Capitulo Seis

937 views
726 views

Published on

Capitulo seis del libro "La Defensa de la Tierra del Jaguar"

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
937
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Capitulo Seis

  1. 1. CAPITULO SEISLA DECLINACION DE LA CONSERVACION: 1940-1970<br />
  2. 2. Durante los cuarenta, México inició una era de rápido crecimiento demográfico, urbanización e industrialización que aceleró el deterioro del ambiente. Entre 1940 y 1970, la población de México creció explosivamente de veinte millones a cuarenta y ocho millones. <br />La concentración excesiva de gente y fábricas en la Ciudad de México y otras áreas urbanas culminó en problemas masivos de contaminación.<br />
  3. 3.  A través de sus programas de desarrollo, el gobierno mexicano fue un agente principal en el deterioro ambiental del país. En parte por apatía, y en parte por los tremendos obstáculos para hacer cumplir las leyes de conservación.<br />El equilibrio que Cárdenas había mantenido entre el desarrollo de los recursos a pequeña escala en el sector tradicional, y el de agricultura e industria "modernas" fue abandonado, en gran parte, por el sucesor Manuel Ávila Camacho (1940-1946). Quien promovió la expansión de negocios agrícolas a fin de crear la infraestructura para la industrialización misma.<br />Manuel AvilaCamacho<br />
  4. 4. El pronunciamiento de Ávila Camacho era importante, porque si México iba a ser un país fundamentalmente agrícola tendría que conservar sus suelos.<br />Ávila Camacho dio el primer paso en esto cuando creó el Departamento de Conservación del Suelo, dentro de la Comisión Nacional de Irrigación, La misión del departamento, en general, era divulgar el problema y capacitar a los agricultores mexicanos en los medios para el cuidado de la tierra.<br />En 1946, Ávila Camacho logró que se promulgara una memorable ley de conservación de suelo y agua. La legislación fue la primera de su clase en México y se ha mantenido como el principal documento nacional sobre conservación del suelo y agua.<br />
  5. 5. En 1946, el nuevo presidente, Miguel Alemán (1946-1952), transfirió la responsabilidad de la protección de los suelos de la nación a la Secretaría de Agricultura. En el cambio, bastantes conservacionistas perdieron sus trabajos. Algunos de aquellos que dejaron el gobierno dirigieron sus esfuerzos a proyectos cívicos para la conservación del suelo. <br />El mismo Ávila Camacho fue nombrado presidente honorario de "Amigos de la Tierra", una organización privada de conservación dedicada a la divulgación de las técnicas de conservación del suelo entre los agricultores mexicanos.<br />Miguel Alemán<br />
  6. 6. En 1955, el presidente Adolfo Ruiz Cortines afirmó que la erosión del suelo era el gran enemigo de nuestro progreso económico. Sin embargo, la cantidad de fondos públicos dirigidos a la rehabilitación y conservación de suelos permanecía casi nula. <br />
  7. 7. México buscó la modernización de las técnicas agrícolas sin considerar el impacto de las mismas sobre el medio ambiente. <br />Más aún, la Secretaría de Agricultura consideraba la productividad como una tarea más importante que la conservación, a pesar del hecho de que el rendimiento de las cosechas dependía, en última instancia, de una adecuada capa superior de tierra fértil.<br />
  8. 8. Hubo un gran incremento en la extensión de las tierras puestas bajo riego durante los cuarenta y los cincuenta.<br />Como Secretario de Recursos Hidráulicos de Alemán, Orive Alva pensaba que antes que usar el agua para riego, debería ser usada para generar electricidad. Razonaba que debido a su topografía y falta de lluvia, México nunca llegaría a ser un gran país agrícola. Por lo tanto, debería dirigir sus esfuerzos hacia la industrialización, y una de las claves de ésta, era el desarrollo de energía hidroeléctrica barata.<br />
  9. 9. Las políticas forestales en las épocas posteriores a Cárdenas reflejaron las cambiantes actitudes hacia la conservación de los recursos y el uso de los mismos. Aunque reconocía el valor biológico de los bosques del país, la administración de Ávila Camacho enfatizaba la importancia de desarrollar prudente y eficientemente los recursos forestales de México para el progreso de la industria.<br />Durante la década de los cuarenta, los funcionarios mexicanos comenzaron a ver los bosques como almacenes de materias primas críticas para el desarrollo de una economía industrial (tales como gomas y resinas).<br />Ávila Camacho creó una importante nueva entidad: la unidad industrial de explotación forestal.<br />
  10. 10. Alemán prometía que su administración seguiría con sus esfuerzos para hacer efectivas las sanciones contra la indebida explotación de los bosques, establecería viveros forestales, distribuiría semillas y renuevos, y reforestaría al país.<br />
  11. 11. El gobierno de Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958) mantuvo muchas de las políticas restrictivas de Alemán pero, al mismo tiempo, ofreció concesiones especiales (principalmente a las compañías de ferrocarril) que tuvieron como resultado la devastación de grandes zonas boscosas.<br />
  12. 12. Enrique Beltrán creía que un planteamiento tal para la conservación de los bosques estaba equivocado por varias razones: el gobierno negaba a los campesinos, una valiosa fuente de ingresos; el gobierno mismo perdía también valiosos ingresos fiscales; y no podía hacer cumplir las restricciones. <br />De acuerdo a lo que predicaba Beltrán, el uso de los bosques no sólo beneficiaría al campesinado y a la nación, también estimularía la conservación, porque la gente desearía mantener un recurso que se había vuelto económicamente valioso.<br />
  13. 13. La administración de Díaz Ordáz continuó enfocada hacia el uso de los bosques. El presidente dijo a los delegados para la Tercera Convención Nacional Forestal que quería evitar tanto la explotación extrema de los bosques, como su extrema conservación.<br />Aunque la conservación forestal recibió más o menos atención de parte de las diversas administraciones posteriores a Cárdenas, la única constante fue el énfasis puesto en el valor económico de los bosques de México.<br />
  14. 14. Rodolfo Hernández Corzo, que actuó como director de la Oficina de Fauna Silvestre de 1962 a 1970, pensaba que la recreación al aire libre potencialmente podía ser un gran negocio en México.<br />
  15. 15. El avance hacia la conservación se había logrado durante la presidencia de Cárdenas por la existencia de una fuerte dependencia conservacionista y del apoyo presidencial. Entre 1940 y 1970, la conjunción de estos dos factores no volvió a ocurrir y, consecuentemente, los recursos naturales de México no fueron adecuadamente protegidos.<br />Unos cuantos funcionarios lucharon para promover la conservación usando principalmente argumentos económicos pero, en general, los gobiernos mexicanos abandonaron completamente la conservación, deslumbrados por el potencial de industrialización y la Revolución Verde.<br />

×