DESAFÍOS Y PERSPECTIVAS DE LA UNIVERSIDAD LATINOAMERICANA DEL NUEVO MILENIO<br />"La educación es el vestido de gala para ...
Mi primer ensayo en maestría
Mi primer ensayo en maestría
Mi primer ensayo en maestría
Mi primer ensayo en maestría
Mi primer ensayo en maestría
Mi primer ensayo en maestría
Mi primer ensayo en maestría
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Mi primer ensayo en maestría

1,099

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,099
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mi primer ensayo en maestría

  1. 1. DESAFÍOS Y PERSPECTIVAS DE LA UNIVERSIDAD LATINOAMERICANA DEL NUEVO MILENIO<br />"La educación es el vestido de gala para asistir a la fiesta de la vida" (Educac, s.f., ¶3) <br />Estas palabras célebres de Miguel Rojas Sánchez señalan el papel que juega la educación en el diario vivir. Educación, que como es lógico, el individuo la recibe en el aula inmensa de la sociedad, donde los centros educativos, como parte de este engranaje, tienen su protagonismo; sin excluir de este quehacer, el trabajo que realiza la Universidad. ¿Estará la Universidad preparada para desempeñar su labor asignada en esta fiesta que encara el nuevo milenio? ¿Estará la Universidad consciente de los desafíos que enfrenta en este momento de la historia?<br />Ahora bien, haciendo alusión a estos desafíos. El crecimiento explosivo del conocimiento genera desarrollo pero a la vez produce múltiples consecuencias. Así lo apunta Weinberg (1999, 71) cuando dice: “Debemos vincular la revolución científica y tecnológica con nuevas especializaciones, con nuevos métodos para su enseñanza, con nuevas relaciones entre profesores e investigadores y entre teoría y práctica”. Situación que en países subdesarrollos es muy difícil controlar y dirigir hacia puntos productivos. Mas, se debe lograr para no quedarse en el obsoletismo, pues bien conocido es lo dicho por Filmus (1994, ¶20): “El conocimiento es el factor principal de la competitividad”.<br />En referencia a otro de los desafíos, el crecimiento explosivo de la matrícula viene a generar una desproporcionada demanda en todos los niveles educativos. Convirtiéndose para la Universidad en un pesado dolor de cabeza. El claustro pleno entonces, tiene que evitar la discriminación por lado, y por otro, obtener los recursos necesarios para dar la cobertura justa a tales exigencias; sin mencionar la calidad educativa, que va en estrecha relación con esta demanda. Mas esta calidad, es y debe ser, la mira de todos los centros educativos, para el logro de sus objetivos y metas. Así lo asevera Cisneros (2009, ¶3): <br />Una universidad no es una fábrica de diplomas. Ni siquiera un laboratorio de ilusiones. Es una institución que tiene como arma el conocimiento y experimenta las distintas maneras con que sus utilidades pueden servir para cristalizar todo proyecto... La universidad es la casa donde aprendemos a averiguar, analizar, ensayar y discutir, cuantas soluciones se ofrecen como fruto del estudio. <br />La Universidad de hoy enfrenta además, uno de los difíciles retos que es adaptarse al espíritu del Posmodernismo, tendencia que pretende una “renovación radical en las formas tradicionales de pensamiento y sociedad”. (Art spain, s.f, ¶1) <br />Tomando en cuenta lo susodicho, en esta ocasión no se pretende analizar esta temática de una manera exhaustiva, pero sí se dará los lineamientos necesarios para tener una idea global sobre el tópico en referencia.<br />El Posmodernismo es un movimiento  heterogéneo, con matices diversos,   aunque con constantes significativas que trataremos de identificar. Entre las mismas se encuentra una evaluación pesimista y escéptica respecto   de las revoluciones y  experiencias colectivas  de transformación social que recorrieron el siglo XX… El Posmodernismo busca su identidad asumiéndose y mostrándose      como crítica radical   del Modernismo que se basa en los ideales de la razón y  el progreso… Para el Posmodernismo no hay historia y no habrá tampoco revolución… No se burla del pasado pero lo da por caduco…Hablará de muerte del individuo creador y  trabajará desde una lógica de reciclaje de  lo ya han producido otros…Para el Posmodernismo, las cosas se relacionan a través de lo que tienen de diferente  y no de lo que tienen de común… No hay verdad detrás de la apariencia…El posmoderno nunca se opone explícitamente  a nada. En otras palabras la crítica y  el análisis cognoscitivo es reemplazado por la adaptación y la tolerancia…Para la epistemología posmoderna el sujeto no puede conocer la realidad, la  construye…La sociedad posmoderna  se presenta a sí misma como tolerante, flexible, fluida, no normativa, donde hace posible un máximo de elecciones y un mínimo de coerciones…En este sujeto no tiene sentido el compromiso, es radicalmente descentrado…En su lucha contra la unidad y la noción de identidad en la diversidad, el Posmodernismo  ayuda a producir un   sujeto impotente, aterrorizado y muchas veces autodestructivo. Fabris (2008, ¶4-12)<br />Ante tal panorama y sin olvidar la crisis de la sociedad que Weinberg (1999,71) engloba en “graves asimetrías entre las clases sociales, serias alteraciones en el medio ambiente y el vaciado de valores” en todos los ámbitos de la sociedad. La Universidad en tales circunstancias sin perspectivas de cambio se tambaleará y en poco tiempo se divorciará del propósito por lo cual fue constituida, sino es que está ya en esa situación.<br />Se pretende entonces, eliminar políticas, currículos y paradigmas que no se adecuen al rescate de la Universidad y de la adaptación de la misma a los tiempos en que se está viviendo, para ello, la Magna Institución tiene que encontrar soluciones a estos desafíos y poner en marcha planes en función de mejorar la educación que por ella es impartida, es evidente que tiene que apostar a la generación de conocimiento. Tal como lo dijera Weinberg (1999, 74) muy acertadamente: “Cabe recordar que los objetivos de la investigación científica son generar, aplicar y difundir conocimientos…el conocimiento (es decir los recursos humanos altamente calificados) constituyen el insumo fundamental para el desarrollo”. Manteniendo e incentivando la producción de dichos insumos puede la Universidad, hacerle frente a cualquier incertidumbre como lo hizo en el pasado.<br />Hecha la observación anterior, se proseguirá estableciendo las perspectivas de cambio necesarias para favorecer la educación superior. En tales circunstancias, la Universidad de hoy, según Weinberg, (1999, 74), <br />Debe dotar a las nuevas generaciones de instrumentos modernos y actualizados, de pensamiento, de expresión y de acción, pero para lograrlo es preciso que integre la cultura heredada, la reelabore críticamente y la fusione con los métodos y saberes más recientes. <br />Asimismo, la Universidad en este proceso de desarrollo tiene que considerar no “desasirse de la realidad” (Weinberg, 1999, 75) y plantear sus proyectos tomando en cuenta la voz de la sociedad que le da el sentido de ser.<br />Además como un dato importante la Universidad o el Estado debe impedir la fuga de “materia gris” como fenómeno suscitado en el pasado que nos deja sin recurso humano calificado para el desarrollo que tanto se anhela en toda Latinoamérica. Sin olvidar cuestiones fundamentales como lo esbozado por la UNESCO (1998):<br />Contribuir a preservar, fomentar y difundir las culturas nacionales, regionales e internacionales en un contexto de pluralismo y diversidad cultural. Contribuir también a proteger y consolidar los valores de la sociedad, velando por inculcar en los jóvenes los valores en que reposa la ciudadanía democrática y proporcionando perspectivas críticas y objetivas a fin de propiciar el debate sobre las opciones estratégicas y el fortalecimiento de enfoques humanistas. <br />En conclusión, sin perspectivas de cambio o propuestas bien intencionadas, la crisis se agudizará y los centros universitarios vendrán a ser lugares de entretenimiento para el joven posmoderno. No olvidemos las palabras de un mártir hondureño que dijo: “La educación es el alma de los pueblos” (CADTM, 2010, ¶1) Adelante con los cambios para enfrentar esta incertidumbre con éxito.<br />Bibliografía<br />Art spain (s.f.)Características del Posmodernismo.[En línea].Consultado:[26,agosto,2010]Disponible en: http://www.artespain.com/vanguardias/caracteristicas-del-postmodernismo <br />CADMT (2010) Honduras. Este país nunca será lo mismo.[En línea].Consultado:[27,agosto,2010] Disponible en: http://www.cadtm.org/Honduras-Este-pais-nunca-mas-sera<br />Cisneros, Luis J. (2009) Universidad, cantidad y calidad. [En línea] Consultado:[31,agosto,2010]Disponible:http://sociologia7.wordpress.com/2010/04/27/universidad-cantidad-y-calidad-por-luis-jaime-cisneros-la-republica-25102009/<br />Congreso Internacional de Didáctica (1999) Volver a pensar la educación (vol. 1) Política, educación y sociedad. (2nd ed.)Madrid. Ediciones Morata.<br />Educac (s. f.)Citas y frases educativas. [En línea]. Consultado:[26,agosto,2010]Disponible en: http://educac.tripod.com/citas.htm<br />Fabris, Fernando (2008) Características del posmodernismo. [En línea]. Consultado:[27,agosto,2010]Disponible en: www.espiraldialectica.com.ar <br />Filmus, Daniel (1994) El Papel de la Educación Frente a los Desafíos de las Transformaciones Científico-Tecnológicas. Tesis de maestría no publicada. Universidad Tecnológica Nacional. Argentina <br />UNESCO (1998) La educación superior del siglo XXI: visión y acción. Ponencia presentada en la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior. Paris, Francia. <br />UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL “FRANCISCO MORAZÁN”<br />CENTRO REGIONAL SAN PEDRO SULA<br />Ensayo “Desafíos y perspectivas de la universidad latinoamericana del nuevo milenio”<br /> <br />Por<br />José Alberto Díaz<br />

×