Borges, autor de la Eneida

5,052 views

Published on

Published in: Education
1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
5,052
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
292
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Borges, autor de la Eneida

  1. 1. borges, autor de la eneida Francisco García Jurado Universidad Complutense
  2. 2. “Hoy no eres otra cosa que mi voz cuando revive tus palabras de hierro” (“A un poeta sajón” O.C. II, 284)
  3. 3. 1. Reconstrucción de una Eneida conscientemente olvidada 2. Poética de los encuentros entre textos 2.1. El autor y su obra 2.2. Textos y citas 2.3. Comentarios y críticas no académicos 2.4. Géneros antiguos y modernos 3. Autor y obra: Virgilio impresionista y cercanía de La Eneida 3.1. El ruiseñor y la mano del poeta 3.2. La cercanía de La Eneida 4. Más que citas: la perfección de los versos virgilianos y las palabras esenciales 4.1. Unos cuantos versos 4.2. Difuminación de los versos en “palabras esenciales” 5. Una compleja tradición de lecturas e intérpretes 5.1. Circunstancias de La Eneida 5.2. La Eneida y la filosofía: Leibniz y Hobbes 5.3. La estética de la expresión: Croce 5.4. La literatura inglesa: infierno y clasicismo 5.5. El dantismo psicológico 6. Encuentro entre géneros, o épicas biográficas 7. Conclusión: La Eneida de Borges, o el desafío a la historia literaria
  4. 4. 1. Reconstrucción de una Eneida conscientemente olvidada En la creación literaria no cuenta tanto el mecánico paso del tiempo, que condena a los autores a una ciega sucesión, llamada historia, como la intensidad con que se reviven ciertos episodios notables. La Eneida es probablemente uno de esos ejemplos más acabados de desafío al tiempo.
  5. 5. Las lecturas no académicas de Virgilio en la transición del XIX al XX
  6. 6. “Si me obligaran a elegir un poeta”
  7. 7. Pierre Menard, autor del Quijote
  8. 8. Algunas claves de lectura del cuento de Borges • “La obra visible” • La obra “subterránea, la interminablemente heroica, la impar” • La total identificación con un autor determinado • “No quería componer otro Quijote ... Sino el Quijote”
  9. 9. Claves de lectura -2- • Dolorosa y húmida Eco. “Conjunción eficaz de un adjetivo moral y otro físico” • La figura del “precursor” • “El fragmentario Quijote de Menard es más sutil que el de Cervantes” • “(...) ‘todo hombre debe ser capaz de todas las ideas y entiendo que en el porvenir lo será.’ Menard (acaso sin quererlo) ha enriquecido mediante una técnica nueva el arte detenido y rudimentario de la lectura: la técnica del anacronismo deliberado y de las atribuciones erróneas. Esa técnica de aplicación infinita nos obliga a recorrer la Odisea como si fuera posterior a la Eneida (...)”
  10. 10. Algunas consecuencias inmediatas • Borges deja una “obra subterránea” titulada Eneida, no necesariamente épica, fragmentaria y difusa en sus contornos • Podemos releer ciertas figuras retóricas virgilianas (hipálage, hendíadis...) a la luz de nuevas estéticas y crear nuevos sentidos • Virgilio como precursor de Borges
  11. 11. Propósito • Claves históricas, estéticas y vitales que explican la lectura creativa que Jorge Luis Borges ha hecho de La Eneida • La Eneida de Jorge Luis Borges supone un complejo encuentro entre un autor moderno y un autor antiguo • La materialidad de la obra literaria, por lo demás, queda en entredicho
  12. 12. 2. Poética de los encuentros entre textos 2.1. Imágenes del autor y su obra 2.2. Textos y citas 2.3. Comentarios y críticas no académicos 2.4. Géneros antiguos y modernos
  13. 13. 3. Imágenes del autor y su obra: Virgilio impresionista y cercanía de La Eneida De las “vidas imaginarias” de Schwob a las “vidas infames” de Borges 3.1. El ruiseñor y la mano del poeta 3.2. La cercanía de La Eneida
  14. 14. El “ruiseñor de Virgilio” “Thou wast not born for death, immortal Bird” (Keats)
  15. 15. “la mano de Virgilio se demora sobre una tela con frescura de agua”
  16. 16. “y a Reyes no le desagradará ciertamente la cercanía de Virgilio” O.C. II, 376
  17. 17. 4. Más que citas: la perfección de los versos virgilianos y las palabras esenciales 4.1. Unos cuantos versos 4.2. Difuminación de los versos en “palabras esenciales”
  18. 18. 4.1. Unos cuantos versos • sunt lacrymae rerum • dis aliter visum • disce, puer, virtutem ex me • fugit indignata sub umbras • ibant obscuri sola sub nocte per umbram • tacitae per amica silentia lunae
  19. 19. Ibant obscuri sola sub nocte per umbram
  20. 20. La dedicatoria a Leopoldo Lugones “A izquierda y a derecha, absortos en su lúcido sueño, se perfilan los rostros momentáneos de los lectores, a la luz de las lámparas estudiosas, como en la hipálage de Milton. Recuerdo haber recordado ya esa figura, en este lugar, y después aquel otro epíteto que también define por el contorno, el árido camello del Lunario, y después aquel hexámetro de la Eneida, que maneja y supera el mismo artificio: Ibant obscuri sola sub nocte per umbram” (Borges, “A Leopoldo Lugones”, en El hacedor [Borges O.C. II, 157]) Voz_Borges.WAV http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_poema1.php&pid=10854
  21. 21. Compendio de La Eneida El “prólogo” a La Eneida de la colección “Biblioteca Personal”
  22. 22. 4.2. Difuminación de los versos en “palabras esenciales” a. quantum y lentus b. umbra, nox y luna c. tacitus y silentium A ellas habría que añadir otras no virgilianas, pero referidas a Virgilio como tal y su poesía: d. “Virgilio” y “hexámetro”
  23. 23. “O –luna y sombra- el oro de Virgilio”
  24. 24. 5. Una compleja tradición de lecturas e intérpretes 5.1. Circunstancias de La Eneida 5.2. La Eneida y la filosofía: Leibniz y Hobbes 5.3. La estética de la expresión: Croce 5.4. La literatura inglesa: infierno y clasicismo 5.5. El dantismo psicológico
  25. 25. 5.1. Circunstancias de La Eneida • El deseo de destruir el poema “Ya inmediata la muerte, Virgilio encomendó a sus amigos la destrucción de su inconclusa Eneida, que no sin misterio cesa con las palabras Fugit indignata sub umbras. Los amigos desobedecieron, lo mismo haría Max Brod. En ambos casos acataron la voluntad secreta del muerto. Si éste hubiera querido destruir su obra, lo habría hecho personalmente; encargó a otros que lo hicieran para desligarse de una responsabilidad, no para que ejecutaran su orden. Kafka, por otra parte, hubiera deseado escribir una obra venturosa y serena, no la uniforme serie de pesadillas que su sinceridad le dictó” (O.C. IV, 97)
  26. 26. 5.2. La Eneida y la filosofía: Leibniz y Hobbes La perfección de La Eneida, según Leibniz: “Hay un argumento, muy elegante pero muy falso, de Leibniz, para defender la existencia del mal. Imaginemos dos bibliotecas. La primera está hecha de mil ejemplares de la Eneida, que se supone un libro perfecto y que acaso lo es. La otra contiene mil libros de valor heterogéneo y uno de ellos es la Eneida. ¿Cuál de las dos es superior? Evidentemente, la segunda. Leibniz llega a la conclusión de que el mal es necesario para la variedad del mundo” (O.C. III, 273)
  27. 27. La perfección y los libros • Libro sagrado • Libro clásico • Libro perfecto
  28. 28. Hobbes Hobbes: Monstrum horrendum ingens (Aen. 4, 181) “Literariamente ¿Qué podría rendir la noción de un ser compuesto de otros seres, de un pájaro (digamos) hecho de pájaros? El problema, así formulado, sólo parece consentir soluciones triviales, cuando no activamente desagradables. Diríase que lo agota el monstrum horrendum ingens, numeroso de plumas, ojos, lenguas y oídos, que personifican la Fama (mejor dicho, el Escándalo o el Rumor) en la cuarta Eneida, o aquel extraño rey hecho de hombres que llena el frontispicio del Leviatán, armado con la espada y el báculo” (O.C. III, 366) En nota, se añade: “Análogamente, en la Monadología (1714), de Leibniz, se lee que el universo está hecho de ínfimos universos que a su vez contienen el universo, y así hasta el infinito”
  29. 29. Leviathan y la Fama
  30. 30. Una “monadología” virgiliana: Eneidas Cantos Versos Palabras esenciales
  31. 31. 5.3. La estética de la expresión: Croce “Tenemos otro ejemplo famoso de hipálage, aquel insuperado verso de Virgilio ibant obscuri sola sub nocte per umbram, «iban oscuros bajo la solitaria noche por la sombra». Dejemos el per umbram que redondea el verso y tomemos «iban oscuros [Eneas y la Sibilia] bajo la solitaria noche» («solitaria» tiene más fuerza en latín porque viene antes de sub). Podríamos pensar que se ha cambiado el lugar de las palabras, porque lo natural hubiera sido decir «iban solitarios bajo la oscura noche». Sin embargo, tratemos de recrear esa imagen, pensemos en Eneas y en la Sibila y veremos que está tan cerca de nuestra imagen decir «iban oscuros bajo la solitaria noche» como decir «iban solitarios bajo la oscura noche». El lenguaje es una creación estética” (Borges, “La poesía”, en Siete noches [Borges O.C. III, 256])
  32. 32. El idealismo de Croce frente a la historia literaria “Diecisiete siglos duró en Europa la primacía de Virgilio; el movimiento romántico lo negó y casi lo borró. Ahora lo perjudica nuestra costumbre de leer los libros en función de la historia, no de la estética (...)” (O.C. IV, 521)
  33. 33. 5.4. La literatura inglesa: infierno y clasicismo Beda el Venerable Beowulf Milton Gibbon T.S. Eliot
  34. 34. Gibbon, a vueltas con la entrada al infierno en el libro VI “Mi siguiente trabajo fue un arranque accidental de amor y resentimiento: de mi reverencia por el genio modesto y de mi aversión por la pedantería insolente. El libro sexto de la Eneida es la composición más grata y perfecta de la poesía latina. El descendimiento de Eneas y la Sibila a las regiones infernales, al mundo de los espíritus, expande una perspectiva pavorosa y sin límites, desde la lobreguez nocturna del antro Cumeano, Ibant obscuri sola sub nocte per umbram“ (E. Gibbon, Autobiografía, Buenos Aires, Espasa Calpe, 1949, 120-122)
  35. 35. T.S. Eliot, a vueltas con lo clásico “In the end, it seems to me that the place which Dante assigned to Virgil in the future life, and the role of guide and teacher as far as the barrier which Virgil was not allowed to pass, was not capable of passing, is an exact statement of Virgil’s relation to the Christian world” (Eliot On poetry and poets, London, Faber & Faber, 1965, 130)
  36. 36. 5.5. El dantismo psicológico “De labios de Virgilio oye Dante que aquél no entrará nunca en el cielo; inmediatamente le dice maestro y señor, ya para demostrar que esa confesión no aminora su afecto, ya porque, al saberlo perdido, lo quiere más (Infierno, IV, 39)” (Borges, Nueve ensayos dantescos [Borges O.C. III, 344])
  37. 37. 6. Encuentro entre géneros, o épicas biográficas “(...) la breve dicha y la ansiedad que aguarda, de marfil y de música Virgilio, que cantó los trabajos de la espada, las configuraciones de las nubes de cada nuevo y singular ocaso y la mañana que será la tarde. Del otro lado de la puerta un hombre hecho de soledad, de amor, de tiempo, acaba de llorar en Buenos Aires todas las cosas” OC III, 309
  38. 38. 7. Conclusión: La Eneida de Borges, o el desafío a la historia literaria • Una Eneida construida con versos y palabras esenciales, donde no cuenta tanto la cantidad como la intensidad. • Eneida visual, que supera el artificio retórico para ofrecer imágenes imprevistas, cercanas a lo visionario.
  39. 39. CRÉDITOS • Francisco García Jurado • pacogj@filol.ucm.es • Dpto. Filología Latina • Facultad de Filología • Universidad Complutense • CIUDAD UNIVERSITARIA • 28040 MADRID

×