• Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,450
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
12

Actions

Shares
Downloads
37
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. La sinfonía interior
  • 2. LA SINFONÍA INTERIOR "Es posible transformar las preguntas en una única respuesta.“ Hay una música que acompaña a esta obra increíble que es la vida y la puedes escuchar aunque te tapes los oídos, porque la sinfonía que suena a tu alrededor forma parte de la que se escucha en tu interior. Aprende a sentir no sólo lo que existe en el exterior sino también lo que hay dentro de tí ya que esta obra sigue representándose continuamente también en tu interior. La vida no dispone de ningún manual pero existe el corazón. No hay instrucciones a seguir pero existe un sentimiento. ¿Has perfeccionado ese arte en tu vida? Se trata de una habilidad y ha de ser perfeccionada. Ha de ser utilizada una y otra vez. Los músicos deben practicar, si dejan de tocar, les cuesta arrancar de nuevo. Disfrutar, el disfrute de esta existencia es también un arte. O lo practicas, o ¿sabes lo que ocurre? Que se pierde. Dentro de tí se está celebrando un festival y te está esperando. Tal vez lo que digo te suene demasiado extraño. Quizá estés acostumbrado a celebrar fiestas con tus amigos. Pero de lo que te hablo es de la posibilidad de tener una fiesta contigo mismo y resulta que es la mejor de las fiestas posibles porque tu invitado no tiene que irse. Con cada aliento suena una sinfonía en tu interior. Ábrete a esa posibilidad. Es únicamente una posibilidad, sólo eso. Sí, es posible que llegues a sentir la satisfacción, a estar en paz contigo mismo. Sí, es posible que llegues a comprender el valor de cada aliento, a reconocer el anhelo de esta vida. Es posible, lo es, cambiar el sufrimiento por la dicha, la confusión por la gratitud, la duda por el saber. Es posible transformar las preguntas en una única respuesta, en una, una sola respuesta. ¿De qué clase? La única respuesta que no tiene pregunta. Maharaji
  • 3. DONDE SE VUELA SIN ALAS "En el ámbito del Conocimiento de uno mismo, el tiempo se detiene.“ Esta vida, este tiempo... Si hay una persona dispuesta a ver y otra que sea capaz de mostrar, se produce magia, verdadera magia. Así es el mundo del Conocimiento de uno mismo. Aquí es donde se vuela sin alas. Donde, no los pájaros ni las mariposas, sino los seres humanos son puestos en libertad. Aquí es donde vuelan, no los que tienen alas, sino los que no las tienen. Aquí es donde se rompen las cadenas, donde se abren las cerraduras. Aquí es donde a los desesperados se les da esperanza, donde los ciegos empiezan a ver y los sordos a oír. Aquí es donde los tristes empiezan a regocijarse y donde el odio se convierte en amor. Aquí es donde los ignorantes se vuelven cultos. Así es la magia de este precioso, maravilloso mundo del Conocimiento de uno mismo. Aquí es donde los vivos aprenden sobre la vida, algo que no ocurre en ningún otro sitio. Es aquí donde los vivos aprenden sobre la vida. Aquí es donde se plantan las semillas y florecen los jardines. Aquí es donde la tierra árida y estéril se transforma en frondosos bosques verdes. Este es el mundo del Conocimiento de uno mismo. Si quieres, puedes entrar en este mundo. ¿EI precio? Es elevado: tener un corazón de niño. Sin engaño ni falsedad, podrás entrar. Muy caro, pero ése es el precio. En este mundo del Conocimiento de uno mismo se detiene el tiempo. Los inmortales empiezan a hablar y los mortales hablan de inmortalidad. Los imperfectos empiezan a comprender la perfección. La puerta al hermoso templo interior se abre de par en par y la danza de todas las danzas se empieza a bailar. Suena una música que no ha sido tocada por la mano del hombre y la oyen solo aquellos que hayan entrado. Su divinidad es dulce. En este mundo, el silencio no osa entrar y no brilla la luz del sol, ni la de la luna, ni la del fuego. El pasaje a este mundo lo tienes, y no es un viaje largo. Esa morada se encuentra dentro de ti. Maharaji
  • 4. HAZ LA DISTINCIÓN "¿Cuánto has invertido en tí?“ ¿Hasta qué punto somos conscientes de nuestra propia existencia? Conocemos a nuestro vecino mejor de lo que nos conocemos a nosotros mismos. Hay personas cuyo comportamiento podemos predecir con mucha mayor exactitud que el nuestro. ¿Cuánto has invertido en tí? ¿Hasta dónde te has permitido comprenderte a ti mismo? Por supuesto, hay personas que dicen: "Eso es muy egoísta". Sin embargo, abrir el regalo que le ha dado su creador es lo menos egoísta que un ser humano puede hacer. Todas las demás actividades que realizas no tienen nada que ver con esta cosa sencilla llamada "vida". Tienes que distinguir entre las cosas que puedes hacer porque estás vivo, y el hecho de estar vivo en sí mismo. Hay una diferencia entre ambos. Porque estás vivo puedes hacer muchas cosas, pero todo lo que vas acumulando, todo eso de lo que ahora disfrutas, vendrá y al final desaparecerá. ¿Y qué seguirá existiendo? Sólo tú: esa realidad inmortal, sin complicaciones, sin sofisticaciones, que reside en tu interior. ¿La muerte? Eso es algo que no podemos cambiar. Una vez que ocurre, ocurre. Hemos de partir. Tenemos que irnos. ¿Dónde debería estar nuestra atención? En lo que tenemos ahora. ¿Y qué es lo que tenemos ahora? Esta oportunidad de la vida. No es preciso que acudas a un templo, ni a una iglesia, ni a una mezquita, para averiguar si estás vivo o muerto. Los que están vivos lo saben. Se ha dicho que sin la consciencia, el ser humano, aun estando vivo, es como un cadáver. ¿Cuál es la diferencia? ¿Qué es eso que, al faltar, hace que a un cuerpo se le denomine cadáver? Cuando el ser humano ya no tiene consciencia, ¿en qué se convierte? No puede experimentar dolor ni alegría. Si te colocas frente a él y le dices: “Tu cuenta bancaria está vacía”, el cadáver no va a llorar, o le dices: “No tienes trabajo”, no expresará dolor ni tristeza. ¿Y cuál es la razón? Este aliento que se mueve en nuestro interior, esa consciencia. El hecho de que el ser humano tenga consciencia le permite mirar, ver, sentir, decir 'sí', o 'no'. Puede reír o decir: "¡Qué triste!". Podemos aspirar a todas las cosas a las que aspiramos porque estamos vivos; ésa es la única raíz, la única razón. Pero, si no podemos reconocerlo y comprenderlo, entonces, ¿de qué nos sirve? Maharaji
  • 5. RECOGE EL ORO "Tu aliento es lo único que realmente te pertenece.“ Puedes creer que tienes posesiones; por ejemplo, un par de zapatos. Te los pones y cuando están viejos, gastados y estropeados, los dejas de usar. Todo lo que tienes en esta vida envejece, se gasta, se rompe, y dejas de usarlo. No ocurre lo mismo con la respiración. Cuando se trata del aliento, nunca te preguntas si deseas tomar el siguiente, no te cuestionas en absoluto si lo necesitas; lo necesitas y lo tienes. No hay nada igual. Es una maravillosa relación de necesidad: tú necesitas el aliento, necesitas la existencia, y está a tu disposición. Te llega cada día, te llega en este momento, viene una y otra vez. Si hay algo valioso, algo de lo que debes acordarte, es de esta respiración. No te digo que te acuerdes de mi respiración, sino de la tuya. Es un hecho básico, simple y lógico que tu aliento es lo único que realmente te pertenece. Nada más. ¿Es posible prestar atención a cada aliento? ¿Lo es? Imagínate que llueve oro. Dondequiera que mires, caen lingotes de oro. Luego, para de llover, y dondequiera que mires, en kilómetros y kilómetros a la redonda ves el hermoso tinte dorado de todos esos lingotes de oro que están esparcidos por allí. ¿Acaso dirías: "No puedo recogerlos todos, así que me vuelvo a la cama"? ¿Lo harías? No. Recogerías todos los que pudieras tan rápido como fuera posible porque conoces el valor del oro y, puesto que lo conoces, no te cuestionas si realmente es posible hacerlo o no. Ven a tu hogar, ahí es donde tienes que estar, ése es tu sitio. Vuelve al lugar donde puedes experimentar el sencillo consuelo del corazón, el consuelo de darte cuenta de su perfección, y de sentirte agradecido. Es reconfortante sentir que esto es lo importante. Es asombrosamente importante porque es lo único que tienes. Y si recordaras esto siempre, serías más rico de lo que puedas imaginar. Ve a recoger todos esos lingotes de oro, tantos como puedas Maharaji
  • 6. ¿QUÉ ES EL SER HUMANO? "El ser humano está formado por dos elementos y... ambos se han fundido en uno.“ Estamos compuestos de elementos sencillos. No debemos olvidarlo. Y como resultado de la unión de algunos de estos elementos, existimos, estamos aquí. Al polvo se le ha dado cuerpo y forma -algo increíble que se llama "vida". Y de pronto, este polvo se mueve y actúa. Pero un día, algo desaparecerá, algo se irá y, cuando lo haya hecho, el polvo volverá a ser polvo. Muchas, muchas, muchísimas personas sabias han venido a decirnos que lo que buscamos está en nuestro interior. Aquí, dentro de nosotros, en nuestro interior está la sabiduría. En nuestro interior está la paz. En nuestro interior está la tranquilidad. En nuestro interior está la felicidad. Dentro reside nuestra auténtica riqueza, nuestro amigo más fiel, la verdadera belleza, y todo lo que existe en el exterior no es más que una expresión de la belleza interior. La sed de satisfacción está dentro de ti, y dentro también está el agua verdadera que saciará esa sed. Cuando tenemos sed, no podemos decirle a otra persona: "Por favor, bebe un vaso de agua por mí". Sabemos que tenemos que bebería nosotros. Si estamos sedientos, somos nosotros los que hemos de beber el agua. De la misma manera, yo soy quien ha de tener ese sentimiento de felicidad. A aquéllos que estén interesados en tener ese sentimiento les ofrezco una manera de ir hacia adentro: hacer que la atención, que tiende siempre a ir hacia fuera, se centre en su interior, y así captar el sentimiento que hay dentro. Dentro de ti lo tienes todo. Dentro de ti está lo inmortal, aquello que nunca muere. Eso es el ser humano. El ser humano está formado por dos elementos -uno sumamente destructible y otro indestructible. Ambos se han fundido en uno, y eso es el ser humano. Maharaji
  • 7. PRISIONERO DE LAS DUDAS "¿Qué sucedería realmente si no estuviéramos a merced de las dudas?“ Comienzas a ser libre cuando dejas de ser un esclavo de las dudas. Muchas personas tienen una gran cantidad de dudas ¿Por que? ¿Dudas sobre qué? "¡Oh!, no sé que me sucederá mañana" Nadie lo sabe. Pero aparece un pensamiento muy claro: Haz esto", y luego surge otro que dice: "No, no no Tiene que ser así". ¿Qué nos pertenece? ¿Qué es nuestro, verdaderamente? Con mucho ahínco nos aferramos a nuestras ideas sobre cómo son las cosas, sólo para ver como se desmoronan. Intentamos adaptarnos de nuevo. "Bien. Debería ser un poco más abierto Esta bien; lo intentaré la próxima vez." Y nos aferramos a eso Y luego viene otra serie de ideas y otra y otra más. Y, ¿nos consideramos libres? Eso es peor que estar preso. Un prisionero, por lo menos, sabe exactamente donde está la salida cuando es puesto en libertad. Sale por la puerta y dice: "No quiero volver a ver esta cárcel nunca más", y se va. Nos hemos convertido en el tipo de prisionero que mientras es escoltado deliberadamente a la salida de la prisión, mientras es sacado a empujones, no cesa de gritar: "¡No, no me echen!". A la primera oportunidad que se nos presenta, damos media vuelta y regresamos corriendo. De regreso en la prisión, suplicamos, "por favor, enciérrenme; no me suelten.“ ¿Qué sucedería realmente si llegáramos a ser libres? ¿Qué sucedería realmente si no estuviéramos a merced de las dudas? ¿Qué sucedería si no estuviéramos sometidos al sufrimiento? Y no es que dejáramos de estar expuestos al sufrimiento, sino que no estaríamos sometidos a él. ¿Qué sucedería si fuéramos libres, si entendiéramos, si camináramos con orgullo cada día? No orgullosos de nuestros logros, sino de estar vivos. ¿Qué sucedería si los seres humanos pudieran enorgullecerse de estar vivos? ¿Qué pasaría si el ser humano supiera que estar vivo tiene un significado, que la existencia tiene sentido, que no es una lucha sino que es real? Maharaji
  • 8. PREPARADO PARA EL SOL "¿Tienes tiempo para comprometerte de nuevo con esta vida?“ El río de la respiración fluye en tu interior. Si quieres unirte a él y mecerte en ese hermoso vaivén, es elección tuya. El río del Conocimiento fluye a través de ti. ¿Te das cuenta de que el Conocimiento de uno mismo no es una experiencia creada? Ya está en ti. Lo único que hace este Conocimiento es redirigir tu atención de lo externo hacia tu interior mediante cuatro técnicas. Y esa dulce y bella experiencia siempre permanece en tu interior. Depende de ti. Depende de ti dar ese paso y comprometerte de nuevo con esta vida. ¿Tienes tiempo para eso? Hay un estanque junto a mi oficina en el que crecen cuatro hermosos nenúfares. Por la mañana los nenúfares se orientan en dirección al Sol, esperando a que salga, porque saben por dónde amanece. Lo saben y se orientan hacia él. Aun estando cerrados se orientan en esa dirección. Y en cuanto sale el Sol, se abren y lo siguen todo el tiempo hasta que se pone. Entonces se cierran y giran preparándose para el Sol de la mañana siguiente. Y también tiene que ser así para ti. Prepárate para cuando el Sol se asome en el horizonte, listo para abrirte otra vez. Ese es el ciclo: prepararse. Estoy seguro de que pasan toda la noche girando y girando, girando y girando hasta abrirse. Luego, todo comienza de nuevo, todo comienza otra vez. Es un compromiso nuevo. Como el nenúfar espera al Sol sin dar nada por supuesto, esperando y esperando, lo mismo pasa contigo y con el Conocimiento de uno mismo, contigo y con esta vida. La cuestión es: ¿tienes sed? Maharaji
  • 9. Ni EL FUTURO NI EL PASADO "Qué práctico es encontrar el lugar donde no tienen cabida ni el futuro ni el pasado, porque es ahí donde puedes sentir auténtica alegría.“ Algún día, inevitablemente, nos iremos todos. Todos, sin excepción, hemos de desalojar este lugar, tenemos que irnos. Y, sin embargo, la vida no te llega como futuro ni como pasado. El pasado es lo que se está desvaneciendo, ya se fue. El futuro es la esperanza que llegará. Pero ahí está, transcurriendo, ese estrechísimo espacio de tiempo que se llama el ahora. Ahí es donde existimos, donde existe nuestro cuerpo. En ese único tiempo es cuando existe el cuerpo. No puede existir en el futuro, dentro de diez segundos. De hecho, a nivel físico, no se nos permite estar ni en el pasado ni en el futuro, ni siquiera por una millonésima de segundo. En cambio, los instrumentos que gobiernan este cuerpo –la consciencia, la mente, los medios para discernir y eliminar la ambigüedad- los empleamos a voluntad para que nos trasporten más allá del presente. Organizamos el vuelo desde un momento presente a un momento pasado. Y luego, cuando al fin decidimos retornar del pasado, atravesamos a toda velocidad el ahora dirigiéndonos directamente hacia el futuro sin detenernos nunca jamás, ni por un segundo, a preguntarnos cómo será el presente. Estos viajes de ida y vuelta son a veces como un puente aéreo entre el futuro y el pasado, el pasado y el futuro, hasta que, de tanto en tanto, el vehículo se queda sin gasolina y cae en picado a tierra desde las nubes. Entonces, por fin, nos alcanza el momento presente y nos recarga de combustible, ¿pero qué hacemos? En lugar de decir: "Debería quedarme aquí porque es aquí donde necesito estar", volvemos a toda prisa hacia el futuro o el pasado. Desde el pasado, vemos el sufrimiento que se proyecta hacia el futuro y nos desesperamos. Si vemos, en cambio, la posibilidad de eliminar el sufrimiento futuro, nos alegramos. Qué práctico es encontrar el lugar donde no tienen cabida ni el futuro ni el pasado, porque es ahí donde puedes sentir auténtica alegría. Éstas son las posibilidades increíbles que se le han regalado a cada ser humano, sin costo alguno: la satisfacción, el conocer. Maharaji
  • 10. DONDE SE VUELA SIN ALAS "En el ámbito del Conocimiento de uno mismo, el tiempo se detiene.“ Esta vida, este tiempo... Si hay una persona dispuesta a ver y otra que sea capaz de mostrar, se produce magia, verdadera magia. Así es el mundo del Conocimiento de uno mismo. Aquí es donde se vuela sin alas. Donde, no los pájaros ni las mariposas, sino los seres humanos son puestos en libertad. Aquí es donde vuelan, no los que tienen alas, sino los que no las tienen. Aquí es donde se rompen las cadenas, donde se abren las cerraduras. Aquí es donde a los desesperados se les da esperanza, donde los ciegos empiezan a ver y los sordos a oír. Aquí es donde los tristes empiezan a regocijarse y donde el odio se convierte en amor. Aquí es donde los ignorantes se vuelven cultos. Así es la magia de este precioso, maravilloso mundo del Conocimiento de uno mismo. Aquí es donde los vivos aprenden sobre la vida, algo que no ocurre en ningún otro sitio. Es aquí donde los vivos aprenden sobre la vida. Aquí es donde se plantan las semillas y florecen los jardines. Aquí es donde la tierra árida y estéril se transforma en frondosos bosques verdes. Este es el mundo del Conocimiento de uno mismo. Si quieres, puedes entrar en este mundo. ¿EI precio? Es elevado: tener un corazón de niño. Sin engaño ni falsedad, podrás entrar. Muy caro, pero ése es el precio. En este mundo del Conocimiento de uno mismo se detiene el tiempo. Los inmortales empiezan a hablar y los mortales hablan de inmortalidad. Los imperfectos empiezan a comprender la perfección. La puerta al hermoso templo interior se abre de par en par y la danza de todas las danzas se empieza a bailar. Suena una música que no ha sido tocada por la mano del hombre y la oyen solo aquellos que hayan entrado. Su divinidad es dulce. En este mundo, el silencio no osa entrar y no brilla la luz del sol, ni la de la luna, ni la del fuego. El pasaje a este mundo lo tienes, y no es un viaje largo. Esa morada se encuentra dentro de ti. Maharaji