Your SlideShare is downloading. ×
Guía del comentario crítico de textos para la selectividad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Guía del comentario crítico de textos para la selectividad

16,784

Published on

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
16,784
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
324
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. GUÍA DEL COMENTARIO CRÍTICO DE TEXTOS PARA LA SELECTIVIDAD Para trazar esta guía del Comentario de texto enfocado a la selectividad noshemos basado en diversos materiales teóricos amalgamados y resumidos (que citamosal final de esta guía, en las fuentes bibliográficas), y, especialmente, en el esquemadel comentario que aparece en el libro de texto con el que trabajamos Lenguacastellana y literatura. Bachillerato de la editorial SM. El análisis de un texto consiste en trabajar desde el punto de vista crítico untexto argumentativo-expositivo desde cuatro aspectos principales: 1. Adecuación: centrada en el acto de comunicación y en el análisis de sus elementos. 2. Coherencia: basada en la estructura del texto en función de su tipología textual. 3. Cohesión: determinada por los rasgos lingüísticos que permiten la relación entre las partes del texto. 4. Valoración crítica y opinión personal: para analizar la actualidad del tema y su interés social, así como para determinar si la forma en que se trata cumple con la intención comunicativa del texto. 0. FASE PREVIA. CONSIDERACIONES PRÁCTICAS Antes de comenzar a escribir el texto es necesario leerlo muy bien, paraaproximarnos a su significado. Ten en cuenta: 0.1. Aproximación al texto. • Leer el texto una primera vez para entender el contenido y aclarar palabras o expresiones difíciles. • Numerar las líneas de 5 en 5. • Leer el texto una segunda vez, subrayando los elementos destacados o interesantes para la interpretación y la construcción del texto. Subrayado selectivo. • Leer más veces anotando en los márgenes del texto cuantas ideas e indicaciones parezcan de interés para posteriores preguntas del comentario. 0.2. Planificación del comentario. • Establecer el tema del texto. • Concretar la estructura del texto. • Determinar la tipología y el género textual. • Establecer un listado con las características de adecuación o de cohesión (lo que se nos haya preguntado) que se detecten. • Hacer un esquema de redacción. 0.3. Redacción del comentario. • Se tratan los aspectos más relevantes para la interpretación del texto, relacionándolos entre sí. • La finalidad del comentario es explicar el contenido y las características discursivas y lingüísticas de un texto. No se trata de 1
  • 2. explicar conceptos teóricos sino de aplicarlos con un objetivo concreto: análisis. • Hay que referirse constantemente al texto analizado incluyendo citas literales y referencias a las líneas o las partes donde aparece el fenómeno del que se habla. • Deben cuidarse al máximo aspectos de presentación (caligrafía, márgenes, etc.), ortografía y puntuación. 0.4. Revisión del comentario. • Releer el texto y el comentario, corregir los errores y modificar la estrategia si es preciso. • El éxito del comentario depende mucho de la revisión y de no contentarse con lo primero que venga a la mente. 1. ADECUACIÓN1 Es la propiedad que determina si un texto emplea la función del lenguajepertinente para cumplir con su intención comunicativa y lo adapta a la situación enque se enuncia. Para saber si un texto cumple esta propiedad tendremos quelocalizar el texto, buscar los elementos del proceso de comunicación que están enjuego para deducir de estos la intención comunicativa. 1.1. Localización Localizar un texto consiste en identificar al autor, el tipo de obra y su título;decir si se trata de un fragmento o de un texto completo y señalar por qué medio seha difundido. Esta información la encontramos siempre en la referencia que apareceal pie del texto. 1.2. Elementos de la comunicación En este punto se analizarán varios elementos: emisor, receptor, tiempo yespacio y canal. En cualquier comentario de texto es esencial identificar al autor y al receptorpara determinar el tipo de registro. Respecto al primero, el emisor, se trata de fijarquién es el emisor modelo que se esconde tras el texto. No hay que confundirlo conel autor real. Para llegar a perfilarlo hay que descubrir marcas en el texto que nospermitan identificarlo, entre las que están la intención comunicativa, subjetivismo,tratamiento o enfoque del tema, tipo de léxico utilizado, ironías, funciones dellenguaje, etc., y que sirven para justificar el retrato que hagamos del emisor.Además, debemos analizar a quién se dirige el texto. En cuanto al receptor(cualquiera que lea el texto), conviene diferenciarlo del destinatario o receptormodelo (lector ideal para el que se ha elaborado el texto). Es desaconsejablerecurrir a tópicos del tipo “nosotros, los lectores” o generalizar en exceso. Elreceptor ideal, en el que está pensando el autor cuando escribe, se manifiesta en eldiscurso y ha de justificarse también mediante las huellas que haya ido dejando, máso menos explícitamente el emisor: el tema abordado, ámbito en el que se desarrollael texto, vocabulario, profundidad, tratamiento e interés del tema, etc. Respecto al tiempo y espacio del texto deberán analizarse cuando haya aspectosrelevantes en ellos, que afecten a una más profunda comprensión del discurso. El 1 Es conveniente que el apartado de la adecuación vaya precedido por una pequeña introducciónque manifieste y justifique la oportunidad (adecuación) en la elección de algunos elementos que se vana analizar. De igual modo, parece conveniente finalizar el apartado con alguna conclusión que recoja lofundamental. 2
  • 3. tiempo aquí se refiere a la fecha de emisión original del texto. Hay ocasiones en lasque no solo contamos con esta indicación precisa, sino que también a lo largo deldiscurso aparecen referencias temporales que pueden ser claves para el mensaje(bastante habitual en los escritos periodísticos). De sobra es sabido que un textopuede ser inadecuado si el tiempo en el que se emite no se ajusta a otros aspectos.De igual modo, el espacio puede ser otro elemento de adecuación fundamental, yaque se refiere al ámbito en el que se desarrolla: en una conferencia, en un libro detexto, en internet, en la televisión, etc. La referencia que aparece al pie de texto nos informa también del tipo de canal. En este apartado podríamos destacar, además: 1.2.1. Voces del discurso. Son conceptos que se refieren al emisor y receptor del texto. Se puedendistinguir los siguientes casos: • Autor real (por ejemplo el autor) y lector real: son las personas de la realidad exterior lingüística, es decir, el emisor o el receptor de carne y hueso. • Autor modelo (por ejemplo el autor desconocido, imaginado) y el lector modelo: son una reconstrucción ideal. • Locutor (por ejemplo el narrador) y el alocutario: el locutor habla en el texto y el alocutario es la persona a la que se dirige el texto. • Enunciador (por ejemplo un personaje): es una voz distinta del locutor, que habla en el texto en primera persona. 1.2.2. Polifonía. Es un fenómeno que se produce cuando hay un desdoblamiento del emisor o delreceptor. Se asocia con el cambio de punto de vista y con la ironía: • Desdoblamiento del emisor: se produce cuando el autor real y el locutor (o narrador) de un relato, por ejemplo, no coinciden; además, en los relatos suelen aparecer también enunciadores (o personajes). Por el contrario, no hay desdoblamiento o polifonía en un relato cuando el autor real, el locutor y el enunciador coinciden; por ejemplo: “Entonces dije:’no lo haré’”. • Desdoblamiento del receptor: se produce cuando, además del lector, aparece un nuevo receptor del texto, que se llama alocutario; por ejemplo, un personaje al que alguien escribe una carta dentro de un relato. 1.2.3. Punto de vista y empatía. • Ambos conceptos explicitan la asociación del emisor con uno de los posibles puntos de vista introducidos en el texto. • En los desdoblamientos el locutor adopta el punto de vista de cada enunciador o personaje cuando éstos hablan en primera persona. • Al adoptar el punto de vista de cada enunciador, el locutor manifiesta empatía (o sea, “se pone en la piel”) con el enunciador. • La empatía es ‘participación afectiva, y por lo común emotiva, de un sujeto en una realidad ajena’, según el diccionario de la R.A.E. 1.2.4. Presuposiciones. • Son las informaciones implícitas (no expresadas en el texto), que interactúan con las informaciones explícitas (expresadas) para la interpretación del texto. • El autor supone que el receptor o lector modelo al que se dirige conoce ya ciertas informaciones y, por eso, no las explicita. Por ejemplo, está claro que 3
  • 4. a un receptor infantil hay que explicitarle muchas informaciones que no se explicitan a un receptor adulto. 1.2.5. Conocimientos enciclopédicos. Los textos de cierta entidad suelen presentar dificultades de comprensión,debido a que se hace imprescindible contar con algunos conocimientos específicosprevios que el emisor da por sabidos en sus lectores (lo cual motiva un juegocómplice entre emisor y receptor, en ocasiones muy interesante) y que convienen altexto. Algunas veces, el texto se refiere explícitamente a ellos; otras, se sugieren(presuposiciones o informaciones implícitas que interactúan con las explícitas), peroresultan imprescindibles para captar la intención y el sentido profundo del texto.Dichos conocimientos pueden ser de lo más variado (de ahí su denominación,“enciclopédicos”) y se pueden definir como aquellos conocimientos que permitenconstruir e interpretar un texto correctamente con un esfuerzo cognitivo mínimo. Enel comentario deben ponerse de relieve en aquellos momentos en los que resultenecesario tenerlos en cuenta para la comprensión del texto. 1.2.6. Intertextualidad. Es un elemento muy relacionado con el anterior, puesto que se trata de unmecanismo de referencia a otros textos (dentro del conocimiento enciclopédico,pero específico de textos), por el cual el emisor incorpora más o menosexplícitamente otros textos. En algunas ocasiones, se cita literalmente otro texto (enestilo directo y, por lo tanto, se utilizan comillas); en otras, se hace alusión a otrotexto a través del estilo indirecto. La intertextualidad puede perseguir distintosfines: se está buscando un argumento de autoridad, de reafirmación y apoyo a lasideas propias, o, por el contrario, se está ironizando.... Otro aspecto importante delfenómeno es que no tiene por qué respetar el texto original ni citar el autor real delmismo; si el efecto que se busca es el irónico, por ejemplo, será frecuente encontraralgunas variaciones del fragmento importado que se acomoden más expresivamente ala intención del emisor. Lo que es deseable siempre es localizar el fenómeno de laintertextualidad y justificar su intención. 1.3. Intención comunicativa Nos sirve para reconocer la función o funciones del lenguaje predominantes enun texto y que aparecerán reflejadas en los rasgos lingüísticos propios de cadafunción del lenguaje. Veamos cuáles son los elementos analizables que denotan la función, además dela persona gramatical presente en las formas verbales y los pronombres: • Representativa o referencial: entonación neutra, oraciones enunciativas, modo indicativo, ausencia de valoración, empleo de enumeraciones y ejemplificaciones. • Expresiva o emotiva: interjecciones, énfasis o abatimiento, interrupciones, alteraciones del orden lógico, repeticiones, exclamaciones, elementos afectivos de todo tipo. • Apelativa o conativa: modo imperativo, perífrasis verbales de obligación, interrogaciones, elementos afectivos, adjetivos valorativos, uso de la segunda persona verbal, términos connotativos y los recursos encaminados a convencer y persuadir (algunas figuras literarias). • Poética o estética: uso de figuras literarias. • Metalingüística: mismos rasgos que la referencial. • Fática o de contacto: enunciados de altísima redundancia, fórmulas de cortesía y todas las frases hechas socialmente ritualizadas. 4
  • 5. 2. COHERENCIA Consideraremos un texto coherente cuando, de acuerdo con la situación en laque se emita, presente tal congruencia temática que cumpla adecuadamente con suintención. Es decir, un texto es coherente cuando presenta ideas en torno a una mismatemática y se estructuran de forma lógica. Es preciso que la coherencia predomine y se imponga sobre la estructura y laorganización de las oraciones y párrafos del texto, o sea, sobre la cohesión de dichotexto. Cuando analizamos la coherencia de un texto, lo más importante es distinguirentre las ideas principales (que explican el tema que defiende el autor) y lassecundarias (que ayudan a corroborar, demostrar y ejemplificar. Son ideasprescindibles porque no influyen para la comprensión del texto en general). Para eso,te aconsejamos subrayar durante la lectura las palabras que expresen los conceptosprincipales. Como ya destacábamos en las consideraciones iniciales te resultará muyútil anotar junto a cada párrafo una palabra que resuma su contenido y hacer unesquema jerárquico de las ideas más destacables. Entre los mecanismos que me van a permitir afirmar que un texto es coherentedestacamos: 1. Que se adapte a la situación en la que se emite, es decir, que cumpla con las leyes pragmáticas de la lengua2 2. Que sus partes estén bien organizadas. 3. Que respete la normativa morfosintáctica de la lengua. 4. Que respete el carácter lógico de sus contenidos, es decir, la semántica de la lengua. 2.1. Las formas del discurso Para determinar la forma del discurso empleada hay que tener presentes lossiguientes aspectos: • Los rasgos lingüísticos que caracterizan cada tipo de texto. • El medio en el que se ha publicado, la temática que aborda y la manera en que lo hace. • El grado de especialización del texto. El léxico del texto nos da una pista clara sobre el tipo de público al que se dirige el autor. • El ámbito de uso al que el texto pertenece. Podemos enumerar las siguientes formas del discurso, que dan lugar a lastipologías textuales básicas (texto narrativo, descriptivo, expositivo, argumentativo,y dialógico): • La narración: se presentan los hechos reales y ficticios. • La descripción: se presenta la realidad. • La exposición: se informa sobre un tema. • La argumentación: se expresa una opinión. • El diálogo: varios interlocutores intercambian información.2 Las leyes y máximas pragmáticas son los principios que nos permiten interpretar en un texto tanto lo que se dicecomo lo que se omite y, sin embargo, está implícito y lo puedo deducir del contexto o situación comunicativa (lasllamadas implicaturas). Las leyes son cinco: principio de economía, ley de moderación, ley de exageración, principiode cooperación, principio de información y principio de cortesía; las máximas son seis y tienen que ver con elprincipio de cortesía: máxima de tacto, de generosidad, de aprobación, de modestia, de acuerdo y de simpatía.Ampliaremos la información sobre este tema en clase. 5
  • 6. Estos discursos no suelen aparecer de forma aislada; de hecho es habitualencontrar dificultades para distinguir y especificar cada uno de ellos dentro de unescrito. Así ocurre con los expositivos y los argumentativos, ya que generalmente laexposición forma parte de la argumentación. La narración, la descripción y el diálogo pertenecen al ámbito del uso literario.la exposición y argumentación pertenecen al ámbito de uso científico y humanístico.Centraremos los siguientes apartados en el estudio de estos últimos. 2.1.1. La Exposición Definición: Es la forma del discurso que pretende informarnos objetivamente sobre un temade forma clara y ordenada. La tipología textual que le corresponde es la de textoexpositivo. Intención: La función del lenguaje propia de los textos expositivos es la referencial, puestoque la finalidad del emisor es informar. Modalidades: Las modalidades de la exposición son dos: ―Divulgativa: el tema es de interés general para un público que lo desconoce.La intención es didáctica: enseñar y conseguir que el receptor comprenda. Laestructura es ordenada. El lenguaje, claro y sin tecnicismos. ―Especializada o científica: el receptor tiene conocimientos previos sobre eltema. El emisor es un especialista en la materia. La intención es dar a conocer unoscontenidos sin pretensión didáctica alguna. La estructura es precisa. El lenguaje esespecífico y técnico (abundan los tecnicismos). Estructura: Las partes en que se puede dividir un texto expositivo son: ―Introducción: presentación del tema. ―Desarrollo: explicación o aclaración de aspectos esenciales, ejemplificaciones,clasificaciones... ―Conclusión: síntesis de los aspectos anteriormente tratados. Teniendo en cuenta estas partes podemos hablar de los siguientes tipos deestructura: ―Analizante: (sigue el modelo deductivo, de lo general a lo particular) alprincipio del escrito se introduce el tema, que se irá desarrollando a lo largo deltexto. No tiene conclusión. ―Sintetizante: (sigue el modelo inductivo, de lo particular a lo general) desde elprincipio se suceden una serie de ideas que nos llevan a la determinación del tema alfinal del texto. No tiene conclusión, porque coincidiría con la definición del tema. ―Encuadrada: al principio se presenta el tema, este se desarrolla a lo largo deltexto y, por último, hay una conclusión final que refuerza y complementa la ideainicial. 6
  • 7. ―Paralela: las ideas se suceden sin que haya entre ellas la necesidad decoordinarlas entre sí. Todas tienen el mismo nivel de importancia. Estos cuatro tipos de estructura son los que más habitualmente se dan en lostextos expositivos, pero también podemos encontrar otros: circular o concéntrica,demostrativa, descriptiva... Características lingüísticas: ―La finalidad de informar objetivamente y la necesidad de organizar loscontenidos de la forma más clara posible lleva a la preferencia de la modalidadenunciativa. ―El léxico es específico, con un mayor o menor número de tecnicismos según lamodalidad expositiva. ―El vocabulario tiene que ser preciso y denotativo ―no puede ser ambiguo nipolisémico. ―Los sustantivos son fundamentalmente abstractos, por su carácter genérico yuniversal. ―Los adjetivos, denotativos y en número reducido. ―Los verbos están en presente de indicativo, por su marca de atemporalidad, yen pretérito imperfecto, si el texto incluye un proceso. Géneros: Los géneros que se adscriben a la forma de discurso expositiva son: trabajos deinvestigación, tesis, monografías, exámenes, análisis y comentarios, artículos,informes, conferencias, disertaciones, trabajos didácticos, ensayos... 2.1.2. La argumentación Definición: La argumentación es la forma del discurso en la que el emisor intenta convenceral receptor mediante razonamientos de la validez de su opinión. Por tanto, el temaque escoja para su escrito estará presentado de forma subjetiva. Intención: La función del lenguaje que predomina es la apelativa, porque la intención deemisor es persuadir y convencer al receptor. También aparece la funciónreferencial, porque se transmite una información, y la expresiva, según el mayor omenor grado de implicación del emisor en la presentación del tema. Estructura: Las partes en que se puede dividir un texto argumentativo son: ―Introducción: plantea el tema que se va a tratar. ―Cuerpo argumentativo: está constituido por todas las razones que aporta elemisor para defender su opinión. ―Conclusión: es el resumen del texto. Se puede cerrar el escrito con unainterrogación o con una oración ingeniosa. El tipo de estructura vendrá determinada por el lugar que ocupe la tesis o ideaque fundamenta el texto y que muestra la actitud del emisor ante el tema que 7
  • 8. plantea. Puede ser explícita y, por tanto, expuesta por el propio emisor de formaclara y evidente; o implícita, por lo que el receptor tendrá que deducirla de losrazonamientos que ofrezca el emisor. Los tipos de estructura coinciden plenamente con los de la exposición. Un textotendrá estructura analizante si la tesis está incluida en la introducción; sintetizante,si aparece al final del texto; y encuadrada, si la tesis se recoge al principio y en laconclusión. Características lingüísticas: ―La modalidad oracional es enunciativa cuando el emisor pretende mostrarcierta objetividad en sus planteamientos, con el fin de darles mayor verosimilitud.También encontramos la modalidad exclamativa, cuando el emisor manifiesta supostura ante el tema con un alto grado de implicación, y la interrogativa, cuando elemisor quiere llamar la atención del receptor. ―La sintaxis es en general compleja, porque se suceden las oracionescoordinadas y subordinadas que muestran el desarrollo del pensamiento del emisor.Predominan las subordinadas comparativas, condicionales, causales y consecutivas.También son habituales los incisos, con rayas o paréntesis. Mediante estas oracionesel autor da su opinión, ofrece una explicación o hace una aclaración. ―En cuanto al léxico, encontraremos junto al vocabulario específico y contecnicismos, palabras polisémicas y con valor connotativo. TIPOS DE ARGUMENTOSAutoridad Se acude a un experto o persona reconocida para apoyar la opinión.Calidad Se valora lo bueno frente a lo abundante.Cantidad Lo que la mayoría piensa o hace puede funcionar como argumento.Científico La autoridad o el prestigio científico pueden servir para apoyar un pensamiento.Estético Lo bello se valora sobre lo feo.Existencial Se prefiere lo real, verdadero y posible, frente a lo inexistente, falso o imposible.Experiencia Lo visto y lo vivido funciona también como argumento. Conviene no abusar de estepersonal tipo de argumento.De datos Basado en pruebas constatables.Hedonista Identificable con el carpe diem latino: la idea se justifica en razón de la necesidad de vivir la vida.Justicia Lo justo debe prevalecer sobre lo injusto.Moral Las creencias éticas socialmente aceptadas ayudan a justificar una opinión.Progreso La novedad y lo original son claves del progreso frente a la tradición.Salud Se valora lo saludable y beneficioso frente a lo nocivo y perjudicial.Semejanza Se defiende algo en razón de ser muy parecido a algo que nos convence.Social Ideas socialmente admitidas que funcionan como argumentos de autoridad.Tradición El peso de la tradición puede confirmar nuestras ideas.Utilidad Se valora lo útil, frente a lo inútil o ineficaz. 8
  • 9. Ejemplificador Tienen más peso las ideas que están apoyadas en ejemplos. 2.2. Tema o idea principal Es un apartado obligatorio y muy relevante en todos los comentarios determinarel tema. El tema del texto puede formularse a través de un sintagma nominal muysencillo (y, por lo tanto, excesivamente genérico) o a través de una oración complejaque matice y defina por completo: lo que llamamos idea principal. Podemosformularnos las siguientes preguntas: ¿Con qué palabra se identificaría el texto? ¿Quéfrase recoge la idea fundamental? Hay textos en los que se puede hacer perfectamente la distinción entre tema eidea principal (el primero sería muy amplio y la segunda bastante concreta), peroesta distinción no siempre es factible en todos los textos. Algunas veces el tema estáexpresado en el título (título temático). Otras veces se expresa dentro del texto (enlas palabras temáticas). En otros casos, hay que interpretarlo a partir de lainformación global del texto (“¿de qué nos habla el texto?”). A lo largo del curso trabajaremos el concepto de idea principal, más complejo yexacto que el de tema. Para llegar a formularla adecuadamente es aconsejablesometer el texto a un subrayado muy selectivo de lo que consideramos fundamental.Si el subrayado es correcto, ha de encerrar lo esencial y nuestra tarea seráreformular ese subrayado en una frase compuesta, de pleno sentido, que expreseinequívocamente el contenido primordial del discurso. En ocasiones, los textospresentan en algún momento dado una frase o dos frases que podrían ofrecerbastante explícitamente ese contenido primordial. Aprovéchese, reformulándola,matizándola. Hay varias fórmulas adecuadas para elaborar la idea principal, que no debe exceder las tres líneas: • Mediante sustantivos abstractos que precisan y matizan la idea: “La crítica de...”, “La denuncia de...”, “La situación de....”, “Las ventajas y desventajas de...”, etc. • Mediante verbos que explicitan ya en su significado parte de la idea: “El autor solicita de... para lograr...”, “El autor enjuicia positivamente los..., ya que de este modo...”, “El autor aconseja introducir... con el fin de...”, etc. • Mediante adjetivos que aclaran el tono y intención del emisor o resumen el contenido del texto: “La situación penosa de los...”, “La actitud prepotente e intimidatoria de...”, etc. Es conveniente seleccionar de forma minuciosa el vocabulario empleado, ya quehay poco espacio y mucho contenido. No hay que dar rodeos cuando un solo términopuede expresar perfectamente el contenido. 2.3. Resumen Resumir consiste en explicar el contenido esencial de un texto y condensarlo enunas pocas oraciones de manera que queden reflejadas las ideas principales de formaobjetiva. A la hora de realizar un resumen tendremos que explicar con nuestras palabras―nunca debemos parafrasear― cuáles son todas esas ideas que explican y matizan eltema; por tanto, evitaremos hacer referencia a las estadísticas o a los ejemplos quepudiera darnos el autor, es decir, a aquellas ideas que son prescindibles paracomprender el texto. Podríamos formularnos la pregunta: ¿De qué trata el texto? 9
  • 10. Nunca debemos dar nuestra opinión en este apartado o enjuiciar ninguna idea, eso lodejaremos para las conclusiones. 2.4. Estructura Aquí se analizan cómo están organizadas y distribuidas las ideas en el texto. Seidentifican las partes y lo que se expone en cada una de ellas. Dichas partes notienen por qué coincidir con los párrafos, de modo que hay que prestar muchaatención al contenido. A continuación se señala cuál es la estructura. Existen distintos tipos deestructura que pueden servir de guía, pero el orden de un texto no siempre secorresponde con uno de estos tipos. Los ejemplos permiten comprobar si primero se plantea una tesis que luego sedefiende y ejemplifica (deductiva) o si a partir de ejemplos y argumentos se extraela tesis (inductiva). Los tipos de estructura se suelen corresponder con las propias de cada tipologíatextual, de modo que si conocemos las estructuras particulares de cada forma dediscurso, conoceremos las diversas estructuras. 3. COHESIÓN La cohesión tiene que ver con la conexión que los textos establecen entre suspartes. Es la propiedad de la estructura textual por la que se establecen enlacesentre los enunciados que componen un texto. La cohesión puede estar basada en laforma de las palabras, en su significado o en la sintaxis. Así pues, la cohesión actúa como un recurso de conexión entre los enunciadosmediante recursos léxico-semánticos, morfológicos, sintácticos y textuales. Los rasgos léxico-semánticos son los que se refieren al significado de laspalabras; los morfológicos a la categoría de las palabras y a su forma; lossintácticos al tipo de estructuras sintácticas empleadas y los textuales, por último,remiten al uso de elementos y marcadores que relacionan unas partes del texto conotras. Vamos a resumir grosso modo lo que son los rasgos de cohesión, para despuésexplicarlos de forma más profunda y específica. • Rasgos léxico-semánticos: en el texto cohesionado abundan las palabras referidas al mismo tema, que mantendrán relaciones de sinonimia, antonimia, derivación o de inclusión (hiponimia, hiperonimia). • Rasgos morfológicos y sintácticos: el uso de las mismas personas gramaticales a lo largo del texto garantiza la conexión entre las partes del discurso y mantienen la relación conveniente entre autor y lector. Además, se emplean las estructuras sintácticas y los tiempos verbales que le sirven al autor para su propósito/-s comunicativo/-s. • Rasgos textuales: existen dos tipos que sirven para conectar los elementos de un texto y proporcionarle cohesión: elementos deícticos (remiten a un elemento del texto anterior —anáfora— o posterior —catáfora—) y marcadores discursivos (relacionan entre sí las partes de un texto). Pasemos ahora a ampliar la información sobre estos tres mecanismos decohesión. Tengamos en cuenta que podemos resumirlos en dos, los que tienen quever con las palabras y su significado, los recursos semántico-textuales, y los queorganizan la sintaxis del texto, los conectores sintáctico-textuales. 10
  • 11. Empezaremos por los semántico-textuales. Para describir los procesos decohesión léxica, sustitución, elipsis, progresión temática o campos conceptuales, hayque definir qué son los procesos de referencia o mecanismos de referencia: 3.1. Procesos de referencia o mecanismos de referencia. Recursos semántico-textuales Se produce referencia cuando un elemento lingüístico “B” se interpreta enrelación a otro elemento “A”, que funciona como antecedente o elementoreferencial de “B”. Dicho de un modo más sencillo, se denomina referencia la acciónque llevamos a cabo, al hablar o al escribir, cuando empleamos las palabras pararepresentar cosas, hechos o entidades concretas. Ejemplo: El libro que comentas no lo he leído. En este ejemplo, “lo” (elemento lingüístico “B”) se interpreta en relación alsintagma nominal “El libro que comentas” (elemento lingüístico “A”), que es elreferente del pronombre personal. Los principales mecanismos de referencia son los siguientes: A) Deixis (también sustitución) Es el proceso de referencia que pone en relación ciertos elementos del texto conotros de la situación comunicativa, como personas, tiempo y espacio de laenunciación. Según esto, podemos hablar de los siguientes tipos de deixis: • Deixis personal: señala al emisor y al receptor. Se lleva a cabo con los siguientes elementos de primera o segunda persona: o Pronombres personales. o Determinantes y pronombres posesivos. o Morfemas verbales. • Deixis social: la proporcionan las formas de tratamiento o títulos (señor/a, doctor/a, don/doña, etc.), los pronombres usted/tú y algunos vocativos que reflejan proximidad, respeto (oiga, señor). • Deixis espacial: señala el dónde del enunciado y se refleja en el empleo de: o Determinantes o pronombres demostrativos: este, ese, aquel, etc. o Adverbios de lugar: aquí, allí, etc. o Ciertos verbos que indican dirección en relación con el emisor: traer, venir, etc. • Deixis temporal: señala el cuándo del enunciado y se refleja en el empleo de: o Adverbios y expresiones temporales: antes, ahora, etc. o Algunos morfemas verbales de indicativo. Conviene tener en cuenta que la deixis es un fenómeno muy característico(aunque no exclusivo) de la lengua oral, por lo que resulta frecuente en textos quereproducen una conversación o en los que, perteneciendo a otras tipologías(narrativos...), presentan secuencias conversacionales, en cuyo caso suele darse enel nivel enunciativo (intervenciones de los personajes), pero no en las del narrador,quien, por regla general, habla en tercera persona. Por otro lado, a menudo la deixisse pone en relación con la polifonía, las voces del discurso o la empatía. B) Anáfora y catáfora 11
  • 12. Se llama anáfora al mecanismo de referencia que relaciona el texto y elcontexto lingüístico. Hablaremos de anáfora cuando un elemento del discurso nosremita a otro que ha aparecido anteriormente y de catáfora cuando nos remite a unelemento que aparecerá posteriormente. A María ya le di la noticia. le: anáfora. le di la noticia a María. le: catáfora. Entre los elementos lingüísticos implicados en las anáforas y catáforas se cuentanlos siguientes: • Pronombres personales de tercera persona. • Determinantes y pronombres posesivos. • Determinantes y pronombres indefinidos. • Pronombres relativos. • Pronombres interrogativos. • Determinantes y pronombres demostrativos. • Morfemas verbales de tercera persona. • Adverbios. Tanto en el caso de las anáforas como en el de las catáforas se ha de destacar sufunción discursiva. Estos procedimientos, por ejemplo, son frecuentes en los textosque, van avanzando y ampliando la información, con el fin de evitar la repetición deltema mantenido a lo largo del texto. C) Elipsis Consiste en la supresión de repeticiones, anáforas, y otros elementos lingüísticosque podrían estar presentes en el texto, siempre que se sobreentiendan. Podemosdistinguir varios tipos: elipsis nominales (supresión del sujeto o del núcleo nominal),elipsis verbales (supresión de todo o de parte del sintagma predicado, etc.). Hablando en términos generales, el uso de la elipsis es propio de la lengua oral yaporta dinamismo al discurso, manteniendo al mismo tiempo su unidad de contenido. D) Cohesión léxica. Es el proceso de referencia que se basa en una relación de significado (y no enuna relación gramatical, como la anáfora y la deixis). Por ello, se establece siempreentre dos o más elementos léxicos de significado pleno. La cohesión léxica puedepresentar diversas formas: 1. Cohesión léxica de referencia. • La repetición de una o varias palabras-clave a lo largo del texto proporciona un grado mayor de cohesión. • La sinonimia, y la sinonimia referencial (varias palabras aluden a un mismo referente). • La relación hiperonimia-hiponimia (referente ampliado-referente restringido): llamamos hiperónimos a los términos que, por la amplitud de su significado, engloban a otros, de sentido más 12
  • 13. limitado, conocidos como hipónimos. Ambos favorecen la cohesión léxica: Ejemplo.: Han traído los muebles, pero ni la cama ni el armario caben en el cuarto. Hiperónimo Hipónimo Hipónimo 2. Cohesión léxica de sentido: • Campo semántico: formado por aquellas palabras de idéntica categoría gramatical que pueden ocupar el mismo lugar en la oración. Suele estar formado por un número relativamente limitado de vocablos, por ejemplo: campo de flores, de los colores, de los verbos de lengua (decir, hablar, etc.) • Campo asociativo o conceptual: es un concepto más amplio, que engloba todas las palabras (independientemente de su categoría gramatical) que no tienen rasgos significativos comunes, pero que guardan una relación que asociamos a un mismo ámbito o a una misma experiencia. Ésta puede ser de causa, consecuencia, contraste...; por ejemplo, del campo asociativo del ‘amor’ serían las siguientes palabras: querer, corazón, amante, odiar, San Valentín... • Campo derivativo: forman parte de él las palabras que comparten el mismo lexema, es decir, constituyen una familia léxica: pan, panadero, empanar, etc. • Conocimiento del mundo o relaciones enciclopédicas: determinadas asociaciones que infunden cohesión al discurso no dependen, como en los casos anteriores, del conocimiento del significado de los términos sino de factores del conocimiento del mundo o relaciones enciclopédicas. Ejemplo: Finalmente cambió la rueda, pero se puso perdido de grasa. (La asociación rueda-grasa no deriva del significado de los términos sino de la experiencia práctica de que los neumáticos de los coches manchan). • Antonimia: asociación u oposición de contrarios. La cohesión léxica, junto con los conectores, refuerza la percepción de los temasy de las ideas principales, tanto del texto como las secuencias que lo integran. Portanto, podemos relacionarla con la evolución de la información, o lo que podríamosdenominar progresión temática, que es la organización de la información escalonadaen orden lineal, y que puede estar vinculada a informaciones que se han dado conanterioridad o no vinculada, siempre que sea independiente de la informaciónanterior o no la necesite para ser entendida. Por otra parte, determinadosmecanismos de cohesión léxica —por ejemplo, el empleo de sinónimos en unadescripción para mantener la referencia al tema—, puede llegar a ser un mecanismomás de la modalización, característica que comentamos en el apartado 3.6 de estaguía, según la objetividad o subjetividad de dichos términos. 3.2. Recursos sintáctico-textuales o elementos de conexión Además de los recursos semánticos, disponemos de otras herramientaslingüísticas para poner en relación las oraciones. Se trata de los conectorestextuales. 13
  • 14. Reciben el nombre de conectores los nexos de cualquier tipo que marcanexplícitamente relaciones lógicas entre partes del discurso. Dependiendo de loselementos que pongan en relación, podemos hablar de dos tipos: • Conectores oracionales: elementos que enlazan palabras, sintagmas o proposiciones en el seno de la oración. Realizan esta función las conjunciones y demás locuciones equivalentes, sin olvidar la inexistencia de nexo que caracteriza a la yuxtaposición. • Conectores textuales: enlazan dos oraciones o párrafos estableciendo entre ellos bien sea una relación semántica, una relación respecto al orden estructural del texto o una relación de las distintas partes (y sus funciones) dentro del texto. Realizan esta función algunas conjunciones, conectores de carácter léxico y gráfico y determinados conectores que matizan (suelen ir entre pausas). Los conectores pueden agruparse según valores básicos de significado: 1. Aditivos, conectores de adición (o sumativos): permiten agregar información. • Además, también, en esta misma línea, en este sentido, a este respecto, dicho sea de paso, igualmente, del mismo modo, asimismo, más aún, y lo que es más, a propósito, de esta forma, por cierto… 2. Contrastivos o de oposición: para contrastar dos o más ideas. • De otro modo, sin embargo, en contraste con esto, ahora bien, lejos de… 3. Disyuntivos: dilema u opción. • O (u), o bien… 4. Consecutivos y causales: causas y consecuencias. Relacionan los hechos con sus motivos o repercusiones. • Consecuencia+causa: ello se debe a, es por ello por lo que… • Causa+consecuencia: por lo tanto, entonces, por consiguiente, en consecuencia, pues, precisamente por eso, de ahí que… • Consecuencia (en caso negativo): de lo contrario, si no… 5. Conclusivos y de reformulación: sacan conclusiones, deducciones. Sirven también para sintetizar o parafrasear. • Para sintetizar y resumir: a saber, en resumen, en breves palabras, en conclusión, en definitiva, en fin, a decir verdad… • Para parafrasear: o sea, es decir, dicho de otro modo, con otras palabras… 6. De enumeración: sirven para ordenar el discurso o enumerar las partes de un todo. • En primer lugar, a continuación, además, finalmente o para finalizar; primero, segundo, tercero, etc.; de un lado, de otro, por último; tanto como; primero, luego, en fin… 14
  • 15. 7. De rectificación o contraargumentativos: sirven para corregir lo expresado. • Al contrario, miento, en cambio, mejor dicho… 8. De valoración: permiten opinar o evaluar un hecho. • A mi modo de ver, según mi criterio, bien pensado, de veras, en el fondo, en concreto, claro, desde luego, por supuesto, ni que decir tiene, desde mi punto de vista, en mi opinión, por suerte, por desgracia, por fortuna, sin duda, probablemente, al fin, menos mal… 9. De ejemplificación: ilustran el contenido del texto. • Por ejemplo, especialmente, en particular, para ilustrar esto, como muestra, así, precisamente, como muestra el hecho de que… Es importante no confundir ambos tipos de conectores. Casi todos los conectorestextuales pueden actuar como oracionales, pero no al contrario. 3.3. Otras formas de coherencia 3.3.1. Discurso reportado Tradicionalmente se denominan estilos del discurso a los diversos procedimientossintácticos de los que el emisor dispone para reproducir el discurso ajeno y lassituaciones de comunicación evocadas o citadas. La elección de uno u otro estilodepende del tipo y género textual, de la situación de comunicación, y de otrosmuchos factores, como la intención, el tono y la propia variación estilística inherentea muchos tipos de textos. El discurso reportado se manifiesta de distintas formas: A. Estilo directo. Trata de reproducir la forma y el contenido del discurso ajeno a modo de citaliteral. Se emplea en situaciones comunicativas en las que el emisor pretende no sóloreproducir el contenido de otro discurso, sino indicar, además, que se emitió con unaforma determinada. Los propósitos de este estilo pueden ser muy variados; en losrelatos, por ejemplo, el empleo de diálogos en estilo directo permite caracterizar alos personajes por su modo de hablar; en el texto científico la precisión exige elempleo de la cita literal cuando se emplea el discurso ajeno como argumento deautoridad (esto también válido para el texto argumentativo que utilice dichoargumento). Se distingue este estilo por los siguientes elementos característicos: un verbointroductor de la cita (verbos de comunicación o verbos dicendi como hablar, pensar,decir, exclamar, etc.), procedimientos gráficos para resaltar la cita (guiones,comillas), entonación propia de la cita literal, yuxtaposición con respecto al resto deldiscurso. Ejemplo de este estilo: Mi tío replicó: “¡Ya volveré mañana!”. B. Estilo indirecto. Sólo reproduce de manera aproximada el discurso del otro. Con respecto al estilodirecto, la cita del discurso ajeno aparece sintácticamente integrada en el resto deldiscurso funcionando como una subordinada, frecuentemente sustantiva decomplemento directo. Aquí se pierde totalmente la entonación propia de la cita y no 15
  • 16. hay marcas gráficas que indiquen explícitamente que se trata de un discurso distintoal del emisor. Ejemplo de este estilo: Mi tío replicó que ya volvería al día siguiente. C. Estilo indirecto libre. Reproduce también pensamientos o dichos ajenos o propios. La oraciónreproducida, al igual que en el estilo directo, posee independencia tonal y sintáctica,y suele ir detrás de dos puntos (:) u otro signo de puntuación. Carece de verbointroductor, con lo que se diferencia a la vez del directo y del indirecto, pero varíanlos modos y tiempos verbales, como en el estilo indirecto. Debido a su carácterfuertemente retórico y subjetivo, se trata de un estilo frecuente en los textosliterarios, pero poco habitual en otras circunstancias. Ejemplo: Él siguió obstinado: no había visto a nadie salir de la casa en todo eldía. D. Monólogo interior También llamado “corriente de conciencia” (aunque muchos autores sostienenque se trata de distintos fenómenos), se trata de un estilo fundamentalmenteliterario. Consiste en reproducir el flujo constante de pensamientos que atraviesan elalma del personaje a medida que surgen y en el orden en que surgen, sin explicar elencadenamiento lógico, por medio de frases reducidas al mínimo de relacionessintácticas, de forma que da la impresión de reproducir los pensamientos tal comollegan a la mente. Ejemplo: “…yo le hice que se me declarara sí primero le di el pedazo de galletade anís sacándomelo de la boca y era año bisiesto como ahora sí ahora hace 16 añosDios mío después de ese beso largo casi perdí el aliento sí dijo…” 3.3.2. Relación de los tiempos verbales. En este punto se trata de comentar la relación temporal que se establece entrelas distintas formas verbales que aparecen en el texto y cómo se justifican conrespecto a la tipología, finalidad y al momento de emisión del discurso. Por ejemplo,la utilización del presente gnómico (se refiere a un estado de cosas que se mantienea través del tiempo, aparece en refranes, proverbios máximas, etc., que tienen valorno sólo en el momento actual sino en cualquier tiempo) en los textos expositivos sejustifica por el carácter universal que pretenden tener dichos textos. En el discursodescriptivo es frecuente encontrar o bien el imperfecto de indicativo o bien elpresente, etc. Hay que tener en cuenta que muchas formas verbales vienen impuestas odeterminadas por las exigencias de la concordancia sintáctica, de tal modo que suaparición es ajena a la voluntad o propósito del emisor. Es el caso de los tiemposverbales de muchas proposiciones subordinadas, que a menudo aparecen ensubjuntivo como resultado de reglas sintácticas que el emisor no puede evitar. 3.3.3. Recursos estilísticos o figuras retóricas Aquí se trata de comentar los principales recursos estilísticos que el emisor hayapodido utilizar. Convendría también hacer un breve repaso de los más importantes, 16
  • 17. entre los cuales hay que señalar los siguientes: metáfora, metonimia, símil,contraste, hipérbole, epíteto, personificación, etc. Puedes ampliar la información de estos recursos bajándotelos del siguienteenlace http://jaserrano.nom.es/Comentario/ 3.3.4. Modalización. La modalización tiene que ver con la adecuación o propiedad textual que dacuenta de la relación del texto con el contexto y la situación. Es el efecto desubjetivización del enunciado producido por el uso de ciertos recursos lingüísticos yno lingüísticos. Con ellos, el emisor manifiesta actitudes, opiniones, creencias,valoraciones, etc., sobre el mensaje que enuncia. Llamamos modalizadores a todaslas marcas superficiales que dan cuenta de la actitud del emisor respecto al mensajey de la intencionalidad del discurso. Es muy importante tener en cuenta el hecho de que la modalización se lleva acabo mediante procedimientos lingüísticos; por lo tanto también forma parte de lacohesión del texto. Un texto con abundantes marcas modalizadoras puede, porejemplo, presentar un alto nivel argumentativo con opiniones por parte del emisor. Entre los elementos de modalización más interesantes, se pueden señalar lossiguientes: • Modos verbales: indicativo, subjuntivo, imperativo. • Perífrasis verbales modales. • Modalización oracional: 1. Enunciativas. 2. Interrogativas. 3. Imperativas. 4. Exhortativas. 5. Optativas o desiderativas. 6. Dubitativas. 7. Exclamativas. • Enunciados emotivos y expresivos. • Interjecciones y exclamaciones. • Otras formas de modalización del enunciado: 1. Adjetivos calificativos. 2. Adverbios modales. 3. Necesidad. 4. Posibilidad. 5. Capacidad. 6. Obligación. 7. Prohibición. 8. Modalización negativa. • Actos de habla indirectos. • Uso del plural globalizador. • Uso de elementos totalizadores y pluralizadores. 4. VALORACIÓN CRÍTICA DE LAS IDEAS Y OPINIÓN PERSONAL No debemos confundir la valoración crítica de un texto con la opinión personalsobre ese texto. La valoración crítica es una reflexión objetiva sobre si el texto es efectivo yconsigue un objetivo concreto. Aquí podemos demostrar nuestro conocimiento de larealidad actual y nuestra madurez, tanto intelectual como personal. Por eso esconveniente comentar si el tema es acertado por su actualidad, por su interéssocial; si el autor cumple su propósito comunicativo y orienta nuestra opinión; si 17
  • 18. nos convencen los argumentos que defienden su tesis; si el tema se trata enprofundidad o se diversifica en subtemas que impiden determinar sus objetivos; si eltítulo del texto recoge el tema o sólo pretende llamar la atención del lector; si haytemas interdisciplinares con los que podamos relacionarlo o libros o películas con losque podamos asociarlo; si hay coherencia en el planteamiento general y en laestructura escogida por el autor; si el registro lingüístico utilizado facilita lacomprensión del texto. El siguiente paso sería dar nuestra opinión personal, pero para eso hay quedisponer de un cierto grado de madurez y un conocimiento más o menos profundodel tema que se trate. Por eso conviene, si no estamos seguros, no arriesgarnos aopinar. Si aun así decidimos arriesgarnos, los mejores consejos son: elaborar tupropio texto sobre el tema del comentario, aportando argumentos para convenceral receptor de la postura escogida para explicar por qué defendemos la tesisescogida, que puede o no coincidir con la del autor; si el texto es realmente denuestro interés o no tiene nada que ver con nuestro entorno social (o con nuestraedad, sexo, condición social, modelo cultural, etc.). 5. CONSEJOS SOBRE LA REDACCIÓN La redacción debe realizarse de forma unitaria y evitando especificar el pasode uno a otro epígrafe (a no ser que se pida por separado). Hay que procurar redactar con claridad y precisión, así como evitar lasrepeticiones. La originalidad en la expresión es interesante, pero hay que huir de loscoloquialismos, muletillas, frases hechas, vulgarismos… El uso de sinónimos demuestra nuestra riqueza y nuestro caudal léxicos.Procuremos evitar palabras dudosas por su significado o por su forma ortográfica. Las alusiones directas se pueden evitar usando el plural de modestia (creemos,consideramos…), las preguntas retóricas (¿No es acaso cierto que…?), las oracionesimpersonales y pasivas (Se suele comentar…; Se considera que…). Lo fundamental en el comentario crítico es que encontremos, por medio de lapráctica, nuestro propio estilo en la redacción. 18
  • 19. 6. FUENTES BIBLIOGRÁFICAS BLECUA, José Manuel y AAVV, Lengua y literatura castellana. Bachillerato. EdicionesSM, Madrid, 2009. GAVÍN TRINIDAD, Pilar y LAREQUI GARCÍA, Eduardo, Orientaciones sobre la prueba decomentario de texto. Prueba de acceso a la universidad. Comunidad foral deNavarra, 2005. (http://www.lenguaensecundaria.com/material/comentar.shtml) GONZÁLEZ ROMANO, Juan Antonio y AAVV, Lengua castellana y comentario de textos.Bachillerato 2. Proyecto a pie de página, Ed. Anaya, Madrid, 2004. © Alicia Pardo Mateo 19

×