La prensa en el mundo

  • 1,697 views
Uploaded on

El libro presenta en forma panorámica el estado de la prensa en el ámbito internacional. Es un estudio completo y de carácter orientativo.

El libro presenta en forma panorámica el estado de la prensa en el ámbito internacional. Es un estudio completo y de carácter orientativo.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,697
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
16
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. LA PRENSA EN EL MUNDO Claudia I. García Rubio (dir.)
  • 2. La prensa en el mundo Claudia I. García Rubio (dir.) Luis Raya, Evangelina Chávez Vázquez del Mercado, Nube Álvarez Sagahön, William Turner Mondragón, Lizeth Vázquez Castillo, Aranzazú Rosales Rojas, Ricardo Rubio, Abril Acevedo García, Talía Murillo, Coral Meza Hidalgo Monroy, Leticia Fanghanel Sánchez, Claudia Lozano Bermejo, Gustavo T. Alfaro Ramírez, Fabiola Mendoza Gómez, Mariana Gascón, Adriana Terrazas Prieto, Fernanda Gutiérrez Kobeh, José Almeda Valdés, María Teresa González García, Tania Montalvo, William Dietzel, Sara Eugenia Arellano Lozano, Nallely I. Ortigoza Fernández, Soledad Villa y Villalobos, Francisco Lesso, Pablo León, Emilia X. Martínez Ruiz, Sergio Alejandro García Del Río, Sara Eugenia Arellano Lozano y Wendolin Perla. 3
  • 3. Formación y Diseño Angélica Gutiérrez Vázquez © 2010, Claudia Irene García Rubio Derechos reservados © Fragua San Pablo, 2010. Primera edición: diciembre 2010. ISBN: 978- 607-95000-1-6 Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, electrónico, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito de la editorial. Impreso en México www.fraguasanpablo.com.mx
  • 4. Índice Introducción………………………………………………….………. 9 Primera parte. La prensa en América Latina La prensa mexicana. Claudia I. García Rubio……………….. La prensa brasileña. Luis Raya y Evangelina Chávez Vázquez del Mercado……………………. La prensa argentina. Nube Álvarez Sagahön……………….. La prensa ecuatoriana.Lizeth Vázquez Castillo…………….. La prensa colombiana. Aranzazú Rosales Rojas…………… La prensa peruana. Ricardo Rubio…………………………….. La prensa hondureña. Abril Acevedo García y Talía Murillo…. La prensa cubana. Coral Meza Hidalgo Monroy y Leticia Fanghanel Sánchez ……………………………………. La prensa puertorriqueña. Claudia Lozano Bermejo y Gustavo T. Alfaro Ramírez……………………………………… 123 Segunda parte. La prensa bajo el modelo anglosajón La prensa británica. Claudia I. García Rubio……….…..... La prensa estadounidense. Claudia I. García Rubio…….. La prensa canadiense. Fabiola Mendoza Gómez………… 131 145 167 Tercera parte. La prensa en Europa La prensa alemana. Mariana Gascón……………………….. La prensa italiana. Adriana Terrazas Prieto………………. La prensa española. Fernanda Gutiérrez Kobeh…………. La prensa sueca. José Almeda Valdés……………………… La prensa en Ciudad del Vaticano. María Teresa González García……………………………….. La prensa rusa. Tania Montalvo y William Dietze……….. La prensa turca. Sara Eugenia Arellano Lozano………... 19 47 63 71 81 91 99 109 187 199 209 221 233 243 259 Cuarta parte. La prensa en la región Asia-Pacífico La prensa india. Nallely I. Ortigoza Fernández y Soledad Villa y Villalobos……………………………………. La prensa japonesa. Francisco Lesso y Pablo León……. La prensa china. Emilia X. Martínez Ruiz……………….. 271 283 295 Quinta parte. La prensa africana y de Medio Oriente La prensa subsahariana. Sergio Alejandro García Del Río……………………………. La prensa israelí. Wendolin Perla………………………….. 311 333 5
  • 5. Agradecimientos El Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México, nos brindó la oportunidad de trabajar juntos y formar un entrañable equipo durante los seminarios de Prensa Comparada en otoño 2006 y primavera y otoño 2009. Talia Murillo e Ivonne González Martínez colaboraron en la lectura del manuscrito y apoyaron en reunir material. Lupita Rubio Covarrubias apoyó la elaboración final del libro. Agradecemos a nuestros padres, esposos, familiares y amigos que nos brindaron su apoyo y cariño para concluir este trabajo. Finalmente, este libro no habría sido posible sin el apoyo y la confianza de Denis Renaudin y de Fragua San Pablo. Los autores 7
  • 6. Introducción La prensa es el medio más antiguo de todos. Fue el primero en abrir la puerta a una serie de luchas a favor de la libertad de expresión y de imprenta, el primero en suscitar el interés de los hombres políticos para propagar mensajes a gran escala. También fue el primer medio en convertirse en una industria y ser visto como un negocio, al responder a la necesidad humana de mantenerse informado. A más de cinco siglos de Gutenberg, hoy en día la prensa se ha desarrollado más o menos en todos los países del mundo siguiendo tendencias comunes y al mismo tiempo distinguiéndose a partir de las particularidades de cada Estado. Si bien hoy en día, el papel de la prensa puede ser matizado por otros medios, es posible destacar que más o menos en todas partes, la prensa sigue siendo el medio que lleva la batuta en investigación periodística, profundidad y pluralidad. Este libro se interesa en ofrecer un panorama general de la prensa en veintisiete países de las Américas, Europa, África y Asia. Sin embargo, elegir un criterio de estudio o un marco teórico de referencia para estudiar la prensa en el mundo no ha sido sencillo. La primera tentativa ampliamente conocida por explicar la prensa en los diferentes países del mundo fue la de tres universitarios de la Universidad de Illinois, Siebert, Peterson y Schramm, quienes en 1956, propusieron una clasificación de la prensa estrechamente ligada al régimen político según cuatro modelos, teorías o regímenes: la teoría autoritaria, la teoría libertaria, la teoría de la responsabilidad social, y la teoría soviética. En plena guerra fría, ellos afirmaban que la prensa cobraba la forma y la coloración de las estructuras sociales y políticas dentro de las cuales opera y buscaban explicar la interacción entre prensa y sociedad, incluyendo sistema político. Si bien durante varios decenios esta obra resultó fundamental para el estudio de la libertad de prensa en Estados Unidos, en la misma Universidad de Illinois, un grupo de universitarios encabezados por John Nerone 9
  • 7. propuso en 1995 una revisión de las cuatro teorías, ya en un nuevo panorama internacional fuertemente rebasado. Otras críticas se centraron en señalar la falta de rigor metodológico y en la mezcla de descripciones reales y visualización futurista de la prensa. Por su parte, en 1992, Jacques Barrat, en su Géographie économique des médias evocó la existencia de una geografía económica de los medios calcada de la geografía del subdesarrollo. Observó las disparidades en los países del Sur, constatando que son mucho más importantes que las del Norte. A ese respecto, Barrat distingue cuatro situaciones existentes entre los países del Sur. La primera toca a los países recientemente industrializados, es decir la situación de los países más modernos y los más occidentalizados, en donde los medios tienen un crecimiento económico y conservan al mismo tiempo tradiciones culturales en materia de prensa escrita. La segunda situación corresponde a los países menos avanzados, subdesarrollados, menos modernos, en donde la mediocridad de los medios refleja la pobreza económica; países como los africanos están comprendidos en este rubro, en donde la radio es el principal medio. La tercera situación hace referencia a los países en vías de desarrollo, es decir países en un estado intermedio entre las dos situaciones anteriores y en donde la diferencia entre crecimiento económico y crecimiento de medios es muy marcada; en este rubro se encuentran países petroleros musulmanes de gran crecimiento y en donde los medios no han ayudado en nada al desarrollo. Por último, se hallan los países que se reclaman como socialistas, en donde los medios de Estado están acorde a su economía y régimen político. Pero si ambas propuestas tuvieron un impacto significativo en el estudio de los medios en el mundo, ciertamente éstas no ofrecen hoy una metodología útil, ni esclarecen suficientemente las particularidades de la prensa en el mundo. Es así que podemos decir que al estudiar los medios, es posible constatar que si bien las técnicas utilizadas por los medios son más o menos las mismas en todo el mundo, existen diferencias históricas, culturales, económicas y políticas para cada país. Estas 10
  • 8. diferencias se traducen en un desigual desarrollo económico de las naciones, en la diversidad de sus regímenes políticos y los caracteres específicos de cada sociedad (consumo de medios, hábitos y prácticas de lectura y de escucha, así como otros factores culturales y psicológicos). Al final, todas las combinaciones posibles conducen a disparidades flagrantes. La prensa se encuentra a la vez inmersa en las particularidades de cada país, resultado de las complejas relaciones entre la prensa y la sociedad, el gobierno, más ampliamente el Estado, proveedores y anunciantes. Es decir, la tradición periodística, el nivel de instrucción en cada país, los hábitos de lectura y de consumo de periódicos y de los otros medios, el poder adquisitivo de la población, las facilidades aportadas para el consumo de la prensa, los servicios postales, las posibles ayudas estatales brindadas para soportar a la prensa, la calidad del ejercicio periodístico, la formación de los periodistas y la imagen que la sociedad tiene de ellos, del marco jurídico, la propiedad de las empresas periodísticas así como de las agencias de información, de los insumos necesarios para la producción de diarios, el respeto que se ha ganado la prensa, la fuerza de los poderes fácticos y otros grupos violentos marcan las particularidades de la prensa de cada Estado. Frente a la dificultad de contar con un marco teórico y una metodología de estudio, para este libro hemos tomado en consideración un conjunto de elementos periodísticos, sociales, políticos, jurídicos e históricos que nos han permitido establecer un primer esbozo de la prensa de cada Estado. Uno de los criterios para abordar el estudio de la prensa en los diferentes países se halló en el reconocimiento de dos versiones de la libertad de prensa. Por un lado, están los países que estiman que la libertad de prensa no requiere una reglamentación específica, sino que debe regirse según el derecho consuetudinario, como los países de tradición anglosajona. Por el otro, los países que consideran que si la libertad de expresión no es reglamentada caería rápidamente en el uso de los poderosos y el ciudadano común sería presa fácil de los mismos; es el caso de la mayoría de las naciones 11
  • 9. europeas, en donde se ha considerado que la prensa requiere de una atención especial. Al estar escribiendo el libro, observamos algunas características de la prensa. Una de ellas, aplicable a los países de economía liberal, es la tendencia más o menos acentuada hacia la concentración nacional. Tanto en Estados Unidos, como en Canadá, pasando por Alemania, México, Brasil, es posible observar el predominio de empresas nacionales que tienen una posición dominante en el sector periodístico. Dicho de otro modo, si bien, en las primeras etapas de la prensa, las empresas periodísticas alguna vez fueron dirigidas por los mismos periodistas, el día de hoy los diarios se encuentran bajo la propiedad de grupos periodísticos y/o mediáticos, algunos de ellos de alcance mundial. De este modo, en Canadá domina Sun Media de Quebecor Inc.; en Estados Unidos, Singleton, la Tribune Company y The New York Times; en México, la Organización Editorial Mexicana (OEM); en Chile, El Mercurio y Copesa; en España, Grupo Prisa. En Alemania domina Bertelsmann y en Gran Bretaña, News Corp. La prensa también ha incursionado en su internacionalización. El magnate Rupert Murdoch, dueño de News Corp., es uno de los grandes propietarios de la prensa en el mundo, con más de veinte periódicos en Australasia, seis en el Reino Unido y dos en Estados Unidos. El grupo español Planeta controla estaciones de televisión en España, así como los periódicos La Razón y Aviu y, en Colombia, el diario más vendido, El Tiempo, mediante la filial Casa Editorial El Tiempo. El grupo español Prisa, a partir de 2005, ha empujado la internacionalización. El grupo está presente en el mercado impreso de Francia (participación de 15.01% de participación en el grupo Le Monde et Partenaires Associés (MPA), es accionista de referencia del grupo Media Capital, que edita varias revistas portuguesas; en México y en Argentina se imprime la edición internacional de El País; en Bolivia edita el diario Extra y La Razón. Otra de las tendencias observadas al escribir este libro es el declive del consumo de la prensa en papel. 12
  • 10. Cabe aclarar que dicha observación sólo resulta válida para los países que disponen de estadísticas confiables del consumo de la prensa. Destacan las cifras de los países europeos y de Estados Unidos. Una tercera tendencia observada para los grandes periódicos en el mundo es la apuesta por la prensa en línea. En la era de la convergencia tecnológica, la prensa ha logrado aprovechar la gran ventana de oportunidad que le ofrece Internet y la digitalización de las señales que hoy en día ha permitido que la información sea ofrecida en numerosos soportes. La prensa escrita ha encontrado un nuevo suspiro gracias a internet, permitiéndole la instantaneidad, la explotación del hipertexto, la infografía, los archivos de gran valor histórico, la interactividad, el video y más recientemente los weblogs… Esta tendencia ha permitido que la prensa ya no sólo se acerque al consumidor clásico sino también busque nuevos lector en el público joven que suele tener otras pautas de consumo. La prensa en el mundo es un libro colectivo resultado del esfuerzo de treinta autores universitarios que trabajamos coordinadamente durante el otoño de 2006 y el año de 2009. Tiene el interés de ofrecer una visión completa de la prensa que se produce en más de veinte países. Para cada capítulo, el lector encontrará primero el estado actual de la prensa, los principales periódicos, el consumo de la prensa y sus tendencias. Luego encontrará el marco jurídico aplicable a la prensa y finalmente la historia de su prensa desde sus inicios hasta su periodo más reciente. El libro está organizado en cinco partes. La primera de ellas está dedicada al estudio de la prensa latinoamericana que representó para nosotros gran interés, no solamente por pertenecer a la región sino también por sus peculiaridades y rasgos comunes. México y Brasil son los dos países más poblados y cuyos medios son los más grandes y desarrollados de América Latina; siguen siendo la punta de lanza para las referencias mediáticas del resto de la región, no sólo como ejemplo sino también como gran proveedor de la difusión noticiosa hacia el resto de los países latinoamericanos. 13
  • 11. La historia de la prensa en América Latina está íntimamente ligada a la historia de la región misma. En países como México, Colombia y Venezuela, la hegemonía de la iglesia católica se impuso y las primeras publicaciones estuvieron sujetas a la vigilancia del poder político y eclesial. Durante los procesos de independencia, la prensa de diversos países latinoamericanos fue utilizada para difundir las ideas independentistas. Es por ello que la tradición de una prensa cercana a poderes políticos es hasta el día de hoy visto con normalidad. La prensa que logró sobrevivir a los episodios de independencia sirvió para edificar diversos proyectos de nación. Al dejar de lado la intervención de la iglesia, la prensa se tornó hacia las publicaciones políticas; los tradicionales partidos políticos eran los que fundaban periódicos en donde evidentemente se defendían sus posturas ideológicas. Fue el caso de El Mercurio de Chile, El Espectador de Colombia o El Universal de México. Estos periódicos defendían y en algunos casos lo siguen haciendo, las posturas de un partido político o del gobierno en turno. Por esta razón, El Mercurio se convirtió en un aliado más del gobierno dictador Augusto Pinochet, El Universal una herramienta propagandística del PRI y El Tiempo fue el principal aliando de los gobiernos liberales; durante casi todo el siglo XX no tuvo cabida una verdadera prensa independiente. Pero sería hasta inicios del siglo XX que la influencia del modelo liberal de la prensa marcaría un cambio profundo en las estructuras de comunicación de la sociedad latinoamericana. El caso mexicano no fue ajeno al proceso de los demás países de América del Sur, ya que a pesar de tener una prensa con cierta tradición al momento de la independencia, durante todo el siglo XIX sufrió varios descalabros por la incertidumbre del modelo que se adoptaría en el gobierno. El modelo liberal es incluso adoptado más tarde debido a la Revolución Mexicana. Las dictaduras en América del Sur significaron un drástico cambio en la concepción de la labor periodística de las publicaciones de cada país. Las juntas militares y las condiciones restrictivas de las dictaduras 14
  • 12. marcaron a países como Brasil, Chile, Venezuela y Argentina. Si ciertamente podíamos ya hablar de un cierto pluralismo en la prensa escrita debido al auge provocado por la penny press, todo este esquema se vino abajo con la llegada de los militares al poder. Sin embargo, conscientes del potencial de los medios, se crearon diversos marcos regulatorios, aunque más bien limitativos de la acción del periodista, regularmente otorgándole al gobierno un control absoluto del manejo de la información. La prensa mexicana es revisada por Claudia I. García Rubio, la prensa brasileña por Luis Raya y Evangelina Chávez Vázquez del Mer, la prensa argentina es estudiada por Nube Álvarez Sagahön, la prensa chilena por William Turner Mondragón. Lizeth Vázquez Castillo dibuja la prensa ecuatoriana, mientras que la prensa colombiana es retratada por Aranzaú Rosales Rojas y la prensa peruana por Ricardo Rubio. En un contexto de fuerte inestabilidad política, Abril Acevedo y Talía Murillo describen la prensa hondureña. Por su parte, la prensa de dos islas es también estudiada, destacando el caso de la emblemática prensa cubana, escrito por Coral Meza Hidalgo Monroy y Leticia Fanghanel Sánchez, así como la singular prensa puertorriqueña, territorio bajo la tutela de Estados Unidos, revisado por Claudia Lozano y Gustavo Alfaro. La segunda parte del libro estudia la prensa anglosajona, que continúa siendo un modelo de referencia. Tanto la prensa británica como la estadounidense han ejercido gran influencia sobre el quehacer periodístico: la aspiración a la libertad de expresión, así como modelo comercial e industrial en el mundo. La prensa británica y la estadounidense son retratadas por Claudia I. García Rubio. Para la prensa canadiense, Fabiola Mendoza ofrece un panorama completo de la prensa que busca su sello de autenticidad frente a la poderosa industria estadounidense. La tercera parte del libro centra su atención en la cuna de la prensa: Europa. Con cierta homogeneidad, la prensa europea es la más antigua y aquella que hoy en día tiene grandes similitudes, dentro de su propia diversidad. Fue en Europa donde Gutenberg perfeccionó 15
  • 13. la imprenta, se marcó la pauta de proyección universal de la civilización, se publicó el primer impreso (Nurenberg Zeitung), se vivió el proceso de conformación del “cuarto poder” con sus respectivas variantes e incluso la prensa sueca fue la primera en garantizar la libertad de expresión. La prensa alemana es presentada por Mariana Gascón, la prensa italiana por Adriana Terrazas Prieto, la prensa española estuvo a cargo de Fernanda Gutiérrez Kobeh, la prensa sueca es estudiada por José Almeda Valdés. De gran originalidad, la prensa en Ciudad del Vaticano es presentada por María Teresa González García, mientras que la prensa rusa es retratada por Tania Montalvo y William Dietzel. Por último, la prensa de Turquía, país euroasiático, es presentada por Sara Arellano. La cuarta parte del libro está dedicada a la prensa de la región Asia-Pacífico, ahí donde los paisajes mediáticos son contrastantes en razón de diferencias económicas, políticas y culturales que afectan directamente a la prensa. La prensa india es estudiada por Nallely I. Ortigoza Fernández y Soledad Villa y Villalobos, la prensa japonesa por Francisco Lesso y Pablo León, y la prensa china por Emilia X. Martínez Ruiz. Por último, el libro centra su atención en África y Medio Oriente. La prensa de los países de África subsahariana es retratada por Sergio Alejandro García Del Río y la prensa israelí por Wendolin Perla. Claudia I. García Rubio Septiembre 2009 16
  • 14. La prensa latinoamericana 17
  • 15. La prensa mexicana Claudia I. García Rubio Con una población de más de 107 millones de habitantes, México, junto con Brasil, ocupa un lugar central en la producción de medios, especialmente de entretenimiento en razón de Televisa. El estado de los medios se encuentra a la imagen de los claroscuros del país. Existe un alto consumo televisivo que contrasta con la poca lectura de periódicos en general, del mismo modo que existe una fuerte concentración de medios, especialmente de radio y televisión, y numerosos periódicos que se desarrollan a lo largo del país y luchan por seguir subsistiendo. Siguiendo las reglas de la economía liberal, aunque a menudo también según decisiones políticas, la prensa mexicana produce numerosos títulos y se encuentra bien desarrollada en la ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y, así como en las capitales de los estados. La centralización de los medios de comunicación es en efecto una copia fiel de la centralización de la estructura política y económica del país. Tanto las compañías periodísticas como las cadenas de radiodifusión, las grandes agencias de publicidad, las agencias de noticias nacionales e internacionales, se concentran y desarrollan especialmente en la ciudad de México. El auténtico florecimiento de la prensa mexicana se ha visto mermado por razones políticas, económicas y sociales. La escasez de lectores, los todavía mediocres niveles de instrucción, el débil poder adquisitivo de la sociedad, las limitantes e ingerencia del poder político, la concentración económica y del mercado publicitario, el deficiente servicio postal, el obsoleto e inoperante marco jurídico de la prensa, así como la competencia de la información con la radio y la televisión y, más recientemente, el crimen organizado son algunos de los factores que han a la vez condicionado y restringido a la prensa. 19
  • 16. Los periódicos mexicanos En México se distinguen los periódicos llamados nacionales y los locales. Si bien no hay diarios auténticamente nacionales, ya que no cubren efectivamente todos los rincones del país, algunos de los diarios editados en la ciudad de México tienen esa aspiración y envían parte de su tiraje a las principales ciudades del país. El Universal, La Jornada, Reforma y Milenio diario son algunos de los cotidianos mejor representados en la provincia y de mayor influencia. El Financiero y Milenio diario envían alrededor de 55% de su tiraje a provincia, mientras que El Universal, El Economista y Excélsior apenas distribuyen alrededor del 10% de su tiraje. En provincia, las capitales de los estados son en general sede de las empresas informativas. Algunos periódicos han logrado ofrecer diarios para las ciudades más importantes, así como otros productos periodísticos. A título de ejemplo, Zócalo de Coahuila tiene ediciones en Piedras Negras, Saltillo, Ciudad Acuña y Monclova; por su parte, El Debate de Sinaloa tiene una expansión local considerable al diversificar sus productos, inclusive de nota roja. En provincia, también han proliferado ediciones locales de los grandes diarios capitalinos. El espectro de publicaciones diarias es extenso. Tan sólo en la ciudad de México se editan alrededor de 20 periódicos, todos nacidos después de 1916 y especialmente después de 1976, fecha emblemática para la prensa mexicana. Sin embargo, esta alentadora cantidad de títulos contrasta con el débil consumo de diarios de calidad, situación que se explica por varias razones. Para empezar, los mexicanos leen poco. De acuerdo con cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor y de otros estudios, sólo 2 por ciento de los mexicanos tiene el hábito de la lectura y más de la quinta parte de los mexicanos no posee ningún libro; en realidad, alrededor de la mitad de los mexicanos en edad profesional no posee libros en casa. Según el INEGI y el CONAPO, en México se leen de 1.5 a tres libros por año, por persona, aunque algunos estudiosos estiman que se lee medio libro a un libro por año, por persona. La 20
  • 17. escolaridad promedio nacional es de apenas ocho años de estudio, es decir de segundo de secundaria. En general, existe una clara correlación entre calidad y precio de las publicaciones. Los diarios de calidad cuestan al menos diez pesos, mientras que los diarios populares, que privilegian la información escabrosa, tétrica y un lenguaje vulgar, cuestan cinco pesos. Siguiendo esta lógica, los diarios progresivamente se han encarecido. Si bien en 1997, los diarios en su mayoría todavía costaban 4 pesos y el salario mínimo era de alrededor de 26 pesos, lo cual adquirir un diario representaba el 15.38% del ingreso diario, en 2009 los diarios cuestan al menos 10 pesos y el salario mínimo es de alrededor de 50 pesos; la compra de un diario de calidad en kiosco representa 20% de su ingreso diario. 1 Dicho de otro modo, el periódico no solamente denota la clase social, sino que la población de bajos recursos no tiene acceso a productos de calidad. El tiraje de todos los diarios mezclados de la capital alcanza apenas los 717 mil ejemplares; es decir, un consumo promedio estimado de .0814 ejemplares por habitante. Dicho de otro modo, la penetración de la prensa es de 81 diarios por mil habitantes. Ahora bien, si progresivamente resulta más caro comprar diarios, esta situación no es novedosa. En 1968, según el informe de Unión Católica Latinoamericana de Prensa (UCLAP), en México circulaban sólo 136 diarios por cada mil habitantes. Por su parte, Trejo Delarbre estimó que en 1997, en la ciudad de México, con una población aproximada en aquel entonces de 15 millones de habitantes, circulaban 450 mil ejemplares diarios. Pero el tiraje todavía podría llegar a enmascarar el verdadero consumo de la prensa. El tiraje no es sinónimo de consumo. En México, como se abordará más adelante, la prensa está financiada por la publicidad y por escasos lectores. Ante esta situación, los diarios solían -y todavía lo hacen- inflar artificialmente sus tirajes en aras de persuadir a los anunciantes de impactar a un gran mercado. De ahí que el tiraje no Según el INEGI, las familias en México destinan 1.5 por ciento de sus gastos totales a libros, revistas y periódicos. 1 21
  • 18. arroja mas que datos relativos al consumo real de la prensa. En un estudio realizado por Trejo, en 1989, La Jornada declaraba 75 000 ejemplares, mientras que el tiraje “verdadero” era de 40 mil. De ser cierta la información del grupo Nexos, los diarios mexicanos venden cifras irrisorias, y eso que no están hablando del número de ejemplares vendidos, ya tomando en cuenta las devoluciones el número es menor. Existen informaciones históricamente muy sospechosas. Según Bohmann, El Imparcial, fundado en 1896 por Rafael Reyes Spíndola, con dinero del secretario de Hacienda José Ives Limantour, “alcanzó un tiraje de hasta 100 mil ejemplares”, una cifra, que de ser cierta, pondría en ridículo a los diarios de circulación nacional que hoy conocemos con mayor éxito, puesto que la población en esos años de dictadura porfirista era sensiblemente más baja y los medios de transportación se limitaban a la diligencia y al ferrocarril en algunos casos. Los lectores mexicanos, del mismo modo que los estadounidenses, no aseguran el mantenimiento de las empresas periodísticas. El sostén de la prensa se encuentra en la publicidad, y los anuncios gubernamentales son un apoyo fundamental. De hecho, un modo alterno de publicidad se halla en las gacetillas o en la publicidad política pagada por el gobierno federal o de los estados y que a menudo se encuentra confundida con las noticias de la redacción. Sin embargo, largos periodos de crisis económica y cambios de gobierno golpean los ingresos de la prensa, del ya reducido mercado publicitario. Frente a este panorama, las empresas periodísticas han llegado a comprometer su independencia editorial por razones económicas. Para la mayoría de las publicaciones centradas en la información aplica la siguiente fórmula: cerca del 80 por ciento de los recursos totales provienen de la venta de espacios publicitarios y el 20 por ciento restante de la venta de ejemplares. Sin embargo, uno de los rubros que rápidamente se ven castigados cuando se constriñen los presupuestos son los destinados a la publicidad, que a su vez golpea a los medios informativos. En suma, si bien hoy hay grupos de prensa suficientemente vigorosos, gran parte de las empresas 22
  • 19. periodísticas han padecido en mayor o menor medida dificultades económicas. Los periódicos son distribuidos en los kioscos por la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos en México que, desde 1923, históricamente han sido acusados de constituir un monopolio -nacido del PRI- y al que se le ha criticado de entorpecer la libertad de circulación de las publicaciones e incluso de ser el último eslabón de la censura de la información periodística. Los diarios que han renunciado utilizar la red de la Unión de Expendedores y Voceadores, como el Reforma desde su nacimiento en 1994, han desarrollado una red de vendedores matutinos en los principales cruces de la ciudad de México. Este modo de distribución ha servido de ejemplo para otros títulos. La distribución en la provincia es garantizada por los gremios voceadores locales y “coyotes”. Entre la capital y el resto del país no existe la coordinación adecuada para la circulación de títulos. De ahí que el modo de distribución a escala nacional es altamente inoperante en razón de su funcionamiento descoordinado. Por ejemplo, un diario que cuesta diez pesos en la ciudad de México puede conseguirse hasta tres veces más caro en provincia y a menudo a destiempo. Fuera de los kioscos o lo que se conoce como locales cerrados, empresas distribuidoras como Citem, la distribuidora de Televisa para sus propios títulos (Intermex) operan ese mercado. La prensa matutina y más sobria también es enviada a domicilio, la cual es entregada por la mañana por empresas de mensajería. Periódicos como El Financiero y El Economista registran mejores ventas por suscripción que por venta por ejemplar en kiosco. Las suscripciones suelen hacerse por tres, seis o doce meses, aunque hay diarios que ofrecen en promoción suscripciones por pequeños periodos. La distribución a domicilio no se ve facilitada por Sepomex, debido a su letargo operacional. Si bien los periódicos que registran las mayores ventas son publicaciones populares de baja calidad, como Tvnotas que tiene una circulación de 565,552, la prensa mexicana diaria y semanal es el medio que representa de mejor modo la diversidad y pluralidad 23
  • 20. existente en la sociedad. De hecho, el espectro de publicaciones, a las que hoy se agregan las publicadas en Internet, es auténticamente extenso y rico en variedad, posturas editoriales y calidad. Como muestra la tabla 1, entre los periódicos más representativos se encuentran los siguientes. El Universal. Fundado en 1916 por Félix F. Palavicini, quien formaba parte del Congreso Constituyente de Querétaro, El Universal marca el inicio de la era moderna del periodismo mexicano, al crear el periodismo informativo por encima del comentario y mercantil como empresa. Fue pues uno de los primeros esfuerzos por intentar establecer un diario a nivel industrial incorporando las innovaciones técnicas de la época. Tanto El Universal como Excélsior (1917) marcaron el nacimiento de la industria periodística de gran tiraje en México. Ambos diarios fueron diseñados de acuerdo con el modelo de los grandes diarios norteamericanos. Se suscribieron a AP y a otros servicios de noticias y publicaron además informaciones internacionales de sus corresponsales en el extranjero. Los periodistas se convirtieron en asalariados y se creó una división de trabajo entre los editores, directores y jefes de información. El Universal, a lo largo de su historia, ha atravesado por distintas etapas y posiciones. Ha apoyado el movimiento de los cristeros (1926), postura opuesta a la admitida por el entonces presidente Plutarco Elías Calles, quien por cierto acusó de insurrecto a Palavicini y ordenó su deportación a Estados Unidos. Pero contrariamente, según Fátima Fernández (en Bohmann, 1986:76), también apoyó al secretario de Gobernación Miguel Alemán durante la gestión de Manuel Ávila Camacho, a la difusión de datos falsos acerca de la situación laboral del diario Novedades. En el mismo sentido, según Rodríguez Castañeda (1993:316), a la ocasión de la presidencia de Salinas de Gortari, El Universal recibió un trato privilegiado, lo cual permitió realizar expansiones adicionales (cotizar sus acciones en la bolsa mexicana de valores, mediante la oferta de una proporción de acciones de la compañía, a la cual podrían tener acceso los trabajadores mediante un fideicomiso). 24
  • 21. El Universal puede considerarse como uno de los decanos de los periódicos actuales y su influencia supera su tiraje. “Mantiene una política que puede considerarse como pragmática aunque en los años recientes ha procurado ser receptáculo de la diversidad expresada en los partidos políticos”, considera Trejo Delarbre (en Le Bigot, 1993: 21). Actualmente el diario está a cargo de Juan Francisco Ealy Ortiz, nieto de Nazario Ortiz Garza, quien había formado parte del comité de Compañía Vinícola de Aguascalientes. Del mismo modo que numerosas publicaciones estadounidenses, tiene un gran formato y numerosas secciones, así como extensas secciones dedicadas a avisos publicitarios. La Jornada. El 19 de septiembre de 1984, luego de que un grupo de periodistas abandonó el Unomásuno, Carlos Payán Volver, junto con otros periodistas, entre los que se encontraban Miguel Ángel Granados Chapa, Héctor Aguilar Carmen, Carmen Lira, David Márquez y Humberto Mussachio, fundó La Jornada. Con la aspiración de cubrir las necesidades informativas de mexicanos que creían en la democracia plural, de la cual el diario buscaba ser parte y motor, La Jornada fue creada gracias a la participación de 130 accionistas (intelectuales, artistas, académicos, periodistas, políticos y escritores principalmente). Desde entonces, este diario tabloide es considerado como opositor del gobierno: ubica su posición política como de centro-izquierda y tiene el interés de apoyar ciertas causas sociales; ha apostado al periodismo de denuncia política. De 1984 a 1996 el diario estuvo bajo la dirección de Carlos Payán, para después ser dirigido por Carmen Lira. Excélsior. Fundado el 18 de marzo de 1917 por Rafael Alducin, quien se acercaba a los miembros conservadores de la Asamblea de los Constituyentes, el diario Excélsior inauguró junto con El Universal la prensa mexicana moderna, salida de las grandes rotativas. Organizado a modo de cooperativa, en los años de 1960 y hasta la expulsión del equipo periodístico de Julio Scherer en 1976 fue identificado como un diario de referencia en América Latina. Entre 1977 y 2006, el 25
  • 22. diario fue dirigido por Regino Díaz Redondo, atravesando un claro declive. En enero 2006, el periódico fue comprado en 585 millones de pesos por el Grupo Empresarial Ángeles, propiedad de Olegario Vázquez Raña; en su vertiente de comunicación, además del Excélsior, el grupo cuenta con Reporte 98.5, cadena 3 y el grupo Imagen. Reforma. Bajo la dirección de Alejandro Junco, el diario Reforma nació el 20 de noviembre de 1993 y con ello refrescó el panorama de la prensa diaria de mayor calidad, aportando un diseño moderno y colorido en su gran formato, apostando al equilibrio editorial, atrayendo a prestigiadas plumas, con numerosas secciones y destinando páginas enteras a la venta de anuncios clasificados. A casi un año de aparición dejó de estar en los kioscos y contestó las inaceptables condiciones impuestas por la Unión de Voceadores, por lo que creó desde el 3 de noviembre de 1994 una red de voceadores independientes. Además, es vendido por suscripción (la segunda semana de aparición ya tenía mil suscripciones). Es el único periódico mexicano de acceso restringido en Internet. El Financiero. Diario tabloide considerado como el primer diario especializado en información económica y financiera. Nació en 1981, fundado por un grupo de accionistas, encabezado por Rogelio Cárdenas Pérez Redondo. Si bien en un inicio se definió como un diario enfocado en la economía y finanzas, hacia mediados de los años de 1990 abrió sus espacios al análisis y la información política nacional, aunque más adelante se volvió a centrar en su vocación inicial. Ha tenido un crecimiento gradual y hoy en día es consumido por un público especializado en el área, aunque ofreciendo secciones variadas para dicho segmento de mercado. Proceso. Semanario dominical de información, interpretación y análisis sobre la política nacional, fundado por Julio Scherer García el 6 de noviembre de 1976. Desde su creación, después del golpe de 1976 a Excélsior, la publicación abrió la puerta al periodismo de 26
  • 23. investigación y de oposición y, desde entonces, ha puesto en evidencia mediante innumerables reportajes las incongruencias del poder político y económico en México. Uno de los lemas de Scherer García fue “que el silencio no cubra por completo a esta nación”. Reporte Índigo. Bajo la dirección de Ramón Alberto Garza, Reporte Índigo nació el 1 de septiembre de 2006. Es la primera revista digital e interactiva que presenta la información en una plataforma que permite hojearse y leerse, así como tener video, animación y podcast. Índigo ha logrado progresivamente explotar de mejor manera los recursos que ofrece la red; el medio permite que incluso en ediciones pasadas, se realicen actualizaciones. Los contenidos periodísticos se orientan a los asuntos de política nacional, los cuales son abordados especialmente desde el periodismo de investigación, dando origen a entrevistas y revelaciones que han logrado rebasar el alcance de internet. Una nueva edición aparece cada semana. Tratándose de la concentración de la propiedad de las empresas periodísticas, ésta es de baja proporción en contraste con el sector televisivo y radiofónico, aunque está presente. El grupo que aglutina más publicaciones es la Organización Editorial Mexicana (OEM). Otros grupos empresariales han adquirido diarios como parte de su diversificación, tal es el caso del grupo Imagen que adquirió Excélsior. También es posible ver grupos especializados en medios que han incursionado en la prensa, tal como lo hizo el grupo Multimedios con Milenio y sus diferentes ediciones. Por su parte, algunas empresas periodísticas como La Jornada y, en menor medida, el grupo Reforma han apostado por crear ediciones locales o regionales. 27
  • 24. Tabla 1. Principales diarios capitalinos en 2009 y 2010 Título Reforma (1994) La Jornada (1984) Milenio Diario (1999) El Universal (1916) Generalistas Especializados Propietario La Crónica de hoy (1996) Excélsior (1917) Unomásuno (1976) El Sol de Mediodía El Financiero (1981) El Economista (1988) La Prensa (1928) El Universal Gráfico Populares Metro Ovaciones Esto (1941) Gratuitos Publimetro El Periódico Grupo Reforma Circulación pagada 2009* 145,650 Circulación pagada 2010** 146,309 Demos (130 accionistas) 107,659 107,666 Grupo Multimedios 80,700 80,700 J. Vargas, J.Mata, F. Senderos, G. de Prevoisin, entre otros Jorge Kahwagi Gastine 93,016 64,955 43,020 42,394 Grupo Imagen 25,661 25,661 ND 32,400 5,027 26,626 518,532 91,923 551,875 91,923 32,674 30,587 124,597 244,693 122,510 244,299 235,088 124,379 48,702 148,018 82,152 195,102 148,018 139,712 758,653 116,145 1,000,000 1,116,145 2,517,927 851,510 117,845 190,886 308,731 1,834,626 Impresora Tollocan Organización Mexicana Gráfica Editorial R. Cárdenas, A. Ramos, T. Carlos León, entre otros. Luis Enrique Mercado, José Gómez Cañibe, entre otros Organización Editorial Mexicana J. Vargas, J.Mata, F. Senderos, G. de Prevoisin, entre otros Grupo Reforma Mauricio Vázquez Ramos Organización Editorial Mexicana Antonio Torrado Monge Total: Elaboración propia. * Promedio de circulación diaria pagada, según el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Segob, consultado el 23 de marzo de 2009. Para El Universal, Excélsior y El Universal Gráfico se sacó promedio semanal. Para El Economista, la cifra promedio es de lunes a viernes. Incluye suscripción controlada. ** Promedio de circulación diaria pagada, según el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Segob, consultado el 24 de marzo de 2010. Tratándose de la concentración de la propiedad de las empresas periodísticas, ésta es de baja proporción en contraste con el sector televisivo y radiofónico, aunque está presente. El grupo que aglutina más publicaciones es la Organización Editorial Mexicana (OEM). Otros grupos empresariales han adquirido diarios como parte de su diversificación, tal es el caso del grupo Imagen que 28
  • 25. adquirió Excélsior. También es posible ver grupos especializados en medios que han incursionado en la prensa, tal como lo hizo el grupo Multimedios con Milenio y sus diferentes ediciones. Por su parte, algunas empresas periodísticas como La Jornada y, en menor medida, el grupo Reforma han apostado por crear ediciones locales o regionales. Organización Editorial Mexicana. Presidida desde 1976 por Mario Vázquez Raña, la OEM controla 70 diarios, 24 estaciones de radio, un canal de televisión y 43 sitios de internet; desde 2005 tiene la agencia de información Informex. Uno de los primeros periódicos de la OEM fue El Sol del Centro, cuando era propiedad del coronel José García Valseca, cercano a los intereses gubernamentales, especialmente de Ávila Camacho; la Cadena García Valseca controlaba en 1948, 23 periódicos. Grupo Reforma. El Norte en Monterrey, Reforma en la ciudad de México, Mural en Guadalajara y Palabra de Saltillo forman parte del Grupo Reforma, diarios generalistas y serios, bajo la dirección de Alejandro Junco de la Vega. En contraparte, el grupo también controla el diario El Metro, una publicación que exalta la nota roja y el sensacionalismo. La Jornada. Inició la creación sucesiva de ediciones regionales y para 2008 tiene las siguientes ediciones: La Jornada Guerrero, La Jornada de Oriente, La Jornada de Morelos, La Jornada Michoacán, La Jornada San Luis y La Jornada Jalisco. Grupo Milenio. Forma parte del grupo Multimedios, que además de dedicarse a los medios (radio, televisión e industria editorial), tiene la división de restaurantes (KFC y Pizza Hut, entre otros), la división Inmobiliario y Voix. El grupo Milenio tiene las siguientes versiones en provincia: Milenio Diario para el DF, Milenio Monterrey, Público Milenio en Guadalajara, Milenio de Tampico, La Opinión en Torreón y Milenio Hidalgo. También tiene ediciones en Xalapa, León, Villahermosa y Puebla. Además tiene el semanal: Milenio Semanal y Fama. También tiene su programa de televisión de información continua Milenio Televisión. 29
  • 26. Diario Monitor. A título de testimonio, el hoy desaparecido Diario Monitor, formó parte del Grupo Monitor, antes Infored, desde marzo de 2004; este periódico fue comprado al antiguo Heraldo de México. Este diario así como el programa radiofónico de Gutiérrez Vivó no solamente no lograron su florecimiento sino que fueron llevados a la asfixia luego de un boicot publicitario y de la negativa del Grupo Radio Centro a acatar la resolución de un proceso judicial mediante el cual habría de pagar 21 millones de dólares a Grupo Monitor. Editorial Ovaciones. Fundada en 1947, tiene la edición Nacional, Chihuahua, Chiapas y Nuevo León. Mauricio Vázquez Ramos es presidente y director de la empresa. La prensa mexicana también puede reunir las siguientes características. 1. Constante mutación de la organización y funcionamiento de las empresas periodísticas. Si bien anteriormente la fuente participaba en el salario del periodista, esta situación ha ido cambiando. Hoy en día cada vez más publicaciones tienen separada el área periodística de los asuntos de la publicidad y las fuentes no participan como lo hacían antes. 2. La “declaracionitis” de la prensa, es decir centrar el relato en la declaración de los actores políticos, económicos o sociales, por encima de ofrecer una lectura completa del acontecimiento periodístico, además de olvidar la contextualización de la información. 3. La pluralidad interna. La prensa mexicana ha apostado, más o menos, por la pluralidad interna, es decir por dar cabida en un mismo periódico a la expresión de distintos, contrarios y a veces opuestos puntos de vista, lo cual se refleja a través de los distintos géneros periodísticos. 4. Poca homogeneidad de la profesión. A diferencia de otras latitudes, el periodismo mexicano no se caracteriza por la homogeneidad de la profesión, pues no hay una formación estandarizada para periodistas, ni colegio de periodistas. 5. Ausencia de organismos de autocontrol de la prensa o de un consejo de prensa. Si bien hay un cierto número de grupos de periodistas, éstos no reconocen un código de honor, decálogo, o carta de la profesión que garantice el ejercicio 30
  • 27. decoroso de la profesión y que al mismo tiempo defienda los intereses de la opinión pública. Un gran reto de la prensa mexicana es conjugar una prensa libre, pero también responsable. 6. Impulso marginal pero poderoso del periodismo de investigación. Pocas publicaciones ponen en práctica el tan necesitado periodismo de investigación. Aunque sus contribuciones han sido muy significativas para la sociedad mexicana, siguen careciendo de una difusión más amplia. 7. La prensa ha sido crecientemente blanco de numerosos y letales atentados provenientes del mismo sistema políticos y del crimen organizado. La impunidad ante los crímenes perpetrados es la constante. Legislación Las libertades de expresión y de imprenta están garantizadas respectivamente en los artículos 6 y 7 de la Constitución de 1917. El artículo 6 ha sido modificado en 1977 y 2007. Hasta el año de 1977, el artículo 6 rezaba: La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden público. Sesenta años después, el artículo 6 fue objeto de numerosas discusiones en torno al derecho a la información, dando lugar a la adición: El derecho a la información será garantizado por el Estado. Una segunda modificación al artículo 6 tuvo lugar en el contexto de la reforma electoral de 2007. En términos del decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 13 de noviembre de 2007, el artículo 6 quedó del siguiente modo: La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el Estado. Para el ejercicio del derecho de acceso a la información, la Federación, los estados y el Distrito Federal, en el ámbito 31
  • 28. de sus respectivas competencias, se regirán por los siguientes principios y bases: I. Toda la información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo federal, estatal y municipal, es pública y sólo podrá ser reservada temporalmente por razones de interés público en los términos que fijen las leyes. En la interpretación de este derecho deberá prevalecer el principio de máxima publicidad. II. La información que se refiere a la vida privada y los datos personales será protegida en los términos y con las excepciones que fijen las leyes. III. Toda persona sin necesidad de acreditar interés alguno o justificar su utilización, tendrá acceso gratuito a la información pública, a sus datos personales o a la rectificación de estos. IV. Se establecerán mecanismos de acceso a la información y procedimientos de revisión expeditos. Estos procedimientos se sustanciarán ante órganos y organismos especializados e imparciales, y con autonomía operativa, de gestión y de decisión. V. Los sujetos obligados deberán preservar sus documentos en archivos administrativos actualizados y publicarán a través de los medios electrónicos disponibles, la información completa y actualizada sobre sus indicadores de gestión y el ejercicio de los recursos públicos. VI. Las leyes determinarán la manera en que los sujetos obligados deberán hacer pública la información relativa a los recursos públicos que entreguen a personas física o morales. VII. La inobservancia a las disposiciones en materia de acceso a la información pública será sancionada en los términos que dispongan las leyes. El artículo 7 constitucional reza: “es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá 32
  • 29. secuestrarse la imprenta como instrumento del delito. Las leyes dictarán cuantas disposiciones sean necesarias para evitar que so pretexto de las denuncias por delitos de prensa, sean encarcelados los expendedores, “papeleros”, operarios y demás empleados del establecimiento donde haya salido el escrito denunciado, a menos que se demuestre previamente la responsabilidad de aquellos”. Tratándose de la reglamentación del artículo 7 constitucional, publicada el 12 de abril de 1917, la ley de imprenta continúa siendo a pesar de su carácter restrictivo, intimidatorio y punitivo, el texto jurídico formal para la prensa. Con 36 artículos, transitorios incluidos, este texto decretado por Venustiano Carranza, más que defender la libertad de prensa consta de restricciones, prohibiciones, obligaciones y sanciones a las que la prensa se hace rápidamente acreedora. Términos como publicación delictuosa y clandestina son utilizados en la ley. También busca fincar responsabilidades penales aplicando numerosas penalizaciones y multas. Sin embargo, es igualmente necesario señalar que esta ley es generalmente letra muerta. La ley de imprenta pone especial atención a todos aquellos actos que constituyen, según el legislador, ataques a la vida privada (art. 1), precisa lo que hay que entender por un ataque moral (art. 2), y un ataque al orden o a la paz pública (art. 3). Estima cuando es considerada como maliciosa una manifestación o expresión (art. 4) y cuando no es considerada como tal (art. 5). Al mismo tiempo, especifica cuando una crítica no es considerada como delictuosa (art. 6) y especifica lo que se considera una manifestación o expresión pública (art. 7). El legislador intenta evitar que la prensa se convierta en agitadora, al precisar lo que se entiende por excitación a la anarquía (art. 8). Además, en términos del artículo 13, el responsable de prensa u otro medio de difusión debe notificar su existencia a las autoridades. Al mismo tiempo y a fin de que una publicación no sea considerada como clandestina, todo impreso debe forzosamente contener los datos de la imprenta, así como la fecha de impresión y el autor o responsable del 33
  • 30. impreso (art. 15). En caso de cometer un delito y no conocer el nombre del autor, el legislador fincará responsabilidades sobre los editores y, en su defecto, al regente de la imprenta o al propietario de dicha oficina (art. 16). Sin embargo, el artículo 9 contiene las prohibiciones para la prensa. La ley de imprenta alude rápidamente a las infracciones, multas y penas en caso de contravenir la ley, especialmente en los artículos 10, 11, 12, 13, 14, 16. De acuerdo con los términos del artículo 17, los operarios de una imprenta tendrán responsabilidad penal por una publicación delictuosa cuando, por ejemplo, resulte plenamente comprobado que son los autores de ella, o que facilitaron los datos para hacerla o concurrieron a la preparación o ejecución del delito con pleno conocimiento de que se trataba un hecho punible, haya habido o no acuerdo previo con el principal responsable. Tratándose de la crítica periodística a los servidores públicos y posible daño moral, el artículo 1916 del Código Civil Federal, reformado el 13 de abril de 2007 (DOF), despenaliza los llamados delitos de prensa. Precisa que se entiende por daño moral la afectación que una persona sufre en sus sentimientos, afectos, creencias, decoro, honor, reputación, vida privada, configuración y aspecto físicos, o bien en la consideración que de sí misma tienen los demás. Se presumirá que hubo daño moral cuando se vulnere o menoscabe ilegítimamente la libertad o la integridad física o psíquica de las personas. En los casos en que el daño derive de un acto que haya tenido difusión en los medios informativos, el juez ordenará que los mismos den publicidad al extracto de la sentencia, con la misma relevancia que hubiere tenido la difusión original. Ciertas conductas, en términos del artículo 1916 del Código Civil, estarán sujetas a la reparación del daño moral. Sin embargo, el artículo 1916 bis precisa que “no estará obligado a la reparación del daño moral quien ejerza sus derechos de opinión, crítica, expresión e información, en los términos y con las limitaciones de los artículos 6° y 7° de la Constitución General de la República”. “En ningún caso se 34
  • 31. considerarán ofensas al honor las opiniones desfavorables de la crítica literaria, artística, histórica, científica o profesional. Tampoco se considerarán ofensivas las opiniones desfavorables realizadas en cumplimiento de un deber o ejerciendo un derecho cuando el modo de proceder o la falta de reserva no tenga un propósito ofensivo. El caso de Martha Sahagún, quien atacó en 2005 por la vía lega a la periodista Olga Wornat y al semanario Proceso por intromisión en su vida personal y daño moral, suscitó que en última instancia los ministros de la Suprema Corte de Justicia, discutieran el espinoso tema de daño moral de las figuras públicas. Sahagún había demandado una indemnización a la revista Proceso y a Wornat por haber publicado información acerca de la anulación de su matrimonio religioso con Manuel Bribiesca. El litigio, en un principio se estuvo en manos de un juez que había resuelto en marzo de 2006 declarar culpable a Wornat por daño moral -al publicar pasajes de su vida íntima- y fijar una compensación de 180 mil dólares a la entonces esposa del presidente Fox. Sin embargo, la resolución del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal anuló, el 16 de mayo de 2006, la sentencia del juez, al estimar que las pruebas de los inculpados no habían sido consideradas. La resolución de los ministros marcó un precedente, estableciendo estándares jurídicos en materia de libertad de expresión, derecho a la información, al honor y a la intimidad. La revista quedó exculpada de daño moral, aunque Wornat fue declarada culpable, no obstante que los ministros estimaron que Sahagún estaba sujeta al escrutinio público al ser entonces una figura pública. Historia de la prensa La historia de la prensa mexicana, en palabras de F. Fernández (1982), es la historia de la expresión de voceros de grupos políticos o económicos, matizada por fugaces publicaciones independientes. Los diarios mexicanos además de cumplir con su función inherente, la de informar, desempeñan otra que se ha evidenciado a través de la trayectoria de los grandes periódicos mexicanos en sus distintas épocas. En efecto, en México 35
  • 32. la prensa ha sido utilizada como un conjunto de órganos que jerarquizan creencias e informaciones, generadas o admitidas por quienes tiene determinado poder político o económico, para dirigirlas a un público lector. Es decir, el periódico como un conjunto de mensajes implícitos y estructurados, expresión del sistema de valores de un grupo determinado; sistema que defiende los intereses de dicho grupo y da origen a comportamientos prescritos frente a determinados problemas sociales, económicos o políticos. En México, como en Europa occidental, la prensa moderna fue precedida de un largo periodo que inició con la impresión de hojas volantes hasta dar paso los grandes tirajes hacia 1916, aunque también se convirtió durante un largo periodo en un instrumento de las diferentes posiciones políticas. La historia de la prensa puede dividirse en cuatro grandes periodos: la prensa en la Nueva España, la prensa del México independiente, la prensa moderna y la prensa después de 1976. En términos generales se considera que la historia de la prensa en México inició con la Colonia, sin embargo merece la pena mencionar el trabajo de Ibarra de Anda quien documentó que aztecas y toltecas escribían noticias sobre papel de henequén, evidenciando un precedente del trabajo periodístico. Aunque dichos documentos fueron destruidos por los conquistadores, de acuerdo con Ibarra de Anda, las noticias eran pegadas a palos, lo cual lo llevó a concluir que “nuestro indios tuvieron, en consecuencia, sus periódicos antes de la Conquista” 2. Por convencionalismo, se estima que los preámbulos de la prensa en la Nueva España se remontan a 1539, año en que llegó la primera imprenta a la Nueva España, y la primera de toda América. En un principio, la nueva técnica fue utilizada para imprimir hojas volantes o papeles sueltos de carácter informativo, sin periodicidad. En América se publicó el primer periódico, la Hoja de México en 1541, en donde se narraban los sucesos acaecidos durante el terremoto de Guatemala. Las publicaciones nacían con un fin particular o a raíz de un 2 Cfr. Karin Bohmann. 36
  • 33. hecho específico y no tenían ni periodicidad ni constancia al menos hasta el año 1600. En el siglo XVII, proliferaron en América, especialmente en México y Lima, hojas volantes que se publicaban, casi siempre, con motivo de la llegada de alguna flota proveniente de Europa, así como con las noticias más notables del Virreinato. En este siglo proliferaron también las gacetas tanto en los países europeos y unas décadas después en la Nueva España. El Mercurio Volante en 1772 contenía las novedades científicas sobre física y medicina. Las gacetas eran los únicos vehículos de información de la época hasta que, en 1722, se inició con la autorización del virrey de la Nueva España, el periodismo regular, al publicarse la Gazeta de México y Noticias de la Nueva España. Los periódicos publicaban noticias religiosas, oficiales, comerciales. Durante la Colonia, los periódicos respondieron a los imperativos informativos de los virreyes y gobernantes españoles, quienes naturalmente ejercían un control directo sobre las informaciones. Las publicaciones estaban marcadas por la religión y moral y, se dirigían a un pequeño círculo de lectores. El papel más importante de la prensa comenzó a principios del siglo XIX cuando los periódicos se convirtieron en transmisores de sentimientos nacionalistas e insurgentes. Durante la gestación de las ideas de independencia (1810-1821), los periódicos dejaron de ser informativos y descubrieron que la prensa también podía tener un carácter más político y polémico. De hecho, el proyecto independentista y liberal comenzó a construirse considerando a la prensa como su principal herramienta. Los grupos en pugna publicaron numerosos periódicos para defender y difundir sus respectivos puntos de vista. La prensa se convirtió en un instrumento y en un arma política, sirviendo para defender o atacar posiciones. Hidalgo, Morelos, López Rayón fundaron o redactaron sus propios periódicos. Miguel Hidalgo y Costilla en Guadalajara, por ejemplo, fundó el primer diario insurgente. Sirvió para denunciar las injusticias de las autoridades virreinales, conseguir el apoyo de 37
  • 34. ciertos grupos de la población e informar de las victorias del ejército estadounidense. Las publicaciones insurgentes lograron su objetivo: dar a conocer los avances y los planes revolucionarios. La prensa tenía las siguientes características: la libertad de imprenta no era establemente respetada. En ocasiones gozaba de mayor o menor grado de libertad dependiendo del gobierno en turno. Fue fuertemente reprimida por ejemplo durante el gobierno de Vicente Guerrero que intentó sofocar la libertad de prensa, al igual que Porfirio Díaz. Siguiendo esta tendencia, Santa Anna, durante su última gestión, de las ocho que tuvo, dictó el 25 de abril de 1852 la ley de Lares, una de las más opresoras que conoció el país. El diario Siglo Diez y Nueve, que durante un tiempo siguió una línea editorial antigobiernista, padeció las restricciones de la ley de Lares. Esta actitud contrastó con la libertad más amplia que se gozó bajo el gobierno de Guadalupe Victoria o de Madero, periodo en el se disfrutó de una relativa libertad de prensa. La prensa tenía pues un uso político, sirviendo de instrumento de lucha de ciertos grupos políticos o sociales y operando como un órgano de difusión o portavoz de las posiciones de cada grupo. La prensa de aquella época fue un espejo de la historia de México. Los grupos, frentes y contrafrentes utilizaron la prensa para dar a conocer sus posiciones, prepararon a la opinión a los ataques. Se crearon campañas de prensa sobre las ventajas o las desventajas de una posición en particular. Tratándose de la estabilidad de las publicaciones, la prensa tenía una periodicidad irregular y en general una vida efímera. Algunos constaban de una sola edición, otros alcanzaron unos meses o algunos años. Entre los periódicos con más vida destacaron El Monitor Republicano que duró excepcionalmente entre 1844 a 1896. Y Siglo diez y nueve ente 1841 y 1896; estos dos son los que tuvieron más larga y memorable trayectoria. En México, un grupo de personas participaba en la creación de una publicación. Los periódicos explotaban el recurso de la caricatura y tenían sencillez gráfica. Las fotografías hicieron su aparición alrededor de 1900 y la diagramación se volvió más cercana a lo que conocemos 38
  • 35. actualmente. La prensa tenía un escaso público lector; el analfabetismo alcanzaba a las grandes mayorías y, además, la población de aquella época era eminentemente rural. A mediados de siglo, la libertad de prensa quedó formalmente sepultada. En 1853, el gobierno del general Santa Anna encomendó al jurista Teodosio Lares un texto jurídico, conocido como la Ley Lares, en el que se establecía la censura previa. “Antes de proceder a la publicación de cualquier impreso, se entregará un ejemplar al Gobernador o primera autoridad política del lugar […] y otra a los promotores fiscales […]”. Además, los impresos debían registrarse, con su nombre y domicilio ante la primera autoridad política del sitio en que radicaran; colocar un letrero en su establecimiento con el nombre del mismo y el del dueño; los impresos debían llevar el nombre verdadero del impresor y su domicilio, lugar y año de impresión. 3 También la Ley Lares preveía restricciones que se traducían en una clasificación de violaciones. Estas se subdividían en: 1. subversivos. 2. sediciosos los que publiquen noticias falsa que tiendan a trastornar el orden o inciten a la desobediencia. 3. inmorales los contrarios a la decencia y buenas costumbres. 4. los injuriosos contra la buena reputación. 5. los calumniosos que agravien a institución o persona. Por su parte, los expendedores, fijos y ambulantes, requerían licencia por escrito para vender los impresos y sólo debían hacerlo aquellos que cumplieran con los requisitos de registro. Derogada la Ley Lares en 1855 y una vez restituida la Constitución de 1857, las ideas liberales promovidas por Francisco Zarco se plasmaron en la Ley de Imprenta de 1861 y con ello se defendió de mejor manera la libertad de imprenta: desaparición de la censura previa y de las confiscaciones, se garantizó la crítica y se dificultó el encarcelamiento de periodistas. Durante la intervención destacó la prensa de carácter satírico. Un ejemplo sería la Tos de mi mamá de 1864, la 3 Cfr. Florence Toussaint. 39
  • 36. Chinaca 1862-1863 o la Cuchara 1864-1865. Pero, la duración de vida fue muy corta. Hacia 1870, la prensa siguió dos corrientes: la gobiernista y la oposicionista. En estos tiempos también sobresalió el periodismo consagrado a la defensa de los trabajadores, como La Huelga de 1875, entre otros. Hacia finales del siglo XIX, al industrializarse la prensa se presentaron mayores dificultades para la subsistencia de la prensa independiente, especialmente aquella que atacaba abiertamente al gobierno y se difundía ideas liberales, socialistas y anarquistas. Durante el porfiriato, la prensa nuevamente se encontró fuertemente sometida y reprimida, mediante mecanismos burdos: procesos a periodistas, cateos, incautación de imprentas, asesinatos, presos políticos. En aquella época, los escasos periódicos libres denuncian las condiciones de miseria de los campesinos, injusticias, despojos... Ya en el México independiente se registraron periódicos oficiales, distinguiendo la prensa oficial de la prensa oficiosa. En la prensa oficial, está claro que su editor proviene del gobierno, mientras que en la prensa oficiosa, no se desenmascara el gobierno como responsable de la publicación, aunque refleja completamente la visión oficial. El nacimiento de la prensa moderna se inició con la aparición de dos diarios: El Universal y El Excélsior, fundados respectivamente en 1916 y en 1917 y que inauguraron el periodo de las grandes rotativas, al tiempo de la Constitución de 1917. También apareció en 1917 El Informador de Guadalajara. Más tarde aparecieron El Porvenir (1919) y El Norte (1938), en Monterrey. Nacidos entre 50 y 70 años más tarde que en Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, la prensa empezó a utilizar técnicas modernas de impresión y formación de páginas, se crearon las primeras divisiones del trabajo periodístico (reporteros, fotógrafos, redactores, articulistas, retocadores, prensistas), los recursos provenían de personas o grupos, sobre todo cooperativas, cuya propiedad y beneficios se distribuían equitativamente, los periódicos eran financiados por la publicidad, se creó una diversificación de fuentes de 40
  • 37. información (enviados especiales, boletines y agencias de noticias), se adoptó el modelo periodístico estadounidense y se reprodujo el gran formato utilizado en la prensa estadounidense de la segunda mitad del siglo XIX. Los periodistas se formaban o deformaban en el ejercicio cotidiano. Desde 1934 se relata que los periodistas se conformaban con obtener la información a partir de los boletines informativos emitidos por el poder político. Si bien, algunos periodistas brillaron por su vocación periodística y su compromiso con la sociedad, la mayor parte de ellos sin una formación universitaria y bajo condiciones laborales precarias, además de desconocer principios éticos, fueron presa fácil de las clásicas desviaciones del periodismo. Además, su desenvolvimiento periodístico tuvo lugar en un contexto de corrupción. No fue sino hasta 1949 que se creó la primera carrera universitaria de periodismo (Escuela Carlos Septién). Al mismo tiempo, la premisa indispensable para una prensa libre fue dada formalmente en la Constitución de 1917, garantizando la libertad de expresión y la libertad de imprenta (art. 6 y 7), a pesar de la ley de imprenta. Sin embargo, recién creada, la prensa moderna respondió a una consigna: el respeto total al presidente, haciendo una prensa más sumisa que crítica, más oficial que plural. A partir de los años de 1930, el poder político, encabezado por los distintos gobiernos del PRI, empezó a crear instituciones de gobierno para hacerse cargo de la información. Descubrieron con gran interés la influencia en los medios para transmitir sus mensajes políticos. Cárdenas creó el Departamento Autónomo de Prensa y Publicidad cuya misión era la centralización de la información destinada a la prensa. Por su parte, en 1935 se fundó, a partir de un conflicto con la imprenta que proveía la mayor parte del papel a los periódicos (la Fábrica de Papel San Rafael y Anexas), PIPSA (Productora e Importadora de Papel S.A.), un monopolio estatal considerado por numerosos propietarios de periódicos como un mecanismo de control de la prensa. Ávila Camacho creó la Dirección General de información, 41
  • 38. controlada por la Secretaría de Gobernación. Miguel Alemán creó oficinas de prensa en las Secretarías de Estado. El Nacional operó como órgano oficial del PNR. Más tarde, el gobierno creó la agencia INFORMEX en 1960 y, en el contexto de los Juegos Olímpicos y de las protestas estudiantiles, el gobierno creó la agencia de noticias Notimex, en 1968, bajo la tutela de la Secretaría de Gobernación. Se crearon más oficinas para controlar y mejorar la información. Además, la actitud servil y sumisa de la prensa fue premiada creando un día especial para la prensa: 7 de junio de 1952, día en el que se reconocían los servicios que la prensa brindaba al gobierno. Para contener a la prensa se pusieron en marcha numerosos mecanismos informales y burdos. Corrupción directa o el llamado chayote; ayudas financieras para los Estados de la República para fundar o ayudar a las empresas dedicadas a la información, mediante créditos, facilidades para los inmuebles y donaciones; incentivos fiscales y regularización de deudas; pago por concepto de publicidad a las empresas periodísticas. Ayuda diferenciada y discrecional. Anteriormente y hoy todavía los pagos por concepto de publicidad del gobierno tienen por vocación ablandar una eventual posición crítica frente a los gobiernos. Otro mecanismo se centró en las subvenciones en tanto modo de asegurar la lealtad del medio, actitud que era transmitida a través de los jefes de información a los periodistas. Además, la anulación de deudas acumuladas por concepto de seguro social; la creación de contratos, reales o ficticios, para realizar trabajos de impresión; la confusión entre funciones informativas y la venta de publicidad y servicios informativos; entrega de sumas anuales utilizando contratos falsos de publicidad y servicios informativos; gratificaciones cada seis años a periodistas y directores de los medios; casas habitación a periodistas; creación de empresas fantasma que representan a los periodistas; apoyos diferenciados a diarios. Iba también hasta la compra total de la edición o su “desaparición”. Cárdenas otorgó apoyo a los trabajadores de La Prensa cuando estuvieron en dificultades financieras. 42
  • 39. En caso de que estos mecanismos fueran insuficientes y que el poder político estuviera a disgusto con la línea editorial de un diario, el poder político aplicaba también formas de represión, tales como: las represiones físicas (secuestro, tortura, asesinato). Las muertes de numerosos periodistas en el interior del país atestiguan las represiones. Se llegaron a suscitar “accidentes”; la clausura de periódicos durante el gobierno de Cárdenas fue una forma de represión para aquellos diarios que no apoyaban su política de reforma social; infiltraciones disfrazadas adentro de los diarios. Durante el mandato de Díaz Ordaz en 1966, la revista de izquierda Política fue objeto de detenciones, presión gubernamental para cerrar el diario, ocupación y destrucción de imprentas. En 1953, al editor de la entonces revista Hoy, José Pagés Llergo, le advirtieron que tuviera cuidado cuando publicara información que resultase incómoda para los presidentes y expresidentes; después de su renuncia fundó la revista Siempre! La represión de Excélsior, entonces periódico de referencia a nivel nacional e internacional, fue el golpe más significativo de la historia de la prensa mexicana y sus consecuencias marcaron una nueva era del periodismo. Las primeras tentativas de emancipación de la prensa se dieron a finales de 1960, especialmente después del 2 de octubre de 1968. Al día siguiente, Excélsior publicó una versión no oficial de los acontecimientos y con ello inició un ríspido periodo de confrontación con el entonces presidente Echeverría. Al final de ocho años de complot en contra la cooperativa, intervención para crear conflictos internos y la promoción de boicot publicitario, Echeverría logró la expulsión del director del diario, Julio Scherer, quien con el respaldo de sus principales colaboradores y otros cooperativistas, tuvieron que dejar el diario. Varios libros se escribieron acerca de este pasaje de la historia y de las relaciones existentes entre periodistas y gobierno. Entre otros, se puede mencionar Los Presidentes y El poder. Historias de familia de Julio Scherer. Los periodistas de Vicente Leñero, más recientemente Tiempo de saber de Julio Scherer y Carlos Monsiváis. 43
  • 40. Pero la salida abrupta de Excélsior, si bien representó un golpe al florecimiento de la prensa moderna que ya se encontraba en competencia con la radio y la televisión, no derrumbó al equipo de periodistas. El grupo encabezado por Scherer fundó el semanario de política Proceso, publicación que desde entonces no ha dejado de practicar el periodismo de investigación y poner en evidencia innumerables irregularidades de la esfera política y económica. Un poco más tarde, el grupo encabezado por Becerra Acosta fundó el diario Unomásuno. Este progreso no implicó que todos los periodistas tuvieron un afortunado desenlace. A finales del decenio de 1970, cuando la prensa mexicana se volcaba hacia la columna, el periodista Manuel Buendía, influyente columnista y profesionista de los servicios de comunicación, experimentó la censura en los diarios de la OEM, del Universal (1978) y de Excélsior al abordar temas como el espionaje de la CIA, la corrupción gubernamental, los estragos de la economía nacional y la injerencia del clero en la política. Buendía fue asesinado, presumiblemente para que evitara divulgar los vínculos de un funcionario del gobierno con el narcotráfico. La investigación sobre su muerte sin embargo no arrojó resultados certeros. La brecha abierta por Proceso rindió frutos en el decenio de 1980, la prensa escrita experimento la llegada y la renovación de periódicos “de orientación cívica” en las ciudades más importantes del país: El Financiero, La Jornada, Reforma y Milenio en la ciudad de México, Siglo XXI en Guadalajara, El Imparcial en Hermosillo. Ya en la época de internet también apareció Reporte Índigo que hace un periodismo novedoso y comprometido con el interés público. Como describe Hugues y Gil, el debilitamiento del PRI fue la confluencia de la oposición al régimen priista, pero también gracias a las ideas acerca del periodismo crítico que se filtraron cruzando barreras nacionales y académicas y el control del poder de decisión en las salas de redacción, lo que permitió que un grupo de periodistas con orientación de cambio transformara el 44
  • 41. enfoque de la cobertura dentro de redacciones de orientación cívica a principios de 1980. En 1996, Granados Chapa estimó que los periódicos han vivido unas inercias de tranquilidad y una quietud excesiva y una vez que la sociedad se ha vuelto bullente, que los fenómenos políticos demandan un examen no rutinario, no convencional, la prensa no ha sabido responder aunque sí ha tenido el impulso de buscarla; al mismo tiempo consideró que la prensa no ha estado a la altura de sus deberes en dicha etapa de transformaciones. El crimen organizado se convirtió en el nuevo agresor de la libertad de prensa. Las privaciones ilegales de la libertad (los levantones incluidos), amenazas, asesinatos y desapariciones son sólo algunos de las reprimendas aplicadas por las bandas de crimen organizado, a las cuales ya se sumaban las del mismo sistema político. Numerosas organizaciones se han dedicado a contabilizar los crímenes y atentados a periodistas, entre las que destacan Reporteros sin fronteras, Artículo 19, el Cepet y Difunet, entre otros. De acuerdo con el Reporteros Sin Fronteras, la situación de la libertad de prensa no ha hecho más que decaer. Si bien en 2002, México se ubicó en la posición 75, en 2004 en la 96, ya para 2007 bajó al lugar 136 y para 2009 en el lugar 137 de 175 países. En 2009, la situación de la libertad de prensa en México fue peor que en Madagascar, Nigeria, Chad, Colombia, Honduras o Congo. La libertad de prensa nunca antes había estado tan amenazada como en 2010. Fuentes Aguayo (S.) Acosta (M.). Urnas y pantallas. La batalla por la información. México: Océano-Academia mexicana de derechos humanos, 1997, 110 p. Aguilar (G.), Terrazas (A.C.). La prensa en la calle. Grijalbo, México, UIA, 1996. Aguilar Camín (H.). La guerra de Galio. Ed. Cal y arena, México. Alvear (C.). Breve historia del periodismo. México, Jus, 1982, 230 p. Bohmann (K.). Medios de comunicación y medios informativos en México. Alianza. 45
  • 42. Fromson Murray. Mexico’s Struggle for a Free Press. In: Communication in latin America. Journalism, mass media and society. EU: R. Cole, Jaguar Books, num. 14, 1996. García Rubio C. (1997). Editorialización versus opinión en la prensa de fuerte debate político. Tesis de licenciatura. UIC. Bajo la dirección de Víctor Ramos. García Rubio C. (2008) Para entender la televisión en México. Un análisis que descifra la pantalla. México: Fragua San Pablo. Gutiérrez López (R.). Información y democracia. Los medios de comunicación social y su influencia sobre la política. El caso de México. México, ed. Pomares, 2005, 238 p. INRA ratings de radio 1998 [archivo de computadora]. México: INRA, c1998. 1 disco compacto: col.; 4 3/4 plg Leñero (V.). Los periodistas. México, Joaquín Mortiz, 1988, 382 p. Reed Torres (L.), Ruiz Castañeda (M.). El periodismo en México: 500 años de historia. Edamex, 2002, 373 p. Ruiz Castañeda (M.). La prensa. Pasado y presente de México, 2ª. ed., UNAM, 1990, 243 p. Scherer (J.). Monsiváis (C.). Tiempo de saber. Prensa y poder en México. México, 2003, ed. Nuevo siglo Aguilar, 339 p. Toussaint (F.). Escenario de la prensa en el Porfiriato. México, Universidad de Colima-Fundación Manuel Buendía, México, 1989, 108 p. Toussaint Alcaraz Florence (coord.). Libertad de imprenta en el siglo XIX. Dos casos emblemáticos: la Ley Lares y la Ley Zarco. La prensa amordazada. David González y Jean-Francois Boyer. Publicado en Le Monde Diplomatique, núm. 10, junio 2009. http://download.reporteindigo.com/ic/pdf/1/reporte.pdf http://www.scjn.gob.mx/MediosPub/Noticias/2009/Paginas/ 22-Abril-2009.aspx http://www.scjn.gob.mx/MediosPub/Noticias/2009/Paginas/ 03-Junio-2009P.aspx Proceso. Proceso contra el poder. Ganó la libertad. 46
  • 43. La prensa brasileña Evangelina Chávez Vázquez del Mercado y Luis Raya Campos Siendo casi del mismo tamaño que los Estados Unidos y más de cuatro veces más grande que México, Brasil cuenta con una población de 188 millones de habitantes cuya historia y lengua difieren del resto de la mayoría de Latinoamérica. Debido a su fuerza y a la importancia de su economía y política, hoy en día, Brasil es junto con México uno de los países más importantes de la región, y es la nación sudamericano con el mercado mediático más extenso. La economía brasileña es un poco más grande que la mexicana en paridad de cambio, aunque en el PIB per cápita y el PIB oficial, es decir en dólares corrientes, México cuenta con mejores cifras. En contraste, ambos países padecen la desigualdad en la repartición de la riqueza, lo cual se ve reflejado en la conformación de los medios de comunicación dentro de oligarquías poderosas que de diferentes formas no permiten una sana competencia. Ambos países también tienen un rezago común: el porcentaje de analfabetismo en México es de 7.8%, mientras que en Brasil es de en 13.6%. La prensa en Brasil es la más grande de Sudamérica, contando con miles de estaciones de radio y cientos de canales de televisión, integrados en su mayoría en un oligopolio liderado por O Globo que se encarga de gran parte de la información y entretenimiento que recibe toda América del Sur. La constitución brasileña garantiza una prensa libre, sin embargo, históricamente no siempre ha sido así, sobre todo durante la dictadura militar de 1964 a 1985. Los periódicos brasileños La prensa brasileña es muy dinámica dentro de los estados de la federación, debido en parte a la regionalización y poca centralización que tienen a comparación del resto de los países latinoamericanos. En 47
  • 44. la década de 1990 se observaron cambios importantes en la prensa. El número de lectores tuvo un incremento de 24% tan sólo de 1993 a 1997. También logró un crecimiento importante en el tiraje a inicios de esa década, aunque mostró una reducción en su circulación hacia finales de la misma y en los primeros años del siglo XXI. Sin embargo, la recuperación de los diarios se mostró a partir de 2004 y consolidó en 2005, presentando un crecimiento de 4.1% para un tiraje de 6 millones 789 mil ejemplares. En 2005, se publicaban en Brasil 535 periódicos de emisión diaria y sumando otras publicaciones de diferentes periodicidades, el número se eleva hasta 3,098 en el mismo año. Los tres periódicos de cobertura nacional con más prestigio, reconocimiento y audiencia son, como se muestra en la tabla 1, Folha de São Paulo, O Globo y O Estado de São Paulo. Dentro de los principales periódicos merece incluir la revista de circulación nacional Veja, la de mayor presencia e influencia en el país. Folha de São Paulo. Es el diario de circulación nacional más vendido en Brasil con sede en la ciudad de São Paulo. Este periódico tiene sus orígenes en 1921, cuando el 19 de febrero se creó Folha da Noite; posteriormente aparecieron Folha da Manhã y Folha da Tarde, y es hasta 1960 cuando estos tres diarios se fusionaron y se creó Folha de São Paulo. La empresa responsable de su edición es Folha da Manhã que es parte del Grupo Folha. El periódico cuenta con la figura de un ombudsman o representante del lector. El diario se ha mantenido en el agrado del público pese a que en los últimos años su crecimiento en circulación ha sido menor que el de su más cercano competido, O Globo. Grupo Folha cuanta con otros productos en telecomunicaciones como el diario local Agora São Paulo, las revistas A Plural y A Revista da Folha, así como el portal de Internet Universo Online (UOL). O Globo. El periódico O Globo, con sede en Río de Janeiro, fue creado el 29 de julio de 1925 por el periodista Irineu Marinho. El diario de circulación nacional es editado por InfoGlobo Comunicações que a 48
  • 45. su vez forma parte del poderoso conglomerado multimedios Organizações Globo. El periódico ha vuelto a tomar importancia en los últimos años, reflejándose en un aumento de sus ventas. La organización dueña de este periódico también maneja los diarios locales Extra y Expresso en Río de Janeiro, así como Diário de São Paulo en la ciudad del mismo nombre; de igual manera, posee varias empresas como TV Globo, Rádio Globo, Agência Globo y Editorial Globo, entre otros. O Estado de São Paulo. Uno de los periódicos de circulación nacional de mayor tradición en Brasil es O Estado de São Paulo, el cual se publica en la ciudad de São Paulo desde el 4 de enero de 1875 con el nombre A Província de São Paulo y es en 1890, con la proclamación de la República cuando cambia de nombre al que mantiene en la actualidad. La editorial que imprime el diario lleva el mismo nombre O Estado de São Paulo y pertenece a Grupo Estado. En los últimos años, el periódico ha mostrado un estancamiento y reducción en su tiraje, e incluso se ha especulado con que dejaría de ser un diario circulación nacional para pasar a ser distribuido sólo en el estado de São Paulo. El Grupo Estado cuenta también con el diario local Jornal da Tarde, la estación Rádio Eldorado, la agencia de noticias Agência Estado y el portal de Internet estadao.com.br Veja. Es la revista más leída en Brasil pues tiene una circulación de semanal mayor al millón de ejemplares. Esta publicación fue fundada en 1968 por el periodista Victor Civita en São Paulo, con un grupo de periodistas entrenado expresamente para la realización de esta revista. Veja presenta artículos y reportajes de investigación y tiene mucha injerencia en la sociedad brasileña, además de ser considerada a nivel mundial como una referencia del acontecer en ese país. Ha sido tal la aceptación y penetración de esta revista en la sociedad brasileña, que en 1996, Editorial Globo sacó a la venta Época para hacerle competencia, aunque Veja continúa siendo la de mayor referencia y lectura. La revista es publicada por Editorial Abril, una de las más 49
  • 46. importantes en el país, y que junto con Grupo Folha manejan el portal de Internet Universo Online (UOL). Tabla 1. Circulación de los diarios brasileños en 2005 Título Propietario Formato Folha de São Paulo (1921) Empresa Folha da Manhã Gran formato 307,937 O Globo (1925) Infoglobo Comunicações SA Gran formato 274,934 Extra Infoglobo Comunicações SA Gran formato 274,015 O Estado de São Paulo (1875) S/A O Estado de São Paulo Gran formato 230,859 Tabloide 178,234 Tabloide 167,723 O Dia Zero Hora Editora Jornalistica S/A Empresa Jornalistica Caldas Junior Zero Hora Editora Jornalistica S/A Editora O Dia S/A Lance Agora São Paulo Zero Hora Correio do Povo (1895) Diario Gaucho Circulación Tabloide 152,495 Gran formato 151,835 Arete Editorial S/A Tabloide 116,478 Empresa Folha da Manhã Gran formato Total: 80,574 1,935,084 Fuente: Associação Nacional de Jornais (Asociación Nacional de Periódicos) e Instituto Verificador de Circulación (IVC) – Circulación media diaria en el periodo enero – diciembre de 2005. En lo referente a los medios de difusión, el conglomerado Organizações Globo hace mucho más visible su control mediático, pues tanto en radio como en televisión tiene la mayor penetración y difusión en el país. En lo que respecta a radio, OGlobo tiene varias estaciones a nivel nacional y regional con programación musical, noticiosa y de otros géneros. En cuanto a televisión, los brasileños están entre los televidentes que más tiempo pasan frente al televisor en el mundo, con un promedio de seis horas al día. TV Globo es la cadena más vista en Brasil con una audiencia promedio de más del cincuenta por ciento, y está entre la quinta y sexta organización televisiva de mayor importancia a nivel mundial; cuenta con una amplia programación de entretenimiento, así como con varios noticieros o telejornais, siendo el más importante y el más visto de éstos Jornal Nacional, el cual inició su transmisión el 50
  • 47. primero de septiembre de 1969 en Río de Janeiro y que se convirtió en el primer noticiero en vivo de alcance nacional. La segunda cadena nacional de televisión es Sistema Brasileiro de Televisão o SBT cuenta con una audiencia de menos del veinte por ciento, además de algunas otras cadenas privadas de menor importancia que también están presentes. En cuanto a televisión pública en Brasil, la cual presenta mayoritariamente programas educativos y culturales, tiene relativa importancia entre los televidentes siendo las principales Telecultura en São Paulo y Tele Educativa en Río de Janeiro, la cual llega a alcanzar un diez por ciento de la audiencia. La agencia del gobierno Radiobrás fue creada en 1975 para operar las emisoras del gobierno federal primero de radio y después también de televisión, este sistema de comunicación incluye cinco emisoras de radio, una agencia de noticias, una radio-agencia y dos emisoras de televisión. Legislación Brasil cuenta con una gran tradición jurídica en materia de prensa que remonta a los tiempos del imperio; con Pedro II se estableció la primera Ley de Prensa. Esta tradición se vio severamente truncada en los tiempos de la dictadura. De hecho, las leyes que regían la prensa en la dictadura militar aún no han sido completamente reformadas. Aunque ha habido numerosas propuestas para hacerlo y la Constitución garantiza la libertad de expresión siguiendo un poco la redacción de la Primera Enmienda estadounidense, las presiones del crimen organizado, los secuestros, muertes y persecuciones hacia los periodistas siguen presentes con la impunidad del Estado. El derecho de la prensa brasileña está asentado en la Constitución y en la Ley de Prensa de 1967. La Constitución vigente, promulgada en 1988, garantiza la libertad de expresión y de los medios. En términos del artículo 220, título VIII sobre el orden social, capítulo V, destinado a la comunicación social, reza: “la manifestación de pensamiento, la creación, la expresión y la información, bajo cualquier forma, proceso o 51
  • 48. vehículo, no sufrirán ninguna restricción, observando lo dispuesto en esta constitución.” Además se menciona en las secciones de ese artículo: 1. Ninguna ley contará con dispositivos que puedan constituir un obstáculo a la plena libertad de información periodística en cualquier vehículo de comunicación social; 2. Está prohibida toda y cualquier censura de naturaleza política, ideológica y artística; 5. los medios de comunicación social no pueden, directa o indirectamente, ser objeto de monopolio u oligopolio. La publicación del vehículo impreso de comunicación independe de licencia de autorización. El legislador en el artículo 222, que fue reformado a través de la enmienda constitucional 36 en el año 2002, escribe: “La propiedad de empresas periodísticas y de radiodifusión sonora y de sonidos e imágenes es privativa de brasileños por nacimiento o nacionalizados brasileños desde hace más de diez años, o de personas jurídicas constituidas bajo las leyes brasileñas y que tengan sede en el país.” Y el artículo siguiente, el 223, habla sobre las licencias de operación: “Compete al poder ejecutivo otorgar y renovar concesión, permiso y autorización para el servicio de radiodifusión sonora y de sonidos e imágenes, observado el principio de la complementariedad de los sistemas privado, público y estatal. En su artículo quinto constitucional, dentro del título destinado a los derechos y garantías individuales, se protege la igualdad de las personas ante la ley y se garantiza el derecho a la vida, a la igualdad y a la libertad entre otros. En este artículo se encuentran incisos relacionados con la libertad de prensa: IV - Es libre la manifestación de pensamiento, siendo prohibido a su vez el anonimato. V- Es asegurado el derecho de respuesta, proporcional al agravio, asegurando la indemnización por daño material, moral o a la imagen. IX – Es libre la expresión de la actividad intelectual, artística, científica y de comunicación, independientemente de censura o licencia. X- Son inviolables la intimidad, la vida privada, la honra y la imagen de las personas asegurando el derecho a indemnización por el daño material o moral causado de 52
  • 49. su violación. XIV- Es asegurado a todos el acceso a la información y resguardado el sigilo de la fuente, cuando sea necesario al ejercicio profesional. XXXIII- Todos tienen derecho a recibir de los órganos públicos informaciones de su interés particular, o de interés colectivo o general, que serán prestados en el plazo de la ley, bajo pena de responsabilidad, reservando aquellas cuyo sigilo sea imprescindible a la seguridad de la sociedad y del Estado. Entre otras normas jurídicas, la prensa está exenta de impuestos. La Lei de Imprensa o Ley de Prensa del 9 de febrero de 1967, creada durante el periodo de gobierno de la junta militar, continúa vigente y tiene como objetivo “regular la libertad de manifestación, de pensamiento y de información.” Está conformada por un total de 77 artículos distribuidos en siete capítulos que hacen referencia a la libertad de información, los requisitos del registro de periódicos, los excesos y abusos a la libertad de expresión, el derecho de réplica, las responsabilidades de la prensa, la responsabilidad civil y otras disposiciones generales. El artículo primero expresa: “es libre la manifestación de pensamiento y la búsqueda, recepción y difusión de informaciones o ideas, por cualquier medio, y sin dependencia o censura, respondiendo cada uno, en los términos de ley, por los abusos que cometan.” Lo interesante en este artículo son sus dos secciones posteriores que buscan tener cierto control, y que se pueden entender bajo el marco del gobierno militar, las cuales dicen: 1. no será tolerada la propaganda de guerra, de procesos de subversión del orden político y social o de preconceptos de raza o clase. 2. Lo dispuesto en este artículo no se aplica a espectáculos y diversiones públicas, que quedarán sujetos a la censura, en la forma de la ley, ni en la vigencia del estado de sitio, cuando el gobierno podrá ejercer la censura sobre los periódicos y empresas de radiodifusión y agencias noticiosas en las materias relacionadas a los motivos que lo determinaran, como también en relación a las ejecuciones de aquella medida. 53
  • 50. Desde 1992 ha habido tentativas por actualizar la Ley de Prensa. Los intentos de reforma se han presentado en los periodos legislativos de 1995, 1997 y 1999 promovidos tanto por la Comisión de Comunicación del Congreso así como por diputados aislados, en los cuales se buscaba una mayor apertura para los medios y eliminar menciones que pudieran llegar a permitir la censura. En un contexto democrático, hay legisladores que consideran que debe ser cambiada, mientras que otros no lo consideran necesario debido a que en la práctica no se coarta la libertad de imprenta; sin embargo, todos los intentos de reforma han fracasado por falta de apoyo suficiente. El último intento tuvo lugar en 2002. En cuanto a la reglamentación de la profesión del periodista, el presidente Ernesto Geisel publicó en el 13 de marzo de 1979 un decreto en la materia, en el que se reconoce la libertad de ejercer el periodismo en el territorio nacional para todos aquellos que satisfagan las condiciones establecidas por la ley y en artículos posteriores se marcan esas condiciones para diferentes casos. En el artículo cuarto se marcan los requisitos mínimos para poder ser registrado como periodista, pues este paso es necesario para desempeñar la labor periodística según la ley brasileña. “El ejercicio de la profesión de periodista requiere un previo registro en el órgano regional del Ministerio del Trabajo, que se hará mediante la presentación de: prueba de nacionalidad brasileña; prueba de que no está denunciado o condenado por la práctica de un ilícito penal; diploma de curso de nivel superior de Periodismo o de Comunicación Social, habilitación de Periodismo, formado por el establecimiento de enseñanza reconocida en la ley; cartera del Trabajo y Previsión Social. Es en el Código Penal capítulo quinto denominado “de los crímenes contra la honra” en donde se escriben las disposiciones jurídicas relacionadas a la prensa, ya que se define y penaliza la calumnia, la difamación y la injuria, en los artículos 138, 139 y 140 respectivamente. Brasil no tiene un Consejo de Prensa Nacional, sin embargo cuentan con la Asociación Nacional de Periodistas creada en 1985 el cual es un órgano interno 54
  • 51. que sólo tiene un poder moral pero que tiene la posibilidad de excluir un sindicato temporal o definitivamente como medio de sanción. Es financiada por los mismos sindicatos. Historia de la prensa En 1706 llegó la primera imprenta al Brasil pero fue a partir de la llegada de la familia real portuguesa a Brasil en 1808, que se encontraba huyendo de la invasión napoleónica, cuando se fundó el primer periódico brasileño llamado A Gazeta do Rio de Janeiro. Este fue un momento clave para Brasil ya que cambió su condición de facto de simple colonia a la nueva sede del imperio portugués, y trajo consigo aportes importantes como el desarrollo de la prensa. El 7 de septiembre de 1822, Don Pedro I declaró la independencia de Brasil, creando el Imperio del Brasil; así, el país logró su independencia sin violencia a diferencia del resto de los países latinoamericanos. Los periódicos brasileños atravesaron un proceso de transición del periodo colonial al del Imperio durante los primeros años del siglo XIX y a lo largo de este, la prensa se fue desarrollando hasta que se llegó a contar con cerca de 100 diarios publicados en diferentes ciudades brasileñas los cuales cubrían los acontecimientos en el proceso de conformación de Brasil. Hacia finales del siglo XIX, en 1889, el Imperio del Brasil cambió su régimen político debido a problemas entre las élites del país y la familia real, de esta forma se constituyó la República Federativa del Brasil, y con esto, el periodismo brasileño continuó desarrollándose vinculados a los acontecimientos políticos en las diferentes etapas del país. En los primeros años del siglo XX, bajo la primera dictadura instaurada por Getúlio Vargas, se inauguró el Estado Novo en 1937, donde la prensa fue sometida a una gran censura. Debido a las grandes protestas que se dieron por parte de un grupo de editores, el gobierno aceptó suavizar la censura a la prensa, en febrero de 1945. En octubre del mismo año un golpe de estado militar derrocó a Vargas, pero en 1951 ganó a través de elecciones, la presidencia por segunda ocasión. Un 55
  • 52. atentado fallido en contra de un director de prensa conocido por sus opiniones contrarias al presidente, llevaron al ejército a pedir la dimisión de Vargas, el cual la entregó suicidándose el mismo día en el año de 1954. Un periodo definido de la prensa brasileña tiene lugar entre 1964 y 1985 durante el régimen militar. En 1964, el presidente João Goulart renunció a su cargo debido a un golpe de Estado, donde se creó una junta militar que gobernó al país durante veintiún años, reduciendo las libertades civiles y censurando a la prensa. En 1969 se creó una ley de prensa que continúa vigente hoy en día. En ese periodo, la prensa realizó una autocensura para evitar la represión por parte del Estado principalmente por las grandes violaciones hacia los derechos humanos que se vivieron en ambas décadas, sin embargo esta situación no era muy distinta a la situación en la era de Getúlio Vargas. Los periódicos tuvieron que aceptar en diferentes ocasiones las condiciones del régimen militar para asegurar su permanencia, pero también se presentaron ocasiones donde se marcaba su alejamiento; tal como lo hizo O Estado de São Paulo cuando el gobierno disolvió los partidos políticos en el país. En el caso de Folha de São Paulo, el diario mostró una postura a favor de la dictadura militar hasta que se dio un cambio significativo en su administración interna. Una vez terminado el régimen militar, Brasil inició una etapa de abertura 4 hacia la democracia. A lo largo de un proceso gradual, duro y con las presiones de las altas cúpulas militares de ultra derecha por un lado, y las presiones de la sociedad civil por el otro, se fueron abriendo las oportunidades y libertades civiles hasta que en 1974 el general Ernesto Geisel relajó las leyes en contra de la prensa y permitió la creación de partidos políticos. El fin de la dictadura militar se dio con la llegada del presidente electo Tancredo Neves en 1985 a través de elecciones libres, poniendo en marcha la etapa democrática en Brasil con una nueva y actual 4 Apertura en español 56
  • 53. Constitución elaborada en 1988, la cual garantiza una prensa libre. Los medios de comunicación jugaron un papel importante para que se diera la llamada abertura democrática que culminó en 1985 con las elecciones libres. El peso que los periódicos fueron teniendo para denunciar la necesidad de abrir el país a la democracia ayudó a que la sociedad civil pidiera la apertura de libertades, derechos, y romper con la dictadura. El ejemplo más característico de la fuerza de los medios en este rubro está en TV Globo, la cual era considerada como portavoz del régimen militar y llegó a ser mal vista por parte de la sociedad; hacia finales de la dictadura, el conglomerado comunicativo cambió su línea informativa y rompió con la imagen que tenía de aliado del gobierno, principalmente a través de solicitar en sus espacios elecciones libres y democráticas. La presión que TV Globo hizo hacia el cambio de las condiciones políticas en el país, presionó al gobierno a apresurar la abertura. Los últimos años han sido los más importantes para la prensa brasileña, hoy en día esta prensa juega un papel muy importante de contrapeso con otras instituciones brasileñas de peso, y de su intromisión en temas políticos como por ejemplo la marcada preferencia que presentó TV Globo por las candidaturas de Fernando Collor de Mello en 1989 así como de Fernando Henrique Cardoso en 1998, la cual aparentemente fue importante para que éstos alcanzaran la presidencia en sus respectivas contiendas. Aún cuando paradójicamente la legislación de la prensa no ha cambiado desde la dictadura, ha logrado sobrevivir a las presiones de los eventos políticos, e incluso ha logrado moldearlos. Lo anterior ocurrió en el caso del presidente Collor de Mello quien después de haber ganado las elecciones en 1989, dimitió de su cargo en 1992, debido a un escándalo de corrupción y de tráfico de influencias, y por los cuales el vicepresidente Itamar se hizo cargo de la presidencia. En ese año, la prensa ayudó al mantenimiento de un gobierno democrático y la libertad de expresión. El escándalo provocó una amplia movilización social conocida como el Movimiento Caras 57
  • 54. Pintadas, que en su punto álgido convocó protestas pacíficas de más de 50 millones de ciudadanos. En este caso, la gran presión ejercida por los medios de comunicación obligaron al presidente a renunciar. Irónicamente durante su campaña electoral, Collor de Mello se había valido de muchos trucos mediáticos para atacar a su contrincante, el actual presidente, Luiz Inácio Lula Da Silva, entre los cuales se encontraron llevar ante las cámaras a su ex-mujer y que ella ayudara a formar una mala imagen del candidato Lula. Además, de acuerdo con un estudio realizado por Freedom House, en el 2006 la calidad de las libertades civiles se vio incrementada gracias a los esfuerzos por mejorar la igualdad racial que tanto aqueja al país 5 dentro de la administración del presidente Lula Da Silva, entre estas medidas se incluye la participación de cuatro ministros afroamericanos en su gabinete. Sin embargo, dentro de ese mismo reporte, Brasil es considerado, junto con México un país parcialmente libre en cuanto a la libertad de la prensa. La libertad de prensa continúa siendo amenazada a través del uso de las leyes que prohíben la difamación, éstas siguen siendo usadas por políticos y hombres de negocios como un medio de controlar el comportamiento de los periodistas, especialmente en el norte y noroeste del país 6. El informe anual de Reporteros Sin Fronteras de 2006 denuncia que la prensa brasileña regional y local continúa siendo atacada por grupos políticos y del crimen organizado cuando se inmiscuyen demasiado en sus negocios. La muerte de un periodista en el estado nordestino de Pernambuco que denunció casos de corrupción y nepotismo en su localidad ilustra esta situación. El informe también hace referencia a la ley de prensa creada durante el régimen militar, la cual, aunque es aplicada esporádicamente, puede dar lugar a represiones por parte de las autoridades hacia los periodistas. El 53% de la población es caucásica, 37% mulata y 6.7% afro americana A diferencia de la mayor parte de los países, en Brasil las zonas más ricas se encuentran en el sur, mientras que el norte se encuentra menos desarrollado. 5 6 58
  • 55. Aun así, los medios han hecho una importante tarea en descubrir y denunciar varios escándalos de corrupción, como el que ocurrió en el 2005 en el cual mostraron a diputados del Partido del Trabajo sobornando a otros legisladores para conseguir su apoyo en las reformas del gobierno de Lula da Silva, lo cual desencadenó una amplia investigación dentro del mismo congreso. Al final, la prensa en Brasil se encuentra todavía en un proceso de transición, en el cual aún no ha alcanzado ni la madurez necesaria para ser más objetiva, ni la libertad para serlo. Esto se debe en gran medida a cuestiones de tipo estructural, como la necesidad de una nueva legislación de prensa, y otros de tipo práctico, como son la aplicación de las medidas contra la monopolización de los medios, o la impunidad del Estado frente a las agresiones de los grupos de poder y del crimen organizado. Otro obstáculo para el desarrollo de la prensa en Brasil es la importancia extrema que tienen otros medios de comunicación, especialmente la televisión, la cual capta la mayor parte de la atención del público brasileño, dejando poco espacio a medios menos comerciales como la prensa escrita. En México se vive un problema similar y, en donde al igual que Brasil, la diversidad y pluralidad son opacadas por la situación de oligopolio mediático existente. Aun así los medios de comunicación han tenido y seguirán teniendo una gran participación en la transición a la nueva vida democrática que continúa su curso en ambos países, ejerciendo presión contra a los actos de corrupción que en ambos países ya no son posibles de ocultar con la misma facilidad que en los regímenes autoritarios de antaño. Sin embargo, si bien fue decisiva la participación de los medios para la renuncia de ex-presidente Collor de Mello, todos los escándalos de corrupción que han afectado la presidencia de Lula, no consiguieron que éste perdiera la reelección, aunque probablemente fue debido al último escándalo, que involucró a legisladores de su partido político, lo que ocasionó que Lula no ganara las elecciones en la primera vuelta. 59
  • 56. Aun así es importante señalar que ninguno de los actos de corrupción que fueron expuestos por los medios durante el primer mandato de Lula fue reprimido, ni censurado. Al igual que en México la represión a la prensa se ejerce de manera más regional, ya sea por los grupos de poder (privados o públicos) regionales, o por el crimen organizado, cuanto más teniendo en cuenta la descentralización que existe en Brasil. Finalmente cabe destacar la importancia que tiene para el resto de América Latina el desarrollo de la prensa y los medios de comunicación en su país más extenso y poblado, y que aun contando con otro idioma, sigue siendo, junto con México la punta de lanza para las referencias mediáticas del resto de la región, no sólo como ejemplo sino también como gran proveedor de la difusión noticiosa hacia el resto de los países latinoamericanos. Fuentes Albert, Pierre y Leteinturier, Christine, Les médias dans le monde, enjeux internationaux et diversités nationales, Ed. Ellipses, Paris, 1999 Benítez, José Antonio, Los Orígenes del periodismo en nuestra América, Lumen, Buenos Aires-México, 2000 Iglesias, Francisco, Breve historia contemporánea del Brasil, Colección Popular, Fondo de Cultura Económica, México, 1995 Osorio Machado, Lia, Brasil I, el medio y la historia, Biblioteca Iberoamericana, Ediciones Anaya, Madrid 1988 Pigeat, Henri y Huteau, Jean, Déontologie des médias, institutions, pratiques et nouvelles approches dans le monde Economica/éditions UNESCO, Paris, 2000 Salwen, Michael B. y Garrison, Bruce, Latin American Journalism, Lawrence Erlbaum Associates, New Jersey, 1991 Diccionario de Historia de los países del Mundo. Salvat Editores, 2002, España. 60
  • 57. Dassin, Joan R. The Brazilian Press and the Politics of Abertura, en Journal of Interamerican Studies and World Affairs, Vol. 26, No. 3, agosto 1984 http://links.jstor.org/sici?sici=00221937%28198408%2926%3A3%3C385%3ATBPAT P%3E2.0.CO%3B2-N Faro, José Salvador, Indústrias midiáticas brasileiras: um projeto de História, Editora Metodista Digital, Universidade Metodista de São Paulo. http://editora.metodista.br/COM30/cap_02.pdf Miguel, Luis Felipe y Simoes, Paulo The Globo Televisión Network and the Election of 1998, en Latin American Perspectives vol. 27, No. 6 Brazil in the Aftershock of Neoliberalism, noviembre 2000 http://links.jstor.org/sici?sici=0094582X%28200011%2927%3A6%3C65%3ATGTNAT %3E2.0.CO%3B2-1 Pompeu de Toledo, Roberto. El Tratamiento de las Noticias Ministerio das Relações Exteriores, Brasil http://www.mre.gov.br/cdbrasil/itamaraty/web/espanh ol/comunica/imprensa/tnotic/Resende, Lino Geraldo, A censura contra a cidadania: O caso do Brasil, Biblioteca On-line de Ciências da Comunicação. www.bocc.ubi.pt/pag/resende-lino-geraldo-censuracidadania.pdf Associação Nacional de Jornais – Maiores Jornais Brasileiros – Circulação http://www.anj.org.br/?q=node/177 Associação Nacional de Jornais – Legislação. http://www.anj.org.br/?q=node/29 http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/americas/country_p rofiles/1227110.stm Folha Online – Conheça a Folha. http://www1.folha.uol.com.br/folha/conheca/in dex-es.shtml Folha Online – 80 anos – O Grupo Folha http://www1.folha.uol.com.br/folha/80anos/grupo_folh a.shtml Freedomhouse.org: Map of Press Freedom – Brazil 2006. http://freedomhouse.org/template.cfm?page=251 &year=2006 61
  • 58. Infoglobo: http://www.infoglobo.com.br/index.asp Instituto Gutenberg – A imprensa e as leis. http://www.igutenberg.org/lei14.html O Globo Online – Expediente. http://oglobo.globo.com/servicos/expediente.asp Presidência da República: Constituição da República Federativa do Brasil De 1988 https://www.planalto.gov.br/ccivil_03/Constituic ao/Constitui%C3%A7ao.htm Radiobras, Prêsidencia da República. http://www1.radiobras.gov.br/contatos.htm Relatório de Responsabilidade Corporativa – Grupo Estado http://www.estadao.com.br/ext/especial/extraon line/especiais/relatorio/index.htm Reporters Sans Frontières – Brasil – Informe Anual 2006 http://www.rsf.org/article.php3?id_article=17139 VEJA on-line. http://vejaonline.abril.com.br World Factbook CIA: Brasil y Mexico. https://www.cia.gov/cia/publications/factbook/ 62
  • 59. La prensa argentina Nube Álvarez Sagahön Argentina es uno de los países de América Latina que alcanzó primero su independencia, es el segundo estado en superficie después de Brasil y su índice de desarrollo humano es de los más altos en el hemisferio sur. También es el país con mayor tasa en educación. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos en el 2001, 97% de hombres y mujeres mayores de 15 años saben leer y escribir. La población total en 2009 supera los 40 millones de habitantes. Por esta razón no es sorprendente que la prensa argentina sea una de las más antiguas y leídas en América Latina. Los periódicos argentinos En el 2000 había en este país nueve diarios de circulación nacional: Clarín, La Nación, La Razón (gratuito), Crónica, Ámbito Financiero, Diario Popular, Cronista Comercial, Olé, La Gaceta y Buenos Aires Herald, este último impreso en ingles, además de los 97 cotidianos de circulación regional.. Como se muestra en la tabla 1, los primeros cuatro diarios en importancia también son los de mayor tiraje y los más leídos. En el 2000, Euromonitor de la Asociación Mundial de Periódicos calculó que la circulación anual de periódicos en Argentina ascendía a 2,601,910 ejemplares. De acuerdo con World Press Trends para 2002, de las ventas totales de periódicos, 60% llegan directo a casa de los lectores bajo suscripción; mientras que el 40% restante lo compra en kioscos o tiendas de autoservicio. Para 1997 existían ya 10 periódicos en línea y para el 2000 esta cifra ya había aumentado a 100 diarios electrónicos. Clarín. Diario de mayor circulación en Argentina y el más vendido en países de habla castellana. En el 2002 tenía una circulación de 456,000 ejemplares impresos y se aproximaba que el número de lectores ascendía a 3,241,000. De formato tabloide, este diario fue fundado 63
  • 60. en 1945 por Roberto Noble quien se dedicó al periodismo después de haber ocupado gran parte de su vida a la política nacional. Noble es recordado por su frase: “En un concierto de tambores, salgo a tocar el clarín”. Este diario pertenece a Grupo Clarín que es uno de los mayores conglomerados mediáticos de Argentina, además de ser propietario de Diario Olé, Diario La Razón, Elle Argentina, Editora de Revistas SA, Diario La Voz del Interior, Diario Los Andes, Diario Página/12. De igual forma, controla 13 canales de televisión y señales más vistas, tres emisoras de radio y la compañía telecomunicaciones Audiotel S. A. También posee Papel Prensa S. A. La Nación. Es el decano de la prensa argentina, fundado en 1870 por el ex presidente Andrés Mitre. La Nación se encuentra entre los principales diarios con mayor circulación en Argentina, ya que las impresiones de este diario y el número de lectores ascienden respectivamente a 167,000 y 627,000. De gran formato, este diario pertenece a Grupo La Nación que, entre otro, dirige la editorial que imprime las revistas Rolling Stone, Lugares, Ahora Mamá, además de ser controlar la Agencia Diarios y Noticias (DyN) La Razón. Diario gratuito perteneciente al Grupo Clarín y fundado en 1905. Circulan alrededor de 163,000 ejemplares que son leídos por aproximadamente 161,000 lectores. Se distinguió por ser considerado como el primer diario argentino sin tendencias políticas claras, ya que no estaba relacionado con partidos políticos, ni con grupos de elite económica o política. Crónica. Diario joven que fue creado en 1963 por Héctor Ricardo García. Este tabloide opera la fórmula del amarillismo y sensacionalismo. Explota hechos policiales y crónicas de televisión. Su circulación asciende a 225 mil y en número de lectores es de 493 mil. 64
  • 61. Tabla 1. Principales diarios argentinos en 2009 Título Propietario Formato Clarín (1945) Crónica (1963) Grupo Clarín Editorial Sarmiento Grupo La Nación Grupo Clarín Tabloide Tabloide 3,241,000 493,000 456,000 225,000 Gran formato Tabloide gratuito Tabloide 627,000 167,000 161,000 163,000 182,000 110,000 Tabloide Tabloide 381,000 ND 81,000 60,000 Tabloide Gran formato Total: 190,000 188,000 51,000 44,000 5,463,000 1,357,000 La Nación (1870) La Razón (1905) Ámbito Financiero Diario Popular Cronista Comercial Olé (1996) La Gaceta AmFin SA Imbrepa Editorial El Cronista Grupo Clarín La Gaceta SA Lectores estimados Circulación Fuente: Elaboración propia a partir de IVC, TGI, ZenithOptimedia. Legislación La libertad de prensa y expresión es una garantía constitucional según en el artículo 14 de la Constitución de 1853 y esta declara que “Todos los habitantes de la nación gozan del derecho de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa”. De igual forma el artículo 32 afirma que “el Congreso Federal no dictará leyes que restrinjan la libertad de imprenta o establezcan sobre ella la jurisdicción federal”; sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, estos derechos han sido violados innumerablemente, especialmente durante la época de la dictadura. Los delitos de calumnia e injuria cometidos por la prensa pueden ser demandados ya que se encuentran tipificados en el Código Penal y en el Código Civil, por lo tanto, se pueden hacer demandas jurídicas por el honor de las personas. De hecho, si la demanda procede y se encuentra culpable de deshonra o descrédito, el medio o 65
  • 62. un responsable pude ser sancionado de uno a tres años de prisión o multas. El derecho de réplica, rectificación o respuesta no está inscrito en la legislación argentina; sin embargo, el derecho a la intimidad y privacidad está protegido en el artículo 19 de la Constitución. Carlos Sortino, en su análisis sobre Libertad de Prensa y Orden jurídico, menciona que la reserva de la fuente está inscrita en la Constitución Nacional y que ésta es el derecho del periodista de mantener en reserva sus fuentes de información al instituir el habeas data en su artículo 43. Dice el tercer párrafo: "Toda persona podrá interponer esta acción para tomar conocimiento de los datos a ella referidos y de su finalidad, que consten en registros o bancos de datos públicos, o los privados destinados a proveer informes, y en caso de falsedad o discriminación, para exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquéllos. No podrá afectarse el secreto de las fuentes de información periodística." Historia de la prensa En el nuevo continente, los diarios comenzaron a circular con el fin de dar a conocer las novedades comerciales, geográficas e históricas. Sin embargo, su papel más importante comenzó a mediados del siglo XVIII cuando los diarios y gacetas se convirtieron en transmisores de sentimientos nacionalistas e insurgentes. En Argentina, el primer diario se fundó en 1781 y este fue el Telégrafo Mercantil, Rural, Político, Económico e Historiográfico del Río de la Plata que trataba temas de botánica, agricultura, medicina. Sin embargo, el 7 de junio de 1810 apareció la Gaceta de Buenos Aires, considerado como el primer periódico ya que abordaba temas de política pública, además de ser el primero fundado en la Argentina independiente. Su nacimiento fue indicado por decreto por La Primera Junta ya que consideraban necesario hacer del saber público actos oficiales, así como noticias interiores y exteriores. "¿Por qué se han de ocultar a las Provincias sus medidas relativas a solidar su unión, bajo nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas o adversas que manifiesten el 66
  • 63. sucesivo estado de la Península?... Para el logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal, con el título de la Gaceta de Buenos Aires", escribió Mariano Moreno, de la Gaceta de Buenos Aires, el 7 de junio de 1810. En Buenos Aires de 1830 nació, para la sorpresa de muchos, La Aljaba, el primer periódico de género en todo el continente. Este diario fue dirigido por y para mujeres. Su corte era en su totalidad literario. La editora, Petrona Rosende de Sierre, permaneció oculta por varios años tras las simple firma de La Editora por miedo a represalias por su osadía que afortunadamente, nunca sucedieron. La Aljaba se imprimía martes y sábados. A partir de 1973 y hasta 1986 la prensa atravesó por una dura prueba: la dictadura. Tal y como afirma Heriberto Muraro, la coartada a la libertad de prensa fue tan fuerte, que el gobierno peronista prohibió que los periódicos locales utilizaran aquello que contaban del país los servicios de cable internacionales o los corresponsales extranjeros residentes en Argentina. Ningún argentino podía hablar de las masacres que ocurrían y si se atrevían a hacerlo, ponían en peligro su propia vida, fue por esta razón que las críticas al sistema se centraron únicamente en cuestiones económicas. Según Reporteros Sin Fronteras, durante los años de la dictadura hubo en Argentina 98 periodistas desaparecidos y asesinados. Muraro revela que la circulación de los diarios, revistas, la edición de libros y la producción de filmes bajó casi a la mitad. Al fin de la dictadura, los problemas para la prensa no habían terminado, ahora la sociedad se enfrentaba al debate del futuro de los medios. Uno de estos problemas, por ejemplo, se desarrolló por el tema de la censura y es que la población civil y la Iglesia, se enfrentaban constantemente en discusiones si esta debía ser eliminada o no. A mediados de 1980 los medios volvieron a despegar gracias a la ayuda de los partidos políticos y es que fueron estos quienes, después de “descubrir” el impacto que estos tenían en la sociedad, decidieron utilizarlos como instrumentos de concientización y organización 67
  • 64. política contra las fuerzas del imperialismo y sus aliados locales, así lo aseveró Muraro. En 2001, la crisis económico-política en el que se vio Argentina, de un día a otro, hundida golpeó el estado de la prensa. La moneda se devaluó en 260%, los pobres e indigentes llegaron a la terrible suma de 19 millones. En esta crisis, la industria de la prensa bajó sus ventas considerablemente. En su reporte del 2001, la Asociación Mundial de Periódicos anunció que entre los años de 1997 y 2001 la venta de diarios argentinos bajó 35.8%. De igual forma, la inversión publicitaria, que era el sustento de la mayoría de los diarios, que en el 2001 alcanzaba los 808 millones de dólares, en el 2002 estas habían bajado a 613 millones, 20% menos en tan solo un año. Esta crisis se vio reflejada, entre otras cosas, en el encarecimiento de materias primas, principalmente el aumento en el precio del papel. La crisis impulsó el gran boom del crecimiento de publicaciones electrónicas, aunado al desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación. Fuentes Steward, Brand (1988): El laboratorio de los medios: Inventando el futuro. Editorial Galápagos. Buenos Aires, Argentina. Lennos, Federico (2002): Crisis de la prensa argentina. Chasqui, Núm. 80. Quito, Ecuador. Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina, pp.- 4- 11 Muraro, Heriberto. Dictadura y transición a la democracia: Argentina, 1973- 1986. Euromonitor International from World Association of Newspapers www.euromonitor.com/World_Directory_of_Trade_and_B usiness_Association INDEC: Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de la Republica de Argentina www.indec.mecon.ar Red de revistas científicas de América Latina y caribe, España y Portugal www.redaly.com 68
  • 65. http://www.prensamercosur.com.ar http://www.saladeprensa.org Crónica: www.cronica.com.ar La Nación: www.lanacion.com.ar La razón: www.larazón.com Clarín: www.clarín.com 69
  • 66. La prensa ecuatoriana Lizeth Vázquez Castillo La República del Ecuador cuenta con una población de más de 14 millones de habitantes, lo que en México correspondería aproximadamente a la suma de la población de la ciudad de México y el estado de Puebla. Ecuador, como república independiente, surgió en 1830, cuando se separa por problemas políticos definitivamente de La Gran Colombia. Actualmente, el gobierno ecuatoriano funciona como una república democrática y se encuentra dividido en cinco poderes: el ejecutivo, el judicial, el legislativo y, los recientemente agregados, poderes electoral y ciudadano. En el aspecto económico, Ecuador se encuentra como la octava mayor economía de Latinoamérica, la cual depende en gran parte de sus exportaciones de petróleo. Ecuador, al igual que otros países de América Latina, presenta una desigual distribución de la riqueza. El 20% de la población más rica posee el 54.3% de la riqueza mientras que el 20% de la población más pobre apenas tiene acceso al 4.2%. Del mismo modo, “su prolongado estancamiento refleja problemas estructurales de competitividad internacional por su débil capital humano, deficiente sistema educativo, debilidad institucional y falta de infraestructura” (Larrea, 2004: 43). Ecuador se ha caracterizado por gobiernos inestables y frágiles. A pesar de que la presidencia en Ecuador es de cuatro años, entre 1997 y el 2007, hubo diez gobernantes diferentes. El país ha encontrado una estabilidad política con la llegada de Rafael Correa a la presidencia en el 2007, sin embargo, ésta no se ha reflejado en la situación que viven los medios. La Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) considera que en Ecuador la libertad de expresión corre serio peligro por las tensiones entre el Estado y la prensa, el aumento de atentados contra los periodistas, los ataques a los medios a través de la 71
  • 67. publicidad oficial y la aprobación de leyes de acceso a la información pública. Los periódicos ecuatorianos Ecuador tiene cuatro periódicos con circulación nacional: El Universo, El Comercio, El Telégrafo y Diario Hoy. A éstos se les podría sumar La Hora, que en realidad no tiene una sola edición, sino doce regionales que se enfocan en cubrir las necesidades de los lectores en cada comunidad. La prensa nacional concentra sus oficinas en las dos ciudades más importantes del país: Quito y Santiago de Guayaquil. El país cuenta con más de 50 periódicos locales, la mitad de éstos concentrados en Quito, Santiago de Guayaquil, Machala e Ibarra. Entre los periódicos regionales más importantes se encuentran: El Extra (1975), un periódico guayaquileño que se caracteriza por su sensacionalismo y ha logrado un tiraje de 69.000 ejemplares diarios y es el más visitado en la web; El Tiempo (1965) que se ha convertido en la principal competencia de El Comercio en Quito; El Avance (1970), diario de corte moderno que se caracteriza por la agresividad de sus periodistas; y El Mercurio (1924) que es el primer diario de la ciudad de Azay que alcanza un tiraje de 18.000 ejemplares diarios. El Universo. Diario matutino de tendencia liberal fundado el 16 de septiembre de 1921 por Ismael Pérez Pazmiño. Es publicado en la ciudad de Guayaquil y actualmente es el periódico con mayor tiraje del país. Después de haber tenido tres sedes, El Universo se ha instalado definitivamente en una casa al sur de la ciudad de Guayaquil. El Comercio. Periódico matutino de lineamiento conservador fundado por los hermanos César y Carlos Mantilla Jácome. Surgió durante la Revolución Liberal el 1 de enero de 1906 y, desde ese momento, se ha publicado ininterrumpidamente. Es miembro de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP) y de la Sociedad Interamericana de Prensa. Es el segundo diario con mayor tiraje en el país y, de 72
  • 68. acuerdo con Wilson Hallo, “El Comercio ha constituido uno de los baluartes de la prensa nacional, que en momento de desarrollo y crisis de la nación ecuatoriana del siglo XX, han dado un aporte fundamental para la afirmación de la nación y la democracia”. El Telégrafo. Empezó a publicarse el 16 de febrero de 1884 por lo que es el diario nacional con mayor historia en Ecuador. Su nombre es un homenaje al telégrafo, el cual fue instalado en Ecuador en ese año. Fue fundado por Juan Murillo Miró como un periódico independiente que buscaba dar voz a los ciudadanos durante la época revolucionaria. Se puede afirmar que este periódico ha pasado por dos etapas. La primera de 1884 a 1886, en donde se caracterizó por tener un discurso radical y dar a conocer las injusticias cometidas por el gobierno. Debido a estas acciones, enfrentó múltiples represiones gubernamentales, entre las que destacaron la encarcelación y exilio de Murillo Miró. En 1898, aprovechando el movimiento liberal que se daba en el país, El Telégrafo volvió a publicar, sólo que esta vez bajo la dirección de José Abel Castillo, iniciando con esto la segunda etapa del periódico. En esta época, el diario siguió caracterizándose por denunciar las represiones gubernamentales, como la matanza de obreros en Guayaquil en noviembre de 1922. Por lo tanto, nuevamente el periódico fue censurado por el gobierno. José Abel Castillo decidió abandonar el país, y, en 1923, sus hijos Manuel Eduardo y José Santiago Castillo asumieron la dirección. En 2008, ya bajo la presidencia de Rafael Correa, el Ministerio de Economía de Ecuador adquirió el diario e introdujo cambios en diseño y circulación. Estableció una nueva imagen a través de un cambio de logo y de un formato tabloide que apuesta por la comodidad del lector. Otro de los grandes cambios se dio en la circulación. Como una estrategia para llegar a más personas, el 40% del tiraje, aproximadamente 12 mil ejemplares diarios comenzaron a repartirse de forma gratuita; asimismo, el 60% restante se vende a 25 centavos, que corresponde al precio más bajo de un diario nacional. 73
  • 69. Diario Hoy. Fundado el 7 de junio de 1982 por José Navarro, Diario Hoy se ha convertido en el periódico nacional matutino más joven de Ecuador. Desde un inicio, se caracterizó por innovar ya que fue el primer periódico impreso a todo color, con diseño modular y, además, el primero en América Latina con una versión electrónica en 1994. A diferencia de los otros diarios nacionales, se caracteriza por dar una gran apertura a las distintas corrientes de opinión. Forma parte del grupo Hoy, empresa que cuenta con más con los diarios gratuitos, MetroHOY, el primer diario gratuito de Quito y MetroQuil, primer diario gratuito en Guayaquil. Del mismo modo, cuenta con las revistas: Hoy Domingo, Sí, Cometa, La Guía Inmobiliaria y Newsweek en Español. La Hora. Es el periódico con más ediciones regionales de Ecuador, un total de doce que comprenden: Quito, Guayaquil, Cuenca, Carchi, Chimborazo, Cotopaxi, El Oro, Esmeraldas, Imbabura, Loja, Los Ríos, Manabí, Pastaza, Santa Elena, Santo Domingo de los Tsáchilas, Tungurahua y Zamora Chinchipe. Fue fundado por Galo Martínez Merchán y su primera edición, la de Quito, apareció el 23 de agosto de 1982. Su mayor ventaja es que sus múltiples ediciones le permiten enfocarse en los asuntos de cada localidad sin dejar de lado las noticias nacionales. 74
  • 70. Tabla 1. Principales diarios ecuatorianos en 2009 Título Sede Propietario(s) Fundador Ideología El Universo (1921) El Comercio (1906) Guayaquil Grupo El Universo Grupo El Comercio Liberal Conservador 100,000 Diario Hoy (1982) La Hora (1982) Quito y Guayaquil Quito Ismael Pérez Pazmiño César Mantilla Jácome y Carlos Mantilla Jácome José Navarro Tiraje diario entre semana 450,000 No definida ND Liberal 100,000 El Telégrafo (1884) Guayaquil Liberal 35,000 Total: 685,000 Quito Grupo Hoy Editorial Minotauro S.A. Ministerio de Economía Galo Martínez Merchán Juan Murillo Miró Legislación El derecho a la comunicación y a la información se encuentra regulado en la sección tercera de la Constitución de Ecuador 2008. De acuerdo con ésta, “todas las personas, en forma individual o colectiva, tienen derecho a: una comunicación libre, intercultural, incluyente, diversa y participativa, en todos los ámbitos de la interacción social, por cualquier medio y forma, en su propia lengua y con sus propios símbolos”. Asimismo, “el Estado fomentará la pluralidad y la diversidad en la comunicación y al efecto: garantizará la asignación, a través de métodos transparentes y en igualdad de condiciones, de las frecuencias del espectro radioeléctrico, para la gestión de estaciones de radio y televisión públicas, privadas y comunitarias, así como el acceso a bandas libres para la explotación de redes inalámbricas, y precautelará que en su utilización prevalezca el interés colectivo.” La nueva Constitución fue aprobada por la Asamblea Constituyente y entró en vigor con la aprobación del 64% de los ecuatorianos en el 2008. De acuerdo con su artículo 19, "la ley regulará la prevalencia de contenidos con fines informativos, educativos y culturales en la programación de los medios de comunicación…" Esto fue interpretado como un duro golpe para la libertad de prensa ecuatoriana, ya que el Committee to protect 75
  • 71. journalists consideró que el artículo reformado abre la posibilidad de que los medios sean gubernamentalmente regulados. Los medios de comunicación ecuatorianos han atravesado por un periodo difícil, esto se debe en gran parte a sus problemas con el presidente Rafael Correa. El enfrentamiento más importante entre medios y gobierno se dio en julio de 2008. En víspera de un referéndum para una nueva constitución que buscaba ampliar los poderes del ejecutivo y que buscaba limitar la libertad de prensa, Correa ordenó confiscar cerca de 200 empresas mediáticas. La justificación fue que estas empresas tenían vínculos con el Grupo Isaías, quien en 1998 estafó al gobierno ecuatoriano. Sin embargo, para los medios esta acción fue únicamente para censurarlos. De acuerdo con el periodista Andrés Oppenheimer (2008): “la confiscación gubernamental de todas estas empresas tuvo un simple propósito… asegurarse el control de los principales medios de comunicación para tratar de ganar el referéndum de septiembre próximo, que le permitiría a Correa ser reelecto para un nuevo mandato". El proyecto de ley para regular la prensa también ha provocado tensiones entre el gobierno y los medios de comunicación. Al igual que el artículo 19 de la Constitución, la ley de prensa contiene un lenguaje vago que puede ser utilizado para atentar contra la libertad de los medios de comunicación. Por lo tanto, organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch, la Sociedad Interamericana de Prensa y la Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han solicitado al gobierno ecuatoriano que este proyecto de ley sea revisado antes de enviarse a la Asamblea Nacional. En contraparte a estas acciones, los medios ecuatorianos se encuentran organizados en el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina. Fundada en 1959, la organización busca apoyar el desarrollo de la comunicación, en todos sus campos, el tratamiento de la comunicación como elemento fundamental para el desarrollo integral de la sociedad y funcionar como medio para democratizar la 76
  • 72. sociedad. La CIESPAL es una asociación regional, no gubernamental, autónoma y sin fines de lucro con sede en Quito. Historia de la prensa La prensa llegó a la Nueva España en 1539, sin embargo, fue más de un siglo después, el 6 de octubre de 1741, cuando la corona española concedió a Quito el permiso para tener una imprenta pública. Esta imprenta se utilizó hasta 1825 para publicar El Espectador Quiteño, un diario que constantemente criticó las acciones de Juan José Flores, el general del departamento de Quito. En respuesta, el general mandó asaltar la imprenta, con lo que se consolidó la primera represión gubernamental hacia la prensa ecuatoriana. La prensa se desarrolló más formalmente a principios del siglo XIX. En 1809, comenzó a circular el periódico Gaceta de la Corte de Quito, un diario con tendencia antirrevolucionaria que sólo logró llegar al sexto número. En contraparte, en 1810 salió la Gaceta de la Corona, una publicación que de forma irónica apoyaba la revolución y tenía un carácter liberal. El tercer diario de esta etapa del periodismo ecuatoriano fue La Gaceta Curiosa. A partir de 1812, la prensa continuó con una evolución que fue resultado de la transición que vivió Ecuador al pasar de una colonia a formar parte de la Gran Colombia. En esta etapa surgen periódicos como: El Conservador (1818 – 1820), El Republicano del Sur (1822) y El Monitor Quiteño (1823). Desde finales del siglo XIX y principios del XX, Ecuador se caracterizó por las acciones coercitivas de los gobernantes conservadores sobre la población. Como respuesta a la represión, apareció la Revolución Liberal que, con sus preceptos de libertad de pensamiento y palabra, permitió que surgiera una prensa floreciente en cantidad y calidad. La libertad de prensa permitió que aparecieran numerosas publicaciones, tanto de tendencia liberal como conservadora. Entre los periódicos liberales se fundó El Comercio (1906) y El Día (1913). Asimismo, se logró la reapertura del periódico El Telégrafo, el cual 77
  • 73. había sido cerrado en represalia a sus publicaciones en contra del gobierno. Otros periódicos relevantes de la época fueron: El Federalista, La Democracia, La Época y El Grito del Pueblo. En las siguientes décadas los movimientos sociales se volvieron determinantes para el desarrollo del periodismo. Los obreros comenzaron a exigir mejores condiciones de trabajo y, en este entorno, surgieron diarios como El Universo (1920) y otros diarios de corte socialista como La Tierra, El Debate, El Socialista y La Verdad. En la década de 1940, es cuando “el periodismo ecuatoriano llegó a un grado de madurez y organización, estructurándose la Unión Nacional de Periodistas (UNP) en 1944”. (Wilson, 1992). Asimismo, aparecieron el Círculo de la Prensa y la Asociación de Periodistas de Guayas. El periodismo ecuatoriano también se ha beneficiado por la fundación del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL) que surgió en 1959 por un convenio tripartito entre el gobierno del Ecuador, la UNESCO y la Universidad Central del Ecuador. Éste es un organismo regional, no gubernamental, autónomo, sin fines de lucro que tiene como objetivos: “1. Apoyar el desarrollo de la comunicación, en todos sus campos, poniendo especial énfasis en el estudio y desarrollo de teorías innovadoras. 2. El tratamiento de la comunicación como elemento fundamental para el desarrollo integral de la sociedad. 3. Contribuir a la democratización de la comunicación como única alternativa de solución a la problemática nacional y continental, y como medio para democratizar la sociedad” (CIESPAL, 2009, en línea). En la década de los 1980, es cuando los principales diarios ecuatorianos se consolidaron. El Tiempo (1965) logró romper la hegemonía de El Comercio en Quito, el diario El Universo se convirtió en el más leído de Ecuador con un tiraje de 300 mil y el Diario Expreso de Guayaquil (1969) llegó a un tiraje de 55 mil ejemplares. 78
  • 74. Referencias: AEDEP. (s.f). Recuperado el 15 de septiembre de 2009, de: http://www.aedep.org.ec/ CIESPAL. (s.f). Recuperado el 16 de septiembre de 2009, de: http://www.ciespal.net/ Committee to protect journalists (s.f.). Recuperado el 16 de septiembre de 2009, de: http://cpj.org/es/2009/02/ecuador.php Constitución de Ecuador. (2008). Recuperada el 10 de octubre de 2009, de: http://www.asambleaconstituyente.gov.ec/docu mentos/constitucion_de_bolsillo.pdf El Telégrafo. (s.f). Recuperado el 15 de septiembre de 2009 de: http://www.telegrafo.com.ec/ El Comercio. (s.f). Recuperado el 15 de septiembre de 2009 de: http://www.elcomercio.com/ Instituto Nacional de Estadística y Censos (2009). Recuperado el 15 de septiembre de 2009, de: www.inec.gov.ec La Hora. (s.f). Recuperado el 14 de septiembre de2009 de: http://www.lahora.com.ec/ Larrea, C. (2004). Dolarización y desarrollo humano en Ecuador. Flacso, pp. 42-53. Wilson, H. (1992). Síntesis histórica de la comunicación y el periodismo en el Ecuador. Ecuador: Ediciones El Sol. Conartel. (s.f). Recuperado el 14 de septiembre de 2009, de: http://www.conartel.gov.ec/web/guest/inicio Lasso, C. (2008). Telégrafo: el diario que mató su historia. http://imaginarioecuador.blogspot.com/2008/04 /el-caso-el-telgrafo.html Viteri Díaz, G. (20087. "Empleo, Salarios, Pobreza y Desigualdad en el Ecuador" en Observatorio de la Economía Latinoamericana. Recuperado el 14 de septiembre de 2009, de: http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/index.htm 79
  • 75. La prensa colombiana Aranzazú Rosales Rojas Colombia, ubicada al norte de Sudamérica, con una extensión territorial de 1,138,914 km2 y una población de más de 41 millones de habitantes (Departamento Administrativo Nacional de Estadística, 2005), es un país que tiene índices de alfabetización similares a México. De acuerdo con cifras de 2005, proporcionadas por las respectivas instituciones de estadística, un 91.6% de las personas mayores de 15 años sabe leer y escribir. El gobierno colombiano mantiene desde hace varias décadas dos retos constantes que con frecuencia acaparan la atención del resto del mundo. Por un lado, el combate de los cárteles de droga y, por el otro, la contienda con los grupos paramilitares Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército Popular de Liberación y el Ejército Liberación Nacional. Colombia es uno de los países latinoamericanos que más esfuerzos ha hecho por desarrollar un periodismo comprometido, ético y completo. Se han creado múltiples agrupaciones de periodistas para hacer propuestas sobre el ejercicio de su profesión, se han impulsado leyes para salvaguardar su vida y trabajo. Desafortunadamente, esta lucha no se presenta sólo por el deseo de tener mejores condiciones para el profesional de la información, sino que el clima de violencia y de bloqueo a la libertad de expresión obligan a que al menos ciertos principios no sean violados o existan las sanciones correspondientes. De acuerdo con la clasificación mundial de libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras, en 2009 Colombia ocupa el lugar 126, de un total de 175, respecto a las disposiciones indispensables para ejercer la labor periodística. Los periódicos colombianos En Colombia en 2009 circulan 46 diarios, dos de ellos nacionales, El Tiempo y El Espectador. Los periódicos restantes tienen un impacto y cobertura fuerte regional, 81
  • 76. pero no se publican diario, son muy pequeños o se publican en idioma inglés. Solamente 24 se publican diariamente y acumulan un total de 1,093,000 ejemplares cada día (Press Reference, 2009). Si bien los diarios locales y regionales no tienen un impacto nacional, cumplen una importante función a nivel regional, ya que abordan aquellos temas de interés para la gente de respectivas localidades. Tampoco se puede decir que hay un abandono de la información de carácter nacional o internacional, pero se aborda con menos atención que aquella de la región. Entre algunos de los periódicos más conocidos están El Colombiano, El Heraldo, El País, La Opinión, La Patria, La República, Portafolio, El Nuevo Siglo, La Libertad, ABCNoticias Barranquilla, Vanguardia Liberal, Diario Occidente, El Universal, Periódico Siglo 21, El Nuevo Día, El Mundo, La Nación, Diario Huila, Diario del Dur, La Tarde, El Diario del Otún, El Liberal, The Archipielago Press, Periódico de Valledupar, Diario Oficial y En Guardia. En tanto, los dos diarios que se publican en inglés son: The Colombia Times y The Bogota Daily. El Tiempo.- Es un cotidiano nacional con 97 años de trayectoria, fundado el 30 de enero de 1911 por Alfonso Villegas Restrepo, lo que lo ha ubicado como el de mayor importancia y le ha dado reconocimiento en el país. El Tiempo fue el diario gracias cual llego a Bogotá la primera máquina semirotativa dúplex, que sirvió para aumentar el tiraje y el número de páginas impresas. A pesar de que en 1948 detuvo operaciones por cuatro días, el diario se caracteriza por la regularidad de su publicación en comparación con otras publicaciones. Otro incidente sufrido fue el 6 de septiembre de 1952 cuando un grupo de personas destruyeron parte de las instalaciones y oficinas. En agosto de 1955 el diario fue clausurado por el gobierno presidido por Gustavo Rojas Pinilla y reanudó actividades hasta junio de 1957. De acuerdo con Cauca (1968), a lo largo de su historia el periódico ha dado gran impulso a las secciones de deportes y espectáculos. Del mismo modo, brindó ayuda a la ciudadanía a través de la instauración de brigadas de salud en barrios colombianos. 82
  • 77. El Tiempo es editado por Casa Editorial El Tiempo, que también publica Semanarios, Periódico Hoy y el especializado en economía Portafolio. Asimismo, edita las revistas Abc Del Bebé, Aló, Cambio, Carrusel, Donjuan, Enter, Habitar, Lecturas, entre otras. Pertenece al Grupo de Diarios de América (GDA) y es uno de los cinco diarios de mayor circulación en América Latina. Tiene una circulación de lunes a sábado de 240,964 ejemplares, mientras que en domingo alcanza los 475,046. No obstante, las estimaciones del grupo editorial indican que 1.110.000 personas leen el periódico diariamente. De acuerdo con el Estudio General de Medios de marzo de 2009, el nivel socioeconómico de los lectores va de medio bajo a alto, esto se puede entender un poco más con su precio en pesos mexicanos, que actualmente es de 8.50 aproximadamente. El Espectador.- Fue fundado el 22 de marzo de 1887, en Medellín, por Fidel Cano. Posteriormente en 1915 inauguró una nueva sede en Bogotá fundada por Luis Cano. El producto periodístico inició siendo publicado dos veces por semana, con 500 mil ejemplares. Antonio Cacua (1968) afirma que El Espectador ha sido uno de los diarios que más ha aportado al periodismo colombiano por introducir la linotipia, así como por transmitir fotografías por ondas de radio mediante este sistema y la telefotografía. Además menciona que fue el primero en imprimir fotografías y anuncios a color, suprimió los avisos de la primera página y suprimió las rayas y utilizó los acápites para dejar libre las columnas. Asimismo, rompió con la tradición de ubicar la sección editorial en la cuarta y quinta páginas, y las reinstaló en la segunda y tercera. Sin embargo, durante muchos años enfrentó acciones de censura, ataques a sus instalaciones y finalmente una crisis financiera que lo obligó a restringir su actividad periodística. La edición número 12 mil 145 del 27 de noviembre de 1949 fue decomisada y justamente ese mismo día se estableció la censura de prensa. El periódico recibió diversas suspensiones y 83
  • 78. multas de 1953 a 1955 por parte de la Oficina de Censura de Prensa y de la Oficina de Censura de Prensa. Más tarde, entre los años 2001 y 2008, dejó de ser una publicación diaria, para convertirse en semanal, debido a las trabas impuestas por el gobierno y a la falta de recursos. En 2008 la situación mejoró y se regresó a la impresión cotidiana. Actualmente, un ejemplar del diario cuesta aproximadamente 8.50 pesos mexicanos. El Colombiano.- Fue fundado por Francisco de Paula Pérez el 6 de febrero de 1912 y surgió en el departamento de Antioquia. Diariamente tiene un tiraje de 70,000 ejemplares, con excepción de los domingos que es de 40,000. El diario creó una figura autónoma, a la que llamó defensor del lector, para resguardar el derecho de su audiencia a la información y fortalecer la relación que los une. Tiene un precio (2009) de aproximadamente 8.50 pesos mexicanos. El Heraldo.- Es un periódico que se fundó en marzo de 1933, en Barranquilla, ciudad del departamento del Atlántico, para respaldar la candidatura de Alfonso López Pumarejo a la presidencia de la República del Partido Liberal. Inicialmente la propiedad del diario fue de la familia Montes, sin embargo, estuvo bajo la dirección del poeta Enrique de la Rosa. El diario ha logrado incorporar las innovaciones tecnológicas de su tiempo: primero la primera rotativa dúplex, luego instaló una rotativa scott con capacidad para estampar colores; en 1965 adquirió una maquinaria dúplex-goss con capacidad para 50 mil ejemplares por hora y simultaneidad de colores. Sin embargo, en dos ocasiones tuvo que suspender sus labores por orden del gobierno. La primera en 1951 ya que el diario fue acusado de incurrir en terrorismo político al publicar información de un bandolero colombiano que aún se encontraba con vida en Caracas, Venezuela. La segunda durante la presidencia Rojas Pinilla. A pesar de su alcance principalmente local, en cada publicación aborda al menos uno de los temas que ocupan la agenda nacional. Otro rasgo distintivo es la 84
  • 79. variedad de noticias que pueden aparecer en primera plana, ya que incluso temas de secciones suaves como espectáculos o deportes, pueden ocupar espacios significativos. No obstante, continúan en un lugar preponderante las notas que afectan o interesan directamente a la comunidad local. Un ejemplar cuesta aproximadamente 7.70 pesos mexicanos. El País.- El 24 de abril de 1950 nació este diario, fundado por los hermanos Alfredo, Álvaro y Mario Lloreda, en la ciudad de Santiago de Cali, ubicada en el departamento de Valle del Cauca. Según Cauca (1968), se trata de uno de los periódicos que más ha evolucionado en la creación de servicios, páginas especializadas y secciones fijas. En el año 2002, se colocó como el de mayor circulación en Cali (Press Reference, 2009) con un tiraje de 60 mil ejemplares entre semana, 120,000 en sábado y 108,304 en domingo. Un ejemplar cuesta aproximadamente 9.70 pesos mexicanos. La Opinión.- El periódico surgió como una publicación semanal en el año de 1958, en el departamento Norte de Santander, en la ciudad de Cúcuta. Sin embargo, después de poco más de dos años, el 15 de junio de 1960, comenzó su emisión diaria. Los fundadores del diario son Eustorgio Colmenares Batista, Virgilio Barco Vargas y Alirio Sánchez. Un ejemplar cuesta aproximadamente 8.50 pesos mexicanos. La Patria.- Se trata de un periódico fundado el 20 de junio de 1921, fruto de una sociedad limitada dirigida por Francisco Ocampo Londoño, en Manizales, Caldas. Según Cauca, desde sus comienzos, el diario reunió a los mejores escritores de la derecha y de la izquierda y en sus páginas se recoge su erudita producción. El periódico es de corte más popular que el resto, pues desde las noticias que ocupan su primera plana, pocas se refieren a situaciones de impacto nacional y más bien abordan aquellas más locales, sociales y de seguridad pública. Un ejemplar del diario cuesta aproximadamente 7.70 pesos mexicanos. 85
  • 80. Tabla 2. Principales diarios colombianos en 2009 Título Ciudad sede El Tiempo (1911) El Espectador (1887) El Colombiano (1912) El Heraldo (1933) El País (1950) Bogotá La Opinión (1960) La Patria (1921) Propietario(s) Formato Tiraje diario Casa Editorial El Tiempo Comunican S.A. Gran formato Tabloide 240,964 Cúcuta ND Gran formato Gran formato Gran formato Berliner 70,000 Calí Familia Gómez y Hernández Casa Editorial El Heraldo ND Manizales Editorial La Patria S.A. Gran formato ND Bogotá Antioquia Barranquilla 50,000 ND 60,000 ND Otros medios también tienen una importante presencia en Colombia. Hay 515 estaciones de radio que logran llegar a los oídos de 21 millones de personas. También tienen 60 canales de televisión y más de 878 mil personas que tienen acceso a internet. Legislación La libertad de prensa está asentada desde la Constitución, reformada en 1991, que en el artículo 20 señala: “Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura.” El artículo 73 indica que para asegurar su libertad e independencia profesional, la actividad periodística gozará de protección, así como de la inviolabilidad del secreto profesional. En esta máxima ley colombiana también se garantizan derechos que se relacionan directamente con la labor periodística como el de la honra (artículo 21), el de la dignidad e intimidad de la familia como inviolables (apartado del artículo 42) y el de acceso a documentos públicos (artículo 74). Los claros avances a la protección de la actividad periodística tienen antecedentes normativos desde hace 86
  • 81. varias décadas. En 1944, durante la presidencia de Alfonso López Pumarejo y aún con la Constitución de 1886 vigente, se dictó la Ley 29, que únicamente dictaba disposiciones sobre la prensa. Sin embargo, esta perdió solidez cuando con la reforma constitucional de 1991 se integró al artículo 20 específicamente el derecho de expresión de opiniones y pensamientos, así como de informar o fundar medios de comunicación. En ese mismo año, la Ley 137 reglamentaba los estados de excepción en los que el Estado podía intervenir los medios de comunicación a fin de no entorpecer labores el eficaz desarrollo de operaciones de guerra, beneficiar al enemigo o poner en riesgo la vida de alguna persona. También en el Código Penal se intentó que quedaran sentadas otras normas, pero la Ley 599 quedó inexequible. Dicha regulación, propuesta hace nueve años, dictaba sanciones por acciones como injuria y calumnia. En el año 2000 quedó instituido el 13 de agosto como el Día de la Libertad de Expresión, con el fin de que el gobierno planeara en conjunto con entidades sindicales y sociales relacionadas con los medios de comunicación, así como con el Ministerio de Educación, actividades alusivas a la libre emisión de información. Además de las leyes, los periodistas también acumularon sus esfuerzos para lograr asociarse y así impulsar leyes, proponer autorregulaciones o compartir experiencias que pudieran hacer de su labor un mejor periodismo al servicio de la sociedad. Algunas de estas agrupaciones que se conformaron fueron la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y la Asociación de Diarios Colombianos (Andiarios). Ésta se instituyó el 15 de septiembre de 1961 para defender los intereses de los periódicos asociados y unificar los problemas de índole material que puedan perturbar el ejercicio de la actividad periodística. Historia de la prensa La prensa estuvo en un inicio ligada a la política. La mayoría de los primeros periódicos fueron fundados por políticos que veían este medio como una forma segura de 87
  • 82. plasmar sus opiniones. La primera publicación se remonta al siglo XVIII, cuando apareció Papel Periódico de la Ciudad de Santa Fe, en el año de 1791, fundada por Manuel del Socorro Rodríguez. Otro gran avance para agrandar el camino de la prensa se dio en 1848 cuando Manuel Ancízar introdujo la primera imprenta a la que llamó El Neogranadino. Con ella también llegó un equipo de dibujantes, impresores, y litógrafos que generarían una revolución en la literatura y el periodismo colombianos. Una vez que ya se contaba con estas novedades, fue más sencillo aumentar el número de publicaciones de un diario, por lo que esto fue motivo suficiente par que Ancízar fundara un periódico con el mismo nombre de la imprenta. Posteriormente, durante el periodo de independencia, los diarios fueron mayoritariamente utilizados por los ejércitos patriotas. A través de este medio se podía comunicar cuáles eran los movimientos que proseguirían, las áreas ocupadas y las batallas perdidas. Desde aquí se trazaban las primeras líneas, pues los caudillos publicaban en periódicos que fueran más cercanos a su línea política, de tal forma que la libertad de prensa era respetada. A partir de 1810 hubo un despunte de diarios y semanarios. Antonio Nariño fundó La Bagatela y desde ahí pudo derrocar a la primera Junta de Gobierno. En respuesta, el periódico federalista Argos se encargó de confrontar las declaraciones de Nariño. En las décadas de 1820 y 1830, durante la Gran Colombia, abundó la diversidad de diarios, que iba de los religiosos, a los federalistas, centralistas y hasta masones. Sin embargo, fue en este momento que relucieron los de sátira política como Los Toros de Fucha, también fundado por Nariño en 1921. El primer periódico literario fue creación de Juan Francisco Ortiz, en 1836, y llevó el nombre de La Estrella Nacional. Hacia finales del siglo XIX y principios del XX aparecieron dos de los diarios que existen hasta ahora, El Espectador y El Tiempo. A partir de ellos comenzaron a surgir diversos diarios no sólo en las ciudades más importantes del país, sino que cada región comenzó a idear publicaciones que fueran de su interés y con las 88
  • 83. que se sintieran identificadas. En la década de 1920 llegó el radio, por lo que al haber más apertura y medios para expresarse, también aparecieron leyes para delimitar libertades. Bibliografía: Asociación de Diarios Colombianos. (2009). Libertad de prensa. Recuperado el 3 de noviembre de 2009, de http://www.andiarios.com/libertaddeprensa.html Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos. (2009). El Colombiano. Recuperado el 4 de octubre de 2009, de http://www.atdl.org/index.php?option=com_content&v iew=article&id=74&tmpl=component&Itemid=59 Biblioteca Luis Ángel Aranza. (2009). Historia del periodismo en Colombia. Recuperado el 20 de octubre de 2009, de http://www.lablaa.org/blaavirtual/ayudadetareas/peri odismo/per78.htm Cacua, A. (1968). Diarios que se editan en Colombia. Historia del periodismo colombiano. Bogotá: Fondo Rotatorio Policía Nacional. Casa Editorial El Tiempo. (2009). Descripción. Recuperado el 30 de septiembre de 2009, de http://publicidad.eltiempo.com/offline/index.php?pag =home&idp=10 Casa Editorial El Tiempo. (2009). Audiencia. Recuperado el 30 de septiembre de 2009, de http://publicidad.eltiempo.com/offline/index.php?pag =home&idp=10&idg=0&ids=42 Consuegra, J. (2002). Diccionario de periodismo, publicaciones y medios. Bogotá: Ecoe Ediciones. Libro en línea, recuperado el 3 de octubre de 2009, de http://books.google.com.mx/books?id=J6Icrxe5UqoC& pg=PA103&lpg=PA103&dq=%22tiraje+periodicos+colom bianos%22&source=bl&ots=UEfZEAqTyE&sig=GOAnBV GMhA_VPbwrTN769NUE8E&hl=es&ei=_lzLSvDxI46Ntg eT9LDjAQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=4 #v=onepage&q=&f=false El Colombiano.com (2009). El Colombiano, un diario leer. Recuperado el 30 de septiembre de 2009, de http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/C /corporativo_historia_27052008/corporativo_historia_2 7052008.asp?CodSeccion=52 Colombia Presidencia de la República. (2009). Constitución Política de Colombia. Recuperado el 5 de octubre de 2009, de 89
  • 84. http://web.presidencia.gov.co/constitucion/index_061 02009.pdf Colombia Presidencia de la República. (2009). Medios de Comunicación. Recuperado el 21 de octubre de 2009, de http://web.presidencia.gov.co/asiescolombia/medios.h tm Departamento Administrativo Nacional de Estadística. (2009). Informe Especial Censo General 2005 ColombiaEducación. Recuperado el 21 de octubre de 2009, de http://www.dane.gov.co/censo/files/boletines/bol_edu cacion.pdf La Patria.com (2009). La Patria El periódico de casa. Recuperado el 4 de octubre de 2009, de http://www.lapatria.com/Varios/casa.htm Medios para la paz. (2009). Ley del periodista en Colombia. Recuperado el 5 de octubre de 2009, de http://www.mediosparalapaz.org/index.php?idcategori a=2528 Press Reference. (2009). Colombia. Recuperado el 29 de noviembre de 2009, de http://www.pressreference.com/Be-Co/Colombia.html Reporteros Sin Fronteras. (2009). Colombia. Recuperado el 29 de noviembre de 2009, de http://www.rsf.org/esrapport172-Colombia.html 90
  • 85. La prensa peruana Ricardo Rubio La República del Perú se encuentra localizada en América del Sur, limitada por el Océano Pacífico, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia y Chile. Con una extensión territorial de 1.285.215, es el cuarto país más grande de América Latina, después de Brasil, Argentina y México. Tiene una población de más de 28 millones de habitantes que en su mayoría es de origen mestizo y habla mayoritariamente castellano, así como también las lenguas quechuas. Perú cuenta con un territorio geográficamente diverso, vastas zonas costeras en el Pacífico, regiones selváticas en el Amazonas, así como la presencia de la cordillera de los Andes. Todo esto se refleja en climas extremosos que causan regiones inhóspitas. La historia de Perú está llena de riqueza: el imperio Inca creó bases culturales para gran parte de la sociedad, las cuales se vieron mezcladas tras la colonización de los españoles. A partir de 1821 nació el Perú independiente, sufriendo grandes problemas de anarquía, debido a la inestabilidad política, social y económica presente en toda la región a lo largo del siglo XIX. La democracia se estableció por periodos intermitentes a lo largo del siglo XX, con sistemas económicos similares a los de los países vecinos, en los cuales se promovió el mercado de exportación de materias primas como eje rector del sistema económico. En 1968, Perú sufrió un golpe de Estado llamado Revolución de las Fuerzas Armadas. El gobierno militar tuvo un año de fracasos económicos lo que provocó que abandonaran el poder y se regresara a un sistema democrático; la República del Perú se consolidó en 1979. En la década de 1980 surgieron grupos subversivos que utilizaban el terrorismo como práctica de acción ante el Estado. Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru fueron los principales, el 91
  • 86. acto mediático principal que tuvieron fue el secuestro de la embajada de Japón en Lima. La estabilidad política y social fue ganando terreno a partir de la llegada de Alberto Fujimori Fujimori en 1990, administración en la cual se realizaron reformas estructurales de gran relevancia que vieron continuidad hasta hoy, con el gobierno de Alan García Pérez. La economía actual ha tenido una gran alza producto de las inversiones extranjeras, logrando ser uno de los países con mayor crecimiento con tasas del 9% anual. Los periódicos peruanos La prensa peruana se ha caracterizada, desde su resurgimiento a partir de la constitución de 1979, por la monopolización de los principales diarios. Tres grupos mediáticos controlan los diarios de mayor tiraje: Grupo El Comercio, Grupo EPENSA (Empresa Periodística Nacional) y Grupo La República. Los dos primeros tienen una línea editorial muy similar: corte empresarial y conservador, que se refleja en sus periódicos. Perú cuenta con pocos diarios nacionales, entre los principales destaca una clara división entre diarios de calidad y los de corte popular. El diario Trome ilustra el auge de la prensa popular peruana y a la vez refiere el nivel cultural de la sociedad. Otra característica es la distribución de los diarios, la mayoría son distribuidos en la capital, teniendo poco alcance en los departamentos. Como se muestra en la tabla 1, entre los principales títulos se encuentran El Comercio, La República, Correo, Ojo, Trome, Perú.21, El Bocón y Popular. El Comercio. Es el diario con mayor tradición en Perú, creado en 1839 por el chileno Manuel Amunátegui y el argentino Alejandro Villota. Comenzó como un diario vespertino con temas políticos, literarios comerciales; durante la Guerra del Pacífico sufrió su primera clausura por parte del gobierno. En 1959 publicó su primera portada noticiosa para mantenerse al día frente a la competencia radial. Es reconocido a nivel internacional como una fuente fidedigna de noticias 92
  • 87. ocurridas en Perú; es utilizado por medios extranjeros como la BBC. Se caracteriza por un periodismo serio, conservador y con una gran influencia dentro de la clase política peruana. Pertenece al grupo El Comercio. La República. Fue fundado por Gustavo Mohme y por el reconocido periodista Guillermo Thorndike 7 en 1981 a partir de la reciente democratización de Perú. Ha logrado mantener su línea editorial de centro-izquierda que le ha permitido tener presencia en la sociedad a pesar de tener un tiraje menor. Se le considera un diario corte liberal que a pesar de los pocos recursos económicos con los que inició ha logrado tener cierta presencia en los principales temas políticos nacionales. Correo. Forma parte del grupo mediático EPENSA, la mayor casa editora de Perú, fundado en 1962. Se ha caracterizado por una línea editorial de derecha. Una de sus principales ventajas es la creación de ediciones regionales para cada departamento del país, lo que le permite tener una mayor presencia. El diario está bajo el control de la familia Agios, la cual tuvo una gran cercanía con Alberto Fujimori Fujimori. Ojo. Diario de corte popular, con gran venta en las clases desfavorecidas, maneja un lenguaje sencillo de nota corta, gráficos explícitos y una gran cobertura a la nota policial, forma parte del grupo EPENSA. Surgió con el objetivo de ampliar la cobertura del grupo hacia el sector que el diario Correo no tenía influencia. Trome. Diario creado por el Grupo El Comercio en el 2001 con el objetivo de tener un espacio en las clases socioeconómicas bajas. Se caracteriza por el sensacionalismo de las notas y gráficos explícitos en la portada. Se le considera un fenómeno en términos económicos debido a su crecimiento en número de ventas, ocupando el primer lugar en menos de una Político, empresario y periodista peruano, fundador de La Republica y del Popular 7 93
  • 88. década. El 75% de su tiraje se concentra en Lima 8. El diario es estudiado por la NACRA, como un caso sobre la venta de la prensa escrita. Peru.21. Surge de la idea del Grupo el Comercio de ofrecer un diario de contenido similar a El Comercio, con un lenguaje claro acorde con un sector socioeconómico medio. Su gran crecimiento se debe a su novedoso diseño y su fácil lectura de temas relevantes. Tiene una línea editorial de centro-derecha. Tabla 1. Principales diarios peruanos en 2009 Título Propietario(s) Trome (2001) Grupo El Comercio Tiraje diario 360,430 El Comercio (1839) Grupo El Comercio 102,265 Perú.21 (2002) Grupo El Comercio Ojo (1968) EPENSA 197,086 Correo (1962) EPENSA 119,142 Aja (1994) EPENSA 97,371 El Bocón (1994) EPENSA 51,949 Popular (1984) Grupo La República 94,200 La República (1981) Grupo La República 45,000 79,869 Elaboración propia con datos de KPMG, CPI, Grupo La Republica, EPENSA y Grupo el Comercio. Tratándose de revistas, éstas se caracterizan en su mayoría por enfocarse a noticias relacionadas al mundo del espectáculo. Son pocas las revistas serias con enfoque político o social: Brújula, 5to Poder, Debate y Caretas. Existe igualmente presencia de revistas de origen estadounidense traducidas al castellano y que tienen una gran aceptación en el país. La revista Caretas, fundada en 1950 por Doris Gibson y Francisco Igartua, es el semanario con mayor influencia. Sus artículos se orientan a analizar los sucesos de actualidad: desde los golpes de Estado, los escándalos de corrupción, las elecciones presidenciales, la violencia política que sacudió al país hasta los 8 Atestación de Circulación de Diarios KPMG, Jul. - Dic. 2008 94
  • 89. crímenes pasionales y deportes. Fue uno de los principales medios opositores al fujimorismo y sus investigaciones fueron clave para esclarecer la matanza de Uchuraccay, evento ocurrido en 1983 con el asesinato de comuneros por parte de Sendero Luminoso, que desencadenó posteriormente el asesinato de ocho periodistas por parte de los indígenas. Legislación La libertad de prensa en el Perú está amparada por el derecho a la libertad de expresión incluido en la Constitución de 1993, artículo 2, fracción 4: “Toda persona tiene derecho a las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral o escrita o la imagen, por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos, bajo las responsabilidades de ley. Los delitos cometidos por medio del libro, la prensa y demás medios de comunicación social se tipifican en el Código Penal y se juzgan en el fuero común. Es delito toda acción que suspende o clausura algún órgano de expresión o le impide circular libremente. Los derechos de informar y opinar comprenden los de fundar medios de comunicación”. El periodista tiene la protección del Estado al igual que cualquier otro ciudadano, no tiene una categoría especial dentro de la legislación en el Perú, y al igual que los demás ciudadanos cuenta con la posibilidad de acceder a la ley No. 27806, Ley de Transparencia y Acceso a Información Pública. De gran utilidad para la prensa para informar sobre las actividades del Estado, con la consideración de que esta ley en artículo 15, contempla que no se podrá dar información cuando de por medio está la seguridad del Estado, un artículo que bloquea el acceso a la información por parte del periodista. Existe además una ley sobre monopolios en la Constitución con el objetivo de promover la libre competencia de prensa. En términos del artículo 61, título 3, capítulo 1, “El Estado facilita y vigila la libre competencia. Combate toda práctica que la limite y el 95
  • 90. abuso de posiciones dominantes o monopólicas. Ninguna ley ni concertación puede autorizar ni establecer monopolios. La prensa, la radio, la televisión y los demás medios de expresión y comunicación social; y, en general, las empresas, los bienes y servicios relacionados con la libertad de expresión y de comunicación, no pueden ser objeto de exclusividad, monopolio ni acaparamiento, directa ni indirectamente, por parte del Estado ni de particulares.” Consejo de la prensa peruana El Consejo de la Prensa Peruana (CPP) es una asociación civil sin fines de lucro fundada en 1997 por los principales medios de la prensa escrita del país. Se formó con el fin de defender la libertad de prensa, expresión, opinión y el derecho ciudadano a la información pública en Perú. Asimismo, promueve la ética en el periodismo mediante la implementación de mecanismos de autorregulación y la organización de actividades propicias al análisis y la investigación en torno al ejercicio periodístico. El Consejo está formado por los principales diarios, revistas y medios audiovisuales del país y las actividades que realiza su junta directiva son: comunicados públicos, simultáneamente en los medios de comunicación asociados, en defensa de la libertad de prensa y de expresión; campañas contra la impunidad en los casos de asesinatos de periodistas; proyecto Información para la Democracia; proyecto Prensa, Ética y Democracia; mesa de diálogo prensa-Poder Judicial y línea gratuita de denuncias sobre acceso a la información pública. El CPP cuenta con el tribunal de ética, en el cual se discuten las controversias y se resuelven mediante las decisiones que publica el Tribunal, estas deben ser acatadas por los medios de comunicación asociados al Consejo de la Prensa Peruana y son esencialmente de carácter moral. El tribunal podrá recibir solicitudes referidas a medios de comunicación no asociados al Consejo de la Prensa Peruana; los mismos que serán convocados a resolver las solicitudes del público, pudiendo aceptar o no competencia del tribunal de ética. 96
  • 91. Historia de la prensa peruana La prensa peruana es una de las de mayor tradición y antigüedad en Latinoamérica. La Abeja Republicana y el Solitario de Sayan fueron los pioneros, al ser creados en 1822, apoyados por el gobierno republicano de los libertadores. El general Simón Bolívar ordenó la creación del diario El Peruano en 1826. En 1839 comienza una nueva etapa en el periodismo peruano, no sólo por la aparición de un nuevo tipo de periodismo con mayor seriedad, sino por la desaparición de los órganos políticos: El Mercurio y El Telégrafo. La primera edición del diario El Comercio apareció el 4 de mayo de 1839, en una época de cambios políticos, cuando se busca terminar con la época el caudillismo e ingresar un sistema político más democrático. Años más tarde, es dotado de los más avanzados elementos mecánicos de la época, introduciendo la primera rotativa Marinoni y un moderno taller de estereotipia. De 1903 a 1919 surge un periodo con mayor libertad de prensa y menor control por parte del gobierno, condición que los diarios de derecha aprovecharon. Es en esta época nace La Prensa, diario apoyado por el partido de derecha peruano. Según Juan Gargurevich, una nueva etapa de periodismo abarca el periodo entre 1948 y 1970: los diarios El Comercio, La Prensa y La Crónica se modernizaron, adaptándose a las exigencias de un nuevo y más amplio mercado de lectores, al que les interesa llegar sobre todo, por intereses políticos e ideológicos bien definidos. El 26 de julio de 1974, la dictadura del General Velasco se apodera los diarios: El Comercio, La Prensa, Ojo, Correo, Última Hora y Afición y les impone nuevos editores. No fue hasta 1980 que, al retornar la democracia, pudo restablecerse la libertad de expresión y, devolverse los diarios a sus legítimos dueños. 97
  • 92. Referencias (APEC), F. d.-P. (2008). Campaña de publicidad escrita para APEC Perú. Lima. Austin, U. o. (1992-2009). Latin American Network Information Center. Recuperado el 1 de 10 de 2009, de http://lanic.utexas.edu/la/peru/ Cabada, J. (2007). La libertad de prensa si existe en el Perú, pero no en el acceso a la informacion. Peru News Review, 3-4. EPENSA. (2008). Empresa Periodistica Nacional. Recuperado el 2 de 10 de 2009, de http://www.epensa.com.pe/ KPMG. (2008). Auditoría de circulación de diarios – 2do. Semestre 2008. Lima. Organización de las Naciones Unidas para la Educacion, l. C. (2009). Consejo de la Prensa Peruana. Recuperado el 2 de 10 de 2009, de http://www.consejoprensaperuana.org.pe/tempo / S.A.C., C. P. (2009). Lectoria de diarios según nivel socioeconomico. Lima. S.A.C., C. P. (2009). Perfil psicografico de los lectores de diarios en Lima Metropolitana. Lima. 98
  • 93. La prensa hondureña Abril Acevedo García y Talía Murillo Monroy La República de Honduras tiene una población de más de 7 millones de habitantes, en una extensión de 112,085 km2. Desde 1821, dicha nación se ostenta como independiente; sin embargo, durante todo el siglo XIX y casi todo el siglo XX, se encontró sujeta a diversos tipos de dictaduras, la mayoría de carácter militar. No fue sino hasta 1982 cuando se celebró la primera elección libre, aunque en 2009 regresó la inestabilidad. En 2005 accedió al poder después de elecciones libres el presidente Manuel Zelaya que fue depuesto en junio 2009 por un golpe de estado, encabezado por Roberto Micheletti 9. Tratándose de la población, de acuerdo al Banco Mundial (2009), el desempleo llega al 4% de la población y el nivel de alfabetización es del 83% para las mujeres mayores de 15 años y del 84% en el caso de los hombres. La pobreza es todavía una constante y desde 1998 ésta y 9 La situación actual del país se volvió sumamente difícil desde el día 28 de junio de 2009 cuando Roberto Micheletti fue designado por el Congreso Nacional como presidente, luego de que Manuel Zelaya intentase realizar un referendo para reformar la Constitución de 1982 y así permitir la reelección presidencial. Antes del Golpe, el mandato de Zelaya duraría hasta el día 27 de enero de 2010, por lo que si no regresa al poder habrá tenido 7 meses menos de gobierno. El Golpe de Estado fue orquestado por cerca de 200 militares, quienes expulsaron a Manuel Zelaya a Costa Rica. Asimismo, a partir del día 28 de septiembre de 2009 se suspendieron las garantías constitucionales por 45 días, lo que de igual forma implica la restricción de las libertades de circulación y de reunión. Con esta restricción también se prohíbe toda clase de reunión pública, en caso de existir alguna reunión o manifestación, se tiene la orden clara de desalojo. De acuerdo con Leticia Salomón, profesora de la Universidad Nacional de Honduras, el golpe de Estado fue planeado por el grupo empresarial liderado por Carlos Roberto Flores Facussé (ex presidente de Honduras 1988-2002), el dueño del periódico La Tribuna, La Prensa, El Heraldo y de los canales de televisión 2, 3, 5 y 9. Mientras que el resto de las personas que apoyaron dicho golpe controlan el 90% de la riqueza del país. Algunos de los empresarios son: José Rafael Ferrari, Juna Canahuati, Camilo Atala, José Lamas, Fredy Násser, Jacobo Kattán, Guillermo Lippman y Rafael Flores (El Libertador, 2009). 99
  • 94. el creciente desempleo han estimulado el aumento en el narcotráfico y el crimen. La proliferación de pandillas de jóvenes, conocidas como “maras”, se ha convertido en un grave problema de seguridad para el gobierno. El desarrollo de Honduras es considerado como mediano, lugar 112 de los 182 países evaluados del Desarrollo de Capital Humano (Banco Mundial, 2009). A pesar del crecimiento observado, apenas 5.1% del país tiene acceso a Internet, alcanzando apenas 658,500 usuarios. De acuerdo con Euromonitor Internacional (2009), la circulación de los diarios era de 200,000 periódicos en 2003; sin embargo, esta cifra descendió drásticamente desde 2004 quedando en 160,000 publicaciones al día. La circulación por cada mil habitantes descendió en el mismo periodo de tiempo de 30 a 22. En el caso de Honduras, como de la gran mayoría de los países de América Latina, las garantías de la prensa en términos de libertad de expresión, son casi nulos. Según la Sociedad Interamericana de Prensa (2008), las legislaciones hechas por los países de la región imponen límites en cuanto a la libertad de expresión y de derecho a la información, es a través de esta imposición que se ha acrecentado la violencia contra los periodistas. Además, el control de los medios de comunicación se encuentra en manos de unos cuantos, por lo que existe poco acceso a la información y, en caso de tenerla, favorece un discurso político de carácter oficialista. De acuerdo con Reporteros Sin Fronteras y su clasificación anual sobre la libertad de prensa, en 2003 Honduras se encontraba en el lugar 65 de 166, sin embargo, para el 2009 descendió hasta la posición 128 de 175 países. De acuerdo con Naciones Unidas en su informe sobre el Derecho de Libertad de Opinión y Expresión Ambeyi Ligabo estableció que los principales obstáculos en términos de libertad de expresión a los que se enfrenta la nación son: “inseguridad para los periodistas, temor generalizado entre diversos grupos de la sociedad, impunidad de los crímenes y lenta adaptación de la legislación nacional a la internacional” (Sociedad Interamericana de Prensa, 2008). 100
  • 95. Después del golpe de 2009, la situación de los medios se tornó difícil especialmente debido a la suspensión de garantías que también comprendían cerrar todos aquellos medios que el gobierno considerara ofendieran la dignidad humana, a los funcionarios públicos o atentaran contra la ley. La suspensión de garantías constitucionales dio marcha atrás el día 6 de octubre de 2009, ya que no encontró apoyo suficiente. Los medios en general no tuvieron una posición crítica ante el golpe de Estado, salvo el diario El Tiempo, que mantuvo una línea editorial de oposición al golpe de Estado y con una mayor cobertura del acontecimiento. Según Reporteros sin Fronteras, la polarización mediática generada por el golpe de Estado propició el deterioro de la imagen de los periodistas (RSF, 2009). Los periódicos hondureños Con una población de 7,639,327 habitantes, Honduras es un país en vías de desarrollo y su prensa está a su imagen. De acuerdo con César Rivera, reportero de El Heraldo, 20% de los hondureños se informa a través de la prensa. La llamada “prensa tarifada” es una de sus características; surgió a causa de la corrupción y del estancamiento en la década de 1990, volviéndose retardador de la democracia con su versión oficialista. Ésta también ha sido posible en razón de la fuerte concentración de la prensa. Como se muestra en la tabla 1, entre los principales diarios destacan los controlados por Jorge Canahuati Larach: La Prensa, El Heraldo y Diez. También El Tiempo y Tribuna son ampliamente difundidos en el país centroamericano. La Prensa. Fundado el 26 de octubre de 1964, es el periódico más antiguo de Honduras. Su sede principal se encuentra en San Pedro Sula, sin embargo tiene dos más, una en Tegucigalpa y la otra en la Ceiba. Se ostenta como el periódico más influyente de Honduras y cuyo único interés es la promoción de la democracia en el país. Pertenece a la Organización Publicitaria, S.A., OPSA. Es el diario de mayor circulación en Honduras. El presidente es Jorge Canahuati Larach “el zar de la 101
  • 96. información” y su directora ejecutiva María Antonia Martínez de Fuentes. La Tribuna. Nacido el 9 de diciembre de 1976, su fundador y director es Oscar Armando Flores Midence. El actual propietario es el expresidente de Honduras (1988-2002) Carlos Roberto Facussé. Tiene sus oficinas principales en Tegucigalpa y su formato es de tipo tabloide. Su sistema de distribución es eficaz y permite llegar a los lugares más alejados. Los fines de semana publican dos suplementos. El sábado publican DIA 7, mientras el domingo publican otro homónimo con reportajes de esparcimiento e investigación. Cuenta con dos publicaciones orientadas a la juventud como lo son: Vívela, BLA, BLA, BLA y EXTRA. La mascota del diario es el Tribunito, y su misión es acercar a la población más joven a la lectura, a través de promociones y actividades con la comunidad. El periódico tiene su versión en Estados Unidos La Tribuna USA. Es el segundo diario con mayor circulación nacional (International Center for Journalists ). También existe la posibilidad de comprar la versión digital de la publicación en máxima resolución, a un costo de 4.99 lempiras al mes, mientras la impresa tiene un costo de 7 lempiras por día. El Heraldo. Nacido el 26 de noviembre de 1979 y cuyo fundador fue Jorge Larach, forma parte de Publicaciones y Noticias S. A. (PUBLYNSA). El actual dueño y presidente del periódico es, al igual que La Prensa, Jorge Canahuati Larach. Es el tercer periódico en importancia de Honduras. El Tiempo. Fue fundado en 1970 y se publica desde San Pedro Sula. Pertenece a Editorial Honduras S. A de C. V. y su dueño es el político Jaime Rosenthal Oliva (Grupo Continental). Es considerado un diario de corte popular y pro-zelayista. De acuerdo con Reporteros Sin Frontreras (2009), este diario tiene una filiación cercana con el Partido Liberal ya que su dueño es seguidor de Manuel Zelaya. Asimismo Geovanny Domínguez, jefe de redacción, afirmó que “de los cuatro diarios nacionales del país, es el único en haber mantenido una línea 102
  • 97. editorial de oposición al golpe de Estado y, es más, en proponer una amplia cobertura del acontecimiento, dándole la palabra a los dos bandos” (Reporteros Sin Fronteras, 2009). Cuenta con un suplemento deportivo titulado El Cronómetro, el cual es considerado como la competencia directa de Diez. Diez. Es un diario de corte deportivo que pertenece a la Organización Publicitaria, S.A., OPSA, controlada por Jorge Canahuati Larach. Tabla 1. Principales diarios hondureños en 2009 Título La Prensa (1964) La Tribuna (1976) El Heraldo (1979) El Tiempo (1970) Diez Propietario Jorge Canahuati Larach Carlos Roberto Flores Facussé Jorge Canahuati Larach Jaime Rosenthal Oliva Jorge Canahuati Larach Tiraje anual ND ND ND Entre 56,392 y 70,000 ND Fuente: Elaboración propia Por su relevancia, merece la pena mencionar el periódico mensual El Libertador (El Primer Auditor de Honduras), fundado en 2005 por Johnny Lagos y Javier Membreño. Nació con el objetivo de denunciar las irregularidades políticas cometidas en el proceso electoral durante el mismo año. Su tiraje es de 5,000 ejemplares. Entre los periódicos en línea destaca el Hondudiario y Proceso Digital. El primero nació en 2003 y pertenece a la empresa SEPROC, Servicios Profesionales de Comunicación S. de R. Tiene oficinas tanto en Tegucigalpa como en San Pedro Sula. Su principal objetivo es el monitoreo de diferentes medios los 365 días del año y retransmiten más de 3 500 noticias al mes. Por su parte, Proceso Digital es dirigido por Marlen Perdomo de Zelaya y la periodista investigadora es Orfa Sofía Mejía Maradiaga, ambas periodistas de carrera. Su misión es ofrecer la información con transparencia. 103
  • 98. Legislación La libertad de expresión tuvo cabida hasta 1982 con la promulgación de la Constitución de la República de Honduras. Del artículo 72 hasta el artículo 75 se delimitan todas las cuestiones de la prensa y la libre expresión, ya sea a través de la libre emisión de pensamiento o de la sin censura previa. Se exceptúa el poder ejercer censura para garantizar la protección tanto de los individuos como del Estado. Asimismo, los delitos de la prensa fueron eliminados del Código Penal, como los delitos contra el honor, el desacato o la falta de respeto u ofensa al funcionario público. No obstante existen leyes de Emisión de Pensamiento propias del derecho consuetudinario que chocan con la legislación de 1982. La única legislación que quedaría pendiente es la Ley de Acceso a la información, ya que si bien se encuentra como antecedente, existe otra legislación que debe ser tomada en cuenta la hablar de la libertad de expresión: la Declaración de Chapultepec. Ésta fue adoptada por La Conferencia Hemisférica sobre Libertad de Expresión, celebrada en México, D.F., el 11 de marzo de 1994. Aún no se ha determinado una ley como tal, siendo que una gran cantidad de países de la región se suscribieron a esta. Bajo el gobierno de facto de Roberto Micheletti, la legislación pertinente a las libertades de expresión sufrió cambios. El lunes 28 de septiembre de 2009 el gobierno cerró dos medios de comunicación: Radio Globo y el Canal 36. Asimismo, estableció un estado de sitio, con el cual la libertad de los hondureños quedó a criterio de militares y policías. Además, este estado coartó cinco garantías constitucionales: la libertad personal, libre emisión de pensamiento, libertad de asociación y de unión, libre circulación y los derechos de los detenidos. Lo anterior en base al artículo 187 constitucional, el cual señala que el gobierno tiene la potestad de suspender los derechos citados en los casos de "invasión del territorio nacional, perturbación grave de la paz, de epidemia o de cualquier otra calidad general”. Este estado duró 45 días y coincidió con el periodo restante para las elecciones de noviembre. Sin embargo, tras la falta de apoyo del 104
  • 99. Congreso el Estado, el sitio fue retirado el 6 de octubre. El 19 de octubre se reanudaron las transmisiones de Canal 36, después de 22 días fuera del aire. Historia La historia de la prensa hondureña surge en 1820 con la publicación de El Amigo de la Patria, un periódico que pugnaba por la independencia de Centroamérica. Después en 1829, Francisco Morazán importa la imprenta y se logra publicar en 1830 la publicación La Gaceta. Era de carácter oficialista, pues servía como control y manejo de la opinión pública (Zelaya, R. 2006). Desde entonces y hasta la fecha, se reprodujeron algunos periódicos de carácter oficialista. En estos primeros años fueron los intelectuales quienes estaban a cargo de la publicación de los sucesos del día a día (Mejía, T., 2002). En 1831 apareció el primer periódico particular, El Rayo, pero éste tuvo una corta duración (Embajada de Honduras en Costa Rica, 2007) El diario El Cronista (1898) es considerado como el primero totalmente independiente. A principios del siglo XX surgieron una gran cantidad de periódicos, sin embargo ninguno de estos sigue vigente. La mayoría de estos periódicos se formó de la unión de empresarios y círculos intelectuales. Algunos de estos diarios fueron: El Diario de Honduras y El Pueblo, este último perteneciente al Partido Liberal de Honduras. Aunque la carrera de periodismo no existía como tal, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras ofrecía cursos de periodismo. Algunos de los diarios editados a lo largo de la historia del periodismo en Honduras son: El Cronista (Tegucigalpa), El Sol (Tegucigalpa), El Moderno (Tegucigalpa), La Vanguardia (Tegucigalpa), El Tornillo Sin Fin (Tegucigalpa), El Centinela (Comayagua), La Voz del Sur (Choluteca), El Independiente (SPS), Nuestro Criterio (diario independiente de SPS), El Norte del Norte (La Ceiba), Pro = Patria (Semanario Independiente de La Ceiba) (Zelaya, R., 2006). En la década de 1950 surgió un grupo de " grandes intelectuales con principios y valores éticos sólidos; llevaban la vocación en la sangre, pues la 105
  • 100. carrera de periodismo no existía aún en las aulas universitarias” (Mejía, T. 2002, pp.53). En la década de 1970 inició la profesionalización a través de la creación de la Escuela de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Sin embargo, existía un problema pues no era posible la coexistencia entre los autodidactas y los profesionales. En la década de 1980 se establecieron las bases actuales del periodismo en Honduras, aunque aún existían rezagos de la represión vivida durante todo el siglo XIX y casi todo el XX. De tal forma que, "cuando imperaba la doctrina de seguridad nacional, desfilaban por manos castrenses las listas de periodistas enemigos del régimen a quienes intentaron desaparecer en varias oportunidades” (Mejía, T., 2002). Fue también durante ese decenio que la prensa jugó un papel fundamental para la transición a la democracia por medio de la promoción de elecciones libres y como vocero de la denuncias ciudadanas. En la década de 1990, la prensa tuvo una decaída, reinó la apatía y la indiferencia debido a que para muchos la democracia había significado sólo una ilusión. El régimen de opinión pública se fue debilitando, al punto que el sistema de comunicación social se convirtió en un aparato propagandístico que difundió una irrealidad dañina para el país” (Mejía, T., 2002, pp. 56-57). Así, desafortunadamente el quehacer periodístico se volvió algo marginal y la lógica neoliberal se apoderó del gremio, convirtiéndolo en un negocio lleno de noticias atractivas y a merced de intereses económicos. Referencias: Chamorro, C. (2002) El poder de la Prensa: entre el Mercado y el Estado. Managua: PNUD [Eelctrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.cinco.org.ni/archive/26.pdf Banco Mundial. Reseña del país Honduras [Electrónico] Recuperado el 20 de octubre de 2009 de: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUND IAL/EXTSPPAISES/LACINSPANISHEXT/HONDURASINS 106
  • 101. PANISHEXTN/0,,menuPK:456511~pagePK:141132~piPK :141107~theSitePK:456502,00.html Declaración de Chapultepec [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.derhumanos.com.ar/legislacion/chapultepe c.htm Diez [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.diez.hn/Menu-Secundario/EdicionesAnteriores/Archivo-Impreso/(offset)/156 EFE 28 de septiembre de 2009 de: El Universal. Suspenden garantías constitucionales en Honduras por 45 días [Electrónico] Reuperado el 20 de octrubre de 2009 de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/629388.html El Heraldo [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.elheraldo.hn/ El Libertador (08-08-2009) El golpe de Estado fue financiado por las familias más poderosas de Honduras [Electrónico] Recuperado el 10 de octubre de 2009 de: http://hondurassolidarity.wordpress.com/2009/08/08/ es-el-libertador-conozca-las-diez-familias-quefinanciaron-el-golpe-de-estado-en-honduras/ Embajada de Honduras en Costa Rica (2007) [Electrónico] Recuperado el 20 de octubre de: http://www.embajadahonduras.co.cr/cultura.php Euromonitor Internacional Database (2008-2009) [Electrónico] Recuperado el 21de octubre de 2009 de: http://www.euromonitor.com/ftsresults.aspx?IsAS=0&q =honduras+newspapers Hondudiario [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.hondudiarioh.com/l/ Internet World Stats. Internet Usage and Population in Central America. [Electrónico] Recuperado el 4 de octubre de 2009 de: http://www.internetworldstats.com/stats12.htm La Prensa [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.laprensahn.com/SeccionesPie/Quienes-Somos La Tribuna [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.latribuna.hn/web2.0/?page_id=52 Marroquín, G. (2009)SIP critica limitantes de la libertad de prensa en AL. [Electrónico] Recuperado el 2 de octubre de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/627373.html Mejía, T. (2005) Medios de Comunicación y Campaña Electoral en Honduras: Las Elecciones de 2005. Centro de Competencia en Comunicación para América Latina 107
  • 102. [Electrónico] Recuperado el 4 de octubre de 2009 de. http://www.c3fes.net/docs/eleccioneshonduras.pdf Mejía, T. (2002) Noticias inéditas de una sala de redacción Tegucigalpa: Editorial Guymuras. [Electrónico] Recuperado el 16 de septiembre de 2009 de: http://books.google.com/books?id=lJ3ZpEuP1fkC&pg=P A51&dq=periodismo+en+honduras&client=safari&hl=es# v=onepage&q=periodismo%20en%20honduras&f=false Proceso Digital [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.proceso.hn/Nacionales Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Consultado el 1 de octubre de 2009 en: http://hdr.undp.org/es/desarrollohumano/ Reporteros sin Fronteras. Clasificación mundial de la libertad de prensa 2009. [Electrónico] Recuperado el 20 de octubre de: http://www.rsf.org/es-classement10022009.html Reporteros sin Fronteras (13 de noviembre de 2009). La actitud de algunos medios de comunicación durante el golpe de Estado ha arrojado descrédito sobre el conjunto de la profesión Geovanny Domínguez [Electrónico] Recuperado el 14 de noviembre de 2009 de: http://www.rsf.org/Laactitud-de-algunos-medios-de.html Sociedad Interamericana de Prensa (2008) Honduras. Informe de la Reunión de medio año en Caracas, Venezuela. [Electrónico] Recuperado el 20 de octubre de 2009 de: http://mercury.websitewelcome.com/%7Esipiapa/infor me.php?id=292&idioma=sp&asamblea=5 Tiempo [Electrónico] Recuperado el 20 de septiembre de 2009 de: http://www.tiempo.hn/portada Zelaya, R (2006) Prensa Escrita. [Electrónico] Recuperado el 4 de octubre de 2009 de: http://www.historiadehonduras.hn/InvesTIGO/Prensae nHonduras.htm 108
  • 103. La prensa en Cuba Leticia Fanghanel y Coral Meza Hidalgo Monroy La República de Cuba es el último bastión del modelo socialista en el continente americano y de los pocos del mundo. Es también uno de los pocos países que cuenta con una entrada del Golfo de México, en pleno Mar Caribe. Sobresale por contar con una de las tasas de alfabetismo más altas de la región (97%), gracias a su alto nivel de gasto público en educación (85% del PIB). Tiene una población de poco más de 11 millones de habitantes y 75% vive en zonas urbanas. El régimen político de Cuba, república socialista de régimen unicameral con sistema de partido único, define los diferentes aspectos de la isla. Raúl Castro Ruiz es desde el 24 de febrero de 2008 el jefe de Estado, en sustitución de su hermano Fidel Castro Ruiz, máximo dirigente desde 1 de enero de 1959, quien desde entonces había mantenido un riguroso control en aspectos económicos, políticos y sociales del país. En relación a su política exterior, a pesar de la desaparición de la Unión Soviética y del bloqueo persistente por parte de Estados Unidos, Cuba ha logrado mantener relaciones con 177 países. Con 80 países ha logrado establecer comisiones mixtas y ha suscrito acuerdos de promoción y protección recíproca de inversión con 56 de ellos. El estatuto de la prensa responde al régimen socialista de partido único en la isla. A pesar de los logros observables en educación y en salud, desde una mirada liberal-occidental, la isla impone restricciones y limitaciones en diversos ámbitos, incluida la libertad de prensa. La prensa bajo el modelo soviético El modelo periodístico cubano se inspiró del modelo soviético. Se trata de un modelo piramidal: en la parte superior de la pirámide se encuentra la conocida prensa central, donde se muestran las ideas y políticas del 109
  • 104. gobierno comunista y de diversos organismos centrales. La mayoría de los periódicos pertenecen a esta parte de la pirámide, tienen contenidos similares e incluso a veces hasta las mismas opiniones. Dada la integración que se dio entre la prensa y el Estado, llegó un momento en el que se exigió que todas las publicaciones estuvieran colocadas oficialmente dentro de los cuerpos de estado. Con esto se puede ver que a pesar de que existan otros periódicos u organizaciones, la prensa cubana estuvo y está basada en una estructura en donde lo expuesto a la sociedad es tan sólo lo que el gobierno decide difundir. El gobierno juega un papel de filtro en donde detiene casi toda la información que considera inconveniente y que a la vez es contradictoria a los principios y forma de gobierno socialista. Los medios en Cuba se encuentran controlados, en monopolio, por el gobierno, lo cual significa que la circulación de noticias es limitada y éstas son filtradas por agencias gubernamentales. Desde las décadas de 1960 y 1970 Fidel Castro ha dado un tratamiento a la información nacional e internacional para poner en valor los avances y logros de la nación. De hecho, a lo largo de su gobierno, ganó el apoyo del pueblo cubano por medio del control de la información publicada en los diarios que ofrecía una visión del mundo de acuerdo a los intereses de su gobierno. Pero no sólo moldeaba la información internacional a su propia conveniencia, sino que imposibilitaba la discusión sobre las deficiencias de su propio gobierno y aplastaba cualquier tipo de debate acerca de formas alternativas de gobierno. La nacionalización de los medios de comunicación cubanos arrojó opiniones diferentes. Por un lado, las opiniones giraban en torno al peligro que representaba el control gubernamental de los medios de comunicación ante la sociedad; por otro lado, este control traía consigo una ventaja social, es decir, beneficios sociales y educativos al tener el control de la información que llegaba a los individuos. 110
  • 105. Los periódicos cubanos Dentro de la prensa oficial, Cuba cuenta actualmente con dos tipos de prensa: la nacional y la regional. Los periódicos más importantes de alcance nacional son Granma, Juventud Rebelde y Trabajadores. La prensa regional responde a cada una de las 14 provincias cubanas; cada una cuenta con sus propios periódicos. Para 1970 ya se editaban los siguientes periódicos que aun continúan vigentes: en La Habana, Granma (1965) con 327,000 ejemplares, y Juventud Rebelde (1965) con 68,000 ejemplares; en Camagüey, Adelante (1959) con 14,000 ejemplares; en Holguín, Ahora con 5,000 ejemplares; en Matanzas, Girón (1962) con 8,000 ejemplares; en Las Villas, Vanguardia (1962) con 12,000 ejemplares; en Santiago de C., Sierra Maestra (1959) con 23,000 ejemplares; en Pinar del Río, El Socialista (1962) con 6,000 ejemplares. Además de éstos también se editaban semanarios, revistas mensuales y distintas publicaciones de diversa periodicidad, entre ellas el semanario satírico Palante, editado en La Habana, y que poseía la mayor circulación: 150,000 ejemplares. Según la periodista Elise Ackerman, el gobierno ha atribuido parcialmente las rígidas restricciones sobre la información a la crisis económica. Desde 1990 el número de publicaciones cubanas disminuyó de 733 a 265, de la cuales la gran mayoría se dedican a temas técnicos o científicos, es decir, no existen publicaciones de índole político, económico o de ningún tema que pueda dar una visión más lejana a lo que el gobierno castrista ha difundido siempre. Una de las piezas importantes del sistema informativo cubano es la agencia de información, Prensa Latina. Granma. Es el diario más importante en la isla. Fue inaugurado el 4 de octubre de 1965 por Fidel Castro y comenzó a funcionar como el órgano del Comité Central y de la Revolución cubana. En su primera edición tuvo un tiraje récord con 498,784 ejemplares y continuando con sus más de 14 mil ediciones publicadas, desde entonces ha estado plasmada la idea política del Partido, el pensamiento marxista–leninista, así como las ideas 111
  • 106. revolucionarias de Fidel Castro. Se le dio el nombre de Granma porque se le consideraba como el símbolo de la concepción revolucionaria y del camino tomado. El nombre de este importante periódico proviene de un yate que salió de Tuxpan, Veracruz, con expediciones que llegaron a Cuba para iniciar la Revolución de 1959; además también es el nombre de una de las provincias cubanas. 10 El Granma fue seguidor de diversos periódicos: El Cubano Libre, Maceo y Che en sus tres diferentes etapas durante la lucha del pueblo cubano, y del Periódico Patria. Durante los años de la consolidación de la independencia, el Granma desempeñó un papel sumamente importante. En sus inicios, la publicación se editaba los siete días de la semana. Sin embargo, por razones financieras en la adquisición del papel y otros insumos, a partir de febrero de 1967 apareció de lunes a sábado y, después su frecuencia de salida se redujo a cinco días a la semana. En 1999, con la recuperación económica del país, volvió a editarse seis días a la semana y actualmente sale a la venta toda la semana. La familia formada por este periódico creció a partir de 1966 cuando comenzó a publicarse en inglés, francés y español. El Resumen Semanal de Granma y después Granma Internacional se editan actualmente en estos idiomas, así como en portugués y alemán. También en ese año nació Granma para las Montañas que después se convirtió en Granma Campesino. En 1981 nació el Granma Internacionalista, dirigido a informar y orientar a los trabajadores internacionalistas cubanos en distintos países del mundo sobre la situación de la isla. Granma fue de los primeros medios en aparecer en Internet y, tanto éste como la versión internacional cuentan con un gran número de lectores en varios lugares del mundo y en varios idiomas. En cuanto a sus secciones, Granma cuenta con las siguientes: Nacional, Internacional, Cultura, Deportes, Mesa Redonda, Comentarios, Ciencia y Tecnología y secciones especiales. Con respecto a su contenido, este diario tiene muchos artículos en los que se expresa una 10 Según el investigador Pablo Thelman. Entrevista. 112
  • 107. clara postura antiestadounidense; esta temática abunda más dentro de la sección Internacional y, en segundo lugar, en la Nacional. Un tema permanente dentro de estas críticas es el del bloqueo, aunque también se critica su política migratoria, antiterrorista y criminal. No obstante, Estados Unidos no es el único asunto abordado por el periódico, ya que también se incluyen bastantes notas con respecto a la sociedad cubana, pero éstas siempre tienen un tono positivo ya que describen los beneficios que el Estado brinda a sus ciudadanos, por ejemplo los avances en el transporte público, en la productividad de la agricultura, las innovaciones tecnológicas, las fiestas que se organizan para atraer al turismo, el impulso a las distintas expresiones culturales, entre otras. Esto es importante porque si bien se mencionan los logros del gobierno, no existen notas en las que se haga alguna crítica o se exponga algún error del Estado. En cuanto a los deportes, esta sección exalta el valor del deporte dentro de Cuba, ya que en diversos artículos se mencionan los logros que han obtenido varios deportistas dentro distintas ramas (futbol, pesas, boxeo, esgrima, entre otras) tanto a nivel nacional como internacional. Juventud Rebelde. Semanario oficial de alcance nacional de gran importancia. Teniendo como antecedentes a la revista Mella y al Diario de la tarde, nació el 21 de octubre de 1965 para continuar con las tradiciones combativas de la juventud y ofrecer a los jóvenes una publicación de calidad y de su interés. En sus inicios tenía un formato tabloide pero posteriormente cambió a tamaño gran formato, contando con dos ediciones. Cuenta con seis secciones: Cuba, Internacionales, Opinión, Cultura, Deportes y Lectura. Al igual que el Granma, este periódico contiene artículos que critican fuertemente al gobierno estadounidense, aunque en menor cantidad y se encuentran principalmente en la sección de Internacionales. Casi toda la sección Cuba se encuentra enfocada a las acciones del gobierno cubano (atención a los adultos mayores, la promoción de la participación de la niñez, la 113
  • 108. mejora de la educación y capacitación en las cárceles, entre otras). Juventud Rebelde al igual que el Granma tampoco expone errores o faltas del gobierno. La sección de Cultura resulta rica en literatura. Para este diario la lectura es muy importante porque, no sólo dedica gran parte de cultura a este tema, sino que incluso este periódico realiza concursos de literatura y, en su sección Lectura cada domingo se exponen textos literarios. Además, este periódico reproduce mensualmente la obra de algún autor iberoamericano, con el objetivo de brindar acceso a la lectura a las grandes masas; este proyecto es auspiciado por la UNESCO y por el Fondo para la Cultura de México. La mayor parte de los artículos de la sección deportiva giran en torno al alto desempeño de sus deportistas a nivel nacional e internacional; JR exalta el impulso al deporte. Desde 1994 cuenta con una versión digital que es actualizada a diario. Semanario Trabajadores. Es una publicación oficial y también de alcance nacional. Es un órgano de la Central de Trabajadores de Cuba. Tiene una tirada de 300 mil ejemplares, sale los lunes por la mañana y tiene un formato tabloide. Su equipo de trabajo está conformado por medio centenar de periodistas y fotógrafos, además de tener corresponsales en todas las provincias. Este semanario cuenta con una versión digital desde 1997 la cual es actualizada, por lo menos, dos veces al día y ofrece la información en inglés y español. Aun cuando su temática principal se basa en la difusión del movimiento sindical cubano, se abordan otras secciones como Cuba, Mundo, Cultura, Deportes y Columnistas y tiene contenidos que son bastante similares a los de los dos periódicos anteriores. Las notas que más abundan son aquellas que expresan las distintas acciones que el gobierno cubano realiza en favor de su gente; éstas se encuentran principalmente dentro de las secciones Cuba y deportes. Aunque también dentro de sus artículos se hacen críticas hacia Estados Unidos, este periódico es el que tiene una menor cantidad en comparación con Granma, que es el que tiene más contenido antiestadounidense, seguido por 114
  • 109. Juventud Rebelde. En parte esto se debe a que su sección Mundo está dividida por zonas geográficas (Caribe, Sudamérica, Asia, Europa e India) entre las cuales no aparece América del Norte. Esto limita el contenido estadounidense dentro de los artículos, ya que cuando se habla de Estados Unidos no se habla del Estado en sí, sino porque se encuentra relacionado con algún otro país. Si bien Cuba cuenta con los mencionados periódicos nacionales, también la prensa regional resulta importante ya que existe un gran número de periódicos pertenecientes a las 14 provincias: Camagüey, Ciego de Ávila, Cienfuegos, Ciudad de la Habana, Granma, Guantánamo, Holguín, La Habana, Las Tunas, Matanzas, Pinar del Río, Sancti Spiritus, Santiago de Cuba y Villa Clara. Dentro de los periódicos locales se encuentran Ahora, Adelante, Demajuagua, Escambray, Guerrillero, Girón, Sierra Maestra, Venceremos, Vanguardia, 5 de septiembre, entre otros. Aun cuando estos periódicos tienen una distribución local, el contenido de sus secciones resulta más variado ya que además de las noticias locales, nacionales e internacionales, incluye temas de salud, educación, ecología, agricultura, turismo, ciencia, lectura, economía, deportes, antiterrorismo y espacios de opinión. Varios de ellos, entre los cuales se encuentran Sierra Maestra, 5 de septiembre y Adelante surgieron de la mano de la Revolución cubana. Sierra Maestra, diario de la provincia de Santiago de Cuba, nació bajo la clandestinidad con el objetivo de difundir la lucha del movimiento revolucionario en contra de Fulgencio Batista. Por su parte 5 de septiembre, perteneciente a la provincia de Cienfuegos, lleva este nombre debido a que fue el día en que esta provincia se levantó en contra de Batista en el año de 1957. Finalmente, justo con el triunfo de la Revolución en 1959 se funda el periódico Adelante en la provincia de Camagüey, el cual es el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba en dicha región. 115
  • 110. La mayoría de estos periódicos regionales cuentan con una versión en internet en español e inglés principalmente, pero hay algunos que incluso abarcan el portugués y el italiano. Pero las restricciones de la prensa oficial y su imposibilidad de brindar una cobertura más amplia han contribuido a aumentar la curiosidad sobre las noticias que prepara la prensa independiente, ya que estos periodistas están reflejando la realidad del país de una manera revolucionaria a los ojos del ciudadano promedio que ha crecido bajo la influencia de la prensa oficial. Desde la aparición de la prensa independiente, el gobierno cubano ha tratado de censurarla a través de métodos de coerción como detenciones frecuentes, amenazas de enfrentar largos períodos en prisión y exilios forzados. De acuerdo con Reporteros Sin Fronteras aún en la actualidad el gobierno cubano continúa aplicando estos métodos represivos a la prensa independiente, prueba de ello son los datos del año 2002 expuestos por esta organización en la que se evidencia el encarcelamiento de cuatro periodistas independientes y el exilio otros doce. Dentro de Cuba también existen varias agencias de información independientes cuyos artículos hablan de la censura y represión que sufren aquellos periodistas críticos del régimen tocando temas como el exilio, el miedo a Fidel, la corrupción en Cuba, entre otros. De acuerdo con Nancy Pérez-Crespo, directora de la agencia Nueva Prensa Cubana (NPC), además de sus funciones informativas estas agencias también tienen como objetivo brindar apoyo y protección a los escritores independientes de la isla. Algunos de sus colaboradores son antiguos profesionales de los medios oficiales (radio, periódicos y televisión) que se negaron a continuar ejerciendo un trabajo propagandístico en apoyo del Estado, buscando vías alternas para difundir una visión objetiva de la situación cubana a nivel nacional e internacional. La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) informa que la prensa disidente hecha desde Cuba tiene que recurrir a las emisoras de radio establecidas en 116
  • 111. Florida, a los sitios de internet y a la prensa internacional para la difusión de sus contenidos. Aunque el gobierno cubano ha reprimido a este tipo de prensa desde sus inicios, esto no ha logrado su desaparición, por el contrario desde mayo de 1995 se han multiplicado las agencias de prensa independiente e incluso existen algunas locales. Entre las agencias independientes más importantes se encuentran: Cuba Press, que de acuerdo con RSF es la más importante, cuenta con 27 periodistas; Noticuba, que es la más reciente (1999) cuenta con 9 periodistas; Unión de Periodistas y Escritores de Cuba Independientes (UPECI) con 6 colaboradores; Agencia Nueva Prensa de Artemisa (ANP) cuenta con 10 periodistas; entre otras. Los esfuerzos realizados por los periodistas independientes dentro de la isla han atraído el apoyo de grupos internacionales que están a favor de la libertad de prensa, como el Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, y RSF, en París. En cuanto a su financiamiento algunas de estas agencias, como Cuba Press, lo obtienen a través del patrocinio y de las donaciones. Esto se hace vendiendo banners dentro de su página de internet para que el comprador promocione a su empresa dentro de la red; el precio a pagar depende del tamaño del banner y los pagos son mensuales. Con la necesidad y la desesperación de saber sobre lo que ocurre en el mundo, voluntarios en Miami y Europa crearon una página en internet (http://www.cubanet.org) en donde se difunden los artículos de varias de estas agencias de prensa independiente y se actualiza casi diariamente. Su organización, llamada Cuba Net, envía los artículos por correo electrónico a una lista de suscriptores que en este momento son más de 700, incluyendo muchos en Cuba. Con respecto a este último punto cabe señalar que el acceso a internet en la isla está limitado a instituciones oficiales y fundamentalmente es privilegio de personas que trabajan en el campo de las ciencias. Pero a menudo, aquellos que disponen de ese acceso 117
  • 112. distribuyen copias de los mensajes electrónicos entre sus amigos. Esos contactos internacionales han hecho que el gobierno acuse a la prensa independiente de colaborar con sus enemigos y, en particular, de recibir dinero del gobierno de Estados Unidos. Legislación La legislación de la prensa en Cuba gira alrededor de dos ejes centrales: el monopolio que el Estado tiene sobre los medios de comunicación y el estricto apego a los incuestionables principios revolucionarios. La libertad de prensa es reconocida en el artículo 52 de la Constitución, aunque ésta debe respetar los fines del socialismo. En este mismo artículo se explica la propiedad estatal de los medios de comunicación como una condición necesaria para resguardar el interés nacional. El artículo 52 reza: “Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista. Las condiciones materiales para su ejercicio están dadas por el hecho de que la prensa, la radio, la televisión, el cine y otros medios de difusión masiva son de propiedad estatal o social y no pueden ser objeto, en ningún caso, de propiedad privada, lo que asegura su uso al servicio exclusivo del pueblo trabajador y del interés de la sociedad. La ley regula el ejercicio de estas libertades.” Lo mismo ocurre con la libertad de expresión en el arte, plasmada en el artículo 39 de la Constitución, inciso ch: “es libre la creación artística siempre que su contenido no sea contrario a la Revolución. Las formas de expresión en el arte son libres”. Historia de la prensa La historia de la prensa cubana puede ser dividida en tres periodos: sus antecedentes, es decir de 1790 hasta los años previos a la Revolución Cubana; la prensa con Fidel Castro, que va desde pocos años antes del estallido de la Revolución (1954) hasta la creación de la Agencia Prensa Latina; y finalmente la prensa actual, que abarca desde la década de 1970 hasta el día de hoy. 118
  • 113. De acuerdo con Gastón Baquero los orígenes de la prensa cubana se remontan al siglo XVIII, específicamente al día 24 de octubre de 1790 fecha en la cual salió el diario Papel Periódico de La Habana. Este diario surgió primero como una gaceta en 1764 y cubría noticias oficiales y comerciales. Cuando se promulgó la Constitución de Cádiz en España se concedió la libertad de prensa; esto permitió que en Cuba surgieran numerosos periódicos como El Trueno, El Rayo, La Avispa, El Mosquito, Don Circunstancias, entre otros. En su mayoría, estos diarios reflejaron, por un lado, el miedo experimentado por la sociedad cubana ante la independencia y, por otro lado, el descontento ante los altos impuestos y las restricciones comerciales que España impuso. Durante este tiempo, los periódicos se dividieron bajo dos tendencias: los integristas (defensores del poder metropolitano) y los reformistas (posteriormente autonomistas, que querían continuar bajo la tutela española pero con ciertos beneficios). Bajo el orden de estas dos tendencias surgieron dos nuevos diarios El Siglo, del Conde de Pozos Dulces y Suzarte, y El Diario de la Marina. En la guerra de 1868, la prensa separatista fue débil y clandestina. Sin embargo, esta situación cambió en 1893 cuando el Tribunal Supremo de España otorgó un fallo absolutorio al periodista Juan Gualberto Gómez declarando que las ideas no delinquen. Esto dio pie al nacimiento de aproximadamente 20 nuevos diarios separatistas, lo cual se convirtió en un gran estímulo para el movimiento independentista. La libertad de expresión comenzó a palparse en este tiempo, y como evidencia de esto surgió el periódico El Mundo, en 1901, el cual tenía un corte pronorteamericano. El contenido político de estas emisiones resultaba tan sustancial que incluso los dos grandes partidos políticos, conservadores y liberales, contaban con su propio diario. Lamentablemente este escenario no duró mucho, pues cuando Gerardo Machado asumió el poder (19251933) se estableció una lucha entre el gobierno y la prensa, dando pie a la violencia y represión. Desde la 119
  • 114. caída de este gobernante hasta 1940 se estableció un gobierno anárquico, periodo en el cual la prensa se mantuvo desafiando al poder público y éste, a su vez, trató de comprar a la prensa a través de grandes cantidades de dinero o favores. Las organizaciones periodísticas surgieron desde 1902 cuando se fundó la Asociación de la Prensa, encabezada por Nicolás Rivero. Esta asociación dio origen a la formación de la Asociación de Reporteros de La Habana que junto con el Colegio Nacional de Periodistas (1944), se convirtieron en los portavoces de la profesión periodística. En el segundo periodo de la historia de la prensa cubana destaca la figura de Fidel Castro. En 1954 con Fulgencio Bautista en el poder, Cuba sufrió un período de restricción y aumento de la censura donde los periódicos comunistas fueron suprimidos; sin embargo, algunos periódicos independientes lograron subsistir bajo severas restricciones impuestas por el gobierno, tales como el caso de importación del papel. Conforme iba aumentando la censura y la propaganda gubernamental comenzaron a surgir las publicaciones clandestinas tales como El Acusador, en el cual Fidel Castro llegó a escribir en algún momento. También se encontraban Revolución y El Cubano Libre, ambos de ideas revolucionarias. Para el año de 1959 en Cuba se publicaban 58 periódicos con un tiraje de aproximadamente 796,000 ejemplares diarios. Además, también se publicaban revistas semanales como Bohemia, Carteles y Vanidades. Con la llegada de la revolución, Castro se apoderó de los periódicos gubernamentales y publicó Revolución, La Calle, Sierra Maestra. Poco después, Castro se apoderó de los sindicatos periodísticos, lo cual fue aprovechado para incluir “coletillas” o comentarios revolucionarios al final de las editoriales. Además de estos comentarios, los revolucionarios confiscaron varios diarios, por lo que muchos de los que existían en la época desaparecieron. El periódico castrista Revolución, fue eliminado junto con el órgano Hoy del partido comunista de Moscú, fundiéndose ambos por órdenes de Fidel Castro en lo 120
  • 115. que hoy conocemos como el periódico Granma, órgano del Partido Comunista Cubano. Desde este momento, Castro comenzó e exigir una pureza ideológica y, con la facilidad de tener los medios a su cargo, atacó a todos aquellos que hubieran traicionado a la Revolución; cabe señalar que durante esta etapa más de 700 periodistas fueron exiliados. Una vez terminada la Revolución, el gobierno cubano creó una agencia internacional de noticias muy poderosa llamada Prensa Latina, la cual tiene su sede en La Habana, fundada poco después del triunfo de la revolución en 1959. Durante cuatro décadas se ha dedicado a la cobertura de la actualidad latinoamericana y mundial; a través de 22 corresponsales actualmente ofrece sus servicios informativos las 24 horas del día. Estos corresponsales se ubican en los siguientes países: Angola, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, China, Colombia, Ecuador, España, Guatemala, Panamá, Nicaragua, Paraguay, Perú, Dominicana, Rusia, Uruguay, Venezuela, México y Vietnam; a su vez también tiene un corresponsal en la Organización de Naciones Unidas (ONU). A través de su página web, Prensa Latina establece una relación más cercana con el público ya que le permite la suscripción a las publicaciones, a los boletines y exclusivos; así como tener acceso total al sitio o recibir notas informativas por e-mail. Cabe señalar que todos estos servicios tienen un costo. Prensa Latina cuenta con secciones que cubren diversos temas; entre éstas se encuentran las siguientes: Cuba, América del Norte, América Central, Caribe, América del Sur, Europa, Asia y Oceanía, África y Medio Oriente, Economía, Ciencia y técnica, Cultura y Deportes. Además de esto, su página de internet ofrece la información en diversos idiomas, como español, inglés, italiano y portugués. Junto con la creación de Prensa Latina en 1959 la editora de libros, revistas y periódicos del régimen, Imprenta Nacional, absorbió todo lo que quedó de los antiguos periódicos y revistas: talleres, maquinarias, empleados, etc. Dentro del régimen los salarios de los 121
  • 116. periodistas se incrementaron, pero esto implicó que la adhesión al régimen tenía que ser absoluta. Referencias Ackerman, Elise. El otro periodismo cubano. Recuperado el 7 de septiembre de 2006 del sitio web de Pulso del periodismo: http://www.pulso.org/Espanol/Archivo/elise.htm (2005) Almanaque mundial 2006. México, D.F.: Editorial Televisa. Baquero, Gastón (1991) Cuba Ix. Medios de Información y Comunicación Social. Ediciones Rialp [en línea] Recuperado el 6 de septiembre de 2006 de http://www.canalsocial.net/GER/ficha_GER.asp?id= 9867&cat=medioinformacion Braojos Garrido, Alfonso (1999) Historia del periodismo universal Madrid: Síntesis Orrio, Manuel David (1998). La historia y la prensa en cubana. Recuperado el 7 de septiembre de 2006 del sitio web de Cubanet: http://www.cubanet.org/CNews/y98/oct98/27a1.ht m Sawlen, Michael Brian (1991) Latin American Journalism. Hillsdale, N.J. : L. Erlbaum Associates. Unión de Periodistas de Cuba. Código de ética. Recuperado el 2 de octubre de 2006 del sitio web de la UPEC: http://www.upec.cu/001_sobre-laupec/etica_cap001.htm http://www.juventudrebelde.cu/ http://www.trabajadores.co.cu/ http://www.prensa-latina.cu/ http://www.dmsgbc.sld.cu/prensa.htm http://www.adelante.cu/quienes.somos.php http://www.escambray.cu/Esp/somos.htm http://www.granma.cubaweb.cu/ http://www.guerrillero.co.cu/ http://www.lademajagua.co.cu/ http://www.elhabanero.cubaweb.cu/ http://www.cip.cu/ http://lanic.utexas.edu/la/cb/cuba/ http://www.upec.cu/index.htm http://www.gacetaoficial.cu/leg_cub_htm.htm http://mipais.cuba.cu/index.php http://www.cjconline.ca/viewarticle.php?id=265&layout=htm 122
  • 117. La prensa puertorriqueña Claudia Lozano Bermejo y Gustavo T. Alfaro Ramírez Situado en el Caribe, al este de la República Dominicana y al oeste de las Islas Vírgenes, Puerto Rico es una isla con una población de 3.994.259 habitantes, en una superficie menor a la del estado de Querétaro. Es una nación que se encuentra desde 1946 bajo la tutela de Estados Unidos, quien lo considera un estado libre asociado con estatus de autogobierno. Es también considerado un país democrático, cuyas elecciones son cada cuatro años; hay tres ramas de gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial). La tasa de alfabetización alcanza 94,1% de la población desde 2004, porcentaje comparable al de Estados Unidos y Gran Bretaña. Existen dos idiomas oficiales, español e inglés y, la moneda es el dólar estadounidense. Por su condición de estado libre asociado, el Congreso de Estados Unidos aprobó en 1917 la Ley Jones mediante la cual concede la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños y a la vez permite la redacción de una Constitución local para el manejo de asuntos internos. El sistema de medios informativos en Puerto Rico está moldeado por las luchas políticas en torno al status político de la isla. Hace ya más de noventa años que los partidos políticos puertorriqueños, sus líderes y todos los sectores socioeconómicos de la población se han visto divididos con respecto a la asociación temporal y final que debe tener Puerto Rico con Estados Unidos. Los periódicos puertorriqueños La relación política y económica entre Puerto Rico y Estados Unidos es vital para la información del sistema de comunicación en la isla, ya que los medios de comunicación se han caracterizado por la influencia norteamericana debido a que se encuentran sujetos a su reglamentación y por lo tanto se ven afectados tanto en organización como en contenido. En efecto, ser un Estado libre asociado es una condición que afecta a los 123
  • 118. medios informativos tanto en contenido como en las disputas que giran en torno a su estatuto. A pesar de que los medios de información no han tenido un proceso centralizado de desarrollo, las estructuras y las operaciones profesionales de los medios se han visto motivadas por los diversos beneficios que se obtienen, las cuales requieren del servicio público y la separación de la información educativa y cultural. Tabla 1. Principales diarios puertorriqueños en 2009 Título El Vocero El Nuevo Día Claridad Primera Hora Diálogo Propietario Caribean International News Corporation Luis Alberto Ferré Rangel Tom Harris Grupo Ferré Rangel Universidad de Puerto Rico (Gobierno de Puerto Rico) Formato Tabloide Tiraje diario 250,000 Tabloide Tabloide Tabloide Tabloide 216,000 25,000 160,000 35,000 Fuente: elaboración propia, a partir de la información de las páginas oficiales de las publicaciones.  El Vocero. Fundado en 1974 por empresarios e inversionistas puertorriqueños, y comprado en 1985 por Caribean International News Corporation, con sede en Puerto Rico pero respaldada por inversionistas norteamericanos. Es una publicación de tinte sensacionalista y es el diario más leído. Su circulación sobrepasa los 250,000 ejemplares, con otros 35,000 en varias ciudades de Estados Unidos donde hay una gran cantidad de comunidades boricuas. El Nuevo Día. Fue establecido en 1911 bajo el nombre de El Día, el cual cambió en 1970. Desde el inicio ha pertenecido a la Familia Ferré, caracterizada por contar con varias corporaciones establecidas en Puerto Rico y Estados Unidos (Puerto Rico Cement Company, Banco de Ponce, etc.). Antonio Luis Ferré es el actual presidente de la junta directora del diario y es hijo del ex gobernador Luis A. Ferré. Es fácil deducir que apoya al movimiento estadista a pesar de no tener vínculos oficiales con el Partido Nuevo Progresista ya que la selección de sus noticias y la localización tanto de 124
  • 119. titulares como noticias dejan ver su postura. Cuenta con una circulación de 216,000 copias de lunes a sábado y 221,342 los domingos. Primera Hora. Surgió en 1997, la creación de este periódico es muy peculiar ya que se formó a partir de la necesidad de diarios en Puerto Rico que pudieran contar con un producto nuevo y diferente. Por sus carga visual, grandes titulares, es un diario fácil lectura con historias breves, concisas. Desde su lanzamiento, ha tenido varias modificaciones como el rediseño de varias secciones principales. A pesar de ser uno de los periódicos más jóvenes, abarca a gran parte de la población ya que 160,000 ejemplares circulan diariamente y alcanzando aproximadamente 2, 290,600 lectores. Claridad. Es un semanario publicado por el Partido Socialista Puertorriqueño. Tuvo sus inicios en 1959 como un boletín del Movimiento Pro Independencia, y eventualmente llegó a ser una publicación regular de un promedio de 24 páginas. Aproximadamente durante dos años fue una publicación diaria (desde noviembre de 1974 hasta enero de 1977), sin embargo las dificultades económicas y de distribución lo obligaron a regresar a una edición semanaria. Es un medio con mayor impacto político a comparación de otras publicaciones, tiene una circulación de 25,000 ejemplares. Diálogo. Es una publicación mensual de índole cultural fundado en 1986 por la Universidad de Puerto Rico. Es un periódico formativo con una variada gama de temas (científicos, literarios, culturales) que contribuyen a la discusión crítica de la problemática puertorriqueña. Es distribuido tanto en universidades como en espacios públicos y privados del país con una circulación de 35,000 ejemplares en todo el país. Legislación Inspirada en la Primera Enmienda estadounidense, la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico establece en su artículo segundo sección cuatro la libertad de palabra y de prensa, reunión pacífica, 125
  • 120. petición para reparar agravios, en donde expresa que: “No se aprobará ley alguna que restrinja la libertad de palabra o de prensa o el derecho del pueblo a reunirse en asamblea pacífica y a pedir al gobierno la reparación de agravios.” 11 Sin embargo, en primera instancia, Puerto Rico está sujeto a la voluntad del Congreso norteamericano, así como a la Constitución y Carta de Derechos de Estados Unidos, por lo que los principios de la Primera Enmienda estadounidense garantizan la libertad de expresión, siendo el pilar bajo el cual se rige la prensa y en general los medios de información masiva y para el acceso público a una cobertura periodística. La isla cuenta además con otras instancias que ayudan a regular las posibles inconsistencias dentro del sistema. El Centro para Libertad de Prensa en Puerto Rico (CLP) asume el papel de observador de los asuntos relacionados con la libertad de prensa tanto en los tribunales locales como en el federal, al igual que en la legislatura de Puerto Rico. El CPL busca fortalecer la base democrática de la sociedad boricua a través de programas educativos que defiendan el derecho a la libertad de prensa. Fue establecido el 18 de mayo de 1999 por el periódico El Nuevo Día y la Universidad del Sagrado Corazón (USC), una universidad católica privada en San Juan. A partir de su creación, se ha encargado de crear diferentes foros públicos así como otras actividades con oradores invitados de renombre local e internacional defensores y expertos en asuntos concernientes a la libertad de prensa. Tratándose de la radio y la televisión, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) se encarga de otorgar las licencias para transmisiones radiales y televisivas. También establece los reglamentos que deben ser observados por toda operación de telecomunicación. Por su parte, el Departamento del Comercio controla todo el 11 La asociación de Puerto Rico con Estados Unidos está basada en el Estatuto de Relaciones Federales y la Constitución de Puerto Rico ratificada por el pueblo puertorriqueño desde 1952; para que ambas tuvieran validez legal debían ser aprobadas por el Congreso norteamericano mediante la Ley 447 de 1952. 126
  • 121. comercio internacional, incluyendo lo relacionado con la producción y transmisión de imágenes e información por los medios de comunicación masiva. Historia En 1806 llegó la primera imprenta a Puerto Rico, lo cual dio paso a una serie de transformaciones en todos los aspectos (político, social, económico, cultural, religioso, científico y tecnológico). En el siglo XIX, existían ciento cincuenta mil habitantes, de los cuales tan solo veinte mil eran letrados, es decir que más del 85% de la población puertorriqueña era analfabeta. La edición de un periódico era una tarea ardua debido a esas cifras por lo que solamente la población militar estaba informada. A partir de la ocupación estadounidense en 1898, la prensa escrita dio un giro ya que surgieron medios como La Correspondencia que manifestaba su oposición al colonialismo. En 1896 surgió el Boletín Mercantil dirigido por José López Losada, mismo fundador de la revista El Gráfico y director de la revista Puerto Rico Ilustrado. Los cambios sociales y culturales propios de la época trajeron consigo el periodismo de masas donde destacan publicaciones como La Democracia y El Tiempo, que defendían la influencia americana en Puerto Rico. En contraposición, se encontraba El Águila de Puerto Rico que expresaba su defensa de la autonomía de la isla. El año de 1910 es fundamental para la prensa puertorriqueña ya que una serie de importantes publicaciones literarias fueron recopiladas por Romualdo Real, un personaje significativo dentro del periodismo de la isla gracias a su trabajo en el Puerto Rico Ilustrado. En 1919, fue fundado El Mundo, periódico gran formato que, fue el primer periódico independiente de la isla y logró una distribución de 145,000 copias a mediados de la década de 1970. Su tiraje era de 112,000 copias de lunes a sábado, y 120,000 los domingos; sin embargo, no logró mantenerse frente a la competencia de El Nuevo Día y salió de circulación en diciembre de 1990. De acuerdo a algunas investigaciones realizadas por universidades puertorriqueñas, a principios de 1990 existían cuatro diarios, diversos de periódicos regionales 127
  • 122. y comunitarios, ocho revistas locales y una gran cantidad de publicaciones literarias, académicas y especializadas. Todos ellos eran elaborados en plantas ubicadas en el área metropolitana de San Juan y eran empresas comerciales financiadas por inversionistas privados. Referencias: PIZARROSO QUINTERO, A. (1994). Historia de la prensa España: CERA. SUBERVI VÉLEZ, F., HERNÁNDEZ LÓPEZ N., FRAMBES- BUXEDA A. (1995). Los medios de comunicación masiva en Puerto Rico. Comunicación y Sociedad. MÁRQUEZ, M. B. (2000): Sobre los comienzos del periodismo en Puerto Rico. Revista Latina de Comunicación Social, 33. Recuperado el 2 de octubre de 2009 de http://www.ull.es/publicaciones/latina/aa2000kjl/w33 se/55marquez.htm Centro Libertad de Prensa, recuperado el jueves 1º de octubre de 2009 de http://www.centrolibertadprensa.org/historia.asp Portal Oficial del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, recuperado el 11 de noviembre de 2009 de http://www.gobierno.pr/gprportal/inicio Medios de comunicación en Puerto Rico, tecnologías y narrativas de tres siglos, Enciclopedia de Puerto Rico, recuperado el 25 de noviembre de 2009 de http://www.enciclopediapr.org/esp/article.cfm?ref=0810 0103&page=2 128
  • 123. La prensa bajo el modelo anglosajón 129
  • 124. La prensa británica Claudia I. García Rubio Después de haber sido la primera potencia mundial en el siglo XIX e inicios del XX, el Reino Unido, conformado por Gran Bretaña e Irlanda del Norte, es la quinta economía mundial, una nación euroescéptica, una monarquía parlamentaria, tierra de origen del sistema jurídico llamado Common Law, sede de la BBC y de otros medios saludables y poderosos. Dentro de los medios británicos, la prensa destaca por haber sido la primera en librarse del poder político y religioso que limitaba la libertad de expresión, convirtiéndose progresivamente en un contrapeso al gobierno y considerándose como el “cuarto poder”, así como mejorar los niveles de instrucción de la sociedad (99% de alfabetismo). Tiene una situación única en el mundo: no es objeto de ninguna reglamentación específica y, a su vez, la inexistencia jurídica específica les ha abierto la puerta a la autorregulación. La prensa británica responde al lema del liberalismo, logrando una prensa dinámica, numerosa, diversa y poderosa, además de ser ampliamente consumida. El modo de organización y funcionamiento está sustentado en el principio del mercado y de la competencia. Basada en la segmentación de público lector, la prensa británica busca satisfacer los deseos de cada mercado, ofreciendo así un abanico que va desde lo mejor hasta lo peor del periodismo mismo. Los periódicos británicos Con una población de 59.6 millones de habitantes, la prensa británica ofrece diez diarios (tabla 1). Ésta suele dividirse en tres grandes grupos. La prensa seria, antiguamente toda de gran formato, está destinada a lectores de mejores niveles de instrucción. Se caracteriza por ofrecer una información completa a lectores que tienen intereses especiales, sobre una gran diversidad de temas y que destinan tiempo específico a la lectura. Dentro de esta categoría, destacan The Daily Telegraph, 131
  • 125. The Times, The Guardian, The Independent y The Financial Times. Las clases medias, identificadas como conservadoras y que soportan posturas de centro derecha, suelen consumir un tipo de prensa más visual conocida como middle market o prensa intermedia, representada por diarios como Daily Mail y Daily Express. A modo de referencia, es importante destacar que en 1966, 60% de los británicos mayores de 15 años leían este tipo de prensa. Las clases bajas por su parte son proclives a consumir diarios más sensacionalistas y que presentan las noticias de una manera más simple, reforzadas con numerosas fotografías, ilustraciones e incluso caricaturas. Su éxito comercial está sustentado en las tres S (sex, sport y scandal) y destacan The Sun, Daily Mirror y Daily Star. Los lectores de los diarios de calidad también consumen The Sun. Daily Telegraph. Nacido en 1855, el Daily Telegraph es el diario de calidad con mayor tiraje del Reino Unido y el único en mantener su gran formato. Con su política editorial conservadora, es un diario que enfrenta la competencia de The Times. Desde julio 2004, la propiedad del grupo Daily Telegraph (Daily Telegraph, Sunday Telegraph y el semanario The Spectator) se encuentra en manos de la sociedad Press Holding Limited, de los hermanos David y Frederic Barclay, magnates de la prensa, discretos, y que han prometido no intervenir en la línea editorial. 132
  • 126. Tabla 1. Diarios nacionales en Gran Bretaña en noviembre 2008 Título Quality papers Middle market Gutter press The Daily Telegraph (1855) The Times (1785) The Guardian (1821) The Independent (1986) Financial Times (1888) Total: Daily Mail (1896) Daily Express (1900) Total: The Sun (1964) Daily Mirror (1903) Daily Star (1978) Total: Total general: Propietarios Hermanos Barcley, antes Telegraph News International The Guardian Media group Independent News & Media plc (Tony O’Reilly) Pearson Published Limited Associated Newspapers Ltd. United News and Media News International Mirror group United Newspapers Circulación nov. 2008 835,497 621,831 358,379 201,113 448,523 2,465,343 2,193,715 752,181 2,945,896 3,045,899 1,400,206 714,192 5,160,297 10,571,536 Fuente: Elaboración propia a partir The Guardian http://www.guardian.co.uk/media/table/2008/dec/05/abcspressandpublishing/print y Médias et sociétés, F. Balle, 2003. ABC. The Times. Es el diario más antiguo del Reino Unido y nació el 1 de enero de 1785 bajo el título The Daily Universal Register. Sirvió desde sus inicios como referente de la práctica del periodismo y en la definición misma de la profesión. The Times se inclina por una política editorial cargada al centro derecha. Se encuentra bajo la propiedad del grupo de Rupert Murdoch, News Corp. que asegura, de acuerdo con una encuesta parlamentaria, realizada por la comisión de los medios de la Cámara de Lords británica y publicada el viernes 23 de noviembre 2007, no intervenir en la línea de los diarios de referencia como The Times o Sunday Times. The Guardian. The Manchester Guardian fue fundado en 1821 en tanto semanario y a partir de 1855 ya The Guardian se volvió diario. Es uno de los grandes diarios británicos de centro izquierda que se ha distinguido por sus luchas liberales. Desde 2005 adoptó el formato berliner y se imprime a color en todas sus páginas. 133
  • 127. The Independent. Nacido en 1986, es el diario más joven dentro de los grandes diarios nacionales británicos y el primero de su tipo en haber propuesto un formato tabloide (2003). Su política editorial es de corte liberal y de centro izquierda. Se caracteriza por sus grandes titulares y por sus sorprendentes primeras páginas. No obstante lo anterior es uno de los diarios que registra mayor erosión de su lectorado. Financial Times. Apareció por primera vez en 1888. Actualmente es uno de los diarios más importantes del mundo en la actualidad económica y financiera. Se encuentra bajo la propiedad de Pearson Published Limited y se distingue también por su papel color salmón. Está centrado en la economía internacional y cuenta con las secciones de Europa, Economía internacional, Medio Oriente y África, América, Asia Pacífico, Comentarios y Análisis, Compañías y Mercado. Daily Mail. Fue fundado en 1896. Actualmente es uno de los dos diarios considerados en la categoría middle market y el segundo en ventas en Gran Bretaña, después de The Sun. Su tirada supera los dos millones de ejemplares diarios y para mejorar sus ventas gasta cuantiosos recursos para encartar CD o DVD. The Sun y News of the World. Periódicos más populares y que registran la mayor difusión de Gran Bretaña, 3,2 millones de ejemplares y 3,3 respectivamente. Ambos se encuentran bajo control de News Corp., que de acuerdo con una encuesta parlamentaria, realizada por la comisión de los medios de la Cámara de Lords británica y publicada el viernes 23 de noviembre 2007, el patrón del grupo News Corp, Rupert Murdoch, reconoció tener el control editorial de los dos tabloides. Explicó ser un “dueño tradicional que ejerce un control editorial en las principales noticias”, especialmente “qué partido apoyar en elecciones o la línea política en relación a Europa”. Además de la prensa nacional, también es importante destacar la existencia de unos 1350 periódicos regionales 134
  • 128. y locales de actualidad. En Escocia sobresalen el Daily Record, The Herald y The Scotsman. En Gales, el Western Mail y en Irlanda del Norte, el Irish News. La prensa gratuita también ha hecho su aparición, compitiendo frontalmente con la llamada prensa popular. El consumo de la prensa británica La prensa británica es ampliamente leída. Se estima que más de la mitad de la población de quince años y más lee un diario nacional en semana, más de 90% de los británicos leen a diario un cotidiano regional o local. La difusión diaria de los periódicos nacionales rebasa los diez millones de ejemplares, cifra que aumenta el domingo. El consumo de la prensa ha estado también en el juego de la competencia, toda vez que los precios se han movido para conquistar a más lectores. Entre 1992 y 1999, la prensa popular perdió más de un millón de ejemplares en promedio diario. Con el objetivo de recuperar ese lectorado, el periódico popular Sun bajó de 25 a 20 peniques el 12 de julio de 1993 y sus ventas aumentaron en 200 mil ejemplares a la semana siguiente. Motivado por este resultado, Murdoch, también dueño de The Times aplicó la misma fórmula dos meses después, bajando la tarifa de 45 a 30 peniques. Nuevamente fue redituable: de 350 mil ejemplares pasó a 500 mil ejemplares en junio 1994. La misma estrategia fue utilizada por el Daily Telegraph que, ya inquieto por el declive de sus ventas a menos de un millón, bajó su precio de portada de 48 a 30 peniques. La prensa británica continúa, globalmente, perdiendo lectores. La difusión de periódicos cayó de 3% en 2005, después de una baja de 2% en 2004, de acuerdo con las cifras publicadas por el organismo de control de la difusión de la prensa (Audit Bureau of Circulation, ABC). El total de ventas de la prensa diario cayó por debajo de 11,5 millones de ejemplares (de los cuales 9 millones son para los diarios populares), encontrando su nivel más bajo desde 1945. 135
  • 129. Sin embargo, este panorama incierto muestra situaciones contrastantes según el tipo de periódico. Si bien todos los periódicos se ven afectados, "la audiencia por un periodismo serio no deja de crecer, observa Robert Thomson, jefe de la redacción del Times. Pero el periodismo serio resulta suficientemente caro." Por contra, los tabloides populares son los primeros perdedores de la competencia con la prensa gratuita, especialmente del diario Metro, y del auge de internet. Los diarios han tenido que enfrentar aumentos en los costos de fabricación, costosas inversiones de imprentas y caras campañas promocionales para encartar gratuitamente CD, libros y DVD. La prensa británica a pesar de sus ventas sigue siendo una de las más leídas del mundo. Tabla 2. ABC: Diarios nacionales, noviembre 2008 Nov. 2008 The Sun Daily Mirror Daily Star Daily Record Daily Mail Daily Express Daily Telegraph The Times Financial Times The Guardian The Independent Nov. 2007 % cambio Oct. 2008 % cambio Junio 2008 – respecto al Nov. 2008 último año 3,045,899 3,078,388 -1.06 3,060,447 3,106,630 1,400,206 1,518,881 -7.81 1,419,335 1,439,692 -7.56 714,192 753,476 -5.21 696,893 727,937 -8.32 361,857 393,593 -8.06 373,157 380,231 -6.29 2,193,715 2,327,507 -5.75 2,184,165 2,230,457 -4.98 752,181 766,874 -1.92 742,142 743,128 -6.39 835,497 882,873 -5.37 843,196 852,645 -3.95 621,831 636,946 -2.37 629,561 621,178 -3.04 448,523 444,880 0.82 451,676 436,177 -0.68 358,379 356,789 0.45 354,272 346,632 -4.24 201,113 233,423 -13.84 201,019 220,856 -8.29 -0.72 Fuente: http://www.guardian.co.uk/media/table/2008/dec/05/abcspressandpublishing/print Las páginas de internet de los diarios no perjudican el nivel de sus ventas, de hecho cada vez son más complementarias, o por lo menos eso asegura la Audit Bureau of Circulations, oficina de la difusión de prensa. Los consumidores ven en las versiones digitales de los periódicos una fuente complementaria de la versión impresa tradicional. Además, de acuerdo con las 136
  • 130. estadísticas de ABC se resalta que la inmensa mayoría de los sitios de los periódicos se consultan mayoritariamente desde el extranjero. Sólo 33 por ciento de las consultas de la red del Times son del Reino Unido. Otra característica que resulta de estos estudios es que aunque los diarios en línea son más leídos que el periódico tradicional, los lectores son más fieles que los internautas. El lector típico del Daily Telegraph, por ejemplo, se conecta menos de dos veces al mes. Reuters Otra pieza fundamental del periodismo británico se encuentra en la agencia de información Reuters. Ésta es hoy la primera agencia en el mundo, superando ampliamente a la agencia estadounidense Associated Press y la Agence France Presse, las otras dos agencias mundiales. Fundada en 1851 por Paul Julius Reuter, antiguo empleado de la agencia Havas, Reuters desde 1975 se volvió la agencia más importante y completa de noticias en todo el mundo gracias al exitoso desvío de su actividad inicial para proveer desde entonces información bursátil, financiera y económica. Hoy también compite con Bloomberg y Dow Jones. Reuters se ha convertido en un grupo de comunicación multimedia que emplea a diez mil personas y las ganancias le han permitido reforzar su actividad en la información general destinada a diarios pero que se ha diversificado en la telefotografía, la actualidad televisada (Reuter Television en 1990 a partir de Visnews, antigua filial de la BBC). Cuenta con 197 oficinas en el mundo, 2,400 periodistas y presencia en 200 ciudades, en 130 países. El estatuto de Reuters ha sido modificado en varias ocasiones. Nació como una sociedad privada y se desarrolló durante el siglo XIX como una sociedad comercial. A principios del siglo XX se acercó al Estado británico. A partir de 1930 adoptó un estatuto cercano a la cooperativa de diarios de provincias británicas llamado Press Association y de la asociación de diarios londinenses, la Newspaper Publishers Association. En 1941, adoptó una serie de reglas deontológicas en las 137
  • 131. que se precisaba que Reuters no podía estar bajo control de un grupo de intereses particulares, ni atentar a su integridad ni a su independencia. Desde 1985, regresó a ser una sociedad comercial que estuvo en la Bolsa de Nueva York y en la de Londres hasta 2008. También en 2008, fue adquirida por el grupo canadiense Thomson, para dar origen a la Corporación Thomson Reuters. Los periodistas de la agencia utilizan el Manual Editorial para ofrecer información precisa y abordar los intereses relevantes. Legislación La prensa no es objeto de ninguna ley específica. Por principio, el Reino Unido ha decidido no legislar en materia de prensa, salvo en última instancia, y la Constitución no define el papel de los medios ni garantiza su libertad. Las empresas dependen de la common law y los periodistas no tienen ningún privilegio particular. De acuerdo con el Reporte de la Comisión real de la prensa de 1977, “la prensa no debe funcionar bajo un régimen especial sino se debe situarse frente a la ley como cualquier otra organización o ciudadano”. Al situarse como cualquier otro ciudadano u organización, la prensa es susceptible de ser objeto de unos doscientos cincuenta textos legislativos, a los cuales se agrega la jurisprudencia. Los instrumentos de su libertad son la de todas sus libertades, empezando por la rule of law, el civil service y el local government. La concentración de la prensa británica y sus reacciones La existencia de una prensa sólida y que ofrece un abanico amplio y diverso de publicaciones ha sido posible gracias a los esfuerzos de muchos sectores. La concentración de la prensa, en un mercado sin restricciones, está sobre todo en manos de una decena de grupos, entre los que destacan: Associated Newspapers, Independent Newspapers, Mirror Group, News International, Pearson, Express Newspapers, Telegraph Group y Guardian Media Group. Si bien la prensa en Gran Bretaña se encuentra fuertemente concentrada, se han presentado acciones 138
  • 132. significativas para frenar esta tendencia. Después de la Segunda Guerra Mundial, la prensa británica vio una marcada tendencia hacia la concentración. El gobierno británico se cuestionó entonces los alcances aceptables de ésta tomando al mismo tiempo en consideración los dogmas del liberalismo. El Estado británico tomó entonces varias medidas para la sobrevivencia de títulos y ayudar un poco a la prensa. Después de la Segunda Guerra Mundial, los laboristas al poder se mostraron especialmente inquietos frente a la situación de la prensa. En 1947 instituyeron una Comisión de Investigación de la Prensa que emitió su reporte dos años después (febrero 1949). Desde entonces se han formado tres comisiones: la primera comisión de investigación (1947-1949); la segunda comisión (1961, Reporte de septiembre 1962) y la tercera comisión (Reporte Mac Gregor, 1977) para rendir informes sobre la situación de la prensa y denunció la manera en que la publicidad aumentaba la tendencia hacia la concentración mediática. El Estado, preocupado por la calidad de la prensa, creó dos instituciones para tomar medidas en contra de la concentración. La Comisión de Quejas (1991), sucesor del Consejo de la Prensa (1953), pretendía, con éxito relativo, luchar contra el fenómeno de la concentración, aunque en la práctica las leyes en contra de los monopolios son menos eficientes de lo que las autoridades esperan. Además creó el Consejo Nacional para la Formación de Periodistas para mejorar la profesionalización de la prensa. Antes de la Segunda Guerra Mundial no había ningún sistema generalizado para la formación de periodistas. 139
  • 133. La autorregulación. La Comisión de Quejas de la Prensa La autorregulación de la prensa británica es posible mediante la Comisión de Quejas de la Prensa (Press Complaints Commission PCC), un cuerpo fundado en 1991 por la industria de los diarios y revistas pero independiente a ella. Su principal misión es atender las quejas presentadas por el público de los miembros en lo concerniente al contenido de los diarios y revistas, fungiendo como mediador entre el público y los periódicos. Todo lector puede hacer llegar su queja a la PCC, en donde se valora su queja, se inicia una investigación, se ofrece una resolución por mediación, se toma una acción o medida o la queja se queda mantenida. El número de quejas no ha cesado de aumentar. En 2008 la PCC recibió 4,698 quejas, en donde la exactitud fue el motivo más frecuente de ellas (71.4%). La Press Complaints Commission se encarga de hacer respetar el Código de Prácticas suscrito por la industria de diarios y periódicos. Todos los miembros de la prensa tienen el deber de mantener los estándares profesionales más elevados. Las casas editoriales tienen la responsabilidad de aplicar el Código tanto a la versión impresa como en línea. La independencia de la PCC se sustenta en cuotas anuales de periódicos y revistas al Consejo de Normas de Prensa de Finanzas (Pressbof), una organización que se inspiró del sistema autorregulador establecido por la industria publicitaria en 1974. Esta contribución garantiza el financiamiento de la PCC y a la vez su independencia. El PCC no recibe ningún fondo del gobierno y es libre del control estatutario. La PCC se encarga de interpretar el Código que se pronuncia en los siguientes ámbitos: 1. Exactitud. 2. Oportunidad de respuesta 3. Intimidad 4. Hostigamiento 5. Intrusión en caso de pena o choque 6. Niños 7. Niños en casos sexuales 8. Hospitales 9. Reportaje de crimen 10. Falsificación 11. Las víctimas de atentado contra el pudor 12. Discriminación 13. Periodismo financiero 14. Fuentes confidenciales 15. Pagos a testigos en juicios criminales 16. Pago a criminales. Una precisión se hace 140
  • 134. respecto al sentido del interés público. La última actualización es del 1 de agosto de 2007. Historia de la prensa Entre 1430 y 1630, cuando la imprenta daba sus primero frutos, en Inglaterra, las revistas y periódicos eran el hobby de la aristocracia, ilustrando la famosa fórmula: one-man newspaper. En el ascenso del autoritarismo monárquico de los Estuardo, la prensa jugó un papel decisivo al colaborar con la monarquía e impidiendo cualquier voz o crítica con el orden vigente. Inglaterra, como en los demás estados europeos, la prensa se convirtió en una “empresa de comunicación”. Sin embargo, a diferencia de Francia, la monarquía de los Estuardo fue débil y con la intención de mantener el control de la prensa, el absolutismo inglés dictó dos decretos: filtro gremial a modo de registro (1557) y delitos de imprenta (1586). Más adelante se prohibieron todas las publicaciones periódicas (1632) y se volvió obligatorio registrar todos los impresos (1637). Se instauró el monopolio de publicar concedido a Butter y Burne a cambio de pago de 10 libras anuales a la iglesia St. Paul (1638). En 1643 se endurecieron los requisitos para publicar: se introdujo la figura de “depósito previo” para recibir la licencia. Y en 1662 se dictó la Licencing Act, restringiendo el uso de la imprenta a los miembros de la Stationer’s Company, estableciendo la censura previa y autorizando al rey a autorizar o no los textos noticiosos. Sin embargo, también la prensa inglesa fue la primera en luchar por su emancipación. Por primera vez en 1644, el poeta John Milton, en su texto Aeropagítica, se pronunció por la libertad de imprimir sin autorización ni censura For the liberty of unlicensed printing. Ya que, por lo tanto, el conocimiento y la investigación para la constitución de la virtud humana, y el análisis del error hasta la confirmación de la verdad, ¿cómo podemos estudiar con mayor seguridad y menor peligro, en los dominios del pecado y la falsedad, que mediante la lectura de todo tipo de tratados y escuchando todo tipo de razones? Y éste es el beneficio que puede obtenerse de los libros leídos con promiscuidad 141
  • 135. Y aunque todos los vientos de doctrina fuesen dejados libremente actuar sobre la tierra, de modo que la Verdad, estuviese en el campo, la injuriamos, autorizando y prohibiendo, al dudar de su fuerza. Dejemos que ella y la Falsedad riñan; ¿quién conoció a la Verdad en lo peor, en un encuentro libre y abierto? La madurez del Renacimiento se cristalizó. La prensa moderna hizo su aparición en un entorno favorable; consolidación de los Estados-nación, las revoluciones burguesas confirmaron la tendencia de que los mercados son un fenómeno paralelo al de la formación del Estado, el espacio público se liberalizó facilitando con ello la maduración de la sociedad civil, más distanciada de tutelas estatales y más activa. Además, se consolidó la libertad de expresión y de imprenta, aunque la prensa moderna devino vulnerable a más tipos de presión o intervención; se abolieron impuestos por escribir (publicidad, timbre y papel); se democratizó la escolaridad (la educación pública universal fue introducida en 1870 para nivel primaria y en 1900 el secundario), lo cual se tradujo en una mejor instrucción de los lectores; se creó una identidad colectiva nacional. Desde 1695, la prensa obtuvo de la Corona el derecho de ser impresa sin autorización previa. Entre el autoritarismo y los derechos señalados en la common law inglesa concluyó al revolución de 1688. La Carta de derechos o Declaración de derechos (Bill of Rights, 1689) fue un documento impuesto por el Parlamento inglés con el propósito principal de recuperar y fortalecer ciertas facultades parlamentarias ya desaparecidas o notoriamente mermadas durante el reinado absolutista de los Estuardo. Se completó con la Toleration Act (1689), en la que se concedía libertad religiosa a los anglicanos, la libertad de culto público, el derecho a abrir escuelas y el acceso a todas las funciones públicas. En 1695, la prensa inglesa obtuvo de la Corona el derecho de imprimir sin autorización previa. Entre 1700 y 1712, en Inglaterra hubo un avance significativo del quehacer periodístico y aparición de la prensa informativa: abolición de la Licensing Act, presencia de periódicos de una fuerte crítica y 142
  • 136. censurando arbitrariedades del monarca y una sociedad atenta a la prensa. En ese contexto, The Daily Universal Registrer (1785) de John Walter se transformó en The Times y con este periódico se inauguró la verdadera industria periodística moderna, sustentada en la publicidad y en planteamientos empresariales, su independencia de todo control gubernamental y político, los grandes tirajes y el objetivo de facilitar los intercambios comerciales de todos los interesados. Al mismo tiempo, reunió tres elementos clásicos: información, instrucción y entretenimiento. Al asentar su condición de diario independiente de todo control gubernamental, el diario hegemónico The Times alimentó el mito del “cuarto poder”, al representar las instruidas clases medias; su credibilidad la convertía en un auténtico medio de comunicación entre los partidos y los ciudadanos. En 1855, la prensa británica logró la supresión de todos los impuestos que la golpeaban hasta entonces. El creciente poder de la prensa se sustentaba, según la Edinburgh Review (1855), en tres factores: 1. facultad para representar a una parte de la ciudadanía, 2. el periódico había de actuar como medio de expresión del descontento popular, 3. el periódico habría de servir a los intereses de las instituciones completando y corrigiendo, en su caso, la información oficial. La prensa popular hizo su aparición incluso antes de que se eliminaran por completo los impuestos al papel (el último se suprimió en 1861). Se trataba de un tipo de prensa para lectores que no leían habitualmente, con ilustraciones, ajena a asuntos políticos, fácil de seguir y adepta de los asuntos escabrosos y llamativos. Entre otros, destacan desde entonces Sunday Times (1822) y News of the World (1843). También apareció un nuevo tipo de diarios que optaron por ofrecer precios económicos, pero sin sacrificar la calidad. Fue así como salió a la venta el Daily Telegraph en 1855 con un precio de dos peniques, tarifa que redujo un año después a un penique. Lo mismo hizo en 1857 el diario Standard. La reducción de impuestos favoreció a que semanarios pasaran a una 143
  • 137. periodicidad Guardian. diaria como el caso del Manchester Fuentes Albert Pierre, Leitenturier Christine. Les médias dans le monde. Enjeux internationaux et diversités nationales. París: Ellipses. Balle Francis. Médias et sociétés, 11ª. Ed. París: Montchrestien, 2003. Barrera Carlos (coord.). Historia del periodismo universal. Barcelona: Ariel, 2004. Crone Tom. Law and the Media. An everyday guide for professionals. Gran Bretaña: Focal Press, 3era. ed., 1995. Gómez Mompart y Marín Otto. Historia del periodismo universal. Madrid: Síntesis, 1999. Pigeat y Huteau. Déontologie des médias. Institutions, pratiques et nouvelles approches dans le monde. París: Economica/Éditions Unesco, 2000. "Daily Telegraph" tombe dans l'escarcelle des frères Barclay. Le Monde. 30 de julio de 2004. « Rupert Murdoch reconnait imposer son « control éditorial » sur ses journaux tabloides. Le Monde. 26 noviembre 2007. La presse britannique est à son plus bas niveau de diffusion depuis 1945. Le Monde. 18 de enero 2006. 16 Ago 2007. http://www.guardian.co.uk/media/table/2008/dec/05/abcspressandpublishing/print 144
  • 138. La prensa estadounidense Claudia I. García Rubio Estados Unidos, con una población de más de 306 millones de habitantes, cuenta con los medios más vigorosos y de mayor expansión en el mundo. Bajo un régimen liberal, los estadounidenses dieron a los medios el carácter de industria, permitiéndoles un crecimiento que ha sobrepasado las fronteras nacionales y posicionándolos como el primer productor y exportador del mundo. Los medios en Estados Unidos han llegado a constituir un poderoso “cuarto poder”. Fueron los primeros medios del mundo: más de 1500 diarios, es decir 115 millones de lectores por día, 49 mil radios FM, 5100 estaciones AM, 1300 estaciones de televisión, 6 mil redes cableadas. Los medios estadounidenses están inventando los diarios de mañana, los diarios electrónicos que ven el día con Internet. Si en algún lugar se ha elaborado la sociedad de la información es en Estados Unidos. Varios factores han jugado a favor del florecimiento de los medios: el gobierno no ha restringido ni mermado el desarrollo de los medios, se proclama la libertad de prensa desde la Primera Enmienda, los medios están esencialmente sometidos a las leyes del mercado. La desregulación del sector ha fomentado la concentración de poderosas empresas mediáticas que apelan al sentido de responsabilidad social. Además, fue en Estados Unidos que el periodismo nació como una profesión, la prensa estadounidense reivindicó la objetividad, dictó sus principales reglas, impulsó la publicación de revistas semanales para públicos específicos, así como creó numerosas secciones de los diarios para satisfacer los gustos de los diferentes públicos. Al mismo tiempo cuenta con la AP (Associated Press), una de las tres agencias mundiales de información. 145
  • 139. Los periódicos estadounidenses Existe una gran cantidad de periódicos en Estados Unidos. En 2006, se publicaban 1437 diarios (matutinos y vespertinos), los cuales alcanzaban una difusión global de más de 52 millones de ejemplares, haciendo un promedio de 36 mil ejemplares por diario. Pero la mitad de las ventas son acaparadas por el 8% del sector, que vendían más de 100 mil ejemplares, mientras que dos terceras partes vendían menos de 25 mil ejemplares. El número total de títulos de diarios no ha dejado progresivamente de reducirse desde 1940, año en que se publicaban 1878 diarios, aunque la difusión global entonces era de 41 millones de ejemplares. Tratándose de la difusión total, la prensa estadounidense alcanzó sus mayores tiradas entre 1964 y 2002, cuando superaban los 60 millones de ejemplares diarios. Es posible distinguir dos categorías de diarios: los pequeños diarios locales y de suburbio, vespertinos, y los diarios de las grandes ciudades, matutinos, entregados a domicilio. Tratándose de la categoría de diarios regionales, alrededor de 300 cotidianos son publicados en las ciudades de más de 100 mil habitantes. Explotando el gran formato, más de la mitad de la superficie de estos periódicos está destinada a la publicidad sobre todo a anuncios locales que dan a conocer rebajas, cupones de reducción y pequeños anuncios clasificados. Por su parte, los diarios USA Today, Wall Street Journal y The New York Times pertenecen a la categoría de los diarios llamados nacionales, representando 7% de la difusión global. Si bien hay pocas similitudes entre estos tres diarios, es observable como común denominador que los lectores de dichos diarios también son lectores de un diario local. The New York Times. Propiedad de la The New York Times Company, The New York Times es un diario que se publica desde Nueva York desde 1851. Ha atravesado por varias direcciones, pero en 1896, mientras que Pultizer y Hearst se libraban en una incansable batalla periodística, su editor, Adolph Ochs, decidió entonces vender también el ejemplar a un centavo y elaboró un 146
  • 140. complejo plan de financiamiento, así como buscar crear un producto periodístico independiente, objetivo, riguroso en el tratamiento de la información, todo ello sin renunciar a una presentación atractiva. Desde entonces destaca su renombre internacional y hoy es considerado como un diario de referencia en el mundo, bajo la dirección de Arthur Ochs Sulzberger Jr. USA Today. Lanzado en 1982 por el grupo Ganett, el diario USA Today es el único concebido por el mercado nacional, aunque más tarde también se internacionalizó. Original, la producción del diario se sustenta en el desarrollo tecnológico. Si bien el periódico es elaborado en Virginia, éste es transmitido vía satélite, cinco días a la semana, a las 36 rotativas ubicadas en el territorio estadounidense y cuatro en Europa y Asia, lo cual permite estar en venta el mismo día de su publicación, superando tanto para el mercado nacional como internacional, la dificultad impuesta por la distancia. USA Today revolucionó el periodismo estadounidense al ofrecer al lector una prensa más fácil de leer y complementaria a los hechos recogidos por los periódicos locales. Otra de las innovaciones del diario consistió en el manejo de tan sólo cuatro secciones, ofreciendo al lector artículos breves. Además, su apuesta visual se ve reflejada en sus páginas impresas a color, fotos, gráficas. Desde su nacimiento, el diario no he dejado de conquistar a más lectores: en 1982 su tiraje era de 362,900 ejemplares, cinco años después logró 1,586,242, para 1992 registró una tirada de 1,924,958 ejemplares. Entre 1997 y 2002 su crecimiento fue más lento: pasó de 2,234,474 a 2,238,174, pero en 2007 subió hasta 2,289,872. En 2008, registra un tiraje de 2.5 millones de ejemplares y una audiencia de 10.7 millones por Internet. The Wall Street Journal. Fundado el 8 de julio de 1889, The Wall Street Journal es un periódico financiero de referencia no sólo en Estados Unidos sino a nivel mundial en razón de su análisis económico y financiero. Es un diario de gran formato que se publica cinco días a la semana; la edición de viernes también incluye sábado 147
  • 141. y domingo. Sigue una tendencia editorial conservadora. Es una publicación del índice Dow Jones. Fue la necesidad de difundir la información generada por el influyente índice Dow Jones el origen de este diario: en 1882, Charles Henry Dow y Edward Jones, cofundadores de Dow Jones and Company, publicaron un boletín financiero “The Custome’s Afternoon Letter”, sentando las bases de lo que resultaría ser siete años más tarde el Wall Street Journal. El grupo Dow Jones también opera MarketWatch, Barron’s, All Thing Digital, SmartMoney, BigCharts, Virtual StockExchange, FINS, LiLife.com, así como ediciones regionales del WSJ (asiática, europea, portuguesa, en español y china). Dow Jones and Company estuvo controlada hasta 2007 por la familia Bancroft, pero luego de una oferta exitosa forma parte del grupo News Corp., del magnate Rupert Murdoch. De acuerdo con las estadísticas de la Oficina de Auditoría y Circulación del 26 de octubre de 2009, el periódico Wall Street Journal tiene una circulación total de más de dos millones, superando al USA Today que ha registrado un declive de 17 por ciento hasta septiembre de 2009. Otros diarios de referencia Por su influencia y seriedad, además de los tres diarios llamados nacionales, destacan como diarios de referencia The Washington Post y Los Angeles Times. The Washington Post es uno de los grandes diarios estadounidenses que tiene alcance regional en la Costa Este y es impreso desde la capital. Es propiedad de la Washington Post Company. En 1935, su entonces director Eugene Meyer no solamente restauró la salud del diario, sino también su reputación fundada en siete principios ligados a la aspiración de la verdad tanto en asuntos nacionales como internacionales y servir a intereses del público y no de los propietarios, entre otros. Las investigaciones realizadas por Bob Woodward y Carl Bernstein a principios de los años de 1970 sobre del caso Watergate originaron una serie de escándalos políticos que terminaron por señalar a consejeros cercanos del entonces presidente Richard Nixon, quien se vio obligado a renunciar en 1974. Estas 148
  • 142. investigaciones dieron al Washington Post un gran reconocimiento por parte de los periodistas, hoy identificado como un diario de referencia de la capital federal con tendencia demócrata y liberal, especialmente en su sección de opinión. Es actualmente el quinto periódico más grande de los Estados Unidos en términos de circulación diaria, aunque tiene una de las tasas de penetración de mercado más altas de los diarios metropolitanos. Tabla 1. Los principales 20 diarios de Estados Unidos. Diarios por promedio diario de circulación Rank Título Circulación de lunes a viernes 1 USA Today 2,284,219 2 Wall Street Journal 2,069,463 1,984,129 3 The New York Times 1,077,256 994,044 4 Los Angeles Times 773,884 860,722 1,101,981 833,160 5 The Washington Post 673,180 612,905 890,163 695,567 6 Daily News (New York) 703,137 473,019 704,157 670,409 7 New York Post 702,488 401,315 433,956 621,102 8 Chicago Tribune 541,663 428,936 898,703 576,565 9 Houston Chronicle 494,131 482,152 632,797 512,229 10 The Arizona Republic 412,332 422,466 515,523 429,236 11 The Dallas Morning News 368,313 362,834 520,215 389,231 Circulación en sábado Circulación en domingo Promedio diario de circulación 2,284,219 2,055,241 1,476,400 1,122,389 12 Newsday 379,613 339,389 441,728 382,740 13 San Francisco Chronicle 370,345 386,113 424,603 380,349 14 The Philadelphia Inquirer 334,150 328,117 630,665 375,647 15 The Boston Globe 350,605 330,547 525,959 372,790 16 The Star-Ledger 345,130 281,901 500,382 358,276 17 Star Tribune (Newspaper 322,362 of the Twin Cities) 350,392 534,750 356,707 18 The Atlanta JournalConstitution 326,907 329,765 497,139 351,636 19 Detroit Free Pass 308,944 288,231 606,374 348,475 20 The Plain Dealer 330,280 310,320 428,090 341,401 Total: 13,457,369 Fuente: Audit Bureau of Circulations, FAS-FAX Report - 3/31/2008 149
  • 143. Por su parte, Los Angeles Times de California del grupo Times Mirror, destaca como órgano republicano. Además, es posible destacar Detroit Free Press por la calidad de su información; el Inquirer de Filadelfia; SaintLouis Post Dispatch; Boston Globe, expresión de la vieja Inglaterra; Christian Science Monitor de Boston por sus editoriales; El International Herald Tribune es un diario estadounidense nacido en París en 1886 y desde 1967 propiedad común del Washington Post y del New York Times. La prensa estadounidense está en general controlada por grupos mediáticos. El principal grupo del país es Singleton que controla 68 diarios y más de 120 publicaciones. La Tribune Company, propiedad del magnate inmobiliario Sam Zell, es el segundo grupo en Estados Unidos, dueña del Chicago Tribune, The Baltimore Sun, Hoy (periódico latino de Chicago), Los Angeles Times, así como de 23 canales de televisión, el canal de televisión por cable WGN, el club de béisbol de los Chicago Cubs. El grupo editor del New York Times también controla el Boston Globe, International Herald Tribune, Worcester Telegram y 15 diarios locales; también controla el portal About.com. El grupo E.W. Scripps opera periódicos en 14 mercados y estaciones de televisión. La prensa estadounidense depende en 75% de la publicidad. Grandes anunciantes y anuncios clasificados se insertan en las secciones de los voluminosos periódicos. De hecho, Estados Unidos ocupa el primer lugar en consumo de papel periódico, en donde la publicidad tiene un lugar importante. El volumen de los diarios ha ido históricamente en aumento. En 1940 un diario tenía 25 páginas en promedio, para 1960 aumentó a 40 y hoy tiene 70 páginas en promedio. Sin embargo, si bien Estados Unidos es el primer consumidor de papel, el país no lo es en consumo de diarios por habitante. La fuerte dependencia de la prensa hacia los anunciantes la hace vulnerable a cualquier crisis económica. Fue justamente en 2008 y 2009 cuando la prensa estadounidense se vio severamente golpeada: 150
  • 144. más de 11 mil despidos de periodistas, reducciones de personal y de secciones en papel, bancarrota y desaparición de periódicos. Los periódicos regionales en general atravesaron una fase crítica que puso a prueba su existencia. Diarios como el Seattle Post Intelligencer (1863), Rocky Mountain News de Denver y el Christian Science Monitor dejaron de existir en papel y tinta y se convirtieron en medios en internet. A finales de 2008, el grupo The Washington Post declaró que se hallaba en crisis. Los grandes grupos periodísticos como el Tribune Company, el segundo grupo del sector en el país, presentó en diciembre de 2008, una solicitud de bancarrota al no poder hacer frente a sus deudas. En febrero de 2009, el grupo Journal Registrer Co. se declaró en quiebra debido a la caída de ingresos por publicidad y en su circulación; las acciones del grupo fueron retiradas de la bolsa de valores de Nueva York en abril 2008. Por su parte, el grupo Philadelphia Newspapers, propietario del Inquirir y del Daily News, dos de los principales diarios de Filadelfia, también se declaró en quiebra en febrero de 2009. La llegada y el florecimiento de Internet representaron una nueva etapa de la prensa. En 1993, el diario californiano San Jose Mercury News fue el primer cotidiano del mundo en abrir el primer sitio en Internet, luego en 1995 fue USA Today y el Boston Globe; y en 1996, el New York Times y el Washington Post ofrecieron su versión en la red. Para 1998, Jack Shafer, en la revista Slate, reporta que cerca de 750 diarios tenían sitios en la red. Este cambio ha inducido a cambios significativos en la profesión, anunciantes y lectores. Los periódicos estadounidenses jamás antes habían tenido tantos lectores y la gente sigue buscando lo que produce un periódico, pero al mismo tiempo han perdido el monopolio de la información y, la publicidad y la crisis han golpeado a la prensa. La prensa local ha resistido de mejor manera el impacto de Internet. Esta ventaja se explica según los datos del Audit Bureau of Circulations porque en las pequeñas ciudades el uso de Internet se encuentra menos extendido, pero sobre todo debido a que los periódicos de las pequeñas ciudades tienen 151
  • 145. todavía el monopolio de las noticias locales y cuentan con la publicidad de los pequeños comercios o de los anuncios clasificados muy locales. Associated Press (AP) La vitalidad del periodismo estadounidense está también soportada por la agencia Associated Press que, junto con AFP y Reuters, componen las tres agencias mundiales. AP fue fundada en 1848 y se reclama la más antigua y grande organización de noticias del mundo. Hoy en día sirve como fuente de noticias, fotos, gráficos, audio y video a más de un billón de personas por día. En 1857, AP tenía un campo de acción limitado a Nueva York y fue en 1865 cuando tuvo una ambición nacional. En aquella época, la agencia tenía el objetivo de preservar la independencia de los periódicos en materia de colecta de información frente a las ambiciones de las sociedades de telecomunicaciones que disponían de instrumentos técnicos que permitían cubrir el territorio del país, extendiéndose cada vez más hacia el oeste. El estatuto adoptado en aquella época fue el de una simple cooperativa, en la que cada periódico estaba representado en función de su peso comercial. La cooperativa tenía por objetivo dar el mejor servicio posible sin tener ganancias. Este sistema, después de varios ajustes, fue eficaz hasta los inicios del siglo XX. Sin embargo, algunos grupos consideraban que AP era demasiado institucional y prudente por lo que decidieron lanzar nuevos grupos. Dos lo lograron: United Press (1907) creada por Scripps e International News Service creada por Hearst (1908). Estas dos agencias después de haber conquistado una clientela nacional e internacional por su calidad periodística y por su agresividad comercial, se fusionaron en 1958 creando la sociedad United Press International (UPI). Hasta 1985, en EU existía un duopolio. Sin embargo, la sociedad Scripps en los años 1970 comenzó a interrogarse sobre la rentabilidad de UPI y se notó una lenta fragilidad y agonía. A principios de los años 1990 cambió de propietario, para convertirse en una 152
  • 146. propiedad saudiana y perder su posición de agencia generalista mundial. AP es así la única agencia estadounidense con ambición mundial. Cuenta con 3,700 empleados trabajando en 242 oficinas en todo el mundo. Las ganancias de AP son dos veces superiores a la de AFP, pero siete veces menores que Reuters. Legislación La Primera Enmienda de la Constitución es esencialmente el soporte jurídico de la prensa. La primera afirmación formal de la libertad de prensa es la Declaración de derechos del Estado de Virginia, del 12 de junio 1776: “Que la libertad de prensa es uno de grandes baluartes de la libertad, y que jamás puede restringirla un gobierno despótico”. Esta declaración sirvió de antecedente de la Primera Enmienda, relativa a la libertad de expresión, de prensa, religiosa, asamblea pacífica y de petición al gobierno, de la Declaración de derechos (Bill of rights) de 1791: “El Congreso no aprobará ley alguna por la que adopte una religión oficial del estado o prohíba el libre ejercicio de la misma, o que restrinja la libertad de expresión o de prensa, o el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y a pedir al gobierno la reparación de agravios”. La Primera Enmienda concierne la palabra y la prensa escrita pero su alcance también llega al audiovisual, al cine, a la edición y a los nuevos medios electrónicos. Es en virtud de este texto que en febrero 1977, la Corte suprema rechazó como anticonstitucional la ley sobre la decencia de las telecomunicaciones que incluía un artículo prohibiendo o reglamentando la difusión de materiales violentos o inmorales, pedófilos por ejemplo, en internet. Tal vez nunca la extraordinaria autoridad de la Primer Enmienda había sido tan evidente como en 1971 cuando el New York Times y el Washington Post publicaron un reporte secreto del Pentágono sobre la guerra de Vietnam en 47 volúmenes (Pentagon Papers), documentos secretos, de hecho robados al Ministerio de la defensa por uno de los redactores, y que la Corte Suprema sostuvo el derecho de prensa para publicarlos. 153
  • 147. Sin embargo, si bien alrededor de la Primera Enmienda se ha creado el mito de que ninguno de los tres poderes, ni de los tres niveles de gobierno (Federación, Estado, localidad) puede tener ingerencia en la prensa, hay legislaciones y decisiones de justicia que intervienen en el contenido de los medios. Además, el derecho estadounidense, salido de la Common Law inglesa, prevé sanciones disuasivas por difamación, de modo que la libertad de expresión y de prensa a veces se encuentran en conflicto con otros derechos individuales, especialmente la protección de la vida privada, garantizada a nivel federal por la Privacy Act, 1974. Después de varios procesos que representando onerosos gastos para las empresas de información, los medios se han tornado más cautelosos. Al mismo tiempo, en el entendido que los medios, son también empresas, están sujetos a los ordenamientos que cualquier otra empresa comercial, por lo que se apegan a los tratados internacionales, la legislación fiscal y dispositivos anticoncentración, los derechos de autor, las leyes contra la discriminación por raza o por sexo, entre otros. Los eventuales delitos cometidos por los medios en el terreno de la información son competencia de la justicia y, a lo largo de los años, una abundante jurisprudencia se ha constituido. Pero esta jurisprudencia es revisada caso por caso por un juez o por un jurado y no constituye una legislación fija. Tratándose de la radio y la televisión, si bien la Primera Enmienda podría no dictar ley en materia de radiodifusión, desde la Communication Act de 1934 algunas leyes han inevitablemente reglamentado los aspectos técnicos de las telecomunicaciones y del audiovisual para la asignación de frecuencias. La Communication Act de 1975 prohíbe a un diario de poseer una estación de radio o de televisión en el mismo mercado. Esta no era retrospectiva y algunos diarios poseen todavía una radio o una televisión en la región que cubren. Todavía en vigor es la única ley anticoncentración aplicable específicamente a los medios. La Communication Act de 1996 hizo desaparecer las disposiciones ya de por sí reducidas que tendían a 154
  • 148. limitar las “propiedades cruzadas” de los grandes medios de masa (prensa, radio, televisión) y otras disposiciones anticoncentración. Tratándose de la información pública, el periodismo estadounidense, al igual que sus ciudadanos, conocieron desde 1966 un texto que abrió los archivos que detenta el gobierno al publicar: la Ley de Libertad de Información (FOIA). El Código de los Estados Unidos, en su sección 552 hace referencia a la información pública; reglamentaciones, opiniones, órdenes, registros y procedimiento para que las dependencias gubernamentales pongan a disposición del público la información de manera organizada. Historia de la prensa La prensa estadounidense ha atravesado, de acuerdo con Whetmore, por cinco etapas. La primera comprende los primeros años de la prensa (1690-1833), luego abarca el periodo de la penny press (1833-1895), para después dar lugar al periodismo amarillo (1895-1910). La cuarta etapa se distingue por la búsqueda del periodismo objetivo (1900-1950) y, por último, se presenta un periodo caracterizado por el nuevo periodismo (1950- ). Durante los primeros años (1690-1833,) Inglaterra tuvo ingerencia hasta que la naciente nación alcanzó su independencia. En estos años, las visiones de los dueños-editores determinaban el relato de la historia; tanto editores como reporteros abogaban por determinadas causas, dando inicio al periodismo de demanda. En 1765, una ley británica, la Stamp Act, que imponía un impuesto a todos los papeles legales e impresos, desató la lucha contra el autoritarismo y el mercantilismo de la Gran Bretaña. Los órganos “patriotas” difundirían las ideas revolucionarias. En cuanto a sus adversarios “loyalistas”, su censura fue pronto aplicada por la populace. En 1776, las colonias declararon su independencia y el Estado de Virginia se convirtió el segundo en el mundo (después de Suecia en 1766) en proclamar la libertad de la prensa en su Constitución. Había menos de 40 diarios. Después de la victoria, la joven nación se organizó. Cuando ésta fue 155
  • 149. incorporada a la Constitución federal se hizo bajo la forma absoluta de la Primera Enmienda que prohíbe que este derecho sea limitado, incluso por la ley. Las condiciones de desarrollo de la prensa no estaban dadas: comunicaciones mediocres, prensas manuales, papel caro y público reducido. Los almanaques anuales y los panfletos eran más conocidos que los efímeros diarios que rara vez vendían más de 500 ejemplares. Sin embargo, en las cinco ciudades de más de 10 mil habitantes, una rica minoría tenía necesidad de informaciones comerciales y marítimas: el primera diario durable fue el periódico de anuncios, el Pennsylvania Packet or General Advertiser (1784). Al final de la guerra apareció la prensa partisana. La prensa patriótica se escindió: cuatro diarios sobre cinco eran “federalistas” y al servicio de sus propietarios, quienes se pronunciaban a favor del orden y el respeto de los contratos. Por contra, los “demócratasrepublicanos” defendían a los granjeros independientes y reclamaban el respeto de los derechos individuales. Sin embargo, la libertad que requería el periodista se vio restringida por el Sedition Act de 1798 que prohibía cualquier agresión en contra del poder. Varios editores fueron encarcelados y no fue hasta el mandato de Thomas Jefferson (1800) que se dejaron en libertad y que declaró inconstitucional la medida tomada por el Congreso. En los primeros años del siglo XIX se vivió una corrupción generalizada en el periodismo y las amenazas contra líderes políticos fue una constante; Jefferson afirmaba que en los periódicos se encontraba antes que otras cosas mentiras. En 1820 había 512 periódicos (24 de ellos diarios); en 1826 había 900. En proporción a la población, los Estados Unidos contaban con la mayor cantidad de lectores que cualquier otra nación –pero estos pertenecían a la clase política y rica. Las revistas dominaban la prensa. Con la prensa de un penique (penny press) dio inicio el segundo periodo de la prensa estadounidense. En el siglo XIX, cada treinta años aproximadamente, la inmigración dobló la población y su urbanización. Hacia 1830, de los 13 millones de estadounidenses, 10% eran 156
  • 150. citadinos. Los menos ricos de estos, y sobre todo los granjeros del Oeste, llevaron a la presidencia a A. Jackson (1828), símbolo de una era de reforma: el sufragio universal y la educación. La prensa reflejó y propició la emergencia de la igualdad. En 1833, a pesar de que siguieron circulando periódicos subjetivos, la prensa conoció su masificación, la competencia y eliminó las tendencias políticas. Durante los treinta años precedentes de la guerra de Secesión aparecieron las prensas rápidas, el papel barato, así como la navegación a vapor, las redes ferroviarias y el telégrafo. La prensa adquirió sus caracteres modernos. Esta concentró sus esfuerzos en la información bruta, factual y objetiva, de ahí la invención del reportero y de la entrevista –para seducir a las muchedumbres, y por lo tanto a los anunciantes. En realidad, la venta a bajos precios no cubría mas que el costo del papel: la publicidad ocupó un lugar crucial. La prensa se liberó así de los partidos. Como los diarios se vendían no por suscripciones sino en la calle y a un público poco educado, su presentación se hizo cada vez más atractiva. Con gran éxito, Benjamin Day fue el primero en lograr un diario vendido a un centavo (penny) en lugar de seis: el New York Sun (1833). El New York Herald y el New York Tribune ofrecieron el mismo precio. Publicaciones de este tipo aparecieron después en Baltimore y Filadelfia. Especializándose en hechos diversos locales (menos caro que la gran información europea) pronto rebasó la difusión global de diarios de Nueva York de 1833 e influyó en toda la prensa. Sin embargo la penny press no tardó en convertirse respetable. En efecto, los diarios dejaron de informar únicamente los sucesos europeos para voltear la mirada hacia los asuntos locales y ordinarios, incluso relacionados con el sexo y crimen. En 1835, James Gordon Benett lanzó el New York Herald: su difusión alcanzó 40 mil ejemplares al cabo de 15 meses y 100 mil después de 15 años. El secreto de esa expansión se encontró en añadir un toque sensacional a la información abundante y variada, ser el primero en darla, acompañarla de editoriales vigorosos. 157
  • 151. Únicamente en Nueva York hubo más de 30 imitadores. Horace Greeley, en 1841, creó el serio y popular Tribune que no dejó de defender las nobles causas y adquirió una influencia única en la historia. En 1851, H. Raymond fundó el Times y su reputación de gran informador objetivo. Los 235 periódicos de 1800 se convirtieron en 2300. Nueva- Inglaterra tenía, desde luego, diarios de valor. Pero el Medio Oeste tenía también los suyos como el Chicago Tribune. En Estados Unidos, escribía Tocqueville en 1835, casi no hay pueblo sin su periódico” y agregaba: “la prensa ejerce un enorme poder en América. Ella hace circular la vida política en todas las porciones de este vasto territorio. Es ella la que hace comparecer a todos los hombres públicos antes el tribunal de la opinión”. El nuevo periodismo estuvo encabezado por el reportaje; sus héroes a menudo anónimos eran los reporteros de guerra. El periodismo estadounidense parecía haber cumplido las promesas de los europeos y lo dotó de sus principales reglas: la pirámide invertida y el estilo impersonal. En 1862, el comandante Robert E. Lee creó el primer curso de periodismo, lo cual inspiró que se introdujeran varios programas de periodismo en universidades estadounidenses. Este periodo, además de caracterizarse por el declive del periodismo subjetivo o de demanda, destacó por el nacimiento de la agencia de información Associated Press, en 1848, con la misión de reportar los hechos objetivos. El tercer periodo de la historia de la prensa estadounidense es conocido como el yellow journalism o periodismo amarillista (1895-1910). El inmigrante húngaro Joseph Pulitzer ocupó un lugar central en este periodo, quien luego de adquirir el New York World en 1883, logró exponer fraudes y estafas, combatir los monopolios, pelear contra todos los males y abusos públicos y luchar por la gente. Los principios de inspiración de este periodismo perduraron como base en el premio más buscado por los periodistas, el premio Pulitzer. Además de lo anterior, el diario introdujo una nueva diagramación y mayor carga visual: fotografías, cartones editoriales, ilustraciones. 158
  • 152. El New York World conoció una competencia feroz con el New York Journal, diario comprado por William Randolph Hearst en 1895, cuya circulación superó dos años después a la del World. Si bien Hearst no escatimó en gastos e incluso contrató a los mejores escritores, no se caracterizó por comprometerse con la verdad. Estuvo dispuesto a inventar una guerra cubano-americana y se involucró de manera poco objetiva con la guerra entre España y Estados Unidos. El principal rival de Pulitzer afirmaba que su misión consistía en “defender al ciudadano promedio”. De hecho, su visión, personalidad y logros sirvieron de inspiración de la cinta Citizen Kane de Orson Welles. La cuarta etapa del periodismo estadounidense destacó por el periodismo objetivo y el declive del periodismo amarillista. Whetmore señala que un elemento importante para la formación del periodismo objetivo fue que Adolph Ochs salvara al New York Times de la bancarrota en 1896, para convertirlo en uno de los mejores diarios, también económico, sin la ayuda del recurso sensacionalista. Hacia 1914, el Times tenía la política de imprimir discursos, tratados y documentos del gobierno textualmente, poniendo así a prueba la objetividad. En esta época, el periodismo ya era concebido como una profesión en sí misma y proliferaron las escuelas de periodismo. Los reporteros se limitaron a reportar solamente los hechos y la objetividad se convirtió en sinónimo del buen periodismo. La prensa continuó realizando campañas en contra de ciertas instituciones, aunque los periodistas se preocupaban de incluir “las dos caras de la historia”. Sin embargo, las premisas del periodismo objetivo resultaron también demasiado estrictas para todo periodista. Fue así como inició el Nuevo Periodismo, una corriente que aspiraba no solamente a reportar las dos caras de una historia, sino que era necesario dar otro tipo de tratamiento a la información. 12 Los hechos no 12 Este Nuevo Periodismo consistía en sumergirse en donde pasaban las cosas, establecer contacto con meros desconocidos y meterse en sus vidas de alguna manera, hacer preguntas a las que no se tenía derecho natural a tener respuestas, pretender ver cosas que no tenían porque 159
  • 153. eran pues suficientes para los lectores y el elemento editorial comenzó a aparecer. Las agencias Associated Press y United Press Internacional empezaron a incluir un mayor número de columnas y artículos interpretativos en sus cables de noticias. La recepción por parte del periodismo más interpretativo fue buena, constatando que la gente suele preferir que un determinado medio sea honesto en cuanto a las posiciones que tiene frente a los sucesos. Al margen de las etapas señaladas por Whetmore, el periodismo estadounidense de los años de 1970 se caracterizó por el esplendor del periodismo de investigación y más tarde por su lenta agonía. Siendo una fuente de inspiración para la prensa de otras partes del mundo, el periodismo de investigación encontró sus orígenes en la herencia de los muckrakers. De hecho, en la época colonial, la denuncia de escándalos fue una función importante de la prensa estadounidense. Sin embargo, los primeros pasos de una prensa capaz de documentar sus acusaciones, con un espíritu de servicio público, se remonta según el investigador Dan Schiller, solamente hasta los años de 1830. Los diarios de 1830 se esforzaron por presentar los acontecimiento diversos como ejemplos de violaciones del bien público, que merecían una exposición amplia y detallada. Sin embargo, en la historia del periodismo estadounidense las emblemáticas investigaciones en otoño 1972 de los jóvenes reporteros del Washington Post que buscaban informaciones sobre un asalto cometido verse, incluir un diálogo antes de iniciar una nota periodística; al escribir, los reporteros se incluían en sus relatos, hablando en tercera persona y, a recoger material “vivo”. Los periodistas del llamado nuevo periodismo causaron estragos en la literatura. Los escritores consideraban inadecuado esa infiltración de periodistas de revistas. Hacia 1965 ya se mencionan Jimmy Breslin y Gay Talese. Del Esquire se menciona a Thomas B. Morgan, Brock Brower, Terry Southern, Norman Mailer, James Baldwin. Del New York se menciona a Breslin, Robert Christgau, Doon Arbus, Gail Sheehy, Tom Gallagher, Robert Benton, David Newman.. ... Barbara Goldsmith, John Gregory y al reportero y cronista, Tom Wolfe. 160
  • 154. en el inmueble Watergate, en las oficinas en donde el Partido demócrata preparaba su campaña electoral, marcaron un momento clave del periodismo estadounidense. Descubrieron un nexo entre un “consultor” implicado en el delito y la Casa blanca. Esta información los llevó a descubrir otro hecho: el “Comité de reelección del presidente (Richard Nixon) o CRP había contratado a los asaltantes. Los periodistas primero tenían sospechas y después probaron que asociados del presidente Nixon habían fungido como criminales. A pesar de los contratiempos y fracasos a menudo severos, el Post logró mantener la atención del público en este asunto hasta que otros medios mayores, especialmente el New York Times, Los Angeles Times, Time y CBS News se interesaron en él. Las revelaciones hechas por estos medios despertaron el interés y la inquietud primero del poder judicial, después del Senado y por último de una parte importante de la opinión pública. Obligado por el poder judicial y por el Senado de dar una prueba de su participación en las actividades criminales, Richard Nixon presentó finalmente su demisión el 9 de agosto 1974. La prensa había aparentemente logrado combatir un presidente en lo más alto de su mandato, acontecimiento sin precedente en la historia de la democracia estadounidense. Las investigaciones sobre el Watergate indujeron a diversas innovaciones periodísticas: 1. la utilización de fuentes que permanecieron secretas para sostener acusaciones de crimen y de no respeto de la moral. 2. La utilización de directorios telefónicos del Comité de reelección del presidente Nixon para analizar el reparto de poderes y responsabilidades internas de la organización y después buscar fuentes entre los empleados. 3. El empleo de informaciones transmitidas de boca a oreja. Los reporteros realizaron varias entrevistas cuya duración en ocasiones era muy larga. A menudo, la información obtenida en las entrevistas era menos reveladora que el miedo reflejado por los entrevistados. Esto alimentaba sus dudas, confirmaba las contradicciones ya existentes y ponía de manifiesto la existencia de un grave problema. 4. Las investigaciones implicaron igualmente la ruptura con la objetividad. 161
  • 155. Tempranamente los periodistas abandonaron la supuesta neutralidad que caracteriza al periodismo. Afirmando que el presidente era un criminal, ante los ojos del público, los periodistas jugaban el papel de adversarios, lo cual los alejaba de la objetividad periodística. 5. El reportaje de investigación seguía implícitamente una estructura narrativa. El texto de la investigación contiene un inicio, el momento en el que la corrupción y el mal se propagan; después un segundo tiempo, durante el cual los reporteros-héroes buscan el desenmascaramiento; y por último, un final cuando los malos serán sancionados por una sociedad ultrajada. La estructura es pues la del “modelo de movilización”, que funciona perfectamente en el discurso periodístico. Fue así como la exaltación y la difusión del periodismo de investigación alcanzó su “época de oro”. Entre 1975 y 1980 el trabajo de investigación fue considerado como una prueba fundamental de la seriedad periodística. Ávidas de explotar este movimiento, las cadenas de televisión invirtieron cuantiosos recursos en las emisiones de investigación. Al mismo tiempo, la investigación estaba en búsqueda de una metodología. Más allá de las sugerencias de algunos periodistas de mantenerse al margen de las fuentes o bien de pasar 70% del tiempo con estas, la profesión comenzaba a examinar y actualizar métodos más codificables. Fue como se desarrollaron las primeras técnicas del “reportaje de precisión” (precision journalism). 13 13 Se basaba en el tratamiento informatizado de las informaciones tuvo lugar en 1976 ante la American Society of Newspapers Editors, tres años después de haber sido concebidas por Philip Meyer. Efectivamente, el periodismo de precisión recurría a un arma aun poco explotada por la profesión: la Freedom of Information Act. Esta ley obliga al gobierno a proporcionar a todo ciudadano, con solicitud, una gran gama de informaciones. La primera versión de esta ley fue promulgada en 1967, veinte años después de presiones de actores sociales, incluidos los periodistas. En consecuencia directa del Watergate, la FOIA fue enmendada por el Congreso en 1974 y en 1976, a pesar de la oposición del Ejecutivo. Se trataba en realidad de un momento histórico para la democracia estadounidense. Las categorías de informaciones exentas de 162
  • 156. El periodismo de investigación dejó de centrar sus búsquedas en la esfera política para poco a poco abrirse a otras áreas: salud, deportes, medio ambiente, pero también al periodismo mundano. Esto último fue objeto de comentario por parte del crítico de medios Ben Bagdikian que afirmaba que “el énfasis puesto en las personalidades oscurece los temas políticos y sociales”. La cuestión de la deontología de la profesión también fue objeto de críticas. El periodismo de investigación inició su agonía. Aunque intentó dotarse de una nueva metodología y presentarse como un defensor de los ciudadanos, el periodismo de investigación retrocedió debido a varios factores: 1. Ataques en contra del periodismo. A pesar de que el periodismo de investigación entró en su época de oro, los grandes periodistas estaban horrorizados. A principios de 1975, el presidente de Associated Press advirtió a los miembros de la profesión: “La prensa cada vez es peor vista por el público, es por ello que debemos de ser extremadamente prudentes cuando se trate de atacar a alguien. Este afirmaba también que los periodistas habían perdido la “confianza” de los lectores al abandonar el “reportaje verdaderamente objetivo” y que estaban “destruyendo el mundo de los negocios y del gobierno por simple placer”. Así, lo que los periodistas consideraban como la búsqueda de la verdad aparecía ante los ojos de sus lectores como una ambición destructiva. 2. La participación de la Corte suprema. Ésta adoptó una actitud de cada vez mayor desconfianza, considerando que los periodistas pisoteaban los derechos individuales en nombre de los intereses privados. A lo largo de los años 1970, los tribunales redujeron progresivamente el margen de maniobra de los periodistas. En 1974, la Corte suprema la ley fueron drásticamente reducidas y el tiempo para tratar una demanda se redujo a diez días. Así a finales de los años 1970, las técnicas de búsqueda en los archivos oficiales eran enseñadas en las universidades gracias en gran medida a los Investigative Reporters and Editoris (IRE), asociación basada en las Escuela de periodismo de la Universidad de Missouri. 163
  • 157. decidió que tratándose de personas que no eran personalidades públicas, la difamación se establecería en base a la “simple negligencia” hacia los hechos, mientras que anteriormente había que probar la “la intención deliberada de dañar” o la “imprudencia caracterizada”. Al mismo tiempo, las quejas por violación de la vida privada comenzaron a multiplicarse. En 1979, la Corte suprema declaró que los periodistas podían tener la obligación de revelar informaciones o documentos relativos a la preparación de sus reportajes, incluyendo las discusiones en las salas de redacción. Una cierta cantidad de tendencias se han manifestado en el mundo del periodismo estadounidense. A finales de los años 1980, sostenido por algunas fundaciones (Kettering, Pew, etc.) se vislumbró el movimiento del “periodismo cívico” o “público” que reclamaba una implicación efectiva del periodismo en la vida de la comunidad. Dos de los fundadores del movimiento explican: “Los periodistas de Estados Unidos se encuentran en un punto crítico de la historia de su profesión. Amenazados por un lado por una reducción del número de lectores y las nuevas presiones sobre la industria de los medios, enfrentan otro tipo de amenaza proveniente del debilitamiento de los lazos comunitarios, del rechazo creciente de la política y de un sentimiento de impotencia y de desesperanza entre los estadounidenses frustrados por los fracasos de su democracia”. Fuentes Albert Pierre, Leitenturier Christine. Les médias dans le monde. Enjeux internationaux et diversités nationales. Francia: Ellipses. Balle Francis. Les médias. París: Flammarion, col. Dominos. 2000. Balle Francis. Médias et sociétés. 11ava. ed. París : Monchrestien, 2003. Bertrand Claude-Jean. Les médias aux États-Unis. Francia: PUF Que sais-je ? Lazere (D.). American media and mass cultura. Left perspectives. Ed. University of California Press, EU, 1987. 164
  • 158. Hunter (M.). Le journalisme d’investigation aux États-Unis et en France. PUF, Que sais-je?, 1997. Whetmore (E.J.). Mediamerica, Mediaworld. From, Content, and Consequence of Mass Communication. Wadsworth Publishing C., 1995, EU. EU: más de 11 mil periodistas perdieron el empleo. La Jornada. 20 de marzo de 2009. La prensa local de EEUU, la que mejor resiste el impacto de Internet. La Jornada 27 de mayo de 2006. Ganette crea un único “website” para sus 86 diarios. La Jornada 12 de enero de 2009. La crisis golpea a la prensa estadounidense. La Jornada 8 de diciembre de 2008. La crisis golpea al New York Times. El País.com 27 de abril de 2008. NYT elimina varias secciones de su edición en papel para reducir costos. La Jornada 17 de abril 2009. Cierra el diario Post Intelligencer de Seattle, el segundo en EU en lo que va de 2009. La Jornada 17 de marzo de 2009. www.latimes.com http://online.wsj.com/home-page http://www.newscorp.com/operations/newspapers.html http://www.mediainfocenter.org/newspaper/data/top_20_dail y_news.asp http://www.chron.com/disp/story.mpl/sp/us/6274761.html http://www.jornada.unam.mx/2009/02/24/index.php?section =economia&article=019n2eco 165
  • 159. La prensa canadiense Fabiola Mendoza Gómez Canadá es el segundo territorio más grande del mundo después de Rusia. A pesar del enorme territorio, su población es relativamente baja, con poco más de 33 millones de habitantes en 2007. Con sus diez provincias y cinco veces más grande que México, Canadá reconoce al inglés y al francés como idiomas oficiales, por lo que existen publicaciones y transmisiones en ambos idiomas, aunque para satisfacer a una población multicultural (más de 5 millones de inmigrantes de diversos países) hay programas o publicaciones en español, japonés, alemán e italiano, entre otros. Cada provincia y territorio es responsable de la educación. Aunque cada sistema es similar a los demás, logra reflejar la historia, cultura y geografía particular de la región. El rango de edad obligatorio para asistir al colegio es entre los 5 -7 años hasta los 16-18, lo que contribuye a que la tasa de alfabetización en este país sea de 99%. La educación universitaria también está en manos de los gobiernos provinciales y territoriales, quienes proveen la mayoría de los fondos; además el gobierno federal otorga incentivos para la investigación, préstamos estudiantiles y becas, por lo que 51% de los canadienses entre 25 y 34 años de edad cuentan con un diploma universitario. Los altos niveles de escolaridad se ven reflejados en el alto consumo de la prensa. Si bien, existen periódicos nacionales, cada provincia cuenta con sus propias publicaciones, sumando, en el 2008, 98 en todo el país. Las provincias centrales de Ontario y Canadá, que tienen una población combinada de más de 19 millones conforman el mercado mediático más grande y constituyen el 26.2 % del territorio nacional. Con respecto a otros medios, más de 21 millones de habitantes tienen televisión en su casa y en total existen 80 estaciones de televisión. Respecto a la radio, más de 32 millones de personas cuentan con al menos un aparato para escuchar las 594 estaciones. El periodismo tiene particular importancia en Canadá, no sólo por la profunda influencia de los 167
  • 160. periódicos sobre la vida política y social, sino también porque la literatura ha sido una consecuencia del periodismo. Mientras que en Inglaterra, el panfleto le dio nacimiento al periódico, en Canadá el proceso fue invertido: el periódico le dio origen al panfleto y al libro. Por muchos años, después de la introducción de la prensa rara vez había un libro o panfleto que no emanará de una prensa impresora de periódicos, y en muchos casos el libro o panfleto era una reimpresión de algo que había aparecido originalmente en el periódico. Incluso hoy en día, muchas publicaciones locales todavía tienen ese carácter. Los periódicos canadienses Canadá tiene un sector mediático bien desarrollado. Como afirma un reporte del Comité del Senado en Comunicaciones y Transporte sobre los medios, “en comparación con la mayoría del mundo, los canadienses han estado y están bien servidos por los medios, no sólo en la provisión de noticias apegadas a los hechos, sino también en la cantidad y calidad de periodismo investigativo, análisis y comentarios.” Edward Greenspon, editor en jefe de The Globe and Mail, afirma que en los últimos años, los periódicos canadienses han sido rediseñados para ser más atractivos, no sólo en apariencia, sino también en contenidos pues aunque se preocupan por dar datos duros sobre políticas públicas, también buscan atraer a todo tipo de lectores ya sean profesores, inversionistas, doctores, etc., con otros temas de interés como salud, entretenimiento y educación. Sin embargo, la contribución cultural mediática – particularmente en inglés- se ve opacada por las importaciones estadounidenses. Existe una verdadera preocupación sobre el futuro de los medios canadienses, debido a la absorción potencial del mercado canadiense por el estadounidense, que ofrece amplias cantidades de productos impresos, televisivos y radiofónicos. A pesar de que el gobierno ha hecho esfuerzos por limitar el impacto de estos productos, ésta es la amenaza más seria al futuro de los medios. La televisión, las revistas y los periódicos son principalmente manejados por corporaciones y se basan 168
  • 161. en la publicidad, suscripciones y otros ingresos relacionados con ventas. En total, los ingresos son de 3.6 billones de dólares, de los cuales 809 millones provienen de las ventas y 2.8 billones de la publicidad. Sin embargo, tanto las publicaciones como las transmisiones televisivas requieren intervenciones del gobierno, que van desde la regulación que prohíbe que las compañías extranjeras tengan participación en la industria de la transmisión hasta leyes de impuestos que limitan la competencia extranjera en los anuncios de revistas, para mantenerse redituables. En la mayoría de los aspectos, Canadá permanece como un mercado mediático saludable pues incluso los fuertes nexos con el gobierno que presentó en un principio han disminuido ampliamente. Sin embargo, se siguen expresando preocupaciones sobre la concentración de la propiedad de los medios. A pesar de las varias comisiones gubernamentales que han investigado la tendencia, poco ha cambiado desde que la televisión se introdujo a principios de los años de 1950. La mayoría de los medios de la nación, incluyendo periódicos, revistas, radiodifusoras y sitios de internet son ahora operados por grandes corporaciones, pero a diferencia de otros países, las transmisiones públicas siguen existiendo y son exitosas a pesar de contar con presupuesto limitado y presiones para ser privatizadas. Casi todas las ciudades canadienses tienen al menos un diario y publicaciones semanales de sus vecindarios y de la comunidad, esto quiere decir que tienen pequeños diarios elaborados en esa ciudad con noticias exclusivamente locales. En las grandes ciudades, como Toronto, Montreal, Vancouver, Ottawa, Calgary y Edmonton, tienen más de un diario y, por lo general, al menos uno tiene formato tabloide. Ciudades bilingües como Montreal y Ottawa tienen periódicos importantes tanto en francés como en inglés. Existen dos grandes periódicos que podrían ser considerados como nacionales, The Globe and Mail y el National Post. Le Devoir, aunque no es ampliamente leído fuera de Quebec, podría considerarse como la contraparte francesa de los periódicos nacionales. En 2007 había 99 diarios ingleses y franceses, uno menos 169
  • 162. que en el 2006 y dos menos que en el 2004, para el 2008 existían 98 diarios. Como se muestra en la tabla 1, el periódico con la circulación más alta es Toronto Star que, de acuerdo a la Canadian Newspaper Association 14, en un periodo de seis meses que terminó el 31 de marzo del 2007, tenía en promedio 634,886 copias vendidas los sábados, 436,694 de lunes a viernes y 442,265 los domingos. El que tiene el mayor número de lectores per cápita es Windsor Star, seguido por The Globe and Mail. En francés el más leído es Le Journal de Montreal. Es interesante destacar que la edición más grande y con el mayor número de lectores es la que se publica los sábados y que además la mayoría de los periódicos no publican los domingos. La CNA realizó un estudio en el 2008, en un periodo de seis meses, en donde se afirma que la circulación (de diarios de paga) fue de 4, 674, 900 copias en un día promedio de publicaciones y 30, 622, 236 copias en promedio por semana. Los niveles de circulación diarios y semanales disminuyeron 1.5% en comparación al 2007. Respecto a los diarios gratuitos, su circulación fue de 1.3 millones al día y de 7. 5 millones a la semana. Canadian Newspaper Association (CNA) es un organismo no lucrativo, creado en 1919. Es la voz de la industria canadiense de diarios: representa a los periódicos publicados en inglés y francés, además promueve la reputación positiva de los periódicos como un medio esencial que beneficia a todos los canadienses; aboga por la libertad de prensa y la reforma democrática y es considerada como una fuente valiosa de información sobre la industria. 14 170
  • 163. Tabla 1. Los primeros diez diarios canadienses por circulación en 2008 Título Toronto Star The Globe and Mail Le Journal de Montréal La Presse (Montreal) Toronto Sun National Post Vancouver Sun The Gazette (Montreal) Ottawa Citizen Winnipeg Free Press Propitario(s) Torstar Corp. CTVGlobemedia Inc. Sun Media de Quebecor Inc. Circulación semanal 3,260,621 2,024,320 1,921,652 Power Corp. of Canada Sun Media de Quebecor Inc. CanWest Publishing CanWest Publishing CanWest Publishing 1,524,582 1,358,292 1,236,020 1,030,691 974,021 CanWest Publishing 919,931 FP Canadian Newspapers LP 885,986 Total semanal: 16,022,102 Fuente: elaboración propia, a partir de información de la CNA. Entre 1980 y 1990 comenzaron a surgir, en varias ciudades, periódicos semanales alternativos, dirigidos a una audiencia joven con cobertura de las artes y noticias alternativas. En los últimos años, muchos de estos semanarios han sido adquiridos o conducidos a la quiebra por corporaciones como CanWest, Quebecor e Irving. Periódicos más pequeños como The Dominion, publicados principalmente en línea, pero en un formato periodístico, han intentado llenar los huecos en la cobertura periodística canadiense evadiendo las vulnerabilidades de las generaciones previas de los medios alternativos. A partir del 2000 se han lanzado varias revistas culturales y de noticias en línea para proveer fuentes alternativas de periodismo, entre las más importantes se encuentran: Rabble, The Tyee,Vigile, CBC Radio Three/Bande à part y SooToday.com. La mayoría de los periódicos canadienses pertenecen a grandes cadenas, la más grande es CanWestNews Service, propiedad de CanWest. Quebecor es dueño de numerosos tabloides a través de su subsidiaria Sun Media, entre ellos Le Journal de Montréal y Toronto Sun. En varios momentos han existido preocupaciones sobre la concentración de la propiedad de periódicos. Por ejemplo, a finales de 1990 cuando Hollinger, la compañía de Conrad Black, adquirió los periódicos Southam. Sin embargo, Hollinger vendió sus propiedades canadienses 171
  • 164. y muchos de sus periódicos de mercados pequeños fueron comprados por una variedad de grupos nuevos, como Osprey Media, incrementando la diversidad de la propiedad de periódicos por primera vez en años. En total, en el 2007 había 13 corporaciones propietarias y 4 periódicos independientes (tabla 2). Los periódicos de CanWest MediaWorks Publications son los que tienen la mayor circulación, pues 13 de sus diarios entregan 8.4 millones de copias semanalmente. Quebecor, que compró Osprey Media en el verano del 2007, tiene el mayor número de diarios, y distribuye 8.1 millones de copias a la semana. Las trece corporaciones pueden ser divididas en tres grupos según su tamaño: grandes, medianas, pequeñas. Además existen cuatro periódicos independientes en Nuevo Brunswick, Quebec, Manitoba y Yukon. Sun Media de Quebecor Inc. es la única corporación que puede ser considerada como grande, al contar con 37 propiedades en Quebec, Ontario, Alberta y Manitoba. Entre sus publicaciones más exitosas se encuentran Le Journal de Montréal, The Toronto Sun, Winnipeg Sun y Cobourg Daily Star. Existen tres corporaciones medianas: CanWest Publishing, con 13 diarios en Quebec, Ontario, Saskatchewan, Alberta y Columbia Británica, que maneja periódicos como The Gazette, National Post, Ottawa Citizen, The Windsor Star, The Edmonton Journal y The Vancouver Sun; Transcontinental Inc. con diez propiedades (algunas de ellas son The Telegram, The Western Star, The Guardian y The Journal Pioneer) en Nova Scotia, Newfounland, Prince Edward Island y Saskatchewan; Glacier Ventures International Corp. controla nueve propiedades en Colombia Británica, entre ellas The Daily News, Prince Rupert y The Trail Times; y Power Corp. of Canada en Quebec, con siete periódicos todos ellos en francés, y siendo el de mayor circulación La Presse. Por último, hay nueve pequeñas corporaciones: Torstar Corp. en Ontario con cuatro diarios (el más importante The Toronto Star, que es el de mayor circulación en todo el país); Brunswick News Inc. en Nueva Brunswick; Continental Newspapers Canada Ltd. 172
  • 165. en Columbia Británica y Ontario; Alta Newspaper Group LP/Glacier Ventures en Quebec y Alberta con tres diarios cada uno; FP Canadian Newspapers LP en Manitoba y Newfoundland, con dos propiedades, siendo una de ellas Winnipeg Free Press; Halifax Herald Ltd. en Nova Scotia; CTVGlobemedia Inc. (dueño de The Globe and Mail); Black Press en Alberta y Sing Tao Newspapers, con un periódico cada uno. Tabla 2. Propiedad de los medios Corporación Sun Media (Quebecor Inc.) Canwest Publishing Transcontinental Inc. Glacier Ventures International Corp Power Corp. of Canada Torstar Corp. Independientes Brunswick News Inc. Alta Newspaper Group LP/Glacier Ventures Continental Newspapers Canada Ltd. FP Canadian Newspapers LP Black Press CTVGlobemedia Inc. Halifax Herald Ltd. Sing Tao Newspapers Total Número de propiedades 37 13 10 9 7 4 4 3 3 3 2 1 1 1 1 99 periódicos Fuente: A partir de información de la CNA, elaborada por Fabiola Mendoza. El número de lectores por semana se ha mantenido estable, lo que indica que los diarios siguen siendo una fuente relevante de noticias e información para los canadienses, sobre todo las noticias locales, pues el 73% de los lectores leen esta clase de noticias. 75% de los canadienses, es decir, 13.9 millones de adultos de 18 o más, leen la edición impresa de un diario cada semana. En los últimos años, los diarios han construido una nueva base de lectores a través de sus productos en línea, los lectores de las ediciones en línea crecieron 11% desde el 2006 y 17% de los adultos leen al menos un diario en internet. La mayoría leen tanto la edición impresa como la que está en línea y sólo un 3% lee 173
  • 166. solamente ediciones en línea. En total, considerando la lectura de diarios impresos y en internet, el 78% de la población lee este tipo de publicaciones semanalmente. 15 Según un estudio del Banco de Desarrollo de Norte América (NADbank 2007), que analizó 82 diarios en 54 mercados y 57 periódicos comunitarios en 33 mercados, esas 54 ciudades representan el 97% del total de la circulación semanal y el 71% de los adultos. Este estudio también señala que la lectura de periódicos se mantiene estable en los 17 mercados principales. En el 2007 había 11.7 millones de lectores semanales en esos 17 mercados, mientras que en el 2006 había 11.8 millones. Otro dato importante sobre la lectura es que esta tiende a ser más alta en pequeños mercados que en grandes mercados, lo que podría estar relacionado con la estabilidad de las comunidades y la larga relación con sus periódicos locales. Los mercados más altos, con población de 150,000 o más, son: Moncton, Santa Catarina, Windsor y Winnipeg. La lectura de los periódicos gratuitos sigue creciendo. Esta clase de prensa es leída en Toronto por 1. 2 millones (28% de la población adulta de 18+); en Montreal por 725,000 (25%); por 542,000 en Vancouver (30%); y 204,000 en Ottawa (22%). Por último, casi 2.8 millones de adultos leen un ejemplar de The Globe and Mail por semana y casi 1.6 millones de adultos leen el National Post. Legislación La prensa canadiense se encuentra regulada y siempre ha abogado por la libertad de expresión. La sección 2-b del Charter of Rights and Freedoms, parte de la Constitución de 1982, asegura la “libertad de 15 La lectura de las ediciones en línea es más alta en Newfoundland, donde 27% de los adultos leen una versión en internet cada semana. En segundo lugar está Ottawa (24%), seguido por London (22%) y Toronto (22%). Los diarios en línea se han ido consolidando mediante la oferta de diversos contenidos. Por ejemplo, en la tarde se ofrece una edición gratuita descargable en PDF o a un dispositivo móvil; también se ofrecen podcasts diarios, ediciones traducidas y que se pueden escuchar en diferentes idiomas. 174
  • 167. pensamiento, creencia, opinión y expresión, incluyendo la libertad de prensa y otros medios de comunicación”. Sin embargo, como el profesor de leyes Robert Martin señala, el documento sólo define los derechos del individuo en su relación con el estado, pero no hace referencia a los asuntos de libertad de expresión que involucran a los propietarios de los medios. Además, la sección potencialmente podría cubrir un amplio rango de acción, desde la expresión comercial hasta la expresión política, desde el privilegio periodístico hasta discursos de odio y pornografía. Es por eso que la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia ha intentado delinear primero el propósito de la sección 2-b (que valores busca proteger, quien debe ser responsable de su protección); y segundo, cuál es el alcance de dicha sección (¿qué es expresión?). De esta manera, se han impuestos límites a las garantías de libertad de expresión y libertad de prensa. Por ejemplo, aunque la prensa disfruta de derechos constitucionales centrales en materia de acceso y publicación, no tienen protección para todos los medios y métodos operacionales que decida adoptar. La prensa tampoco goza de inmunidad si agreden a un transeúnte o ejercen un ataque violento en la búsqueda de una primicia bajo el pretexto de “libertad de prensa”. Asimismo, la calumnia difamatoria u ofensiva es considerada una ofensa criminal bajo el código criminal federal. En Canadá, cualquier cosa presentada por un medio está sujeta a una acción potencial bajo la ley, esto incluye noticias, anuncios clasificados, publicidad, tiras cómicas e incluso la publicación de materiales provenientes de otras fuentes. Además de las restricciones mencionadas anteriormente, las cortes prohíben la publicación de evidencia y otra información que consideren necesaria para proteger a los testigos. Una legislación restrictiva para los medios fue aprobada en 1914 (cuando Canadá se unió a Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial), bajo el título War Measures Act (Acta de Medidas para la Guerra). La participación de los ciudadanos en el gobierno fue suspendida y la censura se hizo legal. El gobierno utilizó esta ley para prohibir publicaciones durante la guerra. 175
  • 168. Se clausuraron diarios y revistas escritos en alemán; de corte socialista y social democráticos; irlandesas nacionalistas; aquellas que cuestionaban la dirección de la guerra o que promovían la moderación. Aunque la guerra terminó oficialmente en 1918, la ley permaneció hasta 1920, resurgió nuevamente en 1939 durante la Segunda Guerra Mundial y no fue sino hasta 1970 que se cambió el nombre de la ley a Emergencies Act (Acta de Emergencia) que sigue permitiendo la censura de los medios bajo ciertas circunstancias especiales. En el 2001, como parte de la nueva ley antiterrorista, el gobierno adoptó el Security of Information Act (Acta de Seguridad de la Información), que prohíbe la posesión o comunicación no autorizada de documentos importantes para el gobierno. Entre otras cosas, el acta previene que ex-empleados o empleados del Servicio de Inteligencia de Seguridad Canadiense divulguen a la prensa información concerniente a la seguridad nacional. En marzo del 2005, el gobierno propuso también sujetar a esta ley a la Oficina del Consejo Privado, al Departamento de Justicia y al Departamento de Defensa Nacional. Aquellos que sean culpables de divulgar esa información enfrentan hasta 14 años en prisión. El Acta de Acceso a la Información, que una vez fue emblemática para mantener la libertad de prensa, hoy en día se encuentra restringida debido a la burocracia y las legislaciones antiterroristas, a tal grado que los periodistas han acusado al gobierno de violar la libertad de prensa. Por otra parte, tras la investigación ordenada por el Senado en los años de 1960, que se nombró Comisión Davey, se establecieron consejos de prensa en todo el país. Inicialmente emergieron en Ontario, Quebec y Alberta pero se comenzaron a propagar por todo el país. Hoy en día son una forma de vida casi institucional para la mayoría de los diarios y semanarios. De estos, el Consejo de Prensa de Ontario es el más grande, contando, en el 2001, con 226 miembros. Los Consejos intentan resolver quejas sobre la cobertura y cuando una queja es recibida se prepara una audiencia formal. Si el periódico pierde el caso, debe publicar los resultados en 176
  • 169. un lugar prominente dentro de su publicación tan pronto como sea posible para poder mantener su membresía. En materia de radiodifusión, no fue hasta 1929 que se creó legislación para la radiodifusión, cuando Quebec pasó una legislación para regular la radiodifusión dentro de sus fronteras; sin embargo, esto disgustó al gobierno federal y llevó el caso ante la Corte. En 1932, el Comité Judicial del Consejo Privado decidió que la radiodifusión era asunto de interés nacional, y por lo tanto estaba bajo la jurisdicción del gobierno federal. Historia de la prensa Como se mencionó en un principio, la prensa en Canadá ha tenido una influencia determinante en la vida pública; sin embargo, evaluar esta influencia no es una labor sencilla. Los primeros periódicos tenían una circulación muy limitada y es posible exagerar su influencia en la formación de la opinión pública. Sin embargo, no hay duda de que Egerton Ryerson en Christian Guardian, William Lyon Mackenzie en el Colonial Advocate y Joseph Howe en Nova Soctian ejercieron una influencia poderosa en el curso de los eventos. Más tarde, el Globe de Toronto, bajo George Brown obtuvo tanto poder sobre los liberales de Ontario que se conoció como “la biblia del escocés” (en inglés “the Scotchman’s Bible”). Su influencia fue tal que Goldwin Smith llegó a referirse a ese periodo como “el largo reinado del terror literario”. El Evening Telegram de Toronto y el Toronto Star ejercieron una poderosa influencia local al igual que el Montreal Star, el Free Press de Winnipeg y el Bulletin de Edmonton. Sin embargo, esta influencia gozada por los periódicos parece haber sido el resultado de la personalidad del editor o el director, y este poder disminuyó con los años. La página editorial ya no comanda tanto respeto como antes y tampoco domina el periódico. Con el surgimiento de periódicos independientes, que ya no se enfocaba en los partidos políticos la influencia de los periódicos en la vida pública dejó de ser tan determinante pero aun sigue siendo importante. La historia de la prensa puede ser dividida en tres etapas. La primera va de 1752 a 1807 y se caracteriza 177
  • 170. por el nacimiento de los primeros periódicos; la segunda (de 1807 a 1858) destaca por el crecimiento de la prensa de partido, y en la tercera (de 1858 a 1900) hace su aparición el periodismo amarillista. En el siglo XVII, los primeros periodistas canadienses, eran, en la mayoría de los casos impresores, y se dice que había periodistas como Francis Collins en York (Toronto) que escribían sus editoriales en máquinas de escribir. En un inicio, la mayoría de los periodistas eran de origen americano -un hecho que ha ligado las tradiciones de la prensa canadiense con las de la prensa estadounidense-. Los primeros periódicos fueron establecidos bajo el patrocinio gubernamental, imprimían estatutos, diarios de legislación y otros documentos gubernamentales y dependían en la publicidad del gobierno para su sobrevivencia. Sin embargo, gradualmente aparecieron diarios independientes que dependían de la publicidad y suscripciones privadas, y que con frecuencia tenían una actitud hostil hacia el gobierno. Los editores de estos periódicos no sólo los imprimían sino que también solicitaban publicidad y suscripciones y además, en ocasiones actuaban como repartidores. Cuando un periódico llegaba a dar una imagen negativa del gobierno, el periodista responsable era encarcelado. Los contenidos de los periódicos tempranos parecen, hoy en día, muy suaves, pues contenían pocas noticias locales (excepto notas sobre nacimientos, muertes y matrimonios) y se dedicaban principalmente a reportar las noticias extranjeras, los debates en la legislación y los juicios criminales. Además, aunque las noticias se publicaran con meses de retraso, la gente las leía ávidamente. Ocasionalmente, los periodistas escapaban de las ataduras gubernamentales, y escribían feroces editoriales. Incluso el editor de la oficialista Upper Canada Gazette, respondió, en 1801, al editor de un periódico rival en estos términos: “Como uno de los pagos del criticismo, yo te doy el rango de carroña y por la perversidad de tu disposición, no anticipó nada más que verte arrastrándote constantemente entre la basura, tu elemento natural.” El primer periodo de la prensa comienza con la fundación del Halifax Gazette, en enero de 1752, por 178
  • 171. Bartholomew Green, que pertenecía a una famosa familia de impresores de Boston. El periódico después pasó a ser propiedad de Anthony Henry (en 1801) y cambió de nombre a Nova Scotia Gazette. En la actualidad aún se publica en Halifax, bajo el nombre de Royal Gazette y es de carácter oficialista. El segundo periódico fue The Quebec Gazette o La Gazette de Québec, fundada en 1764 por William Brown y Thomas Gilmore, dos impresores escoceses provenientes de Filadelfia. En un principio se publicaba en francés e inglés y aunque se dejó de publicar en 1874 todavía existen raíces de este periódico, y ha sido citado como el de más alta sobrevivencia en América del Norte. El primer periódico en Montreal fue la Gazette littéraire, publicado por Fleury Mesplet en 1778, clausurado en 1779, y renacido en 1785 bajo el nombre Gazette de Montréal. Esta publicación, tras haber sido producida, primero en francés, luego en francés e inglés y finalmente en inglés todavía existe hoy en día, bajo el nombre Montreal Gazette y es, en muchos aspectos, la aproximación más cercana al Times de Londres y al New York Times de Estados Unidos. En Ontario, el primer periódico fue Upper Canada Gazette, fundado en Newark (Niágara) por Louis Roy bajo auspicios gubernamentales en 1793. Fue transferido a York (Toronto) en 1798, continuó (por un tiempo como York Gazette) siendo el órgano oficial del gobierno de Upper Canada hasta la unión en 1841, cuando empezó a funcionar como un diario independiente hasta 1845. En Colombia Británica se publicó Le Courrier de la Nouvelle Calédonie, publicado en la isla de Vancouver en 1858 por el obispo católico de ese lugar, pero ese diario duró un corto tiempo. Fue seguido por tres publicaciones: Victoria Gazette (1858), Vancouver Island’s Gazette (1858) y el British Colonist (1858), que se sigue publicando en Victoria bajo el nombre Colonist. El segundo periodo de la prensa va de 1807 a 1858 y durante ese tiempo los primeros periódicos oficiales o semi-oficiales fueron seguidos por periódicos independientes, que dependían del apoyo popular y que generaron seguidores para ciertos partidos políticos. Los editores eran por lo general políticos [reformistas o 179
  • 172. tories]. A diferencia de las publicaciones a favor del gobierno que obtenían del erario una cierta cantidad de apoyo en la forma de publicidad y contratos gubernamentales, estos periódicos dependían únicamente de la publicidad y las suscripciones obtenidas del público en general. 16 Las numerosas publicaciones reflejaban también puntos de vista muy distintos; algunos eran de orden político, estrictamente gubernamental, otros estaban a favor de un partido y otros tenían tendencias religiosas. Muchos de ellos siguen existiendo en la actualidad. La Rebelión de 1837 resultó en la extinción de casi todos los periódicos anti-gubernamentales en el norte, lo que facilitó el éxito del Globe, fundado en Toronto en 1844 por George Brown. En Winnipeg, se estableció Manitoba Free Press en 1872; Calgary Herald en 1883; 16 Entre los periódicos independientes se encontraban el Weekly Chronicle de Nova Escocia, establecido por William Minns en 1813, comprado por Joseph Howe en 1829 y renombrado Acadian. En 1930, bajo el nombre Acadian Recorder, fue cerrado. Otro periódico de Nova Escocia importante era el Nova Scotian, que también fue comprado por Joseph Howe en 1828, y por muchos años fue el órgano político de esa región. En Quebec existía el Quebec Mercury, fundado por Thomas Cary en 1805 y que dejó de publicarse en 1903; el Canadien fue publicado de 1806 hasta 1893 (con excepción de los años 1810-20 y 1825-31). Por su parte, en Montreal eran notables el Montreal Herald, aun en existencia, fundado en 1811 por William Gray; el Vindicator, publicado de 1828 a 1837; el Transcript (1834-1872); Pilot, creado por Francis Hincks en 1844; y Witness (1846). En Ontario, los periódicos más importantes eran Upper Canada Guardian, publicado en Niágara de 1807 a 1812 por Joseph Wilcocks; Kingston Gazette, impresa en Kingston por Stephen Miles de 1810 a 1819; Gleaner (en Niágara de 1817 a 1837); Upper Canada Herald, fundada por Hugh C. Thomson en Kingston en 1819; Colonial Advocate, propiedad de William Lyon Mackenzie impreso en Queenstown y luego York (Toronto) de 1824 a 1834; Courier of Upper Canada publicado en York (Toronto) por George Gurnett de 1828 a 1837; Patriot fundado en Kingston y luego York por Thomas Dalton (1828-1865); Christian Guardian (1829 en York), que funcionaba como el órgano de los metodistas wesleyanos y que sigue existiendo como el órgano de la Iglesia Unida de Canadá, con el nombre de New Outlook; Cobourg Star, fundado en1831 y en existencia aún; Greenville Gazette, publicada por Daniel McLeod de 1833 a 1837; Bathurst Courier, fundada en Perth en 1834 y hasta la fecha publicada bajo el nombre Perth Courier, entre otros. 180
  • 173. Edmonton Bulletin en 1880; Vancouver Sun en 1888; Vancouver Province en 1898; y Victoria Times en 1881. Con la evolución de un gobierno responsable, un clima de tolerancia intelectual y de libertad de prensa fue introducido, a esto se le sumaron ciertos adelantos que permitieron el desarrollo de la prensa. Hasta 1830 todos los periódicos en Canadá eran impresos de manera semanal en prensas manuales de madera. No fue sino hasta 1832 que se introdujeron las primeras prensas de metal y el primer diario, el Royal Standard de Toronto se publicó hasta 1836; éste probó ser un experimento prematuro pues vivió sólo tres meses. Un número de periódicos experimentó con publicaciones bisemanales o trisemanales y no fue sino hasta 1850 que el diario aparece permanentemente. Esto se hizo posible gracias al aumento de la población y los adelantos tecnológicos. Alrededor de 1859 comenzó el uso de la prensa de vapor, que revolucionó el periodismo canadiense, pues hizo posible ediciones de periódicos más grandes y con una mayor circulación. También fue importante la invención de la máquina de linotipo, pues con esto se arribó a la era de la maquinaria en el periodismo, lo que significó la transformación de una industria. Pasó a ser de una empresa en la que cualquier periodista con poco o ningún capital podía embarcarse a una en la que nadie podía imprimir un periódico sin gastar una gran suma de dinero para el equipo. De esta manera, entre 1880 y 1890 el periodismo canadiense se convirtió en un “gran negocio” manejado por empresas que incurrían en grandes deudas para financiarse. El tercer periodo (1858 a 1900) se caracterizó por una expansión hacia el este, un interés en las noticias locales y la claridad de la libertad de prensa, pues sus límites se establecieron en nuevos estatutos. Los avances tecnológicos se vieron acompañados por un aumento en la educación, o para ser más exacto en la alfabetización. Esto hizo posible que los periódicos atrajeran, no sólo a unos cuantos, como antes, sino también a las masas. Al mismo tiempo se descubrían las posibilidades de una amplia difusión de publicidad comercial, y como la publicidad dependía de la circulación, se acentúo la tendencia de los periódicos para apelar a las masas. El 181
  • 174. resultado fue un declive de los estándares periodísticos. Los periódicos, deseosos de incrementar su circulación, se enfocaron en complacer exclusivamente a las masas. Encabezados sensacionalistas e historias melodramáticas tomaron el lugar del periodismo sobrio de antes, dando inicio al periodismo amarillista. Aunque, de acuerdo a Wallace (1948), los periódicos no llegaron tan lejos como los estadounidenses, a pesar de haber seguido en muchos casos los modelos del periodismo de los Estados Unidos, ni tampoco como la llamada gutter press británica, la prensa canadiense se alejó de los estándares éticos. Los diferentes periódicos lograron concertar un esfuerzo cooperativo para recolectar noticias, formando la Asociación de Prensa Canadiense (Canadian Press Association) en 1859, en Kingston, que después se convirtió, en 1909, en la Prensa Asociada Canadiense (Canadian Associated Press), y actualmente se conoce como Prensa Canadiense (Canadian Press). Esto fue fundamental para el desarrollo de la prensa pues los primeros periódicos dependían de recortes de periódicos americanos o británicos para sus noticias extranjeras. De 1900 hasta 1911, Canadá fue la nación de más rápido crecimiento en el mundo. La circulación de diarios en 1900 era de 650,000 y se duplicó para 1911. El crecimiento canadiense sólo se vio truncado por la Primera Guerra Mundial. Fuentes: Canada Press Associaction (2008). History of Canadian Journalism in the Serveral Portions of the Dominion , With a Sketch of the Canadian Press Association, 18591908 . Canadá: Kessinger Publishing. Canadian Newspaper Organization (2008). [Recuperado el 2002-09] A consultar en World Wide Web en: http://www.cna-acj.ca/ Canadian Newspaper Association (2008). “The scoop of daily newspapers in Canada.” [Recuperado el 20-02-09] A consultar en World Wide Web en: www.cna.acj.ca Desbarats, Peter. (1990). Guide to Canadian News Media. Toronto, Ontario: Harcourt, Brace and Jovanovich. 182
  • 175. Fetherling, Douglas (1990). The Rise of the Canadian Newspaper. Toronto, Ontario: The Oxford University Press UNHCR Refworld (27 de Abril, 2006) “Freedom House, Freedom of the Press - Canada” [Recuperado el 12-04-09] A consultar en World Wide Web en: http://www.unhcr.org/refworld docid/473451acc.html Kesterton, W.H. (1967). History of Journalism in Canada. Canadá: McClelland and Stewart Limited Magnet, Joseph (2002). “Freedom of Expression in Canada. Constitutional Law of Canada”. [Recuperado el 12-0409]. A consultar en: http://www.uottawa.ca/constitutionallaw/expression.html Singer, Benjamin, and Craig McKie (Ed.) (2001). Communications In Canadian Society. Quinta Ed. Ontario: Thomson Educational Publishing. Spencer, David (2000). “Canada Press, Media, TV, Radio, Newspapers” en Press Reference (Recuperado el 27-0409). A consultar en: http://www.pressreference.com/Be-Co/Canada.html Statistics Canada (2008). “Population and demography” (Recuperado el 27-04-09). A consultar en: http://cansim2.statcan.gc.ca/cgiwin/cnsmcgi.pgm?La ng=E&SP_Action=Theme&SP_ID=3867&SP_Mode=2 Turner, Dan (octubre 2005). Canadian Journalism. Pretty good. Not really. Better and worse than what the Yanks and Brits get. Ottawa: Public Policy Forum. Wallace, Stewart (Ed.) (1984). The Encyclopedia of Canada, Vol. III. Toronto: University Associates of Canada. 183
  • 176. La prensa europea 185
  • 177. La prensa alemana Mariana Gascón Castillero Alemania es la economía más grande de Europa y la quinta más grande del mundo; también es la primera nación más poblada de la Unión Europea y segunda de Europa (después de Rusia), con 82.5 millones de habitantes. Este país juega un papel clave en las organizaciones económicas, políticas y militares europeas y mundiales –como la Unión Europea, la OTAN y el G8– a pesar de haber sido devastada por dos guerras mundiales durante el siglo XX. Se encuentra ubicada en Europa Central y su superficie es de 357,021 km2 ; 75% de su población vive en zonas urbanas y el alfabetismo es de 99%. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue ocupada por las potencias ganadoras: Estados Unidos, Reino Unido, Francia y la Unión Soviética. Las diferencias ideológicas entre estas últimas naciones causó que Alemania fuera dividida en dos países diferentes en 1949: la República Federal Alemana (RFA) en el occidente y la República Democrática Alemana (RDA) en el oriente. La República Federal Alemana era democrática y formaba parte de importantes organizaciones occidentales como la OTAN. Por su parte, la República Democrática Alemana era miembro del Pacto de Varsovia, liderado por la Unión Soviética. Al término de la Guerra Fría, Alemania pudo reunificarse en 1990 y desde entonces, el gobierno ha invertido grandes cantidades de presupuesto para que los salarios y la productividad del Este alcancen los estándares del Oeste. El tipo de gobierno es una república federal y se encuentra dividida en 16 regiones (Länder). Los periódicos alemanes Se estima que el 75% de la población lee habitualmente algún periódico. El mercado de la prensa se caracteriza, por un lado, por su alto número de periódicos: aproximadamente 350 con un tiraje de 24 millones de ejemplares diarios y, por el otro, por su regionalización, 187
  • 178. que representa la fuerza de la estructura federal y la falta de una única ciudad que centralice lo económico y/o político 17. Es por esto que en Alemania no hay periódicos nacionales, sino suprarregionales (cerca de diez), además de los periódicos regionales y locales, cuyo tiraje representa el 70%. Los periódicos son propiedad de diversos grupos editoriales, siendo el más importante el Axel-Springer AG, uno de los más grandes de Europa. Este grupo tiene sus oficinas centrales en Hamburgo y es propietario de los diarios Bild y Die Welt, entre otros; controla el 25% del mercado de los periódicos teutones. Tan sólo cinco grupos editoriales manejan el 41% del tiraje total de diarios alemanes, entre ellos el Verlagsgruppe Westdeutsche Allgemeine Zeitung y el Verlagsgruppe DuMont Schauberg, además del ya mencionado AxelSpringer AG. El grupo Bertelsmann, uno de los conglomerados mediáticos más grandes del mundo, posee la editorial Gruner + Jahr, que publica cinco periódicos en Alemania; sin embargo ninguno de ellos figura dentro de los de mayor circulación. El financiamiento de los periódicos en Alemania es bastante equilibrado: 46.8% de los ingresos proviene de las ventas y 53.2% de la publicidad. Es importante mencionar que existen dos tipos de periódicos: los periódicos de calidad, llamados Qualitätskaufzeitungen, y los periódicos populares o amarillistas, conocidos como Boulevardzeitungen. El primer grupo se caracteriza por tener una apariencia sobria y uniforme, con pocas imágenes y gráficos; a pesar de tener alguna orientación política, la información es redactada de manera muy objetiva y las opiniones se diferencian claramente de los hechos a través de la sección de editoriales o comentarios. En contraste, los periódicos populares dan una mayor importancia a las 17 En Alemania existen varias ciudades de igual importancia: Berlín es la capital y el centro político, mientras que Fráncfort es el centro financiero. Munich y Hamburgo son centros industriales de igual jerarquía, así como toda la zona industrial del río Rhin, donde se encuentran asentadas ciudades como Colonia, Düsseldorf, Essen y Dortmund. 188
  • 179. imágenes que al texto; sus portadas tienen titulares en grandes letras, con colores llamativos como rojo y amarillo. La noticia del día suele exagerarse y dramatizarse y por lo general trata de algún tema de la farándula, nota roja o sexo. También existe otro tipo de clasificación de los periódicos, de acuerdo a su forma de distribución: los Straßenverkaufzeitungen son aquellos diarios que únicamente se pueden adquirir en la calle, en puestos de periódicos o en tiendas; los Abo-Zeitungen son aquellos que se reciben por suscripción. Los periódicos populares caen dentro de la primera categoría, mientras que 75% de los periódicos de calidad pertenecen a la segunda. Esto refleja la lealtad de los lectores alemanes, lo que ofrece cierta seguridad a las redacciones al ya tener un número fijo de suscripciones. Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ). Fue fundado en 1949 en la ciudad de Fráncfort del Meno, donde hasta la actualidad tiene sede. Cuenta con un tiraje de 431,000 ejemplares y es el principal periódico de calidad. Su diseño es sobrio, con muy pocas imágenes, y tiene diversas secciones que incluyen economía, finanzas y cultura. Sus editoriales reflejan una tendencia conservadora de centro-derecha. El periódico no tiene un solo editor en jefe, sino que es editado por un comité de cinco personas. Es distribuido en 148 países diariamente. Frankfurter Rundschau. Diario fundado en 1945 en Fráncfort del Meno, al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Su tiraje es de 231,000 ejemplares y su moderno diseño contrasta con el del FAZ, al igual que su orientación política, ya que se autodefinen como liberales de izquierda. Este periódico plantea que la independencia, la justicia social y la imparcialidad son los principios que guían el periodismo que ellos practican. Süddeutsche Zeitung. Fue fundado en Munich en el año de 1945 con una tendencia de centro-izquierda. Su tiraje actual es de 433,000 ejemplares, siendo así el 189
  • 180. periódico de calidad con mayor circulación en Alemania; el diario afirma que alcanza a 1.1 millones de lectores al día. A pesar de su relativo éxito, ha tenido que batallar con los efectos de las dificultades económicas del país; en 2003 tuvo que cancelar la edición regional que había lanzado para la región de Nordrhein-Westfalen, la más poblada de Alemania. Die Welt. De tendencia derechista, nació en Berlín en 1946. Su tiraje es de 270,000 ejemplares, y autodefine su periodismo como “libre y cosmopolita”. Se distribuye diariamente a más de 130 países. En mayo del 2004 lanzó Welt Kompakt, una edición más pequeña publicada de lunes a viernes, dirigida a lectores jóvenes, con un enfoque más en noticias que en opiniones. Bild. El periódico de mayor circulación en Alemania y Europa, con un tiraje de 3.7 millones de ejemplares diarios. Nació en 1952 y su formato es de tabloide, ofreciendo una mezcla de información sobre espectáculos, política, deportes, sexo, crimen y horóscopos. A pesar de ser un periódico popular y amarillista, tiene un influyente papel sobre la opinión pública por tratarse del diario con mayor distribución. Su orientación política es de derecha. Tageszeitung. Fue fundado en 1979 en Berlín como una propuesta alternativa a la prensa general. El diario se describe como “irreverente, económicamente independiente, inteligente y entretenido”. Suele realizar mucho proselitismo político y adopta una posición abiertamente de izquierda sobre todos los asuntos que ocurren día a día. Desde 1992 ha sido propiedad de una cooperativa con más de 6 mil miembros. Su tiraje es de 60,000 ejemplares. 190
  • 181. Tabla 1. Principales diarios en Alemania en 2008 Título Frankfurter Allgemeine Zeitung (1949) Frankfurter Rundschau (1945) Süddeutsche Zeitung (1945) Propietario Frankfurter Allgemeine Zeitung DuMont Schauberg Süddeutsche Zeitung Die Welt (1946) Tendencia Tiraje Centro-derecha 431,000 Izquierda 231,000 Centroizquierda 433,000 Axel-Springer AG Derecha 270,000 Bild (1952) Axel-Springer AG Derecha 3’700,000 Tageszeitung (1979) Ippen-Gruppe Izquierda 60,000 Total: 5,125,000 Deutsche Presse Agentur (DPA) La Agencia de Prensa Alemana es una compañía privada, independiente de cualquier partido político o gobierno, que cuenta con alrededor de 190 accionistas alemanes (editoriales, periódicos, publicistas, radiodifusoras, televisoras y grupos mediáticos). Esta agencia fue fundada en la ciudad de Goslar en 1949, tres meses después de la proclamación de la constitución de la República Federal Alemana, y cuatro días después de las primeras elecciones parlamentarias. Su inicio no fue nada fácil, ya que la agencia carecía de prácticamente todo lo necesario para funcionar: dinero, equipo de comunicaciones, papel y oficinas. Sin embargo, con el paso del tiempo se convirtió en una agencia de noticias internacional líder, dependiendo por completo de sus propios recursos para proveer noticias del mundo entero. Actualmente su sede está en Hamburgo y tiene oficinas y 1,200 trabajadores en más de 100 países. Ninguno de sus accionistas puede poseer más del 1.5% del capital total, y las radiodifusoras y televisoras pueden tener un máximo de 25% de las acciones totales; de esta forma, se asegura que ningún accionista pueda ejercer una influencia dominante sobre la compañía. Esta agencia ofrece su información en alemán, inglés, español, árabe y recientemente en turco. A pesar de no 191
  • 182. estar al nivel de agencias como Reuters, AP y AFP, se considera una de las más importantes del mundo y proporciona información (noticias, fotografías, audios y videos) a medios impresos, radio, televisión, operadores de telefonía celular, agencias nacionales de noticias, agencias de relaciones públicas y publicidad, parlamentos y empresas. Cuenta con más de 2,500 clientes en 100 países, incluyendo 75 agencias de noticias nacionales. Legislación La libertad de prensa está garantizada por la ley desde hace más de 50 años, según el artículo 5 de la Ley Fundamental (Constitución): “Toda persona tiene el derecho a expresar y difundir libremente su opinión de palabra, por escrito y a través de la imagen, y de informarse sin trabas en fuentes accesibles a todos. (...) No se ejercerá censura.” También se incluye la libertad de opinión: “Toda persona tiene el derecho a expresar y difundir su opinión por medio oral, escrito o gráfico.” Todos estos puntos fueron redactados con mayor precisión en el Spiegel-Urteil (Decreto del Espejo) en 1966, el cual establece que: “una prensa libre, sin censura, y sin manipulaciones del poder público, es un elemento esencial de los Estados libres.” De esta forma, el Estado garantiza a los periodistas un acceso libre al ejercicio de su profesión, la libertad de fundar órganos de prensa y el derecho a obtener información de las autoridades. Además, se protege a los informantes y a los secretos editoriales, a través del secreto profesional. Gracias a todos estos puntos existe un pluralismo informativo y de opiniones. Sin embargo, la presentación de suásticas y las declaraciones a favor del nazismo o que inciten odio racial y/o actos inhumanos están prohibidas. Curiosamente, Alemania es el único país de Europa que no cuenta con una especie de ley de acceso a la información. El argumento para no crear tal ley es que el libre acceso a la información se encuentra implícito en la Ley Fundamental, y que además, es una responsabilidad de las Länder (regiones), más que del gobierno federal. Ante esto, cuatro regiones han adoptado una legislación 192
  • 183. sobre el libre acceso a la información: Brandenburg, Berlin, Schleswig-Holstein y Nordrhein-Westfalen. No existe una ley de prensa en la Ley Fundamental, pues – al igual que con la ley de acceso a la información – se considera que es responsabilidad de las regiones. La mayoría de éstas aprobaron leyes de prensa entre 1964 y 1966, y después de la reunificación alemana, las nuevas regiones siguieron los lineamientos de aquellas que ya estaban establecidas. El Consejo Alemán de Prensa (Deutsche Presserat) Es una asociación sin fines de lucro creada en 1956 y reorganizada en 1986, con un doble objetivo: proteger la libertad de prensa frente a manipulaciones políticas, económicas o sociales y, detectar errores estructurales en el panorama de la prensa. Los principios periodísticos del Consejo Alemán de Prensa definen la ética profesional; esto comprende el deber de preservar la libertad de prensa dentro del marco constitucional y de las leyes conformes a la constitución. De acuerdo al artículo 9 de los estatutos del Consejo Alemán de Prensa, sus principales funciones son: detectar irregularidades en la prensa y trabajar para resolverlas; defender el libre acceso a la información y a las fuentes; dar recomendaciones y lineamientos para el trabajo periodístico; luchar contra situaciones que puedan poner en peligro la libre información y formación de opiniones entre el público; investigar y dictaminar quejas sobre periódicos, revistas o servicios de prensa; autorregulación y protección de datos editoriales. Cualquier persona tiene derecho a presentar una queja por escrito ante este órgano, en caso de que se viole la libertad de prensa o de que se publique información personal. La queja deberá indicar las razones que la motivaron y debe ir acompañada del original o copia de la pieza periodística sobre la que trata; además, el remitente tiene que identificarse, ya que no se aceptan quejas anónimas. Una vez que el Consejo recibe la queja, ésta es evaluada por el comité correspondiente y finalmente puede emitir alguna observación. Sin embargo, las determinaciones del Consejo no están obligadas a ser cumplidas, sino que se 193
  • 184. hacen por voluntad propia. También se ocupa de las infracciones del deber de cuidado periodístico y vela por el cumplimiento de las normas deontológicas. En 1972 el Consejo Alemán de Prensa, en colaboración con asociaciones de prensa, redactó el primer Pressekodex (Código de Prensa), que fue presentado al entonces presidente de la República Federal Alemana, Gustav W. Heinemann, el 12 de diciembre de 1973 en la ciudad de Bonn. Este código fue actualizado por última vez en 1996, y contiene las reglas para el trabajo diario de los periodistas, asegurando así que se cumplan las normas de ética periodística. Algunos de los principales valores mencionados en este código son: respeto a la vida privada y a la intimidad, separación de información y publicidad, investigación justa y legal, respeto a la verdad y dignidad humana, y evitar la publicación de información sensacionalista que refleje violencia y brutalidad en exceso. Las estructuras y obligaciones del Consejo se encuentran establecidas en los estatutos del 25 de febrero de 1985. De acuerdo a éstos, un comité directivo formado por miembros de cuatro asociaciones de periodistas y grupos editoriales (Bundesverband Deutscher Zeitungsverleger, Verband Deutscher Zeitschriftenverleger, Deutscher Journalistenverband y Deutsche Journalisten Union dos miembros de cada organización), se encarga de las decisiones legales, financieras y personales de la organización. El comité directivo está a cargo del pleno del Consejo, así como de los dos comités de quejas, elegidos del pleno integrado por 28 miembros. El comité de quejas generales tiene dos cámaras con ocho miembros cada una y el comité de quejas sobre protección de datos editoriales tiene seis miembros. Todos los organismos del Consejo Alemán de Prensa son formados por editores y periodistas, quienes trabajan voluntariamente por un periodo de dos años. La presidencia de los diversos organismos cambia cada dos años entre las cuatro organizaciones que componen el comité directivo. 194
  • 185. Historia de la prensa Siendo que fue en Alemania donde Johannes Gutenberg inventó la imprenta, las condiciones técnicas para el desarrollo de la prensa estaban sentadas. La primera revista mensual apareció en 1597 en la ciudad de Rorschach (cerca del Lago de Constanza). Sus antecedentes directos fueron los panfletos y folletos, que anunciaban novedades. En el año de 1605 el primer periódico en forma nació en Estrasburgo; su nombre era Relation y su periodicidad era semanal. A lo largo del siglo XVII nacieron más de 200 periódicos que informaban principalmente sobre acontecimientos políticos y militares; su tiraje promedio era de 300 ejemplares, aunque a través de lecturas públicas o familiares se llegaba a un mayor número de personas. La mayoría de estos diarios tenía una inclinación política de derecha, sin embargo tuvieron una corta vida. En el siglo XVIII existían ya 300 periódicos, siendo el más grande el Hamburgische Unpartheyische Correspondent, con un tiraje de 30 mil ejemplares. No obstante, la prensa sufría de censura por parte del Estado y se limita a publicar información sin opiniones de por medio. La revista se posicionó como el medio más significante de este siglo, sirviendo como medio de entretenimiento o como foro para disputas científicas. En el año de 1848 se estableció por primera vez la ley la libertad de prensa, a través de la constitución de Paulskirchen. Para el año de 1900, el Berliner Morgenpost ya tenía un tiraje de 250 mil ejemplares, y el florecimiento de la prensa se vio reflejado por el nacimiento de más de mil periódicos entre 1921 y 1932. Para este año ya existían 4,702 periódicos con un tiraje total de 25 millones de ejemplares, aunque aproximadamente la mitad de los diarios pertenecía a algún partido político. La llegada de Hitler al poder en 1933 cambió por completo el panorama, pues la libertad de prensa se vio muy limitada, a través prohibiciones, cierres y/o tomas de periódicos por parte del partido nazi. Además, el partido nacionalsocialista comenzó a forzar una igualdad de contenidos en la prensa; es decir, todos los periódicos tenían que tener la misma postura. En ese mismo año se 195
  • 186. instituyó un ministerio de propaganda, bajo el mando de Joseph Goebbels, que estaba a cargo del funcionamiento de los medios. Cualquier empleado que no estuviera de acuerdo con la ideología del partido nazi era despedido, perseguido o incluso asesinado; pocos se atrevían a protestar y rara vez los medios se atrevían a contradecir al partido nacionalsocialista. De esta forma, durante once años la prensa fue un instrumento de propaganda del partido nazi, más que un medio de información y comunicación. Además, el partido de Hitler también expropió algunos periódicos socialdemócratas y comunistas sin dar ningún tipo de compensación a cambio; así, el partido se convertía en dueño de recursos que le permitirían editar su propio periódico. Las editoriales judías fueron rápidamente clausuradas, así como más adelante las gacetas católicas y liberales y los periódicos internacionales de renombre. Para el año de 1944, el partido nazi controlaba 36% de todos los periódicos, que representaban el 82.5% del tiraje diario. El número de periódicos disminuyó de 4,702 en 1932 a 2,500 en 1937, y hasta 977 en octubre de 1944. En las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial, los periódicos continuaron cerrando y muchas imprentas fueron destruidas. Al finalizar la guerra en 1945, y tras la derrota de Alemania, las potencias vencedoras cerraron por completo la prensa nacionalsocialista y limitaron toda actividad periodística en el país. Las pocas licencias que se daban para fundar periódicos se encontraban bajo el control de los aliados; incluso, se fundó el Alliierte Kontrollrat (Consejo del Control Aliado) para tomar decisiones concernientes a la prensa. El número de periódicos disminuyó hasta 977. El primer periódico alemán creado bajo control estadounidense fue el Aachener Nachrichten. En la segunda mitad del siglo XX comenzaron a nacer los principales periódicos, revistas y grupos mediáticos de la actualidad. Los medios se desarrollaron nuevamente y se creó la Deutsche Presse Agentur (Agencia de Prensa Alemana) que comenzó a ganar importancia en el mundo. 196
  • 187. Fuentes Benfield, Richard W. Germany Press, Media, TV, Radio, Newspapers. Press Reference. Disponible en: http://www.pressreference.com/Fa-Gu/Germany.html Brocchi, Davide (2007). Die Presse in Deutschland. Köln: Cultura 21 Institut. Die Geschichte der Presse in Deutschland. Universidad de Saarland. Facultad de Filosofía. Consultado el 15 de febrero de 2009. Disponible en: http://server02.is.unisb.de/courses/ident/themen/gesch_presse/entwicklu ng.php Germany. The World Factbook. Central Intelligence Agency (CIA). Disponible en: https://www.cia.gov/library/publications/the-worldfactbook/geos/gm.html Grundgesetz : Basic Law (German Constitution). Disponible en: http://www.library.byu.edu. Metz, Johanna (2006). Pressefreiheit in Deutschland. Página oficial del Parlamento alemán. Disponible en: http://www.dasparlament.de/2006/04/ThemaderWoche/003.html Schulze, Ingrid (1994). “La prensa en Alemania” en Historia de la prensa. Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, S.A. Sitio oficial de la DPA. Consultado el 10 de febrero de 2009. Disponible en: http://www.dpa.com/Unternehmen.55.0.html 197
  • 188. La prensa italiana Adriana Terrazas Italia, además de su cultura e historia, es también la octava economía del mundo, el cuarto país más poblado de Europa y el octavo mayor proveedor de Premios Nobel. Consta de una población de 58.1 millones de personas en 2006- quienes se distribuyen entre las veinte regiones que dividen al territorio de poco más de 300 mil kilómetros cuadrados. En 1861, Italia se convirtió en estado-nación e implementó un sistema parlamentario, mismo que se mantendría hasta la dictadura fascista de Benito Mussolini en la década de 1920. La alianza entre Mussolini y el movimiento alemán nazi provocaría el retroceso del país y perder la Segunda Guerra Mundial. Después de la instauración de una república democrática en lugar de la monarquía en 1946, la economía italiana mejoró notablemente hasta encontrarse en su posición actual. Uno de los personajes más importantes en la política y de los medios es el ex Primer Ministro Silvio Berlusconi. En 1993, Berlusconi fundó su propio partido político Forza Italia y a través de diversas alianzas con otros partidos logró convertirse en Primer Ministro en 1994. Dos años después perdió la reelección ante Romano Prodi debido a acusaciones de fraude y regresó al gobierno en 2001, aunque siempre rodeado de problemas legales relacionados con corrupción y malversación. Más allá de sus actividades en el gobierno, Berlusconi resalta también por su papel en los medios. Es el hombre más rico de Italia. En la década de 1970, no satisfecho con las ganancias que ya tenía por la construcción de una zona residencial en Milán (llamada Milano 2), Berlusconi fundó Telemilano, un proyecto televisivo que posteriormente se convertiría en el gigante mediático, Mediaset. A través de su empresa Fininvest, el empresario ha logrado adquirir diversas estaciones de televisión, la más grande compañía publicitaria en Italia (llamada Mondadori), el periódico Il Giornale, así como el equipo de futbol AC Milán. 199
  • 189. La cobertura de las elecciones de abril de 2006 ocasionaron mucha controversia entre la población ya que la compañía de Berlusconi poseía las tres mayores estaciones de televisión del país, aparte de que controlaba indirectamente las estaciones públicas. Aunque Romano Prodi fue declarado ganador, gran parte de la población creía que sus posesiones mediáticas le dieron una ventaja publicitaria frente a sus competidores. Los periódicos italianos La prensa italiana se encuentra muy regionalizada, siendo Milán la ciudad que concentra el mayor número de periódicos y revistas. Tres periódicos tienen vocación nacional: Corriere della Sera, La Repubblica y La Stampa. Además, destaca Il Sole 24 Ore y La Gazzetta dello Sport. Corriere della Sera. Diario nacional de corte liberal, fundado el 5 de marzo de 1876 en Milán por Eugenio Torelli Viollier. En los primeros años de su existencia, cuando su tiraje no rebasaba los tres mil ejemplares, fue considerado el periódico de la clase media de Lombarda. En 1989 publicó el primer suplemento médico del mundo Corrieresalute. Posteriormente decidió incluir los suplementos CorriereLavoro, Corriere di Como, Trovo Casa y CorrierEconomía para responder a las necesidades de los lectores de información especializada. Tiene un tiraje de 698 mil ejemplares diarios. La Repubblica. Este diario fue creado el 14 de enero de 1976 en Roma por Eugene Scalfari. Originalmente tuvo un formato tabloide y fue ampliamente criticado por las notas de índole política. Aún así, logró sobrevivir por el apoyo de diversos actores y ha sido lentamente aceptado entre los políticos. Después de la muerte de Scalfari, Giuseppe Turani, uno de los escritores de política más importantes de la publicación, tomó el cargo del periódico. Forma parte del Grupo L’Espresso y es considerado como un órgano de la renovación política. La Stampa. El 9 de febrero de 1867 nació la Gazzetta Piemontese, un periódico que treinta años después, el 31 200
  • 190. de marzo de 1895, se convertiría en La Stampa por la iniciativa de Alfredo Frassati. Posteriormente, este periódico pasaría a formar parte del Grupo Fiat, manteniendo sus oficinas en Turín. Il Sole 24 Ore. Este periódico se creó a partir de la fusión entre Il Sole (de 1865) y 24 Ore (de 1946) en noviembre de 1965. La publicación es reconocida por su enfoque económico y financiero y consta de una red de periodistas ubicados en 13 sedes italianas y 8 en el resto del mundo. En una semana más de seis millones de personas utilizan algún sistema de Il Sole, incluyendo su agencia de información, canal de televisión, estación de radio y página de Internet. El periódico contiene 13 suplementos (la mayoría de índole económica aunque hay uno cultural y otro con contenido científico), una revista, un tabloide sabatino, así como secciones especializadas dirigidas a cada región del país (Noreste, Noroeste, Sur y Centro-Norte). La Gazzetta dello Sport. Dentro del grupo mediático RCS, es el periódico deportivo más importante de Italia y uno de los más grandes de Europa. Este periódico fue fundado en 1896 y es reconocido fácilmente por su impresión en color rosa. Según RCS, esta publicación es la más leída de toda Italia con más de 3.6 millones de lectores, y su mayor atractivo es proveer información que la población lee por gusto y no por obligación. Tipo Tabla 1. Principales diarios en Italia en 2006 Título Propietario Tiraje Nacional Corriere della Sera (1876) La Repubblica (1976) Financiero Deportivo RCS Media Group 698,000 Lectores en internet 570,000 Editorial L’Espresso Grupo Fiat 612,000 1,140,000 Il Sole 24 Ore (1965) Confindustria, Asociación de Industrialistas 390,000 1,050,000 La Gazzetta dello Sport (1896) RCS Media Group 400,000 3,600,000 La Stampa (1895) 201 500,000
  • 191. La mayoría de los periódicos son financiados por grupos privados que tienen relaciones con partidos políticos y/o que pertenecen a algún grupo mediático. Actualmente existen 177 periódicos, aunque hay grupos editoriales que controlan varios de ellos. El grupo L’Espresso publica La Repubblica, uno de las tres mayores periódicos nacionales, además de 15 periódicos regionales, tres canales de radio, una compañía satelital y una página de Internet. El grupo financiero Hdp, a través de la RCS, publica Corriere Della Sera (también uno de los tres principales periódicos) y el periódico deportivo más leído, La Gazzetta dello Sport. Silvio Berlusconi controla a través de la sociedad Fininvest las ediciones Mondadori (libros y revistas), Il Giornale de Milán y algunos periódicos de provincia; la Fiat de Turín está asociada al grupo Gemina, ligado al antiguo grupo Rizzoli, incluyendo el Corriere della Sera y la Stampa de Turín. El Grupo Fiat controla La Stampa. La editorial Poligrafici de la familia Mont-Riffeser publica Il Resto del Carlino, Quotidiano Nazionale, La Nazione y el diario de derecha, Il Giorno (105 mil ejemplares). Il Giornale, órgano de Forza Italia, pertenece a Paolo Berlusconi (hermano del primer ministro Silvio Berlusconi) pero fue creado por el reconocido periodista Indro Montanelli. Este periódico es de tendencia liberal-conservadora y es leído por la población de centro-derecha. Existen también grupos minoritarios que tienen o tenían bajo su control importantes publicaciones. El expartido comunista (DS) poseía L’Unitá, órgano del antiguo partido comunista (110 mil ejemplares) y aunque este pasó a ser de Dalai Editore, mantiene su postura de izquierda. La Asociación de Industrialistas (Confindustria) publica el periódico financiero italiano más leído, Il Sole 24 Ore. Por su parte, Avvenire catholique tiene un tiraje de 88 mil ejemplares; Il Messagero, órgano de esferas económicas de derecha, tira 263 mil ejemplares diarios; el diario de derecha Il Tempo registra un tiraje de 77 mil ejemplares y, el Manifesto, marxista e izquierdista, reporta un tiraje de 30 mil ejemplares. 202
  • 192. De acuerdo con Molle, recientemente las editoriales italianas han cedido ante las presiones e intereses de grupos y compañías que buscan una mayor participación en las publicaciones para cumplir sus fines políticos y financieros. Más aún, no hay periódicos con formato de tabloide, ya que existen publicaciones semanales que son muy populares dentro de los diversos segmentos de la población. A partir de la crisis en ventas en la década de 1990, el tiraje de los periódicos ha ido en aumento, llegando hasta la cantidad actual de 6 millones de ejemplares. Aparte, según cifras de 2005, de los 8.5 millones de usuarios de Internet que hay Italia, aproximadamente 3.5 millones leen periódicos u otras fuentes de información al navegar. De estos cibernautas, 75% leen periódicos, 18% revistas y 15% información de agencias de prensa. En cuanto a los temas más populares, están las noticias de economía y finanzas con un 42% de lectores, notas o reportajes con 29% y deportes con 27%, aproximadamente. También se reporta que el número de lectores de periódicos ha crecido alrededor de 11.2% en los últimos cuatro años, acercando el total a poco más de 21 millones de personas. Ansa. La agencia de prensa italiana Fundada el 15 de enero de 1945, la Agenzia Nazionale Stampa Associata, Ansa, cuenta con 22 sedes en Italia y 81 oficinas en 74 países en el mundo, lo cual le permite tener amplia cobertura de eventos nacionales e internacionales y a su vez ser una fuente de información para la prensa italiana. Está organizada a modo de una cooperativa conformada por 36 socios, todos editores de los principales periódicos del país. Con la misión de buscar, publicar y difundir información periodística a los diversos medios (prensa, televisión, radio, etc.) y promover el desarrollo de las telecomunicaciones, Ansa transmite información a los medios italianos, así cómo a las instituciones principales, organismos internacionales, entre otros. Actualmente, bajo el mando de su presidente, Boris Biancheri. Produce más de dos mil noticias diarias. Todas las actividades de la agencia están regidas por el Estatuto de Compromiso, que 203
  • 193. asegura un entorno de libertad democrática, tal como lo indica la Constitución, buscando afirmar la independencia, imparcialidad y objetividad. Legislación El artículo 21 de la Constitución vigente (1946) garantiza el derecho de expresión, ya sea escrita, oral o a través de otros medios de comunicación. Se declara también que la prensa no estará sujeta a ningún tipo de censura y que la información financiera de las publicaciones debe ser revelada a las autoridades en caso de pedirlo. Sin embargo, la ley prohíbe cualquier tipo de publicación o actividad que sea ofensiva a la integridad de la sociedad. Aparte de la Constitución, existen otras disposiciones legales que regulan al periodismo en Italia. El Código Penal trata sobre la difamación, la obscenidad y las violaciones a la vida privada. El Código de Procedimientos Penales contiene especificaciones sobre la aplicación del secreto profesional de los periodistas. Por su parte, el Código Civil da lugar al documento “La Deontología del Periodista”, en la cual se expresan los derechos y obligaciones concernientes a la libertad de información y crítica; el respeto a la verdad, la lealtad y al interés público; así como la cooperación entre periodistas y el trato que se debe dar a los lectores (cuando se trata información financiera, publicidad o datos de la vida privada). A partir de la ratificación de la Constitución, se crearon diversas leyes que rigen la actividad periodística en el país. La ley 69, del 3 de febrero de 1963, creó la Orden de Periodistas (Ordine professionale dei giornalisti), uno de los pocos órganos de su tipo que existen en el mundo. Entre otras cosas, la orden declara que los periodistas son trabajadores que dependen de un salario, por lo cual resulta necesario poseer un sindicato que defienda sus intereses económicos. La Orden está conformada por un consejo nacional y dieciocho consejos regionales e interregionales, subordinados a la supervisión del Ministerio de Justicia. Los consejos fungen como comités de disciplina y aseguran tanto la seguridad de los periodistas y su buen comportamiento. Para poder ser miembros y participar en sus actividades 204
  • 194. los periodistas deben primero aprobar un examen sobre la práctica periodística y sus disposiciones legales. El artículo 2 de la Orden declara que los periodistas deben siempre respetar la verdad de los hechos y que gozan de un derecho sobre el secreto profesional (la protección de las fuentes de información). El artículo 45 especifica que cualquier persona puede trabajar en una publicación o periódico (aunque no sea periodista), esto con la intención de promover (no contradecir) la libertad de expresión que garantiza la Constitución. Los periodistas italianos son, desde la época fascista, encauzados por una Orden de Acceso Limitado, asociada a la acción de la Autorita garante per la privacy, creada mediante la ley de 1997, para proteger mejor al país y la vida privada de los ciudadanos de los paparazzi. Consejo de Prensa Nacional El 25 de julio de 1994 se creó el Comité Nacional para la Lealtad y la Corrección de la Información (Comitato nazionale per la lealtà et la correttezza del’informazione) el cual trabaja para asegurar el respeto a la Carta de Obligaciones de los Periodistas. El consejo es un órgano de prensa cuatripartita integrado por periodistas, editores, magistrados y miembros de la sociedad. Su comité está compuesto por cinco miembros, dos periodistas, un magistrado, un miembro del Consejo Nacional de Usuarios y un representante del Comité de Defensa para los Débiles y los Niños. El comité no puede imponer sanciones directamente a los medios, pero puede recibir quejas por violaciones a la Carta de Obligaciones y hacer comentarios y sugerencias al consejo, quien a su vez se los comunica a las empresas. Cada año el comité emite un reporte sobre el estado de la prensa y sus actividades. La Carta de Obligaciones de los Periodistas funge como un código de ética y consta de una declaración de valores y principios que deben respetarse en todas las publicaciones, entre ellos la responsabilidad, el derecho de réplica y la presunción de la inocencia. También regulariza el trato de información de los débiles y los niños. La Carta de Treviso (Carta di Treviso) reglamenta la publicación de información que concierne a niños, 205
  • 195. mientras que la Carta de Obligaciones del Periodista establece que la responsabilidad de este profesional siempre está en función de los lectores (Pigeat). Tratándose de códigos empresariales, tradicionalmente, cada empresa mediática redacta su propio código de disciplina, donde aparte de declarar los valores por los cuales se guiará, precisa las funciones de sus directivos y empleados (Pigeat). Fuentes Ansa corporate. Ansa. Ansa. Revisada: 7 Sep 2006. http://www.ansa.it/main/corporate/html/gruppo.htm l>. Centro Interstrutture di Servizi Informatici e Telematici per la Facoltá Umanistiche (CISI) “Broadcasting in Italy”, Universitá degli Studi di Torino. Revisada: 2 Nov 2006 <http://www.cisi.unito.it/marconi/raieng.html> “Chi siamo”. Il Sole 24 Ore. Revisada: 27 Nov 2006: <http://www.ilsole24ore.com/fc?cmd=sez&chId=30&se zId=10908> "Corriere della Sera." Universidad de Monterrey. UDEM. Revisada: 7 Sep 2006 <http://www.udem.edu.mx/agencia/historia/italia/del lasera/>. "Europe." Aneki. 7 de septiembre 2006. Aneki. Revisada: 8 Sep 2006: http://www.aneki.com/europe.html. Gruppo Anziani Editrice La Stampa, "La Stampa." Linotype e Linotipisti. Oct 2000. Revisada: 8 Sep 2006 <http://www.linotipia.it/stampa.htm>. “Italy Constitution”. Revisada: 5 Oct 2006: <http://www.vescc.com/constitution/italyconstitution-eng.html> "La Repubblica." Universidad de Monterrey. UDEM. Revisada: 7 Sep 2006 <http://www.udem.edu.mx/agencia/historia/italia/lar epubblica/>. Molle, Andrea. "Italian Media Landscape." European Journalism Centre. 2002. EJC. Revisada: 8 Sep 2006 <http://www.ejc.nl/jr/emland/italy.html>. Pigeat, Henri y Huteau, Jean. Déontologie des medias. UNESCO. RAI, “L’Azienda RAI”. RAI. Revisada: 2 Nov 2006. <http://www.rai.it/articolo/0,,31171,00.html> Rai Way, “La nostra storia”. RAI. Revisada: 2 Nov 2006 206
  • 196. <http://www.raiway.rai.it/storia.htm> RCS Media Group, “Mezzi - La Gazzetta dello Sport”. Revisada: 27 Nov 2006: <http://www.rcspubblicita.it/mezziit/index.jsp> "Telecomunicazioni e Media." Broadcast and Video. 12 de mayo 2006. Diesis Group. Revisada: 1 Sep 2006: <http://bv.diesis.it/363/telecomunicazioni2.htm>. 207
  • 197. La prensa española Fernanda Gutiérrez Kobeh El Reino de España, la décima economía del mundo en 2005, está localizado en la península ibérica. Su territorio de más de medio millón de kilómetros cuadrados alberga aproximadamente 41 millones de habitantes, distribuidos en 17 comunidades autónomas. Es miembro de la Unión Europea desde 1986. Los niveles de alfabetismo llegan al 97.9% de la población y sin embargo, el índice de lectura y consulta de la prensa es una de las más bajas entre los países miembros de la Unión Europea, menos del 40% de la población lee diarios (EJC, 2009); la principal razón de esta situación ha sido el crecimiento de los medios audiovisuales, en especial la televisión, y la confianza que los españoles han depositado en ella como su fuente primaria de información. La historia de la prensa española se ha visto marcada por los mismos sucesos que han dado forma al país. En especial en España, la prensa fue un impulsor vital de la democracia después de la dictadura franquista a mitad del siglo XX. Para 2005, se registraban en el país ibérico 135 periódicos de paga, 576 revistas y más de 7,000 publicaciones gratuitas que, sorprendentemente, cumplen con la demanda informativa del 51% de la población española (EJC, 2009). El grupo demográfico que más consulta la prensa corresponde a los varones entre 25 y 35 años que, en su mayoría, forman parte de la clase media. La década de 1990 marcó un incremento importante en el número de lectores y fue -en parte- gracias a la creciente popularidad de los diarios deportivos que, evidentemente, dejó su marca en el sector poblacional que recurre a la prensa. Los periódicos españoles El panorama mediático español, más que regirse por medios específicos, se rige por grandes grupos: Prisa, Zeta y Vocento, que controlan los medios más importantes. Sus intereses, más allá de mediáticos, caen 209
  • 198. en lo político y económico, haciendo reconocibles tres tendencias principales de su inclinación en el escenario nacional, (a) aquellos que tienden al apoyo del Partido Popular del expresidente José María Aznar como son el diario El Mundo, la estación radiofónica Onda Cero y el canal televisivo Antena Tres, (b) los medios más conservadores como son el diario ABC y (c) los más liberales y usualmente críticos del gobierno, el periódico El País siendo el mayor representante de esta tendencia (ver tabla 1). A pesar de dicha concentración se considera que la diversidad de medios no ha cesado. El papel que jugaron los medios en la transición a la democracia les ha permitido crecer y seguir desarrollándose, estimando que población goza de suficiente variedad para abarcar sus intereses. Hoy en día, la televisión representa la mayor fuente de información para los españoles ya que es consumida por 90% de la población; sin embargo, la prensa ha logrado conservar 41,5% de las audiencias quienes tienen de entre 115 publicaciones para escoger; la radio ha registrado, hasta 2007, una capacidad de penetración del 57% (Brito, 2007). Tabla 1. Concentración de los tres principales grupos mediáticos en España Grupo mediático Prisa Ingresos netos* 289 Vocento Grupo Zeta 34, 6 Prensa Radio Televisión El País, Santillana y 5 periódicos más Cadena SER, 40 principales, Radio Caracol, W radio, 4 cadenas más Punto radio Cuatro, TVI ABC El Periódico Voz de Asturias Telecinco Barcelona TV, la TV de Asturias Publicaciones periódicas Rolling Stone, Revista 40 y Cinemanía 5 revistas 11 revistas * Cifras expresados en millones de euros. Elaboración propia, 2009. Tratándose de los cotidianos, es posible mencionar a cuatro diarios generalistas y de circulación nacional: El País, ABC y El Mundo y, Marca, de corte deportivo pero segundo en tiraje (tabla 2). También hay otras 210
  • 199. publicaciones que forman parte del espectro regional como son La Vanguardia, El Periódico, Correo Español, La Voz de Galicia y 20 minutos, el diario gratuito más leído en el país. El País. Es el diario español por excelencia; más allá de su tiraje, lectores o corte ideológico, el diario nacido en 1976 representa, como antes ya se mencionó, una de las plataformas mediáticas y sociales que impulsaron en gran medida, la transición a la democracia después de la era Franquista. Desde su creación, bajo la batuta de Juan Luis Cebrián y Jesús de Polanco, El País se ha caracterizado por ser un fuerte crítico a las acciones gubernamental e inclinar la balanza de la opinión pública; en 2003, su clara oposición a la participación de España en la guerra contra Irak marcó el ritmo de las protestas sociales alrededor del país y de las acciones en respuesta que dio el gobierno de Aznar. ABC. Es junto con La Vaguardia -fundado en 1881- uno de los diarios más antiguos de España; fue fundado en 1903 y desde esa fecha ha mostrado su apoyo a las políticas conservadoras y al papel de la Monarquía dentro del balance político y social el país; su tiraje lo coloca como uno de los cinco más importantes del país. El Mundo. Es el tercer periódico nacional y ha tenido su base ideológica en la derecha y el apoyo al Partido Popular. Sin embargo, dadas ciertas circunstancias en relación con el control de los medios audiovisuales lo han distanciado del partido sin dejar de lado su sentido crítico hacia políticas de izquierda que responden a intereses liberales. Esta orientación lo ha llevado a representar una alternativa de lectura frente a El País y ABC lo que lo ha llevado a ser el diario de paga con mayor tiraje después del fundado por Cebrián y Polanco. 211
  • 200. Tabla 2. Principales diarios en España en 2008 Título Propietario(s) Lugar de edición El País (1976) Prisa Madrid ABC (1903) El Mundo (1989) La Vanguardia (1881) 20 minutos (2000) Vocento RCS Media Group Madrid Madrid La Vanguardia Barcelona 15 ediciones regionales Tendencia editorial Tiraje Lectores diarios 500, 000 2,500,000 Centro izquierda Conservador Centro derecha Liberal 261,000 320,000 662,000 1,500,000 250,000 702,000 - 914,000 2,800,000 Fuente: elaboración propia, a partir de la BBC y de los mismos diarios. 2009. Los diarios que hasta ahora se han mencionado, corresponden a aquellos que marcan la pauta del escenario mediático nacional; sin embargo, las comunidades autónomas y el panorama social y político que representan las mismas ha creado una situación mediática alterna a aquella del mainstream que se conoce como la prensa regional. Los principales factores de esta existencia son el idioma y el deseo separatista de ciertas comunidades. Aunque el español es el idioma oficial del país, alrededor de las 52 provincias del país se reconocen también el catalán, el vasco y el valenciano. Cada una de las comunidades autónomas ha desarrollado su propio espacio mediático de acuerdo a las necesidades informativas de su población. Legislación El ejercicio periodístico se sustenta en la Ley 14/1966 del 18 de marzo, de prensa e imprenta o también conocida como Ley Fraga con sus correspondientes modificaciones y derogaciones. Esta ley representó un avance significativo en materia de libertad de expresión. La liberación de la prensa después del régimen franquista se hizo de manera progresiva y sus principales disposiciones pudieron subsistir después de la abrogación de aquellas que estaban en contradicción con la Constitución de 1978. La Ley Fraga contiene sin 212
  • 201. embargo señalamientos retrógrados en relación con las anteriores leyes, aunque también contempla aspectos contemporáneos como son las agencias de prensa, las empresas periodísticas, los monopolios de comunicación y la profesión periodística. Originalmente la ley constaba de 72 artículos y contenía diez capítulos. Sin embargo, han sido derogados numerosos artículos para armonizar el derecho español. Entre sus principales ejes se encuentra: la censura queda fuera de las competencias de la ley sin embargo, puede aplicarse en caso de guerra (artículo 3), el pie de imprenta queda como obligatorio para todo tipo de impresos, de lo contrario, serán considerados como clandestinos (artículo 11); se regula la concesión de beneficios a empresas periodísticas y agencias informativas (artículo 54). La Constitución de 1978 garantiza en su artículo 20 la libertad de expresión que reza: 1. Se reconocen y protegen los derechos: a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. c) A la libertad de cátedra. d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La Ley regulara el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades. 2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa. 3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España. 4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia. 5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial. 213
  • 202. Como ya se mencionaba, la legislación en materia de imprenta ha sufrido drásticos cambios y evoluciones, reflejo de las transformaciones del régimen político. Como antecedentes a la ley de prensa e imprenta vigente, es posible evocar la ley española de policía de imprenta de 1883, en sustitución a la ley de 1879. También, con la llegada del franquismo, la reglamentación restringió la libertad de prensa, pero ya para 1966 recuperó sus libertades. La primera legislación relacionada con la prensa surgió en 1879, aunque fue la Ley Española de Policía de Imprenta de 1883, la que representa el mayor antecedente a la situación mediática del país ibérico como la conocemos hoy. Esta ley pretendía hacer frente a la legislación autoritaria de aquella de 1879; las reformas a la ley fueron presentadas ante el congreso por Venancio González en 1882 y surtieron efecto un año después. De acuerdo con Carlos Soria, las implicaciones contenidas en esta ley representan las más liberales que España ha tenido. Respecto a los periódicos, esta ley considera cuatro criterios básicos: 1. Requerimientos para fundar un periódico. 2. Representación legal del periódico. 3. Deber del director y posición del impresor. 4. Derecho de rectificación o aclaración. Con el ascenso de Franco al poder, la prensa conoció una nueva reglamentación en 1938, la Ley de Prensa, la cual representó la supresión al máximo de la libertad de los medios republicanos. El hecho de que esta ley se promulgara en estos años, tuvo además, otra implicación. Mientras que en España se buscaba la censura, en el resto de los países europeos, los medios de radiodifusión en aquellos años comenzaron a ganar parte del mercado a la prensa. Fue así como España conoció con esta Ley de Prensa, “un cierto tipo de periodismo de masas fuertemente influido por el Régimen, que podemos caracterizar con las siguientes notas clave: censura previa, monopolio público de la información interior y exterior, liderazgo de la Prensa del Movimiento y la consolidación de un oligopolio periodístico privado” (Sastre, 2006). Para Fernández Arenal, esta ley pasó a la historia como la ley de guerra, en la que se instauró una libertad 214
  • 203. de prensa que quedó “integrada por derechos y deberes que ya nunca podrá desembocar en aquel libertinaje a la patria y al Estado, atentar contra ellos y proclamar el derecho a la mentira, a la insidia y a la difamación como sistema metódico de destrucción de España decidido por un rencor de poderes ocultos.” Durante el franquismo, esta Ley de Prensa comenzó a ser cuestionada por la fracción más liberal del partido. También existe la figura del ombudsman instaurada solamente por ciertos medios. Historia de la prensa El desarrollo de la prensa de España puede entenderse en cinco etapas. Las primeras publicaciones (siglo XVII), la consolidación de la prensa (siglo XVIII), el siglo XX, la Guerra Civil y Franquismo (1936 - 1975) y la transición a la democracia. Si bien la tradición de la prensa española como tal comienza en el siglo XVIII, sus primeros indicios datan del siglo XVII con las gacetas. Las primeras publicaciones que aparecieron en tierra española fueron en realidad procedentes de Francia y traídas a la península ibérica por comerciantes y viajeros; sin embargo, para este tiempo, las gacetas francesas tenían ya 30 años de existencia. En España, el panorama social, político y económico decaía poco a poco entre problemas demográficos, pestes y una crisis política que surgió del empobrecimiento del campesinado y el enriquecimiento del clero y la Corona. Dentro de este marco, las gacetas comenzaron a cobrar importancia y a crecer en popularidad ya que mientras el ciudadano común lo utilizaba como medio de información, los altos mandos políticos empezaron a aprovechar el éxito de las gacetas como un medio para resaltar positivamente los actos del gobierno y recuperar así, su legitimidad. Para 1661, las gacetas de personajes públicos comenzaron a circular por las ciudades bajo el nombre de Gaceta de Madrid y Gaceta de Barcelona, su alto tiraje hizo que se consideraran las primeras publicaciones importantes y que dieran pie a la consolidación de la prensa casi un siglo después. 215
  • 204. Con estos antecedentes, el siglo XVIII representa la consolidación de la prensa ya que surgen las primeras publicaciones formales y continuas de importantes periódicos. La demanda crecía y el analfabetismo disminuía en cierta medida por lo que las publicaciones tuvieron la oportunidad de especializarse; dos rubros eran los más importantes: el primero de ellos y más importante involucraba publicaciones más cultas, con temas como literatura, cuyo máximo exponente fue el Diario de Literatos, por primera vez publicado en 1737 y que, si bien no se publicaba todos los días no fue un factor que disminuyera su importancia en el ámbito cultural y literato. El otro rubro era aquella prensa popular que se enfocaba más a asuntos de interés general, el Mercurio de España fue uno de los más representativos. A finales de este siglo, la prensa comenzó a tomar tintes más políticos y su difusión sirvió también como caldo de cultivo para ideas liberales. El siglo XIX fue el marco en el que el periodismo español proliferó más que nunca antes; varias plumas, como la de Mesonero Romanos y Mariano José Lara se hicieron famosas en los periódicos y las ideas que éstos tenían sobre la situación política contribuyó de manera muy importante a la inclinación política de los ciudadanos españoles. A principios del XX, la prensa seguía proliferando y descubrió que la publicidad, entendida en su forma actual, podía considerarse como el principal medio de financiamiento; la información comenzó a verse sujeta a los espacios publicitarios y a los intereses económicos. En esta época surgieron algunos de los diarios más emblemáticos: ABC y La Vanguardia. Para 1878, se contaban alrededor de 380 diarios en España, cifra que en cinco años se triplicó y que para 1920 llegó a más de 2,000 publicaciones representando la verdadera masificación de los diarios. (Press Reference, 2008). En los años venideros, varias circunstancias cambiaron el papel de la prensa; el sistema de transportación quedaba rezagado en relación a las necesidades de la época y por lo tanto, la distribución de la prensa se vio limitada. Con el paso del tiempo, la prensa quedó en manos de aquellos que podían 216
  • 205. mantenerla: la clase política y económicamente influyente del país que, como era de esperarse, comenzó a entender a la prensa como un medio ideológico y propagandístico. Casi veinte años después, estalló la Guerra Civil y con ella, la prensa se convirtió en el vehículo por excelencia para la propaganda política. Cada bando, los liberales y los republicanos, abarcaban zonas geográficas enteras con publicaciones que llamaban a la ciudadanía a ser parte de su partido o defender los intereses del bando. Ante tal situación, la censura se convirtió en la bandera de un bando para excluir al otro y los medios, casi en su totalidad, marcados por las tendencias políticas. Una vez concluida la Guerra Civil, el general Francisco Franco, conservador y tradicionalista tomó el poder instalando una dictadura fascista que hasta su muerte, en 1975, se basó en la represión legalizada y el enriquecimiento de la clase política. Franco concentraba todo el poder y asumió sus funciones en libertad a través de la progresiva aprobación de Leyes Fundamentales del Movimiento bajo las cuales se justificaban actos como la prohibición de sindicatos, elecciones manipuladas, elección directa de su sucesor y la eliminación de las garantías individuales. Así, en el régimen franquista desaparecieron la mayoría de las libertades políticas y civiles entre ellas, por supuesto, la libertad de expresión. El control que tomó Franco de las instituciones logró que se creara el Ministerio de Información que era la herramienta legal para la censura oficial en todos los medios de comunicación. En 1938, poco antes de que Franco subiera al poder, se instauró la Ley de Prensa la cual, hacia 1962 comenzó a ser reformada por la facción más liberal del partido; para 1966, la Nueva Ley de Prensa estaba en funcionamiento, ambas serán profundizadas más adelante. Aún ante la escasa libertad de prensa, los medios independientes encontraron su lugar entre la gente; a mediados de la década de 1950, surgen Diario de Madrid, El Alcázar y Diario Nuevo en respuesta a las medidas represivas del régimen y con la esperanza de propagar 217
  • 206. las ideas de libertad. Entre 1969 y 1971, desaparecieron los tres diarios. A la muerte de Franco, los diarios toman el estandarte de libertad y se convierten, en un hecho inédito, en los espacios públicos de discusión y debate político; ante la naciente capacidad de las instituciones estatales para reestablecer las garantías individuales, los medios impresos se convierten en el “Parlamento de papel”; su papel en la transición democrática del país fue fundamental. Fueron tres los periódicos que tuvieron protagonismo como medios hacia la democracia, El País, orientado hacia las ideas de PSOE, fundado por Juan Luis Cebrián y Jesús de Polanco; El Mundo fundado por Luis María Ansón bajo el idealismo del PP y La Razón con un tinte más bien conservador. Frente a la recién adquirida libertad, la necesidad por información de calidad creció exponencialmente; con la liberación de las telecomunicaciones, los medios se convirtieron en la principal fuente de información y reestablecimiento del país. En ese marco comenzaron a surgir las cadenas de TV, las agencias de prensa y los grandes grupos mediáticos; en 1983, surge la primera cadena televisiva, Televisión Autónoma Vasca; en el transcurso de los próximos años se fundarían Cadena SER y Antena 3. 18 Fuentes Brito, A. (2007) Cómo funcionan los medios de comunicación. Recuperado el 7 de marzo, 2009 de medios y vida en http://www.mediosysida.org/download/a1_cap3.pdf Valencia Net (2009) Constitución Española de 1978. Recuperada el 19 de mayo, 2009 en http://www.valencianet.com/constitucion/ Fernández Arenal, F. (s/d) Evolucion del concepto de libertad de prensa desde la ley de guerra de 1938 18 En España existen 53 cadenas de radio y casi veinte estaciones autonómicas que pertenecen a las provincias del país. La televisión, por su parte, cuenta con casi 50 canales a nivel nacional sin incluir las casi 70 emisoras identificadas como televisión comunitaria y que corresponden a la Red de TV locales de Catalunya, Baleares y la Comunidad Valenciana. 218
  • 207. hasta la constitucion de 1978. Universidad de Vigo. Recuperado el 19 de mayo, 2009 en http://www.upf.edu/periodis/Congres_ahc/Document s/Sesio1/Fernandez.htm Machado, D. (2007) “Intereses políticos y concentración de medios en el Estado español”. Recuperado el 7 de marzo, 2009 de Pueblos en http://www.revistapueblos.org/spip.php?article557 European Journalism Center (2009) Media Landscape, Spain. Recuperado el 10 de mayo, 2009 en http://www.ejc.net/media_landscape/article/spain/ Sastre, F.L. (2006) "La empresa es su resultado - El beneficio editorial y la contabilidad del conocimiento" Tesis doctoral accesible a texto completo en http://www.eumed.net/tesis/2006/flsp/ Soria, C. (1982) “La Ley Española de Policía de la Prensa de 1883”. Revista Documentación de las Ciencias de la Información. Recuperada el 19 de mayo, 2009 en http://revistas.ucm.es/inf/02104210/articulos/DCIN 8282110011A.PDF http://www.prisa.com http://www.vocento.com http://www.grupozeta.es http://www.falternativas.org/laboratorio/documentos/docume ntos-en-curso/el-periodismo-espanol-condiciones-laborales-yprofesionales http://descargas.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/124 82429791355964198846/210072_0033.pdf http://escuela.elpais.com/pdf/conferencias/aperturacurso_20 03.pdf http://www.miramedios.com/ http://www.dat.etsit.upm.es/~mmonjas/medios/ http://bmrc.berkeley.edu/~chema/espanol/media.html http://www.econectados.com/2008/10/ejemplos-de-que-elperiodismo-espanol-se-adapta-a-internet/ http://www.quadraquinta.org/documentos-teoricos/cuadernode-apuntes/brevehistoriaprensa.html http://biblioteca.universia.net/ficha.do?id=34103444 http://www.invenia.es/oai:dialnet.unirioja.es:ART0000022743 http://www.diariodesevilla.es/article/sociedad/99298/periodi smo/espana/no/es/fiable.html 219
  • 208. La prensa sueca José Almeda Valdés Con cero por ciento de analfabetismo y con uno de los gobiernos más estables del mundo, Suecia ha logrado preparar el terreno que hace posible el florecimiento de una prensa si no perfecta, sí ejemplar para otros países del mundo. Con una población de poco más de nueve millones de habitantes, el país nórdico se ha caracterizado por implementar un efectivo estado de bienestar que le ha permitido tener una sociedad homogénea. Suecia y en general los países escandinavos suelen ponerse como ejemplo en cuanto al funcionamiento y el manejo de los medios impresos y audiovisuales. Además de contar con una sociedad de asiduos lectores de prensa escrita, han innovado en la legislación de medios. La primera ley de libertad de expresión en 1766, las disposiciones a favor del libre acceso a los documentos oficiales y la creación del ombudsman de la prensa, son un buen ejemplo de las aportaciones suecas al mundo de la prensa. La libertad de expresión, la conciencia social de los medios de comunicación, y la búsqueda de una autorregulación, son elementos que hacen de la prensa en Suecia una de las más funcionales y libres del mundo. Las características de la prensa sueca son compartidas por el resto de los países escandinavos. En un estudio de libertad de prensa realizado por Freedom House, una organización a favor de la democratización y derechos humanos que monitorea los estándares de libertad, se muestra a los países de la región nórdica ocupando los primeros lugares. Entre los primeros seis países con mayor libertad de prensa se encuentran Dinamarca, Islandia, Suecia, Bélgica, Finlandia y Noruega. Los periódicos suecos De acuerdo con el reporte de Media Developments 2006, proporcionado por la Autoridad para Radio y Televisión Sueca, organización que funge como punto de referencia 221
  • 209. para todo tipo de medios de comunicación, Suecia es uno de los países con más lectores de prensa escrita en el mundo. El consumo promedio por persona lo coloca como el cuarto país en el mundo: 87% de la población entre 15 y 79 años lee el periódico diariamente, sin contar días de fin de semana. Para una mejor comprensión y estudio de la prensa escrita, las publicaciones suelen agruparse en tres grandes grupos de prensa: la prensa metropolitana, en donde se incluyen los periódicos de las ciudades más grandes y con un tiraje mayor; la prensa de provincia, correspondiente a los periódicos locales de ciudades pequeñas, y la prensa gratuita, en la que Suecia es pionera y que incluye a todos los diarios repartidos sin costo alguno. La Autoridad de Radio y Televisión sueca y la European Media Landscape reconocen algunas otras subdivisiones como: diarios matutinos y vespertinos, diarios en Internet y periódicos de publicación semanal o de dos veces por semana (ver tabla 1). La prensa metropolitana abarca los periódicos de mayor circulación que se publican en las ciudades más grandes de Suecia: Estocolmo, Gotemburgo y Malmo. En total, ocupa alrededor del 50% de la circulación total en el país. Normalmente los periódicos metropolitanos están divididos en dos grupos: los periódicos matutinos y los vespertinos. Los primeros se caracterizan por ser publicaciones más serias y vendidos principalmente mediante la suscripción, los segundos por tener un formato más ligero y con un corte editorial más informal. De acuerdo con la European Media Landscape, el primer grupo ocupa el 25% de la circulación total, mientras que los vespertinos el 20%. Aunque el horario (vespertino y matutino) sirvió originalmente como medida de diferenciación, actualmente, casi en su totalidad, ambos tipos de publicación son distribuidos durante la mañana, quedando el nombre de los grupos como mera costumbre y sirviendo más para distinguir entre formato y seriedad que entre horarios de publicación. Entre los diarios matutinos destacan: 222
  • 210. Dagens Nyheter. Es uno de los de mayor tradición fundado por Rudolf Wallen en 1864 y publicado en Estocolmo; cuenta con un tiraje de 361,000 ejemplares. Bonnier AB, organización económica con mayor participación en el mercado de la prensa escrita, es propietaria del diario. La publicación tiene una tendencia liberal y en 2004 el diario cambió de formato estándar a tabloide. A pesar de ser publicado en Estocolmo, la publicación se caracteriza por tener una amplia cobertura nacional e internacional. Svenska Dagbladet. Fue fundado el 18 de diciembre de 1884. Se publica en Estocolmo y cuenta con un tiraje de alrededor de 194,000 ejemplares. Pertenece a Schibsted, grupo de origen noruego que también es accionistas del diario vespertino Aftonbladet. Tiene un formato tabloide y es de tendencia liberal conservadora. Göteborgs-Posten. Fue fundado en 1813 y desapareció en 1822 para después reaparecer en 1850. Es el diario matutino más importante de Gotemburgo y el segundo más importante de Suecia; tiene un tiraje de 262,000 ejemplares y es de tendencia liberal. Al igual que el diario Dagens Nyheter cambió de formato estándar a tabloide en 2004. Tabla 1. Principales periódicos suecos Título Metro (1995) Tipo Gratuito Aftonbladet (1830) Metropolitano vespertino Dagens Nyheter (1864) Expressen (1944) GöteborgsPosten (1813 y 1850 Svenska Dagbladet (1884) Metropolitano matutino Metropolitano vespetino Metropolitano matutino Metropolitano matutino Ciudad Estocolmo y otras 56 ciudades Estocolmo Propietarios Kinnevik Tendenca - Tiraje 1,400,000 Socialdemócrata 420,800 Estocolmo Schibsted y Landsorganisationen i Sverige (LO) Bonnier AB Liberal 361,000 Estocolmo Bonnier AB Liberal 327,000 Gotemburgo Tidningsaktiebolaget Stampen Liberal 262,000 Estocolmo Schibsted Liberal 194,000 223
  • 211. Entre los diarios vespertinos se encuentran el Aftonbladet y Expressen. Aftonbladet. Se publica en Estocolmo y es reconocido como el periódico de mayor tiraje que no sea gratuito con 420,800 ejemplares diarios. Schibsted, organización de origen noruego y que incursiona en Suecia desde 1996, es accionista del 49.9% mientras que Landsorganisationen i Sverige (LO), organización perteneciente al Partido Socialdemócrata, posee el 50.1% restante de la publicación. Expressen. Fue fundado en 1944, con un tiraje de 327,000 ejemplares es uno de los más importantes de Estocolmo, el diario vespertino es propiedad del grupo Bonnier AB, es de tendencia liberal y tiene un formato tabloide. La mayor parte de los periódicos de provincia son consumidos por suscripción y entregados durante la mañana. A diferencia de los metropolitanos, no cuentan con un mercado tan grande y debido a su debilidad económica son frecuentemente soportados por el sistema de subsidio a la prensa como se explicará más adelante. Los periódicos con mayor circulación dentro de esta clasificación son: Helsingborgs Dagblad, Dalarnas Tidningar, Östgöta Correspondenten y Nerikes Allehanda. En Suecia, el mercado está dividido en 70 distritos con límites bien determinados. Esta división de mercados en distritos restringe la circulación de periódicos externos. Las publicaciones locales tienen de esta forma prácticamente el monopolio del mercado. En la mayoría de los distritos, la publicación principal posé más del 70% del mercado debido a la falta de competencia. Solo 10 de los 70 distritos tienen una real competencia por el mercado, lo cual se debe a que existe más de una publicación importante (ver tabla 2). Bonier AB es la compañía más grande en medios impresos. Es dueña de nueve periódicos y controla 27% de la circulación total de periódicos. La segunda compañía en importancia es Schibsted, originaria de Noruega y establecida en Suecia desde 1996. Con la 224
  • 212. apropiación de sólo dos periódicos (Aftonbladet y Svenska Dagbladet) se logró posicionar en el mercado, actualmente controla 16.4% del material en circulación. Tabla 2. Propietarios de los periódicos publicados más de tres veces a la semana Propietario Compañía o diario principal Bonnier Family Schibsted Bonnier AB Aftonbladet and Svenska Dagbladet Tidnings AB Stampen MittMedia Förvaltnings AB Circulación total en 2005 1 015 700 616 100 % de la circulación total 27.0 16.4 3 11 309 250 223 100 8.2 5.9 Nya Wermlands-Tidningen Gota Media 9.5 5.5 185 400 185 850 5 4.9 VLT 9.5 157 800 4.2 Herenco Nerikes Allehanda and Hallandsposten Norrköpings Tidningar 5 5 131 900 121 300 3.5 3.2 6 120 400 3.2 5.5 100 600 2.7 Local Centre Party Värmlands Folkblad, DalaDemokraten etc Skånska Dagbladet 3 65 500 1.7 Bengtsson Family Dalarnas Tidningar 4 65 000 1.7 Ridderstad Family Östgöta Correspondenten 1 60 300 1.6 Axel Johanssons stiftelser Stiftelsen VK-Press Upsala Nya Tidning 1 58 500 1.6 Västerbottens-Kuriren 2 54 700 1.5 Eskilstuna-Kurirens Stiftelse Eskilstuna-Kuriren 2 53 800 1.4 Total 14.5 94 237 100 3 807 400 6.3 100.00 Hjörne Family Nya Stiftelsen Gefl e Dagblad Ander Family Stiftelsen Barometern / Stiftelsen Tore G Wärenstam Hjörne family/ Pers family Hamrin Family Liberal consortium Erik and Asta Sundins Stiftelse Labour Movement Otros Número de diarios 9 2 Fuente. The Radio and Tv Authority de Suecia, tomado del reporte oficial Media Developments 2006. 225
  • 213. Los periódicos gratuitos La idea de publicar un diario impreso gratuito es una innovación sueca. En una época en que las ventas de los diarios impresos van en picada, el éxito de las publicaciones gratuitas ha sido una sorpresa que se ha extendido rápidamente al resto del mundo. La historia de los diarios gratuitos se remonta a los años de 1995 cuando se lanzó en la ciudad de Estocolmo el Metro, una publicación gratuita que no tardó en extenderse a otras ciudades de Europa y del mundo. En Suecia, el Metro tiene actualmente versiones impresas para Estocolmo, Gotemburgo y Malmo, además de tener una versión nacional que se distribuye en 56 ciudades. En cuanto a circulación, Metro es el periódico más importante de Suecia, con 1.4 millones de lectores diarios y es distribuido en todo tipo de transporte público. Desde el año 2000, otros periódicos con el mismo concepto han sido puestos en circulación, aunque no con el éxito de su antecesor. Un ejemplo de estas publicaciones es el diario llamado Stockholm City, que al igual que Metro, se reparte en centros comerciales, algunos transportes y otros lugares públicos. Legislación En términos del artículo 1, capítulo 1, de la Constitución de 1974, “Todo poder público en Suecia emana del pueblo. La democracia sueca (Densvenska folkstyrelsen) se basa en la libre formación de la opinión y en el sufragio universal e igualitario […]”. Los artículos 1, 2 y 4 del capítulo 2 sobre libertades y derechos fundamentales son esenciales para la prensa. El artículo 1 reza: “Todo ciudadano (Varje medborgare) tendrá garantizados frente a la comunidad: 1. Libertad de expresión y de imprenta (yttrande- och tryckfrihet): libertad de comunicar información o formular opiniones mediante la palabra, el escrito o la imagen o por cualquier otro medio; 2. Derecho a la información, es decir, el de obtener y recibir datos y elementos de juicio; 3. Libertad de reunión, en otras palabras, la libertad de organizar reuniones y participar en ellas; 4. Derecho de 226
  • 214. manifestación, es decir, derecho de expresar la opinión solo o en grupo en lugares públicos; 5. Libertad de asociación: libertad de unirse a otros con vistas a una federación; 6. Libertad de religión, esto es la libertad de unirse a otros para formar una comunidad religiosa y para practicar la religión propia; 7. Libertad de movimientos: libertad de desplazarse dentro del Reino, así como de abandonarlo.” El artículo 2 reza: “Todo ciudadano estará protegido contra cualquier autoridad que le obligue a pertenecer a una asociación o comunidad religiosa o a dar a conocer su opinión.” El legislador en el artículo 4 escribió: “Será aplicable la Ley de Libertad de Prensa en lo relativo a la libertad de la prensa y al derecho de acceso a documentos públicos, y se establecerán del modo prescrito en el Capítulo 8 las normas de detalle sobre derechos y libertades y la protección a que se refieren los artículos 1º al 3º”. La Ley de Libertad de Prensa de 1949 rige en efecto a la prensa escrita. A pesar de que esta ley se ha reformado, la referencia fundamental se encuentra en la ley de 1766 que sigue sirviendo de guía para las legislaciones no sólo suecas sino también de otros países del mundo. La ley de 1949 permite a cualquier ciudadano producir o publicar material impreso. Como únicas condicionantes se pone la posibilidad de acceder al material, ya se mediante la venta o circulación gratuita, así como especificar la identidad del editor. La ley también se ocupa de garantizar a quien publica, la venta y distribución del material impreso. Los límites de la libertad de información se encuentran en los delitos contra el Estado (alta traición, instigación a la guerra, sedición etcétera) así como calumnias e injurias o amenazas proferidas contra minorías por raza, sexo, color o creencias religiosas”. El gobierno ha conformado una serie de órganos para el mejor funcionamiento de la prensa escrita, entre las que destaca el Consejo para el Subsidio de la Prensa. Es una instancia que se encarga de dar y controlar los subsidios a la prensa escrita. El propósito del Consejo es asegurar una mayor diversidad y pluralidad posible 227
  • 215. dentro del mercado de la prensa escrita, además de controlar los recursos gubernamentales otorgados a la prensa. El Consejo está al tanto de modificaciones en la industria; el manejo financiero, cambio de propietarios o cualquier otra actividad que pueda afectar el propósito de mantener una diversidad en el mercado es asunto del Consejo para el Subsidio de la Prensa. Existen dos tipos de subsidios. Los dedicados a la producción de los medios impresos y los dedicados a la distribución de los mismos. La cantidad de dinero más importante se destina a la producción. Durante el año 2005, 417.3 millones de coronas suecas, poco más de 60 millones de dólares fueron destinadas al subsidio para la producción de prensa escrita. Durante el 2004, de los 153 periódicos suecos, 72 fueron subsidiados. 578,000 ejemplares de los 4 millones en circulación se produjeron gracias al dinero proporcionado por el Consejo de Subsidios (ver tabla 3). El peso de los subsidios es especialmente importante en publicaciones impresas que publican una o dos veces por semana. Un 75 por ciento del material circulante fue subsidiado, mientras que sólo un 11% del circulante en publicaciones de 6 o 7 días a la semana recibió algún apoyo del Consejo. En cuanto a la distribución, 73 millones de coronas equivalentes a 10 millones y medio de dólares fueron destinas a subsidiar la repartición de publicaciones impresas. Colaborando así con la repartición de 900 millones de ejemplares. Un subsidio especial para la repartición en día sábado fue aprobado en el 2002. Durante el 2004, sólo en este patrocinio se gastaron más de 9 millones de coronas equivalentes a más de un millón de dólares. También existe el Consejo para los Periódicos Hablados, órgano encargado de promover el surgimiento de periódicos para personas discapacitadas que no sean capaces de leer el periódico en sus diferentes versiones impresas. La participación de esta organización es posible mediante subsidios a los periódicos para la creación de versiones en audio de sus publicaciones. Alrededor de 95 periódicos hablados fueron publicados durante el año 2005. Al servicio de periódicos hablados 228
  • 216. están inscritos alrededor de 8,200 suecos. Las versiones y formatos de los periódicos hablados es variada (formato digital, trasmisiones radiofónicas análogas, discos compactos). El costo por suscripción es exactamente el mismo que el de la versión escrita y en caso de que el usuario no tenga el equipo tecnológico necesario es posible pedirlo prestado sin costo alguno. Tabla 3. Subsidio a la prensa por número de periódicos Frecuencia 1-2 veces por semana 3-7 veces por semana Total Número de periódicos en 2002 Total subsidiado 57 49 Número de periódicos en 2003 Total subsidiado 56 49 Número de periódicos en 2004 Total subsidiado 55 49 100 20 97 22 98 23 157 69 153 71 153 72 Cuadro extraído del reporte oficial Media Developments 2006, elaborado por: The Radio and Tv Authority de Suecia. La aportación del ombudsman Una de las principales contribuciones de Suecia a la prensa escrita, además de la primera ley de prensa y de transparencia en la información, es la creación de uno de los primeros consejos de prensa en el mundo, creado en la segunda década del siglo XX y, en 1969, el surgimiento del ombudsman de la prensa, funcionario que se encarga de recibir las quejas de los lectores hacia los medios. En este sentido, Suecia no sólo es una nación pionera en la creación de leyes de apertura a la información, sino también en cuanto a la autorregulación de la libertad. El concepto de ombudsman fue originalmente creado en Suecia en 1806 en aras de la justicia y la búsqueda de un respeto a los derechos del hombre. La idea igualmente sueca de crear un ombudsman exclusivamente para la prensa escrita ha tenido un gran éxito y ha representado un gran avance en otros países que, basándose en lo emprendido por los suecos, crearon su propia versión de ombudsman u organismos que se ocupen de recibir quejas en contra de los medios. 229
  • 217. Resulta importante subrayar que en Suecia, tanto el ombudsman como el Consejo de Prensa, son instituciones que surgen como idea de los mismos medios impresos con el objetivo de tener formas de autorregulación. El financiamiento de ambas instituciones es responsabilidad de la Unión de Periodistas y la Asociación de Publicadores de Periódicos. Ni el gobierno ni el parlamente suecos tienen poder sobre estas dos instituciones. El ombudsman cumple con varias funciones, una de ellas y quizás la más importante es proteger a los ciudadanos de las libertades de la prensa, salvaguardando su privacidad, dando asistencia y recibiendo las quejas de los lectores que se han sentido ofendidos o dañados por lo publicado en los periódicos. En caso de que la queja recibida por el ombudsman no pueda ser resuelta por él, la queja se lleva al Consejo de Prensa en donde se discute más profundamente. El editor responsable del medio acusado tiene oportunidad de apelar alguna sanción o justificar el material publicado. En el supuesto de que exista controversia entre el ombudsman y el editor, el caso es llevado al Consejo de Prensa en donde se resuelve el fallo. De comprobarse que el periódico cayó en una mala práctica de periodismo, se le obliga a publicar sin demora la información en donde se divulgue la falla cometida además de pagar una multa que varía dependiendo de la falta y de la circulación del periódico. En el caso de Suecia, el ombudsman de la prensa es designado por común acuerdo entre la Cámara para la Cooperación de las Organizaciones de la Prensa, la Cámara de Abogados Asociados y el ombudsman de Justicia. El nombramiento es por un periodo de tres años y puede ser reelegido hasta tres veces. El surgimiento de medios audiovisuales ha creado la necesidad de una ley independiente en donde se rige y regula a prácticamente todos los medios de comunicación no impresos como: televisión, radio, cine, videos producción de discos compactos entre otros. 230
  • 218. Historia de la prensa Una las grandes contribuciones de Suecia al mundo ha sido la libertad de prensa y acceso a la información. En 1776, el país nórdico se convirtió en la primera nación en aprobar una ley que permitiera la libertad de prensa y el libre acceso a la información pública. Además, en 1806 se creó en el concepto de ombudsman de la justicia, del que se deriva la posterior creación del ombudsman de la prensa en el siglo pasado. La prensa apareció en Suecia a mediados del siglo XVII con el surgimiento del Post Tijender, periódico cuyo propósito principal era informar sobre el conflicto entre católicos y protestantes que sacudió a Europa. La adopción del protestantismo fue de igual forma determinante para poder entender la cosmovisión de la población en la región y la situación de la prensa. De hecho, la participación de Suecia en la guerra de los 1930 años fue de gran importancia tanto para la vida política como para la vida social del país. Fue precisamente en esta época donde se ubica el surgimiento de la prensa con la ya mencionada creación del Post Tijender, que dio cobertura a dichos acontecimientos. Entre los primeros periódicos suecos más formales destaca el Aftonbladet creado en 1830 y que se mantiene en la actualidad como uno de los diarios más leídos. A diferencia del Post Tijender, el cual era una publicación más bien monotemática, el Aftonbladet fue uno de los primeros diarios en brindar una variedad de noticias, además de editoriales y entretenimiento. Durante el siglo XX, Suecia fue un país de innovaciones. A principios de siglo se creó en el país el primer Consejo de Prensa y a finales del decenio de 1970 se creó al ombudsman de la prensa. Ambas instituciones se exportaron a una gran importante cantidad de países. Durante la década de 1990 el concepto de prensa gratuita surgió en Estocolmo y fue rápidamente adoptado en otros países del mundo. Es así como Suecia se ha caracterizado por ser un país a la vanguardia en cuanto a reglamentación y producción de prensa. El aspecto histórico es de gran utilidad para entender la situación actual en Suecia y la región 231
  • 219. escandinava. Durante el siglo XIV, Dinamarca, Noruega y Suecia estuvieron bajo el mismo reinado. La llamada unión de Kalmar fue una etapa histórica de gran influencia para estos países en cuanto a la formación de costumbres y culturas similares. A principios del siglo XX, Suecia adoptó un gobierno parlamentario y durante esta misma época surgió el partido Socialdemócrata. Ambos acontecimientos fueron determinantes para lo sucedido en Suecia durante todo el siglo XX. La posición de neutralidad durante las dos guerras mundiales, le permitió tanto a Suecia como a los demás países escandinavos un gran desarrollo al no sufrir en la misma medida que los otros países de Europa los efectos negativos de la destrucción y la deuda. Fuentes Freedom House, Fredom of the Press 2004. Ed. Rowman & Littlefield, Estados Unidos 2004. Villanueva Ernesto, Autorregulación de la Prensa, una aproximación ético-jurídica a la experiencia comparada. Ed. Miguel Ángel Porrúa & Universidad Iberoamericana, México DF. 2002 Hulten Charly, “El impacto de los medios electrónicos de la comunicación de masas en Suecia”. En: La Nuevas Tecnologías de Comunicación: Un desafío para la libertad de expresión. Ed. UNESCO, Francia 1994. Referencias electrónicas: http://www.rtvv.se/_upload/uk/download/MU_2006_eng.pdf, Medía Developments 2006, consultado el 5 de octubre de 2006. http://www.ejc.nl/jr/emland/sweden.htm, consultado el 5 de octubre de 2006. http://www.pressreference.com/Sw-Ur/Sweden.html, consultado el 4 de octubre de 2006. http://www.sjf.se/pls/portal/docs/PAGE/ARKIV_FILER/ENG LISH/MORE%20INFORMATION%20ON%20JOURNALISM%20I N%20SWEDEN.PDF, consultado el 4 de octubre de 2006. 232
  • 220. La prensa en El Vaticano Ma. Teresa González García Constituido como una Ciudad-Estado desde 1929, gracias al tratado de Letrán, El Vaticano se considera como una entidad soberana reconocida a nivel mundial. Con la tasa de natalidad más baja del mundo (0.003%) debido a su naturaleza, posee una población aproximada de 824 personas 19 hasta el 2008. Poco más del 50% posee la ciudadanía y el resto solamente está autorizado a residir de manera temporal o permanente. No obstante, casi la mitad de los ciudadanos residen fuera del Vaticano por motivos de trabajo. El territorio consta de 0.44 km2 enclavados en la Ciudad de Roma y comprende en régimen de extraterritorialidad algunas basílicas como San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros, Santa María la Mayor y, fuera de la ciudad, el Palacio de Castelgandolfo. El poder en el Vaticano reside en una monarquía absoluta donde las facultades ejecutiva, legislativa y judicial las ejerce el Sumo Pontífice, actualmente encarnado por Benedicto XVI. En ausencia del jefe de Estado, dicha jurisdicción compete al Colegio de cardenales. El periódico del Vaticano. L’Osservatore Romano L’Osservatore Romano es el periódico del Vaticano, tiene un claro enfoque hacía los temas que interesan a la Ciudad-Estado del Vaticano: las religiones, obviamente cubriendo en mayor medida la agenda que concierne a la religión católica. Circula diariamente en italiano, aunque algunos textos pontificios son publicados también en latín; consta de ocho páginas. Con un diseño recientemente renovado mantiene un estilo sobrio y elegante. Es un diario vespertino que se pone a la venta a partir de las 17:00 horas, con la peculiaridad de que los domingos y días feriados se publica postfechado. La Index Mundi. http://www.indexmundi.com/es/el_vaticano/poblacion_perfil.html. Consultado el día 24 de febrero 2009. 19 233
  • 221. distribución inmediata se realiza a los kioscos que se encuentran dentro del Vaticano donde puede adquirirse esa misma tarde; sin embargo, en los kioscos de Roma se hallará disponible hasta la mañana siguiente. En la primera página se encuentran las Palabras del Papa (comunicados oficiales y comentarios sobre los acontecimientos del momento); en la segunda y tercera página, se encuentra la sección Política Internacional; en las páginas 4 y 5, la sección Cultura; en las páginas 6 y 7, la sección Hechos de la Iglesia Católica en el mundo, de las iglesias cristianas y de otras religiones y, por último, en la página 8, las Palabras del Papa. El costo por ejemplar, ya sea el cotidiano en italiano o los semanales en los distintos idiomas es de 1 euro y 2 euros por emisiones atrasadas, a excepción de la edición en alemán que es de 1,65 euros y la publicación mensual en polaco que se solicita por suscripción con un costo de 20 euros anuales. Las cifras disponibles en cuanto al tiraje actual son extraoficiales y poco exactas ya que sus ventas se estiman en “algunos cientos” en los kioscos y “algunos miles” a través de suscripción. De acuerdo con Francisco José García-Roca, profesor de religión y diácono permanente de la Arquidiócesis de Madrid el tiraje total es de 70,000 ejemplares 20. Para el año de 1993 el déficit anual del periódico se estimaba en 6 mil millones de liras y para el 2006 de 4.4 millones de euros. Además de la edición diaria en italiano, se publican el semanario en francés (1949), en italiano (1950), en inglés (1968), en español (1969), en portugués (1970), en alemán (1971) y en polaco (1980). Los comunicados oficiales y los textos papales son adquiridos a través de la Secretaría de Estado del Vaticano. En el caso de nombramientos, la vigencia se oficializa hasta que aparece publicado en el diario. L’Osservatore Romano goza de autonomía que reside en el editor; no obstante, se hablará de cierta ingerencia gubernamental en el apartado de marco legal. Fundación Psicología y Cristianismo. http://psicologos.estrategia.info/modules/weblog/index.php?&cat_id= 6. Consultado el día 25 de febrero 2009. 20 234
  • 222. Desde 1991, El Vaticano cuenta con un medio informativo denominado VIS (Vatican Information Service), que forma parte de la oficina de prensa y del cual se sirve para alimentar a su único diario respecto a la actividad magisterial, el Papa y la Curia Romana. Este servicio es el encargado de hacer llegar esta información a todas las diócesis del mundo de manera oportuna, se redacta en castellano, francés, inglés e italiano. Para el contenido exclusivamente religioso, el periódico también recurre a las agencias de noticias especializadas Fides y MISNA (Missionary International Service News Agency). La redacción se conforma de aproximadamente 30 personas, la mayoría de ellos laicos. El personal administrativo y técnico consta de aproximadamente 70 personas y se encuentra a cargo de la orden religiosa de los salesianos desde 1937. Tras una reforma profunda que se explicará más adelante, L’Osservatore Romano cuenta actualmente con colaboradores de diversas formaciones y posturas como Anna Foa (historiadora judía), Khaled Fouad Allam (Experto en la relación entre Islam y Cristianismo), Eugenia Roccella (feminista no católica), Jean Arnold de Clermont (protestante francés), Gian Franco Ravasi (exegeta), Manlio Simonetti (especialista en literatura cristiana), Inos Biffi (experto en Teología Medieval), Cirilo (representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa), entre otros. Cabe mencionar que el análisis de la economía mundial se halla a cargo de Ettore Gotti Tedeschi, presidente en Italia del Banco Santander Central Hispano. Legislación La Ley Fundamental del Estado del Vaticano (2000), que consta de 20 artículos y fue redactada por el Papa Juan Pablo II en sustitución a la ley que regía desde el Tratado de Letrán 1929, no establece ninguna regulación para la libertad de expresión ni de imprenta. Sin embargo, en la práctica la Secretaría de Estado tiene la facultad de decisión sobre artículos que tocan puntos álgidos como por ejemplo el Medio Oriente, las armas nucleares y China. Comenta Giovanni Maria Vian que “ha sucedido 235
  • 223. que algunos escribir.” 21 textos son rechazados o vueltos a Historia de la prensa de El Vaticano Hasta la aparición de L’Osservatore Romano, Il Giornale di Roma constituía el órgano oficial de comunicación de las noticias relativas a la Iglesia católica. El nombre de L’Osservatore Romano proviene de una hoja que se difundió entre los años de 1849 y 1852. Fue emitido por primera vez el 1 de julio de 1861, poco después de la unificación italiana y su fin era meramente propagandístico. Este periódico surgió tras la derrota de las tropas pontificias y la significativa reducción territorial de su dominio en 1860 durante el papado de Pío IX, ante esto las autoridades del momento decidieron reestablecer el orden a través de una publicación diaria que defendiera los principios de la doctrina católica. Pío IX concedió al Ministro del Interior Marcantonio Pacelli junto con el abogado Nicola Zanchini y el periodista Giuseppe Bastia, el permiso para la publicación de lo que sería el primer periódico de la Santa Sede bajo financiamiento privado pero con pleno apoyo del poder papal. A continuación se presenta uno de los artículos más significativos del reglamento que regulaba a L’Osservatore Romano durante la segunda mitad del siglo XIX: En términos del artículo 2, el fin que ha de buscar dicho diario es: 1. Desenmascarar y refutar las calumnias que se lanzan contra Roma y contra el Pontificado Romano. 2. Dar a conocer los acontecimientos más destacados que sucedan en Roma y fuera de ella. 3. Recordar los principios inmutables de la religión católica y los de la justicia y del derecho, como bases inconmovibles de toda vida social ordenada. 4. Instruir en los deberes para con la patria. 5. Suscitar y promover la veneración al Augusto Soberano y Pontífice. Chiesa Espresso. http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/179221?sp=y. Consultado el día 1 de marzo 2009. 21 236
  • 224. 6. Recoger e ilustrar todo lo que en las artes, las letras y las ciencias valga la pena señalar al público, y especialmente las invenciones y aplicaciones relativas, que se realicen en los Estados Pontificios.” 22 El primer encabezado fue "diario político-moral" y poco después se modificó a “periódico político religioso de publicación diaria” acompañado del lema “unicuique suum / non praevalebunt”, que significa en latín “a cada uno lo suyo / no prevalecerán (refiriéndose a las fuerzas del mal)” que es el que subsiste hasta hoy. Los números iniciales constaban de cuatro páginas editoriales en las que se trataban los asuntos políticos, económicos y sociales de Roma y del ámbito internacional que repercutían en la religión católica. La redacción no obtuvo una sede fija sino hasta 1862. Tras la cesión de la publicación al Marqués de Baviera, en 1866, el diario tomaría un tinte de vanguardia e independencia de las instancias gubernativas, aspecto que le valió serias represiones y sanciones. A pesar de esto, el periódico mantuvo la firme convicción de la defensa de los principios católicos y se convirtió en una de las publicaciones más controversiales en Italia y los países aledaños. Cabe destacar que en esta época se dio seguimiento por primera vez a las actividades de un concilio. Al ser tomada la ciudad de Roma durante 1870, el periódico fue suspendido durante un mes y al reanudar sus actividades difundió una declaración de total obediencia al Papa. Ante las dificultades políticas del momento, el diario fue secuestrado en numerosas ocasiones pero la redacción logró reestablecerse tras periodos de inestabilidad. A principios de 1890 la propiedad del diario fue cedida a la Société Générale des Publications Internationales de Paris, grupo católico poseedor de L’ Osservatore Romano. http://www.vatican.va/news_services/or/history/hi_spa.html. Consultado el día 23 de febrero 2009. 22 237
  • 225. varios diarios capitalinos de Europa. Durante esta década, el Papa León XIII pretendió ejercer un control directo y, en los primeros años del siglo XX, se vio una influencia remarcada de Benedicto XV. No obstante, el contenido de la publicación se extendió al añadir una sección dedicada al arte y al deporte. En 1929 la sede del periódico se trasladaría de Roma al Nuevo territorio constituido de la Ciudad-Estado del Vaticano. Se incrementó notablemente el prestigio del diario por las aclamadas críticas de la política internacional de Gonella. Fue así que en este periodo se alcanzó el mayor tiraje de toda la historia del periódico, entre 60,000 y 100,000 ejemplares. Con el arribo del fascismo en los años posteriores, el periódico se vio obligado a reducir su tiraje y a limitar sus notas relativas a la guerra. Para 1939, el tiraje disminuyó a 30,000 ejemplares. Giovanni Battista Montini, entonces secretario de Estado y director, y que se erigiría como Pablo VI en los años de 1960, hablaba ya de la misión formativa del periódico como elemento paralelo de su función informativa. L’Osservatore Romano se ha editado desde hace 148 años con las interrupciones ya mencionadas. A través de la declaración de Juan XXIII con el motivo del centenario del periódico es posible conocer la visión del diario hasta entonces: “Los cien años transcurridos no sólo han hecho a este periódico testigo, sino también artífice de historia: pues, estrechamente unido, por la misma cercanía del lugar, a la Sede Apostólica y siguiendo diligentemente su magisterio, ha aportado continuamente, al promover el Reino de Cristo en la tierra, lo que tienen en gran estima los fieles católicos y todas las personas honradas: ha afirmado la verdad, defendido la justicia, promovido la causa de la verdadera libertad, tutelado la honradez y el honor de la condición y dignidad humanas.” 23 Algunas décadas después, durante el pontificado de Juan Pablo II, el periódico de la Santa Sede se vio rebasado por el auge de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, fue así como el diario se 23 Idem 238
  • 226. introdujo en una nueva etapa a través de la fotocomposición y la oferta de las primeras planas del diario en línea, aunque hasta la fecha no se publica la información de la versión impresa en su totalidad. Un cambio radical sucedería a finales del 2007 con la entrada del nuevo director Giovanni Maria Vian quien decidió incluir en la redacción multiplicidad de perspectivas, invitando así a escribir a mujeres, laicos, intelectuales del cristianismo ortodoxo y protestante, así como judíos y musulmanes, grupos que anteriormente no eran considerados como una voz significante para el periódico. Esta transformación del diario ha sido bien aceptada; sin embargo, aún queda pendiente la renovación del periódico en su versión digital para la completa entrada de L’Osservatore Romano a la era virtual. Otros medios de comunicación El Vaticano también cuenta con la Radio Vaticana, inaugurada el 12 de febrero de 1931 por Pío XI con el objetivo de comunicar a la Santa Sede católica con el resto del mundo. Actualmente dispone de cinco redes de difusión por tierra, vía satélite y telemática, y transmite a los cinco continentes en 39 idiomas durante un total de 438 horas semanales. 24 Las instalaciones son propias del Vaticano; no obstante, se llevan a cabo programas conjuntos con otros grupos radiofónicos. También el Vaticano dispone del Centro Televisivo Vaticano, organismo autónomo de la estructura del Estado y con el objetivo de reproducir las celebraciones, ceremonias y los demás acontecimientos eclesiales presididos por el Papa. Fuentes Contreras, D. (2004). La Iglesia católica en la prensa. EUNSA. España. Levillain, P. (1984). El Vaticano o las fronteras de la gracia. Fondo de Cultura Económica. México. Radio Vaticano. http://www.vaticanstate.va/ES/Otras_Instituciones/Radio_Vaticano.h tm. Consultado el día 25 de abril 2009. 24 239
  • 227. Ordorica, G. (2003). El Estado Vaticano y su presencia internacional. Secretaría de Relaciones Exteriores. México. Agencia Fides. http://www.fides.org/index.php. Consultado el día 24 de febrero 2009. Arquidiócesis de Madrid. http://www.archimadrid.es/alfayome/menu/pasados/ revistas/2001/feb2001/num248/mundo/mundo1.htm . Consultado el día 25 de febrero 2009. Arzobispado de México. http://www.arzobispadomexico.org.mx/ComSocial/HT M/Frame_public.htm. Consultado el día 25 de febrero 2009. Canal YouTube vaticano: http://www.youtube.com/vaticanes. Consultado el día 24 de febrero 2009. Centro Televisivo Vaticano. http://www.vaticanstate.va/ES/Servicios/Centro_Tele visivo_Vaticano/index.htm. Consultado el día 25 de abril 2009. Centro Televisivo Vaticano. Centro Televisivo Vaticano. http://www.vatican.va/news_services/television/docu ments/ns_ctv_doc_23102001_info-gen_sp.htm. Consultado el día 25 de abril 2009. Chiesa Espresso. http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/179221? sp=y. Consultado el día 1 de marzo 2009. Chiesa Espresso. http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/169841? sp=y. Consultado el día 1 de marzo 2009. Chiesa Espresso. http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1337147 ?sp=y. Consultado el día 25 de abril 2009. Fundación Psicología y Cristianismo. http://psicologos.estrategia.info/modules/weblog/inde x.php?&cat_id=6. Consultado el día 25 de febrero 2009. Index Mundi. http://www.indexmundi.com/es/el_vaticano/poblacio n_perfil.html. Consultado el día 24 de febrero 2009. El Mundo. http://www.elmundo.es/elmundo/2008/02/04/comu nicacion/1202142551.html. Consultado el día 26 de febrero 2009. L’Osservatore Romano. http://www.vatican.va/news_services/or/history/hi_s pa.html. Consultado el día 23 de febrero 2009. 240
  • 228. L’Osservatore Romano. http://www.vatican.va/news_services/or/history/hi_s pa.html. Consultado el día 23 de febrero 2009. Missionary International Service News Agency http://www.misna.org/. Consultado el día 24 de febrero 2009. Radio Vaticano. http://www.vaticanstate.va/ES/Otras_Instituciones/R adio_Vaticano.htm. Consultado el día 25 de abril 2009. Radio Vaticano. http://www.radiovaticana.org/spa/chisiamo_2.asp. Consultado el día 25 de abril 2009. Vatican Information Service. http://212.77.1.245/news_services/press/vis/docume nts/ns_vis_doc_20020711_test_sp.html#start. Consultado el día 24 de febrero 2009. 241
  • 229. La prensa rusa Wiliam Dietzel y Tania Montalvo A casi veinte años de haberse disuelto la Unión Soviética, los países de Europa Oriental se han estructurado como naciones democráticas, libres y con economías de mercado. En el caso específico de Rusia, el camino atravesado ha sido bastante sinuoso en los últimos años y, aunque ha tenido mejoras que han permitido que su economía goce de enormes ingresos energéticos, todavía hay diversos obstáculos que provocan que el joven país continúe lidiando con la transición hacia la democracia. La existencia de escándalos de corrupción, grupos mafiosos, vínculos entre la elite política y los empresarios, así como de conflictos étnicos y nacionales provoca que la estabilidad política y social no se implemente del todo. La prensa escrita no escapa de la turbulencia preponderante: el alto nivel de asesinatos a periodistas, los límites impuestos a reporteros extranjeros o la impunidad y la violencia generalizada, hacen de Rusia uno de los peores países para practicar la labor periodística. Los periódicos rusos La clasificación mundial de 2008 de la libertad de prensa de la organización Reporteros sin Fronteras, colocó a la prensa en Rusia en el lugar número 144 de 169, lo que significa que en la zona se violan los derechos de los periodistas de manera constante, aunque todavía no de forma alarmante. El ahora primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, ocupó la presidencia de este país de marzo de 2000 a mayo de 2008, pero para llegar al mayor cargo del poder ruso incluyó en su campaña la promesa de luchar contra la corrupción y las elites de poder por medio del establecimiento de reglas democráticas específicas. 25 A los medios de comunicación en particular, les ofreció Alexei Pankin.”Putin: bad for press freedom good for business?” Recuperado el 30 de octubre. Disponible en: http://www.mediachannel.org/originals/putin.shtml 25 243
  • 230. total independencia y la promesa de crear un marco jurídico con las condiciones económicas y legales necesarias para el correcto funcionamiento de los medios. Sin embargo, Putin hizo lo contrario. Desde el año 2000 comenzó la ruptura con los medios, y por ende, la censura a estos. El distanciamiento inició el 9 de septiembre de ese año, cuando el presidente publicó la “Doctrina sobre la Seguridad de la Información”, una ley que prohíbe a los medios el uso de información considerada como exclusiva del Estado. Putin declaró que la política debía dominar a los medios, pues éstos estaban obligados a reflejar los intereses de la élite político-económica dominante y, por ningún motivo, tenían derecho a interponerse ante los intereses de este grupo de poder. 26 La situación con los medios se mantiene hasta la fecha en las mismas condiciones. En Rusia, los medios son controlados por elites que responden a los intereses del gobierno del presidente Dmitri Medvédev –sucesor de Putin que ocupó el cargo en mayo de 2008 y es calificado por la oposición como títere del ahora primer ministro- y no permiten la publicación de contenidos contrarios al régimen. Un tema sumamente restringido es el del terrorismo. En 2002, la administración de Vladimir Putin prohibió a los medios difundir información o propaganda sobre actos o individuos que pudiesen estar involucrados en actos terroristas a menos que fuesen los datos oficiales otorgados por el Estado. En caso de violar la regla, los medios pueden ser vetados. En Rusia, son diez los periódicos con presencia nacional, todos ellos tienen su centro de información en la capital Moscú, como se muestra en la tabla 1. 26« Les medias dans le monde du XIX siecle » En : La globalisation de la communication. p. 583. 244
  • 231. Tabla 1. Principales periódicos rusos con presencia nacional Título Argumenty i Fakty (1978) Izvestia (1917) Kommersant (1989) Komsomolskaya Pravda (1925) Moscow Daily Moskovskiy Komsomolets (1919) Nezavisimaya Gazeta (1990) Novaya Gazeta (1993) Rossiyskaya Gazeta (1990) Trud (1921) Vedomosti (1999) Propiedad Banco ruso Promsvyazbank Formato Gran formato Circulación 2,750,000 371,000 Liberal, negocios Gran formato Gran formato Oficialista Tabloide 660,000 Pavel Gusev Crítica Tabloide 1,200,000 Konstantin Remchukov, Crítica Gran formato 70,000 (Moscú) Empleados (51%); Mijaíl Gorbachov y Alexander Lebedev (49%) Gobierno ruso Opositora 171,000 Oficialista Tabloide, publicado dos veces a la semana Tabloide Banco ruso Promsvyazbank Alianza entre The Financial Times, Wall Street Journal e Independent Media Conservadora, espectáculos Negocios Gran formato Tabloide 375,000 SOGAZ (Bank Rossiya Group) Magnate de negocios Alisher Usmanov Grupo energético YeSN Tendencia Patriótica, crítica, especulativa Crítica 87,000 638,000 239,000 El diario de mayor circulación es el Argumenty i Fakty. En 1990 llegó a tener una circulación de 33 millones de ejemplares y se caracteriza por publicar análisis político, entrevistas a figuras públicas y, sobre todo, especulación sobre el futuro económico y político del país. El Izvestia fue sumamente popular en la era soviética. En la actualidad es leído por intelectuales y académicos que ven en el socialismo el régimen político adecuado para su país. En mayo del 2008, Gazprom 245
  • 232. vendió su participación, mayoritaria, a la empresa de seguros SOGAZ, subsidiaria del Bank Rossiya. El copropietario del banco, Yuri Kovalchuk, es catalogado como un socio cercano del primer ministro Putin. Cabe destacar que el gobierno ruso es propietario del 38.7% de las acciones. El Kommersant es uno de los diarios económicos más importante y considerado como el de mayor influencia en la toma de decisiones del mercado; es leído por hombres de negocios, economistas y especialistas en el tema. En agosto del 2006, el diario fue comprado por Alisher Usmanov, gran empresario de la industria del acero propietario del club de futbol Arsenal. El Komsomolskaya Pravda es el tabloide más famoso y vendido en Rusia. En 1990 tenía una circulación de 22 millones, misma que se recortó con la caída de la Unión Soviética. Sus contenidos aluden al periodo soviético y apoyan la línea del Kremlin. El periódico copia el formato de los tabloides británicos con chismes de celebridades, escándalos y fotos amarillistas. En el 2007, el grupo energético YeSN se colocó como el primer accionista del diario al comprar participación de Prof-Media y el grupo mediático noruego A-Pressen. El Moscow Daily Moskovsky Komsomolets combina el formato tradicional con un tabloide. Publica información regional dependiendo del lugar en el que se edite, aunque siempre incluye un espacio particular para datos de la capital. A pesar de ser famoso por dar a conocer casos de corrupción, su contenido se centra— críticamente—en el acontecer político y social. Su línea editorial apoya las políticas del alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov. El diario va dirigido a un mercado más bien juvenil y ha mantenido hasta hoy la popularidad obtenida durante la Peresktroika, quizá debido a su insatisfacción para con el gobierno. Los activistas rusos leen y escriben en el diario Nezavisimaya Gazeta. A pesar de tener una circulación muy baja, es reconocido por contener en sus páginas textos de políticos, diplomáticos y economistas reconocidos. En 2005 Konstantin Remchukov compró el diario mientras trabajaba en el gobierno ruso como consejero. 246
  • 233. El periódico Novaya Gazeta se publica dos veces a la semana y se caracteriza por ejercer el periodismo de investigación y dar a conocer casos de corrupción y mala administración gubernamental. Es un oponente de la guerra en Chechenia y no se conoce mayorista accionario. Este diario es catalogado por Reporteros sin Fronteras como el más censurado de Rusia 27. En 2006, la periodista de este diario Anna Politkovskaya fue asesinada mientras trabajaba en un artículo dedicado a la tortura en Chechenia. Su último libro, Rusia según Putin, denunciaba la corrupción y los ataques a los derechos humanos en la zona. Los trabajadores del diario fueron los propietarios hasta 2006, cuando Mijaíl Gorbachov y el hombre de negocios Alexander Lebedev compraron el 49% de las acciones. En palabras de Vera Michalsky, editora del Novaya Gazeta, “la mataron para silenciarla, pero se hará todo lo necesario para que se lean sus palabras y den testimonio de su compromiso con la libertad”. 28 La gaceta oficial del gobierno ruso es el Rossiyskaya Gazeta. Este diario es criticado por intelectuales y académicos quienes lo califican como el papel que publica las farsas de la administración gubernamental. 29 Esta publicación existe desde el 11 de noviembre de 1990, las primeras ediciones publicaban boletines informativos sobre las acciones del gobierno, pero desde 2000, año en el que Putin llega al poder, se convierte en un material de propaganda como un Diario Oficial. Trud, considerado hace tiempo la voz de la era soviética, centraba su cobertura en los problemas sociales y las dificultades que enfrentaban las provincias periféricas de Rusia. A partir de su relanzamiento a principios del 2008, con la llegada de un nuevo director editorial, el diario ha virado hacia los espectáculos. “Homenaje a la reportera de Novaya Gazeta”. En Reporteros sin fronteras. Recuperado el 24 de noviembre de 2006. Disponible en: http://www.rsf.org/article.php3?id_article=19106 28 Op. Cit. 29 “All you want to know about Russia”. Recuperado el 24 de noviembre de 2006. Disponible en: http://russiatoday.strana.ru/en/media/russian/.html 27 247
  • 234. Finalmente, está el Vedomosti, una alianza entre The Wall Street Journal, The Financial Times e Independent Media. Esta publicación que tiene una tendencia a favor de occidente al tiempo que se declara respetuoso con cualquier decisión y acción del Kremlin. Gorbachev y la Glasnost Las bases del periodismo en Europa Oriental tienen sus orígenes en la política de apertura y discusión pública implementada por Mikhail Gorbachev, así como la Glasnost. El objetivo primordial del Partido Comunista, que fue buscar nuevas formas para solucionar los problemas a los que se enfrentaba el bloque soviético en la segunda mitad de la década de 1980, demandó prácticas periodísticas sin precedentes tanto en las repúblicas soviéticas como los países de Europa Oriental. La libertad de expresión en Rusia moderna tiene sus orígenes en la Revolución de octubre de 1917: “la completa libertad dentro de los límites de la responsabilidad [será realizada] por una amplia y progresiva […] legislación”. Sin embargo, el Decreto sobre la Prensa que limitaba su funcionamiento, signado por Vladimir Lenin, no fue revocado durante 70 años de gobierno soviético: “medidas temporales y extraordinarias para detener el flujo de mugre y difamación” 30. Por lo tanto, la lógica que dominó la información en la Unión Soviética—y posteriormente en los estados totalitarios de Europa Oriental—, careció de bases legales, siendo dictada por miembros del Partido Comunista a lo largo de 70 años. Andrei Richter, profesor de la Universidad Estatal de Moscú, describe la estructura de la producción y distribución de la información en la Unión Soviética como una pirámide cuyo pináculo fue ocupado por la ‘prensa central’. El monopolio se encargó de transmitir Richter, Andrei (1995). The Russian Press after Perestroika. Canadian Journal of Communication. Vol. 20, Nª 1. Recuperado el 28 de octubre. Disponible en: http://www.cjconline.ca/viewarticle.php?id=265&layout=html 30 248
  • 235. verticalmente, a través de distintas instancias, la línea oficial del partido a los múltiples medios escritos, cuya misión en gran medida consistió en diseminar información sesgada y propagandística a toda la sociedad. El modelo primero fue trasladado a las repúblicas soviéticas como Ucrania y Kazajstán, para después ser implementado en Europa del Este después de la Segunda Guerra Mundial. El cambio en la forma en la que se llevaba a cabo el periodismo en todo el bloque soviético llegó con el arribo de Mikhail Gorbachev al poder en 1985. Las políticas de Perestroika y Glasnost estuvieron encaminadas a solucionar el crítico ambiente social, político y económico; sin embargo, fue la segunda la que impactó ampliamente en los medios de información y la opinión pública. Los cimientos de la Glasnost se ubicaron en los dislocantes efectos de la revolución global de la información comenzada en la década de 1980, así como la emergencia de medios alternativos de información (videocasetes y transmisiones de radio extranjeras, publicaciones clandestinas samizdat) 31. La revolución en la prensa fue radicalmente profunda: editores a favor de las reformas fueron instalados, la información creció en detrimento de la propaganda, la participación de los lectores fue promovida a través de secciones destinadas a sus opiniones, gran relajación de la censura, se difundió información de otros países, se relajaron las restricciones en contra de corresponsales extranjeros, mayor libertad de expresión e incluso la revelación de documentos oficiales concernientes al régimen estalinista. Apertura y revolución Los efectos provocados por la apertura de información en Moscú pronto se extendieron por su esfera de influencia. De hecho, en Hungría importantes cambios en materia de apertura informativa fueron simultáneos a los de Gorbachev: para 1988 las autoridades húngaras McNair, Brian. (1991). Glasnost, Perestroika and the Soviet Media. Gran Bretaña, Routledge, pág. 53. 31 249
  • 236. suprimieron el control centralizado de la prensa y eliminaron el Departamento de Agitación y Propaganda Política 32. El papel que jugó el diario Magyar Nemzet en el periodo de transición fue importante, pues además de ser epicentro de opiniones de intelectuales y periodistas opositores al régimen, también fue el portavoz del Foro Democrático Húngaro de 1987 a 1989. De esta forma, el Partido Comunista polaco comenzó a hacer concesiones en materia informática, siendo la prensa católica la primera en romper con el esquema central de la información con Przeglad Katolicki y Wiez en 1988. Posteriormente, Gazeta Wyborcza hizo su aparición en 1990, convirtiéndose en el periódico de referencia para la Europa en transición y amparando, también, el movimiento Solidarnosc de Lech Walesa. La efervescencia de la libertad de expresión se extendió por todos los países satélites en 1989. En la antigua Checoslovaquia, la Revolución de Terciopelo fue acompañada de un importante desempeño de los medios escritos que lograron renovar la operación de la prensa. Un año después, la ley que otorgaba el monopolio de los medios de información al Estado fue modificada para permitir la participación de la libre empresa. De hecho, los valores democráticos y empresariales de occidente fueron los patrones que Europa oriental implementó legalmente. Ricardo de la Guardia, historiador y catedrático de la Universidad de Valladolid, considera que el cambio vivido por los países socialistas se dio en dos fases 33: al principio surgió “la explosión de la palabra” conforme eran abolidas las restricciones legales a la libre expresión. Tan sólo en Hungría, el número de publicaciones paso de mil 800 a tres mil en el transcurso de dos años. En Rusia, la popularidad de los medios llegó a su clímax en los años de 1989 y 1990 cuando las sesiones del congreso—transmitidas en vivo por radio y De la Guardia, Ricardo M. Transiciones periodísticas en la Europa central y oriental. 33 De la Guardia, Ricardo M. 32 250
  • 237. televisión—, cautivaron la atención de la gente a tal punto que hubo una aguda disminución en la producción industrial 34. El revuelo, no obstante, se vio gradualmente opacado por la realidad financiera de las empresas mediáticas así como de la estabilización política. En esta segunda fase, Hungría pronto se vio en la necesidad de vender a compañías extranjeras (alemanas y austriacas principalmente). Y aunque Polonia estaba decidida a otorgar los medios de comunicación a grupos polacos, tuvo que ceder ante los inversionistas extranjeros. Esfuerzos y retos Los cambios mediáticos en los países de la región fueron sustanciales: medios privados de grandes grupos mediáticos se convirtieron en voces plurales, bajo regímenes republicanos y economías de mercado. Sin embargo, a pesar de que las reformas estructurales que tuvieron relativo éxito permanecen retos. Por una parte, la liberalización de los medios de información produjo más bien un fenómeno de concentración en manos de capital extranjero. No obstante, el principal reto para la óptima operación mediática y democrática de los países en cuestión radica en superar el impacto que tuvieron cuatro décadas del sistema totalitario en la sociedad: “Si bien los medios son poderosos, también están en una situación extremadamente precaria, sobre todo en los países comunistas. Hasta cierto punto es un vestigio histórico y político del autoritarismo” 35. Los problemas fueron bastante visibles en Eslovaquia donde el primer ministro Vladimir Meciar logró recrear una atmósfera autoritaria y, por lo tanto, tensiones entre la nueva prensa y el gobierno. Meciar financió medios impresos y conservó el diario Slovenská Republika, entabló estrechas relaciones con Richter, Andrei (1995). The Russian Press after Perestroika. Canadian Journal of Communication. Vol. 20, Nª 1. Recuperado el 28 de octubre. Disponible en: http://www.cjconline.ca/viewarticle.php?id=265&layout=html. 35 Thomas Dine (2001). Free media in unfree societies. Harvard International Review, Vol. 23, Nª1, págs. 48-51 34 251
  • 238. medio electrónicos e incluso propuso la exención de impuestos para medios poco rentables, generalmente proclives a sus políticas. Para su desgracia, el voto de la población eslovaca mermó las posibilidades que tenía para reelegirse en 1998. Thomas Dine, presidente de Radio Free Europe/Radio Liberty considera que varios “hábitos comunistas” prevalecen en el ejercicio periodístico, en la elite política y en la sociedad. 36 Muchos de los políticos que gobiernan hoy día estuvieron en el poder durante el periodo soviético, por lo tanto tienen la costumbre recurrir a distintas presiones sobre los medios de información en periodos de tensiones políticas. El oficio periodístico sigue siendo influenciado por las directrices soviéticas. Los medios de información son vistos por la sociedad como instrumentos de poder y no como fuentes de información veraz. La libertad de expresión no es valorada por una importante parte de la población. Otros problemas que enfrenta la labor periodística en los países postsoviéticos son: el incremento de los precios de periódicos y la obtención de información de medios electrónicos estatales, además de mala remuneración económica de los periodistas y amenaza e intimidación gubernamental sobre los medios de información. Legislación Con la Perestroika de Mikhail Gorbachev, después de 1985, comenzó el proceso de liberalización de los medios. De esta forma, dejaron de servir al Estado y de estar subordinados a intereses gubernamentales. Con la Glasnost inicia un proceso de evolución donde, en un periodo máximo de diez años, el partido comunista dejó de controlar el monopolio de la comunicación en Rusia. La nueva Constitución de la Federación de Rusia fue aprobada en 1993 e incluye entre sus páginas la obligación de todos los ciudadanos de respetar y hacer valer sus garantías individuales por medio de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. Entre 36 Thomas Dine (2001). Free media in unfree societies. Harvard International Review, Vol. 23, Nª1, 48-51, pág. no disponible. 252
  • 239. estas garantías se encuentra la libertad de prensa como un derecho fundamental protegido por la ley rusa. El artículo 29 de la Constitución protege el derecho de libertad de expresión, prohíbe campañas y propaganda que propicie racismo, discriminación y violencia. Y sobre todo, establece el derecho a la investigación, producción, distribución y obtención de cualquier clase de información, siendo la excepción toda aquella relacionada con seguridad nacional. La Constitución hace énfasis en la prohibición a la censura por parte de cualquier entidad pública o privada. También establece en su artículo 24 el derecho a la información pública gubernamental, garantizando el respeto a la vida privada de los individuos, a secretos personales y familiares, así como la protección a la reputación y el honor. Además de la Constitución, existe una legislación de medios publicada el 27 de diciembre de 1991 que rige tanto a la prensa escrita como a la audiovisual. Los artículos que vale la pena destacar de dicha legislación son los artículos 1, 3, 7 y 8. El artículo 1 reza: La información es un derecho protegido por la ley. El artículo 3 precisa que la censura está prohibida. El artículo 7 precisa que ninguna persona, empresa privada u órgano del Estado, puede crear un medio de información para emitir propaganda en su propio beneficio. El artículo 8 escribe que todos los medios de comunicación deberán estar registrados ante las autoridades que rigen esta ley. Dentro de la legislación de medios se establece un Código Nacional en el que se mencionan los derechos y obligaciones de los periodistas para llevar a cabo su labor adecuadamente. En este código, las autoridades de la Federación Rusa desglosan los diferentes tipos de violaciones a los derechos de los periodistas como la restricción a la investigación, a la producción y divulgación de la información. El artículo 3 enumera las diferentes formas de censura, entre las que se encuentran exigencias o amenazas de un funcionario de gobierno, represalias económicas por parte de empresas privadas, amenazas de campañas de desprestigio de otros medios o entidades 253
  • 240. públicas y prohibición de publicación de material por parte de superiores subordinados a algún interés ajeno al medio. El artículo 47 enumera los derechos de los periodistas rusos como el derecho a la información gubernamental, a publicar en cualquier medio su trabajo periodístico, a utilizar fotos y videos para documentar y mejorar su labor, a asistir a cualquier manifestación sin importar la tendencia del medio para el que laboren y a expresar su opinión. En el artículo 41 se establece que las fuentes de información no están protegidas por la ley, es decir, que si un afectado solicita un proceso judicial al sentirse agraviado o difamado, el periodista está obligado a revelar sus fuentes. Asimismo, todos los periodistas de Rusia están inscritos a uno código deontológico profesional que es vigilado por la legislación de medios aprobada en 1991; este código vela por que se haga un buen periodismo en este país europeo. Los deberes a los que se someten los periodistas al aceptar este código, son entre otras cosas, dar información verídica y de calidad a su audiencia, ser responsables de todos sus trabajos evitando el plagio y respetando las fuentes y derechos de autor, proteger los recursos de la nación, no propiciar el racismo o discriminación, no publicar información que ponga en riesgo la seguridad nacional, no publicar información contraria a las convicciones e ideales del autor y firmar siempre cada publicación. Este código deontológico profesional debe ser aceptado por todos los periodistas desde el 23 de junio de 1994, cuando lo adoptó el sindicato de periodistas de Rusia. Restricciones a la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras, organización dedicada a estudios de prensa alrededor del mundo, ha ubicado a la Federación Rusa en el lugar número 144 de su clasificación mundial, ocupando el penúltimo lugar dentro de los países europeos: “las condiciones de trabajo de los periodistas han continuado degradándose de forma inquietante, y la violencia representa la 254
  • 241. amenaza más seria para la libertad de prensa en Rusia” 37. La dinámica preponderante en este país en los últimos años ha provocado serios agravios contra periodistas y medios independientes, ya sea a través de la legislación y la presión financiera, o por el asesinato de periodistas opositores al régimen. Rusia fue el primer país en ser ubicado dentro de la lista negra del Instituto Internacional de Prensa, en junio del 2000, y sus reportes coinciden con las declaraciones de Reporteros sin Fronteras: la situación para la libertad de prensa está empeorando día a día. Dentro del proceso son varias las constantes que se pueden apreciar. El poder político, los asesinatos—y la incapacidad del Estado para esclarecerlos—, así como la homogenización de las voces en los medios son, sin lugar a dudas, los más relevantes 38. El gobierno ruso en los recientes años ha impedido el desarrollo de los medios independientes aunque ha permitido la permanencia de aquéllos cercanos a sus intereses. Por ejemplo, en el año 2003, el Ministerio de Medios decidió cerrar la única televisora que se oponía al Kremlin (TVS), colocando en su lugar a un canal deportivo estatal. El gobierno incluso ha cerrado publicaciones rusas por permitir la impresión de cartones políticos, y también ha condenado a la prensa internacional que lo hace. Mientras tanto, la pluralidad en los medios se ha reducido: durante las elecciones presidenciales del 2004, el Instituto Internacional de Prensa reportó que el 57% de las emisiones dedicadas a la contienda fueron destinadas a Vladimir Putin, tanto en empresas privadas como estatales. De hecho, la reducción de pluralismo ha afectado a la cadena estadounidense ABC, la cual no 37Reporters sans frontiéres: Informe anual Rusia. Recuperado el 21 de febrero de 2008. 38International Press Institute. Recuperado el 29 de octubre del 2006. Disponible en: http://www.freemedia.at/cms/ipi/watchlist_detail.html?country=KW0 078 255
  • 242. pudo renovar su permiso para permanecer en Rusia después de haber transmitido una entrevista con el jefe de guerra chechenio Chamil Bassavev en abril de 2005. El Estado ruso ha mermado la labor periodística a través de la intimidación. En el 2004, la redacción del sitio noticioso independiente www.grani.ru fue cateada por investigadores de el Fiscalía de Moscú. En el mismo año, la fuerza estatal de seguridad, FSB, interceptó un camión con libros de editoriales independientes, con el objetivo de confiscarlos por ser clasificados como propaganda en contra del Estado. Los reporteros también han sido víctimas de censura y violencia en Rusia. Por ejemplo, en 2005, la presentadora de noticias Olga Romanova fue obligada a censurar dos noticias en un programa en la estación de radio Ekho Moskvy por razones políticas, y varios periodistas extranjeros no han podido renovar sus licencias para laborar; aquellos que siguen dentro de las fronteras rusas han visto grandes impedimentos para hacer coberturas, especialmente sobre el escenario bélico en Chechenia. Sin duda, la censura y la burocracia son acompañadas por golpizas, atentados, asesinatos, secuestros, y trabajos forzados en campos de concentración, lo que representa un grave obstáculo para actuar profesionalmente, y por ende, la autocensura. Muchas veces, los casos de periodistas perseguidos en Rusia sólo son denunciados por la organización Reporteros sin Fonteras. En el informe de esta organización de 2006 se destaca el asesinato de Pavel Makeev del Puls de Azov y de Magomedzagid Varisov, del Novoe Delo así como la falta de esclarecimiento de la muerte de Paul Khlebnikov, quien fuera editor de la versión rusa de la revista Forbes. Alí Astamirov sigue desaparecido, pero además, tan sólo en ese año, ocho periodistas fueron agredidos físicamente y otros ocho detenidos arbitrariamente. Aunque sin duda el caso que marcó a la prensa rusa fue el de la periodista Anna Politkovskaya, del diario Novaya Gazeta, que el 7 de octubre de 2006 fue encontrada muerta en el elevador de su departamento en 256
  • 243. Moscú 39. Esta periodista era conocida porque sus artículos delataban la represión y violación de los derechos humanos en Chechenia, mismos que le habían valido diversas amenazas de muerte e incluso un atentado en 2004, cuando fu envenenada. Las causas de su muerte todavía no logran esclarecerse. Aunque se inició un juicio el 17 de noviembre de 2008 en contra de Djabrail e Ibraguim Makhmudov y Serguei Khadijkurbanov, presuntos responsables, de acuerdo a diferentes organizaciones defensoras de derechos humanos, todo el proceso estuvo lleno de irregularidades. “El juicio que se celebra desde hace más de dos meses presenta anomalías muy importantes. Los repetidos cierres al público, los frecuentes aplazamientos de las vistas y la falta de pruebas contra los presuntos asesinos de Anna Politkovskaya hacen que carezca de toda trascendencia”, afirmaron representantes de Reporteros sin Fronteras en febrero de 2009. De hecho, el 19 de febrero de ese año, los jurados del Tribunal Militar de Moscú declararon inocentes a los tres hombres acusados por el asesinato de esta importante periodista rusa. Ante este escenario, no resulta llamativo que los periodistas rusos cedan ante el peligro y la represión, y que a situación de la prensa en este país europeo este lejos de cambiar. Como bien dijo el presidente de la Unión de Periodistas Rusos (RUJ), “ya no hay periodistas en Rusia, éstos se han convertido en propagandistas” 40. Russia hunts journalist’s killer. Recuperado el 28 de octubre de 2006. Disponible en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/4801601.stm 40 Igor Yakovenvo en: International Press Institute. Recuperado el 21 de febrero del 2009. Disponible en: http://www.freemedia.at/cms/ipi/watchlist_detail.html?country=KW0 078 39 257
  • 244. Fuentes Thomas Dine (2001). Free media in unfree societies. Harvard International Review, Vol. 23, Nª1, 48-51. Mickiewicz, Ellen (Jun., 1989) Mobilization and Reform: Political Communication Policy under Grobachev. PS: Political Science and Politics, Vol. 22, Nª 2, 199-207. Summary Education Profile” Disponible en Edstats World Bank: http://devdata.worldbank.org/edstats/SummaryEducationProf iles/CountryData/GetShowData.asp?sCtry=RUS,Russia Recuperado el 2 de septiembre de 2006. Reporters sans frontiéres: Informe anual Rusia. Recuperado el 29 de octubre del 2006. Disponible en: http://www.rsf.org/article.php3?id_article=17523 International Press Institute. Recuperado el 29 de octubre del 2006. Disponible en: http://www.freemedia.at/cms/ipi/watchlist_detail.html?count ry=KW0078 Russia hunts journalist’s killer. Recuperado el 28 de octubre de 2006. Disponible en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/4801601.stm Igor Yakovenvo en: International Press Institute. Recuperado el 29 de octubre del 2006. Disponible en: http://www.freemedia.at/cms/ipi/watchlist_detail.htm l?country=KW0078 258
  • 245. La prensa turca Sara Eugenia Arellano Lozano Turquía es un país original: es a la vez islámico, europeo y de medio oriente. Se considera musulmán porque la mayoría de sus habitantes son practicantes de esta religión y la superponen a la propia Constitución, que define al país como laico. Geográficamente es un país europeo ubicado en Europa del Sudeste y que lucha por entrar a la Unión Europea. Al mismo tiempo, es el único país con base en el Islam que desde los años de 1930 la mujer ya tenía derecho al voto. Sin embargo, al analizar todas sus características, Turquía es el país más occidental de la región, el más avanzado, y en el cual, los derechos democráticos, incluidos los de la mujer, son los más occidentales de la región. Turquía cuenta con 76 millones 805 mil 524 habitantes, de cuales el 27.2% son menores de 14 años y 66.7% se encuentran entre los 15 y los 64 años, población que se puede tomar como referencia para calcular el número de lectores de periódicos o consumidores de medios. La tasa de alfabetización de Turquía es de 87.4%, de los cuales, el 95.3% de los hombres mayores a 15 años saben leer y escribir, así como el 79.6% de las mujeres. El PIB anual per cápita es de 12 mil dólares americanos. Los diarios nacionales turcos En Turquía se publican 89 diarios, de los cuales 33 son nacionales y 56 locales. Tienen diversos formatos y tendencias, desde los de extrema izquierda, los demócratas liberales, hasta los conservadores islámicos y radicales islámicos. Casi todos los diarios turcos publican ediciones matutinas, sin embargo, también hay ediciones de la tarde. Los diarios de mayor circulación, al igual que en México y otros países, incluyen en su edición del domingo, revistas y suplementos a color, siguen estilos, patrones y formatos como los de Estados Unidos e Inglaterra. 259
  • 246. En Estambul se comercializa 45% de los periódicos. Las ventas se han incrementado en 40% a partir de 2001, que en términos financieros se traduce en la generación de 5.2 millones de dólares estadounidenses por concepto de las ventas diarias únicamente de prensa. 41 El 77% de las ventas de periódicos es por menudeo y el 23% por suscripciones. Las altas ventas periodísticas han provocado que las empresas destinen 33% de su presupuesto a anuncios en los periódicos. Además, una de las ventajas económicas que goza tanto la prensa diaria como las revistas es que el impuesto es tan sólo del 1%. Cada año ingresan al mercado 200 nuevos títulos de revistas especializadas para niños, mujeres, noticias y temas de actualidad. Para las revistas, 3% de las ventas es por suscripción, mientras que el 97% se hace a través de una sola copia. De acuerdo con datos de la Oficina del Primer Ministro, en Estambul es en dónde se publican los periódicos más importantes, así como en Ankara, Izmir y otros más en Adana. De ahí se distribuyen a nivel nacional e incluso son muy competentes en las pequeñas ciudades en dónde hay otros medios locales. La prensa turca sigue las leyes del mercado y se concentra cada vez en menos manos. Muchos periódicos abren, pero pocos sobreviven. El grupo Dögan es el conglomerado más poderoso. Concentra 70% de los medios turcos. Es dueño de los dos diarios más leídos, el Hürriyet y Milliyet, así como varias de las principales revistas. El grupo también es dueño de imprentas, una red de distribución, y de la Agencia de Noticias Dögan. También controla las estaciones de radio Radyo D, Radyo Klüp, foreks, y Hur FM, junto con otros tantos canales de televisión como canal D, CNN-Turk, Bravo TV, y Europa. A partir de 2001, Dögan se convirtió en el dueño de más de 31 organizaciones de los medios, lo cual incluye algunos de los más influyentes de la radiodifusión y la prensa en el país. 41 Cálculo en 2007, por la guía internacional de publicaciones, Turquía. 260
  • 247. Esta concentración mediática ha tenido dos consecuencias: la primera es que se ha provocado una baja en la calidad de la información y, la segunda hace que paulatinamente se cierren más puestos de empleo en el sector mediático. Simplemente, según datos de Press Reference de Turquía, en febrero de 2001, cuatro mil profesionales de la información, perdieron sus empleos en medios de comunicación. A continuación se presentan los periódicos turcos más relevantes y sus principales características: tendencia, tiraje, formato, propietario(s) y qué tipo de lectores se sienten identificados con cada publicación. Hürriyet: Diario de gran formato, corte liberal de centro izquierda y con contenidos nacionalistas. Es uno de los más leídos junto con Zaman y Sabah. Tiene un tiraje de 446 mil 441 ejemplares. Es publicado por el grupo Dögan, que tiene también grandes propiedades de radio, televisión y revistas. Cuenta con edición en internet. La edición en línea tiene una sección en inglés de corta extensión. Sabah: Diario de gran formato, sin una tendencia política o ideológica marcada, por ello es que los lectores dicen que es más objetivo, característica que provoca que sea leído por diversos sectores de la sociedad turca, especialmente la clase alta 42. Está en constante competencia con Hürriyet para posicionarse como el más popular. Su tiraje es de 355 mil 696 y es publicado por Turkuvaz Gazete Dergi Basim A.Ş. Zaman: Diario de gran formato con contenidos de corte islámico moderado y demócrata. Tiene un tiraje de 853 mil 300 ejemplares y es propiedad de Feza Yayincilik. Es uno de los contados periódicos que tiene una edición inglesa muy completa en línea. Tiene ediciones en Norte América y Europa en lengua inglesa y cuenta con una gran red de corresponsales en diversos países, especialmente en Rusia y Asia Central. Ha sido acreedor 42 Press reference, Turquía: Sabah. 261
  • 248. a algunos premios por su diseño innovador, al no ser idéntico a los otros diseños estandarizados. Milliyet: Diario impreso en formato berliner. En su sitio web se autodefine como de izquierda, aunque su contenido es altamente nacionalista 43. Es propiedad de grupo Dögan. Cuenta con un tiraje de 277 mil 311 ejemplares. Siempre está en oposición al Partido de la Justicia y el Desarrollo (siglas en turco AKP), partido conservador moderado que actualmente está en el poder bajo el mandato del Primer Ministro Recep Tayyip. Vatan: Es un diario tabloide de reciente publicación. Surgió en 2003 y cuenta con un tiraje de 175 mil 314 ejemplares. Es elogiado por su periodismo ecuánime: ha abordado en sus artículos temas importantes de la actualidad como el problema kurdo y los partidos islámicos de Turquía. También es considerado por algunos como populista para obtener beneficios económicos. A menudo regala libros de aprendizaje de lenguas extranjeras e incluso comentarios sobre el Corán. Yeni Safak: Publicación diaria en formato tabloide que siempre apoya al AKP. Sus contenidos contemplan y muestran interés en los aspectos importantes del Medio Oriente. Goza de gran popularidad entre los estudiantes universitarios y profesionales liberales jóvenes. Tira diariamente 101 mil 621 impresiones, es propiedad de Grupo Dögan. Milli Gazete: Es un semanario tradicional islámico, se considera un portavoz del partido islamista Saadet. Pertenece al gobierno y tira 52 mil 64 ejemplares a la semana. Aksam: Diario en formato tabloide. Muy similar a Sabah, sin tendencias específicas. Pertenece a Imtiyaz Sahibi T Medya Yatirim San. Ve Tic. A. Ş. Su tiraje es de 144 mil 569 ejemplares y es un periódico muy leído por ubicar al 43 Según información de Press Reference: Turquía. 262
  • 249. centro su política editorial; sin embargo, a partir de 2006, perdió lectores porque algunos de los periodistas más serios y reconocidos se fueron al Sabah. Türkiye: Es uno más de los diarios de gran formato islámicos nacionalistas turcos. Pertenece al grupo empresarial Ihlas. Tiene un tiraje de 450 mil ejemplares diarios. Vakit: Diario tabloide de corte tradicionalista islámico. En varias ocasiones ha tenido conflictos con el gobierno y autoridades. Ha cambiado su nombre en varias ocasiones debido a las censuras que ha recibido (el anterior era Akit). Su tiraje es muy volátil: el actual es de 51 mil 877 ejemplares diarios. Es una publicación sensacionalista, por ello los musulmanes más ortodoxos prefieren evitarlo. Yeni Asar: Diario de formato berliner, de centro, con un tiraje de 35 mil 674 ejemplares. En la región del Egeo se considera como el best-seller, debido a su calidad de información política, competencia de Dunya. Dunya: En el ámbito de la economía y la política, es el principal diario. Está impreso en formato berliner y sus ventas alcanzan apenas los 2 mil 445 ejemplares, de los cuales el 90% son por suscripción. Entre las publicaciones gratuitas se encuentra el semanario Gazete que tiene un tiraje de 500 mil ejemplares y es propiedad de la Free News Iletisim. En este rubro se encuentra también y Dakika con un total de 250 mil ejemplares y es emitido por grupo Dögan. En Turquía es posible encontrar publicaciones impresas en lenguas extranjeras. Estos impresos son semanales y se encuentran en inglés como el Turkish Daily News, con una circulación de 54 mil ejemplares, publicado en Ankara, y también disponible en internet. En Estambul existen publicaciones en griego como el Apoyevmatini , diario cuya circulación es de mil 200 ejemplares; en armenio se publica Marmara con un tiraje 263
  • 250. de 2 mil 200. También existen otros más en inglés, francés y alemán en las grandes ciudades. Tabla 1. Los 10 diarios con mayor tiraje en Turquía en 2008 Título Propietario(s) Zaman Feza Yayincilik Hürriyet Grupo Dögan Sabah Milliyet Turkuvaz Gazete Dergi Basim A.Ş. Grupo Dögan Vatan Serdar MUTLU Türkiye Grupo Ihlas Aksam Imtiyaz Sahibi T Medya Yatirim San. Ve Tic Grupo Dögan Yeny Safak Milli Gazete Vakit Tendencia Formato Islámico moderada Centro izquierda Gran formato Gran formato Gran formato Berliner Sin tendencia definida Izquierda y nacionalista Considerado populista Islámico nacionalista Sin tendencias Apoya siempre a AKP Gobierno / Estado Islámico tradicional 44 Desconocido Tradicionalista islámico Fuente: Elaboración propia a partir de los sitios web y Medïatavä: Turkü. Tiraje diario 853,300 446,441 355,696 277,311 Tabloide 175,314 Gran formato Tabloide 146,852 Tabloide 101,621 Gaceta 52,064 Tabloide 51,877 144,569 de cada periódico La distribución de la prensa se hace a través de grupos. Para la prensa nacional se encarga Yay-Sat Y Turkuvaz Dagitim cuya cuota es de 58% en las ventas totales y su participación en el volumen de negocios total del 61%. El país cuenta con 26 mil puntos de venta. Cada uno tiene un suministro diario entre ocho mil 500 y nueve mil ejemplares diarios y revistas locales, de estos, mil 500 está compuesto por cadenas de grandes supermercados como Migros y Carrefour. También las librerías distribuyen las publicaciones. Todos los mayoristas y kioscos de periódicos son independientes. Las ventas de los diarios se generan principalmente en los kioscos y tiendas de comestibles, Permanece en el anonimato para evitar cerrar el medio, cada que entra en conflicto con el gobierno, la publicación cambia de nombre, incluso su tiraje es volátil, el dato encontrado corresponde sólo a Vakit y no al anterior Akit. 44 264
  • 251. mientras que las ventas de revistas proceden principalmente de las cadenas de supermercados y librerías; las ventas alcanzan 53 millones de dólares según cálculos de 2007. Aquí se hace el 4% de la inversión publicitaria de las empresas anunciantes. 45 Una copia de un diario nacional cuesta entre 0.10 y 1.18 euros, mientras que los regionales van de 0.07 euros a 0.62. Los diarios turcos con información de calidad y que incluyen secciones de economía, política e internacional, utilizan formato de sábana y los más pequeños son diarios gratuitos y sensacionalistas, generalmente. Legislación de Prensa La prensa turca puede ser considerada semiindependiente porque a pesar de existir numerosos diarios, semanarios y otras publicaciones, el gobierno también se ha encargado de censurar la libertad de expresión con varias leyes. El artículo 27 de la Constitución Política se encarga de "garantizar el ejercicio de la libertad de expresión, incluida la libertad de prensa, en Además de los diarios turcos, al interior del país se encuentran publicaciones importadas, que representan sólo el 3% del total de las producciones periodísticas diarias. La razón de las importaciones periodísticas es para satisfacer las necesidades de la población extranjera que vive en Turquía y a los turistas. Los extranjeros que habitan ahí son tan sólo el 0.14% de la población total. Sin embargo, se calcula que hay más de 460 mil extranjeros no registrados. Los diez principales periódicos extranjeros en Turquía son Bild, The Sun, International Herald Tribune, De Telegraaf, Het Laatste Nieuws, Financial Times, Daily Mail, Daily Mirror, Daily Star y The Wall Street Journal Europe. El 95% de las publicaciones extranjeras se importan por vía aérea, el principal centro de recepción es Estambul. En verano, Antalya es el segundo centro de recepción de prensa extranjera. En las grandes librerías de las ciudades el 52% de las ventas es prensa importada. En tiendas de consumo (supermercados) y hoteles, la prensa extranjera representa el 92% de las ventas periodísticas. La empresa líder de distribución en el sector de la prensa extranjera es Dünya Super Dagitim con una participación en el mercado de más del 70%, seguido por Dögan Burda y Yab-Yay. 45 265
  • 252. concordancia con el Convenio Europeo de Derechos Humanos y en el de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos". Sin embargo, el Código Penal en su artículo 301 vulnera la libertad de prensa: "la expresión del pensamiento destinada a la crítica constituirá un delito". Cabe señalar que el artículo ha sido aplicado en el tribunal para enjuiciar y condenar opiniones no violentas expresadas por periodistas, escritores, editores, académicos y activistas de derechos humanos. Dicho artículo socava la esencia de la derecha por la invocación de una amplia gama de autocensura, por su lenguaje ambiguo y por la forma en que se aplica. “Las restricciones pueden interpretarse en sentido amplio y no dejar nada en claro”, interpreta Armine Kanakanian de la Universidad de Örebro del Departamento de Comportamiento, Ciencias Sociales y Jurídicas. 46 Por su parte, “la Unión Europea tiene el poder para influir en Turquía, y por lo tanto, son capaces de hacer cumplir la supresión del artículo 301 del Código Penal. El tiempo dirá si el país podrá garantizar plenamente la libertad de expresión, tal como se indica en el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y en la praxis del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Tribunal Europeo de Justicia”. 47 La NRC International 48 dice que en Turquía “existe una incansable lucha por la libertad de expresión”, en la que los periodistas siempre corren el riesgo de ser juzgados por insultar a su país. En los años pasados, el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, entabló un juicio contra muchos cartonistas. Por ello en Ámsterdam se mostró una serie de caricaturas desafiantes al gobierno, en representación de la censura al periodismo turco. Sin embargo, esto no ha detenido a los dibujantes para expresar su repudio a la carencia de libertad de prensa en Turquía. Este ejemplo pone de manifiesto que el gobierno tiene plena capacidad para cerrar un medio, multar a los Tesis de Maestría, Ciencias Jurídicas, 2007. Ibid. 48 Noticias internacionales de la red europea. 46 47 266
  • 253. dueños o encarcelar a los periodistas. Esto sólo afecta la prensa, pues muchos, por temor a sufrir las consecuencias terminan por convertirse en voceros de partidos políticos. Por ello es que la prensa tiene una actitud a “la defensiva” de las leyes, según reporta la oficina del primer ministro. Algunos periódicos son muy críticos, principalmente los pertenecientes al grupo Dögan, propietario de 70% de los medios de comunicación turcos. Sin embargo, periódicos más pequeños, cuando intentan sumarse a esa crítica, terminan por desaparecer. El gran conglomerado Dögan esquiva fácilmente los reglamentos, pues al ser tan poderoso y concentrar tal cantidad de medios e información se ha convertido en un monopolio con mucho dinero 49, contra el cual el gobierno puede hacer poco. Historia de la prensa Turquía obtuvo su primera imprenta en 1728. En un principio, todas las publicaciones periodísticas, diarios o semanarios, eran oficiales, es decir, fungían como portavoz del gobierno. La verdadera prensa informativa, que daba diferentes posturas y que empezó a abrir camino en la pluralidad se instauró en hasta el siglo XIX, al igual que la prensa árabe en general. Durante esta época, es cuando las publicaciones turcas empezaron a recibir mucha influencia de la prensa occidental europea y adoptó sus costumbres, es decir inició un verdadero trabajo y esfuerzo por ser incluyentes e informar a los habitantes ya sea nacional o localmente y dejar de ser una gaceta gubernamental. Referencias Armine Kanakanian. (2007). Universidad de Örebro del Departamento de Comportamiento, Ciencias Sociales y Jurídicas en su Tesis de Maestría, Ciencias Jurídicas D, en 2007. Constitución política de Turquía. Consultas en la embajada de Turquía Recuperado el 8 de septiembre de 2009 en http://www.turkembmex.org/ 49 Press Reference, Turquía. 267
  • 254. Groc, Gérard. (1994) "Los periodistas como Campeones de la democracia participativa." En la política en la República Turca En tercer lugar, editado por Metin Heper y Ahmet Evin. Boulder, CO: Westview Press. Heper, Metin, y Demirel, Tanel (1996). "La prensa y la consolidación de la democracia en Turquía." Middle Eastern Studies 32, no. 2 pp. 109 - 123. Karpat, Kemal. (1964). "Los medios de comunicación: Turquía." En la modernización política en el Japón y Turquía, editado por Robert Ward y Dankwart Rustow. Princeton, NJ: Princeton University Press. Media communications: Turkey, Info, cultura and media. Recuperado el 24 de noviembre de 2009 de enjoyturkey.com NRC International. “La lucha por libertad de prensa en Turquía”. Recuperado el 26 de agosto de 2009 en http://static.rnw.nl/migratie/www.informarn.nl/espec iales/mediosdecomunicacion/act090128-prensaturquia-redirected Press Reference. “TURKEY Press, Media, TV, Radio, Newspapers”. Recuperado el 26 de agosto de http://www.pressreference.com/Sw-Ur/Turkey.html Publishing Lounge. “The Networking Platform of the International Publishing Industry”. Recuperado el 26 de agosto de 2009 de http://www.publishinglounge.com/ Yazmadiysa doguru degiadir. Medyatava. Gazete NET SATSLARI. Newspapers circulation, world reference by country. Recuperado el 24 de noviembre de 2009 en www.medyatava.com 268
  • 255. La prensa en la región Asia-Pacífico 269
  • 256. La prensa india Nallely Itzel Ortigoza Fernández y Soledad Villa y Villalobos La República de India, con capital en Nueva Delhi, tiene mil 56 millones 890 mil 880 habitantes. Con una importante multiplicidad étnica, cuenta con 16 lenguas oficiales de las cuales el hindi es la lengua nativa más hablada seguida por el inglés. Es uno de los países que más remesas recibe: aproximadamente 20 mil millones de euros en 2005. El 70% de la población reveló, en marzo de 2006, su simpatía hacia Estados Unidos, que se materializa en el hecho de ser el primer país en el número de estudiantes que manda hacia la nación americana. Las religiones más importantes son el hinduismo, seguido por el islamismo, con aproximadamente 150 millones de adeptos, el cristianismo, el sikhismo, budismo y el jainismo. Con una esperanza de vida de 62 años para los hombres y 65 años para las mujeres, el crecimiento económico medio de la India es del 6%, siendo en el 2005 del 8.1%. A pesar de ello, el Banco Mundial revela que aún hay 300 millones de personas que sobreviven con menos de un euro al día (Higueras, 2006). La población puede dividirse en un 30% de personas de 0 a 14 años, un 64% de 15 a 64 años y las personas mayores de 69 años ocupan un 4.9% de la población, por lo que puede concluirse que la mayoría son jóvenes y están en edad productiva. La alfabetización total es del 59.5% de la población, un 70% de la población masculina y un 48% de las mujeres. La tasa de desempleo es del 8.9% y una de las principales actividades económicas es la agricultura, que hasta 1999 ocupaba al 60% de la población (Embassy Avenue, 2006). El presidente de India es APJ Abdul Kalam que es también un líder musulmán, conocido como el “hombre misil” por ser el científico y creador del programa de misiles del país. El primer ministro es Manmohan Singh (Embassy Avenue, 2006). 271
  • 257. India es considerada como la democracia más grande del mundo, su población guarda un sinnúmero de contrastes que van desde la pobreza extrema materializada en la casta de los intocables, hasta los despilfarros de las estrellas de Bollywood. A pesar de su bajo índice de alfabetización, India es el tercer vendedor de diarios a nivel mundial, sólo después de China y Japón. Hoy los medios indios tienen un gran reto: participar en el mercado sin comprometer su papel informativo. Una característica de la prensa en India es la influencia directa que recibió de Gran Bretaña durante 347 años. La prensa ha tenido un importante papel en la lucha por la independencia y la libertad de expresión. Contando con una de las mayores diversificaciones en publicaciones, ha superado el control estatal y se ha colocado en una importante etapa de crecimiento en la que su principal obstáculo es la alfabetización de la población. El gran aparato estatal conserva los medios para controlar gran parte de las emisiones de radio y televisión viendo amenazado su poder con la introducción de nuevas tecnologías como la televisión satelital y la proliferación de medios electrónicos. El desarrollo entonces de los medios de comunicación en la India aún no es total y requiere de cambios radicales para poder afirmar que en este país se disfruta de libertad expresión, de prensa y de desarrollo tanto como se dice de la democracia. Los periódicos indios India tiene más de cuarenta agencias locales de noticias, entre las más importantes se encuentran The Express News Service y The United News of India (Embassy Avenue, 2006). Sin embargo, The Press Trust of India (PTI) es la agencia más grande; se trata de una cooperativa propiedad de los periódicos nacionales, produce información en inglés y en brasha –una de las lenguas habladas en la India–. PTI tiene convenios con Associated Press (AP) y con Agence France Presse (AFP). Distribuye información a medios impresos y electrónicos e incluso a la BBC de Londres (PTI, 2006). 272
  • 258. Por su parte, The Press Information Bureau [Agencia de Información de Prensa] es la agencia gubernamental encargada de distribuir información a los medios impresos y electrónicos acerca de las políticas y programas del Estado indio. La organización es encabezada por el Oficial Principal de Información. Tiene ocho oficinas regionales (I&B, 2006). De acuerdo con datos de Rajiv Desai existen aproximadamente 4 mil 453 diarios cuyo tiraje combinado suma los 89.4 millones de ejemplares. Por otro lado, Thomson Gale, con datos de la World Association of Newspapers [Asociación Mundial de Periódicos] en su World Press Trends [Tendencias de la Prensa Mundial], señala que existen 398 periódicos de circulación diaria cuyo tiraje suma 30 millones 772 mil ejemplares y su circulación por cada mil habitantes es de 50. El mismo Gale muestra que hay otras 98 publicaciones no-diarias que suman 7 millones 774 mil ejemplares y su circulación por cada mil habitantes es de 13. A finales de marzo de 2005 el Press Registrar for India [Registro de Periódicos para India] tenía 60 mil 413 periódicos registrados con una circulación de 133 millones 87 mil 588 copias diarias (RNI, 2006). Los diarios nacionales más importantes son The Times of India, The Hindustan Times y The Hindu; mientras que los principales diarios de lengua regional son Navbharat Times y Jansatta (publicados en Hindi); Mathrubhoomi y Malayala Manorama (en malayo); Dinamani y Thanthi (en tamil); Maharashtra Times y Loksatta (en Marathi); y Ananda Bazaar Patrika y Bartaman (en bengali). (Ver tabla 1). The Times of India. Es parte del corporativo mediático Bennett and Coleman Company and Co. Ltd. y es el periódico de gran formato más grande en inglés de todo el mundo. Fue fundado en 1838 con el nombre de The Bombay Times and Journal of Commerce y en 1861 tomó su actual título. De acuerdo con las cifras presentadas en 2003 en el Press In India Report50 [Reporte de la 50 Este reporte fue presentado a Pawan Chopra, Ministro de Información y Televisión en la India en 2003. 273
  • 259. Prensa en India], su tiraje fue de un millón 394 mil 646 copias y su número de lectores promedio es de 8.4 millones (Businessline, 2004). Tiene doce versiones distintas (dependiendo de la ciudad) y entre ellas hay una global (Times syndication service, 2006). Su versión en línea nació “con una simple creencia – crear un producto y servicios para la clase media mundial” (Times syndication service, 2006, sección “Our spirit”) y tiene múltiples servicios que van desde noticias en el teléfono celular hasta el lugar para encontrar una cita, pasando por juegos y astrología. En 2006 ganó el Premio Mundial Jóvenes Lectores, otorgado por la World Association of Newspapers por concebir el mejor proyecto para desarrollar la lectura entre los jóvenes. La información de The Times of India tiende a la centro-derecha. The Hindustan Times. Fue fundado en 1924 por Sunder Singh Lyallpuri y Shiromanu Akali Dal con apoyo de Estados Unidos y Canadá. Fue Mahatma Gandhi quien encabezó la ceremonia que inauguró este periódico. Su circulación en 2003 fue, según el Reporte de la Prensa en India, de un millón 112 mil ejemplares (Businessline, 2004). Es parte del Grupo KK Birla y propiedad de la compañía HT Media Ltd., uno de los conglomerados mediáticos más importantes. Su principal mercado está al norte de India. Tiene cuatro versiones distintas dependiendo de la ciudad en la que se publica (The Economic Times, 2004). Al igual que los diarios anteriores, tiene una politica editorial de centroderecha. The Hindu. Comenzó en 1878 en una versión semanal y para 1889 se convirtió en diaria. Según sus propias cifras, en 2006 tuvo una circulación de un millón 180 mil copias y 4.05 millones de lectores. De acuerdo con el Reporte de la Prensa en India su tiraje en 2003 fue de 922 mil 407 ejemplares (Businessline, 2004). Diariamente ofrece por lo menos un suplemento a sus lectores. Pertenece al grupo The Hindu que tiene un par de revistas y publicaciones anuales sobre industria, 274
  • 260. agricultura, medio ambiente y cricket (The Hindu, 2006). Su tendencia es hacia la izquierda. The Indian Express. Fue fundado en 1932 por Ramnath Goenka y ha pasado de distribuir una sola edición hasta 35 en 7 lenguas distintas. De acuerdo con sus propios datos, su público es de 19 millones de personas dentro del país. Es parte de un grupo dedicado a la publicación de periódicos, llamado Indian Express, que posee otros 9 diarios (Indian Express Newspapers Ltd., 2006). Su tiraje es de 519 mil copias (Federal Research Division of the Library of Congress, n.d.). Su información tiende a la centro-derecha. The Economic Times. Fue fundado en 1961, dentro de los periódicos financieros a nivel mundial ocupa el segundo lugar, sólo después de The Wall Street Journal. Es parte de la corporación mediática más grande de este país: la Bennett and Coleman Company and Co. Ltd., creada en 1838 (hace 168 años) y cuyo negocio es proveer servicios en prensa escrita, radio, televisión y tiendas de música (Times syndication service, 2006). Su circulación es de 400 mil copias y sus lectores alcanzan un millón (Bennett, Coleman & Co. Ltd., 2003). Su tendencia es centro-derecha. Tabla 1. Principales diarios de India Título Propiedad The Times of India (1838) Bennett and Coleman Company and Co. Ltd HT Media Ltd The Hindustan Times (1924) The Hindu (1878) The Indian Express (1932) The Economic Times (1961) The Hindu Group Indian Express Group Bennett and Coleman Company and Co. Ltd Formato Tendencia Circulación anual 1,394,646 Gran formato Centroderecha Gran formato Gran formato Gran formato Gran formato Centroderecha Izquierda 1,120,000 Centroderecha Centroderecha 519,000 Total 1,180,000 400,000 4,356,053 Fuente: elaboración propia. La información de la tendencia fue ofrecida por Laura Carballido, especialista en India. 275
  • 261. Libertad de expresión Al igual que en este país y que en Estados Unidos, la prensa india goza de una libertad equiparable a la de la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense, pero también admite ciertas limitaciones legales. El gobierno ha tenido diversos mecanismos de control a pesar de que la libertad de expresión está garantizada por la Constitución; entre ellos están la distribución de materiales de impresión, una inversión en casi el 50% de los anuncios de los diarios y restricciones a la prensa extranjera (Embassy Avenue, 2006). Si bien, en Déontologie des médias se puede leer que la prensa india es “un ejemplo de libertad y pluralismo” (p. 233), la escala de Reporteros Sin Fronteras para medir la libertad de expresión en el mundo sitúa al país en el lugar número 105 de un total de 168 países. Para dar una mejor idea de lo que esto significa, el lugar donde mejor se practica la libertad de expresión es Finlandia, mientras que México ocupa el sitio 132 y Corea del Norte tiene el último lugar. A partir de 2003 y hasta octubre de 2006, la World Association of Newspapers [Asociación Mundial de Periódicos] y Reporteros Sin Fronteras han detectado cuatro aspectos negativos en la prensa india. 1. En 2003 fueron encarcelados cinco periodistas y un editor por criticar la administración de Tamil Nadu, provincia en la que se desarrolla un conflicto étnico. 2. En este mismo año el gobierno ordenó bloquear el foro de discusión Kyunhun de la organización separatista Hynniewtrep, dicho espacio es parte de los e-grupos de Yahoo!, por lo que los internautas no podían acceder a ningún otro foro de este sitio. 3. En 2004 el estado de Karnataka, al sur de la India, aprobó una legislación que obliga a los dueños de los cibercafés a llevar un registro de los usuarios y tenerlo siempre a disposición de la policía. 4. En 2006 fue asesinado el periodista Prahlad Goala, la presunta causa fue la publicación de artículos que denunciaban la corrupción de un guarda forestal. De acuerdo con el Internacional Press Institute [Instituto Internacional de Prensa] desde 1989, año en que comenzó el conflicto en Cachemira, una docena de periodistas han muerto reportando acerca de este 276
  • 262. problema. Aunado a este tipo de dificultades, viene la autorización en 2005 de una ordenanza que sostiene que los periodistas que informen sobre la rebelión Maoísta irán a la cárcel hasta por tres años. Sin embargo, el 2005 fue también testigo de un gran avance en acceso a la información pues se creó la primera ley de transparencia que permite a los ciudadanos obtener información acerca del gobierno. El Right to Information Act asegura el deber del gobierno a proveer información sin ningún cargo y sin retrasos. El Consejo de Prensa Actualmente la prensa está controlada por el Press Council [Consejo de Prensa], creado para observar libertad y responsabilidad en la prensa. Fue constituido el 4 de julio de 1966 con los objetivos de ayudar a los periódicos a mantener su independencia, redactar un código de conducta para los diarios y los periodistas que eleve los estándares de calidad, promover el sentimiento de responsabilidad y servicio público ejercido en la actividad periodística, entre otros (Press Council of India, 2006). El Consejo se conforma de un presidente y 28 miembros; el presidente del Consejo deberá ser nombrado por un comité conformado a su vez por el presidente del Consejo de Estados, el portavoz de la Casa del Pueblo y un tercero elegido por los miembros del Consejo de Prensa. Del resto de los miembros, 13 deberán ser elegidos entre los profesionales de la prensa activos, seis editores y el resto periodistas de diversos cargos; otros seis miembros serán elegidos entre los dueños de los periódicos, debiendo haber dos representantes de cada categoría de los periódicos (grandes, medianos y pequeños). Un miembro será nombrado de entre las personas que manejan agencias de noticias. Tres deberán ser académicos experimentados y de renombre con conocimiento de educación, ciencia, leyes, cultura y literatura. Cinco deberán ser miembros del Parlamento. El objetivo del Consejo de Prensa es preservar la libertad de prensa y mantener y elevar la calidad de los periódicos y agencias de noticias en India. Por lo tanto, 277
  • 263. las funciones del Consejo son: mantener la independencia de los periódicos y agencias de noticias; establecer un código de ética y conducta para todos los profesionales de la prensa; asegurarse de mantener estándares altos y la responsabilidad social del periodista; asegurar que las noticias de interés público sean dadas a conocer; mantener estudios de la prensa extranjera; en caso de comprobarse que el periódico o la agencia noticiosa han ido en contra de los estándares del Consejo, éste dará una oportunidad para hacerse escuchar y dará el fallo correspondiente. El Consejo de Prensa tiene la capacidad de actuar como un tribunal que opera bajo el Código de Proceso Civil (1908) en cualquiera de los siguientes casos: requerir el descubrimiento o inspección de documentos, recibir evidencia, solicitar cualquier grabación pública, conformar comisiones para la examinación de testigos o documentos y cualquier otro asunto que fuese prescrito. El Consejo de Prensa también tiene derecho a levantar cuotas, a pesar de recibir financiamiento del gobierno central. Debido a una recomendación de la Primera Comisión de Prensa en 1953 la Ley de Registro de Prensa y Libros (1867) fue enmendada y así, el primero de julio de 1956 surgió The Office of the Registrar of Newspapers for India [Oficina del Registro de Periódicos para India]. Su principal función es compilar y mantener un registro de los periódicos publicados en el país (I&B, 2006). Historia de la prensa en India Tras la independencia india en 1947, el establecimiento y desarrollo de la democracia especialmente desde finales de 1970 permitió el nacimiento de una prensa libre. En este país, la prensa es una de las instituciones más antiguas, con al menos 200 años de historia. De acuerdo con B. M. Sankhder el primer periódico hizo su aparición en Calcuta en 1780, fue llamado Bengal Gazette and Calcuta General Advertiser, era publicado en inglés y su línea principal era la crónica de las actividades sociales y comerciales de la emergente presencia británica. Fue fundado por James Augustus Hicky, bajo el periodo de Warren Hastings como 278
  • 264. gobernador general, y disfrutó de no tener restricciones en sus publicaciones ya que no existía legislación para ello. Llevada por los flujos comerciales, la naciente prensa india florecía con las publicaciones que, cada vez más, iban apareciendo por todas partes, sobre todo en donde se daba la actividad comercial británica. M. Chalapathi Rau, en su libro The press in India [La prensa en India], señala que Mahatma Gandhi fue una personalidad muy importante para el desarrollo de la prensa en India; después de que la presión internacional generara su triunfo en Sudáfrica, éste regresó a India con su método de resistencia pacífica perfeccionado, siendo la prensa internacional el centro de su estrategia. Siguiendo con Chalapathi Rau, Gandhi comenzó su propio periódico llamado Young India; al agudizarse la protesta contra el gobierno británico en India lanzó otro diario llamado Indian Opinion que denunciaba al Raj e incitaba a la agitación por una liberación completa. Rajiv Desai profundiza explicando que poco después, para combatir la discriminación del sistema de castas, fundó otra publicación llamada Harija (hijos de Dios). También se dio cuenta de la necesidad de llegar a todos aquellos que no hablaban inglés y fundó Navjivan (Nueva vida), una publicación periódica en gujarati, la lengua de su madre. Desai sostiene que la llegada de Gandhi inició e impulsó una nueva escuela de “periodismo misionero”. A pesar de su desventaja con los principales diarios comerciales, la prensa de oposición al gobierno británico sobrevivía gracias al soporte político indio con que contaba; ejemplo de ello fue el Congreso Nacional de India que fundó el National Herald, ejemplo que seguiría la izquierda y los nacionalistas indios. La libertad de prensa fue garantizada por la Constitución India en 1950, aunque tan sólo implcitamente dentro de la garantía a todos los ciudadanos de la libertad de expresión. Rijav Desai expone en Indian business culture [Cultura india de negocios] que después de un tiempo de ser manipulada por las fuerzas políticas, a principios de los años 1990, la prensa regresó a sus intereses comerciales y dio paso 279
  • 265. a los importantes negocios periodísticos que buscaban abastecer la nueva demanda en crecimiento por noticias y puntos de vista en el ámbito de los negocios y el mercado. Antes de esto, el control de este tipo de información estaba reservado para el gobierno y para los movimientos de la bolsa de valores. Después de 1991, no sólo incrementaron las publicaciones especializadas en negocios, sino que el resto de las publicaciones de interés general le brindaron cada vez más un espacio mayor a las noticias de negocios. De acuerdo con M. Chalapathi Rau, una de las características particulares de la prensa en India es que está íntimamente relacionada con el origen étnico de los pobladores y por lo tanto con su lengua. Los datos oscilan alrededor de publicaciones en 84 lenguas distintas, que van desde el chino hasta el swahili, pasando por el inglés y las 16 lenguas indias principales. Sin embargo son las publicaciones en inglés las más influyentes y las que se hacen llamar prensa nacional. Fuentes All India Radio. (2006). Prasar Bharati. All India Radio. [En línea] Disponible: http://mib.nic.in/informationb/AUTONOMUS/frames. htm Bennett, Coleman & Co. Ltd. (2003). “A brief history”. En: Bennett, Coleman & Co. Ltd. [En línea] Disponible: http://economictimes.indiatimes.com/dmd/htmls/abo utus.htm Businessline. (2004). “Newspapers circulation goes up 24 pc”. En: ProQuest. [En línea] Disponible: http://0proquest.umi.com.millenium.itesm.mx:80/pqdlink?did =520603001&sid=1&Fmt=3&clientId=23693&RQT=309 &VName=PQD Chalapathi Rau, M. (1968). The press in India. Bombay: Allied Publishers Private Limited. Desai, Rajiv. (1999). Indian Business Culture. Oxford: Butterworth Heinemann. Doordarshan. (2006). Doordarshan. India´s National Broadcaster. [En línea] Disponible: http://www.ddindia.gov.in/ Embassy Avenue. (2006). “Media” y “Political structure”. India at a glance. [En línea] Disponible: http://www.embassy-avenue.jp/india/glance2.html 280
  • 266. Federal Research Division of the Library of Congress. (n.d.). “The media”. En: Country Studies. [En línea] Disponible: http://www.countrystudies.com/india/the-media.html Gale, Thomson. (2005). Press Reference. [En línea] Disponible: http://www.pressreference.com/Gu-Ku/India.html Greynium Information Technologies Pvt. Ltd. (2006). “Govt not to consult media on new legislation.” En: Oneindia. [En línea] Disponible: http://entertainment.oneindia.in/television/topstories/specials/legislation-140706.html Higueras, Georgina. (2006, abril 30). “Las dos Indias”. En: EP[S]. No. 1544. I&B. (2006). “About us”. En: Ministry of Information & Broadcasting. [En línea] Disponible: http://mib.nic.in/welcome.html Indian Express Newspapers Ltd. (2006). Indian Express Group. [En línea] Disponible: http://expressgroup.co.in/ IPI. (2006). 2005 World Press Freedom Review. India. [En línea] Disponible en: http://www.freemedia.at/cms/ipi/freedom_detail.html ?country=/KW0001/KW0005/KW0116/ NPR. (2002). “Journalist M. J. Akbar”. En: NPR. [En línea] Disponible: http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyI d=1150166 Pigeat, Henri y Huteau, Jean. Déontologie des medias. UNESCO Press Council of India. (2006). “About us”. En: Press Council of India. [En línea] Disponible: http://presscouncil.nic.in/HOME.HTM PTI. (2006). About PTI. [En línea] Disponible: http://www.ptinews.com/AboutPti%5COrganisation.ht m RNI. (2006). “General review”. En Registrar of Newspapers for India. [En línea] Disponible: http://rni.nic.in/pii.htm RSF. (2006). “Asesinan a un periodista en el Estado de Assam, el primero en el mundo de 2006”,“Los cibercafés amenazados” y “El gobierno ordena bloquear los grupos de discusión de Yahoo!”. En Reporteros sin Fronteras. [En línea] Disponible: http://www.rsf.org/ Sankhder, B.M. (1984). Press, politics and public opinion in India. Dinamics of modernization and social transformation. Nueva Delhi: Deep & Deep Publications. Thacker, Shardul. (2006). “India: Broadcasting Services Regulation Bill.” En: Mondaq. [En línea] Disponible: 281
  • 267. http://www.mondaq.com/i_article.asp_Q_articleid_E_4 4414 The Economic Times. (2004). “Business Empires : The Birla Way”. En: The Economic Times. [En línea] Disponible: http://economictimes.indiatimes.com/corpbirlashow/ 902250.cms The Hindu. (2006). “Home Page of The Hindu Group Publications” y “About us”. En: The Hindu: Online edition of India's National Newspaper. [En línea] Disponible: http://www.hindu.com/thehindu/hindu.htm Times syndication service. “Our heritage” y “Our spirit”. En: Indiatimes. [En línea] Disponible: 0020http://in.indiatimes.com/aboutuslist/1503611.c ms U.S. Library of Congress. (2005). The Media. [En línea] Disponible: http://countrystudies.us/india/120.htm UNESCO. (2006). India. En United Nations Educational , Scientific and Cultural Organization. [En línea]. Disponible en: http://portal.unesco.org/ci/en/ev.phpURL_ID=1383&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=2 01.html WAN. (2003). Times of India Wins Top World Young Reader Prize y World Press Groups Protest Against Press Threat in India. En World Association of Newspapers. [En línea]. Disponible en: http://www.wan-press.org/ 282
  • 268. La prensa japonesa Pablo León y Francisco Lesso Japón es el segundo mercado más grande del mundo, tiene un PIB per cápita de 31 mil 500 dólares, su población tiene en promedio 42.9 años y una tasa de desempleo 4.4%. Además, 99% de los japoneses mayores de quince años sabe leer y escribir, un perfil idóneo para el desarrollo de empresas informativas. 86 millones de japoneses son usuarios de internet y 91 millones y medio utilizan teléfonos celulares, sin embargo, aun con el amplísimo uso tecnológico, la población no ha dejado de leer periódicos impresos: actualmente el 93.9% de los hogares japoneses cuenta con una suscripción a los periódicos, y de acuerdo con Wan World Press Trends, hay 644 diarios circulando por cada mil adultos. El interés intelectual de la sociedad en Japón permite una industria periodística amplia y lucrativa. El periódico de mayor circulación, The Yomiuri Shimbun, tira diariamente más de 10 millones de ejemplares, y los que le siguen, The Asahi y The Nikkei, publican ocho y tres millones respectivamente, mientras que USA Today o The Wall Street Journal –los de mayor tiraje en Estados Unidos– tiran poco más de dos millones de ejemplares diarios, una cifra nada deleznable, pero ni remotamente próxima al tiraje masivo japonés. Además de los grandes tirajes, la prensa goza de un alto grado de credibilidad y confianza. El Yomiuri Shimbun y Gallup se plantearon investigar cual es el grado de confianza que japoneses y norteamericanos tienen en sus respectivas organizaciones, los resultados son reveladores del carácter nacional de estos países. Mientras que los norteamericanos depositan su confianza en las instituciones militares, en Japón los periódicos –y los medios informativos en general– son la primera institución en confianza y credibilidad. Su labor es percibida como una importante contribución social. Los medios electrónicos también tienen 283
  • 269. credibilidad, pero es considerablemente menor que la de los diarios impresos. En Estados Unidos se imprimen alrededor de 56 millones de ejemplares diarios, en China casi 43 millones de ejemplares al día, pero en Japón se mantiene un tiraje continuo de 72 millones de ejemplares en un solo día. Estas cifras pierden contundencia si dejamos de tomar en cuenta lo siguiente: En Estados Unidos hay una población de 300 millones de personas en un territorio de 9.8 millones de kilómetros cuadrados. En China hay una población de 1.3 billones de personas en un territorio de 9.6 millones de kilómetros cuadrados. En Japón hay una población de 127 millones de personas dentro de un territorio de 378 mil kilómetros cuadrados. Esto implica que Japón es la mitad de la población de EUA y tiene un territorio 27 veces más pequeño. Las comparaciones demuestran también otro punto muy importante. La población de China es igual a un sexto de la población de la población total del mundo, una población que es 2645 veces mayor que la de Japón. Sin importar estos números, Japón es el país que produce y lee más periódicos en todo el mundo. A pesar de que es una nación que vive inmersa en la innovación tecnológica, los nipones mantienen una tradición cultural en el consumo de información pública; es mayor el arraigo el que tienen los japoneses a informarse por medio del periódico que algún otro tipo de soporte tecnológico se haya desarrollado. Los periódicos han formado un parte fundamental en el desarrollo de la sociedad japonesa. Por esta razón no han sido impactados por la introducción de nuevos soportes tecnológicos, como el internet, la telefonía celular y los medios de comunicación satelital. Sin embargo, no se puede negar que estos nuevos instrumentos de comunicación han hecho producido un ligero declive de lectores a partir de 1995, aproximadamente dos millones de lectores se han perdido presumiblemente por la utilización de estos nuevos multimedios de tecnología avanzada. El impacto a nivel mundial no ha sido el mismo. Al momento de la aparición del internet, uno de los 284
  • 270. sectores más afectados fue la prensa. Todo esto debido a la inmediatez de la información y el gran fluido de contenidos que puede abarcar el internet. Ante esta situación, los grandes periódicos del mundo tuvieron la necesidad de tener una versión el línea de sus ejemplares. Actualmente uno de los medios de comunicación que se han adaptado mejor al internet es el periódico, aun a costa de los millones de lectores que dejaron de consumir sus versiones impresas. Sin embargo, los periódicos a nivel mundial han podido aprovecha la hipertextualidad que le puede brindar un medio como el internet y esto no ha sido ignorado por los periódicos japoneses. La estructura que Japón mantiene para el desarrollo periodístico es muy estable. Esta situación la sustentan diversos factores, primordialmente la cohesión social que propicia el sistema político que mantienen. Por otra parte, el respeto a las instituciones –la industria periodística es considerada una institución de gran valor cultural y social. Otro factor, es la forma en la que los bloques de periodistas se encuentran unificados por medio de los Kisha Clubes. Por último, los estatutos legales que garantizan una libertad de expresión. Los periódicos japoneses Los cinco periódicos más importantes dentro de Japón son: el Yomiuru Shimbun, el Asahi Shimbun, Mainichi Shimbun, Nihon-Keizai Shimbun, Sankei Shimbun. Cada uno de estos periódicos es parte de los cinco consorcios más grandes de telecomunicaciones de Japón. Por estas razones los diarios de exposición nacional mantienen una gran influencia en la sociedad. Hay que señalar que estas cinco empresas tiene una relación muy directa con el partido que ha gobernado al país durante las últimas cinco décadas. El diario con mayor tiraje en el mundo es japonés. El diario más comprado en mundo es el Yomiuru Shimbun, con un tiraje de 10 millones de ejemplares diarios; el periódico que le sigue en la lista es el Asahi Shimbun, con una circulación diaria de 8.3 millones de ejemplares. En Japón se imprime la mayor cantidad de 285
  • 271. periódicos en el mundo. Alrededor de 72 millones de ejemplares son impresos entre periódicos de deportes espectáculos, ciencia y tecnología, salud y política. Yomiuru Shimbun. Es el diario con mayor tiraje en el mundo. La industria periodística trabaja a marchas forzadas y esto se refleja en su sistema de producción. Un ejemplo muy palpable es el trabajo del Yomiuri Shimbun, puede imprimir y vender tantos ejemplares debido a su sistema de imprentas distribuidas por todo Japón. Cuenta con 22 imprentas en el país, más cinco imprentas que se encuentran en plataformas marítimas distribuidas estratégicamente para poder establecer un sistema de comercialización continua alrededor de todo el territorio nipón. Como recompensa a esta estructura de producción, tiene el record Guinness como el periódico más vendido del mundo. Este proceso va aunado con la unificación que tienen los periódicos con los grandes consorcios televisivos. Asahi Shimbun. Es uno de los periódicos más representativos del país, segundo en circulación (alrededor de 8.200.000 periódicos diarios en el 2005) detrás del Yomiuri Shimbun y cuenta con 3,000 periodistas, incluidos los corresponsales en el extranjero. Se autodenomina ideológicamente como liberal y de nueva izquierda, en contraposición a otras corrientes ideológicas expuestas por competidores como el Yomiuri Shimbun (centro-conservador), Sankei Shimbun (conservador de derecha) y Mainichi Shimbun (centro-izquierda "tradicional"). Sin embargo, la izquierda tradicional japonesa acusa frecuentemente al diario de conservador, mientras que los conservadores lo acusan de ser de izquierda, o incluso es acusado de apoyar al Partido Comunista de Japón y ser comunista por sectores de la derecha. Su apoyo a las posturas de acercamiento con China, hacen que el periódico sea considerado como "anti-americano y pro-chino" por la prensa estadounidense, a pesar de que el periódico critica frecuentemente a los regímenes comunistas de China y Corea del Norte. Sin embargo, pese a estas 286
  • 272. acusaciones, los periódicos japoneses no son tan diversos ideológicamente no como en otros países. El periódico tiene una alianza con el International Herald Tribune y publica el International Herald Tribune/Asahi Shimbun como su versión en inglés, que reemplazó la anterior versión titulada Asahi Evening News. Además tiene otra alianza con el periódico oficial de China, Rénmín Ribao (Periódico del Pueblo). Cada uno de los cambios del Japan Times se derivó por la aparición de diferentes inversionistas y la participación del gobierno norteamericano en la isla. Este periódico es el segundo más famoso de Japón. Puede ser clasificado como liberal en la composición de sus editoriales debido a que hay una gran influencia del periodismo norteamericano y al estilo de cubrir las notas. Cuenta con secciones puramente locales y con corresponsales a nivel mundial gracias al uso de la Kyodo Wire Service. Esto implica que el periódico cuenta con una agencia de información y un grupo de reporteros que trabaja específicamente para él. Las editoriales muestran un interés muy marcado por el contexto internacional debido a la diversificación de inversiones que mantiene la industria japonesa en el mundo. Por este motivo la visión del periódico es muy completa a nivel internacional pero también se nota una visión muy occidental en conflictos como el terrorismo. El 93.9% de los periódicos en Japón es repartido por medio de suscripciones. Esta labor implica un gran esfuerzo, tan grande, que debió instituirse un día cada mes en el que no se imprimen periódicos, para que los repartidores puedan descansar de sus obligaciones. La prensa es, como se ha afirmado, parte importante de la cultura en Japón: un porcentaje considerable de la población labora en este sector. Los periódicos japoneses tienen lazos fuertes con estaciones de televisión privadas. Debido a que las casa editoras han creado un sistema de agencias de información al mismo tiempo que se dedican a la creación de noticias. The Asahi Shimbun tiene una unión con Asahi National Broadcasting Co., Ltd. y 287
  • 273. Channel 10. El Yomiuri Shimbun tiene afiliación con Nippon TV Network, Channel 4. El periódico Mainichi mantiene un convenio con Tokyo Broadcasting System, Inc. y Channel 6. La única empresa de televisión que no tiene lazos con periódicos o un periódico propio es Nippon Hoso Kyokai NHK. En Japón son los periódicos los que proveen a las televisoras de una red de noticias. Esto se debe a la difusión nacional de los periódicos y a que la cantidad y la calidad de los reportajes superan por mucho la infraestructura televisiva. La prensa japonesa se diversifica, entrando a la difusión de señal satelital, servicios de electrónica y la manufactura de soportes. También entra en una nueva dinámica por medio de lo convenios con comercializadoras. Para el 2004, la Japan Newspaper Publishers & Editors Association publicó que 89 periódicos y empresas de noticias habían abierto web sites para la distribución de sus contenidos. 42 empresas expanden su difusión por medio de inserts en la televisión de paga y por la telefonía celular. Esta diversificación se basa en la lógica de una interacción con los multimedios para no quedar en desventaja ante los medios audiovisuales. Doce periódicos de difusión nacional están involucrados en distribución de medios por satélite como proveedores de este servicio. Cinco periódicos han empezado a probar a los lectores con periódicos electrónicos que tiene la ventaja de dar una información que vaya de acuerdo con los intereses del usuario y que se renueva al instante de la creación de la noticia. Este tipo de acciones de las empresas periodísticas se basan en cuatro puntos que han acordado por medio de la Newspaper Publishers & Editors Association. Describen un plan de acción que responde a las necesidades de esta nueva era tecnológica. Primero se tiene pensado posicionar y rehabilitar la industria de la prensa en la era de los multimedios, para no desaparecer por la falta de interés de los lectores. Como segundo aspecto de desarrollo para la prensa es que pueda sustentarse el sistema de protección a los periódicos, para mantenerlos como 288
  • 274. medios de expresión del interés público. El tercer paso consiste en tomar acción intensa en los en los medios electrónicos y emerger en las telecomunicaciones como distribuidoras de medios. Por último, el cuarto paso trata de unir esfuerzos entre las diferentes casas editoras para expandir el número de lectores. Debido a este interés por la situación del mundo, los japoneses se han preocupado por la creación de diversas instancias que faciliten la recopilación de información a nivel mundial. Una de estas instancias es la Foreing Press Center, empresa subsidiada por asociaciones editoriales japonesas. Entre las editoriales que destacan se encuentra la Japan Newspaper and Editors Association y la Keidanren, que engloba a diversos grupos económicos de gran importancia. La Foreing Press Center funge como una agencia de información que ayuda a la prensa local y extranjera en la recopilación de información a nivel nacional y mundial. Está diseñada especialmente para superar las barreras culturales y de lenguaje. De esta forma la proliferación de información se hace de una manera sencilla y completa. Este proyecto fue creado en el año de 1976 y es totalmente independiente, a pesar del apoyo que necesita de los grupos editoriales japoneses. Kisha clubes y respeto a la autoridad El pueblo japonés mantiene una posición libre ante la expresión. Sin embargo, se ve coartada por los cinco grandes consorcios: los verdaderos editores de sus periódicos. Como se ha mencionado, el caso de la Foreing Press Center forma parte de una verdadera cultura periodística debido a que la mayoría de las ligas informativas se mantienen por medio de los clubes de periodistas, mejor conocidos como Kisha. Estas organizaciones de periodistas hacen la fluidez de la información dentro de estos círculos. Esto tiene varias implicaciones: la información se hace homogénea y se genera mayor control, además, para cualquier periodista independiente es casi imposible acceder a la información si no forma parte a uno de estos clubes periodísticos que mantienen muy buenas relaciones con 289
  • 275. organizaciones económicas, el Estado y los partidos políticos. En una primera revisión de la prensa japonesa podemos ver a esta corriente como un paradigma muy importante en el periodismo, ya que actúa como un perro guardián, pero no de la democracia sino del Estado mismo. Esto quiere decir que el trabajo periodístico mantiene un verdadero respeto por la institucionalidad, aunque no significa que los medios estén vendidos ante el gobierno, sino todo lo contrario, ya que en el momento en que el gobierno pone en jaque a las instituciones que preside, éste debe atenerse a las consecuencias de lo publicado por la prensa japonesa. La protección de las instituciones ha sido recurrente en los periódicos japoneses debido a que son muy respetuosos del poder que implica pertenecer al Estado japonés. Como apunta Jiafei Yin (2003): “En las sociedades orientales, particularmente aquellas bajo la influencia del confucianismo, la fuerza del país es más importante que la rentabilidad de una empresa, y el bienestar de una familia es más importante que los derechos individuales. Para un país como Japón, con recursos territoriales limitados, la supervivencia y la prosperidad de la nación son la prioridad. Y el gobierno y la familia real son los símbolos nacionales”. Este es uno de los valores que los periodistas, como parte de su cultura, aunque no sean un watchdog occidental, son críticos cuando en el gobierno detectan funcionarios indignos de encontrarse en ese puesto. Como ejemplo de ello está la crisis que sufrió en el año 2000 el gobierno presidido por Yoshiro Mori, originada por un escándalo periodístico. Sin embargo, este tipo de actuaciones es frecuente, es muy ocasional que el periodista japonés intente hacer una investigación que pueda provocar un gran escándalo. Es más común que se llegue a una negociación con la que el gobierno acuerde corregir las inconsistencias encontradas por los medios, sin que se alcance la corrupción. 290
  • 276. Legislación Las normas jurídicas de la prensa remontan desde mediados del siglo XIX, durante el Shogunato, cuando los periódicos estaban bajo el escrutinio del Departamento de Investigación de Literatura Barbárica y los editores podían ser encarcelados por realizar su trabajo. Hacia 1869 se creó la Ley de Publicación de Periódicos, primer documento legal de protección a la prensa en Japón. Esta ley prohibía la censura y exigía a los periódicos publicar el nombre y dirección de sus editores, haciéndolos responsables directos de los contenidos impresos. Cuatro años después, la ley fue modificada y se añadieron diez artículos para dificultar a los editorialistas la emisión de opiniones contrarias a los intereses de los gobernantes; la libertad continuó estrechándose y, en 1875, una nueva ley de prensa ordenó el encarcelamiento o el cobro de multas a los autores de cualquier escritura crítica del Estado, finalmente. Un año más tarde el gobierno tenía la capacidad de vetar a la prensa bajo argumentando atentados contra la seguridad nacional. Durante el periodo de la restauración Meiji, la constitución promulgada garantizó libertades de reunión, expresión, escritura y publicación –siempre que estuvieran en el marco de la ley, desde luego. Pero la constitución garantizó también el derecho imperial a ordenar por encima de cualquier ley. Así, 490 publicaciones fueron suspendidas entre la última década del siglo XIX y la primera del veinte; empero, con el inicio del uso de las rotativas, el tiraje de los periódicos que pudieron seguir imprimiéndose aumentó radicalmente. Si bien la prensa japonesa fue menos reprimida durante el gobierno del emperador Taisho, la autocensura se encargó de limitar lo que las leyes dejaron en libertad. Fue una época de turbulencia política en la que los medios tuvieron cuidado en no exceder la tolerancia de la autoridad. El terremoto de 1923 cambió el escenario para la prensa: los periódicos de Tokio fueron destruidos y los nuevos periódicos, Asahi, 291
  • 277. Mainichi y Yomiuri Shinbun alcanzaron circulación nacional. El golpe de Estado que llevó a militares al poder en 1932 trajo de vuelta la censura y el cierre de periódicos. Ocho años más tarde, a causa del escaseo de papel durante la guerra, aunado a las prohibiciones legales, el número de periódicos se había reducido de 1500 a 300. Los diarios sobrevivientes se adhirieron sin remedio a causas ideológicas como reverenciar al emperador y repudiar al extranjero. Al término de la guerra vino la ocupación estadounidense, lo que implicó un nuevo código de prensa que permitía que los periódicos publicaran “la verdad”, siempre que ésta no fuera severamente crítica hacia la ocupación. El gobierno censuraba las publicaciones aun antes de que estas llegaran al público, así que los niveles de censura en realidad no se redujeron. Con el término de la ocupación la libertad de prensa aumentó gradualmente, de forma paralela al crecimiento económico del país. Actualmente, la prensa japonesa tiene las garantías de libertad que cualquier país avanzado goza, sin embargo, más adelante se hablará de una ley aprobada en 2003 que atenta contra la prensa independiente. No obstante que la prensa es libre, el ejercicio periodístico sin el respaldo de ningún periódico o club de periodismo, hace que se convierta en una profesión de alto riesgo. Los periodistas independientes se convirtieron en la carnada de la aplicación de una ley que fue aprobada el 2003, la cual ha sido llamada “La Carta de la conspiración”. Esta ley fue diseñada con base en la formación de los clubes de periodistas, las asociaciones editoriales y como medida protectora de los intereses de las cúpulas empresariales y de la alta sociedad. Prohíbe 619 actos considerados como crímenes y ofensas. Estos actos prohibitivos obstruyen el trabajo periodístico, por ejemplo, si el implicado en una investigación niega alguna acusación que ponga en duda la honorabilidad de su persona, el creador de ese escrito será acusado de difamación y de diversos cargos que hayan afectado la vida del involucrado en el tema, sin importar prueba alguna. 292
  • 278. Históricamente, los japoneses le dan un valor muy especial a la honorabilidad de las personas, particularmente a la de funcionarios públicos. Dicha situación quedó establecida por los preceptos de diversos elementos religiosos que se introdujeron en el sureste asiático como un factor de cohesión importante, se comenzaron a formar grupos y se convirtieron en el elemento para desarrollar un política y economía propias de cada región de acuerdo a los valores instaurados mediante la práctica de estas creencias. Un ejemplo de la represión discreta que implica “La carta de la conspiración” se expresa en el caso de Katsuhisa Miyake, periodista independiente que fue juzgado tras la aprobación de esta ley. Sus investigaciones se basaban en desvíos de recursos económicos en diversos niveles, privados y públicos. Takefuji, una empresa dedicada principalmente a dar servicios financieros al primer sector económico de la población, fue la empresa quejosa. Demandó a raíz la investigación de Katsuhisa Miyake que revelaba préstamos de dinero ilegales y dinero proveniente del crimen organizado. Como resultado a la aplicación de esta ley Takefuji Ganó la demanda. Katsuhisa Miyake fue obligado a pagar ¥110 millones. Esta suma es igual a la cantidad de 935 mil dólares, lo que traducido en pesos mexicanos equivale a 10 millones de pesos. Esta cantidad es sin duda excesiva para alguien que gana en promedio 50 mil dólares al año. La libertad de prensa es discrecional, deja desprotegido al periodismo que no pertenece a algún círculo influyente de la sociedad japonesa, aunado a la posible autocensura que implica el respeto de la honorabilidad y la presión de los sectores económicos de Japón. Historia de la prensa Los japoneses de la Edad Media leían rumores morbosos tallados en madera, así comenzó la historia de su prensa, parece muy lejano si consideramos que hoy tienen 122 periódicos que imprimen un total de 72 millones de ejemplares cada día. La historia formal de 293
  • 279. los periódicos japoneses comenzó a finales del siglo XIX con la aparición de el Japan Times, desde 1897 hasta 1918, este diario mantuvo relación directa con el Imperio y después cambió su nombre a Japan Times and Mail del 1918 a 1940. Los cambios editoriales siguieron hasta tomar una divergente en 1939 por medio del Japan Advertiser que apareció en 1939 a 1941. Después hubo una unificación y se convirtió el 5 de octubre de 1942 y se convirtió en el Japan Times and Advertiser. Los cambios en el nombre prosiguieron y el siguiente año se nombró como el Nippon Times y fue hasta 1956 cuando se constituye como actualmente lo conocemos y se crea como una compañía editorial llamada Tokyo, Japan Times, Ltd. Fuentes “Annual survey by NSK's Circulation and Newsprint Sections. Facts and Figures about Japanese Newspapers”. Consultado el 23/10/06. Disponible en: http://www.pressnet.or.jp/english/data_e/01circulation .html CIA World Fact Book. Consultado el 20/08/06. Disponible en: https://www.cia.gov/cia/publications/factbook/index.ht ml McNicol, Tony. “Journalists Protest Conspiracy Law”. Consultado el 23/10/06. Disponible en: http://www.japanmediareview.com/japan/people/tmcni col/ Shiraisi, Kojiro. “Japan media review”. Consultado el 05/09/06. Disponible en: http://www.ojr.org/japan/research/1048098923.php Shiraishi, Kojiro. “Is the Japanese Press a Dinosaur in the 21st Century?” Consultado el 23/10/06. Disponible en: www.japanmedia.com “Statements at the Yomiuri IT Forum, held by The Yomiuri in Tokyo on Dec. 18, 2001”. Consultado el 23/10/06. Disponible en: www.japanmedia.com “The Power of Newspapers. Characteristics of Japanese Newspapers and Yomiuri´s Media Power”. Consultado el 01/09/06. Disponible en: http://adv.yomiuri.co.jp/mdata/english/index.html Yin, Jiafei. “Press freedom in Asia: a new paradigm handed in building theories. Disponible en: www.inma.org/subscribers/papers/2003-yin.doc 294
  • 280. La prensa china Emilia X. Martínez Ruiz China, o la República Popular de China, su nombre oficial, es el cuarto país más grande del mundo. Además del extenso territorio, China se distingue por ser el país más poblado del mundo, alcanzando más de mil trescientos millones de habitantes. La capital del país es Beijing, y actualmente su presidente es Hu Jintao. La historia de China dio un giro importante en el siglo XX. Después de la guerra civil, los comunistas vencieron en 1949 y Mao Ze-Tung, máximo dirigente del Partido Comunista de China (PCC) y de la República Popular China, instauró el régimen comunista bajo los planteamientos del marxismo-leninismo. Desde entonces, China conoce un sistema de gobierno comunista. A partir de los años 1980, el país asiático abrió sus fronteras en materia económica y adoptó un sistema de libre mercado. China es ahora la cuarta economía mundial. La apertura económica y la ubicación geográfica del país han permitido que China tenga altos niveles de comercio. Además, el país ha desarrollado un importante poderío militar y avance tecnológico. Sin embargo, la transformación política de 1949 reforzó los índices de escolaridad en la República Popular de China. En 1950, 55% de la población sabía lee y escribir; actualmente, 90.9% de la población sabe leer y escribir. El tipo de gobierno de China es totalmente distinto al de la mayoría de los países de Occidente. Mientras que en las democracias liberales existe una relación estrecha entre democracia y libertad de expresión, y en consecuencia con el desarrollo de la prensa, en China el sistema de prensa está acorde a su tipo de gobierno y a los valores socialistas de un régimen totalitario. Es por 295
  • 281. ello que el estudio de la comunicación en China tiene que hacerse y entenderse desde el estado socialista. 51 El deber de la prensa en el estado comunista y su sistema de comunicación El régimen comunista estructuró un nuevo sistema de comunicación nacional bajo la fundación de una doctrina basada en la filosofía marxista-leninista de comunicación, además del ejemplo de la Unión Soviética. Todo ello fue adaptado a las ideas, tradiciones, estructura social y condiciones del país asiático para servir mejor a sus intereses. En palabras del periódico Jen-min Jih-Pao la comunicación se convirtió en “el arma más poderosa para educar a la población socialista en pensamiento, para propagar los planes y políticas del partido comunista, y para reforzar la cercana relación entre el partido y las masas.” (Markham, 1967) Al igual que en la Unión Soviética, tanto la prensa como las demás actividades educativas y culturales debían trabajar para el desarrollo de la conciencia socialista entre la gente y la construcción del estado socialista. Primer precepto, el aparato de comunicación en un estado socialista es considerado como un instrumento de propaganda, agitación y organización colectiva. A partir de esto, el Partido representa a la población y por lo cual controla y opera el sistema de comunicación en beneficio de la sociedad. El PCC tomó las ideas leninistas para explicar que “Cuando las masas no están completamente conscientes, el deber de los comunistas…en llevar a cargo cualquier tipo de trabajo es desarrollar su consciencia por medio de medios efectivos.” El sistema de comunicación está comprometido a educar y adoctrinar para desarrollar una fuerte consciencia política entre la población. Un segundo precepto es el concepto de “línea de masas”, el cual explica que al partido le corresponde analizar, sistematizar y consolidar las opiniones de las masas, para transformarlas en una política del partido y Nota. La realización de este capítulo se enfrentó a la dificultad de encontrar contenidos confiables en libros y sitios de internet escasos y atrasados. 51 296
  • 282. después regresarlas por medio de la propaganda, agitación y organización de las masas como su única guía de pensamiento y acción. Se justifica la acción diciendo que lo que se propaga es la actitud de las masas, aunque realmente es una línea de las políticas del partido. Un tercer elemento en el sistema de comunicación chino es el factor de la unidad, el cual supone que el partido y el gobierno no permitirán a la prensa o a otras agencias de comunicación ser controladas u operadas por “enemigos del estado”. La prensa debe entonces ser una voz más del Estado y no diferir de éste, debe ser un instrumento de control más del Estado. Se debe perseguir un solo objetivo (la permanencia del estado socialista), pues la existencia de distintas metas no permite la consolidación de alguna. El sistema de comunicación chino tiene un control central depositado en el Departamento de Propaganda del PCC, Hsuen Chuan Pu, el cual está supervisado por el Bureau Político del Comité Central del Partido. Este departamento determina las políticas a través de los departamentos y comités regionales, provinciales, municipales y locales del partido. El otro medio que utiliza son las demás agencias gubernamentales: el Ministerio de Cultural, de Educación, la Administración de Publicaciones, y la Administración de Prensa. Esta última controla todos los medios de información (prensa, radio, TV, internet) y dirige la propaganda extranjera. El tercer canal por el cual funciona son las organizaciones populares de masas, desde grupos pequeños de vecinos hasta organizaciones nacionales dedicadas a una causa en específico. A partir de éstos el Partido Central se dirige al resto de la población. Los líderes de estos grupos de unión forman parte del PCC. Todo el sistema de comunicación es un sistema de jerarquías. Los periódicos chinos Durante la segunda mitad del siglo XX el tiraje de periódicos en se incrementó rápidamente. Como se mencionó anteriormente, estos periódicos deben seguir las funciones del sistema de comunicación implementado por el PCC. El desarrollo de la prensa bajo 297
  • 283. el régimen comunista comenzó con la creación de diarios nacionales y provinciales, y de prensa departamental (para el caso de Taiwán, Hong Kong y Macao). En la actualidad existen 1,185 publicaciones de información general y 1,908 periódicos de información especializada, aproximadamente. Para el año 2004 se publicaban alrededor de 400 periódicos diarios. Actualmente el país asiático es considerado el país número uno en tirada de diarios, con 80 millones de ejemplares. En el país se ha promovido una especialización temática de la prensa para satisfacer los intereses particulares de todos lo sectores del público, aunque el carácter de propaganda sigue presente en cada una de las publicaciones. El vocabulario es sencillo y fácilmente comprensible. Hoy en día se han constituido 39 grupos periodísticos privados, aunque bajo control del PCC. Algunos de los más importantes son: El Diario de Beijing, Wen Hui Bao-Xinmin, Wanbao y el Diario de Guangzhou. Durante el año 2003 se dio una cooperación transregional de varios medios de difusión. En noviembre de ese mismo año nació el primer diario transregional con aprobación del gobierno, el diario Xinjingbao. Su creación se logró gracias a la inversión y patrocinios de los grupos periodísticos Guangming Ribao y Nanfang Ribao. Por otra parte, la agencia de Noticias Xinhua se convirtió en el accionista mayoritario del diario Liaowang Dongfang Zhoukan. La postura oficial del gobierno en cuanto a este cambio es que la reagrupación de los periódicos es una gran tendencia del proceso de desarrollo. Actualmente las directrices de la prensa están establecidas por medio de la Conferencia Política Consultiva. La mayoría de las ventas de los periódicos se sustentan en la suscripción. People’s Daily. El periódico de nombre oficial Jen Min Jih Pao nació en 1948 como un órgano del Partido Central Comunista. En sus inicios, contenía muy poca cobertura internacional y los textos eran difíciles de entender. A pesar de que no circulaba por todas partes, debido a las grandes distancias, era de gran influencia en la población, debido a que su contenido se difundía 298
  • 284. oralmente. (Canal Social, 1991). Actualmente el periódico tiene un total de seis páginas y una distribución de tres millones de ejemplares. Las secciones que maneja son: editoriales políticas, noticias oficiales, material cultural, artículos por líderes del partido, ficción, poesía y cartones (éstos últimos haciendo críticas a Estados Unidos y Japón únicamente). Dentro de sus secciones no hay contenido de interés humano, reportes de crímenes o espectáculos (a diferencia de los periódicos en otros países, la información “soft” es la cultural). Los titulares siempre son propagandísticos. De People’s Daily se han desarrollado 10 periódicos más. El equipo de trabajo está formado por 300 personas. El People’s Daily On line (la versión electrónica) fue lanzado en 1997. De acuerdo con el propio sitio, la redacción actualiza más de 10 mil notas al día. Aloja algunos sitios de otros foros de discusión como People's Daily Online Strong Nation Forum, China’s NPC News, "Joint Web of Chinese Local Newspapers“, en los que el público puede hacer comentarios sobre las notas. Creó además 39 sitios locales, del mismo, en las distintas provincias del país, incluidas las autónomas. China Youth Daily. El diario de nombre original Chung Kuo Shao Mien Pao fue creado en 1951, aunque estuvo cerrado durante doce años durante la Revolución Cultural. Es el periódico oficial de la Liga Comunista Juvenil. Su tiraje actual des de un millón de ejemplares, y tiene difusión en 40 países. Cuenta con corresponsales en las distintas provincias de China (incluyendo las autónomas) y en otros países como Estados Unidos, Rusia, Francia y Japón, entre otros. El diario afirma que su información es objetiva y precisa y, aspira a instruir a los jóvenes a trabajar por el mantenimiento de la nación socialista. La versión electrónica se creó en el año 2000. Otros periódicos Otro de los periódicos con más influencia es Kung Jen Jih Pao (El Diario de los trabajadores), con un tiraje de 270 mil ejemplares. Las distintas minorías en China también cuentan con publicaciones como es el caso de Tíbet y de Mongolia. En ocasiones, los medios pequeños 299
  • 285. que se encuentran afiliados a los grandes, no cuentan con una licencia propia, lo cual facilita su cierre en caso de que no cumplan con algunos de los criterios de la prensa de acuerdo al estado comunista. Existen medios o suplementos de corte subversivo, que en la mayoría de las veces no llegan a tener una larga duración. Un ejemplo es el suplemento Freezing Point de China Youth Daily. Dicha publicación surgió en 1994 con un total de cuatro páginas de contenido. Aunque no todos sus contenidos desacreditaban la información oficial del PCC, el medio fue cerrado en 2006 y nuevamente reabierto con un equipo editorial completamente nuevo. La razón de su cierre fue la publicación de un texto que criticaba los libros de texto oficiales, pues afirmaba que la información presentada se encontraba descontextualizada, que reforzaba el nacionalismo y el rechazo al mundo extranjero. El artículo violaba la difusión del sentimiento socialista y la lealtad al estado, por lo que entonces rompía con las medidas que la prensa debe seguir. (Pan, 2006) Xinhua Es la agencia china de noticias más popular en el país y a nivel internacional. Es de carácter estatal, ya que depende del Consejo de Estado de la República Popular de China y su origen se remonta a 1931 cuando era conocida como Nueva Agencia de la China Roja. Fue en el año de 1937 cuando se convirtió en Xinhua. La sede principal de la agencia está en Beijing, mientras que las secundarias se localizan en Hong Kong y Macao. En 1944, la agencia empezó a distribuir los contenidos a nivel mundial. Tres años más tarde Samuel Chinque logró expandir Xinhua hacia Europa del Este, América Latina y África. En la década de 1960, el contenido informativo de los servicios de la agencia, constaba en un 35% de información europea, 13% africana, otro tanto de norteamericana y 20.5% de las repúblicas democráticas populares. (Canal Social, 1991) En el año 2003 la Financiera Co. Ltd Xinhua, la cual se encontraba subordinada a la agencia, y la Financiera de la Agence France Presse se agruparon en una alianza internacional. La primera adquiere de manera global 300
  • 286. filiares de la segunda en Hong Kong, Japón, República de Corea, Singapur y otros ocho países y regiones de Asia. Cuenta con 1,500 oficinas, y 700 mil corresponsales. De acuerdo a la organización internacional Reporteros Sin Fronteras, Xinhua es la mayor agencia de propaganda en el mundo, lo cual va en acorde con su función socialista. Por dicha razón, la organización la califica como una fuente sin credibilidad y con alta manipulación de contenidos. Como se mencionó anteriormente, es la principal fuente de noticias de China hacia el exterior, actualmente uno de cada tres artículos sobre China en Google News, provienen de Xinhua. Además dentro de la nación es el órgano encargado de ofrecer el punto oficial a los demás medios chinos. Explica que es evidente un fuerte rechazo hacia Estados Unidos y Japón, lo cual también entra dentro de los criterios de la idea de socialismo. La organización explica que en ocasiones sí se publica información en contra del gobierno chino en todos los idiomas excepto el oficial del país. Organizaciones de prensa Actualmente existen 27 mil redactores de prensa china de los cuales 12 mil son periodistas. Existen asociaciones profesionales de periodistas en cada una de las provincias del país, las cuales tienen como objetivo contribuir a la forma política e ideológica del pueblo, la socialista. All-China Journalists Association se creó en Shangai 1957 por el PCC, aunque veinte años antes era conocida como Society of Young Chinese Journalists. Sus propósitos establecidos son: fomentar la unión entre periodistas, fortalecer la construcción del contingente periodístico, salvaguardar los derechos legales e intereses de los periodistas, promover la reforma de la prensa, enriquecer y desarrollar promesas periodísticas socialistas y conducir intercambios internacionales. Debe además fomentar la cultura dentro de las ideas comunistas. Los mismos miembros de la organización han dicho que los periodistas deben caminar por el 301
  • 287. sendero socialista, por lo cual no va dentro de sus principios realizar alguna acción contraria a esto. La asociación está dirigida por un comité, y actualmente representa a 70 mil periodistas. El gobierno ha dicho que es voluntad libre de la asociación adherirse a la dirección política correcta y ser un puente entre los medios, el partido y el gobierno. Debe enfocarse a la tarea de construir una armoniosa sociedad socialista. Legislación La Constitución vigente del 4 de diciembre de 1982 de la República Popular de China de 1982 enmarca la orientación de la nación. Numerosos artículos hacen alusión a la “construcción de la civilización socialista” en diferentes ámbitos. El artículo 1 reza: “La República Popular de China es un Estado socialista de dictadura democrática popular, dirigido por la clase obrera y basado en la alianza obrero-campesina. El sistema socialista es el sistema básico de la República Popular de China. Esta prohibido todo sabotaje por parte de cualquier organización o individuo contra el sistema socialista”. Es bajo ese encuadre, que la libertad de expresión y de prensa están garantizadas en el mismo texto. En términos del artículo del artículo 35 constitucional, “los ciudadanos de la República Popular China tienen libertad de palabra, de prensa, de reunión, de asociación, de desfiles y de manifestaciones”. No obstante, el artículo 54 del mismo texto precisa que “los ciudadanos de la República Popular China tienen la obligación de salvaguardar la seguridad, el honor y los intereses de la patria; no deben cometer actos que comprometan esta seguridad, honor e intereses”. El artículo 22 de la Constitución reza: “El Estado impulsa el desarrollo de la literatura y el arte, el periodismo, la radiodifusión y televisión, el trabajo editorial y la distribución, los servicios de bibliotecas, museos y casas de cultura y otras actividades culturales que sirvan al pueblo y al socialismo, y al despliegue de actividades culturales de masas. […]” La primera Constitución fue adoptada en 1954, desde entonces definida y desarrollada bajo el carácter socialista de la nación. De acuerdo con esa Constitución, 302
  • 288. los medios en China tenían ya la función de distribuir información para la construcción y mantenimiento de la nación socialista, por lo que cualquier acción que vaya en contra de esas ideas va en contra de la naturaleza de la prensa china. Otros estatutos legales indican que el régimen espera encauzar la libertad de ideas. En el artículo 87 de la Constitución se habla de la libertad, en estos sentidos, como un derecho del ciudadano. Al mismo tiempo en el artículo 19 se establece que dichos derechos, junto con otras libertades civiles, pueden ser negadas a aquella persona cuyo punto de vista no estén en acorde con el sistema. Entonces se entiende que existe libertad de expresión dentro del marco de las ideas socialistas y del Estado. Como se mencionó antes, toda la prensa está dirigida y controlada por la Administración General de Prensa y Publicaciones. Ésta es la encargada de marcar las normas que deben seguir los medios, por lo cual define sus funciones, designa las audiencias y también los cierra. Las regulaciones y directivas que deben seguir los editores y directores están guiadas por una serie de reglas basadas en la política fundamental, ya sea constitucional, del gobierno o del partido. Algunas reglas establecen que las noticias deben se reportadas desde un punto de vista marxista-leninista y por lo cual el periodista debe resistirse a la objetividad. La constitución establece que los periódicos deben mostrarse como buenos miembros del partido, a partir de un apoyo total a cualquier idea de éste y no se debe contradecir. Toda información del partido debe quedarse en ese marco. (Markham, 1967) Las leyes de castigo a contrarrevolucionarios y de secreto de estado son las que establecen qué tipo de información no se debe difundir. Algunos de ejemplos de esto es aquella información que desprestigie al gobierno, propaganda contrarrevolucionaria o material que promueva la desobediencia de leyes o decretos. Cualquier violación estas regulaciones puede ser castigada desde tres años de prisión hasta la muerte. Las autoridades pueden establecer directivas para 303
  • 289. cualquier cambio o interpretación en la política, o para llenar los vacíos que se encuentren. Los editores y directores de programa están obligados a realizar planes mensuales detallados acerca del material que se piensa cubrir. Dichos planes deben ser aprobados por el bureau del partido. Los medios tienen prohibido recaudar información de fuentes que no sean las oficiales. Realmente no importa el tiempo real en este tipo de prensa sino que se esté a acorde con la ideología y política del partido. Asimismo el personal de los medios debe ser aprobado por el PCC, por lo cual debe tener pleno conocimiento de las ideas del partido. En ocasiones el partido puede ejercer una crítica al contenido antes y después de haber sido publicado. El tipo y la cantidad de la información y propaganda en los medios es seleccionada y regulada por el régimen. No se permiten afirmaciones imprecisas y amplias a la publicación de material que “dañe el honor o los intereses de la nación”, “disemine rumores” o “dañe la credibilidad de una agencia gubernamental”. Se prohíbe de manera expresa a sus ciudadanos que trabajen como periodistas para publicaciones o medios electrónicos extranjeros. Los periodistas de Honk Kong y Macau necesitan un permiso especial para trabajar en la región. Los miembros de la lista negra quedarán excluidos del trabajo de redacción y edición informativa. Todo aquél que viole las normas entrará en la lista negra. De acuerdo a Reporteros Sin Fronteras, 100 periodistas fueron encarcelados en 2008 por subversión o difusión de secretos de Estado. Asimismo en ese mismo año 48 ciberdisidentes también fueron encarcelados. La mayoría de ellos cometieron delitos referentes a la desaprobación de información oficial, lo cual efectivamente está penalizado en la ley china. La regulación de la prensa también aplica a los sitios de internet, incluyendo los blogs, por lo cual los autores de los mismos deben cumplir las reglas de cualquier publicación. El gobierno permite la difusión de información pero no la distribución de material que lo desprestigie o promueva la desobediencia al mismo. Cualquier violación es penalizada. Incluso empresas tecnológicas extranjeras como Google, Yahoo y Microsoft 304
  • 290. se han apegado a las leyes del gobierno comunista, pues aseguran que siempre se debe cumplir con la legislación local. En cuanto a los autores de blogs, éstos deben registrar su sitio con el gobierno. Aquéllos que no estén registrados serán bloqueados por el grupo gubernamental “Night Crawler System”, el cual colabora con la Administración de Comunicaciones de Shangai. Como en los otros tipos de medios de información, en Internet el gobierno también tiene un método de control. Existen empleados gubernamentales encargados de cambiar la información que no vaya acorde con las regulaciones ya mencionadas. Historia de la prensa A partir de 1650 empezó a surgir los primeros periódicos impresos, entre ellos figuraba el Canton Register que era una publicación mensual escrita en inglés. Fue hasta 1815 que dicho periódico se comenzó a distribuir en chino con el nombre Tsa Chi Lu Me Yo Tung Tsi Chunn. Durante la segunda mitad del siglo XIX el número de periódicos impresos creció un poco, algunos ejemplos son: Chung Ngor Shan Pao (1852), Shanghai Sin Pao (1862), Shin Pao y Kwan Pao (1886). A partir de entonces el número de publicaciones iba a aumentando década tras década. Para 1961 ya se contaba con 8 publicaciones de distinta periodicidad. Diez años más tarde ya circulaba un periódico diario y 36 mensuales. Poco a poco fue creciendo el número de periódicos impresos diariamente hasta que en 1900 ya existían 500 publicaciones periódicas y diarias. El número se duplicó para el año de 1935. (Canal Social, 1991) Al ser establecida la República Popular de China en 1949, el gobierno decidió tomar el control de todas las publicaciones. Se cerraron todos los periódicos independientes, y de aquéllos escritos en idiomas extranjeros. Después de esas medidas en 1964 existían 800 publicaciones de distribución diaria, lo cual alcanzaba un tiraje de 15 millones. La prensa se empezó a usar como propaganda y arma de agitación. Los comunistas chinos decidieron seguir el método soviético. (Canal Social, 1991) 305
  • 291. Los periódicos comunistas del PCC, ya existían desde 1921.En 1948 se fundó el Jen-min Jih-pao, conocido como People’s Daily. Esta publicación fue creada como un órgano supremo del Comité Central del PCC. El Central Daily News y otras 43 publicaciones del Kuomintang (el Partido Nacionalista de Taiwán) fueron transformados. La orden había sido cerrar todas las publicaciones de los nacionalistas y aunque también se había pedido dar condiciones de libre desarrollo a las publicaciones genuinas de la gente, todas las publicaciones de propiedad privada fueron cerradas. Para 1953 sólo existían 5 publicaciones de propiedad privada, de las cuáles ninguna tenía contenidos políticos. (Markham, 1967) Referencias Agencias. (2009). China anunció "lista negra" de periodistas que no respeten las reglas del gobierno. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Cooperativa.cl: 1 Agencias. (2006). Google se autocensura en China. Recuperado el 07 de mayo de 2009, de ElPaís.com: http://www.elpais.com/articulo/internet/Google/autocensura/C hina/elpportec/20060125elpepunet_1/Tes Agencias. (2006). Críticas a Google, Yahoo!, Microsoft y Cisco por ceder a la censura de Pekín. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de ElPaís.com: http://www.elpais.com/articulo/internet/Criticas/Google/Yahoo /Microsoft/Cisco/ceder/censura/Pekin/elpeputec/20060202elp epunet_2/Tes BBC. (2005). Yahoo acusado de informatne. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de BBCmundo.com: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_42240 00/4224166.stm Canal Social. (1991). China. Medios de Comunicación y Comunicación Social. . Recuperado el 07 de May de 2009, de Enciclopedia GER: http://www.canalsocial.net/GER/ficha_GER.asp?id=9 870&cat=medioinformacion Central Intelligence Agency. (14 de May de 2009). China. Recuperado el 07 de May de 2009, de The World Factbook: https://www.cia.gov/library/publications/the-worldfactbook/geos/ch.html#Geo China Youth Online. (s.f.). Brief Introduction of China Youth Online. Recuperado el 07 de May de 2009, de China 306
  • 292. Youth Online: http://www.cyol.net/english/intro/daily.htm Embajada de la República Popular de China en la República de Colombia. (s.f.). Medios de comunicación de masas. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Embajada de la República Popular de China en la República de Colombia: http://co.chinaembassy.org/esp/zggk/ac/t224494.htm Europa Press. (2009). El Gobierno chino exige a Obama que respete su ley de libertad de prensa. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Elmundo.es: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/04/comu nicacion/1241453253.html Human Rights Watch. (2007). HYPERLINK "http://www.hrw.org/es/news/2007/05/30/chinalibertad-de-prensa-bajo-ataque-al-acercarse-losjuegos-ol-mpicos-2008" o "China: Libertad de prensa bajo ataque al acercarse los Juegos Olímpicos 2008" China: Libertad de prensa bajo ataque al acercarse los Juegos Olímpicos 2008 . Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Human Rights Watch: http://www.hrw.org/es/news/2007/05/30/chinalibertad-de-prensa-bajo-ataque-al-acercarse-losjuegos-ol-mpicos-2008 IST, PTI. (20 de August de 2008). Indians among top 10 browsers of China's leading news website. Recuperado el 22 de May de 2009, de The Economic Times: http://economictimes.indiatimes.com/News/News_By_ Industry/ET_Cetera/Indians_among_top_10_browsers_ of_Chinas_leading_news_website/articleshow/3383396 .cms Magnier, M. (2006). In China, Free Speech Shows Its Teeth. Recuperado el 07 de mayo de 2009 de Los Angeles Times: http://articles.latimes.com/2006/feb/17/world/fgfreeze17 Markham, J. W. (1967). Voices of the red giants. Communications in Russia and China. Iowa: The Iowa State University Press. Pan, P. P. (25 de January de 2006). Leading Publication Shut Down in China. Recuperado el 2009 de May de 07, de The Washington Post: http://www.washingtonpost.com/wpdyn/content/article/2006/01/24/AR2006012401003_ pf.html 307
  • 293. People's Daily. (s.f.). About us... Recuperado el 07 de May de 2009, de People's Daily on line: http://english.peopledaily.com.cn/90827/90828/inde x.html Ramzi, A. (2007). Li Datong on Press Freedom on China. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Time: http://china.blogs.time.com/2007/05/24/li_datong_o n_press_freedom_in/ Reinose, J. (2009). El periodismo ciudadano agrieta la muralla de la censura china. Recuperado el 07 de Mayo de 2009 de El País: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/periodismo/ciudadan o/agrieta/muralla/censura/china/elpepisoc/20090223elpepisoc _4/Tes Reporteros Sin Fronteras. (2005). Xinhua: la mayor agencia de propaganda del mundo. Recuperado el 07 de Mayo de 2009 de Reporteros Sin Fronteras por la Libertad de Prensa: http://www.rsf.org/article.php3?id_article=15170 S.A. (2007). La verdadera cara del periodismo chino. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Proyecto de Periodista: http://cgsproyectodeperiodista.blogspot.com/2007/03 /si-en-espaa-decimos-que-los-periodistas.html Shaar, C. (2004). Samuel Chinque. Recuperado el 07 de Mayo de 2009, de Guardian.co.uk: http://www.guardian.co.uk/media/2004/dec/17/pres sandpublishing.guardianobituaries www.chinaview.cn. (31 de August de 2007). Brief Introduction. Recuperado el 07 de mayo de 2009, de China View: http://news.xinhuanet.com/english/200708/31/content_6637522.htm 308
  • 294. La prensa africana y de Medio Oriente 309
  • 295. La prensa en África Subsahariana Sergio Alejandro García Del Río El África Subsahariana está compuesta por más de 40 países, el estudio y análisis de sus medios masivos de información, y en particular de aquellos enfocados al periodismo implica un largo y complejo proceso de documentación. Una bibliografía que principalmente se concentra exclusivamente en los casos de la situación de la prensa en naciones más poderosas como lo son Sudáfrica y Nigeria, deja de lado al resto de los estados de la región. De la misma manera, resulta sumamente paradójico que, siendo la radio el medio de comunicación con la mayor penetración gracias al bajo costo de los equipos de recepción y de no requerir un proceso de alfabetización previo, sea éste el que menor atención recibe por parte de los especialistas en la materia. Quienes, por cierto, en su gran mayoría publican sus análisis en revistas editadas, leídas y distribuidas fuera de África. Aunado a todo lo anterior la ausencia de datos estadísticos confiables por parte de los gobiernos locales y las principales organizaciones mundiales (Naciones Unidas, Banco Mundial, Organización Mundial de la Salud, etc.), limita el desarrollo en el campo de investigación. Para entender la realidad del periodismo africano sub-sahariano es fundamental comprender primero que éste se desarrolla de manera paralela en dos dimensiones: la local y la global, cada una con procesos de funcionamiento diferentes. La primera se refiere a las distintas prensas nacionales quienes, basándose en mayor medida en el uso del radio, la prensa escrita y la televisión de forma secundaria, difunden información, la cual en la gran mayoría de los casos es sujeta de censura o manipulación por parte de los aparatos del estado y/o grupos económicamente poderosos. Por su parte, la dimensión global se compone de publicaciones, 311
  • 296. de aparición mensual que, en la gran mayoría de los casos, son editadas por periodistas y analistas de origen africano que radican principalmente en Europa y los Estados Unidos, debido al proceso migratorio conocido como diáspora africana. El principal objetivo de los datos estadísticos es ofrecer un panorama muy general de la región, de acuerdo a datos de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, para el caso de África, existen errores de medición que van desde el 25% hasta el 400% es por ello que, en este caso, los datos siempre deben de tomarse con una cierta precaución. La ausencia de censos y métodos rigurosos de recopilación de información son tan sólo algunas de las razones.(Donnelly: 2004) Sin embargo, las cifras presentadas permiten observar que en la toda región sub-sahariana existen diferentes realidades, contradiciendo el estereotipo que los medios occidentales han colocado en el imaginario colectivo. Sólo por mencionar un ejemplo el 11 de mayo del año 2000, uno de los semanarios más importantes del Reino Unido: The Economist publicó como un breve análisis de la situación en África titulado: “Hopeless continent” (Continente sin esperanza). El texto describía la situación en Sierra Leona como un simple reflejo de lo que, de acuerdo con el autor, Richard Dowen, sucedía en prácticamente todo el continente: “[...] el conflcito en Sierra Leona resumía al resto de África, comenzó a parecer como si el mundo se diera por vencido con el continente entero [...]Mozambique y Madagascar habían sido destruidos por las inundaciones, el hambre ha comenzado a reaparecer en Etiopía, Zimbabwe sucumbió ante un gobierno de maleantes, y la pobreza y pestilencia continúan sin disminuir. Más serio, las guerras continúan de norte a sur, de este a oeste. [...] Estos actos no son exclusivos de África, la brutalidad, despotismo, y la corrupción existen en otros lugares, pero las sociedades africanas, por razones inmersas en su cultura, parecen ser mas susceptibles a ellas.” (Dowden: 2000) 312
  • 297. Lo anterior es tan sólo un ejemplo, no es un texto aislado, es seguramente el mejor reflejo de cómo los principales medios de comunicación occidentales han colaborado en el fortalecimiento del estereotipo de caos, corrupción, violencia, pobreza, hambre, enfermedad y muerte que rodean a las coberturas informativas sobre el continente africano. Esto se debe principalmente a que, ante la percepción de que los periodistas locales tienen una escasa preparación, los medios internacionales se ven obligados a cubrir ese vacío con periodistas inexpertos, quienes carecen de herramientas básicas: como el manejo de las distintas lenguas de cada región o relaciones con fuentes de información relevantes. Ello impide al limitado, pero existente, grupo de periodistas africanos con preparación y formación profesional el tener un foro de expresión en el extranjero que les permita reorientar la visión de occidente con respecto a África. (Nyarota: 2004) Algunas estadísticas del Banco Mundial 52 Nigeria es el país con mayor población: 136.5 millones, le siguen Etiopía y la República Democrática del Congo con 68.5 y 53.2 millones respectivamente. Con 143 mil millones de dólares en 2003, Sudáfrica tiene la economía más grande de la región, mientras que la segunda economía es la de Nigeria con 48 mil millones de dólares. 52 Fuente: Banco Mundial: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/COUNTRIES/AFR ICAEXT/ 313
  • 298. Zambia, Lesotho y Sierra Leona son los países con menor esperanza de vida: 37 años. Somalia y Sudán son los dos países que mas han mejorado su esperanza de vida al pasar de 42 y 52 en 1990 a 47 y 59 en 2003 respectivamente. Mientras que los mayores retrocesos los han sufrido Lesotho (-20 años) y Zimbawe (-18 años) en los últimos 10 años. Casi la mitad de la población de Uganda (48.9%) y Níger (48.9%) tienen menos de 14 años de edad. Swazilandia tiene el mayor porcentaje (25%) de portadores del virus VIH y enfermos de SIDA, seguido de Botswana. Zimbabwe tiene la mejor tasa de alfabetización de adultos (90%), mientras que apenas un /% de los adultos en Níger saben leer y escribir. Rwanda es el país con mayor proporción de mujeres en al fuerza laboral (50.2%) mientras que Sudán tiene la proporción mas baja con 30.3%. La prensa regional Resulta sumamente riesgoso generalizar en una las más de 40 prensas locales, cada país o región tiene medios con particularidades propias que lo hacen diferentes. Sin embargo, existen algunas características que algunos países tienen en común. Con un excepción de unos cuantos países, en prácticamente todo el continente existen los llamados delitos de prensa. Es decir, se utilizan figuras jurídicas como la difamación, o el derecho de censura de los gobiernos en pro de la seguridad nacional para reprimir, arrestar, amedrentar, amenazar y encarcelar a los representantes de los medios de comunicación. 314
  • 299. De igual manera las carencias económicas, aún en los países más poderosos de la región como Sudáfrica, Nigeria y Angola, limitan en gran medida no sólo la cantidad, sino también la calidad de la información. La escasa, si no es que nula preparación de los periodistas, los bajos salarios y la falta de infraestructura para comunicarse y publicar serían algunos de los problemas más importantes. Las prensas más afortunadas Contrario al estereotipo que se tiene alrededor del mundo, existe una buena cantidad de países subsaharianos que en los últimos años han tenido un avance significativo con relación a la prensa escrita. En su gran mayoría las mejores siempre vienen acompañadas ya sea, de cambios en la legislación con el fin de eliminar los delitos de prensa, o en su defecto del ya no ejercicio de dichas atribuciones del Estado sobre los periodistas. Sin lugar a dudas, Benin merece una mención especial, el hecho más relevante no es que su constitución garantice la libertad de expresión, si no que el gobierno y los grupos económicamente poderosos respeten dichas regulaciones. Dicho país, rompe con la teoría de que a mayor nivel de desarrollo económico mayor libertad de expresión, pues de acuerdo con la ONU sus niveles de subdesarrollo lo colocan entre los 15 más pobres del mundo, y sin embargo Reporteros Sin Fronteras lo ubica en el lugar 21 y 1ero en el continente con respecto a la libertad de expresión. La lista la completan Sudáfrica, Mali, Namibia y Senegal, quienes con excepción del primero encuentran hoy en día sus principales problemáticas en los escasos recursos que los medios de comunicación, públicos y privados, impresos y electrónicos, tienen para funcionar. (Hall: 2002) Otro caso relevante es el de Burkina Faso, un país que el 13 de diciembre del 1998 con el asesinato del Norbert Zongo, un periodista incómodo para el Estado que debía ser silenciado, comenzó una nueva era en materia de libertad de prensa. Bastaron tan sólo dos días para que la sociedad de dicho país se organizara y bajo el 315
  • 300. lema “Trop, cest trop!” (Suficiente es suficiente) decenas de miles de ciudadanos salieron a las calles, el crimen fue la gota que derramó un vaso plagado de corrupción gubernamental y malas condiciones de vida para la sociedad, huelgas nacionales siguieron algunos meses después, limitando la capacidad del gobierno para controlar a los periodistas. (Harsh: 1999) Si bien, hoy en día aún permanecen ciertas leyes que limitan la libertad y el acceso a la información, la rebelión ciudadana sentó un precedente nunca antes visto en la región, por primera vez la sociedad civil demandó y logró el respeto a la libre expresión. Presionado por la sociedad civil a finales del 2004, el gobierno de la República Centroafricana se vio obligado a desaparecer de su legislación, los delitos de prensa. En un claro movimiento político con el fin de ganar más adeptos, el entonces Primer Ministro Martin Zinguele cedió y aceptó la reforma. Ello permitió que tan sólo unos meses después las elecciones parlamentarias se dieran en un ambiente de libertad de prensa que inclusive llevó a un cambio de poder. De manera similar en agosto del 2005 en Mauritania, la presión social obligó al jefe de la policía Ely Ould Mohammed Vall a llevar a cabo un golpe de estado pacífico con el fin de restaurar la democracia. A partir de ese momento los delitos de prensa fueron dejados sin efecto, y se llamó a numerosas organizaciones como Reporteros Sin Fronteras a colaborar en la redacción de un nuevo orden jurídico, en donde la libertad de prensa esté no sólo garantizada por la constitución, sino también por el Estado. (Phillips: 2006) Liberia es otro Estado que en que los últimos años ha tenido un impresionante avance en materia de democracia y libertad de prensa. Apenas en el 2003, el país se encontraba inmerso en una guerra civil que dejó más de 200,000 personas muertas y 3 millones de desplazados. Sin embargo en menos de 3 años la sociedad de aquel país, no sólo logró organizarse para llevar a cabo elecciones limpias en donde Ellen JohnsonSirleaf (primer mujer en convertirse en jefe de estado en el continente), si no que también logró el consenso suficiente para lograr acuerdos parlamentarios para 316
  • 301. reformar las leyes en materia de libertad de expresión. Si bien hoy en día aún existen grupos paramilitares que acosan, secuestran y asesinan a algunos periodistas, la mayor parte de los responsables han sido llevados a la justicia por el nuevo gobierno. (Bantu: 2006) La prensa menos desarrollada Sin embargo, desafortunadamente también existen los casos en donde los retrocesos o nulos avances en materia de libertad de expresión son claros, Nigeria, Zimbabwe, Etiopía y Eritrea, representan sin lugar a dudas, los países donde aún queda mucho por hacer a favor del periodismo. Gracias a su peso demográfico y a su producción de 2 millones de barriles diarios, Nigeria es hoy en día la segunda economía más fuerte del África Sub-sahariana, sólo después de Sudáfrica, quien concentra el 40% de la producción total de la zona. Dicho país se ha consolidado como el líder del África Occidental no sólo dentro del plano económico si no también en materia política, su intervención en el conflicto de Liberia hace algunos años, que culminó con la entrada de una fuerza multinacional de paz coordinada por el gobierno nigeriano, es tan sólo un ejemplo. Sin embargo, el hecho de que Nigeria sea un líder de la región no implica que dicho gobierno sea un ejemplo a seguir, a pesar de que desde 1999 se puso fin a 15 años de una dictadura militar plagada de corrupción y abusos de poder, la llegada de Olusegun Obasanjo a la presidencia no implicó grandes cambios en la política estatal, en materia de democracia y libertad de prensa la situación sigue siendo muy grave. La organización Human Rights Watch (2003) desde hace ya varios años se ha encargado de documentar y denunciar numerosos casos de violencia contra medios masivos de comunicación, en especial contra la prensa escrita que, ante el control estatal de los medios electrónicos, continua siendo el medio mas efectivo de ejercer el periodismo crítico. Sería ingenuo pensar que estos actos de violencia son los únicos obstáculos que la prensa debe afrontar en dicho país, desde los años de la dictadura los diferentes 317
  • 302. gobiernos militares se encargaron de crear un “perfecto” caos legal para impedir el desarrollo de una cultura de la transparencia. Hoy en día existen toda clase de leyes como Evidence Act, Federal Comimissiones (Privileges and Immunities) Act, Public Complaints Act, Statistics Act, sólo por mencionar algunas, que entre sus cláusulas se indica claramente la prohibición de divulgar dato alguno a cualquier persona ajena al gobierno. Inclusive todo servidor público está obligado a hacer un juramento en donde se compromete a mantener una total confidencialidad sobre las actividades del estado (legales o no). Todo aquel que viole dicho juramento puede ser castigado con cárcel y el despido inmediato. La constitución nigeriana en sus secciones 22 y 39 garantiza el derecho de los medios a vigilar, exigir rendición de cuentas al gobierno e informar a sus ciudadanos sin interferencia de la autoridad, sin embargo, como ya hemos visto, todo esto permanece como letra muerta frente al resto de las leyes. El panorama no podría ser peor, excepto cuando son los mismos periodistas los que forman parte de esta cadena de irregularidades, cuando aquellos que deberían ser los que vigilan y denunciar los abusos de la autoridad son los que comenten esos mismos actos. Media Rights Agenda (2000), una ONG independiente que tiene como objetivo la promoción y protección de la libertad de prensa y expresión en dicho país, denunció desde el año 2000 numerosas asociaciones nigerianas como Reporters Association of Nigeria o National Association of Political Correspondents (NAPOC) que funcionaban gracias a contribuciones económicas obtenidas mediante la extorsión y el chantaje, todo aquel individuo u organización que se negó a ceder ante dichos actos fue víctima de una campaña de difamación por parte de los medios integrados en la respectiva asociación. Los medios que se debaten entre la opresión de un gobierno, que si bien ya no es militar, sigue con las mismas prácticas de represión; y entre un grupo de “periodistas” corruptos que anteponen el negocio a la ética. 318
  • 303. Por otra parte, el caso de Zimbabwe no deja de ser lamentable, de hecho el Instituto Internacional de Prensa considere a dicho país como el lugar más peligroso, junto con Eritrea, para ejercer el periodismo no es mera casualidad. La aprobación de importantes leyes que limitan la capacidad de acción de la prensa fue un paso más en la continua batalla del gobierno local por controlar la información. Las leyes de Acceso a la Información y Protección de la Privacidad (APPA por sus siglas en inglés) y Orden Público y Seguridad (POSA) obliga a todos los periodistas a registrarse frente a la Comisión de Medios e Información, no hacerlo implica un castigo de hasta 2 años en prisión. Ello le permite a las autoridades acosar directamente a los representantes de los medios que pueden amenazar la hegemonía del régimen. (Amnistía Internacional: 2003) El resultado es de más de 90 periodistas condenados, 3 periódicos cerrados, no sin contar a los cientos de hoy son obligados a vivir en el exilio en los países vecinos, el Reino Unido y los Estados Unidos. (MISA: 2006) Por otra parte, tan sólo el año pasado fue promulgada una reforma a la Ley Criminal en donde se estipula que cualquier información publicada que resulte ser falsa o que promueva el desorden o la desobediencia civil constituye un delito que se castiga hasta con 20 años de cárcel. En el mismo documento se hace especial énfasis que cualquier publicación que se atreva a mostrar a la institución de la presidencia como “abusiva” e “indecente” será objeto también de sanciones. (Mulama: 2006) Por su parte, si bien la situación en Etiopía no es tan grave como lo es en los dos estados antes mencionados, no deja de ser lamentable la publicación de la Ley de la Libertad de Prensa en el año 2002, que paradójicamente restringe a la misma, limitando el ejercicio del periodismo exclusivamente a los ciudadanos etíopes de mas de 18 años que no estén o hayan sido sujetos de investigación por ofensas y crímenes en contra de la buena conducta y la familia. Ello significa que basta con que alguna autoridad inicie, por cualquier motivo, una investigación para impedirle a un periodista el realizar su trabajo. Por si fuera poco también se exige el registro 319
  • 304. de todos los trabajadores de la información frente al Estado, convirtiéndose junto con Zimbabwe en los únicos dos países que exigen el registro de periodistas, a fin de tener un mayor control sobre los mismos. (Article 19: 2004) De igual manera, la legislación exige que todas las publicaciones sean solventes económicamente, se les demanda mantener cuentas bancarias por $ 1250 dólares, con el fin de poder pagar las posibles multas a las que sus periodistas podrían ser objeto por violar la ley. Para un país con un ingreso per cápita de apenas $ 160 dólares al año, dicha cantidad es una fortuna. En caso de no contar con la cantidad el diario se arriesga a perder su registro y con ello su capacidad de publicar. (ECPJ: 2000) Finalmente, el caso más alarmante de violación de, no sólo las libertades de expresión y de prensa, si no también de los derechos humanos de toda África es Eritrea. Resulta sumamente perturbardor que la asociación Reporteros Sin Fronteras, considere a dicho país como el peor lugar del mundo para ejercer el periodismo, sólo después de Tukemenistán y Corea del Norte. (Litzlbeck: 2005) Eritrea es el único país de toda el África en donde no existe un solo medio privado independiente del gobierno privando así a sus ciudadanos de la capacidad de informarse de manera crítica y veras. Sin embargo, es la aparición en septiembre del 2001 de cárceles clandestinas para periodistas, bajo el pretexto de que debido a la nueva situación mundial debido a los atentados terroristas del 11 de septiembre, dichos profesionales de la información amenazaban la seguridad del estado, lo que ha alarmado a la comunidad internacional. A partir de entonces es sumamente común el arresto, tortura y asesinato de periodistas que a juicio del gobierno podrían comprometer a la autoridad. (BBC Monitoring Media: 2005) No sorprende el hecho de que el gobierno de Asmara sea el récord de la mayor cantidad de periodistas asesinados, torturados, desaparecidos y encarcelados de todos el continente. (The Economist: 2006) Aunado a todo ello, una escasa bibliografía de 320
  • 305. denuncia al respecto no ayuda a resolver el conflicto por parte de la comunidad internacional. Otros casos Si nos enfocáramos en señalar todas las irregularidades existentes en la prensa de la región, el espacio otorgado en este capítulo sería sin duda insuficiente, hablar de un país libre de anomalías es imposible, sin embargo existen algunas que vale la pena señalar por su carácter singular. Uno de los más relevantes es la relación existente entre los medios masivos de comunicación y los gobiernos de los países que sufren hoy por hoy crisis humanitarias, como serían los casos de Níger y Sudán en primer lugar, pero también se podría hablar de la República Democrática del Congo y Malawi. Es en estos casos cuando la labor de los periodistas se convierte en algo fundamental, pues más allá de mostrar las carencias y la necesidad urgente de la ayuda por parte de la comunidad internacional, también deben servir como un vehículo de colaboración con las autoridades, cuando la información llega a tiempo a la población en tiempos de emergencia el número de vidas que se pueden llegar a salvar es muy significativo. (Minear & Weiss: 1993). Finalmente, el caso de Ruanda llama poderosamente la atención, después de la masacre de 1994 entre Tutsis y humus, ocasionada por la difusión de mensajes de odio en la radio local, el gobierno tomó acciones radicales para impedir un resurgimiento de la violencia incitada por los medios masivos. Se llegó a la conclusión de que la libertad de prensa se había transformado en un libertinaje y había que limitarla, fue así como los periodistas Ferdinand Nahimana, Hassan Ngeze y JeanBosco Barayagwiza fueron acusados y sentenciado a cadena perpetua bajo el cargo de genocidio. (TempleRaston: 2002) Sin embargo, lo que las principales organizaciones internacionales de defensa de los derechos de los periodistas le reprochan al gobierno de Ruanda no es el castigar los abusos de los medios, si no que un hecho tan atroz como fue lo acontecido en 1994 sirva de pretexto para limitar la licitación de nuevas estaciones de radio limitando así la competencia o el 321
  • 306. encarcelamiento de todo tipo de periodistas por, a juicio del gobierno promueven el odio y la violencia, cuando en realidad simplemente han publicado información incómoda para el gobierno. Tabla 1. La prensa en África Sub-sahariana País Angola Burundi Camerún Costa de Marfil Gabón Figura(s) clave Actitud del gobierno frente a la prensa Celso Amaral, Francisco Zua y Zeca Martins periodistas presos y acosados por el Estado. Existen algunos intentos por promover la profesionalización del periodismo, aun que siguen existiendo presiones hacia la prensa que no apoya ciegamente al Estado Etienne Respeto en términos Ndikuriyo preso generales. Censuras 8 días en junio ocasionales. 2005 por criticar al presidente. Guibaï Gatama, Joseph Bessala Ahanda, Jules Koum Koum condenados injustamente. Andrew Mueller (australiano) liberado por presión internacional Guy André Kieffer (francocanadiense) secuestrado desde abril del 2004. Intento constante por limitar los contenidos no favorables al gobierno mediante amenazas, prisión, y violencia Intento constante por limitar los contenidos no favorables al gobierno mediante amenazas, prisión, y violencia Regulación Principal problema para la prensa Actualmente la legislación se encuentra en proceso de revisión, en especial con respecto al comportamiento de la prensa en tiempos de elecciones. Consejo de Comunicación Nacional regula los medios, Aún persisten grupos conservadores que buscan controlar a la prensa frente a los grupos liberales que buscan profesionalizarla. A pesar de que la libertad de prensa es real, aún existen acciones de censura y presión por parte del gobierno. El código penal castiga Utilización constante de leyes con prisión la para limitar la difamación y la libertad de prensa difusión de noticias falsas. A partir de septiembre del 2002 con la intensificación de la violencia armada numerosos periodistas han sido agredidos y asesinados. Semanario Ataques difamatorios El Consejo Nacional de Existe un muy "Nku’u Le constantes hacia la la Comunicación tiene escaso número de Messager" prensa independiente, el poder de suspender a publicaciones retirado del quien a pesar de poder toda publicación que independientes en mercado por 20 distribuir sus consideren va contra comparación con días como castigo publicaciones son sus intereses, aun que las controladas por por criticar al obligados a imprimir rara vez se llega a tal el Estado. Consejo Nacional los ejemplares fuera extremo. de la del país. Comunicación 322 Las leyes prohíben la censura, garantizan la libertad de prensa y de información desde 1990, sin embargo no son respetadas.
  • 307. Gambia Guinea Guinea Ecuatorial Kenia Deyda Hydara, corresponsal de la AFP asesinado en diciembre del 2004. Utilización de los aparatos represores del estado para atacar y amenazar a la prensa, además de publicación de leyes sin aprobación del congreso para justificar la represión. Reformas al código criminal en diciembre del 2004, toda publicación de "noticias inexactas" se castiga con de 6 meses a 3 años de cárcel. La Enmienda de Periódicos aumentó en 500% los costos de una licencia para medios, los periodistas deben de registrar sus domicilios como garantía de pago. Boubacar Yacine Se acostumbra censurar En agosto del 2005, Diallo, o retirar las gracias a la presión de presidente de la publicaciones que la Unión Europea el Asociación de lanzan críticas al gobierno promulgo una Publicistas de gobierno. El arresto de nueva ley que permite Periódicos periodistas es también las transmisiones de Independientes una práctica común. medios privados, de Guinea siempre y cuando no contengan mensajes políticos y religiosos. La difamasión y la calumnia se consideran ofensas criminales. Diario La El gobierno controla La ley sobre prensa de Verdad uno de todos los medios 1992 autoriza la los escasos electrónicos. Para censura del gobierno diarios de la publicaciones impresas para cualquier tipo de oposición que se se permite algo de publicación. Todos los atreven a criticar crítica pero nunca periodistas deben de al gobierno, relacionada con temas estar registrados ante la sujeto de censura políticos. asociación local de periodismo (controlada y retiros por el gobierno). constantes del mercado. Diario Daily La libertad de prensa es Los delitos de prensa Nation, toda una realidad, ya no son castigados publicación con aunque los periodistas con cárcel, aún que mayor tiraje en aún son sujetos de permanecen las multas África, acosado violencia social y impuestas, en por el gobierno política. ocasiones en mayo del desproporcionadas, por 2005 por jueces nombrados por publicar el presidente. información sobre la familia presidencial. 323 Más allá de las persecuciones a periodistas, la principal amenaza es la constante promulgación de nuevas leyes que justifican y legitiman la represión de los medios de comunicación. Los medios mas críticos del gobierno son constantemente retirados del mercado por el Consejo Nacional de la Comunicación, además de arrestos de entre 3 y 7 días a los que los periodistas son sometidos constantemente, son los principales problemas de la prensa. El elemento más preocupante es la ausencia de una prensa privada y objetiva en los medios electrónicos y una absoluta disparidad entre la misma y la oficial. La tensión política derivada del escaso apoyo que el presidente recibió al intentar reformar la constitución ha derivado en que la relación entre el gobierno y la prensa sea muy tensa, algunos casos de censura se han presentado en aquellos medios que han criticado la reforma.
  • 308. Madagascar Lola Rasoamaharo, Rolly Mercia, Rolan Rasoamaharo, James Ramarosoana sentenciados a 2 meses de prisión por el delito de difamación A pesar de que el gobierno mantiene el control sobre los medios electrónicos de alcance nacional, los medios locales privados han logrado equilibrar la situación. Durante los últimos 5 Los bajos salarios años el gobierno ha de los periodistas prometido reformas a han ocasionado que la ley para despenalizar éstos sean el delito de difamación, utilizados por nada se ha logrado aún. líderes políticos para insultar ydenigrar a sus rivales, más tarde los periodistas son castigados con prisión por el delito de difamación. Capital Radio Utilización del delito El Acta sobre Una reforma para Malawi Malawi medio de difamación para Emblemas y Nombres despenalizar el Protegidos castiga con delito de que abiertamente limitar la libertad de difamación es ha impugnado la prensa, aún que existen una multa de 1,000 libras y 2 años de urgente para retirar ley que limita la los canales institucionales para cárcel cualquier forma las últimas trabas a libertad de impugnar la ley. de insulta o de la libertad de prensa ridiculizar al presidente expresión. o símbolos patrios. Mozambi- Carlos Cardozo, Se permite la crítica al El delito de difamación Los periodistas se castiga con cárcel. deben enfrentarse, gobierno en algunos periodista que diarios de muy bajo asesinado en además de las leyes noviembre del tiraje. que castigan la 2000. difamación, a grupos de poder que hostigan, atacan y amenazan a quienes afectan sus intereses. Abdoulaye Se reprime mediante El delito de difamación La escasa Níger Harouna, arrestos a periodistas se castiga con cárcel, el colaboración entre director de la que cuando la crisis presidente Mamadou la prensa y el revista Echos alimentaria se agrava Tanja ha prometido gobierno en Express, publican notas que tiempos de crisis despenalizarlo, sin sentenciado a 4 pudieran empeorar la embargo esto nunca se limita el desarrollo meses de prisión situación para el económico y social ha cumplido. por sacar a la luz gobierno. del país. la corrupción en el manejo de la ayuda internacional. República Los periodistas El gobierno permite un El delito de difamación El principal riesgo Democrática Franck "Ngyke" cierto grado de crítica, se castiga con la cárcel. para la prensa son pero tanto las fuerzas los constantes del Congo Kangundu, Helene Mpaka y gubernamentales, como ataques a (antes Pascal los rebeldes en las representantes de Zaire) Kabemgulu zonas remotas del los medios por Kibembi territorio se encargan parte de los líderes asesinados en de acosar, amenazar políticos del país. 2005. Acquitté atacar y asesinar a los Kisembo, periodistas denuncian corresponsal de grandes escándalos. AFP, desaparecido desde 2003 324
  • 309. Ruanda Guy Theunis (Belga), editor de Dialogue, arrestado y acusado de incitar al genocidio por citar medios extremistas en una nota. Después del genocidio el gobierno ha sido extremadamente cuidadoso con los contenidos en los medios. No sólo incitar al odio y a la violencia es castigado, también lo es cualquier tipo de crítica hacia el Estado. Sierra Leona Paul Kamara, La prensa es entendida fundador de por el gobierno como seminario For di un grupo que fomenta People, arrestado la corrupción y la extorsión por medio de durante 14 meses acusado sus investigaciones de difamación y periodísticas que obligan a los reporteros calumnias. a incurrir en estas prácticas para obtener información. Somalia Kate Peyton, británica BBC, y Duyina Muhiyadin Nur, revista privada HornAfrik, asesinadas en 2005. Ausencia de un gobierno real, el poder lo tienen los señores de guerra, quienes imponen su ley a los periodistas. Sudáfrica South African Broadcasting Corporation como la empresa pública que es la fuente de información de la mayor parte de los ciudadanos del país. A pesar de que existe una pluralidad de medios libres y críticos, el gobierno controla la única cadena de TV y radio con alcance del 100% del territorio. 325 Desde el genocidio de 1994 se suspendieron la entrega de licencias para radio. No fue hasta el año 2005 que se entregaron las primeras 2. No sólo la prensa si no también la sociedad de Ruanda debe superar el trauma del genocidio de 1994. La masacre no debe de ser razón para promover la censura en medios con una visión crítica de la realidad. La ley de 1965 sobre Lo que parecería difamación castiga no debería de ser la sólo al periodista con la solución a los cárcel, si no también al problemas de impresor, y distribuidor Sierra Leona se ha del medio. En el año convertido en el 2001 el gobierno creó conflicto, los organismos la Comisión Anticorrupción que se ha creados por el encargado de investigar Estado para impedir las a periodistas que violaciones de la investigan actos de corrupción al acusarlos ley se han lanzado contra los de cómplices de sus periodistas quienes fuentes. sólo buscan entender y denunciar los males de una sociedad. Una nueva ley sobre Los bajos niveles prensa en 2004, de seguridad para publicada por el débil los periodistas los primer ministro han ocasionado que considera delitos a la éstos se vean difamación, revelar obligados a hacer secretos militares, alianzas con los además de exigir el diversos grupos de resgitro de todos los poder a cambio de medios ante el protección, ello gobierno. compromete la objetividad en los medos. La cobertura de Es sumamente Pelindaba ha derivado importante el en que el gobierno hecho de que la busque introducir la nueva legislación denominada Pelindaba sobre la radioactivity responsabilidad de controversy, es decir los medios no sea obligar a los medios a una nueva forma hablar de censura contra responsablemente en la prensa. temas sensibles.
  • 310. La prensa global Resulta sumamente complicado hablar de una definición del concepto “diáspora”, ya que su estudio involucra el análisis de las múltiples realidades históricas, económicas, políticas y sociales de un gran número de sociedades radicalmente diferentes entre sí (armenios, chinos, griegos, hindúes, kurdos, palestinos, judíos, africanos, sólo por mencionar algunos). Sin embargo, el catedrático estadounidense William Safran, a partir de sus investigaciones acerca del proceso migratorio del pueblo judío, propuso en el año 2005 siete criterios básicos para comprender como se estructuran las diversas comunidades inmersas o relacionadas con una diáspora: 1) Ellos, o sus ancestros, han sido dispersados en un alto porcentaje del “centro original” en dos o mas regiones periféricas o extranjeras. Hoy en día aún se debate si los flujos migratorios de aquellas comunidades étnicas pueden ser considerados como diásporas si, han pasado por procesos de migración pero que no han abandonado su país o si es necesario que se alcance un cierto porcentaje de inmigrantes con respecto a la población total. 2) Se mantiene una memoria colectiva con respecto a la “tierra originaria”, generalmente relacionada con su localización, historia, logros y sufrimientos. 3) Mantienen complejos conflictos de integración con la “tierra anfitriona”, existen sentimientos de exclusión y alineación al considerar que jamás podrán ser completamente aceptados. 4) Existen planes para, ya sea ellos o sus descendientes puedan desarrollar un regreso a la “tierra originaria”, cuando las condiciones lo permitan, pues ese es el verdadero centro de su cultura e identidad. 5) Hoy en día mantienen una relación muy especial con su “tierra originaria” basada en la solidaridad, que en muchos casos alcanza el terreno de lo político (mantenimiento, restauración, independencia, seguridad y prosperidad de la misma). 6) Frente a la “tierra anfitriona” se mantienen como una comunidad diferente, en muchos casos como una minoría, al transmitir una cultura y/o religión 326
  • 311. heredada de sus ancestros. Al hacerlo logran adaptar las condiciones y las experiencias locales para convertirse a si mismos en el centro de su propia cultura. 7) La duración de una diáspora puede variar enormemente según el caso, este proceso se mantendrá mientras la comunidad inmigrante tenga la capacidad mantener su sentido de diferencia con respecto de la sociedad dominante en la “tierra anfitriona”, el cual se puede ver afectado la disminución o el crecimiento demográfico y la profundad y desarrollo de sus instituciones. La diáspora africana El caso particular de la diáspora africana resulta todavía mas disperso pues, además de que es un campo de investigación que no tiene más de veinticinco años de estudio, la participación de numerosos grupos que se definen a si mismo por su pertenencia a una etnia y/o, a un país a partir de la segunda mitad del siglo XX con la conformación de los diferentes estados-nación, se complica de manera considerable el análisis. Numerosos especialistas, han propuesto el abordar al enfocarlo al estudio principalmente en la era contemporánea, desde el fin de la abolición de la esclavitud en el siglo XIX hasta nuestros días. Las diferencias entre las diásporas históricas (las migraciones previas al siglo XIX) y las contemporáneas radican en el hecho de que aquellos migrantes implicados requieren desarrollar un proceso de negociación cada vez más complejo con el resto de los actores ya que deben de definirse con respecto al sitio donde han migrado, África, etnia de la cual proceden, país de origen y comunidades originadas de procesos diaspóricos previos. En segundo lugar no puede dejar de tomarse en cuenta que los avances en telecomunicaciones y transporte han comprimido las distancias tanto en espacio como en tiempo entre la zona de origen y el destino. Hoy como nunca antes, estas comunidades tienen la oportunidad de mantener los lazos con su “tierra originaria” de maneras que en el pasado era 327
  • 312. simplemente imposible. Es ahí donde este tipo de prensa adquiere su importancia y su relevancia, como ningún otro grupo migrante el africano es el que sin duda ha desarrollado de forma más intensa en Europa y los Estados Unidos. New African es el nombre de lo que, seguramente, es una de los medios impresos de edición mensual más influyentes del Reino Unido especializados en temas relacionados con la realidad política, económica y social de África. Con un promedio mensual de 29,000 ejemplares vendidos en el 2004, y de 34,000 durante el año siguiente (ABC: 2005), dicha publicación se ha consolidado como un referente imprescindible en el análisis de la cobertura de los medios internacionales sobre el continente africano. Perteneciente, junto con African Business y The Middle East, al grupo IC Publications, New African ha podido distinguirse del resto de las publicaciones en su ramo ya que, además de la calidad y objetividad en sus notas y reportajes, ha dedicado, en la gran mayoría de sus ejemplares, un importante espacio al estudio de la diáspora africana. Con ello, no sólo son pioneros al tocar un tema pocas veces abordado y analizado en la prensa internacional, sino que además ha logrado impulsar una redefinición del concepto “África”, entendido anteriormente como un área limitada geográficamente, a uno mucho mas global en donde se entienden a los numerosos procesos de migración de las diversas poblaciones africanas al resto del mundo como una extensión del continente: “El problema con la percepción occidental de África es que los medios están obsesionados con la idea del África pobre, hambrienta, y sin esperanza que no hay deseos de ver los otros aspectos de África [...] Estas son excelentes noticias para quienes nos encontramos en la diáspora. Ha dado nueva confianza a las publicaciones como la nuestra, las cuáles continúan reportando África de una manera realista, pero con los mismos aspectos positivos que los medios resaltan de sus propios países.” (Versi: 2004) 328
  • 313. The African Courier. Publicada y editada en inglés, distribuida en Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos, Suiza, Dinamarca y Suecia Fundada en febrero de 1998, tiene como objetivo servir como un medio de diálogo y comunicación entre las comunidades africanas y europeas. Los temas tratados en la revista de publicación bimestral se centran en la inmigración desde el punto de vista del inmigrante, eventos culturales relacionados con África, además de oportunidades de inversión y turismo en dicho continente. (Africa Courier) Africa Positive. Publicada en alemán y distribuida en Alemania, Suiza y Austria desde 1998, busca mostrar el lado positivo de África con el objetivo de desarrollar un mejor entendimiento por parte de las comunidades europeas de la región. Cada ejemplar se compone de una estructura similar: un reporte especial sobre un país en particular, análisis y reportes sobre política, análisis de la situación financiera, promoción turística y artículos sobre cultura y temas sociales (arte, musica, moda, deportes, etc) (Africa Positive) Jeune-Afrique L’Intelligent. Fundada en octubre 1960 por el periodista de origen tunesino Béchir Ben Yahmed, Jeune-Afrique L’Intelligent es la publicación europea dirigida a la diáspora africana francófona con mayor prestigio y credibilidad. Con el objetivo de romper con el estereotipo occidental sobre África se comentan, analizan, interpretan y enjuician los principales hechos de actualidad desde una perspectiva africana con un formato europeo. La publicación fue censurada en Guinea por divulgar información sobre la precaria salud del presidente. 329
  • 314. Al final, hablar de una prensa sub-sahariana como un bloque único es una misión imposible, cada país tiene características propias que la hacen diferente, sin embargo existen una serie de factores que la mayor parte de los países comparten, utilización de la ley para censurar a la prensa y las precarias condiciones económicas de los periodistas son las más importantes. De igual manera, el estudio de los medios africanos, como lo hemos visto, no puede limitarse a aquellos que se localizan o publican desde la zona geográfica conocida como África, si no que también deben de incluirse aquellas publicaciones que las comunidades africanas inmersas en la diáspora publican con el fin de servir de enlace entre ellos y su “tierra originaria”. Aún queda mucho por hacer en el estudio del periodismo de dicha región, terminar con el estereotipo occidental de que África es simplemente un sinónimo de pobreza, marginación, corrupción, guerra y destrucción es tan sólo la primera parte. Es necesario seguir líneas de inve4stigación que aborden diversas problemáticas: cooperación entre los medios y estado para afrontar emergencias, prensa y democracia, y el desarrollo de un sistema de preparación de los nuevos periodistas en el continente, son tan sólo algunos ejemplos. Fuentes (19 sept. 2005): “Eritrea: Rights body asks government to account for detained journalists” En: BBC Monitoring Media. Londres (8 nov. 2003) “International: Where even the snoops are bored; Press freedom in Eritrea” En: The Economist. Loondres. Vol.369, Iss. 8349; pg. 64 BANTU, Isac (Verano 2006) “Violence in Liberia Extends to Journalists” En: Nieman Reports Cambridge Vol.60, Iss. 2; pg. 13, 3 pgs DONNELLY, John (2004): "The Numbers Game in African Reporting. " En: Nieman Reports 58.3 18-19 DOWDEN, Richard (13 de mayo del 2000): "Leaders: Hopeless Africa. " En: The Economist : 17. HALL, JAMES (27 nov. 2002) “Media: Nations Ranked For Press Freedom (U.S. 17th)” En: Global Information Network Nueva York p. 1 HARSH, ERNEST (sept 1999) “Trop, cést trop! Civil insurgence in Burkina Faso” En: Review of African Political Economy. 330
  • 315. Londres Vol.26, Iss. 81; pg. 395, 12 pgs LITZLBECK, Barbara (21 oct. 2005): “Media: U.S. Ranking Plummets in Annual Press Freedom Survey” En: Global Information Network Nueva York p. 1 MALAN, Mia (2006) "Exposing AIDS: Media's Impact in South Africa. " En: Georgetown Journal of International Affairs 7.1 41-49 MINEAR, Larry & WEISS, Thomas G. (1993) Humanitarian action in times of war. Lynne Rienner Publishers. EUA. NYAROTA, Geoffrey (2004): "Africa Through the Eyes of African Reporters." En: Nieman Reports 58.3 35-37. PALMER, Colin (2000) "The African diaspora. " The Black Scholar 30.3/4 56-59. PHILLIPS, Michael M. (1 marzo 2006): “Politics & Economics: Democracy's Next Stop: Mauritania?; U.S. Aims to Help Junta in African Nation Live Up to Post-Coup Promises” En: Wall Street Journal Nueva York p. A-7 SAFRAN, William (2005) "The Jewish Diaspora in a Comparative and Theoretical Perspective. " Israel Studies 10.1 (2005): 36-60. TEMPLE-RASTON, Dina (Sept/oct 2002) “Journalism and genocide” En: Columbia Journalism Review Nueva York. Vol.41, Iss. 3; pg. 18, 2 pgs VERSI, Anver (1 nov. 2004): "AFRICAN AND PROUD OF IT. " En: African Business : 13. Fuentes electrónicas: (diciembre 2003): “Nigeria: Freedom of Expresión Under Attack” en Human Rights Watch Disponible en: http://africanhistory.about.com/gi/dynamic/offsite.htm?site= http://www.hrw.org/press/2003/12/nigeria120203.htm. Fecha de última consulta 8 de septiembre del 2006. (2000): “Annual Report 2000” En: Media Rights Agenda. Disponible en: http://www.internews.org/mra/report/Annual_Report_2000.p df Fecha de última consulta 8 de septiembre del 2006 “About The African Courier” En: The Africa Courier. En: http://www.theafricancourier.de/about.php Fecha de última consulta: 8 de septiembre del 2006. “Who we are, what can we do for you”. En: Africa Positive. Disponible en: http://www.africapositive.de/index.php?option=com_content& task=view&id=24&Itemid=89&lang=en Fecha de última consulta 8 de septiembre del 2006. Amnistía Internacional (2003) “Reporte 2003 Amnistía Internacional Zimbabwe” Disponible en: http://web.amnesty.org/report2003/zwe-summary-eng Fecha 331
  • 316. de última consulta 27 de noviembre del 2006 Article 19 (Junio 2004) “The Draft Ethiiopan Proclamation to Provide for the Freedom of the Press” Disponible en: http://www.article19.org/pdfs/analysis/ethiopia-note-may2004-draft-press-law.pdf Fecha de última consulta 27 de noviembre del 2006 Audit Bureau of Circulations (2005): “ABC figures show 23% increase in circulation for IC Publications” Londres. Disponible en: http://www.africasia.co.uk/index.php Última consulta: 8 de mayo del 2006 Banco Mundial: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/COUNTRIES/ AFRICAEXT/ Ethiopia Comitee to Protect Journalists (ECPJ) (2000): “Ethiopia” Disponible en: http://www.cpj.org/attacks00/africa00/Ethiopia.html Fecha de última consulta: 27 de noviembre del 2006 Media Institute of Southern Africa (2006): “MISA Programme E: Legal Support” Disponible en: http://www.misa.org/legalsupport.html Fecha de última consulta 27 de noviembre del 2006 332
  • 317. La prensa israelí Wendolín Perla Israel es uno de los puntos neurálgicos de la producción diaria de información. Es en esta reducida área geográfica que los ojos del mundo se encuentran siempre atentos por ser un país cuya coyuntura tanto geográfica como histórica ha determinado en repetidas ocasiones y de formas distintas el curso de la historia contemporánea. Erigido sobre las bases ideológicas del sionismo, Israel es el centro de miles de judíos que conforman la comunidad de judíos inmigrantes más importante del mundo. Compuesta por diversidad de razas y de trasfondos culturales, la sociedad israelí es una sociedad heterogénea que ha alcanzado en muy poco tiempo altos niveles de desarrollo sustentados en un marco democrático y en la fe judía. La historia y el desarrollo de los medios impresos en Israel demuestran que la vida de un país está inextricablemente ligada al desarrollo de su prensa, que además de fungir como el canal a través del cual tienen cabida las distintas voces que conforman una sociedad, vive en carne propia las historias que en sus páginas se escriben. En términos generales, Israel se caracteriza por un sin fin de particularidades que no coexisten en ningún otro país del mundo. De forma inesperada nos hallamos con una prensa israelí que comparte todos los rasgos distintivos del país al que pertenece, y que se ha desarrollado a una velocidad sin precedentes para perfilarse como la única prensa en el Medio Oriente que respeta la libertad de expresión y la pluralidad de ideas, haciendo eco de los principios democráticos sobre los cuales quiso construirse aquel país. Los periódicos israelíes Mantenerse informado respecto a los eventos en Israel, el Medio Oriente y el mundo en general es muy importante para el israelí. Escuchar los boletines noticiosos a cada hora, ver el noticiario por televisión y leer por lo menos 333
  • 318. un periódico es parte de la rutina diaria de la mayoría de los israelíes. 53 El mercado de los periódicos israelíes es altamente competido, con diarios nacionales hebreos rivalizando con diarios árabes, ingleses y rusos, así como con una serie de publicaciones locales semanales. Al día de hoy, los periódicos más populares son aquellos que fueron establecidos antes de que se creara el estado de Israel, siendo el primero Ha’aretz en 1919, seguido por The Jerusalem Post en 1932, Yedioth Ahronoth en 1939, y Ma’ariv en 1948. Muchos periódicos fueron inicialmente asociados con partidos políticos, pero esta tendencia ha ido decreciendo a medida que el escenario político ha cambiado y que los conglomerados mediáticos tomaron la delantera en las décadas de 1980 y 1990. La prensa árabe y la prensa hebrea no son, en lo absoluto, mutuamente excluyentes en cuanto a sus lectores. El periódico hebreo Yedioth Ahronoth, por ejemplo, es el periódico más leído tanto por los hebreos como por los árabes. Las encuestas sugieren que los periódicos israelíes han experimentado recientemente un declive constante en cuanto al número de lectores, a pesar de que las cifras exactas del tiraje son difíciles de obtener. Este declive puede atribuírsele, en gran parte, al internet, ya que el número de usuarios de internet en Israel se ha duplicado entre el 2002 y el 2004. Los periódicos rusos se han visto particularmente afectados. Sus problemas han estado compuestos, por una parte, por el fin de la gran inmigración producto de la desmembración de la Unión Soviética en la década de 1990, y por otra, por el hecho de que más de un millón de las personas que entraron a Israel están ahora recurriendo a fuentes hebreas para informarse. Según el informe anual de Reporteros Sin Fronteras 54 2005, Israel pasó de ser el lugar 36 al lugar Limor, Yehiel. (2000). “The printed media: Israel’s newspapers”. Israel Ministry of Foreign Affairs. Disponible en: http://www.mfa.gov.il/mfa/facts%20about%20israel/culture/the%20p rinted%20media-%20israel-s%20newspapers 53 334
  • 319. 47 en lo que a libertad de prensa respecta. Junto con el Internacional Press Institute 55, Reporteros Sin Fronteras ha condenado los acosos de periodistas por parte del ejército israelí, particularmente en los territorios palestinos. Sin embargo, RSF también describe a los medios israelíes como “tradicionalmente fuertes e independientes”, y la prensa se presta para proporcionar un gran espectro de opiniones y perspectivas. Dan Bentsur, editorialista del Yedioth Ahronoth, está convencido de que la libertad de expresión en Israel es una realidad. Para ejemplificarlo, aseguró que aunque varios miembros del knéset árabe no sólo hacen comentarios anti-israelíes constantemente, sino que incluso visitan países enemigos como Líbano y Siria, siguen siendo miembros del knéset. Así entonces, Dan opina que si bien es cuestionable el trato que se le da a los árabes israelíes en Israel (“ciudadanos de segunda clase en el mejor de los casos”), su libertad de expresar su inconformidad “siempre dentro del marco legal” no puede ser puesta en tela de juicio. A pesar del acoso perpetrado por parte del ejército israelí en contra de los periodistas palestinos en los territorios, los corresponsales extranjeros pueden desempeñar su tarea con más facilidad en Israel que en cualquiera de los países árabes circundantes en lo que respecta a libertad de desplazamiento, facilidad para transmitir la información y acceso a tecnología no sólo compatible sino superior en algunos casos 56. Por lo 54 Reporteros Sin Fronteras es una organización que lucha por la libertad de prensa, presentando anualmente reportes en los que se le da un lugar a cada país y se publican el número de atentados, muertes y encarcelamientos perpetrados contra periodistas alrededor del mundo. Disponible en: http://www.rsf.org/ 55 El International Press Institute es una red global de editores, empresarios mediáticos y periodistas dedicada al desarrollo y protección de la libertad de prensa, la protección de la libertad de opinión y expresión, la promoción de los nuevos flujos de información, así como a la mejora de las prácticas periodísticas. Disponible en: http://www.freemedia.at/cms/ipi/ 56 “Israel press, media, TV, radio, newspapers”. Disponible en: http://www.pressreference.com/Gu-Ku/Israel.html 335
  • 320. general, mientras las cuestiones relativas a la seguridad nacional sean evitadas, Israel es una base relativamente segura si se consideran las cuestiones previamente mencionadas. Dada la intensa producción noticiosa del área, el país puede considerarse aquel con el contingente más grande de periodistas extranjeros en el mundo. Algunas de las agencias noticiosas con base en Israel son la Agence France Presse (Francia), EFE (España), Agenzia Nazionale Stampa Associata (ANSA; Italia), Associated Press (AP; EUA), Deutsche Presse-Agentur (DPA; Alemania), Jiji Tsushin-Sha (Japón), Kyodo News Service (Japón), Reuters (Inglaterra), United Press International (UPI; EUA), e Informatsionnoye Telegrafnoye Agentstvo Rossii—Telegrafnoye Agentsvo Suverennykh Stran (ITAR-TASS; Rusia). Existen tres agencias de noticias en Israel (incluyendo los territorios ocupados). Por un lado, la Agencia de Noticias Israelí (ITIM por sus siglas en inglés), fundada en 1950, está controlada por un grupo de representantes de los diarios del país que tienen acciones en la agencia. Su staff de reporteros cubre varias secciones del país que luego pasan a formar parte tanto de los periódicos impresos como de las estaciones de radio. La Agencia Telegráfica Judía (JTA por sus siglas en inglés) es la agencia más antigua y mejor conocida en Israel. A nivel internacional, tiene oficinas en Nueva York, París, Buenos Aires, Johannesburgo y tiene acceso a otros campos a través de colaboradores independientes. El Servicio de Prensa Palestino es la única agencia de noticias árabe en los territorios. Entre los principales periódicos destacan Yedioth Ahronoth, Ma’ariv, Ha’aretz, Jerusalem Post, Hatzofe, Kull al-Arab y Vesti. Ver tabla 1. Yedioth Ahronoth. Promoviéndose a sí mismo como “el periódico nacional”, este diario hebreo con formato tabloide tiene la mayor circulación en el país (acapara dos terceras partes de los lectores en el país), así como el sitio de internet más popular de la prensa israelí: Ynet. El gran número de propiedades y empresas con las que cuentan los dueños del diario (incluyendo periódicos 336
  • 321. tanto árabes como israelíes), dio lugar a que el comisionado “antitrust” israelí Drod Strum declarara dos veces que el periódico es parte de una fuerza monopólica: una vez en 1996 y de nuevo en 1999. Su base está situada en Tel Aviv. Este diario no es sólo el periódico más leído en Israel (tanto en su versión impresa como en su versión online), también es reconocido por su neutralidad, dando cabida a opiniones de todos los espectros e ideologías políticas, mientras que la generalidad de periódicos en el país tienen una tendencia de derecha o de izquierda. De acuerdo con Bentsur, esta forma de operar no sólo obedece a tendencias de mercado, sino que el pueblo israelí es cada día más equilibrado en su punto de vista, por lo que el hecho de enmarcar al Yedioth en un estatus neutral alberga a la mayor parte de la población. “El éxito obedece también, en mi opinión, a la estructura del periódico mismo; las primeras páginas se concentran sólo en eventos noticiosos, pero el contenido se va aligerando a medida que uno va avanzando, y las páginas traseras por lo regular presentan fotos de modelos o celebridades”. Ma’ariv. Fundado literalmente “de noche” por empleados inconformes del Yedioth Ahronoth, el diario hebreo fue por muchos años el periódico israelí más popular, pero perdió terreno a partir de la década de 1980. El periódico tiene un formato tabloide y no cuenta con sección editorial, a pesar de que sus columnistas son considerados de centro derecha. El sitio online del periódico contiene una copia íntegra del periódico impreso, pero no tiene un sitio de internet en inglés. Su base está en Tel Aviv. Al morir el fundador del periódico, fue adquirido por Ya'akov Nimrodi, quien hizo una fortuna en Irán durante la era del sah. Su hijo, Ofer, abogado y egresado de la Universidad de Harvard, prefirió convertirse en editor del Ma’ariv en vez de involucrarse en algún otro negocio de su padre. Cuando los Nimrodi compraron el periódico, Dan Margalit fue nombrado editor, un reportero veterano (a él se le atribuye haber sacado a la luz las cuentas ilegales del rabino Leah en bancos de Washington, lo que 337
  • 322. forzó a Yitzak Rabin a renunciar a su cargo de primer ministro en 1977). El editor actual es Ya'akov Erez, el primer corresponsal de guerra del periódico. La estrategia de este diario ha sido emular a su principal competidor en todas las formas imaginables. El diario adoptó el formato tabloide e inyectó color a sus nuevas páginas (tal como el Yedioth Ahronoth lo había hecho en 1984 y como Hadashot lo hizo desde su primer día). La rivalidad existente entre el Yedioth y el Ma’ariv es una de las rivalidades mediáticas más fuertes en el mercado israelí. Del Yedioth salió el periodista y editor más popular del país, Azriel Carlebach. A comienzos de 1948, tres meses antes de que Israel fuera establecido como estado, Carlebach preparó “el golpe”. Dejó el Yedioth con docenas de reporteros, editores y personal administrativo y técnico para fundar el Ma’ariv. Carlebach creyó que el primero se colapsaría, eliminando la competencia, pero se equivocó. El dueño del Yedioth (Yehuda Mozes) y su hijo (Noah Mozes) mantuvieron el diario a flote. Con el tiempo, y a pesar de que ambos siguen siendo publicados diariamente, sigue existiendo mucha tensión entre ellos. Ha’aretz. Su influencia supera por mucho lo que sugiere su tiraje. El editor, Hanoch Marmari, un artista gráfico, se apega a la línea tradicional: no sensacionalismo, gráficas poco modernas, muchas notas extranjeras. El formato del periódico permite que en una página haya mucha más información noticiosa de lo que puede haber en el Yedioth o en el Ma’ariv. El orgullo del periódico es su página de tribuna, seguida de cerca por varios miembros de la burocracia israelí. Por lo normal, el Ha’aretz toma una línea opositora (alguna vez Menahem Begin dijo, durante su desempeño como primer ministro, que “el último gobierno que el Ha’aretz había apoyado era el mandato británico”). Al día de hoy, sigue siendo uno de los diarios más respetados, completamente alejado del gobierno, dirigido a las élites y con una edición online de gran utilidad. Es de corte más bien izquierdista, altamente secular y moderado en cuestiones de seguridad nacional y política exterior. Una pequeña versión del diario en inglés es distribuida junto 338
  • 323. con el International Herald Tribune. Al igual que todos los anteriores, tiene su base en Tel Aviv. Jerusalem Post. Originalmente de tendencia izquierdista, se desplazó considerable hacia la derecha a partir de que fuera comprado en 1989 por el Hollinger Group, también propietario de varios periódicos norteamericanos. Esto dio lugar a la renuncia de varios de sus colaboradores. La línea dura en cuanto a seguridad nacional y los territorios palestinos se ha mantenido constante a través de los años, incluso después del segundo cambio de propietario en 2004. Al no tener edición en hebreo restringe su popularidad en Israel, pero junto con sus ediciones internacionales, en palabras de su editor, “tiene un rol único al permitir el diálogo de la diáspora israelí”. Su base se encuentra en Jerusalén. Hatzofe. Este diario hebreo de derecha es el canal a través del cual se expresa el Partido Religioso Nacional. Este periódico forma parte de la incipiente industria de publicaciones políticas que aún existen en el país. Al igual que todas las publicaciones ultra ortodoxas israelíes, este diario no funge como un diario normal, sino que centra su atención en cuestiones religiosas y de colonización. Su línea editorial se puso en contra del primer ministro Ariel Sharon debido a su plan de retirada de Gaza, y se opone a la política unilateral de retiro del actual primer Ministro Ehud Olmert. El periódico tiene menos influencia en Israel que en el extranjero, donde es altamente distribuido a las comunidades judías ortodoxas en Estados Unidos y Europa. Su base está en Tel Aviv. Este diario no tiene pretensión alguna de proveer la gama de servicios que proporciona un periódico diario, sólo le da voz al partido político y los líderes religiosos a los que pertenece. Kull al-Arab. Es el periódico semanal más influyente de todas las publicaciones árabes en Israel (en Israel hay dos publicaciones árabes diarias y cinco semanales). Ofrece una amplia gama de contenidos, desde noticias y entretenimiento hasta historias deportivas, y a pesar de 339
  • 324. estar expandiendo su audiencia musulmana, es más bien conocido como una publicación cristiana. La línea editorial es bastante crítica de las políticas israelíes y estadounidenses, pero es igualmente crítica respecto a las autoridades palestinas. Como la mayor parte de los periódicos árabes, basa sus ingresos princi