. El sol se convertirá en tinieblas, 4. Echad la hoz, porque la mies y la luna en sangre, antes que está ya madura. Venid, venga el día grande y espantoso descended, porque el lagar está de Jehová. lleno, rebosan las cubas; Porque13. Y todo aquel que invocare el mucha es la maldad de ellos. nombre de Jehová será salvo; Porque en el monte de Sión y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado. 105
  • 103. AMÓS 1 3Juicios contra las naciones Llamamiento al vecinas arrepentimiento1. Las palabras de Amós, que fue 1. Oíd esta palabra que yo levanto unos de los pastores de Tecoa, para lamentación sobre que profetizó acerca de Israel vosotros, casa de Israel. en días de Uzías rey de Judá y 2. Buscad al que hace las Pléyades en días de Jeroboam hijo de y el Orión, y vuelve las tinieblas Joás, rey de Israel, dos años en mañana, y hace oscurecer el antes del terremoto. día como noche; El que llama2. Prenderé fuego en el muro de a las aguas del mar, y las Gaza, y consumirá sus derrama sobre la faz de la tierra: palacios. Jehová es su nombre. 3. Por tanto, el prudente en tal 2 tiempo calla, porque el tiempo es malo. 4. ¡Ay de los que desean el día de El rugido del león Jehová! ¿Para que queréis este día de Jehová? Será de tinieblas1. Oíd esta palabra que ha y no de luz. hablado Jehová contra vosotros, hijos de Israel, contra 4 toda la familia que hice subir de la tierra de Egipto, Dice así:2. A vosotros solamente he Tres visiones de conocido de todas las familias destrucción de la tierra; Por tanto, os castigaré por todas vuestras 1. Así me ha mostrado Jehová el maldades. Señor: he aquí, {el criaba 106
  • 104. langostas cuando comenzaba a de todos; Y al postrero de ellos crecer el heno tardío; Y he aquí mataré a espada; no habrá de era el heno tardío después de ellos quien huya, ni quien las siegas del rey. escape.2. Jehová el Señor me mostró así: 2. El edificó en el cielo sus He aquí, Jehová el Señor cámaras, y ha establecido su llamaba para juzgar con fuego; expansión sobre la tierra; Él Y consumió un gran abismo, llama las aguas del mar, y sobre y consumió una parte de la la faz de la tierra las derrama; tierra. Jehová es su nombre. El juicio sobre Israel se Restauración futura de acerca Israel3. Oíd esto, los que explotáis a los 3. Y traeré del cautiverio a mi menesterosos, y arruináis a los pueblo Israel, y edificarán ellos pobres de la tierra. las ciudades asoladas, y las habitarán; Plantarán viñas, y 5 beberán vino de ellas, y harán huertos, y comerán del fruto de ellos. Los juicios de Jehová son 4. Pues los plantaré sobre su ineludibles tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo1. Vi al Señor que estaba sobre el les di, ha dicho Jehová Dios altar, y dijo: Derriba el capitel, tuyo. y estremézcanse las puertas, y hazlos pedazos sobre la cabeza 107
  • 105. MIQUEAS 1 2 El reinado del libertador Controversia de Jehová desde Belén contra Israel1. Rodéate ahora de muros, hija 1. Oíd ahora lo que dice Jehová: de guerreros; Nos han sitiado; Levántate, contiende contra los Con vara herirán en la mejilla montes y oigan los collados tu al juez de Israel. voz.2. Pero tú, Belén Efrata, pequeña 2. Porque yo te hice subir de la para estar entre las familias de tierra de Egipto, y de la casa Judá, de ti me saldrá el que será de servidumbre te redimí; Y Señor en Israel; Y sus salidas envié delante de ti a Moisés, a son desde el principio, desde Aarón y a María. los días de la eternidad.3. Pero los dejará hasta el tiempo 3 que dé a luz la que ha de dar a luz; Y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos d Israel. Corrupción moral de Israel4. Y él estará, y apacentará con poder de Jehová, con grandeza 1. ¡Ay de mí! Porque estoy como del nombre de Jehová su Dios; cuando han recogido los frutos Y los morarán seguros, porque del verano, como cuando han ahora será engrandecido hasta rebuscado después de la los fines de la tierra. vendimia, y no queda racimo para comer; Mi alma deseó los primeros frutos. 2. No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; De la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca.. 108
  • 106. 3. Porque el hijo deshonra al Jehová trae luz y libertad padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su 5. Y será asolada la tierra a causa suegra, y los enemigos del de sus moradores, por el fruto hombre son los de su casa. de sus obras.4. Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; El Dios mío me oirá. 109
  • 107. NAHUM 11. Profecía sobre Nínive. Libro de la visión de Nahum de Elcos.2. Los montes tiemblan delante de él, y los collados se derriten; La tierra se conmueve a su presencia, y el mundo, y todos los que en él habitan 110
  • 108. HABACUC 1 saciará; Antes reunió para sí todas las gentes, y junto para sí todos los pueblos. Hanacuc se queja de injusticia Ayes contra los injustos1. La profecía que vio el profeta 3. ¡Ay del que codicia injusta Habacuc. ganancia para su casa, para poner en alto su nido, para Protesta de Habacuc escaparse del poder del mal! 4. Porque la tierra será llena del2. ¿Vaciará por eso su red, y no conocimiento de la gloria de tendrá piedad de aniquilar Jehová, como las aguas cubren naciones continuamente? el mar. 5. Te has llenado de deshonra 2 más que de honra; Bebe tu también, y serás descubierto; El cáliz de la mano derecha de Jehová responde a Jehová vendrá hasta ti, Y Habacuc vómito de afrenta sobre tu gloria.1. Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y 3 velaré para ver lo que se me dirá, y que he de responder Oración de Habacuc tocante a mi queja.2. Y también, el que es dado al 1. Oración del profeta Habacuc, vino es traicionero, hombre sobre Sigionot. soberbio, que no permanecerá; 2. Se descubrió enteramente tu Ensanchó como el Seol su alma, arco; Los juramentos a las y es como la muerte, que no se 111
  • 109. tribus fueron palabra segura. las aguas; El abismo dio su voz, Selah a lo alto alzó sus manos.3. Te vieron y tuvieron temor los 4. Con ira hollaste la tierra, con montes; Pasó la inundación de furor trillaste las naciones. 112
  • 110. SOFONÍAS 1 2 El día de la ira de Jehová El pecado de Jerusalén, y su redención1. Destruiré por completo todas las cosas de sobre la faz de la 1. Por tanto, esperadme, dice tierra, dice Jehová Jehová, hasta el día que me2. Destruiré los hombre y las levante para juzgaros; Porque bestias; Destruiré las aves del mi determinación es reunir las cielo y los peces del mar, y naciones, juntar los reinos, para cortaré a los impíos; Y raeré a derramar sobre ellos mi enojo, los hombres de sobre la faz de todo el ardor de mi ira; Por el la tierra, dice Jehová. fuego de mi celo será consumid3. Día de ora aquel día, día de toda la tierra. angustia y de aprieto, día de 2. En aquel tiempo devolveré yo tiniebla y de oscuridad, día de a los pueblos pureza de labios, nublado y de para que todos invoquen el entenebrecimiento. nombre de Jehová, para que le4. Ni su plata ni su oro podrá sirvan de común librarlos en el día de la ira de consentimiento. Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; Porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra. 113
  • 111. HAGEO 1 Exhortación a edificar el templo1. Sembráis mucho, y recogéis poco; Coméis, y no os saciáis; Bebéis, y no quedáis satisfechos; Os vestís, y no os calentáis; Y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. 114
  • 112. ZACARIAS 1 2 Llamamiento a volver a El rollo volante Jehová 1. De nuevo alcé mis ojos y miré, y he aquí un rollo que volaba.1. En el octavo mes del año segundo de Darío, vino 3 palabra de Jehová al profeta Zacarías, hijo de Berequías, hijo de Iddo diciendo: Los cuatro carros 1. De nuevo alcé mis ojos y miré, La visión de los caballos y he aquí cuatro carros que saltan de entre dos montes; Y2. Y aquel varón que estaba entre aquellos montes eran de los mirtos respondió y dijo: bronce. Estos son los que Jehová ha 2. En el primer carro había enviado a recorrer la tierra. caballos alazanes, en el segundo carro caballos negros,Llamamiento a los cautivos 3. En el tercer carro caballos blancos, y en el cuarto carro3. Porque he aquí yo alzo mi caballos overos rucios rodados. mano sobre ellos, y serán despojo a sus siervos, y sabréis 4 que Jehová de los ejércitos me envió. Castigo de las naciones vecinas 1. La profecía de la palabra de Jehová está contra la tierra de 115
  • 113. Hadrac y sobre Damasco; espada su brazo, y su ojo Porque a Jehová deben mirar derecho; Del todo se secará su los ojos de los hombres, y de brazo, y su ojo derecho será todas las tribus de Israel. enteramente oscurecido. El futuro rey de Sión 62. Alégrate mucho, hija de Sión; Liberación futura de da voces de Júbilo, hija de Jerusalén Jerusalén: he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde y cabalgador sobre un asno, 1. Y derramaré sobre la casa de sobre un pollino hijo de asna. David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; Y mirarán a mí, 5 a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo Los pastores inútiles unigénito, afligiéndose por él, como quien se aflige por el1. Apacenté, pues, las ovejas de primogénito. la matanza, esto es, a los pobres del rebaño. Y tomé para mi dos 7 cayados: Al uno puse por nombre Gracia, y al otro EL pastor de Jehová es Ataduras; Y apacenté las ovejas.2. Tomé luego mi cayado Gracia, herido y lo quebré, para romper mi pacto que concerté con todos 1. Y meteré en el fuego a la tercera los pueblos. parte, y los fundiré como se3. Y les dije: Si os parece bien, funde la plata, y los probaré dadme mi salario; Y si no, como se prueba el oro. El dejadlo. Y pesaron por mi invocará mi nombre, y yo le salario treinta piezas de plata. oiré, y diré: Pueblo mío; Y él4. ¡Ay del pastor inútil que dirá: Jehová es mi Dios. abandona el ganado! Hiera la 116
  • 114. 8 2. Será un día, el cual es conocido de Jehová, que no será ni día ni noche; Pero sucederá que al Jerusalén y las naciones caer la tarde habrá luz.1. Y acontecerá que en ese día no habrá luz clara, ni oscura. 117
  • 115. MALAQUÍAS 1 camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis,Amor de Jehová por Jacob y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí1. Maldito el que engaña, el que viene, ha dicho Jehová de los teniendo machos en su rebaño, ejércitos. promete, y sacrifica a Jehová lo 2. ¿Y quién podrá soportar el dañado. Porque yo soy Gran tiempo de su venida? ¿ o quien Rey, dice Jehová de los podrá estar en pie cuando el se ejércitos, y mi nombre es manifieste? Porque él es como temible entre las naciones. fuego purificador, y como jabón de lavadores. 2 3. Y se sentará para afinar y limpiar la plata; Porque limpiará a los hijos de Leví, los Reprensiones de la afinará como a oro y como a infidelidad de Israel plata, traerán a Jehová ofrenda en justicia.1. ¿No tenemos todos un mismo 4. Y será grata a Jehová la ofrenda padre? ¿No nos ha creado un de Judá y de Jerusalén, como mismo Dios? ¿Por qué, pues, en los días pasados, y como en nos portamos deslealmente el los años antiguos. uno contra el otro, profanando 5. Y vendré a vosotros para juicio; el pacto de nuestros padres? Y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra 3 los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al joranlero, a la viuda y al EL día del juicio se acerca huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no1. He aquí, yo envió mi teniendo temor de mí, dice mensajero, el cual preparará el Jehová de los ejércitos. 118
  • 116. El pago de los diezmos 2. Más a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia, y en sus alas traerá6. Traed todos los diezmos al alfolí salvación; Y saldréis, y saltaréis y haya alimento en mi casa; Y como becerros en la manada. probadme ahora en esto, dice 3. Hollaréis a los malos, los cuales Jehová de los ejércitos, si no os serán ceniza bajo las plantas de abriré las ventanas de los cielos, vuestros pies, en el día en que y derramaré sobre vosotros yo actúe, ha dicho Jehová de bendición hasta que los ejércitos. sobreabunde. 4. Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en 4 Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.El advenimiento del día de 5. He aquí, yo os envió el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová Jehová, grande y terrible. 6. el hará volver el corazón de los1. Porque he aquí, viene el día padres hacia los hijos, y el ardiente como un horno, y corazón de los hijos hacia los todos los soberbios y todos los padres, n sea que yo venga y que hacen maldad serán hiera la tierra con maldición. estopa; Aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni la raíz ni rama. 119
  • 117. EL NUEVO TESTAMENTODE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
  • 118. EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 1 cualquiera que matare será culpable de juicio. 3. Pero yo os digo que cualquiera Tentación de Jesús que se enoje contra su hermano, será culpable de1. Desde entonces comenzó Jesús juicio; Y cualquiera que diga: a predicar, y a decir: Necio, a su hermano, será Arrepentíos, porque el reino de culpable ante el concilio; Y los cielos se ha acercado. cualquiera que le diga: Fatuo,2. Y se difundió su fama por toda quedará expuesto al infierno de Siria; Y le trajeron todos los que fuego. tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y Jesús y los juramentos tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; Y los 4. Pero yo os digo; No juréis en sanó. ninguna manera; Ni por el cielo, porque es el trono de 2 Dios. 5. Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; Jesús y la ley no, no; Porque lo que es más de esto, de mal procede.1. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la El amor hacia los enemigos tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo 6. Pero yo os digo; No resistáis al se haya cumplido. que es malo; Antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele Jesús y la ira también la otra; 7. Y al que quiera ponerte a pleito2. Oísteis que fue dicho a los y quitarte la túnica, déjale antiguos: No matarás; Y también la capa; 123
  • 119. 8. AL que te pida, dale; y al que 4. Y orando, no uséis vanas quiera tomar de ti prestado, no repeticiones, como los gentiles, se lo rehúses. que piensan que por su9. Oísteis que fue dicho: Amarás palabrería serán oídos. a tu prójimo, y aborrecerás a 5. No os hagáis, pues, semejantes tu enemigo. a ellos; Porque vuestro Padre10. Pero yo os digo: Amad a sabe de qué cosas tenéis vuestros enemigos, bendecid a necesidad, antes que vosotros los que os maldicen, haced le pidáis. bien a los que os aborrecen, y 6. Vosotros, pues, oraréis así: orad por los que os ultrajan y Padre nuestro que estás en los os persiguen; cielos, santificado sea tu11. Sed, pues, vosotros perfectos, nombre. como vuestro padre que está en 7. Venga tu reino. Hágase tu los cielos es perfecto. voluntad, como en el cielo, así en la tierra. 3 8. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 9. Y perdónanos nuestras deudas, Jesús y la limosna como también nosotros perdonamos a nuestros1. Más cuando tú des limosna, no deudores. sepa tu izquierda lo que hace 10. Y no nos metas en tentación, tu derecha, mas líbranos del mal; Porque2. para que sea tu limosna en tuyo es el reino, y el poder, y secreto; Y tu Padre que ve en la gloria, por los todos los lo secreto te recompensará en siglos. Amén público. 11. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os Jesús y la oración perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;3. Más tú, cuando ores, entra en 12. mas si no perdonáis a los tu aposento, y cerrada la hombres sus ofensas, tampoco puerta, ora a tu Padre que está vuestro Padre os perdonará en secreto; Y tu Padre que ve vuestras ofensas. en lo secreto te recompensará en público. 124
  • 120. Jesús y el ayuno Dios y las riquezas13. Cuando ayunéis, no seáis 19. Ninguno puede servir a dos austeros, como los hipócritas: señores; Porque o aborrecerá al Porque ellos demudan sus uno y amará al otro, o estimará rostros para mostrar a los al uno y menos preciará al otro. hombres que ayunan; de cierto No podéis servir a Dios y a las os sigo que ya tienen su riquezas. recompensa. El afán y la ansiedad Tesoros en el cielo 20. Mas buscad primeramente el14. No os hagáis tesoros en la reino de Dios y su justicia, y tierra, donde la polilla el orín todas estas cosas os serán corrompen, y donde ladrones añadidas. minan y hurtan; 21. Así que, no os afanéis por el día15. sino haceos tesoros en el cielo, de mañana, porque el día de donde ni la polilla ni el orín mañana traerá su afán. Basta a corrompen, y donde ladrones cada día su propio mal. no minan ni hurtan.16. Porque donde esté vuestro 4 tesoro, allí estará también vuestro corazón. La oración, y la regla de La lámpara del cuerpo oro17. La lámpara del cuerpo es el 1. Pedid, y se os dará; Buscad, y ojo; así que, si tu ojo es bueno, hallaréis; Llamad, y se os abrirá. todo tu cuerpo estará lleno de 2. Porque todo aquel que pide, luz; recibe; Y el que busca, halla; Y18. Pero si tu ojo es maligno, todo al que llama, se le abrirá. tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay Nunca os conocí es tinieblas, ¿Cuántas no serán las mismas tinieblas? 3. No todo el que me dice: Señor, señor, entrará en el reino de los 125
  • 121. cielos, sino el que hace la de Dios? ¿Has venido acá para voluntad de mi Padre que está atormentarnos antes de en los cielos. tiempo?4. Muchos me dirán en aquel día: Señor, señor, ¿no profetizamos 6 en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos Llamamiento de Mateo milagros?5. Y entonces les declararé: 1. Al oír esto Jesús, les dijo: Los Nunca os conocí; Apartaos de sanos no tienen necesidad de mí, hacedores de maldad. médico, sino los enfermos. 5 Dos ciegos reciben vista Jesús sana a la suegra de 2. Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra Pedro fe os sea hecho. 3. Y los ojos de ellos fueron1. Para que se cumpliese lo dicho abiertos. Y Jesús les encargó por el profeta Isaías, cuando rigurosamente, diciendo: dijo: El mismo tomó muestras Mirad que nadie lo sepa. enfermedades, y llevó nuestras dolencias. 7 Jesús calma la tempestad Persecuciones venideras2. Y los hombres se maravillaron, 1. EL hermano entregará a la diciendo: ¿Qué hombre es éste, muerte al hermano, y al padre que aun los vientos y el mar le al hijo; Y los hijos se levantarán obedecen? contra los padres, y los harán morir. Los endemoniados gadarenos Jesús, causa de división3. Y clamaron diciendo: ¿Qué 2. No penséis que he venido para tienes con nosotros, Jesús, Hijo traer paz a la tierra; No he 126
  • 122. venido para traer paz, sino Venid a mí y descansad espada.3. Porque he venido para poner 4. Venid a mí todos los que estáis en disensión al hombre contra trabajadores y cargados, y yo su padre, a la hija contra su os haré descansar. madre, y a la nuera contra su suegra; 94. Y los enemigos del hombre serán los de su casa.5. El que ama a padre o madre El hombre de la mano seca más que a mí, no es digno de mí; El que ama a hijo o hija 1. Pues ¿cuánto más vale un más que a mí, no es digno de hombre que una oveja? Por mí; consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo. 8 La blasfemia contra elLos mensajeros de Juan el Espíritu Santo Bautista 2. Sabiendo Jesús los1. Y si queréis recibirlo, él es aquel pensamientos de ellos, les dijo: Elías que había de venir. Todo reino dividido contra sí2. Porque vino Juan, que ni comía mismo, es asolado, y toda no bebía, y dicen: Demonio ciudad o casa dividida contra tiene. sí misma, no permanecerá.3. Vino el Hijo del Hombre, que 3. El que no es conmigo, contra come y bebe, y dicen: He aquí mí es; Y el que conmigo no un hombre comilón, y bebedor recoge, desparrama. de vino, amigo de publicanos 4. Por tanto os digo: Todo pecado y de pecadores. Pero la y blasfemia será perdonado a sabiduría es justificada por sus los hombres; mas la blasfemia hijos. contra el Espíritu no les será perdonada. 127
  • 123. El espíritu inmundo que 10 vuelve Propósitos de las parábolas5. cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por 1. Pero bienaventurados vuestros lugares secos, buscando reposo, ojos, porque ven; Y vuestros y no lo halla. oídos, porque oyen.6. Entonces dice: Volveré a mi 2. Porque de cierto os digo, que casa de donde salí; Y cuando muchos profetas y justos llega, la halla desocupada, desearon ver lo que veis, y no barrida y adornada. lo vieron; Y oír los que oís, y7. Entonces va, y toma consigo no lo oyeron. otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; Y el Jesús explica la parábola postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el del sembrador primero. Así también acontecerá a esta mala 3. El que fue sembrado entre generación. espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas La madre y los hermanos ahogan la palabra, y se hace de Jesús infructuosa.8. Respondiendo él al que le Parábola del trigo y la decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis cizaña hermanos?9. Y extendiendo su mano hacia 4. Dejad crecer juntamente lo sus discípulos, dijo: He aquí mi uno y lo otro hasta la siega; Y madre y mis hermanos. al tiempo de la siega yo diré a10. Porque todo aquel que hace la los segadores: Recoged primero voluntad de mi Padre que está la cizaña, y atadla en manojos en los cielos, ése es mi para quemarla; Pero recoged el hermano, y hermana, y madre. trigo en mi granero. 128
  • 124. El uso que Jesús hace de las el reino de su Padre, El que tiene oídos para oír, oiga. parábolas El tesoro escondido5. Para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; 12. Además, el reino de los cielos declararé cosas escondidas es semejante a un tesoro desde la fundación del mundo. escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozosoJesús explica la parábola de por ello va y vende lo que tiene, la cizaña y compra aquel campo.6. El campo es el mundo; La La red buena semilla son los hijos de reino, y la cizaña son los hijos 13. Así será al fin del siglo: Saldrán del malo. los ángeles, y apartarán a los7. El enemigo que la sembró es malos de entre los justos, el diablo; La siega es el fin del 14. Y los echarán en el horno de siglo; Y los segadores son los fuego; allí será el lloro y el ángeles. crujir de dientes.8. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el 11 fuego, así será en el fin de este siglo.9. Enviará el Hijo del Hombre a Jesús anda sobre el mar sus ángeles, y recogerá de su reino a todos los que sirven de 1. Pero al ver el fuerte viento, tuvo tropiezo, y a los que hacen miedo; Y comenzando a iniquidad, hundirse, dio voces, diciendo:10. y los echarán en el horno de ¡Señor, sálvame!. fuego; Allí será el lloro y el 2. Al momento Jesús, crujir de dientes. extendiendo la mano, asió de11. Entonces los justos él, y le dijo: ¡Hombre de poca resplandecerán como el sol en fe! ¿Por qué dudaste? 129
  • 125. 12 13 Lo que contamina el La confesión de Pedro hombre 1. Entonces mandó a sus1. Este pueblo de labios me discípulos que a nadie dijesen honra; Mas su corazón está que él era Jesús el Cristo. lejos de mí.2. Pues en vano me honran, Jesús anuncia su muerte Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. 2. Pero él, volviéndose, dijo a3. No lo que entra en la boca Pedro: ¡Quítate de delante de contamina al hombre; Mas lo mí, Satanás!; me eres tropiezo, que sale de la boca, esto porque no pones la mira en las contamina al hombre. cosas de Dios, sino en las de4. ¿No entendéis que todo lo que los hombres. entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? 145. Pero lo que sale de la boca, del corazón sale, y esto contamina al hombre. La transfiguración6. porque del corazón salen los malos pensamientos, los 1. Y se transfiguró delante de homicidios, los adulterios, las ellos, y resplandeció su rostro fornicaciones, los hurtos, los como el sol, y sus vestidos se falsos testimonios, las hicieron blancos como la luz. blasfemias. 2. Y he aquí les aparecieron7. Estas cosas son las que Moisés y Elías, hablando con contaminan al hombre; Pero el él. comer con las manos sin lavar 3. Cuando descendieron del no contamina al hombre. monte, Jesús les mandó, diciendo: No digáis a nadie la visión, hasta que el Hijo del Hombre resucite de los muertos. 130
  • 126. Jesús sana a un muchacho Como se debe perdonar al lunático hermano4. Jesús les dijo: Por vuestra poca 3. Otra vez os digo, que si dos de fe; Porque de cierto os digo, que vosotros se pusieren de acuerdo si tuviereis fe como un grano en la tierra acerca de cualquiera de mostaza, diréis a este cosa que pidieren, les será monte: Pásate de aquí allá, y hecho por mi Padre que está se pasará; Y nada os será en los cielos. imposible. 4. Porque donde están dos o tres5. Pero este género no sale sino congregados en mi nombre, con oración y ayuno. allí estoy yo en medio de ellos. 15 16 ¿Quién es el mayor? Jesús enseña sobre el divorcio1. y dijo: De cierto os digo, que si no os volveréis y os hacéis 1. Pues hay eunucos que nacieron como niños, no entraréis en el así del vientre de su madre, y reino de los cielos hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y Parábola de la oveja hay eunucos por causa del perdida reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo2. Mirad que no menospreciéis a reciba. uno de estos pequeños: Porque os digo que sus ángeles en los El joven rico cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos. 2. Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. 131
  • 127. 17 19 Los obreros de la viña El gran mandamiento1. ¿No me es lícito hacer lo que 1. Jesús le dijo: Amarás al Señor quiero con lo mío? o ¿tienes tú tu Dios con todo tu corazón, envidia, por que yo soy bueno? y con toda tu alma, y con toda2. Así, los primeros serán tu mente. postreros, y los postreros, 2. Este es el primero y grande primeros: Porque muchos son mandamiento. llamados, más pocos escogidos. 3. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti 18 mismo. 4. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los Purificación del templo profetas.1. Y les dijo: Escrito está: Mi casa, 20 casa de oración será llamada; Mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones. Jesús acusa a escribas y fariseos Maldición de la higuera estéril 1. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque devoráis las casa de las viudas,2. Respondiendo Jesús les dijo: como pretexto hacéis largas De cierto os digo, que si oraciones; Por esto recibiréis tuviereis fe, y no dudareis, no mayor condenación. sólo haréis esto de la higuera, 2. ¡Insensatos y ciegos! Porque sino que si a este monte dijereis: ¿cuál es mayor, el oro, o el Quítate y échate en el mar, templo que santifica al oro? será hecho. 3. ¡Ay de vosotros, escribas y3. Y todo lo que pidiereis en fariseos, hipócritas! Porque oración, creyendo, lo recibiréis. diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más 132
  • 128. importante de la ley: La Más por causa de los escogidos, justicia, la misericordia y la fe. aquellos días serán acortados. Esto era necesario hacer, sin 7. Entonces, si alguno os dijere: dejar de hacer aquello. Mirad, aquí está el Cristo, o4. ¡Ay de vosotros, escribas y mirad allí, no lo creáis. fariseos, hipócritas! Porque sois 8. Porque se levantarán falsos semejantes a sepulcros Cristos, y falsos profetas, y blanqueados, que por fuera, a harán grandes señales y la verdad, se muestran prodigios, de tal manera que hermosos, mas por dentro engañarán, si fuere posible, aun están llenos de huesos de a los escogidos. muerto y de toda inmundicia. 9. Ya os lo he dicho antes. 10. Así que, si os dijeren: Mirad, 21 está en el desierto, no salgáis; O mirad, está en los aposentos, no lo creáis. Señales antes del fin 11. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra1. Porque vendrán muchos en mi hasta el occidente, así será nombre, diciendo: Yo soy el también la venida del Hijo del Cristo; Y a muchos engañarán. Hombre.2. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; Y habrá pestes, y La venida del Hijo del hambres, y terremotos en Hombre diferentes lugares.3. Mas el que persevere hasta el 12. E inmediatamente después de fin, éste será salvo. la tribulación de aquellos días,4. Y será predicado este evangelio el sol se oscurecerá, la luna no del reino en todo el mundo, dará su resplandor, y las para testimonio a todas las estrellas de los cielos serán naciones; Y entonces vendrá el conmovidas. fin. 13. Entonces aparecerá la señal del5. Mas ¡ay de las que estén Hijo del Hombre en el cielo; encintas, y de las que críen en Y entonces lamentarán todas aquellos días! las tribus de la tierra, y verán6. Y si aquellos días no fuesen al Hijo del Hombre viniendo acortados, nadie sería salvo; 133
  • 129. sobre las nubes del cielo, con 24. Dos mujeres estarán moliendo poder y gran gloria. en un molino; La una será14. Y enviará sus ángeles con gran tomada, y la otra será dejada. voz de trompeta, juntarán a sus 25. Velas, pues, porque no sabéis escogidos, de los cuatro a qué hora ha de venir vuestro vientos, desde un extremo del Señor. cielo hasta el otro. 26. Por tanto, también vosotros15. De la higuera aprended la estad preparados; Porque el parábola: Cuando ya su rama Hijo del Hombre vendrá a la está tierna, y brotan las hojas, hora que no pensáis. sabéis que el verano está cerca.16. Así también vosotros, cuando 22 veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.17. De cierto os digo, que no Parábola de las diez pasará esta generación hasta vírgenes que todo esto acontezca.18. El cielo y la tierra pasarán, pero 1. Velad, pues, porque no sabéis mis palabras no pasarán. el día ni la hora en que el Hijo19. Pero del día de la hora nadie del Hombre ha de venir. sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.20. Mas como en los días de Noé, Parábola de los talentos así será la venida del Hijo del Hombre. 2. Porque al que tiene, le será21. Porque como en los días antes dado, y tendrá más; Y al que del diluvio estaban comiendo no tiene, aun lo que tiene le y bebiendo, casándose y dando será quitado. en casamiento, hasta el día en 3. Entonces el Rey dirá a los de que Noé entró en el arca, su derecha: Venid, benditos de22. Y no entendieron hasta que mi Padre, heredad el reino vino el diluvio y se los llevó a preparado para vosotros desde todos, así será también la la fundación del mundo. venida del Hijo del Hombre. 4. Estuve desnudo, y me23. Entonces estarán dos en el cubristeis; Enfermo, y me campo; El uno será tomado, y visitasteis; en la cárcel, y el otro será dejado. vinisteis a mí. 134
  • 130. 5. Entonces los justos le Arresto de Jesús responderán diciendo: Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, 5. Entonces Jesús le dijo: Vuelve y te sustentamos, o sediento, tu espada a su lugar; Porque y te dimos de beber? todos los que tomen espada, a espada perecerán. 23 24Jesús es ungido en Betania Muerte de Judas1. Porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no 1. Por lo cual aquel campo se siempre me tendréis. llama hasta el día de hoy: Campo de sangre. Jesús ora en Getsemaní Jesús sentenciado a muerte2. Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando 2. Y respondiendo todo el y diciendo: Padre mío, si es pueblo, dijo: Su sangre sea posible, pase de mí esta copa; sobre nosotros, sobre nuestros Pero no sea como yo quiero, hijos. sino como tú.3. Velad y orad, para que no entréis en tentación; El Crucifixión y muerte de espíritu a la verdad está Jesús dispuesto, pero la carne es débil. 3. Y cuando llegaron a un lugar4. Otra vez fue, oró por segunda llamado Gólgota, que significa: vez, diciendo: Padre mío, si no Lugar de la calavera puede pasar de mí esta copa 4. A otros salvó, así mismo no se sin que yo la beba, hágase tu puede salvar; Si es el Rey de voluntad. Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. 5. Confió en Dios; Líbrele ahora si quiere; Porque ha dicho: Soy Hijo de Dios. 135
  • 131. 25 3. Y cuando le vieron, le adoraron; Pero algunos dudaban. El informe de la guardia 4. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es1. Diciendo: Decid vosotros: Sus dada en el cielo y en la tierra. discípulos vinieron de noche, 5. Por tanto, id, y haced y lo hurtaron, estando nosotros discípulos a todas las naciones, dormidos. bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijos, y del La gran comisión Espíritu Santo; 6. Enseñándoles que guarden2. Pero los once discípulos se todas las cosas que os he fueron a Galilea, al monte mandado; Y he aquí yo estoy donde Jesús les había con vosotros todos los días, ordenado. hasta el fin del mundo, Amén. 136
  • 132. EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 1 La pregunta sobre el ayuno Jesús recorre Galilea 3. Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas ayunar predicando mientras está con ellos el esposo? Entre tanto que tienen1. Levantándose muy de mañana, consigo el esposo, no pueden siendo aún muy oscuro, salió ayunar. y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. Los discípulos recogen 2 espigas en el día de reposo Llamamiento de Leví 4. También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por1. Aconteció que estando Jesús a causa del día de reposo. la mesa en casa de él, muchos 5. Por tanto, el Hijo del Hombre publicanos y pecadores es Señor aun del día de reposo. estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus 3 discípulos; Porque había muchos que le habían seguido.2. Al oír esto Jesús, les dijo: Los El hombre de la mano seca sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No 1. Y le acechaban para ver si en el he venido a llamar justos, sino día de reposo le sanaría, a fin a pecadores. de poder acusarle. 2. Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate y ponte en medio. 137
  • 133. 3. Y les dijo: ¿Es lícito en los días blasfemias cualesquiera que de reposo hacer bien, o hacer sean. mal; Salvar la vida o quitarla? Pero ellos callaban. La madre y los hermanos4. Entonces, mirándolos alrededor con enojo, de Jesús entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: 10. Porque todo aquel que hace la Extiende tu mano. Y él la voluntad de Dios, ése es mi extendió, y la mano le fue hermano, y mi hermana, y mi restaurada sana. madre. Elección de los doce 4 apóstoles Parábola del sembrador5. Y que tuviese autoridad para sanar enfermedades y para 1. Y éstos son los justos al echar fuera demonios: camino: En quienes se siembre6. A Jacobo hijo de Zebedeo, y a la palabra, pero después que la Juan hermano de Jacobo, a oyen, en seguida viene Satanás, quienes apellidó Boanerges, y quita la palabra que sembró esto es, Hijos del trueno; en sus corazones. 2. Pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y la La blasfemia contra el codicia de otras cosas, entran Espíritu Santo y ahogan la palabra, y se hace infructuosa.7. Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; Porque Nada oculto que no haya decían: Está fuera de sí.8. Y si una casa está dividida de ser manifestado contra sí misma, tal casa no puede permanecer. 3. Porque no hay nada oculto que9. De cierto os digo que todos los no haya de ser manifestado; Ni pecadores serán perdonados a escondido, que no haya de salir los hijos de los hombres, y las a luz. 138
  • 134. 4. Les dijo también: Mirad lo que Legión me llamo: Porque oís; Porque con la medida con somos muchos. que medís, os será medido, y aun se os añadirá a vosotros los La hija de Jairo, y la mujer que oís.5. Porque al que tiene, se le dará; que tocó el manto de Jesús Y al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. 2. Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; Ve en paz, y queda sana de tu azote. Jesús calma la tempestad 3. Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no6. Pero se levantó una gran está muerta, sino duerme. tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal 6 manera que ya se anegaba.7. Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; Jesús en Nazareth Y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado 1. Y estaba asombrado de la que perecemos? incredulidad de ellos. Y8. Y les dijo: ¿Por qué estáis así recorría las aldeas de alrededor, amedrentados? ¿Cómo no enseñando. tenéis fe?9. Entonces temieron con gran Jesús anda sobre el mar temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen? 2. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar. 5 3. porque aún no habían entendido lo de los panes, porEL endemoniado gadareno cuanto estaban endurecidos sus corazones.1. Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: 139
  • 135. 7 los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, Lo que contamina al las fornicaciones, los homicidios. hombre 8. Los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia,1. Respondiendo él, les dijo: la envidia, la maledicencia, la Hipócritas, bien profetizó de soberbia, la insensatez. vosotros Isaías, como está 9. Todas estas maldades de dentro escrito: salen, y contaminan al Este pueblo de labios me hombre. honra, Mas su corazón está lejos de mí. La fe de la mujer2. Pues en vano me honra, Enseñando como doctrinas sirofenicia mandamientos de hombres.3. Porque dejando el 10. Y tomándole aparte de la mandamiento de Dios, os gente, metió los dedos en las aferráis a la tradición de los orejas de él, y escupiendo, tocó hombres: Los lavamientos de su lengua. los jarros y de los vasos de beber; Y hacéis otras muchas 8 cosas semejantes.4. Porque Moisés dijo: honra a tu padre y a tu madre; Y: El que Un ciego sanado en maldiga al padre o a la madre, Betsaida muera irremisiblemente.5. Nada hay fuera del hombre que 1. Entonces, tomando la mano entre en él, que le pueda del ciego, le sacó fuera de la contaminar; Pero lo que sale de aldea; Y escupiendo en sus él, eso es lo que contamina al ojos, le puso las manos encima, hombre. y le preguntó si veía algo.6. Porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la 9 letrina?. Esto decía, haciendo limpios todos los alimentos. 1. También les dijo: De cierto os7. Porque dentro, del corazón de digo que hay algunos de los 140
  • 136. que están aquí, que no gustarán 7. Y cualquiera que os diere un la muerte hasta que hayan visto vaso de agua en mi nombre, el reino de Dios venido con porque sois de Cristo, de cierto poder. os digo que no perderá su recompensa.Jesús sana a un muchacho endemoniado Ocasiones de caer2. Jesús le dijo: Si puedes creer, 8. Buena es la sal: Mas si la sal se al que cree todo lo que es hace insípida, ¿con qué la posible. sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; Y tened paz los unos con los otros. ¿Quién es el mayor? 103. Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el Jesús enseña sobre el postrero de todos , y el servidor divorcio de todos. 1. Por esto dejará el hombre a su El que no es contra padre y a su madre, y se unirá nosotros, por nosotros es a su mujer.4. Juan le respondió diciendo: Jesús bendice a los niños Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera 2. De cierto os digo, que el que demonios, pero él no nos no reciba el reino de Dios sigue; Y se lo prohibimos, como un niño, no entrará en porque no nos seguía. él.5. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; Porque ninguno hay que haga milagros en mi El joven rico nombre, que luego puede decir mal de mí. 3. Entonces Jesús, mirando6. Porque el que no es contra alrededor, dijo a sus discípulos: nosotros, por nosotros es. ¡Cuan difícilmente entrarán en 141
  • 137. el reino de Dios los que tienen La higuera maldecida se riquezas! seca Petición de Santiago y de 3. Por tanto, os digo que todo lo Juan que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.4. Porque el Hijo del Hombre no 4. Y cuando estéis orando, vino para ser servido, sino para perdonad, si tenéis algo contra servir, y para dar su vida en alguno, para que también rescate por muchos. vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros El ciego Bartimeo recibe vuestras ofensas. 5. Porque si vosotros no vista perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os5. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te perdonará vuestras ofensas. ha salvado, Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús 12 en el camino. 11 La preguntas sobre la resurrección Purificación del templo 1. Dios no es Dios de muertos,1. Vinieron, pues, a Jerusalén; Y sino Dios de vivos; Así que entrando Jesús en el templo, vosotros mucho erráis. comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; Y volcó las mesas de El gran mandamiento los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; 2. Y amarás al Señor tu Dios con2. Y les enseñaba, diciendo: ¿No todo tu corazón, y con toda tu está escrito: Mi casa será alma, y con toda tu mente y llamada casa de oración para con todas tu fuerzas. Este es el todas las naciones? Mas principal mandamiento. vosotros la habéis hecho cueva de ladrones. 142
  • 138. Jesús acusa a los escribas Cristo; Y engañarán a muchos. 2. Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os3. Y le decía en su doctrina: turbéis, porque es necesario que Guardaos de los escribas, que suceda así; Pero aún no es el gustan de andar con largas fin. ropas, y aman las salutaciones 3. Porque se levantará nación en las plazas. contra nación, y reino contra4. Y las primeras sillas en las reino; Y habrá terremotos en sinagogas, y los primeros muchos lugares, y habrá asientos en las cenas; hambres y alborotos;5. Que devoran las casas de las Principios de dolores son estos. viudas, y por pretexto hacen 4. Pero cuando os trajeren para largas oraciones. Estos entregaros, no os preocupéis recibirán mayor condenación. por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere La ofrenda de la viuda dado en aquella hora, eso hablad; Porque no sois6. Y vino una viuda pobre, y echó vosotros los que habláis, sino dos blancas, o sea un el Espíritu Santo. cuadrante. 5. Y el hermano entregará a la7. Entonces llamado a sus muerte al hermano, y el padre discípulos, les dijo: De cierto al hijo; Y se levantarán los hijos os digo que esta viuda pobre contra los padres, y los echó más que todos lo que matarán. tenía, todo su sustento. 6. El que esté en la azotea, no8. Porque todos han echado de lo descienda a la casa, ni entre que les sobre; Pero ésta, de su para tomar algo de su casa; pobreza echó todo lo que 7. Y el que esté en el campo, no tenía, todo su sustento. vuelva atrás a tomar su capa. 8. Mas ¡Ay de las que estén 13 encintas, y de las que críen en aquellos días! 9. Orad, pues, que vuestra huida Señales antes del fin no sea en invierno. 10. Porque aquellos días serán1. Porque vendrán muchos en mi tribulación cual nunca ha nombre, diciendo: Yo soy el habido desde el principio de 143
  • 139. la creación que Dios creó, hasta 14 este tiempo, ni la habrá.11. Y si el Señor no hubiese Jesús es ungido en Betania acortado aquellos días, nadie sería salvo; Más por causa de 1. Siempre tendréis a los pobres los escogidos que él escogió, con vosotros, y cuando queráis acortó aquellos días. les podréis hacer bien, Pero a12. Entonces si alguno os dijere: mí no siempre me tendréis. Mirad, aquí está el cristo; O, mirad, allí está, no le creáis.13. Porque se levantarán falsos Institución de la Cena del Cristos y falsos profeta, y harán Señor señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun 2. Y les dijo: Esto es mi sangre a los escogidos. del nuevo pacto, que por14. Mas vosotros mirad; Os lo he muchos es derramada. dicho todo antes.15. Pero en aquellos días, después 15 de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, Crucifixión y muerte de16. Entonces verán al Hijo del Jesús Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria. 1. De esta manera también los17. Y entonces enviará sus ángeles, principales sacerdotes, y juntarán a sus escogidos de escarneciendo, se decían unos los cuatro vientos, desde el a otros, con los escribas: A otros extremo de la tierra hasta el salvó, a sí mismo no se puede extremo del cielo. salvar.18. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta 16 que todo esto acontezca.19. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. La resurrección20. Mirad, velad y orad; Porque no sabéis cuándo será el tiempo. 1. Y muy de mañana, le primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. 144
  • 140. Jesús se aparece a dos de sus discípulos2. Pero después apareció en otra forma a dos de ellos que iban de camino, yendo al campo. 145
  • 141. EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1 5. A predicar el año agradable del Señor. 6. Y comenzó a decirles: Hoy se Tentación de Jesús ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.1. Y le dijo el diablo: A ti te daré 7. Y añadió: De cierto os digo, toda esta potestad, y la gloria que ningún profeta es acepto de ellos; Porque a mí me ha en su propia tierra. sido entregada, y a quien 8. Y levantándose, le echaron quiero la doy. fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte Jesús en Nazareth sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para2. Vino de Nazareth, donde se despeñarle. había criado; Y en el día de 9. Mas él pasó por en medio de reposo entró en la sinagoga, ellos, y se fue. conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 23. Y se le dio el libro del profeta Isaías; Y habiendo abierto el Los discípulos recogen libro, halló el lugar donde estaba escrito: espigas en el día de reposo4. El espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido 1. Y les decía: El Hijo del para dar buenas nuevas a los Hombre es Señor aún del día pobres; Me ha enviado a sanar de reposo. a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los El hombre de la mano seca cautivos, y vista a los ciegos; A poner en libertad a los 2. Entonces Jesús les dijo: Os oprimidos; preguntaré una cosa: ¿Es lícito 146
  • 142. en día de reposo hacer bien, o 3 hacer mal? ¿Salvar la vida, o quitarla? Los mensajeros de Juan el El amor hacia los Bautistaenemigos, y la regla de oro 1. Porque vino Juan el Bautista,3. Amad, pues, a vuestros que ni comía pan ni bebía vino, enemigos, y haced bien, y y decís: Demonio tiene. prestad, no esperando de ello 2. Vino el Hijo del Hombre, que nada; Y será vuestro galardón come y bebe, y decís: Este es grande, y seréis hijos del un hombre comilón y bebedor Altísimo; Porque él es benigno de vino, amigo de publicanos para con los ingratos y malos. y de pecadores.4. Sed, pues, misericordiosos, 3. Mas la sabiduría es justificada como también vuestro Padre es por todos sus hijos. misericordioso. 4 Por sus frutos los conoceréis Nada oculto que no haya de ser manifestado5. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo 1. Mirad, pues, cómo oís; Porque bueno; Y el hombre malo, del a todo el que tiene, se le dará; mal tesoro de su corazón saca Y a todo el que no tiene, aún lo malo; Porque de la lo que piensa tener se le abundancia del corazón habla quitará. la boca. 147
  • 143. Jesús calma la tempestad El que no es contra nosotros, por nosotros es2. Y les dijo: ¿Dónde está vuestra fe? Y atemorizados, se 2. Entonces respondiendo Juan, maravillaban, y se decían unos dijo: Maestro, hemos visto a a otros; ¿Quién es éste, que aun uno que echaba fuera a los vientos y a las aguas demonios en tu nombre; Y se manda, y le obedecen? lo prohibimos, por que no sigue con nosotros.La hija de Jairo, y la mujer 3. Jesús le dijo: No se loque tocó el manto de Jesús prohibáis; Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.3. Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; Porque yo he conocido que ha salido poder de mí. Los que querían seguir a4. Y él le dijo: Hija, tu fe te ha Jesús salvado; ve en paz.5. Entonces su espíritu volvió, e 4. Y Jesús le dijo: Ninguno que inmediatamente se levantó; Y poniendo su mano en el arado él mandó que se le diese de mira hacia atrás, es apto para comer. el reino de Dios. 5 6Jesús sana a un muchacho Misión de los setenta endemoniado 1. En cualquier casa de donde1. Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh entréis, primeramente decid: generación incrédula y Paz sea esta casa. perversa! ¿Hasta cuándo he de 2. En cualquier ciudad donde estar con vosotros, y os he de entréis, y os reciban, comed lo soportar? Trae acá a tu hijo. que os pongan delante. 148
  • 144. Regreso de los setenta nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la3. Pero no os regocijéis de que los tierra. espíritus se os sujetan, sino 3. El pan nuestro de cada día, regocijaos de que vuestros dánoslo hoy. nombres están escritos en los 4. Y perdónanos nuestros cielos. pecados, porque también nosotros perdonamos a todos Jesús se regocija los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas4. Y volviéndose a los discípulos, líbranos del mal. les dijo aparte: 5. Les dijo también: ¿Quién de Bienaventurados los ojos que vosotros que tenga un amigo, ven lo que vosotros veis. va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, Jesús visita a Marta y a 6. Porque un amigo mío ha venido de viaje, y no tengo qué María ponerle delante; 7. y aquél, respondiendo desde5. Pero solo una cosa es necesaria; adentro, le dice: No me Y María ha escogido la buena molestes; la puerta ya está parte, la cual no le será quitada cerrada, y mis niños ya están conmigo en cama; no puedo 7 levantarme, y dártelos? 8. Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su Jesús y la oración amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le1. Aconteció que estaba Jesús dará todo lo que necesite. orando en un lugar, y cuando 9. Y yo os digo: Pedid, y se os terminó, uno de sus discípulos dará; Buscad, y hallaréis; le dijo: Señor, enséñanos a orar, Llamad, y se os abrirá. como también Juan enseñó a 10. Porque todo aquel que pide, sus discípulos. recibe; Y el que busca, halla; Y2. Y les dijo: Cuando oréis, decid: al que llama, se le abrirá. Padre nuestro que estás en los 11. ¿Qué padre de vosotros, si su cielos, santificado sea tu hijo le pide pan, le dará una 149
  • 145. piedra? ¿o si pescado, en lugar Los que en verdad son de pescado, le dará una serpiente? bienaventurados12. ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 17. Y él dijo: Antes13. Pues si vosotros, siendo malos, bienaventurados los que oyen sabéis dar buenas dádivas a la palabra de Dios, y la vuestros hijos, ¿Cuánto más guardan. vuestro Padre celestial dará Espíritu Santo a los que se lo La lámpara del cuerpo pidan? 18. La lámpara del cuerpo es elUna casa dividida contra sí ojo; Cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está misma lleno de luz; Pero cuando tu ojo es maligno, también tu14. Más él, conociendo los cuerpo está en tinieblas. pensamientos de ellos, les dijo: 19. Mira pues, no suceda que la luz Todo el reino dividido contra que en ti hay, sea tinieblas. sí mismo, es asolado; Y una 20. Así que, si todo tu cuerpo está casa dividida contra si misma, lleno de luz, no teniendo parte cae alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una El espíritu inmundo que lámpara te alumbra con su resplandor. vuelve15. Cuando el espíritu inmundo Jesús acusa a fariseos y a sale del hombre, anda por intérpretes de la ley lugares secos, buscando reposo; Y no hallándolo, dice: Volveré 21. Mas ¡Ay de vosotros, fariseos! a mi casa de donde salí. Que diezmáis la menta, y la16. Entonces va, y toma otros siete ruda, y toda hortaliza, y pasáis espíritus peores que él; Y por alto la justicia y el amor entrados, moran allí; Y el de Dios. Esto os era necesario postrer estado de aquel hacer, sin dejar aquello. hombre viene a ser peor que el 22. Y el dijo: ¡Ay de vosotros primero. también, intérpretes de la ley! 150
  • 146. Porque cargáis a los hombres El afán y la ansiedad con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni aun con 4. Dijo luego a sus discípulos: Por un dedo las tocáis. tanto os digo: No os afanéis por23. De modo que sois testigos y vuestra vida, qué comeréis; Ni consentidores de los hechos de por el cuerpo, que vestiréis. vuestros padres; Porque a la 5. ¿Y quién de vosotros podrá con verdad ellos los mataron, y afanarse añadir a su estatura un vosotros edificáis sus sepulcros. codo?24. ¡Ay de vosotros, intérpretes de 6. Vosotros, pues, no os la ley! Porque habéis quitado preocupéis por lo que habéis la llave de la ciencia; Vosotros de comer, ni por lo que habéis mismos no entrasteis, y a los de beber, ni estéis en ansiosa que entraban se los inquietud. impedisteis. 7. Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; Pero 8 vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.La levadura de los fariseos 8. Mas buscad el reino de Dios y todas estas cosas os serán1. Porque nada hay encubierto, añadidas. que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Jesús, causa de división El rico insensato 9. ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No,2. Pero Dios le dijo: Necio, esta sino disensión. noche vienen a pedirte tu 10. estará dividido el padre contra alma; Y lo que has provisto, ¿de el hijo, y el hijo contra el padre; quién será? La madre contra la hija, y la3. Así es el que hace para sí tesoro, hija contra la madre: La suegra y no es rico para con Dios. contra la nuera, y la nuera contra su suegra. 151
  • 147. 9 Los convidados a las bodas Jesús sana a una mujer en 3. Cuando fueres convidado por alguno a bodas, no te sientes el día de reposo en el primer lugar, no sea que otro más distinguido que tú1. Entonces el Señor el respondió esté convidado por él. y dijo: Hipócrita, cada uno de 4. Mas cuando fueres convidado, vosotros ¿no desata en el día de ve y siéntate en el último lugar, reposo su buey o su asno del para que cuando venga el que pesebre y lo lleva a beber? te convidó, te diga: Amigo, sube más arriba; Entonces La puerta estrecha tendrás gloria delante de los que se sientan contigo a la2. Esforzaos a entrar por la puerta mesa. angosta; Porque os digo que 5. Más cuando hagas banquete, muchos procurarán entrar, y llama a los pobres, los mancos, no podrán. los cojos y los ciegos; 6. Y serás bienaventurado; Porque 10 ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la Jesús sana a un hidrópico resurrección de los justos.1. Entonces Jesús habló a los 11 intérpretes de la ley y a los fariseos, diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? Parábola del hijo prodigo2. Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno 1. Y el hijo le dijo: Padre, he o su buey cae en algún pozo, pecado contra el cielo y contra no lo sacará inmediatamente, ti, y ya no soy digno de ser aunque sea en día de reposo? llamado tu hijo. 2. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 152
  • 148. 3. Entonces se enojó, y no quería La ley y el reino de Dios entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase. 4. La ley y los profetas eran hasta4. Más él, respondiendo, dijo al Juan; Desde entonces el reino padre: He aquí, tantos años te de Dios es anunciado, y todos sirvo, no habiéndote se esfuerzan por entrar en él. desobedecido jamás, y nunca 5. Pero más fácil es que pasen el me has dado ni un cabrito para cielo y la tierra, que se frustre gozarme con mis amigos. una tilde de la ley.5. Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes 13 con rameras, has hecho matar para él el becerro más gordo.6. El entonces le dijo: Hijo, tú Ocasiones de caer siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. 1. Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan 12 tropiezos; Mas ¡ay de aquel por quien vienen! Parábola del mayordomo infiel Auméntanos la fe1. Y yo os digo: Ganad amigos 2. Entonces el Señor dijo: Si por medio de las riquezas tuvierais fe como un grano de injustas, para cuando éstas mostaza, podríais decir a este falten, os reciban en las sicómoro: Desarráigate, y moradas eternas. plántate en el mar; Y os2. Y si en lo ajeno no fuisteis obedecería. fieles, ¿Quién os dará lo que es vuestro? La venida del Reino3. Ningún siervo puede servir a dos señores; Porque aborrecerá 3. Ni dirán; Helo aquí, o helo al uno y amará al otro, o allí; Porque he aquí el reino de estimará al uno y Dios está entre vosotros. menospreciará al otro. No 4. Y dijo a sus discípulos: Tiempo podéis servir a Dios y a las vendrá cuando desearéis ver riquezas. 153
  • 149. uno de los días del Hijo del 14 Hombre, y no lo veréis.5. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta Parábola del fariseo y el el día en que entró Noé en el publicano arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. 1. Dos hombres subieron al6. Mas el día en que Lot salió de templo a orar; Uno era fariseo, Sodoma, llovió del cielo fuego y el otro publicano. y azufre, y los destruyo a todos. 2. El fariseo, puesto en pie, oraba7. En aquel día, el que esté en la consigo mismo de esta manera: azotea, y sus bienes en casa, no Dios, te doy gracias porque no descienda a tomarlos; Y el que soy como los otros hombres, en el campo, asimismo no ladrones, injustos, adúlteros, ni vuelva atrás. aun como este publicano;8. Acordaos de la mujer de Lot. 3. ayuno dos veces a la semana,9. Todo el que procure salvar su doy diezmos de todo lo que vida, la perderá; Y todo el que gano. la pierda, la salvará. 4. Mas el publicano, estando10. Os digo que en aquella noche lejos, no quería ni aun alzar los estarán dos en una cama; El ojos al cielo, sino que se uno será tomado, y el otro será golpeaba el pecho, diciendo: dejado. Dios, sé propicio a mí, pecador.11. Dos mujeres estarán moliendo 5. Os digo que éste descendió a juntas; La una será tomada, y su casa justificado antes que el la otra dejada. otro; Porque cualquiera que se12. Dos estarán en el campo; el enaltece, será humillado; Y el uno será tomado, y el otro que se humilla será enaltecido. dejado.13. Y respondiendo, le dijeron: 15 ¿Dónde, Señor? El les dijo: Donde estuviere el cuerpo, allí se juntarán también las águilas. Parábola de las diez minas 1. Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; Mas al que 154
  • 150. no tiene, aun lo que tiene se le 2. Vio también a una viuda muy quitará. pobre, que echaba allí dos2. Y también a aquellos mis blancas. enemigos que no querían que 3. Y dijo: En verdad os digo, que yo reinase sobre ellos, traedlos esta viuda pobre echó más que acá, y decapitadlos delante de todos. mí. 4. Porque todos aquellos echaron para las ofrendas de Dios de lo 16 que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento La cuestión del tributo que tenía.1. Entonces dijeron: Pues dad a Señales antes del fin César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. 5. El entonces dijo: Mirad que no seáis engañados; Porque Jesús acusa a los escribas vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y: El tiempo está cerca.2. Guardaos de los escribas, que Más no vayáis en pos de ellos. gustan de andar de ropas 6. Y cuando oigáis de guerras y largas, y aman las salutaciones de sediciones, no os alarméis; en las plazas, y las primeras Porque es necesario que estas sillas en las sinagogas, y los cosas acontezcan primero; Pero primeros asientos en las cenas; el fin no será inmediatamente.3. que devoran las casas de las 7. Y habrá grandes terremotos, y viudas, y por pretexto hacen en diferentes lugares hambres largas oraciones; éstos recibirán y pestilencias; Y habrá terror y mayor condenación. grandes señales del cielo. 8. Pero cuando viereis a Jerusalén 17 rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha La ofrenda de la viuda llegado.1. Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas. 155
  • 151. La venida del Hijo del Institución de la cena del Hombre Señor9. Entonces habrá señales en el 2. De igual manera, después que sol, en la luna y en las estrellas, hubo cenado, tomó la copa, y en la tierra angustia de las diciendo: Esta copa es el nuevo gentes confundidas a causa del pacto en mi sangre, que por bramido del mar y de las olas; vosotros se derrama.10. desfalleciendo hombres por el temor y la expectación de las 19 cosas que sobrevendrán en la tierra; Porque las potencias de los cielos serán conmovidas. La resurrección11. Entonces verán en una nube con poder y gran gloria. 1. El primer día de la semana,12. Así también vosotros, cuando muy de mañana, vinieron al veáis que suceden estas cosas, sepulcro, trayendo preparado, sabed que está cerca el reino de algunas otras mujeres con ellas. Dios.13. De cierto os digo, que no El camino de Emaús pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 2. Entonces les fueron abiertos los14. El cielo y la tierra pasarán, pero ojos, y le reconocieron; mas él mis palabras no pasarán. se desapareció de su vista. 18 La ascensión El complot para matar a 3. Y aconteció que Jesús bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al1. Y entró Satanás en Judas, por cielo. sobre nombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce. 156
  • 152. EL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 1 2 El verbo hecho carne Jesús purifica el templo1. Este era en el principio con 1. Y dijo a los que vendían Dios. palomas: Quitad de aquí esto,2. Todas las cosas por él fueron y no hagáis de la casa de mi hechas, y sin él nada de lo que Padre casa de mercado. ha sido hecho, fue hecho.3. En el mundo estaba, y el 3 mundo por él fue hecho; Pero el mundo no le conoció. Jesús y Nicodemo4. Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de 1. Si os he dicho cosas terrenales, carne, ni de voluntad de varón, y no creéis, ¿Cómo creeréis si sino de Dios. os dijere las celestiales?5. A Dios nadie lo vio jamás; El 2. Nadie subió al cielo, sino el que unigénito Hijo, que está en el descendió del cielo; El Hijo del seno del Padre, él le ha dado a Hombre, que está en el cielo. conocer. 3. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es Jesús llama a Felipe y a necesario que el Hijo del Hombre sea levantado. Natanael6. Y le dijo: De cierto, de cierto El que viene de arriba os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles 4. El que de arriba viene, sobre de Dios que suben y todos; El que es de la tierra, es descienden sobre el Hijo del terrenal, y cosas terrenales Hombre. habla; El que viene del cielo, es sobre todos. 157
  • 153. 4 6. Para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Jesús y la mujer samaria Padre que le envió.1. Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me Testigo de Cristo envió, y que acabe su obra. 7. No puedo yo hacer nada por 5 mí mismo; Según oigo, así juzgo; Y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, El paralítico de Betesda sino la voluntad del que me envió, la del Padre.1. Y Jesús les respondió: Mi Padre 8. Si yo doy testimonio acerca de hasta ahora trabaja, y yo mí mismo, mi testimonio no trabajo. es verdadero.2. Por esto los judíos aun más 9. Otro es el que da testimonio procuraba el día de reposo, acerca de mí, y sé que el sino que también decía que testimonio que da de mí es Dios era su propio Padre, verdadero. Haciéndose igual a Dios. 10. Escudriñad las Escrituras; Porque a vosotros os parece que La autoridad del Hijo en ellas tenéis la vida eterna; Y ellas son las que dan testimonio de mí;3. Porque el Padre ama al Hijo, y le 11. Yo he venido en nombre de mi muestra todas las cosas que él Padre, y no me recibís; Si otro hace; Y mayores obras que viniere en su propio nombre, estas le mostrará, a ése recibiréis.4. Porque como el Padre levanta 12. Pero si no creéis a sus escritos, a los muertos, y les da vida, así ¿Cómo creeréis a mis palabras?. también el Hijo a los que quiere da vida.5. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, 158
  • 154. 6 que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia. 3. No juzguéis según apariencias,Alimentación de los cinco sino juzgad con justo juicio. mil ¿Es este el Cristo?1. Pero entiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y 4. Pero éste, sabemos de dónde es; hacerle rey, volvió a retirarse el Mas cuando venga el Cristo, monte él solo. nadie sabrá de dónde sea. Jesús, el pan de vida Los fariseos envían2. Porque el pan de Dios es aquel alguaciles para prender a que descendió del cielo y da Jesús vida al mundo. 5. Entonces Jesús dijo: Todavía un Palabras de vida eterna poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió.3. Jesús les respondió: ¿No os he 6. Me buscaréis, y no me escogido yo a vosotros los doce, hallaréis; Y a donde yo estaré, y uno de vosotros es diablo? vosotros no podréis venir. 7 Ríos de agua viva 7. En el último y gran día de la Jesús en la fiesta de los fiesta, Jesús se puso en pie y tabernáculos alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.1. El que viera hacer la voluntad 8. EL que cree en mí, como dice de Dios, conocerá si la doctrina la escritura, de su interior es de Dios, o si yo hablo por correrán ríos de agua viva. mi propia cuenta. 9. Esto dijo del Espíritu que2. EL que habla por su propia habían de recibir los que cuenta, su propia gloria busca; creyesen en él; Pues aún no Pero el que busca la gloria del había venido el Espíritu Santo, 159
  • 155. porque Jesús no había sido aún La preexistencia de Cristo glorificado. 4. Tomaron entonces piedra para División entre la gente arrojárselas; Pero Jesús se escondió y salió del templo; y10. Hubo entonces disensión entre atravesando por en medio de la gente a causa de él. ellos, se fue. 8 9 La mujer adúltera Jesús sana a un ciego de nacimiento1. Ella dijo: Ninguno, Señor, Entonces Jesús le dijo: Ni yo 1. Entre tanto que estoy en el te condeno; vete, y no peques mundo, luz yo soy del mundo. más. 2. Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó Jesús, la luz del mundo con el lodo los ojos del ciego.2. Otra vez Jesús les habló, Los fariseos interrogan al diciendo: Yo soy la luz del ciego sanado mundo; El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. 3. Y era día de reposo cuando Jesús había hecho el lodo, y le había abierto los ojos. A donde yo voy, vosotros 4. Entonces algunos de los fariseos no podéis venir decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el3. Y les dijo: Vosotros sois de día de reposo: Otros decían: abajo, yo soy de arriba; ¿Cómo puede un hombre Vosotros sois de este mundo, pecador hacer estas señales?. Y yo no soy de este mundo. había disensión entre ellos. 160
  • 156. Ceguera espiritual 6. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen.5. Dijo Jesús: Para juicio he 7. Procuraron otra vez prenderle, venido yo a este mundo; Para pero él se escapo de sus manos. que los que no ven, vean, y lo que ven, sean cegados. 11 10 Jesús, la resurrección y la vida Jesús, el buen pastor 1. Le dijo Jesús: Yo soy la1. El ladrón no viene sino para resurrección y la vida; El que hurtar y matar y destruir; Yo cree en mí, aunque esté he venido para que tengan muerto, vivirá. vida, y para que la tengan en abundancia.2. Mas el asalariado, y que no es 12 el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir la Jesús anuncia su muerte lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las 1. Ahora es le juicio de este dispersa. mundo; Ahora el príncipe de3. Así que el asalariado huye, este mundo será echado fuera. porque es asalariado, y no le importan las ovejas. 2. Entre tanto que tenéis la luz,4. Nadie me la quita, sino que yo creed en la luz, para que seáis de mí mismo la pongo. Tengo hijos de luz. poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Incredulidad de los judíos Este mandamiento recibí de mi Padre. 3. Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; Para queLos judíos rechazan a Jesús no vean con los ojos, y entiendan con el corazón.5. Pero vosotros no creéis, porque 4. Porque amaban más la gloria no sois de mis ovejas, como os de los hombres que la gloria de he dicho. Dios. 161
  • 157. La palabra de Jesús El nuevo mandamiento juzgarán a los hombres 3. Un mandamiento nuevo os5. Y el que me ve, ve al que me doy: Que os améis unos a envió. otros; Como yo os he amado,6. Al que oye mis palabras, y no que también os améis unos a las guarda, yo no lo juzgo; otros. Porque no he venido a juzgar 4. En esto conocerán todos que al mundo, sino a salvar al sois mis discípulos, si tuviereis mundo. amor los unos con los otros.7. Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo 14 hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho. Jesús, el camino al Padre 13 1. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en Jesús lava los pies de sus Hijo. discípulos 2. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.1. No hablo de todos vosotros; Yo sé a quienes he elegido; Más La promesa del Espíritu para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, Santo levantó contra mí si calcañar. 3. Si me amáis, guardad mis mandamientos. Jesús anuncia la tradición 4. Y yo rogaré al Padre, y os dará de Judas otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:2. Y después del bocado, Satanás 5. El Espíritu de verdad, al cual entró en él. Entonces Jesús le el mundo no puede recibir, dijo: Lo que vas a hacer, hazlo porque no le ve, ni le conoce; más pronto Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 162
  • 158. 6. El que tiene mis Porque si no me fuese, el mandamientos, y los guarda, Consolador no vendrá a ése es el que me ama; Y el que vosotros; Mas si me fuere, os me ama, será amado por mi lo enviaré. Padre, y yo le amaré, y me 2. Y cuando él venga, convencerá manifestaré a él. al mundo de pecado, de7. La paz os dejo, mi paz os doy; justicia y de juicio. Yo no os la doy como el mundo 3. De pecado, por cuanto no la da. No se turbe vuestro creen en mí; corazón, ni tenga miedo. 4. De justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 15 5. Y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido Jesús, la vid verdadera juzgado. 6. Aún tengo muchas cosas que1. Si permanecéis en mí, y mis deciros, pero ahora no las palabras permanecen en podéis sobrellevar. vosotros, pedid todo lo que 7. Pero cuando venga el Espíritu queréis, y os será hecho. de verdad, él os guiará a toda2. Si guardareis mis la verdad; Porque no hablará mandamientos, permaneceréis por su propia cuenta, sino que en mi amor; Así como yo he hablará todo lo que oyere, y os guardado los mandamientos de hará saber las cosas que habrán mi Padre, y permanezco en su de venir. amor. 8. El me glorificará; Porque3. Este es mi mandamiento: Que tomará de lo mío, y os lo hará os améis unos a otros, como yo saber. os he amado. 9. Todo lo que tiene el Padre es4. Esto os mando: Que os améis mío; Por eso dije que tomará unos a otros. de lo mío, y os lo hará saber. 16 La tristeza se convertirá en gozoLa obra del Espíritu Santo 10. En aquel día no me1. Pero yo os digo la verdad: Os preguntaréis nada. De cierto, conviene que yo me vaya; de cierto os digo, que todo 163
  • 159. cuanto pidiereis al Padre en mi fuera de este mundo, mis nombre, os lo dará. servidores pelearían para que11. Hasta ahora nada habéis yo no fuera entregado a los pedido en mi nombre; Pedid, judíos; Pero mi reino no es de y recibiréis, para que vuestro aquí. gozo sea cumplido. 19 17 Incredulidad de TomásJesús ora por sus discípulos 1. Jesús le dijo: Porque me has1. Y todo lo mío, es tuyo, y lo visto, Tomás, creíste, tuyo es mío; Y he sido bienaventurados los que no glorificado en ellos. vieron, y creyeron.2. Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo 20 estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; Porque Jesús se aparece a siete de me has amado desde antes de sus discípulos la fundación del mundo.3. Padre justo, el mundo no te ha 1. Cuando ya iba amaneciendo, conocido, y éstos han conocido se presentó Jesús en la playa; que tú me enviaste. Mas los discípulos no sabían4. Y les he dado a conocer tu que era Jesús. nombre, y lo daré a conocer 2. Y les dijo: Hijitos, ¿Tenéis algo aún, para que el amor con que de comer? Le respondieron: me has amado, esté en ellos, y No. yo en ellos. 18 Jesús ante Pilato1. Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; Si mi reino 164
  • 160. HECHOS DE LOS APÓSTOLES 1 Elección del sucesor de Judas La ascensión 5. En aquellos días Pedro se1. Pero recibiréis poder, cuando levantó en medio de los haya venido sobre vosotros el hermanos (Y los reunidos eran Espíritu Santo, y me seréis como ciento veinte en testigos en Jerusalén, en toda número), y dijo. Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra. 22. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó Primer discurso de Pedro de sus ojos.3. Y estando ellos con los ojos 1. Y los postreros días, dice Dios, puestos en el cielo, entre tanto derramaré de mi Espíritu sobre que él se iba, he aquí se toda la carne, y vuestros hijos pusieron junto a ellos dos y vuestras hijas profetizar varones con vestiduras blancas. vuestros jóvenes verán visiones,4. Los cuales también les dijeron: y vuestros ancianos soñarán Varones galileos, ¿Por qué sueños; estáis mirando al cielo? Este 2. Y de cierto sobre mis siervos y mismo Jesús, que ha sido sobre mis siervas en aquellos tomado de vosotros al cielo, así días derramaré de mi Espíritu, vendrá como le habéis visto ir y profetizarán. al cielo. 3. Y daré prodigios arriba en el cielo, y señales abajo en la tierra, sangre y fuego y vapor de humo; 165
  • 161. 4 El sol se convertirá en tinieblas, 4 y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande Pedro y Juan ante el y manifiesto. concilio La vida de los primeros 1. Porque no podemos dejar de cristianos decir lo que hemos visto y oído.5. Y vendían sus propiedades y 5 sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Ananías y Safira 3 1. Y dijo Pedro: Ananías, ¿Por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, Curación de un cojo y sustrajeses del precio de la heredad?1. Mas Pedro dijo: No tengo plata 2. Reteniéndola, ¿No se te ni oro, pero lo que tengo te quedaba a ti? Y vendida, ¿No doy; En el nombre de estaba en tu poder? ¿Por qué Jesucristo de Nazareth, pusiste esto en tu corazón? No levántate y anda. has mentido a los hombres, sino a Dios. Discurso de Pedro en el pórtico de Salomón Pedro y Juan son perseguidos2. Y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de 3. Respondiendo Pedro y los los muertos, de lo cual nosotros apóstoles, dijeron: Es necesario somos testigos. obedecer a Dios antes que a los hombres. 4. Mas si es de Dios, no la podréis destruir; No seáis tal vez hallados luchando contra Dios. 166
  • 162. 6 2. Y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las Defensa y muerte de cuatro puntas era bajado a la Esteban tierra; 3. En el cual había de todos los1. Pasados cuarenta años, un cuadrúpedos terrestres y ángel se le apareció en el reptiles y aves del cielo. desierto del monte Sinaí, en la 4. Y le vino una voz: Levántate, llama de fuego de una Zarza. Pedro, mata y come.2. Entonces Moisés, mirando, se 5. Entonces Pedro dijo: Señor, no; maravilló de la visión; Y Porque ninguna cosa común o acercándose para observar, vino inmunda he comido jamás. a él la voz del Señor. 6. Volvió la voz a él la segunda3. Si bien el Altísimo no habita vez: Lo que Dios limpió, no lo en templos hechos a mano, llames tú común. como dice el profeta: 7. Y les dijo: Vosotros sabéis cuán4. El cielo es mi trono, y la tierra abominable es para un varón el estrado de mis pies. ¿Qué judío juntarse o acercarse a un casa me edificaréis? Dice el extranjero; Pero a mi me ha Señor. ¿O cuál es el lugar de mostrado Dios que ningún mi reposo? hombre llame común o5. ¿No hizo mi mano todas estas inmundo; cosas? 8. Cómo Dios ungió con el6. Y dijo: He aquí, veo los cielos Espíritu Santo y con poder a abiertos, y al Hijo del Hombre Jesús de Nazareth, y cómo éste que está a la diestra de Dios. anduvo haciendo bienes y sanando a todos lo oprimidos 7 por el diablo, porque Dios estaba con él. Pedro y Cornelio 81. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, La iglesia en Antioquia Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para 1. Y levantándose uno de ellos, memoria delante de Dios. llamado Agabo, daba a 167
  • 163. entender por el Espíritu, que esta inscripción: AL DIOS NO vendría una gran hambre en CONOCIDO. Al que vosotros toda la tierra habitada; La cual adoráis, pues, sin conocerle, es sucedió en tiempo de Claudio. a quien yo os anuncio. 9 11 El concilio en Jerusalén Defensa de Pablo ante el pueblo1. Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, 1. ¿No eres tú aquel egipcio que de igual modo que ellos. levantó una sedición antes de estos días, y sacó al desierto los 10 cuatro mil sicarios? Pablo de Atenas1. Porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en cual estaba 168
  • 164. LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS 1 perversidad, avaricia, maldad; Llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños yLa culpabilidad del hombre malignidades; 7. Murmuradores, detractores,1. Porque la ira de Dios se revela aborrecedores de Dios, desde el cielo contra toda injuriosos, soberbios, altivos, impiedad e injusticia de los inventores de males, hombres que detienen con desobedientes a los padres, injusticias la verdad; 8. Necios, desleales, sin afecto2. Profesando ser sabios, se natural, implacables, sin hicieron necios misericordia;3. Por esto Dios los entregó a 9. Quienes habiendo entendido pasiones vergonzosas; Pues aun el juicio de Dios, que los que sus mujeres cambiaron el uso practican tales cosas son dignos natural por el que es contra de muerte, no solo las hacen, naturaleza. sino que también se complacen4. y de igual modo también los con los que las practican. hombres, dejando el uso natural de la mujer, se 2 encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con El justo juicio de Dios hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida 1. Porque no hay aceptación de a su extravió. personas para con Dios.5. Y como ellos no aprobaron 2. Porque todos los que sin ley tener en cuenta a Dios, Dios han pecado, sin ley también los entregó a una mente perecerán; Y todos los que bajo reprobada, para hacer cosas la ley han pecado, por la ley que no convienen; serán justificados.6. Estando atestados de toda injusticia, fornicación, 169
  • 165. 3 Adán y Cristo No hay justo 4. Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre,1. Todos se desviaron, a una se y por el pecado la muerte, así hicieron inútiles; No hay quien la muerte pasó a todos los haga lo bueno, no hay ni hombres, por cuanto todos siquiera uno. pecaron. 4 6 La promesa realizada Muertos al pecado mediante la fe 1. ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en1. Pues la ley produce ira; Pero cristo Jesús, hemos sido donde no hay ley, tampoco hay bautizados en su muerte? trasgresión. 2. Porque somos sepultados juntamente con él para muerte 5 por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los Resultados de la muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos justificación en vida nueva. 3. Así también vosotros1. Y no solo esto, sino que consideraos muertos al pecado, también nos gloriamos en las pero vivos para Dios en Cristo tribulaciones, sabiendo que la Jesús, Señor nuestro. tribulación produce paciencia; 4. No reine, pues, el pecado en2. Y la paciencia, prueba; Y la vuestro cuerpo mortal, de prueba esperanza; modo que los obedezcáis en sus3. Y la esperanza no avergüenza; concupiscencias; Porque el amor de Dios ha sido 5. Ni tampoco presentéis derramado en nuestros vuestros miembros al pecado corazones por el Espíritu Santo como instrumento de que nos fue dado. iniquidad, sino presentaos 170
  • 166. vosotros mismos a Dios como 8 vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios Viviendo en el Espíritu como instrumentos de justicia.6. Porque el pecado no se 1. Porque los que son de la carne enseñoreará de vosotros; Pues piensan en las cosas de la carne; no estáis bajo la ley, sino bajo Pero los que son del Espíritu, la gracia. en las cosas del Espíritu. 2. Porque el ocuparse de la carne 7 e muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Analogía tomada del 3. Y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. matrimonio 4. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de1. ¿Acaso ignoráis, hermanos Dios, éstos son hijos de Dios. (Pues hablo con los que 5. Pues no habéis recibido el conocen la ley), que la ley se espíritu de esclavitud para estar enseñorea del hombre entre otra vez en temor, sino que tanto que éste vive? habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cualEl pecado que mora en mí clamamos: ¡Abba, Padre! 6. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,2. Mas el pecado, tomando de que somos hijos de Dios. ocasión por el mandamiento, 7. Porque el anhelo ardiente de la produjo en mí toda codicia; creación es el aguardar la Porque sin la ley el pecado está manifestación de los hijos de muerto. Dios.3. Porque no hago el bien que 8. Porque la creación fue sujetada quiero, sino el mal que no a vanidad, no por su propia quiero, eso hago. voluntad, sino por causa del4. Gracias doy a Dios, por que la sujetó en esperanza; Jesucristo Señor nuestro. Así 9. Porque también la creación que, yo mismo con la mente misma será libertada de la sirvo a la ley de Dios, mas con esclavitud de corrupción, a la la carne a la ley del pecado. libertad gloriosa de los hijos de Dios. 171
  • 167. 10. Porque sabemos que toda la a la imagen de su Hijo, para creación gime a una, y a una que él sea el primogénito entre está con dolores de parto hasta muchos hermanos. ahora; 17. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si11. Y no sólo ella, sino también Dios es por nosotros, ¿Quién nosotros mismo, que tenemos contra nosotros? las primicias del Espíritu, 18. El que no escatimó ni a su nosotros también gemimos propio Hijo, sino que lo dentro de nosotros mismos, entregó por todos nosotros, esperando la adopción, la ¿Cómo no nos dará también redención de nuestro cuerpo. con él todas las cosas?12. Porque en esperanza fuimos 19. ¿Quién nos separará del amor salvados; Pero la esperanza que de Cristo? ¿ Tribulación, o se ve, no es esperanza; Porque angustia, o persecución, o lo que alguno ve, ¿A qué hambre, o desnudez, o peligro, esperarlo? o espada?.13. Pero si esperamos lo que no 20. Por lo cual estoy seguro de que vemos, con paciencia lo ni la muerte, ni la vida, ni aguardamos. ángeles, ni principados, ni14. Y de igual manera el Espíritu potestades, ni lo presente, ni nos ayuda en nuestra lo por venir, debilidad; Pues qué hemos de 21. Ni lo alto, ni lo profundo, ni pedir como conviene, no lo ninguna otra cosa creada nos sabemos, pero el Espíritu podrá separar del amor de mismo, intercede por nosotros Dios, que es en Cristo Jesús con gemidos indecibles. Señor nuestro.15. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la 9 intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. La elección de Israel 1. Porque la escritura dice al Más que vencedores Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti16. Porque a los que antes conoció, mi poder, y para que mi también los predestino para nombre, sea anunciado por que fuesen hechos conformes toda la tierra. 172
  • 168. 2. De manera que de quien cielo? (esto es, para traer abajo quiere, tiene misericordia, y al a Cristo). que quiere endurecer, 5. O ¿Quien descenderá al endurece. abismo? ( esto es, para hacer3. ¿Y qué, si Dios, queriendo subir a Cristo de entre los mostrar su ira y hacer notorio muertos). su poder, soportó con mucha 6. Que si confesares con tu boca paciencia los vasos de ira que Jesús es el Señor, y creyeres preparados para destrucción, en tu corazón que Dios le4. Y para hacer notorias las levantó de los muertos, serás riquezas de su gloria, las mostró salvo. para con los vasos de 7. Porque con el corazón se cree misericordia que él preparo de para justicia, pero con la boca antemano para gloria. se confiesa para salvación.5. Porque el Señor ejecutará su 8. Pues la Escritura dice; Todo sentencia sobre la tierra en aquel que el él creyere, no será justicia y con prontitud. avergonzado. 9. Porque todo aquel que invocare 10 el nombre del Señor, será salvo. 10. ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está La justicia que es por fe escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz1. Porque ignorando la justicia de de los que anuncian buenas Dios, y procurando establecer nuevas!. la suya propia, no se han 11. Así que la fe es por el oír, y el sujetado a la justicia de Dios; oír, por la palabra de Dios.2. Porque el fin de la ley es Cristo, 12. Pero digo: ¿No han oído? Antes para justicia a todo aquel que bien. cree.3. Porque de la justicia que es por 11 la ley de Moisés escribe así: El hombre que hagas estas cosas, vivirá por ellas. El remanente de Israel4. Pero la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu 1. Como está escrito: Dios les dio corazón: ¿Quién subirá al espíritu de estupor, ojos con 173
  • 169. que no vean y oídos con que 2. No os conforméis a este siglo, no oigan, hasta el día de hoy. sino transformaos por medio2. Bien; Por su incredulidad de la renovación de vuestro fueron desgajadas, pero tú por entendimiento, para que la fe estás en pie. No te comprobéis cuál, sea la buena ensoberbezcas, sino teme. voluntad de Dios, agradable y3. Porque si Dios no perdonó a perfecta. las ramas naturales, a ti 3. Digo, pues, por la gracia que tampoco te perdonará. me es dada, a cada cual que está4. Mira, pues, la bondad y la entre vosotros, que no tenga severidad ciertamente para con más alto concepto de sí que el los que cayeron, pero la que debe tener, sino que piense bondad para contigo, si de sí con cordura, conforme a permaneces en esa bondad; la medida de fe que Dios Pues de otra manera tú repartió a cada uno. también será cortado. 4. De manera que, teniendo diferentes dones, según la La restauración de Israel gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe.5. ¡Oh profundidad de las 5. El amor sea sin fingimiento. riquezas de la sabiduría y de la Aborreced lo malo, seguid lo ciencia de Dios! ¡Cuán bueno. insondables con sus juicios, e 6. Amaos los unos a los otros con inescrutables sus caminos!. amor fraternal; en cuanto la honra, prefiriéndoos los unos 12 a los otros. 7. En lo que requiere diligencia, Deberes cristianos no perezosos; Fervientes en espíritu, sirviendo al Señor.1. Así que, hermanos, os ruego 8. Bendecid a los que os por las misericordias de Dios, persiguen: Bendecid, y no que presentéis vuestros cuerpos maldigáis. en sacrificio vivo, santo, 9. Unánimes entre vosotros; No agradable a Dios, que es altivos, sino asociándoos con los vuestro culto racional. humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. 174
  • 170. 10. No paguéis a nadie mal por falso testimonio, no codiciarás, mal; Procurad lo bueno y cualquier otro mandamiento, delante de todos los hombres. en esta sentencia se resume:11. Si es posible, en cuanto Amarás a tu prójimo como a ti dependa de vosotros, estad en mismo. paz con todos los hombres. 5. EL amor no hace mal al12. No os venguéis vosotros prójimo; Así que el mismos, amados míos, sino cumplimiento de la ley es el dejad lugar a la ira de Dios; amor. Porque escrito está: Mía es la 6. Y esto, conociendo el tiempo, venganza, yo pagaré, dice el que es ya hora de levantarnos Señor. del sueño; Porque ahora está13. Así que, si tu enemigo tuviere más cerca de nosotros nuestra hambre, dale de comer; Si salvación que cuando creímos. tuviere sed, dale de beber; 7. La noche está avanzada, y se Pues haciendo esto ascuas de acerca el día. Desechemos, fuego amontonarás sobre su pues, las obras de la tinieblas, cabeza. y vistámonos las armas de la14. No seas vencido de lo malo, luz sino vence con el bien el mal. 14 131. Por lo cual es necesario estarle Los débiles en la fe sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por 1. Así que, ya no nos juzguemos causa de la conciencia. más los unos a los otros, sino2. Pagad a todos los que debéis: más bien decidid no poner Al que tributo, tributo; Al que tropiezo u ocasión de caer al impuesto, impuesto; Al que hermano. respeto, respeto; Al que honra, 2. Pero si por causa de la comida honra. tu hermano es contristado, ya3. no debáis a nadie nada, sino el no andas conforme al amor. No amaros unos a otros; Porque el hagas que por la comida tuya que ama al prójimo, ha se pierda aquel por quien cristo cumplido la ley. murió.4. Porque: No adulterarás, no 3. Porque el reino de Dios no es matarás, no hurtarás, no dirás comida no bebida, sino 175
  • 171. justicia, paz y gozo en el El evangelio a los gentiles Espíritu Santo.4. Porque el que en esto sirve a 4. Porque no osaría hablar sino de Cristo, agrada a Dios, y es lo que Cristo ha hecho por aprobado por los hombres. medio de mí para la obediencia5. Bueno es no comer carne, ni de los gentiles, con la palabra beber vino, ni en nada en que y con las obras. tu hermano tropiece, o se 5. Sino, como está escrito: ofenda, o se debilite. Aquellos a quienes nunca les fue6. ¿Tienes tú fe? Tenla para anunciado acerca de él, verán; contigo delante de Dios. Y los que nunca han oído de él Bienaventurado el que no se entenderán. Pablo se propone condena a sí mismo en lo que ir a Roma prueba. 6. Pero os ruego, hermanos, por7. Pero el que duda sobre lo que nuestro Señor Jesucristo y por come, es condenado porque no el amor del Espíritu, que me lo hace con fe; Y todo lo que ayudéis orando por mí a Dios. no proviene de fe, es pecado. 16 151. Así que, los que somos fuertes Saludos personales debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos 1. Más os ruego, hermanos, que a nosotros mismos. os fijéis en los que causan2. Cada uno de nosotros agrade a divisiones y tropiezos en su prójimo en lo que es bueno, contra de la doctrina que para edificación. vosotros habéis aprendido, y3. Porque las cosas que se que os apartéis de ellos. escribieron antes, para nuestra 2. Porque tales personas no sirven enseñanza se escribieron, a fin a nuestro Señor Jesucristo, sino de que por la paciencia y la a sus propios vientres, y con consolación de las Escrituras, suaves palabras y lisonjas tengamos esperanzas. engañan los corazones de los ingenuos. 176
  • 172. PRIMERA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 1 2 Cristo, poder y sabiduría La Revelación por el de Dios Espíritu de Dios1. Porque la palabra de la cruz es 1. Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría locura a los que se pierden; pero oculta, la cual Dios predestinó a los que se salvan, esto es, a antes de los siglos para nuestra nosotros, es poder de Dios. gloria,2. Pues está escrito: 2. La que ninguno de los Destruiré la sabiduría de los príncipes de este siglo conoció; sabios, y desecharé el porque si la hubieran entendimiento de los conocido, nunca habría entendidos. crucificado al Señor de gloria.3. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde 3. Antes bien, como está escrito: está el escriba? Dónde está el Cosas que ojo no vio, ni oído disputador de este siglo? ¿No oyó, ni han subido en corazón ha enloquecido Dios la de hombre, sabiduría del mundo? Son las que Dios ha preparado4. Pues ya que en la sabiduría de para los que le aman. Dios, el mundo no conoció a 4. Pero Dios nos las reveló a Dios mediante la sabiduría, nosotros por el Espíritu, agradó a Dios salvar a los porque el Espíritu todo lo creyentes por la locura de la escudriña, aún lo profundo de predicación. Dios.5. Sino que lo necio del mundo 5. Porque ¿Quién de los hombres escogió Dios, para avergonzar sabe las cosas del hombre, sino a los sabios; y lo débil del el espíritu del hombre que está mundo escogió Dios, para en él? Así tampoco conoció las avergonzar a lo fuerte; cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 177
  • 173. 6. Y nosotros no hemos recibido 3. Si alguno destruyere el templo el espíritu del mundo, sino el de Dios, Dios le destruirá a él; espíritu que proviene de Dios, Porque el templo de Dios, el para que sepamos lo que Dios cual sois vosotros, santo es. nos ha concedido, 4. Nadie se engañe a sí mismo;7. lo cual también hablamos, no Si alguno entre vosotros se cree con palabras enseñadas por sabio en este siglo, hágase sabiduría humana, sino con las ignorante, para que llegue a ser que enseña el Espíritu, sabio. acomodando lo espiritual a lo 5. Porque la sabiduría de este espiritual. mundo es insensatez para con8. Pero el hombre natural no Dios; Pues escrito está: El percibe las cosas que son del prende a los sabios en la astucia Espíritu de Dios, porque para de ellos. él son locura, y no las puede entender, porque se han de 4 discernir espiritualmente.9. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero el no es El ministerio de los juzgado de nadie. apóstoles10. Porque ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le 1. Porque ¿Quién te distingue? instruirá? Mas nosotros ¿O qué tienes que no hayas tenemos la mente de Cristo. recibido? Y si lo recibiste, ¿Por qué te glorias como si no lo 3 hubieras recibido? 2. Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los Colaboradores de Dios apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte;1. Porque aún sois carnales; Pues Pues hemos llegado a ser habiendo entre vosotros celos, espectáculo al mundo, a los contiendas y disensiones, ¿no ángeles y a los hombres. sois carnales, y andáis como hombres?2. ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 178
  • 174. 5 destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para Un caso de inmoralidad el cuerpo. juzgado 3. Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos1. En el nombre de nuestro Señor levantará con su poder. Jesucristo, reunidos vosotros y 4. Huid de la fornicación. mi espíritu, con el poder de Cualquier otro pecado que el nuestro Señor Jesucristo. hombre cometa, está fuera del2. No absolutamente con los cuerpo; más el que fornica, fornicarios de este mundo, o contra su propio cuerpo peca. con los avaros, o con lo 5. Porque habéis sido comprados ladrones, o con los idólatras; por precio; Glorificad, pues a Pues en tal caso os sería Dios en vuestro cuerpo y en necesario salir del mundo. vuestro espíritu, los cuales son de Dios. 6 7 Litigios delante de los incrédulos Problemas del matrimonio 1. ¿Estás ligado a mujer? No1. ¿No sabéis que los injustos no procures soltarte. ¿Estas libre heredarán el reino de Dios? No de mujer? No procures casarte. erréis; ni los fornicarios, ni los 2. Quisiera, pues, que estuvieseis idólatras, ni los adúlteros, ni sin congoja. El soltero tiene los afeminados, ni los que se cuidado de las cosas del Señor, echan con varones. de cómo agradar al Señor; 3. Pero el casado tiene cuidado de Glorificad a Dios en las cosas del mundo, de cómo vuestro cuerpo agradar a su mujer. 4. Hay asimismo diferencia entre2. Las viandas para el vientre, y la casada y la doncella. La el vientre para las viandas; Pero doncella tiene cuidado de las tanto al uno como a las otras cosas del Señor, para ser santa 179
  • 175. así en cuerpo como en espíritu; 10 Pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. Amonestaciones contra la5. La mujer casada esta ligada por idolatría la ley mientras su marido vive; Pero si su marido muriere, 1. No os ha sobrevenido ninguna libre es para casarse con quien tentación que no sea humana; quiera, con tal que sea en el Pero fiel es Dios, que no os Señor. dejará ser tentados más de lo6. Pero a mi juicio, más dichosa que podéis resistir, sino que será si se quedare así; Y pienso dará también juntamente con que también yo tengo el la tentación la salida, para que Espíritu de Dios. podáis soportar. 2. La copa de bendición que 8 bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, Lo sacrificado a los ídolos ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?1. Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por quien Cristo murió. Haced todo para la gloria2. De esta manera, pues, pecando de Dios contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra 3. La conciencia, digo, no la tuya, Cristo pecáis. sino la del otro, Pues ¿Por qué se ha de juzgar mi libertad por 9 la conciencia de otro?. 4. Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todoLos derechos de un apóstol para la gloria de Dios.1. Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio. 180
  • 176. 11 12 Atavío de las mujeres La preeminencia del amor1. Pero quiero que sepáis que 1. Si yo hablase lenguas humanas Cristo es la cabeza de todo y angélicas, y no tengo amor, varón, y el varón es la cabeza vengo a ser metal que resuena, de la mujer, y Dios la cabeza o címbalo que retiñe. de Cristo. 2. Y tuviese profecía, y entendiese2. Por el contrario, a la mujer todos los misterios y toda dejarse crecer el cabello le es ciencia, y si tuviese toda la fe, honroso; Porque el lugar de de tal manera que trasladase los velo le es dado el cabello. montes, y no tengo amor, nada soy.Institución de la Cena del 3. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, Señor y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor,3. Asimismo tomó también la nada soy. copa, después de haber cenado, 4. El amor es sufrido, es benigno; diciendo: Esta copa es el nuevo El amor no tiene envidia, el pacto en mi sangre; Haced esto amor no es jactancioso, no se todas las veces que la bebiereis, envanece; en memoria de mí. 5. no hace nada indebido, no4. Porque el que come y bebe busca lo suyo, no se irrita, no indignamente, sin discernir el guarda rencor; cuerpo del Señor, juicio come 6. El amor nunca deja de ser; Pero y bebe para sí. las profecías se acabarán, y5. Por lo cual hay muchos cesarán las lenguas, y la ciencia enfermos y debilitados entre acabará. vosotros, y muchos duermen. 7. Y ahora permanecen la fe, la6. Así que, hermanos míos, esperanza y el amor, estos tres; cuando os reuní a comer, Pero el mayor de ellos es el esperaos unos a otros. amor. 181
  • 177. 13 más tres, y por turno; Y uno interprete. El hablar en lenguas 8. Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hablé para si mismo1. Ahora pues, hermanos, si yo y para Dios. voy a vosotros hablando en 9. Pues Dios no es dios de lenguas, ¿Qué os aprovechará, confusión, sino de paz. Como si no os hablare con revelación, en todas las iglesias de los o con ciencia, o con profecía, o santos. con doctrina?. 10. Vuestras mujeres callen en las2. Ciertamente las cosas congregaciones; Porque no les inanimadas que producen es permitido hablar, sino que sonidos, como la flauta o la estén sujetas, como también la cítara, si no dieren distinción ley lo dice. de voces, ¿Cómo se sabrá lo que 11. Y si quieren aprender algo, se toca con la flauta o con la pregunten en casa a sus cítara?. maridos; porque es indecoroso3. Así también vosotros; Pues que que una mujer hable en la anheláis dones espirituales, congregación. procurad abundar en ellos para 12. Si alguno se cree profeta, o edificación de la iglesia. espiritual, reconozca que los4. Pero en la iglesia prefiero que os escribo son hablar cinco palabras con mi mandamientos del Señor. entendimiento, para enseñar 13. Así que, hermanos, procurad también a otros, que diez mil profetizar, y no impidáis el palabras en lengua hablar lenguas. desconocida. . Pero hágase todo decentemente5. En la ley está escrito: En otras y con orden. lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; Y ni aun 14 así me oirán, dice el Señor.6. Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos La resurrección de los hablan en lenguas, y entran muertos indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos? 1. El primer hombre es de la7. Si habla alguno en lengua tierra, terrenal; El segundo extraña, sea esto por dos, o a lo 182
  • 178. hombre, que es el Señor, es del nosotros seremos cielo. transformados.2. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; Pero 15 todos seremos transformados,3. En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final Salutaciones finales trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y 1. Todas vuestras cosas sean hechas con amor. 183
  • 179. SEGUNDA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 1 está puesto sobre el corazón de ellos. 4. Pero cuando se conviertan al Pablo perdona al ofensor Señor, el velo se quitará.1. Y al que vosotros perdonáis, yo 3 también; Porque también yo lo que he perdonado, si algo he 1. En los cuales el dios de este perdonado, por vosotros lo he siglo cegó el entendimiento de hecho en presencia de Cristo. los incrédulos, para que no les2. Para que Satanás no gane resplandezca la luz del ventaja alguna sobre nosotros; evangelio de la gloria de Cristo, Pues no ignoramos sus el cual es la imagen de Dios. maquinaciones. 2 Viviendo por la fe 2. Que estamos atribulados enMinistros del nuevo pacto todo, mas no angustiados; En apuros, mas no desesperados.1. Y no como Moisés, que ponía 3. Sabiendo que el que resucitó un velo sobre su rostro, para al Señor Jesús, a nosotros que los hijos de Israel no fijaran también nos resucitará con la vista en el fin de aquellos que Jesús, y nos presentará había de ser abolido. juntamente con vosotros.2. Pero el entendimiento de ellos 4. No mirando nosotros las cosas se embotó; Porque hasta el día que se ven, sino las que no se de hoy, cuando leen el antiguo ven; Pues las cosas que se ven pacto, les queda el mismo velo son temporales, peor las que no no descubierto, el cual por se ven son eternas. Cristo es quitado.3. Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo 184
  • 180. 4 2. No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que1. Porque sabemos que si nuestra nuestro ministerio no sea morada terrestres, este vituperado; tabernáculo, se deshiciere 3. Antes bien, nos recomendamos tenemos de Dios un edificio, en todo como ministros de una casa no hecha de manos, Dios, en mucha paciencia, en eterna, en los cielos. tribulaciones, en necesidades,2. Porque asimismo los que en angustias; estamos en este tabernáculo 4. En azotes, en cárceles, en gemimos con angustia; Porque tumultos, en trabajos, en no quisiéramos ser desvelos en ayunos; desnudados, sino revestidos, para que los mortal sea 6 absorbido por la vida.3. (Porque por fe andamos, no por vista); La ofrenda para los santos4. Pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del 1. Porque ya conocéis la gracia de cuerpo, presentes al Señor. nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que El ministerio de la vosotros con su pobreza fueseis reconciliación enriquecidos. 2. Procurando hacer las cosas5. De modo que si alguno está en honradamente, no sólo delante Cristo, nueva criatura es; Las del Señor, sino también delante cosas viejas pasaron; He aquí de los hombres. todas son hechas nuevas. 7 5 1. Cada uno dé como propuso en1. Porque dice: en tiempo su corazón; no con tristeza, ni aceptable te he oído, y en día por necesidad, por que Dios de salvación te he socorrido. ama al dador alegre. He aquí ahora el tiempo 2. Como está escrito: Repartió, aceptable; He aquí ahora el día dio a los pobres: de salvación. 185
  • 181. Su justicia permanece para 9 siempre.3. Y el que da semilla al que 1. Y no es maravilla, porque el siembra, y pan al que come, mismo Satanás se disfraza como proveerá y multiplicará vuestra ángel de luz. sementera, y aumentará los 2. Así que, no es extraño si frutos de vuestra justicia. también sus ministros se disfrazan como ministros de 8 justicia; Cuyo fin será conforme a sus obras. Pablo defiende su 10 ministerio1. Porque no es aprobado el que Pablo anuncia su tercera se alaba a sí mismo, sino aquel visita a quien Dios alaba. 1. Pero admitiendo esto, que yo no os he sido carga, sino que como soy astuto, os prendí por engaño. 186
  • 182. LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS GÁLATAS 1 incircuncisión, sino la fe que obra por el amor. 2. Porque toda la ley en esta sola El pacto de Dios con palabra se cumple: Amarás a tu Abraham prójimo como a ti mismo. 3. Pero si os mordéis y os coméis1. Hermanos, hablo en términos unos a otros, mirad que humanos: Un pacto, aunque también no os consumáis unos sea de hombre, una vez a otros. ratificado, nadie lo invalida, ni le añade. Las obras de la carne y el 2 fruto del Espíritu 4. Porque el deseo de la carne es Alegoría de Sara y Agar contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; Y1. Más ¿Qué dice la Escritura? éstos se oponen entre sí, para Echa fuera a la esclava y a su que no hagáis lo que quisiereis. hijo, porque no heredará el 5. EL fruto del espíritu es amor, hijo de la esclava con le hijo de gozo, paz, paciencia, la libre. benignidad, bondad. Fe.2. De manera, hermanos, que no 6. No nos hagamos vanagloriosos, somos hijos de la esclava, sino irritándonos unos a otros, de la libre. envidiándonos unos a otros. 3 4Estad firmes en la libertad 1. Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se1. Porque en Cristo Jesús ni la engaña. circuncisión vale algo, ni la 187
  • 183. 2. No nos cansemos, pues, de Pablo se gloría en la cruz hacer bien; Porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. de Cristo3. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a 4. De aquí en adelante nadie me todos, y mayormente a los de cause molestias; Porque yo la familia de la fe. traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. 188
  • 184. LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS EFESIOS 1 3Bendiciones espirituales en La unidad del Espíritu Cristo 1. Por lo cual dice: subiendo a lo1. Según nos escogió en él antes alto, llevó cautiva la cautividad, de la fundación del mundo, y dio dones a los hombres. para que fuésemos santos y sin mancha delante de él. La nueva vida en Cristo 2 2. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciadoEl amor que excede a todo conforme a los deseos conocimiento engañosos. 3. Y no contristéis al Espíritu1. Y de conocer el amor de Cristo, Santo de Dios, con el cual que excede a todo fuisteis sellados para el día de conocimiento, para que seáis la redención. llenos de toda la plenitud de 4. Quítense de vosotros toda Dios. amargura, enejo, ira, gritería y2. Y aquel que es poderoso para maledicencia, y toda malicia. hacer todas las cosas mucho 5. Antes sed benignos unos con más abundantemente de los otros, misericordiosos, que pedimos o entendemos, personándonos unos a otros, según el poder que actúa en como Dios también os nosotros. perdonó a vosotros en cristo. 189
  • 185. 4 2. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; Andad como hijos de luz 3. Para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.1. Nadie os engañe con palabras 4. Y vosotros, padres, no vanas porque por estas cosas provoquéis a ira a vuestros viene la ira de Dios sobre los hijos, sino criadlos en hijos de desobediencia. disciplina y amonestación del2. Mirad, pues, con diligencia Señor. cómo andéis, no como necios 5. Sirviendo de buena voluntad, sino como sabios, como al Señor y no a los3. Aprovechando bien el tiempo, hombres, porque los días son malos. 6. Sabiendo que el bien que cada4. Por tanto, no seáis insensatos, uno hiciere, ese recibirá del sino entendidos de cual sea la Señor, sea siervo o sea libre. voluntad del Señor. 7. Y vosotros, amos, haced con5. No os embriaguéis con vino, ellos lo mismo, dejando las en lo cual hay disolución; amenazas, sabiendo que el Antes bien sed llenos del Señor de ellos y vuestro está en Espíritu, los cielos, y que para él no hay6. Hablando entre vosotros con acepción de personas. salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros La armadura de Dios corazones;7. Dando siempre gracias por 8. Por lo demás, hermanos míos, todo al Dios y Padre, en el fortaleceos en el Señor, y en el nombre de nuestro Señor poder de su fuerza. Jesucristo. 9. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar 5 firmes contra las asechanzas del diablo.1. Hijos, obedeced en el Señor a 10. Porque no tenemos lucha vuestros Padres, porque esto es contra sangre y carne, sino justo. contra principados, contra potestades, contra los 190
  • 186. gobernadores de las tinieblas 11. Orando en todo tiempo conde este siglo, contra huestes toda oración y súplica en elespirituales de maldad en las Espíritu, y velando en ello conregiones celestes. toda perseverancia y súplica por todos los santos. 191
  • 187. LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS FILIPENSES 1 generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares Para mí el vivir es Cristo en el mundo;1. Conforme a mi anhelo y 3 esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, Regocijaos en el Señor ahora también será siempre magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por 1. Asimismo te ruego también a muerte. ti, compañero fiel, que ayudes2. Pero quedar en la carne es más a éstas que combatieron necesario por causa de vosotros. juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente 2 también y los demás colaboradores míos, cuyos Humillación y exaltación nombres están en el libro de la vida. de Cristo 2. Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor1. Para que en el nombre de Jesús está cerca. se doble toda rodilla de los que 3. Por nada estéis afanosos, sino están en los cielos, y en la sean conocidas vuestras tierra, y debajo de la tierra. peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con Luminares en el mundo acción de gracias. 4. Y la paz de Dios, que sobrepasa2. Para que seáis irreprensibles y todo entendimiento, guardará sencillos, hijos de Dios sin vuestros corazones y vuestros mancha en medio de una pensamientos en Cristo Jesús. 192
  • 188. Dádivas de los filipenses5. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.6. no es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta. 193
  • 189. LA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS COLOSENSES 1 3 1. Poned la mira en las cosas de Reconciliación por medio arriba, no en las de la tierra. de la muerte de Cristo La vida antigua y la nueva1. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él 2. Haced morir, pues, lo terrenal subsisten. en vosotros: Fornicación, impureza, pasiones 2 desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;Plenitud de vida en Cristo 3. Cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de1. Mirad que nadie os engañe por desobediencia. medio de filosofías y huecas 4. Y todo lo que hacéis, sea de sutilezas, según las tradiciones palabra o de hecho, hacedlo de los hombres, conforme a los todo en el nombre del Señor rudimentos del mundo, y no Jesús, dando gracias a Dios según Cristo. Padre por medio de él.2. En él también fuisteis circuncidados con circuncisión Deberes sociales de la no hecha a mano, al echar de nueva vida vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de 5. Maridos, amad a vuestras Cristo. mujeres, y no seáis ásperos con3. Por tanto, nadie os juzgue en ellas. comida o en bebida, o en 6. Hijos, obedeced a vuestros cuanto a días de fiesta, luna padres en todo, porque esto nueva o días de reposo. agrada al Señor. 194
  • 190. 7. Padres, no exasperéis a vuestros 10. Más el que hace injusticia, hijos, para que no se recibirá la injusticia que desalienten. hiciere, porque no hay8. Siervos, obedeced en todo a aceptación de personas. vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que 4 quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, 1. Amos, haced lo que es justo y temiendo a Dios. recto con vuestros siervos,9. Y todo lo que hagáis, hacedlo sabiendo que también vosotros de corazón, como para el Señor tenéis un Amo en los cielos. y no para los hombres; 2. Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno. 195
  • 191. PRIMERA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS TESALONICENSES 1 nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. La vida que agrada a Dios 21. Que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en 1. Pero acerca de los tiempos y de santidad y honor; las ocasiones, no tenéis2. No en pasión de necesidad, hermanos, de que concupiscencia, como los yo os escriba. gentiles que no conocen a Dios. 2. Porque vosotros sabéis3. Y que procuréis tener perfectamente que el día del tranquilidad y ocuparos en Señor vendrá así como ladrón vuestros negocios, y trabajar en la noche; con vuestras manos de la 3. Que cuando digan: Paz y manera que os hemos seguridad, entonces vendrá mandado. sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a La venida del Señor la mujer encinta, y no escaparán.4. Porque el Señor mismo con voz 4. Porque todos vosotros sois hijos de mando, con voz de arcángel, de luz he hijos del día; No y con trompeta de Dios, somos de la noche ni de las descenderá del cielo; y los tinieblas. muertos en Cristo resucitarán 5. Pero nosotros, que somos del primero. día, seamos sobrios,5. Luego nosotros los que habiéndonos vestido con la vivimos, los que hayamos coraza de fe y de amor, y con quedado, seremos arrebatados la esperanza de salvación como juntamente con ellos en las yelmo. 196
  • 192. Pablo exhorta a los 11. No menospreciéis las profecías. 12. Examinadlo todo; Retened lo hermanos bueno. 13. Absteneos de toda especia de6. Os rogamos, hermanos, que mal. reconozcáis a los que trabajan 14. Y el mismo Dios de paz os entre vosotros, y os presiden en santifique por completo; Y el Señor, y os amonestan. todo vuestro ser, espíritu, alma7. Estad siempre gozosos. y cuerpo, sea guardado8. Orad sin cesar. irreprensible para la venida de9. Dad gracias en todo, porque nuestro Señor Jesucristo esta es la voluntad de Dios 15. Fiel es el que os llama, el cual para con vosotros en Cristo también lo hará. Jesús.10. No apaguéis al Espíritu. 197
  • 193. SEGUNDA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS TESALONICENSES 1 con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; Dios juzgará a los 4. Inicuo cuyo advenimiento es pecadores en la venida de por obra de Satanás, con gran Cristo poder y señales y prodigios mentirosos.1. En llama de fuego, para dar retribución a los que no 3 conocieron a Dios, no obedecen al evangelio de El deber de trabajar nuestro Señor Jesucristo. 1. Pero os ordenamos, hermanos 2 en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que andeManifestación del hombre desordenadamente, y no según de pecado la enseñanza que recibisteis de nosotros.1. Nadie os engañe en ninguna 2. Ni cominos de balde el pan de manera; Porque no vendrá sin nadie, sino trabajamos con que antes venga la apostasía, y afán y fatiga día y noche, para se manifieste el hombre de no ser gravosos a ninguno de pecado, el hijo de perdición, vosotros;2. EL cual se opone y se levanta 3. No porque no tuviésemos contra todo lo que se llama derecho, sino por daros Dios como Dios, haciéndose nosotros mismos un ejemplo pasar por Dios. para que nos imitaseis.3. Y entonces se manifestará aquel 4. Porque también cuando inicuo, a quien el Señor matará estábamos con vosotros, os 198
  • 194. ordenábamos esto: Si alguno 7. Y vosotros, hermanos, no os no quiere trabajar, tampoco canséis de hacer bien. coma. 8. Si alguno no obedece a los que5. Porque oímos que algunos de decimos por medio de esta entre vosotros andan carta, a ése señaladlo, y no os desordenadamente, no juntéis con él, para que se trabajando en nada, sino avergüence. entrometiéndose en lo ajeno. 9. Más no lo tengáis por enemigo,6. A los tales mandamos y sino amonestadle como a exhortamos por nuestro Señor hermano. Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan. 199
  • 195. PRIMERA EPÍSTOLA DEL APÓSTOL SAN PABLO A TIMOTEO 1 3 Advertencia contra falsas Requisitos de los obispos doctrinas 1. Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.1. Queriendo ser doctores de la 2. Pero es necesario que el obispo ley, sin entender ni lo que sea irreprensible, marido de hablan ni lo que afirman. una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, 2 hospedador, apto para enseñar; 3. No dado al vino, no Instrucciones sobre la pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino oración amable, apacible, no avaro; 4. Que gobierne bien su casa, que1. Quiero, pues, que los hombres tenga a sus hijos en sujeción oren en todo lugar, levantando con toda honestidad. manos santas, sin ira ni 5. Pues el que no sabe gobernar contienda. su propia casa, ¿Cómo cuidará2. Asimismo que las mujeres se de la iglesia de Dios?; atavíen de ropa decorosa, con 6. No un neófito, no sea que pudor y modestia; No con envaneciéndose caiga en la peinado ostentoso, ni oro, ni condenación del diablo. perlas, ni vestidos costosos.3. Sino con buenas obras, como 4 corresponde a mujeres que profesan piedad.4. Porque no permito a la mujer Predicción de la apostasía enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en 1. Pero el Espíritu dice silencio. claramente que en los postreros 200
  • 196. tiempos algunos apostatarán con su propia familia, y a de la fe, escuchando a espíritus recompensar a sus padres; engañadores y a doctrinas de Porque esto es lo bueno y demonios; agradable delante de Dios.2. Por la hipocresía de mentirosos 2. Porque si alguno no provee que, teniendo cauterizada la para los suyos, y mayormente conciencia, para los de su casa, ha negado3. Prohibirán casarse, y mandaran la fe, y es peor que un abstenerse de alimentos que incrédulo. Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos 6 los creyentes y los que han conocido la verdad. 1. Y los que tienen amos4. Porque todo lo que Dios creó creyentes, no los tengan en es bueno, y nada es de menos por ser hermanos, sino desecharse, si se toma con sírvanles mejor, por cuanto son acción de gracias; creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Un buen ministro de Esto enseña y exhorta. Jesucristo La buena batalla de la fe5. Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la 2. El único que tiene piedad; inmortalidad, que habita en6. No descuides el don que hay luz inaccesible; A quien en ti, que te fue dado mediante ninguno de los hombres ha profecía con la imposición de visto ni puede ver, al cual sea las manos del presbiterio. la honra y el imperio sempiterno. Amén. 5 3. A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las Deberes hacia los demás cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las1. Pero si alguna viuda tiene hijos, cosas en abundancia para que o nietos, aprenderán éstos las disfrutemos. primero a ser piadosos para 201
  • 197. 4. Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos;5. Atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna. 202
  • 198. SEGUNDA EPISTOLA DEL APOSTOL SAN PABLO A TIMOTEO 1 2 Un obrero aprobado Carácter de los hombres en los postreros días1. Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento 1. Porque habrá hombres para honra, sacrificado, útil al amadores de sí mismos, avaros, Señor, y dispuesto para toda vanagloriosos, soberbios, buena obra. blasfemos, desobedientes, a los padres, ingratos, impíos. 203
  • 199. LA EPÍSTOLA DEL APOSTOL SAN PABLO A TITO 1 2 Requisitos de ancianos y Enseñanza de la sana obispos doctrina1. El que fuere irreprensible, 1. Exhorta asimismo a los jóvenes marido de una sola mujer, y a que sean prudentes; tenga hijos creyentes que no 2. Presentándose tú en todo como estén acusados de disolución ni ejemplo de buenas obras; En de rebeldía. la enseñanza mostrando2. Porque es necesario que el integridad, seriedad. obispo sea irreprensible, como 3. Exhorta a los siervos a que se administrador de Dios; no sujeten a sus amos, que agraden soberbio, no iracundo, no en todo, que no sean dado al vino, no pendenciero, respondones; no codicioso de ganancias 4. No defraudando, sino deshonestas. mostrándose fieles en todo,3. A los cuales es preciso tapar la para que en todo adornen la boca; Que trastornan casas doctrina de Dios nuestro enteras, enseñando por Salvador. ganancia deshonesta lo que no conviene. 204
  • 200. LA EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 1 3 Dios ha hablado por su El reposo del pueblo de Hijo Dios1. Y Tú, Oh Señor, en el principio 1. Mirad, hermanos, que no haya fundaste la tierra. en ninguno de vosotros Y los cielos son obra de tus corazón malo de incredulidad manos. para apartarse del Dios vivo.2. Ellos perecerán, mas tú permaneces; 4 Y todos ellos se envejecerán como una vestidura. 1. Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la 2 manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, No El autor de la salvación entrarán en mi reposo; Aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación1. Así que, por cuanto los hijos del mundo. participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por Jesús el gran sumo medio de la muerte al que tenía sacerdote el imperio de la muerte, esto es, al diablo. 2. Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 205
  • 201. 5 de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a1. Y fue declarado por Dios sumo vituperio, sacerdote según el orden de 6. Porque la tierra que bebe la Melquisedec. lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los Advertencia contra la cuales es labrada, recibe apostasía bendición de Dios; 7. Pero la que produce espino y2. Pero el alimento sólido es para abrojos es reprobada, está los que han alcanzado próxima a ser maldecida, y su madurez, para los que por el fin es el ser quemada. uso tienen los sentidos 8. Diciendo: De cierto te ejercitados en el bendeciré con abundancia y te discernimiento del bien y del multiplicaré grandemente. mal. 9. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa. 6 71. De la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de El mediador de un nuevo la resurrección de los muertos y del juicio eterno. pacto2. Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite. 1. Los cuales sirven a lo que es3. Porque es imposible que los figura y sombra de las cosas que una vez fueron iluminados celestiales, como se le advirtió y gustaron del don celestial, y a Moisés cuando iba a erigir el fueron hechos partícipes del tabernáculo, diciéndole: Mira, Espíritu Santo. haz todas las cosas conforme al4. Y asimismo gustaron de la modelo que se te ha mostrado buen apalabra de Dios y los en el monte. poderes del siglo venidero. 2. no como el pacto que hice con5. Y Recayeron, sean otra vez sus padres. El día en que los renovados para tome de la mano para sacarlos arrepentimiento, crucificando de la tierra de Egipto; Porque 206
  • 202. ellos no permanecieron en mi no la imagen misma de las pacto, Y yo me desentendí de cosas, nunca puede, por los ellos dice el Señor. mismos sacrificios que se3. Por lo cual, este es el pacto que ofrecen continuamente cada haré con la casa de Israel. año. Después de aquellos días, dice 2. Entonces dije: He aquí que el Señor: Pondré mis leyes en vengo, oh Dios, para hacer tu la mente de ellos, Y sobre su voluntad, corazón las escribiré; Y seré a Como en el rollo del libro está ellos por Dios, Y ellos me serán escrito de mí. a mí por el pueblo; 3. Y ciertamente todo sacerdote4. Y ninguno enseñará a su está día tras día ministrando y prójimo, Ni ninguno a su ofreciendo muchas veces los hermano, diciendo: Conoce al mismos sacrificios, que nunca Señor; pueden quitar los pecados. Porque todos me conocerán, 4. Este es el pacto que haré con Desde el menos hasta el mayor ellos Después de aquellos días, de ellos. dice el Señor: Pondré mis leyes5. AL decir: Nuevo pacto, ha en sus corazones, Y en sus dado por viejo al primero; Y lo mentes las escribiré, que se da por viejo y se envejece, 5. Añade: está próximo a desaparecer. Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. 8 6. No dejando de congregarnos, como algunos tienen por1. ¿Cuánto más la sangre de costumbre, sino Cristo, el cual mediante el exhortándonos; Y tanto más, Espíritu eterno se ofreció a si cuanto veis que aquel día se mismo sin mancha a Dios, acerca. limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que Advertencia al que peca sirváis al Dios vivo? deliberadamente 9 7. Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el1. Porque la ley, teniendo la pago, dice el Señor. Y otra vez: sombra de los bienes venideros, EL señor juzgará a su pueblo. 207
  • 203. 8. ¡Horrenda cosa es caer en Hijo mío, no menosprecies la manos del Dios vivo! disciplina del Señor, ni9. Pero traed a la memoria los días desmayes cuando eres pasados, en los cuales, después reprendido por él; de haber sido iluminados, 2. Porque el Señor al que ama, sostuvisteis gran combate de disciplina, padecimientos. Y azota a todo el que recibe por hijo. 10 3. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; Porque ¿qué hijo es aquel a quien el La fe padre no disciplina? 4. pero si se os deja sin disciplina,1. Por la fe Enoc fue traspuesto de la cual todos han sido para no ver muerte, y no fue participantes, entonces sois hallado, porque lo traspuso bastardos, y no hijos. Dios. 5. Por otra parte, tuvimos a2. Pero sin fe es imposible agradar nuestros padres terrenales que a Dios crea que le hay, y que es nos disciplinaban, y los galardonador de los que le venerábamos. ¿Por qué no buscan. obedeceremos mucho mejor al3. Porque esperaba la ciudad que Padre de los espíritus, y tiene fundamentos, cuyo viviremos? arquitecto y constructor es 6. Y tan terrible era lo que se veía, Dios. que Moisés dijo: Estoy4. Por la fe dejó a Egipto, no espantado y temblando; temiendo la ira del rey; Porque 7. La voz del cual conmovió se sostuvo como viendo al entonces la tierra, por ahora ha Invisible. prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente 11 la tierra, sino también el cielo. 8. Y esta frase, aún una vez, indica la remoción de las cosas Puesto los ojos en Jesús movibles, como cosas hechas, para que queden las1. Y habéis ya olvidado la inconmovibles. exhortación que como a hijos 9. Así que, recibiendo nosotros un se os dirige, diciendo: reino inconmovible, tengamos 208
  • 204. gratitud, y mediante ella 4. De manera que podemos decir sirvamos a Dios agradándole confiadamente: con temor y reverencia; El Señor es mi ayudador; No10. Porque nuestro Dios es fuego temeré consumidor. Lo que me pueda hacer el hombre 12 5. Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. 6. no os dejéis llevar de doctrinas Deberes cristianos diversas y extrañas; Porque buena cosa es afirmar el1. Permanezca el amor fraternal. corazón con la gracia, no con2. No os olvidéis de la viandas, que nunca hospitalidad, por que por ella aprovecharon a los que se han algunos, sin saberlo, ocupado de ellas. hospedaron ángeles. 7. Y de hacer bien y de la ayuda3. Sean vuestras costumbres sin mutua no os olvidéis; Porque avaricia, contentos con lo que de tales sacrificios se agrada tenéis ahora; Porque él dijo: No Dios. te desampararé, no te dejaré; 209
  • 205. LA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SANTIAGO 1 Hacedores de la palabra Salutación 5. Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea1. Y si alguno de vosotros tiene pronto para oír, tardo para falta de sabiduría, pídala a hablar, tardo para airarse; Dios, el cual da a todos 6. Porque la ira del hombre no abundantemente y sin obra la justicia de Dios. reproche, y le será dada. 7. Porque si alguno es oidor de la2. Pero pida con fe, no dudando palabra pero no hacedor de nada; Porque el que duda es ella, éste es semejante al semejante a la onda del mar, hombre que considera en un que es arrastrada por el viento espejo su rostro natural. y echada de un aparte a otra. 8. La religión pura y sin mácula3. Porque cuando sale el sol con delante de Dios el Padre es calor abrasador, la hierba se esta: Visitar a los huérfanos y a seca, su flor se cae, y perece su las viudas en sus tribulaciones, hermosa apariencia; Así y guardarse sin mancha del también se marchitará el rico mundo. en todas sus empresas. 2 Soportando las pruebas Amonestación contra la4. Bienaventurado el varón que parcialidad soporta la tentación; Porque cuando haya resistido la 1. Si en verdad cumplís la ley prueba, recibirá la corona de real, conforme a la Escritura: vida, que Dios ha prometido a Amarás a tu prójimo como a ti los que le aman. mismo, bien hacéis. 210
  • 206. La fe sin obras es muerta 32. Hermanos míos, ¿De qué La lengua aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? 1. Así también la lengua es un ¿Podrá la fe salvarle? miembro pequeño, pero se3. Y si un hermano o una jacta de grandes cosas. He aquí, hermana estás desnudos, y ¡Cuán grande bosque enciende tienen necesidad del un pequeño fuego!. mantenimiento de cada día. 2. Y la lengua es un fuego, un4. Y alguno de vosotros les dice: mundo de maldad. La lengua Id en paz, calentaos y saciaos, está puesta entre nuestros pero no les dais las cosas que miembros, y contamina todo son necesarias para el cuerpo, el cuerpo, e inflama la rueda ¿De qué aprovecha? de la creación, y ella misma es5. ¿Mas quieres saber, hombre inflamada por el infierno. vano, que la fe sin obras es 3. Pero ningún hombre puede muerta? domar la lengua, que es un mal6. ¿No fue justificado por las que no puede ser refrenado, obras Abraham nuestro Padre, llena de veneno mortal. cuando ofreció a su hijo Isaac 4. Con ella bendecimos al Dios y sobre el altar? Padre, y con ella maldecimos a7. ¿No ves que la fe actuó los hombres, que están hechos juntamente con sus obras, y a la semejanza de Dios. que la fe se perfeccionó por las 5. De una misma boca proceden obras? bendición y maldición, esto no8. Y se cumplió la Escritura que debe ser así. dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y La sabiduría de lo alto fue llamado amigo de Dios.9. Vosotros veis, pues, que el 6. ¿Quién es sabio y entendido hombre es justificado por las entre vosotros? Muestre por la obras y no solamente por la fe. buena conducta sus obras en10. Porque como el cuerpo sin sabia mansedumbre. espíritu está muerto, así 7. Porque esta sabiduría no es la también la fe sin obras está que desciende de lo alto, sino muerta. terrenal, animal, diabólica. 211
  • 207. 8. Porque donde hay celos y 6. En lugar de lo cual deberías contención, allí hay decirle: si el señor quiere, perturbación y toda obra viviremos y haremos esto o perversa. aquello.9. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, 5 después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia 1. ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y y de buenos frutos, sin aullad por las miserias que os incertidumbre ni hipocresía. vendrán.10. Y el fruto de justicia se siembre en paz para aquellos que hacen Sed pacientes y orad la paz. 2. Por tanto, hermanos, tened 4 paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador La amistad con el mundo espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con1. Pedís, y no recibís, por que paciencia hasta que reciba la pedís mal, para gastar en lluvia temprana y la tardía. vuestros deleites. 3. Tened también vosotros2. ¡Oh lamas adúlteras! ¿No sabéis paciencia, y afirmad vuestros que la amistad del mundo es corazones; Porque la venida del enemistad contra Dios? Señor se acerca. Cualquiera, pues, que quiera 4. Pero sobre todo, hermanos ser amigo del mundo, se míos, no juréis, ni por el cielo, constituye enemigo de Dios. ni por la tierra, ni por ningún3. Humillaos delante del Señor, otro juramento; Sino que y él os exaltará. vuestra sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación. Juzgando al hermano 5. ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está5. Un solo es el dador de la ley, alguno alegre? Cante que puede salvar y perder; pero alabanzas. tú, ¿quién crea para que juzgues a otro? 212
  • 208. 6. ¿Está alguno enfermo entre 8. Elías era hombre sujeto a vosotros? Llame a los ancianos pasiones semejantes a las de la iglesia, y oren por él, nuestras, y oró fervientemente ungiéndole con aceite en el para que no lloviese, y no llovió nombre del Señor. sobre la tierra por tres años y7. Y la oración de fe salvará al seis meses. enfermo, y el Señor lo 9. Y otra vez oró, y el cielo dio levantará; Y si hubiere lluvia, y la tierra produjo fruto. cometido pecados, le serán perdonados. 213
  • 209. PRIMERA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN PEDRO APÓSTOL 1 La piedra viva Una esperanza viva 3. Acercándose a él, piedra viva, desechada ciertamente por lo1. Que sois guardados por el hombres, mas para Dios poder de Dios mediante la fe, escogida y preciosa, para alcanzar la salvación que 4. Vosotros también, como está preparada para ser piedras vivas, sed edificados manifestada en el tiempo como casa espiritual y postrero. sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio Llamamiento a una vida de Jesucristo. santa Vivid como siervos de2. Ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero Dios manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros. 5. Porque esta es la voluntad de Dios: Que haciendo bien, 2 hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos. 6. Criados, estad sujetos con todo1. Desechando, pues, toda respeto a vuestros amos; No malicia, todo engaño, solamente a los buenos y hipocresía, envidias, y todas las afables, sino también a los detracciones, difíciles de soportar.2. desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación. 214
  • 210. 3 5 Una buena conciencia Apacentad la grey de Dios1. Porque: El que quiere amar la 1. Apacentad la grey de Dios que vida y ver días buenos, refrene está entre vosotros, cuidando su lengua de mal, y sus labios de ella, no por fuerza, sino no hablen engaño. voluntariamente; no por2. Los que en otro tiempo ganancia deshonesta, sino con desobedecieron, cuando una ánimo pronto; vez esperaba la paciencia de 2. No como teniendo señorío Dios en los días de Noé, sobre los que están a vuestro mientras se preparaba el arca, cuidado, sino siendo ejemplos en la cual pocas personas, es de la grey. decir, ocho, fueron salvadas por 3. Humillaos, pues, bajo la agua. poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere 4 tiempo; 4. Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tieneBuenos administradores de cuidado de vosotros. la gracia de Dios 5. Sed sobrios, y velad; Porque vuestro adversario el diablo,1. Mas el fin de todas las cosas se como león rugiente, anda acerca; Sed, pues, sobrios, y alrededor buscando a quien velad en oración. devorar. 215
  • 211. SEGUNDA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN PEDRO APÓSTOL 1 2. Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno losTestigos presenciales de la entregó a prisiones de gloria de Cristo oscuridad, para ser reservados al juicio.1. Entiendo primero esto, que 3. Y si no perdonó al mundo ninguna profecía de la antiguo, sino que guardó a Escritura es de interpretación Noé, pregonero de justicia, privada, con otras siete personas,2. Porque nunca la profecía fue trayendo el diluvio sobre el traída por voluntad humana, mundo de los impíos; si no que los santos hombres 4. Y si condenó por destrucción de Dios hablaron siendo a las ciudades de Sodoma y de inspirados por el Espíritu Gomorra, reduciéndolas a Santo. ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de 2 vivir impíamente. 3 Falsos profetas y falsos maestros El día del Señor vendrá1. Pero hubo también falsos 1. Pro lo cual el mundo de profetas entre el pueblo, como entonces pereció anegado en habrá entre vosotros falsos agua; maestros, que introducirán 2. Pero los cielos y la tierra que encubiertamente herejías existen ahora, están reservados destructoras, y aun negarán al por la misma palabra, Señor que los rescató, guardados para el fuego en el atrayendo sobre sí mismos día del juicio y de la perdición destrucción repentina. de los hombres impíos. 216
  • 212. 3. Más, Oh amados, no ignoréis en el cual los cielos, esto: Que para con el Señor un encendiéndose, serán desechos, día es como mil años, y mil y los elementos, siendo años como día. quemados, se fundirán.4. El Señor no retarda su 7. Pero nosotros esperamos, según promesa, según algunos la sus promesas, cielos nuevos y tienen por tardanza, sino que tierra nueva, en los cuales mora es paciente para con nosotros, la justicia. no queriendo que ninguno 8. Por lo cual, oh amados, estando perezca, sino que todos en espera de estas cosas, procedan al arrepentimiento. procurad con diligencia ser5. Pero el día del Señor vendrá hallados por él sin mancha e como ladrón en la noche; En irreprensible, en paz. el cual los cielos pasarán con 9. Y tened entendido que la grande estruendo, y los paciencia de nuestro Señor es elementos ardiendo serán para salvación; Como también desechos, y la tierra y las obras nuestro amado hermano Pablo, que en ella hay serán según la sabiduría que le ha quemadas. sido dada, os ha escrito.6. Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, 217
  • 213. PRIMERA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN JUAN APÓSTOL 1 3 Dios es luz Hijos de Dios1. Este es el mensaje que hemos 1. y todo aquel que tiene esta oído de él, y os anunciamos: esperanza en él, se purifica a sí Dios es luz, y no hay ningunas mismo, así como él es puro. tinieblas en él. 2. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano 2 tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? El nuevo mandamiento 3. Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de1. No améis al mundo, ni las hecho y en verdad. cosas que están en le mundo, 4. Y en esto conocemos que somos el amor del Padre no está en de la verdad, y aseguraremos él. nuestros corazones delante de él. El anticristo 5. Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza2. Hijitos, ya es el último tiempo; tenemos en Dios; Y según vosotros oísteis que el 6. Y cualquiera cosa que anticristo viene, así ahora han pidiéremos la recibiremos de él, surgido muchos anticristos: porque guardamos sus Por esto conocemos que es el mandamientos, y hacemos las último tiempo. cosas que son agradables delante de él. 7. Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijos Jesucristo, y nos 218
  • 214. amemos unos a otros como nos tengamos confianza en el día lo ha mandado. del juicio; pues como él es, así8. Y el que guarda sus somos nosotros en este mandamientos, permanece en mundo. Dios, y Dios en él. Y en esto 6. En el amor no hay temor, sino sabemos que él permanece en que el perfecto amor echa fuera nosotros, por el Espíritu que el temor; porque el amor lleva nos ha dado. en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado 4 en el amor. 7. Si alguno dice: Yo amo a Dios, El Espíritu de Dios y el y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama espíritu del anticristo a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a1. Amados, no creáis a todo quien no ha visto? espíritu sino probad los espíritus si son de Dios; Porque 5 muchos falsos profetas han salido por el mundo.2. En esto conoced el Espíritu de El testimonio del Espíritu Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha 1. El que tiene al Hijo, tiene la venido en carne, es de Dios. vida; EL que no tiene al Hijo3. Y todo espíritu que no confiesa de Dios no tiene la vida. que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; Y este es el espíritu del anticristo, el Conocimiento de la vida cual vosotros habéis oído que eterna viene, y que ahora ya está en el mundo. 2. Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica Dios es amor el pecado, pues aquel que fue engendrado por Dios le4. El que no ama, no ha conocido guarda, y el maligno no le toca. a Dios; Porque Dios es amor. 3. Sabemos que somos de Dios,5. En esto se ha perfeccionado el y el mundo está bajo el amor en nosotros, para que maligno. 219
  • 215. SEGUNDA EPÍSTOLA DE SAN JUAN APÓSTOL 1 Salutación1. Mucho me regocijé porque he hallado algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al mandamiento que recibimos del Padre. 220
  • 216. LA EPÍSTOLA UNIVERSAL DE SAN JUDAS APÓSTOL 1 2. Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca Falsas doctrinas y falsos habla cosas infladas, adulando maestros a las personas para sacar provecho.1. Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. 221
  • 217. EL APOCALIPSIS DE SAN JUAN 1 y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nosLa revelación de Jesucristo lavó de nuestros pecados con su sangre, 6. Y nos hizo reyes y sacerdotes1. La revelación de Jesucristo, que para Dios, su padre, a él sea Dios le dio, para manifestar a gloria e imperio por los siglos sus siervos las cosas que deben de los siglos. Amén suceder pronto; Y la declaró 7. He aquí que viene con las enviándola por medio de su nubes, y todo ojo le verá, y los ángel a su siervo Juan, que le traspasaron; Y todos los2. que ha dado testimonio de la linajes de la tierra harán palabra de Dios, y del lamentación por él. Sí amén. testimonio de Jesucristo, y de 8. Y soy el Alfa y la Omega, todas las cosas que ha visto. principio y fin, dice el Señor,3. Bienaventurado el que lee, y los el que es y que era y que ha que oyen palabras de esta devenir, el Todopoderoso. profecía, y guardan las cosas en ella escritas; Porque el tiempo está cerca. Una visión del Hijo del Hombre Salutaciones a las siete 9. Yo Juan, vuestros hermano, y iglesias con partícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la4. Juan, a las siete iglesias que paciencia de Jesucristo, estaba están en Asia: Gracia y paz a en la isla llamada Patmos, por vosotros, del que es y que era causa de la palabra de Dios y que ha de venir, y de los siete el testimonio de Jesucristo. espíritus que están delante de 10. Yo estaba en el Espíritu en el su trono; día del Señor, y oí detrás de mí5. Y de Jesucristo el testigo fiel, una gran voz como de el primogénito de los muertos, trompeta, 222
  • 218. 11. Que decía: Yo soy el Alfa y la siglos de los siglos, amén. Y Omega, el primero y el tengo las llaves de la muerte y último. Escribe en un libro lo del Hades. que ves, y envíalo a las siete 19. escribe las cosas que has visto, iglesias que están en Asia: A y las que son, y las que han de Efeso, Esmirna, Pérgamo, ser después de estas. Tiatira, Sadis, Filadelfia y 20. El misterio de las siete estrellas Laodicea. que has visto en mi diestra, y12. Y me volví para ver la voz que de los siete candeleros de oro: hablaba conmigo; Y vuelto, vi Las siete estrellas son los siete candeleros de oro, ángeles de las siete iglesias.13. Y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al 2 Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los Mensajes a las siete iglesias: pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. El mensaje a Efeso14. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, 1. Escribe al ángel de la iglesia en como nieve; Sus ojos como Efeso: El que tiene las siete llama de fuego; estrellas en su diestra, el que15. Y sus pies semejantes al bronce anda en medio de los siete bruñido, refulgente como en candeleros de oro, dice esto: un horno; Y su voz como 2. Yo conozco tus obras, y tu estruendo de muchas aguas. arduo trabajo y paciencia; Y16. Tenía en su diestra siete que no puedes soportar a los estrellas; De su boca salía una malos, y has probado a los que espada aguda de dos filos; Y se dicen ser apóstoles, y no lo su rostro era como el sol son, y los has hallado cuando resplandece en su mentiroso; fuerza. 3. Y has sufrido, y has tenido17. Cuando le vi, caí como muerto paciencia, y has trabajado a sus pies. Y él puso su diestra arduamente por amor de mi sobre mí, diciéndome: No nombre, y no has desmayado. temas; Yo soy el primero y el 4. Pero tengo contra ti, que has último; dejado tu primer amor.18. Y el que vivo, y estuve muerto; 5. Recuerda, por tanto, de dónde Mas he aquí que vivo por los has caído, y haz las primeras 223
  • 219. obras; Pues si no, vendré El mensaje a Pérgamo pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te 12. Y escribe al ángel de la iglesia hubieres arrepentido. en Pérgamo: El que tiene la6. Pero tienes esto, que aborreces espada aguda de dos filos dice las obras de los nicolaítas, las esto: cuales yo también aborrezco. 13. Y conozco tus obras, y dónde7. El que tiene oído, oiga lo que moras, donde está el trono de el Espíritu dice a las iglesias. Satanás; Pero retienes mi Al que venciere, le daré a comer nombre, y no has negado mi del árbol de la vida, el cual está fe, ni aun en los días en que en medio del paraíso de Dios. Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde El mensaje a Esmirna mora Satanás. 14. Pero tengo unas pocas contra8. Y escribe al ángel de la iglesia ti: Que tienes ahí a los que en Esmirna: El primero y el retienen la doctrina de Balaam, postrero, el que estuvo muerto que enseñaba Abalac a poner y vivió, dice esto: tropiezo ante los hijos de Israel,9. Y conozco tus obras, y tu a comer de cosas sacrificadas a tribulación, y tu pobreza (pero los ídolos, y a cometer tú eres rico), y la blasfemia de fornicación. los que se dicen ser judíos, y 15. Y también tienes a los que no lo son, sino sinagoga de retienen la doctrina de los Satanás. nicolaítas, la que yo aborrezco.10. No temas en nada lo que vas a 16. Por tanto, arrepiéntete; Pies si parecer. He aquí, el diablo no, vendré a ti pronto, y pelearé echará a algunos de vosotros en contra ellos con la espada de la cárcel, para que seáis mi boca. probados, y tendréis 17. El que tiene oído, oiga lo que tribulación por diez días. Sé fiel el Espíritu dice a las iglesias. hasta la muerte, y yo te daré la Al que venciere, daré del comer corona de la vida. del maná escondido, y le daré11. El que tiene oído, oiga lo que una piedrecita blanca, y en la el Espíritu dice a las iglesias. piedrecita escrito un nombre El que venciere, no sufrirá nuevo, el cual ninguno conoce daño de la segunda muerte. sino aquel que lo recibe. 224
  • 220. El mensaje a Tiatira 25. Pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. 26. Al que venciere y guardare mis18. Y escribe al ángel de la iglesia obras hasta el fin, yo le daré en Tiatira: El Hijo de Dios, el autoridad sobre las naciones. que tiene ojos como llama de 27. Y las regirá con vara de hierro, fuego, y pies semejantes al y serán quebradas como vaso bronce bruñido, dice eso: de alfarero; Como yo también19. Y conozco tus obras, y amor, y la he recibido de mi padre; fe, y servicio, y tu paciencia, y 28. Y le daré la estrella de la que tus obras postreras son más mañana. que las primeras. 29. El que tiene oído, oiga lo que20. Pero tengo unas pocas cosas el Espíritu dice a las iglesias. contra ti: Que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a 3 mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. El mensaje a Sardis21. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere 1. Escribe al ángel de la iglesia en arrepentirse de su fornicación. Sardis: El que tiene los siete22. He aquí, yo la arrojo en cama, espíritus de Dios, y las siete y en gran tribulación a los que estrellas, dice esto: Yo conozco con ella adulteran, si no se tus obras, que tienes nombre arrepienten de las obras de ella. de que vives, y estás muerto.23. Y a sus hijos heriré de muerte, 2. Sé vigilante, y afirma las otras y todas las iglesias sabrán que cosas que están para morir; yo soy el que escudriña la Porque no he hallado tus obras mente y el corazón; Y os daré perfectas delante de Dios. a cada uno según vuestras 3. Acuérdate, pues, de lo que has obras. recibido y oído; Y guárdalo, y24. Pero a vosotros y a los demás arrepiéntete. Pues si no velas, que están en Tietira, a cuantos vendré sobre ti como ladrón, y no tienen esa doctrina, y no no sabrás a qué hora vendré han conocido lo que ellos sobre ti. llaman las profundidades de 4. Pero tienes unas pocas personas Satanás, yo os digo: No os en Sardis que no han impondré otra carga; manchado sus vestiduras; Y 225
  • 221. andarán conmigo en vestiduras sobre el mundo entero, para blanca, porque son dignas. probar a los que moran sobre5. El que venciere será vestido de la tierra. vestiduras blancas; Y no 11. He aquí, yo vengo pronto; borraré su nombre del libro de Retén lo que tienes, para que la vida y confesaré su nombre ninguno tome tu corona. delante de mi Padre, y delante 12. Al que venciere, yo lo haré de sus ángeles. columna en el templo de Dios,6. El que tiene oído, oiga lo que y el nombre de la ciudad de el Espíritu dice a las iglesias. mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi El mensaje a Filadelfia Dios y mi nombre nuevo. 13. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.7. Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la El mensaje a Laodicea llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y 14. Y escribe al ángel de la iglesia ninguno abre: en Laodicea: He aquí el Amén,8. Y conozco tus obras; He aquí, el testigo fiel y verdadero, el he puesto delante de ti una principio de la creación de puerta abierta, la cual nadie Dios, dice esto: puede cerrar; Porque aunque 15. Yo conozco tus obras, que ni tienes poca fuerza, has eres frío ni caliente ¡Ojalá guardado mi palabra, y no has fueses frío o caliente! negado mi nombre. 16. Pero por cuanto eres tibio, y9. He aquí, yo entrego de la no frío ni caliente, te vomitaré sinagoga de Satanás a los que de mi boca. se dicen ser judíos y no lo son, 17. Porque tú dices: Y soy rico, y sino que mienten; He aquí, yo me he enriquecido, y de haré que vengan y se postren a ninguna cosa tengo necesidad; tus pies, y reconozcan que yo Y no sabes que tú eres un te he amado. desventurado, miserable,10. Por cuanto has guardado la pobre, ciego, y desnudo. palabra de mi paciencia, yo 18. Por tanto, yo te aconsejo que también te guardaré de la hora de mí compres oro refinado en de la prueba que ha de venir fuego, para que seas rico, y 226
  • 222. vestiduras blancas para vestirte, de Jaspe y de cornalina; Y había y que no se descubra la alrededor del trono un arco vergüenza de su desnudez; Y iris, semejante en aspecto a la unge tus ojos con colirio, para esmeralda. que veas. 4. Y alrededor del trono había19. Yo reprendo y castigo a todos veinticuatro tronos; Y vi los que amo, sé, pues, celoso, sentados en los tronos a y arrepiéntete. veinticuatro ancianos, vestidos20. He aquí, yo estoy a la puerta y de ropas blancas, con coronas llamo; Si alguno oye mi voz y de oro en sus cabezas. abre la puerta, y entraré a él, y 5. Y del trono salían relámpagos cenaré con él, y él conmigo. y truenos y voces; y delante del21. Al que venciere, le daré que se trono ardían siete lámparas de siente conmigo en mi trono, fuego, las cuales son los siete así como yo he vencido, y me espíritus de Dios. he sentado con mi Padre en su 6. Y delante del trono había como trono. un mar de vidrio semejante al22. El que tiene oído, oiga lo que cristal; Y junto al trono, y el Espíritu dice a las iglesias. alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos 4 delante y detrás. 7. El primer ser viviente era semejante a un León; El La adoración celestial segundo era semejante a un becerro; El tercero tenía rostro1. Después de esto miré, y he como de hombre; Y el cuarto aquí una puerta abierta en el era semejante a un águila cielo; Y la primera voz que oí, volando. como de trompeta, hablando 8. Y los cuatro seres vivientes conmigo, dijo: Sube acá, y yo tenían cada uno seis alas, y te mostraré las cosas que alrededor y por dentro estaban sucederán después de estas. llenos de ojos, y no cesaban día2. Y al instante yo estaba en el y noche de decir: Santo, santo, Espíritu; Y he aquí, un trono santo es el Señor Dios establecido en el cielo, y en el Todopoderoso, el que era, el trono, uno sentado. que es, y el que ha de venir.3. Y el aspecto del que estaba 9. Y siempre que aquellos seres sentado era semejante a piedra vivientes dan gloria y honra y 227
  • 223. acción de gracias al que está 5. Y uno de los ancianos me dijo: sentado en el trono, al que vive No llores. He aquí que el león por los siglos de los siglos. de la tierra de Judá, la raíz de10. Los veinticuatro ancianos se David, ha vencido para abrir postran delante del que está el libro y desatar sus siete sellos. sentado en el trono, y adoran 6. Y miré, y vi que en medio del al que vive por los siglos, y trono y de los cuatro seres echan sus coronas delante del vivientes, y en medio de los trono, diciendo: ancianos, estaba en pie un11. Señor, digno eres de recibir la Cordero como inmolado, que gloria y la honra y el poder; tenía siete cuernos, y siete ojos, Porque tu creaste todas las los cuales son los siete espíritus cosas, y por tu voluntad existen de Dios enviados por toda la y fueron creadas. tierra. 7. Y vino, y tomó el libro de la 5 mano derecha del que estaba sentado en el trono. 8. Y cuando hubo tomado el El rollo y el cordero libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se1. Y vi en la mano derecha del postraron delante del Cordero; que estaba sentado en el trono Todos tenían arpas, y copas de un libro escrito por dentro y oro llenas de incienso, que son por fuera, sallado con siete las oraciones de los santos. sellos. 9. Y cantaban un nuevo cántico,2. Y vi aun ángel fuerte que diciendo: Digno eres de tomar pregonaba a gran voz: ¿Quién el libro y de abrir sus sellos; es digno de abrir el libro y Por que tú fuiste inmolado, y desatar sus sellos? con tu sangre nos has redimido3. Y ninguno, ni el cielo ni en la para Dios, de todo linaje y tierra ni debajo de la tierra, lengua y pueblo y nación; podía abrir el libro, ni aun 10. Y nos has hecho para nuestro mirarlo. Dios reyes y sacerdotes, y4. Y lloraba yo mucho, porque no reinaremos sobre la tierra. se había hallado a ninguno 11. Y miré, y oí la voz de muchos digno de abrir el libro, ni aun ángeles alrededor del trono, y mirarlo. de los seres vivientes, y de los 228
  • 224. ancianos; Y su número era corona, y salió venciendo, y millones de millones, para vencer.12. que decían a gran voz: El 3. Cuando abrió el segundo sello, Cordero que fue inmolado es oí al segundo ser viviente, que digno de tomar el poder, las decía: Ven y mira. riquezas, la sabiduría, la 4. Y salió otro caballo, bermejo; fortaleza, la honra, la gloria y Y al que lo montaba le fue dado la abalanza. poder de quitar de la tierra la13. Y a todo lo creado que está en paz, y que se matasen unos a el cielo, y sobre la tierra, y otros; Y se le dio una gran debajo de la tierra, y en el mar, espada. y a todas las cosas que en ellos 5. Cuando abrió el tercer sello, oí hay, oí decir: Al que está al tercer ser viviente, que decía: sentado en el trono, y al Ven y mira: Y miré, y he aquí Cordero, sea la alabanza, la un caballo negro; Y el que lo honra, la gloria, y el poder, por montaba tenía una balanza en los siglos de los siglos. la mano.14. Los cuatro seres vivientes 6. Y oí una voz de en medio de decían: Amén; Y los los cuatro seres vivientes, que veinticuatro ancianos se decía: Dos libras de trigo por postraron sobre sus rostros y un denario, y seis libras de adoraron al que vive por los cebada por un denario; Pero no siglos de los siglos. dañes el aceite ni el vino. 7. Cuando abrió el cuarto sellos, oí la voz del cuarto ser viviente, 6 que decía: Ven y mira. 8. miré, y he aquí un caballo Los sellos amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el1. Vi cuando el Cordero abrió Hades le seguía; Y le fue dada uno de los sellos, y oí a uno de potestad sobre la cuarta parte los cuatro seres vivientes decir de la tierra, para matar con como con voz de trueno; Ven espada, con hambre, con y mira. mortandad, y con las fieras de2. Y miré, y he aquí un caballo la tierra. blanco, y el que lo montaba 9. Cuando abrió el quinto sello, tenía un arco; Y le fue dada una vi bajo el altar las almas de los 229
  • 225. que habían sido muertos por escondednos del rostro de causa de la palabra de Dios y aquel que está sentado en el por el testimonio que tenían. trono, y de la ira del Cordero;10. y clamaban a gran voz, 17. Porque el gran día de su ira ha diciendo: ¿Hasta cuándo, llegado; ¿Y quién podrá Señor, santo y verdadero, no sostenerse en pie? juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 711. Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que Los 144,000 sellados descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus 1. Después de esto vi a cuatro consiervos y sus hermanos, que ángeles en pie sobre los cuatro también habían de ser muertos seres ángulos de la tierra, que como ellos. detenían los cuatro vientos de12. Miré cuando abrió el sexto la tierra, para que no se soplase sello, y he aquí hubo un gran viento alguno sobre la tierra, terremoto; Y el sol se puso ni sobre el mar, ni sobre negro como tela de cilicio, y la ningún árbol. luna se volvió toda como 2. Vi también a otro ángel que sangre; subía de donde sale el sol, y13. Y las estrellas del cielo cayeron tenía el sello del Dios vivo; Y sobre la tierra, como la higuera clamo a gran voz a los cuatro deja caer sus hijos cuando es ángeles, a quienes se les había sacudida por un fuerte viento. dado el poder de hacer daño a14. y el cielo se desvaneció como la tierra y al mar. un pergamino que se enrolla; 3. Diciendo: No hagáis daño a la Y todo monte y toda isla se tierra, ni al mar, ni a los árboles, removió de su lugar. hasta que hayamos sellado en15. Y los reyes de la tierra, y los sus frentes a los siervos de grandes, los ricos, los capitanes, nuestro Dios. los poderosos, y todo siervo y 4. Y oí el número de los sellados: todo libre, se escondieron en Ciento cuarenta y cuatro mil las cuevas y entre las peñas de sellados de todas las tribus de los montes; los hijos de Israel.16. Y decían a los montes y a las 5. De la tribu de Judá, doce mil peñas; Caed sobre nosotros, y sellados. De la tribu de Rubén, 230
  • 226. doce mil sellados. De la tribu de los ancianos y los cuatro de Gad, doce mil sellados. seres vivientes; Y se postraron6. Se la tribu de Aser, doce mil sobre sus rostros delante del sellados. De la tribu de Neftalí, trono, y adoraron a Dios. doce mil sellados. De la tribu 12. Diciendo: Amén. La bendición de Manasés, doce mil sellados. y la gloria y la sabiduría y la7. De la tribu de Simeón, doce acción de gracias y la honra y mil sellados. De la tribu de el poder y la fortaleza, sean a Leví, doce mil sellados. De la nuestro Dios por los siglos de tribu de Isacar, doce mil los siglos. Amén. sellados. 13. Entonces uno de los ancianos8. De la tribu de Zabulón, doce habló, diciéndome: Estos que mil sellados. Dela tribu de José, están vestidos de ropas blancas, doce mil sellados. De la tribu ¿quiénes son, y de dónde han de Benjamín, doce mil venido? sellados. 14. Yo le dije: Señor, tú sabes. Y él me dijo: Estos son los que han La multitud vestida de salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han ropas blancas emblanquecido en la sangre del Cordero.9. Después de esto miré, y he 15. Por esto están delante del trono aquí una gran multitud, la cual de Dios, y le sirven día y noche nadie podía contar, de todas en su templo; Y el que está naciones y tribus y pueblos y sentado sobre el trono lenguas, que estaban delante extenderá su tabernáculo sobre del trono y en la presencia del ellos. Cordero, Vestidos con ropas 16. Ya no tendrán hambre ni sed, blancas, y con palmas en las y el sol no caerá más sobre manos; ellos, ni calor alguno;10. Y clamaban a gran voz, 17. Porque el Cordero que está en diciendo: La salvación medio del trono los pastoreará, pertenece a nuestro Dios, que y los guiará a fuentes de aguas este sentado en el trono, y al de vida; Y Dios enjugará toda Cordero. lágrima de los ojos de ellos.11. Y todos los ángeles que estaban en pie alrededor del trono, y 231
  • 227. 8 tierra; Y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó El séptimo sello toda la hierba verde. 8. El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran1. Cuando abrió el séptimo sello, montaña ardiendo en fuego fue se hizo silencio en el cielo precipitada en el mar; Y la como por media hora. tercera parte del mar se2. Y vi a los siete ángeles que convirtió en sangre. estaban en pie ante Dios; Y se 9. Y murió la tercera parte de los les dieron siete trompetas. seres vivientes que estaban en3. Otro ángel vino entonces y se el mar, y la tercera parte de las paró ante el altar, con un naves fue destruida. incensario de oro; Y se le dio 10. El tercer ángel tocó al mucho incienso para añadirlo trompeta, y cayo del cielo una a las oraciones de todos los gran estrella, ardiendo como santos, sobre el altar de oro que una antorcha, y cayó sobre la estaba delante del trono. tercera parte de los ríos, y sobre4. Y de la mano del ángel subió a las fuentes de las aguas. la presencia de Dios humo de 11. Y el nombre de las estrellas es incienso con las oraciones de Ajenjo. Y la tercera parte de las los santos. aguas se convirtió en ajenjo; Y5. Y el ángel tomó el incensario, muchos hombres murieron a y lo llenó del fuego del altar, y causa de esas aguas, porque se lo arrojó a la tierra; Y hubo hicieron amargas. truenos, y voces, y relámpagos, 12. El cuarto ángel tocó la y un terremoto. trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la Las trompetas tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas,6. Y los siete ángeles que tenían para que se oscureciese la las siete trompetas se tercera parte de ellos, y no dispusieron a tocarlas. hubiese luz en la tercera parte7. EL primer ángel tocó la del día, y asimismo de la trompeta, y hubo granizo y noche. fuego mezclados con sangre, 13. Y miré, y oí a un ángel volar que fueron lanzados sobre la por en medio del cielo, 232
  • 228. diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, 7. El aspecto de las langostas era de los que moran en la tierra, a semejante a caballos causa de los otros toques de preparados para la guerra; En trompeta que están para sonar las cabezas tenían como coronas los tres ángeles! de oro; Sus caras eran como caras humanas; 9 8. Tenían cabello como cabello de mujer; Sus dientes eran como1. El quinto ángel tocó la de leones; trompeta, y vi una estrella que 9. Tenían corazas como corazas de cayó del cielo a la tierra; Y se hierro; El ruido de sus alas era le dio la llave del pozo del como el estruendo de muchos abismo. carros de caballos corriendo a2. Y abrió el pozo del abismo, y la batalla; subió humo del pozo como 10. Tenían colas como de humo de un gran horno; Y se escorpiones, y también oscureció el sol y el aire por el aguijones; Y en sus colas tenían humo del pozo. poder para dañar a los hombres3. Y del humo salieron langostas durante cinco meses. sobre la tierra, y se les dio 11. Y tienen por rey sobre ellos al poder, como tienen poder los ángel del abismo, cuyo escorpiones de la tierra. nombre en Hebreo es Abadón,4. Y se les mandó que no dañasen y en griego es Apolión. la hierba de la tierra, ni a cosa 12. El primer ay pasó; He aquí, verde alguna, ni a ningún vienen aún dos aves después de árbol, sino solamente a los esto. hombres que no tuviesen el 13. El sexto ángel tocó la sello de Dios en sus frentes. trompeta, y oí una voz de entre5. Y les fue dado, no que los los cuatro cuernos del altar de matasen, sino que los oro que estaba delante de Dios, atormentasen cinco meses; Y 14. diciendo al sexto ángel que su tormento era como tenía la trompeta: Desata a los tormento de escorpión cuando cuatro ángeles que están atados hiere al hombre. junto al gran río Eufrates.6. Y en aquellos días los hombres 15. Y fueron desatados los cuatro buscarán la muerte, pero no la ángeles que estaban preparados hallarán; Y ansiarán morir, pero para la hora, día, mes, y año, a la muerte huirá de ellos. 233
  • 229. fin de matar a la tercera parte 10 de los hombres.16. Y el número de los ejércitos de El ángel con el librito los jinetes eran doscientos millones. Yo oí su número. 1. Vi descender del cielo a otro17. Así vi en visión a los caballos y ángel fuerte, envuelto en una a sus jinetes, los cuales tenían nube, con el arco iris sobre su corazas de fuego, de zafiro y de cabeza; Y su rostro era como el azufre. Y las cabezas de los sol, y sus pies como columnas caballos eran como cabezas de de fuego. leones; Y de su boca salían 2. Tenían en su mano un librito fuego, humo y azufre. abierto; Y puso su pie derecho18. Por estas tres plagas fue muerta sobre el mar, y el izquierdo la tercera parte de los hombres; sobre la tierra; Por el fuego, el humo, y el 3. Y clamó a gran voz, como ruge azufre que salían de su boca. un león; Y cuando hubo19. Pues el poder de los caballos clamado, siete truenos estaba en su boca y en sus emitieron sus voces. colas; Porque sus colas, 4. Cuando los siete truenos semejantes a serpientes, tenían hubieron emitido sus voces, yo cabezas, y con ellas dañaban. iba a escribir; Pero oí una voz20. Y los otros hombres que no del cielo que me decía: Sella las fueron muertos con estas cosas que los siete truenos han plagas, ni aun así se dicho, y no las escribas. arrepintieron de las obras de 5. Y el ángel que vi en pie sobre sus manos, ni dejaron de adorar el mar y sobre la tierra, levantó a los demonios, y a las su mano al cielo, imágenes de oro, de plata, de 6. Y juro por el que vive por los bronce, de piedra y de madera, siglos de los siglos, que creó el las cuales no pueden ver, ni oír, cielo y las cosas que están en ni andar; él, y la tierra y las cosas que21. Y no se arrepintieron de sus están en ella, y el mar y las cosas homicidios, ni de sus que están en él, que el tiempo hechicerías, ni de su no sería más, fornicación, ni de sus hurtos. 7. sino en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, 234
  • 230. el misterio de Dios se hollarán la ciudad santa consumará, como él lo anunció cuarenta y dos meses. a sus siervos los profetas. 3. Y daré a mis dos testigos que8. La voz que oí del cielo habló profeticen por mil doscientos otra vez conmigo, y dijo: Ve y sesenta días, vestidos de cilicio. toma el librito que está abierto 4. Estos testigos son los dos en la mano del ángel que están olivos, y los dos candeleros que en pie sobre el mar y sobre la están en pie delante del Dios tierra. de la tierra.9. Y fui al ángel, diciéndole que 5. Si alguno quiere dañarlos, sale me dice el librito. Y él me dijo: fuego de la boca de ellos, y Toma, y cómelo; Y te amargará devora a sus enemigos; y si el vientre, pero en tu boca será alguno quiere hacerles daño, dulce como la miel. debe morir él de la misma10. Entonces tomé el librito de la manera. mano del ángel, y lo comí; Y 6. Estos tienen poder para cerrar era dulce en mi boca como la el cielo, a fin de que no llueva miel, pero cuando lo hube en los días de su profecía; Y comido, amargó en mi vientre. tienen poder sobre las aguas11. Y el me dijo: Es necesario que para convertirlas en sangre, y profetices otra vez sobre para herir la tierra con toda muchos pueblos, naciones, plaga, cuantas veces quieran. lenguas y reyes. 7. Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube 11 del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. 8. Y sus cadáveres estarán en la Los dos testigos plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama1. Entonces me fue dada una caña Sodoma y Egipto, donde semejante a una vara de medir, también nuestro Señor fue y se me dijo: Levántate, y mide crucificado. el templo de Dios, y el altar, y 9. Y los de los pueblos, tribus, a los que adoran en él. lenguas y naciones verán sus2. Pero el patio que está fuera del cadáveres por tres días y medio, templo déjalo aparte, y no lo y no permitirán que sean midas, porque ha sido sepultados. entregado a los gentiles; Y ellos 235
  • 231. 10. Y los moradores de la tierra se 16. Y los veinticuatro ancianos que regocijarán sobre ellos y se estaban sentados delante de alegrarán, y se enviarán regalos Dios en sus tronos, se unos a otros; Porque estos dos postraron sobre sus rostros, y profetas habían atormentado a adoraron a Dios, los moradores de la tierra. 17. diciendo: Te damos gracias,11. Pero después de tres días y Señor Dios Todopoderoso, e l medio entró en ellos el espíritu que eres y que eras y que has de la vida enviado por Dios, y de venir, porque has tomado tu se levantaron sobre sus pies, y gran poder, y has reinado. cayó gran temor sobre los que 18. Y se airaron las naciones, y tu los vieron. ira ha venido, y el tiempo de12. Y oyeron una gran voz del juzgar a los muertos, y de dar cielo, que les decía: Subid acá. el galardón a tus siervos los Y subieron al cielo en una profetas, a los santos, y a los nube; Y sus enemigos los que temen tu nombre, a los vieron. pequeños y a los grandes, y de13. En aquella hora hubo un gran destruir a los que destruyen la terremoto, y la décima parte de tierra. la ciudad se derrumbó, y por 19. Y el templo de Dios fue abierto el terremoto murieron en en el cielo, y el arca de su pacto número de siete mil hombres; se veía en el templo. Y hubo Y los demás se aterrorizaron, y relámpagos, voces, truenos, un dieron gloria al Dios del cielo. terremoto y grande granizo.14. El segundo ay pasó; He aquí, el tercer ay viene pronto. 12 La séptima trompeta La mujer y el dragón15. El séptimo ángel tocó la 1. Apareció en el cielo una gran trompeta, y hubo grandes señal: Una mujer vestida del voces en el cielo, que decían: sol, con a luna debajo de sus Los reinos del mundo han pies, y sobre su cabeza una venido a ser de nuestro Señor corona de doce estrellas. y de su Cristo; Y él reinará por 2. Y estando encinta, clamaba con los siglos de los siglos. dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. 236
  • 232. 3. También apareció otra señal en 10. Entonces oí una gran voz en el el cielo: He aquí un gran cielo, que decía: Ahora ha dragón escarlata, que tenía venido la salvación, el poder, y siete cabezas y diez cuernos, y el reino de nuestro Dios, y la en sus cabezas siete diamantes; autoridad de su Cristo; Porque4. Y su cola arrastraba la tercera ha sido lanzado afuera el parte de las estrellas del cielo, acusador de nuestros y las arrojó sobre la tierra. Y el hermanos, el que los acusaba dragón se paró frente a la mujer delante de nuestro Dios día y que estaba para dar a luz, a fin noche. de devorar a su hijo tan pronto 11. Y ellos le han vencido por como naciese. medio de la sangre del Cordero5. Y ella dio a luz un varón, que y de la palabra del testimonio regirá con vara de hierro a todas de ellos, y menospreciaron sus las naciones; Y su hijo fue vidas hasta la muerte. arrebatado para Dios y para su 12. Por lo cual alegraos, cielos, y trono. los que moráis en ellos. ¡Ay de6. Y la mujer huyó al desierto, los moradores de la tierra y del donde tiene lugar preparado mar! Porque el diablo ha por Dios, para que allí la descendido a vosotros con gran sustenten por mil doscientos ira, sabiendo que tiene poco sesenta días. tiempo.7. Después hubo una gran 13. Y cuando vio el dragón que batalla en el cielo: Miguel y sus había sido arrojado a la tierra, ángeles luchaban contra el persiguió a la mujer que había dragón; Y luchaban el dragón dado a luz hijo varón. y sus ángeles; 14. Y se le dieron a la mujer las8. pero no prevalecieron, ni se dos alas de la gran águila, para halló ya lugar para ellos en el volase de delante de la cielo. serpiente al desierto, a su9. Y fue lanzando fuera el gran lugar, donde es sustentada por dragón, la serpiente antigua, un tiempo, y tiempos, y la que se llama diablo y Satanás, mitad de un tiempo. el cual engaña al mundo 15. Y la serpiente arrojó de su entero; Fue arrojado a la tierra, boca, tras la mujer, agua como y sus ángeles fueron arrojados un río, para que fuese con él. arrastrada por el río. 237
  • 233. 16. Pero la tierra ayudo a la mujer, ¿Quién como la bestia, y quién pues la tierra abrió su boca y podrá luchar contra ella? tragó el río que el dragón había 5. También se le dio boca que echado de su boca. hablaba grandes cosas y17. Entonces el dragón se lleno de blasfemias; y se le dio autoridad ira contra la mujer; Y se fue a para actuar cuarenta y dos hacer guerra contra el resto de meses. la descendencia de ella, los que 6. Y abrió su boca en blasfemia guardan los mandamientos de contra Dios, para blasfemar de Dios y tienen el testimonio de su nombre, de su tabernáculo, Jesucristo. y de los que moran en el cielo. 7. Y se le permitió hacer guerra 13 contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, Las dos bestias lengua y nación. 8. Y la adoraron todos los1. Me paré sobre la arena del mar, moradores de la tierra cuyos y vi subir del mar una bestia nombres no estaban escritos en que tenía siete cabezas y diez el libro de la vida del Cordero cuernos diez diademas; Y que fue inmolado desde el sobre sus cabezas, un nombre principio del mundo. blasfemo. 9. Si alguno tiene oído, oiga.2. Y la bestia que vi era semejante 10. Si alguno lleva en cautividad, a un leopardo, y sus pies como va en cautividad; Si alguno de oso, y su boca como boca mata a espada, a espada debe de león. Y el dragón le dio su de ser muerto. Aquí está la poder y su trono, y grande paciencia y la fe de los santos. autoridad. 11. Después otra bestia que subía3. Vi una de sus cabezas como de la tierra; Y tenía dos cuernos herida de muerte, pero su semejantes a los de un cordero, herida mortal fue sanada; Y se pero hablaba como dragón. maravilló toda la tierra en pos 12. Y ejerce toda la autoridad de de la bestia, la primera bestia en presencia4. y adoraron al dragón que había de ella, y hace que la tierra y dado autoridad a la bestia, y los moradores de ella adoren a adoraron a la bestia, diciendo: la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 238
  • 234. 13. También hace grandes señales, 14 de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la El cántico de los 144,000 tierra delante de los hombres.14. Y engaña a los moradores de la 1. Después miré, y he aquí el tierra con señales que se le ha Cordero estaba en pie sobre el permitido hacer en presencia monte de Sión, y con él ciento de la bestia, mandando a los cuarenta y cuatro mil, que moradores de la tierra que le tenían el nombre de él y el de hagan imagen a la bestia que su Padre escrito en la frente. tiene la herida de espada, y 2. Y oí una voz del cielo como vivió. estruendo de muchas aguas, y15. Y se le permitió infundir como sonido de un gran aliento a la imagen de la bestia, trueno; Y la voz que oí era para que la imagen hablase e como de arpistas que tocaban hiciese matar a todo el que no sus arpas. la adorase. 3. Y cantaban un cántico nuevo16. Y hacía que a todos, pequeños delante del trono, y delante de y grandes, ricos y pobres, libres los cuatro seres vivientes, y de y esclavos, se les pusiese una los ancianos; Y nadie podía marca en la mano derecha, o aprender el cántico sino en la frente; aquellos ciento cuarenta y17. y que ninguno pudiese cuatro mil que fueron comprar ni vender, sino el que redimidos de entre los de la tuviese la marca o el nombre tierra. de la bestia, o él número de su 4. Estos son los que no se nombre. contaminaron con mujeres,18. Aquí hay sabiduría. El que pues son vírgenes. Estos son los tiene entendimiento, cuente el que siguen al Cordero por número de la bestia, pues es dondequiera que va. Estos número de hombre. Y su fueron redimidos de entre los número es seiscientos sesenta hombres como primicias para y seis. Dios y para el Cordero; 5. y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. 239
  • 235. El mensaje de los tres y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. ángeles 12. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los6. Vi volar por en medio del cielo mandamientos de Dios y la fe a otro ángel, que tenía el de Jesús. evangelio eterno para 13. Oí una voz que desde el cielo predicarlo a los moradores de me decía: Escribe: la tierra, a toda nación, tribu, Bienaventurados de aquí en lengua y pueblo, adelante los muertos que7. diciendo a gran voz: Temed a mueren en el Señor. Sí, dice el Dios, y dadle gloria, porque la Espíritu, descansarán de sus hora de su juicio ha llegado; Y trabajos, porque sus obras con adorad a aquel que hizo el cielo ellos siguen. y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.8. Otro ángel le siguió, diciendo: La tierra es segada Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha 14. Miré, y he aquí una nube hecho beber a todas las blanca; Y sobre la nube sentado naciones del vino del furor de semejante al Hijo del Hombre, su fornicación. que tenía en la cabeza una9. Y el tercer ángel los siguió, corona de oro, y en la mano diciendo a gran voz: Si alguno una hoz aguda. adora a la bestia y a su imagen, 15. Y del templo salió otro ángel, y recibe la marca en su frente clamando a gran voz al que o en su mano, estaba sentado sobre la nube:10. él también beberá del vino de Mete tu hoz, y siega; Porque la ira de Dios, que ha sido la hora de segar ha llegado, vaciado pero en el cáliz de su pues la mies de la tierra está ira; Y será atormentado con madura. fuego y azufre delante de los 16. Y el que estaba sentado sobre santos ángeles y del Cordero; la nube metió la hoz en la11. Y el humo de su tormento tierra, y la tierra fue segada. sube por los siglos de los siglos. 17. Salió otro ángel del templo que Y no tiene reposo de día ni de está en el cielo, teniendo noche los que adoran a la bestia también una hoz aguda. 240
  • 236. 18. Y salió del altar otro ángel, que 3. Y cantan el cántico de Moisés tenía poder sobre el fuego, y siervo de Dios, y el cántico del llamó a gran voz al que tenía la Cordero, diciendo: Grandes y hoz aguda diciendo: Mete tu maravillosas son tus obras, hoz aguda, y vendimia los Señor Dios todopoderoso; ancianos de la tierra, porque Justo y verdaderos son tus sus uvas están maduras. caminos, Rey de los santos.19. Y el ángel arrojó su hoz en la 4. ¿Quién no te temerá, Oh tierra, y vendimió la viña de la Señor, y glorificará tu nombre? tierra, y echo las uvas en el gran Pues sólo tú eres santo; Por lo lagar de la ira de Dios. cual todas las naciones vendrán20. Y fue pisado el lagar fuera de y te adorarán, porque tus la ciudad, y del lagar salió juicios se han manifestados. sangre hasta los frenos de los 5. Después de estas cosas miré, y caballos, por mil seiscientos he aquí fue abierto en el cielo estadios. el templo del tabernáculo del testimonio; 15 6. Y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio Los ángeles con las siete y resplandeciente, ceñidos postreras plagas alrededor del pecho con cintos de oro.1. Vi en el cielo otra señal, grande 7. Y uno de los cuatro seres y admirable: Siete ángeles que vivientes dio a los siete ángeles tenían las siete plagas postreras; siete copas de oro, llenas de la Porque en ellas se consumaba ira de Dios, que vive por los la ira de Dios. siglos de los siglos.2. Vi también como un mar de 8. Y el templo se llenó de humo vidrio mezclado con fuego; Y por la gloria de Dios, y por su a los que habían alcanzado la poder; Y nadie podía entrar en victoria sobre la bestia y su el templo hasta que se imagen, y su marca y el hubiesen cumplidos las siete número de su nombre, en pie plagas de los siete ángeles. sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. 241
  • 237. 16 8. El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue Las copas de ira dado quemar a los hombres con fuego. 9. Y los hombres se quemaron con1. Oí una gran voz que decía el gran calor, y blasfemaron el desde el templo a los siete nombre de Dios, que tiene ángeles: Id y derramad sobre poder sobre estas plagas, y no la tierra las siete copas de la ira se arrepintieron para darle de Dios. gloria.2. Fue el primero, y derramó su 10. El quinto ángel derramó su copa sobre la tierra, y vino una copa sobre el trono de la bestia; úlcera maligna y pestilente Y su reino se cubrió de sobre los hombres que tenían tinieblas, y mordían de dolor la marca de la bestia, y que sus lenguas, adoraban su imagen. 11. y blasfemaron contra el Dios3. El segundo ángel derramó su del cielo por sus dolores y por copa sobre el mar, y esté se sus úlceras, y no se convirtió en sangre como de arrepintieron de sus obras. muerto; Y murió todo ser vivo 12. El sexto ángel derramó su copa que había en el mar. sobre el gran río Eufrates; Y el4. EL tercer ángel derramó su agua de esté se secó, para que copa sobre los ríos, y sobre las estuviese preparado el camino fuentes de las aguas, y se a los reyes del oriente. convirtieron en sangre. 13. Y vi salir de la boca del dragón,5. Y oí al ángel de las aguas, que y de la boca de la bestia, tres decía: Justo eres tú, Oh Señor, espíritus inmundos a manera el que eres y que eras, el Santo, de ranas; porque has juzgado estas cosas. 14. pues son espíritus de6. Por cuanto derramaron la demonios, que hacen señales, sangre de los santos y de los y van a los reyes de la tierra en profetas, también tú les has todo el mundo, para reunirlos dado de beber sangre; Pues lo a la batalla de aquel gran día merecen. de Dios Todopoderoso.7. También oí a otro, que desde 15. He aquí, yo vengo como el altar decía: Ciertamente, ladrón. Bienaventurado el que Señor Dios Todopoderoso, tus vela, y guarda sus ropas, para juicios son verdaderos y justos. 242
  • 238. que no ande desnudo, y vean 17 su vergüenza.16. Y los reunió en el lugar que en Condenación de la gran hebreo se llama Armagedón.17. El séptimo ángel derramó su ramera copa por el aire; Y salió una gran voz del templo del cielo, 1. Vino entonces uno de los siete del trono, diciendo: Hecho ángeles que tenían las siete está. copas, y habló conmigo18. Entonces hubo relámpagos y diciéndome: Ven acá, y te voces y truenos, y un gran mostraré la sentencia contra la temblor de tierra, un gran ramera, la que está terremoto tan grande, cual no sentada sobre muchas aguas; lo hubo jamás desde que los 2. Con la cual han fornicado los hombres has estado sobre la reyes de la tierra, y los tierra. moradores de la tierra se han19. Y la gran ciudad fue dividida embriagado con el vino de su en tres partes, y las ciudades fornicación. de las naciones cayeron; Y la 3. Y me llevó en el Espíritu al gran Babilonia vino en desierto; Y vi a una mujer memoria delante de Dios, para sentada sobre una bestia darle el cáliz del vino del ardor escarlata llena de nombres de de su ira. blasfemia, que tenía siete20. Y toda isla huyó, y los montes cabezas y diez cuernos. no fueron hallados. 4. Y la mujer estaba vestida de21. Y cayó del cielo sobre los púrpura y escarlata, y hombres un enorme granizo adornada de oro, de piedras como del peso de un talento; preciosas y de perlas, y tenía Y los hombres blasfemaron en la mano un cáliz de oro contra Dios por la plaga del lleno de abominaciones y de la granizo; Porque su plaga fue inmundicia de su fornicación; sobremanera grande. 5. Y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS 243
  • 239. RAMERAS Y DE LAS 12. Y los diez cuernos que has ABOMINACIONES DE LA visto, son diez reyes, que aún TIERRA. no han recibido reino; Pero6. Vi a la mujer ebria de la sangre por una hora recibirán de los santos, y de la sangre de autoridad como reyes los mártires de Jesús; Y cuando juntamente con la bestia. la vi, quedé asombrado con 13. Estos tienen un mismo gran asombro. propósito, y entregarán su7. Y el ángel me dijo: ¿Por qué te poder y su autoridad a la asombras? Yo te diré el misterio bestia. de la mujer, y de la bestia que 14. Pelearán contra el Cordero, y la trae, la cual tiene las siete el Cordero los vencerá, porque cabezas y los diez cuernos. él es Señor de señores y Rey de8. La bestia que has visto, era, y reyes; Y los que están en él son no es; Y está para subir del llamados y elegidos y fieles. abismo e ir a perdición; y los 15. Me dijo también: Las aguas moradores de la tierra, aquellos que has visto donde la ramera cuyos nombres no están se sienta, son pueblos, escritos desde la fundación del muchedumbres, naciones y mundo en el libro de la vida, lenguas. se asombrarán viendo la bestia 16. Y los diez cuernos que vi este que era y no es, y será. en la bestia, éstos aborrecerán9. Esto, para mente que tenga a la ramera, y la dejarán sabiduría: Las siete cabezas son desolada y desnuda; Y siete montes, sobre los cuales devorarán sus carnes, y la se sienta la mujer. quemaran con fuego;10. Y son siete reyes. Cinco de ellos 17. Porque Dios ha puesto en sus han caído; uno es, y el otro aún corazones el ejecutar lo que él no ha venido; Y cuando venga, quiso: Ponerse de acuerdo, y es necesario que dure breve dar su reino a la bestia, hasta tiempo. que se cumpla las palabras de11. La bestia que era, y no es, es Dios. también el octavo; Y es de entre 18. Y la mujer que has visto es la los siete, y va a la perdición. gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra. 244
  • 240. 18 dadle de tormento y llanto; Porque dice en su corazón: Yo La caída de Babilonia estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto; 8. Por el cual en un solo día1. Después de esto vi a otro ángel vendrán sus plagas, muerte, descender del cielo con gran llanto y hambre, y será poder; Y la tierra fue quemada con fuego; Porque alumbrada con su gloria. poderoso es Dios el Señor, que2. Y clamó con voz potente, la juzga. diciendo: Ha caído, ha caído 9. Y los reyes de la tierra que han la gran Babilonia, y se ha hecho fornicado con ella, y con ella habitación de demonios y han vivido en deleites, llorarán guarida de todo espíritu y harán lamentación sobre ella, inmundo, y albergue de toda cuando vean el humo de su ave inmunda y aborrecible. incendio,3. Porque todas las naciones han 10. Parándose lejos por el temor de bebido del vino del furor de su su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, fornicación; Y los reyes de la de la gran ciudad de Babilonia, tierra has fornicado con ella, y la ciudad fuerte; Porque en los mercaderes de la tierra se una hora vino tu juicio! han enriquecido de la potencia 11. Y los mercaderes de la tierra de sus deleites. lloran y hacen lamentación4. Y oí otra voz del cielo, que sobre ella, porque ninguno decía: Salid de ella, pueblo compra más sus mercaderías; mío, para que no seáis 12. Mercadería de oro, de plata, de partícipes de sus pecados, ni piedras preciosas, de perlas, de recibáis parte de sus plagas; lino fino, de púrpura, de seda,5. Porque sus pecados han llegado de escarlata, de toda madera hasta el cielo, y Dios se ha olorosa, de todo objeto de acordado de sus maldades. marfil, de todo objeto de6. Dadle a ella como ella os ha madera preciosa, de cobre, de dado, y pagadle doble según hierro y de mármol; sus obras; En el cáliz en que 13. Y canela, especias aromáticas, ella preparó bebida, preparadle incienso, mirra, olíbano, vino, a ella el doble. aceite, flor de harina, trigo,7. Cuando ella se ha glorificado bestias, ovejas, caballos y y ha vivido en deleites, tanto 245
  • 241. carros, y esclavos, almas de 20. Alégrate sobre ella, cielo, y hombres. vosotros, santos, apóstoles y14. Los frutos codiciados por tu profetas; Porque Dios os ha alma se apartaron de ti, y todas hecho justicia en ella. las cosas exquisitas y 21. Y un ángel poderoso tomó una espléndidas te han faltado, y piedra, como una gran piedra nunca más las hallarás. de molino, y la arrojó en el15. Los mercaderes de estas cosas, mar, diciendo: Con el mismo que se han enriquecido a costa ímpetu será derribada de ella, se pararán lejos del Babilonia, la gran ciudad, y temor de su tormento, llorando nunca más será hallada. y lamentando, 22. Y voz de arpistas, de músicos,16. diciendo: ¡Ay, ay, de la gran de flautistas y de trompeteros ciudad, que estaba vestida de no se oirá más en ti; Y ningún lino fino, de púrpura y de artífice de oficio alguno se escarlata, y estaba adornada de hallará más en ti, ni ruido oro, de piedras preciosas y de alguno de molino se oirá más perlas! en ti.17. Porque en una hora han sido 23. Luz de lámpara no alumbrará consumidas tantas riquezas. Y más en ti, voz de esposo y de todo piloto, y todos los que esposa se oirá más en ti; Porque viajan en naves, y marineros, y tus mercaderes era los grandes todos los que trabajan en el de la tierra; Pues por tus mar, se pararon lejos; hechicerías fueron engañadas18. Y siendo el humo de su todas las naciones. incendio, dieron voces, 24. Y en ella se halló la sangre de llorando y lamentando, los profetas y de los santos, y diciendo: ¿Qué ciudad era de todos los que han sido semejante a está gran ciudad? muertos en la tierra.19. Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, 19 llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos lo que Alabanza en el cielo tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus 1. Después de esto oí una gran riquezas; Pues en una hora ha voz de gran multitud en el sido desolada! cielo, que decía: ¡Aleluya! 246
  • 242. Salvación y honra y gloria y fino es las acciones justas de los poder son del Señor Dios santos. nuestro:2. Porque sus juicios son La cena de las bodas del verdaderos y justos; Pues ha juzgado a la gran ramera que Cordero ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la 9. Y el ángel me dijo: Escribe: sangre de sus siervos de la mano Bienaventurados los que son de ella. llamados a la cena de las bodas3. Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el del Cordero. Y me dijo: Estas humo de ella sube por los son las palabras verdaderas de siglos de los siglos. Dios.4. Y los veinticuatro ancianos y 10. Yo me postré a sus pies para los cuatro seres vivientes se adorarle. Y él me dijo: Mira, postraron en la tierra y no lo hagas; Yo soy consiervo adoraron a Dios, que estaba tuyo, y de tus hermanos que sentado en el trono, y decían: retienen el testimonio de Jesús. ¡Amén! ¡Aleluya!. Adora a Dios; Porque el5. Y salió del trono una voz que testimonio de Jesús es el decía: Alabad a nuestro Dios espíritu de la profecía. todos sus siervos, y los que teméis, así pequeños como grandes. El jinete del caballo blanco6. Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo 11. Entonces vi el cielo abierto; Y de muchas aguas, y como la voz he aquí un caballo blanco, y el de grandes truenos, que decía: que lo montaba se llamaba Fiel ¡Aleluya, porque el Señor y Verdadero, y con justicia nuestro Dios Todopoderoso juzga y pelea. reina! 12. Sus ojos eran como llama de7. Gocémonos y alegrémonos y fuego, y había en su cabeza démosle gloria; Porque han muchas diademas; Y tenía un llegado las bodas del Cordero, nombre escrito que ninguno y su esposa se ha preparado. conocía sino él mismo.8. Y a ella se le ha concedido que 13. Estaba vestido de una ropa se vista de lino fino, limpio y teñida en sangre; Y su nombre resplandeciente; Porque el lino es: EL VERBO DE DIOS. 247
  • 243. 14. Y los ejércitos celestiales, su imagen. Estos dos fueron vestidos de lino finísimo, lanzados vivos dentro de un blanco y limpio, le seguían en lago de fuego que arde con caballos blancos. azufre.15. De su boca sale una espada 21. Y los demás fueron muertos aguda, para herir con ella a las con la espada que salía de la naciones, y él las regirá con vara boca del que montaba el de hierro; Y él pisa el lagar del caballo, y todas las aves se vino del furor y de la ira del saciaron de las carnes de ellos. Dios Todopoderoso.16. Y en su vestidura y en su 20 muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y Los mil años SEÑOR DE SEÑORES.17. Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran 1. Vi a un ángel que descendía voz, diciendo a todas las aves del cielo, con la llave del que vuelan en medio del cielo: abismo, y una gran cadena en Venid, y congregaos a la gran la mano. cena de Dios, 2. Y lo prendió al dragó, la18. para que comáis carnes de reyes serpiente antigua, que es el y de capitanes, y carnes de diablo y Satanás, y lo ató por fuertes, carnes de caballo y de mil años; sus jinetes, y carnes de todos, 3. y lo arrojó al abismo, y lo libres y esclavos, pequeños y encerró, y puso su sello sobre grandes. él, para que no engañase más a19. Y vi a la bestia, a los reyes de la las naciones, hasta que fuesen tierra y a sus ejércitos, reunidos cumplidos mil años; Y después para guerrear contra el que de esto debe ser desatado por montaba el caballo, y contra su un poco de tiempo. ejército. 4. Y vi tronos, y se sentaron sobre20. Y la bestia fue apresada, y con ellos los que recibieron facultad ella el falso profeta que había de juzgar; Y vi almas de los hecho delante de ella las señales decapitados por causa del con las cuales había engañado testimonio de Jesús y por la a los que recibieron la marca palabra de Dios, los que no de la bestia, y habían adorado habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron 248
  • 244. la marca en sus frentes ni en El juicio ante el gran trono sus manos; Y vivieron y reinaron con Cristo mil años. blanco5. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se 11. Y vi un trono blanco y al que cumplieron mil años. Esta es estaba sentado en él, de la primera resurrección. delante del cual huyeron la6. Bienaventurado y santo el que tierra y el cielo, y ningún lugar tiene parte en la primera se encontró para ellos. resurrección; La segunda 12. Y vi a los muertos, grandes y muerte no tiene potestad sobre pequeños, de pie ante Dios; y éstos, sino que serán sacerdotes los libros fueron abiertos, y de Dios y de cristo, y reinarán otro libro fue abierto, el cual con él mil años. es el libro de la vida; Y fueron7. Cuando los mil años se juzgados los muertos por las cumplan, Satanás será suelto de cosas que estaban escritas en los su prisión, libros, según sus obras.8. y saldrá a engañar a las naciones 13. Y el mar entregó los muertos que están en los cuatro ángulos que había en él: Y la muerte y de la tierra, Gog y a Magog, a el Hades entregaron los fin de reunirlos para la batalla; muertos que había en ellos; y El número de los cuales es fueron juzgados cada uno como la arena del mar. según sus obras.9. Y subieron sobre la anchura de 14. Y la muerte y el Hades fueron la tierra, y rodearon el lanzados al lago de fuego. Esta campamento de los santos y de es la segunda muerte. la ciudad amada; Y de Dios 15. Y el que no se halló inscrito en descendió fuego del cielo, y los el libro de la vida fue lanzado consumió. al lago de fuego.10. Y el diablo que los engaña fue lanzado en el lago de fuego y 21 azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; Y serán Cielo nuevo y tierra nueva atormentados día y noche por los siglos de los siglos. 1. Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; Porque el primer cielo 249
  • 245. y la primera tierra pasaron, y el lago que arde con fuego y el mar ya no existía más. azufre, que es la muerte2. Y yo Juan vi la santa ciudad, la segunda. nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como La nueva Jerusalén una esposa ataviada para su marido. 9. Vino entonces a mí uno de los3. Y oí una gran voz del cielo que siete ángeles que tenían las siete decía: He aquí el tabernáculo copas de las siete plagas de Dios con los hombres, y él postreras, y habló conmigo, morará con ellos; Y ellos serán diciendo: Ven acá, yo te su pueblo, y Dios mismo mostraré la desposada, la estará con ellos como su Dios. esposa del Cordero.4. Enjugará Dios toda lágrima de 10. Y me llevó en el Espíritu a un los ojos de ellos; y ya no habrá monte grande y alto, y me muerte, ni habrá más llanto, mostró la gran ciudad santa de ni clamor, ni dolor; Porque las Jerusalén, que descendía del primeras cosas pasaron. cielo, de Dios.5. Y el que estaba sentado en el 11. Teniendo la gloria de Dios, y trono dijo: H aquí, yo hago su fulgor era semejante al de nuevas todas las cosas. Y me una piedra preciosísima, como dijo: Escribe; Porque estas piedra de jaspe, diáfana como palabras son fieles y verdaderas. el cristal.6. Y me dijo: Hecho está. Yo soy 12. Tenía un muro alto y grande el Alfa y la Omega, el con doce puertas; y en las principio y el fin. Al que puertas, doce ángeles, y tuviere sed, yo le daré nombres escritos, que son los gratuitamente de la fuente del de las doce tribus de los hijos agua de la vida. de Israel;7. El que venciere heredara todas 13. Al oriente tres puertas; Al las cosas, y yo seré su Dios, y norte tres puertas; Al sur tres él será mi hijo. puertas; al occidente tres8. Pero los cobardes e incrédulos, puertas. los abominables y homicidas, 14. Y el muro de la ciudad tenía los fornicarios y hechiceros, los doce cimientos, y sobre ellos idólatras y todos los los doce nombres de los doce mentirosos tendrán su parte en apóstoles del Cordero. 250
  • 246. 15. El que hablaba conmigo tenía 23. La ciudad no tiene necesidad una caña de medir, de oro, para de sol ni de luna que brille en medir la ciudad, sus puertas y ella; Porque la gloria de Dios su muro. la ilumina, y el Cordero es su16. La ciudad se halla establecida lumbrera. en cuadro, y su longitud es 24. Y las naciones que hubieren igual a su anchura; Y él midió sido salvas andarán a la luz de la ciudad con la caña, doce mil ella; Y los reyes de la tierra estadios; La longitud, la altura traerán su gloria y honor a ella. y la anchura de ella son iguales. 25. Sus puertas nunca serán17. Y midió su muro, ciento cerradas de día, pues allí no cuarenta y cuatro codos, de habrá noche. medida de hombre, la cual es 26. Y llevarán la gloria y la honra de ángel. de las naciones a ella.18. El material de su muro era de 27. No entrará en ella ninguna cosa jaspe; Pero la ciudad era de oro inmunda, o que hace puro, semejante al vidrio abominación y mentira, sino limpio; solamente los que están19. Y los cimientos del muro de la inscritos en el libro de la vida ciudad estaban adornados con del Cordero. toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; El segundo, 22 Zafiro; El tercero, ágata; El cuarto, esmeralda; 1. Después me mostró un río20. El quinto, ónice; El sexto, limpio de agua de vida, cornalina; El noveno, topacio; resplandeciente como cristal, El décimo crisopraso; El que salí del trono de Dios y del undécimo, jacinto; El Cordero. duodécimo, amatista. 2. En medio de la calle de la21. Las doce puertas eran doce ciudad, y a uno y otro lado del perlas; Cada una de las puertas río, estaba el árbol de la vida, era una perla. Y la calle de la que produce doce frutos, ciudad era de oro puro, dando cada mes su fruto; y las transparente como vidrio. hojas del árbol eran para la22. Y no vi en ella templo; Porque sanidad de las naciones. el Señor Dios Todopoderoso es 3. Y no habrá más maldición; Y el templo de ella, y el Cordero. el trono de Dios y del Cordero 251
  • 247. estará en ella, y sus siervos le 10. Y me dijo: No selles las servirán, palabras de la profecía de este4. y verán su rostro, y su nombre libro, porque el tiempo está estará en sus frentes. cerca.5. No habrá allí más noche; Y no 11. El que es injusto, sea injusto tienen necesidad de luz de todavía; Y el que es inmundo, lámpara, ni de luz del sol, sea inmundo todavía; Y el que porque Dios el señor los es justo, practique la justicia iluminará; Y reinarán por los todavía; Y el que es santo, siglos de los siglos. santifíquese todavía. 12. He aquí yo vengo pronto, y mi La venida de Cristo está galardón conmigo, para recompensar a cada u no según cerca sea su obra. 13. Y soy el Alfa y la Omega, el6. Y me dijo: Estas palabras son principio y el fin, el primero y fieles y verdaderas. Y el Señor, el último. el Dios de los espíritus de los 14. Bienaventurados los que lavan profetas, ha enviado su ángel, sus ropas, para tener derecho para mostrar a sus siervos las al árbol de la vida, y para entrar cosas que deben suceder por las puertas en la ciudad. pronto. 15. Mas los perros estarán fuera, y7. ¡He aquí, vengo pronto! los hechiceros, los fornicarios, Bienaventurado el que guarda los homicidas, los idólatras, y las palabras de la profecía de todo aquel que ama y hace este libro. mentira.8. Yo Juan soy el que oyó y vio 16. Yo Jesús he enviado mi ángel estas cosas. Y después que las para daros testimonio de estas hube oído y visto, me postre cosas en las iglesias. Yo soy la para adorar a los pies del ángel raíz y el linaje de David; la que me mostraba estas cosas. estrella resplandeciente de la9. Pero él me dijo: Mira, no lo mañana. hagas: Porque yo soy consiervo 17. Y el Espíritu y la Esposa dicen: tuyo, de tus hermanos los Ven. Y el que oye, diga: Ven. profetas, y de los que guardan Y el que tiene sed, venga; Y el las palabras de este libro. Adora que quiera, tome del agua de a Dios. la vida gratuitamente. 252
  • 248. 18. Yo testifico a todo aquel que 20. El que da testimonio de estas oye las palabras de la profecía cosas dice: Ciertamente vengo de este libro; Si alguno en breve. Amén; Sí, ven, Señor añadiere a estas cosas, Dios Jesús. traerá sobre él las palabras que 21. Las gracias de nuestro Señor están escritas en este libro. Jesucristo sea con todos19. Y si alguno quitare de las vosotros. Amén. palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro. 253