Lectio Divina: Presentación y Práctica

  • 12,264 views
Uploaded on

 

More in: Education , Travel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
12,264
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9

Actions

Shares
Downloads
440
Comments
0
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. LA LECTIO DIVINA
    PRESENTACIÓN Y PRÁCTICA
  • 2. 1. INTRODUCCIÓN
    LaLectio Divinaconsiste en hacer una lectura espiritual y orante de la Biblia
     Lectura: ¿Qué dice el texto? Leerlo
    Meditaciónes “rumiar” el texto. Meditarlo
    • Oraciónes tomar el texto y orar con él
    Contemplaciónes“saborear” el textoy comprometerme
  • 3. La Lectio Divina fortalece la relación de amistad e intimidad con Dios
    La escuchapermanente del mensaje revelado propicia la docilidaddel oyente a la Voluntad Divina
    Por eso, esta práctica espiritual contribuye a asumir la semejanza divina del discípulode Cristo y lo impulsa a darseen un servicio generoso para edificar el Reino de Dios en comunión con la Iglesia
  • 4.  La Lectio Divinaes tan antigua como la propia Iglesia, que vive de la Palabra de Dios y depende de ella como el agua de su fuente.
    Orígeneshacia elaño 185, fue el primero en usar la expresión Lectio Divina (Theíaanagnôsis).“Para leer la Biblia con provecho es necesario hacerlo con atención, constancia y oración”
     Se sistematiza la Lectio Divina en el siglo XII.
    Guigo, un monje cartujo, año 1150, en su libro La escalera de los monjespropone la Lectio Divina como una escala con cuatro gradas,cada una de ellas con sus pasos:
    lectura, meditación, oración, contemplación.
  • 5. IMPORTANCIA
    LA LECTIO DIVINA
  • 6. El Concilio Vaticano II en la Constitución Dei Verbumrecomienda la Lectio DivinaDV 25
    EnPastores DaboVobis47 el Papa Juan Pablo II presenta la Lectio Divina como un ejercicio fundamental para los futuros sacerdotes.
    También la recomiendan los documentos del Magisterio para la Iglesia en nuestro continente como“Iglesia en América”,Documento de Aparecida”(249)y otros.
    Hoy, se estudia la Biblia siguiendo los pasos de la Lectio Divina
  • 7. Constitución dogmática Dei Verbum 25
    “De ahí la necesidad de que todos los clérigos, y en primer término los sacerdotes de Cristo y los demás que, como los diáconos y catequistas, se consagran legítimamente al ministerio de la palabra, estén familiarizados con las Escrituras por la asidua lección sagrada y el esmerado estudio, para que ninguno de ellos se torne ‘vano predicador por fuera de la palabra de Dios por no ser oyente de ella por dentro’ (S. Agustín, Serm. 179,1), cuando su deber es comunicar a los fieles que les han sido confiados las riquezas copiosísimas de la palabra divina…
  • 8. Constitución dogmática Dei Verbum 25
    Acérquense, pues, de buen grado al texto mismo sagrado, ora por medio de la sagrada liturgia, que está henchida de palabras divinas, ora por medio de la piadosa lectura, ora por instituciones apropiadas a este fin, y por otros subsidios que, con aprobación y por empeño de los pastores de la Iglesia, se difunden laudablemente por dondequiera en nuestro tiempo. Recuerden, sin embargo, que a la lección de la Sagrada Escritura debe acompañar la oración, de modo que se entable coloquio entre Dios y el hombre, pues ‘a Él hablamos cuando oramos; a El oímos cuando leemos los oráculos divinos’( San Ambrosio, De officiisministerium I, 20,88)…” (Dei Verbum, 25).
  • 9. Pastores DaboVobis 47 (año 1992)
    “Elemento esencial de la formación espiritual es la lectura meditada y orante de la Palabra de Dios (lectio divina);es la escucha humilde y llena de amor que se hace elocuente. En efecto, a la luz y con la fuerza de la Palabra de Dios es como puede descubrirse, comprenderse, amarse y seguirse la propia vocación; y también cumplirse la propia misión, hasta tal punto que toda la existencia encuentra su significado unitario y radical en ser el fin de la Palabra de Dios que llama al hombre, y el principio de la palabra del hombre que responde a Dios.
  • 10. Pastores DaboVobis 47
    La familiaridad con la Palabra de Dios facilitará el itinerario de la conversión, no solamente en el sentido de apartarse del mal para adherirse al bien, sino también en el sentido de alimentar en el corazón los pensamientos de Dios, de forma que la fe, como respuesta a la Palabra, se convierta en el nuevo criterio de juicio y valoración de los hombres y de las cosas, de los acontecimientos y problemas…
  • 11. Pastores DaboVobis 47
    La forma primera y fundamental de respuesta a la Palabra es la oración, que constituye sin duda un valor y una exigencia primarios de la formación espiritual. Esta debe llevar a los candidatos al sacerdocio a conocer y experimentar el sentido auténtico de la oración cristiana, el de ser un encuentro vivo y personal con el Padre por medio del Hijo unigénito bajo la acción del Espíritu; un diálogo que participa en el coloquio filial que Jesús tiene con el Padre. Un aspecto, ciertamente no secundario, de la misión del sacerdote es el de ser "maestro de oración". Pero el sacerdote solamente podrá formar a los demás en la escuela de Jesús orante, si él mismo se ha formado y continúa formándose en la misma escuela.
  • 12. Pastores DaboVobis 47
    Esto es lo que piden los hombres al sacerdote: "El sacerdote es el hombre de Dios, el que pertenece a Dios y hace pensar en Dios. Cuando la Carta a los Hebreos habla de Cristo, lo presenta como un Sumo Sacerdote "misericordioso y fiel en lo que toca a Dios" (Heb. 2, 17)... Los cristianos esperan encontrar en el sacerdote no sólo un hombre que los acoge, que los escucha con gusto y les muestra una sincera amistad, sino también y sobre todo un hombre que les ayude a mirar a Dios, a subir hacia El. Es preciso, pues, que el sacerdote esté formado en una profunda intimidad con Dios. Los que se preparan para el sacerdocio deben comprender que todo el valor de su vida sacerdotal dependerá del don de sí mismos que sepan hacer a Cristoy, por medio de Cristo, al Padre…
  • 13. Pastores DaboVobis 47
    En un contexto de agitación y bullicio como el de nuestra sociedad, un elemento pedagógico necesario para la oración es la educación al significado humano profundo y al valor religioso del silencio, como atmósfera espiritual indispensable para percibir la presencia de Dios y dejarse conquistar por ella (cf. 1 Re. 19, 11 ss)"
  • 14. Pontificia Comisión Bíblica (año 1993)
    “La Lectio divina es una lectura, individual o comunitaria, de un pasaje más o menos largo de la Escritura, acogida como palabra de Dios, y que se desarrolla bajo la moción del Espíritu en meditación, oración y contemplación.
    La preocupación de una lectura regular, más aún, cotidiana, de la Escritura, corresponde a una antigua práctica en la Iglesia. Como práctica colectiva, está testimoniada en el siglo III, en la época de Orígenes. Este hacía la homilía a partir de un texto de la Escritura leído cursivamente durante la semana. Había entonces asambleas cotidianas consagradas a la lectura y a la explicación de la Escritura. Esta práctica, que fue posteriormente abandonada, no tenía siempre un gran éxito entre los cristianos (Orígenes, Hom. Gen. X, 1).
  • 15. Pontificia Comisión Bíblica
    La Lectio divina como práctica sobre todo individual está testimoniada en el ambiente monástico muy temprano. En el período contemporáneo, una Instrucción de la Comisión Bíblica, aprobada por el papa Pío XII, la ha recomendado a todos los clérigos, tanto seculares como regulares (De Scriptura Sacra, 1950; EnchiridionBiblicum, 592). La insistencia sobre la Lectio divina bajo este doble aspecto, individual y comunitario, ha vuelto a ser actual. La finalidad pretendida es suscitar y alimentar un "amor efectivo y constante" a la Sagrada Escritura, fuente de vida interior y de fecundidad apostólica (EnchiridionBiblicum, 591 y 567), favorecer también una mejor comprensión de la liturgia y asegurar a la Biblia un lugar más importante en los estudios teológicos y en la oración.
  • 16. Pontificia Comisión Bíblica
    La constitución conciliar Dei Verbum, 25 insiste igualmente sobre una lectura asidua de las Escrituras, para los sacerdotes y los religiosos. Además, es una novedad e invita también "a todos los fieles de Cristo" a adquirir "por una lectura frecuente de las escrituras divinas la 'eminente ciencia de Jesucristo' (Flp. 3, 8)". Diversos medios son propuestos. Junto a una lectura individual, se sugiere una lectura en grupo. El texto conciliar subraya que la oración debe acompañar a la lectura de la Escritura, ya que ella es la respuesta a la palabra de Dios encontrada en la Escritura bajo la inspiración del Espíritu. En el pueblo cristiano han surgido numerosas iniciativas para una lectura comunitaria. No se puede sino animar este deseo de un mejor conocimiento de Dios y de su designio de salvación en Jesucristo, a través de las Escrituras” (Pontificia Comisión Bíblica, La Interpretación de la Biblia en la Iglesia, 15 abril 1993)
  • 17. El Papa Benedicto XVI (Discurso 16 septiembre 2005)
    "Dei Verbum religioseaudiens et fidenterproclamans, SacrosanctaSynodus...". Son palabras con las que el Concilio indica un aspecto que distingue a la Iglesia: es una comunidad que escucha y anuncia la palabra de Dios… En este marco, quisiera recordar y recomendar sobre todo la antigua tradición de la Lectio divina: la lectura asidua de la sagrada Escritura acompañada por la oración realiza el coloquio íntimoen el que, leyendo, se escucha a Dios que habla y, orando, se le responde con confiada apertura del corazón (cf. Dei Verbum, 25). Estoy convencido de que, si esta práctica se promueve eficazmente, producirá en la Iglesia una nueva primavera espiritual.
  • 18. El Papa Benedicto XVI (Angelus 6 noviembre 2005)
    Entre los múltiples frutos de esta primavera bíblica me complace mencionar la difusión de la antigua práctica de la lectio divina, o "lectura espiritual" de la sagrada Escritura. Consiste en reflexionar largo tiempo sobre un texto bíblico, leyéndolo y releyéndolo, casi "rumiándolo", como dicen los Padres, y exprimiendo, por decirlo así, todo su "jugo", para que alimente la meditación y la contemplación y llegue a regar como linfa la vida concreta. Para la lectio divinaes necesario que la mente y el corazón estén iluminados por el Espíritu Santo, es decir, por el mismo que inspiró las Escrituras; por eso, es preciso ponerse en actitud de "escucha devota"
  • 19. Un aporte del Sínodo Obispos (Octubre del 2008)
    “es una espiritualidad entendida como dinamismo de santidad…
    La revelación, comprendida en categorías de diálogo y encuentro, pide una lectura de la Palabra de Dios como lugar de comunión.
    El encuentro con Jesús nos “lleva a nosotros mismos”: personalidad, historia, motivaciones, intenciones, y nos “re-crea”…
    …el gozo del encuentro personal y comunitario experimentado en la comunión con el Señor, nos lleva a la acción, particularmente a la acción misionera y testimonial.
    …el Espíritu Santo, es Palabra actual y eficaz, que hay que actualizar
    …“conocer el corazón de Dios a través de las palabras de Dios” (San Gregorio Magno)” (Mons. Santiago J. Silva R.) .
  • 20. La palabra de dios nos revela el rostro de dios
    LA LECTIO DIVINA
  • 21. De la Palabra viva de Dios a la palabra escrita
    Dios mismo constituye
    la meta a alcanzar en la Lectio Divina :
    Conocerle
    Amarle
    Seguirle
    El motivo fundamental de la lectura de la Palabra de Dios es profundizar en el trato personalcon Aquel que nos ha creado, redimido y llamado a la santidad
    La palabra divina fue comunicada
    por medio del texto escrito (Ex 24,4)
  • 22. Los profetassentían la palabra viva como un encuentro de persona a persona verJer 15,16que los movía a predicar y a escribirverJer 36, 1-4
    Sólo los discípulos y discípulas de Jesús tocaron y palparon al Verbo.
    Nosotros conocemos lo que hizo y dijo Jesús a través del testimonio de los Apóstoles en el Nuevo Testamento y la Tradición de la Iglesia.
  • 23. La letra de la palabra escrita, en la experiencia de los Santos Padres
    Los Santos Padres de la Iglesia se “tropezaron”
    muchas veces con la Palabra Divina escrita :
    La “letra” es como un “velo” como una “nube que oculta al sol”
    El peregrino de la Biblia sabe que encuentra en el texto escrito, un “oasis”en el que puede calmar, aunque no saciar su sed.
  • 24. La letra de la Escrituraesterreno árido
    Pero también en él,
    “si se cava a fondo, se descubre la fuente purísima escondida”
    “La letra es como las espigas que envuelven
    el grano de trigo”, como “la espesa corteza del pan, que cubre la jugosa miga” Alcuino.
    Hay que hacer el esfuerzo de penetrar la letra, porque “debajo de su corteza, se ocultan con frecuencia muchos significados sapienciales”
    San Bernardo
  • 25. Aceptar la Biblia como Libro de la Iglesia
    La Biblia no es un libro de “mi propiedad”, sino de la comunidad.
    Durante la Lectio Divina entramos en el gran “río” de la Tradición de la Iglesia.
    La lectura espiritual de la Biblia es como una lancha que siguiendo el cauce del río, nos lleva hasta el mar.
    Cuando hacemos la lectura espiritualestamos unidos a toda la gente que “medita día y noche
    la ley del Señor” Sal 1,3
  • 26. Cuidar que la interpretación sea fiel
    Para que la interpretación sea fiel
    conviene confrontar :
    Mi interpretación con la fe de la Iglesia viva.
    • Lo que leemos en la Biblia con la realidad cruda de la vida.
    • 27. Los resultados de esta lectura con los avances de las ciencias bíblicas, que investigan el sentido de la letra.
    No caer en el engaño del fundamentalismo bíblico, que consiste en tomar la letra tal como la persona libremente quiere interpretarla.
  • 28. ¿Cómo acercarnos a una interpretación fiel?
    En una lectura comunitaria de la Biblia
    ¿quién debe interpretar el texto?
    El auténtico intérprete es
    el Espíritu Santo
    Le corresponde al Magisterio vivo de la Iglesia, a sus pastores velar por la fiel interpretación de la Palabra de Dios y su recta enseñanza.
  • 29. NATURALEZA
    LA LECTIO DIVINA
  • 30. Lalectio es una
    “Escucha de la mente” y “Escucha del corazón”
    La escucha del corazón
    hace veraz
    a la escucha de la mente
    La escucha de la mente
    inicia
    a la escucha del corazón
    Sólo quien es capaz de
    esta doble “escucha”
    superala “Palabra escrita”
    yse abrea la “Palabra viva”
    Debemosescuchar a Dios desde el corazón
    (Dt 30,11-14), siendo dóciles a las mociones del Espíritu de Dios para vivir según este mismo Espíritu que nos llama a la Santidad.
  • 31. Naturaleza de la Lectio Divina
    Es una experiencia de Dios, buscar el encuentro vivencial con el Señor. Es una EXPERIENCIA DE ENCUENTRO CON EL SEÑOR, pues, la dinámica interna de los pasos que sugiere no se agotan en el texto en sí, sino que lo transciende (la situación del texto, la gramática, la estructura, la teología). La Lectio Divina tiene todavía otros pasos que llevan a que todo el conocimiento que se pueda tener de las Escrituras sean un medio para llegar al Señor, ya que la finalidad de toda nuestra fe es el encuentro vivencial con el Señor. Buscando rehacer y retomar la experiencia original del escritor sagrado actualizándola en la propia vida.
  • 32. Naturaleza de la Lectio Divina
    Es una experiencia donde no entra únicamente lo intelectual, sino que es una experiencia de Dios en el hoy, aquí y ahora. De nada sirve conocer lo que han sentido y vivido otros personajes si uno mismo no es capaz de hacer esa experiencia. Partiendo del texto de la Escritura favorece la búsqueda del Señor, siendo Él el sentido de toda la lectura y de la búsqueda del Señor.
    Para encontrarlo vivo y presente en su Palabra escrita. De este encuentro con el Señor, que siempre es un encuentro vivo y actual, que siempre es novedoso, que siempre tiene facetas y modos diferentes y únicos, se llega a la vida, que es el lugar donde se cataliza y se visualiza toda experiencia de Dios.
  • 33. Naturaleza de la Lectio Divina
    La finalidad y la meta de la revelación es la adhesión consciente, libre y amorosa a Aquel que se nos ha revelado en las Escrituras. Lo fundamental no es saber cosas de la Biblia, sino vivirlas y hacerlas actitudes y gestos concretos.
    La CONTEMPLACIÓN. Y esto es el punto alto, la cima y el culmen de toda la Lectio Divina. Es aquí donde uno se mete en el mundo de Dios, donde ya no hay reglas, ni estrategias, ni metodologías, donde simplemente se vive la experiencia de la gratuidad del Señor, que se da a conocer y que busca el encuentro con nosotros. Y esto es el mundo de la gracia de Dios, donde nada es debido y todo es don y gratuidad.
    De este encuentro con el Señor, se desprenden el paso siguiente, la ACCIÓN. Esto es como una consecuencia natural.
  • 34. Naturaleza de la Lectio Divina
    Esta dinámica es la motivación y el espíritu de la Lectio Divina, es decir, buscar conocer, amar y seguir al Señor, imitándolo y viviendo su estilo de vida.
    Este conocimiento vivencial y existencial de la Escritura pretende y apunta a crear discípulos, aprendices del evangelio, personas que enamoradas del Señor, busquen identificarse con la propuesta y el estilo de vida del Señor Jesús. De ahí que se busca conocer para imitar, adherirse para identificarse, en vista a la vida para hacer vida aquello que fue conocido.
  • 35. ACTITUD
    LA LECTIO DIVINA
  • 36. Orientaciones para hacer la Lectio Divina:
    Comenzar la lectura invocando
    al Espíritu Santo
    Escuchar a Dios no depende del esfuerzo personal, sino del deseo e iniciativa de Dios de entablar un diálogo con nosotros, para hacernos oír su voz.
    El punto de partida de la lectura espiritual de la Biblia es la humildad
    Pidamos ayuda al Espíritu Santo, para que con su asistencia podamos descubrir el sentido que hoy tiene la Palabra para nosotros
    verLc 11,13; Jn 14,26; 16,13
  • 37. Crear un clima y ambiente de oración, de atención y de escucha
    Busquemos unlugar silenciosoque favorezca:
    el encuentro con Dios,
    el recogimiento,
    la reflexión
    la oración
    El templo
    El jardín
    Tu dormitorio Una sala
  • 38. Coloca el texto adornado con una vela, símbolo de Cristo Resucitado
    Adopta una buena y cómoda posición del cuerpo
    Leer la Biblia es como visitar a un amigo. Los dos merecen el máximo de atención, respeto, amistad, entrega y escucha atenta. Para ello, hay que ponerse en la presencia de Dios y permanecer atentos durante todo el tiempo de la Lectio Divina.
  • 39. Ambiente interno
    El ambiente interno que ayuda es el del corazón que escucha, que se prepara saliendo de los ruidos personales que estorban nuestro encuentro con Jesús vivo.
  • 40. ORIENTACIONES
    AMBIENTE EXTERNO:
    El más adecuado para el encuentro.
    AMBIENTE INTERNO:
    Disposición de escucha.
    Fe y apertura.
    Pureza de corazón.
    Desprendimiento y docilidad.
    Espíritu de oración.
    Conversión continua
    Comunión con la Iglesia
    INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO:
    Él nos abre a la inteligencia para comprender lo que Dios nos quiere comunicar y nos fortalece.
  • 41. Tener una correcta actitud interpretativa de la Biblia
    Cuando leamos un texto de la Biblia hagámoslo con tranquilidad y con tiempo para responder a:
    ¿Qué dice el texto?Leerlo con respeto y atención.
    ¿Qué me dice el texto?Dialogar con el texto, para actualizar su sentido y descubrir su mensaje para hoy.
    ¿Qué me hace decir a mí?Es el momento de la oración, del compromiso, el momento de responder a Dios. Hasta ahora habló Él, ahora le hablamos nosotros y le respondemos.
  • 42. Dejarse juzgar por la Palabra, para llegar a la contemplación
    La contemplación que surge de esta lectura espiritual de la Biblia, nos hace descubriren los acontecimientos, la presencia activa y creadora de la Palabra de Dios.
    Este descubrimiento lleva al creyente a comprometerseen elproceso transformadorde la historia y en el designio salvador de Dios.
  • 43. LECTURA EN GRUPO
    Es recomendado y aconsejable realizar todos los pasos, para ir formando la mentalidad y el corazón de los participantes, para que partiendo del texto, del compartir las inspiraciones que el Señor suscita y enriquecerse con la sabiduría de la Palabra, que eso ilumine la propia vida y cuestione la manera como se está viviendo, en vista a manifestar con actitudes y gestos concretos aquello que fue reflexionado, rezado y contemplado.
  • 44. LECTURA INDIVIDUAL
    Como la meta es el Encuentro con el Señor, es de considerar que una es la actitud en la oración personal, donde estos pasos se relativizan y se flexibilizan, pues se los utiliza en la medida que ayuden y favorezcan ese encuentro con el Señor. En la oración individual uno debe detenerse en el momento en el que el Señor haya iluminado o inspirado, es ahí donde se debe profundizar y dejarse conducir por el Espíritu; habiendo sentido la presencia o la acción del Señor en uno, ya no es necesario hacer todos los pasos, es simplemente deleitarse de la Palabra o de la inspiración del Señor y quedarse en su presencia siendo transformado por la presencia y la acción del Señor.
  • 45. PASOS
    LA LECTIO DIVINA
  • 46.
  • 47. El objetivo de la Lectio Divina
    es conducir al lector-orante a
    un le abre al mundo y le apremia a la misión.
    un itinerario espiritual que le configura con Cristo
    "El amor de Cristo nos apremia" (2 Cor 5,14).
    No soy yo quien vive; es Cristo quien vive en mí" (Gál 2,20)
  • 48.
  • 49. LECTIO: LECTURA¿QUÉ DICE EL TEXTO?
    LA LECTIO DIVINA
  • 50. LECTIO
    Es la base y el corazón de la Lectio Divina. Sin un conocimiento claro y preciso del texto, será imposible realizar los siguientes pasos de la metodología. La LECTURA es determinante para todo el método, pues si no se conoce lo que dice y transmite el pasaje, si no se entiende lo que dice la Escritura, es imposible hacer la meditación o la contemplación.
  • 51. LECTIO
    Es imprescindible tener un ejemplar de la Biblia: la de Jerusalén, la de Navarra, la de NacarColunga, las Américas.
    Se puede Proclamar del siguiente modo:
    Un lector que anuncia o proclama
    Lectores alternos
    Por versículos
    Hacerla dialogada
  • 52. LECTIO
    Recomponer el texto: se busca hacer una lectura atenta, las veces que sea necesaria y posteriormente se le pide a que alguien del grupo, cuente, relate lo que escuchó, lo más fiel y estrictamente posible, siguiendo paso a paso el relato, sin comentarios personales ni agregados, ni adornos, naturalmente esto con la Biblia cerrada. Es simplemente recontar aquello que fue escuchado. UNA PARÁFRASIS
    Lectura en Eco: La mejor manera es repetir la frase, o versículo más significativo y que el grupo escuche, pero en algunos casos el grupo repite aquello que fue compartido.
  • 53. LECTIO (recursos)
    Signo de ¿? Cuando no se comprende.
    Subrayar: el mensaje central.
    Signo de ¡!: para la meditación; interpela la intenciones y acciones.
    Signo *: para la oración
    Nota al margen: actuación; el camino a seguir.
  • 54. LECTIO
    Riesgo o cuidado para la LECTURA: El riesgo de la LECTURA es presuponer que ya se conoce el pasaje, que ya se lo ha escuchado, cayendo en la rutina, haciendo una lectura superficial, sin prestar atencióna cada palabra que está escrita, que en sí es siempre nueva.
  • 55. MEDITATIO: MEDITACIÓN¿Qué me (nos) dice el texto?
    LA LECTIO DIVINA
  • 56. MEDITATIO
    Es adentrarse en el texto, es profundizarlo, no quedarse en la información recibida en la lectura, sino ir más allá, haciendo una relectura atenta, viendo el sentido del pasaje, buscando el mensaje que transmite, actualizando ese mensaje.
    La MEDITACIÓN parte del texto, es sobre el texto, y es a partir del texto, para compartir lo que se ve, se descubre, se conoce, se siente del texto de la Escritura. Es imprescindible que el punto de referencia sea única y exclusivamente el texto de la Escritura. Ahí no es el momento para hacer comentarios paralelos sobre otros temas, sino que todo debe girar en torno a la Escritura.
  • 57. MEDITATIO
    Preguntas
    Fijarse en los Verbos: Insistir en los verbos que expresan la Acción del Señor y en los que expresan nuestra respuesta a la acción.
    Fijarse en las citas marginales y pie de pág.
    El relato. Existen métodos de lectura que se detienen en ver el cuándo, el dónde, el quién y el cómo del relato, en vista al para qué. Son métodos de lectura que dan mucha atención al rol de los personajes, viendo lo que dicen y lo que quieren decir, en vista al sentido del mismo.
  • 58. MEDITATIO
    Riesgo en la MEDITACIÓN: Un riesgo siempre actual es querer manipular la Palabra, hacerla decir lo que uno quiere oír o lo que le interesa, tergiversando el sentido propio y original del texto. Por otro lado existe el riego de que una o dos personas monopolicen y acaparen la reunión, haciendo de ella no una oración sino una charla o una clase.
  • 59. ORATIO: ORACIÓN¿QUÉ LE RESPONDO AL SEÑOR SOBRE…?
    LA LECTIO DIVINA
  • 60. ORATIO
    La ORACIÓN es un recurso que se propone para que a partir de la Palabra se aplique el mensaje que ella transmite a nuestra realidad, buscando identificarnos con el mensaje que transmite y comunica. Como toda oración y todo encuentro, en sí no hay reglas ni normas fijas. En este paso de la ORACIÓN cada uno, a partir del texto leído, meditado y contemplado le pide, o le agradece al Señor por lo que crea más conveniente. Es actualizar esa Palabra en nuestra vida.
  • 61. ORATIO
    Riesgo: Es el divague, es no aplicar la Palabra a la propia vida, a la familia o a la comunidad. El peligro de la ORACIÓN es hacer oraciones tan generales y sobre cualquier cosa, que se aplicarían muy bien a cualquier texto. En cambio aquí lo que se busca es que ese texto reflexionado diga algo a la realidad que estamos viviendo.
  • 62. LA LECTIO DIVINA
    CONTEMPLATIO: CONTEMPLACIÓN¿a QUÉ conversión me invita eL SEÑOR?
  • 63. CONTEMPLATIO
    La CONTEMPLACIÓN es anticipo de la eternidad, pues según Jn 17, 3 “…la vida eterna es que te conozcan a ti, Padre eterno y a tu enviado…”. Es esto lo que se busca en la contemplación conocer en profundidad a Aquel que da sentido a todo lo que creemos, a nuestro Dios, que es Uno y Trino. En este sentido el texto nos da pistas, pero el profundizarlos, eso depende de la correspondencia y de la apertura de cada uno al Señor, que sale a nuestro encuentro y quiere que lo conozcamos, para esto nos da los medios y la gracia para conocerlo.
  • 64. CONTEMPLATIO
    Para la CONTEMPLACIÓN no es suficiente ser inteligente, sino que se necesita ser una persona con sed de Dios, con ganas de conocerlo y amarlo, de buscarlo y encontrarlo. De ahí que la CONTEMPLACIÓN lleve a ese encuentro personal y dialogal con el Señor, es adentrarse en el texto llegando al corazón del Señor.
  • 65. CONTEMPLATIO
    CENTRARSE EN JESÚS. Nuestro interés básico y fundamental es conocer al Señor Jesús, lo que hace, lo que dice, lo que siente, cómo actúa y su manera de relacionarse con el Padre y con la gente. Es por esto, que después de reflexionar sobre el pasaje, debemos parar y mirar al Señor Jesús, buscar fijarse solo en Él. Ver lo que el texto dice sobre lo que hizo o dijo. Si el texto menciona algún detalle, jerarquizarlo. Pero centrarse en Él y mirarlo fijamente, acompañarlo si va caminando, escucharlo de cerca y buscar fijarse en sus ojos para ver su corazón.
  • 66. CONTEMPLATIO
    VISUALIZAR. En la meditación entra la razón y la inteligencia, en la CONTEMPLACIÓN, la imaginación y la sensibilidad a lo espiritual. Queriendo conocer al Señor, detenerse, utilizar todos los recursos que se disponga para visualizar el pasaje que se está reflexionando. Ver los detalles, situarse en el momento y en el cuándo se realiza. Ser uno más de los que están con el Señor, colocarse uno a su lado, mirarlo, verlo, escucharlo, prestar atención a sus palabras. Mirarle al Señor, fijarse en sus ojos, dejar que Él nos mire a cada uno de nosotros, quedarse en el silencio de una mirada penetrante que llega hasta lo más hondo del ser de uno mismo.
  • 67. CONTEMPLATIO
    COLOQUIO. Estando en esa situación de mutua mirada, siendo inundados por el amor que el Señor da, buscar el diálogo con Él, el coloquio de corazón a corazón. A partir de aquello que fue dicho, que eso sirva para ir más allá del texto, ser capaces de interrogar y conocer al Señor, preguntarle sobre lo que siente, el porqué hace lo que hace o dice lo que dice. Compartir con Él lo que uno siente ante esa situación, lo que piensa de lo que Él dijo o hizo y que eso genere el diálogo con Él, hablarle, contarle, preguntarle, pero a su vez darle tiempo para que Él responda y se dé a conocer, y allí está la oración del silencio, del escuchar, del prestar atención, de oír al Señor en lo más profundo del corazón, donde solamente lo pueden oír los que lo quieren oír, pues Él habla en el fondo del alma y su voz es clara para aquellos que tienen el corazón abierto. A esto se le llama CONTEMPLACIÓN.
  • 68. CONTEMPLATIO
    En GRUPOS. Cuando la Lectio Divina se hace en grupos, el momento de la contemplación puede hacerse en silencio, de acuerdo a la madurez del grupo. Pero también se puede leer el texto escrito que en algunos materiales se facilita, dando espacio para ese encuentro personal con el Señor, con espacios de silencio, para que aquello que fue escuchado sea asimilado y a su vez cada uno pueda decirle al Señor lo que está sintiendo en ese momento.
    Riesgo: En la CONTEMPLACIÓN el riesgo es mínimo, pues ahí no existe la manera de conocer si hubo o no encuentro. La CONTEMPLACIÓN es la oración más pura y profunda, allí cada uno se relaciona con el Señor de acuerdo a su propio crecimiento espiritual y a la respuesta y docilidad a la gracia.
  • 69. Contemplatio
    “a la contemplación plena del rostro del Señor no llegamos sólo con nuestras fuerzas, sino dejándonos guiar por la gracia. Sólo la experiencia del silencio y de la oración ofrece el horizonte adecuado en el que puede madurar y desarrollarse el conocimiento más auténtico, fiel y coherente, de aquel misterio….”
    Papa Juan Pablo II
    Novo MillennioIneunte, 20
  • 70. Contemplatio
    Simply rest in God’s presence
    Just enjoy God and be at peace
    Feel free to journal your experience
  • 71. AMA con el don de ti mismo
    Conserva lo que has visto, oído y saboreado en la lectio divina. Que repose en tu corazón y en tu memoria…
  • 72. Conversión
    “…sin el «sí» a la Cruz, sin caminar día tras día en comunión con Cristo, no se puede lograr la vida. Cuanto más renunciemos a algo por amor de la gran verdad y el gran amor —por amor de la verdad y el amor de Dios—, tanto más grande y rica se hace la vida…”
    Papa Benedicto XVI , 5 abril 2009
  • 73. Evangeliojueves XX del t. o.
    LA LECTIO DIVINA
  • 74. INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
    • Ven, Espíritu Divino,manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre;don, en tus dones espléndido;luz que penetra las almas;fuente del mayor consuelo.
    • 75. Ven, dulce huésped del alma,descanso de nuestro esfuerzo,tregua en el duro trabajo,brisa en las horas de fuego,gozo que enjuga las lágrimasy reconforta en los duelos.
    • 76. Entra hasta el fondo del alma,divina luz y enriquécenos.Mira el vacío del hombre,si tú le faltas por dentro;mira el poder del pecado,cuando no envías tu aliento.
  • LECTIO: LECTURA¿QUÉ DICE EL TEXTO?
    LA LECTIO DIVINA
  • 77. Mateo 22,1-14
    Tomó Jesús de nuevo la palabra y les habló en parábolas. Les dijo: El Reino de los Cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo. Envió a sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero éstos no quisieron venir. Volvió a enviar otros siervos, con este encargo: Decid a los invitados: Mirad, mi banquete está preparado. Ya han sido matados mis novillos y animales cebados, y todo está a punto. Venid a la boda. Pero ellos no hicieron caso y se fueron; el uno a su campo, el otro a su negocio; y los demás agarraron a los siervos, los escarnecieron y los mataron. El rey, enojado, envió sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad.
  • 78. Mateo 22,1-14
    Entonces dijo a sus siervos: La boda está preparada, pero los invitados no eran dignos. Id, pues, a los cruces de los caminos e invitad a la boda a cuantos encontréis. Los siervos salieron a los caminos, reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos, y la sala de bodas se llenó de comensales.
    Cuando entró el rey a ver a los comensales vio allí a uno que no tenía traje de boda. Le dijo: Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda? Él se quedó callado. Entonces el rey dijo a los sirvientes: Atadlo de pies y manos y echadlo a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Porque muchos son llamados, mas pocos los escogidos.
  • 79. Paráfrasis
  • 80. MEDITATIO: MEDITACIÓN¿Qué me (nos) dice el texto?
    LA LECTIO DIVINA
  • 81. Comentario
    Esta parábola, muy semejante a otra que recoge san Lucas (cfr. Lc 14,15-24 y nota), completa el significado de las dos que le preceden. Israel –representado por los primeros invitados– no sólo ha rechazado el banquete de Dios, su llamada a la salvación, sino que ha maltratado y matado a los siervos que le ha enviado el Señor. Por eso su destino es fatídico (v. 7). El rechazo de Israel lleva consigo una nueva iniciativa de Dios, que ahora llama a todos los hombres a la Iglesia, nuevo Pueblo de Dios. No obstante, como en las parábolas de la cizaña y de la red barredera (cfr. 13,24-50), los que responden a la llamada son ‘malos y buenos’ (v. 10), y no todos son dignos porque no todos se han convertido, comprándose el traje de bodas.
  • 82. Comentario
    Este episodio es así una llamada de alerta a quienes ya formamos la Iglesia: el fracaso de Israel (v. 7) señala el nuestro si no nos mostramos dignos de la elección (v. 13). ¿Qué debemos entender por el vestido de boda sino la caridad? De modo que entra a las bodas, pero no entra con vestido nupcial, quien, entrando en la Iglesia, tiene fe pero no tiene caridad (S. Gregorio Magno, Homiliae in Evangelio 2,18,9).
  • 83.
  • 84.
  • 85. ORATIO: ORACIÓN¿QUÉ LE RESPONDO AL SEÑOR SOBRE…?
    LA LECTIO DIVINA
  • 86.
  • 87. LA LECTIO DIVINA
    CONTEMPLATIO: CONTEMPLACIÓN¿a QUÉ conversión me invita eL SEÑOR?
  • 88.
  • 89. EVANGELIODOMINGO XXI T. O.
    LA LECTIO DIVINA
  • 90. Invocación al Espíritu Santo
    • Tú eres nuestro Consolador,don de Dios Altísimo,fuente viva, fuego, caridady espiritual unción.
    • 91. Enciende con tu luz nuestros sentidos;infunde tu amor en nuestros corazones;y, con tu perpetuo auxilio,fortalece nuestra débil carne,
    • 92. Por Ti conozcamos al Padre,y también al Hijo;y que en Ti, Espíritu de entrambos,creamos en todo tiempo.
  • LECTIO: LECTURA¿QUÉ DICE EL TEXTO?
    LA LECTIO DIVINA
  • 93. Lucas 13,22-30
    Mientras caminaban hacia Jerusalén, iba atravesando ciudades y pueblos enseñando. Uno le preguntó; Señor, ¿son pocos los que se salvan? Él les respondió: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos pretenderán entrar y no podrán.
    Cuando el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, los que estéis fuera os pondréis a llamar a la puerta, diciendo: ¡Señor, ábrenos! Pero os responderá: No sé de dónde sois. Entonces empezaréis a decir: Hemos comido y bebido contigo, y has enseñado en nuestras plazas. Pero os volverá a decir: No sé de donde sois. ¡Apartaos todos de mí, malhechores!
  • 94. Lucas 13,22-30
    Allí será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, mientras a vosotros os echan fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se pondrán a la mesa en el Reino de Dios.
    Pues hay últimos que serán los primeros y hay primeros que serán últimos.
  • 95. Paráfrasis
  • 96. Comentario
    A propósito de una pregunta, Jesús expone su doctrina sobre la salvación. Ésta no está ligada a un privilegio de raza (v. 26), sino al combate espiritual (v. 27). ‘Dios quiere que todos los hombres se salven’ (1Tm 2,4), aunque para alcanzar la salvación ‘los creyentes han de emplear todas sus fuerzas, según la medida del don de Cristo, para entregarse totalmente a la gloria de Dios y al servicio del prójimo. Lo harán siguiendo las huellas de Cristo, haciéndose conformes a su imagen y siendo obedientes en toda a la voluntad del Padre (LG 10).
  • 97. Comentario
    Esto es lo que se indica con la imagen de la puerta angosta. Con ella se nos alerta del peligro de crearse falsas seguridades. Pertenecer a pueblo, o haber conocido al Señor y haber escuchado su palabra, no es suficiente para alcanzar el Cielo; sólo los frutos de correspondencia a la gracia tendrán valor en el juicio divino.
    En varias ocasiones alude Jesús a la vida eterna con la imagen de un banquete (v. 29; cfr 12,35-40; 14,15-24) al que todos están llamados.
  • 98. Comentario
    ‘Los que inculpablemente desconocen el Evangelio de Cristo y de su Iglesia, y buscan con sinceridad a Dios, y se esfuerzan bajo el influjo de la gracia en cumplir con las obras de su voluntad, conocida por el dictamen de la conciencia, pueden conseguir la salvación eterna. La divina Providencia no niega los auxilios necesarios para la salvación a los que sin culpa por su parte no llegaron todavía a un claro conocimiento de Dios y, sin embargo, se esfuerzan, ayudados por la gracia divina, en conseguir una vida recta’ (LG 16)
  • 99. MEDITATIO: MEDITACIÓN¿Qué me dice el texto?
    LA LECTIO DIVINA
  • 100. ORATIO: ORACIÓN¿QUÉ LE RESPONDO AL SEÑOR SOBRE…?
    LA LECTIO DIVINA
  • 101.
  • 102. LA LECTIO DIVINA
    CONTEMPLATIO: CONTEMPLACIÓN¿a QUÉ conversión me invita eL SEÑOR?