Your SlideShare is downloading. ×
La princesa vestida con la bolsa de papel
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La princesa vestida con la bolsa de papel

4,007

Published on

1 Comment
3 Likes
Statistics
Notes
  • Me encanta este cuento, desde que lo leí me enamoré de él; porque rompe con muchos de los estereotipos que tenemos de las princesas y los príncipes. Realmente, rompe con los estándares sociales que nos han enseñado.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
4,007
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
24
Actions
Shares
0
Downloads
63
Comments
1
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Había una vez una princesa muy hermosa llamada Elizabeth.Vivía en un castillo y tenía mucha ropa de princesa, muy cara ylujosa. Muy pronto iba a casarse con un príncipe llamado Ronaldo.
  • 2. Pero desafortunadamente un dragón destruyó su castillo, quemó todasu ropa con sus suspiros de fuego y se llevó al príncipe. Elizabethdecidió enfrentar al dragón y recuperar a Ronaldo.
  • 3. Buscó por todos lados alguna prenda para poder vestirse pero loúnico que encontró que no estaba hecho cenizas fue una bolsa depapel. Elizabeth se visitó con esa bolsa como si fuese un vestido ysiguió al dragón.Era fácil seguirlo porque había dejado como huella una parte delbosque hecha cenizas.
  • 4. Finalmente, Elizabeth llegó a una cueva que tenía una puerta muy grandey sobre la puerta había un llamador enorme con forma de mano. Tomó elllamador y golpeó la puerta.El dragón la abrió, asomó su nariz y le dijo: “Mmm, ¡princesa! Meencanta comer princesas pero hoy me comí un castillo entero. Soy undragón muy ocupado. Vuelve mañana”.
  • 5. El dragón cerró tan rápido la puerta que casi le aplasta la nariz aElizabeth.“¡Espera un momento! -gritó Elizabeth-. ¿Es cierto que eres el dragón másferoz e inteligente de todo el mundo?”“Sí” dijo el dragón.“¿Es cierto- dijo Elizabeth- que puedes quemar diez bosques con tu aliento defuego?”
  • 6. “¡Por supuesto!”, dijo el dragón y tomó aire profundamente y exhalótanto fuego que quemó 50 bosques.“Increíble” dijo Elizabeth, y el dragón volvió a tomar aire muyprofundo y exhaló tanto pero tanto fuego que esta vez quemó 100bosques.“Impresionante” dijo Elizabeth y el dragón tomó mucho airepero esta vez no salió nada de fuego. Al dragón ya no le quedabafuego ni para cocinar una hamburguesa.
  • 7. Entonces, Elizabeth le dijo: “Dragón, ¿es cierto que puedes volaralrededor del mundo en 10 segundos?”“Claro que sí!” dijo el dragón, pegó un salto y voló alrededor delmundo en sólo 10 segundos. Cuando volvió estaba muy cansadopero Elizabeth gritó: “¡Fantástico! Házlo de nuevo”.
  • 8. El dragón salió volando y esta vez volvió en 20 segundos. Cuandoregresó estaba tan cansado que no podía hablar, entonces se acostóy se durmió.
  • 9. Elizabeth le susurró muy despacito: “Ey, ¡dragón!”. El dragón no semovió ni un poquito. Se acercó otro poco y puso su cabeza adentro dela oreja del dragón y gritó tan fuerte como pudo: “¡Dragón!” Eldragón estaba tan cansado que ni siquiera se movió.Mientras tanto, el príncipe Ronaldo estaba encerrado en unahabitación dentro de la cueva y le hacía señas a la princesa para quelo rescatara.
  • 10. Elizabeth corrió hacia la cueva, abrió la puerta y allí estabaRonaldo.Él la miró y le dijo: “Elizabeth, ¡estás hecha un desastre! Huelesa cenizas, estás toda despeinada y estás vestida con una bolsa depapel mugrienta. Regresa cuando estés vestida y arreglada comouna verdadera princesa.”
  • 11. “Mira Ronaldo -le dijo Elizabeth-, tu ropa es realmentebonita y estás peinado a la perfección. Aparentas ser unverdadero príncipe, pero ¿sabes una cosa? eres un tonto”.Después de todo lo sucedido, Elizabeth y Ronaldo no secasaron.

×