Santo tomás de aquino

444 views
413 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
444
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Santo tomás de aquino

  1. 1. Santo Tomás de AquinoTomás de Aquino, (nacido en Roccasecca (Lacio) o Belcastro (Calabria ), Italia, a finales de1224 o inicios de 1225 – Abadía de Fossanuova, en la actual Provincia de Latina, 7 demarzo de 1274) fue un teólogo y filósofo católico perteneciente a la Orden dePredicadores, y es el principal representante de la tradición escolástica, y fundador de laescuelatomista de teología y filosofía. Es conocido también como Doctor Angélico yDoctor Común. También se le conoce como el Aquinate (derivado de Aquino). Por otrolado, es considerado santo por la Iglesia Católica. Su trabajo más conocido es la SumaTeológica, tratado en el cual pretende exponer de modo ordenado la doctrina católica.Canonizado en 1323, fue declarado Doctor de la Iglesia en 1567 y santo patrón de lasuniversidades y centros de estudio católicos en 1880. Su festividad se celebra el 28 deenero. Tratado filosófico “Summa Theologica".Esta obra inmortalizó a Santo Tomás. El autor mismo la consideraba sencillamente unmanual de la doctrina Cristiana para estudiantes. En realidad es una completa exposición,ordenada con criterio científico de la Teología y a la vez un sumario de la FilosofíaCristiana. En el breve prólogo, Santo Tomás destaca las dificultades experimentadas porlos estudiantes de la doctrina sagrada en su tiempo, citando como causas: la proliferaciónde cuestiones, artículos y argumentos inútiles; la falta de un orden científico; frecuentesrepeticiones, "que engendran disgusto y confusión en la mente de los alumnos". Entoncesañade: "con ánimo de evitar estas dificultades, intentaremos, confiando en la ayudaDivina, tratar sobre cosas que pertenezcan a la sagrada doctrina de manera tan concisa yclara como la complejidad del tema permita." En la cuestión introductoria "De la DoctrinaSagrada", demuestra que además del conocimiento que proporciona la razón, laRevelación es necesaria también para salvarse, primero porque sin ella, el hombre nopuede conocer el fin sobrenatural al que deben tender por sus actos voluntarios ysegundo, porque sin la Revelación, incluso las verdades sobre Dios que puedendemostrarse con la razón serían conocidas "sólo por unos pocos, tras mucho tiempo, y congran cantidad de errores". Cuando se han aceptado las verdades reveladas, la mente delhombre puede explicarlas y sacar conclusiones de ellas. De aquí nace la Teología, que esuna ciencia, porque procede de principios ciertos. El objeto, o el sujeto, de esta ciencia esDios; lo demás se considera sólo en cuanto a su relación con Dios. La razón se usa enTeología no para demostrar las verdades de la fe, que se aceptan por autoridad divina,sino para defender, explicar y desarrollar las doctrinas reveladas. Así, anuncia la divisiónde la "Summa": "Ya que el fin de esta sagrada ciencia es proporcionar el conocimiento deDios, no solo como El es en sí mismo, sino como el Principio y el Fin de todo,especialmente de las criaturas racionales, trataremos primero de Dios; en segundo lugardel progreso de la criatura racional hacia Dios; en tercer lugar de Cristo, quien comoHombre, es el camino mediante el cual tendemos a Dios." Dios en sí mismo, comoCreador, como el Fin de todas las cosas, en especial del hombre; Dios como el Redentor -éstas son las principales ideas, las grandes categorías, bajo las que se contiene todo lo quees la Teología.
  2. 2. Primera Parte: se divide en tres tratados: De aquellas cosas que pertenecen a laEsencia de Dios; De la distinción de Personas en Dios (el misterio de la Trinidad); De laproducción de la criaturas por Dios y de las criaturas por Él producidas.Segunda Parte, De Dios en Sí mismo como Fin del hombre, se denomina a veces "laTeología Moral de Santo Tomás, es decir, su tratado sobre el fin del hombre y sobrelos actos humanos. Se subdivide en dos partes, conocidas como la Primera Sección dela Segunda y la Segunda de la Segunda.  La Primera de la Segunda: Las cinco primeras cuestiones se dedican a demostrar que el último fin del hombre, su beatitud, consiste en la posesión de Dios. El hombre puede alcanzar o desviarse de ese fin mediante sus actos propiamente humanos, es decir, mediante actos libres y deliberados. Sobre los actos humanos trata primero, de manera general (en todas excepto las primeras cinco cuestiones de la I-II), en segundo lugar, en detalle (en toda la II-II). El tratado sobre los actos humanos en general se divide en dos partes: la primera, sobre los actos humanos en sí mismos; la otra sobre los principios o causas, extrínsecas o intrínsecas de esos actos. En estos tratados y en la Segunda de la Segunda, Santo Tomás, siguiendo a Aristóteles, ofrece una perfecta descripción y un análisis maravillosamente penetrante de los movimientos de la mente y el corazón del hombre.  Segunda de la Segunda: Considera los actos humanos, es decir, las virtudes y los vicios, en particular. En ella, Santo Tomás trata primero sobre aquellas cosas que afectan a todos los hombres, sea cual sea su estado social, y después sobre aquellas cosas que afectan sólo a algunos. Lo que afecta a todos se reduce a siete apartados: Fe Esperanza y Caridad; Prudencia, Justicia, Fortaleza, y Templanza. En cada apartado, para evitar repeticiones, Santo Tomás trata no solo de la virtud misma, sino de los vicios opuestos a ella, los mandamientos para practicarla, y del don del Espíritu Santo que le corresponde. Lo que afecta a algunos solamente, se reducen a tres apartados: las gracias dadas libremente (gratia gratis datae) a ciertos individuos para el bien de la Iglesia, tales como el don de lenguas, de profecía o de milagros; la vida activa y la contemplativa; los estados de la vida y los deberes de cada estado, sobre todo de obispos y religiosos.Tercera Parte: trata de Cristo y de los beneficios que ha dado al hombre, de ahí, trestratados: De la Encarnación, y sobre lo que el Salvador hizo y padeció; De losSacramentos, instituidos por Cristo y derivan su eficacia de Sus méritos y sufrimientos;De la Vida Eterna, es decir, del fin del mundo, la resurrección de los muertos, el juicio,el castigo de los malos, la felicidad de los justos que mediante Cristo alcanzan la vidaeterna en el cielo. Tardó ocho años en escribir la obra, que comenzó en Roma, dondeescribió la Primera y la Primera de la Segunda Parte (1265-69). La Segunda de laSegunda, la comenzó en Roma y la acabó en París (1271). En 1272 Santo Tomás viajó aNápoles, donde escribió la Tercera Parte hasta la cuestión 90 del tratado De laPenitencia. La obra se ha "terminado" añadiendo un suplemento, basado en otrosescritos de Santo Tomás, atribuidos en algunos casos a Pedro de Auvergne, en otros aEnrique de Gorkum. Atribuciones que son rechazadas por los editores de la ediciónLeonina. Mandonnet favorece la muy probable opinión que fue recopilado por el P.
  3. 3. Reinaldo de Piperno, el fiel compañero y secretario del santo. La "Summa" contiene 38Tratados, 612 Cuestiones, subdivididas en 3120 artículos, en los que se proponen yresponden 10.000 objeciones. El orden prometido está tan perfectamente conseguidoque refiriéndose al comienzo de los Tratados y Cuestiones, se puede ver enseguidaqué lugar ocupa en el plan general, que comprende todo aquello que es posible sabermediante la teología, sobre Dios, sobre el hombre y de su mutua relación... "Toda laSumma va ordenada según un plan uniforme. Cada tema se presenta como unacuestión y se divide en artículos... Cada artículo tiene también una disposiciónuniforme de partes. El tema se presenta como una pregunta para ser discutida, bajo eltérmino Utrum, "Es que..." por ejemplo, ¿Utrum Deus sit? Entonces, se presentan lasobjeciones contra la tesis propuesta. Son generalmente tres o cuatro en número, peroa veces se extienden a siete o más. La conclusión adoptada se presenta entonces conlas palabras, Respondeo dicendum. Al final de la tesis expuesta, se responden lasobjeciones, bajo las formas ad primum, ad secundum, etc."... La Summa es doctrinaCristiana en forma científica; es la razón humana rindiendo el máximo servicio en ladefensa y explicación de las verdades de la religión cristiana. Es la respuesta delmaduro y santo doctor a la pregunta de su juventud: ¿Qué es Dios? La Revelación,conocida por las Escrituras y la Tradición; la razón y sus mejores logros; la solidez yplenitud de la doctrina; el orden, concisión y claridad de expresión, la abnegación, elamor de la verdad sola, de lo que se sigue una sorprendente equidad hacia losadversarios y una gran tranquilidad al combatir sus errores; sobriedad y firmeza dejuicio, junto a una piedad abundante en ternura y claridad - todo ello se encuentra enesta "Summa" más que en sus otras obras, más que en las obras de suscontemporáneos, porque "entre los doctores escolásticos, destaca por encima detodos su jefe y maestro Tomás de Aquino, que como dice Cayetano porque veneró losantiguos doctores de la Iglesia, parece haber heredado de alguna manera el intelectode todos ellos. Fundamento de las tesis religiosas con la bibliaLos libros que más le influyeron fueron la Biblia, los Decretos de los concilios y losPapas, las obras de los Padres, griegos y latinos, especialmente San Agustín, las"Sentencias" de Pedro Lombardo, los escritos de los filósofos, especialmente dePlatón, Aristóteles y Boecio. Si de entre ellos destaca alguno, son sin duda Aristóteles,San Agustín y Pedro Lombardo. En otro sentido, sus escritos fueron influenciados porAverroes, el principal oponente a combatir para defender al auténtico Aristóteles.A lo largo del siglo trece, el desarrollo de la averroísmo latino había insistido, entreotras, en la teoría de la "doble verdad", según la cual habría una verdad para lateología y una verdad para la filosofía, independientes una de otra, y cada una con supropio ámbito de aplicación y de conocimiento. La verdad de la razón puede coincidircon la verdad de la fe, o no. En todo caso, siendo independientes, no debe interferiruna en el terreno de la otra. Santo Tomás rechazará esta teoría, insistiendo en laexistencia de una única verdad, que puede ser conocida desde la razón y desde la fe.Sin embargo, reconoce la particularidad y la independencia de esos dos campos, por lo
  4. 4. que cada una de ellas tendrá su objeto y método propio de conocimiento. La filosofía se ocupará del conocimiento de las verdades naturales, que pueden ser alcanzadas por la luz natural de la razón; y la teología se ocupará del conocimiento de las verdades reveladas, de las verdades que sólo puede ser conocidas mediante la luz de la revelación divina. Ello supone una modificación sustancial de la concepción tradicional (agustiniana) de las relaciones entre la razón y la fe. La filosofía, el ámbito propio de aplicación de la razón deja, en cierto sentido, de ser la "sierva" de la teología, al reconocerle un objeto y un método propio de conocimiento. No obstante, santo Tomás acepta la existencia de un terreno "común" a la filosofía y a la teología, que vendría representado por los llamados "preámbulos" de la fe (la existencia y unidad de Dios). En ese terreno, la filosofía seguiría siendo un auxiliar útil a la teología y, en ese sentido, Santo Tomás se refiere a ella todavía como la "criada" de la teología. Pero, estrictamente hablando, la posición de santo Tomás supondrá el fin de la sumisión de lo filosófico a lo teológico. Esta distinción e independencia entre ellas se irá aceptando en los siglos posteriores, en el mismo seno de la Escolástica, constituyéndose en uno de los elementos fundamentales para comprender el surgimiento de la filosofía moderna. Su humildad cumplía exactamente aquel consejo de San Pablo: "Consideren superiores a los demás". Siempre consideraba que los otros eran mejores que él. Aun en las más acaloradas discusiones exponía sus ideas con total calma; jamás se dejó llevar por la cólera aunque los adversarios lo ofendieran fuertemente y nunca se le oyó decir alguna cosa que pudiera ofender a alguno. Su lema en el trato era aquel mandato de Jesús: "Tratad a los demás como deseáis que los demás os traten a vosotros". Incidencias en la sociedad de su tiempoSanto Tomás en su tiempo incidió mucho en su sociedad, las personas se agolpaban paraescucharle con respeto su predicación. Desde el principio Santo Tomás afirma la existenciay el valor de la ciudad en sí misma. La sociedad política es natural al hombre, porque éstees también por naturaleza un animal cívico. Hay otras sociedades como la Escolástica queprovee a la procreación, a la conservación y a la educación del niño.Para la unidad humana, natural y racional. Que constituye la ciudad, se necesita un poderpolítico. Existe en sí mismo, en tanto sea conforme a la naturaleza y no en cuánto procedade otro poder humano que le fuera superior. Tiene a Dios en su origen, pero a Dios comocreador de la naturaleza.Como fundamento, "era un niño listo, y había recibido un buen corazón". Desde elprincipio se manifestó su precocidad, talento y carácter pensativo, siempre por delante desu edad. Su educación fue tal que se podían esperan grandes cosas de él. Su formación enMonte Casino, Nápoles, París y Colonia fue la mejor que el siglo 13 podía ofrecer, siendoese siglo la edad dorada de la educación. Es evidente que ofreció excelentesoportunidades para formar grandes filósofos y teólogos, como prueba recordemos elcarácter de los contemporáneos de Santo Tomás , Alejandro de Hales, Alberto Magno, SanBuenaventura, San Raimundo de Peñafort, Roger Bacon, Hugo de S. Caro, Vicente deBeauvais, y muchos más. Esto demuestra que eran días de auténticos estudiosos y sabios.
  5. 5. Los profesores de Santo Tomás fueron los de Monte Casino y Nápoles, pero entre ellosdestaca Alberto Magno, con el que estudió en París y Colonia. Incidencias de su tratado dentro de la religiónEn 4 años escribe su obra más famosa: "La Suma Teológica", obra portentosa en 14 tomos,donde a base de Sagrada Escritura, de filosofía y teología y doctrina de los santos vaexplicando todas las enseñanzas católicas. Es lo más profundo que se haya escrito en laIglesia Católica.En Italia la gente se agolpaba para escucharle con gran respeto como a un enviado deDios, y lloraban de emoción al oírle predicar acerca de la Pasión de Cristo, y seemocionaban de alegría cuando les hablaba de la Resurrección de Jesús y de la VidaEterna que nos espera.El Romano Pontífice le encargó que escribiera los himnos para la Fiesta del Cuerpo ySangre de Cristo, y compuso entonces el Pangelingua y el Tantumergo y varios otrosbellísimos cantos de la Eucaristía (dicen que el Santo Padre encargó a Santo Tomás y a SanBuenaventura que cada uno escribiera unos himnos, pero que mientras oía leer loshimnos tan bellos que había compuesto Santo Tomás, San Buenaventrua fue rompiendolos que él mismo había redactado, porque los otros le parecían más hermosos). Despuésde haber escrito tratados hermosísimos acerca de Jesús en la Eucaristía, sintió Tomás queJesús le decía en una visión: "Tomás, has hablado bien de Mi. ¿Qué quieres a cambio?". Yel santo le respondió: "Señor: lo único que yo quiero es amarte, amarte mucho, yagradarte cada vez más".Pocos meses antes de morir tuvo una visión acerca de lo sobrenatural y celestial, y desdeentonces dejó de escribir. Preguntado por el Hermano Reginaldo acerca de la causa por lacual ya no escribía más, exclamó: "Es que, comparando con lo que vi en aquella visión, loque he escrito es muy poca cosa".Santo Tomás logró que la filosofía de Aristóteles llegara a ser parte de las enseñanzas delos católicos. Este santo ha sido el más famoso profesor de filosofía que ha tenido laIglesia.Su devoción por la Virgen María era muy grande. En el margen de sus cuadernos escribía:"Dios te salve María".

×