Your SlideShare is downloading. ×
Pacientes terminales
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Pacientes terminales

13,020
views

Published on

Published in: Health & Medicine

1 Comment
20 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
13,020
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
20
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Intervención Psicológica en Pacientes Terminales
    Cecilia Alvarado García
    Ailean de la Rosa Meyer
  • 2. Percepción de la muerte desde diferentes perspectivas
    • Cristianismo:La muerte no tiene una connotación negativa, por el contario, el hombre al morir adquiere la dicha eterna en el paraíso perdido.
    • 3. Las religiones orientales:Consideran que el hombre no tiene un solo nacimiento, sino que va renaciendo, muriendo y volviendo a nacer a través de diferentes cuerpos, siendo el alma algo inmortal. Se piensa que en la vida física hay sufrimiento, y uno tiene que alcanzar un estado de conciencia y felicidad permanente, en el que ya no se necesite volver a reencarnar; a este estado se le denomina nirvana.
    • Budismo Tibetano:Nos habla de la toma de conciencia de que en cualquier momento, seamos jóvenes o ancianos podemos morir, la muerte para ellos es un paso básico para alcanzar la liberación. Ellos visualizan la muerte para disipar nuestras vanidades y miedos, comprendiendo mejor nuestros problemas. La reflexión constante y profunda sobre la muerte tiene el poder de liberarnos del miedo, apartando de nuestras miradas las cosas sin sentido de la vida.  
    • 4. La religión hinduista: Mediante la práctica del yoga, es decir del control del cuerpo, de la mente, y de las actividades se alcanzaría el estado denominado samadhi, que equivale al estado de nirvana como lo manejan los orientales. En el hinduismo llegar a este estado significa alcanzar el Reino de Dios, la persona que llega a este estado es porque ha alcanzado la autorrealización, esto quiere decir que ha muerto a la vida material, a esta persona se le denomina yoghi al estar plenamente satisfecha en virtud del conocimiento y la iluminación adquiridas.
    • El islam:Considera que el mundo es un lugar donde existe el sufrimiento como consecuencia de los errores humanos, la aspiración del musulmán es abandonar el mundo para alcanzar la dicha eterna. Un musulmán que ha practicado los “5 pilares del Islam”, los cuales son: la profesión de fe, la oración, el ayuno, la limosna y la peregrinación; estaría convencido que al morir ira al paraíso anhelado tal como le promete su religión.
    • 5. Prehispánica:Cuando llegaron los primeros evangelizadores de España a México tenían una concepción del alma unitaria, y para los nahuas la muerte significaba la desagregación y dispersión, de los componentes del ser humano. También creían que las muertes eran provocadas por determinado dios, y que dependiendo el tipo de muerte seria el lugar al que irían. Los pueblos de Mesoamérica nos han dejado bastante evidencia sobre sus prácticas funerarias y de su culto a la muerte (entierros, figuras, ofrendas, mitos.), En estas prácticas se ve la necesidad que tenían de trascender al más allá. Desde el periodo preclásico se tiene el concepto de vida - muerte, para los antiguos prehispánicos la muerte tenía un significado diferente al nuestro, para ellos estaba relacionada hasta con la fertilidad, pensaban que cuando alguien moría seria ayudante de algún dios durante algunos años, y después tal vez volvería a nacer, si algún guerrero moría en combate era elevado al status de dios, lo mismo pasaba con las mujeres que morían al dar a luz a su primer hijo.  
    • Época colonial:La muerte fue utilizada para las personas que “pecaban”, las ejecuciones eran públicas y era obligatoria asistir, cuando algún miembro de la monarquía moría, sus funerales eran como una fiesta. Con la llegada al trono de España de los Borbones, en el 1700, la iglesia católica perdió bastante poder, la ilustración trajo una nueva forma de ver la vida y por supuesto la muerte, se buscaba vivir bien, así la muerte y las enfermedades fueron alejadas de la vida cotidiana, se le considero al cuerpo Laico y a la enfermedad como consecuencia de la mala alimentación, se busco tener más higiene en las ciudades y apartar los panteones del centro de estas. A estas medidas se opuso fuertemente la iglesia, que veía perder su lucrativo negocio de los lutos.
  • Consideraciones actuales sobre el morir
    Los únicos capacitados para hablar de la muerte son los muertos; pero los muertos nada dicen porque están mudos y delegan en lo vivos la pretensión imposible de comprender y definir el gran enigma. Iribarren (1965)
    La muerte (Albornoz, 1990) en sentido general se refiere al deceso de un ser vivo; así entendida es que nos dice Sartre (1905-1980) que la muerte es un simple hecho como el nacimiento. Cuando la muerte se considera como algo que ocurre a la existencia humana, entonces es posible apreciar varias concepciones acerca de la misma:
    La muerte como principio de una nueva existencia. Esta es una concepción religiosa, presupone que el alma es inmortal, que en el acto de la muerte se separa del cuerpo para pasar a llevar otro tipo de existencia.
  • 6. 2. Algunas religiones orientales consideran la muerte como el retorno al mundo del cual hemos salido; de ahí el “tierra eres y en tierra te convertirás", también la idea del "eterno retorno".
    3.La muerte entendida como limitación de la existencia, para el existencialista Karl (1883-1969) la muerte es la situación límite, inevitable a todo hombre. En tal sentido es decisiva, esencial, ligada a la naturaleza humana en cuanto tal, signo inequívoco de la fenitud.
    4.La muerte es el problema fundamental del hombre, el solo hecho de tomar conciencia de la muerte basta para engendrar la angustia y caracterizar la existencia humana. La existencia es la vida más la conciencia de la muerte.
  • 7. Bases fundamentales de los cuidados paliativos
    • Paliativo es adjetivo derivado del vocablo bajo latino palliatus, literalmente cubierto con capa o toga, pero también aliviado o mitigado.
    • 8. La paliación debe comenzar en las enfermedades crónicas, aun en una fase de terapia medica efectiva, el clínico que recurre a la medicina sintomática y adopta con el enfermo una relación de comprensión y empatía, practica incluso sin saberlo cuidados paliativos.
     
    • En 1990 la organización mundial de la salud: cuidados activos totales de pacientes con procesos avanzados incurables. El control del dolor y otros síntomas, y el apoyo psicológico, social, y espiritual es de suma importancia. El objetivo de los cuidados paliativos estriba en conseguir la mejor calidad de vida para el enfermo y sus familiares.
    • 9. La organización médica colegial de España y la sociedad española de cuidados paliativos afirma: la atención integral y la promoción de la calidad de vida en las fases más avanzadas de las enfermedades crónicas evolutivas y de los enfermos terminales, deben ser consideradas como un derecho fundamental de las personas y una prioridad para las administraciones y organizaciones sanitarias y sociales.
  • Antecedentes:
    • En 1982, en España inicio la primera unidad de cuidados paliativos
    • 10. En 1987, la medicina paliativa quedo como especialidad académica y materia obligatoria en el Reino Unido.
    • 11. En 1988, 20 países de USA establecieron sus comisiones para una legislación favorable a cuidados de pacientes terminales.
    • 12. En 1990 la OMS dio carta de naturaleza definitiva a los cuidados paliativos, ratificándolos como disciplina especializada esencial en la última etapa de la vida.
  • Características:
    • La muerte es una etapa de la vida: así debe ser considerada por el médico, que no puede adoptar ambivalentemente actitudes de huida y abandono o de saña terapéutica. Muy al contrario, su postura ha de ser de comprensión hacia el sufrimiento y compromiso de acompañamiento.
    • 13. La actuación del clínico debe atemperarse justo a las necesidades del paciente. Esos requerimientos incluyen alivio del dolor y restantes síntomas, eludir toda obstinación terapéutica, control por el enfermo de su situación, evitando ser una carga para los familiares, con los que deseara tener lazos cada vez más estrechos.
    • El paciente y sus familiares se integran como unidad de cuidados. Estos últimos deben recibir todo tipo de información, ejercer su derecho a opinar y se objeto de sostén emocional en los momentos críticos del deseo y luto.
    • 14. La alta demanda asistencial requiere todo un equipo de cuidados, no una atención unipersonal. El equipo interdisciplinario comprende médicos, psicólogos, enfermeros, nutriólogos, rehabilitadores, asistentes espirituales, y sociales.
  • Los cuidados paliativos pueden ejercerse en tres ambientes: hospitalario, domiciliario, o en un centro socio-sanitario. Cada uno de ellos es opción preferencial de acuerdo con las necesidades que presenta el paciente terminal
    Si se requiere un manejo de baja complejidad y alto soporte, el medio domiciliario resulta preferible.
    Cuando el grado de complejidad es elevado, es obligado el ingreso en una unidad hospitalaria de paliativos agudos.
    Una situación de baja complejidad y bajo soporte se compadece bien con los centros socio-sanitarios.
  • 15. En la enfermedad terminal, siempre hay algo que hacer. Esa actitud positiva de colaboración que entrañan unos cuidados paliativos sapientes, es capaz de convertir la agonía ansiosa y doliente en tránsito afectivo y llevadero.
  • 16. Psicología VS Tanatología
    Psicología
    Apoyar a los pacientes y a sus familiares, así como a su circulo social más íntimo en el manejo emocional del paciente terminal. Instruirlos en la adecuada toma de decisiones del manejo de la enfermedad de la mano de su ser querido. Terapia de duelo, para aprender del sufrimiento emocional y mejorar la calidad de vida futura.
    Tanatología
    Es la ciencia de la muerte y del buen morir; así como sus manifestaciones.
    Gira alrededor del enfermo terminal; se basa en las descripciones y observaciones que sobre él se realizan para ofrecer un diagnóstico y, mediante este, determinar las acciones a seguir.
  • 17. La Tanatología contiene una base interdisciplinaria, los cuales son:
    Medicina
    Enfermería
    Psicología
    Espiritualidad
    Religión
    Justicia y ética
    • Percibe al hombre como un todo, con sus necesidades y con sus realidades físicas, psicológicas, espirituales, sociales y culturales; contemplando primero al enfermo terminal y luego a quienes le rodean .
    El objetivo principal de la Tanatología es ayudar al hombre en aquello a lo que tiene como derecho primario y fundamental:
    Morir con dignidad, plena aceptación y total paz
  • 18. Estado físico de pacientes terminales
    • Deterioro evidente y progresivo del estado físico, con disminución del nivel de conciencia, desorientación y trastornos de la comunicación, que pueden agravarse progresivamente.
    • 19. Dificultad o incapacidad de ingesta, provocada por la debilidad y la disminución del estado de conciencia. 
    • 20. Alteración de los esfínteres, sobre todo en los pacientes tratados con psicótropos.
    • 21. Síntomas físicos variables, según sea la patología de base, y el control previo de los de los síntomas. Es frecuente la presencia de fiebre, ocasionada muchas veces por infecciones secundarias.
    • 22. Síntomas psicoemocionales variables, como angustia, agitación, crisis de miedo o pánico, manifestados verbalmente o no, según su estado.
  • Medidas para los síntomas mas habituales:
    • Determinar la necesidad de tratar un síntoma en función de la fase evolutiva del paciente y de su situación clínica. Valorar la relación daño-beneficio “no siempre lo más adecuado es tratar los síntomas”. Por ejemplo: Ej. Administrar antibióticos en un paciente moribundo con fiebre.
    • 23. Iniciar el tratamiento lo antes posible y realizar un seguimiento de la respuesta al mismo. 
    • 24. Adecuar la vía de administración a la situación del paciente. 
    • 25. No mantener medicamentos innecesarios hasta el último momento. 
    • 26. Uno de los principales síntomas que presenta el enfermo terminal es el dolor y su presencia o la posibilidad de que aparezca es uno de los factores más angustiosos tanto para el enfermo como para su familia.
  • A lo largo de la evolución de la enfermedad terminal, el paciente va a presentar múltiples síntomas, de intensidad variable, cambiante y de origen multifactorial.Los cuidados paliativos procuran conseguir que los pacientes dispongan de los días que les resten conscientes y libres de dolor, con los síntomas bajo control, de tal modo que los últimos días puedan discurrir con dignidad, en su casa o en un lugar lo más parecido posible, rodeados de la gente que les quiere. “Los cuidados paliativos ni aceleran ni detienen el proceso de morir. No prolongan la vida ni tampoco aceleran la muerte. Solamente intentan estar presentes y aportar los conocimientos especializados de cuidados médicos y psicológicos, y el soporte emocional y espiritual durante la fase terminal y en un entorno que incluye el hogar, la familia y los amigos. La atención después del fallecimiento es fundamental para los miembros de la familia y algunos amigos. Los voluntarios juegan un rol importante en el soporte de la familia.”
  • 27. Familia del paciente terminal
    • La familia del enfermo terminal debe considerarse parte fundamental, ya que se van a desarrollar en sus miembros una serie de alteraciones que afectan a múltiples esferas: emocional, social, y estructural.
    • 28. Se deben investigar los mecanismos por los que se produce una determinada alteración familiar conociendo sus antecedentes, su forma de aparición, las personas a las que implica. También es importante evaluar la intensidad del síntoma familiar y las limitaciones y consecuencias que produce en la familia y en el enfermo
    • Pueden considerarse intervenciones orientadas a este objetivo:
    Asignar tareas en los cuidados del enfermo a todos los miembros de la familia, lo cual repercute positivamente en el cuidador y favorece considerar el enfermo de todos y, por tanto, la muerte de todos.
    Evitar que la enfermedad terminal invada toda la vida familiar. Se deben mantener costumbres familiares. Es conveniente explicar, sobre todo al cuidador, que mantener una rutina familiar es necesaria y beneficiosa también para el paciente, que tendrá la oportunidad de participar en ella mientras le sea posible.
    La vinculación al enfermo terminal será vivida por todos como un “descuido” de los demás, lo que agrava la culpa de la cuidadora de no “ser capaz. La orientación del equipo sanitario puede contribuir a reconducir esta visión del problema hacia otras más participativa: reparto de tareas, no abandonar el auto cuidado de la cuidadora, mantener siempre que sea posible rutina gratificante.
  • 29. Estado psicológico y psiquiátrico del paciente terminal
    • El enfermo pierde su seguridad, incluyendo quizás la que da la esperanza, ya que su futuro le es incierto, pierde su tranquilidad, hasta económica en muchos casos, pierde su estabilidad, también emocionalmente hablando, pierde su autonomía, es decir, se vuelve una persona dependiente de todos y para todo y llega a perder hasta su capacidad de decisión, por más que se trate de su propia vida.
    • Pérdida de libertad:
    Libertad de movimientos, ya que por el gran debilitamiento que padece no podrá moverse aunque este llagado por no cambiar de postura, también perderá su libertad de pensar: la mezcla de emociones que sufre lo obligara a pensar siempre en una misma dirección, perderá su libertad de privacidad, aunque sea el protagonista del drama, en los hospitales muchos estudiantes, los residentes, tienen el derecho de entrar a examinar al paciente, por mas que éste se enoje.
    • Perdida del cuerpo:
    Lo pierde como aliado, como su amigo. Desde el momento en que comenzó el proceso degenerativo consecuencia de la enfermedad terminal, su cuerpo se convierte en el enemigo actual y en un obstáculo para su autorrealización. Perdida de la imagen propia. Ante el deterioro físico aparece la pérdida de autoestima, principio de una depresión que puede ser muy profunda.
  • 30. Con la depresión el paciente sufre también perdida de afectos ya que se negara a toda relación afectiva y se llenara de rabias y de culpas.
    • Perdida de la paz interior:
    Porque, ante la cercanía de la muerte, el moribundo comenzara a hacer una autoanálisis de su vida. Igual le sucederá cuando, sin llegar aun a la Depresión Anticipatorio, empiece a enfrentar la realidad de su problema, cercana muerte y todas sus consecuencias: cómo van a quedar sus seres queridos cuando el haya muerto, cuanto irán a sufrir…y es probable que surjan fuertes culpas.
  • 31. Las crisis que acompañan al enfermo pueden aflorar problemas del pasado que han estado reprimidos por largos años y activar al mismo tiempo, problemas de dependencia, pasividad, narcisismo, e identidad, entre otros. La muerte enfrenta a la persona con un potencial disolución de su Yo y esto hace que el enfermo sufra de miedos.
    • Miedo a lo desconocido
    • 32. Miedo a la destrucción
    • 33. Miedo a la soledad
    • 34. Miedo de perder el cuerpo
    • 35. Miedo a perder el autocontrol
    • 36. Miedo de pérdida de identidad
  • Definición del duelo
    • El concepto psicoanalítico, postulado por Freud (1912), en que el duelo hace referencia a la “pérdida del objeto amado”, incluyéndose como pérdidas objétales, tanto la muerte de un ser querido como la ruptura sentimental o la pérdida de empleo, estableciendo la diferencia entre aflicción y melancolía, en que el afligido cumple el “duelo”, al negociar con la realidad, admitir la irreversible desaparición del objeto amado y liberar el deseo para buscar nuevos objetos de amor. 
  • Duelo
    • La pérdida de un familiar y/o un ser querido con sus consecuencias psicoafectivas, sus manifestaciones exteriores y rituales y el proceso psicológico evolutivo consecutivo a la pérdida”, que denomina trabajo o elaboración del duelo.
    • 37. Melanie Klein (1935)refiere que el proceso de duelo también es aplicable a los procesos psicológicos y psicosociales que se ponen en marcha ante la pérdida, frustración proveniente de seres animados o entes inanimados como la pérdida de un ser querido.
  • FASES DEL DUELO
    Elisabeth Kübler Ross menciona cinco fases durante el duelo, y las llama:
    a)     Negación y aislamiento.
    b)     Ira.
    c)      Pacto.
    d)     Depresión.
    e)     Aceptación.
  • 38. Negación y aislamiento
    • Uno se opone a la idea de que tiene una enfermedad mortal o puede ser también que el paciente se aísle del resto de la gente, reacciones consideradas como normales y  como una forma de protección provisional a sí mismo, las cuales serán más tarde sustituidas por una aceptación parcial.
  • Ira
    • Sustituye la negación que tiene el paciente, por los sentimientos de rabia, coraje, envidia y resentimiento; aquí surgen todos los por qué; los pacientes moribundos suelen quejarse por todo, todo les parece mal.
  • Depresión y tristeza
    • El paciente pasa por una etapa de depresión, de tristeza profunda y todos los sentimientos anteriores pasan a ser sustituidos por una sensación de pérdida, por esto, la cuarta etapa del duelo es llamada.
  • Aceptación
    • La aceptación, llega cuando todas las demás se han experimentado; el enfermo no se sentirá abatido ni enfadado por su “destino”. Sin embargo, no significa que aceptación sea sinónimo de felicidad, más bien es como si el dolor no existiera más.
  • Objetivos que persigue el duelo
    Aceptar la realidad de la pérdida, se consigue tras pasar por todo el proceso de duelo.
    Dar explicación a los sentimientos, identificarlos y comprenderlos, para poderlos aceptar y encontrar los cauces apropiados de integración.
    Adaptarse a la nueva existencia sin el ser querido, con la búsqueda de nuevos roles y ocupaciones.
    Invertir la energía emotiva en nuevas relaciones sociales.
  • 39. Duelo patológico
    En el duelo patológico las tareas del proceso no han sido vividas y finalizadas.
    Se suele caracterizar por una serie de manifestaciones:
    • Revivir experiencias pasadas con poca o ninguna reducción de la aflicción.
    • 40. Exacerbación de respuestas somáticas o psicosomáticas.
    • 41. Expresión de sufrimiento o negación de la pérdida.
    • 42. Expresión de culpa, cólera, tristeza o llanto.
    • 43. Alteración del sueño o de los hábitos alimentarios.
    • 44. Ausencia de contactos sociales.
  • Duelo complicado no resuelto
    Es el que se da cuando se producen alteraciones en el curso e intensidad del duelo, bien por exceso (manifestaciones excesivas o atípicas, socialmente inaceptado) o bien por defecto (ausencia de manifestaciones de pesar).
    Existen distintos tipos de duelo complicado que pasamos a enumerar a continuación:
    • Duelo ausente o retardado
    • 45. Duelo inhibido
    • 46. Duelo prolongado o crónico
    • 47. Duelo no resuelto
    • 48. Duelo intensificado
    • 49. Duelo enmascarado
    • 50. Reacciones de aniversario anormalmente dolorosas
  • Abordaje terapéutico
    Podemos distinguir 2 tipos de buenas prácticas para abordar el proceso de duelo:
    • Enfoque proactivo (antes de que se produzca la pérdida)
    • 51. Enfoque reactivo (cuando la pérdida ya se ha producido)
    A) Enfoque proactivo:
    Educación en el duelo, la escuela ha de introducir entre sus objetivos el conocimiento de la muerte.
  • 52. ABORDAJE TERAPÉUTICO
    • Los profesionales deben prestar especial atención a aquellos casos con familiares o amigos que son ancianos o cuya muerte parece inminente.
    • 53. Educar para aceptar que el sufrimiento, la enfermedad, la muerte, las pérdidas, forman parte de la vida.
    • 54. Presentar de manera audiovisual las normas de comportamiento aceptado en la comunidad en situaciones relacionadas con la muerte.
    • 55. Enseñar que determinadas circunstancias pueden cortar el proceso natural del ciclo vital.
  • Objtivos y estrategias de intervención
    TECNICA EXPLORATORIA
    Las técnicas exploratorias tienen como objetivo, conocer todos los datos que pueden ser determinantes en la evolución del duelo. Para recoger estos datos de una forma ordenada, se establece una rutina dividida en: Datos generales: edad y nombres del fallecido y doliente, fecha de fallecimiento, cumpleaños, etc. Datos socio familiares: genograma, relaciones familiares, amigos, situación económica.
  • 56. OBEJTIVOS Y ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN
    Objetivos
    Antecedentes personales: problemas de salud psicofísicos, elaboración de posibles duelos previos, coincidencia de otros problemas de trabajo, familia, amigos, etc., tiempo de convivencia y tipo de relación con el fallecido, etc.
    Evolución del proceso del duelo: causa y lugar del fallecimiento, conocimiento de la enfermedad, sentimientos que manifiesta como añoranza, culpa, rabia, ansiedad, tristeza, etc. y apoyo emocional de la familia.
  • 57. REFINO
    REFINO
    Generales: REFINO (conforman nuestra actitud al intervenir) Las técnicas de intervención generales que desarrollamos en CPD se pueden resumir con el acrónimo R E F I N O, siendo: Relación (R), Escucha (E), Facilitación (F), Informar (I), Normalizar (N), Orientar (O).
  • 58. Objetivos y estrategia s de enseñanza
    Establecer una Buena Relación. Una buena relación de cuidados se caracterizará por: Tener una estrategia, con unos objetivos centrados en el doliente y negociados con él, así como unas actividades encaminadas a conseguirlos.
  • 59. Objetivos y estrategia s de enseñanza
    Escucha activa. La escucha activa es atenta, centrada e intensa; es una escucha del otro y de uno mismo: Es atenta, porque el profesional está con los cinco sentidos. Es centrada, debido a que se vive el aquí y ahora del momento.
  • 60. FACILITACIÓN
    Facilitar es favorecer la comunicación, esperar, tener paciencia, es también hacerle un espacio al otro (al doliente) y darle “permiso” con nuestra actitud y ese clima “seguro” que hemos creado, para que cuente lo que se le ocurra o exprese sus emociones más profundas.
  • 61. INFORMAR
    Informar al doliente es: Explicarle lo que hoy define la psicología occidental como el constructo duelo, pero siempre volviendo a insistir que lo suyo es “único” y que tiene permiso para sentir lo que quiera y cuando quiera.
  • 62. NORMALIZAR
    Normalizar es asegurarle al doliente –y se lo está diciendo su médico- que lo que siente, piensa, hace... es totalmente normal y lo natural en su situación... Esto valida sus reacciones y sentimientos.
  • 63. ORIENTAR
    Orientar es guiar, sugerir, aconsejar... o incluso prescribir mediante instrucciones concretas determinadas conductas o rituales, y a veces lo contrario; por ejemplo, disuadir de una decisión precipitada.
  • 64. PSICOFARMACOS
    Usar medicamento en el duelo significa darle categoría de enfermedad, con todo lo que esto conlleva. Ante un duelo normal, es adecuado evitar tanto la “anestesia emocional” como la dependencia; así los ansiolíticos e hipnóticos conviene usarlos a demanda y a poder ser por períodos cortos.
  • 65. Filtro del sistema
    Conviene estar atentos a las complicaciones del duelo y en caso necesario derivar al nivel especializado: Estilos de afrontamiento abiertamente auto lesivos, como los compensadores químicos, que se ayudan de sustancias como alcohol, nicotina, psicofármacos u otras drogas, para tratar de evitar el dolor o adquieren conductas repetitivas, compulsivas, como el juego con máquinas o la adicción al trabajo.
  • 66. NATURALEZA Y CALIDAD EN LAS RELACIONES FAMILIARES
    Considerar a la familia como grupo  primario de existencia humana, significa reconocer en ella la primera escuela del ser humano, el primer escenario en el que van incorporándose los valores propios de cada sociedad y de cada grupo concreto según su cultura.
    Es un grupo social que no ha sido estático: sus transformaciones han transcurrido paralelas a los profundos cambios de la sociedad, pero siempre sus funciones han estado relacionadas con el desarrollo armónico de todo individuo.
  • 67. ¿Qué es la Familia?
    “Grupo de personas que comparten vínculos de convivencia, consanguinidad, parentesco y afecto y que está condicionado por los valores socioculturales en los cuales se desarrolla.
  • 68. NATURALEZA Y CALIDAD EN LAS RELACIONES FAMILIARES
    Teniendo en cuenta esta característica se reconoce que en este grupo se viven crisis cuando el grupo familiar afronta situaciones de importancia en sentido positivo o negativo para todos como unidad social. Esos momentos importantes son considerados acontecimientos ya sean esperados o accidentales en la vida del grupo y generan contradicciones entre la estructura y funciones de la familia por una parte y las demandas consecuentes a los nuevos acontecimientos  que están afrontando por la otra; lo que produce cierto nivel de desorganización en el seno familiar.
  • 69. NATURALEZA Y CALIDAD EN LAS RELACIONES FAMILIARES
    La naturaleza y calidad de las relaciones familiares, las reacciones del enfermo y familia en pérdidas anteriores, la estructura de la familia y el momento evolutivo en que se encuentran como grupo, el nivel de soporte de la comunidad y los problemas concretos del grupo. No obstante, independientemente de cuál sea la reacción del grupo familiar, es muy difícil sustituirla en la atención al enfermo  y será el principal punto de apoyo a la hora de paliar los efectos que puede tener la enfermedad en la persona diagnosticada.
  • 70. NATURALEZA Y CALIDAD EN LAS RELACIONES FAMILIARES
    La familia es siempre tributaria de atención especial, de ahí que los cuidados de Salud deban llevarse a cabo por un equipo, que incluya además de los profesionales del sector, a todo elemento que sea necesario según el caso, con funciones precisas y con la meta única de lograr bienestar de la paciente y su familia, durante todo el proceso. 
  • 71. Reacción y estilo de convivencia del enfermo y la familia
    El miedo a la muerte del ser querido, está siempre presente de forma más o menos explícita, así como el temor a su sufrimiento y la duda de la propia capacidad y fuerza para cuidarle. El impacto que esta enfermedad tiene para el grupo familiar difiere de uno a otro y en ese hecho están implícitos aspectos relacionados con la evolución de la propia enfermedad y los relacionados con el entorno social y las características de personalidad del paciente.
  • 72. Reacción y estilo de convivencia del enfermo y la familia
    El diagnóstico modifica la vida familiar. Es frecuente que entre los parientes aparezcan sentimientos de impotencia, culpa, tristeza, ansiedad, dudas y miedos. Estas reacciones también varían de una familia a otra y dependen de la economía con que cuente la familia para hacer frente al proceso que viven, el número de familiares dispuestos a participar en el cuidado de la paciente, los vínculos entre ellos, medio social en que viven y el estado de salud de la, o las personas que cuidan, entre otros elementos .
  • 73. Acciones del equipo terapéutico
    ACCIONES DEL EQUIPO
    Las acciones del equipo deben estar dirigidas a valorar si la familia puede atender adecuadamente a su paciente y en segundo lugar, a ayudar al grupo a identificar a la persona que llevará la responsabilidad de los cuidados, con el propósito de intensificar el soporte sobre ésta.
  • 74. Reacción y estilo de convivencia del enfermo y la familia
    El cuidador primario se le identifica como la persona de mayor "responsabilidad" dentro del grupo familiar en estos cuidados; esta persona debe tener determinadas cualidades: posibilidades reales de cuidado (proximidad, condiciones físicas); antecedentes de relación afectiva con la persona enferma; ser capaz de imprimir seguridad y confianza; tener capacidad intelectual y suficiente nivel cultural, para lograr un amplio intercambio con el equipo de salud y con el paciente, así como tener los afrontamientos más adecuados posibles a eventos que se vayan presentando en el proceso.
  • 75. Nivel de apoyo
    La situación familiar debe ser periódicamente valorada porque puede modificarse en función de la aparición de otros acontecimientos potenciadores de crisis, lo que afectaría el cuidado de la persona enferma.
  • 76. Nivel de apoyo
    Frecuentemente la familia niega la situación terminal de la enfermedad de su familiar.  Es posible constatar también cierta ambivalencia afectiva y la claudicación en los cuidados del familiar enfermo.
    La claudicación familiar es la incapacidad de los miembros de una familia para ofrecer una respuesta adecuada a las múltiples demandas y necesidades del paciente. En la práctica, se observa dificultad para mantener una comunicación positiva con la persona enferma, entre sus familiares y con el equipo de cuidados.
  • 77. Nivel de apoyo
    La intervención profesional debe estar dirigida a la prevención del fenómeno, lo que se logra controlando los síntomas del paciente, compartiendo las responsabilidades en la toma de las decisiones y buscando apoyo en el cuidado del enfermo. … "es imprescindible, que la familia se despoje de sentimientos negativos de culpa, cuando desea que la situación terminal de su paciente llegue a fin cuanto antes…", siempre que intente aliviarlo mientras esté presente .
  • 78. Nivel de apoyo
    Las intervenciones con las familias deben incluir el proceso de duelo. Éste sigue a las pérdidas importantes en nuestras vidas; es muy doloroso, pero debe recorrerse porque implica deshacer el vínculo y la relación con la persona ausente; significa dolor y como proceso, se da en todas las culturas, aunque con rituales diferentes. Si se espera la pérdida, preparar a las familias para ese momento debe ser parte de las acciones de atención a estos grupos.
  • 79. Nivel de apoyo
    Un rápido recorrido por el proceso de la enfermedad nos lleva al reconocimiento de que la intervención psicológica con la familia, debe estar presente desde el momento mismo del diagnóstico de su paciente o lo más cercano a éste y ser lo suficientemente flexible para brindar a cada caso lo que cada uno requiera y en los dos polos del mismo: paciente y grupo familiar. La muerte, no será el fin de las acciones de salud; éstas deben desarrollarse con este grupo familiar para ayudarlos en la elaboración del duelo, lo que es de suma importancia para la salud de la unidad que conforman.
  • 80. Disciplinas en las que se apoya
    Tanatología: Apoya al doliente para que pueda hablar de sus sentimientos y emociones que generaron la muerte del ser querido y explicarle que la muerte es un hecho real, inevitable y que tendrá que aprender a vivir y establecer proyectos de vida sin esa persona.
    Se apoya en la psicología clínica.
    Psicofisiología experimental: Explicación biológica del comportamiento. Tiene como objeto las bases fisiológicas de los procesos psicológicos. Disciplina que intenta explicar una variedad de procesos conductuales por la interacción de sus componentes psicológicos y biológicos.
  • 81. Disciplinas en las que se apoya
    Medicina psicosomática: brinda explicaciones o hipótesis sobre las enfermedades. Enfoque psicosomático a partir de Freud. Una aproximación a la enfermedad que se basa en la hipótesis y observación de que los factores sociales y psicológicos, sociales que juegan un papel en la predisposición, desencadenamiento y mantenimiento de muchas enfermedades.
    Psiquiatría: Si el duelo no es normal y no se puede superar la muerte se necesita de la farmacología.
  • 82. Disciplinas en las que se apoya
    Psicofisiología experimental: Explicación biológica del comportamiento. Tiene como objeto las bases fisiológicas de los procesos psicológicos. Disciplina que intenta explicar una variedad de procesos conductuales por la interacción de sus componentes psicológicos y biológicos.
    Psicología clínica, aporta la explicación psicológica. Su enfoque es a la parte mental. Phares- Un campo que tiene como objetivo el estudio, diagnóstico y tratamiento de los problemas psicológicos o de la conducta anormal. Actividades:
    Evaluación Psicológica
    Tratamiento psicológico
    Investigación Psicológica
  • 83. Bibliografía
    • www.funlam.edu.co/.../Culturasdelamuerte.HiderJaimeLopez.pdf
    • 84. http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:2XF_b_QfzPMJ:www.psiquiatriasur.cl/portal/uploads/1_duelo_normal_y__patologico_en_aps.doc+duelo+patol%C3%B3gico&cd=3&hl=es&ct=clnk&gl=mx
    • 85. Rojas M., Carlos (2002). El enfermo mental ante la muerte. Estudios clínicos de antropología psiquiátrica. Valencia. Universidad de Carabobo. CDCH.
    • 86. http://www.tanatologia-amtac.com
    • 87. ARTÍCULO DE REVISIÓN. La familia en la enfermedad terminal. Muñoz Cobos, Espinosa Almendr, Portillo Strempel, Rodríguez González de Molina G.
    • 88. http://www.san.gva.es/docs/dac/guiasap027terminal.pdf
    • 89. http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2523077
    • 90. Paciente terminal y muerte. Ediciones Doyma S.A. 1 987
    • El manejo del duelo, una nueva propuesta para un nuevo comienzo. Santiago Rojas Posada. Editorial el Dorado. Colombia, Bogotá.
    • 91. http://www.scielo.org/scielo.php?pid=S140900152003000200005&script=sci_arttextsduelo
    • 92. Comité Consultivo de Bioética de Cataluña: Informe sobre la eutanasia y la ayuda al suicidio. España: ProusScience, 2006.
    • 93. PolainoYorente A. La familia y la sociedad frente al enfermo terminal. En: González BaronMed. Tratado de medicina paliativa. Madrid. Editorial Médica Panamericana S.A. 2002; 1-201-1-216.
    • 94. http://www.youtube.com/watch?v=2oIjnMKjM1o
  • Caso paciente terminal