Novela hmap

211 views
94 views

Published on

novela,literatura,varuc,anapau

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
211
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Novela hmap

  1. 1. qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqw ertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwert yuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopa sdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz xcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcv bnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwe rtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio Novela “Aunque no estés a mi lado” Autor: Ana Paula Materia: Literatura
  2. 2. Era martes, iba saliendo de sus clases de gimnasia, su nombre es Annette, una chica de 17 años de una fisionomía muy bella. Es alta, rubia, tiene un cabello largo y hermoso, ojos grandes y claros, cualquiera que le vea pasar por ahí la voltea a ver. Vive en Lagos de Moreno Jalisco con sus papás, es hija única, pero siempre ha deseado tener un hermanito menor. Su pasión es la gimnasia, la practica desde hace 3 años y destaca demasiado, tanto que es elegida para ir a participar a un concurso que se llevará a cabo primer sábado del siguiente mes. Annette ha cargado con un pensamiento desde sus quince años de edad, ella piensa que ya no existen hombres que valgan la pena, por eso no ha salido con nadie en los últimos 2 años, pero no se imagina lo que está a punto de sucederle… El domingo por la mañana su madre, Nereida, la despierta temprano y le avisa que se cambie lo más rápido posible, pues irán a la hacienda de sus abuelos, a Annette le encantaba visitar a sus abuelos, pero no le gustaba la idea de que en ese lugar solo se hablaba de caballos, pues a ella no le gustaban. Al llegar al rancho, ya estaba ahí sus tíos y primos, todos muy contentos se saludan y comienzan a convivir. Mientras comían, su abuelo pide atención y avisa que uno de sus caballos competirá el primer sábado del siguiente mes, y que no hay excusa para no ir. En ese momento, la sangre de Annette se fue hasta sus pies y se puso pálida, de inmediato les dijo que era imposible, que ella no asistiría, pues había sido seleccionada para ir a participar en un concurso de gimnasia, todos le dijeron que no había opción, que debía renunciar a su oportunidad porque el evento de su abuelo era muy importante para toda la familia y que era obligatorio que ella también asistiera. Annette se levantó furiosa de la mesa, salió corriendo hasta un viejo árbol donde tenía una hamaca y se sentó ahí a llorar, de repente comenzó a escuchar unos ruidos extraños en el arbusto que estaba detrás de ella, la curiosidad la invadió, se secó esas lágrimas y comenzó a inspeccionar el origen del ruido, cuando movió los arbustos se llevó la mayor sorpresa de su vida, había una bebé hermosa de aproximadamente un mes de nacida, Annette estaba impactada, comenzó a gritar: -“¿Hay alguien por aquí?, ¿De alguien es esta niña?” Tras no obtener respuesta alguna, tomó a la bebé en sus brazos y se dirigió corriendo a toda prisa hasta donde estaban todos, les dijo que había encontrado esta pequeña y hermosa bebé abandonada detrás de unos arbustos, todos estaban pasmados y decidieron ir hasta una comunidad que estaba detrás del cerro a preguntar si era de alguien de allí. Annette, sus papás y la bebita subieron a la camioneta y se dirigieron hasta la comunidad, al llegar ahí y comenzar a preguntar si ese bebé era de alguien una chica de unos 19 años de edad se acercó hasta ellos y les dijo que pasaran a su choza. Al entrar a aquel lugar, Annette pensó lo terrible que debería ser vivir ahí, pues esas no eran condiciones humanas. Mientras Annette divagaba en sus pensamientos, sus padres hablaban con la chica aquella, después de un rato de
  3. 3. estar perdida en sus pensamientos, alcanzó a escuchar a la chica aquella decir: “Yo no la quiero, llévensela”, Annette gritó como una niña chiquita: -“¡Si papá! Siempre he querido una hermana” Todos se quedaron en silencio y después de unos 3 minutos, Juan Pablo, el padre de Annette, dijo: -“De acuerdo, la niña se va con nosotros” Annette se quedó pasmada y en ese momento sintió como si todo su mundo se hubiera iluminado, ya ni siquiera le importaba lo que le había pasado a la hora de la comida, de hecho se sentía feliz de que todo hubiera sido de esa manera. Regresaron a su casa, todos estaban impactados con la nueva noticia, Annette no dejaba de cargar a su nueva hermanita, que por cierto era hermosa. Los días pasaron y el día de la competencia había llegado, Annette ya estaba resignada a ir y a renunciar a su concurso de gimnasia. Desde muy temprano todos en la casa comenzaron a arreglarse, Annette estaba muy emocionada vistiendo a su hermanita y poniéndola bonita. La 1:00 pm en punto marcaba el reloj y todos ya estaban en los palcos esperando a que el caballo de su abuelo saliera a competir, Annette quiso ir a distraerse un poco y puso como pretexto el ir a comprar algo de tomar. Mientras caminaba por ahí, observaba muchos caballos a su alrededor, esto le aterraba y la hacía sentir insegura, cuando menos lo esperó, uno de los caballos comenzó a tirar patadas, relinchar y dar enormes saltos hacia ella, Annette estaba aterrada y se quedó inmóvil del miedo, de repente vio al chico más apuesto que jamás había visto en su vida, el corrió hasta el caballo, lo lazó e hizo que se calmara, Annette se quedó impresionada con aquel joven que le había salvado la vida, el corrió hacia ella y le dijo: -“Señorita, ¿Está todo bien?, no debería pasearse en medio de los caballos, puede resultarle peligroso” Annette se sonrojó y le dijo que lo tendría muy en cuenta y que gracias por haberla salvado, que de verdad estaba asustada. Él se presentó con el nombre de Sergio y pronto Annette le dijo su nombre también, justo en eso llega el entrenador de Sergio, al parecer él iba a competir y su rutina era la siguiente, Sergio corrió hasta su caballo y le dijo que la veía en cuanto terminara, que por ningún motivo fuera a irse sin despedirse de él. Annette corrió hasta los palcos para ver a ese chico que tanto le llamaba la atención, se quedó impactada al ver todo lo que él hacía con su caballo. Sergio estaba sobre su caballo y alcanzó a ver a Annette, que también le llamaba muchísimo la atención. Al terminar la presentación de Sergio, Annette esperó sentada en los palcos, pues el caballo de su abuelo era el siguiente en competir, mientras observaba, Sergio llegó y se sentó a su lado izquierdo, que estaba vacío, al principio Annette se asustó, pero cuando vio que era el chico aquel
  4. 4. se emocionó muchísimo y comenzaron a platicar. Pronto él le pidió su número de celular y le platicó que vive en La Chona, Jalisco. Ya eran como las 9:00 pm y Annette seguía platicando con Sergio, pero pronto llegaron sus papás y le dijeron que ya era hora de irse porque su hermanita estaba cansada. Annette se despidió. Por alguna extraña razón, ella se sentía más feliz que nunca, y casualmente él también se sentía muy emocionado por haberla conocido. Annette esperaba que al día siguiente Sergio le mandara un mensaje o algo, pero no hubo nada, ella no se sintió tan mal, pues a pesar de lo bien que le había caído el chico aquel, estaba acostumbrada a no ilusionarse fácilmente. Pasó todo el domingo y al día siguiente recibió un mensaje se Sergio, con esto inició el día con una sonrisa. Pasaron los días y Sergio y Annette platicaban a diario, ella estaba muy feliz con su nueva vida en la que tenía la hermanita que siempre soñó y había conocido a un chico que le llamaba la atención. Dos semanas después de haber conocido a Sergio, Annette caminaba de su casa a la casa de Guadalupe, quien era su mejor amiga desde la infancia, ella es de estatura media, delgada y tiene un rasgo en común con Annette, sus cabellos son exactamente del mismo color. Ambas son dedicadas y les gusta mucho pasar tiempo juntas, no tienen secretos entre ellas. Guadalupe nació en Celaya, Guanajuato, pero por motivos del trabajo de su padre, se vino a vivir a Lagos de Moreno desde que tenía 6 años de edad, conoció a Annette en la escuela y desde ahí han sido inseparables. Cuando Annette estaba a punto de llegar a la casa de Guadalupe, vio a lo lejos a un chico que le pareció conocido, para su sorpresa era Sergio, cuando se vieron, ambos se pusieron felices, platicaron unos cinco minutos y él le dijo que debía irse pues le quedaba una larga carretera que recorrer y ya oscurecía. Se despidieron y cada uno siguió con su rumbo. En cuanto llegó a la casa de Guadalupe, está ya estaba enterada del “encuentro amoroso”, pues lo vio todo desde su ventana. Annette se negaba a aceptar que estaba comenzando a enamorarse, pero eso era más que evidente. Por su parte, Sergio iba “en la luna”, pues si antes pensaba que le gustaba Annette, ahora estaba totalmente seguro y se moría por salir con ella, solo que no estaba seguro de que ella quisiera salir con él y no se atrevía a preguntarle. Pasó una semana y Sergio por fin se decidió, llamó a Annette por teléfono y le dijo: -“¿Qué dirías si te invito a salir?” Annette se quedó pasmada y sin querer hasta se sonrojó, lo pensó por un minuto y le respondió con todo burlesco: -“¿Qué harías si te digo que sí?”
  5. 5. Ambos rieron, más de nervios que de risa, y quedaron de verse el siguiente sábado a las 8:00 pm en punto. Era miércoles y Sergio estaba impaciente por que la fecha llegara, a Annette le pasaba lo mismo, no dejaba de pensar en ese asunto. Cuando Annette le platicó a Guadalupe, se puso feliz con ella, pues pensó que ya era justo y necesario. Guadalupe tenía un novio desde hace 6 meses, su nombre es Carlos, pero todos le apodan “La Yena”. Annette lo odiaba porque a veces Guadalupe no salía con ella por salir con él, pero a Guadalupe se le ocurrió que en un tiempo más, podrían salir en citas dobles, a Annette le gustó la idea. La fecha acordada llegó, era sábado y desde las 6:30 pm, Sergio salió de La Chona con destino a Lagos, estaba nervioso, al igual que Annette. Nereida estaba feliz de ver a su hija tan contenta y hasta le prestó su camioneta para que llegara a la plaza del centro del pueblo, que es donde se quedaron de ver. Cinco minutos antes de la 8, Sergio le llama a Annette y le dice que ya está ahí, que la espera, ella le dice que ya va saliendo de su casa. Cuando llega a la plaza, lo primero que ve es a Sergio, le pareció tan guapo que no sabía ni que cara poner, los dos se acercaron lentamente y se saludaron, él le propuso ir a comprar algo para comer y platicar, a Annette le encantaban las papitas preparadas que venden en los portales de enfrente de la plaza y le dijo que fueran por unas, estuvieron unas dos horas platicando, ahora ambos se conocían un poquito más, y al parecer los dos estaban convencidos de que eran el uno para el otro, pero no lo expresaban. Pasó un mes y Sergio venía todos los sábados a verla, todos estaban felices. Era domingo y Fátima tenía presentación de gimnasia el viernes, invitó a Sergio y él le dijo que iría. El viernes había llegado, ella estaba nerviosa por la presentación, pero a la vez muy emocionada, antes de iniciar la función, Sergio llegó hasta donde ella estaba y le regaló el ramo más hermoso de flores que ella había visto en su vida y también su pulsera de la suerte, que usaba siempre en cada competencia de reining, Annette estaba emocionadísima por todo lo que le había ocurrido, ya ni siquiera estaba nerviosa por la presentación. Guadalupe y “La Yena” también habían ido a verla y le llevaron unos chocolates Milky Way, pues ella los amaba. Todo marchaba perfecto, sus familiares y amigos estaban ahí. Cuando salió al escenario sintió esas maripositas nerviosas, pero comenzó a hacer cada movimiento de su rutina y todo estaba perfecto, las personas le aplaudían y ella se sentía más segura cada vez. Al terminar el espectáculo, todos la felicitaron y sus padres la invitaron a cenar, le dijeron que llevara a Guadalupe y Sergio también, ella no podría creer que tantas cosas buenas pudieran pasarle en un solo día, pero los invitó y ellos aceptaron.
  6. 6. En la cena se la pasaron muy bien, todo era alegría para Annette, cosa que por muchos años no había tenido. Sergio le pidió ayuda a Guadalupe para proponerle a Annette que fuera su novia, tenían fecha para el domingo de esa semana, todo estaba planeado. Él le dijo que esa semana no iba a poder irla a visitar porque tenía una comida familiar, pero en realidad si iría. Para que Annette no sospechara nada, Guadalupe la invitó a su casa, y cuando ya estaban ahí, le pidió que le acompañara a la tienda, ya todo estaba planeado, Sergio estaría esperando en un restaurant cercano al lugar, pero mientras caminaban hacia el lugar, una camioneta comenzó a seguir a Annette y Guadalupe, pero ninguna de ellas se alarmó y continuaron su camino sin temor alguno, de repente tres hombres con tatuajes y aspecto despreciable, tomaron de los cabellos a Annette, le golpearon en la cabeza, y mientras Guadalupe, siendo una simple chica indefensa, intentaba rescatar a su amiga, le dieron de patadas y la dejaron tirada en el piso. Annette estaba inconsciente, y cuando despertó sintió el balanceo y la sensación de ir en un coche, estaba aturdida y lo único que recordaba era haber salido de la casa de Guadalupe, pero no sabía ni a donde, ni por qué, ni a donde y con quien se dirigía. Tenía tapados los ojos y un trapo viejo que amarraba su boca casi le impedía respirar, lo peor era que con sus manos amarradas no podía darse ni una pequeña ayuda, lo que más deseaba en ese momento era despertarse y ver a su madre, padre, hermanita y amigos una vez más. Después de un rato de seguir en aquella terrible situación, Annette se echó a llorar amargamente. Mientras tanto, Guadalupe fue auxiliada por su tía que casualmente pasaba por ahí, lo primero que hizo fue correr en busca de Sergio y contarle lo que había pasado, todo lo que iba a ser una sorpresa y un día feliz, se transformó en la peor de las tragedias. Sergio no lo podía creer, estaba totalmente agobiado, no dejaba de pensar en su linda Annette y las cosas que podría estar viviendo en esos momentos, necesitaba hacer algo, no podía quedarse con los brazos cruzados como si no pasara nada pues por primera vez se estaba enamorando totalmente de alguien… Guadalupe estaba demasiado adolorida como para pensar en algo, no paraba de llorar, su frustración era enorme, se lamentaba como si ella hubiera sido la culpable. Sergio le propuso avisar a los papás de Annette, tal vez eso era lo más justo. La mamá de Guadalupe fue quien tuvo que hacer la llamada para dar la difícil noticia: -“Sí, diga” -“Buenas tardes Nereida, soy Fernanda, la madre de Guadalupe” -“¡Ah!, hola Fernanda, ¿Se están divirtiendo las niñas?” Un nudo en el estómago de todos se hizo al escuchar por el altavoz esas palabras de la mamá de Annette, Fernanda respiró profundo y dijo:
  7. 7. -“Voy a darte una noticia muy difícil, necesito que me escuches con atención y trates de mantener la calma por más difícil que te parezca” Al escuchar estas palabras, Nereida se quedó inmóvil y sus ojos se llenaron de lágrimas, se imaginaba lo peor… -“Mira, tu hija fue raptada por unos hombres mientras caminaba a la tienda con Guadalupe, todos están muy alterados, Sergio también está aquí y todos estamos dispuestos a hacer lo necesario para encontrar con bien a Annette, tu sabes cuánto la queremos todos” Al escuchar estas palabras, Nereida se quedó helada y rompió en llanto y llamó inmediatamente a su esposo. Pronto dieron parte a la policía y contrataron un detective privado para que ayudara con la investigación. Pasaron 24 horas, Annette estaba en un cuarto oscuro que le parecía estaba en un rancho, lo único que había comido desde su secuestro había sido una mitad de bolillo duro y un vaso de leche, estaba hambrienta, desubicada, y no dejaba de pensar en sus padres, su hermanita, Guadalupe y sobretodo en Sergio, quería salir corriendo de ahí. De pronto, siente algo “duro” en la bolsa de su pantalón y se da cuenta de que sigue teniendo su teléfono celular, esto le dio una sensación de tranquilidad, pero lamentablemente tenía las manos amarradas y no podía usarlo, así que lentamente comenzó a zafarse de cada una de las ataduras que tenía, justo cuando logró quitarse la de las manos, una fuerte patada azotó la puerta del cuarto en donde estaba, Annette pegó un salto por el susto y mantuvo sus manos como si todavía las tuviera amarradas. Por la puerta entró un hombre alto y con la cara cubierta, con una voz ronca le dijo: -“Escúchame bien mocosa estúpida, si se te ocurre salir de aquí o hacer algún intento de escaparte, vamos a ponerte en una cubeta con ácido hasta que te disuelvas por completo” Las palabras de este hombre llenaron a Annette de temor y comenzó a temblar, después de unos cinco segundos solo se escuchó que la puerta fue cerrada nuevamente. Estuvo unos 30 minutos pensando en si debía arriesgarse y hacer la llamada o quedarse sin hacer nada esperando a morir de hambre o de frio, se decidió por la primer opción, y como ya tenía sus manos desatadas, se quitó lentamente las ataduras de ojos, boca y piernas, por fin logró sacar su celular, pero para su sorpresa no tenía recepción; ella supuso que era por lo cerrado del cuarto, justo en ese momento vio una pequeñísima ventana que estaba en lo más alto del cuarto y se le ocurrió una idea. Por su altura y experiencia como gimnasta, trepar paredes era una tarea fácil para ella, así que inició a escalar. Cuando estaba a punto de llegar a la ventana, se dio cuenta que no tenía el teléfono en su bolsa, y pudo verlo en el piso, una desesperación entró hacia ella, pero sabía que no debía darse por vencida y que necesitaba toda la paciencia del mundo para salir de esto, así que descendió lentamente, tomó el celular, lo aseguró bien en su bolsa y comenzó a subir de nuevo, cuando ya había llegado a la ventana, se dio cuenta que con el simple hecho de sacar el
  8. 8. celular por ahí, lograba tener señal. Esto la puso muy feliz, pero a la vez nerviosa, porque si fallaba en esta llamada tendría muchas menos posibilidades de volver a su casa con sus seres queridos. Sin más, se decidió y llamó a su casa, en donde había un ambiente de tensión y estaba todo un equipo policiaco ahí esperando por una llamada o alguna señal, cuando sonó el teléfono, se encendieron rastreadores, aparatos y muchos especialistas se movilizaron, le dicen a Juan Pablo que él conteste el teléfono, lo primero que escuchó fue: -“Oigan, estoy viva, pero necesito ayuda” Cuando todos escucharon la voz de Annette sintieron un poco de paz. Su padre le dijo: -“Hija, necesitamos que hagas lo siguiente, describe lo que vez, describe a los hombres que te llevaron, dinos si tienes una idea de donde estas” -“Papá, los hombres que me tienen raptada son tatuados y con paliacates rojos en la cabeza, usan un pasamontañas negro, y estoy en una casa vieja en medio de un bosque” Cuando Annette describió a los hombres que la secuestraron, los policías supieron que se trata de una banda traficante de blancas muy peligrosa. Uno de los investigadores pidió el teléfono a Juan Pablo y comenzó a decirle a Annette que mantuviera la llamada lo más que pudiera porque estaba tratando de rastrear la ubicación de su celular. Mientras esto pasaba, Annette le pidió de favor al investigador que les dijera a sus padres, a su mejor amiga y a Sergio, que los quiere muchísimo, él le dijo que se los diría, pero que le prometía que ella iba a regresar para decírselos personalmente. De pronto, alguien en el interior de la casa de Annette, gritó: -“¡Tengo la ubicación!” También en ese mismo momento, Annette les dijo que alguien viene a la habitación, que debe colgar. Annette baja apresurada y guarda su teléfono celular en su sostén para evitar que lo vean, pero para su mala suerte, uno de los guardias del exterior la había escuchado mientras llamaba por teléfono, así que el sujeto que entró a la habitación comienza a gritarle y a golpearla, ella llora desconsolada, y en cuestión de segundos hubo un gran movimiento en la casa aquella, de pronto la voz del que parece ser el “mero mero” de la banda, dice en tono sarcástico: -“Tengo una mejor idea…” Después de 2 horas, suena el teléfono en la casa de la familia de Annette, era uno de los secuestradores. El padre de Annette fue quien contestó, el secuestrador le dijo que ya no les interesaba tener a su hija, que necesitaban un millón de pesos y le dejarían a su hija. Al papá de Annette le pareció perfecta esa idea, pues iba a poder recuperar a su hija, ni siquiera le importaba cuanto debía darles a cambio.
  9. 9. El secuestrador le dijo que debía ir solo al rescate o los mataría a su hija y a él. El dinero debía ir en una bolsa transparente y se verían en una casa abandonada del bosque “El Pirul”, lugar desde donde Annette había realizado la llamada. Para asegurarse de que su hija seguía viva, Juan Pablo pidió hablar con ella y se lo concedieron, al parecer Annette también estaba muy contenta por la negociación que se había hecho y esperaba con ansias que llegara su padre. En cuanto colgaron el teléfono, los secuestradores le dijeron a Annette: -“El padre es tan estúpido como la hija, hasta cree que vamos a regresársela”- y comenzaron a reírse con tono burlesco. En ese momento, Annette comenzó a llorar y a tirarles de patadas, lloró hasta que se quedó dormida. Cuando despertó, sintió de nuevo la sensación de ir en una camioneta, y así era, iba dentro de una saca de manta en la cajuela, trató de salirse de ahí porque le causaba una inmensa desesperación el hecho de ir atrapada de esa forma, de repente, la camioneta se frena, dos hombres cargan a Annette dentro de la saca de manta y la lanzan en un camino, ella sintió que estaba libre por fin, y lo primero que pensó en hacer cuando estuviera de nuevo en su casa era darle un enorme abrazo a Sergio, pero en cuestión de un minuto, otra camioneta llegó al lugar y la subió de nuevo, pero esta vez sin la horrible bolsa de manta que tanto la frustraba. Mientras tanto, el padre de Annette iba súper ilusionado al “rescate” de su hija y todos los esperaban en casa muy felices, especialmente Sergio, pues sin duda estaba perdidamente enamorado de Annette; pero cuando Juan Pablo llegó, su corazón se destrozó al ver únicamente una nota que decía: -“No volverás a ver a tu hija, ¡Caíste!, eres tan estúpido como ella” Las lágrimas invadieron el rostro del padre de Annette, quien se echó a llorar en la tierra desconsolado, iba con todas las ilusiones y esperanza de recuperar a su hija, y para su sorpresa fue un engaño, esas despreciables personas que le habían arrebatado a su más preciado tesoro le jugaron chueco, y ¿Qué más podía esperar de ellos?... Desconsolado, se subió a su camioneta, tomó su dinero y manejo ahogado en llanto con rumbo a su casa, donde todos esperaban a Annette con globos y pasteles, no sabía qué iba a decirles, no sabía cómo actuar ni que hacer. Cuando iba en la carretera, una camioneta roja sin placas, lo rebasó, a él le pareció ver a una chica igualita a su hija Annette y comenzó a seguirlos…

×