Your SlideShare is downloading. ×
0
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Como organizar un colegio en p.e.a.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Como organizar un colegio en p.e.a.

574

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
574
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. “Nos ocupamos mucho de nosotros mismos: de losproblemas estructurales, del celibato, de la ordenaciónde las mujeres, de los sínodos, de los consejospastorales...Trabajos siempre sobre nuestros problemas internos y nonos damos cuenta de que el mundo tiene necesidadde respuestas, no sabe como vivir. Esta incapacidad devivir del mundo se ve en la droga, terrorismo...El mundo tiene sed de respuestas y nosotrospermanecemos en nuestros problemas. Estoyconvencido de que si salimos al encuentro de losdemás y le presentamos de manera apropiada elevangelio, se relativizaran y resolveran los problemasinternos.Para mi esto es un asunto fundamental: hacer elevangelio ascesible al mundo secularizado de hoy ” Cardenal Ratzinger noviembre de 2002
  • 2. “Un colegio Católico tiene que tener comofundamento la Construcción de una interpretaciónválida de la existencia humana. A la luz de estefundamento, podemos ver el lugar que ocupa cadauna de las ciencias, así como nuestro proyecto de fecristiana que debe tener un alto nivel intelectual.Por esta razón en la escuela católica se tiene que daruna formación fundamental en cuestiones de fe ysobre todo, un diálogo interdisciplinar entreprofesores y estudiantes para que juntos puedancomprender la misión de un creyente – intelectualcatólico en nuestro mundo. ” Cardenal Ratzinger noviembre de 2002
  • 3. CÍRCULOS HERMENÉUTICOS“Claves” o “pistas” que nos puedan ayudar a interpretar laBiblia desde y para nuestra experiencia educativa comopropósito educativo:1. LA PEDAGOGÍA DIVINA “Los libros del Antiguo Testamento, según la condición de los hombres antes dela salvación establecida por Cristo, muestran a todos el conocimiento de Dios ydel hombre y el modo como Dios, justo y misericordioso trata con loshombres. Estos libros, auque contienen elementos imperfectos y pasajeros nosenseñan la pedagogía divina” DV 15.
  • 4. 2. EL CÍRCULO HERMENÉUTICO“Vamos a tratar de mostrar que este método que pretende relacionar, tratándosede la palabra de Dios, el pasado con el presente, exige una metodología especialque vamos a llamar, con un nombre pretencioso, CÍRCULOHERMENÉUTICO. Una primera definición podría ser ésta: el continuocambio en nuestra interpretación de la Biblia en función de los continuos cambiosde nuestra realidad presente, tanto individual como social (...) Y el caráctercircular de dicha interpretación va en que cada nueva realidad obliga a interpretarde nuevo la revelación de Dios, a cambiar con ella la realidad y, por ende, a volvera interpretar... y así sucesivamente” - Juan Luis Segundo. Liberación de lateología Buenos Aires, Carlos Lolhé, 1975, p. 12 -.Pienso que existen dos condiciones necesarias para lograr un círculohermenéutico en teología.
  • 5. La primera es que las preguntas que surgen del presente sean tan ricas,generales y básicas, que nos obligan a cambiar nuestras concepcionesacostumbradas de la vida, de la muerte, del conocimiento, de la sociedad, de lapolítica y del mundo en general. Sólo un cambio tal, o por lo menos, la sospechageneral acerca de nuestras ideas y juicios de valor sobre esas cosas nos permitiríanalcanzar el nivel teológico y obligar a la teología a descender a la realidad y hacersenuevas y decisivas preguntas.La segunda condición está íntimamente ligada con la primera. Si lateología llega a suponer que es capaz de responder a las nuevas preguntassin cambiar su acostumbrada interpretación de las Escrituras, por de pronto,termina el círculo hermenéutico. Además, si la interpretación de la Escritura no cambiajunto con los problemas, estos últimos quedarán sin respuesta o, lo que es peor,recibirán respuestas viejas, inservibles y conservadoras.
  • 6. Estas dos condiciones suponen a la vez cuatro puntos decisivos en el círculo.Primero: nuestra manera de experimentar la realidad, que nos lleva a lasospecha ideológica; segundo: la aplicación de la sospecha ideológica a toda lasuperestructura ideológica en general y a la teología en particular; Tercero: unanueva manera de experimentar la realidad teológica que nos lleva a la sospechaexegética, es decir, a la sospecha de que la interpretación bíblica corriente contiene en cuenta datos importantes, y cuarto: nuestra nueva hermenéutica, estoes, el nuevo modo de interpretar la fuente de nuestra fe, que es la Escritura, conlos nuevos elementos a nuestra disposición. – Juan Luis Segundo. Liberación dela teología. Buenos Aires, Carlos Lohlé, 1975 p. 15.
  • 7. ...de sólo el Antiguo Testamento, no del Nuevo, el Vaticano II declara que en él se hallan cosas “imperfectas y transitorias”, pero que, aún así, demuestran la VERDADERA PEDAGOGÍA DIVINA - DV15 -:Ya se había visto que esta importante declaración es digna de consideración porvarias razones. La primera es que “cosas imperfectas y transitorias” sean atribuidasa la “verdadera” revelación y pedagogía divinas. Es obvio que, al hablar de cosastransitorias, se alude a algo que ya nos es verdadero – o, por lo menos total ycabalmente verdadero -, aunque lo haya sido en tiempos pasados. Parecería que elconcepto de verdad, al juntarse con el de “pedagogía”, se relativizara, y no enun sentido peyorativo. Ya Jesús indicaba lo mismo en lo referente a la validez overdad de su concepción del matrimonio – cf. Mt 19,8 – o, por recordar un casocélebre, en lo relativo a saber qué obligación había Dios dispuesto para lasactividades humanas en día sábado – cf. Mc 2,27 -. Una vez más, Dios no parecepreocuparse de que lo que revela sea verdad en sí mismo, verdad eterna, verdadinalterable, sino de que se haga verdad en la humanización progresiva del hombre.
  • 8. De ahí la segunda cosa digna de consideración en el pasaje citado de la DeiVerbum. La “revelación divina” no es un depósito de informaciones correctas,sino un proceso pedagógico verdadero. La revelación que Dios hace de símismo y del hombre no consiste en acumular informaciones ciertas a eserespecto. Es un “proceso”, un crecimiento en humanidad y en él el hombre noaprende “cosas”. Aprende a aprender y a desaprender para volver a aprenderpara crecer en humanidad, en socialización, en creación. Exactamente comoen toda pedagogía: se guía a un niño – ésa es la etimología de la palabra – paraque aprenda a buscar la verdad usando de la experiencia y, en ésta, de susmismas equivocaciones y errores. – Juan Luis Segundo. El dogma que libera, Fe,revelación y magisterio dogmático. Santander, Sal Térrae, 1989 p. 373.

×