Your SlideShare is downloading. ×
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Los tres cerditos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Los tres cerditos

2,700

Published on

Published in: Education, Travel, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,700
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
18
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Había una vez tres cerditos que vivían en el bosque, se pasaban todo el día jugando y por la tarde les gustaba mucho merendar
  • 2. Se comían un bocadillo muy grande de atún con tomate (porque los bocadillos de jamón, como que no les gustaban mucho)
  • 3. Después cogían un chupa-chups de una caja que tenían llena, lo pelaban, guardaban el papel para luego tirarlo a la basura y se lo comían, lo chupaban y, como era de esos chupa-chups que por dentro tienen un chicle, luego lo masticaban, pero no se lo tragaban, porque los chicles no se tragan. Así se pasaban los días, jugando, merendando, ….
  • 4. Pero un día empezó a llover, primero despacio y luego deprisa y muy fuerte y al final acabaron los tres cerditos muy muy muy mojados, tanto se mojaron que tardaron un día entero en secarse y hasta pasaron mucho frío (brrrr, brrrr).
  • 5.
    • Fue entonces cuando pensaron: “si tuviéramos una casa
    • cuando lloviera nos podíamos meter en ella y no nos
    • mojaríamos”, pero ninguno de los tres cerditos sabía como
    • se hacían las casas, así que fueron a preguntarle a su
    • amigo el caballo que vivía en el prado de al lado.
    • - “Amigo caballo, amigo caballo” (llamaron los tres cerditos)
  • 6.
    • El caballo estaba trotando por el prado, unas veces
    • despacio y otras deprisa y cuando llegó hasta donde estaban los tres cerditos estaba
    • tan cansado que sólo le quedaban fuerzas para soplar,
    • - “Qué queréis, amigos cerditos?” (preguntó el caballo).
    • - “Queremos que nos enseñes como se hacen las
    • casas” (dijeron los tres cerditos a la vez),
    • - “De madera es lo mejor, aunque llueva o haga
    • calor” (contestó el caballo) y después se fue trotando por el prado
  • 7. Los tres cerditos ya sabían como se hacía una casa, pero decidieron preguntarle a la serpiente que vivía cerca, en un campo de paja. - “Amiga serpiente, amiga serpiente” (llamaron los tres cerditos) La serpiente salió de entre la paja, con su lengua fuera y soplando. - “Que queréizz amigozz zzerditozz” (preguntó la serpiente) - “Queremos que nos enseñes como se hacen las casas” (dijeron los tres cerditos a la vez), - “De paja es lo mejor, aunque llueva o haga calor” (contestó la serpiente) y se fue con su lengua fuera y soplando. .
  • 8. Los tres cerditos ya sabían como se hacían dos casas, pero decidieron preguntarle al conejo que también vivía cerca. - “Amigo conejo, amigo conejo” (llamaron los tres cerditos). El conejo salió comiendo… ¿a que no adivináis qué?; sí, muy bien, salió comiendo zanahorias que era lo que más le gustaba y preguntó:
  • 9. - “¿Qué queréis amigos cerditos? - “Queremos que nos enseñes como se hacen las casas” (dijeron los tres cerditos a la vez), - “De ladrillos es lo mejor, aunque llueva o haga calor (contestó el conejo) y se fue comiendo zanahorias.
  • 10. Los tres cerditos ya sabían como se hacían tres casas, pero no se ponían de acuerdo de que hacerlas, a uno le gustaba más que fuera de MADERA, a otro le gustaba más que fuera de PAJA y a otro le gustaba más que fuera de LADRILLOS. Al final decidieron hacer cada uno la casa de lo que más le gustaba, y así:
  • 11. El cerdito pequeño quiso hacerla de paja que le gustaba más, “si la acabo pronto podré tocar la flauta” (pensó), y cogió un puñado grande de paja y lo fue poniendo uno encima de otro, hasta que tuvo terminada la casa, le puso una puerta y pensó: “¡pero qué bonita se me ha quedado!”y se metió dentro a tocar la flauta.
  • 12. El cerdito mediano quiso hacerla de madera que le gustaba más, “si acabo pronto me dormiré la siesta” (pensó), y cogió un montón de madera y lo fue colocando hasta que tuvo terminada la casa, le puso una puerta y pensó: “¡pero qué bonita se me ha quedado!” y como estaba muy cansado, bostezó y se metió dentro a dormir la siesta.
  • 13. El cerdito mayor quiso hacerla de ladrillos que le gustaba más, “si acabo pronto merendaré mucho” (pensó), y primero hizo el cemento y le dio muchas vueltas, primero con un brazo y luego con el otro, cuando tuvo el cemento cogía los ladrillos y el cemento y los iba colocando. Cuando la tuvo terminada y le puso la puerta se quedó sorprendido y pensó: “¡pero qué bonita se me ha quedado!” y se metió dentro a merendar un bocadillo.
  • 14. Y así estaban los tres cerditos: uno tocando la flauta, otro durmiendo la siesta y otro merendando, cada uno en su casa cuando de repente…
  • 15. apareció EL LOBO a lo lejos - “pero que casas tan bonitas, esas no estaban ahí antes” (pensó) - “Voy a ver quien vive en ellas”, y sin decir nada más se fue hasta la primera casa que era la de paja del cerdito pequeño y llamó a la puerta TOC, TOC-TOC (porque los lobos siempre llaman así).
  • 16. - “¿Quién es?” (preguntó el cerdito, que era muy listo y no habría la puerta a nadie sin preguntar primero) - “Ábreme que soy el lobo” y el cerdito asustado dijo: - “no te abro que tú lo que quieres es comerme” y el lobo dijo entonces: - “pues si no me abres, SOPLARÉ y SOPLARÉ y la casa … DERRIBARÉ” tomó mucho aire y soplo muy fuerte y la casa… BRRROOMM, se cayó; el cerdito que vio al lobo tan grande que se lo quería comer, corrió y corrió muy deprisa
  • 17.
    • hasta que llegó a la casa de madera de su hermano
    • mediano y llamó muy deprisa: TOC-TOC-TOC, TOCTOC- TOC;
    • y el cerdito abrió la puerta muy deprisa, muy deprisa,
    • entro el cerdito y cerró la puerta también muy deprisa,
    • y… llegó el lobo TOC, TOC-TOC (porque los lobos siempre llaman así)
    • - “¿Quién es?” (preguntaron los cerditos, que eran
    • muy listos y no habrían la puerta a nadie sin
    • preguntar primero) - “Abrirme que soy el lobo”
  • 18.
    • y los cerditos asustados dijeron:
    • - “no te abrimos que tú lo que quieres es comernos”
    • y el lobo dijo entonces:
    • - “pues si no me abrís, SOPLARÉ y SOPLARÉ y la casa … DERRIBARÉ ”
    tomó mucho aire y aguantó mucho, mucho para soplar de golpe y entonces … la casa… BRRROOMM, se cayó; los cerditos que vieron al lobo tan grande que se los quería comer, corrieron y corrieron muy deprisa hasta llegar a….
  • 19. La casa de ladrillos del cerdito mayor, y llamaron muy deprisa: TOC-TOC-TOC, TOC-TOC-TOC; y el cerdito que estaba merendando vio que eran sus hermanos y les abrió muy muy deprisa y luego cerraron la puerta también muy muy deprisa y… llegó el lobo TOC, TOC-TOC (porque los lobos siempre llaman así) - “¿Quién es?” (preguntaron los cerditos, que eran muy listos y no habrían la puerta a nadie sin preguntar primero) - “Abrirme que soy el lobo”
  • 20. y los cerditos asustados dijeron: - “no te abrimos que tú lo que quieres es comernos” y el lobo dijo entonces: - “pues si no me abrís, SOPLARÉ y SOPLARÉ y la casa … DERRIBARÉ ” tomó mucho aire y aguantó mucho, mucho para soplar de golpe y entonces … la casa… ni se movió, el lobo estaba tan cansado que ya no podía ni soplar, - “Qué enfadado estoy” (dijo), “pues yo no me quedo sin comerme a los tres cerditos”
  • 21.
    • y entonces miró a un lado y luego a otro, miró abajo y
    • luego arriba, una vez y otra vez buscando un sitio por
    • donde entrar a la casa, hasta que de pronto vio la chimenea y pensó:
    • “ Voy a subir hasta el tejado y entraré por la chimenea”.
    • Los cerditos que lo oyeron en el tejado hicieron un fuego muy grande con una olla gigante, la llenaron de agua que enseguida
    • comenzó a hervir y cuando el lobo se metió por la
    • chimenea PLAS, cayó directamente a la olla, casi se ahoga
    • y cuando abría la boca parecía un pez. Le salían burbujas por la boca.
  • 22. Empezó a arderle la cola y dio un salto tan grande que parecía un cohete echando fuego por la cola, y tan lejos tan lejos se fue que nunca jamás volvieron a verlo por allí, y los tres cerditos se quedaron a vivir en la casa de ladrillos y jugaban y merendaban y cuando llovía no se mojaban fueron muy muy felices y … COLORIN COLORADO este cuento se ha acabado.

×