Sp manejo-integrado-plagas-hortalizas-2005-parte1

13,303 views

Published on

3 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
13,303
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
150
Actions
Shares
0
Downloads
939
Comments
3
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Sp manejo-integrado-plagas-hortalizas-2005-parte1

  1. 1. Manejo Integradode Plagas en HortalizasUN MANUAL PARA EXTENSION ISTAS Editora: Susanne Scholaen
  2. 2. Manejo Integrado de Plagas en HortalizasUn Manual para ExtensionistasEditora: Susanne ScholaenSegunda ediciónGTZ GmbH 2005
  3. 3. Segunda ediciónEditora: Susanne ScholaenAutores el al primera edición:Escuela Agrícola Panamericana Ronald Cave, Hernando Domínguez, Allan J. Hruska,(EAP), Honduras Antonio Jaco, Julio López, Hellen Mero, Rony Muñoz, Rogelio Trabanino, Mike ZeissFundación Hondureña de Investigación Javier Díaz, Luis VásquezAgrícola (FHIA), HondurasCentro Nacional de Tecnología José María GarcíaAgropecuaria(CENTA), El SalvadorSubdirección Sanidad Vegetal de Patricia Bonilla, Eduardo SalgadoServicio Nacional de Sanidad AgropecuariaSalgado,Eduardo (SENASA), HondurasAutores adicionales de la segunda edición:CATIE/GTZ Proyecto Bioplaguicidas Manuel CarballoRevisión lingüística: Proyecto de Convenciones de Seguridad Química (GTZ) Alberto Camacho HenríquezGráficos y diseños: NiKolai Krasomil, designwerk WiesbadenFotos adicionalesCenta: 10, 18, 22, 28E.A.P.: 25, 26, 27, 29, 37, 44, 46Karl Sponagel (FHIA): 11, 12, 13, 14, 15, 16, 19, 20, 21, 31, 32, 33Manfred Scholaen: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 17, 23, 24, 30, 34, 35, 36, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 45, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79CATIE, Turrialba 80, 81, 82Deusche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit GTZ GmbHAgosto 2005El Copyright de este libro es de la Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit(GTZ GmbH). Se pueden utilizar todos los textos y fotos sin resticciones siempre y cuando 3se mencione su origen.
  4. 4. Contenido 1 Introducción a la 2ª edición ....................................... 9 2 Principios de Manejo Integrado de Plagas (MIP) ................ 10 2.1 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 2.2 ¿Qué es “Manejo Integrado de Plagas”? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 2.3 Ventajas de reducir el uso de plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 2.4 Cómo realizar manejo integrado de plagas en hortalizas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 2.5 El papel de experimentación/innovación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 2.6 “Manejo Integrado de Plagas” comparado a la “Agricultura Orgánica . . . . . . . 13 3 Manejo de los cultivos ............................................. 14 3.1 Medidas preventivas en el MIP . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3.1.1 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3.1.2 Variedades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3.1.3 Calidad de la semilla o el material vegetativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3.1.4 Condiciones para obtener plantas vigorosas y saludables . . . . . . . . . . . . . 15 3.1.5 Control cultural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15 3.1.6 Plagas del suelo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15 3.1.7 Movimiento de la plaga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16 3.1.8 Más enemigos naturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 3.1.10 Leyes y políticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 3.2 Manejo del semillero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 3.2.1 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 3.2.2 Tipos de semilleros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 3.2.3 Desinfección y esterilización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 3.2.4 Orientación del semillero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 3.2.5 Semilleros contra macetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 3.2.6 Siembra del semillero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 234
  5. 5. 4. Los bioplaguicidas como una alternativa para el manejo de plagas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 4.1 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 4.3 ¿Cuales son las ventajas de usar bioplaguicidas? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 4.4 ¿Que tipos de bioplaguicidas existen? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 4.4.1 Bioplaguicidas como controladores de insectos plaga o bioinsecticidas: . 25 4.4.2 Bioplaguicidas como controladores de enfermedades de plantas o biobactericidas y biofungicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295 Plagas específicas .................................................... 34 5.1 Brassicaceae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 5.2 Solanaceae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 Tomate . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 Chile dulce . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 Papa ............................................................. 49 5.3 Cucurbitaceae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54 Pepino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54 5.4 Liliaceae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 Cebolla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 Ajo ............................................................. 62 5.5 Compositae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 Lechuga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 5.6 Chenopodiaceae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65 Remolacha . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 656 Plagas generales ................................................... 67 6.1 Plagas en semilleros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67 6.2 Transmisores de Virus . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 6.3 Bacterias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74 6.4 Hongos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 6.5 Moluscos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79 6.6 Nematodos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 5
  6. 6. 6.7 Coleoptera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84 6.8 Aphididae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88 6.9 Hymenoptera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90 6.10 Lepidoptera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92 7. Malezas ............................................................. 98 7.1. Definición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 7.2 Efectos dañinos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 7.3 Efectos beneficiosos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 7.4 Prácticas de manejo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 7.5 Especies especiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100 8 Enemigos naturales de las plagas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114 8.1 Control biológico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114 8.2 Especies importantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114 8.2.1 Depredadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115 8.2.2 Parasitoides . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 8.2.3 Patógenos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1386
  7. 7. 9 Uso racional y manejo adecuado de plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . 141 9.1 Antes de comprar un plaguicida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 9.2 Recomendaciones al momento de la compra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 9.2.1 La importancia de la Etiqueta y el Panfleto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 9.3 Transporte y almacenamiento de los plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 9.4 La aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148 9.4.1 El tiempo de aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148 9.4.2 El equipo de aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148 9.5 Después de la aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151 9.6 Primeros auxilios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 9.7 Reglamentos internacionales sobre substancias peligrosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153 9.7.1 La Convención de Rótterdam (PIC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154 9.7.2 La Convención de Estocolmo (POP) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154Glosario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162 7
  8. 8. Agradecimiento El Proyecto Modernización y Fortalecimiento del Subsector Sanidad Vegetal en Honduras da su agradecimiento profundo a Karl Sponagel por haber participado en las reuniones iniciales para la creación del libro y la elaboración de datos básicos de algunos artículos durante su trabajo en la FHIA. Queremos decir gracias a todos los miembros que participaron en el taller de validación del libro por su participación activa y sugerencias valiosas. Asimismo reconocemos el trabajo de revisión realizado por Ronald Cave y Abelino Pitty de la E. A. P. y a Paul McLoad de la Universidad de Arkansas quien ayudó en la elaboración de los artí- culos de la FHIA. Agradecemos el apoyo técnico y financiero del proyecto MAG – GTZ en El Salvador, que hizo posible la participación del personal técnico del CENTA y del asesor del proyecto Raúl Henríquez. Por sus contribuciones para la finalización del libro, queremos expresar nuestro reconocimien- to a los asesores del Proyecto AFOCO, a la Sra. Inés Espinosa, a los productores y técnicos que han experimentado en sus fincas y que han investigado y aplicado técnicas de MIP apoyado por los proyectos de protección vegetal. Prefacio Debido a la gran acogida de la primera edición del Manejo Integrado de Plagas en Hortalizas - con un tiraje de 2000 ejemplares-, hoy en día agotada, la GTZ se complace en presentar en ago- sto del 2005 una segunda edición actualizada con el apoyo del proyecto Bioplaguicidas CATIE/GTZ en Costa Rica. El libro estará disponible esta vez a través del Internet para todo público interesado. La segunda edición fue ampliada con algunas plagas importantes adicio- nales y con recomendaciones del uso de Bioplaguicidas. No hemos integrado los nombres de productos porque no conocemos sus nombres y la disponibilidad de estos en todos los países de lengua hispana. Esperamos que esta segunda edición de Manejo Integrado de Plagas en Hortalizas beneficie a campesinos, extensionistas y profesionales del sector.8
  9. 9. 1 Introducción a la 2ª ediciónLa 1ª edición del libro “Manejo Integrado de Plagas en Hortalizas” – Un Manual paraExtensionistas – fue publicada con un tiraje de 2000 ejemplares en Octubre de 1997 por la“Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit” (Cooperación Técnica Alemana, GTZ)en cooperación con instituciones hondureñas y salvadoreñas. La demanda por extensionistas,investigadores, profesores de escuelas y universidades hasta agricultores fue tan grande quelos últimos ejemplares de la 1ª edición se agotaron en el año 1999.Debido a la gran acogida de la 1a edición del Manual, la GTZ se complace en presentar unanueva edición. La 2ª edición es una versión completamente revisada por el Centro AgrícolaTropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), Turrialba, coordinado por el Lic. Manuel Carballo.La versión considera los cambios en el sector de Manejo Integrado de Plagas (MIP) desde lapublicación de la 1ª edición, especialmente el rol de los plaguicidas no-sintéticos, que fueronintroducidos a la agricultura de América Central desde 2000 en forma masiva y han tenido suimpacto en el MIP en forma significativa.La 1ª versión fue publicada en forma tradicional como libro, con todas sus ventajas y desven-tajas, la 2ª edición se publica únicamente en forma electrónica, considerando los avances en latecnología. De esta manera, la distribución de la 2ª edición no estará limitada a Honduras y suspaíses vecinos, sino también servirá a interesados en toda América Latina. Una versión elec-trónica también facilitará el uso y la revisión de las materias.Esperamos que esta segunda edición de Manejo Integrado de Plagas en Hortalizas beneficietambién a campesinos, extensionistas y profesionales del sector y contribuya al desarrollo deuna agricultura sostenible y menos dañina en toda Latinoamérica.AtentamenteDr. Ulrich RoettgerProyecto CATIE / GTZFomento de bioplaguicidas y abonos orgánicos por el sector privado, América CentralSan José, Costa Rica, Julio 5, 2005 9
  10. 10. 2 Principios de Manejo Integrado de Plagas (MIP) 2.1 Introducción Muchos productores de hortalizas aplican plaguicidas excesivamente, debido a su preocupa- ción por las plagas y por una mayor producción. ¿Es posible minimizar el uso de plaguicidas en la producción de hortalizas? Nuestra respuesta es “sí”. Muchos productores a pequeña y gran escala ya están produciendo hortalizas con poco o ningún uso de plaguicidas sintéticos. La base de su éxito es el concepto de “manejo integrado de plagas”, o MIP. 2.2 ¿Qué es “Manejo Integrado de Plagas”? El manejo integrado de plagas tiene como finalidad la protección del cultivo con un mínimo daño al medio ambiente. Para la producción de hortalizas la reducción (pero no necesaria- mente la eliminación) forman parte de sus metas. El manejo integrado de plagas consiste en el uso coordinado de prevención y cura. Como siempre, mejor prevenir que curar. Desde el semillero hasta la cosecha, debe orientar todas sus prácticas agrícolas hacia evitar brotes de plagas. El uso de prácticas preventivas (ver capítulo 3) puede reducir el número de aplicaciones de plaguicidas, ahorrando dinero y reduciendo el daño a la salud humana y contaminación al medio ambiente. Sin embargo, aún con el mejor uso de prácticas preventivas, de vez en cuando una plaga será tan abundante que provocará pérdidas económicas en su cultivo. Por lo tanto, además de pre- vención, necesita la capacidad de controlar un brote de plagas. Hay algunas prácticas no-quí- micas que se pueden usar para controlar un brote de plagas (por ejemplo, liberaciones masi- vas de enemigos naturales comprados en una empresa). Sin embargo, el manejo integrado de plagas incluye el uso de plaguicidas sintéticos en último caso para reducir un brote de una plaga que ha alcanzado su umbral económico (“nivel crítico”). 2.3 Ventajas de reducir el uso de plaguicidas Muchos productores de hortalizas usan plaguicidas como algo seguro. Aplican plaguicidas en forma calendarizada, aún si no hay plagas. El excesivo uso de plaguicidas puede ser rentable en un corto plazo. En ese caso, ¿qué motivaría al productor a reducir el uso de plaguicidas? Existen por lo menos 5 ventajas de manejar plagas con menos plaguicidas: • Reducir costos. Puede ser rentable el uso excesivo de los plaguicidas, por lo general es mucho más rentable reducir su uso. Los plaguicidas comerciales son caros. Cada vez que elimina una aplicación, está ahorrando dinero.10
  11. 11. • Reducir daño a su salud. Los plaguicidas pueden aumentar el riesgo de contraer cáncer, este- rilidad, y defectos de nacimiento. Probablemente conoce a alguien que ha sufrido una into- xicación mientras aplicaba plaguicidas.• Reducir la presión de plagas. Tal vez parece una contradicción, pero reducir el uso de plagui- cidas podría reducir sus problemas con plagas. El uso constante de plaguicidas mata los ene- migos naturales que ayudan a controlar las plagas (ver el capítulo 6). Si reduce o elimina el uso de plaguicidas, los enemigos naturales pueden recuperar su abundancia y lograr un mejor control de plagas.• Cumplir con los requisitos del mercado. Cada vez más, los consumidores están exigiendo hortalizas libres de residuos de plaguicidas. Además, si sus productos cumplen con los requi- sitos para ser certificados como “orgánicos”, podrían venderse por precios más elevados (ver la sección al final de este capítulo).• Reducir el riesgo de resistencia. El uso intensivo de plaguicidas favorece que las plagas sean capaces de resistir al plaguicida. Una vez que las plagas han desarrollado resistencia, es mucho más difícil manejarlas.2.4 Cómo realizar manejo integrado de plagas en hortalizasLos capítulos 4 y 5 consisten en procedimientos específicos para manejar las plagas claves enlos cultivos más importantes. Sin duplicar dichos capítulos, vale la pena mencionar algunosprocedimientos que son aplicables a cualquier cultivo.El aspecto preventivoPara realizar un manejo sostenible de plagas, no puede sencillamente dejar de usar plaguici-das. Tiene que usar un programa activo de prácticas preventivas. Es decir, tiene que realizarcada práctica agrícola, empezando por la selección de la variedad, para que reduzca sus pro-blemas con plagas. La estrategia de prevención es clave en el MIP y está discutida en el capí-tulo 3.El aspecto curativoDesafortunadamente, el uso de las prácticas preventivas no garantizará que no haya daño eco-nómico de plagas. Por lo tanto, aunque esté usando métodos preventivos, debe realizar las eta-pas siguientes:Muestreo y niveles críticos• La base para el uso racional de plaguicidas es el muestreo constante del cultivo. La única manera de saber si valdría la pena aplicar un plaguicida es ir al campo y determinar qué tan abundante es la plaga o que tan importante es el daño. 11
  12. 12. • Para realizar un buen muestreo, es esencial conocer las plagas. La palabra “plaga” incluye insectos, hongos, bacterias, virus, nematodos y malezas. Cualquiera de estos organismos puede provocar pérdidas en su cultivo. • Después de cada muestreo, tiene que decidir si puede convivir con las plagas, o si merecen el costo y esfuerzo necesarios para aplicar un plaguicida. Debe aplicarlo únicamente si una plaga es tan abundante que puede provocar pérdidas económicas en su cultivo. Es decir, la pérdida causada por la plaga debe tener un valor por lo menos igual al costo de comprar y aplicar el plaguicida. Si una plaga no ha alcanzado su nivel crítico, probablemente no sería rentable comprar y aplicar un plaguicida. Selección de un plaguicida y dosis • El uso de plaguicidas y dosis fuertes mata también a los enemigos naturales que le ayudan a controlar las plagas. Tal vez se está preguntando, “Si una plaga ya alcanzó su nivel crítico, ¿por qué tengo que preocuparme de los enemigos naturales? Ya han fallado.” Pero, recuerde que los enemigos naturales todavía están controlando algunas otras plagas. Si mata a los enemigos naturales, es probable que tenga brotes de otras plagas después de la aplicación. Además, los enemigos naturales son importantes para controlar a las plagas que sobrevivi- rán a la aplicación. Método de aplicación • Además del tipo de plaguicida, el método de aplicación puede determinar la eficacia de una aplicación y su impacto sobre los enemigos naturales. Tiene que considerar el volumen total de mezcla que aplicará por manzana, a qué parte de la planta dirigirá la aplicación, si usará adherentes u otros productos no-tóxicos para mejorar la aplicación, y la hora cuando aplicará. 2.5 El papel de experimentación/innovación La transición a un manejo integrado parece difícil y arriesgado si alguien está acostumbrado a manejar plagas únicamente con plaguicidas. No es posible que el productor cambie su actitud de un día para otro. Empezar con una parte de su finca es un avance, y da la oportunidad al agricultor de experimentar y aprender. Además, las prácticas que sirven en un lugar no son necesariamente válidas para otro lugar. Hay que pensar bien y ver si las técnicas son apropia- das para el lugar donde se va a cultivar. Por lo tanto, cada agricultor debe estar constante- mente experimentando para mejorar su manejo de plagas.12
  13. 13. En cualquier ensayo es recomendable comparar por lo menos dos prácticas: la práctica cor-riente y la práctica nueva. Además, es muy importante medir no solamente los rendimientosde las prácticas, sino sus rentabilidades. No sirve de nada usar una práctica que da mejor ren-dimiento si es tan costosa y por eso sea menos rentable. Por último, colabore con sus vecinospara repetir el ensayo varias veces y en varios lugares. Las prácticas que han sido probadas bajodiversas condiciones son más confiables.2.6 “Manejo Integrado de Plagas” comparado a la “Agricultura Orgánica“El “Manejo Integrado de Plagas” pretende reducir el uso de plaguicidas, pero no necesaria-mente eliminarlo. Cualquier reducción en el uso de plaguicidas podría ahorrarle dinero y mejo-rar la salud del agricultor y de su familia. Sin embargo, indudablemente es conveniente de vezen cuando usar plaguicidas para eliminar un brote de plagas que está causando pérdidas eco-nómicas. En ese caso, ¿Por qué un productor querría tratar de eliminar completamente su usode plaguicidas?Una razón es para poder vender sus productos como “orgánicos”. Los productos que son ofici-almente “orgánicos” podrían venderse por sobre los precios normales, alrededor de un 10-40%más altos que los precios de los productos normales.Para ser considerados como verdaderamente orgánicos, los productos tienen que ser produci-dos en una “finca orgánica”. Por regla general, eso implica que no se usó ningún plaguicida sin-tético o ningún fertilizante químico (“fórmula”) por tres años. Esto es la diferencia clave entre“Manejo Integrado de Plagas” y “Agricultura Orgánica”: agricultura orgánica no permite nin-gún uso de plaguicidas o fertilizantes sintéticos. Sin embargo, agricultura orgánica permitealgunos plaguicidas biológicos como Bacillus thuringiensis.Para ser considerada como una “finca orgánica”, ésta tiene que ser inspeccionada por uninspector afiliado a una organización certificadora. Si la finca cumple con las pautas de suorganización, el inspector la certifica como orgánica. Después, la finca puede presentar el logo-tipo de la organización certificadora en las etiquetas de sus productos. De ese modo, sus clien-tes sabrán que sus productos cumplen con las pautas de la organización certificadora. Pararetener su certificación, la finca tiene que ser inspeccionada de nuevo al menos una vez poraño.Más que todo, la ventaja de ser certificada es atraer clientes que exijan productos orgánicos.No es la opción para todos. Pero si tiene confianza en su capacidad de manejar plagas sin pla-guicidas sintéticos, podría ser una opción para conseguir mejores precios para sus productos. Mike Zeiss 13
  14. 14. 3 Manejo de los cultivos 3.1 Medidas preventivas en el MIP 3.1.1 Introducción Igual a la salud humana, la salud de las plantas empieza con medidas preventivas. Sabemos que el secreto de vivir y cumplir muchos años en buen estado de salud depende de aspectos genéticos, pero igual tiene que ver con la prevención de enfermedades por una buena nutrici- ón, ejercicio, y evitar toxinas que dañan la salud. También sabemos que el secreto de tener cul- tivos saludables con pocos problemas de plagas tiene que ver con la genética (variedad), buena nutrición y condiciones ambientales favorables. La creación de condiciones en las cuales se puedan desarrollar plantas fuertes y sanas es el primer paso en el manejo integrado de plagas. También igual a la salud humana, sabemos que la inversión en prevención de problemas de salud humana o vegetal es muchas veces mejor que pagar los costos de medidas curativas, una vez enferma o débil. Abajo separamos unas de las tácticas preventivas más importantes en el manejo de plagas. En la práctica, por supuesto, no se pueden separar las tácticas, sino pensar en cómo cada uno puede formar parte de un sistema sostenible de producción. 3.1.2 Variedades Muchas variedades han sido desarrolladas por su resistencia o tolerancia a plagas. El uso de material genético tolerante es tal vez lo más fácil para un productor. Pero hay que recalcar que tal vez una variedad que es resistente a una plaga o enfermedad, puede ser que no se desar- rolle bien bajo las condiciones de suelo, temperatura y humedad local. 3.1.3 Calidad de la semilla o el material vegetativo Después de la selección de variedad, hay que asegurar que la semilla o material vegetativo esté limpio y no venga contaminado con plagas.14
  15. 15. 3.1.4 Condiciones para obtener plantas vigorosas y saludablesDespués de la selección del material limpio con características genéticas deseables, lo másimportante es cultivar plantas vigorosas y saludables. Igual a los humanos, las plantas fuertespueden resistir el ataque de plagas. Entonces todas las condiciones ambientales y de manejopara cultivar plantas fuertes tienen un impacto indirecto sobre el manejo de plagas. Entreestos factores se incluyen:• buena preparación de semillero,• densidad de siembra,• nutrición (fertilizante),• riego,• luz (sombra),• poda.3.1.5 Control culturalMuchas de las prácticas preventivas son las que se llaman "controles culturales”, como porejemplo la rotación de cultivos, eliminación de rastrojos, uso de variedades adaptadas, siem-bra intercalada. Estos controles tienen como meta reducir la infestación, reproducción, sobre-vivencia, y dispersión de plagas.3.1.6 Plagas del sueloLa labranza de suelo afecta directamente las propiedades físicas y químicas del suelo, hume-dad, temperatura, movimiento de nutrientes y poblaciones de plagas. El uso de labranza míni-ma o labranza cero puede bajar la erosión del suelo pero aumentar la presencia de plagas (gal-lina ciega). La incorporación de rastrojos como parte de labranza convencional también tieneun impacto directo sobre presencia de enfermedades causadas por hongos o bacterias.El uso de mulches o plantas de coberturas puede afectar directa e indirectamente la presenciade plagas. Puede aumentar la cantidad de enemigos naturales, pero puede aumentar la canti-dad de plagas generalistas.Solarización, el uso de plásticos transparentes en el campo para matar nematodos, insectos,semillas de malezas y patógenos puede tener un impacto muy positivo en zonas donde sepresentan las condiciones adecuadas de humedad y estructura del suelo e intensidad del sol. 15
  16. 16. 3.1.7 Movimiento de la plaga Hay muchas tácticas para evitar que lleguen las plagas: La fecha de siembra afecta enormemente la incidencia de muchas plagas. Para plagas insecti- les, la maduración o cosecha del cultivo puede determinar el movimiento de los insectos. La temperatura y la humedad influyen en la dispersión y crecimiento de los patógenos. Rotación de cultivos además de tener un impacto directo sobre fertilidad del suelo también puede tener un impacto sobre las poblaciones de plagas, especialmente las que son más espe- cíficas para ciertos cultivos y que tienen poca dispersión. La rotación de cultivos ayuda a rom- per el crecimiento de poblaciones de plagas, porque elimina su fuente de alimentación. Igualmente malezas que están relacionadas con ciertos cultivos específicos bajan la incidencia con la rotación de cultivos. El uso de cultivos asociados o policultivos permite que plagas especializadas (que comen un solo cultivo) no puedan comer todo el plantío. Igual para patógenos que no pueden pasarse de planta a planta fácilmente. También la diversidad alimenticia puede aumentar poblaciones de depredadores que comen a las plagas. Para insectos y patógenos que se mueven por el viento, la dirección de siembras escalonadas en relación al viento puede tener un impacto muy fuerte en la incidencia. Barreras físicas se usan para prevenir que las plagas lleguen a las plantas. En el campo se usa zacate como barrera viva contra la mosca blanca y áfidos, y en semilleros se usan mallas para proteger plántulas. En muchos casos es necesario proteger la planta sólo durante una etapa susceptible a la infestación de un vector. Trampas físicas son iguales a las barreras físicas pero tienen pegamento para que las plagas que lleguen se peguen y no puedan escaparse. Trampas atrayentes se usan para atraer y atrapar plagas. Se usan más trampas con feromonas, pero también se está experimentando con trampas de luz para atraer adultos de Phyllophaga spp. (gallina ciega). La posición de la planta y especialmente la fruta, ayuda a protegerla en el contacto con los patógenos. El estaquillado y tutoreo son tácticas importantes para prevenir enfermedades por contacto con los patógenos en el suelo.16
  17. 17. Para evitar las larvas, se pueden eliminar los sitios de oviposición. Este es muy relevante paralarvas que no se dispersan mucho. Por ejemplo, la oviposición de Phyllophaga spp. es más altaen suelos con coberturas de gramíneas. Entonces una manera de bajar problemas de gallinasciegas es no tener gramíneas en el campo cuando las hembras están ovipositando.La eliminación de plantas hospederas alternas para plagas puede ser clave en el manejo deenfermedades que son transmitidas por insectos. La eliminación de malezas hospederas esuna práctica en el manejo de los geminivirus transmitidos por Bemisia tabaci.La eliminación de residuos de cultivos en el campo puede ser clave para el manejo de plagasespecíficas que no pueden sobrevivir en otras plantas. Sin alimentación, se bajan rápidamen-te las poblaciones. La destrucción o incorporación de rastrojos es muy importante para elmanejo del picudo del algodón (Anthonomus grandis), igual a la limpieza (graniteo y pepena)de frutos de café para el control de la broca del café (Hypothenemus hampei).3.1.8 Más enemigos naturalesEnemigos naturales juegan un papel muy importante en mantener los poblaciones de plagaspor abajo de su daño económico. Además de no matarlas con insecticidas, hay tácticas impor-tantes para conservarlas y atraerlas a campos.Muchos parasitoides dependen de una fuente de alimentación, por ejemplo polen de flores.Entonces la siembra de plantas que proveen esta alimentación puede ser una manera demantener la presencia de enemigos naturales.Es posible que el cultivo en asocio sea otra táctica que aumenta la cantidad de enemigosnaturales, debido a alimentación o microclimas.Para avispas depredadores, como Polistes, es posible que la construcción de cajas para susnidos ayude a mantener poblaciones altas en el campo.3.1.9 Menos tiempo en el campoUna de las tácticas más sencillas y lógicas para reducir el impacto de plagas es dejar las plantaso frutas menos tiempo expuestas a las plagas. Esto se logra a través de la maduración rápida,la cual se consigue mediante de la selección de variedades o el uso de hormonas. También lacosecha temprana de los frutos es otra opción para removerlas de la infestación. 17
  18. 18. 3.1.10 Leyes y políticas Debido a la movilidad de plagas, a veces es necesario el manejo zonal o regional de plagas. Es decir, no es suficiente que un productor implemente una táctica solo en su finca, sino que lo hagan también sus vecinos. Por parte del gobierno, se deben implementar leyes y políticas para reducir las poblaciones de plagas. Varios países han decretado vedas en la siembra de cultivos para evitar la multiplicación de las plagas durante todo el año. Para el manejo de la mosca blanca que ataca varios cultivos, se ha decretado vedas en las cuales no se pueden hacer cultivos hospederos. Igual para el manejo del picudo de algodón, se han decretado fechas para las cuales rastrojos tienen que ser incorporados, para evitar la sobrevivencia y reproducción en la época seca. Para evitar el desarrollo de resistencia a insecticidas, algunos países han prohibido el uso de ciertos insecticidas durante ciertas épocas o años. En las plantas transgénicas, se ha regulado el uso de áreas de siembra sin uso de las plantas con toxinas, para reducir el desarrollo de resistencia. Allan J. Hruska18
  19. 19. 3.2 Manejo del semillero3.2.1 IntroducciónMuchas de las hortalizas que se cultivan a nivel casero y comercial requieren de un primerpaso, que es la siembra en semilleros. El propósito agronómico de esta actividad es la de obtenerplantas fuertes y sanas seleccionando las mejores. Otra finalidad es la de proteger las plántulasde daños de plagas insectiles, patógenos, malezas y nematodos a temprana edad de la plantacuando éstas son extremadamente sensibles.3.2.2 Tipos de semillerosEl tipo de semillero depende de las características del suelo y la humedad. Pueden hacersedirectamente en el suelo o bien en bandejas plásticas las cuales ya vienen diseñadas con unnúmero determinado de celdas de acuerdo al tamaño de adobe que queremos o pueden serde otro material.• Semilleros en el suelo: Se hacen en lugares donde la humedad del suelo puede ser controla- da, hay buen drenaje y donde se puede manejar el ataque de mamíferos o reptiles. Este suelo debe ser suelto, fértil y permeable (Figura 1).Figura 1:Semillero en el suelo 19
  20. 20. • Semilleros en arriates o aéreos: Se hacen en lugares donde hay exceso de humedad en el suelo, permitiendo así manejar el drenaje, realizando mejores controles de hormigas zompopos y aves (Figura 2). Figura 2: Semillero aéreo • Semillero de mallas: Los semilleros se pueden proteger usando mallas tipo mosquitero, desde la siembra hasta tres días antes del transplante (Figura 3). También existen inverna- deros o casas de mallas que se utilizan actualmente y las bandejas de semillero se colocan sobre mesas diseñadas para tal fin. Figura 3: Semillero de mallas (adaptado de Alpízar 1993)20
  21. 21. El suelo para ambos semilleros debe contener tres partes de tierra negra, dos de estiércol y dosde arena. El estiércol tiene propiedades que dificultan el crecimiento de hongos de suelo.3.2.3 Desinfección y esterilizaciónAntes de sembrar en el semillero es necesario tener un suelo sano, libre de plagas, enferme-dades y malezas. Esto se logra a través de la desinfección y esterilización del suelo, pudiendohacerse de diferentes maneras:• Uso de agua caliente: Esta práctica bien manejada es efectiva, pero tiene la desventaja de que se gasta mucha leña. El agua debe estar hirviendo. Se usa aproximadamente 1,5 galones/m2. Se aplica por la mañana, se remueve el suelo y por la tarde puede sembrarse. Si el suelo esta muy seco, mojarlo antes con agua tibia.• Uso de radiación solar (solarización): Es un efectivo proceso hidrotérmico de esterilización, en el que se aprovecha la radiación del sol para eliminar microorganismos del suelo. La técnica trabaja por efecto de invernadero. Se prepara bien el suelo, luego se aplica abun- dante agua y se cubre inmediatamente con plástico transparente. En zonas con temperaturas de 30-31o C, se deja cubierto el suelo por unos 15 días, aunque en otros países ha dado mejor resultado por un período de 30 a 40 días (Figura 4).Figura 4:Semillero solarizado 21
  22. 22. • Uso de cal y ceniza: En proporción de 1 libra de cal y 2 libras de ceniza por metro cuadrado, esta práctica además de ayudar a controlar hongos del suelo, proporciona minerales e influye en el pH, volviéndolo un poco más alcalino lo que afecta a cierto tipo de bacteria que perjudica las plantas. • Uso de productos químicos: Existen recomendaciones para usar plaguicidas como bromuro de metilo, un químico clasificado como extremadamente peligroso para el ser humano, los animales y el medio ambiente. En muchos países está prohibido o su uso es restringido y actualmente hay un plazo para su prohibición definitiva. Por eso es recomendable usarlo solamente si la infestación de plagas es muy alta y no hay otra posibilidad de aplicar medi- das alternativas. 3.2.4 Orientación del semillero El semillero puede ser colocado en cualquier dirección. Sin embargo, se aconseja ponerlo de norte a sur para que al sembrar los surcos, estos vayan de este a oeste y así las plantas puedan aprovechar mejor los rayos del sol. Se recomienda cambiar el semillero de lugar cada año, debi- do a problemas de bacterias y hongos (Figura 5). Figura 5: Orientación de siembra del semillero22
  23. 23. 3.2.5 Semilleros contra macetasLa ventaja de la siembra en macetas es que puede manejarse mejor el agua y la fertilidad delsuelo y también tener un mejor control de las plagas por la posibilidad de esterilizar mejor latierra. Las macetas se usan a nivel casero y en invernaderos, mientras que los semilleros sonusados más a nivel de campo y comercial. Además el semillero es más práctico, sencillo y demenor costo que sembrar en maceta.3.2.6 Siembra del semilleroLa siembra puede realizarse a chorro corrido o por postura y normalmente se hace en surcostransversales para facilitar labores culturales y de manejo de plagas. La densidad de siembravaría de acuerdo al cultivo y al tipo de semilla. Normalmente, la siembra del semillero se hacepor la mañana o después de las 4:00 p.m. Una vez que la cama está sembrada, se cubre conpaja o zacate y luego se riega.Un poco antes de la germinación se remueve la paja o el zacate. Luego se cubre con malla (nivelcomercial) para evitar problemas con insectos chupadores transmisores de virus, hongos ypara darle protección física en contra de algunos mamíferos y aves.Existen productores de hortalizas que hacen siembras directas en el campo y no de trasplan-te. Sin embargo la siembra en semilleros tiene las siguientes ventajas:• menor gasto de semilla, que se traduce en bajos costos,• hay mejor selección de plantas sanas,• más fácil de regar las plántulas,• menor número de aplicaciones de plaguicidas,• alta adaptabilidad de las plantas,• menos trabajo para preparar el suelo,• poca competencia con malezas. Julio López 23
  24. 24. 4 Los bioplaguicidas como una alternativa para el manejo de plagas 4.1 Introducción Existen una serie de productos alternativos de origen natural disponibles para usarse en el control de plagas y enfermedades en los cultivos, los cuales presentan una serie de ventajas sobre los plaguicidas convencionales que los hace muy promisorios. En este documento se señalan estas alternativas que llamamos bioplaguicidas. El CATIE, a través del proyecto GTZ sobre fomento de alternativas no sintéticas en Centro América, está promoviendo estas alter- nativas a diferentes niveles. Si hay interés en profundizar más los conocimientos sobre este tema, el Proyecto CATIE/GTZ, cuenta con una página en Internet la cual es: www.bioplaguici- das.org, en la cual se puede encontrar información sobre los productos y las empresas que los distribuyen. 4.2 ¿Que son los bioplaguicidas? Son productos de origen natural, usados para el control de plagas y enfermedades en los cul- tivos. Esto quiere decir que son productos que contienen organismos vivos o son derivados de organismos vivos tales como plantas, microorganismos, insectos, feromonas y minerales. 4.3 ¿Cuales son las ventajas de usar bioplaguicidas? Son usualmente inocuos y menos dañinos que los plaguicidas convencionales. Permiten reducir el uso de plaguicidas convencionales, y en temporada de cosecha reducir la alta cantidad de residuos. Muchas veces son efectivos en pequeñas cantidades y se descomponen rápidamente, result- ando en una menor exposición y contrastando con la contaminación causada por los plaguici- das convencionales. Generalmente afectan solo la plaga objetivo y organismos estrechamente relacionados, en contraste con los plaguicidas convencionales que pueden afectar organismos diferentes como pájaros, insectos, y mamíferos.24
  25. 25. 4.4 ¿Que tipos de bioplaguicidas existen?4.4.1 Bioplaguicidas como controladores de insectos plaga o bioinsecticidas:a. Bioinsecticidas microbianos Bioinsecticidas microbiaos son aquellos que contienen microorganismos vivos, ya sea en estado de esporas, micelio, cristales, partículas virales o bien sus derivados como las toxinas. Seguidamente se caracterizan los diferentes productos y en el cuadro anexo se puede encontrar la información de bioplaguicidas comerciales disponibles en Centro América.Bacillus thuringiensis (Bt)El Bt es una bacteria de tipo esporulante que presenta células vegetativas en forma de bas-toncillos más o menos largos que se agrupan en cadenas de dos a tres células. Se caracterizapor formar una espora central o terminal en el esporangio y por la presencia o formación de uncristal proteico.La bacteria ataca solo larvas de insectos. El ciclo de infección se inicia cuando el insecto ingie-re alimento conteniendo esporas o cristales de Bt.Como consecuencia de la infección se paralizan las partes bucales y el intestino que conduceal cese de la alimentación, regurgitación y diarrea. La larva pierde agilidad y el tegumentotoma una coloración marrón oscuro, se torna flácida y sin movimientos y la muerte ocurreentre las 18 y 72 horas tomando una coloración negra.Los productos comerciales de Bt están recomendados para el control de gusanos o larvas deLepidópteros, entre ellas, palomilla del repollo, gusanos del fruto, gusano cogollero, gusano dela mazorca del maíz, gusano de la hoja, en cultivos como tomate, repollo, brócoli, coliflor,lechuga, chile, fríjol, maíz, etc. Se deben aplicar en estados iniciales o intermedios, ya que enlarvas muy desarrolladas, este no es muy efectivo. 25
  26. 26. Otros bioplaguicidas basados en bacterias Existe un producto desarrollado a partir de una bacteria del suelo llamada Sacharopolispora spinosa, y el ingrediente activo es el spinosad el cual de un producto de la fermentación de la bacteria. Estos es un producto que funciona muy bien para gusanos como Spodoptera spp., Helicoverpa spp., Plutella spp. y otros. Beauveria bassiana Es un hongo entomopatógeno que provoca una enfermedad o produce toxinas que causan la muerte de los insectos, en sus diferentes estadios. Su cuerpo está formado por una estructu- ra llamada micelio y produce esporas asexuales llamadas conidias de forma redonda y color blanco o hialino. Los insectos muertos por este hongo presentan un crecimiento de color blan- co. Ataca más de 200 especies de insectos (Coleóptero, Lepidóptero, Hemíptero, etc.) Las esporas se adhieren al cuerpo del insecto y germinan formando un tubo germinativo y luego ocurre el proceso de penetración mediante acción física del hongo, a través del tubo de penetración y por medio de enzimas que ayudan a digerir la cutícula del insecto. Después de que ha penetrado, alcanza el interior del cuerpo colonizando el tejido mediante producción de blastosporas e hifas. Luego hay producción de toxinas en el interior del cuerpo sobreviniendo la muerte y la colonización total del insecto. Finalmente el hongo emerge hacia el exterior del insecto y esporula sobre el cadáver. Los insectos atacados dejan de alimentarse, reducen su movimiento y luego ocurre la muerte. En los cadáveres de los insectos atacados, se observa el micelio y las esporas (color blanco) principalmente en áreas menos esclerosadas. Los productos comerciales a base de Beauveria spp., son recomendados para el control de broca del café, picudo de la caña de azúcar, picudo del plátano y banano, pero también han sido usados en plagas de hortalizas como la palomilla del repollo, el picudo del chile y mosca blanca con buenos resultados. Se recomienda hacer una buena cobertura en el cultivo cuando se trata de plagas del follaje, también evitar momentos del día muy soleados ya que el hongo es afectado por la luz solar.26
  27. 27. Metarhizium anisopliaeEs un hongo entomopatógeno que produce esporas o conidias de color verde y forma ovaladay los insectos muertos por este hongo presentan un crecimiento de color verde. Al igual queBeauveria spp., ataca más de 200 especies de insectos (Coleoptera spp., Lepidoptera spp.,Hemiptera spp., etc.)Las esporas del hongo se adhieren al cuerpo del insecto y germinan formando un tubo germi-nativo y luego ocurre el proceso de penetración mediante acción física del hongo y medianteel tubo de penetración y a través de las enzimas que ayudan a digerir la cutícula del insecto.Después de que ha penetrado, coloniza el interior del insecto. Luego hay producción de toxinasocurriendo la muerte y la colonización total del insecto. Finalmente el hongo emerge hacia elexterior del insecto y esporula sobre el cadáver.Los insectos enfermos detienen su alimentación y reducen su movimiento para finalmentemorir. En el cuerpo del insecto muerto, se observa el micelio de color blanco y las esporas (colorverde) principalmente en áreas menos esclerosadas.Los productos comerciales a base de Metarhizium spp., son recomendados para el control desalivazo (Prosapia spp.) en caña y pastos, chinches en diferentes cultivos, picudo del plátanoy banano, pero también ha sido evaluado en tomate para plagas como la mosca blanca conbuenos resultados.Es recomendable hacer una buena cobertura del producto en el cultivo cuando se trata deplagas del follaje y realizar las aplicaciones en momentos menos soleados.Otros bioplaguicidas basados en hongosExisten otros hongos entomopatógenos cuyo funcionamiento es similar a los anteriores, asaber, el Verticillium lecanii, el cual está recomendado para el control de mosca blanca, esca-mas, cochinillas, trips, chinches, etc. El otro hongo es Entomophthora virulenta, para control depiojo blanco en cítiricos pero que también funciona contra mosca domestica. 27
  28. 28. Virus de poliedrosis nuclear Los virus entomopatógenos son organismos muy simples, son parásitos intracelulares obligados, capaces de organizar su propia multiplicación dentro de las células hospederas de las larvas de Lepidópteros (mariposas). La estructura del virus de poliedrosis nuclear consiste de una capa de proteína intermedia llamada cápside que rodea o protege el ácido nucleico de dos bandas que en este caso es el ADN. A este conjunto se le llama nucleocápside. Al conjunto de nucleo- cápside más la envoltura se le llama virión o partícula viral y es la unidad infectiva del virus. Los viriones a su vez están envueltos por una matriz proteica formando el cuerpo de inclusión poliedral, (CIP) o poliedro. Estos cuerpos de inclusión poliédrica varían en tamaño entre 0.5 y 15 µm de diámetro Las partículas virales que llegaron al intestino de las larvas se disuelven por la acción del jugo digestivo altamente alcalino (pH de 9.5 a 11.5), resultando en la liberación de la partícula viral o virión lo cual constituye la infección primaria. Esta partícula viral se fusiona con la membrana de las células de las micro vellosidades del intestino y los nucleocápsidos penetran en el citoplasma de las células donde se desprende la cápside y se libera el ADN y comienza la replicación del virus. La progenie del virus se libera en el hemocelo y pasa de una célula a otra, convirtiendo al insecto en un saco de virus. Las larvas enfermas por el virus cambian su coloración, dejan de alimentarse, se vuelven lentas y su crecimiento es retardado. Suben a parte alta de la planta y la muerte ocurre entre 3 a 7 días. Finalmente, ocurre la liberación y dispersión de las partículas virales. Los productos basados en VPN, están recomendados para el control de Heliothis spp., Helicoverpa spp., Spodoptera spp. y otros más. Deben aplicarse cuando los gusanos están en un estado inicial o intermedio de desarrollo ya que en larvas muy desarrolladas, este no es muy efectivo por lo que se recomienda hacer revisiones en el cultivo para ver el estado de la plaga. b. Bioplaguicidas botánicos con base en el Nim El Nim, Azadirachta indica es un árbol originario de la India. El ingrediente principal es la aza- dirachtina y es extraído de la semilla. Otros ingredientes son el nimbin y nimbidin, el salannin y el meliantrol. La azadirachtina interfiere con la muda de los insectos. Reduce el nivel de ecdisona y hormona juvenil en los insectos con muda del tipo holometabola (larvas-mariposas) y hemimetabola (ninfas-chapulines). Las larvas afectadas por el Nim, presentan una reducción de la movilidad y una prolongación en la duración del estado larval, así como una coloración negra del abdomen. En el caso de pupas y adultos, presentan una muda imperfecta con alas dañadas. En ambos casos sobreviene la muerte.28
  29. 29. El Nim es usado para control de larvas de mariposas, escarabajos, minadores de hoja, áfidos,trips, chinches y mosca blanca. Se debe aplicar en el momento en que los insectos se encuen-tran en el estado ninfal o larval, y durante horas de poca radiación solar. Se recomienda usarboquillas de dispersión fina y no excederse en la dosis de aplicación.c. Parasitoides y depredadoresParasitoides y depredadores son organismos vivos usados directamente para el control deinsectos, en este caso pueden ser parasitoides que son insectos que parasitan y matan otrosinsectos (ejemplo Trichogramma spp.) o bien depredadores que se comen a otros insectos(ejemplo Coccinelidos y Chrysoperla carnea).d. FeromonasFeromonas son sustancias similares a las sustancias producidas por los mismos insectos y quefuncionan como atrayentes sexuales o que afectan el comportamiento de los insectos y seusan tanto para monitoreo como para el manejo de plagas.4.4.2 Bioplaguicidas como controladores de enfermedades de plantas o biobactericidas y biofungicidasa. Biofungicidas microbianosBacteriasBacillus subtilis:Es una bacteria del suelo muy abundante en la rizosfera de plantas recién germinadas.El ingrediente activo de productos basados en esta bacteria está constituido por la mismabacteria y los metabolitos que produce.La bacteria se establece en la rizosfera del cultivo tratado y coloniza el sistema radical compi-tiendo con los organismos patógenos que atacan a ese nivel. Su mecanismo de acción es porantagonismo el cual es logrado de varias maneras como competencia por nutrientes, exclusión,colonización y unión de la bacteria a el hongo patógeno. También puede actuar como inductorde resistencia contra patógenos bacteriales. Puede detener la germinación de esporas depatógenos de plantas, distorsionar el desarrollo del tubo germinativo e inhibir la unión delpatógeno a la hoja.Esta bacteria se utiliza para el control de patógenos del suelo como Fusarium sp., Pythium sp.y Rhizoctonia spp., en cultivos de vegetales, soya, maní y leguminosas. Puede aplicarse entratamiento a la semilla o en drench sobre el suelo en la base de las plantas. 29
  30. 30. Así mismo patógenos foliares como mildiu polvoso, moho gris (Botrytis sp.), mildiu velloso (Plasmopora sp. y Peronospora sp.), Alternaria sp., Phytophthora infectans y Xanthomonas campestris. Streptomyces hygroscopicus Los productos biofungicidas derivados de este actinomicete constan del metabolito validamicina el cual es producido durante la fermentación de la bacteria. El modo de acción consiste en la inhibición de la síntesis de azúcar y glucosa impidiendo el proceso de respiración y generación de energía del hongo sobre el cual ejerce su acción. Se puede usar para controlar enfermedades como Rhizoctonia solani, Rosellinia sp., Sclerotium sp., Sclerotinia sp., Mycena citricolor, enfermedad rosada (Corticium salmoicolor), mal de hilachas (Pellicularia sp.). En cultivos de vegetales, fresas, algodón, papa, arroz y otros más. Se puede utilizar a la siembra, en drench, tratamiento de la semilla y aporca (incorporado). Streptomyces kasugaensis Los productos basados en este actinomicete se pueden usar como biofungicidas y biobacteri- cidas y contiene el metabolito kasugamicina como ingrediente activo. Actúa en forma sistémica con efecto curativo y protector. Es absorbido rápidamente por el tejido foliar y translocado vía floema dentro de la planta. Es un inhibidor de la síntesis de proteína. Inhibe el crecimiento de hifas y el desarrollo de lesiones. Afecta también la germinación de las esporas. Se puede usar para el control de Pyricularia oryzae, Mycosphaerella brassicicola, Xanthomonas campestris, Cladosporium sp. y Cercospora spp., en cultivos de vegetales, frutales y arroz. En repollo y chile se puede aplicar cada 7 y 10 días dejando 15 días entre la última aplicación y la cosecha. Streptomyces griseus y rimosus Los productos derivados de este actinomicete son biofungicidas y biobactericidas contenien- do como ingrediente activo estreptomicina y oxitetraciclina. Actúan como antibióticos, bac- teriostáticos y con acción sistémica. La estreptomicina es absorbida vía foliar y transportado sistémicamente por toda la planta. Inhibe la biosíntesis de proteína. Se puede usar para el control del moho gris (Botrytis sp.), mancha foliar (Cercospora apii), tizón temprano (Alternaria solani), antracnosis (Colletotrichum gloesporoides), bacteriosis (Erwinia sp., Pseudomonas sp. y Erwinia atroseptica), en cultivos hortícolas como ajo, apio, cebolla, chayote, chile, culantro, papa, repollo, tomate. Como preventivo se puede aplicar cada 5 a 7 días.30
  31. 31. Hongos:Gliocladium virensEs un hongo antagonista de ocurrencia natural en el suelo y su modo de acción es medianteantagonismo a los patógenos del suelo mediante la producción de metabolitos como gliotoxi-na la cual tiene actividad antifungosa, presentando también un efecto de competencia pornutrientes.Es utilizado para controlar enfermedades causadas por Pythium spp., Rhizoctonia solani,Sclerotium rolfssi, Sclerotinia minor, Fusarium oxisporum en cultivos de vegetales, granos yornamentales. Puede aplicarse al suelo en semilleros o en campo.Trichoderma spp.Existen varias especies entre ellas T. harzianum, T. lignorum, T. viride. Estos son hongos anta-gonistas de ocurrencia natural en el suelo que actúan mediante la ruptura de paredes hifalesdel hongo fitoparásito, penetrando sus hifas y aprovechando sus nutrientes. A su vez producetoxinas como tricodermin y harzianopeiridona causando antagonismo por fungistasis y tam-bién produciendo enzimas líticas que destruyen las paredes celulares de los esclerocios oestructuras de resistencia del hongo. Así mismo, compite por nutrientes y la dominancia de larizosfera.Es utilizado para controlar Phytophthora capsici, P. parasitica, Rhizoctonia solani, Sclerotiumrolfsii, Pythium sp., Fusarium sp., Poma sp., Sclerotinia sp., y Botrytis sp., en cultivos hortícolas,tomate, chile, papa, melón, ornamentales y otros.b. Biofungicidas y biobactericidas de origen botánicoExtracto de semilla de cítricosSon productos derivados de las semillas de cítricos (Citrus sp.) principalmente naranja y toron-ja con acción bactericida y fungicida. Tiene características sistémicas con acción preventiva ycurativa. Funciona mediante la ruptura de las células microbianas retardando el crecimientomicrobial. Como fungicida daña el citoplasma y pared celular de los hongos impidiendo sumultiplicación y la aparición de cepas resistentes. También tiene efectos estimulantes del cre-cimiento, elimina el estrés en las plantas por su contenido de vitamina C y E y como cicatri-zante de heridas. 31
  32. 32. Se utiliza para el control de bacterias como Erwinia caratovora, Xanthononas campestris, Xanthomonas cucurbitae, Pseudomonas solanacearum, y hongos como Fusarium spp. y Clavibacter sp., Se debe aplicar vía foliar tratando de obtener una buena cobertura del follaje, el tallo o la base de la planta. Puede usarse en forma preventiva durante épocas de alta incidencia de enfermedades o bien cuando aparecen los primeros síntomas. Las aplicaciones pueden realizarse cada 5 a 7 días y luego espaciar los ciclos de 15 a 22 días de acuerdo con las condiciones de clima. c. Biofungicidas basados en minerales Azúfre El ingrediente activo de este tipo de producto es el azufre natural. Actúa no solamente como fungicida sino que también tiene acción contra ácaros. Su acción es por contacto. Se utiliza para el control de enfermedades como mildius polvosos como Oidium spp., Erysiphe spp., Peronospora sp., y otras como Alternaria solani, Uromyces phaseoli y Colletotrichium gloeospo- roides, en cultivos como hortalizas, chile, tomate, berenjena, fríjol, melón, arroz y otros más. También tiene acción contra ácaros como Tetranichus sp., Panonychus spp. y Brevipalpus spp. Se aplica al follaje tratando de obtener una buena cobertura, aplicando en forma preventiva cada quince días y en forma curativa cada ocho. Carbonato de calcio El ingrediente activo de este producto lo constituye el carbonato de calcio que es un compue- sto natural el cual es formulado junto con aceite parafínico. Este fungicida a base de carbona- to de calcio se combina con el ácido oxálico producido por las estructuras de diseminación de los hongos formando oxalato de calcio, evitando que el ácido oxálico produzca lesiones en los tejidos vegetales y reduciendo la penetración del hongo a través de las heridas. Evita que el hongo forme colonias y se disperse la infección. Este fungicida está recomendado contra el ojo de gallo (Mycena citricolor) en café y se aplica vía foliar en forma preventiva realizando tres aplicaciones. 4.4.3 Bioplaguicidas como controladores de nematodos o bionematicidas Los nematodos fitoparásitos coexisten en la rizosfera con muchos otros organismos de los cuales muchos han sido aislados e identificados como enemigos naturales de los nematodos y estos ejercen algún grado de control biológico natural en los agroecosistemas.32
  33. 33. ¿Cómo actúan los enemigos naturales de los nematodos?HongosHongos atrapadores: capturan los nematodos por medio de redes adhesivas, nudos adhesivos,ramas laterales cortas con hifas y anillos. Estos hongos aparentemente producen una toxinaque mata al nematodo y luego invade su cuerpo. Algunos hongos de este tipo son: Stylopage sp.el cual efectúa la captura por medio de hifas adhesivas individuales, Arthrobotrys oligospora, queusa una red pegajosa, formada por nódulos con los que se adhieren a los nematodos.Endoparásitos de nematodos vermiformes: tienen esporas que se adhieren a la cutícula yluego germinan, formando tubos que penetran al cuerpo por las aberturas naturales delnematodo (boca, ano, poro excretor, vulva). Ejemplos de estos hongos son: Catenaria sp.Myzocytium sp. Hoptoglossa sp. Meristacrum sp. Cephalosporium sp. Harposporium sp. yVerticillum sp. Las esporas de hongos como Hirsutella rhossiliensis presentes en el suelo, solose pueden pegar al nematodo cuando este pasa.Parásitos de huevos, hembras y quistes: los hongos que atacan huevos pueden reducir la mul-tiplicación de los nematodos y la mayoría de los estudios con estos hongos han sido con nema-todos enquistadores y agalladores. Pueden ser parásitos obligados, como Catenaria auxiliaris,Nematophthora gynophila, o parásitos facultativos como Verticillium chlamydosporium,Dactylella oviparasitica y Paecilomyces lilacinus.BacteriasExisten dos modos de acción de las bacterias sobre los nematodos: el parasítico y la acciónquímica. Aún cuando se han encontrado diversas bacterias asociadas a los nematodos, el casode la bacteria Pasteuria penetrans es el mejor documentado y con un gran potencial comobiocontrolador. P. penetrans pertenece a un grupo de bacterias formadoras de endosporas,patogénica a varios nematodos fitoparásitos pero principalmente ha sido estudiada contraMeloidogyne sp. Las esporas se adhieren y penetran la cutícula de hospederos juveniles L2, cuan-do estos se movilizan en el suelo.Entre los atributos de P. penetrans se pueden señalar: reduce la infección del nematodo,previene la reproducción del nematodo, puede tolerar ambientes extremos, especificidad dehuésped, tolerancia a los plaguicidas y no es nocivo al usuario. Manuel Carballo 33
  34. 34. 5 Plagas específicas 5.1 Brassicaceae Repollo (Brassica oleracea L. var. captitata L). Brócoli (Brassica oleracea L. var. italica Plenck.), Coliflor (Brassica oleracea L. var. botrytis L.) Nombre común: Mancha amarilla, bacteriosis, hielo negro, marchitez bacterial, parda de la col, podredumbre negra, pudrición bacterial, pudrición negra, vena negra Nombre científico: Xanthomonas campestris p. v. campestris (Pammel) Dowson, (Rhizobiaceae) Hospederos: Hortalizas y plantas silvestres de la familia Brassicaceae. Biología: La bacteria sobrevive sobre o dentro de la semilla o en el suelo, de dos a tres años en residuos de cosecha. La bacteria penetra las plantas por heridas hechas durante el trasplante, por las estomas o por poros (“hidátodos”) presentes en las plantas. Dentro de un campo, la bacteria se mueve de una planta a otra por medio del agua o por el laboreo del cultivo. La incidencia y severidad son mayores durante la época lluviosa, especialmente cuando la temperatura excede los 25º C. Daño: Provoca amarillamiento y manchas muertas en las hojas, así como pudrición de los elementos de conducción de agua, que se manifiesta como un anillo oscuro en los tallos cortados transversalmente. El repollo y la coliflor son más propensos al ataque, mientras el brócoli lo es medianamente y el rábano es resistente. Manejo preventivo: • Alternar los semilleros y localizarlos fuera de los campos de siembra (por lo menos a 500 m). • Sembrar varios semilleros pequeños en lugar de un semillero grande. • Levantar los semilleros para asegurar buen drenaje. • Usar semillas certificadas, de variedades resistentes. • Vigilar las plantas diariamente y eliminar las afectadas34 (quemarlas fuera del semillero).
  35. 35. • Practicar rotación de cultivos con cultivos que no sean de la familia Brassicaceae. • Eliminar los residuos de cosecha (rastrojos).Manejo curativo: • Aplicar plaguicidas a base de cobre para disminuir el daño a las plantas infestadas.Bioplaguicidas: Extracto de semilla de cítricos, estreptomicina-oxitetraciclina. Mike Zeiss Xanthomonascampestris en repollo (1) Xanthomonascampestris en brócoli (2) 35
  36. 36. Nombre común: Hernia de las crucíferas, nudo del repollo Nombre científico: Plasmodiophora brassicae Woronin, (Myxomycota) Hospederos: Hortalizas y plantas silvestres de la familia Brassicaceae. Biología: El hongo llega a un campo por movimiento de suelo contaminado (en raíces de plántulas, zapatos). Una vez presente en el campo, puede sobrevivir como esporas por muchos años. Cuando una raíz se pone en contacto con una espora, ésta germina y penetra la raíz, estimulando un crecimiento exagerado de la misma. Daño: Los abultamientos en las raíces estorban la absorción de agua y sustancias alimenticias y consumen mucha de la energía producida por la planta. Por consiguiente, las plantas muestran enanismo e incluso pueden morir. Manejo preventivo: • Comprar semillas certificadas de variedades resistentes. • Sembrar en varios semilleros pequeños en vez de grandes. • Evitar el uso de fertilizantes ácidos, como superfosfatos y sulfato de amonio. El suelo ácido favorece el desarrollo del hongo. • Aplicar cal para mantener el pH del suelo por encima de 7, para evitar la germinación de las esporas. • Controlar la palomilla del repollo, ya que ella transmite este patógeno. (Véase página 34). Pero evitar el riego por aspersión en los cultivos de brócoli y coliflor, porque puede favorecer la pudrición de la inflorescencia por el hongo Alternaria spp. • Racionalizar el riego para evitar la sobresaturación, lo que facilita el movimiento del hongo. • Hacer una picada profunda entre los surcos antes de la primera abonada del cultivo y otra segunda remoción del suelo antes de hacer la segunda abonada ayuda a reducir la incidencia. Manejo curativo: • Vigilar los cultivos y eliminar plantas enfermas y quemarlas (no ponerlas en el compost). Observaciones: Un combate de la enfermedad durante el ciclo vegetativo en general no funciona.36 Bioplaguicidas: No existen Mike Zeiss
  37. 37. Nombre común: Gusano del repollo, mariposa mejicana de la col, piéridos, gusano anillado de la col Nombre científico: Leptophobia aripa Boisduval, (Lepidoptera)Hospederos: Ver la palomilla de dorso diamante.Biología: Los huevos son colocados por las hembras en el haz y en el envés de las hojas, en grupos de 10 a 50, durante el día. Se encuentran más fre- cuentemente en los bordes del campo, porque los adultos pasan mucho tiempo alimentándose sobre las flores de las plantas silves- tres alrededor del cultivo. Las larvas pequeñas viven en grupos en el envés de unas pocas hojas. Los gusanos más grandes se dispersan por todas las hojas externas. Las pupas se encuentran fuera de la planta en un soporte vertical o en la planta. Los adultos son mariposas de color blanco cremoso. Los márgenes distales de las alas delanteras son de color negro.Daño: La plaga ataca más al brócoli y a la coliflor que al repollo. Los gusanos mastican las hojas, produciendo agujeros, dejando solamente las venas. Además, contaminan las cabezas del cultivo con su excremento.Manejo preventivo: • Destruir los huevos y larvas manualmente. • Aparte de estas medidas, véase también la palomilla de dorso diamante (página 34).Manejo curativo: • Véase la palomilla de dorso diamante.Observaciones: El uso de plaguicidas a base de Bacillus thuringiensis no mata los gusanos mayores.Enemigos naturales: Parasitoides como Apechthis zapoteca, Brachymeria nestor, Brachymeria ovata.Bioplaguicidas: Bacillus thuringiensis, Nim, Spinosad. Mike Zeiss 37
  38. 38. Mariposa (Leptophobia aripa) adulto (3) huevos larvas (4) (5) pupa (6)38
  39. 39. Nombre común: Palomilla de dorso diamante, plumilla, plutela, polilla, rasquiña Nombre científico: Plutella xylostella (L.), (Lepidoptera)Hospederos: Hortalizas, malezas y especies silvestres de la familia Brassicaceae.Biología: Los huevos son depositados por las hembras que inmigran de campos cercanos u hospederos silvestres, dos horas después del atardecer o en la madrugada. Los colocan en el envés de las hojas, individual- mente o en grupos pequeños. Las larvas verdes emergen después de 4 a 8 días y comen durante 10 a 30 días. Cuando son molestadas se retuercen, descendiendo a veces de la planta por un hilo de seda. Las pupas se encuentran dentro su capullo sedoso a lo largo de la vena central de una hoja, principalmente en el envés. Los adultos emergen después de 5 a 15 días. Los adultos son palomillas pequeñas de color gris con un diseño de diamante en la parte dorsal.Daño: Las larvas pequeñas minan la superficie inferior de las hojas. Las lar- vas más grandes comen las hojas, produciendo desde agujeros hasta la destrucción total. En el repollo, entran a la cabeza, formando gale- rías que contaminan con excremento. En brócoli y coliflor, el daño suele ser menor y atacan a veces también la inflorescencia.Manejo preventivo: • Interrumpir la posibilidad de multiplicación de la plaga. • Desarraigar toda la planta durante la cosecha, para no dejar alimento. • Evitar la siembra de cultivos de la familia Brassicaceae de forma escalonada. • Colocar los semilleros lejos del campo donde se va a sembrar. • Practicar rotación de cultivos (con cultivos no hospederos). • Controlar las plantas hospederas. • Regar por aspersión cuando las hembras están activas. En brócoli y coliflor es necesario racionar este riego, porque puede favorecer la pudrición de la inflorescencia por Alternaria spp. 39
  40. 40. Manejo curativo • Aplicar un plaguicida desde el trasplante hasta el comienzo de en repollo: formación de la cabeza (42 días) si hay más de tres larvas en 10 plantas revisadas. Desde la formación de la cabeza, hasta una semana antes de la cosecha, más de una larva en cada 10 plantas revisadas. Manejo curativo en • Aplicar un plaguicida desde el trasplante hasta la producción de brócoli o coliflor: flores si hay 30% o más de defoliación. Durante la floración, una larva gusano cada 10 inflorescencias revisadas. • Usar productos a base de Bacillus thuringiensis y extracto de nim de manera alterna. • Aplicar un extracto de hojas de tomate para reducir la deposición de huevos. • Liberar parasitoides de huevos (Trichogramma spp.) o de larvas (Diadegma insulare). • Recolectar las pupas y destruirlas. Observaciones: La palomilla de dorso diamante se destaca por su gran capacidad de desarrollar resistencia a cualquier tipo de insecticida. Ya es resistente a la mayoría de los insecticidas sintéticos. Por lo tanto, deben evitarse aplicaciones innecesarias, aplicando insecticidas únicamente cuando la plaga ha alcanzado su nivel crítico. Enemigos naturales: Los parasitoides Diadegma insulare y Trichogramma spp. Bioplaguicidas: Bacillus thuringiensis, Nim, spinosad, chile y mostaza, feromonas de Plutella xylostella, Beauveria bassiana, acidos orgánicos. Mike Zeiss Palomilla de dorso diamante (Plutella xylostella) adulto (7) larvas (8) pupa (9)40
  41. 41. 5.2 Solanaceae Tomate (Lycopersicon lycopersicum (L.) Farw.) Nombre común: Minador de la hoja Nombre científico: Liriomyza sativae Blanchard (Diptera)Hospederos: Verduras de las familias Solanaceae, Cucurbitaceae, y plantas orna- mentales.Biología: Los huevos son puestos individualmente en la lámina superior (haz) de la hoja. Son de color blanco pálido y forma ovalada. Tardan de 2 a 4 días en eclosionar. La larva totalmente desarrollada mide de 1 a 2 mm de largo. El color varía del blanco al amarillo pálido. Su aparato bucal es negro. El ciclo larval completo tarda entre 7 y 10 días. La pupa es de color castaño. Normalmente se desarrolla en el suelo, pero se han observado también dentro de las minas o sobre las hojas. El adulto es una mosca pequeña de color negro brillante y con marcas amarillas sobre el tórax.Daño: La plaga se encuentra usualmente en la mitad superior de las hojas. El daño es causado principalmente en cultivos sembrados en campos abiertos pero también pueden infestar los invernaderos por medio de plantas contaminadas. Las larvas penetran la epidermis y comienzan a alimentarse succionando la savia. En este proceso las larvas van dejando un rastro bien característico al cual deben su nombre. Los minadores dejan galerías (minas) en el tejido foliar en forma estrecha y sinuosa. Éstas interfieren en los procesos fotosintéticos de la plan- ta. Cuando el ataque es severo, los minadores pueden provocar que las hojas se sequen y se caigan.Manejo preventivo: • Alimentar y guardar bien las plantas para aumentar su resistencia. • Eliminar las malezas hospederas dentro y alrededor del área de cultivo. • Sembrar tomate en asocio con fríjol. 41
  42. 42. Manejo curativo: • Minimizar las aplicaciones de plaguicidas para conservar los enemigos naturales. • Aplicar un plaguicida cuando más del 20% del área foliar de la planta esté afectada. Enemigos naturales: Diglyphus isaea, Chrysocharis spp., Opius spp. Bioplaguicidas: Nim, extracto de ajo, sales potásicas, chile mostaza, extracto de Quasia amara, ácidos orgánicos. Javier Díaz y Luis Vásquez Minador de la hoja (Lycopersicon sativae) adulto (10) Daño en tomato (11)42
  43. 43. Nombre común: Gusano cortador, gusano del fruto del tomate, gusano elotero, gusano de la mazorca Nombre científico: Helicoverpa zea (Boddie), (Lepidoptera) Sinónimo: Heliothis zea (Boddie)Hospederos: El gusano es polífago. Ataca muchas variedades de cultivos, malezas y plantas silvestres anuales y perennes.Biología: Los huevos son puestos individualmente sobre las hojas y frutos de tomate; son de color blanco-lustrosos al comienzo, pero más oscuros antes de eclosionar. Son de forma esférica, más altos que anchos y más pequeños que la cabeza de un alfiler. Las larvas pasan por 6 estadios. Muestran una amplia variación en el color, verde-claro a verde-oscuro, rosado, pardo a casi negro. La larva lleva una doble línea medio-dorsal a lo largo de todo el cuerpo y alternando a los lados con rayas claras y oscuras y con puntos negros y pelos. La pupa se desarrolla en el suelo, a una profundidad de 5 a 15 cm. Es de color café brillante y tiene una longitud promedio de 2 cm. Los adultos son mariposas. Las alas delanteras son de color paja a ver- dosa, o café con marcas transversales más oscuras. Las alas traseras son pálidas y oscurecidas en los márgenes. Son atraídas por la luz y su actividad se ve influenciada por la luna, especialmente la luna nueva. Con luna nueva la oviposición y la actividad es mayor que con la luna llena. Las hembras son capaces de poner hasta 2,500 huevos en toda su vida.Daño: Las larvas empiezan a alimentarse de las hojas de la planta pero a medida que crecen comienzan a alimentarse de los frutos. Taladran el fruto permitiendo la entrada de patógenos, bacterias u otros insectos y organismos que provocan pudrición.Manejo preventivo: Véanse los demás lepidópteros.Manejo curativo: • Aplicar productos a base de Bacillus thuringiensis o extracto de nim. • Proteger los enemigos naturales; hay varios parasitoides del huevo y de las larvas. También existen depredadores del huevo y hongos que dañan las larvas. 43
  44. 44. Observaciones: En la faja algodonera de los Estados Unidos y en Colombia, el gusano cortador ha desarrollado resistencia a los insecticidas clorinados y a los carbamatos. De Nicaragua se informa alta resistencia al paratión metílico y en otros países está declinando la susceptibilidad de la plaga a este insecticida. Enemigos naturales: Parasitoides como Cotesia marginiventris, Campoletis sonorensis, Ophion flavidus, Trichogramma pretiosum y depredadores como Orius sp., Geocoris punctipes. Bioplaguicidas: Bacillus thuringiensis, Nim, mostaza, Spinosad. Javier Díaz y Luis Vásquez Gusano cortador (Helicoverpa spp.) larva (12) Daño en la fruta de tomate (13)44
  45. 45. Nombre común: Gusano cogollero Nombre científico: Spodoptera frugiperda (Smith), (Lepidoptera) Sinónimo: Laphygma frugiperdaHospederos: La plaga ataca una gran variedad de plantas. Entre ellas, maíz, sorgo, arroz, cacahuate, tabaco y algunos zacates.Biología: Los huevos son puestos por la noche en grupos de hasta 300 en cual- quier superficie de la hoja; están cubiertos por una pelusa color gris claro del abdomen de las hembras. Los huevos recién depositados son verdes, pero se vuelven pardos antes de la eclosión. Las larvas pasan 6 estadios larvales durante más o menos 20 días, dependiendo de la temperatura ambiental. Los primeros estadios son verdes con manchas y líneas negras dorsales; después se vuelve verde con líneas espiraculares y dorsales negras, café-beige o casi negra; tienen una Y amarilla invertida en la cabeza y cuatro puntos negros en cuadro sobre el último segmento abdominal (::). Las pupas duran en promedio 10 días. Son de color café oscuro e inmóviles y miden aproximadamente de 18 a 20 mm, y se desarrollan en el suelo. Los adultos, al emerger, se alimentan del néctar de varias plantas. Son nocturnos y en el día permanecen escondidos en las plantas. Tienen una envergadura de 32 a 38 mm. Las alas delanteras de las hembras son de color gris a café-gris; en el macho son de color beige con mar- cas oscuras y rayas pálidas en el centro del ala; las alas traseras son blancas.Daños: El comportamiento de la larva es importante en relación con la selec- ción del lugar de alimentación en el huésped. En grandes densidades pueden matar las plantas jóvenes por defoliación o destruir los pun- tos de crecimiento. El hecho de ser caníbales, reduce normalmente el número de larvas a una por planta. Plantas mayores sufren defoliaci- ón y los tallos aparecen cortados o minados a nivel del suelo. En la formación de frutos, las larvas se alimentan en su interior.Manejo preventivo: • Liberación y cría del parasitoide Telenomus remus. • Véanse otros lepidópteros. 45
  46. 46. Manejo curativo: Aplicar extracto de Nim u hojas molidas de madreado (20 g por litro de agua. Enemigos naturales: Parasitoides como Chelonus cautus, Chelonus insularis, Cotesia margi- niventris, Campoletis sonorensis, Ophion flavidus, Euplectrus plathypenae, Archytas marmoratus, Trichogramma pretiosum y depredadores como Geocoris punctipes, Orius spp., Doru taeniatum, Zelus spp., Chrysoperla externa, Polistes sp., Polybia sp. Bioplaguicidas: Bacillus thuringiensis, extracto de ajo, Nim, Beauveria basssiana, Spinosad. Javier Díaz y Luis Vásquez46
  47. 47. Chile dulce (Capsicum annuum L.) Nombre común: Picudo, barrenillo del chile Nombre científico: Anthonomus eugenii Cano, (Coleoptera)Hospederos: Especies del género Capsicum (jalapeño, tabasco, dulce).Biología: Los huevos son puestos en agujeros que hace la hembra en las yemas florales en etapas tempranas del fruto en desarrollo. El punto de ovi- posición puede o no ser evidente una vez que el fruto se ha desar- rollado. La larva tarda de 8 a 10 días en completar su desarrollo. Cuando está madura mide de 5 a 6 mm, es sin patas, de color gris-blancuzco y con cabeza café. Las larvas se desarrollan y empupan dentro del fruto. La pupa es de color blanco-cremoso y se desarrolla dentro de una celda característica. La pupa puede ser observada a simple vista y presenta la mayoría de las partes del adulto. Tarda de 4 a 6 días en convertirse en adulto. El adulto es un picudo de 3 mm de longitud, de color negro, cubierto con escasos pelos cortos, grises o blancuzcos. Muestra un peculiar pico largo, a lo que debe su nombre de “picudo”.Daño: La larva se alimenta dentro de la fruta, causando daño a las semillas. Los síntomas externos son amarillamiento, madurez y caída prema- tura de los frutos. Es fácil reconocer el daño provocado por el picudo, ya que en la fruta se puede observar un orificio por el cual el adulto ha salido del interior. Este agujero es de color negruzco debido a la acción de patógenos secundarios que han invadido el tejido. Hay un amarillamiento de los pecíolos en frutos pequeños que aun están adheridos a la planta. 47
  48. 48. Manejo preventivo: • Recolectar y destruir mediante quema o entierro toda la fruta caída para interrumpir el ciclo de vida del insecto y reducir el daño sobre las siguientes cosechas. • Aplicar en el período antes de la floración plaguicidas a base de piretroide. Manejo curativo: • Hacer muestreo en las yemas de las plantas, buscando los adultos del picudo. • Aplicar plaguicidas si se encuentra un adulto por cada 100 yemas por manzana, durante la formación de los primeros frutos. Enemigos naturales: El parasitoide Urosigalphus mexicanus. Bioplaguicidas: Extracto de ajo, jabón de Nim. Javier Díaz y Luis Vásquez Picudo del chile Daño en chile Picudo del chile (Anthonomus eugenii) (15) muerto por Beauveria sp. adulto y pupa (14) (16)48

×