Qué es un ujier
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Qué es un ujier

on

  • 29,626 views

El material completo del taller compartido con el ministerio de ujieres de nuestra iglesia.

El material completo del taller compartido con el ministerio de ujieres de nuestra iglesia.
Esperamos que sirva para bendecir a otros ministerios

Statistics

Views

Total Views
29,626
Views on SlideShare
28,261
Embed Views
1,365

Actions

Likes
8
Downloads
456
Comments
2

7 Embeds 1,365

http://iglesiaalianzacarcelen.wordpress.com 1348
https://www.google.com 5
https://iglesiaalianzacarcelen.wordpress.com 5
http://www.google.com.mx 3
http://131.253.14.66 2
http://translate.googleusercontent.com 1
http://www.linkedin.com 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Buen trabajo pastor, me da la impresión de que el final es muy abrupto, como que le hace falta una conclusión, es solo una observacion, bendiciones!
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • excelente gracias por ese aporte
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Qué es un ujier Qué es un ujier Document Transcript

  • TALLER DE CAPACITACIÓN PARA UJIERES DE LA IGLESIA ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA DE CARCELÉN Pablo Morales AriasSumario  Primera Parte: ¿Qué es un Ujier? Se realizará un análisis de la función del Ujier a lo largo de la historia y en especial en los textos bíblicos.  Segunda Parte: Se analizarán las cuatro áreas de trabajo del ministerio de Ujieres en la labor de la Iglesia: Preparación del templo para los cultos, recepción de los asistentes en el templo, administración del ministerio de misericordia y preparación de la Santa Cena.  Tercera Parte: ¿Cuáles son las características de un buen Ujier durante la preparación de cada culto, en el tiempo del culto en la administración de los recursos del ministerio de misericordia y en la preparación de la Santa Cena?Objetivo:  Promover la excelencia en nuestra labor como ujieres  Capacitar para las labores ministeriales a los miembros del ministerio de ujieres ¿Qué es un Ujier?En esta primera parte analizaremos tanto la historia del término como las palabras bíblicasrelacionadas con sus funciones tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.Revisaremos, finalmente dos modelos bíblicos de servicio, uno del Antiguo y otro del NuevoTestamentosHistoria del término “Ujier”.Durante la edad media, la palabra Ujier hacía referencia a la persona encargada de guardar laspuertas en los palacios. Cuidaban de que solamente pasaran al interior aquellas personas quetuvieran motivos serios para reunirse con el rey.En aquellos tiempos uno de los personajes más importantes del gobierno era justamente lapersona encargada de guardar las puertas del palacio. En sus manos se hallaba la llave delmismo. Por ende, debía ser alguien que gozara de toda la confianza del rey. Si el ujiertraicionaba al rey, las llaves del palacio y con ellas el rey mismo podían caer en manosenemigas. El ujier era el que concedía o negaba acceso al rey.En la actualidad es usada con poca frecuencia. No obstante, “en algunos tribunales y cuerposdel Estado [el Ujier] tiene a su cargo la práctica de ciertas diligencias en la tramitación de losasuntos, y algunas veces cuida del orden y mantenimiento de los estrados.”Podemos decir en síntesis que la labor del ujier está relacionada con 1) la recepción de laspersonas a la entrada del edificio; 2) la custodia de las puertas, así como el cuidado de que las
  • diferentes actividades que se realizan al interior sean hechas sin ningún contratiempo;finalmente, 3) velar por la adecuada presentación de las instalaciones, en la medida de susposibilidades.En la BibliaAunque la Palabra “Ujier” no se encuentra en la Biblia, las principales responsabilidades delmismo pueden ser percibidas a lo largo de sus páginas. Veamos algunos ejemplos.En el Antiguo TestamentoEn la Biblia no se halla la palabra Ujier, pero sí encontramos en el Antiguo Testamento unamuy parecida y de igual importancia: shoér que quiere decir: custodio de la puerta o portero.En 2da Crónicas 8: 14 se nombran los siguientes cargos como los más importantes de la labordel templo: 1. Los Sacerdotes: Encargados de los sacrificios y de interceder por el pueblo 2. Los levitas: encargados de cantar y ayudar a los sacerdotes 3. Los porteros: encargados de guardar las puertas del temploEn 1ra Crónicas 23: 5 se hace un censo de los levitas que da los siguientes resultados: 1. 38000 levitas 2. 24000 encargados de organizar las actividades del templo 3. 6000 encargados de las actividades de secretaría y legislación 4. 4000 encargados de custodiar las puertas 5. 4000 encargados de las alabanzas.Es decir, los ujieres o encargados de las puertas eran también levitas y se hallaban en igualprominencia que los cantores.2da Crónicas 23:19 dice que los porteros habían sido colocados para que no entraseabsolutamente nada impuro (Biblia del Peregrino).Según 2da Crónicas 31:14, el levita Coré, guarda de la puerta oriental, estaba encargado de 1. Recibir las ofrendas voluntarias 2. Administrar las ofrendas voluntarias del Señor 3. Administrar los dones consagrados.Al finalizar su labor de reconstrucción de la muralla, Nehemías asigno (7:1): 1. Porteros 2. Cantores 3. LevitasObed-Edom: Un custodio de las Puertas del Templo que recibió bendiciónEn quince ocasiones se menciona este nombre en la Biblia. La mayoría de las veces se trata delmismo personaje o de sus descendientes. Vivía cómodamente lejos de los problemas políticos
  • de Jerusalén hasta que un día, por disposición del Rey, su casa fue asignada para hospedar uncofre de más de un metro de largo y de medio metro de alto. Si tan sólo hubiese sido un cofrecomún y corriente, tal vez no habría habido ningún problema. Pero se trataba del arca delpacto en cuyo interior se hallaban las tablas de la ley que el Señor había entregado a Moisés.Hasta su oído de seguro llegaron los rumores de las plagas que asolaron a las ciudades deAsdod, Gat y Ecrón mientras aquel cofre estuvo con ellos. También debió saber acerca de lamortandad que había asolado a Bet-semes a causa de su curiosidad, pues habían abierto elcofre para mirar las tablas. Finalmente debió conocer que el rey no quería aquel cofre enJerusalén debido a que Uza había muerto por tan sólo tocarlo.Obed-Edom recibió aquel cofre con temor, sabiendo que era el arca del pacto. La guardó y lacuidó con mucho esmero. Dice 2da Samuel 6:11 que “el Arca de Jehová [estuvo] en casa deObed-Edom, el geteo, tres meses; y bendijo Jehová a Obed-edom y a toda su casa.Este hombre supo que cuando se sirve a Dios con devoción y temor reverente, Dios nosbendice. De esta manera, Obed-Edom fue un ejemplo para todo el pueblo de Israel y enespecial para el Rey David. Luego de que este último recibió la noticia de las bendiciones que leestaban llegando a Obed-Edom y toda su familia, sintió gozo en su corazón y decidió volver aesforzarse por trasladar el arca hasta Jerusalén. Es así como, por medio de su ejemplo, Obed-Edom llamó al rey David al arrepentimiento.De todos modos, ahora que Obed-Edom sabía lo que sucedía cuando se sirve a Dios conesmero, sintió que en adelante no podría hacer otra cosa sino servirlo a él. En 1ra de Crónicas15:1-28 se lee la algarabía con la que fue trasladada el arca del pacto. En los versos 17-18vemos que entre los cantores y músicos levitas que dirigían el traslado se hallaba Obed-Edom. David mandó a los jefes de los levitas organizar a los cantores [y estos] se lo encomendaron a Hemán, hijo de Joel; a su pariente Asaf, hijo de Berequías, y a Etán, hijo de Cusayas… Junto con ellos, en segundo puesto, a sus parientes Zacarías, hijo de Yaziel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Benayas, Maseyas, Matitías, Eliflehu, Micneyas, Obededom y Yeguiel, porteros.Ahora no sólo era un rey el que era guiado por Obed-Edom, sino todo el pueblo de Israel. Diceen el verso 21 que Obed-Edom y otros cinco levitas fueron comisionados para dirigir con“arpas afinadas en la octava”. (1Ch 15:21 PER)Allí no quedan las cosas. Al parecer, Obed-Edom, luego de ver las bendiciones que recibenquienes sirven a Dios de corazón, hizo suyas las palabras del salmista que dice: “Escogeríaantes estar a la puerta de la casa de mi Dios que habitar donde reside la maldad.” (Salmo84:10b)
  • El rey David decidió dejar a Obed-Edom y sus hermanos como guardias de las puertas delTemplo. Dice 1ra Crónicas 16:38. David dejó allí *…+ a Obed-Edom con sus sesenta y ochohermanos… como porteros del templo. Y Dios volvió a bendecir a Obed-Edom. Dice 1raCrónicas 26:4-5 que tuvo ocho hijos “pues Dios le había bendecido”. Debemos recordar que enese entonces tener muchos hijos era una gran bendición, hoy Dios nos puede bendecir demuchas otras maneras.En 1ra Crónicas 26:4-7 vemos que la bendición de Dios estuvo con sus hijos aún hasta latercera generación pues sus nietos siguieron sirviendo a Dios en el templo de Jerusalén.Además, Obed-Edom tuvo un puesto privilegiado entre los porteros del templo. En 1raCrónicas 26:15 se nos dice que cuando se echó suertes para ver cuál puerta la correspondía acada familia, a la suya le toco la del sur, es decir la más importante pues conectaba al templocon el palacio real.Sus hijos fueron comisionados para administrar las provisiones del templo (1ra Crónicas26:15). Finalmente, según 2da Crónicas 25:24, alrededor de 2 siglos más tarde, su familiaseguía estando a cargo de las provisiones del templo. Dice el texto, que nos informa de unsaqueo: Además se apoderó de todo el oro y la plata, y de todos los objetos que había en eltemplo de Dios en la casa de Obed-Edom. 1. Sirvió con esmero al Señor 2. Fue ejemplo de reyes así como de todo el pueblo 3. Fue bendecido en su familia: tuvo ocho hijos, lo que para los antiguos era una bendición. 4. Fue bendecido en su descendencia: aún dos siglos más tarde sus descendientes seguían al servicio del templo. 5. Fue bendecido en su trabajo: Dios lo puso en las mejores posiciones laborales de su tiempo y empleo.En el Nuevo TestamentoEn el Nuevo Testamento también hallamos las funciones relativas al ujier. Quizás la másimportante sea la referente a la multiplicación de los panes y los peces en Juan 6:1-15. El relatonos permite ver claramente que los apóstoles debieron fungir como ujieres en ciertasocasiones. Su labor era muy importante para que el ministerio de Jesucristo pudiese seguiradelante. De no haber tenido a sus discípulos cerca estas hubiesen sido las funciones que Jesúshabría tenido que realizar por su propia cuenta: 1. Buscar entre la multitud a quien tuviese algo de comer. (Captación de recursos) 2. Organizar a las cinco mil personas. (Administración de Recursos Humanos) 3. Sentarlas en la hierba de aquel lugar. (Organización de eventos)
  • 4. Orar por lo alimentos que Dios estaba proveyendo. (Ministerio Sacerdotal) 5. Repartir entre los cinco mil presentes lo que Dios dio. (Administrador/Contador) 6. Recoger lo restante. 7. Contabilizar, almacenar y transportar el sobrante.A lo mejor le hubiese tomado todo el día tan sólo realizar todas estas actividades. Sin embargo,los doce discípulos están allí para hacer muchas de estas labores de modo que se puedanagilizar los procesos y la gente pueda ser confrontada con el mensaje de Jesucristo sininterrupciones.De igual manera vemos que cuando la iglesia empieza a surgir, los apóstoles sienten el mismoapremio frente a las responsabilidades administrativas. Si bien sabían que la labor de ayuda alnecesitado era importante, esta los estaba absorbiendo de tal manera que no podíandedicarse a lo que era su verdadera función. Los doce entonces se dirigen a la congregación ydicen: –No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios para servir a las mesas. Lapreocupación de los apóstoles no tiene que ver con la indignidad del servicio sino con laprioridad de su llamado. Es por esto que, a quienes comisionan para los asuntosadministrativos, son personas seleccionadas en base a ciertos criterios básicos como son: 1. Buen testimonio 2. Llenos del Espíritu Santo 3. Llenos de sabiduríaSi hubiese sido una función sin mayor importancia, los doce no hubiesen planteadoprerrequisitos tan fuertes. Las funciones relacionadas con la administración y el orden de lacasa del Señor son muy importantes.Ahora bien, lo que hemos venido diciendo se aplica tanto para los diáconos como para losujieres. Los primeros serán los encargados de administrar los recursos destinados a losnecesitados y de dar a los que menos tienen en la iglesia. Los segundos se encargan de recibira los creyentes y de velar por que el culto se desarrolle sin contratiempos.Tanto los unos como los otros deben ser de buen testimonio y llenos del Espíritu Santo y desabiduría. Tanto los unos como los otros son responsables delante de Dios de su función. Tantolos unos como los otros sirven a Dios por medio de lo que están haciendo.Marcos, el don de ayuda y la predicación del evangelioEn Hechos 13:5 vemos que los misioneros Pablo y Bernabé llevaban consigo a Marcos como unauxiliar o ayudante, encargado de las actividades que requerían cierto tiempo que hubiere sidovalioso para la predicación del evangelio. Dice el texto: “llegados a Salamina, anunciaban laPalabra de Dios en las sinagogas judías. Llevaban a Juan como asistente”. Las labores que
  • realizaba Juan Marcos no eran en lo más mínimo insignificantes. Este los ayudaba,preocupándose de las actividades más rutinarias y relacionadas con el hospedaje, laalimentación, los contactos, etc., para permitir que los misioneros se ocupasen de su tareafundamental: predicar el evangelio.Más adelante, en Perge, cuando Juan Marcos los abandone para regresarse a Jerusalén, elapóstol Pablo resentirá mucho su ausencia. Cuando Bernabé quiso volver a dar unaoportunidad a Marcos, Pablo se opuso de tal manera que los dos misioneros terminarondistanciándose.Al final de sus días, vemos que Pablo pudo aprovechar el trabajo que realizaba Marcos comoayudante. Tal es así que en 2da Timoteo 4:11 le dice a su discípulo: Recoge a Marcos y tráelocontigo, pues lo encuentro muy útil en el ministerio. Y el mismo apóstol Pedro dice en 1raPedro 5:13 que Marcos ha llegado a ser para él como un hijo por causa de su servicio. Marcosno despunta mucho en los evangelios ni en el libro de los Hechos. Casi que pasa totalmentedesapercibido pero su labor para el Reino de Dios fue de suma importancia. Posteriormenteescribirá el evangelio que lleva su nombre, en base a las memorias que tiene del trabajo querealizó con Pablo, Bernabé, Pedro, etc.No siempre es necesario brillar delante de los hombres para saber que estamos haciendo unalabor importante delante de Dios. Como Marcos, podemos estar tras bastidores, siendo deapoyo para la predicación y a su tiempo, Dios nos premiará de acuerdo al fervor puesto ennuestro trabajo por causa del Reino.Podemos decir a manera de conclusión de esta sección que las labores concernientes alministerio de ujieres, según los textos que hemos revisado tienen que ver con los ministeriosde ayuda y servicio. Ser un apoyo tras bastidores para la predicación y servir en las áreasadministrativas u organizativas son dos maneras muy valiosas de ser de bendición para elpueblo de Dios.
  • ¿Cuáles son las áreas principales de la labor de los ujieres?Hemos ya hablado sobre las funciones de ujier que vemos en la Biblia. Podemos decir a manerade síntesis que los mismos son vistos como personas privilegiadas por ser aquellos a quienesdos ha convocado para estar al frente de las puertas del Templo de Dios. Se los considera desimilar importancia que los levitas cantores y que los sacerdotes. Juntos se encargan de guiar alpueblo en la alabanza a Dios.Ebed-Edom era un ejemplo de estos ujieres. Su servicio a Dios fue muy bien retribuido por Diosen su trabajo, en su familia y aún en su descendencia doscientos años después.En el Nuevo Testamento vimos que los apóstoles realizaron actividades relacionadas con las delos ujieres para permitir que el mensaje de Jesucristo llegue con más efectividad. Vimosademás que los apóstoles vieron la necesidad de permitir que otras personas que tuviesendones relacionados con esta función se hicieran cargo en sulugar. El objetivo era que ellos mismos pudiesen servir demejor manera a Dios con sus dones.El ejemplo que pudimos encontrar en el Nuevo Testamentode un servidor o ujier es el de Juan Marcos, quien se hallabaa cargo de ayudar en todo cuanto fuese necesario para quelos misioneros pudiesen comunicar el mensaje de Jesucristocon efectividad.El ejemplo más asombroso de toda la Biblia lo pudimosdescubrir en el mismo Jesucristo quien se presenta a la iglesia de Filadelfia como el que tiene lallave de David, es decir, el guarda de la puerta del templo de Dios.Ahora que hemos visto cómo el Señor honra al ministerio de ujieres debemos adentrarnos unpoco más en las labores específicas del mismo.En esta sección revisaremos las cuatro áreas de acción más importantes del ministerio deujieres. Esto no significa que los ujieres sólo deban enfocarse en estas áreas. Todo cuantopermita que el culto a Dios sea llevado con decoro y orden y todo cuanto sea útil para que elmensaje de Jesucristo pueda llegar a los corazones de los asistentes es un área en la cual losujieres pueden hacer presentes sus dones. Las cuatro áreas en cuestión serían entonces:a) Preparación del templo para los cultos.b) Coordinación del buen desarrollo de los cultos.
  • c) Administración del ministerio de comunión y misericordia.d) Preparación de la Santa Cena.Preparación del templo para los cultosLa adecuación, limpieza y embellecimiento del templo, no son cuestiones de vanidad. Alcontrario, dicen mucho de lo que pensamos respecto de nuestro Dios.En ocasiones podemos llegar a creer que el aspecto descuidado del templo es sinónimo desantidad. Que Dios no está preocupado por adornos o detalles ornamentales. Nada másalejado de la verdad. El descuido del templo no refleja santidad, sino incluso hasta ciertaindiferencia a las cosas del Señor. Es por ello que la primera labor que tenemos entre manos esla preparación y el embellecimiento del templo.En el Antiguo Testamento podemos ver cómo Dios exige al pueblo de Israel que los másdestacados orfebres y los más hábiles talladores se hagan cargo de las labores deembellecimiento del tabernáculo en el desierto (!).Miremos algunos ejemplos: “Para el santuario quiero que hagas diez cortinas de doce metros y medio de largo por dos de ancho, y en ellas bordarás dos querubines. Las cortinas serán de tela de lino fino, tela morada, tela azul y tela roja, y el bordado debe ser un trabajo bien hecho” (Éxodo 26:1) “la tienda de la reunión, el arca del testimonio, el propiciatorio que está sobre ella y todos los utensilios del tabernáculo: la mesa y sus utensilios, el candelabro de oro puro y todos sus utensilios, el altar de los perfumes, el altar de los holocaustos y todos sus utensilios, la pila con su pie, las vestiduras sagradas para Aarón y para sus hijos en orden a las funciones sacerdotales, el óleo de la unción y el perfume aromático para el santuario. Todo esto lo han de hacer conforme yo te he mandado". (Éxodo 31:7-11)Aunque se trataba de una serie de tribus que se hallaban huyendo de la tierra de Egipto y sinsaber todavía exactamente dónde estaría su nuevo hogar, hay una prioridad: un santuario paraadorar al Dios que les había dado la libertad. Este santuario debía ser fruto del esmeradotrabajo de los israelitas. Todo debía ser bien hecho, es decir, un trabajo de excelencia. Nohallamos aquí ni en ninguna parte de la Biblia la frase que tantas veces sirve para socapar lamediocridad: “Como es para el Señor, no importa hermanos.”Es evidente, pues, que mantener bien adecuado el templo del Señor es una responsabilidadque como iglesia debemos cumplir, antes que nada con nuestro Dios. De todos modos, hay otrarazón por la cual es sumamente importante tener una adecuada presentación: los no creyentesque visitan el templo.Dice un dicho: La manera cómo te reciben depende de la manera cómo te presentas y la
  • manera cómo te despiden depende de la manera cómo te comportas. Esto es muy cierto en elámbito personal, pero lo es también, a un nivel más amplio en lo referente a nuestro templo.Los invitados que lleguen hasta la iglesia estarán más o menos dispuestos a escuchar lo quenos propongamos plantearles –el evangelio, por ejemplo- en la medida en que seamos capacesde presentarnos de una manera adecuada.Un templo sucio y desordenado habla acerca del tipo de creyentes que se congrega allí.Cuadros polvorientos o anticuados predican más fuerte que el pastor.Evidentemente, una completa renovación del templo es imposible sin una cierta cantidad dedinero. De todos modos, sí es posible, en cambio, mantener una buena presencia y realizarunos ligeros cambios poco a poco con un bajo presupuesto. Podemos proponernos comoministerio –en la medida de nuestras posibilidades- hacer ciertas adecuaciones que den unaspecto novedoso al templo y permitan que las personas se sientan más motivadas aencontrarse con nuestro Dios. Podemos proponer al cuerpo administrativo ciertas reformasque permitan una mejor presentación de nuestro templo.De todos modos, debemos recordar que la decoración debe ser (1) para agradar a nuestro Diosy (2) para que las personas se sientan mucho más motivadas de buscar de Dios. Debemos tenercuidado con el decorado desvíe la atención de los asistentes de Jesucristo. Los cuadros debenguiarnos a Cristo, el frente del templo, aquello que será visto constantemente por losasistentes durante todo el servicio, debe inspirarnos a buscar de Dios. Las flores no debendistraernos por su suntuosidad sino que deben llevarnos a agradecer por la creación. En elAntiguo Testamento, cada elemento que se halla en el templo tiene un significado específico.Cada elemento nos recuerda lo que Dios ha hecho por nosotros. El candelabro nos recuerda que él en nuestra luz. El altar de los holocaustos nos llama a la conversión. La cortina que separaba el lugar santo del lugar santísimo recordaba que hay un gran abismo entre Dios y los hombres. Es por ello que se señala en los evangelios que con la muerte de Cristo aquel velo se rompió. Veamos ahora algunos de los elementos que podemos hallar en el templo y el significado que los mismos conllevan. El púlpito Los reformadores consideraban que el púlpito era
  • el trono de la Palabra de Dios. Debe ser adecuado para resaltar la majestad de la Palabra -¡nodel predicador!-. No es necesario que sea de oro o de plata. Recordemos una escena de lapelícula “Indiana Jones y la última cruzada”. Cuando el héroe llega al lugar donde se halla lacopa de la que bebió Cristo en su última cena, debe escoger entre un sinnúmero de cuencos.Uno que se halla allí con él escoge la de oro con joyas incrustadas pensando que ella sola esdigna del rey de reyes. Muere al beber de ella. Indiana Jones toma una de madera rústica, peromuy hermosa. Entonces se descubre que aquella era la copa. Asimismo el púlpito debeensalzar a la Palabra de Dios sin llegar a ser ostentosa en ningún modo. Solamente debeseñalar a la congregación que desde ese lugar llama Dios a su pueblo.Si se decora el púlpito, debe hacérselo siendo conscientes del simbolismo que el mismo posee.Es mejor utilizar decoraciones alrededor del púlpito en lugar de hacerlo directamente sobre elmismo. De este modo el púlpito permanece como símbolo de la majestad que posee la Palabrade Dios en la Iglesia.La Mesa del Señor.Cada mes se celebra la cena en obediencia a Jesucristo. La mesa del Señor -como la llama elApóstol Pablo- debe ser adecuada para tal evento. No es adecuado que cualquier mesa seausada para este acto tan solemne. La mesa del Señor debe ser usada únicamente para la cena.Al igual que el púlpito la mesa debe dirigir nuestra mente y corazón al Señor y su obra pornosotros. Para esto no necesitamos ostentaciones vanidosas solamente un lugar adecuadodesde el cual las palabras visibles de Dios -la cena del Señor- sean anunciadas a lacongregación. Si se ha de usar mantelería esta debe hablarnos de la cena.
  • La cruzLas primeras iglesias protestantes tenían por norma evitar cualquier imagen al interior deltemplo. De todos modos, la cruz fue dejada detrás del altar como simbolismo de la centralidadde Cristo y su obra por nosotros. Si bien no es una obligación esto, adecuadamente ubicada lacruz puede hacer que la gente centre su atención en Jesucristo.Ofrenderos, flores, cortinas, deben ser planeados de tal modo que centren la atención enJesucristo.Los cuadros o imágenes en los muros de la iglesia deben cumplir el mismo objetivo. Unaimagen o serie de imágenes que explique en el evangelio pueden ser muy útiles para quienesno gustan de leer o quienes no conocen nuestro idioma. Un texto bíblico conciso y que hableacerca del amor de Dios ubicado en una de las paredes de la iglesia puede llamar la atenciónde un visitante que se halla pasando por una situación difícil y alentarlo en esa adversidad.Debemos prestar atención unos minutos antes de que inicie el culto de que el frente deltemplo quede libre de papeles, mochilas, ropa u otro tipo de objetos que causen una malaimpresión sobre los invitados. Si sabemos quiénes son las personas que causan este tipo dedesórdenes, debemos acercarnos y con amor solicitar que no vuelvan a hacerlo.Las posibilidades son infinitas. Lo importante es que siempre recordemos que el centro delculto cristiano en Jesucristo y su obra por nosotros en la cruz. Si anhelamos hacer cambios untanto costosos, compartamos nuestra visión con el grupo de ujieres y con la junta de la iglesia yoremos a nuestro Dios para que provea de los recursos necesarios para alcanzar nuestro
  • objetivo si está en su voluntad. Finalmente anhelemos que el esfuerzo que pongamos en ladecoración del templo sea un aliciente más para que los creyentes puedan decir: Yo me alegrécuando me dijeron: Vamos a la casa del SEÑOR.
  • Coordinación del buen desarrollo de los cultosUna vez que hemos analizado lo referente al embellecimiento y limpieza del templo, pasamosahora a tratar lo concerniente a la coordinación del culto como tal. Para esto demosprimeramente revisar brevemente la importancia que tiene el culto para la vida de la iglesia.La importancia del culto para la vida de la Iglesia.El culto dominical es el elemento más importante de la vida de una iglesia. Es un tiempo deadoración a Dios y a su Hijo. Nos congregamos cada semana fundamentalmente en gratitud aDios y como testimonio de alabanza a Jesucristo. Cada elemento del culto tiene por objetivollevar nuestros corazones delante del Padre en actitud de alabanza y agradecimiento por lo queha hecho por nosotros.La razón por la cual Dios exigía tanta diligencia en la preparación de tabernáculo es que através de aquel, el pueblo reunido levantaba su alabanza a Dios. Era el lugar de encuentroentre Dios y los hombres. Asimismo, el templo es, cada domingo el lugar de encuentro entre elCreador del universo y su pueblo que lo adora. Si la preparación es sumamente importante,mucho más lo es el buen desarrollo de todo el culto. Lo más importante es que el pueblo deDios congregada pueda exaltar al Señor Jesucristo.De todos modos, como habíamos visto al momento de hablar acerca de la preparación deltemplo, hay una segunda razón por la cual es importante una adecuada coordinación: Los nocreyentes. Aquellos que por una u otra razón vienen al templo por primera vez, aunque noparticipen del culto, se llevan en sus mentes y corazones las impresiones que recibieron en suvisita al templo durante el servicio dominical. Esta es la segunda razón por la cual el culto debeser adecuadamente preparado y correctamente desarrollado. Cada ministerio se hace cargo deuna determinada área del culto: el ministerio de alabanza y cultos de coordinar el desarrollodel programa, el ministerio infantil de la evangelización y consolidación de los niños, elministerio de capacitación cristiana de consolidar a los nuevos creyentes, etc. Ahora, comoministerio de ujieres, debemos ver cuál es nuestra responsabilidad en el desarrollo del culto.Responsabilidades de los ujieres durante el cultoDurante los servicios cotidianos, los ujieres tienen tres responsabilidades fundamentales a suhaber1, convirtiéndose en cuatro cuando se celebra la santa cena.1. Recibir a los asistentes.1 La labor de la canasta de amor debe ser coordinada por un grupo de hermanos específicamenteseleccionados para dicha función.
  • 2. Ubicarlos de acuerdo a las circunstancias.3. Recoger las ofrendas.En las tres –o cuatro- labores que hemos visto, el ujier se halla en el centro de atención detodos los asistentes por lo cual es necesario hacer algunas recomendaciones respecto de supresentación.La presentación de los/as ujieres La razón por la cual es sumamente importante la presentación del ujier la expone Lawrence Mick al decir lo siguiente: “Muchas veces el ujier es la primera persona que los fieles encuentran cuando llegan a la iglesia”, e incluso -podríamos acotar nosotros-, quizás sea la única. Nuestra vestimenta El ujier se encuentra como representante de la congregación. Su apariencia dirá a los invitados cómo es la congregación. Lola García, asesora deComunicación e Imagen Integral para Microsoft dice: “Nohay duda que la forma en la que vestimos dice mucho denuestra imagen personal y nos guste o no, también de laempresa o institución a la que representamos.” Decía ladiseñadora de modas Coco Channel “A una mujer malvestida, la gente la recuerda por su ropa. A una mujer bienvestida, la gente la recuerda sin más.”Ahora bien, esto último no es pretexto para que volvamosla entrada de la iglesia una pasarela de modas. Así comohabíamos dicho respecto de la preparación del templo se aplica ahora con nuestrapresentación personal. La buena presentación no tiene que ver con la ostentación. El buenvestir no se refiere al costo del vestido. Jean Lebon, al hablar de la ropa que debe llevar eloficiante del culto y las personas que realizan actividades de importancia durante el cultosintetiza en tres características el tipo de ropa que deben llevar: Limpieza, sencillez y dignidad.Siempre debemos recordar que cuando las personas van entrando al templo por primera vez,antes de hablar con nadie, ya se harán un juicio de la iglesia por la presencia que tengamos.
  • Aún si nos presentamos de manera ostentosa y con nuestras mejores galas, sabrán que nuestra iglesia no adora al Señor sino que por el contrario a la vanidad. Es triste cuando al ingresar en una iglesia vemos a un ujier vistiendo trajes muy costosos y al otro con un traje que evidencia su pobreza. Quizás el primero pueda hacer algo para moderar su vestido, pero qué si el otro no tiene recursos para mejorar el suyo. Es por esto que creemos que lo más adecuado es equilibrar ambos atuendos por medio de un uniforme para el ministerio de ujieres.Tiene varias ventajas el uso de un uniforme. 1. Es más adecuado para cuidarnos de la ostentación 2. Nos identifica con nuestra labor. 3. Permite que los que vienen por primera vez sepan a quiénes dirigirse si tienen alguna pregunta.Nuestro aseo personal“Tener una buena imagen, no solamente es cuestión de vestuario. Nuestra imagen exteriorestá muy condicionada por nuestra higiene. Debemos tratar de tener un aspecto agradable ylimpio. Esto se consigue con: una buena higiene corporal diaria (ducha o baño, cambio demuda, desodorante, etc.), cabello cuidado y arreglado (aunque se lleve melena se deberállevar cortado y arreglado), uñas, manos, maquillaje moderado, barba, etc.” (Tomado dehttp://www.protocolo.org)No sólo como ujieres sino que en todas las áreas de la vida el aseo personal nos ayudaabriéndonos puertas y nuevas oportunidades a nuestro paso. Creo que no es necesarioprofundizar en esto.La sonrisaSi lucimos bien vestidos, y muy bien aseados pero jamasreímos, nuestra impresión no será mejor que si hubiésemosestado desaseados y mal vestidos.Dice un proverbio escoses que “la sonrisa cuesta menos quela electricidad y da más luz”. Con una sonrisa franca,hacemos comprender a las personas que son bienvenidas. La
  • sonrisa es la mejor manera de mostrarnos favorables o halagüeños para nuestros invitados. Lo que quizá no logremos con un gran discurso sobre nuestra amabilidad, cordialidad y anhelo de ser fraternos, lo logremos con una simple sonrisa. Shakespeare dijo que “es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada”. Un recibimiento cordial, una sonrisa cálida y unas sinceraspalabras de bienvenida disponen el corazón para el culto. Puede haber sido preparada conmucha diligencia la predicación así como la alabanza, pero si la acogida que recibe el creyenteo el visitante no es la adecuada, es decir, es fría o desinteresada, el terreno no estará listo pararecibir la bendición del culto.De la sonrisa se ha dicho mucho. Aquí unas palabras al respecto:Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho, enriquece a quien la recibe sin empobrecer a quien la da.No dura más que un instante pero su recuerdo es a veces eterno.Nadie es demasiado rico para prescindir de ella, nadie es demasiado pobre para no merecerla.Da felicidad en el hogar, apoyo en el trabajo, es el símbolo de la amistad.Una sonrisa da reposo al cansado, anima a los demás deprimidos. No puede ni comprarse, ni prestarse,ni robarse, pues es una cosa que no tiene valor hasta el momento en que se da.Y si alguna vez te tropiezas con alguien que no sabe dar una sonrisa, sé generoso, dale la tuya, porquenadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como el que no se la puede dar a los demás.José Luis Perales cantaba:Con una sonrisa puedo comprar,todas esas cosas que no se vendencon una sonrisa compro la soledaddel que marcha solo por el camino.Con una sonrisa puedo comprarla mirada dura de mi enemigocon una sonrisa compro el dolor de aquelque dejo en la tierra su corazón.Reflejemos en nuestros rostros la alegría de ser salvos, de ser amados por Dios, de tener unaesperanza eterna. Seamos los primeros en creer que Dios va a hacer grandes cosas pornosotros durante el culto. Regocijémonos en el Señor siempre, les recalco, regocijémonos. (Cf.Fil 4:4-5)
  • La cordialidadSiendo la persona que se encarga de dar la bienvenida a los asistentes, la cordialidad es uno delos elementos más importantes del ujier. Dice el diccionario que cordial es aquello “que tienevirtud para fortalecer el corazón”. La bienvenida debe ser comoun ungüento que permita que la persona se sienta confortada.Debe brindar calidez y amabilidad a los creyentes, así comoamistad y confianza a los visitantes.Howard Foshee dice acerca de esta responsabilidad del Ujier: “Asícomo el campesino prepara la tierra para sembrar, el Ujierprepara el ambiente propicio que motiva una experiencia genuinade adoración. El Ujier es un obrero de Dios, un colaborador delpastor y de la congregación”. El ministerio de ujieres prepara elterreno espiritual para sembrar la palabra de Dios recibiendo alos asistentes con cordialidad y cortesía.Lawrence E. Mick nos advierte lo siguiente: “Muchos acuden a la iglesia después de una semana difícil de trabajo. Otros podrían estar enfermos. Algunos han sufrido la pérdida de un ser querido. Algunos se sienten abandonados, sobre todo si viven solos. Padres de niños pequeños tal vez llegan después de apurarse y asegurarse de que todos estén vestidos y listos para asistir a la liturgia en la iglesia. Casi todos llegan bajo el peso de aquellas cargas que la vida les ha traído”.Frente a toda esta serie de preocupaciones acumuladas en las mentes de los asistentes, es muy difícil que puedan concentrarse en el culto. De todos modos, una palabra de bienvenida, unas frases de aliento, un versículo bíblico oportuno pueden motivarlos efectivamente. El escritor francés Jean de la Bruyère define la cortesía en los siguientes términos: “...es conducirse de modo que los demás queden satisfechos de nosotros y de ellos mismos.” Las palabras que digamos y los gestos que expresemos pueden lograr que las personas sesientan bien, no sólo de quienes lo recibieron sino además de sí mismos.Para poder dar unas adecuadas palabras a los asistentes tres cosas son necesarias:
  • 1. Oración y meditación de la Palabra de Dios. 2. Sanidad interior. 3. Adecuado manejo de las palabras y los gestos.Oración y meditación de la Palabra de Dios.Los primero es lo más importante pueshará que nuestras palabras seansinceras y guiadas por Dios.El ministerio del ujier se sustenta sobrela base del obrar del Espíritu Santo.Vemos en Juan 4:1ss que Jesús se hallaa lado de un pozo cuando llega unamujer samaritana. Jesús la acoge conamor pero, además, con firmeza. Jesúses consciente de su pecado, pero también lo es de su dolor. A la iglesia pueden llegar muchaspersonas abatidas por las situaciones que han pasado en el transcurso de la semana. Otrospueden estar siendo torturados por Satanás. Algún otro sentirá culpa por alguna transgresiónque ha hecho delante de Dios. Sólo por medio del discernimiento que el Espíritu Santo nos da,podremos dar palabras de ánimo en cada caso.La bienvenida que damos cuando se halla cubierta por la oración diaria que realizamos irahacia nuestro oyente cargada del poder de Dios para restaurar y fortalecer.La lectura bíblica nos permite estar preparados para dar razón de nuestra esperanza si fueranecesario; será útil para aconsejar, si el asistente anhela una dirección en aquel momento;permitirá, finalmente, que nos fortalezcamos mutuamente como dice la Biblia: “La palabra deCristo habite en abundancia en vosotros.Enseñaos y exhortaos unos a otros con todasabiduría” (Colosenses 3:16)Sanidad interior.Es un hecho que las personas que se sientenlastimadas por dentro tienden a buscar -consciente o inconscientemente- herir a losdemás. Palabras hirientes, tonos ásperos oincapacidad para reconocer lo bueno en los
  • demás son síntomas de quienes se hallan con una herida en su interior que no ha sidoadecuadamente sanada.Cuando una persona no ha sanado una herida tiende a sobredimensionarlo todo. Es como siuna astilla se hubiese quedado alojada en nuestro dedo por mucho tiempo y terminase porinfectarlo. Si alguien lo roza nuestro dolor puede ser indescriptible. En las relaciones personalesuna herida del pasado puede volver a dolernos cuando alguien involuntariamente “roza” eseasunto en cuestión.Las heridas no cerradas no permiten que nos relacionemos con los demás de buena manera.Nos hacen ser suspicaces2 y desconfiados. El no sanar nuestras heridas nos hace descubrirofensas donde no las hay. Francis Bacon decía que “una persona que quiere vengarse guardaabiertas sus heridas. Si no lo hiciese así, hace mucho tiempo que estas habrían sanado”.John Maxwell hace la siguiente diferencia entre quienes han sanado sus heridas y quienes no lohan hecho.Las personas sanas están... Las personas heridas están...Más dispuestas a cambiar Menos dispuestas a cambiarMás dispuestas a admitir sus fallas Menos dispuestas a admitir sus fallasMás dispuestas a discutir los problemas Menos dispuestas a discutir los problemasMás dispuestas a aprender de otros Menos dispuestas a aprender de los otrosMás dispuestas a hacer algo para resolver el Menos dispuestas a hacer algo para resolver elproblema problemaDispuestas a viajar con poco equipaje Cargando demasiado equipajeEn vista de esto, es evidente que si no hemos sanado nuestras heridas emocionales no seremoscapaces de tratar con cordialidad a los demás. Es muy posible que nuestra actitud no seasincera sino forzada.Cuando hablamos de cordialidad, amabilidad y hospitalidad no estamos hablando deconvertirnos en aduladores o “falsos”. Necesitamos sanar nuestras heridas de tal manera quenuestras palabras sean francas, nuestra sonrisa sincera y nuestros gestos verdaderamentecordiales.Adecuado manejo de palabras y gestosLa Biblia nos recuerda que “la lengua tiene poder para dar vida y para quitarla” (Proverbios2 Se trata de personas que frecuentemente sospechan o ven malas intenciones en lo que las otras personas hacen o dicen.
  • 18:21). Al recibir a los asistentes nuestras palabras pueden brindarles ánimo o pueden darlesuna razón para no volver más. Debemos ser sabios acerca de las palabras que decimos. Lamisma palabra de Dios nos insta a hablar entre nosotros con salmos cantos e himnosespirituales (Efesios 5:19), es decir a usar los salmos y otros textos inspirados por Dios parabendecir a los asistentes.La iglesia primitiva acostumbraba a leer mucho los textos bíblicos en sus reuniones. Esto sedebía a que creían firmemente que a través de la Palabra de Dios, Jesucristo se hallabapredicándoles cada semana.Otra opción es compartir un pequeño versículo bíblico con cada asistente. Aunque tan solo seahecho a mano, al considerar que alguien se tomó la molestia de escudriñar las escrituras enbusca de un texto para entregármelo es algo muy motivador. De igual manera, si estoyhaciéndolo, puedo ser un instrumento de Dios para bendecir a los creyentes por medio de suPalabra.Si bien lo que decimos es importante, en ocasiones, lo es más cómo lo decimos. En unainvestigación que se hizo, se descubrió que nuestros gestos y la forma cómo nos expresamoscomunica más del 90% del mensaje que transmitimos a los demás. El lenguaje no verbal esmuy poderoso. Podemos estar diciendo algo con nuestras palabras y contradiciéndonoscompletamente con nuestros gestos o con la manera de hablar que tenemos. Las mismaspalabras dichas de manera distinta, envían un mensaje diferente. Por ejemplo, la ironía essimplemente decir lo mismo pero con un todo de voz diferente. Es por esto que debemos sabercontrolar nuestros gestos. Al mirarnos frente a un espejo podremos ver que gestos estamosusando a comunicarnos.El SaludoDel saludo sabemos muy bien la importancia que tiene por lo que solo citaremos las palabrasde la Lala García: “El Saludo tiene un gran valor simbólicoporque dependiendo de cómo lo expresemos seráentendido como un gesto de cercanía, de proximidad, derelaciones profesionales o afectivas o un mero gesto decortesía y de buenas costumbres. Su ausencia, demuestraun posible enfado o irritación. De aquí surge la frase deretirar el saludo como claro reflejo de una actitud hostil opoco amigable”.