Your SlideShare is downloading. ×
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Se anuncia su expiación
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Se anuncia su expiación

734

Published on

Published in: Education
0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
734
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
28
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. SE ANUNCIA LA EXPIACIÓN Lección 5 para el 1 de noviembre de 2008
  • 2. LA EXPIACIÓN: EL PRIMER ANUNCIO “ Dios el Señor dijo entonces a la serpiente… «Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón»” Génesis, 3: 14-15 (NVI)
  • 3. LA EXPIACIÓN: EL PRIMER ANUNCIO “Pondré enemistad entre tú [la serpiente] y la mujer [Eva] , y entre tu simiente [la de la serpiente] y la de ella [la de Eva] ” La simiente como descendencia Los que se oponen a Dios Los que siguen a Dios “su simiente [de Eva] te aplastará la cabeza, pero tú [la serpiente] le morderás el talón” La simiente como persona Satanás Jesús TEXTO: Génesis, 3: 15 SIMIENTE DE EVA SIMIENTE DE LA SERPIENTE ACLARACIÓN
  • 4. LA EXPIACIÓN: EL PRIMER ANUNCIO “ Estas observaciones muestran claramente que en este anuncio está condensada la relación del gran conflicto entre Cristo y Satanás, una batalla que comenzó en el cielo (Apoc. 12: 7-9) , continuó en la tierra, donde Cristo otra vez derrotó a Satanás (Heb. 2: 14) , y terminará finalmente con la destrucción del maligno al fin del milenio (Apoc. 20: 10) . Cristo no salió ileso de esta batalla. Las señales de los clavos en sus manos y pies y la cicatriz en su costado serán recordativos eternos de la fiera lucha en la cual la serpiente hirió a la simiente de la mujer (Juan 20: 25; Zac. 13: 6; PE 53) ” CBA, tomo 1, sobre Génesis, 3: 15
  • 5. LA EXPIACIÓN: CÓMO SE REALIZARÍA Isaías, unos 750 años antes de Cristo, relató vívidamente cómo Jesús, la simiente de la mujer, sería herido en el talón.
    • “ Tenía desfigurado el semblante” (Isaías, 52: 14)
    • “ Varón de dolores, hecho para el sufrimiento” (Isaías, 53: 3)
    • “ Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre Él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a su herida fuimos sanados” (Isaías, 53: 5)
    • “ Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca” (Isaías, 53: 7)
    • “ Después de prenderlo y juzgarlo, le dieron muerte” (Isaías, 53: 8)
    • “ Se le asignó un sepulcro con los malvados, y murió entre los malechores” (Isaías, 53: 9)
  • 6. LA EXPIACIÓN: CÓMO SE REALIZARÍA Isaías también relató como Jesús sanaría de esa herida y cómo, gracias a ello, nosotros podemos obtener la salvación
    • “ Mi siervo triunfará” (Isaías, 52: 13)
    • “ Como Él ofreció su vida en expiación, verá su descendencia y prolongará sus días” (Isaías, 53: 10)
    • “ Después de su sufrimiento verá la luz y quedará satisfecho; por su conocimiento, mi siervo justo justificará a muchos, y cargará con las iniquidades de ellos” (Isaías, 53: 11)
    • “ Por lo tanto, le daré un puesto entre los grandes…, porque derramó su vida hasta la muerte y fue contado entre los transgresores” (Isaías, 53: 12)
    • “ Cargó con el pecado de muchos, e intercedió por los pecadores” (Isaías, 53: 12)
  • 7. LA EXPIACIÓN: CUÁNDO OCURRIRÍA Después de su oración intercesora, Dios le reveló a Daniel, en el año 538 a.C., el tiempo exacto del ministerio y muerte de Jesús, en la profecía de las 70 semanas.
  • 8. LA EXPIACIÓN: CUÁNDO OCURRIRÍA 490 años 483 años 7 años 49 años 434 años 3 ½ años 3 ½ años 70 semanas 62 semanas El decreto 7 semanas Reconstrucción de Jerusalén 69 semanas El Mesías Príncipe 1 semana Martirio de Esteban ½ semana ½ semana Muerte de Cristo 457 a.C. 408 a.C. 27 d.C. 31 d.C. 34 d.C.
  • 9. EJEMPLOS VIVIENTES: ABRAHAM E ISAAC Dios hizo pacto con Abrahám y le prometió descendencia Isaac nació de Sara, ya estéril Abrahám obedeció a Dios y tomó a su hijo para sacrificarlo Viajaron durante tres días hasta el monte Moriah “ He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto?”
  • 10. Isaac se dejó atar y colocar en el altar. Abrahám levantó su cuchillo para hacer el sacrificio El Ángel del Señor impidió el sacrificio del muchacho Y Dios proveyó un sustituto, un carnero trabado en una zarza
  • 11. “ El sacrificio exigido a Abrahán no fue sólo para su propio bien ni tampoco exclusivamente para el beneficio de las futuras generaciones; sino también para instruir a los seres sin pecado del cielo y de otros mundos. El campo de batalla entre Cristo y Satanás, el terreno en el cual se desarrolla el plan de la redención, es el libro de texto del universo. Por haber demostrado Abrahán falta de fe en las promesas de Dios, Satanás le había acusado ante los ángeles y ante Dios de no ser digno de sus bendiciones. Dios deseaba probar la lealtad de su siervo ante todo el cielo, para demostrar que no se puede aceptar algo inferior a la obediencia perfecta y para revelar más plenamente el plan de la salvación…
  • 12. Los seres celestiales fueron testigos de la escena en que se probaron la fe de Abrahán y la sumisión de Isaac. La prueba fue mucho más severa que la impuesta a Adán. La obediencia a la prohibición hecha a nuestros primeros padres no extrañaba ningún sufrimiento; pero la orden dada a Abrahán exigía el más atroz sacrificio. Todo el cielo presenció, absorto y maravillado, la intachable obediencia de Abrahán. Todo el cielo aplaudió su fidelidad. Se demostró que las acusaciones de Satanás eran falsas. Dios declaró a su siervo: "Ya conozco que temes a Dios [a pesar de las denuncias de Satanás], pues que no me rehusaste tu hijo, tu único“. El pacto de Dios, confirmado a Abrahán mediante un juramento ante los seres de los otros mundos, atestiguó que la obediencia será premiada…
  • 13. Había sido difícil aun para los ángeles comprender el misterio de la redención, entender que el Soberano del cielo, el Hijo de Dios, debía morir por el hombre culpable. Cuando a Abrahán se le mandó ofrecer a su hijo en sacrificio, se despertó el interés de todos los seres celestiales. Con intenso fervor, observaron cada paso dado en cumplimiento de ese mandato. Cuando a la pregunta de Isaac: "¿Dónde está el cordero para el holocausto?" Abrahán contestó: "Dios se proveerá de cordero"; y cuando fue detenida la mano del padre en el momento mismo en que estaba por sacrificar a su hijo y el carnero que Dios había provisto fue ofrecido en lugar de Isaac, entonces se derramó luz sobre el misterio de la redención, y aun los ángeles comprendieron más claramente las medidas admirables que había tomado Dios para salvar al hombre”. E.G.W. (Patriarcas y Profetas, capítulo 13, páginas 150-151)
  • 14. EJEMPLOS VIVIENTES: MOISÉS “ Anda, desciende, porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido” (Éxodo, 32: 7)
  • 15. Dios hizo pacto con Israel en Sinaí Moisés ascendió al monte y recibió de Dios la ley Mientras, el pueblo pecó adorando un becerro Moisés descendió del monte advertido por Dios de la rebelión de Israel Moisés quebró físicamente el pacto que Israel ya había quebrantado
  • 16. Cuando el pueblo pecó, Moisés no intentó excusarlo sino que se ofreció como sustituto por su pecado: “Ráeme ahora de tu libro que has escrito”.
  • 17. Moisés quiso hacer expiación por el pecado del pueblo con su propia vida. Pero, al igual que Isaac, él no podía expiar el pecado; necesitaban un sustituto. Solo Dios, muriendo por nosotros, puede perdonar el pecado y expiar la culpa.
  • 18. “ Dios tiene la simpatía y la aprobación del universo entero a medida que paso a paso su plan progresa hacia su pleno cumplimiento. Él lo cumplirá hasta la final extirpación de la rebelión” E.G.W. (Patriarcas y Profetas, capítulo 5, pg. 65)

×