Ix foro de investigaciónmexicoottoayala2010

266 views
161 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
266
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ix foro de investigaciónmexicoottoayala2010

  1. 1. FORO DE INVESTIGACIÓN TEORÍAS DE LA ADMINISTRACIÓN – PROBLEMAS EPISTEMOLÓGICOS DE LA ADMINISTRACIÓN. Dr. Otto Ayala Trujillo, Facultad Ciencias Administrativas y Económicas, Universidad Técnica del Norte, Ciudadela Universitaria Barrio El Olivo, Av. 17 de Julio, 956-060, Ibarra, Imbabura, Ecuador, E-mail: utn @ utn.edu.ec 2005. FUNDACIÓN FUSIC PRINCIPIOS EPISTEMOLÓGICOS DE LA ADMINISTRACIÓN COMUNITARIA ANDINA: MICRO EMPRESA -COMUNIDAD INDÍGENA / CAMPESINA “RUMIPAMBA”-LA ESPERANZA-IMBABURA
  2. 2. 2
  3. 3. 3 CONTENIDO: Portada Índice General 2 Resumen 4 Principios Epistemológicos de la Administración Comunitaria Andina: Comunidad Indígena / Campesina “Rumipamba”- La Esperanza – Imbabura Antecedentes 5 Itinerario de la Investigación 7 Cultural 7 Educativo 7 Productivo 8 Cosmovisión Indígena – Campesina 10 Principios 10 Relacionalidad del todo: lógica andina 10 Correspondencia 11 Complementariedad 11 Reciprocidad 11 Validación Epistemológica 12 El Homo Sapiens y su Jefatura 13 Liderazgo: Gerentes Empresariales del Mundo Andino 14 Circunscripción Epistemológica de Empresas Comunitarias Andinas 15 A modo de conclusión 15 Bibliografía 17 Índice de Cuadros Técnicas e Instrumentos de Investigación Cualitativa en las Comunidades Indígenas 9 Teoría de la Organización Humana 9 Fases de un Proyecto de Desarrollo Social 10 Principios de la Sabiduría Andina 12 Escuelas Epistemológicas 13 Mapa Categorial (Operaciones Intelectuales): Administrador Recursos (homo Sapiens andino) 16
  4. 4. 4 PRINCIPIOS EPISTEMOLÓGICOS DE LA ADMINISTRACIÓN COMUNITARIA ANDINA: MICRO EMPRESA -COMUNIDAD INDÍGENA / CAMPESINA “RUMIPAMBA”-LA ESPERANZA-IMBABURA RESUMEN Las experiencias previas y el conocimiento ancestral de la población indígena – campesina, su accionar de vida, conceptos, cosmovisión, ethos, símbolos, mitos, rituales, creación, necesidades, organización social, ligazón con la pacha mama...vivenciados en proceso de investigación acción – etnográfica (paradigma cualitativo), como expresión genuina de la realidad concreta permitieron evidenciar con la utilización de técnicas e instrumentos de investigación extraídos del propio contexto cultural principios epistemológicos sustentados en constructos de praxis social de esta población enfocada y contrastados en procesos de desarrollo social. Dando respuesta a las estrategias de acción planteadas para identificar los principios de la ciencia andina aplicables a transparentar el manejo de recursos del colectivo vivencial (ama shua, ama llulla, ama quilla), al asumir la consecución de fines y objetivos en: planes de desarrollo local, proyectos socio-productivos, granjas integrales, caja de ahorro y crédito comunitarias, bancos comunitarios, casas campesinas, administración de juntas parroquiales y gobiernos seccionales... Es decir, en organizaciones humanas en donde se ponen de manifiesto el manejo de recursos humanos, financieros y materiales. La participación activa del colectivo indígena – campesino fue de significado relevante en diálogos y polílogos. El Círculo Experiencial de Aprendizaje, la Teoría de la Organización Humana y la planificación y ejecución de un proyecto de desarrollo social facilitaron dar fisonomía de concreción a esta investigación cualitativa. Se identificó el aporte de la cultura del runa andino, el mismo que emerge como respuesta a la degradación de modelos corroídos por la ambición de poder y la supraculturalidad imaginaria, surge como posicionamiento subversivo, de práctica de valores universales, manejo adecuado de los recursos (lógica productiva andina) y liderazgo corporativo o colectivo, como constructo de un plan de vida y de práctica real de la alteridad – interculturalidad (armonía entre sabiduría y conocimiento científico). Descriptores: Cosmovisión indígena, Episteme, Administración de recursos, Investigación Participativa, Alteridad, Lógica Productiva, Ecología Planetaria.
  5. 5. 5 PRINCIPIOS EPISTEMOLÓGICOS DE LA ADMINISTRACIÓN COMUNITARIA ANDINA: COMUNIDAD INDÍGENA / CAMPESINA “RUMIPAMBA”-LA ESPERANZA-IMBABURA ANTECEDENTES.- El contexto de la investigación cualitativa requiere ser elaborada con dedicación y empeño, tanto en el logro de calidad investigativa cuanto de formación epistemológica de los investigadores, con el afán de afianzar la consecución de verdaderos referentes de procesos transitados dentro del espectro en el cual se desarrolla la investigación. El conseguir el éxito de una empresa (plan, objetivo, misión, anhelo, proceso, proyecto...) en investigación, se da cuando el investigador tiene plena conciencia de las concepciones del mundo, sus exigencias de trabajo y el detonante primordial de evidenciar un gran compromiso con el entorno (desarrollo de procesos de investigación in situ). Al decir de Sabogal J., la actividad científica no tiene significado per se, sino que es una actividad para la sociedad. En tal virtud los avances de la ciencia y tecnología debería renovar ese gran compromiso de consolidar la fisonomía de un nuevo hombre para la sociedad. La investigación del paradigma cualitativo o etnográfica es inductiva, subjetiva, generativa y constructivista; inductiva en tanto que parte de la observación de un fenómeno mediante la recogida de datos; es subjetiva porque analiza y explica datos subjetivos, con los que sus actores usan para conceptuar sus propias experiencias y su visión del mundo; es generativa en la medida que intenta generar constructos y proposiciones a partir de la descripción sistemática de fenómenos y variables, de base de datos diversas; es constructivista, porque su análisis se hace en base de lo que va sucediendo. Las Estrategias de Acción, concertadas en esta investigación son las siguientes: se caracterizó por ser una propuesta desde adentro en la planificación y ejecución de acciones de desarrollo social y productivo, se validó las experiencias previas de los adultos utilizando técnicas de abstracción, interrelación, contrastación, comparación, reflexión y otros que por bondad de efecto se permite la formulación de nuevos supuestos o hipótesis de acción, la identificación de principios generales que rigen las experiencias vividas mediante técnicas de síntesis, resúmenes, conclusiones y otras como punto de partida para la conceptualización y aplicación de nuevos conocimientos, el artificio metodológico utilizado el CEA (Ciclo Experiencial de Aprendizaje) ayudó a identificar las experiencias previas, el conocimiento ancestral – científico y la práctica real de la población indígena – campesina enfocada, la investigación acción o participativa fue de significado relevante en los diálogos y polílogos. En la incursión en la población meta se debe cumplir ciertos requisitos previos, así: a) Perfil básico de los investigadores: democrático, dominio de técnicas de trabajo con grupos, dominio de metodologías de participativas e investigativas, tener conocimiento de la cosmovisión indígena – campesina, practicante de valores universales, estar comprometido con el grupo social, predisposición para el trabajo con comunidades, adaptable a situaciones cambiantes, dispuesto a romper paradigmas, eficiente en su accionar, dominio de su especialización profesional; b) Criterios de selección de la comunidad y OSG (Organización de Segundo Grado): comunidad rural indígena – campesina de la sierra norte del país, nivel organizativo de la comunidad, experiencias de la comunidad en acciones similares, facilidad de acceso físico, expectativas positivas de desarrollo de la comunidad, nivel de apertura y compromisos de los comuneros para realizar el trabajo, relación de la comunidad con entidades financieras para el desarrollo socio – productivo sustentable, experiencias en ejecución de proyectos socio productivos, nivel de liderazgo de los dirigentes comunales. Con esto se alcanza a
  6. 6. 6 cumplir con lo que señala Astorga, A, y Van Der Bijl, B. (1994): “ Solo un equipo que se ha insertado en la realidad concreta, podrá investigar los problemas desde adentro”. El componente sólido de cultura andina, que parafraseando a Toledo, V., manifiesta: La ecología científica o el pensamiento ambientalista contemporáneo son producto del desarrollo del pensamiento y de las ideas de occidente. Sin embargo, no se ha hecho esfuerzos investigativos para esclarecer –la otra ecología-, la que pervive en el conocimiento ancestral de los millones de pobladores del ámbito rural, la ecología que se niega a desaparecer, la que sostiene saberes de toda la especie humana. Aquella que pese a los muros culturales, ha iluminado el rostro del tiempo. Víctor Toledo, además considera de que: durante décadas los ejércitos ilustrados de la civilización contemporánea (técnicos, profesionales, extensionistas, investigadores, promotores) llegaron siempre a los escenarios rurales para enseñar, educar, mejorar, tecnificar, desarrollar, integrar, o modernizar, acerca del manejo de los recursos naturales. Casi todos, se olvidaron del hecho de que los productores y sus familias conforman actores sociales capaces de generar y transmitir conocimientos, de acumular experiencia, de inventar, innovar y experimentar, y en fin de hacer cultura, durante su eterna tarea de arrancarle bienes a la naturaleza. De esto se puede afirmar que una cultura milenaria tiene como rico patrimonio de vida su sabiduría al haber pernoctado siglos en la humanidad. Modelos de vida, y de lógica productiva que nos hacen inferir principios epistemológicos que caracterizan a la peculiar forma de administrar los recursos. El hombre andino o –runa andino-, representa al mundo simbólicamente mediante el ritual y la celebración. Naturaleza, Hombre – Símbolo, Conceptos (cosmovisión indígena) el camino allanado de permanencia y de identidad. La estrategia dada la concreción que persiguen los procesos que se desarrollan dentro de estos ámbitos, para cubrir la sincronización de un proceso de investigación cualitativa, además, ayudó el trabajo concreto de planificación y ejecución de un proyecto productivo, el mismo que se secuenció de acuerdo a las siguientes fases investigativas: 1) Inserción del equipo, 2) Discusión preliminar y acuerdos entre las partes, 3) Diagnóstico, 4) Identificación del problema, 5) Planificación del proyecto de desarrollo productivo y social, 6) Financiamiento, 7) Ejecución, 8) Evaluación. Las técnicas e instrumentos utilizados para la recolección de datos; a más del C.E.A., planificación y ejecución del proyecto productivo, pretendieron una construcción y reconstrucción de la realidad, de manera que los datos reflejen sin interpretaciones sesgadas y de manera fidedigna la sucesión de acciones al interior de la investigación. Éstas son: Mingas de Planificación, Registros etnográficos, TOH, Guías metodológicas, Observación participantes y no participante, Entrevistas estructuradas y no estructuradas, Entrevistas en profundidad, Historiales, Comunicación no verbal, Análisis de contenidos, Registros de visitas, Fotografías y otras técnicas audiovisuales, Métodos interactivos y no interactivos, Relatos de vida y biografías, Fichas de observación, Encuestas, Registros diarios, Libros de obra, Informes periódicos, Memorias de cabildos. Se incluyó con lo anteriormente expuesto innovadores instrumentos y técnicas de trabajo de grupo, extraídas de la propia cosmovisión indígena campesina, mismas que constituyen un aval para un óptimo trabajo de investigación universitaria que rescatará la vivencia de la diversidad como producto de una dinámica cultura de convivencia. El aporte de la cultura del runa andino, emerge como respuesta a la degradación de modelos corroídos por la ambición de poder y la supraculturalidad imaginaria, surge como posicionamiento subversivo, de práctica de valores universales, manejo adecuado de los recursos (lógica productiva andina) y liderazgo corporativo o colectivo, como constructo de un plan de vida.
  7. 7. 7 Guattari, Félix (1989), sostiene que la humanidad del tercer milenio debe trabajar con una cosmovisión planetaria (practica de la alteridad), tomando como modelo de vida a las tres ecologías: social, mental y ambiental. La ecología social debe configurar nuevas formas de relación entre los seres humanos, que privilegien la pluralidad y respeten la individualidad. La ecología mental debe modificar las estructuras de pensamiento del hombre frente a una sociedad injusta. Se debe generar un nuevo pensamiento individual y social que fluya libremente, sin malicia, sin segunda intención, solidario y holístico. La naturaleza no debe ser separada de la cultura, y aquí la vivencia del hombre andino, ejemplificó su respeto a la naturaleza desde siempre. ITINERARIO DE LA INVESTIGACIÓN CULTURAL El reconocimiento del otro y de su alteridad era impensable en los siglos XV y XVII a razón de los perjuicios medievales que perduraban. En esa época se creía en la universalidad de las normas sociales y en un alto grado de unidad cultural entre las diversas razas humanas...su interés no era describir una alteridad sino eliminarla. Iturra, N., citado por Toledo, V. (S/F), sugiere que, el saber del campesino se aprende en la diversa ligazón entre grupo doméstico y grupo de trabajo, ya sea en una aldea o en áreas mayores. La epistemología del sistema de trabajo, es el resultado inductivo de la transmisión oral dialógica o poli lógica intergeneracional de la sabiduría campesina – indígena, lo cual repercute en mayor medida en las relaciones de parentesco y de vecindad. Boege, citado por Toledo V., determina...rozar y quemar es una afrenta(una avería) que tiene que repararse; se intenta convencer a la Madre Tierra de que el desnudamiento (quitarle la vegetación), la quema y la lastimadura son temporales, ya que se le va a poner nueva vestimenta (las plantas sembradas por los humanos). J.L. Calva, citado por Víctor Toledo, conmina a la reflexión de que el indígena – campesino es poseedor de un fragmento de naturaleza que se apropia de manera directa y a pequeña escala, con su propio trabajo manual, y teniendo como fuente fundamental de energía la de origen solar y como medio intelectual para la apropiación de sus propios conocimientos y creencias. Tal apropiación constituye su ocupación exclusiva o principal, a partir de la cual consume de primera mano, en todo o en parte, los frutos obtenidos, satisfaciendo con estos, directamente o mediante su intercambio las necesidades familiares. Jung, Ingrid (S/F), en su investigación Conflicto Cultural y Educación (parafraseado por de la Torre, L. 1999, Manuscrito), indica: el contacto cultural normalmente se presenta como conflicto cultural, sobre todo en los casos donde una de las culturas involucradas exige el monopolio de la verdad. Savater, F. (2000) en su libro El Valor de Educar establece: nuestra humanidad común es necesaria para caracterizar lo verdaderamente único e irrepetible de nuestra condición, mientras que nuestra diversidad cultural es accidental. EDUCATIVO Jesús Gonzáles, (1998), consigna: en todas las culturas los valores son de suma importancia para dinamizar la presencia de los diversos objetos de cultura. Son ellos los que determinan la conducta humana y los que iluminan el análisis de la realidad.
  8. 8. 8 Rivero, citado por Wolfgang, Kueper; Valiente – Catter, Teresa (1999) establece: parte del enfoque de la propuesta UNESCO-CEPAL y las respuestas que cada país está dando a través de sus prioridades y especificidades. En estas respuestas se trata de asegurar un acceso universal a los códigos culturales...y especificándose que la adquisición de estos conocimientos y destrezas sólo podrá hacerse efectiva mediante la revalorización de la propia identidad. Wolfgang, Kueper; Valiente – Catter, Teresa (1999) estipulan: en la actualidad al haberse cambiado la concepción del proceso de educación de adultos, de un simple programa de alfabetización a una concepción de capacitación y formación artesanal y de mejoramiento de los procesos de producción, se ha logrado una gestión comunitaria muy interesante y activa. Es en este espacio donde se da la socialización de los conocimientos técnicos y tecnológicos, la búsqueda de soluciones a problemas concretos mas allá del aprendizaje de la lectura, la escritura y las operaciones básicas. El aporte de la educación de adultos, ha logrado tener una sociedad con renovada visión de buscar estándares de vida elevados y dota al individuo medios que permitan afrontar los desafíos de la vida y una actuación responsable en la comunidad. Castañeda, J., (1989), configura un perfil del individuo formado en este sistema: 1) Autóctono en su filosofía y pensamiento, 2) Identidad y autoestima del ser indio, 3) Solidario, participativo, respetuoso, cooperativo, 4) Bilingüismo (castellano – kichwa permitirá participación social eficiente), 5) Geocentrista: allpa mama (madre tierra), 6) Desarrollo económico individual y social, 7) Holístico. En varios sectores de las nacionalidades indígenas – campesinas se a adaptado las actividades educativas a la realidad y vivencia cultural de la comunidad, de manera tal que el aprendizaje sea fructífero. Los procesos de vida que se desarrollan en el mundo andino constituyen fuentes de aprendizaje y de trasmisión intergeneracional. PRODUCTIVO Si la caracterización del conocimiento andino está dada como consecuencia de su lógica productiva (trabajo y relación con la naturaleza), de la vivencia colectiva, del saber o sabiduría, se puede advertir los siguientes argumentos que explicitan con énfasis la lógica productiva del mundo andino: a) Respeto a la naturaleza, b) Reciprocidad: hombre – naturaleza – hombre, c) Subsistencia: absorción de la energía solar a través de los alimentos primarios, d) Geocentrismo, e) Holística, f) Simbolismo y Ritualismo, g) Sincretismo, h) Minga, i) Compartencia, j) Colectivismo o participación social, k) Sabidurías, l) Valores éticos cósmicos. Las acciones aisladas y fuera de contexto comunitario, no tienen repercusiones de índole alguna. En las fases de desarrollo del proyecto productivo, su planificación y ejecución, las técnicas e instrumentos fueron el camino expedito que permitió la configuración de una investigación cualitativa, como se lo puede reafirmar y observar en el cuadro siguiente:
  9. 9. 9 Mingas de Planificación Registros Etnográficos Observación Guías Metodológicas Entrevistas Historia Comunicación no Verbal Análisis de contenidoAnálisis de contenido Fotografía video Fichas de Observación Encuestas Biografía Registros diarios Informes Memorias de cabildos C.E.A. El C.E.A. como estrategia metodológica brindó la posibilidad de construir una verdadera espiral de conocimiento con características: dinámica, creativa, autónoma, libre, polivalente, holística, participativa, con identidad propia entre otras. La TOH ayudó a converger los esfuerzos de este tipo de investigación participativa, brindando procesos de retroalimentación, con sus argumentos técnicos a saber: J U R ÍD I C O N O R M A T IV O - A U T O E S T IM A S E G U R ID A D P Ú B L IC A – P O L ÍT IC O A D M IN I S T R A T IV O P R O D U C C I Ó N - V A L O R E S L A E D U C A C I Ó N - P A T R I M O N I O R E C R E A C I Ó N – L A C O M U N I C A C I Ó N M A N U T E N C I Ó N - A S O C I A T I V I S M O L A F A M I L I A - S A L U B R I D A D M E T O D O L O G ÍA T E O R IA D E L A O R G A N IZ A C IÓ N H U M A N A
  10. 10. 10 La situación evaluativa del accionar investigativo estuvo transversalmente concebida, de tal manera que los avances se vayan concretando en el contexto social comunitario, se determinó los parámetros de lograr el avance en el proyecto (aspectos cualitativos): claro, creíble y significativo. Los mismos que permitieron, evidenciar las concreciones de los avances y el desarrollo social, se situó como referente globalizador. E J E C U C I Ó N F I N A N C I A M I E N T O P L A N I F I C A C I Ó N d e l P R O Y E C T O I D E N T I F I C A C I Ó N d e l P R O B L E M A D I A G N Ó S T I C O A C U E R D O S I N S E R C I Ó N F A S E S D E L A I N V E S T I G A C I O N COSMOVISIÓN INDÍGENA – CAMPESINA PRINCIPIOS Referente de conocimiento, la ciencia es societaria, universal, general, impersonal, abstracta, teórica y especializada; en cambio la sabiduría es individual, local, particular, personal, concreta, globalizadora y práctica. La ciencia –afirma Villoro- no puede reemplazar a la sabiduría, ni esta a aquella. Ambas son formas de conocimiento necesarias para el ser humano y su contexto de desarrollo social. Josef Estermann, en su libro Filosofía Andina, afirma que la racionalidad andina no tiene una concepción racionalista o empirista de la ciencia en el sentido de la epistemología , sino que considera a la ciencia (el saber) como el conjunto de sabiduría (sophia) colectiva acumulada y trasmitida a través de las generaciones. Entonces los procesos de enseñanza de una generación a otra, han sido trasmitidos, el hecho de ser procesos intangibles lo hace dudar a la occidentalización científica de su resplandor y vigencia en la colectividad del mundo andino. Los principios que se pueden colegir dentro de la sabiduría andina y que hacen inferir como episteme de un nuevo administrador de recursos en el quehacer del desarrollo social, son: Relacionalidad del todo: lógica andina Josef Estermann, (1998), señala: La racionalidad andina se expresa en una serie de principios o axiomas fundamentales que son, a su vez, la base para las manifestaciones materiales en la cosmología (pachasofía), antropología (runasofía), ética (ruwanasofía)
  11. 11. 11 y teología (apusofía) andinas. Se trata de principios lógicos en un sentido no- occidental, es decir...de principios que expresan la lógica andina (su racionalidad sui generis). Entonces la construcción de la lógica andina se supedita a la vivencia práctica del mundo colectivo y como manifestación de su saber, de la visión milenaria de supervivencia en equilibrio con las fuerzas de la naturaleza, esa ecología perennizadora y que se niega a ser sometida. Relacionalidad En el mundo andino, todo está relacionado de alguna manera, vinculado, conectado con todo. Se le conoce además, a este axioma como la holística de la cosmovisión andina. Al administrar recursos bajo está premisa, si en algún sentido se llega a establecer una debilidad de manejo, el mismo sistema de vida, lo hace evidente, pudiéndose corregir a tiempo, y bajo la premisa de sanciones propias y ejemplificativas de la misma realidad concreta, es decir de la cosmovisión andina, que puede llegar a destierro o a la desrelación del grupo, lo que significa en el mundo andino, la muerte de un individuo y desprecio de los demás para ese runa que formaba parte de la vivencia de la sabiduría andina. Este principio que ha estado allí desde siempre nos hace ver con claridad la estrecha relación y respeto a la Pacha Mama; que hoy cobra vigencia en el cientificismo occidental como novelería de proteger al planeta tierra. Ellos desde siempre han cuidado de ese intercambio simbólico y de relación y de respeto. Correspondencia Estermann (1998), consigna que: La Relacionalidad del todo, este principio básico (axioma) de la filosofía andina, se desagrega y manifiesta en una serie de principios derivados o secundarios, de acuerdo a la naturaleza de la Relacionalidad que está en juego...Este principio dice, en forma general, que los distintos aspectos, regiones o campos de la realidad se corresponden de una manera armoniosa...Correspondencia, etimológicamente implica una correlación, una relación mutua y bidireccional entre dos campos de la realidad. El trabajo comunitario, hace pensar bajo este principio, por ejemplo, en las mingas comunitarias de los miembros del grupo, son un verdadero éxito. También el los prósperos trabajos para beneficio de todos que se hacen en las comunidades bajo el sistema de mingas. Los recursos materiales, económicos y humanos son aprovechados al máximo y con el deseo de concreción de la realidad, hace más habitable la circunscripción territorial. Si este trabajo – asociado o de hormiga- se lo práctica en un espectro más grande, el éxito también se hará presente. Por eso es de advertir que algunos dirigentes indígenas – campesinos que han llegado a teorizar los constructos de la Pacha Sofía de manera fidedigna, han emprendido en un acierto de progreso para los pueblos bajo su administración y gestión. Complementariedad Este principio conmina al comportamiento individualista a buscar la integralidad, la coexistencia participativa en los procesos de vida, de manera que no exista en ninguna instancia la presencia de seres humanos excluidos por otros seres humanos. En procesos de acciones conjuntas o cumplimiento de misiones colectivas o especificas, no va haber la engañosa postura de quienes están liderando aquellos, en tanto no se salgan de los principios vivenciales del pueblo andino. Se administra eficientemente los recursos para satisfacción de todos o de la colectividad. Se emerge o se avanza juntos. Reciprocidad A cada acto corresponde como contribución complementaria un acto recíproco. Este principio no sólo compete a las interrelaciones humanas, sino a cada tipo de interacción, sea esta intra-humana, entre hombres y naturaleza, o sea entre hombres y lo divino. El principio de Relacionalidad es universalmente válido y revela un rasgo muy importante
  12. 12. 12 de la filosofía andina: La ética no es un asunto limitado al ser humano y su actuar, sino que tiene dimensiones cósmicas, establece Josef Estermann, al respecto. Conocer algo significa sobre todo: realizarlo con identidad y autonomía y en su contexto simbólico. PR INCIPIO S D EL C O NO C IM IEN TO AN C ESTR AL O SA B ID U R ÍA A ND IN A LÓ GICA AND IN A O RELAC ION ALID AD DEL TODO R ELAC ION ALID AD CORR ES PONDENC IA C OMP LEM ENTA RIEDAD R EC IPR OC IDAD LO GICA VIVENC IAL DE CADA PUEB LO IN TER R ELAC IÓNES: HOM B R E-HOM B R E HOM B RE-NATUR ALEZ A HOM B R E - DIVIN ID AD INC LUS IÓN DE LOS OPUESTOS ALTER IDAD R ESP ETO AL O TR O R ELAC ION B ID IR EC C IONAL ENTRE DOS C AMPOS DE LA R EALID AD LOS ENTES SON C ONCR ETOS C UANDO SON IN TER R ELAC IO N AD O S Se puede hablar no solamente de una ciencia andina, sino también de una modernidad andina sui generis que no es una simple copia de la modernidad occidental. Landriere, Jean (S/F), en su libro El Reto de la racionalidad, dice: Puede decirse que la cultura de una colectividad es el conjunto formado por los sistemas de representación, los sistemas normativos. Guerra, S. (1990) expresa: Ciencia indígena es la otra manera de relacionarse con el mundo, de haberlo reconocido. Saber popular es el conjunto de conocimientos, disposiciones, actitudes, comportamientos, resistencias, simulaciones, innovaciones, apropiaciones, sincretismo, yuxtaposiciones, etc., que los grupos subalternos procesan en su lucha cotidiana por alcanzar en este tiempo el reconocimiento el reconocimiento de su existencia y de su lugar en la estructura social imperante. VALIDACIÓN EPISTEMOLÓGICA Los referentes de trabajo tanto para los instrumentos y técnicas de investigación cualitativa, cuanto para la planificación y ejecución del proyecto de desarrollo social, fueron los constructos científicos o teorías que sustenta las escuelas epistemológicas, mismas que remarcan la producción y justificación del conocimiento: Escuela Empirista, Escuela Racionalista, Escuela Positivista, Escuela Materialismo Dialéctico. Su soporte científico escudriñado afianza la concreción de este proceso de investigación cualitativa en el mundo de la Pacha Sofía y el cual los investigadores deben transitar para entender las dimensiones de desarrollo del runa andino, de esta manera formándose en este proceso de indagación epistemológico.
  13. 13. 13 El paradigma cualitativo exige la formación de investigadores que deben cubrir ciertos rasgos, para poder incursionar en estos menesteres, sobre todo de formación humana y conocimiento de aspectos de mundos de vida distintas. ESCUELAS EPISTEM OLÓGICAS Q UE VALIDAN AL C.E.A. TÉCNICAS - INSTRUMENTOS RACIONALISTA: Soporta la ingerencia de los conceptos o referentes teóricos que permiten la conceptualización de experiencias reflexionadas EMPIRISTA: Se basa en la experiencia para generar conocimiento POSITIVISTA: Identifica el marco teórico y confronta hipótesis en la realidad para generar reflexiones, conceptos y aplicaciones M ATERIALISM O DIALECTICO: Da valor social y utilitario al conocimiento cuando es generado dentro de un contexto social específico. EL HOMO SAPIENS Y SU JEFATURA Los procesos de ayuda social, varios de aquellos que han tenido éxito, en las comunidades indígenas campesinas... han posibilitado identificar a un gran conglomerado social en virtud de su propia historia se perenniza como verdaderos hombres milenarios, a los cuales les ha tocado la espada de dominación, pero que sin embargo de aquello, el homo sapiens andino es una realidad en su concreción de vida. Muchos de los practicantes de esta experiencia de vida en su colectividad, que han podido elevar a nivel de constructos su peculiar desarrollo, se han destacado en su visión renovadora al frente de sus conglomerados practicando los predicamentos de la construcción teórica de la vida práctica del runa andino. Si es fidedigna su actuación administrando recursos, bajo el posicionamiento de estas vivencias, en cualquier empresa que planifiquen y ejecute, guiados por los principios de la Pacha Sofía, han tenido éxito. En nuestro ambiente o escenario territorial varios de estos dirigentes- líderes han sido reconocidos a nivel mundial por sus ejecutorias y que han servido para enfrentar la acometida de los sistemas sociales impuestos por la vorágine del poderío económico occidental. Tal es el caso del I. Municipio de Santa Ana de Cotacachi, el cual está administrado por un indígena, que ha entrado en procesos de verdadera participación ciudadana e incluso a logrado insertar a la población mestiza en estos dinámicos procesos de investigación participativa, con esta actitud ya no se festinan los recursos municipales en las contrataciones cuestionadas, esta forma de administrar fue
  14. 14. 14 reconocida en los ambientes mundiales y se le otorgó premios por la transparencia en el manejo de los recursos. El premio Dubai de los Emiratos Árabes... Si hablamos de la colectividad del escenario indígena – campesino, un hábil dirigente, podrá a satisfacción de todos, tenerlos como seguidores y afianzarse como un líder. La horizontalidad de mostrarse, en los trabajos que emprenden gusta a sus seguidores. Cuando se orientan, se guían por la norma general de la cosmovisión indígena – campesina, en sus procesos observan, los postulados que inclusive está constando en la Constitución de la República del Ecuador: Ama Quilla, Ama Shua, Ama Llulla. (No ser ocioso, no ser ladrón, no ser mentiroso). Un dirigente bien formado por procesos de educación no formal y conocedor de los principios epistemológicos de lo que sucede en sus comunidades, no necesita escolaridad básica, puesta que esta puede suplir con su auto educación en procesos de vida. La jefatura que ejercen algunos dirigentes, está dada por la sabiduría de éste, la misma que es asociada a la edad( El Anciano), viene a ser una autoridad en el conglomerado comunitario. La tradición, el orden, la sabiduría vienen a ser características de jefatura. LIDERAZGO: GERENTES EMPRESARIALES DEL MUNDO ANDINO Luis A. Trujillo (2002) establece la visualización de lo que es un líder: Cómo es un líder? Pueden haber líderes natos. El liderazgo puede heredarse y puede aprenderse. No existe la personalidad para el liderazgo, ni rasgos de liderazgo. Los líderes eficaces no predican “hacen”. Los líderes saben cosas sencillas. Considera, que los argumentos de identificación de un líder son: 1) la única definición de líder es alguien que tiene seguidores, 2) un líder eficaz no es alguien a quien se le quiere o admire; es alguien cuyos seguidores hacen lo que es debido. La popularidad no es liderazgo, los resultados si lo son, 3) Los líderes son muy visibles, por lo tanto establecen ejemplos, 4) el liderazgo no es rango, privilegios, títulos o dinero: es RESPONSABILIDAD, el liderazgo es trabajo y honradez. Estas afirmaciones como que están ligadas, dada nuestra investigación en el mundo andino a lo que puede llamarse un gerente empresarial del mundo andino o líder. Aquel que con pleno conocimiento a nivel de constructo teórico y de vivencia práctica sin doble intención guía al colectivo por senderos concretos de mejorar la calidad de vida de todos los miembros. Algunos dirigentes indígenas – campesinos han sucumbido y han sido absorbidos por el afán de poder de los grupos que detentan el manejo económico de un estado, éstos, han sido aquellos que no conocieron sus propios principios de vida, y se desrelacionaron, perdieron su identidad...quedaron como convidados de piedra. El contexto histórico, social o cultural es determinante para la actuación del líder. Si se manejan por los principios de la filosofía andina será un liderazgo genuino y de desarrollo. El dirigente que asume la orientación de un conglomerado comunitario, rápidamente por sus ejecutorias y como consecuencia de los principios epistemológicos de la Pacha Sofía, se imbuye de la condición de líder. Pudiéndose notar que, la rotación del liderazgo se manifiesta para bien de la colectividad, pudiéndose afirmar así mismo que todos los integrantes de la comunidad son entes importantes, los mismos que con su ayuda permiten lograr una racional distribución de recursos y logro de resultados halagadores de satisfacción comunitaria. Aquí no hay líderes solitarios como en el mundo vivencial de otras lógicas, el líder solitario es desrelacionado, un ser muerto.
  15. 15. 15 CIRCUNSCRIPCIÓN EPISTEMOLÓGICA DE EMPRESAS COMUNITARIAS ANDINAS El escenario de desarrollo social, en un conglomerado indígena – campesino está supeditado al trabajo con proyectos productivos y sociales, haciéndole más propenso o factible la circunscripción de este accionar, bajo los postulados de sus principios de vida lo que les permite tener las réplicas genuinas de impacto en toda la población y hacer sustentable y sostenible la mejora alcanzada. Bajo el cumplimiento de los principios de la cosmovisión indígena – campesina, la administración de recursos que se lleva adelante en trabajos de desarrollo social y productivo se traducen en resultados óptimos para bien de la colectividad. En la construcción de los PDL (Planes de Desarrollo Local), en la Planificación de Desarrollo Organizacional, la misión, visión comunitaria, análisis de la situación interna y externa, las perspectivas de avance, la orientación de procesos de vida, planes, programas y proyectos de desarrollo, administración general, espacios físicos, infraestructura tecnológica, modelo de gestión, administración financiera, caja de ahorro comunitario, bancos comunitarios, grupos de mujeres, disposiciones normativas... Los resultados concretos de planificación y ejecución de acciones en este contexto cultural y de vida, se dan a satisfacción de todos los involucrados, se puede advertir la presencia de la solidaridad, de la compartencia, la pertinencia, la pertenencia, de la identidad, la fraternidad, entre otros valores que guían el cumplimiento de metas y objetivos. Y no como aquellos resultados de ambición desmedida y que se traducen solamente en términos de explotación y dominio. Será que frente al desgaste de la manera ignominiosa de gerenciar los estados capitalistas y de cultivar acciones de corrupción, consiguiendo cosificar a los individuos, consumistas por excelencia y practicantes de antivalores, emerge como manantial de referencia esta nueva postura de administrar recursos en base a los principios de vida y valores sui generis de su propia circunscripción vivencial y experiencial. El posicionamiento emancipador de transparentar la administración de los recursos. Y están ahí los grandes ejemplos de trabajo comunitario y solidario, como grandes logros de la cultura andina, en sus pueblos presentes como testimonio de una realidad concreta. Pero esto no significa dar la vuelta y posicionar a otra alteridad en la supraculturalidad, sino más bien en la vivencia armoniosa de la diversidad cultural y el respeto profundo a los procesos de vida de los pueblos, compaginar esfuerzos en la lucha por los grandes dilemas sociales que estamos afrontando como seres humanos de este planeta, sin revanchismos raciales, ni sometidos a los patriarcas de los grupos, ni excluidos de la equidad social. A MODO DE CONCLUSIÓN La sabiduría y el conocimiento científico son necesarios para el ser humano, lo mismo que le permitirá escudriñar creativas formas de conseguir una mejor calidad de vida y el manejo adecuado de los recursos comunitarios, bajo la premisa de aplicación de los principios de la Pacha Sofía. Las acciones realizadas en el escenario indígena – campesino de planificación y ejecución de manera colectiva (participativa), es el camino expedito en la búsqueda de soluciones a sus problemas concretos.
  16. 16. 16 El contexto histórico, social o cultural es determinante para la actuación del líder. Si se manejan por los principios de la filosofía andina será un liderazgo genuino y de desarrollo. Se puede apreciar a un notario de la realidad andina. Entonces la administración de recursos bajo esta visión asegurarán que vayan a cumplir sus cometidos sin desviaciones . El trabajo realizado por el runa andino y su estrecha ligazón con la Pacha Mama, en su contexto transforma la realidad concreta. Los principios de la cosmovisión andina o ciencia andina, su observancia en procesos participativos, ayudará a administrar los recursos de : proyectos, casas campesinas, granjas integrales, microempresas comunitarias... El asumir la labor de investigador en el paradigma cualitativo requiere de un perfil básico descrito en los antecedentes. De igual manera las condiciones básicas de un conglomerado indígena – campesino. ADMINISTRARRECURSOS HOMOSAPIENSANDINO •Investigación Cualitativa •Cultura-Educación •Lógicaproductiva •Valores •Técnicase instrumentos cosmovisiuónandina •TOH-CEA •Modelosdegestión LógicaAndina relacionalidaddeltodo Relacionalidad Complementariedad Correspondencia Reciprocidad. Escuelas Epistemológicas CienciaAndina Estrategiasdevida •Supraculturalidad •Negación alteridad •Supraideología •Revanchismo racial •Individualismo •Antivalores... ConocimientoAndino Interculturalidad Convivenciaarmónica Resultadosdecalidad Ecologíadevida- Liderazgocomunitario
  17. 17. 17 BIBLIOGRAFÍA Aguirre, B. (1990). Ciencia Andina II. Quito: Autor, pp 180. Anello, E. Hernández, J. De (1998). Capacitación en Adultos. Ecuador: EB/PRODEC, MEC, UNIVERSIDAD NUR, pp 230. Ayala, Otto (2000). Contabilidad Agropecuaria Básica. Casa de la Cultura Ecuatoriana. Ibarra-Ecuador. Ary, Donald y otros. (1990). Investigación Pedagógica. México: Mc Graw-Hill. Astorga, A., y Van Der Bijl. (1994). Manual de Diagnóstico Participativo. Ecuador: Editora Andina. pp 192. Bravo Salinas, Néstor. (1989). Concepción Problémica I. Bogotá: Universidad INCCA de Colombia. pp, 149. Estermann, Josef. (1998). Filosofía Andina, estudio intercultural de la sabiduría autóctona andina. Abya-Yala Editing. Quito-Ecuador. Godenzzi Alegre, Juan. (compilador) (1996). Educación e Interculturalidad en los Andes y Amazonía. Perú: Centro de Estudios Regionales Andinos “Bartolomé de las Casas”, pp. 391. Gonzáles, J. (1998). Editor. Crisis de Valores. Reflexión interdisciplinaria desde América Latina. Separatas: Primer Programa de Maestría en Docencia Universitaria e Investigación UTN, Ibarra-Ecuador. Guattari, F. (1989) As Tres Ecologías. Ediciones Galilée. Tercera Edición. Campinas S.P. – Brasil: M.R. Cornacchia & Cía. Ltda.., Separata. Guerra, S. (1990). Problemas epistemológicos en el estudio del saber popular, Ciencia Andina I. Cayambe – Ecuador: CEDECO _ ABYA YALA. Jung, Ingrid (S/F). Conflicto Cultural y Educación. Kirchner et al (1996). Manuales para educación agropecuaria. Extensión y capacitación rurales. Editorial Trillas, México, pp10-45. Mera, E., Chávez, M., Rojas, C. (1998). Módulo de Investigación Educativa. Corporación para el desarrollo de la educación universitaria. Quito, Ecuador: MEC, UTE, PROPAD. Morales, G. (1996). El Giro Cualitativo en la Educación. Editorial XYZ, Impresores. Cali – Colombia: Autor. Programa de Capacitación en Liderazgo Educativo. (1998). Diseño de Proyectos. Ecuador: Juanita de Hernández – Eloy Anello – Convenio : Unidad Técnica EB- PRODEC- UNIVERSIDAD NUR, pp. 136. REVISTA SHIMISHITACHI, (1989). El futuro de la Educación Bilingüe. Cayambe – Ecuador: Castañeda Jairo – INGAPIRCA, Centro de Desarrollo Comunitario, pp 35. Savater, Fernando. (2000). El Valor de Educar. Colombia: Planeta Colombiana Editorial S.A., pp. 223. Schein, Edgar. (2000). Psicología de la Organización. México. pp. 99. Toledo, Víctor. (S/F). Etnoecología. Separatas.
  18. 18. 18
  19. 19. 19
  20. 20. 20 DR. OTTO IVÁN AYALA TRUJILLO. TITULOS: • Doctor en Contabilidad y Auditoría - Auditor. • Master en Docencia Universitaria e Investigación Científica. • Diplomado Superior en Gerencia de Marketing- Postgrado. • Diplomado Superior en Gestión Académica Universitaria-Postgrado. • Contador Público Autorizado – C.P.A. • Licenciado en Contaduría Pública. CURSOS INTERNACIONALES: • Colombia: Universidad Mariana : “Pedagogía y Docencia”, San Juan de Pasto ( 1999). • Colombia: Universidad de Nariño : “Universidad Latinoamericana”, San Juan de Pasto (1999). • Colombia: Universidad de Nariño: “Currículo”, San Juan de Pasto (2003). • México: Universidad Autónoma de México: “Contaduría Pública”, Mérida-Yucatán (2003). OBRAS ESCRITAS Y PUBLICADAS: • Texto Guía Contaduría Pública. • Contabilidad Agropecuaria Básica. • Colección Tahuando: Facetas de Imbabura, entre lo Fáctico y Utópico. (Casa de la Cultura Ecuatoriana). • Estrategias para una Educación Preventiva Integral al Uso Indebido de Drogas. (Fundación FUSIC). • Documento de Educación Preventiva al Consumo Indebido de Drogas. • Ensayos Publicados por la Casa de la Cultura Ecuatoriana. • Ensayos Publicados por el periódico Diario del Norte. • Ensayos Publicados por el periódico Diario La Verdad. • Monografía: “Auditoría Interna de la FAE”. • Monografía: “Módulo de Investigación Socio-Educativa-Técnicas de Aprendizaje Constructivistas”. • Tesis Doctoral: “Contabilidad Agropecuaria en las Haciendas”. • Tesis Maestría: “Metodología de extensión universitaria en las Comunidades Indígenas-Campesinas de la región sierra norte del país”. MIEMBRO DE LA CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA “BENJAMÍN CARRIÓN”.

×