E      D I T O R I A L


ES CRISTINA,                                                                                     ...
Se trata de una maniobra para quitar al Go-
bierno Nacional alguna porción de su apoyo peronis-
ta y desbrozar el camino a...
Debe profundizarse el rumbo, dejarse a un costado las         de votos que indicaba a las claras su supervivencia como ide...
En defensa del Gobierno Popular




ORGANIZAR LA
ESPERANZA
E
        l presente político de la
        Nación nos presenta...
POLITICA NACIONAL



                                                                                  A estos nuevos demo...
´
DE AQUEL MEGAFON
A ESTA GUERRA…
Y VICEVERSA
C
          uando nos bautizamos Megafón, allá por la
          década de lo...
POLITICA NACIONAL




                                                                                                 …es...
todos los que no tienen retratos que avalen su prosapia
                                                             –aunq...
POLITICA NACIONAL



                                      Aramburu,          vida política, cultural y mítica de los pueb...
COINCIDENCIAS                                                                                por   Jorge Coscia,
         ...
POLITICA NACIONAL



                                                                                    La Marcha de la
 ...
siderar incluso sus errores en ese contexto, el de su
                                                          tiempo. El...
POLITICA NACIONAL



                                            ¡Shhh…!         un acto de bizarrismo político, alimentad...
Irreverencia peronista: lavarse
                                                                               las patas e...
HISTORICAS




EL NUEVO ABC
       ´
DE PERON:
ANTECEDENTE
                                                               ...
Pa tria Gran de, que men ta ran San          demos afirmar que la dependencia
Martín, Bolívar y Artigas en la cir-        ...
HISTORICAS



                                                                                 1950, y el regreso también ...
le asegurara márgenes de autonomía
frente al cerco de las potencias. Ese         “Argentina intentaba una proyección hacia...
HISTORICAS




RELATOS DEL
CElOMPAÑERO visto desde la
                   ERRANTE
I- río de la Plata
Plaza Zabala
    Un pe...
tio que hoy ocupa la Plaza Independencia, donde se
                                                            conserva aú...
La costa atlántica de la América del Sur fue la más
tardía y lentamente ocupada y poblada de las regiones
americanas por l...
Manifiesto del General Felipe
Varela a los Pueblos de la
República                                      Fue el líder de la...
HISTORICAS




                                                                    PROCLAMA

¡ARJENTINOS! El hermoso y bri...
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
sudestada22.pdf
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

sudestada22.pdf

795 views
699 views

Published on

Published in: News & Politics, Career
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
795
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

sudestada22.pdf

  1. 1. E D I T O R I A L ES CRISTINA, por Héctor Fernández QUE ES COMPAÑERA E l paso devastador del menemismo, combinado con la rup- Abolida la mesa familiar por irrupción del hambre o de la tura de la cadena del conocimiento o deterioro de la trans- televisión, habrá que recurrir, a la tribuna, a la militancia, para do- misión oral, obligan a una reexplicitación de la identidad tar de historicidad la interpretación que los argentinos hagan de peronista. La experiencia de los argentinos jóvenes indica que su historia reciente (y, por supuesto, recobrar el pan y la mesa). “el peronismo” es una caja de Pandora que contiene monstruos Habrá que decirle a las nuevas generaciones que no hay que em- tales como Carlos Menem. No se trata de una cuestión estética pezar de cero cada vez, y que el Peronismo no es liberal de de- sino ideológica: Menem aplicó a la Argentina un plan antagónico recha ni de izquierda, sino un movimiento de naturaleza popular con la ideología peronista. Pero Menem es el maleficio conjura- y carácter nacional. Enrolados en la tradición histórica de la Gue- do. Resulta hasta sencillo fustigarlo. El ataque excluyente a su fi- rra de la Independencia y las montoneras gauchas federales; hi- gura termina siendo una táctica distractiva y deja a salvo del fue- jos del criollo que esperaba solo afuera del palacio iluminado por go otras calamidades que contiene la caja de Pandora. el festín oligárquico, del gringo integrado por Yrigoyen a nuestra Se dice a veces que existe un “menemismo residual”. Fal- vida política; herederos de los obreros del 17 de Octubre y de su so. Lo que acecha es el neoliberalismo infiltrado en las filas del Coronel, de la Resistencia Peronista, del Cordobazo, del Movi- “Partido Justicialista”. Eso que llamamos “pejotismo”; aquello que miento Obrero Organizado, de la lucha contra la dictadura crimi- Perón llamaba despectivamente “los políticos”, los que hacen de nal del general Videla y sus aliados civiles dedicados a vender al la actividad política una carrera profesional donde la vocación de País. Enrolados en la tradición histórica de Malvinas y de la ba- servicio deja su lugar a la realización personal. Se trata de una ver- talla por el respeto a la soberanía popular, de las Jornadas de Di- dadera fuerza política imbuida de un pragmatismo a ultranza que ciembre, que en 2001 derrocaron al neoliberalismo; los peronis- culmina en el miserable alcahuetismo del Viejo Vizcacha: “hace- tas, como decíamos en una Editorial anterior, somos “abandera- te amigo del juez.”Su cadena de “lealtades” apunta hacia lo alto dos de una historicidad antes que de un ideologismo, somos de- del gallinero. Se acercan, imantados, al interés del gallo que ca- fensores de una doctrina, de un cuerpo de ideas, que no se cons- carea al tope de la pirámide. El cambio del orden estatuido no se- truye en un laboratorio sino que se deduce de la naturaleza del rá entonces, jamás, el leit motiv de su actividad “militante”. Pueblo argentino.” El Peronismo es, si lo observamos bien, an- Imposible, con una dirigencia semejante, enfrentar a los tes que nada, una cultura. Una cultura enraizada en el alma ar- usufructuarios de la injusticia. ¡Imposible combatir al capital! Im- gentina; cultura del amor a los pobres y el dolor por la injusticia, posible hacerle justicia a los necesitados. El axioma justicialista del antiimperialismo y la solidaridad con los pueblos oprimidos; formulado por Eva Perón, aquel de “donde hay una necesidad una cultura ética y estética criolla, mestiza, dotada de cierta alti- existe un derecho”, es contrario a la naturaleza de estos hom- vez pero de brazos abiertos para el amigo, con un pecho dispues- bres, porque cuando se es “amigo del juez” se es, en definitiva, to al heroísmo para defenderlo y para realizar la Justicia en todos custodio de lo ya instaurado como derecho, es decir, garante de los órdenes. la propiedad de los que ya tienen. Nada que ver con eso tienen los espantapájaros de Po- De la lucha contra el imperialismo ni hablar: el “pejotis- trero de Funes, llegados en el tren fantasma de las peores pesa- mo” es “realista periférico”; reconoce como verdad sempiterna la dillas argentinas. Allí se reunieron para intentar una fórmula opo- primacía del “Primer Mundo”, sin cuestionarla ni proponerse libe- sitora “justicialista” ¡No tienen vergüenza! ¿Qué pueden compar- rar al país de su yugo. Por el contrario, se presenta como buen tir con esa cultura Menem, el gran dolarizador; Puerta, el capan- amigo de los opresores de Pueblos, que sería, para ellos, los jue- ga misionero; Sobisch, el matador de maestros; Patti, el asesino ces. de peronistas?… SUDESTADA 1
  2. 2. Se trata de una maniobra para quitar al Go- bierno Nacional alguna porción de su apoyo peronis- ta y desbrozar el camino a la reacción cipaya, asus- tada porque el gobierno de Néstor Kirchner ha abier- to una brecha en la maraña neoliberal de la política argentina e inaugurado una nueva etapa histórica de avance nacional. En esa grieta está el futuro del Mo- vimiento Nacional en tanto expresión de las tenden- cias liberadoras y autoafirmatorias de la Argentina. Las grandes líneas de realización son la guía para conocer el sentido histórico de una política de gobierno. No queda mucho más que agregar cuan- do se observan la política de desendeudamiento; la realización audaz de la unidad regional y el sepulta- miento del ALCA; el impulso de la obra pública; el de- bate permanente con los poderes mediáticos –sin es- conder los disensos– y la recuperación de la cultura nacional a través de los medios estatales; la inclusión de las or- ganizaciones sociales en el Estado; la recuperación de la digni- plicará el próximo período presidencial, conformándose como al- dad diplomática –incluido el manejo de la cuestión Malvinas–; la ternativa de oposición “interna”, ofreciendo al stablishment la po- lucha contra la impunidad; la reestatización de servicios públicos sibilidad de levantar el pie del acelerador (menos crecimiento y y la rescisión de contratos incumplidos por parte de grandes em- menos consumo reclaman los poderosos) para no contrastar con presas; el reposicionamiento de la política ante la economía; la los dictados que reciben desde lo alto del gallinero. En esta pers- recuperación de los convenios colectivos de trabajo; etcétera. pectiva, si el campo nacional triunfa en octubre, como todo lo in- Todo esto es verdadero peronismo y es propio de esa cul- dica, vendrían 4 duros años de desestabilización y debilitamien- tura que describíamos. to constantes, destinados a facilitar el acceso al poder, en el 2011, Entonces, ¿cómo es posible que aparezcan los muertos de una fuerza neoliberal que modifique la política interna y regio- vivos y hablen de candidaturas “justicialistas” opositoras? Esos nal para llevar al país a una “política más seria”, acorde a los dic- “pejotistas” aprovechan una realidad incontrastable: falta una or- tados del centro del poder mundial. Para este turno electoral no ganización política que articule la militancia y la esperanza de los llegan. Y menos con las azafatas del tren fantasma, que mencio- millones de peronistas que hoy carecen de un espacio en el cual nábamos más arriba… Para el del 2011 se reserva Macri, que re- manifestar esa “cultura” que es peronista pero es también la de to- presenta la construcción política más coherente de los últimos dos los integrantes del Movimiento Nacional, todos quienes anhe- años en torno de un proyecto típicamente antinacional al que no lan la liberación nacional y popular. Si el PJ es la cueva de las ca- temen acercarse ni los pejotistas ni la neolibertadora Elisa Carrió chavachas (o los cachivaches) habrá que recuperarlo o crear una (obsérvese el nexo entre unos y otros por vía del “diálogo ecu- herramienta política nueva pero viva, en ebullición constante. ménico”). Una herramienta política semejante contribuiría al cierre Hay que enfrentarlos con una política verdaderamente definitivo del modelo de los 90, lo cual supone, en la práctica, la revolucionaria. Y hay que empezar ya. Perón no esperó a ser superación del “pejotismo”, en tanto éste ha sido la herramienta electo presidente para realizar las transformaciones que hicie- electoral del neoliberalismo realista-periférico. Pero, ante todo, ran justicia al Pueblo postergado por la oligarquía y la partidocra- cortaría el paso a toda restauración del orden liberal desarrolla- cia. Ya desde el gobierno juniano comenzó sus realizaciones na- do desde Martínez de Hoz hasta hoy. cionales y populares. Eso le costó una breve estadía en la cárcel Esta tarea es fundamental para garantizar la consolida- pero, a cambio, le otorgó el reconocimiento inmediato y eterno ción y profundización del actual proceso de liberación nacional y del pueblo trabajador, que comprendió rápidamente la ubicación social. Que quede claro: en todos los distritos debe apostarse a exacta de sus intereses y liberó al Coronel de la cárcel para enan- oxigenar las conducciones del campo nacional. Todo lo que per- carlo a su impulso y convertirlo en el jefe político de la mayor re- sista en manos de las estructuras vetustas del “pejotismo” com- volución que conoció la historia argentina. 2 SUDESTADA
  3. 3. Debe profundizarse el rumbo, dejarse a un costado las de votos que indicaba a las claras su supervivencia como identi- ambigüedades y las dudas. Ahora mismo hay que renovar el im- dad política del Pueblo argentino, más allá de las diferencias abis- pulso de la lucha contra las privatizadas y las concesionarias de males entre sus tres candidatos, Kirchner, Menem y Rodríguez servicios públicos con acciones concretas que signifiquen la re- Saá. La huida de Menem antes de la segunda vuelta, merced a cuperación de los activos y recursos nacionales y un mayor forta- la certeza de una derrota abrumadora irreversible, indicaría, fi- lecimiento del Estado. Lo antes posible, hay que modificar las con- nalmente, el sentido profundo de la crisis: el neoliberalismo era diciones de distribución de la riqueza, con audacia, para hacer jus- ticia y hacer patria. Este Pueblo sabrá acompañar si se le mues- el gran derrotado. tra un camino acorde a su cultura, superando la falsa antinomia Pero hoy el liberalismo ha encontrado su propia renova- izquierda-derecha que le resulta tan ajena como en verdad lo es. ción en Mauricio Macri. El terreno se lo prepararán seguramen- Porque la lucha es por la liberación contra los personeros de la de- te los espantapájaros del tren fantasma, los pejotistas, los traido- pendencia. res y los distraídos. La actual derrota en Capital anuncia la con- Por eso todos los que hoy se abroquelan en contra del formación de una fuerza política pro, o sea, de la gente de pro, lo proyecto nacional que encarnó Kirchner y ahora ofrece conducir que podríamos llamar la gente decente, la gente-como-uno, que Cristina –los pejotistas, Carrió, López Murphy, Macri, Lavagna– había delegado durante un siglo en clases subalternas la tarea coinciden solamente en una cosa: les parece una “barbaridad” que la Argentina esté aliada a Venezuela. No debe asombrarnos: política, desde los milicos del golpismo del siglo XX hasta el “ne- esta gente pretende ser amiga del juez y la médula de la política grerío” quintacolumnista de los menemistas. Ahora el candidato imperial estadounidense para la América Criolla (Latin America de Barrio Parque aparece avalado por el indiscutible 80 por cien- dicen ellos) consiste en aislar a Chávez porque él realiza la polí- to obtenido en Recoleta, que da, más allá del triunfo extendido a tica antiimperialista, nacional, popular y revolucionaria más co- todos las circunscripciones porteñas, la clave del sentido políti- herente de Sudamérica y, todos lo sabemos – nosotros y ellos–, co de clase del voto pro: en Recoleta, Barrio Norte y Belgrano, la unificación sudamericana es la herramienta adecuada para Kirchner no es pro… mantenernos emancipados una vez realizada la Liberación. Y Pero detengámonos un momento: el triunfo de Macri en NO SOLO LOS PEJOTISTAS QUIEREN SER AMIGOS DEL JUEZ todas las circunscripciones debe estar indicando algo, así como Será el Peronismo el que le ponga letra a la música de la los demás reveses electorales. Algo habrá hecho mal también la revolución pendiente. Sin sectarismos. Al fin y al cabo, nació en- propia tropa. Por lo menos, deberá acordarse en la ineficacia ab- tre anarquistas, radicales, comunistas, socialistas, conservado- soluta de los armados políticos… Insistimos: no ha habido una res, nacionalistas, trotskistas y multitud de identidades políticas construcción política aglutinante para el Movimiento Nacional, en que fueron superadas por la aparición del gran Movimiento con- torno del Peronismo, centro natural de todo frente auténticamen- ducido por Perón al que se incorporaron miles de dirigentes pro- te popular. venientes de todas esas vertientes. Ya no caben dilaciones. Debemos organizarnos. No se Hoy, el Peronismo, identidad política de millones de ar- gentinos, debe ocupar su lugar al centro del dispositivo de libe- trata de un simple anhelo, sino de una obligación que tenemos ración nacional. Cuando el modelo neoliberal de exclusión y de- para con la Patria. De lo contrario, la Nación seguirá en riesgo pendencia implotó, se llevó puestas consigo a las grandes es- permanente de disolución y deberá buscar nuevas respuestas a tructuras partidarias. La UCR parecía diluirse en su incapacidad, los viejos desafíos. El Peronismo será, entonces, sólo la bella his- coronada tras 70 años de persistencia, y el Partido Justicialista toria de un pasado mítico de felicidad y la Patria demorará años en su culpabilidad, pues a través de él se había colado el feno- en encontrar su propio camino. menal triunfo del liberalismo en la década de la globalización asi- Habrá que hechar mano de la cultura peronista para di- métrica. rimir la cuestión principal, que sigue siendo “Liberación o depen- Pero no se disolvieron las identidades políticas. De he- cho, las elecciones del 2003 mostraron a cinco candidatos pro- dencia.” Esa es la lucha que debe encarnar Cristina, que es com- venientes de las filas de los dos partidos como los más votados. pañera. Tras la elección, el Peronismo emergía de la crisis con un caudal SUDESTADA 3
  4. 4. En defensa del Gobierno Popular ORGANIZAR LA ESPERANZA E l presente político de la Nación nos presenta un hecho irrefutable: hoy gobierna un Presidente que todos los días profundiza un modelo de gestión que tiene como principal destinatario el bienestar de nuestro Pueblo. O sea, por primera vez en mucho tiempo la agenda pública se direcciona hacia los más humildes y no hacia las apetencias de los grupos de poder. En ese sentido van la construcción de un modelo productivo que ataque la exclusión pudiendo ya disminuir los índices de desocupación a un dígito; la inclusión en el sistema previsional de miles y miles de ciudadanos que tenían edad, pero no los aportes o la posibilidad de adelantar la jubilación nacional ante las presiones de los ALCA; la reelaboración de un teniéndolos, en una acción de justicia organismos internacionales (llámese modelo educativo con social que acompañado con el aumento de la retribución asombra FMI., OMC, etc.), los gobiernos de financiamiento nacional y una fuerte por lo audaz; la decisión de terminar potencias extranjeras o poderosas apuesta a la educación técnica con el cepo que en los noventa se multinacionales; el cambio de necesaria para cubrir la demanda del instituyó a favor de las AFJP, la rumbo en las relaciones nuevo sistema productivo. Son posibilidad de elegir por el régimen internacionales optando por la algunos de los ejemplos que de reparto; la realización de miles de profundización de la Unidad sintetizan el nuevo ordenamiento obras públicas, caminos, viviendas, Sudamericana con eje en Argentina, nacional. escuelas, acueductos, etc., que Brasil, Venezuela, dejando de lado Pero esto, que beneficia a la gran beneficia a millones de argentinos; la las relaciones carnales con EEUU, y mayoría de compatriotas, sin duda, dignidad de defender el interés aniquilando la propuesta yanqui del afecta a las minorías que se 4 SUDESTADA
  5. 5. POLITICA NACIONAL A estos nuevos democráticos los convoca la cruzada contra la herejía Kirchnerista, que se atrevió a pensar y realizar un proyecto de Patria con Justicia Social. Todos estaban convencidos de que había muerto para siempre el demonio bárbaro llamado Pueblo Nación, pero se hizo presente en el esperanzado apoyo al Presidente. Este año es crucial, compañeros. En las urnas se juega el destino de la Patria. La candidatura de la compañera Cristina Fernández es la más adecuada para profundizar el proceso transformador que vive el país. Pero no sólo tenemos que bregar por tener un buen resultado, cuestión de la que nadie duda, tenemos que aprovechar la campaña para profundizar el debate en cuanto al modelo de país que deseamos, para organizar la esperanza, para generar los canales que permitan al Pueblo, en todas sus expresiones, no ser sólo espectadores de la lucha nacional sino protagonistas necesarios e irremplazables .Dar la discusión en el barrio, en la Universidad, en los sectores profesionales y empresarios, el movimiento obrero, las organizaciones de base, en las iglesias, es decir, en cada uno de los componentes de la Argentina real que a veces sólo recibe el mensaje del enemigo. favorecieron por casi treinta años de batallas con sectores de poder Ya tenemos, gracias a Dios, a un neoliberalismo. Si bien minoritarios, defendiendo el interés de la realizador en la figura del Presidente todavía son poderosos y, por ende, mayoría); augurios de desastres y con Cristina la seguridad de tratan de influir en la opinión pública económicos inminentes; reiterados continuidad, ahora hay que articular a través de medios de comunicación intentos de enemistar al pueblo el ejército de predicadores que no cómplices, articulando también peronista con el gobierno nacional; sólo aseguren el triunfo en las urnas operaciones políticas que tienden a denuncias de hegemonía, sino que consoliden el Movimiento debilitar al gobierno popular. autoritarismo y/o corrupción frente a Nacional a través de la organización Sobreexhibición de la delincuencia, las cuales se arman alianzas “éticas, y movilización necesaria para mostrándola como un hecho honestas, democráticas” en defensa profundizar el proceso iniciado el 25 incontenible; presentación del de la “libertad”… ¡Libertad de los de mayo del 2003 hacia la segunda y Presidente como un hombre que poderosos que quieren seguir definitiva independencia. pelea con todo el mundo (cuando en explotando al pueblo, esquilmando realidad está en cada una de las las riquezas nacionales! Fabio Gentili SUDESTADA 5
  6. 6. ´ DE AQUEL MEGAFON A ESTA GUERRA… Y VICEVERSA C uando nos bautizamos Megafón, allá por la década de los 90, en la ciudad de Córdoba de la Nueva Andalucía, una de las razones fun- damentales de la elección de nuestro nombre fue en- tender que “Megafón o la guerra” era el libro-símbolo de la resistencia de los peronistas, era un Canto contra los que pretendían hacer retroceder la Historia a etapas anteriores a la conducción del General. Corrían aires de revuelta, de mística renovada, de hechos insólitos al calor de viejas anécdotas contadas por los viejos peronistas que no habían claudicado. Tanto es así, que hasta pintábamos “Megafón…o la Leopoldo Marechal, el compañero depuesto guerra”. Otra razón profunda era que estábamos todos redescubriendo a Marechal y con él esa etapa histórica; digo redescubriendo porque muchos lo habíamos bebi- oculta por las profundidades de la realidad argentina, do desde que vinimos al mundo, pero cuando alcanza- guerra que se libraba en las sombras, en los sótanos de mos la edad maravillosa de la juventud, buceamos sus la historia de la lucha de los pueblos, en los subsuelos páginas de nuevo para encontrar en nuestras almas esa de la Patria, pero que ese sangriento año 1956 consti- capacidad creadora que nos permitiera vislumbrar una tuyó el pasaje de esa guerra subterránea al definitorio Argentina distinta a la que estábamos viviendo. Enton- ces nos sumergimos en las rapsodias del Megafón para blanco sobre negro, a que salieran a la luz los frentes, descubrir en ellas nuestras razones más íntimas de mi- a que se dividieran las aguas. litancia y una interpelación única a nuestros corazones. El año siguiente al Golpe contra el General, con el Marechal nos decía en el inicio de su “Megafón o fusilamiento de Valle y la masacre de José León Suá- la Guerra” que corrían los cimbronazos de una guerra rez, fue el año donde la fuerza de las bestias se auto- 6 SUDESTADA
  7. 7. POLITICA NACIONAL …este Megafón. Aquella guerra… proclamó, inequívocamente avasallante, como el dere- cha popular, esta vez de los “cabecitas negras”, por la cho supremo. Marechal era entonces ya no el Poeta in- liberación nacional y social. Y en forma extraordinaria comparable de la Revolución Nacional, sino como refuta la noción de patria más internalizada en los sec- gustaba llamarse a sí mismo en poética asimilación tores nacionalistas oligárquicos, a la vez que ironiza con el Jefe, el Poeta Depuesto (en sintonía con el Tira- sobre la no-noción de patria de nuestras izquierditas no depuesto, la Marcha depuesta, el Pueblo depuesto, (diría nuestro compañero errante). La patria no es la la Argentina depuesta). Aunque, nos aclara el Poeta tierra, golpe al corazón de los bucólicos nostálgicos con esperanzas, los muertos civiles del régimen goza- del nacionalismo gorila que realizó la fusiladora, en ban de muy buena salud. Fue entonces cuando se con- gran parte porque despreciaba y desprecia, y le temía fir mó co mo el Poe ta de la Re vo lu ción pe ro en la y le teme, a la irrupción heroica de los “grasitas” en la resistencia. Y más cerca del retorno del líder que del HISTORIA GRANDE DEL PAÍS (lo que, para noso- comienzo de la Resistencia, escribiría Megafón, sím- tros, no excluye la participación profunda que tiene la bolo de la lucha difícil, asimétrica, de un Pueblo por tierra en la formación del alma). No son tampoco las ser libre y ser feliz. estructuras socio-económicas, golpe al corazón de la Megafón no fue un héroe común. Sus insuperables izquierdita, que por supuesto prioriza los supuestos asedios terrestres buscaban como fin (del poeta) hacer enemigos internos por sobre la contradicción princi- presentes en la palabra las ideas que revolucionaran la pal: imperialismo o nación (terminan pensando que es Argentina y recrearan el pensamiento nacional a través lo mismo un Kirchner que un Menem). La Patria es el del movimiento popular nuevo: el peronismo. Mare- Pueblo, y el pueblo es la patria. Y se hace eco de la chal redefine las nociones de lo nacional al calor del palabra maravillosa del Líder, la patria no son los mayor movimiento de masas del siglo XX. Fierro de campos o las vacas, son nuestros hermanos de Nación. Hernández representa la denuncia social en el marco No sólo en este nivel Marechal recrea lo que nos de la antagonía civilización o barbarie, en la que los constituye como seres y como argentinos; yo elijo este peronistas, que somos incorregibles, nos situamos del camino más político, dejando de lado la invalorable lado de la “barbarie”. Hernández dignifica al gaucho, argumentación filosófica sobre Dios, por ejemplo, o la dueño de la libertad de una nación y de sus vientos, batalla celeste que libra al mismo tiempo que la terres- hasta que los que miraban las Europas levantaron las tre; en esta última nos centraremos. tranqueras, los conchabaron como peones sin estatuto, obviamente, o los manearon para las guerras internas Los asedios comienzan cuando, en el despacho del que el Imperio le inventaba a la nación latinoamerica- Intendente militar de la Ciudad de la Trinidad –hoy na. En el Megafón, Marechal retoma el tema de la lu- Buenos Aires–, Megafón invoca al fantasma de Juan SUDESTADA 7
  8. 8. todos los que no tienen retratos que avalen su prosapia –aunque demuestren en acciones su hidalguía–, que protagonicen la historia que ellos despreciaron. El Asedio a González Cabezón (Aramburu) es so- brevolado por los fantasmas de los muertos. De los muertos que dejó el derecho de las bestias. De los muertos que vuelven, ya inmortales, a despertar el fue- go en la batalla. De los muertos que a ellos los asustan, pero a nosotros nos arden en el corazón y nos fortifi- can en la lucha. Valle regresa con el pecho cruzado de rosetones rojos a interpelar a su fusilador. Evita viene, desde su mutilación, con toda la luz de la vida que en- tregó cantando. El terror lo persigue a este General, brazo ejecutor de las perversidades de los mentores de Aquella guerra… la dominación y la injusticia. Dice el poeta José María Fernández Unsain: de Garay, que se hace presente para no reconocer la Míralos como caen ciudad que él fundara, en principio porque la diagra- Como tienen partidas las espaldas mación de la ciudad coloca al gobierno político entre Y ardientes agujeros en la nuca la banca y el Ministerio de Economía... Se muestra en Y los huesos quebrados como ramas. esta aparición de los fantasmas de la historia que vuel- ven por sus fueros la crítica velada que hace el Poeta El asedio a Creso (vamos descendiendo hacia los al abandono de Buenos Aires de su destino histórico, niveles más profundos de entrega y malicia) suena a representado, como dijimos, en su arquitectura torcida nuestros oídos muy conocido. Salsamendi es el Minis- y en la asunción de esa identidad portuaria que le im- tro de Economía del régimen, Metafísico del Invierno posibilita el conocimiento de las profundidades del y teólogo de la estabilidad. Lo castiga Marechal con País que encabeza: le pusieron a mi ciudad el nombre sus propios dioses. No hay mucho más para decir: la de su puerto –reclama indignado el Fundador. mágica estabilidad y hay que pasar el invierno… No hace tanto que hicimos retroceder a la usura financiera El Gran Oligarca, el aliado interno del Imperio, es internacional y a los “adoradores internos del dólar” asediado en su mansión de los retratos interminables como para que las locuras de Creso no las tengamos (que venera en su oscura sala porque le otorgan prosa- presentes en nuestras retinas, en nuestras mentes y en pia aun que no hi dal guía). Y du ran te el diá lo go de nuestras barrigas. Creso, por supuesto, ni la apariencia de hidalguía. combate, donde el objetivo es demostrar que son los luchadores populares quienes llevan la razón en el Culminan los asedios de la batalla terrestre que li- asunto, se realiza el juicio sobre el patriciado argentino bran los soldados de Megafón con Megafón a la cabe- devenido en oligarquía. Tuvieron el escenario geográ- fico donde debían hacer la historia pero el patriciado, …este Megafón. protagonista en la Guerra de la Independencia, renun- ció a su ligadura con la Nación: se fueron en yates a pasear por Las Europas o se constituyeron en Presi- dentes de los Ferrocarriles Ingleses, reinventando la fi- gura del cipayo. “No defendieron ni Dios, ni Patria, ni Hogar, menos aún los brazos desgajados de sus peones en los campos de sus propiedades”, parafraseando al Poeta, menos aún el dolor y la sed de justicia de su pueblo. El nuevo actor iba a ser el inmigrante, bajando de barcos oscuros, mientras ellos partían en barcos lu- minosos. La aristocracia consuma así el abandono his- tórico de su destino para recriminarles, después, a 8 SUDESTADA
  9. 9. POLITICA NACIONAL Aramburu, vida política, cultural y mítica de los pueblos: muchas instaurador del veces el sacrificio de los héroes populares, aunque se derecho de las nos aparecen como vencidos en tierra yerma, anuncia bestias. la resurrección de las patrias. Y otra vez Fernández Unsain: “Está fría la tierra lastimosa, pero está ardien- do toda la forma de la patria”. La batalla celeste de Megafón y su batalla terrestre nos señalan el camino de la epicidad. No hay posibili- dad de consolidar la salvación de nuestra Argentina sin la firme conciencia de que estamos inmersos en una batalla. Nos lo marcó nuestro pueblo heroico en la Plaza de Mayo el 20 de diciembre de 2001. Se alzaron las trincheras, se incendiaron, se acumularon las pie- dras, se improvisó la caballería, punta de lanza de las masas sufrientes, y se dio vuelta el ajedrez dispuesto por los poderosos del mundo para hacernos jaque. za, en la confrontación directa con el enemigo prin- Mientras los artífices de las desgracias de los otros cipal, Mister Hunter, el Embajador de los EEUU, instituían la perversa visión de los estados fracasados, tierra de la libertad de pocos y el hambre de todos. mientras los medios con los opinadores imperiales re- Los patriotas le recriminan la universalización de picaban la inminencia de nuestra situación de colonia sus esencias que, dicho sea de paso, huelen muy mal ya formalizada, afloraba la segunda peladura de la ví- en todo el orbe hoy. Violentó destinos que no eran bora, renacía e, iluminada por el fuego de nuestros ca- suyos –nos dice el Poeta. Los Mister del mundo si- becitas de siempre, los que no le tienen miedo a nada, guen emperrados en las mismas prácticas, incen- los que vibran cuando cantan sus pasiones de argenti- diando Oriente, universalizando la forma de vida nos, los que luchan cotidianamente contra el hambre NORTE-americana. por sus niños, brillaba burlonamente en los rostros de Por supuesto que la historia en el marco de la los que se la creían ganada. HISTORIA no podía tener final feliz al estilo “fal- Nuestro Poeta de la Revolución Justicialista nos si- so” NORTE-americano. La épica megafoniana ter- gue indicando, a través de las rapsodias, su mensaje mina con la muerte del héroe, cuando, buscando a más profundo: la hora que nos toca vivir nos exige lo Lucía Febrero, en su batalla celeste, lo descuartizan más elevado de nuestra voluntad militante, nos exige (la fuerza es el derecho de las bestias). Pero como las 24 horas del día y también las noches (¡Ja!), nos sucede con todos los descuartizados, martirizados, exige indagar en nuestra capacidad creadora para pro- fusilados, torturados y crucificados por los Señores fundizar el rumbo iniciado por la revuelta popular, nos del Mundo, Marechal nos hace sentir en lo más ínti- exige estar siempre en pie de combate porque tenemos mo de nuestros corazones entristecidos, que la bata- un destino del que no hacemos abandono y que no nos lla ya está ganada. Porque si hay que definir alguna van a violentar: consolidar el proyecto de liberación ley histórica que se cumpla con constancia matemá- latinoamericana. tica, ahí va, para todos los que quieren encasillar la Catalina Fernández Rivero SUDESTADA 9
  10. 10. COINCIDENCIAS por Jorge Coscia, Diputado Nacional - Frente para la Victoria E l 19 de septiembre de 1945 tuvo lugar una de La presencia del inusual líder también la describe las más concurridas manifestaciones políticas Luna, un historiador que difícilmente pueda ser acusa- de su tiempo: la Marcha de la Constitución y la do de parcial y menos aún de peronista: “En las cerca- Libertad. nías de Plaza Francia una insólita presencia se mezcló A sus convocantes no los animaba el amor sino el a la multitud. Era Spruille Braden (embajador nortea- espanto y ese espanto tenía un nombre: Juan Domingo mericano), todavía en Buenos Aires, con las valijas ya Perón. El entonces Coronel era, además de vicepresi- listas.” dente, ministro de Guerra y secretario de Trabajo y Braden retornaría a su país con la convicción de Previsión. Desde este último lugar, había modificado sustancialmente las condiciones del trabajo en la Ar- gentina, sentando las bases de la más profunda trans- Braden en Time. Nótese que representa una desinfección de esvásticas argentinas que formación política y social y de un movimiento que infestan el patio trasero. llevaría su nombre. Sus enemigos políticos provenían desde el más profundo conservadorismo hasta la más extrema iz- quierda de su tiempo. Referentes de ambos sectores y de los partidos tradicionales encabezaban la marcha que dio comienzo en la esquina de Callao y Rivadavia. La descripción que Félix Luna hace en su libro “El 45” es elocuente: “Caras conocidas encabezaban la manifestación: ‘Don Joaquín de Anchorena y Antonio Santamarina contestaban a los aplausos con elegantes galerazos; Rodolfo Ghioldi, Pedro Chiaranti y Ernesto Giúdice con el puño en alto; Alfredo Palacios, con vastos ademanes que no desacomodaban su chamber- go…’ ” Esta aparente sintonía entre la recalcitrante derecha y la combativa izquierda no fue ni es, como veremos, exclusiva de aquel tiempo. Tampoco que los oposito- res a un gobierno de signo nacional y base popular sor- teen for mi da bles es co llos ideo ló gi cos pa ra unir se “frente al enemigo común”. La coalición que decía bregar por el retorno a la Constitución y la Libertad tenía, además de coinciden- cias argentinas, un liderazgo sorprendente: el embaja- dor de Estados Unidos, admirado por su obstinada resistencia a Perón y sus políticas. 10 SUDESTADA
  11. 11. POLITICA NACIONAL La Marcha de la Constitución y de la Libertad, reunión de cajetillas (o de gente de pro). que los días de Perón estaban contados, al menos polí- Jorge Abelardo Ramos describe en un brillante pá- ticamente. No está de más recordar que hubo sectores rrafo aquellas horas: “Pero si la musa de la historia se “democráticos” del ejército que ya entonces se conju- hubiese propuesto cambiar el rumbo de los aconteci- raron para matarlo. mientos, intercalando personajes inadecuados en la co- El diario “Crítica”, implacable cronista de las des- media, no podía haber elegido un hombre menos apto gracias del campo popular, tituló poco después, cuan- para formar gabinete que el Dr. Juan Álvarez… El do Pe rón era de te ni do y lle va do a Mar tín Gar cía: procurador, a quien horrorizaban los tumultos, pidió “(Perón) YA NO CONSTITUYE UN PELIGRO PA- algunos días para hacer consultas…Con Alfredo Pala- RA LA SOCIEDAD”. cios recordó complacido algunas citas de Tácito, en No obstante, los hechos tendrían un rumbo inespe- las que era experto el afectado tribuno. Después de rado que dejaría descolocados y vencidos (al menos conversar largamente sobre derecho constitucional con por diez años) a los enemigos de Perón y del pueblo algunos ministros de Sáenz Peña y Quintana, escribió trabajador. con prolija caligrafía la lista de sus candidatos al gabi- Es interesante observar en la experiencia histórica nete, todos ellos hombres del viejo régimen, pidió un de gran parte del siglo XX el modo en que coincidie- taxi y se la llevó alegremente al presidente Farrell. ron el afán pseudo-progresista y democrático de cierta Llegó algo tarde, a las 20.30 horas del 17 de Octubre, izquierda con el republicanismo formal de los sectores pues Perón ya había regresado y los dioses reían en lo más conservadores. Este entendimiento dio frutos dig- alto”. nos de analizar a la luz de las actuales reiteraciones de Durante diez años, la Argentina atravesaría una ex- la historia, devenidas hoy en alianzas que reafirman periencia política y social que aún determina sus días aquella famosa frase de Marx del 18 Brumario, sobre y sus horas. Ni el golpe del 55 ni el del 76 lograron re- las patéticas reiteraciones de la historia. trotraer a la sociedad argentina al sistema semifeudal y Volvamos a los agitados días de octubre del 45: semicolonial anterior al 45 y a Perón. El Partido Socialista y el Comunista proponían, Sin embargo, sucesivas asonadas de proclamada para completar el desplazamiento de Perón, que la aspiración “democrática” desmantelaron gran parte de Corte Suprema asumiera el gobierno. Presionado por sus logros económicos y sus avances sociales. las fuerzas “democráticas”, Farrell encomienda al dr. La experiencia peronista, moribunda tantas veces Juan Álvarez, procurador de la Corte, que arme gabi- desde aquellos días del 45, sigue viva en la medida de nete. la necesidad histórica de que se cumplan sus planes de SUDESTADA 11
  12. 12. siderar incluso sus errores en ese contexto, el de su tiempo. El otro contexto, mucho más directo y brutal, lo brindarían sus enemigos, lanzados en el 55 a ejercer la “democracia” de la represión, las proscripciones, la desnacionalización de la economía y el desmantela- miento de los derechos civiles y sociales más elemen- tales. La izquierda argentina debería haber aprendido de sus errores, pero no lo hizo y pagó por ello el precio de su casi extinción como opción para las clases que proclamaba representar. Mientras sus más altos diri- gentes negociaban con los terratenientes y los empre- sa rios de mo crá ti cos, y has ta con el em ba ja dor de Truman, decenas de cuadros medios del comunismo, el socialismo y el anarquismo acompañarían a sus ba- ses en las nuevas organizaciones obreras que garanti- “La izquierda moralizante, apocalíptica y cipaya del 45 se justificaba describiendo a un pueblo como enajenado y embrutecido y, por ello, capaz de ser dominado a ultranza por un Diario del 17 de octubre de 1945. Sin palabras… caudillo. De esa línea de pensamiento surgirían las autonomía, justicia social y soberanía política, esen- premisas de los libros de ciales para ser un país en el que todos tengan oportu- Educación Democrática, con sus nidades. críticas al “hombre masa” y al La izquierda del 45 luchaba contra el autoritarismo “demagogo” que lo manipula. de Perón sin preguntarse por el del venerado Stalin. Libros que no hay que desestimar, Junto con la derecha liberal, se hermanaban en un pro- ya que fueron la vertiente yecto que lideraba un funcionario del Departamento pedagógica y simplificada de de Estado, empresario minero en Chile y representan- toda una concepción ideológica te del go bier no de Tru man, que ha bía lan za do en agosto de ese año dos bombas atómicas sobre Japón. aún vigente” La política “brava” de Perón era, a la luz de su tiem- po, incomparablemente más permisiva y tolerante que zaban las conquistas obtenidas e impulsadas desde la la del genocida ruso e infinitamente más sensible que Secretaria de Trabajo y Previsión por Perón. la de los demócratas norteamericanos que propiciaban Cuando releemos los volantes de las organizacio- la segregación racial y darían a luz el Macartismo. nes estudiantiles y progresistas de entonces, no pode- En la Marcha de la Constitución y la Libertad se mos evitar pensar en disparates más cercanos en el cantaba la Marsellesa, ¿qué hubieran dicho las sensi- tiempo. Las palabras autoritarismo, fascismo y hasta bles damas admiradoras de Malraux de los recursos nazismo, se usaron entonces y cuesta creer se repitan represivos que De Gaulle desplegaría con los estu- hoy en día en boca de quienes proclaman su ética y su diantes franceses? Ni qué hablar con el pueblo de republicanismo con sospechosa insistencia. Vietnam o el de Argelia. Ayer, decía el Partido Comunista que conducía Pensar en los contemporáneos “universales” de Vittorio Codovilla: “Hoy la Nación en su conjunto tie- Perón brinda el contexto histórico adecuado para con- ne clara conciencia del peligro que entraña el peronis- 12 SUDESTADA
  13. 13. POLITICA NACIONAL ¡Shhh…! un acto de bizarrismo político, alimentado de olvido, No antiperonismo y exasperación. molesten, Las proclamas de ayer nos parecen tan ridículas gorilas. como las de hoy, pero forjaron dramáticamente parte Ya los conocemos. importante de la desgracia nacional, que condenó a millones de argentinos. Los líderes de aquel entonces ya no están, pero re- cordar las consecuencias de su extravío nos permite mensurar los desatinos del presente y esa es la función esencial de cualquier análisis, sea psicoanalítico o his- tórico. La izquierda moralizante, apocalíptica y cipaya del 45 se justificaba describiendo a un pueblo como enaje- nado y embrutecido y, por ello, capaz de ser dominado a ultranza por un caudillo. De esa línea de pensamien- to surgirían las premisas de los libros de Educación Democrática, con sus críticas al “hombre masa” y al “demagogo” que lo manipula. Libros que no hay que desestimar, ya que fueron la vertiente pedagógica y simplificada de toda una concepción ideológica aún vigente. mo y de la urgencia de ponerle fin… Perón es el ene- migo número uno del pueblo argentino”. “La actual recuperación y Mientras el diputado ultraconservador Ernesto San- la movilidad social que martino, calificaba al pueblo del 17 de Octubre como implica tal vez genere, como “aluvión zoológico”, los socialistas de La Vanguardia proclamaban: “La parte del pueblo que vive su resenti- efecto secundario, un miento, y acaso para su resentimiento, se desborda en reverdecer de ciertos las calles, amenaza, vocifera, atropella, asalta diarios, elitismos que requieren, persigue en su furia demoníaca a los propios adalides para su justificación, un permanentes y responsables de su elevación y dignifi- discurso contestatario cación… Pero los culpables son los caudillos de la patinado de lenguaje guerra civil que para lograr el triunfo de sus apetitos y progresista” ambiciones no tienen escrúpulos en azuzar los resenti- mientos y las fuerzas primitivas de la miseria”. Es al menos curioso que quienes entonaban la Mar- sellesa, nacida al calor de un escenario parecido al des- En el imaginario de algunos sectores medios, ideas cripto por la Vanguardia, se escandalizaran tanto por actualizadas de esos conceptos prenden con pasmosa un fenómeno político que, aunque no menos revolucio- facilidad. En los recientes episodios de Neuquén, la nario, fue considerablemente más pacífico, como testi- miseria política de algunos dirigentes llegó al extremo monian los más diversos cronistas de aquel histórico de culpar al gobierno y al Ministro Filmus de lo ocu- hecho. rrido “por haber hecho electoralismo con el aumento a La violencia más extrema comenzaría a partir del los docentes”. 55. Y, en aquella etapa, el socialismo tradicional y En ese esquema de pensamiento, el enemigo a ven- gran parte del mundo bien pensante y progresista brin- cer no es la exclusión social, ni el retraso de los sala- daron su respaldo cívico al golpe del 55, abriendo las rios, ni la brecha social, variables todas en retroceso en puertas de casi cinco décadas de decadencia nacional. los últimos años: el enemigo es Kirchner y su gobierno Que ciertos autoproclamados progresistas de hoy y en ello vuelven a coincidir una vez más, como hace vuelvan con la cantinela del autoritarismo e incluso se 52 años, los extremos más disímiles de la política Ar- atrevan a asociar la palabra nazi al actual gobierno es gentina. SUDESTADA 13
  14. 14. Irreverencia peronista: lavarse las patas en la fuente. ¡Urrr, Dió! justificación, un discurso contesta- tario patinado de lenguaje progre- sista. Hacia esa clientela electoral se abren paso alianzas y pequeños li- derazgos, con dirigentes esperan- zados en un fracaso nacional que los justifique. Y en ese juego ya no se trata de que resistan un archivo, como los viejos dirigentes que pasaron de golpistas en el 30 a demócratas del 45. Lo que hoy no resiste cierta dirigencia, es la lectu- Ayer el blanco de sus ataques era Perón, que exas- ra del reportaje de la semana anterior, en el que recha- peraba a una izquierda que no entendía la realidad y zaban con inusitada vehemencia al aliado de hoy. erraba su lugar en la historia. La Unión Democrática y antiperonista de ayer, ha Hoy es Kirchner el heredero de esa incomprensión. devenido hoy también en un entrevero donde el único En cierto modo, el resentimiento actual es más des- programa es ganarle a “los Kirchner”. La farsa se completa con una dirigente como Elisa proporcionado que el de medio siglo atrás. Carrió, autodesignada como referente moral de los ar- En aquel entonces, los sectores medios y medios gentinos. Enamorada de su propio discurso nos ha co- altos, disfrutaban de privilegios que se evaporaron con mu ni ca do por TV su des ti no de “Moi sés las sucesivas crisis argentinas. Habría que admitir que contemporánea”. Esperemos que vuelva a fallar su la actual recuperación y la movilidad social que impli- apocalíptica profecía y no nos tenga cuarenta años ca- ca, tal vez, genere, como efecto secundario, un rever- minando en el desierto. Ese destino ya lo conocimos de cer de cier tos eli tis mos que re quie ren, pa ra su sucesivas generaciones de argentinos. COMUNA COMUNA DE DE CHABAS SAN JERONIMO SUD DEPARTAMENTO DEPARTAMENTO CASEROS SAN LORENZO PCIA. DE SANTA FE PCIA. DE SANTA FE 14 SUDESTADA
  15. 15. HISTORICAS EL NUEVO ABC ´ DE PERON: ANTECEDENTE Perón y el presidente de Chile, Carlos Ibáñez. conocer que los procesos históricos no se repiten y que muchos de los DEL ACTUAL rasgos y caracteres que exhibió el llamado “peronismo histórico” están PROCESO DE perimidos en el actual contexto. So- mos concientes de ello y tenemos la certeza de que el desafío de cons- INTEGRACION trucción de la Patria Grande supone una importante capacidad de creati- SURAMERICANA vi dad y de in no va ción, lo que no implica renunciar a núcleos de pen- samiento y de experiencia forjados en el pasado, a los que volvemos no E Desde SUDESTADA venimos l es tu dio y aná li sis de la por pereza intelectual o cómodo es- planteando sistemáticamente ideología justicialista y del píritu conservador sino por entender proceso de conformación del que tienen plena vigencia y que aun- que la in te gra ción de Sur primer peronismo resultará para mu- que de ban ser re sig ni fi ca dos, nos América en un férreo bloque chos un acto testimonial, un verda- permiten economizar fuerzas en di- continental, es un objetivo es- dero anacronismo, en tanto remite a cha tarea. una Argentina desaparecida. Reco- Entre estos tópicos, nos interesa tratégico ineludible para pen- nocerán, tal vez, a poco de observar destacar el relativo al proyecto del sar y rea li zar la so be ra nía nuestro pasado inmediato, que el pe- “nuevo A.B.C”,1 es decir, la integra- política, la independencia eco- ronismo tuvo un rol fundamental en ción de Ar gen ti na, Bra sil y Chi le la construcción de la cultura política como polo o “núcleo básico de aglu- nómica y la justicia social. Es nacional de los últimos 50 años, pe- tinamiento” del resto de los países por ello que nos parece opor- ro dirán también que el progreso de- del continente. Éste, que fuera plan- tuno volver la mirada sobre la be ser gestado en clave de ruptura teado por Perón en los albores de los con el tiempo ya trascurrido y que años 50 es depositario de una visión con cep ción y las ac cio nes es de fetichistas nostálgicos intentar geopolítica nacional-continental que concretas desplegadas por Pe- recuperar, en el pensamiento y en la hoy se ve ratificada por la fuerza de rón, entre su primer y segundo práctica política, categorías concep- los hechos. Tuvo y tiene este pro- tuales del pasado. Ante estos apolo- yecto el mérito de reorientar la mi- gobiernos (1945-55), en rela- getas de lo nuevo sin más, del puro rada hacia el interior de la América ción con este tema. presente, del instante, deberemos re- misma; de recuperar la noción de SUDESTADA 15
  16. 16. Pa tria Gran de, que men ta ran San demos afirmar que la dependencia Martín, Bolívar y Artigas en la cir- respecto de España-Portugal trocó cunstancia de la Guerra de la Inde- en pacto de sujeción (económica pe- pendencia. ro también política) respecto de In- glaterra, nueva metrópolis imperial; Co mo bien sa be mos, Amé ri ca esquema que se mantuvo sin mayo- Latina, terminado el proceso inde- res variaciones hasta finalizada la pendentista, aparece fragmentada en Segunda Guerra Mundial. A partir “Perón observa tempranamente que Argentina y el conjunto de los países de América Latina (dada su situación de subalternidad económica) sólo estarían en condiciones de lograr la definitiva nales que, pese a los matices, se die- independencia si completaban su proceso ron a la tarea de iniciar el arduo ca- de capitalización e industrialización a mino de la emancipación política, económica y social. Entre estos, a partir de factores endógenos. Desde esta los que la historiografía académica caracteriza como populismos, se si- concepción emprende una serie de túa claro está, el “régimen peronis- acciones orientadas a lograr una ta”. Confederación Sudamericana” Al adentrarnos en el proyecto del “Nuevo ABC”, percibiremos clara- mente que fue el producto de una múltiples estados-nacionales que se de ese momento, será Estados Uni- elaboración conceptual que recono- incorporan a la división internacio- dos la potencia capitalista emergen- cía la noción de desarrollo autocen- nal del trabajo (Argentina no sería te, tendiente a buscar la satelización tra do (la pers pec ti va de la la excepción) en condición de pro- de Amé ri ca La ti na. No obs tan te bioceanidad se inscribe en este pla- veedores de materias primas de los ello, advertimos que la etapa de en- no) como su eje vertebrador. Perón cen tros in dus tria les de sa rro lla dos treguerras abrió para nuestro conti- observa tempranamente que Argenti- fun da men tal men te en In gla te rra. nen te la po si bi li dad his tó ri ca de na y el con jun to de los paí ses de Aun a riesgo de ser simplistas, po- conformación de gobiernos nacio- América Latina (dada su situación de subalternidad económica) sólo esta- rían en condiciones de lograr la defi- nitiva independencia si completaban su proceso de capitalización e indus- trialización a partir de factores endó- ge nos. Des de es ta con cep ción em pren de una se rie de ac cio nes orientadas a lograr una Confedera- ción Su da me ri ca na, ta les co mo acuerdos bilaterales o convenios de com ple men ta ción eco nó mi ca con países limítrofes, pensados como eta- pa previa a la unión continental. El 16 SUDESTADA
  17. 17. HISTORICAS 1950, y el regreso también a la Pri- mera Magistratura chilena de Carlos Ibáñez, en septiembre de 1952, am- bos, figuras que propiciaban el for- ta le ci mien to de una ideo lo gía nacionalista latinoamericana. En lo concreto, pese a lograrse un acer ca mien to im por tan te con Chile a través de la firma del Acta de Santiago y del Tratado de Unión Económica Chileno-Argentino del año 1953, no se consigue la articu- lación de Argentina, Brasil y Chile en un bloque común que garantizara mercado interno ampliado y salida bioceánica. Las razones de este fra- caso hay que buscarlas en la fragili- dad del gobierno Varguista. Desde objetivo será, entonces, reorientar la solidación del ABC, para finalmen- el conflicto bélico mundial, la polí- producción y el comercio hacia el te lograr la unidad de toda Latinoa- ti ca de las cla ses do mi nan tes del mercado interno suramericano. mé ri ca (lo que su po nía en la Brasil pasará por el alineamiento a Ahora bien, sería un escamoteo práctica la incorporación de Centro Estados Unidos a fin de financiar a corto plazo el desarrollo industrial histórico la reducción del proyecto a América y del arco Antillano). del país con préstamos norteameri- lo estrictamente económico-comer- La iniciativa integracionista de canos, lo que significará entre otras cial, ya que Perón permanentemente Perón tomó cuerpo el 20 de diciem- cuestiones, la adhesión al multilate- insiste en la necesidad de avanzar bre de 1951, en un artículo publica- ralismo y a la “Doctrina Truman” hacia una unidad de los pueblos que do bajo el seudónimo de Descartes, preconizada por Estados Unidos ter- contemplara efectivamente su inte- en el cual explicita los alcances del minada la segunda Guerra Mundial. gración cultural, política y militar. re nom bra do pro yec to. Pro gra ma Brasil buscó en este marco ser el Al mismo tiempo, plantea enfática- que venía a insertarse en una coyun- país interlocutor de la geopolítica mente que el desafío a mediano pla- tura regional favorable, dado el re- norteamericana en Latino América, zo era la constitución de un bloque tor no de Ge tu lio Var gas a la mien tras Ar gen ti na in ten ta ba una de poder suramericano, previa con- Presidencia de Brasil, en octubre de proyección hacia el continente que “Los países de la región no disponen de "economías completas" por lo que la necesidad de arribar a tratados de complementación económica e integración aduaneras era el paso previo indispensable para lograr en forma plena el principio de autodeterminación. Esto suponía asumir una posición absolutamente innovadora para la época ya que implicaba considerar que los estados-nacionales, tal como surgieran luego de la guerra de la independencia no tenían viabilidad a largo plazo” SUDESTADA 17
  18. 18. le asegurara márgenes de autonomía frente al cerco de las potencias. Ese “Argentina intentaba una proyección hacia el escenario de desencuentro no pudo ser al te ra do por Ge tu lio Var gas, continente que le asegurara márgenes de quien rea su mió la pre si den cia de Brasil en 1950, en un contexto de gran debilidad frente a los intereses autonomía frente al cerco de las potencias. de la burguesía brasileña. En esa coyuntura, sobrevino el Ese escenario de desencuentro no pudo ser fracaso del proyecto considerado en el presente artículo. Ese es un dato alterado por Getulio Vargas, quien reasumió inapelable. No obstante, nos interesa destacar su vigencia en lo que res- la presidencia de Brasil en 1950, en un pecta a dos cuestiones de perspecti- va; por una lado, significó el intento de gestación para el continente de contexto de gran debilidad frente a los un modelo de desarrollo capitalista autónomo con altos niveles de justi- intereses de la burguesía brasileña” cia social; y por el otro, y esto se de- ri va de lo an te rior, plan teó la centralidad económica y geopolítica la definitiva emancipación La histo- la bandera de la Patria Grande a la de la salida biocéanica para América ria nos está dando una nueva opor- victoria. del Sur. La explicación del proyecto hay que buscarla en la conferencia tunidad para construirlas. Llevemos María José Viola que diera Perón en el año 53, en la Escuela Nacional de Guerra; en ella, 1 Es importante aclarar que el proyecto del to originario, propuesto durante la vigencia del mo- se advierte una mirada de largo al- delo agroexportador, por Roque Sáenz Peña y el A.B.C impulsado por el primer mandatario argenti- cance que puede iluminar las actua- Barón de Río Branco. Posteriormente, fue retomado les búsquedas en la tarea de forjar no en la década de 1950 se nomina “nuevo A.B.C” por el “Plan Pinedo” en el marco de la crisis econó- un bloque continental de poder. Allí debido a que reconoce como antecedente al proyec- mica mundial que se iniciara en 1929. se señala que el A.B.C. deberá cons- tituirse en “núcleo básico de agluti- na mien to” de la fu tu ra “Con fe de ra ción de Amé ri ca del Sur”. Ex pli ci ta, tam bién, que los países de la región no disponen de “economías completas” por lo que la necesidad de arribar a tratados de complementación económica e inte- gración aduaneras era el paso previo indispensable para lograr en forma plena el principio de autodetermina- ción. Esto suponía asumir una posi- ción absolutamente innovadora para la época ya que implicaba conside- CGT rar que los estados-nacionales, tal como surgieran luego de la guerra de la independencia no tenían viabi- REGIONAL lidad a largo plazo. Hoy asistimos a un presente más ROSARIO que auspicioso para la integración y 18 SUDESTADA
  19. 19. HISTORICAS RELATOS DEL CElOMPAÑERO visto desde la ERRANTE I- río de la Plata Plaza Zabala Un peronista recorre la América Morena. Descu- briéndola para, seguramente, algún día, junto a los in- con ta bles lu cha do res de to dos los rin co nes de la Patria Grande, al unísono, descolonizarla. Ese compa- ñero es Mariano Cabral, fundador junto a otros de es- ta revista. Sin él SUDESTADA no sólo no sería lo que es sino que no existiría. Él la hizo posible material y espi- ritualmente; la prestigió con su capacidad de observa- ción. La coloreó con su prosa precisa, cargada de profundidad teórica y acidez vibrante, en la mejor tra- dición criolla, vital y actualizada, polémica y audaz, contundentemente sólida. Cada tanto, bastante segui- do, felizmente, se acuerda de nosotros, como de sus La manzana oblicua es la de la Plaza Zabala. amigos y familiares, y envía, desde donde esté, pasti- llas descriptivas, noticias asombrosas, impresiones L a Plaza Zabala, de Montevideo, es una pequeña per so na les su ma men te pers pi ca ces, que pin tan en plaza cuadrangular en el actual centro geográ- nuestra memoria una América desconocida o apenas fico de la Ciudad Vieja. Originalmente, aquí intuida. Según él dice, en este caso “salió historicista estaba el fuerte que cerraba los muros de la ciudad, la cosa”. Aquí va, entonces, un primer relato desde la que era, en tiempos de su fundación (1724-1730), una otra banda del Río Uruguay, la oriental. pe que ña al dea po bla da por fa mi lias de es pa ño les SUDESTADA 19
  20. 20. tio que hoy ocupa la Plaza Independencia, donde se conserva aún el frente del portón que se veía desde el interior de la ciudad. El viejo fuerte pasó a ser la casa del Gobernador. Para fines del siglo XVIII, ésta era una pequeña pe- ro muy importante ciudad dentro del sistema español. Su bahía es el mejor puerto natural del Río de la Plata, y está dominada por un cerro donde se colocó otra for- taleza (cerro que, según la tradición, es el que le da el nombre a la ciudad, ya que el vigía del primer barco es pa ñol que sur có es tas aguas gri tó al na ve gan te: “Monte video” –veo un monte–, y así quedó anotado en la carta que se relevó entonces). La banda norte del río es la de mejor navegación, ya que la costa es rocosa y va más a pique que la llana y barrosa banda sur. De ser el punto para la mejor defensa, Montevideo pasó a ser pronto un gran puerto competidor con el de Buenos Aires. Pudo haber sido, en tiempos de la Independencia, la fuerza que equilibrara el inmenso poder porteño, dándoles un puerto alternativo a las exportaciones del litoral ribereño argentino (como de hecho en muchas ocasiones lo fue), pero el final de la historia fue distin- to: Uruguay obtuvo su “independencia” y la inagotable Vista aérea de la Plaza Independencia. guerra civil del otro lado del río liquidó toda posibili- dad de reunificación de las viejas “Provincias Unidas oriundos de las Islas Canarias, traídos desde Buenos de Sud América”, de las que quería –y no lo dejaban– Aires. Pero, sobre todo, Montevideo era la nueva forta- formar parte Artigas. leza inexpugnable en el Río de la Plata, que garantiza- Para entender un poco mejor lo que pasó en estas ría el definitivo domino español en la zona. Tarde se tierras platinas, hay que tomar en cuenta los siguientes acordó España de hacerse fuerte en el Plata, y lo paga- datos sobre la etapa colonial: ría caro. La ciudad creció mucho en sus primeros años y sus Estuario del Plata (izq.). viejas murallas se vieron absorbidas por la expansión Muralla de Colonia del Sacramento (abajo). urbana. Entonces, se trasladaron fuerte y murallas al si- 20 SUDESTADA
  21. 21. La costa atlántica de la América del Sur fue la más tardía y lentamente ocupada y poblada de las regiones americanas por los españoles. Esta costa fue, funda- mentalmente, portuguesa. Pero el dominio de Brasil llegaba hasta las inmediaciones de San Pablo. Y, si bien había una constante presión sobre la frontera sur, la expansión natural de aquellos establecimientos fue hacia el interior del continente, por el gigantesco Ma- cizo de Brasilia, contracara atlántica de la Cordillera de los Andes. Los españoles estaban en los Andes, que es decir en el Pacífico, y sólo un grupo de aventureros estaban probando la posibilidad de poblar un punto en medio del continente: Asunción. Eran los futuros “paragua- yos”. La Plaza Zabala. Volviendo a la costa atlántica (que ya hemos divi- dido en dos: la parte ocupada por Portugal –Brasil– y la que no), si tomamos el segmento sur, notaremos que Además, al contrabando de las riquezas del Perú, más o menos a la mitad tiene un notable accidente para mediados del siglo XVII ya se debe empezar a su- geográfico, que es el estuario del Río de la Plata. Boca mar el renglón de los cueros (productos del país) que de entrada al Río Paraná, que, a su vez, es el acceso a comienza su notable expansión de 200 años. Asunción y el camino “por retaguardia” (vía Santa Fe Es pa ña in ten tó cons tan te men te des pla zar a los - Córdoba) para acceder al espacio central del dominio “usurpadores” y la plaza de Colonia cambió repetidas español, el Perú (Alto y Bajo). veces de mano. Finalmente, se decide establecer un Tenemos como resultado que estos dominios espa- nuevo punto fuerte en el río: la ciudad de Montevideo, ñoles tienen un punto débil, que es un inmenso sistema que, además, sería apostadero naval de la Armada Real fluvial que, teniendo sus fuentes en las estribaciones para el Atlántico Sur. Colonia sería definitivamente es- andinas y brasilianas, desemboca en las costas de un pañola y, en compensación, los portugueses se verían océano sobre el que no se tiene ningún control: el liberados para ocupar la porción oriental del territorio Atlántico Sur. Espacio de dominio exclusivo de Portu- que hoy conforma el Estado de Río Grande del Sur. La gal, que controlaba ambas márgenes (Brasil y África), de la mitad occidental de este Estado brasileño es otra y, más tarde, de los holandeses e ingleses, que apare- historia, a la que ya me referiré algún día. cerán como los principales competidores. Lo que digo del “apostadero naval”, es interesante De aquí la importancia de las poblaciones asenta- porque eso quiere decir que, hasta 1810, las Malvinas das sobre el Río de la Plata, que son tres: ¡ERAN URUGUAYAS!!!!! Ja. Bueno. No se me pon- gan nerviosos los ultranacionalistas, yo también creo Buenos Aires (1580) que son argentinas. Y en 1810, ni Uruguay ni Argenti- Colonia del Sacramento (1680) na existían. Era una broma. Montevideo (1730 –En realidad la ciudad de Mon- Para terminar. Esta es parte de la historia de este tevideo no tiene feche de fundación: el lugar se empe- puerto. Otro capítulo lo tienen en la zoncera “La Troya zó a poblar en 1724, pero podemos tomar el año de americana” del Manual de zonceras argentinas de Ar- 1730, que es cuando se creó el Cabildo local). turo Jauretche. Y el capítulo final (que corresponde a la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo La presencia insoslayable del contrabando luso-ho- XX) se lo pueden imaginar porque es como el del landés en la ciudad de Buenos Aires durante sus pri- puerto de Buenos Aires y de todos los puertos ameri- meros cien años de vida alienta en los portugueses una canos que servían de puntos de salida de productos cu- audacia cada vez mayor. Así, fundan el hermoso po- ya demanda fue estable, por lo menos, hasta la década blado de Colonia, que podrá funcionar como “puerto del ‘30. franco”, fuera de las restricciones legales del monopo- Bueno, no los quiero cansar, pero hoy me salió así, lio español, acelerando, así, la penetración económica “historicista” la cosa. en el territorio. Mariano Cabral SUDESTADA 21
  22. 22. Manifiesto del General Felipe Varela a los Pueblos de la República Fue el líder de la últi- ma gran montonera fe- deral, el último de los caudillos que condujo “Con un pequeño a los pueblos del inte- rior a combatir el sis- esfuerzo de los hijos de la te ma eco nó mi co patria todavía salvaremos liberal y de dependen- cia. a América”. Hoy más que nunca es preciso reivindicar el Fragmento de Carta de Felipe Va- nom bre y el idea rio de rela al caudillo federal salteño este general de pueblo tan Aniceto Latorre. cruelmente perseguido por los per so ne ros Iniciamos con la trascripción del del im pe ria lis mo, manifiesto de Varela, la primera de denigrado por la his- una serie de publicaciones sobre este to ria “ofi cial” y tan caudillo americano nacido en la Pro- si len cia da su lu cha vincia de Catamarca que desplegó, después de su muerte. heroico, grandes luchas populares en Una vasta generación defensa de la Constitución (federal y de argentinos ha pensado y republicana) y de los intereses de los actuado bajo la influencia de pueblos del interior, frente al atrope- fal sas afir ma cio nes his tó ri cas llo porteño centralista, oligárquico, que consideraron al caudillo cata- liberal, antinacional y antiamericano. mar que ño un “mal di to”, “in fa me Va re la mo vi li zó a los pue blos bandolero”, además de otras tantas pa ra de fen der la unión ame ri ca na descalificaciones. Hasta el folclore rescataron su causa y hoy la enarbo- frente a los enemigos internos y ex- oligárquico se encargó de defenes- lan como principal bandera de lucha ternos que la acechaban, levantando trar su figura y desvirtuar su causa, por la liberación. El ideario de la Pa- a su paso a los pueblos en el interior calificándolo como un delincuente tria Gran de con que so ña ron San del país para resistir a la guerra pre- común. Sólo un bandido que “ma- Martín y Bolívar sigue siendo nues- me di ta da por Mi tre y sus alia dos tan do lle ga y se va”, ocul tan do el tro proyecto. ¡Felipe Varela sigue contra los hermanos paraguayos, de contenido político y patriótico de sus la misma manera que se rebeló con- luchando en las nuevas generaciones levantamientos. tra las operaciones por las que Ingla- La óptica colonial desde donde de argentinos que defienden la pa- terra, Francia y España pretendían se condenó a Varela va perdiendo tria! recuperar para Europa el Continente fuerza gracias al esfuerzo intelectual americano. y militante de muchos patriotas que Gustavo Aguirre; Martín Merlo 22 SUDESTADA
  23. 23. HISTORICAS PROCLAMA ¡ARJENTINOS! El hermoso y brillante pabellón que San Martín, Alvear y Urquiza llevaron altivamente en cien combates, haciéndolo tremolar con toda gloria en las tres mas grandes epopeyas que nuestra patria atravesó incólume, ha sido vilmente enlodado por el General Mitre gobernador de Buenos Aires. La más bella y perfecta Carta Constitucional democrática republicana federal, que los valientes entrerrianos dieron á costa de su sangre preciosa, venciendo en Caceros al centralismo odioso de los espurios hijos de la culta Buenos Aires, ha sido violada y mutilada desde el año sesenta y uno hasta hoy, por Mitre y su círculo de esbirros. El Pabellón de Mayo que radiante de gloria flameó victorioso desde los Andes hasta Ayacucho, y que en la desgraciada jornada de Pavón cayó fatalmente en las ineptas y febrinas manos del caudillo Mitre –orgullosa autonomía política del partido rebelde– ha sido cobardemente arrastrado por los fangales de Estero Bellaco, Tuyuti, Curuzú y Curupaití. Nuestra Nación, tan feliz en antecedentes, tan grande en poder, tan rica en porvenir, tan engalanada en glorias, ha sido humillada como una esclava, quedando empeñada en mas de cien millones de fuertes, y comprometido su alto nombre á la vez que sus grandes destinos por el bárbaro capricho de aquel mismo porte- ño, que después de la derrota de Cepeda, lacrimando juró respetarla. COMPATRIOTAS: desde que aquel, usurpó el gobierno de la Nación, el monopolio de los tesoros públicos y la absorción de las rentas provinciales vinieron á ser el patrimonio de los porteños, condenando al provinciano á cederles hasta el pan que reservara para sus hijos. Ser porteño, es ser ciudadano exclusivista; y ser provinciano, es ser mendigo sin patria, sin libertad, sin derechos. Esta es la política del Gobierno Mitre. Tal es el odio que aquellos fratricidas tienen á los provincianos, que muchos de nuestros pueblos han sido desolados, saqueados y guillotinados por los aleves puñales de los degolladores de oficio, Sarmiento, Sandez, Paunero, Campos, Irrazábal y otros varios oficiales dignos de Mitre. Empero, basta de víctimas inmoladas al capricho de mandones sin lei, sin corazón y sin conciencia. Cincuenta mil víctimas hermanas, sacrificadas sin causa justificable, dan testimonio flagrante de la triste o insoportable situación que atravezamos, y que es tiempo ya de contener. ¡VALIENTES ENTRERRIANOS! Vuestros hermanos de causa en las demás provincias, os saludan en marcha al campo de la gloria, donde os esperan. Vues- tro ilustre jefe y compañero de armas el magnánimo Capitán General Urquiza, os acompañará y bajo sus órdenes venceremos todos una vez más á los enemi- gos de la causa nacional. A EL, y á vosotros obliga concluir la grande obra que principiasteis en Caceros, de cuya memorable jornada surgió nuestra redención política, consignada en las páginas de nuestra hermosa Constitución que en aquel campo de honor escribisteis con vuestra sangre. ¡ARJENTINOS TODOS! ¡Llegó el día de mejor porvenir para la Patria! A vosotros cumple ahora el noble esfuerzo de levantar del suelo ensangrentado el Pa- bellón de Belgrano, para enarbolarlo gloriosamente sobre las cabezas de nuestros liberticidas enemigos! COMPATRIOTAS: ¡A LAS ARMAS!... ¡es el grito que se arranca del corazón de todos los buenos arjentinos! ¡ABAJO los infractores de la lei! Abajo los traidores á la Patria! abajo los mercaderes de Cruces en la Uruguayana, á precio de oro, de lágrimas y de sangre Ar- jentina y Oriental! ¡ATRAS los usurpadores de las rentas y derechos de las provincias en beneficio de un pueblo vano, déspota e indolente! SOLDADOS FEDERALES! nuestro programa es la práctica estricta de la Constitución jurada, el órden común, la paz y la amistad con el Paraguay, y la unión con las demás Repúblicas americanas. ¡¡Ay de aquel que infrinja este programa!! ¡COMPATRIOTAS NACIONALISTAS! el campo de la lid nos mostrará al enemigo; allá os invita á recoger los laureles del triunfo o la muerte, vuestro jefe y amigo. Campamento en marcha, Diciembre 6 de 1866. SUDESTADA 23

×