Eutanasia

3,073 views
2,848 views

Published on

Eutanasia

Published in: Spiritual
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,073
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
247
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Eutanasia

  1. 1. ¿QUE ES LA EUTANASIA?DEFINICIONCONCEPTOPENSAMIENTO• CIENTIFICO• DE LOS FAMILIARES• DE LA IGLESIA CATOLICAENCICLICA EVANGELIUM VITAE• Algunas bases de la cultura de la vida.• ¿Por qué la Iglesia condena la eutanasia?• Para las personas que colaboran con la eutanasia.• Los derechos del enfermo moribundo.
  2. 2. • Etimología griega: eu + thanatos – Buena muerte; muerte sin dolor.• Ambigüedad actual del término: - “Activa”, “pasiva”, “indirecta”. - Voluntaria, involuntaria, no-voluntaria.
  3. 3. Podemos enunciar, pues, esta definición:“eutanasia” es causar la muerte a otro cono sin su consentimiento para evitarledolores físicos o padecimientos de otrotipo considerados insoportables. Portanto, la eutanasia representa siempreuna forma de homicidio pues implica queun hombre da muerte a otro ya sea porun acto positivo o por la omisión de laatención y cuidados debidos.
  4. 4. Elementos esenciales.1. Naturaleza del acto (acción u omisión): Efectivamente causa o acelera la muerte.2. Sujeto (sobre quien recae la acción): Padece un sufrimiento.3. Agente (el que realiza la acción): Doble intencionalidad: causar o acelerar la muerte y aliviar un sufrimiento.
  5. 5. Consecuencias• EL SUFRIMIENTO DE UN FAMILIAR POR UNA ENFERMEDAD QUE NO SE • LA PERSONA DEJA DE PUEDE CURAR. SUFRIR.• LA IMPOSIBILIDAD DE MOVIMIENTO POR UNA • NO VALORAMOS SU PARTICIPACIÓN EN LA Eutanasia ENFERMEDAD O UN SOCIEDAD. ACCIDENTE. • LOS FAMILIARES NO• LA MOLESTIA DE TENER TIENEN QUE SEGUIR QUE CUIDAR A UN CUIDÁNDOLE. FAMILIAR Y LOS GASTOS • SE CORROMPE LA QUE SUPONE. RELACIÓN MÉDICO- PACIENTE. • SE CONVIERTE EN UNA SOLUCIÓN ECONÓMICAMENTE APETECIBLE PARA Causas MUCHAS PERSONAS.
  6. 6. • Voluntaria: solicitada por el que quiere morir.• Involuntaria: cuando no la solicita.• Perinatal: cuando se aplica a recién nacidos deformes o deficientes• Agónica: cuando se aplica a enfermos terminales.• Psíquica: cuando se aplica a afectados de lesiones cerebrales irreversibles.• Social: cuando se aplica a ancianos u otro tipo de personas tenidos por socialmente improductivos o gravosos.• Auto-eutanasia: esto no es eutanasia según la definición que dimos, sino suicidio.• Activa: la muerte se produce por acción positiva.• Pasiva: la muerte se produce por omisión.• Directa: busca directamente la muerte.• Indirecta: busca mitigar el dolor aun sabiendo que ese tratamiento puede acortar la vida del paciente. Esto tampoco es eutanasia.
  7. 7. La mayoría de la comunidad médico-científica NO ESTÁDE ACUERDO con la legalización de laeutanasia, alegando que: LA MEDICINA ES LA CURACIÓN DEL ENFERMO, NO SU ELIMINACIÓN. ACABA CON TODA RELACIÓN DE CONFIANZA ENTRE EL MÉDICO Y EL PACIENTE. LAS PRÁCTICAS DEL SUICIDIO ASISTIDO O DE LA EUTANASIA SERÍAN GRAVEMENTE PELIGROSAS PARA LA POBLACIÓN.
  8. 8. Se les reconoce el derecho a los familiares máscercanos de decidir por el enfermo o incapaz noposibilitado de expresar por sí mismo su voluntad.Surge la confrontación entre aquellos que buscanel bien de su familiar y de los que buscan el suyopropio (herencia, despreocupación,…).Se genera una tensión psicológica y afectiva alhaber propiciado un homicidio y ésta puede ser, y esde hecho, fuente de problemas e inestabilidadesemocionales.
  9. 9. La eutanasia es una GRAVE OFENSA a Dios.Ni el paciente, ni los médicos, ni los familiares tienen lafacultad de decidir o provocar la muerte de una persona.No se puede atentar contra la vida porque es unatentado contra la dignidad de la persona.Según la tradición cristiana, a la buena muerte se llegacuando se prepara espiritualmente al encuentro conDios.No es lícita la acción que por su naturaleza provocadirecta o intencionalmente la muerte del paciente .La eutanasia es un CRIMEN contra la vida humana ycontra la ley divina, del que se hacen responsables todoslos que intervienen en la decisión y ejecución del actohomicida.
  10. 10. La muerte no es un tema tabú, sino un hecho natural que forma parte de la vida humana como elnacer, el crecer, la condición sexuada o la inteligencia.Nadie, ni jueces, ni legisladores, ni médicos, se puede atribuir el derecho a decidir que algunos sereshumanos no tienen derechos o los tienen en menor grado que los demás.La familia es respetada y querida como ámbito natural de solidaridad entre generaciones, en las que seacoge, se protege y se cuida a los miembros sanos y a los enfermos, a los jóvenes y a los ancianos, a losno deficientes y a los que sí lo son.La organización hospitalaria no debe ser el lugar donde se abandona a los enfermos y ancianos. El hogartiene que ser el lugar de acogida natural en la enfermedad y en la ancianidad, y en él debe vivirse lamuerte con cariño y lucidez.Las iniciativas sociales de atención a los enfermos deben crear en torno a ellos un climahumano, respetuoso de la persona humana y una preparación técnica suficiente de modo que lapersona pueda afrontar la muerte dignamente y sintiéndose persona (ej. de Gran Bretaña).La medicina debe orientarse también a la atención de las personas, no sólo a un esfuerzo tecnológicopara alargar la vida.
  11. 11. Papa Juan Pablo II, 25 de marzo de 1995.¿Qué dice exactamente la encíclica Evangelium Vitae sobre laeutanasia?La encíclica afirma que "la eutanasia es una grave violación de la ley deDios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de lapersona humana. Esta doctrina se fundamenta en la ley natural y en laPalabra de Dios escrita; es transmitida por la Tradición de la Iglesia yenseñada por el Magisterio ordinario y universal. Semejante prácticaconlleva, según las circunstancias, la malicia propia del suicidio o delhomicidio" (n. 65).
  12. 12. La encíclica define la eutanasia como "adueñarse de la muerte,procurándola de modo anticipado y poniendo así fin dulcemente a lapropia vida o a la de otros" (n. 64) o, más propiamente, "en sentidoverdadero y propio se debe entender (la eutanasia como) una acción ouna omisión que por su naturaleza y en la intención causa la muerte, conel fin de eliminar cualquier dolor. La eutanasia se sitúa, pues, en el nivelde las intenciones o de los métodos usados" (n. 65).
  13. 13. Muchas veces la eutanasia parece una medida de solidaridad hacia losenfermos que sufren sin remedio y están sometidos a tratamientosinhumanos.La encíclica aborda este problema cuando se refiere alensañamiento terapéutico. Ciertas intervenciones médicasya no adecuadas a la situación real del enfermo, por serdesproporcionadas a los resultados que se podrían esperaro, bien, por ser demasiado gravosas para él o su familia.
  14. 14. En estas situaciones, cuando la muerte se prevé inminente einevitable, se puede en conciencia renunciar a unostratamientos que procurarían únicamente una prolongaciónprecaria y penosa de la existencia, sin interrumpir sin embargolas curas normales debidas al enfermo en casos similares.
  15. 15. Ciertamente, existe la obligación de curarse y hacersecurar, pero esta obligación se debe valorar según lascircunstancias concretas; es decir, hay que examinar si losmedios terapéuticos a disposición son objetivamenteproporcionados a las perspectivas de mejoría. La renuncia amedios extraordinarios o desproporcionados no equivale alsuicidio o a la eutanasia; expresa más bien la aceptación de lacondición humana ante la muerte" (n. 65).
  16. 16. “Compartir la intención suicida de otro y ayudarle a realizarla mediante elllamado “suicidio asistido” significa hacerse colaborador, y algunas vecesautor en primera persona, de una injusticia que nunca tienejustificación, ni siquiera cuando es solicitada. “No es lícito -escribe con sorprendente actualidad San Agustín- matar a otro, aunque éste lo pida y loquiera y no pueda ya vivir... para librar, con un golpe, el alma de aquellos dolores, que luchaba contra lasligaduras del cuerpo y quería desasirse”.En efecto, la verdadera “compasión” hace solidarios con el dolor de los demás, y no elimina a la personacuyo sufrimiento no se puede soportar”.“El gesto de la eutanasia aparece aún más perverso si es realizado por quienes -como los familiares- deberían asistir con paciencia y amor a su allegado, o porcuantos -como los médicos-, por su profesión específica, deberían cuidar alenfermo incluso en las condiciones terminales más penosas”.
  17. 17. La encíclica nos dice que, frente a la cultura de la muerte, “biendiverso es, en cambio, el camino del amor y de la verdaderapiedad, al que nos obliga nuestra común condición humana y que lafe en Cristo Redentor, muerto y resucitado, ilumina con nuevosentido. El deseo que brota del corazón del hombre ante el supremoencuentro con el sufrimiento y la muerte, especialmente cuandosiente la tentación de caer en la desesperación y casi de abatirse enella, es sobre todo aspiración de compañía, de solidaridad y deapoyo en la prueba. Es petición de ayuda para seguiresperando, cuando todas las esperanzas humanas se desvanecen“(n. 67).
  18. 18. 1. El derecho a no sufrir inútilmente.2. El derecho a que se respete la libertad de su conciencia.3. El derecho a conocer la verdad de su situación.4. El derecho a decidir sobre sí mismo y sobre las intervenciones aque se le haya de someter.5. El derecho a mantener un diálogo confiado con losmédicos, familiares, amigos y sucesores o compañeros en el trabajo.6. El derecho a recibir asistencia espiritual.
  19. 19. ¿QUE ES LA EUTANASIA?DEFINICIONCONCEPTOPENSAMIENTO• CIENTIFICO• DE LOS FAMILIARES• DE LA IGLESIA CATOLICAENCICLICA EVANGELIUM VITAE• Algunas bases de la cultura de la vida.• ¿Por qué la Iglesia condena la eutanasia?• Para las personas que colaboran con la eutanasia.• Los derechos del enfermo moribundo.
  20. 20. *Eutanasia: “Derecho a una muerte digna.” Departamento de Catequesis Familiar Oficina de Matrimonio y Respeto a la Vida Carmen Portela, Director Asistente Departamento Catequesis Familiar Teléfono: 602-354-2031 Email: cportela@diocesephoenix.org Presentación Multimedia y diseño José Antonio Martínez Jefe de tecnología de Newconn jmartinez@nuconntek.com(*) Fuente: Catholic.net.Encíclica Versión 1.0 Copyright © 2008 Módulo II: Respeto a la Vida

×