Your SlideShare is downloading. ×

Las palabras y las cosas michel foucault

24,012

Published on

Una explicación e introducción al libro Las palabras y las cosas, de Michel Foucault

Una explicación e introducción al libro Las palabras y las cosas, de Michel Foucault

Published in: Education
0 Comments
9 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
24,012
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
251
Comments
0
Likes
9
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Las palabras y las cosas Michel Foucault Presenta: Óscar Pech Cancún, Q. Roo, Nov. 2012
  • 2. INTRODUCCIÓN.
  • 3. La pregunta es… ¿Quién es el maestro?
  • 4. ¿Cómo entender la realidad? Marx Marxismo Claude Levi Strauss Estructuralismo Jean Paul Sartre Existencialismo Friederich Nietzche Dios ha muerto Martin Heidegger Herme- néutica Michel Foucault El hombre ha muerto
  • 5. Entre paréntesis: • El estructuralismo surge como un método de las ciencias humanas y sociales, y plantea que lo humano es un sistema y dicho sistema tiene una estructura que es la que hay que conocer. • Esta misma corriente filosófica se caracteriza por proclamar que el ser humano ya no es un objeto de estudio interesante para las ciencias sociales
  • 6. Entre paréntesis: • Si bien al principio Foucault era estructuralista, pronto se alejó de esta corriente.
  • 7. Si Dios ha muerto, el hombre ha muerto. • René Descartes dijo: – Ego cogito, ergo sum – Esto implica que el centro de la realidad es el sujeto, en tanto piensa. – “Si un árbol cae en mitad del bosque y nadie lo percibe, ¿cae un árbol?”
  • 8. Si Dios ha muerto, el hombre ha muerto. • Foucault nos hace ver lo siguiente: – El sujeto no está en el centro, ni domina la realidad. – El sujeto pertenece a la trama histórica – El hombre constituye la realidad, y al mismo tiempo está constituido por la realidad. – El árbol cae en mitad del bosque, aunque nadie lo perciba.
  • 9. • Foucault: – Saca al sujeto del centro de la realidad, donde lo había puesto Descartes, para ponerlo en un sistema estructuralista. – El “pienso, luego existo” habla de una dimensión consciente del sujeto. El sujeto es, porque piensa.
  • 10. • Para Foucault el sujeto es incluso lo que no piensa: es un producto de cosas a las que está sujeto (por eso es sujeto) sin que incluso se dé cuenta de ello. • El sujeto es más de lo que piensa.
  • 11. • Por eso para pensar en el sujeto, necesitamos de una estructura, porque el sujeto está sujeto a una estructura que está armada por relaciones y dispositivos de poder a través de los cuales dichos sujetos circulan.
  • 12. • Poder es hacer que alguien haga algo que no tenía planeado hacer. • “El poder es lograr que tus acciones modifiquen las acciones presentes o futuras de aquel que tienes enfrente” (M. Foucault)
  • 13. • Para Foucault el lugar que el individuo ocupa en la estructura (es decir, en las relaciones de poder) es lo que le hace sujeto. • El sujeto es, gracias a los lugares que ocupa en dicha estructura.
  • 14. “El poder cincela los cuerpos” El sujeto es producto del poder.
  • 15. • Con todo, debemos entender que para Foucault el poder no es vertical y descendente: debemos entender al poder como relaciones múltiples que se dan en distintos niveles, o incluso de un nivel a otro.
  • 16. • El poder no es algo que unos poseen y otros no, sino que el poder siempre circula en los elementos de esa relación. • Es por ello que en toda relación hay resistencia al poder. Cuando no la hay, es porque es
  • 17. • El sujeto, en tanto es parte de un sistema, recibe influencia de la estructura, hace la estructura, y afecta en la misma.
  • 18. ¿Cómo lo hace? Habíamos dicho que Foucault saca al sujeto del centro de la realidad, donde lo había puesto Descartes, para ponerlo en un sistema estructuralista.
  • 19. Para hacerlo se basa en las ideas de dos autores: Friederick Nietzche Martin Heidegger
  • 20. Martin Heidegger • Critica a Descartes, diciendo que: – Descartes hizo una antropología donde el hombre estaba colocado en el centro. – Pero el hombre ha olvidado al ser y se ha dedicado a la conquista de los entes, es decir, de los objetos.
  • 21. Michel Foucault • Hace una crítica a la modernidad capitalista desde una perspectiva no marxista. • Su objetivo es que el sujeto pueda apropiarse de la realidad, en un modelo donde el sujeto no sea el centro de la realidad.
  • 22. Si el hombre no es el centro, ¿Qué es el centro? • El centro es la estructura,
  • 23. Si el hombre no es el centro, ¿Qué es el centro? • El centro es la estructura. • Y en el centro de la estructura, está el sujeto.
  • 24. Nota: • La diferencia entre sujeto y hombre es que “hombre” es el género humano o biológico, un individuo de la especie.
  • 25. Nota: • Por su parte, “sujeto” es un enfoque en donde se privilegia el proceso sociohistórico, mediante el cual un individuo de la especie se vuelve un sujeto de su tiempo y de su cultura.
  • 26. Nota: • La condición de sujeto depende del tiempo histórico en donde vive, no de su condición biológica.
  • 27. LAS PALABRAS Y LAS COSAS. Una arqueología de las ciencias humanas
  • 28. Las palabras y las cosas • La obra explora cómo el hombre puede ser un objeto del conocimiento, argumentando que todos los períodos de la historia han poseído ciertas condiciones fundamentales de verdad que han constituido lo que era aceptable como discurso científico.
  • 29. Las palabras y las cosas • Para Foucault, el discurso científico es un dispositivo de poder. • La ciencia y el discurso científico no constituyen la verdad sobre las cosas, sino sólo un conocimiento al que se le atribuye verdad y que está inserto en relaciones de poder específicas en esa realidad específica.
  • 30. Las palabras y las cosas • No hay una verdad. La verdad es una construcción social.
  • 31. Las palabras y las cosas • Foucault argumenta que estas condiciones de discurso cambian a través del tiempo, mediante cambios relativamente repentinos (quiebres), de una episteme a otra, según el término que introduce.
  • 32. Las palabras y las cosas • Episteme es el conocimiento al que se accede a través de un método, tiene un sustento en datos y metodología. Para Platón era “una creencia justificada como verdad”.
  • 33. Las palabras y las cosas • Una episteme se opone al término “doxa”, que se refiere a la creencia común o mera opinión. • La episteme es un conocimiento sistemático. Los pensadores griegos la distinguían del “tekné”, o técnica.
  • 34. Las palabras y las cosas • La obra es una profunda reflexión sobre el ser hablado y la posibilidad humana de conocimiento.
  • 35. Las palabras y las cosas
  • 36. El lenguaje y lo que nombra • El autor inicia indicando que en el mundo existen dos regiones, las palabras y las cosas. Es decir, por un lado están las cosas; y por otro, lo que decimos de ellas.
  • 37. • Normalmente pensamos que la correspondencia entre ambas regiones depende de la eficiencia del lenguaje para describir las cosas. El lenguaje y lo que nombra
  • 38. • Usualmente pensamos que las palabras intervienen como mediadoras. Son herramientas que el hombre tiene a su disposición para representar de una manera exacta al mundo, como si éstas fueran un espejo de la realidad; y por su parte, las cosas son aquello que siempre antecede al lenguaje, éstas posibilitan que se genere un saber sobre la realidad. El lenguaje y lo que nombra
  • 39. Por ejemplo… • Recordar • Acuerdo • Coraje
  • 40. • No obstante, Michel Foucault cuestiona esta manera tradicional de percibir la realidad, cuando examina detalladamente, mediante un método que llama arqueología, los quiebres, las discontinuidades y las positividades discursivas que se encuentran en el orden del saber de los siglos XVI, XVII, XVIII, XIX y XX (específicamente de la economía, biología y lingüística). Discontinuidades discursivas
  • 41. • En el libro Las palabras y las cosas, Foucault, se centra en dos quiebres: – El Quijote: la transición del Renacimiento (siglo XVI) a la época clásica (siglos XVII- XVIII) – Justine y Juliette, el quiebre de la época clásica a la época moderna (siglo XIX en Discontinuidades discursivas
  • 42. • Para Foucault, existe un quiebre entre las palabras y las cosas, es decir, una brecha que posibilita que el saber se configure históricamente de distintas maneras. El quiebre situacional
  • 43. • Por ejemplo, el saber de la época clásica es muy distinto al saber de la época moderna. El quiebre situacional
  • 44. • Cada uno de estos dos saberes obedece a un dominio discursivo constituido por distintos objetos que nombrar; espacios para que los sujetos puedan hablar de los objetos; campos de coordinación y subordinación de enunciados; y posibilidades de utilización y apropiación ofrecidas por el discurso. El quiebre situacional
  • 45. • Cada uno de estos dos saberes obedece a un dominio discursivo constituido por distintos objetos que nombrar; espacios para que los sujetos puedan hablar de los objetos; campos de coordinación y subordinación de enunciados; y posibilidades de utilización y apropiación ofrecidas por el discurso. El quiebre situacional
  • 46. • Por ejemplo, el objeto de la historia natural de la época clásica es diferente al de la biología moderna. El quiebre situacional
  • 47. El quiebre situacional En la Historia Natural se estudiaron los seres vivos y en la biología moderna, la vida.
  • 48. • En la Historia Natural se estudiaron los seres vivos y en la biología moderna la vida, esto debido a que los discursos clásicos se configuraron a partir de la “representación” mientras que los modernos se edificaron por la aparición de la figura epistémica del “hombre” El quiebre situacional
  • 49. En este sentido, el saber no es independiente sino, más bien: Las cuales, al final, dan lugar a Sistemas formalizados Las cuales generan Ciencias Las cuales dan lugar a Figuras epistemológicas El conocimiento se edifica a partir de Prácticas discursivas
  • 50. • Esa es la idea de la arqueología. Foucault, en sus primeras obras hacía “genealogías”, es decir, buscaba el origen de ciertas cosas, del poder, la sexualidad, etc. • Al hacer arqueología, busca cómo se construye el saber, no sólo el conocimiento. Genealogías y arqueología
  • 51. • No tiene una intención cognoscitiva de mostrar cómo construimos el conocimiento, sino de cómo construimos saberes que son socialmente aceptados. Genealogías y arqueología
  • 52. • El saber de las cosas no depende de las cosas en sí mismas, sino de otros elementos. • El saber surge en medio de relaciones de poder. El saber dentro del contexto
  • 53. • El saber de la sexualidad, por ejemplo, no depende de las cualidades de la sexualidad, sino de las prácticas discursivas en medio de las que se produce ese saber, que varía de una época a otra, dependiendo de las prácticas discursivas de ese saber, que también son relaciones de poder. El saber dentro del contexto
  • 54. El saber dentro del contexto
  • 55. El saber dentro del contexto
  • 56. El saber dentro del contexto • La sexualidad es más que el mero acto sexual (ese no ha cambiado gran cosa a lo largo de la humanidad). Lo que ha cambiado es la manera en que entendemos el rol de género, el ser mujer y el ser hombre.
  • 57. • Para Foucault, ese es el poder de la palabra. La palabra no nombra a la cosa, construye la cosa. Y el significado nunca es inocente: Siempre hay una intención, y ésta está mediada por las relaciones de poder. Las palabras y las cosas
  • 58. • Para reproducir relaciones de poder es necesario que pensemos las cosas de determinada forma, de tal manera que la significación esté ligada al discurso, al contexto y a la intención. Las palabras y las cosas
  • 59. • Podemos pensar sólo aquello que podemos nombrar. • Por eso el discurso es tan importante, porque delimita lo pensable. Por eso se convierte en un instrumento de poder: en un elemento que produce y transporta poder. Las palabras y las cosas
  • 60. • El saber, entonces, no depende de la cosa intrínsecamente, sino del discurso y de la ideología que éste lleva consigo. Las palabras y las cosas
  • 61. • Las figuras epistemológicas son rutas para producir conocimiento. Se pueden comparar a moldes que permiten construir conocimiento con respecto a algo. Figuras epistemológicas
  • 62. • Es decir, la ciencia se basa siempre en una postura epistemológica. Tiene que ver con cómo se concibe la relación del sujeto que conoce con aquello que busca conocer. De esa manera se delimitan los cauces por donde se construye el conocimiento de las cosas. Figuras epistemológicas
  • 63. • Por ejemplo, si un investigador considera que la realidad es cuantificable, pesable, medibl e, se relaciona con ella de esa manera, y sólo percibe aquellas cosas que están de por sí en el objeto de estudio. Figuras epistemológicas
  • 64. • Luego, en función de ello construye métodos de medición de corte cuantitativo, que le arrojen luz sólo con respecto a eso, a aspectos cuantificables. Figuras epistemológicas
  • 65. • Pero si el investigador cree que la realidad no es medible, sino que sólo puede acceder a ella por medio de la interacción, entonces su posición con respecto al objeto de estudio tiene que ser cercana. No de descubrimiento, sino de interacción, y esa relación determina las formas en que lo va a conocer. Figuras epistemológicas
  • 66. • La figura epistemológica, es decir, la ruta de conocimiento, implica cómo el observador se concibe a sí mismo y cómo concibe al objeto, y, por lo mismo, cómo se acerca a él. Figuras epistemológicas
  • 67. • Esa práctica discursiva que da origen a la ciencia no está puesta en función de algo que se considera una verdad absoluta, sino de algo que se quiere como verdadero. Algo a lo que el investigador le quiere atribuir el carácter de verdad. Figuras epistemológicas
  • 68. • Es decir, una episteme es un camino de conocimiento que configura la red subterránea encargada de organizar el pensamiento y limitar la totalidad de la experiencia, el saber y la verdad. Uno debe tener siempre en cuenta que los discursos no pueden definirse sin formar parte de un saber, de una ideología. La episteme
  • 69. • En otras palabras, esta construcción de saber configura formas no visibles de organizar el pensamiento. Forma estructuras de pensamiento que no son conscientes para nosotros. Las podemos hacer conscientes, pero en primera instancia no lo son. La episteme
  • 70. • Y esas redes de pensamiento van limitando la existencia humana, es decir, lo que podemos pensar sobre nuestra experiencia en el mundo, así como sobre aquellas cosas que consideramos verdaderas. Cautivos en redes de pensamiento Ciencia Filosofía Religión Conocimiento cotidiano
  • 71. • La arqueología de Michel Foucault, entonces, muestra una manera diferente de entender la relación entre las palabras y las cosas. Un camino que metodológicamente permite describir y analizar las bifurcaciones del saber. Arqueología
  • 72. • No es que a cada cosa le corresponda una palabra y a cada palabra una cosa: esas correspondencias no son algo inherente, sino que es algo construido. • La sociedad hace corresponder palabras con cosas a fin de nombrar aquellas cosas que queremos nombrar. Arqueología
  • 73. • No hay nada en la palabra “árbol” que en realidad tenga que ver con el árbol. Las palabras son una convención social. Arqueología
  • 74. • Para el discurso científico eso tiene el sentido de que las palabras no nombran las cosas, sino que nombran lo que queremos extraer de las cosas, y por eso tras de las cosas siempre hay una ideología. Arqueología
  • 75. • De ahora en adelante la cuestión se encamina en realizar una excavación de sedimentos de pensamiento inconscientemente organizados, eso es lo que implica la arqueología del saber: Arqueología
  • 76. • Esa arqueología implica tratar de encontrar cómo esas formas de pensamiento están allí incluso sin ser pensadas pero que, con todo, producen sus efectos: nos hacen pensar lo que pensamos, y creer lo que creemos. Arqueología
  • 77. • Esa arqueología estudia y analiza las condiciones y los elementos que posibilitan y limitan la aparición de ciertos discursos o prácticas discursivas dentro de un saber. Arqueología
  • 78. Tiempo y espacio • Y dichos saberes están construidos dentro de ciertas coordenadas discursivas inmersas en un tiempo y espacio que hacen posible el pensar lo que consideramos como saber.
  • 79. • Por ejemplo: – Freud hablaba de la envidia del pene… jamás pudo haberse imaginado que en el S. XXI habría hombres que se operarían para cambiar de sexo. – Nuestros bisabuelos jamás podrían imaginar que Josefina Vázquez Mota sería candidata a la Presidencia de la República. – En la época del Ku Kux Klan jamás nadie habría imaginado que Obama sería presidente de los EUA. Tiempo y espacio
  • 80. • La arqueología ignora a los individuos y sus historias, prefiere excavar estructuras impersonales Arqueología
  • 81. Las Meninas, d e Diego Velázquez (1656) • Es la obra que dio origen a Las palabras y las cosas, de Michel Foucault
  • 82. ¿Qué quiso pintar Velázquez? • Foucault considera esta pintura como una estructura de conocimiento que invita al observador a participar en la representación dentro de otra representación.
  • 83. ¿Qué quiso pintar Velázquez?
  • 84. ¿Qué quiso pintar Velázquez? “Velázquez quería que la imagen proyectada en el espejo dependiera del resto de la tela pintada. Joel Snyder y Ted Cohen. "Reflexions on Las Meninas: paradox lost". Critical Inquiry, 6 (primavera de 1980)
  • 85. ¿Qué quiso pintar Velázquez? “¿Por qué quería esto? La imagen luminosa del espejo parece reflejar al rey y a la reina, pero hace algo más, va contra natura. Joel Snyder y Ted Cohen. "Reflexions on Las Meninas: paradox lost". Critical Inquiry, 6 (primavera de 1980)
  • 86. ¿Qué quiso pintar Velázquez? “La imagen reflejada es sólo un reflejo. ¿Un reflejo de qué? Del dueño de la obra verdadero; del arte de Velázquez”. Joel Snyder y Ted Cohen. "Reflexions on Las Meninas: paradox lost". Critical Inquiry, 6 (primavera de 1980)
  • 87. • Foucault usa el cuadro para explicar que lo que nombramos con las palabras no siempre está visible. Hay que hacer una hermenéutica; para hacer una relación entre lo que queremos y lo que queremos decir. • Hay algo en el fondo que no está explícito y que es invisible y engañoso, como sucede en la relación entre las palabras y las cosas.
  • 88. • Por todo lo anterior, cuando las cosas vayan mal, • cuando hayas cometido un error mayúsculo…

×