Participación de Mujeres en Política
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Participación de Mujeres en Política

  • 320 views
Uploaded on

Conference paper presentation: ‘Participación de Mujeres en Política: Significado e implicancias para la política Chilena’ presented at XXI IPSA World Congress of Political Science, held in......

Conference paper presentation: ‘Participación de Mujeres en Política: Significado e implicancias para la política Chilena’ presented at XXI IPSA World Congress of Political Science, held in Santiago, Chile, July 12-16, 2009.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
320
On Slideshare
320
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
4
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide
  • La siguiente presentación tiene como objetivo exponer parte de mi investigación de doctorado. A través del análisis de entrevistas en profundidad con representantes de la esfera política y pública abordaré la situación de la participación de las mujeres en política en Chile. Primero, discutiré algunas aproximaciones para entender la creciente visibilidad de las mujeres en el ámbito político a partir del año 2000. Segundo, analizaré la difícil relación entre la actividad política y la familia, y su impacto en la participación de las mujeres en política. Tercero, expondré algunas de las características de la cultura política institucional en Chile y sus efectos sobre las dinámicas de género que se producen en el ámbito político, particularmente en relación a los estilos de comunicación. Finalmente, expondré algunas aproximaciones sobre el impacto de la participación de las mujeres en política.
  • Históricamente, en Chile la participación de las mujeres en política ha sido muy marginal. El primer intento femenino de participar en un proceso electoral se produjo en 1875. Sin embargo, no se les permitió votar en esa elección, aun cuando no había ley que lo prohibiera. Las mujeres lograron el derecho a sufragio en 1935, pero sólo para las elecciones municipales. Fue en 1949 cuando finalmente se les concedió el derecho a sufragar y en 1952 ellas participaron por primera vez en elecciones presidenciales en Chile. La escasa participación de la mujer en la política se observó también en su lenta inscripción los registros electorales los años siguientes (Errázuriz Tagle, 2005). No obstante, esto empezó a cambiar desde el retorno a la democracia en 1990.
    Hoy en día, las mujeres constituyen más de la mitad del electorado, por lo tanto definen los resultados políticos. Por otro lado, en los últimos años, ellas están ocupando importantes cargos en la esfera política y encuentran un creciente apoyo entre los electores (Altman, 2004; Hinojosa, 2002; Schuster & Poblete, 2008). Siendo la más clara expresión de esto la elección de la presidenta Michelle Bachelet en el año 2006.
    Al observar la trayectoria de la participación de las mujeres en política desde el retorno a la democracia, se puede apreciar que esta se mantuvo relativamente estable durante la década del 90, con incrementos menores.
  • En el año 2000, esta tendencia presenta un quiebre en términos de la atención publica y mediática que las mujeres en política habían recibido hasta entonces en el país. En ese año el otrora presidente Ricardo Lagos inauguraba su gobierno con cinco ministras y un significativo incremento de mujeres en ministerios y gobiernos regionales. Una de las aproximaciones para entender este hecho se refleja en la siguiente cita de una de los participantes de este estudio.
    Los entrevistados, por otro lado señalan a los medios de comunicación como otro factor para entender la creciente visibilidad de las mujeres en política, a partir de ese año. Los medios de comunicación conscientes de los cambios sociales y culturales que Chile estaba experimentando, sintonizaron muy bien con la temática del rol de las mujeres en la sociedad y su relación con el poder.
  • Así mismo, los participantes mencionaron como un importante aspecto los cambios sociales que estaban ocurriendo en el país, los cuales le estaba exigiendo a la política un mayor reconocimiento del rol de la mujer en la sociedad. Es decir, cómo la política sintoniza con estos cambios y se hacía cargo del futuro, de una postura más progresista de los temas de sociedad.
  • Dentro de los cambios sociales que la sociedad chilena experimentaba durante esos años, también fue mencionado el agotamiento de las formas tradicionales de liderazgo. Los liderazgos autoritarios y masculinos, tan característicos de la política chilena, estaban siendo cuestionadas por la sociedad, que demandaba liderazgos más cercanos y mayor horizontalidad en la redes de poder.
  • Desde un punto de vista estratégico electoral, que tiene que ver lo anterior también, los análisis electorales evidenciaban la tendencia histórica de las mujeres de votar por la derecha (Altman, 2004; Errázuriz Tagle, 2005; Flisfisch, 1990; Norris, 2004). Como se puede apreciar en el Gráfico 1 a continuación. A partir de 1989 y hasta el año 2000, el porcentaje de votantes mujeres, dentro de cada pacto electoral o sector político, fue consistentemente más alto en la derecha. Lo que corrobora la tendencia más conservadora de las mujeres en política, observada internacionalmente.
  • Esta tendencia también fue confirmada por los participantes del estudio, como se refleja en la siguiente cita:
  • Por otra parte, los análisis electorales municipales y parlamentarios, mostraban también la tendencia de las mujeres a votar más por mujeres que por hombres (Altman, 2004). Lo cual se confirma en la elección de la presidenta Michelle Bachelet, quien fue más votada por las, como se pudo apreciar anteriormente en el Gráfico 1. Los participantes también concuerdan en este aspecto:
  • La tendencia más conservadora de las mujeres en política y la solidaridad de género electoral son dos aspectos bien significativos, si se considera además que el electorado femenino es superior al masculino, como se observa en el gráfico 2:
    Este dato es bien interesante si se considera que el índice de masculinidad en el total de la población en Chile es 0.98, comparado con el índice de masculinidad del electorado que es de 0.878, considerando el total de votantes masculinos dividido por el total de votantes femeninos en las elecciones presidenciales de enero del 2005 (fuente www.ine.cl, www.servel.cl)
    Así, estos tres aspectos, más electoras que electores, electoras votando más por la derecha que por la Concertación, y electoras votando más por candidatas que candidatos, fueron considerados como estrategia electoral, en relación a la visibilidad y al posicionamiento de mujeres en política, a partir del año 2000. No hay que olvidar que el margen de diferencia entre los candidatos presidenciales Ricardo Lagos y Joaquín Lavín, en las elecciones de 1999, fue de 31.140 votos y, que tanto en primera como en segunda vuelta, las electoras prefirieron al candidato de la derecha. El uso instrumental de las mujeres como estrategia política ya ha sido discutido en otras investigaciones (Franceschet, 2006).
    www.servel.cl
  • El año 2006 sorprendió a Chile con la elección de Michelle Bachelet, la primera mujer presidente en el país. La política y la sociedad chilena, acostumbrada históricamente a liderazgos masculinos, se preguntaba con cierto asombro y orgullo, en qué momento las mujeres avanzaron tan rápido en política. La mayoría de los participantes coinciden en este punto, las siguientes citas son una muestra de ello:
    La desigualdad y la serie de pasos previos, que aún están pendientes, se reflejan en la baja representación numérica de las mujeres en cargos de elección popular y de designación (Urrejola & Gardella, 2009), pero sobre todo, en el grado de poder que tienen las mujeres que están en política. Lo cual es confirmado por diversas investigaciones (Fernández Ramil, 2008; Susan Franceschet, 2005; Hardy, 2005). Los participantes del estudio coinciden en este punto, al respecto señalan:
  • A pesar de los cambios sociales y culturales que Chile ha experimentado, todavía es un país tradicional y conservador (Susan Franceschet, 2005; Hinzpeter & Lehmann, 1995). Tradicional, por que sigue las convenciones establecidas, y por su apego a la continuidad. Conservador por que los valores familiares, los roles de género y la moral religiosa se han mantenido relativamente estables, empezando a cambiar sólo en los últimos años (Lehmann, 1995, 2002). Todavía prevalece en Chile una cultura machista, lo cual es confirmado por diversas estudios (Baldez, 2001; Corporación DOMOS, 2003; Susan Franceschet, 2005; Montecino & Acuña, 1998; ONU, 2004; Stuven, 2003; Yáñez, 2009), por la legislación vigente (ONU, 2009) y por los entrevistados que formaron parte de esta investigación
  • Chile tiene una orientación familiar muy fuerte. La Constitución de 1980 señala a la familia y no al individuo, como el núcleo de la sociedad (Alessandri R., Somarriva U, & Vodanovic H., 1998). La asociación mujer-madre-familia está muy arraigada en la consciencia colectiva de nuestra sociedad (Encuesta Nacional Bicentenario, 2007-2008; Mori, 2000). Esto tiene dos dimensiones, primero las demandas sociales hacia la mujer, en términos de ser la responsable de la familia y el hogar. Segundo, la centralidad que las mujeres asumen en relación a la familia y el hogar. Estas dos dimensiones generan mucha tensión en la vida de las mujeres, lo cual se aprecia también en las mujeres políticas, como lo manifestaron los participantes de este estudio:
  • La centralidad de la mujer en la vida familiar no sólo dificulta su incorporación al mundo político, sino también al mundo laboral, debido a que el tiempo que ella debe destinar a su trabajo compite con el tiempo que ella le debe dedicar a su familia (Dussaillant, 2009; Flisfisch, 1990), pero también por que en el mundo laboral y político la familia está ausente. Este es un aspecto muy central en la política chilena, la que en su retórica plantea que protege y resguarda los intereses de la familia. Sin embargo, en su cultura institucional la familia tiene una prioridad muy baja. Todos los participantes en mayor o menor medida concuerdan en este punto:
  • La tensión entre familia y trabajo, es un tema social que ha sido ampliamente estudiado al tratar de explicar los bajos niveles de participación femenina en la fuerza laboral en Chile (Flisfisch, 1990; Hola & Pischedda, 1993; Mlynarz & Muñoz, 2003; Sckolnik, 2003). En la política, entendida como un trabajo también, esta tensión se observa con mayor dramatismo, debido a sus horarios, dinámicas y estilos. Sus horarios de funcionamiento todavía evidencian esta lógica masculina que no asume la responsabilidad del hogar y la familia. Así, aun abriendo espacios de participación para las mujeres, como discriminación positiva, leyes de cuotas e incentivos a candidaturas femeninas, a las mujeres que participan en política se les hace muy difícil compatibilizar la vida política con la vida familiar. Este es uno de los aspectos más destacados por los entrevistados, al explicar la baja participación de mujeres en política. Aun reconociendo otros aspectos, de carácter más estructural, como el sistema electoral, el financiamiento de campañas y la designación de candidatos. Esta característica del funcionamiento político fue la más enfatiza como barrera de aproximación de las mujeres hacia al mundo político. Al respecto los participantes señalan:
  • Los horarios de funcionamiento de la política están directamente relacionados con el hecho de ser una institución marcadamente masculina. Esto a su vez, se fundamenta y determina un estilo comunicacional que es muy masculino.
  • Los hombres de acuerdo a los entrevistados, hablan más, dicen menos y son menos precisos en sus comunicaciones. Lo cual hace que los tiempos de la política se incrementen significativamente. Los participantes señalaron este aspecto como una de las principales diferencias entre políticos y políticas.
  • Otra de las características de la comunicación política que los participantes señalaron es el estilo golpeado. Lo que tiene profundas implicancias en las interacciones que se dan entre políticos y políticas y en cómo estas son percibidas por sus pares.
    Así, a las mujeres en política se les escucha menos si no hablan golpeado o bien, se ven obligadas a adoptar estilos más masculinos en la comunicación a fin de ser escuchadas. Sin embargo, esto último no siempre es bien recibido, tanto por los políticos, como por las políticas por considerarlo poco femenino.
  • A partir del análisis precedente, las características de la política evidencian una dimensión objetiva y una subjetiva, las que responden a la centralidad del hombre en la política. La dimensión objetiva se refiere a las instituciones políticas, sus prácticas, horarios y funcionamiento. Mientras que la dimensión subjetiva dice relación con los estilos de la comunicación y los valores aceptados, es decir con la cultura política. Ambas dimensiones determinan una lógica de funcionamiento político que es claramente masculina, lo cual fue ampliamente reconocido por los participantes de esta investigación. Sin embargo, hubo mucha resistencia por parte de los entrevistados, a reconocer diferencias de género en las prácticas políticas. La mal entendida igualdad de género, pareciera jugar en contra a la hora de plantear una reflexión más profunda acerca de las diferencias que nuestras políticas y políticos presentan. A pesar de lo anterior, contrastes significativos emergieron desde el discurso de los entrevistados.
    En relación al tema de la comunicación política, los participantes plantearon claras diferencias en relación a cómo las políticas y los políticos comunican sus ideas. La comunicación masculina fue descrita como elíptica e imprecisa, mientras que la comunicación femenina como concreta, directa y franca, siendo considerada, al mismo tiempo, como más eficiente y más confrontacional. Eficiente, porque las mujeres en política tienden a ser más específicas y directas en los temas que proponen. Así mismo, al ser más directas dicen lo que piensan, por lo tanto son percibidas como más confrontacionales. Al respecto los entrevistados señalan:
  • De acuerdo a los entrevistados, las dificultades de las mujeres en política, en términos de la comunicación y estilos, se deben en primer lugar a su reciente incorporación a la actividad política, lo que determina una trayectoria más corta y un proceso de socialización de los códigos políticos más tardíos.
    La mayor vinculación de las mujeres al mundo privado y familiar determina que las políticas presenten una mayor empatía y capacidad de comunicarse con la gente, lo que se traduce en formas de lenguaje más accesibles y cercanas para los electores. Estas cualidades no son vistas sólo como femeninas, sin embargo, se señala que son más extensivas y marcadas en las mujeres que en los hombres, aunque se reconocen excepciones. Las experiencias de vida que marcan a las mujeres, como la maternidad y la centralidad de ellas en la familia, explicarían estos rasgos tan típicamente femeninos. El mayo grado de cercanía que ellas logran con el electorado, seria una de las razones que explicaría por qué los partidos políticos, aun a regañadientes, se han visto forzados a incorporar a las mujeres en sus agendas programáticas.
  • El discurso de la mujer, producto de sus experiencias de vida, tiende a ser mucho más diverso que el de los hombres que están en política. Esto es, sin duda, un atributo para las mujeres que están en política, a pesar de las dificultades mencionadas anteriormente.
    Sin embargo, existe preocupación que este rasgo distintivo de las mujeres en política, se pueda perder, debido a las presiones que el estilo masculino del sistema político impone a las políticas.
  • Así mismo, de acuerdo a los entrevistados, estos aspectos de la comunicación femenina no siempre son valorados por la clase política, la cual no acepta otros estilos en la comunicación.
  • Así, a las dificultades que enfrentan las mujeres en compatibilizar la familia con la actividad política hay que agregar las características del lenguaje político, que son aspectos más sutiles de la política, pero no por eso menos concretos. El lenguaje político, los tiempos de funcionamiento de la política, las dinámicas que ahí se suceden, su estilo, y sus estructuras constituyen la cultura política institucional. La cual todavía ve la participación de las mujeres en política con escepticismo.
  • A pesar de las dificultades que para las mujeres significa estar en política, a pesar de que todavía son pocas, a pesar de que se desenvuelven en un medio marcadamente masculino, y definido como hostil, cruel y rudo, tanto por ellas como por ellos. Las mujeres lentamente están afectando las dinámicas del quehacer político. En relación a los tiempos de funcionamiento de la política los participantes señalan:
  • Otro aspecto que se destaca, en relación al impacto que han tenido y tienen las mujeres en política, es la incorporación de lo afectivo, de las emociones en la política. Al respecto los participantes señalan:
    La emocionalidad femenina es uno de los aspectos mas destacados en relación a las políticas y se reconoce como una ventaja en el ejercicio político.
  • No obstante lo anterior, el impacto de la participación de las mujeres en política aún sigue siendo muy marginal. Las razones que explican esto son el reducido número de mujeres que participan en la actividad política. La presencia de patrones culturales contradictorios, como la centralidad de la familia y la falta de políticas sociales para lograr un balance entre familia y trabajo. Y, finalmente, las dificultades que presenta la política para adaptarse a los cambios culturales y a las redefiniciones de género que están ocurriendo en el seno de la sociedad chilena.
  • El proceso de incorporación de la mujer a la actividad política en Chile ha cobrado relevancia solo en los últimos años, por lo tanto aún está en ciernes. Todavía queda mucho por avanzar. Sin embargo, la participación de las mujeres en política ofrece hoy en día, no sólo una gran oportunidad para reflexionar sobre los avances que han tenido las mujeres en distintos ámbitos de la sociedad, sino también para reflexionar acerca de nuestras instituciones, cultura e historia política. Las dificultades y obstáculos que las mujeres experimentan en la vida política tienen directa relación con sus experiencias y vivencias, y con la constitución de una mirada femenina en la política que no busca renunciar a lo que le es propio, sino participar desde su propia subjetividad.
    En esta presentación se han revisado aspectos históricos, políticos y culturales que marcan nuestra institucionalidad política y la participación de las mujeres en ella. Se han analizado las principales dificultades que ellas enfrentan en el mundo político, particularmente la tensión entre familia y trabajo político, en una cultura que por un lado hace de la familia el centro de la sociedad, pero por otro ofrece poco recursos y políticas para poder compatibilizar la vida laboral con la familia. Adicionalmente, se han delineado algunas de las particularidades e implicaciones que la participación de las mujeres tiene hoy en la política en Chile, específicamente en el plano de las diferencias en la comunicación entre políticas y políticos, un tema que no ha sido explorado en profundidad y que por los alcances que ya hemos visto merece más atención.
  • Las mujeres tienden a asumir toda la responsabilidad en la construcción de la familia.
    Servicio domestico
    Los códigos del éxito son los códigos del macho
    Maximizar la inversión en tiempo
    Mujeres en política mas directa
    Los oradores hombres son mas extensos que los hombres.
    En las comisiones política, claramente los hombres hablan mas que las mujeres, no te diré que dicen mas.
    $

Transcript

  • 1. Participación de mujeres en política Significado e implicancia para la política chilena Paula Pereda PhD Candidate Victoria University of Wellington 2009 1
  • 2. Presentación 1. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000. 2. Política, sociedad y familia, tensiones permanentes. 3. Los estilos de comunicación en política, diferencias entre hombres y mujeres. 4. Algunas aproximaciones sobre el impacto de la participación de las mujeres en política. 5. Futuras líneas de investigación sobre el tema. 2
  • 3. Antecedentes  1875 primer intento electoral femenino  1935 derecho a voto en municipales  1949 derecho a sufragar  1952 primera elección presidencial  1953-1989 Lenta inscripción en registros electorales  1990 en adelante, aumenta la participación 3
  • 4. 1. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000. 4
  • 5. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000 Lagos y las Mujeres  Designa 5 mujeres ministras en su primer gabinete, lo cual genera atención mediática y mayor visibilidad sobre las mujeres en política. “…El estatus que le dio a la temática mujer el Gobierno del Presidente Lagos…. Yo creo que en eso si hubo una cosa instrumental…. “Él pensó que él iba a ser recordado como el Presidente que puso cinco mujeres de ministras…” (Carolina Tohá, Diputada. Entrevista, 16 de enero, 2008) “…Los medios de comunicaciones empezaron a ver que acá había un nicho temático y lo empezaron a explotar y aparecieron estas cosas de las mujeres empresarias, de las 100 mujeres más destacadas, del liderazgo de mujeres, del estilo mujer…” (Carolina Tohá, Diputada. Entrevista, 16 de enero, 2008). 5
  • 6. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000 Demandas Sociales  El mundo político se vio obligado a sintonizar con los demandas sociales sobre redefiniciones de género. “Yo creo que los partidos políticos chocaron con una realidad, chocaron con la realidad que… no por que ellos quisieran buscarla, chocaron con la realidad que tener mujeres era demasiado relevante por como son vistos por la gente” (Lily Pérez, Secretaria General de Renovación Nacional. Entrevista, 4 de diciembre, 2007). 6
  • 7. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000 Agotamiento de las formas tradicionales de liderazgo  Creciente demanda de liderazgos más cercanos y horizontalidad en las redes de poder. “La masculinidad que era Lagos, o sea no había nada más macho entre comillas. Es la caricatura del que se lo sabe todo, del autoritario…” “Yo tengo la impresión de que la gente votó por ella (Michelle Bachelet) por que ya estaba hasta la tusa de ese liderazgo macho que hubo por siglos. Si por eso Lavín casi le gana a Lagos. Lavín era la Michelle y Lagos era Piñera. Lagos era el macho y Lavín la mujer. Piñera era el macho y la Michelle la mujer, Piñera era el macho que se las sabía todas….” (Pepe Auth, Secretario General PPD. Entrevista, 24 de enero, 2008). 7
  • 8. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000: la estrategia electoral 8
  • 9. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000: la estrategia electoral La derecha y las mujeres  Tendencia histórica de las mujeres a votar por la derecha “…La concertación en algún momento vio que las mujeres votaban más por la derecha, por la alianza que por la concertación… Y empiezan a mostrarlas en las encuestas en las cuales no habían estado y entonces nombran a una mujer ministra de defensa. Yo creo que era un tema simbólico y ahí agarra viento Michelle Bachelet, por que es enormemente simpática y por eso gana, tiene una empatía que es impresionante” (Evelyn Matthei, Senadora. Entrevista, 15 de enero, 2008). 9
  • 10. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000: la estrategia electoral Solidaridad de Género  Los análisis electorales mostraban la tendencia de las mujeres a votar más por candidatas. “…El hecho de que las mujeres votaran por una mujer …, que era una cuestión que se evalúo…, a propósito de la encuestas, pero se evalúo…y que ese hecho de que las mujeres votaran por las mujeres, por que son las que finalmente decidieron (…) no se dio por un tema de un avance respecto de la cultura (…) votaron por otros factores, por que a lo mejor la vieron más cercana (…) incluso una cuestión machista de que las mujeres son mejores para ordenar la casa, para las finanzas…” (Ángela Rifo, Tesorera Nacional CUT, Miembro Ejecutivo ANEF. Entrevista, 4 de diciembre, 2007). 10
  • 11. Mujeres en el ámbito político a partir del año 2000: la estrategia electoral 11
  • 12. 2. Política, sociedad y familia, tensiones permanentes. 12
  • 13. Política y sociedad: ¿cambios? Los avances de las mujeres en política: el triunfo de Bachelet La elección de Bachelet no fue el resultado de un avance del mundo político, sino más bien un quiebre, producto de los temas ya vistos. “…Aquí hubo un salto en la clase política al aceptar una mujer, de candidata y de presidenta y ella a su vez provocó un salto en los equilibrios, en el aparato político, pero todo esto no fue producto de un proceso molecular, de modernización de la clase política, sino más bien fue un quiebre. Es algo que recién se esta consolidando en el imaginario colectivo y que da como resultado la visibilización de la desigualdad” (Carlos Montes, Diputado. Entrevista, 2 de diciembre, 2007). “En el fondo, esta mujer Presidente es una especie de espejismo. O sea, por que uno diría, este es el último paso de un gran avance ¿no? no!…. Nosotros dimos el último paso antes de haber dado una serie de pasos previos…” (Carolina Tohá, Diputada. Entrevista, 16 de enero, 2008). 13
  • 14. Política y sociedad: ¿cambios? Machismo  La sociedad chilena todavía es tradicional, conservadora y machista “…Yo creo que somos de un machismo infinito, un machismo activo y machismo pasivo, y yo también creo que sin darme cuenta puedo ser partícipe de eso, tal como no me sorprende que los indígenas no estén representados, de repente puedo estar sentado en una mesa con 20 hombres y no me dio cuenta que no hay ninguna mujer, entonces también es un machismo pasivo…” (Marco Enríquez Omíname, Diputado. Entrevista, 26 de noviembre, 2007) “…El aparato público tiene todos los resabios machistas de 200 años de historia republicana. En el aparato público es donde hay una resistencia más fuerte… es la regresividad política, es la burocracia, la verticalidad” (Alejandro Navarro, Senador. 14 Entrevista, 22 de enero, 2008).
  • 15. Política, sociedad y familia: ¿cambios? La centralidad de la mujer en la familia  La mujer es considerada y se considera a sí misma el eje de la familia. “…Nosotros tenemos una reunión un domingo en la noche con un ministro… y yo voy con tres hombres de mi partido de la mesa directiva y ellos tres están tranquilos por que no importa que sean las nueve y media de la noche, ellos van a llegar a su casa, van a estar los niños en la casa, los que tienen niños, o está la señora que los va ha esperar a comer. En cambio, yo estoy preocupada de que mi marido quería que comiéramos temprano….”(Lily Pérez, Secretaria General de Renovación Nacional. Entrevista, 4 de diciembre, 2007). 15
  • 16. Política, sociedad y familia: ¿cambios? La tradición familiar en Chile, la ausencia de la familia en la política La familia como núcleo central de la sociedad, pero políticas sociales débiles para compatibilizar familia y trabajo “…Es un sentimiento verdadero que en Chile se valora mucho a la familia, pero es un poco esquizofrénico en la realidad misma. Es esquizofrénico, por que nada esta organizado, ni laboralmente, ni políticamente, nada en el ámbito público está organizado para sintonizar la vida laboral…con la familia, eso no está. Y es una mentira que la familia este en el centro de la definición de políticas laborales, de horarios, de organizaciones, de partidos” (Adriana Muñoz, Diputada. Entrevista, 17 de Enero, 2008). 16
  • 17. Política para y por los hombres Política masculina  La política es ciega, sorda y muda acerca del compromiso familiar de la personas. Evidencia una lógica masculina que no asume la responsabilidad del hogar y la familia. “… (la política) está ideada, está construida y está desarrollada por hombres, y el elemento, el factor familia, el hogar, compromiso, no está incorporado. Por que son organizaciones lapidarias desde el punto de vista del compromiso familiar de las personas. Son los horarios hasta la 1, 2, 3 de la mañana” (Adriana Muñoz, Diputada. Entrevista, 17 de Enero, 2008). “…sospecho que es más difícil estando casada permitirse llegar como nosotros llegamos, cara de palo, a las 12 de la noche, como si fuera un horario aceptable, porque no nos responsabilizamos…” (Marco Enríquez Omíname, Diputado. Entrevista,17 26 de noviembre, 2007).
  • 18. Política para y por los hombres Los horarios de la política: no hay apuro  Demorar la conversación y perder el tiempo, el estilo masculino que complica a las mujeres en política. “…Uno ve con frecuencia la dificultad y la angustia de las mujeres y uno ve a hombres que demoran la conversación, por que es el estilo, para empezar a tratar los temas serios, ya a la segunda hora y habiendo perdido la primera, por que bueno no hay nada urgente que hacer en la casa, no hay ningún niño esperándote para acostarlo ni resisarle las tareas… Entonces al final de cuentas eso va generando o que bien las mujeres se van justo antes de que se tomen las decisiones o bien las decisiones se tomas justo después que se hayan ido las mujeres…” (Pepe Auth, Secretario General PPD. Entrevista, 24 de enero, 2008). 18
  • 19. 3. Los estilos de comunicación en política, diferencias entre hombres y mujeres 19
  • 20. La comunicación masculina Locuacidad masculina  Los hombres en política hablan más, dicen menos, y son menos precisos en sus comunicaciones “Cuando tus estás en una reunión con hombres o mayoritariamente con hombres, los discursos se extienden y se dilatan y extienden innecesariamente. Es la práctica de la política tradicional, de la política que en cierta medida responde a la cultura comunicacional masculina…” (Gonzalo Duarte, Diputado. Entrevista, 30 de noviembre, 2007). “Claramente los oradores hombres son más extensos que las mujeres, son más largos… hablan más que las mujeres, no te diré que dicen más, pero hablan más” (Pepe Auth, Secretario General PPD. Entrevista, 24 de enero, 2008). 20
  • 21. La comunicación masculina La política de hablar golpeado  Resabios de la cultura machista de hablar golpeado. A las mujeres se les escucha menos si no hablan golpeado, si lo hacen, son poco femeninas… “…De pronto la Carolina Tohá, que es una mujer brillante… dice un discurso golpeado y todos dicen puta que habló bien, primera vez que habla golpeado, habló como hombre…. yo a mi juicio pensé que no era uno de sus mejores discursos por que estaba muy enojada… mucho más convincente con más tranquilidad. Pero sin embargo, noté que evaluaban el discurso por lo golpeado. Por que cuando hablo yo hablo golpeado, cuando habla Ricardo, de repente, también habla golpeado. Girardi habla golpeado y cuando hablan las mujeres no hablan golpeado” (Pepe Auth, Secretario General PPD. Entrevista, 24 de enero, 2008). 21
  • 22. La comunicación femenina ¿Políticamente correctas?  Las mujeres son mas especificas y directas, lo que no siempre es políticamente correcto, aunque sea más eficiente. “Las mujeres son más directas y menos ‘políticamente correctas’. La mujer es, por un lado extraordinariamente asertiva en sus comunicaciones y en sus relaciones, pero por otro lado es poco diplomática a la hora de la confrontación y el debate, eso hace que los tiempos útiles de la actividad política se incrementen significativamente” (Gonzalo Duarte, Diputado. Entrevista, 30 de noviembre, 2007). 22
  • 23. La comunicación femenina La franqueza femenina  Las mujeres son más directas y francas, lo cual es visto como confrontacional. “…Hay menos muñeca política (en las mujeres), hay más franqueza y eso se entiende como rudeza en política. Ahí hay una cosa rara, que la franqueza se entiende como rudeza… También entre los hombres, pero viniendo de una mujer a un hombre es rudo…Lo que corresponde es mañosear, dar la vuelta…. Entonces quedan todos sorprendidos y le empiezan a temer, por que es un personaje (la mujer) que lo que hace es plantear las cosas sin rodeos (Alejandro Navarro, Senador. Entrevista, 22 de enero, 2008). “…las mujeres son mucho más concretas en la comunicación, no van a hacer grandes análisis, ni elucubración, no son muy dadas a lo especulativo y eso hace que sean mucho más concretas, mucho más directas… y por lo tanto, también muchas veces la comunicación se 23 percibe como mucho más confrontacional…” (Gonzalo Duarte, Diputado. Entrevista, 30 de noviembre, 2007)
  • 24. Cuando las desventajas se transforman en ventajas: las ironías de la política La cercanía de la mujer  La mayor vinculación de la mujer al mundo privado y familiar determina que las políticas presenten una mayor empatía y capacidad de comunicarse con la gente, lo que se traduce en formas del lenguaje más accesibles y cercanas para los electores. “…Lo que yo siento es que muchas personas llegan a una diputada o senadora con peticiones que no se atreverían a hacerle a un hombre… Somos vistas como más mamás, por que ahí hay una cercanía mucho más grande con una senadora o diputada, de verla como mamá…” (Evelyn Matthei, Senadora. Entrevista, 15 de enero, 2008). 24
  • 25. Cuando las desventajas se transforman en ventajas: las ironías de la política La mujer y su mundo: un lenguaje mas diverso  El discurso de la mujer, producto de sus experiencias de vida, tiende a ser mucho mas diverso que el de los hombres que están en política. “…Los temas que proponen (las políticas) tienden a ser más diversos, no sólo funcionales a la política, sino también relacionados a sus vidas personales, emociones y sentimientos” (Carlos Montes, Diputado. Entrevista, 2 de diciembre, 2007). “…Las mujeres si bien dicen que hablan mucho más, la verdad es que hablan mucho más de muchos más temas de los que hablamos nosotros [los hombres]” (Gonzalo Duarte, Diputado. Entrevista, 30 de noviembre, 2007). 25
  • 26. Los límites de la comunicación política  La política tiene serias dificultades para aceptar e incorporar formas de comunicación diferentes a las tradicionales. Sin embargo, estas parecen no estar funcionando muy bien. “…La clase política obviamente está más acostumbrada a la lírica que a la concreción… más a la metáfora que a las cifras. Entonces cuando ella (Michelle Bachelet) quería ser clara en sus compromisos, la clase política le decía ‘pero si no se trata de hacer una lista de supermercado’ ¿ah? …esa era la frase que circulaba…” (Pepe Auth, Secretario General PPD. Entrevista, 24 de enero, 2008). “...La política no tiene la capacidad de captar maneras de hablar que no sean las clásicas maneras que la política ha tenido… O sea, tu puedes decir vamos a empezar a hablar como hablan todos los políticos o a tratar de que la política hable de mil maneras y no de esa manera en que hablan todos los políticos” 26 (Carolina Tohá, Diputada. Entrevista, 16 de enero, 2008).
  • 27. ¿Y los cambios?  A pesar de los avances, el mundo político todavía ve la participación de las mujeres en política con escepticismo. “…Todavía hay una visión súper machista de lo que viene a hacer la mujer al mundo político… los hombres son machistas, les cuesta ceder parte del poder, están absolutamente abrumados con esto de que las mujeres entren al mundo político.” (Andrea Zondek, Ex directora FONADI, Ex jefa de ACI, Directora Fundación Semilla. Entrevista, 17 de diciembre, 2007). “…Las mujeres son todavía como unos bichos raros metidas en esta cosa... Todavía una mujer, sigue siendo una mujer antes que una parlamentaria, antes que una dirigente política, antes que… es una mujer y después viene todo lo demás. Y una mujer con lo que significa ser en la sociedad chilena una mujer. O sea, se les trata, se les ve y se les escucha como mujer.” (Carolina Tohá, Diputada. Entrevista, 16 de enero, 2008). 27
  • 28. 4. Algunas aproximaciones sobre el impacto de la participación de las mujeres en política 28
  • 29. Impacto de la participación de las mujeres en políticas La política y sus tiempos  “…La experiencia colectiva de la DC, de la incorporación al consejo nacional, de un número significativo de mujeres, llevó a que los tiempos de intervención, los tiempos de discurso, los horarios de funcionamiento hayan sufrido cambios radicales. Normalmente, nosotros salíamos a las 12 de la noche del partido, hoy día en sesiones súper extraordinarias lo más tarde que hemos salido ha sido a la diez… antes uno podía tomar la palabra y hablar veinte minutos, hoy día Soledad Alvear dijo que eran 5 minutos…”(Gonzalo Duarte, Diputado. Entrevista, 30 de noviembre, 2007). 29
  • 30. Impacto de la participación de las mujeres en políticas El afecto en la política “…Cuando habla una mujer en la comisión política…. Uno dice, no si estas minas están hablando por el estomago, o hablan por el corazón, como que la política no tuviera que ver con el estomago o con el corazón, sino que tuviera que ver con sólo una lectura racional de la vida, y justamente es eso lo que la gente no quiere….” (Arturo Barrios, Comisión Política Partido Socialista, Subsecretario de Cultura. Entrevista, 16 de noviembre, 2007). “…Es clarísimo que la emoción comienza a ser una variable que está en juego en el poder, las emociones, los sentimientos empiezan a tener un espacio… y los afectos comienzan a jugar un rol en la comunicación de la política y eso es consecuencia de la incorporación de la mujer, no me cabe ninguna duda” (Gonzalo Duarte, Diputado. Entrevista, 30 de noviembre, 30 2007).
  • 31. Evaluando el impacto A mayor representación numérica, mayor impacto  El impacto de la mujer en política todavía sigue siendo muy marginal. Los desafíos son aumentar la representación numérica, desarrollar solidaridad mutua, y una política colaborativa más que competitiva. “…Efectivamente (las mujeres) han ido modificando lentamente la cultura política, pero lentamente al mismo ritmo de la lentitud de su incorporación a la política. Claro que si yo proyecto cómo van a funcionar los partidos cuando tengan el mismo número de mujeres que hombres, obviamente los horarios van a ser distintos, los tiempos a usar en las reuniones…hoy día ya no sería permitido un Schnake comenzando sus discursos con ‘esta vez seré breve’ y demorándose cuarenta y ocho minutos para decir dos cosas…”(Pepe Auth, Secretario General PPD. Entrevista, 24 de enero, 2008) 31
  • 32. 5. Futuras líneas de investigación 32
  • 33. Futuras líneas de investigación (I)  Institucionalidad Política     Cultura Política     Sistema electoral binominal Partidos Políticos/Coaliciones Democracia presidencialista Participación política baja Cultura democrática débil Personalismo político Diferencias de género    Experiencias de vida, prioridades diferentes Desde lo privado a lo público, lógicas diferentes Estilos de comunicación
  • 34. Futuras líneas de investigación (II)  Candidaturas      Redes débiles    Bajo nivel de Mecanismos de selección profesionalización Designación de candidatos/as Escasez de candidatos/as (Alianza) Exceso de candidatos/as (Concertación) Círculos de poder Trayectoria política reciente Sentido Político  Esfera Pública    Lucha de egos Agresiva Financiamiento   Acceso a recursos Aprender a pedir
  • 35. 7. Ficha Metodológica 35
  • 36. Trabajo de campo Estudio Cualitativo 34 entrevistas en profundidad Periodo 2007-2008
  • 37. Lista de Entrevistados 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. Ana Bell Jara (CUT, ANEF) Ricardo Halabí (Ex Dir. INDAP, FOSIS) Arturo Barrios (PS) M. Enríquez Ominami (Diputado PS) Gonzalo Duarte (Diputado DC) Carlos Montes (Diputado DC) Ángela Rifo (CUT) Lily Pérez (Diputada RN) Marcelo Trivelli (Vicepresidente DC) Karla Rubilar (Diputada RN) Andrea Zondek (Ex directora FONADI) Ximena Valcarse B (Diputada RN) Carmen Gloria Allende (PS) Carmen Lazo (PS) Teresa Valdés (Investigadora) Alfonso Vargas (Diputado RN) Francisco Chauan (Diputado RN) 18. 19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. Paulina Reinoso (DC) Denise Pascal (Diputada PS) Francisco Encina (Diputado PS) Ximena Vidal (Diputada PPD) Cristian Monckeberg (Diputado RN) M. Antonieta Saa (Diputada (PPD) Clemira Pacheco (Diputada PS) Adriana Muñoz (Diputada PPD) Alejandra Faulbaun (PRS) Evelyn Mattei (Senadora UDI) Carolina Goic (Diputada DC) Carolina Toha (Ministra) Ivan Moreira (Diputado UDI) M.de los Ángeles Fernández (Chile 21) Alejandro Navarro (Senador) Pepe Auth Stewart (PPD) Oscar Sepúlveda P. (Editor, escritor))
  • 38. Fin 38