Your SlideShare is downloading. ×
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Especial betatificacion JUAN PABLO II
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Especial betatificacion JUAN PABLO II

1,317

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,317
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Especial LA GACETA, Juan Pablo IIGETTY IMAGES La beatiicación de un ‘santo súbito’
  • 2. 32 2 LA GACETA Jueves, 28 de abril de 2011Beatiicación de Juan Pablo II_BiografíaDEL JOVEN ACTOR DE TEATRO AL PAPA VIAJEROLos secretos de unluchador infatigablen En su infancia y juventud perdió a todos los miembros de su familia y vio de-saparecer a su patria n Tras sufrir dos totalitarismos, sería el papa ideal para sa-car adelante a la Iglesia en tiempos oscuros n Se le llama Magno, pero fue sobretodo santo Kiko Méndez-MonasterioC UANDO aquel 16 de octubre segunda venida del Señor, que estaba niño que había sabido encajar la tempra- El siguiente en marcharse sería su her- de 1978 salió al balcón y soltó alertando de la llegada de la Parusía. No na pérdida de su madre. Karol Wojtyla mano Edmundo, médico, contagiado su famoso “¡No tengáis eran unos años muy luminosos y, con había nacido el 18 de mayo de 1920 en mientras trataba a las víctimas de una miedo!”, ya estaba rompien- todo, Juan Pablo II iba a ser el encarga- Wadowice, pequeña ciudad a 50 kilóme- epidemia de escarlatina, así que cuando do esquemas y costumbres do de llevar la barca de Pedro –esa que tros de Cracovia, cuando ni siquiera hacía todavía era un adolescente la familiavaticanas: era el primer papa polaco, el muchos creían que hacía aguas– hasta el un año que Polonia había recuperado su Wojtyla, ya residente en Cracovia, semás joven del siglo XX, el primero no ita- nuevo milenio. Eran unos tiempos oscu- independencia gracias al Tratado de Ver- reducía a un padre jubilado y con escasosliano desde la elección de Adriano VI –en ros, es cierto, pero quizá él los había cono- salles. Su padre –que le dio su propio recursos, y a un hijo que se sobreponía a1522– y el único que nada más elegido se cido peores y no sólo no se asustaba, sino nombre de pila– era suboicial del Ejérci- las tragedias destacando en el estudio,dirigía a la multitud y al mundo a través que era capaz de transmitir serenidad y to austrohúngaro, el derrotado en la Gran dominando los clásicos griegos y latinos,de la televisión y la radio, lanzando ese conianza. Guerra. Su madre, Emilia Kaczorovska, consiguiendo entrar en la Universidadmensaje que luego habría de repetir en su era una maestra de origen lituano cuya gracias a sus excelentes caliicaciones yprimera homilía, el que iba a convertirse AL PRINCIPIO débil salud acabaría apagándose en 1929. frecuentando, además, círculos teatralescasi en lema de su pontiicado: “No ten- En las primeras notas de su biógrafos Antes, el matrimonio había tenido otros y literarios donde ya empezaba a esbozargáis miedo”. coinciden los adjetivos de alegre, estudio- dos hijos, Edmundo y Olga, aunque la sus primeras obras. so, trabajador, sonriente, deportista, un pequeña moriría poco después de nacer. Luego llegó la guerra, y aquel que pon-MOTIVOS PARA TEMER dría in al Muro de la división vio enton-La verdad es que había motivos para andar ces como dos totalitarismos se repartíantemerosos. El siglo se había estancado en su patria. En pocas horas vería que Polo-una guerra tan gélida como cruel, la prime-ra capaz de extinguirnos por completo; elplaneta estaba dividido por muros y alam- Los milagros y Fátima nia volvía a desaparecer de los mapas. Los alemanes cerraron la Universidad y hasta el estudio se convirtió en una tareabradas de espías, y la verdad estaba secues- El Papa tuvo una par- clandestina, que Karol y otros no abando-trada por los organismos de agitación, ticular relación con los naron. Por el día trabajaba en una cante-manipulación y propaganda más hábiles milagros. Alí Agca atentó ra. Su constitución atlética le capacitabade la historia. Dentro de la Iglesia se habían contra él en 1981 un 13 de para las tareas más esforzadas, pero nodesatado fuerzas terribles. Hasta se sospe- mayo, festividad de Nues- era precisamente un colaboracionista:chaba de la muerte de Juan Pablo I –lore- tra Señora de Fátima. Wojtyla no tardó en prestar juramento encían las teorías de conspiraciones– y se Agca era un profesional una de las organizaciones secretas de lasabía que en sus últimos días Pablo VI se que ya había matado resistencia, donde fundó un grupo de tea-pasaba las horas llorando, después de decir cuando disparó sobre tro patriótico, porque en aquel entoncesaquello de que el humo de Satán había Juan Pablo II. Además, la toda actividad cultural polaca era unaentrado en la casa de Dios. La jerarquía trayectoria de la bala en forma de lucha subversiva.estaba dividida por brechas teológicas y el cuerpo del Papa se vio Además del drama nacional, el jovenpolíticas. Lo católico se inundaba de un desviada de modo inexpli- polaco, que de mayor hablaría y defende-falso “espíritu del concilio” que –según el cable. Juan Pablo II estuvo Juan Pablo II visitó a Alí Agca en la cárcel. ría tanto a la familia, vio como la suya seentonces cardenal Ratzinger– estaba convencido de que “una extinguía, al encontrar a su padre muer-malinterpretando el Vaticano II, y que pre- mano disparó [la de Agca] la conversión de Rusia de En 2002 se oició la cano- to, en su cama. El golpe fue tan duro quetendía que el nuevo Pontíice acelerase aún y otra mano [la de la Vir- acuerdo con el mensaje nización del padre Pío.En algunos amigos temieron que no se recu-más los cambios. En Iberoamérica -y en los gen] guió la trayectoria de de Fátima” Decidió enton- . 1962, Wojtyla le escribió peraría, y él mismo reconocía que fue unoclaustros universitarios- avanzaba la Teo- la bala y el Papa agonizan- ces que debía consagrar a para que rezara por la de los momentos decisivos de su existen-logía de la Liberación, auténtica punta de te se detuvo en el umbral Rusia al sagrado Corazón diócesis de Cracovia. cia, quizá uno de los que más inluyera enlanza del marxismo dentro de la Iglesia, de la muerte” Agca dijo . de María, tal y como Una semana después fue su vocación. Soportó la pérdida leyendoaprovechando que ese continente se había sentirse “como un instru- había pedido la Virgen a nombrado obispo. En 1963 a San Juan de la Cruz, y al poco tiempoconvertido en un campo de batalla silen- mento inconsciente de los pastorcillos de Fátima pidió al padre Pío oracio- ya estaba formando parte del seminariociado, donde la guerra fría se convertía en un plan misterioso” Juan . en 1917. La ceremonia nes por Wanda Poltawska, clandestino de Cracovia. Antes de acabarlucha subversiva y guerrillera. Pablo II había entrevisto tendría lugar el 25 de médico y madre con un la guerra aún tendría que sobrevivir a un Sí, había motivos para temer, tantos, algo durante su conva- marzo de 1984. Menos de cáncer mortal. El padre atropello que casi le cuesta la vida y a laque incluso hubo quien entendió como lecencia en el hospital a un año después, el 11 de Pío comentó: “A este no amenaza de ser fusilado por los soviéti-apocalípticas las primeras palabras de resultas del atentado: “He marzo de 1985, alcanzaría se le puede decir que no” . cos, de la que se salvó porque un oicialWojtyla, porque después del “no tengáis llegado a comprender que la Secretaría General del El cáncer desapareció sin ruso le utilizaba como traductor. A él, quemiedo” dijo también “abrid las puertas a la única manera de salvar Partido Comunista de dejar rastro y Poltawska iba a ser el primer Papa de la historiaCristo” y el panorama se presentaba de al mundo de la guerra, de la Unión Soviética Mijaíl asistió a la canonización herido por bala, la Providencia le evitótal modo que no era una locura imaginar salvarlo del ateísmo, es Gorbachov. del padre Pío. todas las de la guerra, aunque partieranque el joven Papa estaba hablando de la por orden del mismísimo Stalin.
  • 3. Jueves, 28 de abril de 2011 LA GACETA 33 3 Beatiicación de Juan Pablo II_Biografía 1 2 3 4 5 6 1. En sus 14 encíclicas tocó las principales cuestiones de Teología. 2. Con los jóvenes, en su época de sacerdote. 3. Paseo en la residencia papal de Castelgandolfo. 4. Misa en el Grant Park de Chicago (octubre de 1979). 5. Reprimenda al minis- tro y sacerdote Ernesto Cardenal (Nicaragua, 1983). 6. Rezando ante el Muro de las Lamentaciones en Jerusalén (2000). Pasó la juventud a escondidas, for- pero Edith no podía dar un paso. Así que En el año 2000, en el histórico viaje demándose en las catacumbas de Cracovia. En 1945 salvó a una niña el joven la cogió en brazos y la trasladó Juan Pablo II a Tierra Santa, la judíaQuizá por eso era el Papa ideal para tiem- judía con la que no se durante cuatro kilómetros sobre la nieve, pudo darle las gracias a su sacerdotepos oscuros. hasta dejarla en un tren junto a otras polaco, Karol Wojtyla. reencontró hasta su viaje familias judías. Durante el trayecto le En realidad, cuando sucedió lo deEL SACERDOTE a Israel en el año 2000 contó que él también estaba solo, y que Edith, Karol todavía no se había ordena-En el invierno de 1945 una niña judía lla- había que sobreponerse y seguir adelan- do. Recibiría el sacramento el día demada Edith Zirer fue liberada por los te. Edith no quiso olvidarse entonces del Todos los Santos de 1946, como si losrusos de la fábrica de armamento donde gente. Un joven se acercó a ella para com- nombre de su salvador. Luego no podría suyos quisieran estar muy presentes. Trastrabajaba. Hambrienta, enferma y ago- probar su estado. Le llevó comida y bebi- hacerlo, porque iba a poder ver cómo se un poco tiempo ejerciendo su ministeriotada, se dejó caer en una gran sala de la da y la animó a continuar hasta los con- convertía en una de las personalidades en Cracovia, partió a Roma paraestación de tren de Cracovia, atestada de voyes preparados para los refugiados, más importantes del siglo. seguir estudiando, que a nadie se le »
  • 4. 34 4 LA GACETA Jueves, 28 de abril de 2011Beatiicación de Juan Pablo II_Biografía» escapaba que el joven Wojtyla tenía pretenden que pase a la historia como Su relación con la Familia Realuna extraordinaria capacidad intelec- Magno, otros le han llamado el papa via-tual. En la Pontiicia recibiría su primer jero o peregrino –también fue el primerodoctorado –en el que profundiza en la en visitar España– para muchos es elobra del español San Juan de la Cruz–, y hombre decisivo en la derrota del comu-de regreso a su Cracovia le otorgarían el S. M. Madrid La Zarzuela; y en la des- doctora de la Iglesia. El nismo y quizá donde más coincidenciassegundo, versado sobre la posibilidad de El 4 de mayo de 2003, pedida en el aeropuerto 10 de febrero de 1977 se encuentren sea en ese grito que llenóuna ética católica tomando por base la Juan Pablo II se reunía de Labacolla. Pablo VI volvía a recibir- la plaza de san Pedro al conocerse sufenomenología de Scheller, que a su vez por última vez con la Fa- El Vaticano había sido les, ya como Reyes. Doña muerte: “Santo súbito”.había sido discípulo de la carmelita Edith milia Real española. Fue destino de la segunda Sofía usó por primera Por supuesto, también hay quien enStein. el último acto oicial de visita de Estado de Juan vez en esa ocasión el absoluto suscribe ese fervoroso deseo Sus estudios le abren de par en par el su última visita a nuestro privilegio de vestir con popular. El teólogo Leonardo Boff, pormundo intelectual y universitario, y mar- país. El Papa charló 15 mantilla blanca ante el ejemplo, preirió deinirlo como el restau-can toda una línea de pensamiento desde minutos en la Nuncia- Papa.su cátedra de Ética en la universidad tura con los Reyes y El Príncipe Felipe fuecatólica de Lublín, todavía permitida por después recibió al recibido el 26 de Mientras la Iglesia se agi-el régimen comunista. Pero la jerarquía resto de la fami- junio de 2000 poreclesiástica le considera llamado a más lia. Terminaba Juan Pablo II en taba en el posConcilio,misiones que las docentes. así una relación audiencia privada Wojtyla tuvo que hacer Karol Wojtyla manifestó siempre unamarcada tendencia al misticismo; no sólo que había co- menzado el 22 en el Vaticano, en su primera visita frente al comunismoporque su tesis doctoral versase sobre de octubre de oicial a la SantaSan Juan de la Cruz, por quien se sentía 1978, cuando Sede como here-fascinado. Quienes pudieron observarle los Reyes acu- dero de la Corona Su Papado dio a Roma laen oración recuerdan siempre el recogi- dieron a la Misa española. El 28 de ju- paz para restaurar unamiento, el fervor y la piedad intimista con de Comienzo del nio de 2004, poco máslas que se dirigía a Dios. A Wojtyla se le Pontiicado de Juan de un mes después de Iglesia que parecía con-han discutido algunas cosas, pero nunca Pablo II. En el primer su boda, los Príncipes de denada a desaparecerla sincera profundidad de su fe. acto de la visita de 1982, Asturias fueron recibidos el 31 de octubre, los Carlos y Sofía como en Roma por el Pontíi-OBISPO Y CARDENAL Reyes recibieron al Papa Príncipes de España, ce, que les animó a ser rador, y aunque la etiqueta pretenda serEn 1958, con tan sólo 38 años de edad, es en Barajas y volvieron a que fueron recibidos por “punto de referencia condenatoria, la realidad es que lo quenombrado obispo auxiliar de Cracovia. verlo tres veces: el 2 de Pablo VI el 27 de sep- ejemplar”. También los parecía un papado heterodoxo en las for-No mucho después participaría en las noviembre en una recep- tiembre de 1970, tras la Duques de Lugo y los de mas, parece haber conseguido devolverreuniones de un Concilio que tenía que ción en el Palacio Real y proclamación de Santa Palma visitaron al Papa cierta paz que necesitaba Roma, y restau-hacer frente a un mundo que cambiaba a en una visita privada a Teresa de Jesús como después de casarse. rar milagrosamente –¿por qué no pensar-toda velocidad. Como vicario capitular lo?– la fachada y los cimientos de una igle-de Cracovia, en 1962 fue designado 1 sia que todos creían condenada a desapa-ponente en las arduas y extensas sesiones recer, al menos en su formulación actual.del Concilio Vaticano II, siendo elegido El caso es que, a la muerte de Juan Pablopara formar parte de tres comisiones: II, no existía ese miedo al que él tuvo queSacramentos y Culto Divino, Clero y Edu- enfrentarse desde el balcón en 1978.cación Católica, y especialmente enco- Nadie discute su papel en la caída delmendado para la redacción en las comi- Muro, o en poner in a la deriva marxis-siones responsables de la constitución ta de la Teología de la Liberación, quedogmática Lumen Gentium, y la pasto- inundaba tantas parroquias, órdenes reli-ral Gaudium et Spes. Antes de que se giosas y seminarios. Sin embargo, y apusiera in al trabajo, Wojtyla ya era arzo- pesar de tanto golpe de timón, para Boffbispo –en 1964– y tres años más tarde y los suyos era difícil presentarlo como uncardenal. Papa reaccionario y medieval, porque a Mientras se abatía sobre la Iglesia una la vez era el primero que había visitadotormenta perfecta –el mal llamado Espí- una mezquita, una sinagoga o una igle-ritu del Concilio, la Revolución de Mayo sia luterana. Tampoco encajaba en ladel 68, la Guerra Fría, la Teología de la 2 1. Los Reyes y Calvo-Sotelo reciben imagen de ultraconservador el pontíiceLiberación–, Wojtyla tuvo que enfrentar- al Papa en Barajas en 1982. que más había conectado con los jóvenes,se a las autoridades comunistas de su dió- el que mejor había entendido y utilizadocesis, señalando un camino que muchos 2. Los Duques de Palma, como antes las nuevas formas de comunicación. Ysacerdotes iban a seguir cuando él ya los de Lugo y después los Príncipes, –quizá por su formación como actor, sushabía abandonado Polonia, porque vol- visitaron al Papa tras casarse. pinitos como poeta, su alegre faceta devieron a llamarle desde Roma. deportista o por todo a la vez– era impo- 3. El último encuentro de los Reyes sible hacerlo antipático, a pesar de losVIAJERO Y RESTAURADOR con Juan Pablo II, en 2003. repetidos intentos progres. Probable-En 1976 ya dirigió los ejercicios espiritua- mente por eso la KGB mandó matarlo.les para Pablo VI y la Curia. Muerto Mon- 3 El 13 de mayo de 1981 Alí Agca dispa-tini, y como miembro del colegio carde- ró contra el papa polaco, y además de lasnalicio, fue uno de los integrantes del heridas al pontíice provocó consecuen-cónclave que eligió a Juan Pablo I, y ape- cias tan dispares como la invención delnas le dio tiempo a regresar a Cracovia papamóvil, o la consagración de Rusia,cuando ya hacia falta de nuevo en Roma, tal y como pedía la hermana Lucía, unaporque se hacía necesario un nuevo cón- de las videntes de Fátima, a cuya Virgenclave. De este ya no habría de volver a su Juan Pablo II atribuía su salvación enpalacio arzobispal, porque saldría con- aquella jornada.vertido en Juan Pablo II, todo un aconte- Resistió al plomo comunista, al pesocimiento mundial que él saludó con una de los años y al de la responsabilidad, yinolvidable sonrisa. hasta al parkinson que sufrió en los últi- Empezaba un pontiicado que iba a mos tiempos. Por todo, parece probablebatir todo tipo de récords en encíclicas, esa versión que airma que sus últimascanonizaciones, viajes, incluso en su palabras fueron: “Dejadme ir a la casa delmisma duración. Son tantas las caracte- Padre”, porque es cierto que se habíarísticas peculiares de su papado que no ganado descansar. Expiró en Roma, enhay unanimidad en el sobrenombre: unos 2005, a las 21.37 del 2 abril. n
  • 5. Jueves, 28 de abril de 2011 LA GACETA 35 5 Beatiicación de Juan Pablo II_Tribuna¿Se puede beatiicara un santo? Carlos Abella y Ramallo Gentilhombre de Su Santidad Embajador de Españan Fue un papa que entendió desde un principio la misión universal que sin dudacreía que le había sido coniada n Su pasión por el hombre, la defensa de la vida yla consagración de la familia lo convirtieron en un referente moral para todosE SA es la pregunta canónica besó los suelos de tantos países visitados en que me asalta al encaminar- los cinco continentes y a todos los cobijó en me a Roma, como Gentil- su corazón de padre y pastor. hombre de Su Santidad, para En el Jubileo del año 2000 pidió abier- participar en la multitudina- tamente perdón por los pecados históricosria beatiicación de Juan Pablo. Efectiva- de la Iglesia, por las injusticias con el pue-mente, antes de ser proclamado beato el blo judío, por los males de la Inquisición. Apróximo 1 de mayo, el Papa Wojtyla era todos los hombres y a todas las religionesya considerado santo por una gran parte llamó a participar en los encuentros ecu-de la humanidad. ménicos de Asís. La llegada de un nuevo Tuve el enorme privilegio de permane- milenio le llenaba de esperanza. Tal era sucer casi ocho años como embajador de conianza en la bondad inal del hombre yEspaña ante la Santa Sede y cerca de la en el designio de Dios. Hextraordinaria igura humana y universalde aquel Papa “llegado del frío” y destinado ACE unos días ese granpor el Señor a abrir las puertas del mundo corresponsal en Romaa Cristo. Spalancate le porte a Cristo. ¡Abrid que es Á ngel Gómezvuestras puertas de par en par! Fuentes escribía que Me impresionaron sus ojos y su sonrisa, Juan Pablo II había hechosus gestos paternales, cuando le presenté del mundo su parroquia. Nada mas cier-mis cartas credenciales. Me pidió que me to. En su amor paternal el mundo fue susentara frente a él, pero yo permanecía en aldea y la humanidad su grey.pie, respetuosamente. Insistió, y yo no con- Su pasión por el hombre y la defensaseguía sentarme. Me agarró por el hombro de la vida desde la concepción a la muer-y a medias me senté y arrodillé al mismo te, su insistencia en proclamar la digni-tiempo. Después, y apartando cualquier dad del hombre y la mujer, la consagra-protocolo, fue directamente al grano, inqui- ción de la familia como célula fundamen-riendo las razones del paro en España y tal de la sociedad, lo convirtieron en unsubrayando el problema inmenso de la falta se preocupaba por lo inmediato para los referente moral universal.de trabajo sobre todo para los jóvenes. Me Me encargó que le dijera españoles, por el terrorismo, por los Su senectud, su enfermedad, su fe, sudijo que el paro era la semilla de la disloca- al Gobierno que lo prin- nacionalismos irredentos, por la paz y el lema “Totus tuus” hicieron que a su muer-ción de la sociedad, de la disgregación de diálogo, y siempre acababa bendiciendo te, y en la plaza de San Pedro surgiese unla familia, de la desesperanza vital y de la cipal era reducir el paro, a España. Su cercanía era siempre pater- grito unánime y espontáneo de la multi-droga en los jóvenes. Me pidió que le dijera como así se hizo entonces nal y su voz y sus gestos eran parte de su tud allí congregada, grito que fue corea-al Gobierno que lo principal era reducir el gran magisterio. do hasta el ininito: “¡Juan Pablo II, santoparo, como así se hizo entonces. En el Fue un papa que entendió desde un prin- súbito!”momento de despedirme, comprendí que Pidió perdón por los cipio la misión universal que sin duda creía Juan Pablo II será el primer beato acla-la principal preocupación del Papa era el que le había sido coniada. En sus numero- mado santo. Juan Pablo II fue un regalo dehombre mismo. pecados históricos de sos viajes acogía a todos, a todos entendía, Dios. El mundo lo supo y así lo veneró. Su Muchas fueron las veces en que le vi la Iglesia y por los males a todos abrazaba y bendecía. Como la Igle- beatiicación es un requisito canónico y sudespués a lo largo de esos casi ocho años. sia misma se hizo peregrino en la tierra y santidad un hecho establecido.Ceremonias pontiicias y diplomáticas, de la Inquisición ¡Loado sea el nuevo beato! nvisitas oiciales, beatiicaciones, canoni-zaciones. Siempre que a él me acercaba
  • 6. 36 6 LA GACETA Jueves, 28 de abril de 2011Beatiicación de Juan Pablo II_Hitos
  • 7. Jueves, 28 de abril de 2011 37 LA GACETA 7 Beatiicación de Juan Pablo II_Hitos
  • 8. 38 8 LA GACETA Jueves, 28 de abril de 2011Beatiicación de Juan Pablo II_Al detalleASÍ ERA WOJTYLA DE CERCA27 años con el Papa Paloma Gómez-Borrero Corresponsal en El Vaticanon Soy la corresponsal española más veterana en El Vaticano n Viajécon Juan Pablo II desde que fue elegido el 16 de octubre de 1978hasta su muerte el 2 de abril de 2005 n Estos son mis recuerdosL A primera vez que vi al Papa fue en audiencia privada en la sala Ducal del palacio apostó- lico. ¿Cómo sería Karol Wojtyla, el primer papa delEste en la historia de la Iglesia, un papade la Iglesia del silencio que llegaba aRoma desde una nación tras el Telón deAcero? Los periodistas nos agolpábamosa lo largo del pasillo por donde iba a pasarsin atrevernos a hacerle ninguna pregun-ta... hasta que, con horror por parte de losmonseñores que le acompañaban, unamericano le hizo una pregunta a la queJuan Pablo ll respondió con sencillez. ¡Serompió el tabú! Al pararse delante justode mí, me presenté diciéndole, toda ner-viosa: “¿Habla español, Santidad?” “Toda-vía no, pero lo aprenderé porque se lo heprometido a los cardenales españoles”,me contestó. Y como parecía tan huma-no y asequible, me animé a hacerle lasegunda pregunta: “¿Podría, Santidad,mandar una bendición a los españoles?”Y fue entonces cuando me respondió:“¡Para España... todo!”AL CINE CON BENIGNISe acababa de conceder el Oscar a La vidaes bella y Juan Pablo ll deseaba ver estamagníica película construida sobre la tra-gedia del Holocausto. Le gustaba ver lasbuenas películas, a ser posible acompaña-do por alguno de los intérpretes, por eldirector o por alguien ligado a la historiadel ilm. Para asistir a la proyección de Lavida es bella en la sala de la Cineteca vati-cana en el Pontificio Consejo para lasComunicaciones Sociales invitó aquellatarde al director y protagonista RobertoBenigni. El actor se preparó para el encuentroaprendiendo una larga parrafada en pola-co en la que le decía al Santo Padre lomucho que agradecía la invitación y queesperaba le gustara el ilme. Juan Pablo II,muy entusiasmado, creyó que entendía yhablaba perfectamente polaco, así que lecontestó con una larguísima parrafada ensu lengua. Benigni no pudo menos queaclararle: “Santidad, en polaco solo sé lo vida en este lager para salvar la de otro Madre Teresa de Calcuta y un matri-que me he aprendido. No entiendo ni una prisionero padre de familia, el Papa le con- SSÉQUITO DE NIÑERAS monio africano, que había venido conpalabra”. El Papa se echó a reír: “Pues tiene ió a Roberto Benigni algo: “Como el padre su niño recién nacido. El Vaticanousted una espléndida pronunciación, siga de La vida es bella, Maximiliano Kolbe La tutela de la familia fue una de las organizó un servicio de monjas babyaprendiéndolo!” Al terminar de ver la fue testigo del amor en el campo del odio, grandes banderas del pontiicado de sitter que cuidaban del pequeño duran-película, Juan Pablo ll, visiblemente con- a través de la vía de la cruz”. Sobre La vida Juan Pablo II. A la familia dedicó te las sesiones de trabajo del Sínodo ymovido, le dio las gracias por haber crea- de Jesús, de Mel Gibson, comentó: “Ver- encuentros mundiales y un Sínodo se lo acercaban a la madre a la hora quedo tanta magia en el horror de la Shoa. Le daderamente fue una terrible agonía... especial cuyo broche de oro fue la tenía que darle de mamar. Un Parla-habló de Auswitz, el lager a 60 km. de Cra- Fue así”. La lista de Schindler la vio junto exhortacion apostólica Familiaris mento de la Iglesia en el que se intro-covia y, recordando la igura de la madre a la viuda del héroe que salvó a tantos Consorti. Por vez primera en el grupo ducían seglares y –¡algo impensablecarmelita Edith Stein y la del deportado judíos con la estratagema de hacerles tra- de auditores de esta asamblea sinodal hasta entonces!– también el elementofray Maximiliano Kolbe, que ofreció su bajar en su fábrica. n participaron 16 mujeres, entre ellas la femenino. n
  • 9. Jueves, 28 de abril de 2011 LA GACETA 39 9 Beatiicación de Juan Pablo II_Al detalleJUGADOR DE BOLOS hablaba con algunos de ellos, el más audaz SIN MIEDO A ALÍ AGCA PRIMER VIAJE A ESPAÑA se atrevió a pedirle que hiciera una tira-Sentido del humor, naturalidad, disponi- da. Sin pensarlo dos veces, Juan Pablo ll Pocos días antes de emprender el viaje a Por in el Papa venía a España. Se lobilidad para satisfacer las más curiosas calculó la distancia y lanzó con fuerza la Turquía en 1979, de la cárcel de Estambul había pedido tantas veces... En cadapreguntas que le hacían con el corazón en bola que se paró sin derribar ni un solo se había escapado uno de los presos mas viaje insistía: “Santidad, ¿cuándola mano, eran algunas de las cualidades bolo. Los mayores del club parroquial peligrosos, Alí Agca. El terrorista decía que viene? Le estamos esperando”. Una vezque convertían a Juan Pablo ll en alguien empezaron a aplaudir y a gritar en coro su objetivo era matar a Juan Pablo II en se me ocurrió decirle “que santa Teresamuy cercano a la gente. Recuerdo que un “¡Buena jugada, Santidad!” Les miró cuanto pisara tierra turca. Se me encogió me había hecho saber que aguardabadomingo, en la visita a una de las parro- divertido y les dijo: “Espero y deseo que el corazón y pensé: “En lugar de a un viaje su visita”. La víspera del ansiado viaje,quias romanas, el vicario le enseñó la vosotros juguéis mejor que el Papa, pero papal, adonde voy es a un frente bélico”. Por el portero me entregó una carta certi-bolera donde se reunían los feligreses de también espero y deseo que recéis tanto eso, cuando Juan Pablo II, en el avión, vino icada y urgente con el remite de unauna cierta edad apasionados de este juego, como reza el Papa! n a saludarnos, no pude menos de preguntar- señora de Salamanca en la que meque era casi desconocido en Polonia. El le: “Santidad ¿no tiene miedo? Porque yo pedía que hiciera lo posible para hacerPapa observó con atención la pista y los tengo un poquito”. Me contestó con realidad lo que su hermano Víctor, quebolos en ila; preguntó si había muchos una frase que jamás había fallecido, le escribía a su madre.jugadores, que además de asiduos a la olvidaré y que da Lo había dejado escrito en un papelbolera, lo eran también en las celebracio- idea de la grandeza que acababan de encontrar entre lasnes litúrgicas. Es decir, que si además de de este papa que ha cosas del chico que estudiaba el últi-jugar a los bolos iban a misa. Mientras marcado el siglo XX: mo año de Medicina en la Universidad “Cuando el amor es de Salamanca. Me metí la carta de más grande, más fuer- Víctor en el bolsillo de la chaqueta que te que el peligro, nunca llevaría en el vuelo pensando que se la se tiene miedo. Esta- haría llegar al Papa. ¡Jamás imaginé mos todos en las manos que Juan Pablo II había dicho que de Dios”. Lo que Alí Agca cuando entráramos en España me no pudo llevar a cabo en quería saludar! Había trascurrido una Turquía, lo intentaría el hora de vuelo cuando Camilo Cibin, el 13 de mayo de 1981, en la jefe de seguridad, vino a buscarme plaza de San Pedro. n para acompañarme a donde viajaba Su Santidad. El Papa estaba rezando el breviario, y el secretario, don Estanis- lao, me advirtió que esperara. Instan- tes después aparecieron a los lados dos cazas de la Fuerza Aérea Española, que escoltaron el avión papal hasta Madrid. Comprendí que habíamos entrado en España y no me quedaron dudas cuando el comandante Bar- chitta salió de la cabina para comuni- carle al Papa que estábamos sobrevo- lando el espacio aéreo español y la torre de control le comunicaba que le hiciera saber a Su Santidad “que todas las campanas y todas las sirenas de los barcos en las islas Baleares estaban tocando, porque España le daba la bienvenida”. El Papa entonces me hizo una señal para que me acercara. “Gracias, Santo Padre, por venir. ¡Se lo he pedido tantas veces que me siento muy feliz!”. “El Papa” –me respondió– “también está contento, porque quiere mucho a España”. “¡Y ya verá qué pueblo mi pueblo!”, le volví a decir. “Un gran pueblo al que el Papa quiere mucho”. Entonces le entregué la carta de Víctor pidiéndole que por favor la leyera. Regresé a mi asiento y no volví a ver a Juan Pablo ll más que entre mul- titudes. Pero en Alba de Tormes, mien- tras trasmitía para la televisión el encuen- tro, vi a una señora vestida de negro con mantilla que se acercaba al Papa llevan- do en las manos una capa de tuno. Cerca, los chicos de la tuna de Medicina de Sala- manca cantaban la canción Clavelitos. Era la madre de Víctor. n C. Aguilera / LA GACETA celebró la misa en la cárcel de mujeres de Papa”. Llena de angustia, me pidió llorandoCON LA COSA NOSTRA la Giudecca. Tres de ellas estaban conde- “¿EL PAPA ES GUAPO, MAMÁ?” que me quedara con la cría y se la pasara al nadas por terrorismo. En la homilía las Papa. A través del jefe de seguridad, logréDe los viajes a Italia en los que acompañé llamó “queridas hermanas”. Las reclusas Juan Pablo II celebró en Brasil una misa en que se la acercaran. Juan Pablo II la cogióa Juan Pablo II los que más me impresio- colocaron un cartel que decía: “Pedro, 1980 a la que asistieron muchos indios lle- en brazos, la bendijo e inexplicablementenaron fueron dos: la visita a Palermo, cen- también de esta piedra está hecha tu Igle- gados de 26 tribus de la selva. A mi lado vimos que la besó en los ojos con ininita ter-tro neurálgico de la maia, y la que hizo a sia”. Al salir de la cárcel y pasar delante de estaba una mujer joven con su hija de unos nura. Comprendimos el gesto cuando alVenecia. En Agrigento, el 9 de mayo de los muros de piedra de la imponente basí- tres años en brazos que había pasado allí devolvérsela a su madre, que lloraba esta vez1993, improvisó un discurso a los hom- lica de San Martín, el Papa se quedó pen- toda la noche para que el Papa bendijera a de emoción y alegría, escuché como labres de la Cosa Nostra: “Tendréis”, dijo sativo, mirándolos unos segundos. Recor- su pequeña. Pero la policía se acercó y la pequeña le preguntaba a su madre: “¿Cómoapuntando el dedo en un gesto de casti- daba aquellas otras piedras que había deja- alejó diciéndole con cajas destempladas que es el Papa? ¿Es guapo, mamá?” ¡La niña erago, “que dar cuenta a Dios”. En Venecia, do y que también construían la Iglesia. n aquel sitio era “sólo para la comitiva del ciega! n
  • 10. 40 LA GACETA10 Jueves, 28 de abril de 2011Beatiicación de Juan Pablo II_El in del Telón de Acero 1 21. Ronald y Reagan y su esposa con el Papa. 2. El matrimonio Gorbachov en El Vaticano, el 18 de noviembre de 1990.UN HITO EN LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS decidió que el Gobierno polaco debía ser sometido a presión y que los soviéticos debían padecer una campaña de aisla-El plan de Reagan y Wojtyla miento internacional. Reagan decretó una serie de sanciones contra Polonia. En los casi ocho años que Solidaridad estu- vo ilegalizada fue necesario un granpara tumbar el comunismo esfuerzo de imaginación para conseguir que la estructura del sindicato pudiera mantenerse. La movilización fue extraor- dinaria.n Solidaridad surgió tras el primer viaje del Papa a Polonia n El apoyo de EE UU, Se dieron circunstancias y coinciden- cias que facilitaron la empresa. Por ejem-clave para la supervivencia del sindicato en la clandestinidad J. M. Ballester Esquivias plo, los principales colaboradores de Rea- gan –Walters, William Casey, RichardC Allen, Joe Clark, Alexander Haig y el UENTA el periodista John de papa y de polaco. El segundo, buscar daridad”, airmó a LA GACETA el car- embajador Wilson– eran católicos. Hubo, O’Sullivan que si durante las un aliado sólido que compartiera el denal Achille Silvestrini, uno de sus sin embargo, que superar un pequeño décadas de los sesenta y mismo objetivo y que aportase todos los más estrechos colaboradores en asun- escollo. La Conferencia Episcopal Norte- setenta la Santa Sede desa- medios políticos y económicos, pues, tos diplomáticos. americana se oponía irmemente al pro- rrolló la llamada Ostpolitik como recuerda Andrea Tornielli, “la En octubre del mismo año, durante su yecto de escudo antimisiles –popular-vaticana –consistente en llegar a acuer- Iglesia católica y el Papa pueden tener visita a la Asamblea General de las Nacio- mente conocido como guerra de lasdos con los Gobiernos de Europa orien- un papel importante en la escena políti- nes Unidas, también lanzó un mensaje al galaxias– promovido por Reagan. Juantal para salvaguardar los derechos bási- bloque comunista, al airmar: “Es cues- Pablo II, según O’Sullivan, “tras uno decos de los católicos de aquellos lares– era tión de máxima importancia que en la sus encuentros con Reagan, no hizo nin-porque el cardenal Agostino Casaroli,futuro secretario de Estado de Juan Pablo En 1981, Reagan llamó vida social interna, lo mismo que en la internacional, todos los hombres de cada gún comentario desfavorable” para con el proyecto, “ni ofreció ningún apoyo a lasII, había llegado a la conclusión de que al Papa para asesorarse nación y país, en cualquier clase de régi- ulteriores críticas al mismo” formuladasEuropa Oriental estaba destinada a y decidió apoyar la lucha men y sistema político, puedan gozar de por los obispos norteamericanos.seguir siendo comunista durante un una efectiva plenitud de derechos”. Tras El sistema comunista se iba debilitan-tiempo indeinido. de Solidaridad este discurso, el Partido Comunista de la do paulatinamente, con Mijail Gorbachov Sin embargo, al ser elegido Papa, Juan Unión Soviética redactó un documento de notario. En febrero de 1987, el Gobier-Pablo II llegó a Roma con la experiencia titulado Decisión de actuar contra las no comunista polaco accedió a dialogarde haber vivido el comunismo desde den- ca internacional si su objetivo es com- políticas de El Vaticano en relación con con la Iglesia, por lo que Reagan levantótro, de ahí que conociera de primera partido por una de las potencias del los Estados socialistas. las sanciones. Meses más tarde, Juanmano su cada vez mayor fragilidad. Y, sin momento: para la caída del comunismo, Pablo II, en su tercer viaje a Polonia, ya notrastocar el ediicio de la Ostpolitik, deci- la potencia era Estados Unidos”. LA VICTORIA FINAL dudó en alabar públicamente a Solidari-dió que era el momento de plantar direc- Juan Pablo II no perdió el tiempo. En En diciembre de 1981, el general Woj- dad. En julio de 1988, Gorbachov recono-tamente cara al comunismo. Para ello, junio de 1979 emprendía viaje a Polo- ciech Jaruzelski decretó el estado de gue- ció que el Gobierno polaco precisaba deldiseñó una estrategia que constaba de nia. Evitando un estéril enfrentamien- rra en Polonia. Reagan llamó al Papa concurso de Solidaridad para gobernar. Ados pilares. to directo con las autoridades polacas, para pedir consejo. El esfuerzo conjunto principios de 1989, se legalizó Solidaridad El primero era nada más y nada preirió lanzar su contundente mensa- para mantener viva la llama del heroico y se convocaron elecciones libres para elmenos que utilizar toda la fuerza espiri- je durante sus homilías y en sus discur- sindicato empezó ahí. Durante una visi- mes de junio. Cinco meses después, caía eltual que le otorgaba su doble condición sos. “De ese viaje surge el sindicato Soli- ta a Roma del general Vernon Walters se Muro de Berlín. n 1 2 3 41. Putin en El Vaticano el 5 de junio de 2000. 2. El Papa con Castro, en su visita a Cuba de 1998. 3. El matrimonio Chirac da la bienvenida a Juan Pablo II en Francia.4. Los Clinton visitaron al Papa el 2 de junio de 1994.
  • 11. Jueves, 28 de abril de 2011 41 LA GACETA 11 Beatiicación de Juan Pablo II_TribunaRatzinger, el idelísimocolaborador del Papa José F. J. de la Cigoña Experto en asuntos eclesialesn Juan Pablo II coniaba en el que fue cardenal durante su pontiicado como su sucesorn Les une haber sido restauradores de lo que parecía hundirse y reunir multitudesde jóvenes n El papa polaco hablaba al corazón y el alemán a la cabezaB EATIFICAN a Juan Pablo II, mación que parecería inspirada por el muerte. Fue sin duda el Papa más llora- alemán, un intelectual. Wojtyla una fuer- sí. Pero beatiican al Papa. Al Espíritu Santo. Quedan por último, como do de la historia. No voy a extenderme en za de la naturaleza y un fenómeno de Papa que todos hemos cono- refractarios, algunos representantes de el pontiicado de Juan Pablo II. Me limi- extroversión. Ratzinger, de una notable cido y amado, pues murió un exagerado purismo eclesial que, de taré a hacer un breve parangón entre él y timidez. El primero, de pasos largos y ir- apenas hace seis años. Y de seguirse al pie de la letra, vaciaría la Igle- su sucesor. Tan wojtyliano y a la vez tan mes, en el segundo tan leves que hastacómo era amado da fe aquel grito espon- sia de santos. Perfecto sólo es Nuestro distinto. Y también tan querido. Cuando parece no tocar el suelo. Uno, un actor detáneo y unánime de “santo súbito”. Algu- Señor Jesucristo y cuasi perfecta su San- falleció el Papa polaco nadie creyó que el muchísimas tablas; el otro, que parecenas voces agoreras se han alzado contra tísima Madre. Todos los demás, incluidos Papa alemán pudiera sustituirle en el encogerse ante el público. Juan Pablo IIla beatiicación. Incomprensibles. Todas los santos, han tenido imperfecciones. Y corazón de los católicos. Hoy podríamos hablando al corazón y Benedicto XVI aellas. Unas desde el ateísmo confeso. no se les canoniza por ellas sino a pesar decir que las ha llenado como Juan Pablo la cabeza. Creo que más importante es lo¿Qué les va a ellos que la Iglesia eleve a de ellas. Siendo lo positivo de muchísima II. Por lo menos. segundo que lo primero, pues el corazónlos altares a uno de sus miembros? Otras más entidad que lo negativo que pudiera Tan parecidos y a la vez tan distintos. olvida pronto y la inteligencia mueve aldesde el progresismo que acusa al Papa haber en sus vidas. Aunque en lo principal son idénticos. corazón.de inidelidad al Concilio en el que parti- Beatiicación de un papa que entusias- Ambos son el Vicario de Cristo. Y el car- El uno tuvo un pontiicado larguísimo,cipó y que por su ministerio era él su mó a la Iglesia. A la que devolvió la ale- denal Ratzinger era un idelísimo colabo- el más largo después del de Pío IX. Fueintérprete cualiicado. Son todavía más gría de la pertenencia a la misma. Pablo rador del Papa Wojtyla. El cardenal en elegido a los 58 años. El otro, por ley deincongruentes. Porque la beatiicación VI, un gran papa, vivió la angustia. Y la quien el Santo Padre coniaba para que vida, no lo podrá tener de esa mismadel domingo responde a lo que en teoría transmitía. El papa de la Humanae Vitae la Iglesia estuviera en buenas manos. duración, ya que ocupó el cargo con 20debía entusiasmarles y que era además el y el Credo del Pueblo de Dios fue un irme Seguramente el candidato preferido para años más que Juan Pablo II. Pero ambosmodo de canonizar de los tiempos anti- defensor de la fe y la moral de la Iglesia. sucederle por Juan Pablo II. Y así como a han sido una bendición de Dios a su Igle-guos por los que suspiran. La petición En diicilísimas condiciones derivadas la muerte de Juan Pablo I nadie pensó en sia. En estas vísperas gozosas de la bea-unánime del Pueblo de Dios en una acla- de aquel nefasto espíritu del Concilio la posibilidad de un papa polaco, creo que tiicación de Juan Pablo II quiero expre- que penetró en la Iglesia como humo de tampoco creíamos que tras el falleci- sar mi amor y mi gratitud a dos papas Satanás. miento de Juan Pablo II pudiera llegar a verdaderamente extraordinarios. Y la En palabras del mismo Pontíice. Ello la silla de Pedro el prefecto de la Con- mejor prueba de que el uno lo ha le hizo sufrir indeciblemente y todos veía- gregación para la Doctrina de la Fe. sido y el otro lo está siendo es el mos un Papa atormentado. Tras el breví- Para mí, y para muchos, era el papa- odio que despiertan en lo peor. En simo paréntesis, 33 días, de Juan Pablo bile ideal. Aunque no nos atreviéra- lo peor de fuera de la Iglesia y en II, llegó la resurrección de la esperanza, mos a soñar tal ventura. Y el gau- lo peor de los que incomprensible- la alegría y el santo orgullo de sentirse dium magnum llegó. mente se dicen Iglesia. n católico. Y si el humo había entrado en la Dos papas restauradores de lo Iglesia, todos sentimos la seguridad de que parecía hundirse. Dos papas que el Papa la iba a ventilar. Y así fue. Por que reúnen multitudes. Y hasta todo el mundo. Encontrándose directa- multitudes de jóvenes. Dos papas mente con sus hijos y animándoles en de la seguridad, la conianza y la la fe. Con una respuesta inmensa, alegría. Y sin embargo, muy dis- agradecida, que le acompañó hasta su tintos. El polaco era un pastor; el La apuesta por la continuidad Santiago Mata. Madrid de abril de 2005: “El pontiicado Entre los que previeron que de Juan Pablo II fue muy rico. Ratzinger sucedería a Juan Al menos uno o dos papas más Pablo II destaca el periodista tendrán que ocuparse de poner bávaro Peter Seewald, que en práctica sus numerosos había publicado tres libros- impulsos y en hacer que den entrevista con el cardenal. frutos. Joseph Ratzinger conoce Acaba de publicar el cuar- como pocos el pontiicado de to: ‘La luz del mundo’. Juan Pablo II, y ha participado en Seewald adivinó la él, de modo que podría llevarlo fecha de la elección, a su acabamiento como Juan aunque no el nombre Pablo III. El 19 de abril celebra la del pontíice, decla- Iglesia la memoria de León IX, el rando a ‘Passauer más conocido papa alemán, que Neue Presse’ el 15 gobernó de 1049 a 1054”.
  • 12. 42 LA GACETA 12 Jueves, 28 de abril de 2011Beatiicación de Juan Pablo II_El milagro LOS LIBROS DE WOJTYLA LA SANACIÓN DE SOR MARIE SIMON-PIERRE Cruzando el espe umbral de la esperanza (1994): El Pa responde a las Papa “Hermana, mire; ya no tiemblo. si preguntas del periodista Vittorio Messori sobre el silencio de Dios y el misterio del mal. Juan Pablo II me ha curado” L José Antonio Fúster Las hermanas llevaron a sor Marie a su A hermana Marie Simon-Pie- neurólogo, quien le preguntó si se había rre sufría al ver a Juan Pablo II tomado más dosis de dopamina (hormona Don y en televisión en los últimos que funciona como neurotransmisor) de la misterio años de su vida. El cuerpo de recetada. La monja recuerda: “Cuando le (1996): aquel anciano que temblaba contesté que no, que había suspendido por En el por el parkinson y que a duras penas logra- completo la medicación, aquel doctor se quincuagésimo aniversario de su ba levantar la vista le anticipaba los sufri- quedó sin habla; no se lo podía creer”. ordenación mientos que la religiosa de las Hermanitas La noticia llegó al arzobispo de Arlés, sacerdotal, de las Maternidades Católicas iba a pade- quien ordenó a la congregación que guar- explica la historia de su vocación. cer. Sor Marie también tenía parkinson. La dara silencio sobre lo ocurrido. Sor Marie única diferencia era que ella sólo tenía 40 jamás volvió a repetir que su curación había años cuando comenzaron sus temblores en sido un milagro, sino que decía: “Estaba 2001. Su precoz trastorno neurodegenera- enferma y ahora estoy curada; determinar Tríptico tivo galopó sin tregua por su cerebro. si es un milagro o no lo es no me compete romano. El mismo día de la muerte del Papa, a mí, sino que es algo que deberá decidir la Meditaciones (2003): sor Marie le pidió que intercediera ante Iglesia”. El 29 de marzo de 2006, el arzo- Dios para que se obrara en ella el milagro bispo de Arlés, Claude Feidt, remitió un Poemas sobre la belleza de la de curar su parkinson. Pero nada ocurrió. comunicado oicial por el que ordenaba creación y el Incluso sus síntomas se agravaron. El 1 una investigación completa de la sentido del sacrificio. de junio de 2005 pidió a su superiora ser supuesta curación milagrosa. relevada de sus pocas obligaciones para Para que una sanación pueda con- retirarse a descansar, pero la madre le siderarse milagrosa debe reunir tres negó el permiso y sólo consintió en que se condiciones: que sea inmediata, retirara cuando escribiera en un papel las Levantaos, evantaos, palabras “Juan Pablo II”. Cuando llegó vamos (2004): amos hasta su celda, escuchó una voz que le Continuación de ontinuación conminaba a volver a escribir el nombre “Cuando le dije al doctor sus memorias, a s partir de su rtir del papa polaco. Sor Marie recordará que había suspendido nombramiento mbramiento siempre que se sintió “extraña, sobre todo como obispo. mo porque me pareció que mi letra había por completo la medica- mejorado”. Y se durmió. ción, se quedó sin habla” A las 4.30 de la madrugada, sor Marie se despertó con “una sensación extraña, muy fuerte; imposible de explicar; algo demasia- completa y duradera. Varios médicos mos- do grande, como un misterio. Sentía que mi traron ciertos reparos en certificar que Memoria e cuerpo estaba transformado por entero. fuera duradera por el escaso tiempo trans- identidad Tenía el convencimiento de que estaba cura- currido. Sin embargo, casi cinco años des- (2005): da por completo”. Entonces sor Marie se pués de aquella noche de junio de 2005, Conversaciones con Con levantó, tomó un bolígrafo y un trozo de cuando otros 200 supuestos milagros se dos filósofos polacos sobre el papel y escribió el nombre de Juan Pablo II agolpaban en la mesa del postulador para sentido de la con buena letra. Entonces se fue a buscar a La monja su estudio, los médicos concluyeron que la historia. otra monja que le servía de asistente y le dijo: francesa sanación por la supuesta intercesión de “Hermana, mire; ya no tiemblo”. Y sor Marie sufría Juan Pablo II estaba más allá de cualquier añadió: “Juan Pablo II me ha curado”. parkinson. explicación cientíica. LA IGLESIA INVESTIGA OTRA INTERCESIÓN DEL PONTÍFICE Salir ileso de un brutal choque a 280 km/h Pepe Álvarez de las Asturias fue una foto de Wojtyla; pero tegrado. El rescate entre el vivo si un compatriota y El joven piloto Robert Kubica el cardenal de Cracovia, amasijo de hierros retorcidos amigo no estuviera velan- de la escudería Lotus Renault Stanislaw Dziwisz, que fue y humeantes presagiaba lo do por él en cada carrera. sufría el pasado 6 de febrero secretario y amigo personal peor, hasta el diagnóstico... Será por esa pequeña foto un brutal accidente mientras del papa polaco, quiso ir más Esguince de tobillo y leves con la dedicatoria personal corría el rally italiano Ronde allá y obsequió a su paisano magulladuras. “No fui yo, de Juan Pablo II que lleva di Andora. Ingresado de con un relicario con una gota fue Juan Pablo” respondió , siempre bien guardada en su urgencia en la UCI del hos- de sangre del mismísimo Kubica sin titubeos cuando mono; será por las iniciales pital Santa Corona de Pietra Juan Pablo II y un retal de su le preguntaron en el hospital. del primer papa polaco, que Ligure, en Génova, fue some- túnica. Y el hecho es que la propia están grabadas en su casco; tido a tres operaciones que Salvó la vida de milagro, al Iglesia ha llegado a investigar será, simplemente, por la sumaron más de 15 horas igual que el 10 de junio de un posible milagro por inter- sincera y profunda devoción de intervención, en las que 2007 en el Gran Premio de cesión de Juan Pablo II. que Robert Kubica profesa a le reconstruyeron el codo, el Canadá. Un brutal choque Milagro o no, Robert Kubica Karol Wojtyla y el cariño que pie, el hombro y la mano. contra un muro a 280 km/h ha salvado la vida en dos este siempre demostró por Lo primero que pidió al dejó el monoplaza BMW- gravísimos accidentes de los los deportistas; y si además recuperar el conocimiento Sauber literalmente desin- que, tal vez, no habría salido son polacos... Kubica siempre lleva la foto del Papa.

×