Your SlideShare is downloading. ×
Los intrigantes del vaticano
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Los intrigantes del vaticano

239
views

Published on

reportaje de Proceso 1894

reportaje de Proceso 1894

Published in: News & Politics

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
239
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Los intrigantes del Vaticano Emilio Godoy “En ocasiones la Iglesia se desfigura por las divisiones de su cuerpo eclesial”, dijo el Papa Benedicto XVI el miércoles 13 en la que fue su última homilía. La frase apuntaló la hipótesis que lanzaron los vaticanistas: que las intrigas palaciegas y los juegos de poder en la Curia Romana influyeron en la renuncia del sumo pontífice. Al menos tres grupos habrían protagonizado las pugnas intestinas: los liderados por loscardenales Tarcisio Bertone, secretario de Estado, Ángelo Sodano, decano delColegio Cardenalicio, y Ángelo Bagnasco, presidente de la Conferencia EpiscopalItaliana. Y los tres se aprestan para una nueva batalla: influir en la elección delnuevo Papa.Presionado. Acorralado. A veces decidido, a vecestitubeante.Esa es la imagen del Papa Benedicto XVI quetransmiten los llamados Vatileaks, los documentosinternos del Vaticano revelados en 2012 por elperiodista italiano Gianluigi Nuzzi en su programatelevisivo Los intocables.El alemán Joseph Ratzinger, de 85 años y quienasumió en abril de 2005 tras de la muerte del polacoKarol Wojtyla, Juan Pablo II, ha lidiado con asuntoscomo la reestructura financiera de la Santa Sede, lasintrigas palaciegas entre grupos de poder, losescándalos de pederastia clerical y la crisis global delcatolicismo.
  • 2. En su libro Las cartas secretas de Benedicto XVI (2012), Nuzzi afirma queRatzinger “está dolido por las rupturas que se están consumando en la curiaromana, en la comunidad de purpurados que sale cada vez más lastimada de losúltimos consistorios”.El germano es “víctima de los compromisos y de una „razón de Estado‟ quehipoteca cualquier cambio”.Los Vatileaks, bautizados así por el vocero papal Federico Lombardi por susimilitud con los Wikileaks –el conjunto de cables secretos de Estados Unidosdifundidos por el australiano Julian Assange–, son los informes privados queBenedicto XVI y sus secretarios, el teutón Georg Gänswein y el maltés AlfredXuereb, han recibido en los años más turbulentos del papado que concluirá el 28de febrero, procedentes de la Secretaría de Estado, de las nunciaturas, de losdistintos cardenales y de todos los rincones del planeta.Los documentos, dice Nuzzi, “revelan la cotidiana precariedad de la Iglesia, entreverdades sumergidas, emergencias resueltas, dificultades permanentes y secretoscelosamente guardados”.Los papeles permiten dimensionar “los secretos sobre el dinero, los negocios y lasconjuras reveladas” que llegan al despacho de la jerarquía vaticana”.En los documentos se hallan “historias dolorosas, escándalos del Vaticano,intereses, camarillas, juegos de poder y de corrupción, intentos de injerencia deeste Estado e intervenciones en la política y en la economía” de naciones comoEspaña, Italia y Alemania”.En su edición del jueves 14, la revista italiana Panorama reveló que el informesobre los Vatileaks elaborado por una comisión de tres cardenales y entregado alpontífice en diciembre de 2012 motivó la decisión de renuncia anunciada el lunes11.Para la estructuración del expediente, los cardenales Julián Herranz, Salvatore deGiorgi y Josef Tomko se entrevistaron con prelados, laicos y religiosos paraesclarecer la filtración masiva de documentos, atribuida al exmayordomo papalPaolo Gabriele, el ingeniero en sistemas Claudio Sciarpelletti y a una fuentecolectiva apodada María por Nuzzi.“Las denuncias recíprocas, los ataques, los episodios que permanecieroncubiertos por años y nunca develados son una chocante y dramática revelación”para Ratzinger, indicó la publicación.El Papa “sale duramente probado del coloquio con la comisión investigadora.Encuentra la fuerza de hablar sólo con el hermano Georg. Se confiesa admitiendo,
  • 3. quizás, haber descubierto un rostro de la curia vaticana que no había jamásimaginado”, prosigue el reportaje de la revista.Roberto Velázquez Nieto, investigador del Archivo Secreto del Vaticano, identificatres bandos, liderados por los cardenales Tarcisio Bertone, secretario de Estadodesde 2005; su predecesor y decano del Colegio Cardenalicio, Ángelo Sodano –muy cercano a Juan Pablo II–, y Ángelo Bagnasco, presidente de la ConferenciaEpiscopal Italiana (CEI).“Bertone es cercano a Benedicto XVI, es más abierto y menos conservador enalgunos temas, Sodano encabeza un grupo conservador, tradicionalista, cercano aJuan Pablo II, y Bagnasco representa al ala italiana”, muy poderosa, explica eltambién investigador huésped del Centro de Estudios Mexicanos.A su modo las tres facciones buscan incidir en los destinos del Vaticano, medianteel ordenamiento de cardenales, nombramiento de funcionarios y derecho depicaporte en el despacho papal.En una carta dirigida al pontífice el miércoles 13, el arzobispo Norberto Riveraseñala que “deja a la Iglesia de Jesucristo en paz, después de sorteartempestades, incomprensiones y hasta traiciones”.En su última homilía de ese mismo día, Benedicto XVI manifestó que “enocasiones la Iglesia se desfigura por las divisiones dentro del cuerpo eclesiástico”y pidió superar “el individualismo y las rivalidades”.“Hay muchos intereses en pugna. Pero Benedicto XVI no se vio limitado por lasdivisiones. Quiso renovar la Santa Sede y quiso quitar el velo hacia el interior”,señala Velázquez.El portugués José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para lasCausas de los Santos, reconoció ante el vaticanista Andrea Tornielli, en unaentrevista publicada el miércoles 13 en el diario italiano La Stampa, que las fugasde información “creo que habrán tenido alguna influencia”. Pulsos de poderBertone es una de las figuras más poderosas del Vaticano, cuya influencia hagenerado incordias en los pasillos eclesiales.Ratzinger lo conoce desde hace tiempo, pues fue secretario de la Congregaciónpara la Doctrina de la Fe entre 1995 y 2003, que el teutón presidió de 1981 a2005.
  • 4. “A diferencia de sus predecesores, Bertone no proviene de la carrera diplomática:un riesgo que Ratzinger debe haber ponderado bien, previendo que la elecciónsuscitara desconfianzas y reacciones”, escribe Nuzzi.Poco después de su llegada, Bertone trata de imponer sus preferencias en laelección de la cúpula de la CEI, para impedir que Bagnasco suceda al presidentesaliente, Camillo Ruini. Pero su gestión no tuvo éxito, pues Benedicto XVI confirmóal actual jerarca italiano.Por eso, el secretario de Estado ha abierto una confrontación con la CEI, queresguarda el peso de los clérigos italianos en el Vaticano.El 5 de febrero de 2009 el cardenal italiano Paolo Sardi, patrono de la SoberanaOrden de Malta, dirige una misiva a Ratzinger, en la cual imputa a Bertone “ladesorganización en la curia romana”, un sentimiento de malestar entre losprelados diplomáticos.La temperatura en los corrillos vaticanos sube al grado de que los cardenalesBagnasco, Camillo Ruini, Ángelo Scola y el austriaco Christoph Schönborn sereúnen en abril de 2009 con el Papa en su residencia de descanso de CastelGandolfo para pedirle el despido de Bertone. Pero Ratzinger no cede, Bertonepermanece.“El juego de poder se desarrolla en un clima de creciente tensión. Hay miedo acriticar a los superiores y a expresar la propia discrepancia. El riesgo es sufrirrepresalias o traslados. En el pequeño Estado se consuman luchas sin exclusiónde golpes: celos, envidias, arribismo e intereses personales”, escribe Nuzzi.Los juegos del dineroUno de los asuntos que Ratzinger debió enfrentar ha sido el de las finanzasvaticanas, sacudidas por escándalos en años recientes que han dejado marcadashuellas en la contabilidad.En julio de 2009 Benedicto XVI nombró a Carlo María Vigano secretario generalde la Gubernatura, el ente responsable de todas las adquisiciones, lascontrataciones y las remodelaciones de los inmuebles vaticanos, para un periodoque concluye en 2014.Vigano reorganizó la concesión de obras, recortó costos e intereses en laadministración y pintó las cifras de la Santa Sede de rojas a azules, con lo cual seganó enemigos poderosos que “al perder negocios y beneficios se han acercadoentre sí para vengarse”, según Nuzzi.El 22 de marzo de 2011, Bertone le comunica su remoción por “tensiones que seviven en el interior de la institución”.
  • 5. Sacudido, Vigano, de 72 años, redacta una carta para Bertone y le pide que leaclare las razones de su remoción y otra para Ratzinger, para informarle de lasituación. Además, se reúne con el Papa en una audiencia del 4 de abril.En su escrito a Bertone, Vigano concluye que “los motivos que han inducido a sueminencia a cambiar tan radicalmente de juicio sobre mi persona son fruto degraves calumnias contra mí y mi actuación, no sólo gravemente lesivas de miderecho a la buena fama, sino que representan, en el contexto estatal en queejercito mi responsabilidad, un verdadero atentado contra el gobierno del Estado”.Vigano redobla su apuesta y se dirige a Ratzinger en una carta fechada el 27 demarzo de 2011 y en la cual asegura: “Mi traslado de la Gubernatura en estemomento provocaría un profundo desconcierto y desaliento en cuantos han creídoque era posible sanear muchas situaciones de corrupción y prevaricación desdehace tiempo arraigadas en la gestión de las diversas direcciones”.En su entrevista le entrega una nota que le alerta del significado de su salida de laSecretaría General: “Para la parte sana, que ama al santo padre, mi eventualdestitución (…) sería considerada una derrota difícil de aceptar, queresquebrajaría la confianza en la misma persona del santo padre, a quien tantointeresa que se ponga orden y se haga limpieza en la Iglesia y en su casa en elVaticano”.Pero Ratzinger respalda a Bertone y nombra, el 2 de julio, nuncio apostólico enEstados Unidos a Vigano, traslado interpretado en el Vaticano como un castigo.Uno de los dolores de cabeza del prelado alemán ha sido el Instituto para lasObras de Religión (IOR), una de las tres instituciones financieras del Vaticano y elcual ha tratado de limpiarlo de máculas, infructuosamente.En 2009, Ettore Gotti Tedeschi fue nombrado presidente del Banco Vaticano yapenas un año después la justicia italiana inició una pesquisa en contra suya y delvicepresidente Paolo Cipriani, acusados de lavar dinero. En septiembre de 2010 lapolicía italiana incautó 30 millones de dólares del IOR.El escándalo gira en torno a la transferencia de ese monto de una cuenta del IORen el banco Crédito Artigiano a otras en la filial en Frankfurt del J.P. Morgan y enel Banco del Fucino en septiembre de 2010, considerados sospechosos por laOficina de Cambios del Banco de Italia (central) y la fiscalía de la península.En una nota a Gänswein, secretario privado de Ratzinger, Gotti Tedeschi denuncia“un ataque vehemente a la credibilidad de la Iglesia iniciado apenas seis mesesdespués de la aparición de la encíclica Caritas en veritate, con los ataques a lapersona del Papa, los hechos ligados a la pedofilia y que continúa ahora con loshechos en que me veo envuelto”.
  • 6. El banquero se convirtió en un importante consejero económico del Papa, seasobre cuestiones impositivas en Italia, sobre los activos vaticanos o sobre lasinversiones realizadas por el pequeño Estado europeo.Pero Gotti Tedeschi no pudo evitar la fuerza de gravedad de sus actos, pues enmayo de 2012 fue destituido de la presidencia del IOR.Posiblemente el nuevo Papa, electo en el cónclave que ocurrirá en marzo, nombreal mandamás del IOR, como lo adelanta Tornielli.El viernes 15 Federico Lombardi, vocero del Vaticano, informó que el abogadoalemán Ernesto Von Freyberg, de 58 años, es el nuevo presidente del IOR. VonFreyberg pertenece a la Orden de Malta y preside a la naviera Blohm+Voss, quefabrica embarcaciones militares. Esta empresa paga todavía compensaciones porhaber usado mano de obra esclava durante la Segunda Guerra Mundial.Las divisiones marcarán la sucesión, según Velázquez. “Se viene una disputa muyencarnizada, muy politizada por los escándalos recientes. La lucha por la sucesiónpapal se verá reflejada de una u otra forma como nunca se vio en otropontificado”, prevé el experto.