Serrat a machado
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Serrat a machado

on

  • 484 views

 

Statistics

Views

Total Views
484
Views on SlideShare
476
Embed Views
8

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

1 Embed 8

http://ticbaeza.blogspot.com 8

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Serrat a machado Serrat a machado Document Transcript

  • DEDICADO A ANTONIO MACHADO, POETA LLANTO Y COPLAS RETRATOAl fin, una pulmonía Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevillamató a Don Guido, y están y un huerto claro donde madura el limonero;las campanas todo el día mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;doblando por él: ¡din, dan! mi historia, algunos casos que recordar no quiero.murió Don Guido, un señorde mozo muy jaranero, Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sidomuy galán y algo torero; -ya conocéis mi torpe aliño indumentario-de viejo gran rezador. más recibí la flecha que me asignó Cupido, y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.Dicen que tuvo un serralloeste señor de Sevilla; Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,que era diestro pero mi verso brota de manantial sereno;en manejar el caballo, y, más que un hombre al uso que sabe su doctrinay un maestro soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.en refrescar manzanilla. Desdeño las romanzas de los tenores huecosCuando mermó su riqueza y el coro de los grillos que cantan a la luna.era su monomanía A distinguir me paro las voces de los ecos,pensar que pensar debía y escucho solamente, entre las voces, una.en asentar la cabezay asentóla Converso con el hombre que siempre va conmigode una manera española, -quien habla solo espera hablar a Dios un día-que fue a casarse con una mi soliloquio es plática con este buen amigodoncella de gran fortuna. que me enseñó el secreto de la filantropía.Y repintar sus blasones Y al cabo, nada os debo; me debéis cuanto escribohablar de las tradiciones a mi trabajo acudo, con mi dinero pagode su casa, el traje que me cubre y la mansión que habito,a escándalos y amoríos el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.poner tasa,sordina a sus desvaríos. Y cuando llegue el día del último viaje,Gran pagano y esté al partir la nave que nunca ha de tornarse hizo hermano me encontraréis a bordo ligero de equipaje,de una santa cofradía; casi desnudo, como los hijos de la mar.el Jueves Santo salía,llevando un cirio en la mano-aquel trueno- GUITARRA DEL MESÓNvestido de nazareno. Guitarra del Mesón que hoy suenas jota,Hoy nos dice la campana mañana petenera,que han de llevarse mañana según quién llega y tañeal buen Don Guido muy serio las empolvadas cuerdas.camino del cementerio.¿Tu amor a los alamares Guitarra del mesón de los caminosy a las sedas y a los oros no fuiste nunca ni serás poeta.y a la sangre de los torosy al humo de los altares? Tú eres alma que dice su armonía solitaria las almas pasajeras...¡Oh fin de una aristocracia! Y siempre que te escucha el caminanteLa barba canosa y lacia sueña escuchar un aire de su tierra.sobre el pecho;metido en tosco sayal Guitarra del Mesón que hoy suenas jota,las yertas manos en cruz; mañana petenera,¡tan formal! según quien llega y tañeel caballero andaluz. las empolvadas cuerdas. Guitarra del mesón de los caminos no fuiste nunca ni serás poeta.JOAN MANUEL SERRAT
  • DEDICADO A ANTONIO MACHADO, POETA EN COULLIURE DEL PASADO EFÍMERO Soplaban vientos del sur Este hombre del casino provinciano y el hombre emprendió viaje. que vió a Carancha recibir un día, Su orgullo, un poco de fe tiene mustia la piel, el pelo cano y un regusto amargo fue ojos velados por melancolía su equipaje. bajo el bigote gris, labios de hastío, y una triste expresión que no es tristeza, Miró hacia atrás y no vio sino algo más y menos: el vacío más que cadáveres sobre del mundo en la oquedad de su cabeza. unos campos sin color. Su jardín sin una flor Aún luce de corinto terciopelo y sus bosques sin un roble. chaqueta y pantalón abotinado, y un cordobés color de caramelo Y viejo pulido y torneado. y cansado a orillas del mar Tres veces heredó y tres ha perdido bebióse sorbo a sorbo su pasado. al monte su caudal; dos ha enviudado. Sólo se anima ante el azar prohibido Profeta sobre el verde tapete reclinado, ni mártir o al evocar la tarde de un torero quiso Antonio ser. la suerte de un tahúr o si alguien cuenta Y un poco de todo lo fue sin querer. la hazaña de un gallardo bandolero, o la proeza de un matón, sangrienta. Una gruesa losa gris vela el sueño del hermano. Bosteza de política banales La hierba crece a sus pies dicterios al gobierno reaccionario y le da sombra un ciprés y augura que vendrán los liberales en verano. cual torna la cigüeña al campanario. El jarrón que alguien llenó Un poco labrador, del cielo aguarda de flores artificiales, y al cielo teme; alguna vez suspira unos versos y un clavel pensando en su olivar, al cielo mira y unas ramas de laurel con ojo inquieto si la lluvia tarda. son las prendas personales, Lo demás, taciturno, hipocondriaco del viejo y cansado que, prisionero en la Arcadia del presente le aburre; sólo el humo del tabaco A orillas del mar simula algunas sombras en su frente. bebióse sorbo a sorbo su pasado. Este hombre no es de ayer, ni es de mañana Profeta sino de nunca; de la cepa hispana. ni mártir No es fruto maduro, ni podrido, quiso Antonio ser es una fruta vana Y un poco de todo lo fue sin querer. de aquella España que pasó y no ha sido esa que hoy tiene la cabeza cana.JOAN MANUEL SERRAT
  • DEDICADO A ANTONIO MACHADO, POETAPARÁBOLA LAS MOSCASÉrase de un marinero Vosotras las familiaresque hizo un jardín junto al mar inevitables, golosasy se metió a jardinero. vosotras moscas vulgaresEstaba el jardín en flor me evocáis todas las cosas.y el marinero se fuepor esos mares de Dios. Oh viejas moscas voraces como abejas en abrilLa España de charanga y pandereta viejas moscas pertinacescerrado y sacristía, sobre mi calva infantil.devota de Frascuelo y de María,de espíritu burlón y de alma quieta Moscas de todas las horasha de tener su mármol y su día, de infancia y adolescenciasu infalible mañana y su poeta. de mi juventud dorada de esta segunda inocenciaÉrase de un marinero quedando creer en nada,que hizo un jardín junto al mar en nada.y se metió a jardinero. Moscas del primer hastíoEstaba el jardín en flor en el salón familiary el marinero se fue las claras tardes de estíopor esos mares de Dios. en que yo empecé a soñar. Y en la aborrecida escuela raudas moscas divertidas perseguidas, perseguidas por amor de lo que vuela. ESPAÑOLITO Yo sé que os habéis posado sobre el juguete encantado Ya hay un español que quiere sobre el librote cerrado vivir y a vivir empieza sobre la carta de amor entre una España que muere sobre los párpados yertos y otra España que bosteza. de los muertos. Españolito que vienes Inevitables golosas al mundo, te guarde Dios. que ni labráis como abejas Una de las dos Españas y brilláis cual mariposas ha de helarte el corazón. pequeñitas, revoltosas vosotras amigas viejas me evocáis todas las cosas.JOAN MANUEL SERRAT
  • DEDICADO A ANTONIO MACHADO, POETA LA SAETA HE ANDADO MUCHOS CAMINOSDijo una voz popular: He andado muchos caminos¿Quién me presta una escalera he abierto muchas veredas;para subir al madero he navegado en cien marespara quitarle los clavos y atracado en cien riberas.a Jesús el Nazareno? En todas partes he visto caravanas de tristeza,Oh, la saeta, el cantar soberbios y melancólicosal Cristo de los gitanos borrachos de sombra negra.que siempre con sangre en las manossiempre por desenclavar. Y pedantones al pañoCantar del pueblo andaluz que miran, callan y piensanque todas las primaveras que saben, porque no bebenanda pidiendo escaleras el vino de las tabernas.para subir a la cruz.Cantar de la tierra mía Mala gente que caminaque echa flores y va apestando la tierra...al Jesús de la agoníay es la fe de mis mayores Y en todas partes he visto¿Oh, no eres tú mi cantar gentes que danzan o juegan,no puedo cantar, ni quiero cuando pueden, y laborana ese Jesús del madero, sus cuatro palmos de tierra.sino al que anduvo en la mar! Nunca si llegan a un sitio preguntan a dónde llegan. Cuando caminan, cabalganA UN OLMO SECO a lomos de mula vieja.Al olmo viejo, hendido por el rayo Y no conocen la prisay en su mitad podrido, ni aún en los días de fiesta.con las lluvias de abril y el sol de mayo, Donde hay vino, beben vino;algunas hojas verdes le han salido. donde no hay vino, agua fresca Son buenas gentes que viven,El olmo centenario en la colina... laboran, pasan y sueñan,Un musgo amarillento y en un día como tantos,le lame la corteza blanquecina descansan bajo la tierra.al tronco carcomido y polvoriento.Antes que te derribe, olmo del Duero,con su hacha el leñador, y el carpinterote convierta en melena de campana,lanza de carro o yugo de carreta;antes que rojo en el hogar, mañana,ardas de alguna mísera caseta.Antes que el río hasta la mar te empujepor valles y barrancas,olmo, quiero anotar en mi carterala gracia de tu rama verdecida.Mi corazón esperatambién hacia la luz y hacia la vida,otro milagro de la primavera.JOAN MANUEL SERRAT
  • DEDICADO A ANTONIO MACHADO, POETA CANTARES Todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar. Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles como pompas de jabón. Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse... Nunca perseguí la gloria. Caminante son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar ... Hace algún tiempo en ese lugar donde los bosques se visten de espinos se oyó la voz de un poeta gritar “Caminante no hay camino, se hace camino al andar...” golpe a golpe, verso a verso ... Murió el poeta lejos del hogar. Le cubre el polvo de un país vecino. Al alejarse, le vieron llorar. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar..” golpe a golpe, verso a verso... Cuando el jilguero no puede cantar Cuando el poeta es un peregrino, cuando de nada nos sirve rezar. “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar...” golpe a golpe, verso a verso.JOAN MANUEL SERRAT