1. Introducción
Las cualidades del desarrollo de la industria turística son cada vez más valoradas. La actividad
turística...
combinadas con las pasadas, que requiere demanda y tecnología necesarias para cubrir necesidades. Esta
tecnología posibili...
(promotores de ofertas residenciales) Muchas veces es competencia desleal, porque no declara IAE ni
IVA, ya que no tienen ...
• Social: hasta donde considera la gente que tiene que desarrollarse el turismo (debate por la
necesidad y dependencia)
• ...
3. Gestionar la demanda turística. Existen múltiples indicadores, que ya hemos comentado, para
determinar cómo y hasta dón...
3. Gestionar la demanda turística. Existen múltiples indicadores, que ya hemos comentado, para
determinar cómo y hasta dón...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Perspectivas económico-jurídicas del sector no lucrativo: ONG’s, fundaciones y asociaciones

368 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
368
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Perspectivas económico-jurídicas del sector no lucrativo: ONG’s, fundaciones y asociaciones

  1. 1. 1. Introducción Las cualidades del desarrollo de la industria turística son cada vez más valoradas. La actividad turística es una de las actividades económicas con mayor capacidad de promover un desarrollo equilibrado y sostenible, convirtiéndose cada vez más en sector estratégico para todas las economías. No sólo se trata de un sector con un acusado efecto de arrastre sobre el resto de actividades productivas, generando un empleo indirecto sobre otros sectores de actividad, sino que el turismo contribuye decisivamente al reparto de la riqueza mundial, convirtiéndose uno de los motores de la globalización económica y suponiendo muchas veces la única alternativa al desarrollo de regiones y países. Por último es necesario valorar convenientemente que los flujos turísticos son responsables de la transmisión de actitudes sociales y culturales, sin cuyo intercambio difícilmente podría entenderse el enriquecimiento mutuo de los pueblos. El turismo se ha convertido en uno de los principales motores generadores de empleo e ingresos económicos a escala mundial. Supone un 12% del PIB, cifra cercana al 11% del PIB mundial, y genera 1,5 millones de empleos, lo que representa 1/3 de los empleos ofertados por el sector servicios. Las ofertas de plazas desde 1.970 se han multiplicado por tres. Actualmente existen unas 450.000 empresas. La situación del sector turístico ha dado un giro espectacular en el período 1998-2002. Se ha pasado de una situación de crisis a una situación en la que España ocupa una posición de claro liderazgo internacional. Así, España es el 2º país con más llegadas de turistas internacionales con unas cifras en torno a los 700 millones en el año 2.000, después de Francia y por delante de EEUU. En 2.003, España recibió 52 millones de turistas (7,5% del turismo mundial) Esto supone y seguirá suponiendo un balón de oxígeno para la Balanza Comercial, ya que las tasas de crecimiento actuales se sitúan en un 4,3% del turismo como producción. La demanda turística de las familias españolas representa un 5% del consumo agregado final. El 91% de los viajes son interiores y la principal razón para no viajar es de tipo económico. Por lo tanto, esta demanda aumenta debido al abaratamiento de los costes del transporte y a otros factores sociodemográficos como los hogares unipersonales, familias monoparentales, familias sin hijos, introducción de la mujer en el mundo laboral, nivel de estudios en crecimiento y el envejecimiento de la población que hace desestacionalizar la demanda. En el año 2000 el 47% de los españoles realiza al menos un viaje, cuyos destinos suelen ser nacionales. Los que más viajan son los alemanes y holandeses, cuyo destino preferido es nuestro país. Las tendencias de esta demanda se resumen en un incremento de la importancia del tiempo de ocio y aumento de la propensión y frecuencia a viajar, aunque cada vez en mayor medida se produce una defragmentación de las vacaciones con una disminución de la estancia media en cada lugar. La oferta turística se compone de nuevas empresas concentradas para competir en un mercado cada vez más globalizado y de nuevos productos turísticos como resultado de la singularización o viajes individualizados. La globalización crea más oportunidades e induce a la competitividad, lo que a su vez supone en las empresas: mejora en los procesos productivos, mejora en la gestión de costes, implantación de tecnologías nuevas que aumenten la eficacia, reducción de márgenes de beneficios, amortizaciones más largas, aumento de la diferenciación en el mercado, mayor eficacia promocional…Las nuevas tecnologías son básicas, porque acercan a comprador y vendedor en un mercado en el que por definición están separados. Existe conexión directa entre tour operador y distribuidor, por lo que adoptan mayor flexibilidad de cambio en los paquetes. En el sector turístico existe una mayor propensión al uso de las nuevas tecnologías ya que existe un amplio número de sucuarsales dispersas con un alto volumen de contactos con proveedrores y con clientes y con niveles importantes de generación y manejo de información precisa. La posición competitiva cambia, y pasamos de un liderazgo en costes a una diferenciación vía productos, nuevos usos, nuevos ideas y leves diferencias en precios de tour operadores. Hablamos de economías de escala junto con economías de alcance y de una integración diagonal. La mano de obra es clave para la calidad, por lo que cobra importancia la formación y la actualización continua en el área de recursos humanos. Por lo tanto surge un nuevo turismo más segmentado, con diferentes necesidades, viajes frecuentes, exigencias mayores de calidad y canales de distribución directos. Como la esencia sigue siendo la búsqueda de sol y playa podemos decir que pasamos de un Fordismo a un Neo Fordismo, con nuevas fórmulas turísticas
  2. 2. combinadas con las pasadas, que requiere demanda y tecnología necesarias para cubrir necesidades. Esta tecnología posibilita una presencia global que no tiene en cuenta la localización geográfica, un aumento de la competitividad y de la calidad del servicio, productos y servicios más personalizados (microsegmentación) y nuevos, una mayor integración vertical sin apenas intermediación y menores costes y como consecuencia menores precios. 2. Desarrollo sostenible A partir de la popularización del concepto de desarrollo sostenible a finales de los años ochenta, nace el concepto de turismo sostenible, primero como oposición al turismo de masas, y más tarde como objetivo deseable para todos los tipos de turismo existentes. Sin embargo, al igual que el concepto paralelo de desarrollo sostenible, hasta el momento, el turismo sostenible no se ha definido en términos precisos y deja un amplio margen para todo tipo de interpretaciones. Según la OMT, las directrices para el desarrollo sostenible del turismo y las prácticas de gestión sostenible son aplicables a todas las formas de turismo en todos los tipos de destinos, incluidos el turismo de masas y los diversos segmentos turísticos. Los principios de sostenibilidad se refieren a aspectos ambiental, económico y sociocultural del desarrollo turístico, habiéndose de establecer un equilibrio adecuado a largo plazo, sobre la base de tres ámbitos clave de referencia en el turismo: el espacio receptor, la sociedad local y los visitantes. El turismo sostenible debe cumplir unos requisitos para conseguir el bienestar social: • Desde el punto de vista de la ecología: Gestionar eficientemente los recursos ambientales, manteniendo procesos ecológicos y ayudando a conservar el medio ambiente. • Desde el punto de vista de la sociedad: Respetar la integridad cultural de las comunidades anfitrionas: conservar sus activos culturales arquitectónicos y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y a la tolerancia intercultural. • Desde el punto de vista de la economía: Asegurar una viabilidad económica a largo plazo, que reporte beneficios socioeconómicos bien distribuidos, por lo que exige la participación de todos los agentes que se vean afectados por dichas prácticas. • Desde el punto de vista turístico: reportar mucha satisfacción a los turistas y representar para ellos una experiencia significativa, con lo que serán más sensibles a estos problemas y ello llevará a prácticas turísticas sostenibles. Esto exige un coste de mantenimiento, conservación y recuperación. De no ser así, se produce una expulsión de la industria turística y un encarecimiento de las viviendas residenciales Para lograr esta sostenibilidad se tienen que cumplir ciertas condiciones: • Estabilidad del sector • Confianza en el turismo como factor de desarrollo, en sentidos diversos como heterogeneidad y dependencia turística • Concentración de procesos de desarrollo para rentabilizar las inversiones • Consumo del territorio y de recursos naturales como puesta en valor • Identidad sociocultural como modo de vida, costumbres…por lo que trabajamos en as políticas públicas con la diferenciación. Los ejes de atención son el medio social (participación de la gente que vive en el medio y los profesionales), la estructura turística (diversificación del mapa turístico y coordinación de las políticas turísticas públicas) y el territorio y el medio ambiente. Sobre el territorio y el medio ambiente influye el crecimiento del número de plazas y de la oferta hotelera y extrahotelera. La mayor parte de alojamiento de los españoles son de oferta no hotelera
  3. 3. (promotores de ofertas residenciales) Muchas veces es competencia desleal, porque no declara IAE ni IVA, ya que no tienen establecimiento legal y por otra parte generan un impacto negativo en el medio ambiente a cambio de poco empleo y poco rendimiento. Medidas sobre el territorio Para gestionar eficientemente el territorio ha de tenerse en cuenta el valor del mismo. Las medidas pueden ser: • Renovación de áreas degradadas: crear nuevos elementos de oferta • Control del crecimiento buscando el límite racional • Despegue en un medio rural • Expansión del territorio urbano y proyectos de ocio y cultura en ciudades • Turismo en espacios naturales • Canalización del territorio • Vender patrimonio y recursos En conclusión, el territorio nos aporta un doble significado: nos provee de recursos para establecer políticas para desarrollo turístico sostenible y nos marca un límite hasta dónde crecer (número de plazas turísticas que podemos meter en un territorio) Existen dos maneras de relacionar desarrollo turístico y espacio turístico: 1. Que la actividad se integre en áreas donde ya existe un espacio turístico. Criterios: a. No prescindir del valor del espacio b. No eliminar la pre-existencia del ser humano (complementariedad de la actividad con las que ya existan) c. No eliminar funciones ya existentes de los elementos del espacio d. Debe prevalecer la rehabilitación antes que la nueva construcción e. Conservación de todas las vías existentes posibles (ciudad histórica, vía rural…) y dónde está el límite del desarrollo. 2. Partir de que el lugar objetivo no tiene condicionamiento, por lo que habría que crear espacios nuevos (resort o distritos turísticos) Criterios: a. Enclave de producción turística: resort turístico con alojamiento, servicios complementarios… convirtiéndose en una célula autosuficiente integrada. b. Segrega socialmente y territorialmente y el beneficio no revierte en el país elegido Entre los instrumentos que inciden en la planificación de espacios turísticos podemos hablar de instrumentos de ordenación del territorio regional y subregional como PGOU, Municipio Turístico Sostenible, Agenda 21 y gestión de la Calidad Integral y del concepto de capacidad de carga, que pone los límites cuantitativos y de percepción por los visitantes. La capacidad de carga ha ido difundiéndose en la actividad turística, en el contexto del debate académico y técnico sobre los límites al crecimiento de esta actividad en espacios receptores. Como objetivo, trata de determinar cuándo comienza la congestión y estrangulamientos en el desarrollo turístico. El concepto varía según los expertos, o al menos los parámetros e indicadores utilizados para su determinación. Según Vera rebollo existen diferentes dimensiones de capacidad de carga: • Ecológica: número máximo de visitantes para preservar el medio ambiente • Física: hasta dónde llegar en función de infraestructuras básicas disponibles • Económica: límite para que el sistema económico no se resienta
  4. 4. • Social: hasta donde considera la gente que tiene que desarrollarse el turismo (debate por la necesidad y dependencia) • Visitantes: cuándo los turistas consideran que el destino está saturado, mediante encuestas • Política: capacidad de gestión para el desarrollo del turismo Medidas sobre la gestión medioambiental La gestión medioambiental podría definirse como el conjunto de decisiones adecuadas para que las operaciones de las empresas contaminen lo menos posible en el entorno. Para ello existen herramientas como: • Evaluación del Impacto Ambiental, cuyo objetivo es identificar, predecir y comunicar los impactos ambientales de un proyecto para prevenir, corregir y valorar los mismos, en el proceso de aprobación por parte de la administración. Tiene ventajas al ser un enfoque exante pero el promotor influye muchas veces sobre el evaluador, por lo que pierde eficiencia. • Análisis del ciclo de vida medioambiental, que evalúa los impactos de productos y servicios para mejorarlos y tratar de reducirlos. Estima materias primas y energía consumidas, vertidos, emisiones… • El ecodiseño, que no mide solo los aspectos económicos, sino también los del medio ambiente a la hora de desarrollar y concebir un producto o servicio. • La etiqueta inteligente, que es un distintivo en productos que demuestren tener impactos reducidos sobre el medio ambiente. Tiene un enfoque de marketing, ya que busca la diferenciación mediante la percepción de un producto mejor y diferente al resto de la competencia y mediante el uso de productos innovadores. • Sistema de gestión ambiental: serían todos los recursos y procedimientos establecidos por una organización para gestionar los efectos sobre el medio ambiente, dentro de una lógica de mejora continua. Este sistema puede ser personalizado con datos históricos y medidas propias o estandarizado. La mayor parte de las empresas toman un sistema estandarizado, ya que es un sistema formalizado, probado, auditable, certificable y reconocido, y permite hacer comparaciones objetivas. Destacan normas como las ISO 14000 y las EMAS, que siguen un equema de planificar, hacer, revisar y actuar. Toda esta gestión mediambiental está relacionada con la gestión de la calidad en la medida en que los sistemas de la gestión de la calidad incoporan elementos de gestión medioambiental y no diferenciar entre personal en calidad y personal en gestión medioambiental. Las ventajas que aporta esta convergencia e integración van desde la disminución de burocracia que permite obtener una visión más global, facilitar el control y una mayor flexibilidad de respuesta hasta la menor complejidad de las tareas de los trabajadores. Estrategias para el desarrollo turístico sostenible 1. Mejora de la información para la toma de decisiones. A través de diferentes asociaciones, es necesario tener información acerca de: los aspectos macroeconómicos, la demanda turística, la oferta turística, cifras de ocupación e indicadores de sostenibilidad de la actividad. 2. Planificación integral. A la hora de llevar a cabo una estrategia de desarrollo tenemos que comenzar con una planificación de las actuaciones que vamos a desarrollar en función del entorno genérico y el específico. Para ello, se han de poner en marcha cooperaciones entre diferentes departamentos de la administración así como la ordenación del territorio como principio de intervención.
  5. 5. 3. Gestionar la demanda turística. Existen múltiples indicadores, que ya hemos comentado, para determinar cómo y hasta dónde ha de crecer la demanda turística. La dificultad viene cuando tratamos con indicadores subjetivos, difíciles de determinar y confusos. La tarea fundamental para gestionar esta demanda se fundamenta en los flujos turísticos, centrándonos más en la calidad de la demanda que en el número de turistas. Por ello tratamos de elaborar campañas de comunicación en zonas con poca demanda no inducida, segmentadas, para un público objetivo potencial concreto en cada zona, que maximice la rentabilidad, tratando de repartir eficientemente el número de turistas en función de una oferta personalizada en cada zona y época del año para desestabilizar la demanda. 4. Desarrollo de experiencias piloto. Tanto las empresas como la administración han de poner su granito de arena para cambiar los modelos turísticos imperantes que afectan tanto a la oferta como a la demanda, desde el fomento del cambio en el comportamiento de los consumidores hasta el desarrollo de nuevos productos y servicios acordes con el entorno cultural y paisajístico. 5. Actuar sobre la calidad ambiental. Es clave planificar cuál va a ser el impacto causado por nuestra empresa y tratar de mantener el control de las actuaciones turísticas mediante diferentes tipos de mecanismos. 6. Rehabilitación de espacios deteriorados o degradados. Como antes hemos señalado, siempre hemos de rehabilitar espacios e instalaciones degradadas antes que construir o realizar proyectos nuevos. Hablamos pues de operaciones de maquillaje con la mejora de fachadas. En el caso de que existan edificios sin carácter patrimonial en una zona que antes era protegida se han de llevar a cabo operaciones de esponjamiento, consistentes en el derribo de los edificios para conseguir una menor densidad de población. Por último debemos de promover el alejamiento de edificaciones en primera línea de playa o ríos para proteger dichas zonas de un impacto medioambiental negativo. 7. Protección de especies y establecimiento de zonas protegidas. Las estrategias irían encaminadas a la creación de figuras de protección como Parques Nacionales y Naturales, reservas Naturales, paisajes Protegidos y Monumentos Nacionales. 8. Formación a todos los niveles. Es la herramienta esencial para crear un desarrollo sostenible. Sin la incorporación de ideas de desarrollo sostenible en la formación general de las personas ni el conocimiento del medio que nos rodea así como sus limitaciones esto carecería de sentido. 9. Incentivos fiscales y de mercado para apoyar estrategias medioambientales mediante instrumentos públicos fiscales, presupuestarios, financieros, creación de mercados y prácticas internas, para lograr una colaboración con los agentes mediante las ventajas fiscales y de cara a favorecer su imagen social. 10. Ecogestión turística. Para lograr esta ecogestión tendremos en cuenta desde la concepción de edificios desde el punto de vista ecológico en sus materiales de construcción, como su correcta ubicación y la genración de ahorros energéticos importantes. 11. Cualificación y diferenciación de la oferta. Juegan especial importancia las normas y marcas o distintivos de calidad que permitan una diferenciación de la oferta como las ISO 9000 o 14000, la Q de calidad… 12. Redes de cooperación de PYMES. Se trata de acuerdos de cooperación verticales y horizontales para el desarrollo de proyectos, productos y servicios que beneficien a todas ellas. 13. Desarrollo equilibrado de nuevos productos, con los objetivos claros de diversificación para lograr una desestacionalización del turismo, cubrir nichos de mercado, favorecer el desarrollo y el crecimiento y diferenciarse para lograr una imagen de marca del destino turístico atractivo, diverso y de calidad.
  6. 6. 3. Gestionar la demanda turística. Existen múltiples indicadores, que ya hemos comentado, para determinar cómo y hasta dónde ha de crecer la demanda turística. La dificultad viene cuando tratamos con indicadores subjetivos, difíciles de determinar y confusos. La tarea fundamental para gestionar esta demanda se fundamenta en los flujos turísticos, centrándonos más en la calidad de la demanda que en el número de turistas. Por ello tratamos de elaborar campañas de comunicación en zonas con poca demanda no inducida, segmentadas, para un público objetivo potencial concreto en cada zona, que maximice la rentabilidad, tratando de repartir eficientemente el número de turistas en función de una oferta personalizada en cada zona y época del año para desestabilizar la demanda. 4. Desarrollo de experiencias piloto. Tanto las empresas como la administración han de poner su granito de arena para cambiar los modelos turísticos imperantes que afectan tanto a la oferta como a la demanda, desde el fomento del cambio en el comportamiento de los consumidores hasta el desarrollo de nuevos productos y servicios acordes con el entorno cultural y paisajístico. 5. Actuar sobre la calidad ambiental. Es clave planificar cuál va a ser el impacto causado por nuestra empresa y tratar de mantener el control de las actuaciones turísticas mediante diferentes tipos de mecanismos. 6. Rehabilitación de espacios deteriorados o degradados. Como antes hemos señalado, siempre hemos de rehabilitar espacios e instalaciones degradadas antes que construir o realizar proyectos nuevos. Hablamos pues de operaciones de maquillaje con la mejora de fachadas. En el caso de que existan edificios sin carácter patrimonial en una zona que antes era protegida se han de llevar a cabo operaciones de esponjamiento, consistentes en el derribo de los edificios para conseguir una menor densidad de población. Por último debemos de promover el alejamiento de edificaciones en primera línea de playa o ríos para proteger dichas zonas de un impacto medioambiental negativo. 7. Protección de especies y establecimiento de zonas protegidas. Las estrategias irían encaminadas a la creación de figuras de protección como Parques Nacionales y Naturales, reservas Naturales, paisajes Protegidos y Monumentos Nacionales. 8. Formación a todos los niveles. Es la herramienta esencial para crear un desarrollo sostenible. Sin la incorporación de ideas de desarrollo sostenible en la formación general de las personas ni el conocimiento del medio que nos rodea así como sus limitaciones esto carecería de sentido. 9. Incentivos fiscales y de mercado para apoyar estrategias medioambientales mediante instrumentos públicos fiscales, presupuestarios, financieros, creación de mercados y prácticas internas, para lograr una colaboración con los agentes mediante las ventajas fiscales y de cara a favorecer su imagen social. 10. Ecogestión turística. Para lograr esta ecogestión tendremos en cuenta desde la concepción de edificios desde el punto de vista ecológico en sus materiales de construcción, como su correcta ubicación y la genración de ahorros energéticos importantes. 11. Cualificación y diferenciación de la oferta. Juegan especial importancia las normas y marcas o distintivos de calidad que permitan una diferenciación de la oferta como las ISO 9000 o 14000, la Q de calidad… 12. Redes de cooperación de PYMES. Se trata de acuerdos de cooperación verticales y horizontales para el desarrollo de proyectos, productos y servicios que beneficien a todas ellas. 13. Desarrollo equilibrado de nuevos productos, con los objetivos claros de diversificación para lograr una desestacionalización del turismo, cubrir nichos de mercado, favorecer el desarrollo y el crecimiento y diferenciarse para lograr una imagen de marca del destino turístico atractivo, diverso y de calidad.

×