• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Quest en Español - Otoño 2010
 

Quest en Español - Otoño 2010

on

  • 755 views

Sesión correspondiente al Vigésimo Quinto Domingo del Tiempo Ordinario. Para más información, visite www.sccquest.org

Sesión correspondiente al Vigésimo Quinto Domingo del Tiempo Ordinario. Para más información, visite www.sccquest.org

Statistics

Views

Total Views
755
Views on SlideShare
752
Embed Views
3

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

2 Embeds 3

http://ore-espanol.blogspot.com 2
http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Quest en Español - Otoño 2010 Quest en Español - Otoño 2010 Document Transcript

    • A Gastarlo Todo ViGÉsimo quinto dominGo dEl tiEmpo oRdinaRio Año C 19 de septiembre de 2010 Amós 8,4-7 1 Timoteo 2,1-8 Lucas 16,1-13 acoGida1 (Sobre una mesa con una vela sin encender, se ubican trozos de papel para cada integrante de la comunidad. Cada uno de estos papeles tiene escrito el nombre de alguna organización de caridad o servicio, tales como Hospital para Veteranos, Servicio para Migrantes y Refugiados, Alcohólicos Anónimos, etc. Si hay nuevos miembros integrándose a la comunidad, se puede dedicar algo de tiempo a presentarse y también a que los nuevos miembros puedan familiarizarse con la historia de la comunidad. Todos pueden compartir sus expectativas en lo que respecta a ser miembros de una pequeña comunidad cristiana.) Esta semana en que comenzamos a reunirnos está repleta de recuerdos del verano y de aires de otoño. Nos reunimos para reflexionar en torno a nuestras experiencias como administradores de los dones de Dios en busca de su reino en nuestros corazones y en nuestro mundo. 1 nota Especial: quest sugiere que el líder de esta sesión preste especial atención al diseño de la Oración Final y de Envío, revisando las reflexiones que aparecen en el Prefacio. Una vez que se familiarice con el diseño y el proceso de la Oración Final y de Envío, puede invitar a la comunidad entera a revisar esos materiales y tener una conversación en torno al tema. 1
    • oRación inicial (El líder invita a la comunidad a un tiempo de silencio para reconocer la presencia de Dios. Después de un tiempo de quietud, la oración continúa de la siguiente manera.) Líder: Los pobres de espíritu me llaman. Todos: Bendito sea su espíritu; que estén repletos de tu luz, Señor. Líder: Los pobres de corazón me llaman. Todos: Bendito sea su corazón; que se infundan de tu amor, Señor. Líder: Los pobres de mente me llaman. Todos: Bendita sea su mente; que se conforten con tu paz, Señor. Líder: Los pobres de cuerpo me llaman. Todos: Bendita sea su salud física; que se encuentren envueltos en tus brazos, Señor. (Un miembro de la comunidad enciende la vela y el líder hace oración de la siguiente manera.) Líder: Así es, los pobres nos llaman. Benditos seamos nosotros para así escuchar su llamado y hacernos conscientes de su sufrimiento. Presentémoslos a Dios y estemos con ellos en mente y corazón. Todos: Amén (Puede escucharse una selección instrumental del CD MusicQuest.) pregunta inicial  ¿Qué le hace rico? ¿Qué le hace pobre? 2
    • compaRtiR comunitaRio y REflEXión BÍBlica (Las Escrituras son proclamadas en voz alta haciendo una pausa entre cada lectura. Después de la pausa que sigue a la lectura del Evangelio, el facilitador invita a los miembros a mencionar una palabra, frase o una imagen de una de las lecturas que más le haya impactado. Los participantes, después, leen el comentario y consideran las preguntas en silencio antes de comenzar la conversación.) comentario A una mujer que se le entrevistaba por su dedicación al cuidad de niños con VIH/SIDA se le preguntó por sus esperanzas y sueños en la vida. Simplemente respondió diciendo que al morir querría haber gastado todo lo había tenido. Al encontrarse con su creador, querría haber usado todos y cada uno de sus dones con los cuales había sido bendecida por Dios en su vida. No querría usar esos dones para ella misma, sino para los demás. Su historia toca el corazón de las Escrituras de esta semana. En nuestra hambre de posesiones materiales, muchos hemos aumentado el tamaño de nuestras casas, para así acomodar cada vez más y más cosas. Y aquello que no entra, ¡lo guardamos en lugares donde hay que pagar! Al mismo tiempo, mucha gente tiene que dormir en hospederías estos días debido a que han perdido sus trabajos y a veces sus casas. Esas personas sufren no solamente una pobreza material, sino también espiritual. La falta de bienes materiales es solamente un ejemplo de pobreza. La pobreza espiritual del espíritu puede expresarse en soledad y depresión en el alma. Pobreza de relaciones generalmente es expresada en la ruptura de la vida de familia. Pobreza emocional es experimentada en la dificultad de hacernos entender o cuando escuchamos situaciones de abuso. En vez de enfocarnos en el administrador, quien “pertenece a este mundo”, es quizás mejor centrarnos en el llamado a “los que pertenecen a la luz” para ser así buenos administradores. Si pertenecemos a la luz, ¿cuánto más fructíferos seremos al ser llamados a usar nuestros dones no solamente para nosotros mismos sino para el bien de los demás? Como administradores prudentes de la luz de Cristo, somos llamados a servir a todos los pobres de Dios, incluyendo a los física, espiritual y 3
    • emocionalmente pobres, para así ofrecerlos en oración a aquel que “alza al pobre del polvo para sentarlo con príncipes” (Salmo 11). Ofrecernos totalmente al servicio de los demás es la manera en que nos convertimos en buenos administradores de la casa de Dios. compaRtiR En la fE E intEGRación En la Vida diaRia1  ¿De qué manera la palabra, frase o imagen que más le ha tocado de estas lecturas le habla a su vida o a la vida de su comunidad, a su familia o a su mundo?  ¿Qué tipos de pobreza ha experimentado en su vida?  ¿Es usted un administrador prudente de los dones y recursos que se les ha confiado?  ¿Hasta qué punto usted se siente atraído o más bien esquiva a los pobres y débiles?  ¿Cómo los pobres impactan su vida?  ¿Quién ha sido un buen administrador en su vida? ¿Qué ha hecho por usted? REspuEsta En acción2  Promueva una venta de cosas usadas en su parroquia, donde las ganancias se pongan a disposición de personas en la comunidad o parroquia que han perdido sus trabajos o casas como resultado de esta crisis económica.  Sea un mejor administrador de la creación esta semana reduciendo su consumo de agua y electricidad.  Viva una vida más consciente durante esta semana. Coma menos, camine más, hable menos, escuche más.  Dedique veinte minutos algún día para la reflexión y la oración. Póngase en contacto con los lugares en su vida donde experimenta pobreza o algún vacío. Rece al Espíritu para que llene su corazón. 1 Los participantes deben sentirse libres para responder a cualquier pregunta. No es necesario seguir el orden de las preguntas ni responder a todas. Hay que recordar que hay otras dos preguntas que son más universales y pueden ayudar: ¿De qué modo la Escritura le anima? ¿Cómo estas Escrituras le desafían más en su vida? 2 Un número importante de sugerencias de esta sección están basadas en la experiencia de participantes en la Arquidiócesis de Hartford. Hemos hecho un esfuerzo para incluir números 800, direcciones y sitios de Internet que puedan ser de utilidad a personas a lo largo del país. Animamos a otras personas de otros lugares a usar su imaginación y encontrar acciones comparables a las mencionadas en el texto. 4
    • oRación final y dE EnVÍo (El líder invita a la comunidad a un tiempo de quietud. Después de un minuto de silencio, un miembro de la comunidad lee nuevamente el Evangelio del domingo. Después de la lectura, el líder hace la pregunta a toda la comunidad? “¿Qué me dice o nos dice Cristo al escuchar este Evangelio hoy?” La comunidad se mantiene en silencio por unos cinco o siete minutos haciendo oración y escuchando lo que Cristo les dice por medio de su Evangelio. Después de esto, el líder invita a los miembros de la comunidad a simplemente mencionar una o dos palabras o un breve pensamiento que capture lo que Jesús les estaba diciendo. Luego de este compartir, puede escucharse una selección instrumental del CD MusicQuest. A continuación, el líder invita a hacer oraciones de petición o acción de gracias. A cada una de ellas, la comunidad responde diciendo, “Haznos fieles administradores, Señor.” Cuando las oraciones se completan, cada miembro de la comunidad es invitado a tomar uno de los papeles que están ubicados en la mesa para así rezar por esa organización durante la semana y por aquellos que se benefician de esas instituciones. La sesión concluye con la oración del Padre Nuestro y el intercambio de un signo de paz.) 5