v ALU                     A

                                                  TIV A

                   Evaluación       ...
LaSerieMATERIAIESOEAPOYOAIAEVAIUACIÓNEOUCATIVApublic81ci6n esuna
interna de los ComitésInterinstitucionales para la Evalua...
EV ALUACIÓN               y     AUTOEV         ALUACIÓN
                                                  (Algunas definic...
Evaluación y Autoevaluación.   Algunas definiciones.


La inclusión de algo en la categoría de valores            En cambi...
-                EvaluACi6n y AutoevaluACi6n. A!gul1As definiciones.

exclusivamente de su contenido; así, los juicios    ...
En el caso de una evaluación externa, la finalidad
de la evaluación    determinará     también las             Aquí se hac...
EvAluAci6n y AuíoevAluAci6n. AlgullAS definiciones.

5. Los referentes              de la evaluación            Indudablem...
Evaluación y Auroevaluación.             Alguna8 definicione8.

c)    El   referente        doble                         ...
para recoger las diversas opiniones de la
comunidad acerca del deber ser del programa.               Aquí       es necesar...
a) La     evaluación          dia~1nóstic.a

                                                                             ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Evaluacion Autoevaluacion

15,132

Published on

Material con contenidos sobre autoevaluación

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
15,132
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
138
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Evaluacion Autoevaluacion

  1. 1. v ALU A TIV A Evaluación y Autoevaluación. Algunas definiciones. Manuel Pérez Rocha COORDINACI6N NACIONAL PARA LA PLANEACI6N DE LA EDUCACI6N SUPERIOR
  2. 2. LaSerieMATERIAIESOEAPOYOAIAEVAIUACIÓNEOUCATIVApublic81ci6n esuna interna de los ComitésInterinstitucionales para la Evaluaci6nde la Educaci6n Superior,quetiene por objeto apoyar las tareas encomendadas los miequot;,bros a delos CIEESa defortalecerlasbases te6ricasde este trabajoyenriquecersus fin criterios e instrumentosde evaluaci6n. El contenido de estos materiales no corresponde necesariamente con la posici6n de los comités, y tampocoimplica obligadamenterecomendaciones para su actuaci6n. En este número de nuestra serie Materiales de Apoyo a la Evaluación Educativaofrecemos un documento de trabajo que presenta, de manera analítica,clara yaccesible, un conjunto de definiciones útiles para quienes se ocupan de las tareas de evaluación. La importancia del tema, y la brevedad y concisión con las que es tratado, no necesitan mayor preámbulo.
  3. 3. EV ALUACIÓN y AUTOEV ALUACIÓN (Algunas definiciones) Manuel Pérez Rocha I. Compromiso con la evaluación que tener en cuenta que ~I programa sostenido con recursos públicos debe ser . La palabra evaluación, y su derivada auto- permanente evaluado, tanto para sustentar evaluación, frecuentemente generan resistencias acc!o~es de mejpramieñto, coffio para dar a la y temores. En buena medida, estas reacciones sociedad debida cuenta de su operación. .- son explicables porque la evaluación ha estado asociada, especialmente en el campo educativo, Este texto tiene como propósito difundir los con los procesos de calificación, clasificación, conceptos básicos de evaluación y auto- exclusión y castigo. evaluación, y de sus diversas modalidades. Confiamos en que una mejor comprensión de dichos conceptos contribuirá a lextender el compromiso con estas funcionE~s que son consustanciales a toda acción responsable. 2. Evaluación, juicio y autoevaluación Evaluación es la acción o acc:iones que conducen a la determinación del valoro valores La evaluación -y la autoevaluación -deben de algo. Valor es una palabra que tiene, por lo menos, dos acepciones: apreciarse como una oportunidad para mejorar las condiciones en que operan nuestras ins- tituciones de educación superior, de modo que a) En un sentido restringido, por valor se entiende un atributo moral, como la honradez, maestros, estudiantes, autoridades, funcionarios la bondad, la justicia, la generosidad, la y personal de apoyo técnico, administrativo y manual realicen su trabajo de una manera más equidad, etcétera. productiva y satisfactoria. b) En un sentido lato, valor es tocJo aquello La evaluación y la autoevaluación en el campo que resulta objeto de nuestra preferencia o educativo solamente son exitosas si los elección, en donde quot;nuestraquot; quiere decir la involucrados efectivamente se comprometen a de quien hace la evaluación. realizarlas ya adoptar las medidas derivadas de sus resultados. En este campo las imposiciones De acuerdo con esta acepción amplia de valor, serían valores no solamente atribu1:os morales generan efectos contraproducentes. como los señalados en el párrafo alnterior, sino Sin embargo, es claro que la construcción del también, por ejemplo, la cultura, la ciencia, la consenso necesario no debe ser obstáculo para inteligencia, la eficacia, la belleza, la corres- que efectivamente se lleven a la práctica estas pondencia de un medio con el fin perseguido, o incluso la conformidad de algo con una norma importantes funciones. Particularmente, habrá establecida V aceptada.
  4. 4. Evaluación y Autoevaluación. Algunas definiciones. La inclusión de algo en la categoría de valores En cambio, de acuerdo con la acepción amplia pues una decisión subjetiva, pero no necesa- de valor, la expresión quot;juicio de valorquot; sería riamente arbitraria o caprichosa, como se verá redundante pues todo juicio (estético, moral, más adelante. Es necesario subrayar dos cir- científico, práctico, jurídico, etcétera:) sería quot;de cunstancias importantes: valorquot;. Juicios (ya no diremos de valor) conse- cuentes con esta acepción de la palabra valor a) Puesto que la e valuación implica la serían también, por ejemplo, los siguientes: elección personal de valores, regularmente también a ella quedan asociadas importantes » quot;el plan de estudios es aceptabl~ pues corresponde con el perfil deseat)le de los cargas afectivas, y egresadosquot; b) Toda evaluación está condicionada por los » quot;desde el punto de vista psicopedagógico, intereses del propio evaluador. el método de aprendizaje que ~;e está aplicando es correctoquot; Definir el valor de algo implica formular un julclo. » quot;Ios estudiantes de este grupo IJ~ De hecho, con frecuencia, se define al juicio como una quot;acción valorativaquot;; por lo tanto, valor adquirido una actitud científicaquot; y juicio son dos conceptos sumamente próximos, y evaluar y juzgar son, en gran medida, Sin embargo cabría aclarar que, de a(~uerdo con sinónimos. cierta acepción excesivamente amplia del término juicio, habría, por lo menos, otros dos Evaluar y juzgar implican esencialmente una tipos de juicio: los llamados juicios a~;ertórlcos comparación. En efecto, estas acciones o juicios de hecho (por ejemplo: quot;este programa suponen: académico tiene 40 alumnosquot;) y los juicios problemáticos o probabilísticos (po'r ejemplo: a) ~r uno o varios valores (el deber ser), quot;probablemente estos pizarrones durarán tres años). Como se observa, en ambos casos nada b) examinar los atributos del objeto a evaluar se dice sobre lo deseable 0 indesealble de las (lo que es), y situaciones acerca de las cuales se hace una c) Identificar la correspondencia o dIscre- afirmación. pancIa entre estos atributos del objeto y 1000000000reselegidos. A pesar de que filósofos tan notables como Aristóteles y Kant incluyen en sus catlegorías de De acuerdo con el sentido restringido de valor, juicio a las dos mencionadas en el párrafo la expresión 'Juicio de valorquot; querría decir juicio anterior, esta extensión del conceptl:) de juicio moral o determinación del valor moral; juicios no parece conveniente. En efecto, si se adopta de valor consecuentes con esta acepción de la esta amplísima acepción, prácticamente todo palabra valor serían, por ejemplo, los siguientes: enunciado o proposición resultaría un juicio, con lo cual la palabra juicio pierde significado pues )o quot;las normas administrativas de esta escapa tanto a su sentido etimológico original como a las connotaciones que hl:)y en día escuela son j~quot; conserva. ). quot;durante el servicio social los estudiantes se comportaron con extraordinaria Como he señalado, si se acepta que juicio es generosidadquot; todo enunciado que señala la deseabilidad de ~ quot;pudimos constatar la honradez de los algo, pierde sentido hablar de juicio:~ de valor, pues todos juicio es de valor. Consecuente- trabajadoresquot; mente, la clasificación de los juicios (jependerá 2
  5. 5. - EvaluACi6n y AutoevaluACi6n. A!gul1As definiciones. exclusivamente de su contenido; así, los juicios individuos. Así, por ejemplo, la expresión quot;la sobre una ley o sobre la relación de un hecho autoevaluación de la universidad hecha por el con una ley, son juicios jurídicos; el juicio sobre señor rectorquot; solamente tendría s;entido si se la idoneidad de un plan de estudios es un juicio aceptara que el señor rector es la universidad. pedagógico; el juicio sobre la eficiencia de un procedimiento es un juicio administrativo. Si se concibe a la universidad t~omo la co- munidad de maestros, estudiantes, autoridades, Aquí cabe también destacar que la evaluación trabajadores y egresados, la autoevaluación de y el juicio no son acciones puramente la universidad exigirá que en la formulación de intelectuales, sino que, por el contrario, están los juicios sobre la misma participen de manera directamente asociadas con decisiones y efectiva todos los sectores que la integran. Por acciones prácticas de diversa naturaleza. Aun supuesto que el rector de una univelrsidad puede cuando los resultados de una evaluación o un y debe emitir sus propios juicios sobre la juicio se traducen en palabras, se trata de institución, pero al conjunto de E~stos juicios palabras que quot;hacen cosasquot;, como dice Austin. deberíamos llamarle quot;la evaluación de la universidad hecha por el señor rectorquot;. En efecto, por ejemplo, como resultado de un juicio penal pueden desprenderse acciones Se entiende por programa de docencia no coercitivas materiales (expropiaciones, en- solamente al conjunto de asignaturas o carcelamiento y hasta la muerte); por esto, la actividades que conducen a la obtE~nción de un acción de juzgar es definida también como la título o grado (licenciatura, maestría, doctorado), administración de justicia. De la misma sino al conjunto de todos los ~entos manera, el resultado de una evaluación acadé- normativos, técnicos, humanos y materiales que mica ~ derivar en administración de intervienen en el logro de esas-me~. justicia pues en ciertas circunstancias genera exclusiones y penalidades (o inclusiones y Todos esos elementos están estrechamente premioS) de diverso grado. De hecho, toda interelacionados: el mejor plan de estudios no valoración o juicio que concluye en que algo es operará si los alumnos no cuentan con la deseable y no existente es un preámbulo de la formación previa necesaria; nin!}una planta acción, invita a realizar las acciones necesarias docente se desempeñará adecuadi3.mente si no para alcanzar lo deseable. cuenta con las herramientas necesarias; ninguna comunidad académica alcanzará sus objetivos si la institución no cuenta con el marl=o normativo adecuado, etcétera. Por lo tanto, cuando el propósito de la evaluación es susterltar acciones de mejoramiento, se hace necesaria una evaluación integral, frecuentemel'lte llamada quot;holísticaquot; 1. Como ocurre con la evaluación de cualquier objeto, la evaluación de un programa de 3. Evaluación y autoevaluación de un docencia, se trate de una evaluaci()n externa o programa de docencia de una autoevaluación, puede tener diferentes finalidades. Según la finalidad perseguida, la Autoevaluación es la evaluación que de sí evaluación prestará atención a elementos mismos -y/o de sus acciones, los resultados específicos del programa y exigirá I!lodallda~ de éstas, los medios con los cuáles se realizan, específicas en el procedimiento y las técnicas etcétera -hacen un individuo o un conjunto de que habrán de emplearse. , Véase definición en el recuadro de la página 7. 3
  6. 6. En el caso de una evaluación externa, la finalidad de la evaluación determinará también las Aquí se hace evidente el gravE~ error características de quienes habrán de hacerla. que se comete cuando se defil1,ea la No es este el caso de la autoevaluación pues, evaluación como quot;la obtención de infor- mación para la toma de decisioi~esquot;. dada la definición arriba propuesta, la autoevaluación la realizan quienes participan en En esta definición simplista se pasan el programa evaluado. por alto cuesti<>nes esenciales: a) que después de obtenida la inform.ación, esta debe ser analizada apli,cando en cada caso las técnicas y la$ teorías apropiadas provenientes de la pjedago- gía, la psicología, la sociolo€:ía, la economía, etcétera; b) que una vez hecho el análisis, deben formularse juicios apoyados en valores (criterios) escogidos conscientemente yexpresa- dos de manera explícita (véase más adelante lo que se dice acerca de los Evidentemente, los diferentes actores de un referentes de la evaluación). programa participarán en la evaluación del mismo de manera diversa, dependiendo de las Debe subrayarse que esa definición funciones que desempeñan en el programa y simplista de evaluación también pasa de las aportaciones que de ellos pueden por alto que la misma búsqueda de información implica haber definido esperarse. previamente los asuntos relevantes; de hecho, como se verá más adelante, la búsqueda de información implica 4.. El método de la evaluación ya haber hecho ciertas deci~¡iones en cuanto al modelo educ:ativo Llamamos método de la evaluación a las deseable. operaciones estructuradas que nos permiten formular los juicios que constituyen la evaluación. En el caso de una autoevaluación, otri~ actividad Como se verá, estas operaciones son, esen- que deberá integrarse inteligentemente con la cialmente, comparaciones sustentadas en investigación y la formulación de juicios es la investigaciones. Como he señalado, para discusión colectiva para lograr consensos y evaluar comparamos los atributos o cualidades decidir cómo manejar las discrepancias. del objeto evaluado con parámetros, modelos, paradigmas o criterios previamente selec- También deberá tenerse presente que, aun cionados. cuando se proponga un orden partil:ular para estas actividades, la evaluación exigE~,muchas Por ejemplo, la formulación de un juicio acerca veces, trabajar por aproximaciones ~)ucesivas, de la calidad (deberíamos decir más bien de modo tal que si una vez cubiertas varias .'cualidadesquot;) de los egresados de un programa etapas, reconocemos la falta de elem~~ntos para de docencia implica haber definido, apoyados continuar, deberemos regresar a buscarlos en determinadas investigaciones, cuáles son las completando actividades de la~) etapas características deseables en dichos egresados. anteriores. Con base en esta definición, se investigarán las características reales de los egresados, se La evaluación es, por lo tanto, un trabajo que compararán con las deseables, y seformularán exige flexibilidad y creatividad, es má~) una obra loS juicios correspondientes. de arte que de ingeniería. 4
  7. 7. EvAluAci6n y AuíoevAluAci6n. AlgullAS definiciones. 5. Los referentes de la evaluación Indudablemente, la opinión de los expertos es valiosa. Sin embargo, una tendenc:ia riesgosa, A los elementos que constituyen las caracte- que se ha fortalecido últimamen1:e, es la de rísticas deseables en el objeto a evaluar les confiar la solución de los problemals exclusiva- llamamos referentes de la evaluación; estos mente a la opinión de los expertos, en detrimento referentes pueden ser una simple cifra o un de los análisis sistemáticos y rigurosos susten- conjunto de cifras (un número absoluto, un por- tados en los aportes de las disciplinas científicas centaje, un promedio, cantidades límite, etcétera, y humanísticas aplicables en cada caso. frecuentemente llamados parámetros) y criterios (valores deseables). Si estos referentes están b) El referente quot;objetivoquot; formulados de manera integral y sistemática, podemos llamarlos modelos o paradigmas. Hipotéticamente, la evaluación de IJn programa podría hacerse tomando como referencia el mo- Queda claro que no puede haber evaluación sin delo o paradigma que una instituciórl ha seleccio- referentes. Conviene pues detenerse a analizar nado para sí misma y para el pro,grama. Este los evidentes problemas de quién, cuándo y modelo está plasmado en documentos tales cómo define los referentes. como su ideario, su ley orgánica y otras normas, sus planes de desarrollo y sus plane~de estudio. En el caso de las autoevaluaciones, el problema de la determinación de los referentes es parti- De esta manera, tanto un evalu8,dor externo cularmente complicado. Para explicar este punto como los actores del programa que se va a eva- primero revisaremos brevemente otros casos. luar (en el caso de la autoevaluaciórl), se absten- drían de introducir criterios o paráml~tros propios a) El referente oculto y, supuestamente con la mente en blanco, harían una comparación quot;objetivaquot; de los datos de la Una deficiencia frecuente en las evaluaciones realidad, con el paradigma o modelo de la propia externas consiste en que los evaluadores no institución y del programa. hacen explícitos los criterios, parámetros o modelos en los cuales se apoyan para emitir sus Esta aproximación supone, en primer lugar, que juicios. Esto es, dicho referente queda oculto o, -por las razones que sean -se ha l:ieterminado por lo menos, insuficientemente explícito. que el modelo vigente adoptado por la institución no debe ser modificado (cuando muchas veces Frecuentemente, a los evaluadores externos se reformarlo es una tarea urgente). No solamente les considera expertos con elevada autoridad, eso, se supone también que lo qlJe se desea de manera que sus juicios y las recomenda- para el futuro es precisamente la aplicación de ciones que de ellos se derivan, adquieren valor ese modelo y de todo lo que de él se deriva. por el hecho de haber sido formuladas por quienes se supone tienen conocimientos y Por otra parte, esta aproximación al problema experiencia respetables. ignora que los evaluadores nunca son realmente neutrales. Es una ilusión pensar que los evalua- El problema de esta posición es que ignora el dores pueden dejar colgados en el perchero de carácter subjetivo de los valores; no brinda la la entrada sus propios valores, sus opiniones, oportunidad de analizarlos, discutirlos, jerarqui- sus prejuicios y sus obsesiones, y ,efectuar una zarlos y proponer otros. Así, el evaluado queda evaluación quot;químicamente puraquot; mediante la subordinado al evaluador y no tiene la posibilidad comparación de la realidad con el modelo de la de comprender el verdadero significado de los institución. Particularmente tratándose de temas juicios emitidos. como la educación, desde la percepción de la realidad entran en juego todos los elementos subjetivos del evaluador. 5
  8. 8. Evaluación y Auroevaluación. Alguna8 definicione8. c) El referente doble coincida con el modelo del comité (en este caso el evaluador recomendará simplemente En el caso de las evaluaciones externas, el he- que el modelo de la institución se haga cho de que el evaluador haga explícito el modelo coincidir con lo que ocurre en la realidad), o paradigma en el cual basará sus juicio se c) que el modelo de la institución y el del traduce en múltiples beneficios. Uno de ellos es comité difieran entre sí, y que la ,realidad que el evaluado queda en posición de poder coincida con el modelo de la institu,ción (en evaluar a su evaluador ya sus juicios. De esta este caso el evaluador recomendar~l que se manera, aun tratándose de una evaluación modifiquen tanto el modelo de la iru3titución externa, el evaluado queda en la posición de como la realidad) y participar consciente y críticamente en las acciones que se deriven de la evaluación. d) que el modelo de la institución y el del comité difieran entre sí y que además la Evidentemente, la sola aplicación del modelo o realidad no coincida con ninguno I:le ellos paradigma del evaluador puede ocasionar que (también en este caso el evaluador recomen- la evaluación externa fomente una uniformidad dará modificar ambos). poco deseable en la educación superior, y en la marginación de las singularidades y aportes d) Los referentes de la autoevaluac~16n específicos de las distintas instituciones. Este problema lo han enfrentado los Comité Interins- Como se ha señalado, el problema de definir titucionales para la Evaluación de la Educación los referentes para una autoevaluación es Superior (CIEES) y lo han resuelto haciendo particularmente complicado. En efec:to, si los entrar en juego dos referentes: a) el del propio evaluadores van a ser los actores del propio comité evaluador y b) el de la institución y programa (maestros, estudiantes, autoridades, programa evaluado. trabajadores, etcétera) deberemos plrever me- canismos eficaces para recoger las diversas En estas condiciones, el procedimiento seguido posiciones que se presenten en dichos actores por los CIEES consiste en: a) evaluar el modelo respecto de una gran variedad de asuntos. de la institución, comparándolo con el modelo Después, habrá que encontrar mecani~¡mos para del comité, y b) una vez emitidos los juicios que esas diversas posiciones se concreten en correspondientes, comparar la realidad del criterios y parámetros de evaluación específicos; programa a evaluar tanto con el modelo de la más adelante, habrá que formular url procedi- institución como con el del comité. miento que permita entrar en juego a esos diver- sos referentes y, finalmente, habrá que encontrar Puede darse el caso de que el modelo de la soluciones justas a los juicios discrep¡antes. institución, el modelo del comité y la realidad coincidan satisfactoriamente. En este caso, la Un elemento que puede contribuir a re:solver por recomendación del evaluador externo sería lo menos algunos de estos problemas de la auto- asegurar que esta situación se consolide. evaluación es una evaluación exterrla previa. Los resultados de una evaluación externa Pueden darse, obviamente, otras cuatro (realizada con rigor y con un modelo o p,aradigma posibilidades: explícito como referente), pueden con'J'ertirse en a) que el modelo de la institución sí coincida un punto de partida ordenador y estructurador con el del comité, pero la quot;realidadquot; sea de esa primera fase de la autoevaluación que distinta a ambos (er1 cuyo caso se recomen- consistirá en definir los quot;referentes internosquot;. dará modificar la quot;realidadquot;), Como se verá más adelante, la discu~¡ión orde- b) que el modelo de la institución y el del nada y colectiva de los resultados de urla evalua- comité difieran entre sí, pero que la quot;realidadquot; ción externa puede ser un procedimiel1to eficaz 6
  9. 9. para recoger las diversas opiniones de la comunidad acerca del deber ser del programa. Aquí es necesario aclarar que una De esta manera, pueden identificarse las coin- evaluación holística no es nece- cidencias y las divergencias, y programarse ac- sariame!!te una evaluación de tividades de discusión y análisis que permitan todos los elementos y todas las lograr los mayores consensos posibles. Como se verá también más adelante, las divergencias relaciones, lo cual muchas veces que prevalezcan, dependiendo de su naturaleza, resulta ocioso v muy cQstoso: una pueden tener diversas soluciones. evaluación holística es una evaluación de todos los elementos V todas las relaciones significa- 6. Los diversos tipos de evaluación tivos para los propósitos Las evaluaciones pueden ser clasificadas de específicos de la eyaluación acuerdo con diversos enfoques: que se está realizando. Según la relaci6n de los evaluadores con el objeto evaluado. Como hemos visto, si la Según sus prop6sltos. La definición de la evaluación la hacen los actores del programa finalidad con la cual se hace un,a evaluación evaluado, le llamaremos autoevaluaclón. Si una permite definir: 1) los ámbitos y aspectos a los evaluación externa es realizada por quot;igualesquot; (por cuales debe darse preferencia (Inormatividad, ejemplo académicos de otras instituciones) suele resultados, procesos, insumos, etcétera), 2) los Ilamársele quot;evaluación de paresquot;; conjuntos de valores que constituiri~n los criterios que sustenten la evaluación y 3) el método más Según la clase de criterios que se apliquen. adecuado para realizarla. Por ejemplo, si se usan criterios puramente le- gales, hablaremos de una evaluación jurídica; si los criterios son económicos, la evaluación Una institución educativa o un se llamaría financiera; si los criterios son sola- programa académico pueden ser mente académicos, este apellido le pondremos evaluados con múltiples propósitos, a la evaluación. entre los cuales destacan tres: Según el alcance de la evaluaci6n. Si se ~ definir acciones para mejorarlo evalúa solamente una parte del programa, la (evaluación dlagmóstlca), evaluación llevaría el nombre de la parte evalua- da (por ejemplo, evaluación de resultados o > informar a los sectores intere- evaluación de recursos). Esta explicación, que sados sobre las cualidades del pudiera parecer excesivamente obvia, es nece- programa o la institución saria para aclarar un concepto particularmente (acreditación) y importante: el de la evaluación holística. » decidir la asignacióln de recu rsos financieros. Veamos brevemente algunas de las características esencial.~s de estos tipos de evaluación: 7
  10. 10. a) La evaluación dia~1nóstic.a hallazgos de evaluaciones del mismo objeto La evaluación diagnóstica busca, con un enfo- hechas con otros propósitos. Pero también que esencialmente constructivo, el conocimiento puede ocurrir que las diversas evaluac;iones de más sólido posible de los logros y deficiencias un mismo objeto, inadecuadamente conducidas, de la institución o programa evaluado -y las se estorben entre sí. Tal es el caso, por ejemplo, causas de estos logros y deficiencias -para de las evaluaciones diagnósticas y la:s evalua- definir acciones de mejoramiento. Los juicios ciones calificadoras en el campo educ:ativo. En consistirán en calificar a algo como un logro o este caso, esos dos distintos propósitos de la una deficiencia, como algo deseable o evaluación alientan dos actitudes opuestas del indeseable. evaluado, exigen dos procedimientos: de eva- luación sumamente diferenciados y suponen Si tomamos en cuenta que los diversos ele- características también diferentes en 191 agente mentos que intervienen en la operación de un evaluador2. programa o una institución educativa tienen estrecha relación entre si mismos, es evidente que una evaluación diagnóstica tiene que ser c) La evaluación para asignar recursos holística. También es evidente que, puesto que financieros se trata de indagar las causas de los logros y deficiencias -para consolidar los primeros y La evaluación destinada a sustentar decisiones eliminar estas últimas -la evaluación diagnóstica en materia de financiamiento de programas exige la realización de diversas investigaciones implica haber definido los criterios específicos sólidas y rigurosas. de la evaluación, y también implica haber defi- nido una política general de desarrollo del conjunto de programas que pueden ser b) La evaluación orientada a la acreditación beneficiados con los recursos qUt~ se van a asignar . La evaluación orientada a la acreditación se reduce a la constatación del cumplimiento de la Si el agente financiador (y en este caso también institución o programa evaluado con un conjunto evaluador) asume como responsabilidad promo- de parámetros o criterios definidos por la ins- ver el desarrollo del conjunto de programas, tancia acreditadora. Se trata, por lo tanto, de deberá asegurarse que el mecanismo de finan- una evaluación mucho más simple que la exigida ciamiento efectivamente logre este propósito. por los diagnósticos que sustentan acciones y Aquí deberá tenerse presente que si los desi- planes de desarrollo y mejoramiento. guales son tratados de manera igual, puede generarse el quot;efecto Mateoquot;3 y en vez de promo- Obviamente, la evaluación de un objeto (perso- verse el desarrollo del conjunto de programas na, institución, programa, etc.) hecha con un se propiciará que unos pocos avancen y otros propósito determinado puede beneficiarse de los muchos decaigan hasta desaparecer. 2 Véase el ensayo Evaluaci6n, acreditaci6n y calidad de la educaci6n, número 22 de la serie quot;Materiales de Apoyo a la Evaluación Educativaquot;. CIEES, México 1996. 3 Idem. 8
  1. Gostou de algum slide específico?

    Recortar slides é uma maneira fácil de colecionar informações para acessar mais tarde.

×