La Economía del Bien Común Abril 2014

639 views
460 views

Published on

Descripcion sobre el Modelo La Economía del Bien Común de Christian Felber, Abril 2014

Published in: Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
639
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Economía del Bien Común Abril 2014

  1. 1. INFO & LINKS SOBRE CHRISTIAN FELBER: “LA ECONOMIA DE BIEN COMUN – EBC” 1. Un modelo económico con futuro Resumen en 20 puntos, 1 de febrero de 2012 Según una encuesta de la fundación Bertelsmann, el 80 por ciento de los alemanes y el 90 por ciento de los austriacos esperan un nuevo orden económico. La economía del bien común (Deuticke, 2010) es un sistema económico alternativo completo, los fundamentos habían sido desarrollados por Christian Felber en Nuevos Valores para la Economía (Deuticke, 2008) y más tarde pulidos por un cada día mayor círculo de empresarios. El fin es escapar de la discusión estéril “quien está contra el capitalismo, está con el comunismo” y ofrecer un camino concreto y viable para el futuro. Hasta finales del 2011 apoyaron la iniciativa más de 500 empresas de 13 países. 200 empresas pioneras aplicarán el corazón del modelo, el Balance del Bien Común. El movimiento crece globalmente en cada día más ramas de actuación. 31 “Campos de energía” (grupos de apoyo local) se han fundado hasta la fecha en Austria, Alemania, Italia, Suiza, Liechtenstein, España, Argentina y Honduras. 20 puntos centrales 1. La economía del bien común se basa en los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones: confianza, cooperación, aprecio, democracia, solidaridad. Según recientes investigaciones científicas conseguir buenas relaciones es la mayor fuente de motivación y felicidad de los seres humanos. 2. El marco legal económico experimenta un giro radical, cambiando las reglas del juego de afán de lucro y competencia por cooperación y contribución al bien común: Empresas que practican la cooperación serán recompensados. En cambio, el comportamiento competitivo conlleva desventajas. 3. El éxito económico no es medido por indicadores monetarios como el beneficio financiero o el BIP, sino con el balance del bien común (a nivel de empresas) y el producto del bien común (a nivel de sistema). El balance del bien común se convierte en el balance principal de todas las empresas. Cuanto más social, ecológica, democrática y solidaria sea la actividad, mejores serán los resultados del balance del bien común alcanzados. Mejorando los resultados del balance del bien común de las empresas en una economía nacional, mejorará el producto del bien común. 4. Las empresas con buenos balances del bien común disfrutarán de ventajas legales: tasas de impuestos reducidas, aranceles ventajosos, créditos baratos, privilegios en compra pública y a la hora de reparto de programas de investigación, etc. La entrada en el mercado se verá, por tanto, más favorecida para actores éticos y sus productos y servicios, que los de los no-éticos, indecentes y no ecológicos. 5. El balance financiero será el balance secundario. El beneficio financiero pasa de ser fin a ser medio. Éste sirve sólo para aumentar el ‘nuevo’ fin empresarial: Aportación al bien común. Los excedentes del balance financiero deberán utilizarse para: inversiones con plusvalía social y ecológica, devolución de créditos, depósitos en reservas limitadas, bonificación a los empleados de forma restringida, así como créditos sin intereses a empresas cooperadoras. No se utilizarán los excedentes para bonificar a personas que no trabajan en la empresa, adquisición hostil de otras empresas, inversión en mercados financieros (éstos dejarán de existir), o aportaciones a partidos políticos. En contrapartida, el impuesto sobre el beneficio empresarial será eliminado. 6. Como el beneficio financiero es ahora un medio, y deja de ser un fin, las empresas pueden esforzarse hacia su tamaño óptimo. No tienen que temer ser adquiridas, o sentirse obligadas a crecer para ser más grandes, más fuertes o con mayores beneficios. Todas las empresas están liberadas de la coerción de crecer y tragar.
  2. 2. 7. Existiendo la posibilidad de aspirar sin miedo al tamaño óptimo, habrá muchas empresas pequeñas en todas las ramas. Como no tienen que crecer más, les será más fácil cooperar y practicar la solidaridad. Se pueden ayudar mutuamente con conocimientos, tecnología, encargos, personal o créditos sin interés. Serán recompensadas con resultados del balance del bien común positivos. Las empresas van formando una red de aprendizaje solidaria, la economía se transforma en un sistema win-win. 8. Las diferencias de ingresos y patrimonios serán limitadas: Ingresos máximos de por ejemplo 20 veces el salario mínimo. Propiedades que no excederán p. ej. los 10 millones de euros, el derecho de cesión y herencia, 500.000 euros por persona, en empresas familiares a 10 millones de euros por hijo. El excedente sobre estos límites serán repartidos a través de un “fondo de generaciones” como “Dote democrático” a las siguientes generaciones: igualdad de capital inicial significa mayor igualdad de oportunidades. (Los márgenes exactos deberán ser definidos democráticamente en una asamblea económica.) 9. En grandes empresas a partir de un elevado numero de empleados (por ejemplo, más de 250) los derechos de decisión y propiedad pasan parcial y progresivamente a los empleados y ciudadanos. La población podrá ser representada directamente a través de “parlamentos económicos regionales”. El gobierno no posee derecho decisorio o de intervención en empresas publicas. 10. Esto es igualmente válido para los bienes democráticos, la tercera categoría de propiedad, junto a una mayoría de pequeños y medianos empresarios y grandes empresas de propiedad mixta. Por bienes democráticos entendemos instituciones económicas públicas en campos de enseñanza, salud, acción social, movilidad, energía, o comunicación: la infraestructura básica. 11. Un bien democrático importante es el banco democrático. Éste sirve, como todas las empresas, al bien común y, como todos ellos, controlado por la ciudadanía soberana y no por el gobierno. Sus servicios consisten en depósitos de ahorro garantizados, cuentas corrientes gratuitas, créditos de interés reducido y créditos de riesgo com plusvalía social y ecológica. El Estado se financia primordialmente a través de créditos sin interés del Banco Central. El Banco Central obtiene el derecho exclusivo de la creación de dinero y efectúa las transacciones de capitales internacionales para impedir evasión fiscal. Los mercados financieros en la forma actual ya no existen. 12. Siguiendo la propuesta de John Maynard Keynes del 1944, se establece una cooperación monetaria global a base de una unidad de calculación (p. ej. “globo”, “terra”) para el comercio internacional. A nivel local, monedas regionales pueden complementar la moneda nacional. Para protegerse de la competencia injusta, la UE inicia una zona de comercio justo (Zona del Bien Común) con estándares armonizados o con tarifas aduaneras correlacionadas con el resultado del BBC de la empresa productora. A largo plazo, la meta es una Zona del Bien Común en la ONU. 13. A la naturaleza se le concede un valor propio por lo cual no puede transformarse en propiedad privada. Quien necesite un pedazo de tierra para vivir, agricultura o comercio, se le cede una superficie limitada de forma gratuita o pagando una tasa de utilización. El uso de la tierra está condicionado a criterios ecológicos y al uso concreto. Esto será el final de la especulación inmobiliaria, el “landgrabbing” (apropriación de grandes superficies por multinacionales u otros países) y el latifundismo. En contrapartida, se anula el impuesto sobre el terreno. 14. El crecimiento económico deja de ser un fin. Un nuevo objetivo será la reducción de la huella ecológica de personas privadas, empresas y naciones, hacia un nivel globalmente sostenible y justo. El imperativo categórico de Kant será extendido a la dimensión ecológica. Nuestra libertad de elegir un estilo de vida determinado encuentra su fin cuando limita la libertad de otros de elegir el mismo estilo de vida o por lo menos llevar una vida en dignidad. Personas privadas y empresas serán incentivadas para medir su huella ecológica y reducirla a un nivel globalmente sostenible y justo. 15. El horario de trabajo retribuido se verá reducido escalonadamente hacia la marca, deseada por mayoría de 30 a 33 horas semanales. De este modo queda tiempo libre para otros tres campos de trabajo de gran importancia: trabajo de relaciones y cuidados (niños, enfermos, ancianos), trabajo de crecimiento personal (desarrollo de la personalidad, arte, jardín, ocio), trabajo en la política y actividades públicas. Como consecuencia de este reparto más equlibrado entre las distintas actividades, el estilo de vida se hará más suficiente, menos consumidor, y más sostenible. 16. Cada décimo año en la profesión es un “año sabático” que será financiado a través de un salario mínimo incondicional. Las personas pueden hacer en este tiempo lo que quieran. Esta medida descarga el mercado de trabajo en un diez por ciento de la tasa de desempleo en la Unión Europea. 17. La democracia representativa será completada por la democracia directa y la democracia participativa. La ciudadanía soberana debería poder controlar y corregir su representación, decretar leyes por si misma, modificar la constitución y poder controlar las infraestructuras de abastecimiento: ferrocarril, energía, agua, correos, bancos. En una democracia real son idénticos los intereses de los representantes y los de la ciudadanía soberana. Requisitos para ello son derechos constitucionales de co- legislar y de controlar por parte de la ciudadanía soberana. 18. Todos los puntos angulares deberán madurarse a través de discusiones intensas en un amplio proceso de bases, antes de que se conviertan en leyes elaboradas por una asamblea económica directamente elegida; su resultado se votará democráticamente por la ciudadanía soberana. Lo que sea aceptado, se introducirá en la constitución y sólo podrá volverse a cambiar con el respaldo de la ciudadanía soberana. Aparte de la asamblea económica del bien común puede haber otras convenciones para profundizar la democracia: asamblea para la educación, asamblea para los medios de comunicación o una asamblea para el desarrollo de la democracia.
  3. 3. 19. Para afianzar en los niños los valores de la economía del bien común y poderlos practicar, el sistema de educación debería estar orientado igualmente hacia el bien común. Esto requiere otra forma de enseñanza y otros contenidos, como por ejemplo: emocionología, ética, comunicación, educación democrática, experiencia de la naturaleza y sensibilización corporal. 20. Debido a que en la economía del bien común, el éxito empresarial posee un significado muy diferente al que actualmente recibe, se demandan otras competencias de gestión. Las empresas ya no buscan a los gerentes más duros y ejecutivos de la “eficiencia cuantitativa”, sino a los más responsables y socialmente competentes, los más empáticos y sensibles que consideran la co-determinación como una oportunidad y un beneficio para todos. La economía del bien común no es ni el mejor de los modelos económicos ni el final de una historia, sólo el paso siguiente hacia un futuro más sostenible, justo y democrático. Se trata de un proceso participativo, de desarrollo abierto que busca sinergia en procesos similares como: economía solidaria, economía social, movimiento de bienes comunes, economía del post-crecimiento o democracia económica. Juntando sus esfuerzos, una gran cantidad de personas y actores son capaces de crear algo fundamentalmente nuevo. La implementación de la visión requiere motivación intrínseca y autorresponsabilidad, incentivos económicos, un orden político-legal coherente, así como concienciación. Todas las personas, empresas y comunidades están invitadas a participar en la reconstrucción de la economía hacia el bien común. Más información en: www.economia-del-bien-comun.org Contacto: Ana Moreno: espania@economia-del-bien-comun.org 2. Economía del Bien común. Alternativas LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN Un modelo económico con futuro Resumen en 20 puntos, 1 de febrero de 2012 -Según una encuesta de la fundación Bertelsmann, el 80 por ciento de los alemanes y el 90 por ciento de los austriacos esperan un nuevo orden económico. La economía del bien común (Deuticke, 2010) es un sistema económico alternativo completo, los fundamentos habían sido desarrollados por Christian Felber en Nuevos valores para la economía (Deuticke, 2008) y más tarde pulidos por un, cada día mayor, círculo de empresarios. El fin es escapar de la discusión estéril: “Quien está contra el capitalismo, está con el comunismo” y ofrecer un camino concreto y viable para el futuro. Hasta finales del 2011 apoyaron la iniciativa más de 500 empresas de 13 países. 200 empresas pioneras aplicanrán el corazón del modelo, el Balance del Bien Común. El movimiento crece globalmente en cada día más ramas de actuación. 31 “Campos de energía” (grupos de apoypo local) se han fundado hasta la fecha en Austria, Alemania, Italia, Suiza, Liechtenstein, España, Argentina y Honduras. Christian Felber nos presenta un modelo económico alternativo al capitalismo, se trata de introducir una nueva escala de valores sobre la que referenciar la economía, alejándose del valor monetario para enfatizar el valor social. Del mismo modo en que se evalúa la eficiencia energética de los electrodomésticos o los edificios, lo que se propone aquí es clasificar a las empresas conforme a unos criterios más sociales, según la matriz del bien común. Estableciendo una serie de valores medibles: Dignidad humana, Solidaridad, Sostenibilidad ecológica, Justicia social, Democrática y transparencia; se asignan una serie de puntos, que determinarán la clasificación de la empresa. Existen además una serie de criterios que restan puntos, y pueden dar al traste con todos los esfuerzos de la empresa en su búsqueda del bien común. Siguiendo estos criterios se establece una clasificación de las empresas que será la que las haga merecedoras de mayores o menores incentivos que permitirían hacer que las empresas más justas fueran competitivas frente a aquellas que pasan por encima de reglas y valores y compiten de manera desleal, con trabajadores explotados y salarios miserables. El balance económico, la obtención de beneficios monetarios pasa a segundo plano. Pero incluso en el segundo plano estos beneficios penalizan si son utilizados de manera poco ética: para financiar partidos políticos, para enriquecer a algunos, si se reinvierten en productos financieros… Se trata de poner límites superiores e inferiores a lo que sería considerable como ético: no considera ético un patrimonio personal superior a 10 millones de euros, o un salario máximo superior a 20 veces el mínimo. Con ello se pretende converger hacia una menor desigualdad social, que la seguirá habiendo pero en menor medida. ----- ES EXPRESIÓN DE LIBERTAD, EL QUE NOSOTROS, LOS SERES HUMANOS, CONFIGUREMOS EL MUNDO EN EL CUAL VIVIMOS. Las actuales crisis ecológicas, sociales y económicas exigen visiones valientes y decididas, así como seres humanos, que participen en el desarrollo de un futuro social sostenible. El movimiento para una Economía del Bien Común se entiende, en este sentido, como el generador del impulso e iniciador para amplios cambios.
  4. 4. *A nivel económico el movimiento desarrolla las alternativas concretas aplicables para empresas de diferente tamaño y forma legal. *A nivel político el movimiento para una Economía del Bien Común tiene como objetivo cambios legales que posibiliten una vida equitativa en cuanto a las necesidades de todos los seres humanos, seres vivos y de nuestro planeta Tierra. *A nivel social el movimiento es una iniciativa de concienciación para un cambio de sistema, que se basa en el "ser" más que en el tener. El movimiento da esperanza y ánimo para una actuación hacia el bien común de todos. Enlace general a EBC http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es Enlace a grupos Facebook Barcelona https://www.facebook.com/groups/422672361081641/ Temas de EBC General https://www.facebook.com/economiadelbiencomun https://www.facebook.com/groups/139882632781450/ -------------------- Grupo Barcelona:barcelona@economia-del-bien-comun.org Grupo de Apoyo España: pueden contactar con espania@economiadel-bien-comun.org Calendario: http://www.economia-del-bien-comun.org/es/calendario NEWSLETTER http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/wp-content/uploads/2012/02/EBC-1.-Newsletter.pdf Preguntas y comentarios a: espania@economia-del-bien-comun.org ---------------------------- Videos-conferencias: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=rsT7ain14_4 http://www.youtube.com/watch?v=U4tL4eS--XM http://vimeo.com/31051246 http://vimeo.com/36866402 http://www.cma.gva.es/comunes_asp/documentos/agenda/Cas/72319-Economia_del_bien_comun_Felber.pdf Versión Matriz EBC -Noviembre 2011 http://ralvarez.free.fr/labolsa/documentos/Matrizbiencomun.pdf Version 4.0 : Matriz en : http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es http://ralvarez.free.fr/labolsa/documentos/Biencomun.pdf http://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/2011/11/la-economia-del-bien-comun-30.html http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es/ http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/en/ http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/wp-content/uploads/2011/02/Common_Welfare_Economy.pdf http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/wp-content/uploads/2011/02/Economie_citoyenne_Argumentaire.pdf http://www.demokratische-bank.at/ PPT anteriores: http://www.cma.gva.es/comunes_asp/documentos/agenda/Val/72319- Econom%C3%ADa%20del%20bien%20com%C3%BAn.pdf Entrevistas a C.Felber http://www.tv3.cat/videos/4039250/Christian-Felber-leconomia-del-be-comu http://prezi.com/i3o1n3urryyq/singulars-christian-felber/ ------------------------ Los campos de la energía o de actividad son grupos regionales de apoyo, que profundizan, extienden y desarrollan el concepto de la Economía del Bien Común. Los campos de energía se pueden formar por todas partes del mundo y ofrecer el contacto aquí. Aquí encontráis una guía para crear un campo de energía Manual de los campos de energia Los interesados en establecer un nuevo campo de energía mandar un correo a >espania@economia-del-bien-comun.org FUENTE http://articulosclaves.blogspot.com/2012/04/economia-del-bien-comun-alternativas.html
  5. 5. 3. La Economía del Bien Común: un paso más allá de la RSE POR CARMEN MARTÍ-FUNDACIÓN ÉTNOR La primera generación de la responsabilidad social de la empresa ha demostrado ser ineficiente. Así lo ve Christian Felber, profesor austriaco de Economía, experto en economía sostenible y desarrollador del modelo de Economía del Bien Común que se presentó en Valencia esta semana. Para Felber, los criterios con los que tendrá que cumplir necesariamente la responsabilidad social de 2ª generación para contribuir realmente al bien común son: ser holística, medible, comparable, vinculante, auditada externamente, pública y comprensible. Criterios que, bajo su opinión, ahora mismo no se encuentran en el desarrollo de la RSE en ninguno de los países de Europa. La Economía del Bien Común supone un planteamiento que engloba estos criterios y propone acciones a nivel macro (economía) y a nivel micro (empresa), una economía “que no inventa nada nuevo”, destaca Felber, y que simplemente se plantea cumplir con lo que recogen la mayoría de las constituciones de los países democráticos, pues digámoslo alto y claro “nuestra sistema económico actual es inconstitucional”. Las constituciones son muy claras al respecto. Un ejemplo, la Constitución de Baviera reza textualmente: “toda la actividad económica sirve al bien común”. El problema es que la economía real no lo cumple. La base de esta propuesta es hacer empresa y economía como nos comportamos en nuestra vida cotidiana, pues para la Economía del Bien Común es un mito arraigado que los seres humanos somos por naturaleza egoístas, irresponsables, desconfiados, avariciosos, etc. Esto no es así. Entonces ¿por qué nos comportamos así en nuestra economía y nuestras empresas? ¿Por qué vamos hacia el lado opuesto de nuestros verdaderos valores? Asistimos cada día a una contradicción ética, de valores, entre los comportamientos que se viven en la economía libre de mercado y los valores de las relaciones interhumanas diarias. Herederos de ese mito biológico, ante el que parece no se puede hacer nada, seguimos en una huida hacia delante donde el muro queda ya muy cerca de nuestras narices, siguiendo unas reglas del juego legales que rigen el comportamiento económico creadas conscientemente “pero no de forma democrática”, resalta Felber: el afán de lucro y la competencia. Unos comportamientos que se han instaurado como masivos en el mercado y recompensados por legisladores y orden económico. Ya es hora de exigir a nuestros poderes económicos y políticos que recompensen los mismos valores que permiten florecer nuestras relaciones humanas: la honestidad, el aprecio, la confianza, la responsabilidad, la solidaridad, el compartir y la empatía. Si preguntamos si la gente querría recompensar el egoísmo, la envidia, la desconsideración, la desconfianza la avaricia, la irresponsabilidad la respuesta parece evidente. Sin embargo, son los valores que se fomentan desde las reglas del juego establecidas en la economía. Y sí, exigir, porque el victimismo no cabe en esta propuesta de participación ciudadana “si los ciudadanos/consumidores exigimos a nuestros legisladores que premien estos comportamientos y exigimos a nuestras empresas su balance de bien común, no tendrán más remedio que hacerlo”. El cambio, desengañémonos, no vendrá “del más allá”, el cambio lo protagonizamos los ciudadanos, “la potente y poderosa sociedad anónima”. De este modo, la propuesta de la Economía del Bien Común es sustituir como “estrella guía” estos valores actuales y que sean los valores que orientan nuestras vidas los que orienten nuestra economía y quehacer empresarial. “Es una contradicción desastrosa e innecesaria la que estamos viviendo”, destaca Felber, desastrosa es obvio, porque no nos lleva a la felicidad de las personas ni a la satisfacción de sus necesidades, e innecesaria “porque podemos hacerlo de otra forma, tenemos opciones de comportarnos de otra forma”. Cuanto más conoces esta propuesta más obvio te parece que, como resalta su promotor, no es nada nuevo, es de sentido común, pero muchas veces, como sabemos, el menos común de los sentidos.
  6. 6. ¿Cómo hacerlo? Básicamente la propuesta se resume en intercambiar estas dos reglas del juego por otras dos: la contribución al bien común y la cooperación. E incentivar a quienes se rijan por estos valores. Los productos de Comercio Justo, Ecológico, de proximidad, no son más caros que los que consideramos “normales”. Desengañémonos de una vez, y exijamos que las cosas valgan lo que verdaderamente nos “cuestan”, el impacto que generan. Si el foco se pusiera en estos productos no valdrían más que el resto de productos, y ante dos productos de similar precio, y convenientemente identificados con su aportación al bien común, ¿El consumidor escogería el más dañino para la sociedad y el entorno en su conjunto? Este es, a mi modo de ver, uno de los puntos más fuertes y más interesantes de esta propuesta, la identificación en los propios productos mediante una etiqueta el nivel de aporte al bien común de la empresa según su balance. De nuevo, nada nuevo, pero con un potencial enorme dentro de todo el sistema propuesto, una transparencia que favorecería un verdadero consumo responsable. El siguiente paso es redefinir la noción de éxito. El PIB en el nivel macro y el beneficio financiero en el micro son hoy indicadores del éxito, casi los únicos indicadores del mismo, pero ¿cuál es el fin originario de la economía y la empresa? ¿el dinero o la satisfacción de necesidades, y ¿por qué no lo mide la economía? ¿por qué medimos el medio y no el fin? “Podemos medir el éxito de una granja contando las herramientas y tractores que hay en el garaje?”, ejemplifica Felber. Un modelo apasionante, en pleno desarrollo, y que a juzgar por el lleno total de la sala ayer, donde cientos de personas, muchas de ellas de pie, escuchaban atentamente al invitado de excepción, un modelo que tiene mucho que decir y está por desarrollar. Daría para mucho más que un breve artículo…pero lo bueno si breve, dos veces bueno, así que os invito a conocer el modelo, la red española http://www.economia-del-bien-comun.org/, el libro que en breve saldrá en Español, y a sumaros a la red. Yo ya lo he hecho. Puedes suscribir la iniciativa, o sumarte a los 500 expertos que ya están trabajando en la matriz para el balance de Bien Común para empresas, o sumarte a las 100 empresas pioneras que en 2011 presentaron su balance del Bien Común. Que por mí no sea! FUENTE http://www.diarioresponsable.com/innovacion/innovacion-social/15438-la-economia-del-bien-comun-un-paso-mas-alla-de-la-rse.html 4. El modelo económico del futuro Resumen de Cristian Felber, abril de 2011 La economía del bien común es un libro de 150 páginas que se publicó el 16 de agosto de 2010 en la editorial vienesa Deuticke. Los fundamentos teóricos habían sido elaborados en un libro precedente „Nuevos valores para la economía”, del mismo autor (Deuticke, 2008). Desde entonces, una veintena de empresarios ha participado en la tarea de desarrollar y detallar el modelo. Uno de los objetivos de la publicación del libro es escapar de la estéril dicotomía “lo que no es capitalismo tiene que ser comunismo” y ofrecer una alternativa sistémica humana. En el apéndice del libro, 70 empresas apoyan el modelo con su firma – lo cual es una señal de que el modelo no sólo es una hermosa idea utópica, sino que ha emergido desde la práctica empresarial. Hoy, unas 250 empresas apoyan el modelo y 70 se han decidido a implementarlo. 1. La economía del bien común reposa sobre los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones interhumanas: confianza, cooperación, aprecio, co-determinación, solidaridad, y acción de compartir. (Según recientes investigaciones científicas, las buenas relaciones interhumanas son uno de los factores que más contribuyen tanto a motivar a los seres humanos como a hacerlos felices.) 2. En la economía del bien común el marco legal experimenta un giro radical al pasar de estar orientado según los principios de competencia y avidez de lucro a los de cooperación y solidaridad. El significado del éxito empresarial cambia de beneficio financiero a contribución al bien común. 3. El bien común será predefinido en un proceso participativo desde abajo y luego pasado a una asamblea democráticamente elegida y anclada en la constitución a través de referéndum. 4. Un nuevo balance principal mide el bien común: el balance del bien común. Este balance mide rendimientos sociales, ecológicos, democráticos y de justicia distributiva, cuyo conjunto constituye el nuevo sentido de “éxito empresarial”. Este ya no se mide en términos monetarios, sino en puntos neutrales. El máximo que se puede alcanzar son 1000 puntos del bien común.
  7. 7. 5. Las empresas con los mejores balances disfrutan de incentivos y ventajas legales que les permiten cubrir sus costes mayores y ofrecer los productos éticos a precios inferiores que los no éticos: tasas de impuestos reducidas, créditos con interés reducido, prioridad en la compra púbica y programas de investigación, .. 6. El balance financiero será el balance secundario. El beneficio financiero, antes el fin de la actividad empresarial, se convierte ahora en un medio del neuvo fin: el bien común. Eso significa que sólo serán permitidas aquellas aplicaciones del beneficio financiero que aumenten el bien común: inversiones (con plusvalía social y ecológica), repago de créditos, reservas (limitadas), distribución a los que crean la plusvalía (máximo: 20 veces el salario mínimo) y créditos sin interés a co-empresas; mientras que las aplicaciones que reduzcan el bien común ya no serán legales: inversiones en los mercados financieros, adquisiciones hostiles, distribución a personas que no trabajan en la empresa, donaciones a partidos políticos. 7. Como el beneficio financiero ya no es un fin en sí mismo, las empresas recuperan la libertad de aspirar a su tamaño óptimo. Ya no tienen que temer que otras empresas se las “traguen” y ya no les estará permitido tragarse a otras empresas; no necesitarán tener que crecer para ser más lucrativas, poderosas o fuertes que l@s competidor@s. Todas las empresas serán redimidas de la coerción estructural de tener que crecer y devorarse mutuamente. 8. Las desigualdades en las rentas y en la propiedad serán limitadas: la renta máxima no puede ser más de 20 veces la renta mínima; la propiedad privada no puede exceder 10 millones de euros; el derecho heredetario se limita a medio millón de euros por persona, en el caso de empresas familiares a diez millones de euros por persona. Herencias que excedan estos límites serán distribuidas como “dote democrática” a miembros de la generación siguiente. El objetivo de la “herencia máxima” y “herencia mínima”: Cuanto más justamente distribuido esté el capital inicial tanto mayor será la igualdad de oportunidades. 9. Empresas grandes con más de 250 empleados pasan parcialmente a la propiedad de l@s emplead@s y l@s ciudadan@s; empresas con más de 5.000 emplead@s al cien por cien. L@s ciudadan@s serán representad@s por delegad@s directamente elegid@s en „parlamentos económicos regionales”. El gobierno no puede intervenir ni tiene propiedad en esas empresas. 10. El gobierno tampoco puede tocar los „bienes democráticos“, la tercera categoría de propiedad aparte de la gran mayoría de pymes privadas y unas cuantas grandes empresas de propiedad mixta. Bienes democráticos pueden ser: escuelas, universidades, hospitales, empresas de abastecimiento de agua y energía, telecomunicación, transporte público o bancas: la infraestructura básica. 11. Un bien democrático clave es „el banco democrático“. Este banco sirve – como todas las empresas – al bien común y está controlado como todos los bienes democráticos por la ciudadanía soberana y no por el Gobierno. Su servicio consiste en depósitos garantizados, créditos de interés reducido y cuentas corrientes gratuitas. Los mercados financieros tal y como se presentan hoy ya no existirán. 12. La democracia representativa será complementada por la democracia directa y la participativa. El pueblo soberano tiene el derecho a a) corregir a sus representantes (el parlamento), b) iniciar y adoptar leyes, c) iniciar y adoptar un cambio de la Constitución, y d) controlar áreas claves de la economía como los bienes democráticos. 13. Aparte de la asamblea económica [del bien común] habrá otras convenciones para profundizar la democracia: convención para la educación, una convención para la democratización de los medios de comunicación, y una convención para la creación de bienes democráticos. 14. Para anclar los valores de la economía del bien común en las generaciones futuras tan profundamente como hoy está arraigada en la generación actual la visión del ser humano social-darwinista y capitalista, propongo cinco nuevas asignaturas obligatorias: emocionología, ética, comunicación, educación democrática y experiencia de la naturaleza. 15. Como la noción de „éxito empresarial“ será diferente en la economía del bien común, otras competencias de gestión serán las más solicitadas. Las personas más responsables, sociables, empáticas y capaces de atender al bien de tod@s y de la comunidad ecológica, serán l@s modelos apreciad@s por la sociedad y las más buscadas por las empresas.
  8. 8. Las empresas que quieran apoyar el modelo de la economía del bien común pueden ponerse en contacto directamente con el autor (que domina bien el espanol): www.christian-felber.at O subscribirse directamente en la página web en la categoría „Unternehmen“. Esta es la versión en español: www.gemeinwohl-oekonomie.org FUENTE: http://www.cma.gva.es/comunes_asp/documentos/agenda/Cas/72319- -.-.-.-. Christian Felber nos presenta un modelo económico sostenible y alternativo al capitalismo: la economía del bien común. ATTAC Austria SITIO VIRTUAL LA ECONOMIA DEL BIEN COMUN SOBRE LA EBC: ES EXPRESIÓN DE LIBERTAD, EL QUE NOSOTROS, LOS SERES HUMANOS, CONFIGUREMOS EL MUNDO EN EL CUAL VIVIMOS. Las actuales crisis ecológicas, sociales y económicas exigen visionesvalientes y decididas, así como seres humanos, que participen en el desarrollo de un futuro social sostenible. El movimiento para una Economía del Bien Común se entiende, en este sentido, como el generador del impulso e iniciador para amplios cambios. *A nivel económico el movimiento desarrolla las alternativas concretas aplicables para empresas de diferente tamaño y forma legal. *A nivel político el movimiento para una Economía del Bien Común tiene como objetivo cambios legales que posibiliten una vida equitativa en cuanto a las necesidades de todos los seres humanos, seres vivos y de nuestro planeta Tierra. *A nivel social el movimiento es una iniciativa de concienciación para un cambio de sistema, que se basa en el “hacer” de tantos seres humanos como posible, en común y con valía. El movimiento da esperanza y ánimo para una actuación hacia el bien común de todos. LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN NO ES UNA META DISTANTE ABSTRACTA, SINO QUE SE ENTIENDE COMO UN PROCESO PARTICIPATIVO COMENZADO HOY: La iniciativa de la Economía del Bien Común, apoyada por organizaciones, políticos, gente privada y empresas, comenzó en octubre del 2010. Desde entonces el movimiento aumentó constantemente. Más de 100 empresa pioneras realizaron voluntariamente en el 2011 por primera vez „Balance del Bien Común“. En los más de 20 “campos regionales de energía o actividad” se profundiza, extiende y desarrolla el concepto de la economía del bien común. De esta manera, de un movimiento abierto a los resultados, se puede desarrollar un proceso en crecimiento local con consecuencias globales. Teniendo como objetivosinergias con principios similares. En este sentido, todos sois invitados cordialmente a participar en el proceso de desarrollo de una Economía del Bien Común. IDEA Según una encuesta de la fundación Bertelsmann, el 80 por ciento de los alemanes y el 90 por ciento de los austriacos esperan un nuevo orden económico La Economía del Bien Común cubre los elementos básicos de un sistema de
  9. 9. orden económico alternativo y está abierto a la sinergia con sistemas similares. El objetivo es el crear un marco legal vinculante para la creación de valores de orientación empresarial y particular hacia el Bien Común, que dé incentivos a sus participantes. El autor y activista político Christian Felber había desarrollado una alternativa a los sistemas actuales en su libro Nuevos valores para la economía(Deuticke, 2008), con el fin es escapar de la discusión estéril: “Quien está contra el capitalismo, está con el comunismo” y ofrecer un camino concreto y viable para el futuro. Más tarde estos fundamentos fueron pulidos por un, cada día mayor, círculo de empresarios, que junto con él, le dieron el nombre de “Economía del Bien Común” (Deuticke, 2010) en su nuevo libro. Video de Christian Felber: Christian Felber- La Economía del Bien Común La Economía del Bien Común es tendencialmente una forma de sistema de mercado, en el cual las coordenadas de los motivos y objetivos de aspiración de las empresas (privadas) sean cambiadas de afán de lucro y concurrencia por contribución al Bien Común y cooperación. Resultados de investigaciones contemporáneas muestran, que éstas alternativas, pese a los prejuicios asentados en el fondo, son compatibles con la “naturaleza del ser humano”. Más aún: la economía del bien común se construye en base a los valores que hacen florecer a nuestras relaciones: Confianza, Responsabilidad, Aprecio, Democracia, Solidaridad y Cooperación Estos comportamientos humanos y sostenibles serán medidos por medio del Balance del Bien Común 4.0 y con una serie de alicientes y ventajas legales, desde el sistema, premiadas: la ambición del mercado será girada éticamente en sus polos. Hoy en día se considera como primer criterio de éxito de empresa la ganancia financiera. En la Economía del Bien Común, no contará “finalmente el dinero”, sino el Balance del Bien Común. Entonces será cuando no sólo a las empresas les irá bien, sino también a todos los seres humanos y seres vivos. Aquí puedes leer el proceso que comenzó el 1 de octubre del 2010 y aquí puedes bajar el Resumen de 20 puntos de la Economía del Bien Común. El 5 de octubre de 2011 fueron presentados los resultados de los balances del bien común de las primeras 100 empresas pioner@s en una conferencia de prensa internacional. Todas las empresas están invitadas a participar en la aplicación del balance del bien común. CONTENIDO La base del contenido para todo el proceso de la Economía del Bien Común es el libro designado con el mismo nombre. Aquí aparece resumido en 17 puntos: Valores básicos de la Economía del Bien Común Cambio de coordenadas para el marco de incentivos Utilización de excedentes del balance financiero Liberación de la presión del crecimiento o anexión Limitación de las diferencias de ingresos y patrimonios Democratización y copropiedad de grandes empresas Bienes democráticos Banco democrático Reducción del horario de trabajo retribuido “Año sabático” Desarrollo de la democracia Asamblea económica Convenciones democráticas Cinco nuevas asignaturas obligatorias Competencias de gestión social 1. La economía del bien común se basa en los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones: Confianza, Cooperación, Aprecio, Democracia, Solidaridad. Según recientes investigaciones científicas conseguir buenas relaciones son la mayor fuente de motivación y felicidad de los seres humanos. 2. El marco legal económico experimenta un giro radical, cambiando las coordenadas ‘afán de lucro- competencia’ por ‘cooperación-deseo de bienestar público’: Empresarios con espíritu de cooperación serán recompensados. La actitud competitiva conlleva desventajas.
  10. 10. 3. El éxito económico no será medido primando la cantidad de dinero obtenido, sino con el balance del bien común (a nivel de empresas) y el producto del bien común (a nivel de sistema). El balance del bien común se convierte en el balance principal de todas las empresas. Cuanto más social, ecológica, democrática y solidaria sea la actividad, mejores serán los resultados del balance del bien común alcanzados. Mejorando los resultados del balance del bien común de las empresas en una economía nacional, mejorará el producto del bien común. 4. Las empresas con buenos balances del bien común disfrutarán de ventajas legales: tasas de impuestos reducidas, aranceles ventajosos, créditos baratos, privilegios en compra pública y a la hora de reparto de programas de investigación, etc. La entrada en el mercado se verá, por tanto, más favorecida para actores éticos y sus productos y servicios, que los de los no-éticos, indecentes y no ecológicos. 5. El balance financiero será el balance secundario. El beneficio financiero pasa de ser fin a ser medio. Éste sirve sólo para aumentar el ‘nuevo’ fin empresarial: Aportación al bien común. Los excedentes del balance financiero deberán utilizarse para: inversiones con plusvalía social y ecológica, devolución de créditos, depósitos en reservas limitadas, bonificación a los empleados de forma restringida, así como créditos sin intereses a empresas cooperadoras. No se utilizarán los excedentes para bonificar a personas que no trabajan en la empresa, adquisición hostil de otras empresas, inversión en mercados financieros (éstos dejarán de existir), o aportaciones a partidos políticos. 6. Como el beneficio financiero es ahora un medio, y deja de ser un fin, las empresas pueden esforzarse hacia su tamaño óptimo. No tienen que temer ser adquiridas, o sentirse obligadas a crecer para ser más grandes, más fuertes o con mayores beneficios. Todas las empresas están liberadas de la presión del crecimiento o anexión. 7. Las diferencias de ingresos y patrimonios serán limitadas: Ingresos máximos de 20 veces el salario mínimo. Propiedades que no excederán los 10 millones de euros, el derecho de cesión y herencia, 500.000 euros por persona, en empresas familiares a 10 millones de euros por hijo. El excedente sobre estos límites serán repartidos como “Dote democrático” para las siguientes generaciones: igualdad de capital inicial significa mayor igualdad de oportunidades (Los márgenes exactos deberán ser definidos democráticamente en una asamblea económica). 8. En grandes empresas a partir de un elevado numero de empleados (por ejemplo, más de 250) los derechos de decisión y propiedad pasan parcial y progresivamente a los empleados y ciudadanos. La población podrá ser representada directamente a través de “parlamentos económicos regionales”. El gobierno no posee derecho decisorio o de intervención en empresas públicas. 9. Esto es igualmente válido para los bienes democráticos, la tercera categoría de propiedad, junto a una mayoría de pequeños y medianos empresarios y grandes empresas de propiedad mixta. Por bienes democráticos entendemos instituciones económicas públicas en campos de enseñanza, salud, acción social, movilidad, energía, o comunicación: la infraestructura básica. 10. Un bien democrático importante es el banco democrático. Éste sirve, como todas las empresas, al bien común y, como todos ellos, controlado por la ciudadanía soberana y no por el gobierno. Sus servicios consisten en depósitos de ahorro garantizados, cuentas corrientes gratuitas, créditos de interés reducido y créditos de riesgo social. Los mercados financieros en la forma actual ya no existirán. 11. El horario de trabajo retribuido se verá reducido escalonadamente hacia la marca, deseada por mayoría de 25-30 horas semanales. De este modo queda tiempo libre para otros tres campos de trabajo de gran importancia: trabajo de relaciones y cuidados (niños, enfermos, ancianos), trabajo de crecimiento personal (desarrollo de la personalidad, arte, jardín, ocio), trabajo en la política y actividades públicas. 12. Cada décimo año en la profesión es un “año sabático”que será financiado a través de un salario mínimo sin compromisos. Las personas pueden hacer en este tiempo lo que quieran. Esta medida descarga el mercado de trabajo en un diez por ciento de la tasa de desempleo en la comunidad europea. 13. La democracia representativa será completada por la democracia directa y la democracia participativa. La ciudadanía soberana debería poder controlar y corregir su representación, decretar leyes por si misma, modificar la constitución y poder controlar las infraestructuras de abastecimiento – ferrocarril, correos,
  11. 11. bancos -. En una democracia real son idénticos los intereses delos representantes y los de la ciudadanía soberana. Requisitos para ello son un Derecho General de colaboración y control por parte de la ciudadanía soberana. 14. Todos los puntos angulares deberán madurarse a través de discusiones intensas en un amplio proceso de bases, antes de que se conviertan en leyes elaboradas por una asamblea económica directamente elegida; su resultado se votará democráticamente por la ciudadanía soberana. Lo que sea aceptado, se introducirá en la constitución y sólo podrá volverse a cambiar con el respaldo de la ciudadanía soberana. 15. Aparte de la asamblea económica del bien común habrá otras convenciones para profundizar la democracia: convención para la educación, convención para los medios de comunicación y una convención para la creación de bienes democráticos. 16. Para afianzar en los niños los valores de la economía del bien común y poderlos practicar serán introducidas las siguientes materias en los programas educativos: emocionología, ética, comunicación, educación democrática y experiencia de la naturaleza. 17. Debido a que en la economía del bien común, el éxito empresarial posee un significado muy diferente al que actualmente recibe, deberán ser establecidas otras competencias de gestión, los más responsables y competentes, los más empáticos y sensibles, serán los elegidos, los que se capaciten, por encima de si mismo, como personas que piensan y sienten de forma ecológica y social, convirtiéndose en solicitados modelos. PROCESO UNA PEQUEÑA HISTORIA DE LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN ¡Un proceso ascendente dónde participar! 383–322 a. de C.: ARISTÓTELES En su obra “Política” (libro I, cap. 8 y ss.) el primer estudioso sistemático de la economía ya calificó de “contra natura” aquella forma de economía basada sólo en ganar dinero. En contraposición a ella definió aquel “bien equitativo”, beneficioso para la sociedad a la que se debe, es decir, el bien común (libro III, cap. 12, 1282). Esta alternativa requiere de todos un “buen comercio” para hacer posible el “buen vivir”. 106–43 d. de C.: CICERÓN “El bien del pueblo debe ser la ley suprema.“ (De legibus III, 3, 8 ) 1225–1274: TOMAS DE AQUINO Definió el bien común como “bonum commune” y en consecuencia “toda ley debía estar encaminada necesariamente hacia ese bien común.” (“Summa theologiae” Prima Secundae, quaestio 90, articulus 2). Desde entonces este concepto juega también un papel central en la doctrina social cristiana. 1646–1716: GOTTFRIED WILHELM LEIBNIZ También en su opinión lo justo es servir al bien común, concebido como Bien común Universal al incluirlo explícitamente dentro del mantenimiento y prosperidad de todo el universo en su conjunto. (Nova methodus discendae docendaeque Jurisprudentiae, libro I, § 35; libro II, § 14) 1712–1778: JEAN-JACQUES ROUSSEAU En su obra principal “Del contrato social o Principios del estado de derecho” (libro II, Cap. 3) especifica que la voluntad general (volonté générale), encaminada hacia el bien común, es la base de todo poder político legítimo. No
  12. 12. hay que confundir la voluntad general con la suma de todos los intereses particulares de cada individuo, o volonté particulière. 1921–2002: JOHN RAWLS Según su “Teoría de la justicia” (1971) el bien común de una sociedad sólo se garantiza a través de “dos principios” fundamentales: la “igualdad de derechos y obligaciones” para todos, y la máxima de que “las desigualdades sociales, como diferentes grados de poder o riqueza sólo pueden justificarse cuando de ellas se derivan ventajas para todos, especialmente para los miembros más vulnerables de la sociedad.” 1946: CONSTITUCIÓN DE BABIERA En su artículo 151 la Constitución del estado federal de Babiera establece que: „Toda actividad económica sirve al bien común.“ 2001: „ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN“ Joachim Sikora de Bonn junto con Günter Hoffmann esbozan sus „Visiones de una economía del bien común“ sobre la base de monedas regionales, tasas por desvalorización, ingresos orientados a la productividad y reforma del suelo. Desde aquí accederá a la web de Joachim Sikora. 2006: „50 PROPUESTAS PARA UN MUNDO MÁS JUSTO“ En esta publicación crítica con la actual globalización (8ª edición) Christian Felber presenta medidas concretas para modelar una economía global más humana, democrática y ecológica. Aun cuando apenas se cuestionó la coherencia de su contenido, sí generó recelos sobre si las propuestas se dirigían contra valores como „eficiencia“, „crecimiento“, „beneficio“, „éxito“, „competitividad“ y „libertad“. 2008: „NUEVOS VALORES PARA LA ECONOMÍA“ La respuesta a estas cuestiones fue un nuevo libro donde se analizan y deconstruyen los „valores tótem“ del mercado. Después de desprenderse del lastre ideológico queda expuesto el esquema con las líneas directrices de un nuevo orden económico, publicadas más adelante en el último capítulo del libro. 2008: GRUPO DE EMPRESARIAS ATTAC Atraídas por las alternativas expuestas en „Nuevos valores para la economía“ un grupo de alrededor de una docena de empresarias propuso, a) afinar las ideas del esquema inicial y b) colaborar en su implementación. Este grupo estuvo trabajando sobre el modelo durante casi dos años hasta que en agosto de 2010 nació la „Economía del bien común“. AGOSTO DE 2010: EL LIBRO „LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN“ La editorial vienesa Deuticke publica el libro. En el apéndice del libro aparecen ya 70 empresas como primeras subscriptoras, en un principio el objetivo era encontrar entre 30 y 50 firmantes. 6 de OCTUBRE DE 2010: SIMPOSIO Las empresarias de Attac se dan a conocer por primera vez al público y organizan el simposio „Repensar la empresa“. En la primera „ampliación del círculo“ queríamos probar cómo se acercaban a la idea de economía del bien común las empresas de espíritu abierto. Se confiaba en reunir a unas 50 empresas y vinieron 100, 20 de las cuales conformaron el grupo de pioneras. Así comenzó el proceso de la „Economía del bien común“ . 31 DE DICIEMBRE DE 2010
  13. 13. El grupo de las empresas colaboradoras creció rápidamente: a finales de 2010 había registradas como promotoras 150 empresas, y el grupo de las entidades pioneras ascendió hasta 50. En muchas regiones surgieron los primeros „campos de energía“ de personas comprometidas con la implementación de la Economía del bien común. 21 DE ENERO DE 2011: MATRIZ 2.0 Sobre la base de Matriz 1.0, versión publicada en el libro, se hizo una encuesta a las empresas pioneras del proyecto. Un equipo específico recopiló la información proporcionada por estas empresas y redactó la versión 2.0 a finales de enero de 2011. El plan de ruta quedaba perfilado: la versión 3.0 debería estar lista a principios de verano y servir de balance para 2011. Posteriormente nuevo feedback y redacción del balance 4.0 para el „año II“: 2012. 9 DE FEBRERO DE 2011: UNIÓN En un encuentro entre empresarias de Attac y otros grupos incorporados se estudió y decidió la estrategia a seguir: la Economía del bien común se hace „autónoma“. Una unión de promotores coordinará las diferentes „parcelas“ en el „Proceso global de la economía del bien común: empresas promotoras, pioneras, consejeras, auditoras, redactores, campos de energía, Unión. 18 DE FEBRERO: EMPRESAS PIONERAS Poco tiempo más tarde se encuentran las empresas pioneras e intercambian las primeras experiencias. En conjunto elaboran la agenda hasta la conferencia de prensa de octubre en la que se presentará el balance. FEBRERO DE 2011: CONSULTORES A partir del círculo de empresas de Attac se constituye la plataforma de consultores. Su cometido es acompañar a las empresas pioneras a lo largo de todo el proceso, crear un oficio certificado y una academia de la Economía del bien común. 24 DE MARZ0 DE 2011: BALANCE DEL BIEN COMÚN LISTO El empresario de software Paul Ettl crea a iniciativa propia una tabla para calcular los balances. Desde entonces se va completando continuamente y se puede consultar actualizada en las páginas web de las empresas pioneras. 6 DE ABRIL DE 2011: L‘ÉCONOMIE CITOYENNE En la editorial parisina „Actes Sud“, responsable también de dar a conocer en Francia a Joseph Stiglitz y Naomi Klein, aparece la versión francesa de la Economía del bien común: „L’Économie citoyenne“. 19 DE ABRIL DE 2011: LOS PRIMEROS 10.000 La editorial Deuticke comunica que ya se han vendido 10.000. El libro va por su quinta edición. Está prevista la reedición completa del libro para la primavera de 2012. 18 DE MAYO DE 2011: PRIMEROS BALANCES En un encuentro posterior las pioneras, cuyo número ya pasa de 70, presentan sus primeros balances. Conclusión: 50 criterios de Economía del bien común son muchos para el primer año, demasiados: es preferible reducirlos y, poco a poco, ir añadiendo nuevos cada año. 30 DE JUNIO DE 2011: BALANCE 3.0 Sobre la base de la información recopilada, y tras varias semanas de una actividad frenética, el equipo de redacción concentró el balance en 18 criterios. Para cada criterio hay una única ficha técnica y un apartado más extenso en el manual. El balance 3.0 es válido para el primer año 2011. Las fichas técnicas y el manual se actualizan continuamente.
  14. 14. 13-17 DE JULIO DE 2011: ACADEMIATTAC En los cursos de verano de Attac-Austria se organiza un seminario sobre economía del bien común compuesto de tres partes: Cuestiones básicas (valores, principio), cuestiones de aplicación (balance), cuestiones estratégicas (procesos, democracia). 25 DE JULIO: PERSONA DE CONTACTO PARA EMPRESAS PIONERAS Günther Reifer se hace cargo del asesoramiento de las empresas pioneras. Desde ese momento es el principal interlocutor para todas aquellas preguntas y problemas de las empresas pioneras, y para aquellas que deseen serlo: pionierinnen@gemeinwohl-oekonomie.org 1 DE AGOSTO DE 2011: COORDINADORA DE ORGANIZACIÓN Gracias a las generosas aportaciones de 15 empresas se ha podido financiar la contratación de una coordinadora de organización interna. La motivación de Barbara Stefan es tremenda, ha aportado energía, claridad, orden y apoyo a todo el proyecto: koordination@gemeinwohl-oekonomie.org 30 DE SEPTIEMBRE DE 2011: CONTROLES DEBEN HABER Antes de publicar los primeros balances es preciso que sean revisados por agentes externos. En este primer año de balance I los auditores „sólo“ serán otras empresas pioneras y asesoras (especialmente aquellas empresas con resultados superiores a los 600 puntos). Más adelante serán las empresas auditoras de la economía del bien común las que realicen esta tarea. 5 DE OCTUBRE DE 2011: CONFERENCIA DE PRENSA En Bozen, Graz, Linz, Klagenfurt, Munich, Salzburgo y Viena salen a lo público para presentar el modelo de Economía del bien común y los resultados de su primer balance. Anuncian además las primeras reivindicaciones políticas. 6 DE OCTUBRE DE 2011: PRIMER CUMPLEAÑOS Un año después del simposio „Concebir de forma nueva la empresa“ se reúnen todos los participantes en el proceso de la economía del bien común para reforzar lazos, intercambiar experiencias, dialogar, mirar hacia el futuro y celebrar juntos el primer cumpleaños. 31 DE DICIEMBRE DE 2011: BALANCE 4.0 La conferencia de prensa nos conducirá a un segundo círculo de expansión y generará una nueva ola de feedback. El equipo de redacción “atrapará” toda esa información y la trasladará a la matriz del balance del Bien Cmún. La versión 4.0 servirá entonces como año de balance II: 2012. 2012 – 2015: HACIA LA ASAMBLEA Probablemente en los años venideros se incorporarán al proceso y le seguirán dando forma miles de empresas. El balance se irá elaborando una vez al año. Como muy tarde el balance 10.0 se convertirá en el modelo para la asamblea de la Economía del Bien Común, elegida de forma democrática. Entre los cometidos de esa asamblea estará formular una ley sobre la que se pronunciará el soberano democrático – el pueblo -. Si el pueblo aprueba la ley, ésta será incluida en la Constitución, y sólo el pueblo soberano tendrá legitimidad para cambiarla. VISIÓN Visión del movimiento de la sociedad civil para una Economía del Bien Común
  15. 15. La Economía del Bien Común se define como un sistema económico alternativo, el cual se construye en base a los valores de fomento del Bien Común. La Economía del Bien Común es una palanca de cambio a nivel económico, político y social – un puente entre lo viejo y lo nuevo. *A nivel económico el movimiento desarrolla las alternativas concretas aplicables para empresas de diferente tamaño y forma legal. *A nivel político el movimiento tiene como objetivo cambios legales que posibiliten una vida equitativa en cuanto a las necesidades de todos los seres humanos, seres vivos y de nuestro planeta Tierra.El propósito económico y la evaluación del éxito de las empresas se definirán en base a los valores orientados al Bien Común. *A nivel social el movimiento es una iniciativa de concienciación para un cambio de sistema, que se basa en el “hacer” de tantos seres humanos como posible, en común y con valía. El movimiento da esperanza y ánimo para una actuación hacia el bien común de todos.La meta de nuestro trabajo es una buena vida para todos los seres vivos y el Planeta, apoyada por un sistema económico enfocado al Bien Común. La dignidad humana, la equidad y la solidaridad global, la sostenibilidad ecológica, la justicia social y la participación democrática son elementos substanciales para ello. Se entiende como un proceso abierto en cuanto a sus resultados, participativo, de crecimiento local con efectos globales SER ACTIVOS Desde el comienzo de todo “el proceso de la Economía del Bien Común” en Octubre del 2010, centenares de personas en diferentes países están participando de forma activa. Se forman en los llamados “grupos de actores”. Cada una y cada uno de vosotros puede aportar su grano de arena. Aquí podéis ver dónde participar: 1) Campos regionales de energía o de actividad En numerosas regiones se forman los llamados “campos de energía o de actividad”, éstos son grupos de trabajo interdisciplinar de voluntarios que discuten sobre el concepto de la economía del bien común, organizan reuniones para dar a conocer el modelo a diferentes públicos y desarrollan el concepto en procesos de trabajo. Si quieres formar parte de éstos “campos de energía o de actividad” escribe un email a ana.moreno@prosustainability.com ,o bien, participa del grupo ya formado en tu región > Campos de energía 2) Apoyo Las personas individuales, las empresas, las asociaciones u organizaciones y los políticos (sin la indicación del partido) pueden apoyar de forma pública el Modelo de la Economía del Bien Común. Apareciendo en la página web oficial de la Economía del Bien Común. Aquí está el enlace directo > Apoyantes 3) Miembro de la organización En julio del 2011 se fundó la “Asociación para el fomento de la Economía del Bien Común”, para apoyar los muchos filamentos del proceso total, para coordinar y financiarlos. La participación como miembro está abierta a todos a partir del 2012, un aporte financiero como miembro es voluntario. Si quieres ser miembro. Si quieres simplemente realizar una donación voluntaria. 4) Pioneros Una tercera parte de las 400 empresas, que apoyan el modelo, ya han elaborado el Balance del Bien Común en el 2011 de forma voluntaria como empresas pioneras. Sé también tú empresa pionera, para un cambio de valores de la economía >Pioner@s 5) Consultores
  16. 16. Un equipo de Consultores del la Economía del Bien Común ayuda a las empresas pioneras a elaborar el Balance del Bien Común y les acompaña en el proceso de cambio y desarrollo hacia una orientación del Bien Común. Aquí más información >Consultores 6) Auditores Los Balances del Bien Común han de ser examinados por los auditores, similar a los auditores financieros, que chequean el balance financiero en la empresa . Más información aquí >Auditores 7) Redactores El balance del Bien Común fue publicado en su tercera versión en julio del 2011. más de 100personas han participado en éste desarrollo y mejora continua del Balance. Los comentarios y propuestas son cada vez más. Hasta ahora ha sido un equipo de redactores de diez personas, el cual ha discutido profundamente e integrado todas las propuestas. Un equipo básico de cuatro personas, que ha aportado todo el trabajo colosal, se abrió después de la rueda de prensa del 5. Octubre del 2011 para introducir a nuevas personas. Quién se sienta destinado, esto significa, tenga la experiencia necesaria, capacidad de trabajo en equipo e intuición política, puede contactar con el equipo de redactores bajo redactores Equipo-IT Un grupo de expertos en IT (Tecnología de la información) se ha tomado el trabajo de crear la página web, una base de datos y sobre todo el desarrollo de métodos para poder enlazar el Balance del Bien Común con los productos y servicios del mercado. El objetivo es que en todos los productos aparezca, junto con el código de barras, el nivel de Bien Común de la empresa fabricante, así como su balance del Bien Común completo. Hasta que llegue ésto, los consumidores podrán llegar al Balance del Bien Común a través del código de barras del producto. Y mucho más- no se han fijado límites a la creatividad. Los que quieran participar en el desarrollo, pueden ponerse en contacto con información-it 9) Referentes La Economía del Bien Común lleva a penas un año en la opinión pública y ya llegan numerosas peticiones para la presentación del concepto. Quién se sienta con vocación para presentar el modelo en conferencias y charlas, puede solicitarse bajo > información-referentes 10) Emisarios/prominentes La Economía del Bien Común se alegra de personas o grupos prominentes que la apoyen y hablen de ella. El primero es el CEO actual del Banco de Munich Sparda, Helmut Lind. Queremos crear un comité de personas para la Economía del Bien Común, que aboguen por ella en federaciones, partidos e instituciones. Los emisarios pueden anunciarse bajo> información-emisarios Más informaciones >>> Emisarios 11) ¡Organizar una convención económica! La Economía del Bien Común cuestiona nuestro actual sistema económico y lo lleva a discusión democrática. Nada de lo actualmente válido, es una ley natural. Se trata de reglas políticas y leyes materiales. Éstas podrían ser totalmente diferentes, particularmente después del resultado de negociaciones democráticas. Si fuéramos conscientes de que el fundamento, en el cual se basa la economía, se puede configurar de forma democrática, se animarían muchas personas a participar. La idea de un “Convento Económico Local/Comunal” persigue este fin, por medio de conventos locales de “inicio”. Todos los habitantes de una localidad, pueden, no sólo intercambiar su imagen ideal de un modelo de economía, sino que también decidirlo. El resultado, no es obligado para nadie, pero la misma convención ha de ser repetida en el 2015 a nivel nacional – formada por los representantes directos elegidos de la población. Si apoyan esta demanda muchas comunidades y localidades, se producirá la presión suficiente a nivel político, para que en cinco años el Parlamento publique la elección de este Convento Económico. El resultado
  17. 17. del Convento obligaría a un Referéndum. Las propuestas de ley serían adoptadas en la Constitución y sólo poder ser modificadas por la soberanía (=el pueblo en general). La economía tendría por fin un fundamento democrático. Quien tenga interés en iniciar un Convento Local en tu localidad/comunidad puede dirigirse a > información_convención CONSULTORES Como desarrolladores de la Matriz del Bien Común ponemos nuestro conocimiento a disposición de las empresas pioner@s para la aplicación y examinación del Balance del Bien Común. Estamos trabajando en esta página, si tenéis interés en ser una empresa pionera poneros en contacto con nosotros espania@economia-del-bien-comun.org EJEMPLOS Algunas empresas ya se han puesto en camino hacia la Economía del bien común. En todo el mundo,y en los sectores económicos más diversos hay empresas pioneras. Aquí mostramos una pequeña selección de pioner@s, a las demás les damos la bienvenida en Info@gemeinwohl-oekonomie.org Mondragón (Euskadi) Mondragón Corporación Cooperativa (MCC), del País Vasco, es hoy en día la mayor sociedad cooperativa de todo el mundo: comprende 256 empresas y ocupa a unas 95.000 personas con un volumen de negocios de 15.000 millones de euros. Una pequeña parte de sus beneficios se reparte entre los trabajadores, otra mayor se reinvierte y otra va a parar a un fondo de cooperación central que permite compensar las diversas explotaciones. Desde su fundación en 1946 no se ha despedido a ningún trabajador. http://www.mondragon-corporation.com/ Sekem – Egipto Esta cooperativa egipcia de comercio justo, situada a unos 60 km al sur de El Cairo, se fundó en 1977. Hoy en día siete empresas dan trabajo a 2000 personas. Sobre la base de una agricultura biológica Sekem ha logrado hacer florecer el desierto produciendo, además de alimentos, productos medicinales y textiles. Sekem significa „Fuerza vital del Sol“. Es una de las apuestas más representativas del comercio justo. Su fundador, Ibrahim Abouleish, fue galardonado en 2003 con el Premio Nobel alternativo. www.sekem.com Göttin des Glücks y Craft Aid – Mauricio/Austria “Göttin des Glücks“ (“Diosa de la Fortuna”) es la primera marca textil de corte ecológico en Austria. Fundada por cuatro diseñadore/as, el objetivo de esta empresa del mundo de la moda es armonizar empresas productoras, clientes y la misma Tierra. Craft Aid (CA), en Mauricio, se encarga de coser las prendas. CA es una explotación de comercio justo sin ánimo de lucro que ocupa a 180 personas divididas en tres secciones: azúcar, flores y ropa, la mitad de ellas con „necesidades especiales“. Sus ganancias se invierten en el desarrollo de actividades benéficas. http://www.goettindesgluecks.com/ Grameen – Microcréditos y economía social (Bangladesh)
  18. 18. Otra iniciativa económica de corte social nació en uno de los países más pobres del mundo. En 1983 el economista Muhammad Yunus fundó el banco Grameen (en bengalí algo así como “Banco rural”). En la actualidad más de 7 millones de personas, de las que un 97% son mujeres, se benefician de sus créditos, de los que un 98,35% se devuelve al finalizar su plazo. Al tomar el crédito estas mujeres se convierten en miembros del banco, es decir, en copropietarias: como consecuencia un 94% del banco Grameen pertenece a sus clientes y el 6% restante al estado. Por otra parte también participan en el banco empresas de telefonía, energía, textiles y constructoras. Las filiales GrameenTelekom y GrameenPhone por ejemplo han hecho posible que muchos pueblos de Bangladesh dispongan de conexión telefónica. Este concepto de banco se ha aplicado en más de 60 países en vías de desarrollo. www.grameen-info.org Comercio justo – 58 países productores El comercio justo nace como contrapunto a los principios de »mercado libre« y »abaratar la oferta«. Desde hace ya 35 años la firma austriaca EZA Fairer Handel GmbH se esfuerza por dar una oportunidad dentro del mercado mundial a los tradicionales perdedores dentro del sistema: pequeños agricultores, artesanos y trabajadores del sector textil. Medidas como conseguir un pago razonable por sus productos, o relaciones comerciales lo más directas y fiables posible, son fundamentales para mejorar su situación frente a las multinacionales implantadas en el mercado global. Criterios de carácter social y ecológico juegan también un papel esencial en la mejora de cultivos y de las condiciones de trabajo. Desde Europa las tiendas del mundo participan en la expansión del concepto de comercio justo. Además de puntos de venta son también lugares de información donde se fomenta la formación de una conciencia ética y el encuentro con personas de países productores. Muchas de estas tiendas de comercio justo trabajan gracias al apoyo desinteresado de la gente, si el ser humano fuera egoista »por naturaleza«, si sólo le motivara la competencia, estas tiendas tendrían los días contados. www.eza.cc Semco Semco es un consorcio brasileño con una cultura empresarial particular. En 2003 tenía alrededor de 3000 empleados distribuidos en pequeñas unidades de trabajo. No posee directrices generales sino un manual de supervivencia muy ilustrativo, mucha organización interna y un alto grado de gestión por parte de los mismos trabajadores. Ellos mismos pueden elegir los cuadros directivos, determinan sus horarios de trabajo y salarios, cualquiera puede formar parte en las reuniones y participar en las decisiones. La transparencia y la obtención de resultados son la base reguladora esencial dentro de los equipos de trabajo. Cada equipo debe costear sus propios salarios y justificarlos frente al resto de socios. Hay una gran transparencia en lo relativo a números, hechos y decisiones dentro de un clima laboral muy innovador. En el aspecto económico el éxito de Semco es enorme: las tasas de crecimiento anual se sitúan entre el 25% y el 40%, y de 1993 a 2004 su beneficio ha pasado de 35 a 160 millones de dólares. Artículo en Brandeins Artículo en Sein www.semco.com.br http://www.bcorporation.net/ MÁS ALTERNATIVAS El movimiento busca la conexión y las sinergias con otras iniciativas alternativas.
  19. 19. Un objetivo a medio plazo, es la creación de redes de cooperación, en las cuales se conecten las iniciativas que persiguen una visión similar, como la Economía del Bien Común, planeen actividades en común y lleven a cabo una actuación conjunta. Contacto: espania@economia-del-bien-comun.org Otras iniciativas: Economia Solidaria: comercio justo, ecomia solidaria VIVIR BIEN: recursos para una forma de vida solidaria Empresas B: nuevo sector de empresas para resolver problemas sociales y medioambientales de Sudamérica y Centroamérica Bio Construyendo Méjico y Honduras: iniciativa de formación y educación sobre permacultura, ecoaldeas y bioconstrucción. Varios Videos y Links http://www.slideshare.net/oscaruro/econ-del-bien-comun-cali-abril-2014 Economia_del_bien_comun_Felber.pdf http://www.transicionsostenible.com/la-economia-del-bien-comun-de-christian-felber.htm http://www.youtube.com/watch?v=U4tL4eS--XM www.christian-felber.at www.gemeinwohl-oekonomie.org http://www.gemeinwohl- oekonomie.org/feedback-medien/christian-felber_video_caratula/ http://www.youtube.com/watch?v=KjmU5lqo3xY&feature=share http://www.youtube.com/watch?v=rsT7ain14_4&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=95d48wLSalA&feature=relmfu http://www.youtube.com/watch?v=3Gv_0B6lTj4&feature=related http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es http://yosoytu.com/

×