Ponencias5 congfecoht
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Ponencias5 congfecoht

on

  • 1,447 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,447
Views on SlideShare
637
Embed Views
810

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

6 Embeds 810

http://congresosfecohtgalicia.blogspot.com.es 795
http://congresosfecohtgalicia.blogspot.com 9
http://congresosfecohtgalicia.blogspot.mx 3
http://congresosfecohtgalicia.blogspot.co.uk 1
http://congresosfecohtgalicia.blogspot.com.ar 1
http://congresosfecohtgalicia.blogspot.pt 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Ponencias5 congfecoht Ponencias5 congfecoht Document Transcript

    • ponencias Congreso Federación estatal de comercio, hostelería y turismo Madrid, 15 y 16 de enero de 2013 defendiendo el trabajo construyendo el futuro
    • ponencias Congreso Federación estatal de comercio, hostelería y turismo Madrid, 15 y 16 de enero de 2013 defendiendoFederación estatal de comercio, el trabajohostelería y turismo construyendo el futuro
    • defendiendo el trabajo construyendo el futuro Congreso Federación estatal de comercio, hostelería y turismo Madrid, 15 y 16 de enero de 2013Madrid, julio de 2012Federación estatal de comercio,hostelería y turismoFederación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOOPlaza Cristino Martos, 4 - 3ª planta. 28015 MadridTeléfono 91 540 92 21. Fax 91 559 71 96fecoht@fecoht.ccoo.es www.fecoht.ccoo.esDirección y Coordinación: Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOODiseño y maquetación i n n o v a c i ó n www.io-siscom.com c r e a t i v i d a d m a r k e t i n gDepósito legal: GU-149/2012
    • ÍndiceUn nuevo contexto político sumamente hostil contra el mundo del trabajo y la mayoría social 6Medidas globales para modificar la situación actual 14Un nuevo modelo de relaciones laborales menos garantista 27Por una organización más ligera pero más ágil 36Formación para el empleo 50Por una gestión más racional y austera de los recursos 52Un sindicalismo internacionalista 55La relación con los movimientos sociales 59
    • defendiendo el trabajoconstruyendo el futuro Congreso Federación estatal de comercio, hostelería y turismo Madrid, 15 y 16 de enero de 2013
    • Visión y análisis de conjunto del5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro1  n nuevo contexto político sumamente hostil U contra el mundo del trabajo y la mayoría social2 Desde la llegada de la crisis económica en 2007 la sociedad y el mundo laboral que conocíamos han sufrido  y están padeciendo cambios muy notables. Además, en un contexto muy difícil, las perspectivas son de gran incertidumbre.3 En 2011 un nuevo gobierno ha obtenido una mayoría absoluta en el Estado español, después que la crisis  derrumbara al anterior Ejecutivo. El Partido Popular dispone del control de la mayoría de las instituciones en casi todos los niveles de la administración pública. Sin duda alguna, en estos meses de gobierno ha tensado al máximo las condiciones de convivencia y consenso hasta ahora establecidas, poniendo en tela de juicio, desmantelando o arremetiendo directamente contra instituciones de cohesión como representan, entre otros, el diálogo social, la arquitectura de la negociación colectiva, el pilar fundamental que representan los sindica- tos para la expresión de las necesidades de los y las trabajadoras, y derechos sociales y servicios públicos históricamente conquistados y reconocidos democráticamente.4 Pocos meses lleva ya imponiendo una serie de medidas que no se anunciaron en ningún programa electoral,  y que, por el contrario, contradicen las promesas que una y otra vez declararon en su día. La dureza de dichas medidas, su injusticia y la decepción de sus ineficaces resultados, a lo que se suma la represión, están des- acreditando al Ejecutivo. Los primeros signos de esta pérdida de legitimidad son los cambios de gobierno de Andalucía y Asturias; o, en otro plano, la profundización en la recesión, la fuga de capitales, la crisis bancaria o la ausencia de credibilidad en Europa. Estas mismas políticas, son precisamente las que están haciendo caer a gobiernos como el de Sarkozy en Francia, o en diferentes Landers a los partidarios de Merkel, en Ale- mania. También los sondeos prevén un descalabro a la propia CDU en las próximas elecciones o dejan mal parado a David Cameron en el Reino Unido. Estas mismas políticas son las que han conducido a un abismo de pobreza y cambio político en Grecia. Las medidas aplicadas han puesto en pie al movimiento sindical, y a otras fuerzas sociales, abriendo la puerta a un nuevo ciclo de contestación.5 En estas circunstancias históricas, asistimos a un proceso de polarización social donde la estructura social es-  pañola que rompe esquemas anteriores. El peso de las clases medias se está adelgazando, mientras las clases trabajadoras (clases media-baja y clase baja) comportan ya más del 85% de la población activa. El segmento de la clase trabajadora con condiciones socioeconómicas más vulnerables representa prácticamente el 70% del total de la población activa, dentro del cual se encuentran la inmensa mayoría de los y las trabajadoras del comercio, la hostelería y el juego. Esta polarización explica en gran medida la tensión social creciente.6
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo ESTRUCTURA SOCIAL ESPAÑOLA % Población Activa por Condición Socioeconómica (IVT)  Porcentajes   PorcentajesClase Social 2008 2011 Estrato Social 2008 2011Empresariado con personal empleado 4,59 3,51 Clase Alta 6,38 5,48Personal Directivo 1,79 1,97Empresariado, Profesionales y Técnicos por cuenta 9,02 7,87 Clase Media-ajena sin personal asalariado 10,3 9,04 AltaCampesinado (empresariado agrario) 1,28 1,17Personal asalariado técnico y cualificado 15,23 15,06Capas de control del sector privado (capataces, Clase Media- 16,44 15,86contramaestres,…) y Profesionales exclusivos de la 1,21 0,8 BajaAdm. Pública, por cuenta ajenaPersonal asalariado 46,87 41,72Personal asalariado menos cualificado (Personal 5,61 4,7 Clase Baja 66,39 69,27jornalero, sin especialización y fuerzas armadas)Personas desempleadas 13,91 22,85No Clasificables 0,48 0,33 N.C. 0,48 0,33Fuente: Elaboración propia a partir de EPA, INE          6 l papel del sindicalismo que defendemos busca organizar a los y las trabajadoras y dar expresión a esa E indignación acumulada en el marco de las relaciones laborales para tratar de contribuir al cambio del estado de cosas. Si no somos capaces de contribuir a organizar el malestar y la protesta, ahora dispersa y descoor- dinada, el conflicto adoptará formas desesperadas preocupantes. Uno de nuestros objetivos es ofrecer un marco a los y las trabajadoras hacia soluciones organizadas, alternativas y constructivas que nos permitan resistir y avanzar con transformaciones y mejoras en los derechos laborales y las condiciones de vida y tra- bajo. FECOHT-CCOO tiene que estar al lado de aquellos que respeten el mundo del trabajo, las necesidades sociales, los derechos laborales y sindicales, la calidad del empleo, e impulsen líneas de acción que hagan posible unas condiciones laborales dignas y una convivencia democrática. FECOHT-CCOO tiene que actuar para resistir ante las agresiones y para alcanzar avances en estos objetivos.7 e abren tiempos de conflicto, donde en toda Europa se pone en tela de juicio el liderazgo conservador y S sus políticas. En España, nos enfrentamos a una situación compleja dado que se enfrentan legitimidades en litigio: la de la mayoría de escaños obtenidos que hacen posible el gobierno del PP y la de la mayoría social que se opone a sus políticas.801. Una situación económica de recesión y una política económica contra el bienestar social y la inversión pública90 pesar de la duración de esta crisis económica la economía europea sigue estancada. Mientras tanto, la es- A  pañola se sumerge en una nueva recesión. De lo que no cabe duda es que por la complejidad, la envergadura como por lo sistémico de la crisis, no estamos ante una crisis periódica de carácter coyuntural. 7
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro10 El tipo de crisis que padecemos es, en primer lugar, una crisis de oferta: una crisis de rentabilidad, desde  2007; una sobrecarga de endeudamiento financiero de las empresas, que comenzó a finales de los 90; y una situación de sobreproducción de diferentes sectores, entre los cuales está el de la construcción que causó el estallido de la burbuja inmobiliaria en la primera década del siglo XXI. Pero, asimismo, ha dege- nerado en una crisis de demanda. La austeridad pública, la racionalización productiva y de inversión de las empresas, la destrucción de empleo y la caída de los salarios están ocasionando un retroceso en la demanda efectiva, sólo mínimamente compensada por las exportaciones y por el comportamiento, hasta 2011, positivo del sector turístico. Esta circunstancia golpea severamente en los sectores de servicios, en especial aquellos ligados al consumo y al ocio, precisamente en los que FECOHT interviene. Ambas crisis, a su vez, están envueltas en otras crisis como la energética, la climática y la de los cuidados –que afecta principalmente a las mujeres y jovenes.11 En lo que refiere al capítulo económico, las políticas en vigor han confiado la iniciativa para impulsar la eco-  nomía en determinados actores: las empresas privadas; y en el motor del estímulo de la rentabilidad del mercado. Sin embargo, las empresas no han invertido ante la caída de la rentabilidad media y el ascenso de sus cargas financieras. En estas circunstancias, la economía está embarrancada y se pueden rebasar al final de 2012 los seis millones de personas paradas (en el I Trimestre ya superaba los 5,6 millones, según la EPA, INE). En suma, los principales damnificados han sido el valor del trabajo, el papel de lo público y las condiciones de vida de la mayoría social.12 Quince años llevan ya de estímulo de la demanda a través del crédito barato –cuyos efectos ya se han  agotado-, en vez de apostar por la inversión, el empleo, los salarios y la acción pública. Desde 2008, la lí- nea política de los últimos gobiernos ha escogido como vía creciente de financiación pública la emisión de deuda soberana, frente a un mejor y más justo diseño de los impuestos. Se ha descartado un modelo fiscal que incluyese un reparto social más progresivo y equitativo de los esfuerzos fiscales. A esto le ha seguido el compromiso absoluto de devolución del pago de la deuda pública, para lo cuál se constitucionalizó en 2011 el estricto control del déficit público, aún a costa de cerrar hospitales y escuelas, o desatender numerosos colectivos. Los gobiernos han asumido un nuevo modelo de financiación sensible a los inte- reses de las empresas. Los bancos y grandes empresas prefieren comprar deuda pública, en condiciones sumamente ventajosas, mejor que contribuir con impuestos a las arcas públicas.13 Esto se ha traducido, desde el lado de los ingresos públicos en un desplome histórico de la recaudación  y un drenaje permanente de recursos públicos hacia el capital privado. Mientras, durante años se gravó cada vez menos a las rentas del capital y del patrimonio, se ha recurrido, desde 2012, al aumento de im- puestos sobre las rentas de las clases sociales productivas, que tienen más difícil recurrir al fraude y la evasión fiscal, en un contexto de amnistías al fraude fiscal (cuya dimensión es equivalente al déficit públi- co) y permisividad con los paraísos fiscales.14 Desde el lado del gasto público, se ha aplicado una austeridad formidable en materia de protección social  e inversión pública, el recorte de servicios, empleo y salarios públicos. En este contexto, se han afianzado los privilegios y ventajas económicas para el empresariado, para favorecer sus beneficios y aliviar sus enormes problemas de solvencia (la deuda del sector privado representa el 63% del total de la deuda de nuestra economía, cuyo montante representa prácticamente el 400% del PIB español).15 La austeridad proclamada, en cambio, contrasta con la envergadura y generosidad de los rescates de los  sectores empresariales privados, fundamentalmente el bancario, a los que se les ha provisto ayudas por8
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo el equivalente al 13% del PIB en estos años de crisis, y en la que se ha realizado una operación inédita de concentración bancaria, bancarización y privatización de las cajas de ahorro, y otras medidas para lavar las cuentas de las grandes entidades a costa del Tesoro Público. Toda una operación de socialización de las deudas privadas, a cargo del Estado, y de conversión, en definitiva, de éstas en deuda pública, a cargo de los y las contribuyentes.1 E 6 2.  l modelo económico europeo como condicionante de las políticas aplicadas17 Este correlato no es más que una vía de aplicación condicionada a un modelo económico europeo cons-  truido por las elites europeas. Desde Maastricht (1992), pasando por el Tratado de Lisboa (1997), hasta los recientes Pactos del Euro (2011) y Fiscal (2012), la Unión Europea ha situado como prioridad la cons- trucción de un mercado único libre para los capitales y mercancías, encorsetado para las personas, des- favorable al mundo del trabajo y para la realidad de la periferia europea, en la que se encuentra el Estado español. Se ha ido consolidando una Europa a varias velocidades donde unos países y sus empresas han disfrutado de enormes superávit mientras otros han acumulado déficit de la balanza de pagos hasta niveles insoportables.18 La UE, tal y como se diseñó en su origen y como se ha dirigido después, marginó las políticas públicas  –hoy día el presupuesto de la UE es apenas del 1,2% del PIB-, la integración sustancial de sus diversos pueblos y territorios, la armonización fiscal, la convergencia real en materia laboral y productiva, inversio- nes públicas y políticas sociales.19 Desde sus inicios, la UE tuvo una agenda pendiente, que se ha visto siempre supeditada, postergada y  arrinconada por prioridades distintas como la desregulación financiera y mercantil, el control de la inflación y el déficit, frente a la creación de empleo y el aumento de las políticas de inversión y bienestar.20 Las políticas de inversión de los años 2008 y 2009 se interrumpieron demasiado pronto y no se planifica-  ron para generar efectos multiplicadores positivos y duraderos. Al ser insuficientes no contrarrestaron la recesión que, junto a los bajos impuestos a las rentas del capital, de los beneficios y del patrimonio, los rescates bancarios y el crecimiento de las prestaciones de desempleo incrementaron el déficit público.21 Es particularmente importante el tipo de actuación del Banco Central Europeo que provee préstamos a un  bajísimo tipo de interés a la banca privada y privilegia a ésta con el monopolio del crédito a los Estados, comprando deuda pública a un tipo de interés muy superior. Este comportamiento del BCE difiere de la posibilidad directa del Banco de Inglaterra o la Reserva Federal de EEUU para prestar directamente a sus Estados respectivos, lo que ha hecho que la crisis de la deuda, a pesar de ser tan o importante o más en términos cuantitativos, allí sea menos problemática de gestionar.22 Los diferentes gobiernos europeos, y sin titubeo alguno en España desde Mayo de 2010, aceleraron una  línea de medidas de ajuste en sus políticas económicas a una escala sin precedente como una vía de respuesta, a nuestro juicio equivocada e injusta. Aprovechando el desconcierto de la crisis y al calor del empuje de determinados grupos de presión, se ha impuesto una agenda de medidas políticas favorables a los dictados de los mercados financieros; detrás de los cuáles se encuentran las grandes compañías bancarias y de seguros y otros grupos del poder económico. Con el pretexto del riesgo de intervención se impulsó un esquema de sacrificio que no parece tener fin, y que profundizará los problemas. Si con 9
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro el ajuste se quería reducir el déficit, los recortes agudizarán la recesión, y esta, a su vez, incrementará el desfase de las cuentas públicas.23 Es importante advertir que, mientras Grecia, Portugal o Irlanda tienen una dimensión económica en la que ha  sido factible una intervención financiera, la dimensión de Italia y España, por ejemplo, descarta materialmen- te dicha operación, por su inviabilidad. En estos años el BCE ha provisto una formidable masa crediticia a la banca privada, a bajo interés. España, alcanza un nivel de endeudamiento público del equivalente a 700.000 millones de euros (que sólo representa el 16% del total de la deuda global, pues la mayor parte es deuda privada). Ni con todos los recursos del BCE empleados en todos estos años sería posible intervenir dada la envergadura de nuestra economía. Sencillamente, la UE no tiene capacidad, en las actuales condiciones, de rescatar a España, y menos aún a Italia. En suma, las amenazas vestidas de fantasma de intervención no son más que una excusa para aplicar una estrategia a favor de los privilegiados.24 Por último, con el Pacto Fiscal (2012), se persigue instaurar un control desde Bruselas sobre los presu-  puestos públicos. Ya se apunta a un desbaratamiento definitivo de la negociación colectiva, al establecer desde la UE índices de control de los salarios más severos y la exigencia de una mayor descentralización de los convenios. Los últimos bastiones de soberanía nacional, y lo que es peor de la soberanía popular, la participación sindical en la regulación de las relaciones laborales y la consulta a los sindicatos acerca de la orientación presupuestaria, están heridos de muerte.25 Y, sin embargo, a pesar de la obcecación del nuevo gobierno y lo drástico de sus medidas de recorte, el  déficit no va a poderse reducir en los ritmos comprometidos por el gobierno del PP –fijado en el 5,3% para 2012, tras tener que aceptar las presiones del Eurogrupo-, pues los profundísimos recortes en todos los ministerios, a los que se añaden nuevos de hasta 10.000 millones de euros en sanidad y educación, sólo abren la puerta a un mayor malestar y a la depresión económica. Así como un fuerte recorte de las sub- venciones y programas finalistas de organizaciones políticas, empresariales, sindicales en el ámbito social.26 La construcción de esta Europa de los mercaderes se ha opuesto a la Europa social y democrática que  reclamamos. En estos últimos años, la Unión Europea ha concentrado un mayor poder político en los man- datarios de los países centroeuropeos, cuyos intereses coinciden con el de las grandes empresas finan- cieras, lo que ha puesto en cuestión la soberanía de los Estados y ha vaciado de contenido buena parte de los mecanismos democráticos. Todo ello ha perjudicado a la clase trabajadora continental (inclusive la centroeuropea, que ha sufrido severos recortes salariales y una mayor precariedad laboral –por ejemplo, con la extensión de los mini-jobs en Alemania-), y en especial la de los países del Sur y del Este.27 En los últimos años, además, la mayoría de gobiernos en Europa ha estado en manos de partidos conser-  vadores. Cuando no lo eran formalmente, sus agendas políticas han asumido igualmente la apuesta por el ajuste permanente (de lo público, de las condiciones laborales) y el objetivo de satisfacer los requeri- mientos de “los mercados financieros”. El valor de la bolsa o la prima de riesgo, que debería preocupar más a inversores que a trabajadores, han constituido una prioridad por encima de otros indicadores como la creación de empleo o la calidad del bienestar social. Este giro elitista y neoliberal ignoró cualquier línea de estímulo favorable al crecimiento, y detestó cualquier referencia a un desarrollo sostenible. La excep- ción ha sido la política monetaria, expansiva en términos históricos –si bien menos que la de otros países occidentales-, que ha resultado ineficaz porque la liquidez facilitada no ha encontrado donde invertir y se ha destinado a tapar agujeros en las contabilidades privadas o a hinchar la burbuja del negocio bancario de la deuda.10
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo28 Ni que decir tiene que cualquier mención a la iniciativa pública, a una reforma fiscal con un diseño más  justo, o cualquier política de redistribución o mejora de la protección social, han constituido anatema para los últimos gobiernos en el poder. Con todo, contemplamos la mayor crisis del Euro desde su aparición, producto de una UE que se edificó comenzando por el tejado, y con un conjunto de políticas netamente clasistas. La iniciativa privada está asfixiada por las deudas y la mayor parte de las empresas no encuen- tran una rentabilidad suficiente para impulsar su actividad. De esta manera, se abandona a su suerte a un sinfín del pequeño empresariado, a millones de personas desempleadas y se ha hecho soportar todo el peso de la crisis sobre la espalda del mundo del trabajo y la inmensa mayoría social. Sería necesario, por el contrario, que los gobiernos actuasen ante los fallos del mercado y la crisis de la economía privada con una mayor acción pública, una política de inversión y redistribución y una mayor participación de los traba- jadores y sus legítimos representantes en el diseño de un modelo laboral y productivo más avanzado dan- do una mayor audiencia a las propuestas sindicales para encontrar las soluciones más justas y eficaces.29 3. Una política de empleo contra los derechos laborales y la  protección social, que generará más desempleo, recortará salarios y fulminará la estabilidad laboral30 Se ha instalado trágicamente en nuestra cotidianidad un contexto de regresión de los derechos de ciu-  dadanía y los servicios públicos más elementales mientras se proporcionan ayudas (en forma directa, de préstamo o aval) a una insolvente, voraz e irresponsable banca o se afianza el poder y el privilegio del mundo empresarial contra el derecho laboral, algo que conduce al recorte y desplazamiento de las funcio- nes de bienestar, cohesión social y al debilitamiento de las garantías que eran la base del Estado social.31 Con la reforma laboral del 2012, estamos asistiendo a la mayor erosión de derechos laborales y sindicales  desde la época franquista. Si ya fue lesiva la reforma laboral del anterior gobierno, a la que nos opusimos, a medio plazo la reciente reforma entraña un desbaratamiento del modelo laboral hasta hacerlo menos garantista que los que rigen en el mundo anglosajón.32 El paro en España ha crecido hasta niveles de record histórico (ya supera el 24,4%).Con la reforma se está  provocando un primer período de destrucción masiva de empleo, para pasar después a otro de fuerte efecto sustitución de empleo decente por otro con salarios muchos más bajos, sin estabilidad ni garantías laborales. Esta fuerte presión de tantas personas vulnerables en busca de empleo y las políticas aplicadas están conduciendo a que los salarios caigan tanto en términos reales como, en cada vez más personal empleado en términos nominales. Posiblemente se aplicará la reforma, si no levantamos resistencia, me- diante una transición donde personas con derechos acumulados y de cierta edad serán reemplazados, seguramente también con un perfil menos dócil, por personas jóvenes con escasa protección (como la indemnización por despido) y menor experiencia sindical.33 Con ello, la capacidad de compra se desploma. Una de las consecuencias es la destrucción de empresas y  empleos, como está sucediendo por ejemplo con gran impacto en los sectores de restauración y de comer- cio minorista.34 El proceso de degradación del ámbito laboral se visibiliza en varias dimensiones. Las fórmulas de empleo  inestables se incrementan, y las estadísticas de temporalidad pierden su sentido habitual. Entre los con- tratos indefinidos se registran empleos, como los contratos de emprendedores, que son más inestables incluso que los antiguos temporales (el primer año es todo de prueba y sin coste por despido) y el propio 11
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro empleo indefinido ya no dispone de su principal elemento de protección: un coste de indemnización que disuada del despido y que empuje a buscar mejores soluciones. En estas circunstancias la precariedad laboral se generaliza entre toda la condición salarial. La precariedad laboral es un fenómeno que combina habitualmente alguno o todos estos elementos: inestabilidad o trayectorias escasamente continuas de empleo –como sucede en la hostelería (34% de temporalidad)–, bajos salarios –como es habitual en la restauración y el comercio minorista–, trabajo escasamente reconocido, o penosidad o mala distribución del tiempo de trabajo –como es frecuente en casi todos nuestros sectores–. Sin embargo, también otras condiciones de precariedad se están haciendo fuertemente presentes, tal y como es el caso del empleo a tiempo parcial, especialmente en el comercio y la hostelería y, en particular en la restauración (29,2% del empleo) y el comercio minorista (21,2%).35 Una de las consecuencias de la política económica y laboral reinante es la concentración de la renta en  una minoría social. Salvo en los años 2007-2009 cuando el PIB se contrajo en mayor proporción que las rentas salariales, la proporción de las rentas del trabajo en el PIB no ha hecho más que retroceder a favor de las rentas del capital, y vuelve a retomar esta tendencia anterior con mayor intensidad a partir de 2010.36 También nuestros sectores corresponden al segmento de los más bajos salarios de la economía. Según  datos del Anuario de Estadísticas Laborales para 2010, del MEYSS, el subsector de restauración (servicios de comidas y bebidas) estaba arrojando datos de coste salarial medio total por mes y trabajador de ape- nas 1008 euros mensuales. El comercio minorista obtenía un coste salarial total medio de 1291 euros mes, el sector de juego se encontraba en 2010 en los 1502 euros, los servicios de alojamiento en 1511, mientras que el sector de venta y reparación de 1714, y el comercio mayorista en 2158 euros mes.37 4. Un diálogo social abortado por un gobierno y una patronal  intransigentes38 Como corolario, la participación sindical en las instituciones del diálogo social está siendo ninguneada y  la nueva estructura de la negociación colectiva reducirá la eficacia y alcance de la regulación laboral que emana de esta reconocida fuente de derecho. El gobierno desoyó los pactos sindicales realizados con la CEOE y no ha tenido en cuenta las propuestas de los agentes sindicales para salir de la crisis. A pesar de los esfuerzos de CCOO por construir y negociar salidas, el gobierno hace oídos sordos. Esa actitud arro- gante es lo que nos condujo, entre otros muchos motivos, a la huelga general del 29-M, o con el gobierno anterior a la del 29 de septiembre de 2010.39 Pero las patronales sectoriales no se han comportado de manera muy distinta, sabiéndose abrigados por el  nuevo gobierno. En este contexto, el bloqueo de la negociación de los convenios colectivos, las amenazas de cierre o la aplicación de despidos arbitrarios para obligar a realizar ajustes salariales mediante la aplica- ción impune de la reforma laboral, está conduciendo a un empeoramiento de los contenidos protectores de los convenios colectivos. Además, se está produciendo una situación de tensión e incertidumbre en tanto en cuanto la articulación y arquitectura de la negociación colectiva se encuentra en entredicho, dado que la ley impulsa la descentralización a escala de empresa, mientras las preferencias y acuerdos sindi- cales con algunos agentes patronales, es la de consolidar otros niveles superiores de negociación, lo cual puede abrir situaciones de inseguridad jurídica y una mayor conflictividad laboral. En el plano sectorial del comercio nos encontramos, por ejemplo, con el impacto que la Reforma Laboral supone para algunas de las disposiciones más importantes del Acuerdo Marco de Comercio, como es el caso de la ordenación de la Negociación Colectiva en el sector, o las pretensiones de la patronal de hostelería en el caso del ALEH.12
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo40 Pero con esta actitud y con la reforma laboral reciente ni se crea empleo, sino más bien lo contrario. Mien-  tras una fracción importante de pequeñas empresas se asfixia, un pequeño grupo de las grandes se apro- vecha de la situación. Detrás de estas medidas se encuentra la asunción de un largo y fuerte impacto en el desempleo que ablande las condiciones de negociación de los y las trabajadoras y, cómo no, la influencia sindical. Por eso, hoy más que nunca, la fuerza sindical debe fortalecerse y hacer valer su papel represen- tativo entre los y las trabajadoras, en la negociación colectiva con las patronales y el diálogo social con éstas y el gobierno. La necesidad de incrementar nuestra presencia en el día a día de la empresa, se ha vuelto ineludible después de la reforma laboral.41 5. Un reposicionamiento del turismo español como destino atractivo  internacional, en un contexto de recaída del turismo interno y degradación medioambiental42 La excepción a la crisis en estos años ha sido el sector turístico, y en particular el subsector del hospedaje.  El sector turístico, salvo en el año 2009, ha resistido la crisis, y aunque los precios han tenido que ajus- tarse, pronto ha recuperado facturación y ha sido de los pocos subsectores que no ha destruido empleo hasta la fecha y sin que en estos momentos podamos evaluar el impacto de la normalización de los flujos turísticos a los países árabes y las previsiones de nuevos descensos en el turismo nacional.43 Bien es cierto que se ha resentido severamente el turismo interno, debido a las condiciones de debilita-  miento de la demanda y el poder adquisitivo de las familias españolas. Sin embargo, lo ha compensado con creces el turismo internacional, sobre todo el que proviene de los clientes centro y norte europeos habituales. La combinación de que las clases medias y altas de estos países emisores (Alemania, Reino Unido, Francia,…) no han sufrido de igual manera la crisis económica que los países del sur de Europa, las situaciones de conflicto en destinos habitualmente competidores (Norte de África, por ejemplo), o el encarecimiento para viajar fuera de Europa por la depreciación del euro, han favorecido el turismo europeo en España.44 Sin embargo, el sector turístico acumula problemas y desequilibrios, cuyos síntomas se han mostrado  de nuevo en el año 2012. La continuidad de la recesión en Europa y la situación más despejada en di- chos destinos competidores muestran que nuestro turismo adolece de problemas evidentes de exceso y desequilibrio de la oferta: monocultivo del sol y playa, escasa diversificación de formatos, estacionalidad muy pronunciada y mal gestionada, inestabilidad en el empleo, abusos en las fórmulas de contratación (a tiempo parcial, empleo temporal, contratos para emprendedores, etc…) y trayectorias de profesionalidad interrumpidas, una planta hotelera y una oferta complementaria obsoletas, a lo que se suma un fuerte descuido y degradación de nuestro medioambiente y paisaje, con especiales amenazas a nuestras ex- haustas playas con la nueva Ley de Costas, el todavía muy elevado porcentaje de turistas que nos visitan con paquetes turísticos a través de los grandes Tours Operadores, que de esta manera tienen un control del mercado muy importante.45 Sin lugar a dudas, el sector turístico debiera constituir una apuesta fuerte que impulsase el cambio de  modelo productivo en España, mostrando iniciativas ejemplares. Apoyándose en nuestra imagen de segu- ridad, buen clima y calidad del servicio debería acometerse una remodelación de nuestra oferta turística que constituya una locomotora de la economía de muchas localidades españolas y un punto de impulso del conjunto de nuestra economía. Esto debería suponer una diversificación mayor de los formatos turís- ticos (que debieran dar más peso a las experiencias urbanas, culturales y experiencias de ocio), la reno- 13
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro vación de las plantas hoteleras y la oferta complementaria, la gestión de la estacionalidad (con fórmulas contractuales como el fijo-discontinuo), el incentivo a las escapadas a lo largo del año, el impulso a medi- das de desestacionalización como las que facilita el Imserso, el estímulo real al turismo interior, o la mejora de los transportes locales, y una apuesta decidida por la estabilidad y profesionalización en el empleo cuyo carácter se encuentra en grave peligro. Sin embargo, nada más lejos de esto, el nuevo gobierno no sólo insiste en la tijera para el sector, sino que sólo acometerá iniciativas de marketing y de depredación de nuestras costas.46 6. El sector de comercio golpeado duramente por la crisis de  demanda47 En estos años de crisis, uno de los sectores más dañados por la caída de la demanda efectiva ha sido  el comercio. A este respecto, junto con una caída profunda de las ventas, salvo en el año 2010 donde el sector no declinó, hemos presenciado una metamorfosis hacia la concentración del sector, donde las pequeñas empresas y algunos subsectores minoristas han salido peor parados. Mientras los subsectores de equipamientos del hogar y equipo personal se desploman, el subsector de alimentación ha sufrido algo menos. El sector de grandes almacenes ofrece dentro del comercio los peores resultados. Esta dinámica influye directamente en el empleo, y sólo el sector del comercio mayorista ha resistido parcialmente en esta crisis.48 En este contexto, la crisis está destruyendo empresas y empleo, y de ahí puede producirse una concen-  tración de empresas con la destrucción de las más pequeñas, con peor localización de punto de venta o mayor asfixia financiera. Una vez más, esta reordenación necesita del mundo sindical para que la estruc- tura de oferta que finalmente se dé lo haga con un empleo digno, estable y profesionalizado y con un ser- vicio de proximidad y de calidad, en una previsión de ajuste de precios y costes a la baja que no debieran sobre el empleo, la jornada (con un empleo a tiempo parcial impuesto, o con horas extras no pagadas) y el salario como lo está haciendo, sino sobre otros capítulos como son los beneficios, costes financieros, costes de logística y administrativos. La participación sindical para conseguir soluciones favorables a los y las trabajadoras ha de ser tan imprescindible como decidida en su acción.49  edidas globales para modificar la situación M actual50 1. Como reforzar el reconocimiento institucional del sindicato en  nuestros sectores51 FECOHT-CCOO tiene una creciente importancia institucional en los distintos organismos sectoriales del  turismo el comercio y el juego. Estamos representados en CONESTUR (Consejo Español del Turismo) y desde ahí hemos forzado la presencia sindical en el grupo de trabajo para la elaboración del Plan Nacio- nal Integral del Turismo 2012-2016. Estamos presentes en los Consejos de Turismo y de Comercio de las Comunidades más importantes. De hecho en los últimos años hemos participado con propuestas en las elaboraciones de las leyes de Turismo, de Comercio, ordenaciones hoteleras, de turismo rural, de ordena- ción del juego, en al menos las siguientes comunidades: Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla la Mancha, Castilla León, Cataluña, Extremadura y Galicia. Estamos presentes en las Comisiones territoriales que tiene el IMSERSO y seguramente en órganos de representación provincial, comarcal o insular de la que no tenemos constancia en el ámbito estatal.14
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo52 Nuestro trabajo en el ámbito institucional está muy descoordinado. No sabemos exactamente en cuantos  órganos institucionales estamos presentes, ni que funciones y competencias tenemos en cada uno de ellos. El conocimiento más global que tenemos se debe a la labor centralizadora en materia de asesora- miento que cubre nuestro gabinete de estudios que nos permite saber que acciones de carácter institu- cional se nos demanda, pero es seguro que esta labor, descentralizada es aún mayor que la que se tiene recogida. Es por ello necesario la creación de una Secretaría de Política Sectorial como una responsabili- dad definida, aunque en el esquema de reducción de secretarías, esta función pueda ser compartida con otras tareas. No sólo se trata de saber donde estamos y que hacemos allí donde estamos, sino además unificar nuestro discurso y nuestras propuestas en materia sectorial.53 En la mayoría de los casos, el espacio institucional en el que estamos presentes ha sido conquistado sobre  la base de la protesta y de la propuesta, ya que los poderes públicos tienden a otorgar la representación sectorial a las organizaciones patronales, concibiendo la idea de que los sindicatos sólo tenemos que dedi- carnos a las relaciones laborales y en todo caso a la formación profesional para el empleo, en este sentido es importante la alianza con otras organizaciones sociales (consumidores, ecologistas, asociaciones vecinales) que suelen querer también intervenir en debates de política sectorial por lo que les atañe y cuyas propues- tas pueden estar mucho más cerca de las nuestras que de la patronal o los gobiernos. Nuestro sindicato tiene que expresar con fuerza que tenemos políticas sectoriales, que estas no son neutras en el conflicto capital-trabajo ni en los modelos sociales, productivos, medioambientales en que se traducen. Por ello la incorporación de las distintas estructuras a aquellos ámbitos de representación institucional en los que aún no estamos, así como la normalización de su representación institucional tiene que ser un objetivo de políti- ca sindical, más en unos momentos donde el poder político, preñado de ideas neoliberales y reaccionarias pretende que el sindicalismo de clase abandone el máximo de espacios de intervención publica.54  Debemos marcarnos como objetivos:55  • Reivindicar nuestra presencia en aquellos ámbitos institucionales donde aún no tenemos presencia.56 C •  onsolidar nuestra presencia en los ámbitos de representación institucional estatal, autonómicos y locales.57  • Elaborar un mapa de presencia institucional, no sólo cuantitativa, sino también cualitativa.58  • Homogeneizar nuestras intervenciones en el ámbito de política sectorial.59 Propuestas de actuación:60  •  laboración de una guía de conceptos de carácter sectorial que puedan servir como herramienta en los E debates institucionales, tales como turismo sostenible, municipio turístico, empleo de calidad, horarios comerciales, etc.61 • Socialización de experiencias avanzadas en órganos de representación y en avances legislativos sectoriales. 62  Mantenimiento y mejora del asesoramiento técnico a las organizaciones territoriales para su intervención • institucional. 15
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro63 • Establecer una política de diálogo e intercambio con otras organizaciones sociales como las menciona-  das, que nos permitan reforzar nuestras propuestas de políticas sectoriales.64 Instrumentos de Intervención:65 • Creación de una secretaría de política sectorial. 66  Elaboración de un mapa de representación y recursos institucionales que pueda estar acabado en Enero • de 2014 y pueda ser renovado anualmente.67 2. Por un modelo comercial diverso. FECOHT apuesta por la  distribución comercial de proximidad y unas condiciones dignas de los trabajadores y las trabajadoras del comercio68 Como consecuencia del nuevo escenario de agravamiento de la crisis financiera y de la falta de iniciativas  encaminadas a la reactivación del consumo, el sector comercial está atravesando quizá uno de los mo- mentos más complicado. Si a la situación global le añadimos la falta de crédito a las empresas, el descen- so del consumo, las continuas reformas emprendidas por el Gobierno que imputan todo el esfuerzo a las clases más desfavorecidas y el anuncio de modificación de Ley de Comercio Estatal, la supervivencia de determinados formatos comerciales se están poniendo en grave riesgo, lo que conllevará que este sector siga destruyendo empleo. Esta incapacidad por parte de las diferentes administraciones de poner orden y control en el desarrollo comercial en las diferentes Comunidades Autónomas provoca, en buena parte, que estemos ante una profunda modificación de la oferta comercial tal y como la conocemos.69 En este contexto, los trabajadores y trabajadoras del sector de comercio se sienten rehenes de una situa-  ción que pone en grave peligro tanto su empleo como sus condiciones laborales, ya que su permanencia en el mercado laboral no sólo depende del volumen de la demanda de los consumidores, sino que de- pende también, en cierto sentido, de leyes que aunque no regulan normas laborales, les afectan porque inciden en la reducción de la actividad económica.70 Ante la amenaza de modificar la actual Ley estatal de ordenación del comercio minorista, en algunos  aspectos y más concretamente en materia de horarios comerciales por parte del Gobierno, se estaría pro- duciendo una injerencia por parte de la Administración Central en las competencias que en esta materia tienen transferidas las Comunidades Autónomas, que no tienen una necesidad real, ya que hasta la fecha la mayoría de ellas, han estado por debajo de los 12 días festivos posibles de apertura, siendo la media habitual de 8. Y a su vez se estaría produciendo una intervención interesada en la evolución económica de este sector favoreciendo a las grandes superficies y cadenas de distribución, en detrimento del pequeño y mediano comercio.71 Las medidas de desregulación de la normativa del sector comercial provocan un desequilibrio de las  cuotas de mercado de los distintos formatos, en beneficio del segmento de la gran distribución minorista, muchas de ellas franquiciando parte de sus unidades, reduciendo así el riesgo empresarial.16
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo72 Por lo tanto tenemos identificado parte del problema, y es que el hecho de que se plantee una ampliación  de horarios como medida generadora de empleo es completamente incierto, ya que es la actividad eco- nómica la que lo creará, y en ningún caso el número de horas y días de apertura.73 Una mayor flexibilización de los horarios comerciales rompería con el actual modelo comercial, basado en  la apuesta por el comercio-ciudad y pondría a su vez en peligro el modelo de sociedad en el que el ocio y las relaciones familiares y sociales son pilares básicos. La desaparición del tejido comercial de proximidad supondría además un coste social inasumible para aquellas personas con mayor dificultad de movilidad, aumentaría la insostenibilidad medioambiental al promover un mayor uso del vehículo privado y aceleraría la desertización de los centros y barrios de nuestros pueblos y ciudades, con el consiguiente aumento de inseguridad.74 La coyuntura económica hace imprescindible que con carácter de urgencia, se revierta la actual situación,  y que se planteen medidas que favorezcan la permanencia de los diferentes formatos comerciales, ya que ambos cumplen una verdadera función en nuestras ciudades por lo que las políticas a aplicar deberían buscar para el comercio en general, la consolidación y modernización del mismo para hacer crecer su po- tencial económico y profesional, para a su vez ser una fuente generadora de empleo estable y de calidad.75 Objetivos que nos proponemos: 76  Frenar la presión social que ejercen determinados grupos empresariales del ámbito de la gran distribu- • ción, para lograr desregular el sector de comercio y conseguir el monopolio de la distribución comercial.77 • Evitar la instalación desordenada de nuevos centros comerciales, para evitar que pueda verse afectado  nuestro modelo de convivencia y que se provoque una alteración de la vida familiar y cotidiana de miles de personas.78 • Impedir que medidas desreguladoras perjudiquen aún más gravemente a los trabajadores y trabajadoras  y que tengan dificultades tanto para conciliar su vida personal, familiar y laboral como la pérdida de su bienestar social.79 • Vincular el desarrollo comercial al desarrollo urbanístico de los pueblos y ciudades, delimitando áreas  comerciales para evitar la especulación.80 • Advertir de las consecuencias medioambientales que generan modelos comerciales para los que es  imprescindible el uso del vehículo privado.81 • Garantizar que toda la ciudadanía tengamos acceso a comercio de proximidad, y posibilidad de elegir  libremente donde consumir.82 • Afirmar que el comercio es uno de los máximos redistribuidores de las rentas disponibles de las familias,  y que si no se asegura la competitividad en el sector comercial se provocará un encarecimiento de los precios. 17
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro83 • Impedir la pérdida de más puestos de trabajo y la precarización de los existentes. 84  Instar a todas las instituciones a un diálogo permanente cuyo objetivo sería garantizar de manera equi- • tativa los intereses de las personas que consumen, comercian y trabajan en el sector, asegurando su coexistencia.85 • Revertir el orden de prioridades anteponiendo primero el de las necesidades reales de quienes consumen  y el de los trabajadores y trabajadoras del sector.86 • Potenciar la difusión de nuestras propuestas entre todos los trabajadores y trabajadoras de comercio y  especialmente en la pequeña empresa.87 Propuestas: 88  Iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno, que garantice la incorporación de las condiciones labora- • les en el desarrollo de futuras leyes que regulen el sector de comercio89 • Promover un acuerdo entre sindicatos y empresarios en materia social y laboral, que garantice una me-  jora en la calidad del empleo.90 • Poner en común por parte de todas las Comunidades Autónomas las diferentes legislaciones del sector  de comercio, intentando tener posiciones homogéneas en todo el estado.91 3. Hacia la dignificación laboral del sector de restauración 92 l sector de Restauración (Comidas y Bebidas), es el 2º subsector de importancia cuantitativa en FECOHT, E por detrás del comercio minorista. En los aproximadamente 57.000 restaurantes y 70.000 bares que hay en España, las personas ocupadas en el sector sobrepasan el millón, de las que cerca del 75% son asalariadas.93 La restauración, en sus condiciones laborales, reúne una serie de características, que la podrían definir como  la “cenicienta” de los subsectores de FECOHT. Entre estos factores podemos destacar los siguientes:94 • Juventud. Es un sector de empleo juvenil masivo, que significa cerca del 33´5% del empleo, aunque en  los dos últimos años ha retrocedido en un 4%.95 • Feminización. La presencia mayoritaria de mujeres es otra característica de la restauración. La tasa de  feminización es del 56’33%, aunque el desempleo la ha golpeado con fuerza, habiendo perdido un 2% de peso desde 2008.96 • Inmigración. Es el subsector con mayor presencia de personas inmigrantes, registrando el 30’08% del  total, casi el doble de la media de FECOHT. Además mientras la tendencia en el conjunto de los sectores productivos ha sido la reducción del empleo inmigrante, en restauración ha subido con respecto a 2009 que era del 28’97%.18
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo97 • Peores contratos. La tasa de temporalidad es la más alta de FECOHT, alcanzando el 35’1%, con más  de 10 de puntos de diferencia sobre la media del conjunto de sectores. Además también soportan las tasas de empleo parcial más altas de la economía española, con un 33’04%. La mayoría de este empleo parcial, el 73’24%, lo soportan las mujeres.98 • Peores salarios. Según el anuario de estadísticas laborales del Ministerio de empleo, la Restauración es  el subsector de FECOHT con salarios más bajos. Además la tendencia salarial es a disminuir, habiendo sido el salario medio de 2010 inferior al de 2011. A pesar de los bajos salarios, también las mujeres en este caso están por debajo del salario de los hombres, aunque realizan tareas similares, abriéndose aún más la brecha salarial.99 l subsector de Restauración podríamos dividirlos en tres segmentos: E100 A) Uno sería la restauración clásica tradicional: bares, bares de copas, restaurantes, cafeterías… de ori-  gen local y con característica de pequeña empresa. Es el sector mayoritario, ocupa mano de obra inten- siva con gran presencia de autónomos y empresas familiares y con problemas similares: obsolescencia, atomización, fraude generalizado en la contratación, incumplimiento de los convenios, etc. Por otro lado tienen características positivas, por cuanto son en la práctica, locales de relaciones sociales, conserva- dores de comidas y bebidas de carácter popular y de raigambre local. En muchos casos, sobre todo en los centros históricos de las ciudades españolas, se han convertido en un gran atractivo turístico, y son también la base del llamado turismo gastronómico.101 B) El otro, serían varios modelos de restauración con la característica de ser redes de servicios que están  englobadas en empresas de ámbito nacional o trasnacional. Son el caso de la restauración colectiva, de los catering, y de la comida rápida (fast food), que se engloba ahora en un concepto más amplio que es el de la restauración moderna. En este segmento trabajan más de 140.000 personas, en más de 12.300 locales, y su facturación supone el 0’43% del PIB. Agrupa además de las clásicas cadenas de hamburgueserías y pizzerías, otras nuevas de bocadillerías, kebap, heladerías y cafeterías, además de redes de restaurantes temáticos (carnes, orientales, mediterráneos). Una de las particularidades de estas cadenas, es su desarrollo a través de franquicias, una manera rápida de extenderse que dificulta enorme- mente la acción sindical y externalizan los riesgos. El segmento de comida rápida, bastante denostado, y con razón, como comida basura, tiene, a pesar de la crisis un gran crecimiento. En España, de 2007 a 2010 el consumo ha crecido cerca del 18%.102 C) Un sector muy específico que podemos englobar en la restauración moderna es el de Colectividades y  Caterings. Cubren una demanda como la de los comedores de hospitales, colegios, ejército y policía, prisio- nes, etc, y también las comidas en sistemas de transportes como el aéreo, o atienden eventos de congresos, grandes reuniones, etc. Hay grandes multinacionales en este sector, con plantillas superiores a los 5.000 empleos, tales como Eurest Colectividades, Sodexo, Serunión, Aramark, Gate Gourmet y Newrest Servait…103 Objetivos que nos proponemos: 104 • unque se trata de un objetivo general, la mejoría de la situación de empleo y salarios en el sector tiene A que tener una atención especial. Es preciso combatir el fraude en la contratación ya que aquí está una de las mayores bolsas de éste. 19
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro105 •  ejorar la situación de la restauración clásica impulsando la cooperación y modernización de las pe- M queñas empresas locales.106 • efender la cocina mediterránea frente a la comida rápida, exigiendo a las grandes empresas distribui- D doras de estas últimas que mejoren la calidad y cualidades alimenticias de sus productos.107 • efender el consumo moderado y responsable del alcohol, favoreciendo las bebidas con menos gra- D duación de este, como vinos y cervezas.108 Propuestas de actuación: 109 • enuncia específica de los bajos salarios del sector y de sus jornadas de trabajo. D110 • Defensa de políticas de igualdad, contra la discriminación de las mujeres. 111 • Campaña contra la desigualdad de colectivos precarios como el de jóvenes, e inmigrantes. 112 • Requerimientos de planes de inspección en torno al fraude en la contratación. 113 • Defensa de la articulación de medidas de apoyo al sector de restauración clásica en los planes turísti-  cos institucionales de Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y Planes Turísticos de ámbito Estatal.114 • ntroducir también el componente sindical la defensa de la buena gastronomía, apoyando las escuelas I de cocinas, jornadas, etc.115 Instrumentos de Intervención:116 • studio anual del desarrollo de la Restauración en sus distintos formatos. E117 4. En los servicios de alojamiento apostamos por la diversificación  de formatos, profesionalidad, calidad del servicio, respeto ecológico y desestacionalización del servicio118 La situación en la que se encuentran las relaciones laborares en los establecimientos hoteleros, inmersos  en un entorno complejo y cambiante que, además, está afectado por una crisis económica que perjudica notablemente a los trabajadores y trabajadoras y a su modelo laboral, ya que la última reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP, que está ya teniendo efectos negativos para la clase obrera de nuestros país a nivel general y en particular para los empleos del sector turístico, va a empeorar las condiciones de trabajo, focalizando el empleo parcial fundamentalmente en las mujeres y en detrimento de la calidad del empleo y la competitividad del sector.119 En el sector de la hostelería ya es preocupante el aumento de una contratación temporal que no está  justificada por la estacionalidad, ya que para ello existe el contrato de fijo-discontinuo, que se sigue20
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo dejando de lado en beneficio de la eventualidad pura y dura, que además reviste cada vez más la forma de empleo parcial. Esta situación se ha ido empeorando con la reforma laboral del Gobierno Zapatero y recientemente con la que ha impuesto el Gobierno Rajoy. Otro de los peligros que presenta con la re- forma laboral es la ruptura de los convenios sectoriales por los convenios de empresas y apuesta de los empresarios en la subcontratación de los servicios de distintos departamentos de los establecimientos hoteleros, con las consecuencias negativas que todos sabemos que acarrea.120 Por otro lado, el problema estructural más importante que tiene la industria turística española es la esta-  cionalidad, que se agudizado, ya que se ha visto aumentada en los últimos años en una doble vertiente: cada vez hay más establecimientos hoteleros de temporada, y los que ya lo son abren menos tiempo.121 En nuestra opinión, producto de la bonanza turística de los últimos 15 años y a nivel general, se ha  bajado la guardia en la lucha contra la estacionalidad turística. Tenemos que tener en cuenta que cuan- do se cierra un hotel se cierra un trozo de ciudad, con lo que ello conlleva de pérdida de riqueza y de puestos de trabajo, directos e indirectos, que crea el turismo en el sector servicios. Cuando se cierran los establecimentos hoteleros en temporada baja, arrastran con ellos la oferta complementaria de bares, restaurantes, chiringuitos, comercios, transportes, etc.122 La decisión del Gobierno de recortar la dotación presupuestaria en nada menos que el 25 por ciento  del programa de Turismo Social del IMSERSO, así como la eliminación del programa de Turismo Senior Europeo, provocará que una simple decisión política elimine de raíz toda la política estratégica de deses- tacionalización que propició hasta ahora el turismo social durante los meses invernales en destinos turís- ticos del litoral español y en las islas. Con esta decisión, el Gobierno Central va a provocar un aumento de la estacionalidad turística en la temporada baja, como lo demuestran los 11 millones de pernoctacio- nes, vitales para algunos destinos, y miles de puestos de trabajo que hasta ahora se mantienen en dicho período. CCOO rechaza, por tanto, la decisión del Gobierno Central, ya que afectará a toda la actividad económica del sector y al empleo directo e indirecto.123 Si duda, otro de los grandes problemas que tenemos la mayoría de los destinos turísticos españoles,  tanto peninsulares como insulares, es el modelo insostenible de los años de bonanza económica, donde se han creado muchas urbanizaciones y campos de golf en los aledaños de nuestros parques naturales, invadiendo asimismo nuestros espacios naturales con nuevas construcciones y llenando nuestras costas de adosados, nuestras sierras de chalecitos y nuestro entorno natural de cemento y asfalto.124 Esta situación se ha parado debido a la crisis económica que vivimos, y esperamos que cuando salga-  mos de ella no volvamos a caer, porque de lo contrario algún día se agotará nuestro patrimonio natural y monumental y llegarán las lamentaciones. De hecho, el modelo de desarrollo inmobilario-turístico que ha estado basado en la macroeconomía a corto plazo, o lo que es lo mismo, en la economía del “ladrillo”, ha hecho aguas y hoy ya lo estamos pagando.125 Propuesta de actuación: 126 Los objetivos que debemos marcarnos para este período pasan por propiciar la adaptación de la industria  turística a los nuevos modelos basados en el compromiso colectivo (empresarios, sindicatos y demás agentes implicados) y la cooperación de todas las administraciones, siguiendo la estrategia de revalorización de los destinos maduros, teniendo en cuenta la importancia del segmento de los establecimientos hoteleros que se 21
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro denominan de “sol y playa”, destinos que concentran el 83 por ciento de los turistas internacionales recibidos en España y el 82 por ciento del gasto turístico realizado durante sus viajes. Son éstos los destinos elegidos por el 48 por ciento de los residentes en España para sus viajes. El total de las pernoctaciones, tanto de viajeros extranjeros como de residentes, asciende a 199 millones, lo que representa el 79 por ciento del total nacional. Además, cerca del 75 por ciento de las plazas regladas que existen en España se sitúan en esta macrozona. La idea es progresar hacia una nueva cultura de la gestión pública en el litoral Mediterráneo y ar- chipiélagos para avanzar en los procesos de reflexión de un nuevo modelo económico y turístico que asegure un nuevo ciclo de prosperidad y sostenibilidad para el segmento más importante del turismo español --como es el denominado de sol y playa, ubicado en el Mediterráneo, Baleares y Canarias-- que sirva como marco de un nuevo paradigma de gestión turística para el conjunto de los destinos turísticos españoles.127 Teniendo en cuenta la importancia que tienen éstos destinos para la economía y la industria turística  española, los objetivos para el próximo período deben de basarse en asentar los pilares de una nueva prosperidad, fundamentada en asegurar la mayor rentabilidad socioeconómica sostenible, derivada del turismo, para sus empresas, los trabajadores y los destinos, más allá de seguir incrementando el flujo de turistas hacia nuestro país. En definitiva, se trata de avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo turístico del siglo XXI, más competitivo, sostenible e innovador y menos desestacionalizador, que permita reformular los modelos de desarrollo de buena parte del litoral, haciendo del turismo el nuevo gran motor de la economía y la generación de más y mejor empleo.128 En estos últimos años ha habido un aumento de establecimientos hoteleros en ciudades del interior. Lo  que se denomina turismo urbano es un sector en auge, de viajes de fin de semana y puentes, uno de sus principales alicientes por la gran cantidad de propuestas que ofrecen las ciudades. A pesar de la crisis económica que vivimos, lo cierto es que el turismo cultural esquiva la crisis. La cultura se ha convertido en una fortaleza para el turismo. Uno de los segmentos que lo ha favorecido ha sido el aumento de turis- mo de cruceros. Desde CCOO estamos convencidos que la oferta cultural es el complemento ideal para el turismo de sol y playa, segmento mayoritario en nuestro país.129 En el conjunto de nuestro país se ha configurado una red importante de turismo rural, ya que contamos  con muchos zonas rurales y pueblos con un importante potencial turístico que cuentan con recursos pa- trimoniales naturales o culturales de interés… Desde CCOO apostamos por un modelo de desarrollo de turismo rural sostenible con una gestión integrada de los recursos patrimoniales en un marco geográfico coherente, donde se pueda ofertar productos de turismo de naturaleza, cultural o monumental de gran atractivo, susceptibles de conformar productos turísticos, integrado en el ámbito territorial.130 Sin duda, otra apuesta que debemos hacer para este período debe ser la incorporación de la accesibi-  lidad para los diversos servicios, establecimientos y destinos turísticos, incorporándola como objetivo a desarrollar en las estrategias de actuación, así como integrar el impulso de la accesibilidad universal a los recursos y servicios turísticos, tales como el acceso a la información en igualdad de condiciones. En definitiva, una clara apuesta por el establecimiento de una política turística comprometida con la accesibilidad. Para ello es necesario que en esta etapa que iniciamos la apuesta por la modernización, adaptación y orientación hacia la accesibilidad se desarrolle cuanto antes por parte del empresariado turístico, para aprovechar la sinergia con la administración y los agentes sociales en el impulso hacia la oferta turística accesible, y así incrementar la calidad de nuestro destino turístico.131 Desde CCOO apostamos por construir una industria hotelera sostenible y de bienestar en España, ya que  este sector es clave en la creación de empleo y es la locomotora de otros subsectores económicos tales22
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo como la restauración, el comercio, el transporte, los servicios bancarios, etc. Entre los aspectos clave que defendemos están los siguientes:132 > Un cambio de modelo productivo que signifique un nuevo modelo de relaciones laborales basadas  en el empleo cualificado y estable, donde la capacidad de competir venga determinada por una mayor productividad que no se derive del bajo costo del empleo, sino de la mejor organización, de la mayor especialización, del conocimiento y de la calidad.133 > Un cambio de modelo productivo basado en la sostenibilidad: políticas territoriales de agua, paisaje,  transporte, racionalidad urbanística, ahorro energético y gestión de residuos. En ese sentido es urgente poner en marcha planes de recualificación en los destinos turísticos maduros del litoral español, Balea- res y Canarias, basándose en la calidad integral y la sostenibilidad, y rediseñando el entorno y la oferta principal y complementaria.134 > Es necesario inversión pública y una parte de los fondos pueden venir de tasas de uso turístico. 135 > Desarrollo de políticas turísticas comarcales, con acuerdos público-privados que permitan un uso ra-  cional del parque de viviendas y permita políticas locales de infraestructuras y empleo.136 > Aumentar el esfuerzo de diversificación de la oferta turística, poniendo en valor las culturas y costum-  bres locales.137 > Apostamos por la red pública de Paradores, reforzando la promoción en el extranjero de la marca Pa-  radores de Turismo138 > Aumentar el esfuerzo contra la desestacionalización: Apostando por los programas de turismo social pro-  grama de Turismo Social del IMSERSO, Turismo Senior Europeo y turismo social autonómico, incentivando los segmentos de turismo cultural, naturaleza, náutico, deportivo, ecuestre, cinegético, gastronómico y enológico, de golf, nieve, salud y bienestar, y solidario, así como turismo de encuentros y congresos.139 > Habilitar créditos que permitan la rehabilitación de hoteles y la recuperación sostenible de destinos  turísticos, y esfuerzos públicos para facilitar financiación, promoción e intervención en el territorio, que tienen que estar correspondidos con el compromiso por el empleo del sector privado y apoyados en la concertación social con los sindicatos.140 En definitiva, hacemos una apuesta en favor de un modelo turístico diferencial que asegure un nuevo ci-  clo de prosperidad sostenible y que genere más y mejor empleo en el conjunto de los destinos turísticos españoles.141 5. El juego: Un sector en transformación 142 El sector de apuestas y juegos de azar es un sector en constante transformación, ya que en los últimos  tiempos estamos presenciando un cambio de tendencia y la irrupción de nuevas ofertas en el modelo de juego tradicional y presencial. 23
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro143 La situación del sector de juegos de azar, que da empleo a más de 70.000 personas, ha cambiado drás-  ticamente en los últimos años no sólo por la incorporación de nuevas formas de juego y el auge que experimenta la modalidad on-line, si no también por el cambio generacional de los usuarios potenciales y la no renovación e innovación en alguno de estos sectores que se encuentran en este momento en una situación complicada.144 La tasa de temporalidad es sensiblemente inferior a la media de la economía española. Este sector , por  razones de seguridad, manejo de dinero y títulos con valor, necesidad de una cualificación específica, conocimiento de juegos y procedimientos administrativos particulares, exige emplear personal estable para conseguir condiciones de confianza y fiabilidad. No obstante si analizamos el período de 2007-2011 podemos comprobar una bajada en ventas y empleo de forma progresiva. Más de la mitad del negocio que manejaba el sector ha bajado así como uno de cada tres empleos.145 El sector del bingo, es el más afectado por la pérdida de cuota de mercado, y sin que se tomen medidas  urgentes que frenen la caída constante de la actividad y eviten el cierre de salas y pérdida de muchos puestos de trabajo.146 Al tratarse de un mercado cuyo cliente corresponde a un perfil gerenacional de personas mayores de 40  años, y con un futuro incierto, y ante la aparición de nuevas ofertas de juego más atrayentes, no engan- cha a unas nuevas generaciones más proclives a segmentos de apuestas deportivas y juegos de azar a través de Internet, necesita una gestión profesionalizada, un cambio y adaptación a una nueva demanda, inversiones empresariales importantes que aumenten el atractivo del producto que mejoren los servicios y apostar por la formación y mejora de las condiciones de profesionalidad.147 Otro elemento a tener en cuenta es la implantación del bingo electrónico que va a repercutir de forma  negativa en el empleo ya que no necesitará de vendedores.148 Los casinos, tampoco escapan a la situación de crisis pero en menor medida, ya que se siguen abriendo  en distintas zonas, con una tendencia a localizarlos dentro de complejos de ocio más amplios, y además en los últimos tiempos hemos presenciado con preocupación las distintas propuestas sobre macropro- yectos de juego, que al calor de la crisis y vinculadas a operaciones urbanísticas -financieras, como si de un casting de película se tratara, pugnan por establecerse en nuestro país, la última de todas bien cono- cida por la controversia que está generando. La situación de España como segundo destino turístico, la mejora en las comunicaciones y sobre todo que las competencias en materia de juego están transferidas a las CCAA, que pueden decidir sobre el modelo de industria de juego que quieren, están dando paso a situaciones como la que estamos viviendo, que desde la búsqueda de inversiones importantes y la supuesta generación de empleo, estén dispuestas a modificar leyes y adaptarlas a las demandas de los inversores.149 Desde FECOHT-CCOO no nos oponemos a inversiones que generen empleo de calidad y con derechos,  siempre que cumplan las reglas establecidas en las leyes españolas.150 La puesta en marcha de la regulación del juego on-line, aprobada en la Ley de Juego, dará entrada a nue-  vos operadores ya que se trata de un negocio pujante. Sector con un gran recorrido de mercado debido entre otras a la generalización del uso de Internet, móvil, etc.24
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo151 En este sector es importante la lucha contra las actividades de juego ilegales, la protección al consumi-  dor, jugadores, menores y personas vulnerables, prevención de fraude y de blanqueo de capitales.152 Desde el punto de vista de política sectorial debemos de seguir apostando por la pervivencia del juego  público frente a su posible privatización, por las garantías de control, transparencia y publicidad que supone, al igual que por los importantes ingresos fiscales que conlleva153 Propuestas sindicales 154 • Creación de una mesa de diálogo social para el sector con presencia de los sindicatos más representativos.155 • Defender la mejora de las condiciones de profesionalidad, estabilidad, formación y carrera. 156 6. Elaborar estudios que nos permitan la discusión interna, dándole  una perspectiva sindical a las elaboraciones técnicas. Aprovechar sus conclusiones para afinar en las actuaciones, objetivos y medios para conseguirlos157 Los tiempos difíciles y complejos que nos ha tocado afrontar nos reflejan una realidad cada vez más  compleja y complicada de entender. Al mismo tiempo, cada día más contamos con estadísticas y estu- dios monográficos, que nos permitirían acercarnos a la compresión de esa realidad, pero que la mayoría de nuestro activo sindical no puede investigar por falta de tiempo y de conocimiento de fuentes estadís- ticas. Pero para poder abordar nuestra tarea de acción sindical es imprescindible contar con diagnós- ticos y aproximaciones analíticas completas que estén al mismo tiempo ligadas a las problemáticas y necesidades que nos asaltan, y que dispongan de elementos de juicio y de propuestas comprensibles, prácticas y operativas. Ello requiere una especialización y la necesidad de estudios detallados, que no puedan abordar las personas responsables de las áreas de intervención de la ejecutiva estatal, de las organizaciones territoriales y de las secciones sindicales.158 Por tanto ésta es la tarea fundamental de estudio del Gabinete de Estudios de FECOHT, centrado en di-  chas problemáticas y en los objetivos que nos proponemos desde el sindicato, siendo conscientes de los recursos humanos y económicos con los que se cuenta. Por otro lado, la metodología de trabajo debe fundarse en una perspectiva integral, que incluya tanto la evolución de las condiciones de trabajo, como los cambios sindicales, económicos, jurídicos y sociológicos. Esto conlleva la obligación de un trabajo en equipo del Gabinete y un contacto permanente y fluido con la estructura sindical.159 Objetivos que nos proponemos: 160 Para poder hacer frente a este cometido el gabinete realizará planes anuales de trabajo que articularán varias  dimensiones de trabajo, que serán ordenadas por una persona que coordinará el gabinete tanto en los traba- jos a realizar como en la división interna del trabajo. Estos planes tendrán como eje de actuación:161 • ealizar trabajo en profundidad, abordando problemáticas relevantes de carácter sectorial. R 25
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro162 • ealizar informes periódicos que permitan seguir la evolución global de la producción y el empleo R sectoriales.163 • ar respuestas inmediatas de asesoramiento a las peticiones de las direcciones estatales y territoriales D sobre temas de legislación sectorial, de negociación colectiva y de análisis económicos.164 • ealización de acciones internas de formación específica sobre dimensiones económicas, de igualdad, R laborales, sociológicas y jurídicas sobre el mundo del trabajo.165 Propuestas de actuación: 166 Una primera aproximación de identificación de las líneas de trabajo concretas sobre el período más  próximo serían:167 a) La nueva realidad de las empresas y la descentralización de la negociación colectiva exigirá un  acercamiento a la realidad interna de las empresas y a los grupos de empresa (análisis de memorias y balance, análisis de la organización del trabajo, etc.).168 b) Se realizará una asistencia específica para analizar la información de planes de igualdad, que, tratada  con las cautelas necesarias y tratamiento agregado, pueden revelar tendencias en distintos sectores a escala empresarial, lo cuál tendrá utilidades reveladoras para nuestra acción sindical.169 c) La realización de informes económico-laborales anuales descendiendo a la realidad de nuestros  sectores y subsectores.170 b) La investigación de discriminaciones que siguen explicita o implícitamente en la regulación normativa  convencional en nuestros sectores.171 f) En el caso de disponer de recursos, la actualización o realización de estudios en profundidad de sec- tores, en primer lugar los aún menos analizados.172 Instrumentos de Intervención:173 • Reunión mensual del Gabinete para hacer balance del trabajo realizado, distribuir trabajo pendiente y  discutir la orientación del trabajo.174 • Informar permanentemente a la estructura organizativa del trabajo realizado, las líneas de trabajo abiertas y las posibilidades de asesoramiento.175 • Publicar y difundir los estudios más relevantes, tanto en la estructura interna como en medios de  difusión sectoriales y generales.26
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo176 Un nuevo modelo de relaciones laborales  menos garantista177 1. Negociación colectiva 178 Si repasamos los textos de las ponencias de acción sindical en los últimos procesos congresuales vere-  mos que hay al menos dos denominadores comunes, con una tensión latente entre ambos. Por un lado una lógica acomodación de nuestras propuestas al marco contractual definido por la legislación, sin plantearnos superar un esquema que para nosotros mismos no era satisfactorio, pero que nos propor- cionaba seguridades en materia de negociación. Y por otro lado a partir de esa falta de satisfacción por el intento, más o menos desarrollado y admitido por el conjunto de la organización, de dibujar y consen- suar en nuestro interno otro marco negocial. En esta segunda línea podemos encuadrar ideas que van desde la unificación de convenios provinciales a la apuesta por convenios marco sectorial y convenios estatales. Tensión latente en definitiva entre conservar lo que teníamos (porque había costado mucho conseguirlo) o apostar por nuevos ámbitos, con la carga de incertidumbre que todo cambio conlleva.179 En la presente situación esa dicotomía ya no puede mantenerse. Las reformas laborales no han supuesto  solamente un cambio de las reglas del juego, es que han supuesto un cambio del juego mismo, al poner en cuestión la propia utilidad del diálogo social, marco de toda negociación colectiva. O aprendemos a actuar tomando en consideración el cambio producido o simplemente caeremos en una actuación estéril y testimonial en el mejor de las casos. Considerar la nueva realidad no significa aceptarla, ni siquiera aco- modarnos a ella, significa utilizar toda nuestra experiencia, inteligencia colectiva y recursos para superarla.180 La reforma laboral del 2012 supone menos poder contractual colectivo, más facilidad para el despido,  más poder discrecional para las empresas en todas las condiciones de trabajo, incluidas las salariales. Dos de los ejes centrales de la reforma laboral se centran en:181 La desregulación de la actual estructura de negociación colectiva, basándose en la negociación colec-  tiva en el convenio de empresa.182 Llegar a ser más competitivos a través de bajar los costes salariales. 183 En sectores como los nuestros tanto en la hostelería como en el comercio, donde la inmensa mayoría  de las empresas son pequeñas, donde es muy difícil llegar a todas ellas periódicamente por tanto dar- les un asesoramiento más personalizado y cercanos, será donde la aplicación de la reforma laboral se podrá acentuar más.184 Seguimos teniendo una negociación colectiva desarticulada y atomizada, basándose fundamentalmen-  te en los convenios estatales, provinciales y en menor medida hasta ahora en los convenios de empre- sa. De hecho hemos intentado evitar la proliferación de éstos últimos siempre que hemos podido, con poco éxito en tiempos recientes.185 Ante la posibilidad que plantea la reforma laboral de nuevos convenios de empresa, deberíamos de  explorar y no tener un rechazo frontal ante nuevos ámbitos de negociación, partiendo de la base de 27
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro que en ningún caso el resultado global de la negociación del convenio esté por debajo de los convenios provinciales.186 Después de analizar la situación actual debemos plantearnos hacia donde debemos ir en nuestra es-  trategia sindical, teniendo claro que las reformas laborales no van a sufrir grandes cambios ni con este gobierno ni con otro posible gobierno a medio plazo. Debemos estudiar y analizar a fondo cualquier posibilidad que nos ofrezca la nueva regulación de la negociación colectiva, y utilizarla para crear las condiciones apropiadas que nos permita atenuar los efectos de la reforma y en la medida de lo posible, reconstruir un marco negocial más favorable a nuestros intereses.187 Así, tenemos que marcar como objetivo principal racionalizar la negociación colectiva, haciendo cual-  quier esfuerzo a nuestro alcance para reducir el número de convenios colectivos antes que pierdan vigencia de la práctica desaparición de la ultraactividad, y reforzando los contenidos en aspectos de intervención sindical que nos permitan paliar algunos efectos de la reforma laboral, como puede ser la aparición de convenios de empresa.188 Tenemos que diseñar una nueva estructura de la negociación colectiva, que pueda dar respuesta a los  cambios que se otean en el horizonte cercano. Teniendo claro que en un plazo más corto que largo los convenios provinciales van a sufrir como mínimo un adelgazamiento en sus contenidos, tanto en la hostelería como en el comercio. Que desaparezcan o no dependerá también de nuestra inteligencia y capacidad para intervenir a partir de las nuevas reglas de negociación.189 Debemos de reflexionar desde la Federación Estatal que estructura de negociación colectiva necesita-  mos en el ámbito del país, tanto en el comercio como en la hostelería. Tenemos dos instrumentos fun- damentales que son el ALEH y el AMAC, por los que debemos apostar con todas sus consecuencias, dotándoles del máximo de contenido.190 Esta estructura sería la siguiente: 191 • La firma del Acuerdo Marco de Comercio, supuso el fin de un proceso largo y penoso, y el inicio de otro, más complicado, pero que debe ser la herramienta fundamental de cara a la racionalización de la negociación colectiva que pretendemos.192 •  enemos firmado la negociación y desarrollo de algunos contenidos a lo largo del año 2012, pero T deberíamos ir más allá, deberíamos de transformar el AMAC en un convenio estatal que fuera un paraguas para aquellos convenios que como consecuencia de la aplicación de la reforma laboral pudieran desaparecer a medio plazo.193 •  demás de los convenios colectivos sectoriales estatales de comercio ya existentes, debemos apos- A tar por la creación de dos convenios:194 Convenio de alimentación/supermercados, durante mucho tiempo hablábamos de la importancia de  crear un acuerdo marco en este subsector, pero una vez firmado el AMAC, no tiene sentido hacer un acuerdo marco. Dado que la mayoría de las grandes empresas de ámbito estatal de supermercados28
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo tienen convenio de empresa, sería conveniente homogenizar condiciones entre ellos para no favorecer una competencia desleal. Resulta evidente además que un convenio estatal de este ámbito, que es uno de los que agrupan a mayor número de trabajadores y trabajadoras, serviría de cobertura a los conve- nios provinciales amenazados de existencia (argumento que vale también también para las propuestas siguientes).195 Convenio de comercio textil de ámbito estatal. La otra apuesta capital a la que nos enfrentamos, a la  vista de los movimientos que realizan las grandes cadenas textiles para explorar y plantear en su caso convenios de empresa, que de llevarse a cabo (y sería difícil evitarlo) vaciarían por completo de conte- nido a los convenios provinciales del sector.196 Una vez fijada la estructura a nivel estatal, debemos de establecer la estructura en los diferentes ámbitos. 197 La secretaría federal de acción sindical analizará con las federaciones de nacionalidad o región y los  sindicatos provinciales, los plazos y condiciones para reducir el número de convenios colectivos secto- riales de comercio para ir avanzando hacia un único convenio de comercio por provincia o comunidad autónoma. Esta coordinación es ahora más necesaria que nunca, para evitar iniciativas que condicio- nen (por su condición de precedente) a otros territorios y a la propia Federación Estatal.198 En el sector de hostelería tenemos un ámbito de negociación plenamente probado, como es el ALEH,  pero que se encuentra en una situación delicada, por lo que nuestra apuesta debe ser por su conso- lidación y adaptación a las nuevas circunstancias, que pasa por convertir este acuerdo marco en un convenio sectorial estatal, para evitar o paliar la posible proliferación de convenios de empresa debido al nuevo marco de relaciones laborales.199 Dentro de la hostelería y fundamentalmente en el sector de alojamiento, deberíamos de plantearnos  nuestro espacio de intervención en las nuevas realidades que ya se están dando en actividades como la creación de empresas para ofrecer servicios para la limpieza de las habitaciones, empresas que tienen convenio propio y que podrían situarse fuera de la hostelería tradicional, se decir, fuera del ámbito del ALEH.200 En el sector del juego, debemos trabajar para poder establecer una estructura de negociación colectiva  que contemple la creación de un acuerdo marco para el sector de casinos que proporcione cobertura a los convenios de empresa de ámbitos comunes como la clasificación profesional, estructura salarial y reparto de propinas, régimen disciplinario y otros. Deberíamos apostar por convenios colectivos de Comunidad Autónoma o cadena empresarial.201 El convenio estatal de bingos debido a la situación tan critica del sector en general y muy pronunciada  por la actual crisis económica pasa por muy malos momentos, traducido en pérdidas de derechos tanto sociales como salariales en las últimas negociaciones, deberíamos hacer un planteamiento global tanto del convenio estatal como de los convenios provinciales y autonómicos.202 La puesta en marcha de la regulación del juego on-line, aprobada en la Ley de Juego, dará entrada a  nuevos operadores ya que se trata de un negocio pujante y con un gran recorrido de mercado debido entre otras a la generalización del uso de Internet y dispositivos de comunicación móviles. 29
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro203 Las casas de apuestas tendrán en un futuro próximo un crecimiento espectacular y tendremos que  prestarles especial atención, ya que deberemos iniciar conversaciones para su ubicación en la nego- ciación colectiva.204 Desde le punto de vista de política sectorial debemos de seguir apostando por la pervivencia del juego  público frente a su posible privatización, por las garantías de control, transparencia y publicidad que supone, al igual que por los importantes ingresos fiscales que conlleva.205 En lo referente a los contenidos, deberán marcarse cada año, no obstante los ejes estratégicos son: 206 • Recuperar, mantener o aumentar o el poder adquisitivo de los salarios según el caso. Introducir como salarios complementarios, incentivos a la producción, objetivos y controlables por la representación legal de los trabajadores.207 •  mpleo estable, causalizar la contratación temporal, fijar porcentajes mínimo de plantilla estable. E208 •  erteza en la distribución de la jornada. C209 •  l descanso semanal de dos días. E210 •  umentar los derechos sindicales, fundamentalmente en la posibilidad de nombrar delegados y dele- A gadas sindicales en empresas de más de 50 personas de plantilla, aumento de horas y la posibilidad de acumulación de éstas, posibilidad de agrupación de centros de trabajo para realizar elecciones sindicales de delegados y delegadas de personal.211 •  stablecer mecanismos de correspondencia y adaptación entre la clasificación profesional y las cer- E tificaciones profesionales incluidas en el catálogo nacional de cualificaciones.212 •  restar especial atención a las funciones y miembros que nombramos para la comisión mixta, tenemos P que recoger claramente todas sus funciones y competencias, y debemos de incluir la intervención de la comisión mixta en los procesos que se puedan dar en empresas donde no exista representación legal de los trabajadores.213 Tenemos que destacar la importancia que la Ley de Igualdad ha tenido y tiene en las relaciones labo-  rales provocando que la igualdad entre mujeres y hombres en la negociación colectiva en pocos años, haya pasado de ser un tema prácticamente desconocido en los convenios en la mayoría de los casos, a ser el objeto central de ésta, dado que gran parte de los convenios están pasando por situaciones muy críticas en cuanto a conseguir nuevos derechos y/o no retroceder en los obtenidos con anterioridad.214 Se podría decir con seguridad que lo más positivo y lo que más se ha desarrollado son las mejoras que  a través de los Planes de Igualdad se han ido consiguiendo. Con los Planes se introduce una forma30
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo diferente de empezar las negociaciones, saliendo de la negociación clásica y sin apenas perspectiva de género.215 Tristemente con la crisis económica se está ralentizado el desarrollo de los Planes y la situación de los  que se están negociando está cambiando con el paso del tiempo pasando a una merma empresarial en las acciones a negociar.216 Para poder dar un impulso a la negociación de los planes de igualdad será necesario resaltar la im-  portancia que tiene que se negocien planes de igualdad en los convenios colectivos y que se vinculen entre ellos.217 Por tanto la articulación y complementariedad entre el Plan de Igualdad y la Negociación Colectiva es  básica para el cumplimiento del objetivo de conseguir la igualdad de trato y oportunidades de mujeres y hombres en el ámbito de la empresa, lo que conlleva la eliminación de toda discriminación por razón de sexo, ya sea directa o indirecta.218 •  ebemos vincular la comisión de seguimiento y la paritaria del convenio colectivo con el objetivo de D alcanzar una mejor articulación en el proceso de negociación.219 •  oordinar los contenidos generales del convenio colectivo y las medidas específicas en materia de C igualdad del plan si el convenio es de empresa y si no adaptar medidas concretas.220 • I tentar la composición paritaria de mujeres y hombres de las comisiones de negociación del convenio n colectivo y planes de igualdad.221 2. La salud laboral 222 Las repercusiones de la situación económica en las condiciones de trabajo, y entre ellas de manera  destacada las relativas a la salud laboral, nos obligan a recordar la importancia de este concepto, que en definitiva no es más que la adaptación del trabajo al ser humano, y el ser humano a su tarea. Y la importancia de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, como herramienta básica para su defensa, desde una óptica preventiva del daño y no meramente reactiva, que actúa sobre las consecuencias dañosas una vez producidas.223 El trabajo es un integrador social, quizá el más importante en el sistema social en el que estamos  inmersos. Toda insatisfacción en el trabajo, sin duda, va a tener su repercusión en el conjunto de las condiciones que favorecen la construcción de la salud. Es por esto que decimos, que la salud es una dinámica que pone en práctica no solamente defensas (lucha contra las agresiones patógenas), sino que pasa también por una dimensión positiva (satisfacción, estima de uno mismo, integración social, etc.) Tanto es así que no nos queda otro remedio que admitir, que entre toda persona y su medio am- biente de trabajo material o psicológico hay una interacción reciproca permanente: el medio ambiente de trabajo influye positiva o negativamente en la salud de las personas. 31
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro224 2.1. La salud laboral en el ámbito de FECOHT-CCOO 225 Aunque los sectores del comercio, la hostelería y el juego no son considerados habitualmente de alta  siniestralidad, lo que unido al predomino de la pequeña y mediana empresa, son factores que influyen en un cierto relajamiento en el cumplimiento de la normativa vigente en materia de riesgos laborales, ya que se enfoca desde el campo empresarial desde un punto de vista más bien burocrático, enfoque que no se ve corregido por la prioridad que este asunto tiene atribuida en la mayoría de los convenios colectivos que negociamos. Pese a nuestros esfuerzos hemos de reconocer que son todavía pocos los convenios colectivos que negociamos en que las medidas preventivas ocupan un papel relevante en materia de salud laboral, limitándonos en la mayoría de los casos a transcribir literalmente lo regulado por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.226 Es necesario por tanto seguir insistiendo en superar este enfoque y la concepción de que la salud labo-  ral no es algo prioritario debido a la supuesta baja siniestralidad o existencia de riegos en nuestros sec- tores, acabando con la invisibilidad del riesgo y vinculando nuestras negociaciones a la organización del trabajo que por sistema no podemos dejar de disputar como una supuesta exclusiva empresarial.227 Las reformas y recortes implantados por los dos últimos gobiernos tienen una incidencia directa en la  salud laboral y en la prevención de riegos. Baste citar las medidas que inciden en la incapacidad tem- poral y en la mejora de su régimen a través de la negociación colectiva, o la cesión del control de la IT a las mutuas, todo ello en el marco de un mercado de trabajo cada vez más precario, en el que el miedo a la pérdida del puesto de trabajo ante las nuevas regulaciones del absentismo supone muchas veces que se acuda al puesto de trabajo sin estar recuperado de una enfermedad, o directamente a no tomar la baja, con las consecuencias que de ello se derivan. En definitiva una cada vez mayor discreciona- lidad del empresario a la hora de tomar decisiones, la precariedad creciente y el temor a un despido cada vez más fácil, suponen que las enfermedades relacionadas con los riesgos psicosociales afectan cada vez a más trabajadores y trabajadoras.228 A ello hay que sumar el anticuado y desfasado cuadro de enfermedades profesionales, con todas las  dificultades que conlleva a la hora de reconocer los daños que producen las distintas patologías, lo que suponen que cuando aparecen muchas veces lo hacen de forma invisible y crónica, factor que dificulta relacionar a las mismas con enfermedades de origen laboral.229 Conscientes como somos de estos problemas y de la necesidad de evitar como norma general, o limitar  en el peor de los casos, los riesgos que se afrontan en nuestros sectores hay una serie de líneas de actuación prioritarias que debemos tener en cuenta:230 El efectivo nombramiento de los delegados y delegadas de prevención previstos en la LPRL, como vía  de intervención en la empresa.231 Estar especialmente alertas frente a los intentos de despidos que se pudieran producir derivados del  “absentismo justificado”, para minimizar los mismos y evitar las presiones consecuencia de la aplica- ción de esta norma en materia de salud laboral y prevención de riesgos.32
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo232 Nuestras comisiones negociadoras en los convenios tienen que marcarse como una de las prioridades,  la reivindicación de la codecisión respecto a la elección de la mutua y el servicio de prevención, así como de la dotación de los recursos económicos y humanos del mismo. Se impondrá la necesidad de informe vinculante de la representación social en las empresas en el caso de optarse por el control del absentismo por terceros.233 La mayor incidencia de los riegos psicosociales derivada del nuevo marco laboral y del mercado de  trabajo que configura hace que tengamos que prestar mayor atención a los protocolos negociados con las empresas en materia de acoso moral, extendiendo su número, y evitando en cualquier caso que se conviertan en meras manifestaciones de intenciones que suponen publicidad exterior para el empre- sario. Nuestro objetivo es la participación en las comisiones de instrucción de los expedientes que se pudieran abrir por concurrir algún caso; participación que debe ser al mismo nivel y con el mismo valor decisorio que el de la parte empresarial.234 La prevalencia numérica de la mujer en nuestros sectores, y en la propia afiliación de la Federación, y  sus problemas específicos nos obligan a considerarla como un colectivo especialmente sensible, es- pecialmente en los problemas ligados a la fertilidad, embarazo y lactancia, en definitiva de protección de la maternidad. Y más allá de ello a considerar en cualquier circunstancia el enfoque de la prevención de riegos y salud laboral desde la perspectiva de género.235 3. La diversidad e igualdad en nuestros sectores 236 Desde FECOHT-CCOO seguimos apostando por potenciar nuestro trabajo sindical entre aquellos co-  lectivos que son más vulnerables en el mundo del trabajo, nos referimos especialmente a las mujeres, las personas inmigrantes y los jóvenes.237 3.1. Inmigración 238 Si bien la situación en nuestro país ha cambiado a causa de la crisis y podemos considerar que la época  de crecimiento de la inmigración ha terminado. Hay que tener en cuenta que ha tocado de forma brutal a este colectivo por ocupar el puesto de trabajo donde la incidencia de la misma ha sido más fuerte, por disponer de menos medios en la trama social.239 Son muchos los elementos que en las políticas que se han hecho favorecen la exclusión, el concepto  territorial del derecho al trabajo, de la sanidad y la educación por citar algunas, y que están alentadas por el oportunismo, utilizando el miedo a la competencia por la escasez de empleos y tópicos del riesgo de la propia supervivencia de nuestro mercado laboral y nuestro sistema de protección social.240 Hablar de diversidad dentro de nuestro sindicato es reflejar una realidad a la que no podemos dar la  espalda. La convivencia entre distintos pueblos o culturas, étnicas y religiosas, ha sido un fenómeno habitual y los centros de trabajo son ahora mismo un vivo reflejo de ello. La diversidad es un hecho que hay que reconocer y respetar y es también una riqueza para nuestra sociedad y para nuestra organiza- ción pues nos hace más plurales.. 33
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro241 Nos encontramos con mujeres y hombres de diferentes edades, procedencias, orientación sexual,  tradiciones, con su talento y virtudes con niveles de formación diferentes y con proyectos vitales (per- manecer en nuestro país, regresar tras cierto tiempo etc.) que tampoco son idénticos pero todos ellos con una característica común igual a la nuestra, acceder a una vida más digna a través de su trabajo.242 La diversidad es una característica de nuestra realidad, que nos exige un respeto a la misma para que  sea un factor que garantice la convivencia. Por tanto comporta un desafío sindical de primer orden gestionar una integración respetuosa e incluyente.243 Sin embargo reconocer ese derecho a la diversidad y gestionarla adecuadamente no significa reconocer  una política que se manifieste en la constitución de ghettos geográficos o culturales. Por el contrario, significa sencillamente reconocer a las personas inmigrantes como sujetos de ciudadanía, con todos sus derechos pero también con todas sus obligaciones.244 Es evidente que los flujos migratorios han generado una diferenciación vinculada al origen; ahora bien,  tengamos presente que la diversidad no es sólo algo que importan quienes llegan a nuestro país como inmigrantes, la propia sociedad española en la que se produce su inserción ha sido y es plural y diversa, y por tanto debe de reflejarse no sólo en nuestra negociación colectiva sino que tenemos que avanzar en la consecución de acuerdos y planes para gestionar la diversidad en las empresas.245 Entre estas otras dimensiones de la diversidad que tenemos que tener en cuenta se encuentran algu-  nas ya en primer plano de CCOO desde hace tiempo como el colectivo inmigrante. Otras dimensiones como la orientación sexual están todavía poco abordadas y tenidas en cuenta en el seno del sindicato y que muchas veces se obvia pensando que pertenece al ámbito personal, porque realmente no existe, distinción entre la esfera pública y la privada, entre lo social y lo laboral. La edad es también un tema relevante en nuestro país teniendo en cuenta el significativo envejecimiento de nuestra población. Las discapacidades no sólo físicas sino también las cognitivas, también afectan a personas de diferente condición y origen por lo que también tendrán que ser tenidas en cuenta.246 En función de lo anterior debemos: 247 • Proponer y negociar en el seno de las empresas planes de gestión de la diversidad basados en nuestra  política en esta materia.248 • ntensificar la normalización del colectivo inmigrante, mediante actuaciones y campañas específicas,  I para prevenir situaciones de conflicto y actitudes xenófobas, racistas, homófonas y lésbicas.249 • Transmitir nuestra cultura sindical que no es la de sus países de origen. 250 3.2. Juventud 251 La situación laboral de los jóvenes dentro de nuestros sectores ha cambiado profundamente en estos  últimos años. Las altas tasas de temporalidad que existían en los años de bonanza han disminuido34
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo notablemente, eran muchos los jóvenes que ocupaban estos contratos, y que fueron los primeros ex- pulsados del mercado laboral a principio de la crisis. Si bien, esta contratación se sigue manteniendo y es ocupada en mayoría por este colectivo.252 A este fenómeno tenemos que sumar que en muchos casos los trabajadores y trabajadoras jóvenes han  obtenido una alta cualificación académica, pero sin embargo desempeñan funciones de baja respon- sabilidad. Parece indudablemente que a largo plazo creará un sentimiento de frustración en este co- lectivo. Si bien antes se percibían nuestros sectores como un puente a otro trabajo, ahora se perciben como un fenómeno cada vez más claro de quedarse en ellos. Pero indudablemente, ante una situación de recuperación económica se verá como muchos de éstos, abandonarán nuestros sectores. Es por ello, que cada vez exportamos mayor número de trabajadores y trabajadoras jóvenes a otros países, donde se les ofrece un trabajo que reconoce su cualificación.253 Uno de nuestros objetivos debe ser asegurar la igualdad laboral a través de la acción sindical en las  empresas, y la negociación colectiva.254 Para ello: 255 • Propugnar una regulación adecuada de las prácticas formativas donde no exista norma o es insufi-  ciente, con participación sindical y asesoramiento jurídico, desarrollando planes de actuación en las empresas para revertir el uso de prácticas no laborales con personas ya tituladas.256 • Promover la buena utilización de los contratos de formación y de prácticas, su transformación poste-  rior en contratos indefinidos.257 • Trabajaremos para que los jóvenes titulados en las empresas tengan un contrato y no una beca, y para  que los estudiantes en prácticas tengan la formación adecuada.258 • Adaptar las jornadas de trabajo a través de la negociación colectiva para compatibilizar con los estu-  dios. Desarrollo de los PIF en los convenios colectivos.259 • La brecha salarial se ha incrementado, penalizando sobretodo a los jóvenes, es por ello que debemos  eliminar en los convenios colectivos toda referencia discriminatoria por razón de edad, eliminando las dobles escalas salariales o fórmulas equivalentes que produzcan discriminaciones retribuidas.260 • Avanzar en la planificación de la acción inspectora en los temas más relevantes de las relaciones  laborales (uso fraudulento de contratos para la formación, encadenamiento de contrato eventuales, prácticas no laborales…).261 • Planificar, organizar y desarrollar el acceso a centros de formación y escuelas profesionales de nuestro  sector, con el fin de que tengan información y conocimiento básicos sobre el mercado laboral al que van a acceder. 35
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro262 Por una organización más ligera pero más ágil 263 La crisis económica, social y política, por la que estamos atravesando, hace la intervención del sindicato  más necesaria que nunca, en la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, unido al papel que debe jugar FECOHT, en el diálogo social sectorial.264 Esta situación fuerza a la organización en una estrategia, con nuevas iniciativas que nos permita un  reforzamiento de nuestra intervención, en la empresa.265 La campaña de acoso y deslegitimación del sindicalismo, que pretende obtener entre otros objetivos  la individualización de las relaciones laborales, hacen necesario ampliar e intensificar la presencia y el trabajo sindical que refuerce la necesidad de la afiliación como una herramienta útil para la defensa de las condiciones laborales.266 Visualización del sindicato y de los valores que defendemos, de las conquistas sociales obtenidas,  nuestro esfuerzo en la negociación colectiva, debe ser nuestra carta de presentación para la afiliación que debe estar planificada y participada en cada empresa y sectorialmente con objetivos medibles y evaluables que nos permitan comprobar la efectividad de nuestros esfuerzos o determinar las razones por las que no las alcanzamos.267 Establecer criterios diferenciales para fidelizar la afiliación, promocionar la oferta de nuestros servicios  o los servicios concertados, ampliando las fórmulas para hacer más efectivo nuestros medios de co- municación, intentando llegar con la información una vez que la misma tiene presencia en el sindicato.268 Mejorar la participación de los afiliados y afiliadas en el sindicato, estableciendo fórmulas que posibiliten  la opinión y el debate ante la afiliación con el objetivo de redoblar la actividad y el compromiso con las secciones sindicales en la empresa y las mismas con el sindicato, que haga posible la participación en las propuestas y la defensa de lo aprobado, en los centros de trabajo. Esta participación nos permitirá mejorar el conocimiento de nuestra afiliación y conocer donde es necesario reforzar en la defensa de nuestra actividad y las causas que motivan nuestras acciones de movilización o acuerdo, planteando la necesidad de realizar una defensa global de las decisiones, que ya han sido analizadas debatidas y aprobadas.269 El nuevo escenario debe permitirnos ampliar en participación, avanzar en el conocimiento de la activi-  dad sindical, que se realiza en la empresa, trasladar lo que hacemos, el grado de aceptación de la ges- tión del sindicato, el grado de compromiso con la organización, el incremento afiliativo que se produce en cada centro de trabajo y las bajas si las hubiera y sus posibles causas, al objeto de actuar con los protocolos establecidos en cada caso, con su seguimiento sindical.36
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo270 1. Mayor participación de los afiliados y afiliadas utilizando  las nuevas tecnologías, redes sociales, etc. Avanzar en el conocimiento de los afiliados y afiliadas que tenemos en cada empresa. Seguimiento de la afiliación que causa baja. Rescatar los estímulos a la afiliación271 La organización que ante la situación actual y a futuro se nos presenta hace necesario pensar en op-  timizar los recursos de forma eficaz y eficiente, una de sus expresiones debe ser la participación de nuestra afiliación de forma activa.272 Debemos partir de entender la afiliación en el más amplio sentido, pero teniendo en cuenta que ésta  se dará en proporción al conocimiento e implicación que seamos capaces de transmitir, motivando y sobre todo informando de forma clara de nuestra actividad, nuestros logros, nuestros problemas y necesidades.273 Este objetivo de mayor participación tiene que pivotar sobre una mejor utilización de las nuevas tec-  nologías, para informar de forma inmediata a la afiliación de todos aquellos asuntos de interés y para recabar su apoyo y opinión, por lo que en combinación con un plan de comunicación debemos esta- blecer protocolos de actuación que permitan ordenar el flujo de información, y sobre todo determinar quien, cuando y que se envía.274 Tenemos la necesidad de hacer partícipes a nuestra afiliación de lo que hacemos, pero también debe-  mos y nos interesa conocer su opinión y valoración, desde FECOHT se deben trasladar las líneas ge- nerales de actuación e información de interés que se genera en las distintas organizaciones de nuestra federación, desde las estructuras autonómicas todo aquello de su ámbito específico que hacemos y así en cascada hasta llegar a las secciones sindicales que deben tener un papel fundamental en esta tarea, al ser en muchos casos la estructura más cercana al afiliado y la afiliada y donde se generan los asuntos de mayor interés.275 Contar con los medios necesarios y las nuevas tecnologías, sacarles rendimiento y sobre todo tener las  direcciones de correo electrónico de nuestra afiliación debe ser prioritario, reforzar el uso de la página Web y otros medios informáticos es básico.276 Así mismo, debemos utilizar los medios informáticos para mantener una comunicación constante con  nuestra representación sindical y unitaria, puesto que ahí tenemos una vía rápida de comunicación.277 De igual manera tenemos que saber utilizar la oportunidad que nos brindan las redes sociales para dar  a conocer nuestra organización, nuestras opiniones, nuestras propuestas y tratar de conseguir por ésta vía una mayor implicación y en definitiva una mayor participación de trabajadores y trabajadoras de nuestros sectores en CCOO.278 Este objetivo de participación e implicación necesita de un esfuerzo de conocimiento y datos actuali-  zados de nuestra afiliación, un correcto encuadramiento afiliativo y en definitiva conocer la situación, el convenio de aplicación y la empresa, al menos, de todas las personas afiliadas, de no ser así, será difícil trasladar la información necesaria, pero es también importante inculcar a los afiliados y afiliadas 37
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro la necesidad de comunicar los cambios de empresa etc. que se produzcan y la actualización de datos, en esto las secciones sindicales también deben jugar un papel importante.279 En estos momentos de caída de la afiliación, se hace más necesario un seguimiento de las bajas que se  produzcan. El paro, y las dificultades económicas son las principales razones en las bajas que estamos teniendo, por ello es necesario reforzar el trabajo de llamada e intento de recuperación de las mismas, en cada organización se debe establecer un sistema de llamadas para comprobar el motivo, y tratar de dar soluciones antes de proceder a la baja definitiva, ante problemas económicos como motivo de baja y ante la puesta en marcha de la exención de cuotas para afiliados y afiliadas de más de cinco años de antigüedad con un resultado escaso, sería necesario analizar la posibilidad de reducir ésta exigencia a dos años, tratando así de mantener la afiliación y que se vea un apoyo a su situación por parte del sindicato. Igualmente y con la justificación que se pide para estos casos, se debería estudiar un sistema de cuotas que se ajuste más al salario, cuestión que en nuestros sectores sería beneficioso para afiliar y mantener la afiliación en momentos como el actual.280 El importe de la cuota es un elemento fundamental en muchos casos, los bajos salarios y el trabajo a  tiempo parcial y fijo discontinuo deberían tener un tratamiento especial, requiriendo justificación perió- dica de la situación e ingresos y ante la falta de la misma pasando a la cuota normalizada, en muchos casos la realidad nos dice que a quien se le pone la cuota especial o reducida se mantiene con ella hasta que comunica los cambios, cuestión que en la mayoría de los casos no se produce.281 Debemos estimular la afiliación, dando mucho más valor a la misma en las actuaciones del sindicato. Priorizar la  información, la participación y la atención al afiliado son claves, reforzar la idea de utilidad del sindicato no sólo en los períodos de actividad, si no también en los de desempleo reforzando para ello el apoyo a la búsqueda de empleo, con servicios ágiles y efectivos. Así mismo, se debe incidir en el sentido organizativo y militante que implica la afiliación, y su necesidad para tener mayor independencia y recursos por parte del sindicato.282 Los servicios que se prestan sobre todo los de asesoría y jurídicos, son una fuente muy importante de  afiliación, debemos potenciarlos al máximo y tenemos que dotar de discurso afiliativo a nuestros repre- sentantes siendo la empresa el núcleo fundamental para afiliar y para que la afiliación sea duradera. Las secciones sindicales deben priorizar la afiliación en su trabajo.283 La mejora de nuestra actuación en aspectos como la información, formación, participación y servicio a  la afiliación, serán un estimulo para aquellos trabajadores y trabajadoras que buscan en el sindicato un apoyo laboral, al margen de un compromiso de clase e ideológico.284 2. La extensión y el crecimiento afiliativo 285 En el anterior Congreso nos propusimos crear una red de responsables de afiliación para poner en  marcha las distintas herramientas de trabajo que se nos ofrecían para realizar planes concretos de actuación que permitiesen no sólo el incremento de la afiliación, sino potenciar la atención directa a nuestros afiliados y afiliadas y las buenas prácticas en la afiliación.286 A día de hoy, los difíciles momentos que hemos atravesado han imposibilitado la creación de la red de  responsables en buena parte de las organizaciones regionales, dificultando el desarrollo de los trabajos de afiliación específicos.38
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo287 No obstante, algo hemos avanzado en cuanto a la gestión de impagados a través de las llamadas de  las UAT´s, donde además de realizar dicha gestión con muy buenos resultados, se han ido recogiendo los distintos motivos por los que se produce el impago, información que nos debe servir como base de nuestras propuestas de actuación.288 Llegamos a este Congreso con 107.379 afiliados, de los cuales son 61.790 (57,54%) mujeres y 45.589  (42,46%) hombres, no son unas cifras muy positivas, esto nos debe llevar a plantearnos de una manera decidida la urgente necesidad de poner freno a esta tendencia para lo cual es imprescindible crear la red de responsables de afiliación.289 Objetivos que nos proponemos: 290 El incremento de la afiliación debe ser el objetivo estratégico para toda nuestra organización, y para  poder llevar a cabo este trabajo es fundamental realizar un esfuerzo de clarificación y asignación de recursos con medios suficientes para poder desarrollar el trabajo. Por ello consideramos como primer e imprescindible paso nombrar responsables concretos para llevar a cabo esta labor, dotándoles de herramientas y recursos que se resumen en lo siguiente:291 Disponibilidad para desarrollar su función, dotándoles de los instrumentos y conocimientos necesarios  para manejar las herramientas informáticas sin cuyo manejo no se podrán desarrollar las diferentes iniciativas sobre las que gira el trabajo de afiliación.292 Trabajar por objetivos concretos: donde queremos afiliar, como vamos ha hacerlo, en que momentos,  comenzando por unos meses de formación de los responsables (fase que no debe ir más allá de los seis primeros meses tras el congreso), para pasar a una segunda fase en la que se realizarán los si- guientes trabajos como prioridad:293 1. Desarrollar la llamada de puesta a disposición debe ser un objetivo primordial teniendo en cuenta  que es en los primeros momentos de afiliación es cuando más bajas se producen. Es en estas llamadas dónde el sindicato toma contacto con sus afiliados y afiliadas, no sólo trasmitiéndoles su cercanía sino además su utilidad. A su vez esta llamada debe ser aprovechada para revisar los datos que constan en las fichas de afiliación para subsanar los vacíos o errores que se hayan podido producir. Esta buena práctica nos permitirá mantener al día nuestra base de datos.294 2. Organizar el desarrollo de la red sindical para contactar con aquellas personas que las UAT´s no han  podido contactar por falta de datos, ya que sin estos contactos se producirá en el futuro una baja, con los costes añadidos que supone por la repetición de las emisiones del recibo.295 3. Desarrollar el trabajo de afiliar a delegados y delegadas que forman parte de nuestras candidaturas,  ya que aun siendo conscientes de la importancia de su presencia en las empresas no debemos olvidar que un objetivo a cumplir debería ser la autosuficiencia a través de nuestras cuotas.296 4. Realizar un seguimiento mensual de las altas y bajas, traslados de rama y cambios de cuota.  39
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro297 5. Dotar a las secciones sindicales estatales de herramientas para que puedan conocer la afiliación de  sus centros de trabajo y proceder a la depuración de los datos a través de su comunicación a la Secre- taría de Afiliación, así como fijar objetivos concretos de afiliación.298 3. Necesidad de centrarnos mucho más en las empresas, en las zonas  de alta concentración de trabajadores y trabajadoras: destinos turísticos, zonas de ocio, calles y centros comerciales, etc.299 Estamos obligados a optimizar nuestros recursos humanos y económicos y para ello es básico que  prioricemos las tareas sindicales a realizar y en qué medida las desarrollamos, para ello es necesario que nos dotemos de una escala de valor, variable en función de las posibilidades en cada organismo, para determinar las tareas a realizar y en que orden de prioridad.300 Esencial será la planificación tras el oportuno debate de la realización de planes de trabajo ajustados  a la realidad, medibles y evaluables en el tiempo (6 meses, 1 año, etc.) dependiendo su duración del propio plan de trabajo, de sus objetivos y de los recursos disponibles para llevar a cabo las tareas en- comendadas para una estructura sindical concreta.301 La propia Reforma Laboral que sitúa la negociación colectiva y una parte sustancial del conflicto social  en los centros de trabajo y la optimización de nuestros recursos humanos y económicos nos sitúa en la necesidad objetiva de replantearnos nuevas formas organizativas y ahondar en otras ya utilizadas pero de manera dispar y sin verdadera continuidad.302 Hay que fortalecer el sindicato especialmente allí donde hay masa crítica suficiente: destinos turísticos  potentes, zonas de ocio, ejes comerciales en los centros de las principales poblaciones y centros co- merciales. Sin olvidarnos de las empresas policéntricas con centros de trabajo desparramados por el territorio (supermercados, colectividades, cadenas de ropa, de droguerías y perfumerías, de comidas rápidas, de electrodomésticos, etc.).303 Es necesario que elaboremos un proyecto con la colaboración de las secciones sindicales y los sindica-  tos de la FECOHT comarcales, provinciales, insulares o autonómicos según el caso, donde la figura del sindicalista sectorial de referencia visite los centros de trabajo de una unidad territorial de proximidad (centro comercial, población o comarca) ya que hará más factible una atención más asidua y persona- lizada a los trabajadores y trabajadoras de estos centros de trabajo. Esta frecuencia y proximidad tiene que ir enfocada a la atención sindical integral que nos permitirá conocer las necesidades, los problemas para incidir con más sentido a su posible solución, siempre coordinados con las secciones sindicales, el sindicato constituido y, en su caso, la Dirección Federativa de la fecoht en el territorio.304 En la evaluación del trabajo realizado se presentará una relación con los resultados de las visitas con  especial seguimiento al trabajo en elecciones sindicales y a la consecución o no del crecimiento afilia- tivo previsto en el propio plan de trabajo acordado en su momento.40
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo305 4. Aumentar la influencia del sindicato en las grandes empresas.  Afianzar y extender las secciones sindicales como célula del sindicato en el tejido empresarial306 Para aumentar la influencia en las grandes empresas y extender las secciones sindicales como células  del sindicato en el tejido empresarial tenemos que intentar ser más visibles, cercanos y útiles a los trabajadores y trabajadoras para conseguir un crecimiento afiliativo más acorde con nuestra represen- tación sindical en los centros de trabajo y nuestra proyección en la sociedad.307 Ningún organismo del sindicato, ni por supuesto las secciones sindicales, pueden actuar coma pasa  más de una vez como compartimentos estancos, como verdaderos islotes ensimismados y autárquicos con mayor o menor peso afiliativo pero casi siempre, por la especial incidencia en nuestra organización por su elevado número de las secciones sindicales de empresas policéntricas, insuficiente para su autonomía financiera.308 Tenemos que adquirir el compromiso individual y colectivo de poner en valor la colaboración entre  estructuras y secciones sindicales. No puede haber terreno acotado a unos u otros colectivos, ha de ser necesario, si queremos afianzarnos y crecer en las grandes empresas, que las secciones sindicales colaboren entre si y en el conjunto del sindicato. El conocimiento mutuo, la colaboración franca, la inte- rrelacion y la comunicación ágil, fluida y sin cortapisas han de ser seña de identidad de las comisiones obreras que queremos continuar construyendo dia a dia.309 De esta manera crearemos los fundamentos del sindicalismo que necesitamos y que necesitan los tra-  bajadores y trabajadoras para una época que ya se ha instalado entre nosotros, un nuevo tramo de la historia que nos aboca a una mayor adecuación a la realidad en los centros de trabajo tras el aumento de los problemas derivados de las políticas impuestas por los mercados, donde el conflicto social está abierto de par en par siendo uno de sus exponentes la negociación colectiva tanto la sectorial como la de empresa y de facto dando a la movilización una importancia y relevancia que parecía no hace demasiado tiempo menor.310 Las asimetrías organizativas son una realidad en el conjunto del sindicato que hay que corregir más  pronto que tarde, con pasos que si en un primer momento no serán muy largos es imprecindible que sean firmes y sin retroceso. La centralización de una parte de los recursos disponibles tienen que mi- grar con una planificación ordenada, adecuada y debatida hacia las periferias sindicales ya sean lejanas o cercanas, pues tenemos que poner una parte importante de nuestros recursos allí donde se necesitan más, allí donde den más rendimiento sindical y así consolidar y acrecentar nuestra influencia en los centros de trabajo y en el conjunto de la sociedad.311 El número de personas asalariadas en el 3º trimestre de 2011, en todos los subsectores de FECOHT,  se acercaba a 3’5 millones. Hay un sentimiento generalizado en nuestros cuadros, de que la mayoría de estas personas están agrupadas en empresas pequeñas y microempresas. Esta realidad que es cierta para la mayoría de ellas, no es homogénea, ya que la gran empresa tiene una fuerte presencia en nuestros sectores y con tendencia a crecer. El 25% del total del empleo asalariado está (en datos de 2009) en empresas de más de 250 personas. Esta media, sin embargo, sube en el sector del co- mercio minorista al 40%. Por otra parte, en esa misma fecha, existían en el conjunto de los sectores de FECOHT, 318 empresas de más de 500 personas asalariadas. Nuestra apuesta por un sindicalismo 41
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro de proximidad, por la estructuración de organizaciones sindicales de base como soporte de la acción sindical en la empresa y con proyección sociopolítica hacia la sociedad en defensa del estado de bien- estar y de derechos sociales y laborales no es posible si no conseguimos articular nuestra influencia en las empresas organizándolas en Secciones Sindicales.312 Según los datos recogidos por nuestro Gabinete de Estudios, las Secciones Sindicales Estatales que  en la actualidad cuentan con estructura orgánica están en torno a veinte. De ellas, sólo siete (Alcampo, Carrefour, DIA, ECI, MAKRO, CHAMPION y Paradores) tienen más de 500 personas afiliadas, ninguna llega a 2.000, y la mayoría tienen menos de 300 personas afiliadas. Sin embargo, hay empresas de ámbito estatal, con más de 1.000 personas afiliadas o más, y con un porcentaje de representación muy alto en los comités de empresa, que no tienen aún constituidas Sección Sindical Estatal.313 En las grandes empresas de nuestros sectores, se dan cada vez con más fuerza, el fenómeno de las  franquicias, fundamentalmente en el sector de la restauración moderna y las cadenas hoteleras. Es crucial que las secciones sindicales que se constituyan, en caso de que no pudieran extenderse al con- junto de centros franquiciados, al menos coordinen su actividad sindical entre las distintas represen- taciones. Igualmente, operan empresas subsidiarias, por ejemplo la reposición, la limpieza en grandes centros comerciales, donde legalmente no se puede extender la sección sindical, pero será tarea de esta, establecer la relación y la coordinación con las personas que trabajan en estas empresas subsi- diarias, que suelen tener peores condiciones de trabajo y suelen carecer de representación. Igualmen- te, en grandes complejos de servicios, donde se combina restauración, hoteles, centros comerciales, salones de juego, etc, habrá que constituir estructuras de colaboración entre las secciones sindicales que puedan existir en las distintas empresas, o en su caso, ayudar a la organización desde los centros que ya lo estén, incluso con otros sectores productivos presentes como puede ser habitual el de Acti- vidades Diversas o Servicios a la Ciudadanía.314 El denominador común de las distintas SSE constituidas es la de estar vinculadas a un convenio colecti-  vo de ámbito estatal, ya sea en el sectorial de Grandes Superficies, o en convenios propios de empresa, la mayoría son del sector del comercio minorista, y frecuentemente tienen una representación en sus respectivas RLT, muy importantes pero con muy poca base afiliativa.315 Durante este último mandato no hemos tenido un plan estratégico de organización y creación de  Secciones Sindicales. Las que se han constituido, lo han sido con criterios instrumentales inmediatos, (fundamentalmente la participación en la Negociación Colectiva de empresa) lo cual es loable, pero no hemos tenido en el horizonte la necesidad de estructurar las secciones sindicales para fortalecer la organización, elevar la afiliación, y tener mayor capacidad de interlocución y de defensa de derecho de los derechos laborales, en aquellas empresas que a pesar de ser grandes multinacionales no tienen convenios de empresa. La creación de la Secretaría de Secciones Sindicales en el último congreso ha propiciado un debate y una toma de conciencia sobre la necesidad de articular y organizar el trabajo sindical en esa dirección, pero los cambios en la secretaría, los problemas financieros presentes en los dos últimos años, así como las diferencias de criterio, no han permitido avanzar con fuerza y decisión en esa política. No obstante, tanto las necesidades objetivas del momento, la necesidad del crecimien- to de la afiliación, así como las demandas de nuestro propio activo sindical presente en las grandes empresas nos apremian a realizar un gran esfuerzo organizativo en este terreno. Ciertamente, si no tenemos representación a través de las EESS, no tenemos capacidad de negociación; pero si detrás de nuestra representación electoral no hay afiliación ni organización, nuestra representación será frágil, volátil y con poca capacidad real de influir.42
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo316 Objetivos que nos proponemos: 317 • Ampliar y reforzar la presencia del sindicato en todos los centros de trabajo posibles es un objetivo  prioritario, que ha de convertirse en centro de la actividad que desplegamos desde FECOHT.318 • En empresas de ámbito estatal, hay que fortalecer las secciones sindicales constituidas, que tienen  poca afiliación y poca estructura sindical en los territorios.319 • En empresas con redes franquiciadas, donde no se puedan constituir las secciones sindicales únicas,  se establecerán sistemas de coordinación y cooperación.320 • Las secciones sindicales constituidas en el ámbito de empresas, donde actúan contratas subsidiarias,  o servicios externalizados, establecerán sistemas de coordinación y cooperación con estas.321 • Realizar un mapa de prioridades de constitución de nuevas secciones sindicales, a partir de aquellas  donde hay una presencia importante de afiliación y representación. En empresas de ámbito inferior, la prioridad es constituir secciones sindicales en aquellas empresas con más de 25 personas afiliadas.322 • El objetivo de las Secciones Sindicales es la de garantizar la actividad sindical regular en el seno de la  misma, visualizándola como elemento determinante en la defensa de los derechos laborales, reforzar el discurso general del sindicato, así como una relación estrecha con la afiliación, fortaleciendo los mecanismos de participación y la relación de las estructuras superiores con el sindicato en la empre- sa y trasladando a ésta las acciones que a diario realiza el sindicato.323 • El impulso de la estructura de Secciones Sindicales Estatales, demanda recursos financieros de los  que estamos escasos. Es por tanto importante avanzar propuestas de organización que permitan que crezcamos en el número de secciones sindicales pero que al mismo tiempo se pueda garantizar su funcionamiento futuro. Una propuesta prioritaria es adecuar los órganos de dirección a la realidad afiliativa de cada sección sindical.324 Propuestas de actuación: 325 • FECOHT, actualizará el mapa de Secciones Sindicales Estatales, distinguiéndolas por sectores y  subsectores, adscripción a convenios y además precisando si tienen órganos colegiados o uniper- sonales.326 • Como norma, las secciones sindicales estatales con menos de 300 personas afiliadas, sólo tendrán  una persona, que en calidad de responsable, coordinará a esta. Las de mayor afiliación también ade- cuarán su estructura a la importancia de la afiliación, con el objetivo de crear equipos dinámicos y resolutivos. Hay que impulsar que el debate, la propuesta, se haga sobre todo en el ámbito del centro de trabajo y el territorio, elevando estas a la estructura de dirección, por los medios más adecuados en cada momento. Las propuestas más detalladas de funcionamiento se podrán concretar a partir del nuevo reglamento de funcionamiento de las Secciones sindicales que propone discutir en breve, la Confederación. 43
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro327 • La dirección de FECOHT, realizará un estudio, sobre todas las empresas de nuestros subsectores, con  más de 500 empleos, con sus características económicas, laborales, y de afiliación y representación sindical, a fin de poder marcar desde FECOHT las prioridades de intervención y organización en esas empresas.328 • FECOHT, elaborará un mapa de prioridades y criterios objetivos para la constitución de secciones  sindicales. Será la Ejecutiva Federal la que apruebe preceptivamente la constitución de estas.329 Instrumentos de Intervención:330 • La dirección de la Federación verificará periódicamente el registro de las secciones sindicales que no  son de ámbito estatal.331 • La dirección de la Federación evaluará anualmente el desarrollo del plan de constitución de nuevas  secciones sindicales estatales.332 • En los procesos de información y debate en los órganos de dirección sobre la situación de la afilia-  ción y la representación sindical, se incluirán desagregados los datos de las Secciones Sindicales Estatales.333 5. Las elecciones sindicales una tarea permanente del sindicato 334 El modelo sindical español se ve obligado a acometer una intensiva y frecuente actividad electoral, tanto  para revalidar su legitimidad como para recabar las subvenciones a las que constitucionalmente se tie- ne derecho Hay que hacer notar que la vía de consecución de legitimidad en nuestro país se establece fundamentalmente por la audiencia electoral en mayor medida que su densidad afiliativa, cosa que no sucede en los países del centro y norte de Europa335 Esta exigencia constitucional, que en modo alguno es equivalente a la requerida a las organizaciones  patronales, las cuáles obtienen el mismo nivel de recursos con meras exigencias administrativas de reconocimiento democrático, implica un esfuerzo humano y material de grandes proporciones y que aboca a una rivalidad sindical recurrente.336 La celebración de elecciones sindicales está pautada por este marco institucional. Dicho marco esta-  blece el centro de trabajo como unidad mínima de elección, cuestión obsoleta por la propia actividad electoral337 A este respecto, cabe advertir, que el centro de trabajo no tiene la misma relevancia productiva, econó-  mica y decisional que la empresa. Ni siquiera la empresa es la unidad central en cuanto a estos factores estratégicos. En cada vez mayor fracción del mundo productivo las unidades de referencia son el grupo de empresa, y la red de empresas que pueden estar conformadas con vínculos de geometría variable, que van desde el sistema de franquicia, las redes de provisión y distribución, las redes de subcontrata- ción o, en su caso, de filiación en los grupos de empresa con propiedad entrecruzada.44
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo338 Asimismo, otro eje a considerar representa la forma de agrupación territorial, y de cooperación y com-  petencia real, que se da de manera cada vez más importante. Observamos zonas de alta concentración de la oferta de distribución comercial –calles, centros comerciales, etc.…- o espacios de oferta turística o de ocio con localizaciones concretas –destinos turísticos en localidades determinadas, calles de ocio, etc.…-Esto es particularmente una tendencia cada vez más intensa en los subsectores de distribución comercial, y, en otro grado, de la hostelería.339 Por otro lado, a pesar de la alta concentración de poder económico en manos de cada vez menos  empresas, esto no ha impedido que se siga tratando de sectores donde predominan las pequeñas em- presas. No obstante, el amplísimo peso cuantitativo –en número de empresas y personal empleado– de estas PYMES, no debe cegarnos a la transformación de la naturaleza y relación de estas empresas. Hace un tiempo había un porcentaje de empresas tradicionales, muchas de carácter familiar e inde- pendiente. Ahora es cada vez más frecuente que una buena parte dependa con mayor intensidad de grandes grupos, de manera directa o indirecta, sea bien en forma de vínculo de propiedad, financiación –relación acreedor-prestatario–, mercantil –provisión, distribución– o de subcontratación de actividades –integración productiva o de servicios auxiliares–.340 En los últimos años ha habido dos tendencias reseñables. Por un lado, una intensísima destrucción de  empleo, que ha tenido una severa repercusión en las PYMES. Por otro lado, una planificación estraté- gica de CCOO que ha acertado en buscar mayor penetración en las PYMES y en el aún enorme grupo de empresas blancas.341 Estas empresas blancas, que aún no disfrutan de representación, se encuentran sobre todo en co-  mercio, pero también en hostelería. Además, esta acción de mejora se ha conseguido sin perder en demasía presencia donde ya está el sindicato presente. Esta combinación nos ha permitido mejorar un apartado hasta ahora pendiente, compensando, si bien sólo en parte, la dinámica general, tan perni- ciosa para el mundo del empleo.342 Estos diagnósticos y ejes de concatenación van a resultar imprescindibles para tomar decisiones de  cara a optimizar los recursos para llegar a un mayor número de trabajadores.343 5.1. La estrategia como sistema de consolidación en las elecciones sindicales 344 La estrategia llevada a cabo en los últimos años ha permitido, en materia de representación electoral,  mitigar los nefastos efectos de la crisis debido a su acierto en lo que se refiere a las prioridades y mo- delo de actuación puestos en marcha.345 No obstante, apoyándonos en la experiencia y el sólido proyecto emprendido en estos últimos años, es po-  sible seguir afinando nuestra estrategia. Es posible multiplicar los resultados de los esfuerzos si ejercemos un sindicalismo de proximidad ampliado a las nuevas formas empresariales y trabajamos sobre el terreno.346 Como tarea permanente del sindicato debemos de consolidar y seguir desarrollando las metodologías  y sistemas de trabajo, que nos deben llevar a hacer de las elecciones sindicales un punto continuo en nuestra agenda sindical. 45
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro347 Sin eliminar los pilares fundamentales en los que se han basado nuestros planes de trabajo, no tene-  mos que renunciar a seguir incorporando a esos pilares fórmulas que nos permitan dar respuesta a la realidades cambiantes y al ritmo en que se produzcan en nuestros sectores. Incorporando fórmulas que den respuesta a cada realidad en cada una de nuestras organizaciones, confluyendo todas estas, como no puede ser de otra manera, en un objetivo común, en un objetivo federal.348 1.  l señalamiento de objetivos a nivel federal, autonómico, provincial, insular y/o comarcal. Creemos E que este señalamiento, es fundamental como estímulo y para comprobar el grado de cumplimiento en las visitas periódicas que se han realizado y se realizan a las distintas organizaciones. Son objeti- vos cercanos a la realidad de cada organización, lo que hace verlos como algo propio.349 2.  ejorar la calidad de nuestra atención a comités y delegados y delegadas. Siempre hemos pensado M que es crucial la atención a los delegados y delegadas que tenemos en las empresas. Son nuestro principal activo. La cercanía del sindicato ofrece confianza, seguridad y conocimientos.350 3. ntegración de las PYMES en los planes de trabajo. Las PYMES eran, en procesos anteriores, uno de I nuestros “talones de Aquiles”. La integración de las mismas dentro de la planificación nos ha dado unos resultados muy importantes. La presencia constante en las pequeñas empresas, con informa- ción, ha supuesto tener andado un camino que ha dado los resultados que vemos.351 4. ncorporación de las empresas blancas. Ha sido un semillero importante de delegados y delegadas I que, además de incrementar nuestra presencia sindical, ha servido para equilibrar el número total de nuestros representantes, supliendo, en muchos casos, el descenso de los mismos debido al cierre de empresas, disminución de plantillas, etc. Incorporaremos a cada una de las organizaciones en la búsqueda y concreción de unidades electorales nuevas que nos permitan definir los objetivos con- cretos desarrollando las estrategias necesarias, para fortalecer a nuestras organizaciones, desde las unidades de negociación concretas en cada una de ellas.352 5.  l mantenimiento de los equipos de trabajo. La formación específica en materia de elecciones sin- E dicales que se impartió en todas las organizaciones, por parte del Área de Organización durante el primer trimestre de 2010, ayudó a homogeneizar los criterios e interiorizar la forma de trabajar. Ha supuesto que las personas que están realizando las tareas de extensión, de elecciones, etc., sean un referente para los y las trabajadoras de los sectores que componen nuestra Federación. Seguiremos apostando por una formación específica en esta materia a los compañeros y compañeras que se vayan incorporando.353 6.  a planificación electoral se ha realizado distinguiendo entre el período álgido y el período valle. Es L otro elemento estratégico. No se pueden abordar ambos períodos de la misma manera. Vamos a mantener la apuesta en la diferenciación entre el período valle y período álgido.354 Es esencial que lo que nos ha dado tan buen resultado en estos últimos cuatro años, lo repitamos. Va-  mos a concretar los planes de trabajo, los objetivos por organización y, donde podamos, objetivaremos por subsector, procurando un mayor esfuerzo en aquellos subsectores donde tenemos más dificulta- des de penetración.46
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo355 Es necesario, igualmente que estén identificados los y las responsables de elecciones así como los  equipos con los que contamos en cada territorio, para poder acometer las prioridades electorales en base a los recursos con los que contemos. Apostamos claramente por la continuación de los equipos actuales, ajustándolos en el período valle y a las necesidades de cada territorio.356 Contar con su experiencia y formación nos va a permitir seguir marcando los tiempos y no ir a remol-  que del otro gran sindicato como había pasado hasta este último plan de trabajo. Pero es que además nuestros actuales equipos de extensión son un referente para los y las trabajadoras, porque se han “pateado” sus zonas de influencia de una forma regular y constante durante los cuatro años anteriores.357 Resultaría muy conveniente disponer de informes de conflictividad subsectoriales y de localizaciones  donde pueda tener interés acercarse para realizar preavisos y convocatorias de elecciones. Las perso- nas de acción sindical, aún cuando no estén presentes en ciertas empresas, pueden tener información contextual donde pueda haber predisposición a montar elecciones en empresas con situaciones deli- cadas y en conflicto.358 No sólo para esta época de dificultades económicas, sino de una forma constante, nos parece que  en el entorno de las elecciones sindicales podemos mejorar la utilización de todos nuestros recursos:359 • Apostamos por equipos de trabajo de visitas a las empresas, poniendo en valor la cercanía a los y las  trabajadoras, experiencia y formación, teniendo en cuenta que estos aspectos suponen una fuente de optimización de recursos.360 • Equipos de trabajo sectoriales ligados a los propios territorios. La cercanía de estos equipos también  supone un ahorro de costes.361 • a solidaridad de las secciones sindicales, especialmente en aquellas empresas en que la disponibi- L lidad de recursos humanos, en razón del número de personas afiliadas o representantes unitarios (o ambas), donde se establezca un compromiso de horas al mes para dedicarlas a la extensión de las elecciones sindicales.362 • Las secciones sindicales asumiendo la responsabilidad concreta de las elecciones sindicales en su  empresa, en la medida de sus posibilidades y recursos, para no distraer recursos humanos y econó- micos de los equipos de extensión. Es esencial que en los planes de trabajo se establezca la antela- ción necesaria para visitar los centros de trabajo con elecciones en el período valle.363 • También parece necesario optimizar recursos en espacios que compatibilizamos con otras federacio-  nes, donde se da una importante concentración de trabajadores y trabajadoras: estaciones de ferro- carril, aeropuertos, centros comerciales, donde se pueden realizar equipos de extensión específicos que puedan afrontar las elecciones sindicales de estos grandes espacios, racionalizando los recursos de manera drástica.364 • Mayor difusión de la información de resultados de elecciones sindicales. El resultado de las elecciones  47
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro sindicales debe tener una importante presencia en cualquier medio de difusión propio de la Federa- ción, así como las nuevos canales de comunicación (Facebock, Twenty, Twiter, etc.). Debemos opti- mizar en ese aspecto, la página web de la Federación, así como cualquier publicación que realicemos a nivel estatal, regional, provincial y local.365 6. El sindicato actor permanente en la PYME. Solidaridad de nuestra  afiliación y representación de las grandes empresas con los trabajadores y trabajadoras de la PYME366 La traslación de la política sindical a los centros de trabajo, como mecanismo para potenciar al sindicato  como referente prioritario en la lucha de los derechos laborales y sociales, ha sido, es y será siempre, como no puede ser de otra manera, un principio básico en nuestra organización. Esta tarea se convierte en todo un reto si tenemos en cuenta como ya hemos comentado, que el mapa empresarial español, se basa en un fuerte asentamiento de la pequeña y mediana empresa. Sobre todo en los sectores de comercio y la hostelería.367 El volumen total de empresas con menos de 50 trabajadores son más de 500.000, de las cuales el  90% tienen menos de 6 trabajadores y trabajadoras, según el INE. El trabajo realizado en estos últimos tiempos, ha sido fundamental para crecer, en este segmento de empresas. Pero la realidad nos indica que seguimos siendo débiles en cuanto a representación afiliativa y electoral.368 En estos cuatro años, tendremos que conseguir mantener el ritmo de crecimiento del sindicalismo de  clase entre los trabajadores y trabajadoras de estas empresas. Las fórmulas magistrales no existen. La cuestión es, si seremos capaces de mantener el nivel de acercamiento actual, con una situación de recortes económicos, y por lo tanto humanos. Será absolutamente necesario seguir profundizando en la elaboración de planes y tácticas que nos permitan, ir ocupando espacios nuevos de manera fraccio- nada y ordenada, a través de las visitas que realicemos de manera continuada, tal y como se ha venido haciendo.369 Los resultados obtenidos han sido gracias al tiempo dedicado a la búsqueda, selección y estrategias  específicas diseñadas en función de cada momento, territorio y/ó empresa. Se hace evidente que tenemos que seguir añadiendo en los planes de trabajo, apartados específicos, que reflejen la labor de atención sindical concreta en este perfil de empresas, no olvidando nunca que es dónde están la mayoría de nuestros trabajadores y trabajadoras del comercio y la hostelería.370 De la misma manera se hace cada vez más imprescindible una mayor cooperación e integración de  todas las personas que conforman los equipos de dirección o de trabajo, repartiendo papeles para que se desenvuelva mejor la labor y se obtengan mejores resultados.371 De cara a los cuatro años siguientes, tenemos que centrar mucho la atención en las franquicias, fórmula  comercial de moda y cuya extensión va a ser importante en estos años. Muchas de ellas van a tener una dimensión estatal, algo que vamos a intentar controlar desde la propia Federación Estatal.372 Por otra parte, dentro de lo que denominamos grandes empresas, tenemos algunas que tienen un volu-  men importante de trabajadores y trabajadoras a nivel del estado, pero dispersos en múltiples centros de trabajo, por lo que participan a efectos de llegar a ellas de las características propias de las Pymes.48
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo De manera generalizada están localizadas en zonas céntricas y/o comunes, lo que nos debería permitir poder abordarlas de manera planificada y ordenada.373 Aunque en la práctica, abordamos electoralmente estas empresas de manera diferenciada, en función  de la costumbre y hábito de cada uno de los territorios, la realidad es que nos regimos por una ley elec- toral obsoleta, complementada por jurisprudencia, que impide realizar elecciones sindicales en estas empresas, dificultando la actividad sindical.374 En este sentido tendremos que estudiar detenidamente fórmulas que salvaguarden el derecho a realizar  elecciones sindicales, bien a través de la negociación colectiva, u otro tipo de acuerdos. Por otra parte, también sería conveniente que estableciésemos criterios comunes con la Unión General de Trabajado- res, en lo que se refiere a la circunscripción electoral y a la posibilidad de realizar elecciones sindicales en las empresas con múltiples puntos de venta y con pocos trabajadores y trabajadoras en cada uno de ellos.375 Tenemos que fomentar la solidaridad de entre todos y todas las representantes sindicales de CCOO, so-  bre todo aquellos que forman parte de grandes empresas y en donde tenemos una fuerte implantación. Su implicación en la tarea de atención a los y las trabajadoras de las pequeñas empresas de su entorno, será vital para poder seguir consolidando nuestra presencia en las empresas de nuestros sectores.376 7. Sindicato de hombres y mujeres 377 En nuestros Estatutos ya se recoge que CCOO tiene entre sus principios el impulsar y desarrollar la  igualdad de oportunidades, así como combatir la discriminación que por razón de sexo se produzca.378 Para ello CCOO se propone: incorporar lo específico a todos los ámbitos de la política sindical (transver-  salidad). Desarrollar acciones positivas en las relaciones laborales y condiciones de trabajo así como la consecución de una representación equilibrada de hombres y mujeres en todos los niveles, removiendo todos los obstáculos para avanzar hacia la paridad en todos los órganos de dirección del sindicato.379 En FECOHT la media de afiliación de mujeres de los últimos 4 años es del 57,26% la tercera Federación  después de Sanidad y Enseñanza, esto debe de impulsar su participación en todos los órganos del sindicato.380 Objetivos que nos proponemos: 381 • Participación de mujeres como mínimo del 50% en todos los órganos de dirección del sindicato. 382 • Creación de las Secretarias de la Mujer en todas las estructuras, con horas sindicales y medios para  desarrollar su trabajo.383 • Formar a las personas responsables de los convenios en materia de Igualdad de Oportunidades. 384 Propuestas de actuación: 49
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro385 • Todos los datos que se presenten en cualquier órgano de dirección estarán desagregados por sexos. 386 • Todas las comunicaciones tanto internas como externas del sindicato cuidarán tanto el lenguaje como  las imágenes para que no contengan términos sexistas.387 • Se coordinarán las actuaciones de forma transversal entre todas las Secretarías correspondientes y  la Secretaría de la Mujer.388 Instrumentos de intervención:389 • La dirección de FECOHT supervisará el cumplimiento de estos objetivos con estudios e informes  anuales de situación.390 • Balance anual desde el Gabinete de estudios de la FECOHT y la Secretaría de la Mujer para ver la  implicación de la negociación colectiva con la perspectiva de género.391 Formación para el empleo 392 En la reforma laboral aprobada por el gobierno en febrero del 2012, se introdujeron también medidas  que afectan de manera directa al actual sistema de formación para el empleo.393 Estas medidas se refieren al derecho individual de la formación, la creación de una cuenta identificativa  de la formación recibida por el trabajador, el desarrollo del cheque formación, permisos retribuidos con fines formativos y la intervención directa de centros y entidades de formación en el desarrollo de la formación para el empleo.394 Casi todos estos puntos es importante que los desarrollemos en la negociación colectiva, ya que la  mayoría de ellos están sin desarrollar legislativamente, y para poder tener una aplicación práctica habrá que pactarlos con las patronales.395 La última medida mencionada sobre la introducción de los centros y entidades de formación en el di-  seño y la planificación de la formación para el empleo es, quizás, la más lesiva, ya que coloca a estos centros y entidades al mismo nivel que las organizaciones sindicales y empresariales. Así, los solicitan- tes de planes ya no serán sólo las organizaciones sindicales y empresariales.396 La situación actual enmarcada en una crisis profunda económica y laboral, con un alto número de per-  sonas desempleadas de baja cualificación y los cambios de los sistemas productivos y tecnológicos conforman un panorama de futuro de nuevas exigencias, La crisis realza si cabe más la dificultad de contar con los recursos necesarios para responder de una forma adecuada y satisfactoria a nuestras necesidades.50
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo397 No obstante tenemos que seguir apostando por la formación de los trabajadores y trabajadoras, para  ello proponemos:398 Reforzar la participación y el diálogo social vía negociación colectiva, para garantizar la igualdad de  acceso al modelo actual o propuesta de futuro de la Formación Profesional de los Trabajadores y Traba- jadoras, así como garantizar e impulsar la participación de las PYMES consolidando con ello la mejora de la competitividad y estabilidad de estas empresas así como la mejora profesional de los trabajadores y trabajadoras.399 Reforzar la participación de FECOHT en la planificación de la formación de las empresas, desarrollando  e impulsando la constitución de comisiones de formación en el ámbito de la Empresa.400 Definir en los convenios los colectivos prioritarios en las acciones formativas, teniendo una especial  atención de no discriminación para aquellos trabajadores y trabajadoras de mayor dificultad tales como jóvenes, mayores de 45 años, trabajadores y trabajadoras de baja cualificación, mujeres, y todos aque- llos que se puedan considerar colectivos desfavorecidos.401 Regular y establecer en los convenios colectivos medidos que favorezcan la participación de los traba-  jadores y trabajadoras en los permisos individuales de formación, y la participación en el seguimiento de la RLT en la empresa, y/o las comisiones paritarias de los convenios sectoriales402 Regular el tiempo dedicado a la formación y a la participación de los trabajadores en los procesos de  reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por la experiencia profesional.403 Consolidar la formación como instrumento para el ascenso y/o promoción profesional en la empresa,  establecer procedimientos para facilitar por parte de la empresa la formación necesaria en la recuali- ficación profesional en el puesto de trabajo derivada por cambios organizativos productivos o que el trabajador/atenga un cambio de actividad derivado de enfermedad o accidente de trabajo.404 Impulsar la contratación de los trabajadores y trabajadoras con contratos en prácticas.405 Activar una mayor participación de la RLT en la empresa ejerciendo una mayor participación en las  propuestas de seguimiento control y participación activa en los planes de formación que se realicen en las empresas.406 Garantizar medidas para apoyar a las PYMES para que los trabajadores de estas empresas puedan  participar y utilizar en los PIF.407 Mantenimiento de la vinculación del sistema de Formación Profesional con la negociación colectiva, la  continuidad de las Comisiones Paritarias sectoriales estatales y Territoriales.408 Las comisiones paritarias territoriales colaboraran en el desarrollo de las iniciativas formativas autonó-  micas. La vinculación entre las comisiones paritarias estatales y territoriales, deben garantizar la homo- geneidad en la oferta sectorial de todo el estado. 51
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro409 Fecoht participará en todas y cada una de las comisiones Paritarias Estatales y territoriales que se  constituyan de los ámbitos de su representación.410 Participar en toda la formación profesional tanto para trabajadores empleados como desempleados. 411 Participar en los instrumentos del sistema de centros integrados, centros de referencia, Catalogo Na-  cional de las Cualificaciones Profesionales y su actualización permanente, Sistema integrado de infor- mación, orientación y evaluación.412 Promover la formación especializada profesional en los ámbitos de nuestra representación favoreciendo  la transición entre los diferentes sectores.413 Para una mejor administración y gestión de los recursos debemos garantizar la necesidad de adminis-  trar adecuadamente estos recursos favoreciendo la coordinación de los procesos de formación para el empleo con procesos de orientación profesional para trabajadores y trabajadoras.414 Facilitar el acceso a los colectivos de trabajadores y trabajadoras y a las PYMES con más dificultades. 415 Garantizar la continuidad de los trabajadores y trabajadoras en la participación de una formación ade-  cuada a sus necesidades personales y profesionales.416 Por una gestión más racional y austera de los  recursos417 La actividad económica de las organizaciones confederales durante los ejercicios del último período  congresual se ha desarrollado en un escenario político y económico muy complejo, acompañado de un violento ataque al movimiento sindical a través de una campaña de cuestionamiento de la legitimidad del sindicalismo, con el objetivo de debilitarle mediante la reducción de recursos materiales y humanos.418 Para FECOHT lo anterior se ha materializado en la continua reducción de la financiación que para planes  de formación de trabajadores ocupados veníamos realizando con un grado de importancia y eficacia singular, así como de otras líneas establecidas con diversas administraciones públicas. Por otro lado, FECOHT, ha contenido en mayor medida que el resto de organizaciones el descenso de afiliación lógico en una situación de desempleo creciente.419 En ese escenario que hacía inevitables recortes de gastos para poder hacer frente a nuestras obliga-  ciones financieras, Fecoht ha mantenido la inversión suficiente que posibilitará nuestro crecimiento en representación y en presencia en los centros de trabajo, al objeto de garantizar la defensa de los intereses de los trabajadores de nuestros sectores.52
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo420 Hoy podemos presentarnos con un balance general del que tenemos que destacar que todos nuestros  recursos han ido dirigidos y destinados al mismo fin: crecer en afiliación, crecer en representación. Aún siendo conocedores del tremendo esfuerzo que tendríamos que hacer para garantizarlo, y el tremendo coste que ello podría suponer, nos arriesgamos, lo hicimos posible, primó nuestro objetivo organizativo sindical por encima del objetivo económico, siendo conscientes de las tremendas dificultades de en- tendimiento que podrían suponer.421 Ese mismo balance nos presenta como una de las organizaciones menos perjudicadas en el descenso  afiliativo y con mayor incremento de la representación en el pasado proceso electoral, mientras realizá- bamos un ajuste real de contención de gastos.422 Nos corresponde, ahora, sin vacilación y con celeridad, determinar nuestra política de recursos si  pretendemos seguir siendo útiles al conjunto de trabajadores en general y de nuestros afiliados en particular, desde la transparencia, participación, la sostenibilidad y viabilidad necesaria en el tiempo y teniendo como base la afiliación, ya que esta es la verdadera y cierta fortaleza de nuestra organización en los centros de trabajo y en nuestros sectores, tanto a la hora de la Negociación Colectiva como en los procesos de representación electoral. Esta apuesta es necesaria para mantener nuestra indepen- dencia y soberanía frente a cualquier poder ajeno a nuestra organización ya sea público o privado y dando cuenta de cómo empleamos nuestros recursos a nuestros afiliados, a nuestros órganos, a los trabajadores y a la sociedad en general.423 1. Adecuación de nuestras estructuras y costes 424 Fecoht ha venido cumpliendo en este período, como desde mucho antes de que existiera la obligación  legal y las normas confederales la extendieran a todas las organizaciones, con la oportuna rendición de cuentas internas y externas (auditorías), que la legislación vigente en cada momento determinara, abarcando a todas las organizaciones que integran su NIF.425 Ello nos permite disponer en estos momentos de la suficiente información contable de calidad que  posibilita su comparación en el tiempo y en el espacio y la extracción y extensión al resto de las buenas prácticas que, sobre la austeridad en el gasto y la eficacia en el uso de los recursos, muchas de nues- tras organizaciones han ido desarrollando. Todo ello sin menoscabo de la debida solidaridad con las que por sus peculiares características objetivas pudieran necesitarla, pero a la vez haciendo cada vez más énfasis en la responsabilidad de cada una de ellas.426 Proponemos por tanto que los presupuestos anuales de todas las organizaciones incorporen unos  límites sobre el gasto presupuestado que no supere el presupuesto de ingresos por cotizaciones. En su desglose y a título indicativo, dado que habrá que concretarlo de acuerdo a los posibles elementos diferenciadores existentes, se establece en un 60% de los citados ingresos por cotizaciones el ratio en los gastos de personal, y en un 20% tanto el de gastos generales como el de gastos de actividad. Fi- nalmente en nuestros balances deberemos de incluir los ingresos extraordinarios que hayamos recibido procedentes de nuestra actividad.427 Como ya se ha ido realizando en los últimos meses el seguimiento del cumplimiento de los presupues-  tos aprobados en cada estructura, con la incorporación de los límites indicados, se realizará a través 53
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro de controles presupuestarios con una periodicidad nunca mayor de seis meses, al objeto de garantizar que las cifras presupuestadas y aprobadas democráticamente no terminen siendo papel mojado. Sería también el momento de proceder a las modificaciones estatutarias pertinentes que doten de cobertura normativa a los órganos competentes para el efectivo cumplimiento presupuestario.428 2. Refuerzo de las cotizaciones como base de nuestra financiación  y garantía de autonomía429 Ya se ha indicado el mantenimiento, a pesar de las dificultades de nuestros niveles afiliativos en este  período. No obstante nuestras posibilidades de crecimiento siguen existiendo en mucha mayor medi- da que en otros sectores dado nuestro bajo porcentaje de trabajadores afiliados respecto a la media confederal, así como el elevado número de trabajadores existentes en las distintas ramas objeto de nuestra acción sindical.430 Para conseguirlo, además de los esfuerzos y las políticas que se desarrollan en otros apartados de esta  ponencia, es fundamental el desarrollo de una política de servicios que sea percibida por el afiliado como un valor añadido a la defensa de sus intereses laborales por parte del sindicato. Juega en ello un papel primordial las asesorías sindicales y jurídicas que, con medios propios o en coordinación con las organizaciones territoriales, según las circunstancias de cada lugar, podamos desarrollar.431 También continuaremos potenciando los esfuerzos que hemos venido desarrollando en el control de recu-  peración de bajas a través de nuestra UAT propia y conseguir rebajar nuestro elevado índice de rotación.432 En definitiva se trata de, sin renunciar a ninguna fuente de financiación a la que legítimamente podamos  tener derecho, situar los ingresos por cotizaciones como nuestra principal vía de financiación, que de hecho ya lo suponen con más del 70% de los ingresos netos de los últimos ejercicios, sino también como el destinatario de nuestros mayores y mejores esfuerzos en la búsqueda y obtención de los re- cursos necesarios para el desarrollo de nuestra actividad.433 3. Hacia un modelo sostenible de financiación 434 Obligatoriamente debemos encaminarnos a dar una mayor importancia a nuestros recursos propios ya  que es el indicativo de tener, o no, una mayor autonomía económica. La autofinanciación de la organi- zación con recursos propios es el pilar donde se sustenta la voluntad política de permanecer indepen- dientes ante cualquier poder político y económico ajeno al sindicato.435 Sobre nuestros ingresos propios, debemos mantener unas cifras que garanticen la solvencia y liquidez  de la federación, lo cual sólo será posible creciendo en afiliación. Las posibles ayudas de recursos que se puedan asignar a las distintas organizaciones, deberán determinarse intrínsecamente por planes de trabajo con objetivos concretos de crecimiento de representatividad y afiliativo y durante un tiempo límite.436 Debemos continuar con la política de contención de gastos en cada uno de sus epígrafes: retribuciones,  viajes y reuniones, comunicaciones, publicaciones y todo un largo etcétera del resto de conceptos. En los momentos posteriores a nuestro Congreso, desde el conocimiento real de una nueva configuración del54
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo conjunto de las organizaciones, han de abordarse sin pausa todas las medidas necesarias que nos per- mitan cumplir con todas nuestras obligaciones de atención y defensa de los intereses de los trabajadores.437 En el primer trimestre del 2013, se convocará un plenario para poner en marcha las líneas de actuación  sobre los ajustes a realizar, política de servicios y crecimiento afiliativo, así como la actualización en las normas internas Manual de Procedimientos Confederal, normas de Gastos e Ingresos Comunes, nor- mas de las Asesorías Jurídicas, y externas, adaptación del PGC para ESAL, Guía de criterios en materia de relaciones laborales y legislación fiscal.438 Tenemos un arduo horizonte de trabajo para nuestro inmediato futuro si queremos continuar siendo  un instrumento válido en la defensa de los intereses de los trabajadores de nuestros sectores. Pero es también un horizonte ilusionante ya que hemos ido aprendiendo lo suficiente en circunstancias muy adversas como para saber que podemos responder con éxito a tamaño reto y que nuestra respon- sabilidad con la clase trabajadora nos posibilita abandonarla, lo que ocurriría si no realizáramos los esfuerzos indicados, en las difíciles circunstancias presentes.439 Un sindicalismo internacionalista 440 En estos momentos vimos vivimos una crisis económica derivada de la crisis estructural de un modelo  de capitalismo global que tiene como base los mercados globales. Lo que comenzó siendo una crisis financiera se transformó en crisis económica y ya se manifiesta como una crisis de legitimidad demo- crática.441 La crisis tiene pues múltiples facetas (financiera, económica, alimentaría, medioambiental, etc.), que  obliga al sindicato a replantear su actuación a escala nacional e internacional, en la medida que las decisiones políticas que recortan los derechos sociales y laborales de trabajadores y trabajadoras, y de la ciudadanía en general, están más claramente que nunca inducidas y condicionadas por decisiones que se toman fuera de nuestro ámbito de decisión nacional.442 Estas políticas de ajuste estructural no son nuevas en el mundo. Lo novedoso es que ahora se ma-  nifiestan en Europa, en el llamado primer mundo, como un ataque directo al llamado “modelo social europeo” y a su correlato el estado de bienestar nacional.443 Por lo que se refiere a Europa la crisis actual, tanto en los países en que se muestra en toda su crudeza,  como es el caso de España, como en aquellos que aparentemente (Alemania es el caso más desta- cado) son inmunes a la misma, muestra los límites del mercado y de la unión monetaria como únicos elementos de gobernanza. Los límites y los riesgos que conlleva.444 El dilema para el movimiento sindical es avanzar en “más Europa”, una Europa que avance en partici-  pación democrática y preserve derechos sociales, o por el contrario “nacionalizar” más su intervención sindical, replegándose al marco nacional.445 Nuestra respuesta no debe ofrecer dudas. Debemos avanzar en el primer camino, con una respuesta  más solidaria y coherente en el marco del movimiento sindical europeo, que ahora más que nunca no puede actuar solamente como la suma de sindicalismos nacionales. 55
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro446 La reforma laboral en España, que puede resumirse en menos derechos e individualización de las re-  laciones de trabajo, no puede abordarse en el estrecho marco nacional y de la empresa, porque es la manifestación de una política, de una ideología, que trasciende nuestro marco nacional, como prueba el hecho de que las decisiones económicas que directamente nos afectan se están tomando en ám- bitos no estatales como es la Unión Europea o el Fondo Monetario internacional. Si el capital no tiene fronteras sería suicida que las estableciera el movimiento sindical.447 El sindicalismo europeo, en su manifestación confederal (la CES o Sindicato Europeo, su probable próximo  nombre) o sectorial, las federaciones sindicales europeas (EFFAT y UNI Europa en nuestro caso) es el marco que ya tenemos para hacer frente a esta situación, por más limitaciones que tenga. Y lo mismo en el ámbito internacional, a través de la CSI y de las federaciones sindicales internacionales (UNI y UITA para nuestros sectores). Estas organizaciones deben ser los interlocutores europeos e internacionales frente a institucio- nes europeas, instituciones financieras internacionales y empresas multinacionales.448 Pero el reto no es solamente para las organizaciones sindicales internacionales, que deben superar  ahora más que nunca su carácter de coordinadoras internacionales y profundizar en los aspectos de auténtico sindicato internacional. El reto es también para los sindicatos nacionales, desde luego lo es para FECOHT-CCOO y nuestra Confederación, que nos enfrentamos a la ineludible cesión de sobera- nía sindical en favor del sindicalismo internacional, si queremos que la expresión “globalización de los derechos”, sea algo más que la expresión de un mero deseo.449 Si la construcción de un verdadero sindicato internacional supone delegación de soberanía de los sindi-  catos nacionales, a nivel confederal y sectorial, es evidente que se requiere un gran acuerdo en el seno de las actuales internacionales sindicales, que incluya cuales son las nuevas competencias recibidas y los procedimientos estatutarios y sindicales para llevarlos adelante. Evidentemente esta delegación se hará en base a la convergencia de intereses y definición de los mismos. Proceso difícil y complejo en el que sin embargo deberá haber un elemento fundamental: delegación de competencias significa capacidad para negociar y acordar cuestiones de aplicación directa en los ámbitos concernidos.450 La acción sindical internacional hoy más que nunca es inseparable de la acción sindical nacional, y  condición necesaria (no suficiente) para contribuir a la construcción del sindicato europeo e internacio- nal. CCOO, su dirección y afiliación, debe ser consciente de que formamos parte de un colectivo más amplio y global. Y que ello comporta un compromiso más activo con nuestras federaciones sindicales europeas e internacionales, más allá de las dificultades coyunturales que sufrimos y nuestras limitacio- nes en materia de cotización internacional.451 Nuestro papel debe ser reforzar en Europa la intervención de EFFAT y UNI Europa en defensa del “mo-  delo social europeo” y del “estado de bienestar”, entendidos como un conjunto de derechos sociales individuales y colectivos que forman parte de nuestro acervo, y que se encuentran amenazados por las políticas de ajuste. Pero hemos de ir más allá, y plantear que la defensa de las libertades civiles y democráticas también forma parte de ese acervo europeo, ya que el riesgo de las mismas es evidente, como el caso de los proyectos de criminalización de la protesta social en España o la imposición de gobiernos no salidos de las urnas.452 Y esta intervención debemos hacerla sin olvidar que Europa no está aislada. La crisis europea es 56
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo una manifestación de la globalización y por tanto el papel del sindicalismo internacional, de nuestras internacionales UNI y UITA, es fundamental, especialmente en las relaciones con las empresas mul- tinacionales que por sí mismas y por su influencia en el resto del campo empresarial, determinan las condiciones globales de trabajo y empleo y el rumbo de las organizaciones financieras internacionales. Enfrentar a este poder incontrolado y no elegido es el reto de nuestras internacionales y en consecuen- cia el nuestro propio.453 La interrelación entre estos polos sindicales, el europeo y el internacional, es una exigencia no solamen-  te en interés propio de los trabajadores y trabajadoras de países desarrollados, en este caso de España (por más que su carácter de país desarrollado pudiera empezar a estar en cuestión) sino también en interés de los trabajadores y trabajadores de resto del mundo. Nosotros necesitamos su apoyo y soli- daridad para mantener nuestro nivel de derechos. Y ellos necesitan que estos derechos permanezcan como referencia, para evitar una nivelación a la baja. Este interés común en mantener y conquistar los derechos sociales y laborales, que podríamos encuadrar bajo el concepto de trabajo decente, es el que debe articular y fundamentar el sindicalismo internacional.454 Este concepto de trabajo decente no podemos disociarlo de las Normas Fundamentales del Trabajo  de la OIT, organización clave para el movimiento sindical pero que tiene la grave limitación de su falta de capacidad legal sancionadora en caso de incumplimiento. Por eso dada la falta de ejecutividad, el movimiento sindical intenta llevarlas adelante por la vía convencional, siendo los acuerdos marco inter- nacionales (AMIs) la herramienta más conocida, que persiguen la garantía de aplicación de las Normas Fundamentales del Trabajo, comenzando por las que reconocen el derecho a la acción colectiva y libertad sindical y de asociación, en las empresas multinacionales.455 En ausencia de estos AMIS, gran número de estas compañía multinacionales se han adherido a códigos  de conducta multilaterales (Global Compact, BSCI, ETI, etc.) o se han dotado unilateralmente de códi- gos internos. Todas estas iniciativas, muchas veces difusas y adoptadas con propósito propagandísti- co, forman parte de lo que se ha venido en denominar Responsabilidad Social de las Empresas (RSE). Pese a las reticencias iniciales el movimiento sindical ha pasado de verlas como riesgo a oportunidad de intervención, a partir de la convicción de que unilateralidad en su adopción no significa voluntarie- dad en el cumplimiento, sino precisamente todo lo contrario.456 Esta visión sindical se ha visto reforzada por la nueva definición de la RSE contenida en la Comunica-  ción de la Comisión Europea de 2011 sobre esta materia. A saber, «la responsabilidad de las empresas por su impacto en la sociedad», añadiendo que” el respeto de la legislación aplicable y de los convenios colectivos entre los interlocutores sociales es un requisito previo al cumplimiento de dicha responsabi- lidad”. Ello unido a la expresa mención como líneas orientadoras del comportamiento de las empresas de las Líneas Directrices de la OCDE para las empresas multinacionales, los diez principios de la inicia- tiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la norma de orientación ISO 26000 sobre responsabili- dad social, la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social de la OIT y los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos. Todo ello unido al reconocimiento explícito de que “la Comisión facilita este tipo de iniciativas y reconoce que la RSE contribuye al diálogo social y lo complementa”.457 Por tanto la RSE constituye un reto de primer orden para el sindicato, sea a nivel nacional o europeo e  internacional, máxime cuando el pensamiento neoliberal imperante puede concebirla como un “susti- tuto” de la negociación colectiva (y sin ésta el sindicato pierde su razón fundamental de ser). Por tanto 57
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro nuestra acción sindical debe incluir este concepto, en primer término para disputar a las empresas su pretendido monopolio de concepción y aplicación, y desde luego para utilizarlo en defensa de los de- rechos sociales y laborales que representamos.458 No hay por menos que recordar la importancia que tiene el diálogo social europeo, sectorial en el caso  de nuestra Federación, pero también en el ámbito intersectorial que representa la CES, máxime en unos momentos en que en nuestro país el mismo concepto de diálogo social ve amenazada su existencia por la deriva política del Gobierno. Por más que la importancia aludida lo sea más a futuro que a presente, en razón de su limitado alcance, el sólo hecho de que el concepto de diálogo social sea aceptado y promocionado por las instancias europeas como una seña de identidad supone una indicación política de primer orden que el sindicato debe tener muy presente.459 Los comités de empresa europeos (CEEs) son un ámbito de intervención sindical que engarza el ámbito  nacional y europeo y cuyo papel se revaloriza en el contexto de actual crisis económica, pese a las limi- taciones derivadas de su concepción como órganos de información y consulta y no órganos sindicales y sus competencias tasadas (aunque existen buenos ejemplos en que éstas se amplían por la vía con- vencional). Su importancia radica en el carácter multinacional de las empresas en que se constituyen y en la posibilidad de operar como puente entre los centros de trabajo situados en los países de la Unión Europea y a nivel mundial, una vía hasta ahora poco explorada y que debiera ser de forma habitual una expresión más de la solidaridad internacional.460 Pese a los cambios introducidos en la revisión de la Directiva, y hay que destacar aquí expresamente  el reconocimiento del papel de las federaciones sindicales europeas, nuestro principal reto en materia de CEEs sigue siendo “sindicalizar” a los mismos, superando los riesgos de corporativización como representantes de los trabajadores de una empresa o de un determinado país que es posible detectar en su funcionamiento. Lograr una ligazón más estrecha de sus miembros a las estructuras del sindicato y a través de ella con los trabajadores y trabajadoras que representan, asegurando mecanismos ágiles y eficaces de comunicación y seguimiento en ambos sentidos de cuanta información, iniciativa o deci- sión se plantee, será un elemento fundamental para ello.461 La solidaridad internacional debe seguir plasmándose en forma de cooperación sindical al desarrollo,  por más que los brutales recortes presupuestarios en la materia incidan gravemente en la realización de las actividades que hasta ahora hemos mantenido en concierto con la Fundación Paz y Solidari- dad. CCOO debe seguir reivindicando que la cooperación al desarrollo económico y social, y la coo- peración sindical dentro de ella, es una manifestación de solidaridad y justicia internacional, que su dotación económica por los poderes públicos es la manifestación del reconocimiento efectivo de esos conceptos. Nuestro mensaje debe ser claro. Los sindicatos son instrumentos de vertebración social y económica destacados, al tiempo que actores de primera clase en defensa de las libertades públicas y los derechos políticos y sociales, y por ello su papel como agentes de desarrollo y como receptores de ayuda no debe ser puesto en cuestión.462 Es por ello que la Federación trabajará en estrecha concertación con la Confederación para poder man-  tener espacios de intervención en materia de cooperación sindical, especialmente para continuar las líneas de trabajo iniciadas en América Latina y en materia de empresas multinacionales en los sectores del comercio y la hostelería.58
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo463  a relación con los movimientos sociales L464 Aunque la definición de relaciones entre CCOO y los movimientos sociales, y más específicamente los  nuevos movimientos sociales surgidos de la crisis económica, debe corresponder al ámbito confederal, las ideas que a continuación siguen tienen como objetivo facilitar la reflexión que permita a la Federa- ción hacer su aportación al debate en el marco del proceso congresual confederal, a cuyas conclusio- nes en materia general, y no cabe duda que ésta lo es, debemos atenernos.465 CCOO se define como sindicato socio-político y por tanto no se limita a la representación y defensa  de los derechos de trabajadores y trabajadoras, razón de ser junto con la ayuda mutua del sindicalis- mo, sino que amplia su intervención a la esfera política y social, intervención que realiza como sujeto autónomo de cualquier instancia partidaria, institucional o empresarial. En esta esfera político y social interrelaciona con otros actores colectivos, los llamados movimientos sociales, que tienen objetivos orientados a una temática social determinada o de carácter transversal.466 Aunque tradicionalmente identificamos a los movimientos sociales con propuestas y aspiraciones de  cambio social en un sentido genéricamente progresista, y por tanto coincidentes más o menos amplia- mente con el ideario de CCOO, conviene no olvidar que también existen lo que podríamos denominar movimientos sociales de orientación derechista (cuyo ejemplo más evidente podría ser la llamada nue- va derecha o el conservadurismo compasivo, cuya expresión más avanzada se encuentra en Estados Unidos). Es evidente que lo que aquí planteamos no se refiere a esta clase de movimientos sociales, adversarios de aquello que es y representa el sindicato y con los que difícilmente puede haber coinci- dencia alguna.467 La relación del sindicato con movimientos sociales, como genéricos actores de aspiraciones de progre-  so surge con su mismo nacimiento y es inseparable de su propia trayectoria (conviene no olvidar que en su origen el sindicato, CCOO específicamente, tiene algunas características propias de los movi- mientos sociales). Baste recordar al respecto las relaciones con el movimiento feminista, pro derechos humanos, ecologista, etc.468 A lo largo de su trayectoria el sindicato ha construido ámbitos de relación y cooperación con los movi-  mientos sociales citados y otros, por ejemplo el movimiento altermundista y los foros sociales, pero las expresiones del conflicto social derivadas de la globalización y en la actualidad de la crisis económica y democrática, obligan a una reflexión sobre la relación sindicato con los nuevos movimientos sociales surgidos en estas circunstancias.469 Dos cuestiones conviene tener en cuenta a la hora de situar el contexto de estos nuevos movimientos  sociales. Por un lado una creciente fragmentación social, producida a consecuencia de los cambios del mercado de trabajo: empleados/desempleados, procesos de sobrecualificación/descualificación, precarios, subcontratación, trabajo en red... De otra la mayor visibilidad de la contradicción entre la estructura de la clases sociales en nuestro país y la representación política de las mismas a través de los mecanismos de la democracia representativa (que como resulta evidente no es privativa sólo de España). De la primero resulta una ruptura del contrato social y sus derechos de ciudadanía derivado de la construcción del Estado de bienestar y el cuestionamiento de las viejas identidades de clase. La segunda pone en cuestión el propio valor de los mecanismos de la democracia representativa. 59
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro470 La aspiración de los nuevos movimientos sociales es en consecuencia la restauración de los derechos  de ciudadanía cuestionados (políticos, sociales, laborales) sea en aspectos determinados o de una manera transversal; en definitiva, recuperar los sentimientos de seguridad y solidaridad que generaron los derechos arrancados al capitalismo en tiempos pasados. Que para ello no baste la estructura de un movimiento social y pueda ser necesario o no una síntesis política de su acción y propuestas en orden a conquistar espacios electorales es una cuestión opinable, sobre la que corresponde pronunciarse (y actuar en consecuencia) a los interesados.471 Resulta claro que en esta aspiración puede haber un amplio campo de encuentro con la actividad y  fines del sindicato, a condición de que tengamos muy en cuenta el diferente carácter de las partes y su papel en el conflicto social. En el caso de CCOO una organización estructurada y que interviene en el conflicto desde dentro y fuera de las empresas, sobre todo desde las empresas; en el caso de los nue- vos movimientos sociales una estructura muy difusa (si no fuera así serían otra cosa) y que interviene solamente desde fuera de las empresas.472 Con este diferente papel y por la parte que le toca al sindicato, es necesario vencer las reticencias  para apoyar un movimiento absolutamente diverso y que por tanto soporta contradicciones tales como nacer como rebeldía frente a la gestión de la crisis y luchar para la transformación social, al tiempo que alguno de sus sectores supuestamente más radicales coinciden en sus ataques a los sindicatos, actores de primera hora de esa lucha y rebeldía, con la derecha más reaccionaria. sólo así por ejemplo se puede entender la paradoja de que por un lado se hacen llamamientos a los sindicatos para que despierten de un supuesto letargo (cuando no traición) y movilicen a los trabajadores y la sociedad, y cuando las movilizaciones se llevan a cabo, en algunos órganos de expresión de estos movimientos parece que las movilizaciones han caído del cielo y no sean resultado de la convocatoria sindical. Pero desde nuestro punto de vista las relaciones entre sindicato y movimiento social no pueden condicionar- se a la resolución de las contradicciones internas de nuestro interlocutor, que en todo caso ni afectan al todo el movimiento ni invalidan sus carácter globalmente progresista.473 Porque más allá de las mutuas incomprensiones hay un hecho que nosotros no podemos ignorar.  Muchos de los integrantes de de estos movimientos sociales son afiliados sindicales, de partidos o de ONGs, o simples trabajadores que confían en el sindicato y que se mueven en la sociedad y que en calidad de ciudadanos participan de ese movimiento, esperando del sindicato una intervención acorde a su fortaleza (a veces sobreestimada) y experiencia como ha sucedido en todo tipo de circunstancias.474 De las reflexiones anteriores se derivan las ideas fuerza que deben regir la relación entre CCOO y los  movimientos sociales, que no son otras que las de la autonomía y ausencia de subordinación en las de- cisiones de cada parte, la cooperación y complementariedad en los espacios de encuentro y el respeto. El sindicato en ningún caso puede plantearse instrumentalizar a los movimientos sociales (al modo de algunas organizaciones minoritarias políticas y sindicales que cada una por su lado parecen ser las auto- ras del invento), pero es evidente que tampoco puede permitir que sus decisiones (por ejemplo, la huelga general) se tomen en otros ámbitos, por muy asamblearios, participativos y bienintencionados que sean. Conquistar la autonomía sindical fue un proceso largo y complicado que no admite vuelta atrás.475 Es innegable que los movimientos sociales surgidos en los últimos tiempos (15M, DRY...) tienen en su  haber logros de gran relieve. Por citar dos muy relevantes: haber incorporado a la movilización a nuevos sectores sociales, comenzando por los jóvenes (y no sólo los jóvenes) y revitalizado el concepto de60
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo democracia participativa. Y aunque solamente fuera por ello merecerían el respeto y apoyo de CCOO. Pero de ahí a poder atribuirse el nacimiento y monopolio de la “indignación” va un paso que solamente es posible dar ignorando o negando la realidad política y social de nuestro país. Y eso sería triste, por- que negar la realidad conduce como bien sabemos a la imposibilidad de cambiarla.476 La comunicación ha de ser un elemento estratégico de presencia de nuestra Federación hacia el exterior  y como estímulo a nuestro interno.477 En el recorrido del 4º Congreso o este 5º Congreso, no cabe ninguna duda de que asistimos a un acoso  y derribo del sindicalismo de clase por parte de la derecha política, económica y mediática arrimando e aireando una permanente campaña de desinformación encaminada a deslegitimar la actividad sindical, frente a la que debemos responder con una fuerza de nuestras propuestas e intervención.478 Hoy nos encontramos en las puertas del colapso de un modelo económico global que dá bocanadas de  agotamiento de consecuencias impredecibles, en este marco de globalización, CCOO debemos adap- tar nuestro modelo de comunicación a una realidad nueva al mismo tiempo que hacemos frente a unos ataques que persiguen la eliminación del sindicato de clase, para ello la comunicación es primordial.479 Lo que no se comunica es casi como que no existiera. El compromiso de manifestar y comunicar, por  todos los medios a nuestro alcance, nuestra proposición y propuesta ante cualquier acontecimiento o circunstancia que tenga repercusión en la defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras que representamos, debe de estar a la orden del día.480 Las nuevas realidades laborales y sociales y la utilización masiva de las nuevas tecnologías hacen que  cada vez más personas utilicen las tecnologías de la información para comunicarse con el sindicato. A este respecto hay que considerar que el uso de estas se corresponde además con un estilo de vida de las personas jóvenes, identificadas en la sociedad de la información y sus herramientas.481 La posibilidad de mantener contacto sin necesidad de la presencia física, incluso aunque solamente sea  como preparación de una verdadera reunión, facilita el intercambio de información (en un proceso de ida y vuelta) el debate y eventualmente la propia organización de una persona o grupo de personas en el sindicato (el caso más sencillo y cada vez más frecuente de la afiliación vía Internet).482 La gestión del conocimiento en una organización como CCOO tiene que tener por objetivo, crear valor  añadido al trabajo cotidiano de la organización, por ello nos proponemos incrementar el conocimiento y la información reforzando la cultura corporativa como marca de CCOO.483 Alimentar e incrementar la inteligencia colectiva de la organización, esto es especialmente importante  cuando se evita la duplicidad de tareas de investigaciones de trabajo, cuando se pone a disposición de todos, no sólo lo que se hace, sino fundamentalmente lo que se sabe.484 Aumentar la información, participación y democratización del sindicato, anteponiéndonos a la vieja idea de  que la información es poder. Debemos reiterarnos en que en organizaciones como CCOO el poder está en socializar la información y mucho mejor, si además, existe una gestión del conocimiento colectivo que per- mite que muchas personas puedan analizar, pensar, afrontar y colaborar en la toma de decisiones. 61
    • Congreso Defendiendo el trabajo construyendo el futuro485 Para ello nos proponemos: 486 Promoción y reforzamiento de la información interna y externa de la Federación. Es un objetivo estraté-  gico en el actual momento de recortes y ataques a los derechos de los trabajadores, tanto en el ámbito laboral a nivel de empresa como social e institucional.487 De acuerdo con el conjunto de las áreas de comunicación de los territorios fijaremos criterios y un pro-  grama de trabajo que garantice nuestra conexión permanente entre las estructuras de la Federación y la actividad diaria de nuestra afiliación dentro de las empresas o en situación de desempleo.488 El programa tendrá por objeto establecer un flujo permanente de la información, superador de los ac-  tuales tapones existentes y fortalecer la actividad sindical cotidiana en la cual intercambiar y conocer experiencias en todos los sentidos.489 El anterior objetivo está intrínsicamente ligado a la intención de fortalecer lo que hemos denominado  información y sindicalismo de proximidad, fortaleciendo el papel de la estructura de rama en el territorio y en la empresa como concepción de la acción que nos proponemos desarrollar.490 Potenciar el uso de las tecnologías de la información, para la comunicación interna y externa, como puede  nser los correos eléctricos, la videoconferencia, móviles, mensajes elaboración de videos, redes sociales, etc.491 Abrir la página Web a la participación de miembros de las secciones sindicales, Delegados de CCOO,  así como avanzar en la descentralización de la Web federal y dotar a cada territorio que tenga capaci- dad de alimentar su propia Web de manera autónoma.492 Desarrollar la página Web de forma que se refleje todo el trabajo que desarrollen las áreas y las organiza-  ciones de la Federación, todo ello orientado hacia la puesta en marcha de un portal digital sincronizado con otras Web o Blogs de organizaciones federales.493 Potenciar la labor de comunicación en todas las Federaciones Territoriales y Secciones Sindicales Es-  tatales, requerirá que se asuma la responsabilidad de la comunicación.494 Reforzar el trabajo de la comunicación pasa por poner en marcha actuaciones concretas en materia de forma-  ción para las personas que actúan de portavoces de CCOO y en relación con las medidas de comunicación.495 Consolidación del periódico SOMOS FECOHT durante este mandato. Hemos puesto en marcha, si bien  por problemas económicos no hemos consolidado su tirada impresa en papel, si ha evolucionado con una permanente presencia su formato digital.496 SOMOS FECOHT debe incrementar su periodicidad en una perspectiva de publicación semanal, esto  supone reforzar la presencia de las áreas de trabajo, las federaciones territoriales y las secciones sin- dicales con más agilidad.62
    • ponencias visión y análisis de conjunto del 5º Congreso de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería y Turismo497 Hacer llegar nuestra voz y nuestra prensa a los centros de trabajo pasa por encauzar un fuerte soporte  de correos electrónicos, para ello es imprescindible disponer de una base de datos permanentemente actualizada de los destinatarios.498 Consolidar las publicaciones de elaboración federal, de elaboración coyuntural como son los cuadernos  de la Federación.499 Desarrollar el sindicalismo en red y una comunicación en red, debe de ser en el próximo mandato un  objetivo fundamental, como es el vincular a las posiciones del sindicato a miles de personas afiliadas, pero también a una mayoría que no están ni pertenecen a ninguna organización sindical.500 Los avances en la tecnología hacen imprescindible el uso de las herramientas digitales que dotan de  mayor agilidad a las comunicaciones, mejoran la productividad y la efectividad en los procesos, aumen- tan la velocidad en la toma de decisiones, y propician un interesante abaratamiento de costes. Con un uso adecuado la proyección social se multiplicará de manera exponencial, lo que traerá consigo una mayor extensión electoral.501 Desarrollar un protocolo de respuesta a las consultas por Internet, garantizando no solamente la res-  puesta sino también una invitación a la afiliación al sindicato mediante un enlace a la página Web de la UAR. Las consultas que nos lleguen vía correo electrónico de la afiliación, cuya especificidad lo requie- ra deberán indicarse a la persona u órgano a la que debe dirigirse directamente.502 En la medida de lo posible discriminar las consultas genéricas de las personas no afiliadas y de las  afiliadas.503 Hacer más visible el apartado de preguntas laborales” frecuentes” y un directorio, direcciones y teléfo-  nos de contacto en la página Web.504 Utilización no sexista, del lenguaje y de las imágenes en la Web y en otros medios de comunicación  que utilicemos.505 Las consultas de trabajadores y trabajadoras que se identifiquen de una determinada empresa deberán  ser remitidas a las secciones sindicales para su atención y conocimiento.506 En el ámbito sindical los acontecimientos pueden venir de tiempos pasados, la memoria histórica es  muy importante y más en el caso de las Comisiones Obreras, que constituyen una fuente muy impor- tante para los historiadores y numerosas personas que se interesan por conocer su historia, es por ello que nos proponemos potenciar la creación del archivo histórico de la Federación Estatal. 63
    • Congreso Federación estatal de comercio, hostelería y turismo Madrid, 15 y 16 de enero de 2013defendiendoel trabajoconstruyendo el futuro