Manuel Peña. Combate contra la heterodoxia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Manuel Peña. Combate contra la heterodoxia

on

  • 345 views

Presentación del profesor Manuel Peña en las Jornadas de Historia "Héroes olvidados. Los heterodoxos en la historia de Córdoba". CEP de Córdoba, 19 de febrero de 2014.

Presentación del profesor Manuel Peña en las Jornadas de Historia "Héroes olvidados. Los heterodoxos en la historia de Córdoba". CEP de Córdoba, 19 de febrero de 2014.

Statistics

Views

Total Views
345
Views on SlideShare
197
Embed Views
148

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

3 Embeds 148

http://socialescepcor.wordpress.com 144
https://socialescepcor.wordpress.com 3
http://www.slideee.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial LicenseCC Attribution-NonCommercial License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Manuel Peña. Combate contra la heterodoxia Manuel Peña. Combate contra la heterodoxia Presentation Transcript

  • ▪ FUENTES ▪ ORÍGENES DE LA INQUISICIÓN MODERNA ▪ EL CONTROL DEL TERRITORIO ▪ HEREJES Y HEREJÍAS ▪ A LAS ÓRDENES DEL SANTO OFICIO ▪ PROCESOS, CÁRCELES Y AUTOS ▪ LA ABOLICIÓN Y EL INICIO DE LA LEYENDA
  • • PROCESOS • CAUSAS • VISITAS (de distrito o de inspección) • AUTOS DE FE (relaciones) • CORRESPONDENCIA (cartas acordadas) • OTROS
  • Medieval  Procedimiento de la inquisitio (sospecha, inquirir de oficio)  Los obispos y pastores de las diócesis velaban por la ortodoxia de los fieles  En el s.XIV solo Gran Bretaña, Escandinavia y Castilla no tenían tribunales inquisitoriales  En Europa surgió para frenar el avance de la herejía cátara a partir de 1230. View slide
  • Moderna El 1 de noviembre de 1478, el Papa Sixto IV expedía la bula por la que los Reyes Católicos podían nombrar 2 ó 3 inquisidores en cada ciudad o diócesis de Castilla  En 1480 se fundó en Sevilla el primer tribunal con Morillo y San Martín al frente  Resistencias en Aragón (caso Pedro Arbués)  ¿Función religiosa, económica o política? Vieja polémica (caso Antonio Pérez, revuelta catalana de 1640) View slide
  • 1. 1480-1530 2. 1530-1620 3. 1620-1720 4. 1720-1820 Total procesados: < 150.000 50% Judaizantes 12% Moriscos 30% Delitos ideológicos 8% Otros
  • Violenta etapa de implantación. La represión, muy intensa, dirigida esencialmente hacia los judaizantes En Valencia, antes de 1530, fueron procesadas 2.354 personas. Entre todos los tribunales se procesarían un mínimo de 60.000 en este período Destaca el caso del tribunal de Córdoba, que contó entre sus filas con Diego Rodríguez Lucero. 1508, primera gran crisis de la Inquisición moderna: El cardenal Cisneros sucedió a Deza como Inquisidor General, su primer cometido fue depurar responsabilidades en el caso Lucero.
  • Etapa de ralentización represiva: el filón converso se va agotando Obsesión por garantizar la limpieza de sangre (converso pasivo, manipulación de la memoria) La actividad se enfoca principalmente hacia el contingente morisco La politización Persecución de sus ceremonias (circuncisión, lavado y tratamiento especial de los muertos, ayuno del ramadán la fiesta de los viernes...), de sus costumbres (cantes de moros, hacer bailes, llorar sobre las tumbas,…), y en el uso de la lengua árabe
  • También en esta fase, persecución de delitos ideológicos: La Inquisición persiguió severamente la tentación de pensar en todas sus vertientes (luteranos, calvinistas, erasmistas,…) Se proyectó hacia todo intento de discrepancia respecto a la ortodoxia católica. Tras los primeros años del reinado de Carlos V, se impuso la convicción de que Erasmo era la pendiente que conducía a Lutero.
  • Tras los espectaculares autos de fe de Valladolid y Sevilla, en 1559, el erasmismo es identificado con el luteranismo y perseguido con saña. Los controles en los puertos de mar y los pasos a través de los Pirineos, la vigilancia de los mercaderes extranjeros, la caza de libros sospechosos, demuestran la obsesión por obstaculizar la penetración de la herejía luterana
  • El papel represor de los tribunales-frontera (Barcelona, Zaragoza, Logroño) fue fundamental. En el siglo XVII se suavizará la represión. Son significativas las instrucciones dadas de que no se moleste a comerciantes extranjeros: “mientras no dieran escándalo no sean preguntados de su fe y religión (...) para que las leyes del comercio que se siguen de la paz no resulten infructuosas”.
  • El miedo al libro, a la cultura impresa, fue algo de plena vigencia. Ya desde 1497 los inquisidores habían demostrado su preocupación ante los libros en “hebraico” y las biblias en romance. En 1500 Cisneros llevó a cabo una espectacular quema de libros árabes en Granada. En 1559 la Inquisición publica su primer gran Índice –repertorio– de libros prohibidos. A éste seguirían muchos, el de 1571 – llamado expurgatorio porque se refería a los expurgos, es decir, a las páginas o párrafos que tenían que suprimirse de determinados libros–, y los de 1583, 1612, 1632, 1640, 1707, 1747, 1790 y 1805
  • Representación y práctica censoria
  • El género literario que salió peor parado fue el teatro del siglo XVI anterior a Lope. Incluso los índices del XVII condenarán una obra de Lope, La fianza satisfecha. Los autores españoles que, prohibidos totalmente o expurgados parcialmente, suman un total de 82, 1559 (19), 1632 (19) y 1790-1805 (22). Entre los 57 autores prohibidos sólo 5 (Torres Naharro, Juan y Alfonso de Valdés, Antonio Pérez y Bernaldo de Quirós) tienen en algún momento todas sus obras prohibidas. Las fluctuaciones de la censura inquisitorial fueron grandes: La Celestina que no resultó afectada por la censura en el siglo XVI, se expurgó en 1632 (unas 60 líneas) y se prohibió en 1790. El Lazarillo fue prohibido inicialmente y se publicó en 1573 sin varios capítulos. De Quevedo fueron prohibidas varias obras en 1667. La literatura de los espirituales españoles también tuvo problemas con la Inquisición: fray Luis de Granada, Juan de Ávila, Francisco de Borja y Bartolomé de Carranza.
  • Reducción de la actividad de los tribunales Reactivación del antijudaísmo a raíz de la llegada de judaizantes portugueses a la península tras la anexión de Portugal en 1580 Pecados de carácter esotérico y hechiceril Abundantes supersticiones Proposiciones (fornicación) Bigamia, bestialismo y sodomía La solicitación de confesionario Fraile tocando a una monja C. Cornelisz, van Haerlem
  • Se la persiguió porque empleaban una serie de recursos no ortodoxos para garantizar el control de la salud, el placer sexual o el retraso de la temida muerte. La represión de las manifestaciones supersticiosas por parte de la Inquisición fue bastante suave. La caza de brujas en España fue siempre menor que en los países europeos (Francia, Inglaterra, Alemania), donde sobre todo de 1550 a 1650 hubo unas terribles matanzas de brujas. Los inquisidores adoptaron respecto a las brujas una actitud escéptica, persiguiéndolas más por presuntos engaños que porque creyeran en sus contactos con el demonio.
  • Sólo en los primeros años del siglo XVII se produjo una importante oleada de persecución de brujas en el ámbito pirenaico, como reflejan los procesos de Zugarramurdi, en la Alta Navarra, en 1610.
  • El judaísmo desaparece después de 1740 y la actividad inquisitorial se centra en problemas ideológicos y residuales. Es una etapa de franca decadencia en la institución
  • Edicto leído en Córdoba (s. XVII) Que la maldición de Dios Todopoderoso y de la gloriosa Santa Virgen María, de los Bienaventurados Apóstoles San Pedro y San Pablo, y de todos los santos del Cielo venga sobre vosotros y cada uno de vosotros, tal como todas las plagas de Egipto y las maldiciones que cayeron sobre faraón y su pueblo, pues no habéis obedecido los mandamientos divinos. Y que seáis malditos en vuestro comer, beber, velar, dormir, levantar, andar, vivir y morir. Endureceos en vuestro pecado con el demonio, siempre a vuestra derecha, hasta el Juicio Final, donde seréis condenados. Que vuestros días sean cortos y penosos. Que vuestros hijos sean huérfanos y caigan en la necesidad, expulsados de vuestras casas quemadas. Que toda la gente os deteste, sin piedad de vosotros y de vuestros negocios. Que vuestra maldad permanezca en la memoria de todos, opuesta a la veneración divina. Que malditos sean el pan, el vino y la carne que coméis y bebéis, la ropa que vestís, las camas donde dormís, que seáis malditos con todas las maldiciones del Antiguo y del Nuevo Testamento, malditos con Lucifer, Judas y todos los diablos de los Infiernos, que ellos sean vuestros señores y vuestra compañía. Amén.
  • • Lectura de Edictos • Tiempo de gracia Proceso Fase inquisitiva • Delación y secreto • Detención y prisión Fase judicial • Confesión y tachas • Interrogatorio • Torturas
  • Una vez oídos los testigos de uno y otro lado, los inquisidores valoraban si había que aplicar tormento. En los casos en que el delito aparecía “semiplenamente probado”, y siempre con voto unánime, el tormento era aplicado. Tortura, falsa razón: - < 10% procesados sufrieron torturas La garrucha
  • LA TOCA EL POTRO
  • Espirituales: Abjuración de levi o de vehementi Sambenito Reconciliación Corporales Galeras Azotes Prisión perpetua Destierro Relajación Financieras Confiscación bienes Multas
  • “Es la lectura pública y solemne de lo sumarios de los procesos del Santo Oficio, y de las sentencias que los inquisidores pronuncian estando presentes los reos o efigies que los representen, concurriendo todas las autoridades y corporaciones respetables del pueblo y particularmente el juez real ordinario, a quien se entregan allí mismo las personas y estatuas condenadas a relajación, para que luego pronuncie sentencias contra los herejes, y en seguida las haga ejecutar, teniendo a este fin preparados el quemadero, la leña, los suplicios de garrote, y verdugos necesarios, a cuyo fin se le anticipan los avisos oportunos por parte de los inquisidores.” Juan Antonio Llorente, Historia crítica de la Inquisición, 1820
  • DÍA DE FIESTA Relación del Auto de Valladolid de 1559: “Los caminos que venían a la Villa tan llenos y acompañados de gentes, como las mismas calles, y finalmente era tanta la gente que se halló este día a ver el tal espectáculo, que parecía una general congregación del mundo y tanto, que, perdía la esperanza de poder, no oír lo que había de pasar. Unos se contentaban con ver, otros con el aparato de cadalsos, otros con ver la diversidad de gentes, naciones y lenguas presentes se hallaban e impedían el paso de las calles, y otros con ver la grandeza del pueblo y majestad con tantos Señores y Caballeros del reino, otros con ver la belleza y hermosura, ricos atavíos de tantos Señores y Señoras, de Damas cortesanas principales, naturales y forasteras, que ocupaban las ventanas de las calles y plazas por donde venían los penitentes, por manera que la plaza, calles, tejados y ventanas del pueblo estaban tan llenas de gentes de diversas naciones y tan congregados, que parecía propio retrato del juicio”
  • Francisco Rizzi, Auto de fe 1680
  • AUTO FE DE 1680
  • La obra de Limborch, Hisstoria inquisitionis, es de la que se suelen extraer los famosos grabados sobre los sambenitos de los procesados
  • ENTRE EL AUTO Y EL QUEMADERO “Serían las diez del día cuando se comenzaron a leer las causas de las estatuas relajadas y después de ellas las de los siete relajados en persona y se acabaron a las cinco de la tarde. Arbitrio fue como la prudencia que influyó en el acierto de todas las acciones de este día, para que así no se ejecutasen las sentencias de noche, excusando los inconvenientes del concurso, que suelen ser más feos con las sombras. A esta salieron del tablado para el suplicio ... Y procedidas estas diligencias judiciales, fueron llevados por el Alcalde Mayor y Ministros de la Justicia Real, al campo del Marrubial, fuera de la Puerta de Plasencia, donde les esperaba el fuego, para los verdaderamente arrepentidos crisol, para los pertinaces impenitentes ensayo temporal de un fuego eterno. No paso a referir las circunstancias de este horrible espectáculo, por excusar a la relación de algunos borrones de pesadumbre, inexcusables a la consideración cristiana, acordándose la condenación de algunas almas redimidas con la sangre de Jesucristo Más desahogado el teatro con la delación de los relajados, se prosiguieron las causas restantes hasta las nueve de la noche” Córdoba, 1655
  • ENTRE EL AUTO Y EL QUEMADERO “Más desahogado el teatro con la delación de los relajados, se prosiguieron las causas restantes hasta las nueve de la noche, dando un postre preciso con una Margarita Ramírez, alias del Espíritu Santo, célebre beata, cuya hipocresía perniciosa, fue para los circunstantes, a un mismo tiempo escándalo y sainete, irrisión y risa, pues ya se sabe que los embustes de las personas de este género, son la chanza del pueblo, con que respira la gravedad de un Auto” Córdoba, 1665
  • El quemadero Juan José del Castillo, escribano del Ayuntamiento de Sevilla, el dos de diciembre de 1692. El portugués Baltasar de Castro resistió a todas los intentos de conversión por parte de religiosos de diversas órdenes durante el trayecto al quemadero: “y habiéndole pegado fuego a mucha leña que había al pie de dicho palo, luego que se quemaron los cordeles con que tenía atados y afianzados los pies, con un pie se descalzó el otro, y con el otro el otro, y escupió por dos o tres veces, y por tantas alzó los ojos al sol, buscándolo con algún trabajo porque iba ya al ocaso por ser las cuatro de la tarde poco más, y habiéndose quemado los cordeles con que estaba afianzado a dicho palo y abierto los eslabones de la cadena, cayó sobre las llamas, donde se acabó de quemar vivo”.
  • “ [A Medina, judaizante] lo arrojó el ejecutor encima de la hoguera que estaba ardiendo. Se levantó de ella y se arrojó del quemadero abajo, y habiéndole vuelto a subir y a exhortar repetía llorando como de miedo las mismas palabras, y habiéndole vuelto a arrojar a la hoguera con un cordel atado a los pies y estado en ella más tiempo de un credo, luego que se quemó el cordel volvió a salir de ella y a arrojarse del quemadero abajo, donde uno de los soldados que había en dicho sitio le dio con un cañón de un mosquete en la cabeza y lo atolondró y se volvió a subir y a echar en las llamas vivo, siendo las cuatro de la tarde poco más donde se quemó y convirtió en cenizas, las cuales con una pala se esparcieron por el aire, durando todo ella hasta las dos de la tarde del día siguiente”.
  • Sambenitos del tribunal de Córdoba
  • Los autos fueron algo más que la lectura pública de las sentencias Se publicaron y mostraron una imagen oficial de esos actos que fueron fiestas para nobles, laicos, eclesiásticos y para el pueblo. Las relaciones de autos de fe se vendieron, como muestra este catálogo publicitario del librero madrileño Isidro Joseph Serrete.
  • Razones de su pervivencia. Pedagogía del miedo: 1.- Engranaje del secreto 2.- La memoria de la infamia (sambenitos, inhabilitación, segregación,...) 3.- La amenaza de la miseria (confiscaciones, destierros,...) La Inquisición no se conformaba con castigar, creó la memoria de la vergüenza, tomaba los bienes, quitaba las honras.
  • En diciembre de 1808 Napoleón decretaba la supresión de la Inquisición , aunque fue una abolición nominal porque no se extinguió del todo la actividad inquisitorial en España. En las Cortes de Cádiz se volvió a debatir el futuro de la Inquisición. Por 90 votos contra 60 se aprobó el decreto de abolición, el 22 de febrero de 1813
  • Restituido al trono Fernando VII en marzo de 1814, se entrega a retomar el Antiguo Régimen en todos sus frentes.El 21 de julio de 1814 la Inquisición era restaurada. La ola revolucionaria se abrió paso con el Trienio Liberal, en marzo de 1820. La Inquisición volvió a ser suprimida. La restauración, en 1823, llevó a la instauración, no de la Inquisición con ese nombre, sino de las llamadas Juntas de fe, que estuvieron en manos de los obispos más reaccionarios. Muerto Fernando VII, el 15 de julio de 1834 se publicaba el decreto de supresión definitiva de la inquisición.