Teología del cuerpo 2

2,032 views
1,925 views

Published on

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,032
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
97
Actions
Shares
0
Downloads
70
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Teología del cuerpo 2

  1. 1. Teología del cuerpo (II): La sexualidad Respuestas a las preguntas existenciales
  2. 2. Respuesta bíblica a la sexualidad <ul><li>Jesucristo, centro de la Teología del cuerpo. </li></ul><ul><li>La sexualidad como imagen de la Alianza de Dios con los hombres. </li></ul>
  3. 3. Jesús y tu cuerpo <ul><li>1. La condición de hijos de Dios y la sexualidad </li></ul><ul><li>2. Jesús y tu cuerpo </li></ul><ul><li>3. Jesús y el amor humano </li></ul><ul><li>4. Jesús y los problemas de la vida sexual </li></ul><ul><li>5. Jesús y la santificación de tu cuerpo </li></ul>
  4. 4. 1. La condición de hijos de Dios y la sexualidad <ul><li>La sexualidad está caracterizada por el hecho de haber sido redimido y hechos hijos de Dios. </li></ul><ul><ul><li>«Si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios» (Col 3,1) </li></ul></ul>
  5. 5. 1. La condición de hijos de Dios y la sexualidad <ul><ul><li>«Pues habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. (...) Mortificad, pues, lo que hay de terreno en vuestros miembros: la fornicación, la impureza, las pasiones, la concupiscencia mala y la avaricia que es una idolatría» (Col 3,3.5) </li></ul></ul>
  6. 6. 1. La condición de hijos de Dios y la sexualidad <ul><ul><li>¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis? Habéis sido comprados mediante un precio. Glorificad, por tanto, a Dios en vuestro cuerpo» (1 Cor 6, 15.19.20) </li></ul></ul>
  7. 7. 1. La condición de hijos de Dios y la sexualidad <ul><li>Vivir el propio cuerpo como cristianos </li></ul><ul><ul><li>No “tenemos” cuerpo, sino que somos unidad de cuerpo-alma. </li></ul></ul><ul><ul><li>Jesús valora nuestro cuerpo humano, porque es Hombre verdadero. </li></ul></ul><ul><ul><li>La doctrina de Jesús enseña la verdad sobre la sexualidad. </li></ul></ul>
  8. 8. 2. Jesús y tu cuerpo <ul><li>A pesar de nuestra fragilidad, Jesucristo le da a nuestro cuerpo una gran dignidad y una vocación de gloria. </li></ul>
  9. 9. 2. Jesús y tu cuerpo <ul><li>A) El lenguaje del cuerpo </li></ul><ul><ul><li>Además de la voz, los gestos hablan. </li></ul></ul><ul><ul><li>comunicación física y espiritual de varón y mujer (aspecto subjetivo). </li></ul></ul><ul><ul><li>Esta comunicación física y espiritual está vinculada con la reproducción (aspecto objetivo). </li></ul></ul>
  10. 10. 2. Jesús y tu cuerpo <ul><li>B) Anarquía del instinto sexual </li></ul><ul><ul><li>El desorden del pecado original: la razón y el impulso sexual ya no están coordinados. </li></ul></ul><ul><ul><li>El cuerpo pide lo que la razón no le quiere dar. </li></ul></ul>
  11. 11. 2. Jesús y tu cuerpo <ul><li>C) El cristianismo, una religión del cuerpo </li></ul><ul><ul><li>¿La Iglesia desprecia el cuerpo? </li></ul></ul><ul><ul><li>Cinco afirmaciones audaces sobre el cuerpo: </li></ul></ul>
  12. 12. 2. Jesús y tu cuerpo <ul><li>1) Dios tiene un cuerpo </li></ul><ul><li>2) Una Mujer engendró al Hijo de Dios hecho hombre </li></ul><ul><li>3) En su cuerpo crucificado, el Hijo de Dios hecho hombre pago por nuestros pecados y nos dio una vida nueva. </li></ul>
  13. 13. 2. Jesús y tu cuerpo <ul><li>4) Cuando recibimos la Hostia consagrada, comemos el Cuerpo del Dios hecho hombre. </li></ul><ul><li>5) Por el bautismo nuestro cuerpo es templo del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo... y es un cuerpo que resucitará. El cuerpo fue creado para la gloria. </li></ul>
  14. 14. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>Jesús ilumina todo el sentido del amor humano y de la sexualidad con su propia alianza conyugal con la humanidad, con su matrimonio de amor con la Iglesia. </li></ul><ul><li>La Iglesia es Alguien: somos cada uno de los bautizados. </li></ul>
  15. 15. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>A) El amor de Dios hacia el hombre se realiza mediante la Alianza </li></ul><ul><ul><li>La Creación, primera Alianza, representada en el Matrimonio. </li></ul></ul><ul><ul><li>La Alianza con Israel: Yahveh será tu Dios, y tú serás su Pueblo (Moisés). </li></ul></ul>
  16. 16. 3. Jesús y el amor humano <ul><ul><li>Fidelidad de Dios a su Alianza, e infidelidad de Israel (Profetas). </li></ul></ul><ul><ul><li>Nueva Alianza en la Sangre de Cristo (la Cruz, la Misa). </li></ul></ul><ul><ul><li>La Alianza entre Cristo y su Iglesia. </li></ul></ul>
  17. 17. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>B) Características de la Alianza de Cristo con su Iglesia: </li></ul><ul><li>1. Es verdadera: es un regalo auténtico de Sí mismo. </li></ul><ul><ul><li>«Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella» (Ef 5, 25). </li></ul></ul><ul><ul><li>«La vida que vivo ahora en la carne la vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a si mismo por mí» (Gal 2, 20) </li></ul></ul>
  18. 18. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>2. Es a la vez carnal y espiritual: </li></ul><ul><ul><li>Jesús nos amó con su inteligencia y su voluntad: de manera verdaderamente espiritual. </li></ul></ul><ul><ul><li>Jesús nos amó con su cuerpo: dio su Sangre por salvar a cada uno de nosotros. </li></ul></ul>
  19. 19. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>3. Es indisoluble: </li></ul><ul><ul><li>Dios es fiel a su Alianza hasta el final. </li></ul></ul><ul><ul><li>«Aunque se muevan los montes, aunque tiemblen los collados, no se apartará de ti mi misericordia y mi alianza de paz será inquebrantable» (Isaías 54, 10). </li></ul></ul><ul><ul><li>Con amor eterno Jesús ha amado a su Iglesia (cfr. Juan 13, 1). </li></ul></ul>
  20. 20. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>4. Es fecunda: </li></ul><ul><ul><li>El amor de Jesús por la Iglesia es un amor generoso y fecundo. </li></ul></ul><ul><ul><li>Generoso: gastó sus días y en dar su vida por cada uno. «Jesús me amó y se entregó a sí mismo por mí» (Gal 2, 20). </li></ul></ul><ul><ul><li>Fecundo: por su Muerte en la Cruz somos ahora hijos de Dios. </li></ul></ul>
  21. 21. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>C) Actualización de la Alianza </li></ul><ul><li>Dios quisó recordar y renovar su Alianza a los hombres de cada época. </li></ul>
  22. 22. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>Símbolos de la Alianza: </li></ul><ul><ul><li>Símbolos extrínsecos: Arco Iris, Cordero pascual. </li></ul></ul><ul><ul><li>«Símbolos reales»: realizan lo que significan. El símbolo mismo contiene la realidad que representa. </li></ul></ul><ul><ul><li>Símbolos reales de la Alianza: la Eucaristía, el Celibato y el Matrimonio. </li></ul></ul>
  23. 23. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>El matrimonio como símbolo real de la Alianza </li></ul><ul><ul><li>«Varones, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella. Así deben los maridos amar a sus mujeres, como a su propio cuerpo. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama, pues nadie aborrece nunca su propia carne, sino que la alimenta y la cuida, como Cristo a la Iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. Gran misterio es éste, me refiero a Cristo y a la Iglesia» (Efesios 5, 25.28-30.32) </li></ul></ul>
  24. 24. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>El acto matrimonial renueva y realiza la Alianza </li></ul><ul><ul><li>Condiciones para renovar la Alianza: </li></ul></ul><ul><ul><li>1. Matrimonio verdadero </li></ul></ul><ul><ul><li>2. Matrimonio espiritual y carnal </li></ul></ul><ul><ul><li>3. Matrimonio indisoluble </li></ul></ul><ul><ul><li>4. Matrimonio fecundo </li></ul></ul>
  25. 25. 3. Jesús y el amor humano <ul><li>Dignidad del amor matrimonial </li></ul><ul><ul><li>«El matrimonio no es, para un cristiano, una simple institución social, ni mucho menos un remedio para las debilidades humanas: es una auténtica vocación sobrenatural» (San Josemaría Escrivá, Es Cristo que pasa , n. 22). </li></ul></ul><ul><li>Carácter sagrado del matrimonio: como un altar </li></ul>
  26. 26. Teología del cuerpo (II): La sexualidad Respuestas a las preguntas existenciales
  27. 27. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>El cristiano está llamado a enfrentarse a los temas candentes de la sexualidad de una manera digna de Dios y de su propia humanidad. </li></ul>
  28. 28. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>A) La sexualidad debe respetar la Alianza </li></ul><ul><li>Cuando la sexualidad sigue la Alianza es un acto santo; cuando contradice la Alianza, es un pecado grave. </li></ul><ul><li>La Alianza es materia grave. </li></ul><ul><ul><li>Alianza=unión del hombre con Dios. </li></ul></ul><ul><ul><li>Violar la Alianza=separación entre el hombre y Dios. </li></ul></ul>
  29. 29. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>El pecado mortal es la separación del hombre respecto a Dios (rotura de la Alianza): </li></ul><ul><ul><li>«El pecado mortal destruye la caridad en el corazón del hombre por una infracción grave de la ley de Dios; aparta al hombre de Dios, que es su fin último y su bienaventuranza, prefiriendo un bien inferior» (CCE 1855). </li></ul></ul>
  30. 30. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>Los pecados contra la castidad siempre son materia grave: son pecado mortal. </li></ul><ul><ul><li>Condiciones del pecado mortal: plena advertencia, pleno consentimiento, materia grave. </li></ul></ul><ul><ul><li>Son veniales si falta advertencia (inteligencia) o consentimiento (voluntad). </li></ul></ul>
  31. 31. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>Los pecados contra la castidad pueden ser internos (pensamientos) o externos (acciones). </li></ul><ul><ul><li>Ambos son graves; pero los externos son más graves: </li></ul></ul><ul><ul><li>«Todo pecado que un hombre comete queda fuera de su cuerpo; pero el que fornica peca contra su propio cuerpo. ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis?» (1 Cor 6, 18—19). </li></ul></ul>
  32. 32. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>B) Problemas de la vida sexual </li></ul><ul><li>Se trata de situaciones que rompen la Alianza: </li></ul><ul><ul><li>Alianza verdadera </li></ul></ul><ul><ul><li>espiritual y carnal a la vez </li></ul></ul><ul><ul><li>indisoluble </li></ul></ul><ul><ul><li>fecunda </li></ul></ul>
  33. 33. 4. Jesús y los problemas de la vida sexual <ul><li>1) Alianza verdadera </li></ul><ul><li>Situaciones en la que no hay una Alianza verdadera, porque no hay alteridad (entrega verdadera). </li></ul><ul><ul><li>Masturbación </li></ul></ul><ul><ul><li>Homosexualidad </li></ul></ul><ul><ul><li>relaciones extraconyugales </li></ul></ul><ul><ul><li>relaciones prematrimoniales </li></ul></ul>
  34. 34. 1) Alianza verdadera <ul><li>i) La masturbación </li></ul><ul><li>Definición: «Por la masturbación se ha de entender la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo» (CCE 2352). </li></ul>
  35. 35. 1) Alianza verdadera <ul><li>Gravedad de la masturbación: </li></ul><ul><ul><li>Es pecado mortal: </li></ul></ul><ul><ul><li>«Tanto el Magisterio de la Iglesia, de acuerdo con una tradición constante, como el sentido moral de los fieles, han afirmado sin ninguna duda que la masturbación es un acto intrínseca y gravemente desordenado» (CCE 2352). </li></ul></ul>
  36. 36. 1) Alianza verdadera <ul><li>Motivos de la gravedad de la masturbación: </li></ul><ul><ul><li>No hay Alianza: es una persona sola replegada sobre sí misma. No puede reflejar la Alianza entre Cristo y su Iglesia. </li></ul></ul><ul><ul><li>No es un verdadero amor (el amor es donación, alteridad). </li></ul></ul><ul><ul><li>Produce soledad y vacío. </li></ul></ul><ul><ul><li>Reduce la capacidad de amar. </li></ul></ul>
  37. 37. 1) Alianza verdadera <ul><li>ii) La homosexualidad </li></ul><ul><li>Definición: «La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo» (CCE 2357). </li></ul>
  38. 38. 1) Alianza verdadera <ul><li>Distinguir entre verdaderos y falsos homosexuales: </li></ul><ul><ul><li>Verdadero= tendencia arraigada; </li></ul></ul><ul><ul><li>Falso= tendencia pasajera (especialmente en la pubertad). </li></ul></ul><ul><ul><li>¿Asumir? </li></ul></ul><ul><ul><li>¿«Once gay,always gay»? </li></ul></ul>
  39. 39. 1) Alianza verdadera <ul><li>Diferencia entre la tendencia y la práctica homosexual. </li></ul><ul><ul><li>La práctica es moralmente grave. </li></ul></ul><ul><ul><li>La tendencia no es pecado. </li></ul></ul><ul><ul><li>La tendencia puede corregirse. </li></ul></ul><ul><ul><li>La tendencia no justifica el comportamiento homosexual. </li></ul></ul>
  40. 40. 1) Alianza verdadera <ul><li>Gravedad de la práctica homosexual: </li></ul><ul><ul><li>«Los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados» (CCE 2357). </li></ul></ul><ul><ul><li>Son materia grave: pecado mortal. </li></ul></ul><ul><ul><li>«No os engañéis: ni los fornicarios, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas heredarán el Reino de Dios» (1 Cor 6, 9.10). </li></ul></ul>
  41. 41. 1) Alianza verdadera <ul><li>Razones de la gravedad de la práctica homosexual: </li></ul><ul><ul><li>Contradice la Alianza: no hay alteridad (verdadera Alianza) y no hay fecundidad. </li></ul></ul><ul><ul><li>«Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una complementariedad afectiva y sexual verdadera» (CCE 2357). </li></ul></ul>
  42. 42. 1) Alianza verdadera <ul><li>Doctrina de la Iglesia sobre las personas homosexuales (CCE 2358-2359): </li></ul><ul><ul><li>Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. </li></ul></ul><ul><ul><li>Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. </li></ul></ul>
  43. 43. 1) Alianza verdadera <ul><li>iii) Relaciones extraconyugales </li></ul><ul><li>Se trata de relaciones fuera de la Alianza: </li></ul><ul><ul><li>Fornicación: entre solteros. </li></ul></ul><ul><ul><li>Adulterio: al menos uno es casado. </li></ul></ul>
  44. 44. 1) Alianza verdadera <ul><li>Definición de fornicación: </li></ul><ul><ul><li>«La fornicación es la unión carnal entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio. Es gravemente contraria a la dignidad de las personas y de la sexualidad humana, naturalmente ordenada al bien de los esposos así como a la generación y educación de los hijos» (CCE 2353). </li></ul></ul>
  45. 45. 1) Alianza verdadera <ul><li>Definición de adulterio: </li></ul><ul><ul><li>«Esta palabra designa la infidelidad conyugal. Cuando un hombre y una mujer, de los cuales al menos uno está casado, establecen una relación sexual, aunque ocasional, cometen un adulterio» (CCE 2380). </li></ul></ul><ul><ul><li>«Pero yo os digo que todo el que repudie a su mujer la expone a cometer adulterio, y el que se una con la repudiada comete adulterio» (Mt 5, 32). </li></ul></ul>
  46. 46. 1) Alianza verdadera <ul><li>Gravedad de estas situaciones: </li></ul><ul><ul><li>No hay verdadera alteridad (entrega, donación de sí mismo): no es Alianza verdadera. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se convierte en simple desahogo del sentimiento amoroso o de la búsqueda erótica del placer. </li></ul></ul><ul><ul><li>Desconoce la dignidad de la persona: usar al otro/a y ser usado/a. </li></ul></ul>
  47. 47. 1) Alianza verdadera <ul><li>Cohabitación sin intención de contraer matrimonio </li></ul><ul><ul><li>«si nos nos entendemos, nos separamos», «permanecemos juntos mientras dure nuestro amor». </li></ul></ul><ul><ul><li>Se trata de un chantaje: «si no respondes a mis expectativas te abandono». </li></ul></ul><ul><ul><li>Evidentemente: ahí no hay Alianza (no hay indisolubilidad). </li></ul></ul>
  48. 48. 1) Alianza verdadera <ul><li>Matrimonio a prueba </li></ul><ul><ul><li>Va contra la dignidad de la persona: se prueban las máquinas, no las personas. </li></ul></ul><ul><ul><li>Esa unión no es garantía de éxito: los problemas suelen venir en los años posteriores a la boda. </li></ul></ul><ul><ul><li>No hay Alianza: contempla la posibilidad de disolver esa unión, y hay exclusión de los hijos. </li></ul></ul>
  49. 49. 1) Alianza verdadera <ul><li>Matrimonio a prueba </li></ul><ul><ul><li>Va contra la dignidad de la persona: se prueban las máquinas, no las personas. </li></ul></ul><ul><ul><li>Esa unión no es garantía de éxito: los problemas suelen venir en los años posteriores a la boda. </li></ul></ul><ul><ul><li>No hay Alianza: contempla la posibilidad de disolver esa unión, y hay exclusión de los hijos. </li></ul></ul>
  50. 50. 5. Jesús y la santificación de tu cuerpo <ul><li>La castidad es la virtud que lleva al cristiano, según su estado de vida, a vivir limpiamente su sexualidad y a poner lo medios para levantarse de las caídas. </li></ul>

×