La crisis del café en honduras una oportunidad para el productor organizado version ejecutiva

  • 214 views
Uploaded on

En mi condición de Gerente del Departamento de Comunicaciones y Relaciones, de la Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras, coordiné la elaboración de un documento de análisis de los impactos …

En mi condición de Gerente del Departamento de Comunicaciones y Relaciones, de la Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras, coordiné la elaboración de un documento de análisis de los impactos de la crisis en los productores afiliados a La Central, planteando también la tesis sobre la oportunidad que ofrecía la crisis cafetalera para los pequeños y medianos productores organizados en cooperativas e integrados en La Central. Se presente aquí la versión ejecutiva.

More in: Business
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
214
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. C C H C Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras La Central La crisis del café en Honduras: una oportunidad para los productores organizados
  • 2. C C C H La Central Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras Honduras: entre la pobreza y la miseria Honduras se debate entre la pobreza y la miseria extrema. De sus 6 millones de habitantes 80 por ciento (casi 5 millones de personas) es pobre, y la mitad de población vive en la mayor miseria subsistiendo con menos de un dólar diario. Honduras es el tercer país más pobre de América Latina, y con la deuda per cápita más alta de la región. Sobre todo el peso de la deuda imposibilita avanzar hacia el desarrollo. servicio de deuda montos porcentuales mayores que la suma de lo que va a dedicar al gasto e inversión social, o sea educación, salud, vivienda y empleo. Además en el 2001 el saldo de la balanza de bienes registró un déficit de US$1,004.8 millones.1 Esto significa una caída de más del 4 por ciento en el valor de las exportaciones. Este resultado se debió principalmente a la caída persistente de los precios del café en el mercado internacional. La crisis del país se va a acentuar porque el gobierno va a destinar para pago de 1 Banco Central de Honduras, Teguciglapa (2001). La importancia de la caficultura en Honduras El café en Honduras tiene la mayor distribución social de toda Centroamérica. En el país el 95.5 por ciento de los productores son pequeños y tienen en su poder el 60 por ciento de la producción. Es un producto fundamental para la economía nacional no sólo por ser el principal rubro de exportación del país, sino por Productora de café de la cooperativa COMISAJUL, San Juancito Porcentaje de caficultores en Honduras (2001) 95.5% caficultores pequeños (con fincas menores de 10 manzanas (una manzana = 0.75 hectáres)) su capacidad de redistribución directa de la riqueza a más de 109,000 familias. La producción de café contribuye con 5 a 8 por ciento del PIB nacional y 30 por ciento del PIB agropecuario. Ocupa en forma permanente el 20 y 25 por ciento de la mano de obra rural. Porcentaje de producción en manos de pequeños caficultores 60 50 40 30 4.5% caficultores medianos y grandes 20 10 0 Guatemala Datos de IHCAFE (2001) Costa Rica El Salvador Honduras Datos de IHCAFE, INCAE, OXFAM GB, y UNICAFE (2001) Nicaragua
  • 3. La crisis del café en Honduras 3 La crisis del café en Honduras Los productores generamos riqueza pero administramos pobreza Si comparamos la cosecha 1999-2000 con la 2000-01, pese a que el volumen total de café exportado fue inferior en sólo 13 por ciento los ingresos por exportación descendieron en más del 50 por ciento, pasando de $345 millones a $167 millones en la cosecha 2000-01. Los caficultores hondureños sufren no sólo a causa de los precios bajos, sino de una distribución cada vez más desigual de la riqueza que genera el comercio del café. <<Solamente estamos comiendo maíz y frijoles, pero en este último año cada vez es menos lo que comemos>> productor organizado y aquel que no lo está, ya que éste último deja de atender su parcela y se ve obligado a vender su mano de obra en las ciudades. Así, por ejemplo, en las comunidades del centro del país, situadas en la montaña de Comayagua <<60 por ciento de las personas que no están organizadas, son las que se han ido del lugar ya que trabajan para el intermediario que les presta hasta a un diez por ciento mensual, y no sucede así con los socios de las cooperativas que permanecen en sus fincas>> expresó Don Fermín Pérez, de la Cooperativa Mixta La Única [COMUL]. Los productores tienen en sus manos la materia prima, pero reciben hasta menos de una tercera parte del total de las ganancias por exportación. En las comunidades cafetaleras es cada vez más común escuchar la frase <<los productores generamos riqueza pero administramos pobreza>>. Esto es ahora más evidente que nunca. Para los y las cooperativistas que pertenecen a La Central, organización que aglutina a 77 cooperativas integradas por más de 10,000 pequeños y medianos productores de café, la caída de los precios ha significado un gran golpe. Según Carlos Anael Pérez, productor de la Cooperativa Cafetalera Unión Praga Limitada [COCAUPRAL] de Intibucá <<antes, por quintal, lo vendíamos a 1200 lempiras, el año pasado a 600 lempiras quintal oro, en este momento vendemos a 470 lempiras quintal>>.2 Entre los pequeños productores hay una diferencia sustancial entre el Los bajos precios afectan la calidad de la alimentación. Para José Rosa Manueles de Productor de café de la cooperativa COPROCATEL, El Paraíso la Cooperativa Agropecuaria Regional Indígena Opalaca Limitada [CARIOL] el consumo de carnes blancas y rojas así como de lácteos, han sido casi nulos, en su familia, en las cuatro cosechas anteriores. A la vez, el consumo de alimentos más habituales ha disminuido. <<Solamente estamos comiendo maíz y frijoles, pero en este último año cada vez es menos lo que comemos. A los niños les dan a diario un tiempo de comida en la escuela, con lo cual nos ayudan>> explicó el caficultor. La educación también se está viendo afectada. Para muchos productores, como José Darío Mendoza, de la Cooperativa Cafetalera Unión Limitada [COCAUL], el actual ingreso económico no les ha permitido enviar a sus hijos a la escuela y los planes que anteriormente tenía de darles educación secundaria, por el momento son inciertos. <<Dos de mis hijos dejaron de ir a la escuela para ayudarme en la finca, los demás u
  • 4. C C C H La Central Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras La crisis del café en Honduras t llegaron hasta sexto grado y al colegio no sé si podré enviarlos por falta de recursos>> manifestó el productor. Oferta y demanda mundial de café 150 millión de sacos de 60kg 120 90 60 30 0 1998 1999 2000 2001 Demanda mundial Oferta mundial Fuente: ICO (2001) Valor de exportaciones de café en Honduras 400 350 300 250 Volumen de café (millones de QQ 46 kg) 200 150 Valor de café ($US millones) 1998-99 1999-2000 2000-01 Fuente: IHCAFE (2001) El acceso a servicios de salud y medicamentos ha empeorado. En muchos lugares o es inexistente o es cubierto por las acciones de la cooperación solidaria <<el acceso a medicinas se ha puesto más difícil, y me he visto en la necesidad de ponerme a trabajar en otras actividades para mantener a mis hijos en la escuela y poder comprar medicinas cuando nos enfermamos>> declaró Luís Alonso Benítez, caficultor de la Cooperativa de Servicios Agropecuarios Gualcinse Limitada [COSAGUAL]. La situación del agro tiende a agravarse debido a la sequía y hambruna que ha vivido el sur del país, zona que provee la mano de obra jornalera para la recolección de la cosecha cafetalera. Sequía y crisis cafetalera están, así pues, estrechamente ligadas. 2 El Lempira es la moneda nacional, 16 lempiras son aproximadamente 1 dólar (abril, 2002). Sequía y hambruna La sequía es en Honduras un problema recurrente, sin embargo en el 2001 la ausencia de lluvias fue especialmente grave. Las pérdidas en las cosechas abarcaron 96,241 hectáreas. Las zonas más afectadas se encuentran localizadas en la parte sur, centro y occidente de Honduras, concentrándose específicamente en ocho departamentos, de los cuales los más perjudicados son Valle y Choluteca. Son estos departamentos, junto con Intibucá y La Paz en zona fronteriza con El Salvador, los José Rosa Manueles de CARIOL, Intibucá máximos proveedores de mano de obra temporal o <<corteros>> para la recolección de la cosecha cafetalera. Cerca de 29,500 familias productoras hondureñas perdieron sus cosechas de subsistencia, ocasionando con esto que Fermín Pérez de COMUL, Comayagua 185,000 personas no dispongan del acceso a las necesidades básicas de alimentación. Estos productores dependen más que nunca de los ingresos que obtienen por sus trabajos temporales en las fincas cafetaleras hondureñas. u
  • 5. La Crisis del café en Honduras 5 Sequía y hambruna 20 Número de jornaleros contratados Cosecha 1998-99 número de productores 15 Cosecha 1999-2000 10 5 0 1-5 Jornaleros 6-10 Jornaleros 11-15 Jornaleros 16-20 Jornaleros Fuente: La Central (2001) t Debido a la crisis los productores de café han tomado medidas para disminuir sus costos operativos contratando menos mano de obra en sus fincas o reduciendo los salarios pagados por esos trabajos. José Rosa Manueles afirma <<llegué a contratar hasta tres y cuatros obreros permanentes, pero ahora voy a tener sólo dos para que me ayuden exclusivamente en la corta, porque tengo problemas con el dinero para pagar a la gente>>. Manuel Romero, productor de la cooperativa Cafetalera Olancho Limitada [COCAOL], expresó que <<parte de los jornaleros que trabajan conmigo provienen de Choluteca. Sin embargo, a pesar de seguir manteniendo la misma cantidad de empleados, les he disminuido el salario>>. <<Antes tenía hasta 30 personas trabajando en mi finca y para esta última cosecha solo tuve diez y pasé de pagarles entre 20 y 15 lempiras por lata, a remunerarles entre 10 y 15 lempiras porque la actual crisis no nos permite dar más>> manifestó Danilo Zavala, caficultor también de la COCAOL. Para Fermín Pérez <<el pago de los trabajadores disminuye con los años, por ejemplo en la cosecha 1998-99 les pagaba 16 lempiras por lata, en la cosecha 1999-2000 pagué 15 El productor disminuye costos y el jornalero acepta la reducción del precio de su fuerza laboral porque está hambriento. El mal del primero agrava la situación del segundo. La supervivencia de miles de personas está en peligro. <<llegué a contratar hasta tres y cuatros obreros permanentes, pero ahora voy a tener sólo dos para que me ayuden exclusivamente en la corta, porque tengo problemas con el dinero para pagar a la gente>> Pago por lata cosecha 1999-2000* 21% 43% 5% 5% 21% 5% Lps. 18 Lps. 15 10% Lps. 12 Lps. 10 Lps. 9 Lps. 8 (o menos) Pago por lata cosecha 2000-01 5% 30% 10% 45% Lps. 12 Lps. 10 Fuente: La Central (2001) Lps. 8 Lps. 7 Lps. 6 (o menos) *1 lata es aproximadamente 30-35 lbs de café uva En general los productores más pequeños contratan trabajadores de la misma comunidad o municipio. Los productores con parcelas más grandes (superiores a 10 manzanas) se ven en la necesidad de contratar jornaleros de otras zonas, debido a la escasez de personal en sus comunidades. En estos casos los jornaleros provienen de las zonas más afectadas por la sequía como Choluteca, Lempira e Intibucá. lempiras, y en la 2000-01 pago 12 lempiras la lata>>. También en este caso es importante destacar la zona de procedencia de los jornaleros <<yo tengo trabajadores que vienen de comunidades lejanas, la mayoría son de Intibucá de los municipios de Camasca, Colomoncagua, Santa Lucía, Magdalena, que son fronterizos con El Salvador>> comenta Pérez.
  • 6. C C C H La Central Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras El problema de la comercialización Comparativo de precios recibidos por el productor hondureño y precios de cierre de la bolsa de Nueva York [NY] 1991-2001 200 150 dolares ($US) El problema de la comercialización Aproximadamente 90 por ciento del café hondureño se vende al intermediario y pasa por las manos de al menos tres estadios de intermediación hasta llegar a las casas exportadoras, con la consiguiente rebaja en el precio final que recibe el productor. El diez por ciento restante se comercializa directamente o a través de cooperativas. En el país operaron, en la cosecha 2000-01, 42 casas exportadoras de café. Las diez primeras empresas controlaron el 64 por ciento de la actividad exportadora del país, de un volumen total de 3,221.354 quintales, y un valor de $167,634.006 millones. Las principales casas exportadoras hondureñas son subsidiarias de conocidas compañías 100 Bolsa de NY 50 Productores 0 91-92 92-93 93-94 94-95 95-96 96-97 97-98 98-99 99-00 00-01 Fuente: IHCAFE (2001) multinacionales como el Grupo Neumann o VOLCAFE. Ya en 1997 los representantes de la Comisión del Café del Congreso Nacional alertaban a la opinión pública que las transnacionales tenían en su poder 40 por ciento de producción cafetalera Hondureña <<existe la intención, de parte de las transnacionales, de convertir en monopolio la recaudación de café y controlar el principal rubro de exportación de Honduras; poniendo así en precario la frágil economía de la nación>>. Al no exportar directamente su café, el pequeño productor ha dejado de percibir en las últimas diez cosechas un promedio de más de $40 entre el precio que efectivamente recibió y aquél en que cerró la bolsa. Paradójicamente los momentos de mejores precios, son en general los que presentan mayores diferencias no percibidas por los productores, que quedan como utilidades para la cadena de intermediación. económicos nacionales. Por el contrario, al canalizar y exportar el café a través de La Central, los pequeños caficultores no sólo obtienen un mejor precio, sino que se convierten en beneficiadores de su café, procesando en su propia infraestructura el café a comercializar. De este modo fortalecen la organización, de la que son propietarios, insertándose cada vez con más fuerza y éxito en el mercado nacional e internacional. Exportar directamente En este sentido la diferencia entre el productor organizado y aquel que no lo está es sustancial ya que, al vender al intermediario, se beneficia a compañías multinacionales o poderosos grupos Precio de café arabiga (1985-2002) 250 200 ¢US/lb El comercio de café constituye una empresa de gran rentabilidad para el exportador. Durante los últimos 15 años sólo en tres cosechas los precios se han situado, de manera prolongada, por debajo de los $85 por quintal oro. En Honduras los costos de producción promedio oscilan entre 55 a 75 dólares. Si el productor hubiera exportado directamente habría obtenido grandes ganancias. Fuente: ICO (2002) La exportación directa de café es un proyecto vital para los productores, ya que constituye la base sobre la que los caficultores podrán apropiarse de todo el proceso; tanto la producción, como la comercialización e industrialización del grano. Para Dagoberto Suazo, presidente de La Central <<la riqueza ya está en nuestras manos, solo nos falta apropiarnos de ella>>. 150 100 50 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02
  • 7. La crisis del café en Honduras 7 Estrategias para enfrentar la crisis una empresa exportadora con fines de desarrollo rural. Su propósito base es el de ofrecer a sus cooperativas un canal de exportacion directa vinculado a mecanismos de crédito alternativo, para mejorar las comunidades cafetaleras y el país. <<la meta, para los próximos cinco años, es lograr comercializar siete por ciento de la producción del café hondureño y 40 por ciento del café producido por las cooperativas...>> Apenas a tres años de formar parte de las empresas exportadoras de café en Honduras, La Central ocupa la posición decimotercera, de 42 casas exportadoras, ostentando el mejor precio promedio de venta de las trece. En los dos últimos años triplicó sus ventas, 4 por ciento de total nacional es decir 117,904 quintales de café para la cosecha 200001. Para Tatiana Lara, del Equipo Técnico de La Central <<la meta, para los próximos cinco años, es lograr comercializar siete por ciento de la producción del café hondureño y 40 por ciento del café producido por las cooperativas cafetaleras afiliadas, cuyo volumen de producción actual asciende a 500,000 qq, lo que superaría los 200,0000 quintales>>. Quintales de café exportados por La Central (1998-2001) 120000 quintales exportados Una experiencia interesante de lo que los productores organizados son capaces de lograr lo constituye La Central. Nace en noviembre de 1997 como un organismo de integración cooperativa de segundo grado y se constituye, además, como 100000 80000 60000 40000 20000 0 Cosecha 98-99 Cosecha 99-00 Cosecha 00-01 Fuente: IHCAFE (2002) La crisis es una oportunidad para el productor organizado Dagoberto Suazo en las oficinas de la Organización Internacional de Café, Londres A pesar de la crisis del café, y los problemas del mercado internacional, existen grandes oportunidades para el productor organizado. En primer lugar, y pese a que los bajos precios persistirán debido a la sobreoferta mundial, el volumen total de café arábiga desciende por segundo año consecutivo. La fuerza principal que empuja esta disminución viene de Centroamérica y México, que producen los cafés denominados <otros suaves>. Estos son cafés finos muy apreciados por su extraordinaria calidad. Usualmente sustituyen, en las mezclas que preparan los tostadores, a los mejores <suaves colombianos>. A medida que los inventarios de este tipo de cafés se van consumiendo la demanda empuja los diferenciales y los precios al alza. Existen entonces oportunidades para las empresas que ofrecen calidad constante y asegurada, tanto en el producto como en el servicio. En segundo lugar, los exportadores nacionales están desapareciendo debido al esfuerzo que las transnacionales hacen por controlar el mercado hondureño. En las zonas cafetaleras ocurrió una situación particular, los exportadores e intermediarios locales pagaron precios mayores a los del mercado internacional (un rango entre $15 y $30 por quintal). Esto se debió al contrabando de café hacia Guatemala y la disminución en la cosecha, por la caída de los precios y la menor productividad, lo que llevó a los exportadores a competir para captar el café y cumplir con sus compromisos contractuales previamente adquiridos. Por estas razones muchos exportadores incumplieron sus contratos en la pasada cosecha y arrastran problemas de iliquidez. Los pequeños productores afiliados a La Central se cuentran ante una gran oportunidad paraposicionarse entre u
  • 8. C C C H La Central Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras La crisis es una oportunidad... t las exportadoras más importantes del país tanto en volumen como por precio de venta. Los productores que exportaron a través de La Central obtuvieron un promedio de más de $10 por encima de aquel que recibieron, quienes le vendieron a la principal exportadora del país. En la cosecha 2000-01, mientras que algunas de las principales casas exportadoras disminuyeron el volumen de exportación hasta en %55, La Central aumentó sus exportaciones en %36. Insertarse con fuerza en el mercado Lo anterior implica un fuerte trabajo de mercadeo directo (participación activa en ferias especializadas, visitas a clientes actuales y potenciales, envío de muestras) y, sobre todo, la garantía de entregar un café permite contar con herramientas adicionales para le manejo del riesgo y el uso de mecanismos como las opciones y seguros contra movimientos adversos en el precio. Se están capitalizando entre $5 y $10 por quintal vendido de cafés especiales para constituir un fondo que permita abordar, con las suficientes garantías de éxito, un proceso de diversificación productiva en el mediano plazo a otros rubros distintos al café. Esto permitirá superar mejor las crisis cíclicas que experimentan los precios del café. Ya existen algunas experiencias piloto en la cría de cerdos, aves de corral, piscicultura o apicultura. También se hizo efectiva la industrialización del café de La Central para su venta directa en Holanda, mediante la marca Subiere Koffie, en alianza estratégica con un tostador holandés. Así mismo se están aprovechando las ventajas que ofrece la venta directa en la Bolsa de Nueva York, mediante la apertura de una cuenta en bolsa que Precio promedio de venta (cosecha 2000-01) 60 Exportadores hondureños Fuente: IHCAFE (2001) SOGIMEX PRUNSA INAGINSA HAWIT EXPOCAFE EXCOSA LA CENTRAL 0 MOLINOS DE HONDURAS 10 BECAMO 20 AHPROCAFE ¢US/lb 30 COMAZA 50 40 Consecuente con esta estrategia se ha fortalecido la calidad y diferenciación del Café Central a través de creación y promoción de marcas: <Capucas>, <La Tigra>, <Los Alpes>, <Marcala Central> (y la vinculación a sellos sociales y ecológicos) de calidad consistente. En este sentido La Central sigue invirtiendo en infraestructura para sus cooperativas (beneficios de exportación y húmedos ecológicos, secadoras, patios de secado, etcétera) y sistemas de aseguramiento de la calidad como ISO 9002, para garantizar el café de la más alta calidad. COHONDUCAFE En el sector caficultor hondureño La Central es la primera organización que ha optado por una estrategia de valor agregado iniciando un proceso de diferenciación del producto en torno a los conceptos de calidad y responsabilidad social corporativa. <Orgánico>, <Sostenible>, <Ético>, <Bajo Sombra> y <Justo>. Del total vendido en la presente cosecha 21 por ciento son cafés especiales (justo, orgánico y marcas). En el 2001 La Central cuenta con la certificación de café sostenible (35,000 qq) de los que se han vendido hasta la fecha 19,000 quintales. Se logró la certificación orgánica de 4 cooperativas (15,000 qq) y en el 2002 se exportaron sus primeros lotes. COEX DE HONDURAS Para superar la crisis y convertirla en una ventaja <<los caficultores organizados en La Central hemos realizado una revisión de nuestra planificación estratégica y contamos con un plan de negocios que nos ha permitido analizar la situación comercial y financiera de la organización, hacer las proyecciones financiera necesarias, definir las políticas a aplicar, formular un plan de mercadeo y tomar las medidas necesarias para afrontar los problemas>> asegura German Quintanilla, joven productor del departamento de Santa Bárbara.
  • 9. La Crisis del café en Honduras 9 La estrategia es la descentralización Beneficio de la Cooperativa COMUL (Comayagua) Dentro de la estrategia de dotar de infraestructura a las cooperativas para producir café de calidad, La Central ha construido siete beneficios regionales, tres de ellos de exportación, en diferentes zonas productoras. Para Oscar Serrano, administrador de uno de los beneficios de La Central en la zona de occidente: <<en el proceso de comercialización la estrategia es la descentralización, se están llevando los beneficios de exportación a las zonas productoras de café bajo la figura empresarial de Sociedad de Responsabilidad Limitada (S de RL)>>. Llegar a definir esta modalidad en la propiedad y administración de los beneficios se fundamenta en que en el sistema cooperativo todos los productores deciden de manera igualitaria, el que comercializa a través de su cooperativa como aquel que no. <<Esa es una debilidad del movimiento cooperativo y eso debe cambiar, cómo es posible que el responsable tenga el mismo poder de decisión que el irresponsable, que quien aporte con su trabajo y su dedicación tenga igual derecho al que no lo haga>>, afirma Dagoberto Suazo. Transformar el país Además de dar respuestas a los problemas de organización, acceso a mercados, mejores precios, calidad, crédito e infraestructura, La Central se ha convertido en la organización con mayor capacidad de incidir en la toma de decisión política en torno a los problemas de la producción nacional. Para Miguel Ángel Trochez, productor de Intibucá, el modelo Central es aplicable a otros rubros (cacao, azúcar, granos básicos, banano, etc.) con alta participación de campesinos pobres. Debería ser tomado como base para definir la política cafetalera hondureña y convertir a la caficultura nacional en el principal eje de combate contra la pobreza en el país. <<Nuestra visión es constituirnos en el vehículo para la transformación de la caficultura nacional y ser vehículo para la transformación de Honduras. La Central nació para formar un nuevo grupo económico con aquella gente que históricamente ha sido expropiada de su riqueza. Generar y apropiarse de esta riqueza, para lograr una mejor calidad de vida para nuestros hijos y las futuras generaciones, es nuestra aspiración>> opinó Trochez. El futuro de la cooperativa Santa Maria, La Paz