La costa y la economía agrícola de enclave:  <ul><li>Producción de sal, extracción de recursos pesqueros, azúcar, esclavit...
 
 
 
 
La costa como refugio  <ul><li>Comercio y contrabando: a la espalda del imperio </li></ul><ul><li>Flujo de gentes y mercan...
Refugio… <ul><li>El manglar como refugio </li></ul><ul><li>Cimarronaje y comunidades al margen de los trapiches y los hato...
Los puertorriqueños no se atreven a salir al mar por miedo a que los coja el holandés. (frase del siglo xvii) Estaban tan ...
 
El reino del contrabando
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Comunidades en Marejada de ConocimientoLowRes21-30

381 views

Published on

Comunidades en Marejada de ConocimientoLowRes21-30

Published in: Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
381
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
20
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Comunidades en Marejada de ConocimientoLowRes21-30

  1. 1. La costa y la economía agrícola de enclave: <ul><li>Producción de sal, extracción de recursos pesqueros, azúcar, esclavitud, y minería. </li></ul><ul><li>Poblados de espaldas al mar </li></ul><ul><li>Situación geopolítica de Puerto Rico y los ataques de otros imperios </li></ul><ul><li>Control de España sobre el mar y su tránsito </li></ul>
  2. 6. La costa como refugio <ul><li>Comercio y contrabando: a la espalda del imperio </li></ul><ul><li>Flujo de gentes y mercancías </li></ul><ul><li>Local: casabe, maíz, jengibre, cacao, arroz, plátano, batatas y frutas. </li></ul><ul><li>Harina, vino, aceite, aguardiente, aceitunas, quesos, y jamones. </li></ul>
  3. 7. Refugio… <ul><li>El manglar como refugio </li></ul><ul><li>Cimarronaje y comunidades al margen de los trapiches y los hatos </li></ul><ul><li>Seborucos, vados, ciénagas, pasajeros y palafitos: el paisaje del humedal costero </li></ul><ul><li>Un mundo global y violento: bucaneros, piratas, corsarios, contrabandistas, y poderes imperiales </li></ul>
  4. 8. Los puertorriqueños no se atreven a salir al mar por miedo a que los coja el holandés. (frase del siglo xvii) Estaban tan enviciados en el contrabando así los eclesiásticos, como los demás vecinos de los pueblos, que llegaron a prorrumpir que mejor les estaría ser vasallos de extranjeros, pues en ellos hallaban el fomento de sus casas y haciendas, teniendo lo que habían menester con su correspondencia y a trueque de sus ganados y frutos, las cosas y esclavos que necesitaban (carta al rey de 1691).
  5. 10. El reino del contrabando

×