Your SlideShare is downloading. ×
Ser historia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Ser historia

366
views

Published on


0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
366
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La protección Radiológica HistoriaLa exposición a la radiación ionizante (Alfa, beta, gamma, rayos X), cualquiera seasu origen, puede causar efectos perjudiciales para la salud. Los seres humanossiempre han vivido en un ambiente con radiaciones de manera natural y, por tanto,todos los seres vivos reciben una cierta exposición y evolucionan en ese entorno.Hasta hace poco mas de un siglo esta exposición procedia de dos tipos defuentes naturales: las de los materiales radioactivos del propio planeta quehabitamos y la radiación cósmica que llega del espacio, el sol y las estrellas.Desde el descubrimiento de los rayos X por Wilhelm Röentgen a finales de 1895 yde la radiactividad natural, tan solo tres meses después por Henry Becquerel, sehan sumado otras fuentes derivadas de las aplicaciones humanas y son lasllamadas fuentes artificiales.Debido precisamente a los efectos nocivos observados en las primerasaplicaciones de rayos X y las separaciones y concentración de radionucleidosnaturales surgió la necesidad de protección. Los radiólogos de aquellos tiemposen los albores del siglo XX sufrieron lesiones debidas a la radiación. Marie Curie,premio Nobel por el descubrimiento del Radio, moría en 1934 a los 60 añosvictima de leucemia, sin duda, debida a toda una vida expuesta a sus radiaciones.OrigenEn 1936 Casi dos años despuésdel fallecimiento de Marie curie, su hija Irenerecibía, junto a su marido Frederic, el premio Nobel por el descubrimiento de laradiactividad artificial. Era el tercer premio Nobelde la familia Curie.Pocos años antes, había empezado a dar sus primeros pasos una nueva rama dela Física, era el inicio de lo que hoy llamamos Protección Radiológica.Así, en 1928, se creó el primer Congreso Mundial de Radiología, llamado "ComitéInternacional de Protección para los Rayos X y el Radio". Este Comité ha sidoreestructurado en 1950 y constituye la actual "Comisión Internacional deProtección Radiológica", la cual se ha convertido con el tiempo en el órgano dereferencia mundial para establecer los conceptos y principios de un Sistema deProtección y, consecuentemente, los Criterios o Normativas internacionales ynacionales.Es necesario mencionar que la protección se basa en las evidencias científicas delos efectos de las radiaciones ionizantes. Relacionado con ello existe desde 1955el Comité Científico de Naciones Unidas para el Estudio de los efectos de las
  • 2. radiaciones ionizantes, el cual es el organismo de referencia de los efectos de lasradiaciones.Completando el panorama las organizaciones internacionales, básicamente de lasNaciones Unidas con competencia en las radiaciones establecen las NormasBásicas de Protección y desarrollan los aspectos prácticos para la aplicación. LaUnión Europea, por su parte, tiene establecido desde la creación de la entoncesComunidad Europea de Energía Atómica por el Tratado EURATOM, la función deestablecer Normas básicas de protección contra los efectos de las radiacionesionizantes las cuales son obligatorias para los estados miembros.LAS aplicaciones de la radiación y los radioisótopos son múltiples y cubrenaspectos insospechados de la vida moderna. En el capítulo anterior se mostró quela radiación puede ser causa de enfermedades y por lo tanto, al igual quecualquier otro avance tecnológico, su uso requiere normas de seguridad quegaranticen que los beneficios recibidos sean mayores que los riesgos a que seexpone el usuario.Apenas descubiertos los rayos X y la radiactividad, su uso se generalizó en loshospitales y laboratorios del mundo entero. A comienzos de nuestro siglo los tubosde rayos X se producían masivamente y se distribuían a todos los países. Portratarse de fenómenos recién descubiertos, cuya naturaleza ni siquiera seentendía totalmente, no se tomaban precauciones y fueron muchos los quesufrieron los efectos negativos de una exposición excesiva e incontrolada. Laspersonas más expuestas a estas nuevas formas de radiación fueron los médicosradiólogos que utilizaban los rayos X y los científicos que manipulaban materialradiactivo.Existen muchísimas anécdotas, la mayoría con un desenlace trágico, que ilustranlas consecuencias de la ignorancia de los posibles efectos biológicos de laradiación. El ayudante de laboratorio del inventor de las técnicas fluoroscópicasperdió todo su cabello, sufrió quemaduras, ulceración y finalmente falleció a causade su exposición continua a altas intensidades de rayos X. Irene Curie, hija dePierre y Marie, quien descubriera, junto con Frederic Joliot de la radiactividadartificial, murió a mediados de este siglo aquejada de leucemia, seguramente unefecto biológico tardío de la radiación recibida durante su juventud. Como claroejemplo de la ignorancia sobre los efectos de la radiación, hasta hace no muchosaños una conocida zapatería de la ciudad de México (igual que otras en el mundo)para promover sus ventas, ofrecía a sus clientes imágenes radiológicas "en vivo"del pie adentro del zapato.Debido a que fueron precisamente los médicos y los físicos las primeras víctimasdel exceso de radiación, rápidamente se tomó conciencia del problema dentro dela comunidad científica.
  • 3. Instituciones que surgenEn 1920 se erigió en Hamburgo un monumento que recuerda a más de 100pioneros radiólogos fallecidos a causa de la exposición excesiva durante elejercicio de su profesión. El primer estudio para establecer niveles aceptables deirradiación fue hecho por la Sociedad Americana de Rayos Roentgen y laSociedad Americana del Radio en 1922, y las primeras unidades de dosis deradiación se definieron con base en la exposición que llegaba a provocarquemaduras en la piel del paciente.En 1928, durante el Congreso Internacional de Radiología celebrado en Londres,ocurren dos hechos trascendentales para la evolución de la radiología: se defineal Roentgen,como la unidad física que mide la cantidad de radiación producida porun tubo de rayos X durante su operación, y se establece la Comisión Internacionalde Protección Radiológica, conocida como ICRP. El ICRP es un grupointernacional no gubernamental creado para examinar los fundamentos de laprotección radiológica. Esta comisión ha trabajado ininterrumpidamente desde sucreación proponiendo recomendaciones internacionales cuantitativas deprotección radiológica. Los primeros límites propuestos eran altísimos, en comparación con lasrecomendaciones actuales. Inicialmente se establecía que el límite era unRoentgen diario de exposición; hoy en día el límite para el público en general es700 veces menor.Las recomendaciones vigentes fueron propuestas hace unos 20 años. Hoy, seencuentran en proceso de revisión a la luz de la nueva información física ybiológica acumulada durante este último lapso (particularmente en lo que serefiere medidas de dosis y a la frecuencia de cáncer). Es probable que hayacambios en las normas que se establezcan durante los años noventa.
  • 4. LÍMITES DE DOSIS El objetivo de la protección radiológica es permitir el aprovechamiento de la radiación, en todas sus formas conocidas, con un riesgo aceptable tanto para los individuos que la manejan como para la población en general y las generaciones futuras. Debido a que la radiación es potencialmente dañina, no debería permitirse ninguna exposición innecesaria. El principio que gobierna la protección radiológica en caso de exposición se conoce con el nombre de ALARA (aslow as reasonablyattainable) que se traduce como: tan poca radiación como sea posible lograr de modo razonable. Cada país cuenta con un organismo encargado de hacer cumplir la reglamentación existente en el área de seguridad radiológica, leyes que generalmente se han inspirado en las recomendaciones del ICRP. En México, es la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas la que cumple esta misión. Las recomendaciones del ICRP fijan límites para la dosis máxima que podrían recibir los trabajadores cuya actividad implica el exponerse a la radiación. Estos "trabajadores de la radiación" son los médicos radiólogos, nucleares y radioterapeutas, los técnicos que los ayudan en la práctica de su trabajo profesional, los investigadores en física atómica y nuclear que utilizan fuentes de radiación y los operadores de reactores nucleares, entre otros. Este grupo debe estar controlado individualmente de manera continua por medio del uso de dosímetros personales, instrumentos que se llevan sobre el cuerpo y que marcan la cantidad de radiación recibida por cada trabajador. El ICRP ha definido límites de equivalente de dosis para trabajadores de la radiación con el fin de limitar la aparición de efectos biológicos a un nivel considerado aceptable, en comparación con los riesgos a que se expone un trabajador en cualquier otra actividad profesional moderna. En la actualidad (1990) se especifica para los trabajadores de la radiación un limite anual de equivalente de dosis para la irradiación del cuerpo entero igual a 5 rems. Este valor es unas 25 veces superior al valor de la radiación natural recibida en igual periodo. Debido a que el número de personas que trabajan con radiación es una fracción pequeña de la población, el efecto que su mayor exposición puede tener dentro de la totalidad de la población es sumamente reducido. Datos estadísticos recientes basados en la medición de los dosímetros personales muestran que, en promedio, un trabajador de la radiación recibe alrededor de 1
  • 5. rem anual. Esta dosis, promediada sobre la población mundial,representa menos del 1% del total, por lo que no fue incluida en lasfiguras 3 y 4 del capítulo III.El uso de la radiación es una actividad más de la vida moderna, queconlleva un riesgo que debe ser comparable con el riesgo asociado aotras acciones ya aceptadas por la sociedad. Estudios de salud públicaindican que, en general, el riesgo que corre el público es unas diez vecesmenor que el riesgo que corre un trabajador en accidentes propios de suactividad. Un ejemplo de esto es el uso del transporte público. Todossabemos que al subirnos a un vehículo de transporte corremos el riesgode sufrir algún daño, incluso de perder la vida, debido a un posibleaccidente. El riesgo que corre el conductor del vehículo es mayor que elde un pasajero, pues pasa más tiempo dentro del vehículo. El conductor yla sociedad aceptan estas diferencias ya que, por ejemplo, su trabajo esel medio con el que el conductor se gana la vida, o incluso porque estaactividad puede brindarle oportunidades de realización personal.La situación es análoga en el caso del público y los trabajadores de laradiación. El ICRPha recomendado, para individuos del público, límitesiguales a 0.5 rems anuales, que viene a ser la décima parte de lo que serecomienda para los trabajadores de la radiación. En este caso, laactividad profesional del trabajador, además de representar su realizaciónpersonal como científico, médico, técnico radiólogo u operador en unaplanta nucleoeléctrica, aporta beneficios para la sociedad en general pormedio de la generación de conocimientos, salud o electricidad.Para que las recomendaciones relativas al público se cumplan esnecesario planear todas aquellas acciones que provocan la liberación denúcleos radiactivos y de radiación al medio ambiente de modo que no sesobrepasen los límites. Los niveles reales se conocen gracias amuestreos del agua, aire, suelo y otros elementos ambientales, ademásde la información sobre los hábitos del grupo social.Los límites de dosis no incluyen la radiación natural, por ser inevitable, nila radiación recibida durante tratamientos médicos. Se supone quedurante un examen de diagnóstico o de terapia, el beneficio al individuoes siempre superior al riesgo asociado con la irradiación. Eliminandoestas dos fuentes de exposición y, de acuerdo con las cifras indicadas enla figura 4 del capítulo III, los valores promedio mundiales que el públicorecibe actualmente debido a fuentes de radiación susceptibles de serlimitadas, son inferiores a 0.003 rems anuales. Esto es, unas doscientasveces inferior al límite máximo recomendado para cada individuo.Un caso especial lo constituyen las plantas de generación de energíanucleoeléctrica. En Estados Unidos desde 1974, y en otros países,posteriormente, existe una reglamentación que fija las liberaciones deradiación de un reactor a un límite máximo de 0.005 rems anuales de
  • 6. equivalente de dosis en la reja del reactor. Esto quiere decir que unreactor comercial generador de electricidad no debe causar un incrementode la dosis superior a 0.005 rems anuales a ningún individuo, aunque éstehabite exactamente junto al reactor. Por supuesto, la población másalejada recibirá, correspondientemente, dosis inferiores. Estareglamentación tan rigurosa equivale a exigir a cada reactor un límite decontaminación ambiental radiactiva inferior al 3% de los valores naturales.¿ES POSIBLE DISMINUIR LA DOSIS QUE RECIBIMOS?La contribución a la dosis total proveniente de fuentes naturales está fueradel control del ser humano y por lo tanto no es posible hacer mucho paradisminuirla. Respecto al uso de los rayos X en diagnóstico médico,responsable del 16% del total de la dosis promedio actual, el ICRP haemitido las siguientes recomendaciones: las exposiciones innecesariasdeben evitarse; las exposiciones necesarias deben aportar beneficios quede otro modo no se habrían recibido y las dosis efectivamenteadministradas, deben limitarse a la mínima cantidad que ofrezca beneficiomédico al paciente. Desde el punto de vista clínico, el pequeño riesgo quecorre el paciente a causa de la radiografía debe ser más que compensadopor la información anatómica contenida en la placa radiográfica comocontribución al diagnóstico y al tratamiento de su enfermedad. Si éste noes el caso, no existen excusas para tomar una radiografía.Si se decide que una radiografía es necesaria, hay cuatro mecanismosfísicos que permiten reducir la dosis recibida por el paciente y por elmédico o técnico encargado del examen. Estas acciones son las mismasque minimizan la exposición a cualquier tipo de radiación. Los factoresson: tiempo, distancia, blindaje y contención. En primer lugar, la dosis totalrecibida durante una radiografía o una serie de ellas puede reducirse si selimita el tiempo total de la exposición a los rayos X. Esto se consiguelimitando el número de radiografías solicitadas —muchas veces se repiteuna misma toma, hasta que alguien considera que "ya quedó bien"— ytambién restringiendo el tiempo de cada exposición al lapso estrictamentenecesario para lograr una buena imagen. Hay grupos de físicos yradiólogos que investigan nuevos tipos de películas radiográficas quebrinden una máxima información con una mínima exposición al paciente ytambién buscan medios para eliminar del haz de rayos X , aquelloscomponentes que sólo irradian al paciente sin aportar nada a la imagen.El segundo factor es la distancia, ya que la intensidad de la radiacióndisminuye al aumentar la separación entre la fuente y el punto deirradiación. Cuando se toma una radiografía no es posible alejar alpaciente del tubo, pero sí al médico o enfermera encargado del examenpara evitar que sean innecesariamente irradiados.El tercer factor, el blindaje, es particularmente efectivo durante losexámenes radiológicos. Aunque la radiografía sea de zonas superiores
  • 7. del cuerpo, parte de la radiación es dispersada —es decir,desviada&%151— hacia regiones inferiores y puede irradiar los órganosreproductivos, lo que podría causar daño genético. La protección quebrinda un delantal de plomo, tanto para el paciente como para el técnico acargo, puede reducir cien o mil veces esta dosis que es totalmenteinnecesaria. Esta recomendacion debería constituir una práctica rutinariadurante radiografías dentales y ser rigurosamente observada alradiografiar a una paciente embarazada.El último factor de protección, la contención, se aplica a fuentesradiactivas, como serían los radioisótopos usados en medicina nuclear olos productos radiactivos generados durante el funcionamiento de unreactor nuclear. Todo material activo debe confinarse a un espaciomínimo y mantenerse aislado del medio ambiente. Los isótopos para usomédico son surtidos dentro de recipientes que impiden su liberación y elmismo cuidado debería seguirse con los restos de ellos después de suutilización. Es totalmente inaceptable la eliminación de productosradiactivos a través de los sistemas normales de desagüe o derecolección de basura.Tal como se explicó en el capítulo anterior, el embrión humano que seencuentra en una etapa extremadamente activa de desarrollo, es muysusceptible a los efectos de pequeñas dosis de radiación. Existeevidencia de que embrión o feto son, entre 5 y 10 veces más sensiblesque el adulto, a enfermedades o defectos inducidos por la radiación. Porestos motivos es muy importante que una mujer embarazada no seradiografíe el abdomen, sobre todo las primeras semanas de embarazo,pues es el periodo en que los órganos especializados del niño por nacercomienzan a desarrollarse. Por desgracia es precisamente en esta etapa,cuando un embarazo ni siquiera se sospecha. Existe una regla médica deprotección llamada la regla de los 10 días que impide las irradiaciones delembrión recién engendrado. Según esta norma, sólo se deben tomarradiografías a una paciente en edad reproductiva durante los 10 días quesiguen al comienzo de su periodo menstrual, es decir, cuando hay unacerteza relativa de que no está embarazada. Esta recomendación sedirige al médico que ordena una radiografía y principalmente, a la mujercuyo hijo puede sufrir daño irreparable a causa de un examen que puedepostergarse unas semanas.¿Es posible establecer hasta dónde es segura la radiación? En el capítuloVI vimos que la respuesta no se conoce para el ser humano, pues sólo esposible identificar los efectos biológicos de altas dosis de radiación,cientos de veces superiores a las que se reciben normalmente. Laposición más conservadora al respecto —y apoyada por los organismosinternacionales de protección radiológica— sostiene que inclusocantidades muy pequeñas pueden causar daño. Lo que se requiere antecada nueva situación es hacer un balance entre riesgos y beneficios.
  • 8. Cuando decidimos ir a Europa en avión, y no en barco, aceptamos elriesgo de un posible accidente aéreo a cambio del beneficio recibido:llegar al Viejo Continente en sólo unas cuantas horas. Del mismo mododebemos aceptar el riesgo asociado a la dosis causada por unaradiografía a cambio de la posible detección de una enfermedad y, entérminos generales, utilizar los beneficios del uso controlado de laradiación asegurándonos que la exposición recibida sea siempre lamínima posible.ACCIDENTES: CIUDAD JUAREZ Y CHERNOBILEl manejo inadecuado o irresponsable de las fuentes de radiación puedeocasionar exposiciones accidentales que por lo general afectan a losindividuos directamente relacionados en el incidente, pero que tambiénpueden afectar a grandes grupos de la población.El uso de radioisótopos y radiación en medicina, industria, o en lageneración de energía requiere de cuidados especiales ya que unairradiación excesiva puede producir efectos biológicos nocivos. A pesar deque toda actividad lleva asociado un riesgo para la salud de sustrabajadores (pensemos en las industrias químicas, la minería, laconstrucción, el transporte público, etc.), no existe un reglamento deprotección tan severo como el que regula los usos de la radiación. Lasrazones de este control autoimpuesto fueron explicadas en las secciónanterior. El público no siempre comprende la importancia de estosreglamentos internacionales que se originan en estudios científicos que seactualizan periódicamente. Se piensa, de manera errada, que la radiaciónestá bien controlada porque es extremadamente peligrosa. Los cálculoshechos en el capítulo VI demuestran lo contrario. Sin lugar a dudas, eltrabajador de ciertas industrias químicas o de la minería del carbón correun riesgo muchísimo mayor que aquel que trabaja con la radiación.Por desgracia, las normas de seguridad radiológica no siempre secumplen, ni en todas partes, con el mismo rigor. Existe una larga lista deaccidentes que han ocasionado que muchos individuos hayan sufridoexposiciones excesivas a la radiación y que también han provocadoliberaciones no controladas de radioisótopos al ambiente. Lasconsecuencias de cada incidente deben ser analizadas en particular. Aquinos referiremos, solamente, a un par de casos que constituyen accidentesde suma gravedad.En diciembre de 1983, en Ciudad Juárez, Chihuahua, México, un técnicode mantenimiento de una empresa médica desarmó el cabezal de unaunidad de radioterapia que se encontraba almacenada desde hacía 6años en una bodega y extrajo un cilindro de 100 kilogramos de peso paravenderlo como chatarra. El equipo había sido importado de EstadosUnidos, sin informar a las autoridades mexicanas de seguridad radiológicaque debían autorizar su uso, y fue relegado a la bodega sin utilizarse. El
  • 9. cilindro sustraído contenía aproximadamente 6 000 cápsulas pequeñas(de 1 mm de tamaño) del elemento radiactivo cobalto-60, quenormalmente se utiliza para el tratamiento del cáncer. El artefacto fueperforado antes de su venta, por lo que las cápsulas radiactivas fueronsaliéndose del cilindro y esparciéndose en un área muy amplia que incluíael hogar del técnico, la camioneta de la empresa con que transportó elcilindro, la carretera Ciudad Juárez-Chihuahua y el patio de chatarra.Aquí, los imanes que son utilizados para levantar los trozos de metalatrajeron parte de las cápsulas de cobalto y las mezclaron con la chatarraque posteriormente fue comprada por las fundidoras locales. En total sefabricaron 6 600 toneladas de varilla para construcción y 30 000 basespara mesa que contenían material radiactivo. El hecho se descubrió porcasualidad en enero de 1984, cuando un camión que transportaba partedel metal contaminado, exportado a Estados Unidos, pasó cerca dedetectores de radiación que existen en los alrededores del LaboratorioLos Álamos, en Nuevo México, y éstos indicaron la presencia de rayosgamma emitidos por el cobalto. Durante los meses que siguieron serecuperó gran parte del metal e incluso se ordenó la demolición deaquellas construcciones que ya habían utilizado la varilla contaminada.Como consecuencia del accidente de Ciudad Juárez, unas 4 000personas resultaron irradiadas, especialmente los trabajadores del patiode chatarra y los familiares y vecinos del técnico que se expusieron a laradiación de las cápsulas de cobalto que durante un mes estuvierondentro de la camioneta. El 80% de los irradiados recibió dosis inferiores a0.5 rems, el 18% recibió entre 0.5 y 2.5 rems, y el 2% (es decir 80personas) recibió más de 25 rems. Entre estas últimas, 5 personas fueronirradiadas entre 300 y 700 rems durante un periodo estimado de dosmeses. Recordamos que estos últimos valores son dos o tres mil veceslos valores de irradiación natural durante un año. A seis años delaccidente no se han registrado víctimas fatales entre los afectados.Sin duda el accidente más grave asociado a un reactor nuclear ocurrió enla llamada Unidad 4 de la planta soviética de Chernobil, en la Repúblicade Ucrania, Unión Soviética. El 28 de abril de 1986, durante el turnomatutino en una planta nucleoeléctrica sueca, se comenzaron a detectarniveles de radiación que aumentaban a medida que transcurría lamañana. Este fue el primer indicio de que, a miles de kilómetros dedistancia, algo anormal había ocurrido. Tres días antes, los técnicos acargo de la Unidad 4 en Chernobil habían decidido efectuar pruebas querequerían un bajo nivel de funcionamiento del reactor. Como éste no es elrégimen normal, y el diseño de los reactores instalados en Chernobil loshace particularmente inestables a baja potencia, las pruebas habían sidointerrumpidas continuamente por los mecanismos de seguridad. Debido aesto, y para facilitar su trabajo, el personal responsable simplementeeliminó todos los sistemas automáticos de seguridad: el circuito deenfriado de emergencia fue desconectado, las barras de control extraídas
  • 10. del reactor quedaron desactivadas, las señales que indican cuándo debepararse el reactor debido a una emergencia también y en total, secometieron seis violaciones graves a las normas de seguridad.Cuando se inició la prueba y la potencia del reactor comenzó a aumentarvertiginosamente debido a cierta inestabilidad, ya no fue posiblecontrolarlo y el reactor llegó a generar 100 veces más energía que sucapacidad. El combustible de uranio sobrecalentado rompió las vainasque lo contenían, entró en contacto con el agua del enfriamiento y unaenorme explosión de vapor rompió las tuberías, hizo volar la cubierta delreactor, destruyó el edificio —el reactor de Chernobil no estaba alojado enun edificio contenedor reforzado como los reactores comerciales de lospaíses occidentales— y lanzó trozos ardientes de grafito y residuos delcombustible a las zonas vecinas. El material radiactivo contenido en elnúcleo del reactor escapó libremente y formó un penacho gaseoso queascendió hasta 10 kilómetros de altura. Desde allí se distribuyó sobre granparte de Europa y Asia, para volver a caer en las semanas siguientes,contaminando lugares habitados y tierras agrícolas.La cifra de víctimas inmediatas del accidente de Chernobil llegó a 31personas, principalmente entre los operadores del reactor y el personal debomberos que ayudó a combatir el incendio de la planta. Estas muertesse debieron a la explosión inicial, a quemaduras y a los efectos de laradiación. Dosis mayores que las normales se registraron en varios paísesde ambos continentes. Se estima que, en Europa central, el accidentecausó equivalentes de dosis de 0.1 rem para la población adulta y eldoble para niños menores de 10 años (la diferencia se debe a que losfactores de efectividad biológica son mayores para los niños que para losadultos debido a que su organismo se encuentra en crecimiento rápido).Polonia fue el país vecino más afectado por la radiación, con dosis entre0.2 y 0.6 rems para menores, dependiendo de la localidad. Para lapoblación de la Unión Soviética occidental se calcula que recibió unadosis total promedio de 3.3 rems, esto es, unas 16 veces la cantidadanual que se recibe por causas naturales.Respecto de las consecuencias a largo plazo de esta exposición quesobrepasó los niveles ambientales, usando los factores de riesgopresentados en el capítulo anterior, se estima que para el grupo másexpuesto, las 16 000 personas que vivían alejadas entre 3 y 7 kilómetrosde la planta y que recibieron un exceso de 50 rems, la probabilidad demorir por cáncer aumentó de un 20% que es lo normal (frecuencia naturalen la Unión Soviética), a un 20.6%. 4 El número de muertes por cánceresperadas normalmente para este grupo es de 3 200 y las adicionalesdebidas al accidente y calculadas a partir de los valores ya presentados,llegan a 96. Sólo un estudio epidemiológico sumamente cuidadoso
  • 11. realizado durante los próximos 70 años, capaz de detectar el aumento enlos valores esperados de 3 200 a 3 296 casos de cáncer en las 16 000personas expuestas, podrá comprobar lo acertado de esta predicción.Para los 75 millones de personas que viven en la Unión Soviética amenos de 1 000 kilómetros de Chernobil, la sobrexposición promedioestimada es de 0.8 rems, equivalente a cuatro años de exposición aradiacion ambiental. Para este grupo tan numeroso, se estiman 7 500muertes adicionales, que se deben agregar a los 9.5 millones de muertespor cáncer esperadas normalmente en este grupo dentro de los próximos70 años. Debido a las fluctuaciones estadísticas, será imposible detectarepidemiológicamente esta variación. Hay que mencionar que las cifras enlas que se basan estas predicciones son objeto de estudio actualmente ypodrían ser modificadas en el futuro.Los dos accidentes mencionados y la mayoría de situaciones anormalesproducidas durante el uso de la radiación, tienen como factor común lairresponsabilidad, negligencia e indisciplina del personal supuestamenteresponsable de la operación. En el caso de Chernobil, el director de lanucleoeléctrica fue juzgado por un tribunal soviético y condenado a diezaños de trabajos forzados por "la falta de control y falta deresponsabilidad en la planta". Estas situaciones de descuido no esprivativa de las actividades que utilizan radiación, sino bastante común ennuestro mundo tecnológico. Un estudio reciente estima que el 65% de losaccidentes de la aviación comercial se originan en errores humanos.Solamente una educación de excelencia y mecanismos rigurosos deselección para el personal a cargo de la operación de material einstrumentos que utilizan o producen radiación, permitirá reducir aún más,la probabilidad de accidentes causantes de irradiación totalmenteinnecesaria en seres humanos.
  • 12. Porque les afecto la radiacion a los pioneros, radiólogosPROTECCION RADIOLOGICA:Es una disciplina que tiene como objetivo promover la protección de las personas contra losriesgos derivados del empleo de fuentes y equipos generadores de radiaciones ionizantes.OBJETIVOS DE PROTECCION RADIOLOGICAEl objetivo de la Protección Radiológica es garantizar que los individuos, trabajadores o personasdel público y el medio ambiente no se vean expuestos a riesgos radiológicos que la sociedadconsidera inaceptables. Entre los diversos medios para cubrir este objetivo se encuentra laInvestigación y Desarrollo (I+D), que se lleva a cabo en tres ámbitos:.METODOS DE PROTECCION RADIOLOGICAMETODOS DE PROTECCION A FUENTES EXTERNASTIEMPO:A mayor tiempo mayor sera la exposicionDISTANCIA:Al duplicar la distancia disminuye en cuatro veces el valor de la exposición.BLINDAJE:Todo sistema destinado a atenuar un campo de radiación por interposición de un medio materialentre la fuente y las personas o cosas a proteger.BLINDAJE PARA ALFA:• Alcance: 1 cm por MeV de energía• Escasa penetración en el tejido; no llegan a atravesar la capa basal de la piel estimada en 70 um.• No es necesario protección como radiación externaBLINDAJE PARA BETAS:• Existen gráficos de alcance versus energía para materiales• Blindajes mas comunes de bajo número atómico: aluminio. Plástico, vidrio.Si se usan mas de 100 mCi es necesario adicionar un blindaje de plomoBLINDAJE PARA FOTONES:Sigue con bastante aproximación una función exponencial negativa.IMPLEMENTOS DE PROTECCION RADIOLOGICALa ropa protectora y los aparatos relacionados generalmente usados en una instalación deradiología incluyen:• Delantales con plomo
  • 13. • Protección de tiroides• Protección para ojos• GuantesPRINCIPIOS DE PROTECCION RADIOLOGICAEl sistema de protección radiológica actualmente recomendado por la ICRP está basado en tresprincipios fundamentales:• Justificación• Optimización• Limitación de dosisa los que se ha a añadir las restricciones de dosis asociadas a la práctica.JustificaciónToda exposición a radiación ionizante debe estar justificada. Tal como ya se ha adelantado, elbeneficio que nos aporte tiene que ser superior al riesgo de exponerse a ella.OptimizaciónSe sigue el criterio “ALARA” (As Low As ReasonablyAchievable), según el cual todas lasexposiciones a las radiaciones ionizantes deben ser mantenidas tan bajas como searazonablemente posible, teniendo en cuenta los citados factores económicos y sociales.Limitación de dosisEn todo caso, la dosis de radiación que puede recibir cualquier individuo no debe superar unosvalores establecidos como límites legales, lo que garantiza la protección del público en general ydel personal profesionalmente expuesto.La limitación de los efectos derivados de las radiaciones ionizantes se consigue evitando lasexposiciones no justificadas y manteniendo tan bajas como sea posible las justificadas. Laaplicación de estos principios constituye la base para establecer unas medidas de protección quedeben asegurar un riesgo individual justificado por el beneficio obtenido y suficientemente bajo, yadicionalmente mantener unos niveles totales de exposición a las radiaciones lo más bajosposibles. La dosis de radiación recibida por un individuo al permanecer en las proximidades de unemisor o generador de radiaciones ionizantes, depende de tres factores:• El tiempo de permanencia• La distancia entre la fuente y el individuo• La materia interpuesta entre uno y otroINSTRUMENTOS DE MEDIDA DE LAS RADIACIONES IONIZANTESLos humanos no disponemos de ningún órgano sensorial apropiado para detectar la radiación. Porello, dependemos de algunos instrumentos para indicar la presencia de radiaciones ionizantes enel entorno.DETECTORES DE CAMARAS GASEOSAS:El tipo más común de detector de radiaciones ionizantes es el detector de cámara gaseosa. Estedetector está basado precisamente en la capacidad de la radiación de formar iones al atravesar elaire u otro gas específico. Cuando se dispone un alto voltaje entre dos zonas de una cámara llenade gas, los iones positivos serán atraídos hacia el polo negativo del detector (el cátodo), y loselectrones libres lo serán hacia el polo positivo (el ánodo). Si ambos electrodos se conectan a uninstrumento de medida de la diferencia de potencial creada, aparecerá una señal tanto mayor
  • 14. cuanta mayor sea la dosis de radiación detectada por el instrumento. Este principio da lugar a lacámara de ionización, que puede detectar grandes cantidades de radiación, o al conocido detectorde Geiger-Müller, que se utiliza para medir cantidades de radiación muy pequeñas.DETECTORES DE CENTELLEO:Otro tipo muy común de aparato detector de la radiación es el detector de yoduro sódico ocontador de centelleo (figura 4). El principio básico del aparato es la utilización de un material queproduce una pequeña cantidad de luz cuando la radiación incide sobre el. El más utilizado es elcristal de yoduro sódico. La luz producida por la radiación -centelleo- es reflejada a través de unaventana, y es amplificada inmediatamente por un instrumento llamado tubo fotomultiplicador. Laprimera parte de este está fabricada de otro material, llamado fotocátodo, que tiene lacaracterística única de emitir electrones cuando un quanto de luz incide sobre su superficie. Estoselectrones son transportados a través de una serie de placas, llamadas dinodos, mediante laaplicación de un elevado voltaje positivo. Cuando un electrón incide sobre un dinodo, se producenvarios electrones, que se proyectan hacia el siguiente dinodo, donde vuelve a multiplicarse sunúmero. Cuando los electrones abandonan el último dinodo de la serie, el pulso electrónico esmiles de veces mayor que el original. Los electrones son entonces recogidos por el ánodo, que estáconectado a un instrumento de medición calibrado. Este tipo de detectores son muy sensibles, yson utilizados fundamentalmente en el entorno de los laboratorios de experimentación.DOSIMETROAparato medidor de radiación, que se utiliza para determinar la dosis de radiación absorbida. Seemplea en la protección radiológica.