Your SlideShare is downloading. ×
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Huella EcolóGica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Huella EcolóGica

7,733

Published on

De ambiente

De ambiente

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
7,733
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
96
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Que es Huella ecológica<br />La huella ecológica es un indicador agregado definido como «el área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población dada con un modo de vida específico de forma indefinida».[1] Su objetivo fundamental consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y, comparado con la biocapacidad del planeta. Consecuentemente es un indicador clave para la sostenibilidad.<br />La ventaja de la huella ecológica para entender la apropiación humana está en aprovechar la habilidad para hacer comparaciones. Es posible comparar desde las emisiones de transportar un bien en particular con la energía requerida para el producto sobre la misma escala (hectáreas).<br />Cálculo <br />Huella ecológica de diferentes naciones comparada con su IDH<br />El cálculo de la huella ecológica es complejo, y en algunos casos imposible, lo que constituye su principal limitación como indicador; en cualquier caso, existen diversos métodos de estimación a partir del análisis de los recursos que una persona consume y de los residuos que produce. Básicamente sus resultados están basados en la observación de los siguientes aspectos:<br />La cantidad de hectáreas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo. <br />Hectáreas necesarias para proporcionar el alimento vegetal necesario. <br />Superficie necesaria para pastos que alimenten al ganado. <br />Superficie marina necesaria para producir el pescado. <br />Hectáreas de bosque necesarias para asumir el CO2 que provoca nuestro consumo energético. En este sentido no sólo incidiría el grado de eficiencia energética alcanzado sino también las fuentes empleadas para su obtención: a mayor uso de energías renovables, menor huella ecológica. <br />Desde un punto de vista global, se ha estimado en 1,8 ha[2] la biocapacidad del planeta por cada habitante, o lo que es lo mismo, si tuviéramos que repartir el terreno productivo de la tierra en partes iguales, a cada uno de los más de seis mil millones de habitantes en el planeta, les corresponderían 1,8 hectáreas para satisfacer todas sus necesidades durante un año. Con los datos de 2005, el consumo medio por habitante y año es de 2,7 hectáreas, por lo que, a nivel global, estamos consumiendo más recursos y generando más residuos de los que el planeta puede generar y admitir.<br />Aplicación y metodologías [editar]<br />El análisis Huella ecológica ha sido aplicado a varios niveles, desde la escala global,[3] hasta el nivel hogareño.[4] En este estudio, el componente huella ecológica de Guernsey ha sido calculado y luego usado como una herramienta para explorar la toma de decisiones. Esto ha sido hecho considerando la huella ecológica de pasajeros de viaje, observando datos sobre series de tiempo y el desarrollo de escenarios.<br />La aproximación componente base, primero documentada por Simmons y Cambers (1998) y luego por Simmons et al., (2000) es un acercamiento diferente a la huella ecológica. En lugar de considerar el consumo de materias primas, este considera el efecto de transporte, energía, agua y desecho. Esta resultó una estructura más simplificada y educativa con mayor significado a nivel regional. Esto es principalmente porque está construido en torno a actividades que las personas pueden razonar y en las cuales ellas participan (tal como la producción de desechos y consumo de electricidad). Simmons y Chambers (1998) calcularon la primera serie de algoritmos capaces de convertir “Uso de Recursos” a “Área de Tierra Equivalente”, titulado “Metodología Eco–índice” (Chambers et al., 2000). El Instituto del Medioambiente de Estocolmo adoptó este acercamiento pionero. En el modelo Componente Base, el valor de la huella ecológica para ciertas actividades son precalculadas usando datos de la región estudiada (Simmons et al.,2000). Con el acercamiento Wackernagel’s, conocido como la Huella Ecológica Compuesta, seis principales tipos de tierra de espacio productivo son usados: tierra de energía fósil, tierra arable, pastura, forestal, tierra construible y espacio de mar. El acercamiento Compuesto considera la demanda humana sobre cada uno de esos tipos de tierra, para una población dada, donde quiera que esta tierra pueda estar.<br />Clasificación (años 2003 y 2005) según Global Footprint Network [editar]<br />Artículo principal: Anexo:Países según su huella ecológica<br />Clasificación de los países con mayor Huella ecológica por persona en ha globales¹ (años 2003[5] y año 2005[6] )Clasific. 2003PaísHuella Ecológica¹ 2003Clasific. 2005PaísHuella Ecológica 20051Emiratos Árabes Unidos11.91Emiratos Árabes Unidos9.52Estados Unidos9.62Estados Unidos9.43Finlandia7.63Kuwait8.94Canadá7.64Dinamarca8.05Kuwait7.35Australia7.86Australia6.66Nueva Zelanda7.77Estonia6.57Canadá7.18Suecia6.18Noruega6.915España5.412España5.746México2.643México3.450Chile2.351Chile3.055Argentina2.358Venezuela2.857Venezuela2.266Argentina2.5Población² (2003)RegiónHuella ecológica¹ (2003)Población (2005)Huella Ecológica (2005)6 301.5MUNDO2.236 4762.7955.6Países de ingresos altos6.49726.43 011.7Países de ingresos medios1.93 0982.22 303.1Países de ingresos bajos0.82 3711.0<br />¹ Ha global/persona <br />² Millones de personas <br />Según este mismo informe, para el año 2005 se estimó el número de hectáreas globales (hectáreas bioproductivas) por persona en 2,1. Sin embargo, para todo el mundo, el consumo se sitúa en 2,7. Por lo tanto, al menos para este año (y la tendencia es creciente, pues en 2003 la huella ecológica mundial se estimó en 2.23), estuvimos sobre-consumiendo respecto de la capacidad del planeta: estamos destruyendo los recursos a una velocidad superior a su ritmo de regeneración natural.<br />Aunque la huella ecológica aspira a ser sobre todo un indicador cuantitativo y preciso, sus principales frutos los ha dado como marco conceptual que permite comparar sociedades completamente dispares y evaluar su impacto sobre el medio ambiente planetario. En una vida básicamente agraria bien organizada y sin monocultivos extensivos, se estima que entre 1 y 2 ha son aproximadamente el terreno necesario para atender a las necesidades de una familia de forma autosuficiente. Por otra parte, se ha llegado a la conclusión de que serían necesarios otros dos planetas como éste para que los 6.000 millones de seres humanos actuales pudieran vivir todos de la manera en que, por ejemplo, vive un ciudadano francés medio, es decir, en una sociedad industrial basada en la disponibilidad de combustibles fósiles. Estas primeras conclusiones hacen necesario distinguir dos elementos fundamentales: i) en el mundo industrial actual los impactos se producen a nivel planetario y ii)la huella ecológica poco tiene que ver con el espacio físico ocupado por un grupo humano. De esta manera la huella ecológica de la mayoría de los países desarrollados supera ampliamente su propia superficie, ya que extraen recursos y vierten residuos en lugares muy alejados de su territorio.<br />El valor didáctico del concepto de huella ecológica reside en que hace evidentes dos realidades ligadas que quedan fuera del alcance de la intuición. Primero, que el modo de vida característico de los países más ricos del planeta no puede extenderse al conjunto de sus habitantes. Segundo, que una economía planetaria sostenible exige de esa misma minoría acomodada una reducción de sus consumos; y también de su nivel de vida, en la medida en que no pueda compensarse con un aumento equivalente en la eficiencia de los procesos productivos.<br />¿Cuánto espacio ocupas en la Tierra?<br />Estás a un paso de saberlo. Dos importantes organizaciones ecologistas crearon el test de la " Huella Ecológica" , a través del cual podrás descubrir el impacto ecológico que le provocas al planeta. <br />Sólo debes contestar 16 preguntas muy sencillas, relacionadas con tus hábitos de consumo, transporte y vivienda. ¿Estás listo para comenzar?<br /> <br /> <br />¿Se te ha ocurrido alguna vez preguntarte cuánta naturaleza necesitas para mantener tu estilo de vida? ¿Te gustaría saber cuántas hectáreas y cuánto espacio marino se requiere para generar todo lo que consumes y tiras a la basura?... Bueno, ¡estás a punto de descubrirlo!. <br />Con la nueva calculadora de la " Huella Ecológica" , creada por las organizaciones ecologistas " Earth Day Network" y " Redefining Progress" , y que te ayudará a conocer tu impacto ecológico sobre el planeta, a través de un súper test que consta de 16 preguntas - muy fáciles - acerca de tus hábitos de consumo, transporte y vivienda.<br />Después de responderlas, podrás comparar tu " Huella Ecológica" con la de otras personas y con la capacidad ecológica disponible en este planeta. También se te informará cuántas hectáreas necesitas para mantener tu ritmo de vida, y cuántos planetas se necesitarían si todos los habitantes de la Tierra vivieran en tus mismas condiciones. Una advertencia: esta calculadora podría sorprenderte o hacerte pensar. Deberás tomar los resultados con calma... ¡pero sin demasiada calma!.<br />La expresión " Huella Ecológica" mide cuántas hectáreas ocupa cada persona para mantener su nivel de consumo, y su nivel paralelo de desechos. La Huella Ecológica de los 6 billones de humanos en el mundo es actualmente 30 % más grande que todos los recursos que existen.<br />Como te darás cuenta, los recursos de nuestro planeta están siendo sobreutilizados. En el mundo sólo existen 2,9 hectáreas de espacio biológicamente productivo disponible para cada ser humano, lo que significa que la humanidad está sobrepasando la capacidad ecológica de la biósfera en casi un 35 por ciento.<br />¿En palabras simples?... tomamos más de lo que la naturaleza nos puede dar. <br />Huella ecológica y sostenibilidad <br /> <br />¿Qué es la huella ecológica?<br />La huella ecológica es un indicador ambiental de carácter integrador del impacto que ejerce una cierta comunidad humana – país, región o ciudad - sobre su entorno, considerando tanto los recursos necesarios como los residuos generados para el mantenimiento del modelo de producción y consumo de la comunidad.<br />La huella ecológica se expresa como la superficie necesaria para producir los recursos consumidos por un ciudadano medio de una determinada comunidad humana, así como la necesaria para absorber los residuos que genera, independientemente de la localización de éstas áreas. <br />Este indicador es definido según sus propios autores (William Rees y Mathis Wackernagel) como:<br />" El área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistema acuático) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población definida con un nivel de vida específico indefinidamente, donde sea que se encuentre esta área" <br />La filosofía del cálculo de la huella ecológica tiene en cuenta los siguientes aspectos: <br />Para producir cualquier producto, independientemente del tipo de tecnología utilizada, necesitamos un flujo de materiales y energía, producidos en última instancia por sistemas ecológicos. <br />Necesitamos sistemas ecológicos para reabsorber los residuos generados durante el proceso de producción y el uso de los productos finales. <br />Ocupamos espacio con infraestructuras, viviendas equipamientos, etc. reduciendo, así las superficie de ecosistemas productivos. <br />Aunque este indicador integra múltiples impactos, hay que tener en cuenta entre otros, los siguientes aspectos que subestiman el impacto ambiental real: <br />No quedan contabilizados algunos impactos como la contaminación del suelo, la contaminación del agua, la erosión, la contaminación atmosférica ( a excepción del CO2), etc. <br />Se asume que las prácticas en los sectores agrícola, ganadero y forestal es sostenible, esto es, que la productividad del suelo no disminuye con el tiempo. Obviamente, con el tiempo, la productividad disminuye, a causa, entre otras, de la erosión, contaminación, etc. <br /> <br />¿Cómo se calcula la huella ecológica?<br />La metodología de cálculo de la huella ecológica se basa en la estimación de la superficie necesaria para satisfacer los consumos asociados a la alimentación, a los productos forestales, al gasto energético y a la ocupación directa del terreno. Esta superficie se suele expresar en ha/cap/año si realizamos el cálculo para un habitante, o bien, en hectáreas si el cálculo se refiere al conjunto de la comunidad estudiada.<br />Así, los terrenos productivos que se consideran para el cálculo son las que aparecen en la Tabla 1.<br />Para calcular estas superficies, la metodología se basa en dos aspectos básicos: <br />Contabilizar el consumo de las diferentes categorías en unidades físicas. <br />Transformar éstos consumos en superficie biológica productiva apropiada a través de índices de productividad. <br />Debido a la inexistencia, en general, de datos directos de consumo, se estiman los consumos para cada producto con la siguiente expresión:<br />En el caso de la matriz del área de absorción de CO2 se opera con consumos directamente ya que se dispone de la información.<br />Tabla 1. Tipos de terrenos productivos para el cálculo de la huella ecológica.<br />CultivosSuperficies con actividad agrícola y que constituyen la tierra más productiva ecológicamente hablando pues es donde hay una mayor producción neta de biomasa utilizable por las comunidades humanas.PastosEspacios utilizados para el pastoreo de ganado, y en general considerablemente menos productiva que la agrícola.BosquesSuperficies forestales ya sean naturales o repobladas, pero siempre que se encuentren en explotación.Mar productivoSuperficies marinas en las que existe una producción biológica mínima para que pueda ser aprovechada por la sociedad humana.Terreno construidoConsidera las áreas urbanizadas o ocupadas por infraestructurasArea de absorción de CO2Superficies de bosque necesarias para la absorción de la emisión de CO2 debido al consumo de combustibles fósiles para la producción de energía.<br />Una vez calculados los consumos medios por habitante de cada producto, se transforman a área apropiada o huella ecológica para cada producto. Ello equivale a calcular la superficie necesaria para satisfacer el consumo medio por habitante de un determinado producto. Para ello se utilizan valores de productividad: <br />Los valores de productividad pueden estar referidos a escala global, o bien, se pueden calcular específicamente para un determinado territorio teniendo en cuenta, así, la tecnología usada y el rendimiento de la tierra. <br />Un elemento complementario es el análisis del conjunto de actividades humanas y las demandas de superficie (huellas ecológicas) asociadas a cada una de ellas. Para ello se pueden establecer las categorías generales de la Tabla 2.<br />La consideración de estas categorías de actividades nos permite analizar la huella ecológica a partir de los sectores demandantes de superficies, pudiendo evaluar así en que ámbitos puede ser más prioritario incidir.<br />Tabla 2. Tipología de actividades vinculadas a la huella ecológica<br />AlimentaciónSuperficies necesarias para la producción de alimentación vegetal o animal, incluyendo los costes energéticos asociados a su producciónVivienda y serviciosSuperficies demandadas por el sector doméstico y servicios, sea en forma de energía o terrenos ocupados. Movilidad y TransportesSuperficies asociadas al consumo energético y terrenos ocupados por infraestructuras de comunicación y transporte.Bienes de consumoSuperficies necesarias para la producción de bienes de consumo, sea en forma de energía y materias primeras para su producción, o bien terrenos directamente ocupados para la actividad industrial<br /> <br />¿Qué es el déficit ecológico? <br />Una vez estimado el valor de la huella ecológica, los autores de la metodología calculan las superficies reales de cada tipología de terreno productivo (cultivos, pastos, bosques, mar y terreno urbanizado) disponibles en el ámbito de estudio. La suma de todos ellos es la Capacidad de Carga Local y está expresada en hectáreas por habitante. <br />La comparación entre los valores de la huella ecológica y la capacidad de carga local permite conocer el nivel de autosuficiencia del ámbito de estudio. Tal y como se indica en la Tabla 3, si el valor de la huella ecológica está por encima de la capacidad de carga local, la región presenta un déficit ecológico. Si, por el contrario, la capacidad de carga es igual o mayor a la huella ecológica, la región es autosuficiente, siempre teniendo en consideración las limitaciones del indicador.<br />Tabla 3: Comparación entre la Huella Ecológica y la Capacidad de Carga.<br />Huella Ecológica>Capacidad de CargaLa región presenta un déficit ecológico.Huella Ecológica=Capacidad de CargaLa región es autosuficiente.<br />Por tanto, el déficit ecológico nos indica que una región no es autosuficiente, ya que consume más recursos de los que dispone. Este hecho nos indica que la comunidad se está apropiando de superficies fuera de su territorio, o bien, que está hipotecando y haciendo uso de superficies de las futuras generaciones.<br />En el marco de la sostenibilidad, el objetivo final de una sociedad tendría que ser el de disponer de una huella ecológica que no sobrepasara su capacidad de carga, y por tanto, que el déficit ecológico fuera cero.<br /> <br />

×