• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Antropología de las creencias
 

Antropología de las creencias

on

  • 249 views

 

Statistics

Views

Total Views
249
Views on SlideShare
249
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Antropología de las creencias Antropología de las creencias Document Transcript

    • Ensayo Campos de la Antropología Antropología de las creencias. Nombre: Paloma Vargas Curso: Antropología General Profesor: Claudio Espinoza Ayudante: Tamara Vicencio Fecha: 14/08/2013
    • Introducción La antropología de las creencias es uno de los campos más vistos desde la Antropología actual ya que se liga fielmente a nuestras costumbres y del qué hacer en la vida diaria. Este campo es un campo vilipendiado por algunos antropólogos e incluso por parte de algunos cientistas sociales, llegando a objetarse como si la religión fuera parte sólo de la creencia y de la cultura, que es el gran error que heredamos del eurocentrismo al llevar detrás de la religión una creencia secularizando el “opio de los pueblos” y la “teoría evolucionista”. Pero el relativismo cultural nos puede aportar con sus herramientas para la identificación y valoración de los valores religiosos estos son; el sistema de ideas, una materia colectiva y los promotores de esta creencia. Es decir, se necesita una doctrina que promueva una ritualidad a la organización colectiva. Pero aún no definimos la religión; la religión es el conjunto de creencias relativas en un sistema sagrado donde Dios es una representación colectiva de la sociedad, que muchas veces lo confundimos con nuestros patrones impuestos por el eurocentrismo como lo es la religión católica en nuestro territorio,este sistema interrumpe nuestra vida y tiempo haciendo que los episodios religiosos sean exclusivos y colectivos. La religión no es cotidiana porque se practica y se hace fuera de lo cotidiano, se separa lo ordinario de lo extraordinario es por ello que hay una distinción entre lo sagrado y lo profano.“La ideología como sistema cultural; el sistema común como sistema cultural” es lo que promueve a la gente a reproducir en la religión las “expresiones de lo humano” ¿y qué son estas expresiones? Son los ritos, un puente en comunicación con lo sagrado, aquello que propone posibilidades demiradas distintas de la sociedad como lo es la performance, la iconografía e incluso movimientos socio-religiosos. Es en La fiesta de la Tirana un ejemplo de ritualidad en nuestro país, donde la creación colectiva se hace partícipe en este pequeño pueblo; miles de feligreses viajan desde distintos puntos del territorio a la fiesta donde se rinde culto a los antepasados mesclando y “mestizando” las creencias. Este espacio otorgado rápidamente se crea en un espacio performativo donde el espacio geométrico y
    • cotidiano envuelve un ambiente de ritualidad y espectáculo. En ese instante, toda acción ritual es necesaria para la eficacia simbólica y es entre tanto un divertimiento para los espectadores. El mensaje de lo simbólico se recarga en la saturación y en la repetición en donde lo feliz es un acto totalmente efectivo. Es por esto, que el rito envuelve en el mismo caso que el psicoanálisis. Para poder comprender el rito y la discusión de éste con el psicoanálisis tomaremos el texto de Claude Lévi Strauss; Antropología estructural; Capítulo IX: el hechicero y su magia donde nos ejemplifica y argumenta los propósitos del mago y su magia en el marco para sanar al enfermo y hacer creíble a los participantes de sus poderes, cómo éste poder hace que la Antropología abarque sus estudios en comprender los mecanismos para la sanación y la performance.
    • Desarrollo Lévi Strauss nos habla de la antropología de las creencias citando los trabajos de Cannon tras comprender bajo el estudio de los mecanismos psicofisiológicos que se basaban en los casos de muerte por conjuración o sortilegio.“ un individuo consciente de ser objeto de un maleficio, está íntimamente persuadido, por las más solemnes tradiciones de su grupo, de que se encuentra condenado; parientes y amigos comparten esta actitud” (Strauss; Antropología Estructural;1961; Eudeba)esto significa la presión que genera el ritual entre el propio mago, el enfermo y el público de la comunidad que participa en este rito. Es por esto que la magia, más allá de ser un acto ilusionista o performativo“…éstase presenta en tres aspectos complementarios: en primer lugar, la creencia del hechicero en la eficacia de sus técnicas; luego, la del enfermo que aquél cuida o de la víctima que persigue, en el poder del hechicero mismo; finalmente en la confianza y las exigencias de la opinión colectiva, que forman a cada instante una especie de campo de gravitación en cuyo seno se definen y se situán relaciones entre el brujo y aquellos que él hechiza.”(Strauss; Antropología Estructural;1961; Eudeba). Es la propia sugestión del enfermo que realza la imagen del hechicero, quien le entrega poder al ritual sobre su cuerpo, pero también Strauss indica que el hechicero a sabiendas de que su acto es ilusión, éste intenta de crear un espacio- ambiente sobrenatural. Es así como el enfermo se sitúa como un ente pasivo mientras que el hechicero es un ente activo que cura todos los males y lo vuelve a la normalidad, a lo cotidiano. Es por esto que el mago con la pantomima, la presdigitación, el fingimiento de desmayos y voces guturales extrae la enfermedad en una sustancia tangible y de forma visible, en esta acción se crea el simbolismo; el pensamiento patológico para el occidental que conlleva a un sobresignificado para el hechicero, el enfermo y el público participante donde “pueden entrever el enfermo por ser enfermo y el hechicero por ser psicópata, es decir, porque disponen uno y otro, de experiencias que no pueden ser integradas de otra manera.”(Strauss; Antropología Estructural;1961; Eudeba).
    • Es por esto, que la importancia de la antropología de las creencias es fundamental para el desarrollo de la Antopología social; donde estamos situados en el contexto actual donde estos ritos (o algunos) se definen como una la lucha contra la alteridad.Strauss indica la diferencia de medicina y patología y como psicópata al hechicero dentro de las definiciones y la postura etnocentrista de la medicina . Aquí podemos comprender una gran diferencia entre la medicina tradicional y la “alternativa” que está basada en las creencias y con esto podemos reconocer la implicancia de la antropología de las creencias para comprender el rito y el acto performativo como un sujeto sanador para el público creyente y participante de la propia comunidad, hasta tal punto en poder desarrollar una inclusión de los ritos en los mecanismos sociales dentro del mundo moderno y desde la otraedad.
    • Conclusión La antropología de las creencias se utiliza hoy en el campo de investigación para la apertura a los pueblos alejados de la “civilización” o “modernidad” para intentar comprender y “traducir” su cosmovisión. Así como es la apertura comercial al mundo mapuche en nuestro país con un fin turístico, por cierto o romántico para el propio pueblo, la antropología de las creencias ha abierto este tramo que nos ha dejado un poco mal parados pero también ha abierto avatares desde la propia ritualidad que es la costumbre de los ritos; el porqué de ellos, el cómo, el cuándo y quiénes lo practican dejando un abanico abierto para otros campos de la antropología como lo son: la antropología política, la antropología del parentesco, la antropología económica, etc. La antropología de las creencias es un campo que podría abarcar mucho más del rito ya que este se basa en símbolos y sus significados, es sin duda un tema fascinante que aún no lo podemos dejar de admirar.