Your SlideShare is downloading. ×
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Atenea estudioergonomia esp
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Atenea estudioergonomia esp

72

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
72
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ANÁLISIS DE LA ERGONOMÍA DE DOS MODELOS DE SILLAS DE OFICINA DEL PROGRAMA ATENEA por Alfonso Panchón Ruiz Doctor en Ciencias Físicas Profesor Titular de Radiología y Medicina Física y Antonio Durá Domenech Doctor en Ciencias Físicas Catedrático EU de Física Aplicada Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal UNIVERSIDAD DE ALICANTE Alicante, septiembre 2007 1
  • 2. El presente informe, titulado ANÁLISIS DE LA ERGONOMÍA DE DOS MODELOS DE SILLAS DE OFICINA DEL PROGRAMA ATENEA ha sido realizado por los profesores del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal, de la Universidad de Alicante, Alfonso Panchón Ruiz y Antonio Durá Domenech. Y para que conste, firmamos la presente declaración en San Vicente del Raspeig, a 15 de septiembre de dos mil siete. Alfonso Panchón Ruiz Antonio Durá Domenech 2
  • 3. ÍNDICE 1. OBJETIVOS DEL INFORME 2. CRITERIOS GENERALES DE LA ERGONOMÍA DE SILLAS DE OFICINA Y DE SILLAS PARA GRANDES COLECTIVIDADES 2.1 La ergonomía en las sillas de oficina y en las sillas para grandes colectividades 2.2 Antropometría y ergonomía en el diseño de sillas 3. DESCRIPCIÓN DE LAS MUESTRAS DE SILLAS ANALIZADAS 3.1 Silla con 4 patas 3.2 Silla giratoria 4. ANÁLISIS COMPARATIVO DE LAS DIMENSIONES DE LAS SILLAS EN RELACIÓN A LAS MEDIDAS ANTROPOMÉTRICAS USUALES 5. EVALUACIÓN EXPERIMENTAL DEL CONFORT Y ADAPTACIÓN ERGONÓMICA DE LAS SILLAS 6. VALORACIÓN DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS 7. CONCLUSIONES FINALES Y RECOMENDACIONES REFERENCIAS 4
  • 4. 1.OBJETIVOS DEL INFORME En este informe se pretende analizar, desde el punto de vista ergonómico, una muestra de sillas de la serie Atenea destinadas al uso de grandes colectividades y también de oficina, producidas por la empresa DILEOFFICE SL, de Castalla (Alicante). El rendimiento ergonómico de estas sillas se ha estimado de dos maneras diferentes: Por una parte se ha hecho un análisis comparativo de las variables antropométricas de uso en sillas, fijas y giratorias, para la población española y europea, comparándolas con las medidas in situ sobre las muestras suministradas por la empresa. Es de advertir que las muestras corresponden a modelos de prueba, y que, por lo tanto, aún pueden sufrir pequeños cambios en la fase de producción comercial en serie. El análisis comparativo realizado no incluye a todas las variantes de sillas que forman el programa Atenea, ya que sólo se estudian dos modelos de sillas, una con patas fijas y la otra giratoria, estando fabricados en ambos casos el asiento y el respaldo en material plástico PP (polipropileno), con una carga de fibra del 15 %, y sobre bastidores de acero. Por la información suministrada por la empresa se puede decir que las dos muestras representan el modelo Atenea en su concreción más simple y sencilla, por lo que los resultados obtenidos son perfectamente aplicables al resto de la serie, más completas en lo que se refiere a mecanismos de regulación, tapizados, etc. Es de esperar que las características ergonómicas de las sillas mejoradas superen las prestaciones de las dos sillas analizadas. Por otra parte, se han realizado diferentes pruebas de uso en condiciones de trabajo, contestando las preguntas de un cuestionario ad hoc, a partir de las sensaciones percibidas. El alcance del informe, establecer el cumplimiento de las características ergonómicas básicas de una silla apta tanto para oficina como para grandes colectividades, ha condicionado la cantidad de personas que deberían participar en las pruebas de uso. A reserva de un estudio más completo posterior, en el que se debería de contar con un colectivo de personas para estas pruebas, de manera que los valores y las desviaciones estadísticas de las variables ergonómicas del colectivo sean representativas del mismo, los evaluadores han sido los autores del informe. El presente informe se ha dividido en varias partes. En primer lugar se ha creído conveniente hacer un breve resumen de las variables ergonómicas y su relación con el confort y prevención de síndromes posturales en las personas sentadas. En segundo lugar, se hace una descripción física de las dos sillas, donde las ilustraciones corresponden siempre a la edición de las fotografías que los autores han obtenido de las muestras. En ningún caso se ha utilizado información gráfica procedente de la empresa. 5
  • 5. En tercer lugar, se hace un análisis comparativo de las mediciones realizadas sobre las dos sillas respecto de los valores recomendados, obtenidos de la legislación española y de otras legislaciones, además de considerar las opiniones de varios autores de la bibliografía internacional. En cuarto lugar se muestran los resultados de las evaluaciones de uso de las dos sillas. En quinto lugar se hace una valoración crítica de los resultados obtenidos en los dos tipos de pruebas realizados. En sexto lugar, se resumen los resultados y se proponen soluciones razonables a las pocas insuficiencias ergonómicas que se han podido observar, con el objetivo de que puedan ser subsanadas en el proceso de producción definitivo. Por último, se añaden una serie de referencias bibliográficas, que apoyan y complementan el texto presentado. 2. CRITERIOS GENERALES DE LA ERGONOMÍA DE SILLAS DE OFICINA Y DE SILLAS PARA GRANDES COLECTIVIDADES Cualquier objeto o artefacto que pueda ser utilizado por el ser humano debe cumplir una serie de condiciones que le permitan satisfacer la función para la que han sido diseñados: entre ellas está la de tener unas dimensiones proporcionales con las de su potencial usuario, además de que su forma, textura, materiales de los que está hecho, etc., faciliten su uso de manera que su usuario los pueda emplear con el confort, la seguridad y el menor costo energético posibles, además de que sean agradables estéticamente. La silla, expresada de una forma genérica, sirve para que las personas guarden la postura sedente. Esta postura es, junto con la decúbito, una de las más confortables, ya que permite reducir la fatiga corporal, disminuye el gasto energético de la persona e incrementa su estabilidad biomecánica, además de aumentar la precisión en el desarrollo de las acciones que pueda realizar con sus miembros superiores. Por otra parte, esta postura podría ser perjudicial para la salud si no se tienen en cuenta otros elementos, por una parte los que intervienen en las acciones que se pueden realizar en esta postura, sobre todo en relación con una mesa o plano de trabajo en su caso, o con la posibilidad de cambiar de posición de vez en cuando. En bastantes actividades del sector industrial, la posición sedente es la forma más cómoda de trabajar, o de realizar la espera en ciertos servicios (transportes, sanitarios, oficinas, etc.);sin embargo, mantener esta postura durante mucho tiempo puede llegar a ser muy incómoda, ya que si la silla es inadecuada da lugar a molestias cervicales, abdominales, trastornos en la zona lumbar de la espalda y alteraciones de los sistemas circulatorio y nervioso, que afectan, principalmente, a los miembros inferiores. En el entorno laboral es 6
  • 6. recomendable, por ello, alternar esta postura con la postura de pie y, de ser posible, andar. En lo que se refiere a las dimensiones de los objetos o herramientas que utiliza el ser humano es necesario recurrir a la antropometría, que es la rama de las ciencias humanas que tiene que ver con las medidas corporales, tales como la altura, la forma y la resistencia del cuerpo humano. Estas medidas deben tener en cuenta la variabilidad que existe no sólo entre los diferentes colectivos étnicos, sino entre los miembros del mismo colectivo. Para ello se utilizarán los diferentes parámetros que se emplean en la descripción de una muestra estadística: Valores medios, porcentajes de población (percentiles) que poseen un cierto valor del parámetro considerado, rango de la muestra, etc. La silla debe estar dimensionada de manera que pueda cumplir su misión eficazmente para el mayor rango posible de personas, independientemente de su altura, peso, etc. La forma cumple un papel primordial en el diseño ergonómico de un objeto (form follows function), como puede ser el caso de una silla, cuya misión es la de permitir sentarse a una persona de manera confortable y por largos periodos de tiempo, como ocurre con el trabajo de oficina, o con las salas de espera de organismos públicos o privados. Los materiales utilizados en la silla también contribuyen al mayor o menor confort de los usuarios, aunque en ciertos casos, como en las grandes colectividades, la durabilidad del objeto es un factor limitante en relación al mejor confort deseable. El tapizado de la silla, con su acolchado y su tejido transpirable, será siempre preferible a cualquier otro material, generalmente de tipo polimérico, más durable pero menos confortable. Por último, el color puede ser también un factor a considerar en las sillas, por el mayor o menor grado de fatiga visual que producen, reflejos de luces, sensación subjetiva del color, etc. aunque las tendencias de moda y las preferencias personales no siempre confluyen para una mejor elección desde el punto de vista ergonómico. Resumiendo, el objetivo de un asiento ergonómico es para conseguir que el usuario disponga de una buena postura sedente en el trabajo, en la espera o simplemente en el reposo. Con ello se reduce la tensión de la columna vertebral y se favorece la circulación en las extremidades inferiores. Una observación final: una silla puede ser muy buena desde el punto de vista ergonómico, ya que puede disponer de una gran variedad de ajustes para adaptarse a cada usuario, pero si no se usan (o no se saben usar) estos ajustes correctamente, las consecuencias anatómico-fisiológicas pueden ser, a la larga, más perjudiciales que las originadas por una silla normal. Es por ello por lo que se encarece cumplir la fórmula siguiente: Silla con diseño ergonómico en función de las tareas que se realizan con la misma Información y formación sobre el uso de la misma Buena postura de trabajo 7
  • 7. 2.1 LA ERGONOMÍA EN LAS SILLAS DE OFICINA Y EN LAS SILLAS PARA GRANDES COLECTIVIDADES En los apartados que siguen se van a considerar los factores más importantes a tener en cuenta en una silla que esté diseñada de acuerdo con los criterios ergonómicos más ampliamente aceptados. Estos criterios serán luego aplicados a la muestra de sillas de la serie Atenea que se ha estudiado, lo cual nos permitirá posteriormente evaluar estos productos a la luz de los mismos. 2.1.1 Altura del asiento La altura del asiento de la silla debería ser regulable, con el fin de adaptarse a las distintas tipologías físicas de las personas. La altura ideal es la que permite que la persona, al sentarse con los pies planos sobre el suelo, tenga los muslos en posición horizontal o formando con el cuerpo un ángulo entre 90º y 110º. Es importante el control de esta variable, ya que si ésta es excesivamente alta se produce una compresión en la cara inferior de los muslos; y si el asiento es demasiado bajo el área de contacto se reduce exclusivamente a los glúteos, ya que las piernas quedan dobladas hacia arriba, disminuyendo el ángulo formado por los muslos y el cuerpo, lo que da lugar en ambos casos a un incremento de la compresión vascular y nerviosa de los miembros inferiores. 2.1.2 Forma del asiento El asiento de la silla debe tener una superficie casi plana y el borde delantero redondeado para evitar la compresión cortante en la parte inferior de los muslos, sobre todo en aquellas personas para las cuales la altura del asiento sea grande y sus pies queden colgando o no apoyados adecuadamente en el suelo. 2.1.3 Respaldo de la silla Su misión es dotar a la espalda de un soporte que recoja parte del peso del cuerpo, y para ello debe acoplarse de la mejor manera posible al perfil de la columna vertebral, pero con el cuidado de que dicho acoplamiento no impida la movilidad necesaria para realizar cambios en la posición del cuerpo mientras se está sentado. El respaldo de la silla debe ser regulable en altura y ángulo de inclinación, para adaptarse a las distintas tipologías personales. Para los trabajos de oficina es fundamental la existencia de un apoyo lumbar, que debe situarse hacia el espacio comprendido entre las vértebras L3 y L5. Con ello se disminuirá la curvatura anómala de la columna vertebral (lordosis lumbar) y se aliviará la tensión muscular en la zona. Esta función se ve mejorada con la ayuda de un almohadillado que ayude a mantener la correcta curvatura de 8
  • 8. la columna. El respaldo conviene que llegue, como mínimo, hasta la parte media de la espalda, es decir debajo de los omoplatos, y no debe ser demasiado ancho en su parte superior para no restar movilidad a los brazos. Todo ello para mantener una correcta posición de trabajo, que permita al tronco estar erguido frente al plano de trabajo y lo más cerca posible del mismo, manteniendo un ángulo de codos y de rodillas de alrededor de los 90 grados. La cabeza y el cuello deben estar lo más rectos posible. En cuanto al ángulo asiento-respaldo, éste debe ser regulable, con una buena elección del sistema de ajuste. Un buen sistema es aquel que permite la variación conjunta de la inclinación del asiento y del respaldo, cuando existe la opción de dejar que la silla siga los movimientos de la espalda del usuario, dando así apoyo en cualquier posición del usuario. Para ello es fundamental que el mismo usuario ajuste la tensión de basculación a su peso, lo cual implica que el sistema debe ser fácilmente identificable y cómodo de usar. Algunos sistemas disponen de un dispositivo antirretorno, que evita los impactos al pasar de una inclinación fina a la opción del contacto variable de forma permanente, lo cual mejora las prestaciones de la silla. 2.1.4 Estabilidad de la silla Obviamente, las sillas deben ser estables. Para las sillas giratorias, su base de apoyo estará formada, como mínimo, por cinco patas, cada una con sus respectivas ruedas. Es importante que las sillas puedan girar y desplazarse sin esfuerzos innecesarios, de modo que se pueda acceder con facilidad a los elementos cercanos a la mesa de trabajo. Por ello, la elección de las ruedas es fundamental en función del tipo de suelo (terrazo, moqueta o de cualquier otro tipo), ya que deben ser resistentes, relativamente flexibles para absorber las irregularidades del piso y que no se atasquen con facilidad. De todas las maneras, una cierta resistencia inicial es recomendable, con el fin de evitar movimientos indeseados de la silla al realizar el usuario pequeñas modificaciones en su postura corporal. 2.1.5 Materiales, revestimientos y tapizados, colores El material de revestimiento del asiento de la silla es recomendable que sea de tejido transpirable (para permitir una buena disipación de la humedad y del calor, sobre todo si se trata de sillas con tapicería imitación a piel); también que sea flexible, y que tenga un acolchado de 20 mm de espesor, como mínimo. Así mismo, conviene evitar los materiales demasiado deslizantes. En cuanto al color de las sillas, está demostrado que los colores más valorados por los usuarios son el rojo, el azul, el negro o el naranja. Las grises, verdes y granates son las peor valoradas. Los colores más recomendable para nuestra población sería el azul claro, el verde claro y el beige, pero es claro que la estética del color es un aspecto muy dependiente de la elección del usuario. Cabe señalar que esta es una cuestión muy compleja, que exigiría un estudio mucho más amplio y riguroso, en el que interviniese como variable 9
  • 9. esencial los fines a que se destina la silla. Sólo se hace un recordatorio del color como variable ergonómica que podría ser analizada más adecuadamente. 2.1.6 Mandos de regulación Los mandos que regulan la altura del asiento, el ángulo del respaldo, el ángulo respaldo-asiento, etc. se deben poder manipular de forma fácil y segura, mientras la persona está sentada en la silla. 2.1.7 Reposabrazos Los reposabrazos no son imprescindibles, aunque sí recomendables. Cumplen varias funciones: Aunque su papel principal es el de facilitar los cambios de posturas y las acciones de sentarse y levantarse de la silla, también sirven para dar apoyo y descanso a los hombros y a los brazos, y dar estabilidad a la mano. La forma debe ser plana con los contornos ligeramente redondeados, y deberían estar forrados, o simplemente ser de un material blando. La altura de los reposabrazos respecto del suelo debe permitir que el usuario acerque su asiento a la mesa. Por ello, se debe limitar su altura, y si son fijos no deben extenderse una distancia mayor de 200-250 mm a partir del respaldo. Por último, se comentarán dos elementos que aunque no estén relacionados directamente con la ergonomía de las sillas en general, sí tienen su importancia sobre todo en los puestos de trabajo. En primer lugar, se deben proveer reposapiés para permitir que las personas de menor altura se ajusten a la mesa de trabajo. Se hace necesario en los casos donde no se puede regular la altura de la mesa y la altura del asiento no permite al usuario descansar sus pies en el suelo. En caso de uso debe tenerse en cuenta que el basamento sea lo más grande posible; que la superficie sea antideslizante, tanto en la zona de contacto con los pies como en la de contacto base-suelo; y que el ángulo de inclinación del reposapiés se regule fácilmente En segundo lugar, el plano de trabajo debe situarse teniendo en cuenta las características de la tarea y a las medidas antropométricas de las personas. La altura de la superficie de trabajo debe estar relacionada con la altura del asiento, el espesor de la superficie de trabajo y grosor del muslo del usuario. 10
  • 10. 2.2 ANTROPOMETRÍA Y ERGONOMÍA EN EL DISEÑO DE SILLAS La antropometría es la rama de las ciencias humanas que tiene que ver con las medidas corporales, tales como la altura, la forma y la resistencia del cuerpo humano. Estas medidas son utilizadas en ergonomía, de manera que ciertos productos, como los diferentes tipos de sillas, puedan ser usados por la mayor parte de los posibles usuarios. El rango de población que puede utilizar una silla de unas determinadas dimensiones vendrá dado por los correspondientes percentiles: P5, P50 y P95. A continuación se van a comentar los parámetros antropométricos del ser humano cuando se encuentra sentado sobre una silla, y que tienen relación con la ergonomía de ese objeto. En cada caso se hará una breve declaración de los factores anatómico-funcionales que pueden influir en el diseño, y que, por tanto, deberían ser incluidos en el mismo. Los parámetros comentados lo serán en relación a la figura que se muestra a continuación. d e α b a c Parámetros antropométricos de interés para un humano sedente a: Altura del asiento o altura poplítea; b: Longitud del asiento; c: Anchura del asiento; d: Anchura entre los apoyabrazos; e: Distancia entre el apoyabrazos y el asiento; f α: Ángulo entre el respaldo y el asiento de la silla 11
  • 11. 2.2.1 Altura del asiento (a) Está determinada por la altura poplítea, y su valor debe ser tal que permita que el ángulo entre el muslo y la pierna sea recto (90º). En todo caso, y si este ángulo ideal no es posible alcanzarlo, debe tenerse en cuenta que, en general, es preferible utilizar una silla baja mejor que una silla demasiado alta. En esta situación, la altura correspondiente al percentil P5 de la altura poplítea femenina, sería el adecuado para toda la población pues comprendería a casi todos los miembros de la misma, pero ello se haría a costa de obtener una silla demasiado baja para una parte importante de esa misma población. Por ello, aunque el rango de altura del asiento es la distancia entre el percentil P5 (altura poplítea para el 5% de la población femenina) y el percentil P95 (altura poplítea para el 95% de la población masculina) es preciso llegar a un compromiso ya que alturas excesivas producirían compresiones vasculares en la parte inferior del muslo en las personas de menor talla y un ángulo agudo entre la pierna y el cuerpo además de una superficie de apoyo reducida en la zona isquiotibial en las personas de talla elevada. Por consiguiente en esta variable seguimos las recomendaciones de la Norma Británica BS 5940 que aconseja un rango de alturas de 400 - 460 mm, y un rango de alturas mínimo de 420 - 500 mm. En esta misma línea Pheasant (2001), sugiere un rango mayor, ya que éste estaría comprendido entre 380 y 535 mm. De todo lo anterior se deduce fácilmente la conveniencia de que la altura del asiento sea regulable, lo que se recomienda al fabricante como punto de especial interés. 2.2.2 Longitud del asiento (b) Está en relación con la distancia entre el extremo del glúteo y el pliegue poplíteo (corva). Este es un factor determinante para el uso confortable de una silla. Si la distancia es excesiva, el borde anterior del asiento puede comprimir la zona poplítea, interrumpiendo la circulación sanguínea. Para evitar esta situación, el usuario tiende a desplazarse hacia adelante, por lo cual la espalda queda sin el apoyo debido. Si, por el contrario, la profundidad es escasa además de prestar un apoyo insuficiente, provoca una sensación de inestabilidad, por la tendencia del cuerpo a irse hacia delante. Un margen de hasta unos 10 cm más corto puede admitirse como adecuado. La BS 5940 recomienda no superar los 430 mm. 2.2.3 Anchura del asiento (c) La anchura del asiento debe estar relacionada con la anchura de caderas del usuario. Según el National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) de USA, la mayor parte de la gente necesita entre 457 y 508 mm. Teniendo en cuenta que las dimensiones de los españoles suelen ser menores, estas anchuras serían también más que suficientes. 12
  • 12. 2.2.4 Superficie del asiento Es preferible que sea plano o ligeramente cóncavo antes que con formas. Debe tener el borde anterior redondeado para evitar la presión sobre los vasos del muslo, como se ha señalado previamente. Su superficie debería estar recubierta de materiales rugosos (para impedir deslizamientos) y ser impermeable, aunque se recomienda que sí sea transpirable. También es recomendable que la superficie del asiento pueda oscilar adelante-atrás unos 5º, para poder cambiar el ángulo respaldo-asiento. 2.2.5 Respaldo El respaldo debe ser ajustable, y tener, al menos, 500 mm de altura; y debe ser curvado para servir de apoyo a la curva lumbar, tanto en descanso como en posición de trabajo. Si el respaldo y el asiento no son móviles, deben tener entre ellos un ángulo de unos 105º. La tapicería no debe permitir deslizamientos y ser transpirable. 2.2.6 Anchura entre los apoyabrazos (d) Vendrá dada por la anchura entre codos. Para la silla fija con apoyabrazos y la silla giratoria deberá tenerse en cuenta que deben caber las personas de mayor talla. En caso contrario, esta dimensión no permitiría el uso del asiento a esas personas. La anchura del asiento es determinante para la distancia interior mínima entre los brazos de la silla. Idealmente deberían poder girarse y ajustarse tanto en altura como en inclinación. La anchura del brazo debe tener un valor mínimo de 60 mm. También debe tenerse en cuenta, para sillas de trabajo en oficinas que la longitud de los apoyabrazos no impida la aproximación a la mesa de trabajo. Por ello no debe tener más de 660 mm de altura total sobre el suelo (para poder situarse debajo de la mesa de trabajo) y debe dejar una distancia mínima de 100 mm hasta el borde del asiento. Según la norma británica BS 5940 los apoyabrazos no deben sobresalir más de 200-250 mm desde el respaldo. 2.2.7 Altura del apoyabrazos (e) Se referencia a la altura sobre el plano del asiento y viene determinado por la altura del codo en posición sedente. Debe situarse entre 180 y 200 mm según norma española. 2.2.8 Ángulo entre el asiento y el respaldo (α) 13
  • 13. Este ángulo debe ser superior a 100º (NIOSH). Los británicos recomiendan 105º. Cuanto mayor sea este ángulo menor será la compresión sobre la pelvis y las vértebras lumbares. En cuanto a los reposapiés que se han comentado al final de la sección 2.1, la Norma británica BS 5940 recomienda para los mismos unas dimensiones de 450 mm de largo por 350 mm de ancho. El ángulo de inclinación del reposapiés debe estar comprendido entre 5º y 10º. 14
  • 14. 3. DESCRIPCIÓN DE LAS MUESTRAS DE SILLAS ANALIZADAS En este informe se analizan dos tipos de sillas, una con patas fijas y la otra giratoria. En los dos modelos hay varios elementos comunes, como son el asiento, el respaldo y la pletina de unión entre ambos, a los que se añaden, en su caso, los reposabrazos. Las diferencias proceden del sistema de apoyo, fijo en la silla de cuatro patas y giratorio en la silla con cinco ruedas. En esta última se dispone, además, de la posibilidad de variar la altura del asiento mediante un mecanismo de gas. El análisis se ha hecho con ambas sillas provistas de reposabrazos, siendo factible inferir conclusiones para el caso de que se prescindiera de los mismos, opción que se ofrece comercialmente al cliente, dada la construcción modular de las dos sillas. De tal manera que puede considerarse que se trata de dos casos no muy diferentes, pero que requieren algunas consideraciones por separado: a) Silla de cuatro patas con reposabrazos b) Silla giratoria con reposabrazos 3.1 SILLA CON CUATRO PATAS Se considera en este informe que la silla en cuestión, no tiene un diseño específico o destino concreto. Por consiguiente será considerada una silla polivalente con múltiples aplicaciones, es decir, podrá destinarse a una gran variedad de ambientes y su uso será indiscriminado y con proyección a cualquier ámbito en el que sea necesaria una silla. Esa amplitud de fines supone que sus dimensiones, estructuras y materiales deben ser analizadas en el más amplio sentido, de manera que se encuentre un compromiso aceptable entre una solución óptima, que se podría obtener en el caso de un objetivo ergonómico muy concreto y limitado a una muestra de población pequeña y muy homogénea; y una solución de mayor alcance, para que pueda ser considerada suficientemente aceptable por la mayor parte de la población que puede utilizar la silla en muy diferentes circunstancias. Dado que previsiblemente la población a que va destinada esta silla disminuirá progresivamente a partir de un centro de máxima venta que puede situarse en Alicante, se analizará dimensionalmente para la población del SE de España, para la población española en general, para la población europea y para la población de Estados Unidos de Norte América. En la página siguiente se muestran varias vistas de la silla de cuatro patas: vista frontal, vista en perspectiva y vista lateral. En la vista en perspectiva se muestran las dos posibilidades antes mencionadas: con reposabrazos y sin ellos. 15
  • 15. Vista frontal Vista en perspectiva Vista lateral SILLA CON CUATRO PATAS 16
  • 16. 3.2 SILLA GIRATORIA El conjunto de piezas que forman el asiento, el respaldo y la pletina de unión asiento-respaldo es el mismo que el empleado en la silla de patas fijas. Este conjunto está apoyado sobre una columna de longitud variable, movida mediante un cilindro de gas, encastrado en una pieza de cinco radios, en cuyos extremos se encuentran las ruedas giratorias. En la página siguiente se muestran vistas frontal, lateral y en perspectiva de la silla analizada. Junto con la pletina que sirve de soporte al asiento se encuentra el mecanismo de elevación, que puede ser actuado por la mano derecha del usuario, tal como se resalta en la figura adjunta. El mecanismo sólo controla la subida y bajada del asiento, ya que no permite la oscilación adelanteatrás del plano del asiento. Mecanismo elevador Las ruedas, tal como se ha indicado en su momento, deben ser robustas y girar con facilidad para permitir un desplazamiento del usuario con la menor energía posible. Sin embargo, el esfuerzo inicial debe ser algo más elevado para impedir deslizamientos erráticos cuando el usuario realiza pequeños cambios de postura. En la figura se muestra en detalle una de las ruedas, donde puede observarse el material de la parte en contacto con el suelo. Este material, aporta la flexibilidad necesaria para adaptarse a las pequeñas irregularidades del suelo. Las ruedas no disponen de sistema de bloqueo, por lo que pueden girar libremente. 17
  • 17. Vista frontal Vista en perspectiva Vista lateral SILLA GIRATORIA 18
  • 18. 4. ANÁLISIS DE LAS DIMENSIONES DE LAS SILLAS EN RELACIÓN A LAS MEDIDAS ANTROPOMÉTRICAS USUALES Se han medido los valores de interés antropométrico en las dos sillas estudiadas. Los valores obtenidos han sido los siguientes, donde se indican las letras correspondientes a las magnitudes presentadas en las figuras humanas de referencia de la página 11: 4.1 MEDIDAS REALIZADAS SOBRE LAS SILLAS 4.1.1 Silla cuatro patas, con apoyabrazos Altura del asiento (altura poplítea): a = 385 mm Longitud del asiento (longitud trasero-poplíteo): b = 400 mm Anchura del asiento (anchura de caderas sentado): c = 430 mm Anchura del respaldo (anchura de hombros): 390 mm Inclinación respaldo (ángulo columna-fémur): " = 104º Anchura máxima entre reposabrazos (anchura entre codos): d= 560 mm Altura del reposabrazos (altura del codo sentado): e = 220 mm Flecha lumbar: FL = 10 mm Material de recubrimiento: Polipropileno (PP) Color: Negro 4.1.1 Silla giratoria, con apoyabrazos En este caso, las características propias son las siguientes: Grado de variación en altura: a = 440 ÷ 550 mm Grado de variación de inclinación del respaldo: No tiene Numero de patas con ruedas: Cinco Existencia de reposapiés: No tiene Posición ergonómica del mando de variación en altura Correcto 19
  • 19. 4.2 ANÁLISIS COMPARATIVO En la Tabla que se muestra a continuación se hace una exposición comparativa de las principales variables que intervienen en la ergonomía de un silla, comparando los valores recomendados en distintas fuentes (ISO 9241, BS 5940, autores varios) con los obtenidos para las dos sillas de la serie Atenea. Los números que expresan las diferentes dimensiones lineales se dan en mm VARIABLE A CONSIDERAR ISO 9241 BS 5940 Otros Silla Atenea Altura asiento (mm) 420 ÷ 530 420 ÷ 500 380 ÷ 535(1) 455 Anchura asiento (mm) 430 ÷ 490 457 ÷ 508(2) 445 Longitud asiento (mm) 400 ÷ 430 Acolchado (mm) Máx 430 410 ÷ 430 20 ÷ 30 No tiene Bordes redondeados Si Parcialmente Inclinación respaldo -2º ÷ -4º -4,5º Altura respaldo (mm) 450 ÷ 510(3) Anchura respaldo (mm) 95º ÷ 110º 375 >420(4) Ángulo asiento-respaldo 500 Anchura (mm) reposabrazos 430 105º 103º 60 Longitud útil reposabrazos (mm) ≥200 Separación interna reposabrazos (mm) 460 ÷ 500 Altura apoyabrazos sobre el asiento (mm) 180 ÷ 200 Distancia apoyabrazos al borde delantero asiento (mm) ≥100 Altura apoyabrazos sobre el suelo (mm) Máx 36 660 200 ÷ 250 270 460 ÷ 510 480 ÷ 500 193 ÷ 195 Min 100 105 665 (1) Pheasant (2001) (2) NIOSH (3) Valores preferidos por los usuarios. La Norma establece 360 mm (4) Valores preferidos por los usuarios. La Norma establece 360 mm 20
  • 20. Se ha considerado de interés incorporar otra Tabla donde se muestran los datos antropométricos de la base de datos personal de uno de los autores de este informe (A. Panchón), junto con los datos de individuos del Reino Unido de ambos sexos, y los resultados obtenidos para las sillas Atenea. Los datos ofrecidos son valores medios, y entre paréntesis se ofrecen, en su caso, los percentiles P5 (valor de la variable adecuada sólo para el 5 % de la población considerada) o el P95 (valor de la variable adecuada para el 95 % de la población). El P5 sería el valor mínimo recomendable de la variable, y el P95 el valor máximo recomendable. Hombre Mujer (España) (Reino Unido) (Reino Unido) Silla Atenea 428 (388) 399 (356) 440 (395) 400 (355) 455 Longitud asiento (P5) 497 (451) 487 (450) 495 (440) 480 (435) 420 Anchura asiento (P95) 364 (415) 367 (425) 360 (405) 370 (435) 445 Anchura (P95) 477 (550) 420 (500) 490 Altura apoyabrazos (P95) 226 (271) 223 (264) 194 Altura respaldo (P95) 590 (640) 556 (604) Variables, valor medio Hombre Mujer (P5, P95) (España) Altura asiento (P5) apoyabrazos 595 (645) 555 (610) 375 21
  • 21. 5. EVALUACIÓN EXPERIMENTAL DEL CONFORT Y ADAPTACIÓN ERGONÓMICA DE LAS SILLAS En este apartado se va a realizar una evaluación experimental del confort de cada una de las sillas analizadas. Para ello los autores se han sentado durante largos periodos de tiempo en las mismas, utilizándolas para las actividades de oficina normales, y a partir de las sensaciones recibidas se ha rellenado la tabla que se muestra a continuación. Tal como ya se ha advertido anteriormente, las exigencias para una silla de trabajo son más estrictas que para una silla para grandes colectividades, ya que esta última tiene un tiempo de uso muchísimo más pequeño que en el caso de la primera. Para la evaluación subjetiva del confort y adecuación de las sillas ha sido utilizada la guía de uso para asientos de trabajo publicada por la Fundación Telefónica en aplicación práctica del Real Decreto 488/1997 y la Norma Técnica ISO 9241 sobre diversos aspectos de la Ergonomía del puesto de trabajo. Se ha utilizado también la publicada por el departamento de Diseño de la Universidad de Cornell pero finalmente se ha preferido la primera ya que la escala de valoración es cualitativa y limitada únicamente a tres puntos: positivo, indiferente y negativo. Dada la finalidad de las sillas, dirigidas a múltiples y muy diferentes usuarios, opinamos que mayor precisión en la medida del grado de confort no aporta especial interés al fabricante. GUIA DE USO PARA ASIENTOS DE TRABAJO 1.Regulación de la altura del asiento SI -¿Es sencillo efectuar la regulación? X -¿Se puede efectuar la regulación en la posición sentado? X 2.Regulación de la altura del respaldo SI -¿Es sencillo efectuar la regulación? 3.Regulación de la inclinación del respaldo +/- NO +/- NO NO HAY SI +/- -¿Es sencillo efectuar la regulación? NO HAY -¿Se puede efectuar la regulación en la posición sentado? NO HAY -¿Tras la regulación de la altura del respaldo, se mantiene apoyada la espalda aunque se modifique la inclinación del respaldo? NO NO HAY -¿Se mantiene sujeta la espalda cuando se apoyan las manos sobre la mesa? X -¿Tienen los brazos suficiente libertad de movimiento? (si hay dificultades para mover el brazo responder negativamente) X 22
  • 22. 4.Confort del asiento SI -¿Está libre el pliegue de la rodilla? X -¿Se puede intercalar sin demasiada dificultad la mano entre el borde delantero del asiento y el muslo? (la circulación sanguínea no puede estar obstaculizada) X -¿Está sentado confortablemente? X 5.El asiento SI +/- NO +/- NO -¿Hay una buena absorción del choque cuando se sienta? (si siente el choque sobre el coxis responda negativamente) X -¿La amortiguación se siente igualmente eficaz en la posición más baja del asiento? X -¿Se puede mover libremente y no siente molestias cuando se sienta y cuando se levanta? (si la ropa queda enganchada o corre el riesgo de estropearse, responder negativamente) X -¿Existe espacio suficiente para los pies bajo el asiento? X -¿Permanece estable la base de apoyo cuando se inclina hacia adelante y se desplaza la silla? X -¿Estando sentado, puede girar fácilmente 180º? X -¿Estando sentado, puede desplazar fácilmente la silla? (se debe hacer un ensayo sobre el tipo de suelo en el que trabaje habitualmente: moqueta, parqué, terrazo, etc.) X 6.Generalidades SI +/- -¿Se siente Ud. confortable cuando trabaja (la inclinación del respaldo debe poder modificarse de manera que se pueda lograr una posición confortable de reposo o de conversación) X -¿La silla tiene una forma agradable? NO X -¿El tapizado de la silla tiene un color agradable? NO HAY -¿El material es agradable al tacto? X 7.Si la silla está provista de apoyabrazos SI -¿Los codos se pueden mover libremente? (cuando se efectúa un trabajo de oficina) -¿La silla puede acercarse lo suficiente a la mesa? (o bajo) manteniendo la espalda apoyada NO X X -¿Los apoyabrazos están provistos de un revestimiento mullido? -¿Los apoyabrazos están diseñados para no enganchar la ropa? +/- X X 23
  • 23. 6. VALORACIÓN DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS A la vista de las mediciones y valoraciones realizadas se pueden hacer sobre las sillas las siguientes consideraciones desde el punto de vista ergonómico: 6.1 La altura del asiento de la silla de patas respecto al suelo está dentro de los márgenes ergonómicos aceptados. La regulación en altura de la silla giratoria está dentro de lo aceptable. En cuanto a la forma de la superficie del asiento, aunque no estrictamente plana, tiene una curvatura poco notable. Es de apreciar la falta acolchado, aunque esta deficiencia está obligada por la filosofía de este tipo sillas, donde su uso por grandes colectividades obliga a la utilización materiales de gran durabilidad. es de de de Es deficiente la terminación en ángulo del borde anterior del asiento. Ello dará lugar a una presión inadecuada sobre los vasos sanguíneos de la región poplítea en las personas de menor talla corporal (ver figura adjunta). Según la empresa, la presencia del bisel viene condicionada técnicamente con el fin de sujetar el panel acolchado que ciertas variantes de esta silla llevan. Borde frontal asiento silla El asiento se percibe confortable, ya que no presiona la zona poplítea, y permite intercalar la mano entre el borde delantero y el muslo, con lo que la circulación sanguínea no se ve obstaculizada. También permite libertad de movimientos, sin enganchar la ropa, aunque la absorción del choque al sentarse es más limitada. El espacio que hay debajo del asiento es suficiente. 6.2 La anchura del asiento está dentro de lo aceptable, aunque para ciertas poblaciones (como la de USA) esta anchura puede resultar algo escasa. 24
  • 24. 6.3 La longitud del asiento resulta ser adecuada para los dos modelos de sillas del programa Atenea analizadas. 6.4 El respaldo resulta ser algo bajo, aunque la curvatura es la adecuada (ver figura adjunta). Así mismo la anchura del respaldo es adecuada, lo cual también sucede con el ángulo asiento-respaldo, que está dentro de los valores recomendables para sillas con el par asiento-respaldo fijos. Curvatura respaldo 6.5 Los apoyabrazos tienen formas redondeadas, tal como se recomienda, aunque son algo estrechos, ya que no alcanzan el valor de 60 mm recomendado (ver figura adjunta), al tener un valor medio de unos 30 mm. Anchura apoyabrazos La longitud de los apoyabrazos está dentro de lo admisible, así como la altura de los mismos respecto del plano del asiento. La distancia entre los apoyabrazos está dentro de lo recomendable, aún para colectivos cuya corpulencia tiene un valor medio superior a la del individuo español. 25
  • 25. También es aceptable la distancia que hay entre el extremo del apoyabrazos y el borde del asiento, lo cual permite introducir la silla con apoyabrazos debajo de una mesa de trabajo, tal como se ha podido comprobar in situ. Los apoyabrazos limitan algo el movimiento de codos en el trabajo de oficina y al no estar provistos de un material mullido pueden producir un mayor grado de incomodidad. Por otra parte, su tamaño y diseño permiten acercar la silla a la mesa de trabajo lo suficiente y no producen enganches en la ropa del usuario. 6.6 El mecanismo de regulación en altura para la silla giratoria es sencillo y permite una manipulación fácil en la postura sedente. 6.7 Es de señalar la falta de un mecanismo de inclinación del respaldo en las sillas analizadas, aunque de la información suministrada por la empresa se deduce que dentro del mismo programa Atenea van a existir modelos con esta posibilidad. 6.8 En la silla giratoria se percibe una gran estabilidad cuando el usuario se mueve adelante- atrás. También permite girar con facilidad ángulos de 180º, y el desplazamiento, en este caso sobre terrazo, es suave y requiere poca energía. La banda de rodadura que tiene cada rueda es de un material con la resiliencia suficiente para que en su contacto con el suelo absorba las pequeñas irregularidades del mismo. 6.9 El material del asiento y el del respaldo es un polímero con los inconvenientes de no ser mullido ni transpirable, con los problemas generales que esto representa Sin embargo, su superficie tiene una terminación en granulado muy fino que proporciona un coeficiente de rozamiento alto. Así se evitan los deslizamientos y se facilita la transpiración. Las pruebas sensoriales se han realizado en los meses más cálidos en Alicante (julio y agosto) y la sensación respecto a estos aspectos ha sido moderadamente positiva. 6.12 El color negro de las muestras no es el más aconsejable ergonómicamente, aunque tal como nos informa la empresa la gama de colores disponibles para el mercado va a ser muy amplia. 26
  • 26. 7. CONCLUSIONES FINALES Y RECOMENDACIONES 1. El balance final del análisis ergonómico realizado sobre las dos sillas del programa Atenea es positivo, ya que las principales dimensiones de las mismas (altura del asiento sobre el suelo, anchura y longitud del asiento, ángulo asiento-respaldo, distancia entre reposabrazos, etc.) están dentro de los márgenes (rangos) establecidos en diferentes normas, tanto españolas como de otros países de nuestro entorno. Solo señalar que la altura del respaldo es algo corta, ya que tiene un valor que queda por debajo de la cota inferior de la recomendación ergonómica. También la anchura del reposabrazos es insuficiente, aunque la redondez de sus formas lo hacen confortable. 2. Por otra parte, la estabilidad de las sillas es muy notable, tanto en la versión de patas fijas como en la giratoria. Esta última presenta una rodadura suave sobre el suelo ensayado –terrazo-, que se puede considerar representativo de la realidad. Esta suavidad parece ser debida a la flexibilidad de la banda exterior de las ruedas, ya que de haber seleccionado un material más duro (como, por ejemplo, nylon), las pequeñas irregularidades del terreno se habrían notado mucho más. 3. Las superficies de apoyo, tanto en el asiento como en el respaldo, tienen la curvatura adecuada, sobre todo en el respaldo. El único inconveniente detectado reside en el biselado de la parte anterior del asiento, que sería deseable fuera más redondeado. Para el principal fin previsto de estas dos sillas (utilización para grandes colectividades, donde el tiempo de uso por una persona concreta es relativamente pequeño, aunque el tiempo de uso total de la silla sea muy elevado) la inexistencia de tapizado incrementa su durabilidad e higiene, aunque no sea la mejor solución ergonómica. De lo anteriormente dicho se deduce que el diseño básico de estas sillas está dentro de las recomendaciones y normas españolas y de otras naciones del mundo occidental y que, por lo tanto, su producción y comercialización se ve avalada ergonómicamente por los análisis realizados. 27
  • 27. REFERENCIAS A. Bustamante La silla en el puesto de trabajo terciario Documentos Técnicos. Instituto Nacional de Previsión e Higiene en el Trabajo. S. Pheasant Bodyspace: Anthropometry, Ergonomics And The Design Of Work. Ed Taylor & Francis, 1998. P.T. Zacharkow Posture: Sitting, Standing, Chair Design and Exercise Ed. Charles C Thomas, 1988. Tablas de Health and Safety Executive in the UK Tablas National Institute Occupational Safety and Health (NIOSH). USA. 28

×