• Like
Cuentos Coeducacion
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Cuentos Coeducacion

  • 4,645 views
Uploaded on

Cuentos para Primaria sobre Coeducación

Cuentos para Primaria sobre Coeducación

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
4,645
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
13

Actions

Shares
Downloads
54
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. JUANA Y SERGIO Erase una vez, en un lugar de Extremadura, de cuyo nombre no suelo acordarme, existía un pueblecito llamado Miralbosque en el que vivían pocas personas para los metros cuadrados de extensión que había. Al adentrarse en el pueblo, podía distinguirse con facilidad la correspondiente iglesia, la tienda de ultramarinos, la plaza con la fuente y muchas casas de adobe y madera, que estaban abandonadas por su gran antigüedad. Entre todas las casas había una que se destacaba de las otras. Ésta estaba hecha de cemento y era de color blanco, para que el calor del duro verano no se adentrase en ella. Era como una paloma en medio de una bandada de viejos patos. En esta casa vivían, al contrario de lo que se podía pensar, la familia más pobre de todo Miralbosque. Si no fuesen pobres se les podía considerar como una familia de pueblo corriente, con un padre en la finca, la madre en casa fregando y barriendo, una hija trabajando en labores de cocina y un hijo que "se está tocando las narices" sentado en el sillón y viendo la televisión en blanco y negro, con un poco de nieve. El padre se llamaba Florindo; la madre, Clodovea; la hija, Juana y el hijo, Sergio. En este pueblo existía el único equipo de fútbol mixto de toda la comarca, al cual le faltaba un componente para formar la selección extremeña al completo. En la selección había quince chicas y doce chicos, a la espera de alguna persona que quisiera apuntarse. Todos los jugadores y jugadoras habían tenido que pasar por unas duras pruebas de selección para poder alistarse al equipo. En la casa que había en medio de todas las otras y que resaltaba por su color, Juana y Sergio se habían enterado de la falta de un chico o una chica en el equipo de la comarca, por lo que fueron rápidamente a alistarse en él, los dos llegaron a la vez y el entrenador decidió hacerles unas pruebas, para que el ganador de todas ellas pudiera entrar en el histórico equipo. Los llevaron a las grandes dehesas extremeñas para examinarlos. Sergio fue el primero en empezar y pasó la prueba sin muchos problemas. Cuando le tocó el turno a Juana, también superó la primera prueba sin problemas. Era la hora de realizar la segunda prueba que definiría el regate que es capaz de realizar el propio jugador. Para superar esta prueba tenían que sortear, lo más rápidamente posible, unos árboles que se encontraban a medio metro de distancia entre sí. Los dos volvieron a superar esta prueba con algún problemilla que otro, pero lo habían conseguido y estaban dispuestos a afrontar la última y definitiva que
  • 2. aclararía todas las dudas sobre la calidad de Juana y Sergio. Esta prueba consistía en meter, desde cincuenta metros de distancia, el mayor número posible de goles en un determinado tiempo, que establecería el entrenador. Comenzó a lanzar Sergio que tenía un tiempo de cinco minutos para intentar el mayor número de goles. Tras pasar el tiempo, Sergio consiguió marcar nueve goles que ponían en un serio aprieto a su hermana. Se disponía a tirar Juana, que creía tener el mismo tiempo que su hermano Sergio, pero no fue así porque el entrenador le dio tan sólo cuatro minutos para intentar lo mismo. Corría el minuto tres y medio y Juana llevaba nueve goles transformados. Tiró y marcó, pero sólo le daba tiempo para realizar un tiro más. Se concentró sin ponerse nerviosa, disparó con toda su alma y ... (gooool( ... Juana había conseguido quitar las telarañas a la portería y eso suponía el pase al equipo de fútbol de Miralbosque. La hermana de Sergio, aunque un poco desilusionada por el comportamiento del entrenador, celebraba su victoria con los demás componentes del equipo. Juana estaba muy contenta, pero no por haber ganado y conseguido su pase al equipo, sino por haber demostrado que si le hubiesen dado las mismas oportunidades que a Sergio, le hubiese ganado, y con esto había conseguido lo más importante: enseñar a los demás que una mujer es igual, o mucho mejor que un hombre, en igualdad de oportunidades. JESÚS BEADES MONTERO Anterior Inicial Índice Siguiente SIMPLEMENTE, MARÍA Erase una mujer trabajadora llamada María. María tenía dos trabajos: fuera y dentro de casa. Fuera trabajaba en el hospital, de ocho a tres de la tarde. Aquí, en el hospital, no paraba, pues tenía el puesto de celadora y debía recoger enfermos, limpiarlos, etc. Lo malo del caso es que la jornada laboral de María no acababa a las tres de la tarde. Llegaba a casa, malcomía y debía proseguir el trabajo y éste era aún peor, pues le esperaban un montón de camas por hacer, ropa sucia que lavar, comida por preparar, deberes del colegio por resolver y un larguísimo etc...
  • 3. María estaba desesperada. Tenía tres hijos y un marido. Todos fuertes y robustos. Ella estaba muy delgada y en su cara había muchas arrugas y profundas ojeras. Se encontraba cansada, agotada, pero no podía dejar su trabajo de celadora, ya que el dinero hacía falta en el hogar. A su familia les repetía una y otra vez que le echasen una mano en las faenas de la casa, pero de poco le valía. Estaba todo el santo día dándoles voces a lo hijos, riñendo con el marido, y nada. Ya tomó la decisión de hacer lo que pudiera y dejar de regañar. Ahora bien, a veces se le veía llorar; lloraba de desesperación, puesto que nadie en su hogar daba un poquito de valor a los trabajos de María. Nunca había una palabra de cariño para esas comidas tan ricas que preparaba, ni un piropo para esas camisas y pantalones que planchaba, ni un miramiento para esos zapatos que brillaban, etc... El destino deparó a María una larga enfermedad que la tuvo alejada del hogar varios meses. Los médicos no sabían si podría superar ese cáncer de mama que tenía. Tuvo que recibir quimioterapia en Madrid y estar allí cinco meses y medio. ¿Qué haría ahora su familia? Ella lloraba desconsolada por su marido y sus hijos; (solos! ¿Qué sería de ellos?. Las primeras semanas todo en el hogar era un desastre: ropa sucia amontonada, el fregadero lleno de platos y vasos. Toda la casa igual. El padre mandaba a los hijos y estos, lógicamente, no solucionaban la cuestión. Poco a poco se fueron adaptando y arreglaron el problema. (Pero cómo echaban de menos a su madre! Ahora se dieron cuenta de lo que ella hacía en el hogar y cómo acababa siempre.
  • 4. Para su madre no había domingos ni fiestas importantes, (siempre trabajar y trabajar! Nunca se enfadaba con ellos, siempre estaba sonriente y dándoles palabras de cariño; mamá solucionaba todos los problemas, puesto que su padre, debido al trabajo que tenía, estaba muchos días fuera de casa y cuando llegaba a ésta se encontraba agotado y sin ganas de oír historias. Pasó el tiempo y María se fue recuperando. Regresó al hogar y poco a poco recuperó las fuerzas. Al principio de su vuelta todo eran atenciones y mimos: mamá era lo primero. Ahora bien, una vez que vieron que mamá iba incorporándose a las faenas domésticas, pues el trabajo en el hospital tardó más tiempo, fueron dejando que ella lo hiciese todo y al final de esta historia es que esta mujer llamada María, acabó como al principio: llorando en soledad por la vida que llevaba. María acabaría sus días como tantas y tantas mujeres del mundo: "Sin haber hecho nada importante". CAYETANA GONZÁLEZ Anterior Inicial Índice Siguiente LUISA QUIERE SER ASTRONAUTA Luisa era una niña de cuatro años que no se parecía a las otras niñas, entre otras cosas por su afición de jugar a los astronautas. Ella siempre quería ser eso desde que vio a Neil Amgstrong pisar la Luna. Luisa era una niña muy criticada por sus compañeros debido a que le gustaban más las naves espaciales que las muñecas. Su afición por la astronáutica era tan grande tan grande que un día llegó a subirse a lo más alto de los columpios del parque para poder tocar el cielo, las estrellas, los cometas.
  • 5. Al pasar el tiempo, Luisa se hacía mayor y veía cómo sus amigos dejaban las muñecas, los juegos, ... para inclinarse más por otras diversiones como el deporte, salir con los amigos, ir de paseo, ... pero a ella eso poco le importaba porque lo que realmente le gustaba era ser astronauta. Cuando llegó al instituto, todos sus alumnos se burlaban de ella, todos menos sus amigos, a pesar de encontrarla un poquitín rara. Siempre le hablaban de que esa profesión era de hombres, y que ella debería ser enfermera, azafata, o una de tantas cosas típicas de chicas. Luisa oía esta copla todo el día y de toda la gente, pero no se resignaba. Al llegar a los 17 años, cansada de oír las risas de los compañeros ..., decidió irse a estudiar a C.I.E.E. (CENTRO DE INVESTIGACIÓN ESPACIAL ESPAÑOLA). Al llegar allí a pedir una solicitud para entrar en el centro, los recepcionistas se asombraron mucho al saber que era una muchacha. El director, que era muy "arcaico", se rió mucho y denegó la solicitud. Luisa, muy enojada, fue a pedir las explicaciones al propio director, acusándolo de machista. Ella argumentó que tenía un coeficiente intelectual más alto que muchos de los empleados del centro, pero no fue escuchada por el mero hecho de ser mujer. Nuestra protagonista recurrió a todos los recursos a su alcance, mas no pudo hacer nada por contrarrestar la injusticia. Agotada del machismo de este país, se marchó a estudiar a E.E. U.U. (el país de las oportunidades). Pasaron varios años y Luisa seguía estudiando fuera; pasado un tiempo le dieron el doctorado en Astronáutica.
  • 6. Al regresar a España todo el país se enorgulleció de ella. El centro que antes la había rechazado, ahora le pedía disculpas por la incompetencia mostrada y que volviera, pero ella no accedió porque ya tenía trabajo en una empresa alemana. De ella ya nadie se reía, al contrario, la gente y sobre todo las mujeres, le daban gracias por haber derrotado, con victoria absoluta, el machismo de nuestra sociedad. JAVIER CARRÓN GONZÁLEZ Anterior Inicial Índice Siguiente MARIO, UN MACHISTA ARREPENTIDO Os contaré la historia de Mario, un hombre "normal". Trabajaba como ejecutivo en una mediana empresa. Su mujer era Beatriz, un ama de casa que tiene dos hijos a su cargo. Cáceres es la pequeña capital de provincia donde residen. El suyo no es un piso cualquiera, pues viven en una urbanización de lujo. Mario necesitaba seleccionar trabajadores para su empresa. Por eso puso un anuncio en la prensa. Al día siguiente se presentaron más de cincuenta candidatos. Chicos y chicas llenos de nervios y dispuestos a la entrevista de selección de personal. Mario pensó: "¿Cómo voy a admitir mujeres, con todos los problemas que dan? ¿No estarían mejor en su casa?"
  • 7. Y Mario empezó a poner excusas a cada aspirante femenina para no admitirlas. Así fue como su empresa se llenó sólo de hombres. Al llegar a casa, esa misma tarde, la mujer le preguntó por las entrevistas. Mario, ingenuamente, le contó a su esposa todo lo que había tramado para rechazar a las mujeres en su trabajo. Beatriz se quedó estupefacta. No podía creerlo. Creía que era una broma que su marido le gastaba. Cuando comprendió que era cierto, se enojó y se lo reprochó ásperamente. A raíz de esto, se desató una fuerte discusión entre la pareja. Él mantuvo sus creencias de que las mujeres sólo valen para cocinar y criar hijos, y no para desempeñar puestos de responsabilidad. Las hembras son inconstantes y débiles de carácter, afirmaba. Beatriz, más indignada que nunca, le mandó a dormir en el sofá. No le consideraba digno tenerle a su lado en la cama. Los niños no se percataron de lo que ocurría, porque actuaron discretamente. Esta noche, Mario no pudo pegar ojo. Sus ideas machistas le amargaron el sueño y recapacitó sobre lo que le había dicho su mujer en la pelea. Sin embargo, sus ideas sobre la mujer no se tambalearon. Las tenía bien enraizadas desde hacía años. Cuando se paso el enfado, todo volvió a la normalidad. Transcurridos algunos años, ocurrió algo que a Mario nunca se le había pasado por la cabeza. Su empresa entró en crisis y en pocos meses quebró. Mario quedó en la calle con una corta indemnización. Comenzó a buscar un nuevo puesto de trabajo de forma desesperada. La edad ya no le ayudaba. Pasaban los meses y no encontraba nada, ni siquiera puestos de inferior categoría. En casa empezaba a notarse la falta del sueldo. Beatriz - la que sólo servía, por ser mujer, para las tareas del hogar, empezó a buscar trabajo. No estaba fácil el asunto. Pero al cabo de unas semanas, la emplearon de secretaria. Ella era una esposa bien preparada, con sólidos estudios. Mientras, Mario tenía que permanecer en casa y (quién se lo iba a decir a él!, haciendo las faenas domésticas. Mario, el autosuficiente, despectivo y triunfador, realizando los menesteres propios de lo que él guasonamente designaba como "sexo débil". Se había convertido Mario en ama de casa. De este modo, comprendió el importante papel de las mujeres en la sociedad. También aprendió que la desigualdad existe y que las mujeres tienen las mismas aptitudes que los hombres para trabajar.
  • 8. Al poco tiempo, Mario consiguió entrar de nuevo en su reflotada empresa, donde mantenía su prestigio. Gracias al trabajo de su esposa lograron salir de aquel mal trance y no perdieron su hermosa casa. Ahora, Mario es un hombre feliz, integrado en una sociedad moderna y defensor resuelto de los derechos de las mujeres. (Ah! y comparte la mesa de reuniones con varias mujeres que han ocupado puestos altos en su misma empresa. GUADALUPE FLORES HERNÁNDEZ Anterior Inicial Índice Siguiente CARTA A UNA AMIGA PLASENCIA, 1970 En esta fecha nací yo, y traje toda la felicidad posible a mis padres. Yo era una niña y tenía otros dos hermanos mayores . En principio el trato con los tres era similar, pero no podía imaginar lo que me esperaba cuando el tiempo pasara. 1977 Con la edad de 7 años, la actitud de mis padres hacia mí había cambiado radicalmente: mi madre era muy severa conmigo y mi padre estaba continuamente riñéndome.
  • 9. 1980 Acababa de cumplir los 10 años hacía poco y, bueno, las relaciones entre mis padres y yo no habían cambiado mucho, pero sí tengo que anotar aquí que habían mejorado algo; ligeramente, pero algo era algo. Sin embargo, en un proceso de tiempo concreto, todo giró de nuevo hacia el desastre. Yo pienso que quizás este cambio brusco se debiera a que mis padres podrían pensar que ya era una "mujercita" y debía actuar como tal. A mis hermanos les dejaban jugar con los amigos en el parque cercano a casa, después del colegio, sin hacer antes los deberes; pero yo, sin embargo, debía hacerlos y después estar dispuesta a ayudar a mi madre. 1984 Cuando tenía 14 años me di cuenta de que sobre mí estaban cayendo bastantes injusticias, y cada vez más, y todo era debido a la ideología bastante antigua que tenían mis padres. Cuando mi padre regresaba del trabajo yo debía estar dispuesta a llevarle las zapatillas de casa, su pipa, y limpiarle los zapatos para guardárselos después. Mi madre se pasaba todo el día encerrada en la cocina hasta que mi padre le comunicaba que tenía hambre, y mi madre y yo debíamos ponerle la mesa, mientras mi padre, acompañado de mis hermanos, veía el partido de fútbol, que era sagrado para ellos. Lo más fastidioso era cuando mi padre llegaba a casa demasiado cansado, y yo debía estar dispuesta a darle un masaje. No es que no me gustara, pero debía dejar todo lo que estuviera haciendo para dárselo (aunque estuviera estudiando). Un día estaba aburrida, llamé a un amigo para ir a dar una vuelta por ahí. En ese momento mi padre regresaba a casa y me preguntó que a dónde iba. Cuando yo le dije que iba a dar una vuelta con un amigo, me castigó, y no por el hecho de salir, el problema era con quién iba a salir. En ese preciso momento uno de mis hermanos iba a salir con una chica, dándole mi padre el visto bueno, añadiendo - "(que te lo pases bien!". Yo tuve que seguir con la rutina de siempre, pero ahora dando gracias porque sólo había un hermano en casa. 1988 Esa noche se pasaron. Estábamos en el pueblo de mi madre, Galisteo. Eran fiestas y, en estas fechas, a las 5 de la madrugada, se soltaba una vaca por todo el pueblo. A mis hermanos les dejaron
  • 10. hasta la hora que ellos quisieron para correrla; pero a mí, con 17 años no me dejaban más de las dos y media de la madrugada. Ya no podía aguantar más, era tan injusto y tan real a la vez, ... No sabía qué hacer: escaparme o seguir pareciendo una amargada niña a la que sus padres no la dejaban hacer lo que ella quería. 1989 Ni me escapé ni tampoco intenté ninguna solución, y ahora las están pagando una por una los 365 días que tiene este año. He estado estudiando en Cáceres y vivo con una tía a la que he contado todo. Ella cada semana llama a mis padres y les cuenta que vengo tarde cuando salgo, y que es la cosa más normal del mundo, tanto es así que mi comportamiento no ha cambiado en nada. Como ahora apenas hablo con ellos, me echan mucho de menos y se arrepienten de haberme tratado de la manera que lo hicieron. MARI FE SÁNCHEZ MORO Anterior Inicial Índice Siguiente UN SUEÑO INOLVIDABLE Una mañana cuando era pequeñita, abrí los ojos y noté algo raro, parecía una habitación negra y oscura. Allí se estaba muy bien, era calentita, acogedora y encima te daban de comer. No era como los demás sitios donde yo había estado. Sentía que había vida en el exterior. Todos lo días sentía suaves caricias de las que a mí me gustaban tanto. )Quién sería aquel ser tan bueno y cariñoso? A(Cómo me gustaría saber quién es!" Algún día encontraré alguna ventana o puerta para salir de este agujero y así poder descubrir ese mundo maravilloso en el que yo había estado pero no sabía cuando. Existían más personas, noté a alguien con una voz ronca, se mostraba seria pero a la vez cariñosa; me recordaba a alguien que ya conocía. Sentí algo que me tocaba y al darme la vuelta me encontré a Jesús, mi hermano, del que no había olvidado su cara. Entonces ya comprendimos los dos lo sucedido. Aquellas dos personas eran nuestros padres y aquella habitación tan oscura era la barriga de mi mamá. Se nos ocurrió la idea de dar unos pequeños golpes para que supieran que ya era hora de salir. Transcurrida una semana mis padres salieron corriendo hacia el hospital, ya era nuestra hora de salida, mi madre tenía muchos dolores !pobrecita! Esos minutos se me hacían horas, quizás días, ... , mientras, Jesús me empujaba cada vez más fuerte, quería ser el primero en salir, pero no le dejaba, ... Y cuando noté que mi cabeza iba a salir al exterior ...
  • 11. RINGGGG . . . RINGGGGG . . . RINGGGGG (Celia, levanta que llegas tarde al colegio! CELIA GONZÁLEZ CANO Anterior Inicial Índice Siguiente LOS NIÑOS AVENTUREROS Erase una vez en Extremadura, unos amigos se fueron de excursión a la montañas y acamparon allí una noche. Por la mañana, se fueron a ver una cueva que conocían, pero ellos no sabían que era peligrosa. Entraron en la cueva, cuando vieron una luz al final y se preguntaron qué era, por curiosidad los chicos fueron a verlo y cuando llegaron al final vieron que era sólo un resplandor, pero vieron que la cueva seguía y anduvieron mucho hasta llegar al fondo donde había un lago con muchas maravillas.Todos se quedaron muy sorprendidos de aquello, pero lo que no les gustaba era que el suelo estaba mojado y resbaladizo. - Voy a asomarme a ver lo que hay - dijo Juan. - (Cuidado que te puedes caer al lago! - añadió Ana. Cuando la escuchó Juan dijo: - (yo soy valiente, no como tú! - (A mí déjame! - replicó Ana.
  • 12. Juan cayó al lago y gritaba (socorro, socorro, socorro ... ! . Los otros amigos no se atrevieron a pasar por aquellas rocas mojadas por donde había pasado Juan, sólo Ana fue capaz de meterse por allí. Ana se ató una cuerda a la cintura y fue a donde se había caído Juan, se tiró al agua, pero Juan no estaba en la superficie, así pues Ana buceó hasta que lo encontró, salieron del agua y fueron de nuevo por las rocas mojadas, resbaló Ana, pero Juan la agarró. Luego salieron donde estaban los demás amigos. - Ana, muchas gracias por salvarme - dijo Juan. - De nada, Juan - respondió Ana. - Yo también debo darte las gracias por agarrarme - respondió Ana. Y dijo Pedro: - Yo también lo podría haber hecho. - Sí, pero no lo hiciste - dijo Ana. - !Los niños somos más valientes que las niñas! - añadió Pedro. - Pues no lo has demostrado - replicó Ana. - Bueno, déjame - contestó Pedro. - Será mejor que nos vayamos - propuso Juan. - Si, vámonos - repitió Ana. Cuando salieron de la cueva no sabían por dónde ir; resulta que cogieron el camino equivocado. Más adelante se dieron cuenta de ello, pero ya era demasiado tarde para volver atrás. Siguieron caminando hasta que llegó la noche y acamparon. Empezaron a discutir Juan y Ana de nuevo. - Todo esto no hubiera pasado si tu no hubieras elegido este camino - dijo Pedro. - Teníamos que haber ido por el que yo dije. - Bueno, me voy a dormir - dijo Juan. - Pues adiós - contestaron todos.
  • 13. A la mañana siguiente, continuaron andando hasta llegar a un pueblo, allí consiguieron informarse dónde estaban y cómo se podía llegar hasta su ciudad. Era un pueblo pequeño y no había medio de transporte. Los niños no se rindieron y le preguntaron a un señor: - )Quien tiene un coche que pueda llevarnos a nuestra ciudad? - El señor se quedó pensativo, y contestó: - Bajad esta calle hasta llegar a la plaza, allí hay una casa blanca con balcones, llamad allí y preguntad al señor Luis, él podrá llevaros. - Está bien, vámonos chicos - dijo Pedro. - Muchas gracias por la información - añadió Ana. Los chicos hicieron lo que el señor había dicho y así conocieron al señor Luis. - Hola (buenos días! )es usted el señor Luis? - preguntó Pedro. - Sí, soy yo. )Qué deseáis? - preguntó el señor Luis. - Nos han informado que usted nos podría llevar a nuestra ciudad, salimos de excursión y nos perdimos, estamos lejos de casa - explicó Ana. El señor Luis contesta: - Sí, os puedo llevar, pero tendréis que esperar hasta mañana, esta tarde es imposible. Los chicos se miraron y le preguntaron: - Tendremos que escoger un jefe - dijo Juan. - Que sea Pedro - contestaron los chicos. - No estoy conforme )por qué siempre tenéis que ser vosotros? Nosotras también tenemos derechos y podemos serlo - dijo Ana. - Vosotras no podéis estar al cargo de la pandilla, porque lo estropearéis todo - dijo Juan. Los niños somos valiente y no nos acobardamos por nada.
  • 14. Al final Ana quedó como jefa y le dijo a Luis: Está bien, nos quedaremos. - Os podéis quedar en mi casa - añadió el señor Luis. - Vamos a dormir - dijo Juan. A la mañana siguiente, el señor Luis les llevó a Plasencia y allí se encontraron con su familia. En agradecimiento a tal gesto, le invitaron a comer dándole las gracias, y así terminó su aventura. Para ellos fue una excursión inolvidable. JESÚS MANUEL SÁNCHEZ HERNÁNDEZ Anterior Inicial Índice Siguiente ELLA SÍ PUEDE EL TEST Eran las ocho de la mañana e Inés ya se había despertado con el sonido de su reloj alarma ¡que yo creo, que a nadie le gusta¿. - ¡Inés, espabila que tienes que hacer tu cama!- dijo su madre. - ¡Ya voy, mamá! -Inés, su madre y su padre desayunaron tranquilamente las tostadas con mermelada y paté.
  • 15. Entre tanto Inés dijo: - Hoy, en la escuela, nos van a hacer un test sobre lo que queremos ser de mayores. - Ya ,pero ahora vas a ir a preparar la mochila y cepillarte los dientes para ir al colegio. - Sí, mamá. Cuando llegó, se dio cuenta de que ya no había gente en el patio y que había llegado tarde a clase. Subió las escaleras a toda velocidad y, cuando llegó a su clase, estaban repartiendo el test. Intentó decir Abuenos días@ pero no pudo, porque estaba sin aliento. Así que dejó su cartera, se sentó en su pupitre y se puso a rellenar el cuestionario, cuando el profesor le preguntó: - ¿Inés, por qué has llegado tarde? - ¡¡Sí!! - dijo Inés dando un brinco en el pupitre - se me ha hecho tarde por el camino - contestó. Cuando llegó el recreo todas las "cotillas" empezaron a comentar entre sí lo que habían puesto en el test. - ¿Y tú qué has puesto, Inés? - preguntó la que bien se podía decir que era la jefa del grupo. - Esto ...yo...¡quiero ser bombero! - dijo por fin. A todas les hizo gracia y se echaron a reír. - ¿Te pasa algo? ¿Te has dado un golpe en la cabeza? ¿Te has comido un lápiz? - preguntó la más cotilla. Y las demás rieron la gracia como si se tratara de un chiste bueno. Inés ya estaba a punto de reventar y tirarse encima de Laura. Pero cuando ya se estaba levantando ... Sonó la campana de fin de recreo. En la clase de mates Inés no se enteró de nada pues tenía la mente ocupada por lo que decían sus compañeras de lo que quería ser de mayor. Al llegar a casa Inés estaba de mal humor y, para colmo, le hicieron un interrogatorio de agárrate y no te menés. Todo era: - Inés, ¿qué tal el test? Inés, ¿qué quieres ser de mayor?
  • 16. Inés echa una fiera corrió hacia su habitación. Sus padres se extrañaron. *********************************************** Aunque ya han pasado bastantes años, Inés sigue queriendo ser bombero. - ¿Estás segura? - le preguntó su madre. - Claro que sí, mamá - contestó Inés. - Hoy es el día de las pruebas de bombero. - Ya lo sé, papá. Inés partió con su padre y su madre al parque de bomberos. Nuestra futura bombera se temía que el jurado no la aceptara por ser mujer. Pero tuvo el valor y siguió adelante. Llegó con una idea fija: "¡Ser bombero!". Las pruebas no eran nada fáciles: - No tener miedo al fuego. - No tener vértigo. - Saber subir una escalera. Además de Inés se presentaba a las pruebas Jorge. Ambos hicieron el examen al mismo tiempo. Si soy sincero, las hizo mejor Inés, pues Jorge se cayó dos veces y casi vomita cuando estaba subiendo las escaleras. Así que el trabajo se lo dieron a Inés, y a Jorge decidieron darle el puesto de conductor del camión cisterna. Inés fue muy buena bombera, porque ya lo dice el refrán: "SI UNO QUIERE, UNO PUEDE". ANDRÉS RODRÍGUEZ MUÑOZ Anterior Inicial Índice Siguiente MENUDA EXCURSÍON
  • 17. Un día soleado los alumnos de quinto iban a hacer una excursión al valle del Jerte para ver el cerezo en flor. Todos estaban muy contentos porque iban a ir en un autobús de dos plantas: - Yo voy a ir arriba. - No, tú te quedas abajo - discutían los niños. - Bueno, ya vale, un quinto irá arriba y otro abajo - dijo la profesora. - ¡Sí, hombre!, entonces el que va abajo se tiene que jorobar - protestaba Jaime. - Pues cuando vayamos para allá, va un quinto arriba y cuando volvamos va el otro - arregló la profesora. - Bueno, eso ya está mejor - dijo Isabel. - ¡Al autobús! Todos los niños se subieron al autobús y, como dijo la profesora, un quinto se subió arriba y el otro se quedó abajo. El alboroto que había en el autobús era inaguantable. - ¡Silencio! - gritó la profesora ¿Es que no sabéis comportaros?. Los chicos comenzaron a cantar "ahora que vamos despacio ... vamos a contar mentiras tralalá ...", y así se tiraron todo el viaje. Cuando por fin pararon en un pueblo todos los niños bajaron corriendo del autobús porque estaban cansados de ir sentados:
  • 18. - A ver, niños, no os vayáis muy lejos y dentro de diez minutos aquí. Pasaron los diez minutos y los niños no estaban allí. La profesora empezó a preocuparse cuando de pronto se oyó un ruido espantoso; como una manada de búfalos. Bueno, una manada de búfalos no, pero era algo peor: ¡una manada de niños que venían como si hubieran visto un bicho enorme!. - Señorita, sentimos llegar cinco minutos tarde, pero es que nos habíamos entretenido comprando golosinas y como somos tantos ... - se disculpó Alejandro. - Bueno, no pasa nada y ahora subíos todos que el conductor tiene que estar ... Como dijo la profesora el conductor estaba cansado de esperar, y eso que sólo habían sido cinco minutos, que si llega a tardar más se va y ahí los deja: - Mirad, a vuestra derecha tenéis los cerezos en flor - dijo la profesora. - ¡Hala, qué flores tan bonitas! - añadió Silvia. - Bah, esas flores las veo todos los días en casa - dijo Jorge, el más gruñón de todos. - Yo quiero bajar a ver las flores de cerca - dijo Verónica. - A la vuelta bajaremos - contestó la profesora. Al dar la vuelta, el autocar se detuvo como había dicho la profesora. - A ver, niños, de uno en uno. - Señorita, ¿puedo bajar el balón? - preguntó Jaime. - Sí, pero ten cuidado - respondió la profesora. Verónica fue a ver las flores acompañada de Silvia, Isabel y Sara. Jaime fue a jugar al fútbol con Jorge, Luis y Javi. Buscaron un descampado y allí marcaron el campo. - ¿Podemos jugar con vosotros? - preguntaron las niñas. - No podéis - respondió Jorge. - Este juego no es para niñas - dijo Javi.
  • 19. - Bueno, está bien; podéis fugar con nosotros - este último fue Jaime. - ¡Pasa aquí! - gritó Javi. - ¡No, pásame a mí! - Bien, Isa. - ¡Pásame!.- dijo Verónica. - Vero, ¡ahora a mí!.- gritó Silvia. - ¡Hala!, pero ¿qué has hecho ...? - Sí, pues a ver quién sube al árbol a por el balón - dijo Jorge enfadado. - Yo subiré - dijo Sara. - Pero, ¿cómo vas a subir tú, Sara? - Anda y ¿por qué no? - dijo Verónica. - Pues porque eres una niña - aclaró Verónica. - ¿Y eso qué tiene que ver? - preguntó Isabel. - ¿Qué pasa niños? - preguntó la profesora. - Que Sara ha encajado el balón en la rama de ese árbol - contestó Jaime. - ¿Sabes subir, Sara? - preguntó la profesora. - Sí, señorita - respondió Sara. - Pues sube. - ¿Pero cómo va a subir si es una niña? - preguntó Jorge. Tal como dijo la profesora, Sara subió y cogió el balón. Desde entonces los niños no volvieron a meterse con las niñas y las dejan jugar a todo, en especial al fútbol. Así Sara les cogería el balón si se les volviera a encajar. BEATRIZ ALEJO CALLE Anterior Inicial Índice Siguiente
  • 20. CHICO O CHICA 1.- PRESENTACIÓN: Hace mucho tiempo había un matrimonio sin hijos que vivían en Tornavacas. El padre quería tener un hijo y la madre, una hija. Un día la madre quedó embarazada. Dio a luz a un niño y le llamaron Roberto. Pasaron dos años y nació una niña, que llamaron Lucía. 2.- VENTAJAS PARA LA CARRERA: Pasaron los años y los niños se hicieron mayores. A la hora de elegir carrera el niño eligió ser juez; su hermana, para no ser menos, también quiso, pero tuvo que conformarse con ser maestra. El día en que se examinaron, aprobaron los dos. A las ocho de la tarde hubo una gran fiesta a la que fueron invitados pero ... )a qué hora llegará cada uno? 3.- LA FIESTA:
  • 21. Los padres dejaron al niño quedarse hasta las dos de la mañana y a la niña hasta las doce. La niña, obediente, llegó a las doce sana y salva; mientras que el niño llegó borracho. Al día siguiente, el niño se quedó en la casa mientras su hermana ordenaba la casa. 4.- PRIMER CASO COMO JUEZ El muchacho tuvo un difícil caso, su amigo le había robado el bolso a Lucía y (cómo no!, mandó encarcelar a su amigo, aunque minutos después se arrepintiese. 5.- LA MEJOR PROFESORA: En el colegio, los niños siempre querían dar clase con ella porque era buena y bondadosa. Había aprobado a todos los niños y había dado siete matrículas de honor. Con el tiempo empezó a cambiar y suspendió a la mitad de los niños de su clase. 6.-!QUÉ CAMBIO TAN RADICAL! No sólo se conformó con suspender a varios niños sino que se empezó a portar como si de un hombre se tratara: reñía mucho, desobedecía bastante y siempre llegaba tarde, en fin, nadie comprendió aquel cambio de Lucía. 7.- LOS CUMPLEAÑOS: El día del cumpleaños de Roberto, le regalaron un coche mediano azul y a Lucía, en su cumpleaños, le regalaron un libro y una rosa.
  • 22. 8.- LOS PADRES ENTIENDEN LO QUE PASA Pasaron días, más días y hasta semanas y los padres seguían sin enterarse de lo que le pasaba a su hija. Pero un día lo comprendieron, ella lo que quería era que no siempre la estuvieran haciendo caricias, tener otro trabajo, llegar más tarde a casa, ... Los padres le permitieron hacer todo eso y que dentro de un mes empezaría a estudiar para ser científica. Ella, para festejarlo, decidió celebrar una fiesta a la que invitó a toda la gente de Tornavacas. Leyó un escrito que decía cosas como éstas: "Por favor, no queremos más machismo, pensadlo dos veces antes de mandar a vuestros hijos a diferentes estudios, hacer regalos, poner colores para cada sexo, según sea chico o chica". Os lo agradece Lucía. DAVID VICENTE TORRICO Anterior Inicial Índice !Hola a todos! Soy Corn, el hada de todos los cuentos. Soy la personita que pone en los cuentos la fantasía. Esta vez no sé cómo, pero sólo había desorden, y ahora mismo lo explico. Camilo José Cela, sí , no se extrañen, el famoso escritor que en 1989 recibió el PREMIO NOBEL DE LITERATURA, pensó en hacer un cuento infantil. Quería que una joven (Bramante), fuera una sirvienta de tantas, pero en ese mismo momento la joven pintada en la hoja salió al mundo real. Era un dibujo que podía hablar, andar, correr,......, aunque en aquel momento empezó a protestar. - !Estaría bueno!. Solamente nos mencionáis en los cuentos cuando hay que hacer alguna tarea del hogar. - Esto es una imaginación, porque no puedo estar hablando con un personaje de ficción. - Respondió asombrado Camilo.
  • 23. - Bueno, la verdad es que no soy la única que puedo protestar por ............. !!Crash!! de repente aparecieron Blanca Nieves, Cenicienta, la Bella Durmiente y la jovencísima Caperucita Roja. - ¡Hola Bramante! - Saludaron las cuatro jóvenes. - ¿También vosotras vais a protestar por vuestro papel en los cuentos? - preguntó Camilo asombrado, ya que no le pasa esto a uno todos los días. - La verdad es que no podemos negarlo.- Insistió Blanca Nieves.- yo no estoy muy satisfecha con mi papel, tengo que hacer las tareas del hogar de los enanitos, además de que no son muy limpios tengo que cuidar de su casa mientras que están de vacaciones. - ¿Pero al final no te casas con un príncipe? - se oyó la voz de Camilo. - ¿Un príncipe?. !Ese es un vago!. Quiere que haga la comida, le lavé la ropa y lo peor es que trabaja en el anuncio de Profidén.- Terminó Blanca Nieves. No se oyó ningún ruido durante unos instantes hasta que el silencio lo rompió Cenicienta. - Bueno, ahora soy yo la que protesta. Soy la sirvienta de mi propia casa, solamente oigo: "Cenicienta, lava la ropa, prepara la cena para veinte, friega el suelo, haz esto, haz lo otro". ¡No paro ni un momento! - ¿Y el príncipe?. Tu no tendrás ningún problema.- preguntó Camilo. - No, he vuelto a mi casa porque el príncipe no ganaba para zapatos, ya que todos los días perdía uno en los jardines de palacio. Además, el Hada madrina se ha cansado y se ha jubilado. - Graves problemas los vuestros. -¿Y de mí, qué pasa? - preguntó Caperucita.- Yo tengo que llevar la comida a mi abuela, como se la come el lobo tengo la orden de preparar aún más, le limpio la casa, reparo el techo que lo tiene lleno de goteras; !!y aún soy una niña!!. - Todos mis problemas están reunidos en los que han explicado mis amigas, aunque sólo quiero saber una cosa, ¿ por qué somos las mujeres las que trabajamos en la casa?- preguntó la Bella Durmiente. Camilo José Cela no pudo explicarles nada, pero esta conversación tuvo mucha importancia, ya que los cuentos llegaron a tener
  • 24. cambios, como, Blanca Nieves que ahora es una obrera en una mina, Cenicienta es la presidenta de una empresa de banca, la Bella Durmiente es piloto de aviones y Caperucita, un poco más crecidita, es albañil; tampoco hay que olvidar que Bramante es una de las mejores escritoras. CORN P.d.t.: Este cuento sirve para ver cómo en la ficción y en la realidad las mujeres están en segundo plano y a lo mejor si seguimos luchando y trabajando llegaremos a ser igual que los hombres. ZORAIDA DE MATÍAS BLAZQUEZ 8ºB Anterior Inicial Índice Siguiente
  • 25. Introducción Pedro es un compañero de vuestra clase.Es físicamente bien parecido y parece inteligente. Siempre está sentado solo. Desde hace tiempo os habéis dado cuenta que es raro y diferente a los demás. A veces su conducta os extraña. En muchas ocasiones parece ausente y distraido. Cuándo le hablais,a veces, ni os contesta, parece muy pensativo, y sin embargo cuándo menos lo esperáis os suelta un monólogo sobre los astros y planetas que ni el profesor está a su altura. Repite mucho ese tema. Parece una persona mayor cuándo habla. Algunos de vosotros piensan que es un pedante o presumido o que se siente superior al grupo. En los recreos está más a gusto jugando sólo y cuándo le invitáis a jugar no respeta vuestras normas de juego, parece que hace lo que le da la gana. Además quiere ganar siempre. Es muy torpe corriendo y jugando con la pelota. A veces reacciona de forma inesperada, cuándo alguien le gasta una broma.Se puso muy serio y asustó muchísimo cuándo Javier le dijo que se quedaría ciego por mirar las nubes. Al día siguiente no fué al centro.Si embargo el miércoles se
  • 26. acercó a Antonio y le dijo: "Eres muy feo".Antonio se quedó sorprendido y ofendido porque no se lo esperaba. Ni siquiera había estado hablando con él. Algunos compañeros se burlan de él y le gastan bromas para reirse. Oros cuando se les pregunta piensan: "Es un pedante, un caprichoso, un egoista, un presumido, desprecia a los demás, se siente muy superior, es insensible y le gusta ofender, agresivo...etc. él es diferente y desea que descubráis lo que le pasa a Vuestro profesor sabe que Pedro. ¿Qué le ocurre a Pedro?. Vamos a descubrirlo. Menú Tarea Vuestro profesor desea que conozcáis bién a Pedro y saber por qué actúa de ese modo. Pero aún os pide algo mucho mas dificil, quiere que demostréis al resto de vuestros compañeros que él necesita ayuda y comprensión. ¿Eso es más dificil, verdad?. Para ello os ha seleccionado para que investiguéis sobre un problema que tienen muchos niños. Debéis comprobar si Pedro es como piensan sus compañeros/as de él o es que sufre ese problema.Presentad un informe breve explicando las coincidencias que tiene Pedro con el síndrome que habéis identificado. Ese informe se lo entregáis a vuestro profesor. Después debéis exponer a la clase y convencerla que Pedro necesita ayuda explicando las causas de su comportamiento .Para ayudaros a encontrarlas contestaréis el cuestionario que encontraréis en la fase 3ª del proceso. No obstante lo pongo aquí para que lo vayáis leyendo: 1. ¿Pedro es así de nacimiento, o porqué es un niño muy mal consentido? 2. Nombre del Síndrome que afecta a Pedro 3. ¿Comprende facilmente lo que hablan y hacen los demás? 4. ¿Le es fácil a Pedro hacer amigos?.¿Desea tenerlos?.¿Por qué no tiene amigos? 5. ¿Por qué se asustó tanto cuándo le dijeron que se quedaría ciego al mirar las nubes? 6. Cuándo le dijo a Antonio que era feo. ¿Crees que lo dijo por ofenderle o hacerle daño? 7. ¿Por qué crees que no participa en las bromas o reacciona mal ante ellas? 8. ¿Desprecia o se siente superior a los demás y por eso juega solo en los recreos? 9. ¿Crees que cuándo habla de planetas y astros lo hace por presumir?.¿Por qué? 10. ¿Por qué no quiso ir a la última excursión? 11. ¿Por qué se fué de la clase cuándo se puso la música muy alta?
  • 27. 12. ¿Por qué prefiere hablar con profesores y no con vosotros? Por último debéis seleccionar de entre un conjunto de comportamientos, que encontraréis en la fase 6ª del proceso,aquellos que pueden ayudar mas a Pedro, y si estáis de acuerdo que necesita ayuda, ponerlos en marcha.¡Tened cuidado que algunos comportamientos que os he puesto están contraindicados!. Si os equivocáis podéis hacerle daño. Menú Proceso Bien, ¿Cómo realizaremos la tarea?. En primer lugar os vaís a distribuir en equipos de cuatro miembros. Cada equipo ha de elegir un responsable o coordinador del trabajo.Éste será el encargado de dirigir y repartir las tareas al equipo. El trabajo lo haremos por sesiones: 1. En la primera sesión todos los miembros del grupo leéreis unos documentos colgados en internet. En dichos documentos cada uno o por parejas buscaréis conductas que se parecen a las que hace Pedro en el centro. Las copiais en sucio en el procesador de texto o en el cuaderno, o si trabajáis de modo virtual las escribís en el foro de vuestra plataforma virtual. Para leer los documentos púlsa los enlaces: Documento1, Documento2, Documento3. Elaboráis un listado. 2. En la segunda sesión os reunís todos los miembros del grupo para poner en común los rasgos que habéis encontrado de Pedro en el escrito.Si trabajáis de modo virtual podéis hacer esto a través del chat de la Plataforma. Comprobáis que de verdad todos se cumplen o no, en un breve debate entre vosotros. Luego el coordinador o un compañero que elijáis como redactor, con vuestra ayuda redactará un informe con las coincidencias encontradas. 3. En la tercera sesión el coordinador distribuirá de las doce preguntas siguientes, tres a cada miembro del grupo (Ver preguntas) , que tendrá que buscar en documentos de internet relacionados en el apartado de recurso de esta webquest.Las preguntas y respuestas las colgáis en el foro o un procesador de texto. En caso contrario en el cuaderno. Para contestarlas leéis los anteriores documentos y los siguientes: Documento 4 , Documento 5 4. Luego os reunís para poner en común las respuestas o a través del chat las discutís. Cuándo lleguéis a un acuerdo, elaboráis un informe persuasivo con las preguntas y respuestas para convencer al resto del grupo la necesidad de ayuda que tiene Pedro.Debéis argumentar por qué necesita ayuda y para qué. 5. Despuéis lo exponéis en clase al resto de los compañeros
  • 28. 6. Después de la exposición seleccionáis entre toda la clase que comportamientos de entre los siguientes, ayudaría más a Pedro: Lee antes el documento 6 • Se le debe hablar gritando y con frases largas • Hay que gastarle bromas para que se acostumbre • Se le debe hablar claro y con frases cortas • Hay que explicarles las normas de los juegos o trabajos, detalladamente hasta que las comprenda. • No se le deben gastar bromas, y si ocurren, explicarle la intencionalidad claramente. • No se le deben explicar las normas de juego o trabajo que todo el mundo da por sabidas por cualquier persona. • No hay que dirigirse especialmente a él cuándo hablamos al grupo • Se le debe excluir de los juegos • Hay que integrarlo en los juegos sin forzarlo y explicar bién las normas y todo lo que ocurrirá en el juego. • Cuándo dice algo ofensivo hay que corregirlo con dureza • Cuando dice algo ofensivo hay que explicarle al compañero que no lo dice con intención de dañar siempre. Y a él con delicadeza que a sus compañeros les puede caer mal lo que él dice. • Es bueno explicarle las cosas con gráficos y dibujos • Llevarle a fiestas y ambientes ruidosos para acostumbrarlo • De vez en cuándo es bueno distraerlo de lo que está haciendo • Comprender que hay ruidos que le molestan • No se le debe interrumpir bruscamente cuándo está concentrado en algo Menú Recursos. Creo que en los documentos anteriores tenéis información suficiente para realizar el trabajo, pero si deseas ampliar tu información te pongo los siguientes enlaces: General: Definición y características Reportajes: Niños talentosos que sólo quieren relacionarse.
  • 29. VIVIR EN UN... MUNDO EXTRAÑO Escritos literarios de algunos de estos niños Dedicado a un niño....., un niño especial CASO DE LA MARIPOSA DE PAPELES PERDIDA Menú Evaluación En todas las webquest se evalúan vuestros conocimientos, habilidades y capacidades desarrolladas, a través de unos puntos o cuestiones que os orientan hacía dónde trabajar y cómo enfocar vuestra investigación. Pero para mí, ya merecéis sobresaliente por el sólo hecho de intentar realizar este trabajo. Eso siginifica que os importan los demás y que deseais ayudar a vuestros compañeros. Por tanto no os voy a evaluar, porque ya tenéis la máxima nota. Si os daré unos consejos que orienten el trabajo: • Enfocaros en las ideas mas importantes • Contestad todas las cuestiones planteadas en la tarea • Seleccionad lo que a Pedro lo diferencia de los demás • Seleccionad los comportamientos que lo ayudan más • Debéis argumentar por qué necesita ayuda. • Participad todos en las discusiones y en vuestro trabajo • Redactar con letra clara y legible sin faltas de ortografía • El informe bien presentado y redactado
  • 30. Menú ConclusiónAhora tenéis que reflexionar sobre el trabajo que habéis realizado. ¿Creéis que vuestro trabajo ha servido para ayudar a Pedro?. ¿Pensáis que se podría haber realizado de otra forma?. Si cambiamos un poquito el trabajo, ¿Puede servir para ayudar a otras personas con problemas?.¿Crees que el trabajo te puede ayudar a conocer y comprender más a tus compañeros de clase?. Menú Créditos A todas aquellas personas que no se quedan nadando en la superficie de nuestros comportamientos.Chiclana de la Frontera-2004 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.