2
Copyright@2014 - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE ESTE DOCUMENTO
Jorge del Rio...
3
7.1.1 Evolución y entorno social del Proyecto Quellaveco
7.1.2 Análisis del Caso Proyecto Quellaveco
7.1.3 Conclusiones ...
4
RESUMEN
Conflictividad social contra proyectos mineros en el Perú
En el Perú se ha dado un incremento significativo de l...
5
con las comunidades de sus áreas de influencia de manera de poder lograr la aceptación social requerida para sus
operaci...
6
Ley de Consulta Previa: ¿Se pueden prevenir las consecuencias adversas para los proyectos mineros que puede generar
la a...
7
I - INTRODUCCION
Las principales empresas mineras en el Perú señalan haber adoptado la Responsabilidad Social Corporativ...
8
II - OBJETIVOS DEL ESTUDIO
2.1 - Objetivo General
Diseñar un esquema metodológico que brinde lineamientos a las empresas...
9
cultural de las Comunidades Campesinas y Nativas”3
. La imprescriptibilidad se refiere a que nadie puede tomar posesión
...
10
Para subsistir en los Andes las personas deben realizar múltiples actividades (trabajo agrícola, ganadero o comercial
i...
11
3.2 Metodología aplicada
Para efectos de la realización del estudio se plantearon las siguientes preguntas de investiga...
12
Si revisamos las cifras de la Defensoría del Pueblo13
, veremos que los conflictos sociales en el Perú han ido en aumen...
13
este muy relacionada con las industrias extractivas. Sin embargo, el acelerado crecimiento de la actividad minera tambi...
14
continuación vamos a referirnos a las causas generadoras de conflictos sociales mineros identificadas por representante...
15
incluyendo el impulso y financiamiento de protestas sociales contra la minería formal, para que no se implante la legal...
16
Cuadro N° 4
5.2 Responsabilidad Social
5.2.1 ¿Qué es Responsabilidad Social?
Existen diversas definiciones sobre el con...
17
5.2.2 ¿Quién debe aplicar la Responsabilidad Social?
El concepto de RS lleva implícita la noción de sostenibilidad, la ...
18
Las implicaciones de la adopción de una política de RSC por parte de una empresa deben ser valoradas considerando
vario...
19
en los clientes y la sociedad. De igual manera, la prevención y mitigación de posibles efectos adversos derivados de la...
20
5.3.6 Responsabilidad Social Corporativa y Filantropía Corporativa Estratégica
Existen diferencias conceptuales entre F...
21
exterior de la misma. Al respecto, en su trabajo “Modelo de Excelencia en la Gestión”27
, Malcolm Baldrich señala que l...
22
Existen otros autores y especialistas, que opinan que los principios de RS sí son aplicables el Estado, en términos que...
23
Es entonces conveniente para el país que el Estado asuma una posición proactiva para promover la RS a nivel de las
empr...
24
Cuadro N° 5
DEFINICION DE RESPONSABILIDAD SOCIAL - NORMA ISO 26000 (*)
Es la responsabilidad de una organización ante l...
25
Visión del Estado Central – Prevención de conflictos sociales contra la minería: Caso de la Oficina Nacional de Diálogo...
26
medioambiente y prácticas
justas de operación.
4 i) Limitaciones del Estado en la gestión de prevención y
resolución de...
27
Fuente: Publicación - resumen de ponencias, evento “Buscando salidas a la conflictividad social”, International Alert y...
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)

475

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
475
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tesis.master rsc.jorge del rio.oct2013.fnpb (1)

  1. 1. 2 Copyright@2014 - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE ESTE DOCUMENTO Jorge del Rio Silva. Noviembre 2013. Barcelona-España jorgejdelrio@gmail.com INDICE RESUMEN…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….……... Pág 4 I - INTRODUCCION………………………………………………………………………………………………………………………………………..……... Pág 7 II - OBJETIVOS DEL ESTUDIO…………….…………………………………………………………………………………………………………..……... Pág 8 2.1-Objetivo General 2.2-Objetivos Específicos III-METODOLOGIA PARA LA ELABORACION DEL ESTUDIO…………………………………………………………………………….…….. Pág 11 3.1 El Grupo de Interés “Comunidad” 3.2 Metodología Aplicada IV - CONFLICTOS SOCIALES Y MINERIA EN EL PERU……………………………………………………………………………………..……... Pág 11 4.1 La conflictividad social en el Sector Minero Peruano 4.2 Principales fuentes de conflictos contra la minería en el Perú V – DESARROLLO SOSTENIBLE Y RESPONSABILIDAD SOCIAL: LOS CONCEPTOS…………………………………..………..……... Pág 15 5.1 Desarrollo Sostenible (DS) 5.2 Responsabilidad Social (RS) 5.2.1 ¿Qué es Responsabilidad Social? 5.2.2 ¿Quién debe aplicar la Responsabilidad Social? 5.3 Responsabilidad Social Corporativa (RSC) 5.3.1 ¿Qué es Responsabilidad Social Corporativa? 5.3.2 ¿Por qué una empresa adopta la Responsabilidad Social Corporativa? 5.3.3 Importancia de la integración de la Responsabilidad Social Corporativa a la estrategia de negocio 5.3.4 Empresa, Responsabilidad Social Corporativa y sostenibilidad 5.3.5 Responsabilidad Social Corporativa y Reputación Corporativa (RC) 5.3.6 Responsabilidad Social Corporativa y Filantropía Corporativa Estratégica (FCE) 5.3.7 Responsabilidad Social Corporativa y las Fundaciones Corporativas 5.4 Responsabilidad Social Estatal VI – RESPONSABILIDAD SOCIAL Y CONFLICTOS SOCIALES CONTRA LA MINERIA EN EL PERU………………..……………... Pág 23 6.1 ¿La Responsabilidad Social puede prevenir conflictos sociales contra la minería en el Perú? 6.2 Responsabilidad Social Corporativa y las empresas mineras en el Perú 6.2.1 Gestión social de las mineras en Perú: ¿Filantropía o Responsabilidad Social Corporativa? 6.2.2 ¿Es la Filantropía Corporativa Estratégica un buen modelo para la gestión social de las mineras? 6.2.3 La RSC es independiente de contribuciones mineras por ley a favor de las comunidades 6.3 ¿Y ahora qué?: Se eliminó el “Programa minero de solidaridad con el pueblo”. 6.4 Oportunidad para mejorar la gestión en RSC: Población no percibe beneficios de la minería. 6.5 Responsabilidad social estatal y minería en el Perú VII - ANALISIS DE CASOS RELEVANTES DE PROYECTOS MINEROS CON EXITOSO RELACIONAMIENTO CON SU GRUPO DE INTERES “COMUNIDAD”………………..…………………………………………………………………………………………………..………..….. Pág 35 7.1 Caso: Proyecto Quellaveco, Moquegua, Perú - Minera Anglo American
  2. 2. 3 7.1.1 Evolución y entorno social del Proyecto Quellaveco 7.1.2 Análisis del Caso Proyecto Quellaveco 7.1.3 Conclusiones - ¿Por qué funciono la Mesa de Diálogo? 7.2 Caso: Proyecto Ollachea, Puno, Perú - Minera IRL / Minera Kuri Kullo 7.2.1 Evolución y entorno social del Proyecto Ollachea 7.2.2 Análisis del Caso Proyecto Ollachea 7.1.3 Conclusiones - ¿Por qué logro el Proyecto Ollachea la “licencia social”? 7.3 Caso: Proyecto Corani, Puno, Perú - Minera Bear Creek 7.3.1 Evolución y entorno social del Proyecto Corani 7.3.2 Análisis del Caso Proyecto Corani 7.3.3 Conclusiones - ¿Por qué logro el Proyecto Corani la “licencia social”? VIII - PRESENTACION DEL “ESQUEMA METODOLOGICO PARA EL RELACIONAMIENTO SOSTENIBLE DE PROYECTOS MINEROS CON LA COMUNIDAD EN EL MARCO DE ESCENARIOS SOCIALMENTE CONFLICTIVOS EN EL PERU”......... Pág 49 8.1 Definición y fundamentos del Esquema Metodológico propuesto 8.1.1 Definición del Esquema Metodológico propuesto 8.1.2 Fundamentos del Esquema Metodológico propuesto 8.2 Descripción del Esquema Metodológico propuesto 8.2.1 Estructura general 8.2.2 Recurso Humano 8.3 Operatividad del Modelo Metodológico Propuesto 8.3.1 Estructura organizativa 8.3.2 Fases Operativas del Esquema Metodológico propuesto FASE 1: Diagnóstico y mejoras en el formato de gestión empresarial: Responsabilidad Social, Relaciones Comunitarias, Medioambiente y Relaciones Corporativas e Institucionales. FASE 2: Diagnóstico social, económico y productivo de la comunidad. FASE 3: Captación y formación de líderes locales. FASE 4: Talleres participativos con la comunidad. FASE 5: Diseño de un “Programa Integral de Desarrollo Socioeconómico Sostenible”: La visión de un futuro mejor de la comunidad. FASE 6: Diseño y ejecución de “Proyectos Previos”. FASE 7: Identificación y convocatoria de “Actores Sociales Aliados-Prospecto”. FASE 8: Sensibilización y generación del compromiso social inicial. FASE 9: Conformación de una “Mancomunidad de Actores Sociales Aliados” FASE 10: Gestión y ejecución de un “Programa Integral de Desarrollo Socioeconómico Sostenible”. 8.3.3 Ejes de Intervención - actividades de soporte del Esquema Metodológico propuesto. EJE 1: Monitoreo Social. EJE 2: Estudios Motivacionales y de Opinión Pública. EJE 3: Comunicaciones / Sensibilización / Relaciones Institucionales. EJE 4: Desarrollo Socioeconómico y Sostenibilidad. EJE 5: Ajustes en la gestión empresarial: Responsabilidad Social / Relaciones Comunitarias / Medioambiente / Relaciones Corporativas e Institucionales IX - CONCLUSIONES FINALES………………..……………………………………………………………………………………………………….…... Pág. 70 X - BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………………………………………………………………………….……..…… Pág. 73
  3. 3. 4 RESUMEN Conflictividad social contra proyectos mineros en el Perú En el Perú se ha dado un incremento significativo de la conflictividad social contra proyectos mineros, situación que se ha visto agravada en los últimos cinco años. Según datos de la Defensoría del Pueblo del Perú (Septiembre, 2013), de los ciento cuarenta y siete conflictos socioambientales activos y latentes registrados durante el mes de Agosto, ciento cinco casos (71.4%) corresponden a conflictos relacionados a la actividad minera; le siguen los conflictos por actividades hidrocarburíferas con diecinueve casos (12.9%). Diversas fuentes y especialistas atribuyen diferentes causas a los conflictos mineros, entre ellas la insuficiente o nula presencia del Estado Peruano frente a poblaciones muy pobres ubicadas en ámbitos rurales con potencial minero, así como temores a problemas ambientales, mayormente relacionados con el agua. Estos temores son frecuentemente utilizados - y exacerbados - por líderes locales y regionales, y en ocasiones con apoyo de algunos congresistas, para politizar protestas asumiendo posturas ambientalistas. Existen, asimismo, antecedentes de conflictos derivados del incumplimiento de acciones y/o planes de manejo ambiental asumidos por las empresas mineras en sus estudios ambientales, y la inacción o no intervención oportuna del Estado por su ineficacia en cumplir su obligación de monitorear, fiscalizar, sancionar y/o remediar potenciales daños ambientales identificados y/u ocurridos. Otro factor asociado a la generación de conflictos sociales contra la minería es la existencia de grupos de interés como el narcotráfico o la minería ilegal que no desean el establecimiento de la ley y la formalidad en sus zonas de operación, rechazando, consecuentemente, la presencia del Estado y el establecimiento de las actividades lícitas generadas como consecuencia de la instalación de una operación minera legal. Existen, asimismo, estudios que señalan que la población – en especial la rural - no percibe los beneficios y mejoras de la calidad de vida derivados de la minería, y por ende no apoya o no le interesa el desarrollo de la minería en su localidad. Responsabilidad social de empresas mineras y relacionamiento con la comunidad Mediante el análisis de las respuestas a las preguntas ¿Por qué se observa un incremento significativo de los conflictos sociales contra los proyectos mineros en el Perú?, ¿Qué han hecho aquellas empresas mineras que han logrado la aceptación social de sus proyectos en el actual contexto de conflictividad social en el Sector Minero Peruano? y ¿La responsabilidad social (RS) es un instrumento que facilite a las empresas mineras un relacionamiento positivo y sostenible con su grupo de interés “comunidad”?, el presente estudio busca identificar y proponer prácticas compatibles con los principios de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que permitan facilitar a las empresas del Sector Minero Peruano la construcción de un relacionamiento positivo y sostenible con el grupo de interés “comunidad”, en aquellos ámbitos de influencia de proyectos mineros donde exista – real o potencialmente - una posición adversa a la minería. Esquema Metodológico para un positivo y sostenible relacionamiento con la comunidad Los desalentadores resultados de la gestión social de muchas empresas mineras que operan en el Perú, la imposibilidad de poder seguir contando con los recursos del recientemente desaparecido (Septiembre, 2012) “Programa Minero de solidaridad con el Pueblo” (también llamado “aporte voluntario minero”) y el actual escenario de creciente conflictividad social contra la minería formal y sus proyectos, presenta interrogantes cuyas respuestas deberán ser tomadas en cuenta por las estrategias de gestión social de estas empresas. Planteamos algunas que consideramos centrales: ¿Los nuevos programas sociales manejados directamente por el Estado Central llenaran el vacío dejado en las zonas mineras como consecuencia de la eliminación del fondo “aporte voluntario minero?, ¿Deberán las empresas mineras incrementar los fondos destinados a inversión social para evitar enfrentamientos con pobladores de sus zonas de influencia como consecuencia de la falta de este fondo?, ¿Por qué se dan tantos rechazos sociales a proyectos para nuevas minas o la ampliación de otras en operación?, ¿Es necesario que las empresas mineras adecuen sus estrategias de relacionamiento
  4. 4. 5 con las comunidades de sus áreas de influencia de manera de poder lograr la aceptación social requerida para sus operaciones y proyectos? El presente trabajo y Esquema Metodológico de relacionamiento sostenible con la comunidad se focaliza en la temática planteada por las dos últimas preguntas debido a que son susceptibles de análisis objetivo: i) las razones de los conflictos sociales contra los proyectos mineros y su prevención, y ii) la necesidad de que las empresas mineras adecuen sus estrategias de relacionamiento con las comunidades. El trabajo presenta un conjunto de sugerencias que buscan contribuir al proceso de construcción de un positivo y sostenible relacionamiento con las comunidades del entorno de un proyecto minero, aun en aquellas localidades donde exista una posición adversa a la minería y/o la influencia de grupos cuyos intereses entren en conflicto con el establecimiento del orden y la legalidad en la zona. El Esquema que se propone considera acciones para propiciar intervenciones y alianzas estratégicas con el Estado, empresas privadas, ONGs, la propia comunidad y otros actores sociales, que permitan a las empresas mineras gestionar socialmente sin la disponibilidad de los fondos del “aporte voluntario minero”, así como lograr sostenibilidad en los resultados y reducir sus costos de participación, a través de los emprendimientos (“mancomunidades”) que decidan impulsar. Estas iniciativas de parte de las empresas mineras se plantean bajo un carácter voluntario (concepto fundamental de la RS) y sus costos de participación son en adición a las contribuciones que estas empresas pagan por ley a favor de las comunidades, fondos que el Estado maneja de manera directa y autónoma. La esencia de la sostenibilidad de los resultados generados por el Esquema Metodológico propuesto, radica en darle razones y medios a la sociedad local para que defienda su propio derecho al desarrollo y a vivir mejor frente a las amenazas de opciones anti-desarrollo, así como para que esté en capacidad de propiciar la intervención del Estado y otros actores sociales, vía alianzas y mancomunidades, en emprendimientos de desarrollo socioeconómico sostenible con impacto local. En la medida que se ayude a la comunidad a lograr esta justa aspiración – apoyándola en su trabajo para construir mejores opciones de vida sobre bases sostenibles - ésta tendrá una poderosa razón para salir en defensa de sus derechos y el de aquellos que se hayan ganado la condición de ser considerados como miembros confiables y respetables de la sociedad local. ”Mesas de Desarrollo” a cargo del Estado: ¿un riesgo de conflictos sociales por falta de sentido de urgencia, falta de sostenibilidad e incumplimientos? Desde fines del 2012, la Presidencia del Consejo de Ministros y el Ministerio de Energía y Minas del Perú (MEM) buscan reemplazar el enfoque de las llamadas “Mesas de Dialogo” - cuyo mecanismo es de carácter reactivo y orientado a solucionar conflictos ya existentes - mediante la aplicación del concepto de prevención de conflictos. Para lograr este efecto preventivo crearon las “Mesas de Desarrollo”, las cuales permiten identificar con la población sus necesidades y contribuir a resolverlas por medio de la convocatoria de diversas entidades estatales y de las propias empresas mineras. No obstante, estas “Mesas de Dialogo” a cargo de entidades estatales están expuestas al riesgo de no poder gestionar con el sentido de urgencia requerido y que su sostenibilidad sea afectada como consecuencia de la discontinuidad de la participación o gestión asumida por el Estado. Este riesgo puede ser eliminado o mitigado mediante la aplicación del Esquema Metodológico propuesto. Para que esto pueda ser posible, debe ser la empresa minera la que decida propiciar la instalación de una “Mesa de Desarrollo” en su ámbito de influencia, pero considerándola como un componente más de su estrategia de intervención aplicando el Esquema Metodológico. Lo señalado permitirá que la empresa minera cuente con el liderazgo y los mecanismos de gestión que aseguren la continuidad y sostenibilidad de las intervenciones, preservando, asimismo, la posibilidad de capitalizar los beneficios de la sinergia derivada de un trabajo conjunto y articulado de todos los actores sociales participantes. El objetivo es hacer que las cosas sucedan, esto es, que se cumpla de manera responsable y sostenible con los compromisos adquiridos con la sociedad local para el beneficio de todos, incluido el proyecto minero.
  5. 5. 6 Ley de Consulta Previa: ¿Se pueden prevenir las consecuencias adversas para los proyectos mineros que puede generar la aplicación de esta Ley? Sí se pueden prevenir las consecuencias adversas para los proyectos mineros que podría generar la aplicación de la Ley de Consulta Previa. La Ley N° 29785, “Derecho a la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios reconocido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, y su Reglamento, generan una falta de claridad sobre hasta dónde alcanza el derecho de cada uno de los actores, población, Estado y eventualmente el inversionista minero, generando riesgos de conflictividad social para los proyectos mineros. A esto se suma la decisión de la Corte Suprema que deja sin efecto la norma que disponía que en el Sector Minero “la consulta previa será implementada a través del proceso de participación ciudadana”, obligando a los proyectos mineros efectos a la Ley a someterse a consulta previa. El Esquema Metodológico propuesto incorpora procesos (ver acápite 8.1.1) cuya aplicación, oportuna y anticipada, permiten evitar que estén presentes y se gatillen los principales resortes motivadores para que una población vote “no” respecto de un proyecto minero: el temor auténtico, la desinformación y la coacción. 00000
  6. 6. 7 I - INTRODUCCION Las principales empresas mineras en el Perú señalan haber adoptado la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como parte de su gestión. Indican, igualmente, contar con “Planes de Relaciones Comunitarias” y haber realizado “Estudios de Impacto Social” al momento de desarrollar el “Estudio de Impacto Ambiental” (EIA) exigido por ley. Estas empresas además realizan acciones de relacionamiento y proyección social con las comunidades antes y durante la exploración y la realización del EIA. No obstante, cuando se llevan a cabo los talleres para informar a la comunidad sobre los resultados del EIA, trámite previo para la obtención de la aprobación de dicho estudio por el Estado, muy frecuentemente estas empresas se ven frente a reacciones comunitarias adversas y la imposibilidad de obtener la aceptación social para sus proyectos. En adición a esta situación, el Estado ha dispuesto recientemente cambios en los aportes que las empresas mineras venían brindando como parte de su gestión social y relacionamiento con las comunidades. Al respecto, no queda claro que resultados tendrá la nueva forma de distribución que el Estado ha decidido aplicar para los recursos generados por el nuevo sistema impositivo creado para reemplazar el eliminado “Programa Minero de Solidaridad con el Pueblo” en septiembre del 2012. Otra incertidumbre es si las “Mesas de Desarrollo” que viene instalando el Estado en ámbitos mineros serán suficientes y, sobre todo, sostenibles. De no cumplirse este último requisito, la frustración y molestia de la población será caldo de cultivo para nuevos, y posiblemente más graves, conflictos sociales y paralizaciones de proyectos y operaciones mineras. El desaparecido “Programa Minero de Solidaridad con el Pueblo” (también denominado “aporte voluntario minero” u “óbolo minero”) operaba en base a aportes provenientes de las empresas mineras, los cuales eran destinados a proyectos de desarrollo social en sus ámbitos de influencia. Las decisiones sobre los proyectos eran tomadas por un comité conformado por autoridades locales, regionales, ONGs y la propia empresa minera. Bajo el nuevo esquema, el Estado Central reemplazó el “aporte voluntario minero” que daban las mineras por el mencionado nuevo sistema impositivo. Los recursos recaudados por este nuevo sistema impositivo ahora son gestionados directamente por el Estado Central y distribuidos bajo la forma de nuevos programas sociales. No obstante, estos nuevos programas responden a un criterio más amplio de distribución cuyo objetivo es incluir también a localidades no ubicadas en ámbitos mineros. Estas poblaciones estaban excluidas ya que no eran beneficiadas por el eliminado “aporte voluntario minero” y la ley no considera sus localidades para recibir canon minero, como sí lo hacen las localidades situadas en zonas mineras. Aunque respecto a la conflictividad contra la minería, el gobierno peruano ha ofrecido públicamente1 “contribuir a la articulación de esfuerzos entre los tres niveles de gobierno, así como entre el sector privado, la sociedad civil y la cooperación internacional, con el objetivo de fortalecer la gobernabilidad en un clima de paz y concordia.”, debe tenerse en cuenta que esto es un proceso que tomara esfuerzo, recursos y tiempo. Aquellas empresas que tienen proyectos mineros en cartera en el Perú y están en posición de continuar su implementación, deberían revisar sus estrategias de gestión social y relacionamiento comunitario antes de hacerlo. Esto no solo para poder seguir avanzando de manera positiva en el actual escenario de conflictividad social, sino que a través de ese esfuerzo, sumado al del Estado y al de otras empresas mineras, estará impulsando los cambios necesarios para lograr un clima de armonía social en su ámbito de operación y de negocios, esto es, en el sector minero peruano. El Esquema Metodológico para un relacionamiento sostenible con la comunidad que se propone, tiene como objetivo contribuir al esfuerzo de aquellas empresas con proyectos mineros que están dispuestas a realizar los cambios que se precisen en sus estrategias de gestión social ante el nuevo escenario existente. Aquellos proyectos que logren construir desde sus inicios un sólido y positivo relacionamiento con su comunidad, podrán realizar, más adelante, una gestión social eficiente y eficaz en su fase de operación, a pesar de la eliminación del “Programa Minero de Solidaridad con el Pueblo” y sus implicancias: pérdida de la capacidad para aplicar en la zona de influencia los recursos que seguirán siendo aportados al Estado y, muy importante, pérdida de espacios de diálogo y encuentro entre las comunidades, las autoridades y las empresas mineras en los que se decidía como invertir el dinero de este fondo. 1 http://www.pcm.gob.pe/agenda-pcm/dialogo-y-sostenibilidad/anticorrupcion-1/
  7. 7. 8 II - OBJETIVOS DEL ESTUDIO 2.1 - Objetivo General Diseñar un esquema metodológico que brinde lineamientos a las empresas mineras para generar condiciones favorables para el logro de una aceptación social sostenible para sus proyectos en el Perú, aún en zonas con posiciones adversas a la minería y/o la influencia de grupos cuyos intereses entren en conflicto con el establecimiento del orden y la legalidad en la localidad El esquema metodológico se sustenta en dos pilares fundamentales: i) la aplicación de los principios de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y sus implicancias en la generación de sostenibilidad y ii) el establecimiento de un positivo relacionamiento con el grupo de interés “comunidad”. 2.2 - Objetivos Específicos  Análisis de las causas que generan conflictos sociales en contra de proyectos mineros en el Perú.  Análisis de las razones que han permitido que algunas empresas mineras logren la aceptación social de sus proyectos en el actual contexto de conflictividad social en el Sector Minero Peruano.  Análisis de cuál es el aporte de la responsabilidad social (RS) en la prevención de conflictos mineros y el logro de un positivo relacionamiento con el grupo de interés “comunidad”. III - METODOLOGÍA PARA LA ELABORACION DEL ESTUDIO 3.1 El Grupo de interés “comunidad” Para efectos del presente estudio el grupo de interés “comunidad” considera tanto a las denominadas “Comunidades Campesinas y Nativas” como a grupos campesinos asentados en la zona costera y valles interandinos peruanos, incluyendo aquellos grupos migrantes de las zonas alto andinas que trabajan como jornaleros agrícolas en diversas zonas del país con potencial minero. No obstante, en este acápite nos focalizaremos en la forma de vida y otros conceptos relacionados con las Comunidades Campesinas de las zonas Andinas, debido a que es en este ámbito geográfico del territorio peruano donde mayormente se ubican los yacimientos y proyectos mineros que nos ocupan. La zona amazónica o de selva en el Perú, está más relacionada con la extracción de petróleo y gas, y constituye un ámbito geográfico en el que están asentadas las Comunidades Nativas, presentes tanto en zona de selva (cuenca amazónica) como de ceja de selva (estribaciones de la Cordillera de los Andes). La Guía de Relaciones Comunitarias de la Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Energía y Minas del Perú (MEM)2 , define las “Comunidades Campesinas y Nativas” - tanto en el ámbito legal como en la dimensión de las ciencias sociales – bajo los siguientes términos: Definición legal de Comunidades Campesinas y Nativas El artículo 89° de la Constitución Política del Perú expresa que: “Las Comunidades Campesinas y Nativas tienen existencia legal y son personas jurídicas. Son autónomas en su organización, en el trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras, así como en lo económico y administrativo, dentro del marco que la ley establece. La propiedad de sus tierras es imprescriptible, salvo en el caso de abandono previsto en el artículo anterior. El Estado respeta la identidad 2 Guía de Relaciones Comunitarias - Dirección General de Asuntos Ambientales, Ministerio de Energía y Minas del Perú (MEM), Camilo León Castro, Enero, 2001
  8. 8. 9 cultural de las Comunidades Campesinas y Nativas”3 . La imprescriptibilidad se refiere a que nadie puede tomar posesión de sus tierras a menos que estas se encuentren en estado de abandono. La Ley de Comunidades Campesinas (Ley N°24656 -1987) las reconoce como “instituciones democráticas fundamentales, autónomas, tanto en su organización, trabajo comunal y uso de la tierra, así como en lo económico y administrativo, dentro de los marcos de la Constitución, la presente ley y disposiciones conexas”4 . La nueva Ley de tierras, Ley N° 26505 modificada por la Ley N° 26570, permite la libre transferencia de estas a terceros, su arrendamiento, parcelación e independización, y la reversión de tierras abandonadas al dominio público que tengan carácter comunal. Es decir, norma la compra y venta de tierras comunales, permitiendo el acceso a terceros. La ley peruana se refiere, asimismo, a las Comunidades Nativas de la siguiente manera: “(…) tienen origen en los grupos tribales de la Selva y Ceja de Selva y están constituidas por conjuntos de familias vinculadas por los siguientes elementos principales: idioma o dialecto, caracteres culturales y sociales, tenencia y usufructo común y permanente de un mismo territorio, con asentamiento nucleado o disperso”5 . Se trata de un grupo de familias que utilizan un territorio común. Si sus tierras están tituladas, tienen un área de uso reconocida por el Estado. En esta zona tienen sus cultivos. Las tierras tituladas son propiedad de la comunidad (León, 2001). Definición de Comunidad Campesina en el marco de las Ciencias Sociales Comunidad Campesina (CC) no es sinónimo de pueblo. Un pueblo es un lugar donde conviven individuos mientras que la CC es una institución con metas y objetivos precisos6 . Las comunidades campesinas son expresiones institucionales de asociaciones de familias a través de las cuales (las familias) quieren solucionar problemas y hacer prevalecer intereses determinados y determinables7 . Dicho de otra manera, una comunidad campesina es la organización de un conjunto de unidades domésticas campesinas ligadas a recursos económicos. La comunidad administra esos recursos y puede cederlos en usufructo a sus miembros o a extraños. El recurso más importante para la comunidad sigue siendo el control de las tierras, su administración y distribución. Aunque también existen comunidades que administran restaurantes, estaciones de gasolina, escuelas o centros de salud (León, 2001). La posesión de tierras tiene un significado importante. La tierra para la comunidad campesina no es solamente un recurso económico sino un elemento de poder y prestigio. Es importante mencionar que existen Comunidades Campesinas, que se reconocen como tales, pero que no tienen el título de propiedad de sus tierras. Las Comunidades Campesinas Andinas Veamos algunos temas fundamentales sobre las Comunidades Campesinas asentadas en zonas Andinas, área en la que, como ya se indicó, se ubican la gran mayoría de proyectos mineros. Nos apoyaremos en información publicada por el MEM en su referida Guía de Relaciones Comunitarias, para conocer el marco legal relacionado con estas comunidades y su forma de organizarse. Esto permitirá un mejor entendimiento respecto del escenario social en el que se tienen que insertar los proyectos mineros en el Perú y los impactos que este proceso pudiera producir en las comunidades de su área de influencia, entendimiento muy útil, y que debe tenerse cuenta, cuando se tienen que encarar acciones de relacionamiento, programas de consulta, emprendimientos de desarrollo socioeconómico, o negociaciones con estas comunidades. La economía campesina en los Andes del Perú En los Andes peruanos la economía campesina está basada en la familia; sin ella la producción se hace casi imposible. 3 Constitución República del Perú 1993. Artículo 89°. 4 Ley general de comunidades campesinas nro. 24656, artículo 1. 5 Ley de Comunidades Nativas y de Desarrollo Agrario de la Selva y Ceja de Selva (D.L. 22175). 6 MOSSBRUCKER 1986: 75 7 Ibid. Loc. cit. 99.
  9. 9. 10 Para subsistir en los Andes las personas deben realizar múltiples actividades (trabajo agrícola, ganadero o comercial independiente, trabajo asalariado, etc.), aportando todos a una misma unidad de gestión de los recursos: la familia. Las actividades económicas importantes son la agricultura, la ganadería y el comercio. La familia campesina realiza estas actividades en forma paralela, los cual demanda una división del trabajo según edad y sexo; los niños empiezan a trabajar desde muy pequeños. Debido a que las condiciones de producción en los Andes son muy inseguras, toda la organización responde al ejercicio de un control del medio ambiente. Una de las respuestas es el manejo de distintas zonas de producción a diferentes alturas8 . Cultivar en una multiplicidad de pisos ecológicos genera un mayor control de la inseguridad debido a que, si se arruina la producción en una zona por una helada o un alud (“huayco”), aún quedan otros pisos en los cuales hay cultivos que pueden sobrevivir. Por ello, una familia campesina tiende a trabajar tierras en distintas zonas. El ganado cumple el papel de un banco: en caso de necesidad se procede a la venta de un animal, para compensar el presupuesto9 . De ahí la importancia de los pastizales y el número de cabezas de ganado que cada familia posee. El poder en las Comunidades Campesinas Andinas Un problema para un manejo claro del poder en los Andes es la yuxtaposición entre las categorías políticas de división espacial que agrupan a la población en unidades de residencia (caserío, centros poblados, pueblos, villas capitales de distrito y otras) con las de la Comunidad Campesina; cada unidad de residencia tiene un tipo de jurisdicción y autoridades definidas (caso del teniente gobernador, el alcalde delegado y el alcalde distrital). Es fácil que se genere una confusión de roles por la multiplicidad de cargos que representan muchas veces la misma función. De igual manera, los caseríos pueden pertenecer a una comunidad o a un anexo de la misma y también pueden ser independientes. También podemos encontrar una comunidad que pertenece a dos distritos distintos. El poder y la economía en la comunidad andina se manejan a tres niveles: la familia, los grupos de cooperación y la organización comunal10 . Los cargos en la organización comunal son rotatorios: La Junta Directiva de la Comunidad se renueva generalmente cada dos años. El acceso a un cargo dentro de la Junta Directiva dependerá en gran medida de la pertenencia a una de las familias o grupo de familias con mayores recursos (ganado, acceso a chacras). La Ley 24656 indica que los acuerdos en la Comunidad Campesina requieren de las dos terceras partes sobre el total de comuneros. El liderazgo político puede estar definido por los conocimientos modernos (educación escolar y superior) y tradicionales (conocimiento del funcionamiento interno de la comunidad) que tenga el aspirante a líder. Para el manejo de asuntos entre la comunidad y el exterior pesarán más los conocimientos “modernos” que tenga un líder, de modo tal que le permitan negociar favorablemente con entes del Estado o de una empresa. Conflictos internos de las Comunidades Campesinas Andinas y volatilidad de sus acuerdos La comunidad no siempre está unida. En la organización comunal el conflicto surge generalmente “ante la posibilidad de administrar para beneficio familiar o grupal los recursos o los excedentes comunales”11 . Algunas situaciones que originan conflictos son: i) el acceso a chacras (parcelas) en las tierras más productivas y cuya producción está más ligada al mercado, y ii) el desigual aprovechamiento del agua de riego. Estos posibles conflictos nos indican que cuando se negocia con una Junta Directiva sobre el uso de tierras comunales para un proyecto minero, se está discutiendo con representantes de algunas familias y grupos de poder al interior de la comunidad. Estos grupos pueden estar en conflicto con otros. Estos últimos pueden llegar a cuestionar los acuerdos a los que los dirigentes de las familias en el poder hayan llegado con una empresa. 8 GOLTE Racionalidad andina (1980). 9 ALBERTI Intercambio y reciprocidad (1974). 10 Marisol de la Cadena (IEP 1989). 11 De la Cadena Op. Cit.
  10. 10. 11 3.2 Metodología aplicada Para efectos de la realización del estudio se plantearon las siguientes preguntas de investigación: ¿Por qué se observa un incremento significativo de los conflictos sociales contra los proyectos mineros en el Perú?, ¿Qué han hecho aquellas empresas mineras que han logrado la aceptación social de sus proyectos en el actual contexto de conflictividad social en el Sector Minero Peruano? y ¿La responsabilidad social es un instrumento que facilite a las empresas mineras un relacionamiento positivo y sostenible con su grupo de interés “comunidad”? El estudio es descriptivo, pues examina los conflictos mineros en el Perú, explicativo, pues intenta dar cuenta de relaciones de causa - efecto, y de acción, dado que se orientará a solucionar un problema de tipo social y empresarial, mediante la aplicación de conocimientos existentes para resolver problemas concretos. Se trabajó principalmente con fuentes secundarias de información, complementándose esta información con datos recogidos de fuentes primarias mediante entrevistas personales. El análisis consideró, asimismo, la aplicación de criterios del autor del estudio, basados en la experiencia del ejercicio profesional de los últimos seis años, tanto como ex - funcionario del Ministerio de Agricultura y Riego del Perú, así como Director y líder de proyectos en el Instituto Peruano de Tecnología, Innovación y Gestión (INNOVA RURAL). Esta experiencia incluye la participación en el diseño, análisis y seguimiento en terreno de más de ciento veinte Talleres de Diagnóstico Rural Participativo (DGP) realizados con comunidades de zonas alto andinas y pobladores de la costa del Perú, así como en la formulación y ejecución de más una veintena de proyectos e intervenciones en el ámbito del desarrollo rural sostenible, con participación del Estado y el auspicio de empresas privadas que operan en el sector extractivo y energético peruano. IV- CONFLICTOS SOCIALES Y MINERÍA EN EL PERU 4.1 La conflictividad social en el Sector Minero Peruano Los conflictos sociales mineros han estado presentes a lo largo de toda la historia peruana, ya sea porque el Perú es un país con un relevante potencial minero o por el hecho de que la minería siempre ha estado vinculada a una serie de expectativas sociales. No obstante en los últimos cinco años se ha dado un incremento significativo, al cual nos referiremos en detalle más adelante. Antes de pasar a ver algunas cifras de la Defensoría del Pueblo (DP) del Perú sobre la evolución de los conflictos sociales y de los conflictos sociales contra la minería, revisemos algunos conceptos definidos y empleados por esta institución en sus reportes12 :  Conflicto Social: “El conflicto social debe ser entendido como un proceso complejo en el cual sectores de la sociedad, el Estado y las empresas perciben que sus objetivos, intereses, valores o necesidades son contradictorios y esa contradicción puede derivar en violencia.” “Conflicto y violencia NO son lo mismo. La violencia es la manifestación destructiva del conflicto social.”  Conflicto activo: “Es el conflicto social expresado por alguna de las partes o por terceros a través de demandas públicas, formales o informales.”  Conflicto latente: “Es el conflicto social no expresado públicamente. Permanece oculto, silencioso o inactivo, en el que se puede observar la concurrencia de factores que tienen un curso de colisión pero que no se manifiestan o habiéndose manifestado han dejado de hacerlo durante un tiempo considerable.” 12 Ver: http://www.defensoria.gob.pe/conflictos-sociales/home.php
  11. 11. 12 Si revisamos las cifras de la Defensoría del Pueblo13 , veremos que los conflictos sociales en el Perú han ido en aumento en la última década. Así, en Diciembre del 2004 se tenían cincuenta conflictos y en Agosto del 2013 se registraron doscientos; en ambos casos se considera la suma de conflictos activos más latentes. En casi diez años el número de conflictos se ha incrementado en ciento cincuenta; es decir, se ha dado una escalada del trescientos por ciento. Cabe señalar que en el referido mes de Agosto del 2013, de los doscientos conflictos sociales reportados, ciento cuarenta y siete son socioambientales (73.5%). De este total de conflictos socioambientales, ciento cinco (71.4%) son conflictos relacionados con la actividad minera. En otras palabras, del gran total de conflictos sociales que se dieron en el Perú en Agosto del 2013, más del cincuenta por ciento (52.5%) corresponden a la minería. El cuadro N° 1 presenta la distribución de conflictos socioambientales según actividad para Agosto, 2013. Cuadro N° 1 La configuración de un conflicto social contra la minería formal - en especial cuando se trata de la gran minería - es generalmente compleja, debido a que casi siempre contempla varias motivaciones a la vez. Esto hace muy difícil llegar a una sola definición del concepto “conflicto social minero”; no obstante, y solo como una referencia, citaremos una definición14 que apela a las causas más comúnmente atribuidas a estos eventos: “Conflicto minero es aquella situación en que se enfrentan – no necesariamente de manera violenta – una empresa minera con un determinado grupo social (generalmente comunidades campesinas), por causas diversas que pueden presentarse como disputas de carácter laboral, diferencias respecto al aprovechamiento de determinados recursos naturales (como agua y tierra) y con mayor frecuencia grandes temores respecto a la posible contaminación ambiental que pueda generar la actividad.” 4.2 Principales fuentes de conflictos en el Sector Minero Peruano Desde fines de la década de los noventa el Perú ha venido captando una relevante inversión minera internacional. Los altos precios de los metales en los últimos años y la generación de rentas para el país han llevado a que la economía local 13 Ver: http://www.defensoria.gob.pe/temas.php?des=3#r 14 Remy Simatovic, María Isabel. Poca participación y muchos conflictos. En: Perú Hoy Nº 13. DESCO. Lima, Julio 2008.
  12. 12. 13 este muy relacionada con las industrias extractivas. Sin embargo, el acelerado crecimiento de la actividad minera también vino acompañado por un acelerado incremento de los conflictos asociados a este sector; conflictos que han enfrentado principalmente a tres actores: comunidades, empresas y Estado. En el último quinquenio se ha podido observar un incremento significativo de la conflictividad social contra la actividad minera, pero sobre todo contra proyectos mineros y ampliaciones de mina. Entre las causas a las que se les atribuye la generación de este fenómeno figura la existencia de temores en la población de ser despojada de sus medios de subsistencia o verse afectada por problemas de contaminación de sus fuentes de agua, animales y tierras, percepción que, además, es frecuentemente politizada y exacerbada mediante la desinformación y la coacción. Otra causa señalada es la insuficiente o nula presencia del Estado Peruano, situación existente en muchos ámbitos rurales con potencial minero, mayormente alto – andinos, donde radican poblaciones muy pobres. Frente esto, existe la percepción de parte de la población, de que será la empresa la que, a través de su inversión social, reemplace al Estado ausente en su obligación de proporcionar desarrollo y bienestar para la comunidad. Esta expectativa generalmente se ve frustrada convirtiéndose en fuente de conflictos. Igualmente sucede con las expectativas laborales puestas en la operación minera. Los especialistas Mariella Bautista Ascue y Renée Ménard, encargados de elaborar el “Proyecto de reforma del Sector de Recursos Minerales del Perú (PERCAN) - Manual de Gestión Social”15 para el Ministerio de Energía y Minas del Perú (MEM), señalan que en el Perú los conflictos sociales y ambientales en el sector minero han girado, por un lado, en torno al uso, propiedad, distribución o afectación de recursos naturales importantes para la población que los necesita para vivir y para la empresa que los necesita para poder operar, como son el agua y la tierra. Muchos conflictos se dieron como consecuencia del incumplimiento de acciones y/o planes de manejo ambiental asumidos por la empresa minera en sus estudios ambientales, así como por la poca eficacia del Estado para monitorear, fiscalizar, sancionar y/o remediar potenciales daños ambientales identificados y/u ocurridos. En el cuadro N° 2 se resumen las principales fuentes de conflictos sociales y ambientales consideradas en el citado “Manual de Gestión Social” del MEM. Cuadro N° 2 PRINCIPALES FUENTES DE CONFLICTOS SOCIALES Y AMBIENTALES EN EL SECTOR MINERO EN EL PERU PROYECTO DE REFORMA DEL SECTOR DE RECURSOS MINERALES DEL PERU (PERCAN)-MINISTERIO DE ENERGIA Y MNAS 1 - Escasez de recursos Existen diferencias de opinión en cuanto al uso, distribución, propiedad o gestión de un recurso considerado vital y escaso. Por ejemplo el agua o la tierra. 2 - Deficiencia en la cobertura de las necesidades básicas Insatisfacción por el deficiente acceso a educación, salud, saneamiento básico, incluso de alimentación dados los niveles de pobreza y la poca presencia del Estado en la zona. 3 - Mala comunicación Inadecuado relacionamiento por falta de información o deficiente proceso de información y comunicación, agudizándose la desconfianza. 4 - Distorsiones de la realidad Diferencia en las percepciones de los involucrados, producto de sus culturas y valores respecto a lo que es importante. Por ejemplo, lo que constituye el desarrollo. 5 - Desequilibrio de poder Estructuras de poder formal poco inclusivas que generan real o simbólicamente desequilibrios que implican una situación de sometimiento, coerción. Esta situación genera resentimiento, frustración o temor. Fuente: “Proyecto de reforma del Sector de Recursos Minerales del Perú (PERCAN) - Manual de Gestión Social”. Ministerio de Energía y Minas del Perú (MEM); Mariella Bautista Ascue, Renée Ménard, Lima, Julio, 2011. El Estado y las empresas mineras, dados sus roles y capacidades, son tal vez los principales actores llamados a impulsar los cambios y acciones que se pudiesen necesitar para prevenir los conflictos sociales contra la minería en el Perú. A 15 “Proyecto de reforma del Sector de Recursos Minerales del Perú (PERCAN) - Manual de Gestión Social”. Ministerio de Energía y Minas del Perú (MEM); Mariella Bautista Ascue, Renée Ménard, Lima, Julio, 2011.
  13. 13. 14 continuación vamos a referirnos a las causas generadoras de conflictos sociales mineros identificadas por representantes de entidades relevantes del Estado Peruano, tanto Central como Subnacional, así como de empresas mineras que operan en el país. Aunque más adelante analizaremos con más detalle estos planteamientos, por ahora la información del cuadro N° 3 se limita a presentar las causas de conflicto agrupadas según actores sociales. Cuadro N° 3 CAUSAS DE CONFLICTOS SOCIALES CONTRA LA MINERIA EN EL PERU LO QUE DICEN EL ESTADO Y LAS EMPRESAS MINERAS I - Causas de conflicto relacionadas con el Estado 1.1 Falta de RS en Estado y Gobierno genera conflictos: Falta de transparencia, relacionamiento poco democrático y participativo, emisión de normas sin prever su impacto social adverso. 1.2 Percepción de que el Estado esta parcializado hacia las empresas extractivas desprotegiendo a la población, erosionando la construcción de ciudadanía y democracia. 1.3 Limitaciones del Estado en la gestión de prevención y resolución de conflictos. 1.4 Cambio de reglas por parte del Estado. 1.5 Incumplimiento de compromisos del Estado y desgaste en la relación. Discontinuad en la gestión y constante “comenzar de nuevo” genera pérdida de confianza y mortificación en grupos de interés. 1.6 Pugna por uso de fondos del Canon Minero: aplicación de recursos en agendas políticas propias por instancias de gobierno de turno. 1.7 Individualismo vs sinergias y pérdida de valor vs multiplicar valor: Excesiva burocracia estatal genera renuencia de las empresas mineras para compartir proyectos de inversión con el Estado, afectando la capacidad para mejorar calidad de vida de la población y reducir malestar social. II – Causas de conflicto relacionadas con las empresas mineras 2.1 Carga histórica de errores de relacionamiento e irrespeto de mineras con comunidades locales. 2.2 Incumplimiento de compromisos: Pérdida de la confianza / credibilidad y mortificación de grupos de interés. 2.3 Comportamiento inadecuado del personal de la empresa frente a la población (prepotencia, arrogancia, descuidos). 2.4 Comportamiento inadecuado de proveedores en el ámbito local. Sus errores y actitudes son asimilados por la población como si fueran de la empresa. 2.5 No hay transparencia ni sinceridad de parte de las empresas mineras respecto a cuanto de las inversiones que anuncian realmente favorecerán a la localidad y su población. 2.6 Insuficiente consulta y escucha de la opinión y percepción pública por parte de la empresa. 2.7 Compensaciones injustas a comunidades: Pago de precios bajos y erráticos por compras de tierras, autorizaciones de prospección o servidumbres generan conflictos entre comuneros e incumplimiento de acuerdos con mineras. 2.8 Inicio prematuro de negociones con comunidad: Negociar con una comunidad dividida generara reveses, desacuerdos y conflictos internos. 2.9 Confundir gasto con inversión social sostenible: Genera no participación en emprendimientos solidarios relacionados con el desarrollo sustentable de la comunidad y el bien común; erosiona relacionamiento minera-comunidad. 2.10 Individualismo vs sinergias y pérdida de valor vs multiplicar valor: Renuencia de empresas por compartir proyectos de inversión con el Estado (burocracia excesiva) reduce capacidad para mejorar calidad de vida de la población y reducir malestar social. III - Causas de conflictos relacionadas con otros actores sociales 3.1 “Frentes de Defensa” ilegítimos, autoproclamados y sin representatividad, pretenden negociar con las mineras – y el Estado - en representación de la sociedad civil; generan conflictos por intereses propios. Fuente: Publicación - resumen de ponencias, evento “Buscando salidas a la conflictividad social”, International Alert y DESCO, Lima, 25 Octubre, 2012. Cuadro: Elaboración propia. En su libro “¿Minería sin fronteras? Conflicto y desarrollo en regiones mineras del Perú”16 , el investigador Javier Arellano plantea una visión diferente. El señala que la mayoría de conflictos no son causados por el tema medioambiental ni por un rechazo a la minería en sí, y que, aunque el rechazo por esos temas existe y es relevante, la investigación por él realizada determino que durante el periodo 2002 al 2008 – periodo de expansión minera en el Perú y de un constante crecimiento de los precios internacionales de los metales - esas razones dejaron de tener la importancia que tenían, siendo superadas por el tema de la forma como se distribuye la creciente renta minera. Arellano plantea que ésta nueva situación – consecuencia de la señalada evolución - es fuente de disputas, en y entre instancias locales, subnacionales y nacionales, y propiciadora de un uso incorrecto de los fondos, así como de una frecuente omisión (¿o sacrificio?) de la aplicación de criterios de sostenibilidad en el diseño de proyectos financiados con recursos provenientes de la actividad minera. Completando el mosaico de razones a las que se les atribuye la generación de conflictos sociales contra la minería en el Perú, tenemos el accionar de grupos de interés de índole delincuencial, como es el caso del narcotráfico, cuyas actividades desarrolladas en zonas rurales y de difícil acceso, ya sea producción, procesamiento o transporte de droga, o el caso de la minería ilegal, altamente contaminante y relacionada con el tráfico de personas, son perturbadas ante la presencia del Estado y el establecimiento de empresas y actividades formales. Estos grupos de interés recurren a medidas radicales, 16 Arellano Yanguas, Javier; “¿Minería sin fronteras? Conflicto y desarrollo en regiones mineras del Perú”. Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Pontificia Universidad católica del Perú (PUCP), Universidad Antonio Ruiz de Montoya; Lima, Septiembre, 2011.
  14. 14. 15 incluyendo el impulso y financiamiento de protestas sociales contra la minería formal, para que no se implante la legalidad y el orden en sus zonas de operación. V – DESARROLLO SOSTENIBLE Y RESPONSABILIDAD SOCIAL: LOS CONCEPTOS 5.1 Desarrollo Sostenible Luego de la presentación en 1987 del Informe Brundtland “Nuestro Futuro Común”17 , el concepto “desarrollo sustentable” que venía siendo utilizado hasta ese entonces evoluciono hacia el de “desarrollo sostenible”. Este segundo concepto ratificó la necesidad de preservar, conservar y proteger los Recursos Naturales para el beneficio de las generaciones presentes y futuras, pero corrigió la omisión que tenía el concepto “desarrollo sustentable” al no haber tomado en cuenta las necesidades económicas, sociales, políticas y culturales inherentes al ser humano. En 1992, el Principio 3 de la Declaración de Río ratifica el concepto de “desarrollo sostenible” y lo define como: “(…) el desarrollo que satisface las necesidades actuales de las personas sin poner en peligro la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades”18 . En el año 2002, la Declaración de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible reafirma su compromiso con este mismo concepto y su definición. A partir de toda esta secuencia de revisiones y declaraciones quedo establecido que para que un proceso de desarrollo sea considerado como “sostenible”, éste debe considerar y respetar el equilibrio de tres ámbitos que son fundamentales para el ser humano: el económico, el ambiental y el social. Pero, ¿Qué se entiende por sostenibilidad económica, social o ambiental? A continuación la explicación19 :  La “sostenibilidad económica” se da cuando la actividad, desarrollada con criterios de sostenibilidad social y ambiental, es financieramente posible y rentable.  El criterio de “sostenibilidad social” es aquel basado en el mantenimiento de la cohesión social y en la habilidad de la sociedad para trabajar en la búsqueda de objetivos comunes. Esto último, en lo que respecta a una empresa, significaría que una compañía debe tener en cuenta las consecuencias sociales de su actividad a nivel de todos los actores sociales y grupos de interés que estén relacionados y/o resulten impactados positiva o negativamente, como sería el caso de los accionistas, los trabajadores y su sindicato, los proveedores, las comunidades locales, el Estado y la sociedad en general.  Por “sostenibilidad ambiental” se entiende la compatibilidad entre la actividad de la entidad o empresa y la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas, evitando su degradación. Incluye un análisis de los impactos derivados de la actividad considerada en términos de flujos, consumo de recursos difíciles o lentamente renovables, así como en términos de generación de residuos y emisiones. Este último pilar es necesario para que los otros dos sean estables. El cuadro N° 4 grafica la interacción de los ámbitos económico, ambiental y social. 17 Informe “Nuestro Futuro Común” de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU; Comisión presidida por Gro Brundtland). 18 Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, 1992, Rio de Janeiro, Brasil. 19 Oñate, J. J., Pereira, D., Suárez, F., Rodríguez, J. J., & Cachón, J. (2002). “Evaluación Ambiental Estratégica: la evaluación ambiental de Políticas, Planes y Programas”. Madrid: Ediciones Mundi-Prensa.
  15. 15. 16 Cuadro N° 4 5.2 Responsabilidad Social 5.2.1 ¿Qué es Responsabilidad Social? Existen diversas definiciones sobre el concepto de responsabilidad social (RS), así por ejemplo hay quienes la definen como “una inspiración voluntaria que consiste en reconocer y aceptar los compromisos que tenemos con nuestra sociedad; es una actitud madura, consciente y sensible a los problemas de nuestra sociedad y es una actitud proactiva para adoptar hábitos, estrategias y procesos que nos ayuden a minimizar los impactos negativos que podemos generar al medio ambiente y a la sociedad. Ser responsable es no ignorar todo lo anterior, es saber que cada uno de nosotros formamos parte de una sociedad y que todos tenemos compromisos y obligaciones que debemos cumplir, tanto individualmente (responsabilidad social individual) como en conjunto (responsabilidad social empresarial, gubernamental, institucional, organizacional). La Responsabilidad Social es tema de todos20 .” Vargas (2009) afirman que como concepto la RS es dinámica y multidimensional, y que a pesar de que existen muchas definiciones, éstas presentan elementos comunes como los siguientes: i) cumplimiento con la normativa legal como fundamento de la RS; ii) el papel relevante para la contribución del mejoramiento de la calidad de vida de las personas y del ambiente; iii) la naturaleza voluntaria de las acciones empresariales; iv) la definición de valores éticos y transparencia; v) demanda social: los públicos interesados y la sociedad cada día más demandantes del comportamiento ético y legal; vi) una sólida reputación como elemento esencial para garantizar la confianza; vii) la verificación a través de la evaluación y elaboración de sus reportes desde la triple rendición de cuentas (ambiental, financiera y social); y viii) la política pública para el fortalecimiento de la RS21 . 20 Definición libre RS, SeResponsable.com, periódico on-line, Enero 17, 2012. 21 Vargas Pizarro, Maureen; “Responsabilidad Social Empresarial: en América Latina”, PDH-R-E 2009/5.
  16. 16. 17 5.2.2 ¿Quién debe aplicar la Responsabilidad Social? El concepto de RS lleva implícita la noción de sostenibilidad, la cual, como ya se señaló (ver acápite 5.1) engloba la sostenibilidad social, medioambiental y económica, y la condición de que ésta no puede ser lograda sin la existencia de un desempeño eficiente en cada uno de estos tres ámbitos. La RS agrega un imperativo ético para hacer las cosas que mejorarán a la sociedad y no aquellas que la podrían empeorar, consecuentemente la visión de RS debería ser asumida por todos los públicos interesados, incluyendo la comunidad y el Estado en sus distintos niveles – Central, Regional y Local - y no solamente por las empresas privadas. En esta línea de pensamiento, la RS debe ser incorporada en las políticas públicas de los diversos sectores y en la agenda de país, por lo cual resulta pertinente que el Estado propicie incentivos y alianzas con el sector privado para alinear esfuerzos en el proceso de enfrentar el desafío de satisfacer aquellas necesidades, muchas veces elementales y prioritarias, que pudieran estar pendientes a nivel de la sociedad. 5.3 Responsabilidad Social Corporativa 5.3.1 ¿Qué es Responsabilidad Social Corporativa? La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) - o Responsabilidad Social Empresarial (RSE) - ha sido definida de diversas formas, no obstante la gran mayoría de enfoques presentan coincidencias de fondo sobre el concepto. Así por ejemplo, mientras que para Milton Friedman el concepto de RSC está circunscrito a la rentabilidad, para John Elkington es la sumatoria de tres valores, el económico, el ecológico y el social; Carroll y Bucholtz asocian el concepto a la sumatoria de las responsabilidades económica, legal, ética y filantrópica. Una de las definiciones más difundida fue la presentada por la Comisión Europea (CE) en el año 200122 , la cual señalaba que la RSC era “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y en sus relaciones con sus interlocutores”. Diez años más tarde este concepto fue replanteado por la propia CE en su Comunicación titulada “Estrategia renovada de la Unión Europea para 2011-2014 sobre la responsabilidad social de las empresas”23 . En este documento la CE define la RSC como “la responsabilidad de las empresas por sus impactos en la sociedad”, describiendo además lo que la empresa debería hacer para cumplir con esa responsabilidad. No obstante el cambio que significó esta nueva estrategia de la CE – claramente orientada hacia la acción - la entidad estuvo de acuerdo en mantener el carácter voluntario de la RSC, esto es, el principio de que la RSC esté referida a acciones de las empresas que van más allá de sus obligaciones jurídicas hacia la sociedad y el medio ambiente, asumiendo en consecuencia su responsabilidad social de manera voluntaria. 5.3.2 ¿Por qué una empresa adopta la Responsabilidad Social Corporativa? Las razones por las que una empresa debería abordar actividades de carácter social es una temática que también ha sido tratada por distintos autores e instituciones. Entre las razones más relevantes propuestas se incluye la ventaja competitiva que la RSC proporciona a las empresas (Waddock y Graves, 1997a; Porter y Kramer, 2006; y Bigne et al., 2005), así como las ventajas asociadas a las conductas socialmente responsables en términos de reputación (Black et al., 2000) y la consideración de que los beneficios, en términos de mayor productividad o rentabilidad para la empresa, serían mayores al costo de la adopción de una política socialmente responsable (Moskowitz, 1972; Alexander y Buchholz, 1982). 22 COM (2001) 366, Bruselas.2001. 23 Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, Bruselas, 25.10.2011 / COM (2011) 681 final.
  17. 17. 18 Las implicaciones de la adopción de una política de RSC por parte de una empresa deben ser valoradas considerando varios aspectos. A corto plazo, la adopción de nuevas políticas de RSC puede suponer para la empresa incurrir en costos adicionales (de producción u operacionales). Sin embargo esto debe sopesarse frente a la alta sensibilidad de los consumidores, inversores o comunidades, ante noticias sobre el no cumplimiento de los principios básicos de la RSC. A largo plazo, no cabe duda, de que la adopción de políticas de RSC se traduce en un aumento del rendimiento económico y financiero (ya sea vía reducción de los costos de producción, eficiencia en el uso de la energía, mejora en la calidad del producto, condiciones favorables del trabajo, aumento de la reputación, mejora de imagen institucional o de la marca, o mejor adecuación a las futuras normativas nacionales e internacionales). Por tanto, las interrelaciones entre costos y beneficios, y corto y largo plazo, dependerán, entre otros factores, del nivel de compromiso por parte de la empresa con la RS, de la percepción de la RSC que tengan los stakeholders en el ámbito de operación de la empresa y de su reacción frente al incumplimiento de principios de la RSC por parte de la compañía24 . Estos cambios en percepciones y actitudes han generado en las empresas no solo una presión para actuar de una manera socialmente responsable, sino que además les ha creado una creciente necesidad por comunicarse con sus grupos de interés (stakeholders) de una manera amplia y transparente. Esta necesidad se percibe a través del creciente uso del llamado “Informe de Responsabilidad Social Corporativa” o “Memoria de Sostenibilidad” como una herramienta clave dentro de los procesos de información, y el cada vez mayor número de empresas que publican anualmente el informe denominado de “triple balance”; informe que no solo considera información sobre resultados económico - financieros, sino también aquella relacionada con los temas sociales y medioambientales. Actualmente para un creciente número de empresas el tema ya no solo es ganar dinero, sino dejar muy claro cómo se gana. Muchas de estas empresas recurren a terceras compañías especializadas en aseguramiento externo, las cuales están en capacidad de prestar servicios de revisión y emisión de opinión respecto al grado de fiabilidad del contenido de los informes o memorias de sostenibilidad o de responsabilidad social corporativa que elaboran sus empresas cliente. Cada día es más evidente que la revisión financiera y la de sostenibilidad avanzan por caminos convergentes; es por esta razón que el rol tradicional del auditor está también evolucionando hacia el del “auditor integral” para proporcionar una respuesta adecuada a los diversos grupos de interés de sus empresas cliente. 5.3.3 Importancia de la integración de la Responsabilidad Social Corporativa a la estrategia de negocio En su Comunicación de Octubre del 2011, “Estrategia renovada de la UE para 2011-2014 sobre la RSC” (ver acápite 5.3.1), la Comisión Europea (CE) sustenta la conveniencia de integrar la RS y la sostenibilidad en la estrategia de negocio de las empresas basándose en los positivos resultados de empresas líderes que adoptaron la RSC como práctica, así como en la conclusión a la que llego la Comisión en su informe sobre la competitividad en Europa emitido en el 200825 . El informe señala que cuando la RSC está completamente integrada en la estrategia empresarial, esta propicia mejoras en la competitividad que contribuyen al éxito de la empresa en el largo plazo. En la misma Comunicación la CE plantea que las empresas deberían asumir un proceso para integrar los derechos sociales, ambientales, éticos y humanos, y las preocupaciones de los consumidores, en el núcleo de su estrategia empresarial y de sus operaciones comerciales, en estrecha cooperación con sus interlocutores. Los objetivos perseguidos por este planteamiento están referidos a los siguientes temas centrales: i) maximizar la creación de valor compartido para los propietarios / accionistas y para las demás partes interesadas; y ii) identificar, prevenir y mitigar los posibles efectos adversos con los que la empresa puede impactar a la sociedad. La creación de “valor compartido” adquiere relevancia para efectos de su integración a nivel estratégico en la empresa, debido a que es un enfoque que permite que las compañías generen retorno a la inversión de sus dueños o accionistas mediante la creación de valor para otras partes interesadas relacionadas con el negocio, incluyendo aquella derivada de la aplicación de la innovación y la mejora continua a nivel de procesos, productos y/o servicios y sus impactos positivos 24 La Responsabilidad Social de la Empresa; María Rosario Balaguer Franch, María Ángeles Fernández Izquierdo, María Jesús Muñoz Torres, Generalitat Valenciana - Consejería de Empresa, Universidad y Ciencia, Valencia, Julio 2007. 25 Informe sobre la Competitividad en Europa, COM (2008) 774 final, Bruselas, 28.11.2008.
  18. 18. 19 en los clientes y la sociedad. De igual manera, la prevención y mitigación de posibles efectos adversos derivados de la actividad empresarial adquieren importancia estratégica en la medida que constituyen formas de reconocer, de una manera explícita y concreta, el respeto a los derechos humanos, las consideraciones éticas y sociales - consumidores incluidos – así como las obligaciones medioambientales, temas hoy en día muy sensibles a nivel de los grupos de interés de las empresas, en especial clientes, comunidades impactadas por la operatividad de la empresa, inversionistas y bolsas de valores. Para que una empresa pueda aprovechar las ventajas de la RSC para gestionar eficazmente sus compromisos con la RS, así como su relacionamiento social y la sostenibilidad de sus operaciones y la del territorio donde opera, es necesario, primero, que la compañía integre los principios de la RSC a su estrategia y formato de gestión empresarial, segundo, que genere las condiciones para lograr convicción y sentido de compromiso en su personal, estableciendo, asimismo, un adecuado alineamiento – integración horizontal - a nivel de toda la organización y propiciando una activa participación y liderazgo de parte de la alta dirección, y en tercer lugar, que establezca un positivo relacionamiento con los diversos actores sociales y grupos de interés (stakeholders) al interior de la propia compañía. Finalmente, y solo una vez que haya logrado lo anterior, estará en capacidad para trabajar, aplicando los principios de la RSC, en la construcción de una fluida, activa y sostenible interacción con los stakeholders del ámbito externo de la compañía en su zona de influencia. 5.3.4 Empresa, Responsabilidad Social Corporativa y sostenibilidad Considerando lo expuesto en los acápites precedentes, y haciendo una apretada síntesis, se puede afirmar que la capacidad de la RSC para aportar a la sostenibilidad de una empresa, está focalizada en los siguientes tres puntos: i) generar valor a nivel de todos los interesados e incrementar el negocio (RSC debe estar integrada a la estrategia empresarial y forma de hacer negocios), ii) minimizar riesgos, y iii) generar confianza y reputación frente a los grupos de interés (al interior y exterior de la empresa). Dicho esto, se debe resaltar que para que la empresa pueda realizar sus actividades en el marco de lo propuesto por la RSC y esté en capacidad para apostar por su sostenibilidad económica, social y medioambiental - y por la de sus unidades de negocio ubicadas en áreas geográficas determinadas – necesita de la sostenibilidad del territorio donde actúa. En consecuencia, se debe tener presente que el término “sostenibilidad” tiene dos alcances para la empresa, uno “micro” y otro “macro”, los cuales son interdependientes (Vidal, 2013). 5.3.5 Responsabilidad Social Corporativa y Reputación Corporativa Existe un activo intangible muy poderoso que puede ayudar o complicar a una empresa en el proceso de construcción de un positivo relacionamiento con los diversos actores sociales y grupos de interés de su ámbito de influencia, o cuando ésta debe realizar la búsqueda de aliados para propiciar acciones que aseguren la sostenibilidad del territorio donde actúa; este activo intangible se llama “Reputación Corporativa” (RC). Una empresa cuya reputación esté sustentada en una percepción favorable de las diferentes partes interesadas sobre su capacidad para crear valor de forma permanente para sus grupos de interés, estará en mejor posición para que se le considere como un “buen socio” en el que se puede confiar. Esto permitirá ser percibido como alguien que está calificado para convocar al Estado, la comunidad y otras empresas privadas para establecer alianzas a favor de la sostenibilidad de un territorio determinado, o ser alguien con quien se puede dialogar. En consecuencia, la empresa debe tener muy presente que su reputación constituye un activo estratégico vital y que este activo debe ser construido con persistencia – involucra horizontes de mediano y largo plazo – y en base a valores éticos, transparencia, comunicación y un estricto cumplimiento de los compromisos y la palabra empeñada. Para estos efectos la empresa cuenta con un aliado: la RSC. La adopción y aplicación de los principios de la RSC facilitaran y acortaran el difícil y largo proceso requerido por toda empresa que busca forjarse una buena y sólida reputación.
  19. 19. 20 5.3.6 Responsabilidad Social Corporativa y Filantropía Corporativa Estratégica Existen diferencias conceptuales entre Filantropía, Filantropía Corporativa Estratégica (también denominada Inversión Social) y Responsabilidad Social Corporativa. A continuación se presentan algunas precisiones que permitirán definir los alcances de cada concepto para efectos de su uso en este estudio. La Filantropía está caracterizada por donaciones personales en dinero, tiempo (caso del voluntariado) o especie a organizaciones humanitarias, personas y comunidades, y porque generalmente la persona que realiza la donación no tiene ningún plan previo establecido ni realiza una evaluación de la efectividad y eficiencia de su acción filantrópica. Cuando los gerentes o administradores de una sociedad adoptan una posición de filántropos se genera una situación de conflicto, ya que, según la teoría económica neoclásica, los gerentes o administradores son personas contratadas por los propietarios o accionistas para precisamente gestionar y orientar los recursos económicos de la sociedad hacia la consecución de beneficios, en oposición a distráelos en gastos sin un retorno aparente (Vidal, 2013). Es común que en empresas donde se adoptan tales prácticas, las acciones filantrópicas sean consideradas simples instrumentos de relaciones públicas así como acciones fragmentadas y desconectadas de los negocios y la estrategia de la compañía, en consecuencia es muy difícil que a través de estas actividades la gerencia perciba las oportunidades que tiene la empresa para colaborar en la construcción del desarrollo en su ámbito de influencia. Por otro lado, al ser percibidas como un “gasto”, las acciones filantrópicas son muy susceptibles de ser reducidas o eliminadas frente a coyunturas que demandan un control de gasto en la empresa, generando discontinuidad en las relaciones establecidas, riesgos de incumplimientos y conflictos. Según Friedman, cualquier gesto filantrópico debe circunscribirse a la esfera personal e individual de los accionistas y no a la empresa como corporación, puesto que esa no es su función. Sin embargo, la gran empresa multinacional, principalmente, se plantea acciones de filantropía para la propia sostenibilidad del negocio. Así, en su función de gestionar, los administradores consideran también oportuno centrar su atención en reforzar y ampliar las capacidades de la comunidad donde la empresa tiene intereses económicos o comerciales. Este es el enfoque de Porter y Kramer (2006, 2011), quienes abogan por la sustitución del supuesto de juego de “suma cero” o “no cooperativo” por el principio de juego “cooperativo” en el que todas las partes ganan (“escenario ganar – ganar”). Cuando la Filantropía está orientada a obtener resultados estratégicos para el negocio principal o “core business” de la empresa, entonces ésta es considerada “Filantropía Corporativa Estratégica”26 . Porter y Kramer (2006) utilizan cuatro argumentos para justificar las relaciones empresa-comunidad, las cuales podrían explicar por qué existen administradores que centran su atención en las relaciones de la empresa con la comunidad donde tienen negocios: i) relaciones públicas, ii) moral, iii) aprobación o “licencia” para operar, y iv) crecimiento del negocio (hacer más negocios). Probablemente estos cuatro argumentos coexisten en la agenda social de grandes empresas, significando que ninguna de estas razones es excluyente. No obstante, para conseguir que las acciones filantrópicas que realiza una empresa tengan significado estratégico, su agenda social debe estar gestionada con base en un esquema lógico, lo que también se denomina “modelo de gestión”. Al respecto se debe tener en cuenta que ninguna empresa puede resolver todos los problemas de la comunidad ni asumir el costo de hacerlo, por consiguiente cada empresa debe seleccionar los problemas que afectan a su propio negocio y evaluar el desempeño de la gestión de la agenda social a través de un análisis y seguimiento de la relación “recursos-procesos-productos” (Vidal, 2013). Una diferencia crítica entre la Filantropía Corporativa Estratégica (FCE) y la RSC es que la primera solo toma en cuenta actores sociales y grupos de interés (stakeholders) al exterior de la empresa (comunidad, Estado, gremios, etc), mientras que la RSC considera stakeholders tanto al interior (trabajadores, sindicato, accionistas, alta dirección, etc) como al 26 Isabel Vidal, FILANTROPÍA CORPORATIVA, CIES-Universidad de Barcelona, Julio, 2013.
  20. 20. 21 exterior de la misma. Al respecto, en su trabajo “Modelo de Excelencia en la Gestión”27 , Malcolm Baldrich señala que las acciones de RSC deben enfocarse primero en el desarrollo interno y luego en lo externo de la empresa. La Norma ISO 26000 sobre RS menciona la Filantropía en varios de sus elementos, pero hace énfasis en que no se debe confundir a ésta con la RS por cuanto las actividades filantrópicas por sí mismas no consiguen el objetivo de integrar la responsabilidad social en la organización28 . A diferencia de la Filantropía, la RSC debe ser asumida como un sistema de gestión, como una forma de entender la empresa respecto al entorno y su influencia; esta es la razón por la que la RSC está en capacidad de crear valor común y por ende ir más allá que la Filantropía. En suma, la RSC es ser y no parecer, y a diferencia de la Filantropía que crea dependencia - dado que sus acciones responden a un modelo que tiende a perpetuar la dependencia de la comunidad con la empresa - la RSC crea compromiso y sostenibilidad29 . 5.3.7 Responsabilidad Social Corporativa y las Fundaciones Corporativas Algunas corporaciones utilizan una o más fundaciones para ejecutar su agenda social, aplicando en su gestión - en la gran mayoría de casos - el enfoque de Filantropía Corporativa Estratégica (también llamada “inversión social”). Entre las razones que usualmente motivan a las corporaciones a tomar la decisión de usar fundaciones, al margen de temas de índole fiscal y tributario, podemos encontrar, por un lado, la posibilidad de centralizar y coordinar mejor los esfuerzos filantrópicos de sus diferentes unidades operativas en un mismo territorio, y por otro lado, la mayor facilidad para captar, organizar y disponer de recursos humanos especializados que sepan gestionar la agenda social de la empresa. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el uso de fundaciones también conlleva riesgos que pueden hacer fracasar la gestión social, ya que esta práctica puede generar una inadecuada comunicación con los directivos corporativos, la desvinculación de la empresa matriz, dificultad para construir confianza, generar compromiso y articularse con los recursos humanos de otras unidades empresariales operativas, ubicadas en los distintos territorios de influencia donde se debe realizar gestión social. 5.4 Responsabilidad Social Estatal Existen pensadores que no están de acuerdo con que el Estado tenga una RS que cumplir. Entre los argumentos esgrimidos figura aquel que señala que si el Estado no cumple con su compromiso de ser responsable, entonces no es un Estado. No obstante, y lamentablemente, en el mundo existen todavía países cuyos Estados son disfuncionales, afectados por la corrupción y deficientes en la provisión de servicios a la sociedad a la que se deben. Estas deficiencias impactan en la vida de los ciudadanos y en las actividades empresariales, afectando el bienestar de las personas, la competitividad empresarial y el medio ambiente, entre otros efectos que entran en directo conflicto con principios elementales de la responsabilidad social. En el Perú, el Estado presenta todavía muchas deficiencias y limitaciones, y por consiguiente no está en capacidad de cumplir cabalmente con las exigencias de un modelo de Estado moderno orientado al ciudadano. No obstante, debe mencionarse que la Secretaría de Gestión Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros (SGP), como ente rector del Sistema Administrativo de Modernización de la Gestión Pública, está impulsando un proceso de modernización de la gestión pública – el cual tomara varios años asumiendo continuidad en la decisión política - a fin de promover en el Perú una Administración Pública eficiente, enfocada en resultados, que rinda cuentas a los ciudadanos y asegure servicios de calidad. 27 Modelo de Excelencia en la Gestión - Malcolm Baldrige, Traducción Praxis, 2006. 28 ISO 26000 Responsabilidad Social (Apartado 3.3.4). 29 Foro Iberoamericano de Responsabilidad Social, Abril 11, 2011.
  21. 21. 22 Existen otros autores y especialistas, que opinan que los principios de RS sí son aplicables el Estado, en términos que van más allá de solo cumplir con un rol de promotor de la RS. Coincido con esta vertiente de pensamiento, en particular si tomamos en cuenta la gran cantidad de países que no cuentan todavía con Estados modernos orientados al ciudadano, realidad que no debe ser soslayada. A continuación paso a referirme a puntos de vista propios y de algunos autores y entidades que están a favor de la idea que el Estado tiene una responsabilidad social que cumplir. Como parte de su responsabilidad social, el Estado debe asumir una actitud proactiva en relación al rol que le compete para promover la mejora de la calidad de vida de la población, así como para generar las condiciones para propiciar el comportamiento responsable de las empresas privadas. La Norma ISO 26000 (ver acápite 6.1) propone que la responsabilidad social del Estado se concreta mediante la plena asunción de sus funciones para “regular”, “promover”, “sensibilizar”, “acompañar”, “vigilar” y “dar el ejemplo”, ejecutando su gestión de una forma transparente en todos los aspectos que le concierne. Esta norma internacional sugiere que el Estado contribuya con la responsabilidad social asumiendo cabalmente roles como los siguientes: Como regulador deberá definir con claridad las normas para:  El desarrollo de actividades cuidadosas con el medio ambiente que sean compatibles con los estándares internacionales.  Garantizar la asunción de la responsabilidad de la empresa frente a los impactos en el ambiente que pueda causar su actividad empresarial.  El desarrollo de condiciones laborales respetuosas de los derechos de los trabajadores y que permitan su desarrollo integral.  Garantizar el cumplimiento del nivel de calidad de los productos y servicios ofrecidos por las empresas  La transparencia y difusión de información pertinente.  Desarrollar acciones de supervisión, monitoreo, fiscalización y sanción necesarias para el cumplimiento de los estándares establecidos. Como ejecutor de obras o inversiones deberá:  Respetar y cumplir las mismas normas que la empresa privada.  Desarrollar acciones que no solo no dañen al medio ambiente sino que promuevan su protección y recuperación.  Desarrollar condiciones laborales respetuosas de los derechos de los trabajadores y que permitan su desarrollo integral.  Promover la inclusión, la equidad de género, y la igualdad de acceso a oportunidades. Como consumidor de bienes y servicios deberá:  Promover la compra de productos y servicios locales.  Darle preferencia a aquellos proveedores que hayan cumplido las regulaciones sociales y ambientales establecidas en las normas.  Promover un comportamiento racional de consumo, de prácticas de reutilización y de ahorro en la sociedad en general. La RS no solo contribuye a incrementar la competitividad de las empresas sino que además hace posible que éstas, a través de su gestión social, ayuden de manera indirecta al Estado a cumplir su obligación de mejorar la calidad de vida de la población. En términos prácticos, esta ayuda privada significa para el Estado un alivio tanto en el trabajo para gestionar socialmente así como en el gasto público que esto requiere. En consecuencia, la promoción y desarrollo de la RSC no solo tiene un impacto estratégico en términos de mejorar la competitividad de las empresas, sino que también lo tiene a nivel de todo el Estado como conjunto y de los gobiernos que lo gestionan.
  22. 22. 23 Es entonces conveniente para el país que el Estado asuma una posición proactiva para promover la RS a nivel de las empresas; no obstante, este proceso debe realizarse mediante incentivos y no a través de la aplicación de alguna obligación normativa, formato no compatible con el carácter voluntario que define a la RS. VI – RESPONSABILIDAD SOCIAL Y CONFLICTOS SOCIALES CONTRA LA MINERIA EN EL PERU 6.1 ¿La Responsabilidad Social puede prevenir conflictos sociales contra la minería en el Perú? En nuestra opinión la RS sí puede prevenir conflictos sociales contra la minería en el Perú, siempre y cuando se respeten sus principios. Afirmamos esto luego de analizar los “mea culpa” y planteamientos de representantes de entidades relevantes del Estado Central, Estado Subnacional y de empresas mineras, respecto de las causas de los conflictos y las acciones requeridas para prevenirlos, contrastándolos con lo que señala la filosofía y buenas prácticas de la RS. Las relaciones causa – efecto identificadas coinciden también, como veremos más adelante, con las visiones de investigadores, especialistas y los resultados del análisis realizado en este estudio (ver capítulo VII) de algunos casos de proyectos de empresas mineras que han tenido un exitoso relacionamiento con sus comunidades en el Perú. El común denominador es que las acciones que se presentan como mecanismos para la prevención del tipo de conflictos que nos ocupa, coincide plenamente con el concepto y los postulados de la RS. Análisis de casos sobre acciones para prevenir conflictos y su relación con la Responsabilidad Social Se analizaron tres presentaciones realizadas en el evento “Buscando salidas a la conflictividad social en el Perú” (Lima, 25 de Octubre del 2012; International Alert y Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo –DESCO), así como el testimonio del gerente general de un proyecto de mediana minería que logro recientemente su aceptación social por la comunidad (“licencia social”). Estos cuatro casos presentan puntos de vista sobre las causas y formas de prevenir los conflictos sociales contra la minería desde cuatro perspectivas diferentes:  Visión del Estado Central: Caso de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) – Presidencia del Consejo de Ministros.  Visión del Estado Subnacional: Caso del Gobierno Regional de Apurímac.  Visión de una minera con más de20 años de operación: Caso de Minera Yanacocha – Cajamarca.  Visión de una minera que inicia un proyecto: Caso del Proyecto Ollachea – Puno, Minera IRL. El razonamiento seguido fue el siguiente: Si las propuestas de acciones para prevenir conflictos sociales mineros presentadas por estas entidades a través de sus representantes, incorporan conceptos y prácticas consideradas por la RS, podremos inferir que para dos de los tres actores relevantes típicamente involucrados en estos conflictos, estado, empresa minera y comunidad, la RS constituye un mecanismo que puede ser utilizado para la prevención. Son precisamente el estado y las empresas, dados sus roles y capacidades, los principales actores llamados a impulsar los cambios y acciones requeridos para revertir el actual escenario de creciente conflictividad contra la minería formal. Marco de referencia usado: Criterios sobre Responsabilidad Social de la Norma Internacional ISO 26000 Para definir si las acciones propuestas para prevenir conflictos sociales contra la minería eran compatibles con el concepto y las prácticas consideradas por la RS, se utilizaron los parámetros de la Norma ISO 26000 sobre RS. La norma internacional ISO ofrece guía para que una organización de cualquier tipo pueda operar de una manera socialmente responsable. Sus pautas son voluntarias y por lo tanto no está sujeta a certificación. El marco de referencia ISO 26000 usado consideró los siguientes elementos: la definición de RS, los principios básicos de la RS y el sistema de gobernanza de la operación según ISO. En los cuadros N° 5, N° 6 y N° 7 se resume esta información.
  23. 23. 24 Cuadro N° 5 DEFINICION DE RESPONSABILIDAD SOCIAL - NORMA ISO 26000 (*) Es la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en la sociedad y en el medio ambiente, mediante un comportamiento ético y transparente que: Contribuya al desarrollo sostenible, incluyendo la salud y el bienestar de la sociedad. Tome en consideración las expectativas de sus partes interesadas. Cumpla con la legislación aplicable y sea coherente con la normativa internacional de comportamiento. Esté integrada en toda la organización y se lleve a la práctica en sus relaciones. (*) Norma Internacional ISO 26000:2010; Guía de Responsabilidad Social: Primera Edición Noviembre 01 de 2010. Cuadro N° 6 PRINCIPIOS BASICOS DE LA RS (*) (ISO 26000) 1 Responsabilidad de rendir cuentas 2 Transparencia 3 Comportamiento ético 4 Respeto de los intereses de las partes interesadas 5 Respeto de la legalidad 6 Respeto a las normas internacionales de comportamiento 7 Respeto de los derechos humanos (*) Los Principios Básicos orientan a las organizaciones a determinar los alcances y prioridades de su RS señalando los temas básicos y fundamentales de la RS. Norma Internacional ISO 26000:2010; Guía de Responsabilidad Social: Primera Edición Noviembre 01 del 2010. Cuadro N° 7 RS Y GOBERNANZA DE LA OPERACIÓN (*) (ISO 26000) 1 Derechos Humanos 2 Prácticas laborales 3 Medioambiente 4 Prácticas justas de operación 5 Temas de consumidores 6 Participación y desarrollo de la comunidad (*) Gobernanza de la Organización: Sistema por el cual una organización toma e implementa decisiones con el fin de lograr sus objetivos. Norma Internacional ISO 26000:2010; Guía de Responsabilidad Social: Primera Edición Noviembre 01 del 2010. Planteados ya los parámetros de referencia para el análisis y determinación de posibles coincidencias entre las prácticas de la RS y las acciones de prevención presentadas desde perspectivas distintas, Estado y empresas mineras, pasemos a ver el detalle de cada visión.
  24. 24. 25 Visión del Estado Central – Prevención de conflictos sociales contra la minería: Caso de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) La ONDS tiene su antecedente inmediato en la Oficina de Gestión de Conflictos Sociales (OGCS), creada mediante Decreto Supremo N° 010-2010-PCM. La ONDS busca contribuir al fortalecimiento de la gobernabilidad democrática y al desarrollo del país, rescatando la relación entre el ciudadano y el Estado a través de la institucionalización del diálogo como mecanismo para transformar el conflicto en oportunidad de desarrollo. La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), en nota publicada en su web el 16 diciembre del 201230 , declaro lo siguiente sobre la conflictividad social contra la minería en el Perú: “En los últimos tiempos, uno de los factores que ha contribuido al incremento de la conflictividad en el país tiene que ver con el contexto generado por la gran inversión en zonas de pobreza. El pujante crecimiento de las industrias extractivas, especialmente de la minería, en territorios habitados por población con altos niveles de pobreza y exclusión, que no percibe los beneficios de esta actividad y, por el contrario, percibe tales inversiones como una amenaza (lo que está reforzado por experiencias negativas del pasado), convierte a dicho territorio en una zona de riesgo. A ello hay que agregar la débil presencia del Estado en dichas zonas y que el boom minero no haya mejorado sustancialmente su situación. (…) Otros factores que inciden en la conflictividad son las tensiones alrededor de los problemas laborales, las demandas sobre demarcación territorial, el narcotráfico, la acción de los remanentes de grupos subversivos, entre otros. (…) En este escenario, las demandas legítimas de la población pretenden ser asumidas por terceros, con el objetivo de acumular fuerzas en favor de intereses subalternos, bajo la bandera de reivindicaciones socio-ambientales, con ideologías violentistas, sectarias y antidemocráticas. (…) La respuesta del Estado no puede, en la actualidad, seguir privilegiando únicamente el cumplimiento de la ley y el principio de autoridad; debe orientarse ante todo a la formulación e implementación de políticas públicas ambientales fuertes, que afirmen un marco regulatorio respetuoso, que otorgue confianza a la población y a las empresas responsables, especialmente en las actividades extractivas. (…) La ONDS busca contribuir a la articulación de esfuerzos entre los tres niveles de gobierno, así como entre el sector privado, la sociedad civil y la cooperación internacional, con el objetivo de fortalecer la gobernabilidad en un clima de paz y concordia.” En el cuadro N° 8 resumimos las reflexiones sobre el tema de la prevención de conflictos mineros planteadas por Vladimiro Huaroc, Alto Comisionado de la ONDS de la Presidencia del Consejo de Ministros del Perú. La información fue extraída de su presentación “Visión general de la problemática de la gestión de conflictos”. Cuadro N° 8 VISION DEL ESTADO CENTRAL PREVENCION DE CONFLICTOS – OFICINA NACIONAL DE DIALOGO Y SOSTENIBILIDAD (ONDS) Vladimiro Huaroc – Alto Comisionado ONDS ANTECEDENTES / CAUSAS DE CONFLICTO ACCION PLANTEADA PARA LA PREVENCION DE CONFLICTOS ¿ACCION COINCIDE CON POSTULADOS DE RS /RSE? 1 i) Carga histórica de errores de relacionamiento e irrespeto de mineras con comunidades locales constituye una fuente permanente de conflictos. i) Revisión de las políticas de RSE y de RRCC de las empresas desde una perspectiva de respeto al derecho ciudadano, la preservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible. ii) Talleres de coordinación con empresas: discutir política RRCC; sugerir modificaciones. SI. -Acción voluntaria; propone una correcta aplicación de la RSE: Ética / respeto/compromiso con comunidad y su desarrollo/medioambiente. 2 i) La falta de RS en Estado y Gobierno genera conflictos: - Falta de transparencia. - Relacionamiento poco democrático y participativo. - Emisión de normas sin prever su impacto social adverso. i) Propiciar un comportamiento socialmente responsable a nivel del Estado (Central, Regional y Local) y cambiar su relación con la sociedad. SI. -Acción voluntaria; propone transparencia, vinculación y compromiso con la sociedad. 3 i) Percepción de que el Estado esta parcializado hacia las empresas extractivas desprotegiendo a la población, situación nociva y peligrosa para la construcción de ciudadanía y democracia. i) Cambios en las relaciones entre el Estado (Central, Regional y Local) y las empresas extractivas para el ejercicio eficiente de su rol regulador y supervisor con transparencia e imparcialidad. SI. - Acción voluntaria; propone transparencia, respeto a normas, 30 http://www.pcm.gob.pe/agenda-pcm/dialogo-y-sostenibilidad/anticorrupcion-1/
  25. 25. 26 medioambiente y prácticas justas de operación. 4 i) Limitaciones del Estado en la gestión de prevención y resolución de conflictos. Poner en marcha nueva estructura ONDS: i) Unidad de Información e Investigación ii) Unidad de Prevención de Conflictos iii) Unidad de Gestión del Diálogo iv) Unidad de Promoción y Capacitación para una Cultura de Paz (dialogo, alianzas y desarrollo). SI. - Acción voluntaria; propone transparencia, comportamiento ético, respeto a la legalidad, a los DDHH y respeto de intereses de partes interesadas. Fuente: Publicación - resumen de ponencias, evento “Buscando salidas a la conflictividad social”, International Alert y DESCO, Lima, 25 Octubre, 2012. Cuadro: Elaboración propia. Visión del Estado Subregional – Prevención de conflictos sociales contra la minería: Caso de la Presidencia de la Región Apurímac Apurímac es la Región con mayor inversión minera en el Perú, acumulando el 22% (US$ 11,860 millones) de la inversión total estimada hasta mediados del 2012 (US$ 53,423 millones). Esta Región se ha ubicado como el nuevo centro de inversión minera en el país, con un 57.7% de su territorio concesionado. Entre las principales iniciativas de inversión están el proyecto de cobre de US$4,200 millones “Las Bambas”, recientemente vendido por el grupo minero anglo-suizo Xstrata (LSE: XTA), el proyecto de mineral de hierro de US$2,300 millones de Apurímac Ferrum y el proyecto “Los Chancas” de Southern Copper (NYSE, BVL: SCCO), con sede en EEUU, cuya inversión se estima en US$1,200 millones. En el siguiente cuadro N° 9 resumimos la visión sobre el tema de la prevención de conflictos contra la minería del Presidente de la Región Apurímac, Elías Segovia. La información fue obtenida de su presentación “Visión regional de la conflictividad social asociada a actividades extractivas: El caso de Apurímac”. Cuadro N° 9 VISION DEL ESTADO SUBNACIONAL PREVENCION DE CONFLICTOS – PRESIDENCIA DE LA REGION APURIMAC Elías Segovia – Presidente Regional ANTECEDENTES / CAUSAS DE CONFLICTO ACCION PLANTEADA PARA LA PREVENCION DE CONFLICTOS ¿ACCION COINCIDE CON POSTULADOS DE RS / RSE? 1 i) Pugna por uso de fondos del canon minero: Mesas de Trabajo para el Desarrollo influenciadas por funcionarios del gobierno central en detrimento de los alcaldes. ¿Quieren apropiarse del Canon para su propia agenda política? i) Desmitificar a los alcaldes y presidentes regionales respecto de su supuesta incapacidad para ejecutar sus presupuestos. ii) Otorgamiento de apoyo y autonomía para que realicen su trabajo. SI. -Acción voluntaria. Propone transparencia y solicita autonomía para decidir inversiones con cargo a su responsabilidad de rendir cuentas. 2 i) No hay transparencia ni sinceridad de parte de las empresas mineras respecto a cuanto de las inversiones que anuncian realmente favorecerán a la localidad y su población. i) Exigir sinceridad, transparencia y comportamiento ético a las mineras. SI. - Acción voluntaria; involucra aplicación de transparencia y comportamiento ético. 3 i) No se comparten ganancias con dueño de la superficie de la explotación minera. ii) Precios injustos: Pagos por compras de tierras, autorizaciones de prospección o servidumbres generan conflictos entre comuneros e incumplimiento de acuerdos con mineras. i) Que se haga participe de las ganancias al dueño de la superficie donde se localiza la explotación minera. ii) Estructurar un marco legal que brinde a las comunidades parámetros de negociación y criterios para determinar justiprecios. SI. - Acción voluntaria; propone aplicación de transparencia y comportamiento ético. 4 i) Frentes de defensa ilegítimos autoproclamados y sin representatividad pretenden negociar con las mineras en representación de la sociedad civil; generan conflictos por intereses propios. i) No validar ni respaldar a los autoproclamados Frentes de Defensa. ii) No convocarlos ni atenderlos porque nadie los ha elegido. iii) Todo diálogo y negociación debe ser entre las partes interesadas con legítimo derecho. SI. - Acción voluntaria; propone comportamiento ético, respeto de intereses de las partes interesadas y respeto de la legalidad.
  26. 26. 27 Fuente: Publicación - resumen de ponencias, evento “Buscando salidas a la conflictividad social”, International Alert y DESCO, Lima, 25 Octubre, 2012. Cuadro: Elaboración propia. Visión de una empresa minera con más de 20 años de operación – Prevención de conflictos sociales contra la minería: Caso Minera Yanacocha, Cajamarca. Minera Yanacocha es propiedad conjunta de Newmont Mining Company (51,35%), la empresa minera peruana Compañía de Minas Buenaventura (43,65%) y el brazo corporativo del Grupo del Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional – IFC (5%). Yanacocha es la mayor productora de oro de Sudamérica. El yacimiento está ubicado en la provincia de Cajamarca, Perú. Desde que inició operaciones en 1993, Yanacocha viene enfrentado conflictos sociales en su contra por diversos temas, entre los cuales se incluyen protestas de campesinos por pagos injustos por sus tierras, contaminación y oposición a expectativas de ampliación de la mina. Esta conflictividad se ha incrementado y agravado en los últimos diez años. Su principal proyecto denominado Mina Conga (oro y cobre), con una inversión estimada en US$ 4,800 millones, también ubicado en Cajamarca, está paralizado desde fines del 2011 por graves conflictos sociales en su contra. Su frustrado inicio estaba programado para el 2014. En los cuadros N° 10 y N° 11 resumimos la visión sobre el tema de la prevención de conflictos contra la minería presentada por el representante de la empresa minera Yanacocha, Especialista Sénior en Derechos Humanos de la empresa, Carlos Scerpella Cevallos. Nótese que antes de iniciar su presentación el expositor expreso a la audiencia “Imagino que ustedes quieren conocer lo que se comenta en los pasillos de las corporaciones mineras. Esto es lo que las empresas consideramos: …”31 , dejando entrever que la presentación recogía también las opiniones de otras empresas mineras. De igual manera, en la presentación Yanacocha hace un deslinde y precisa que la empresa está dispuesta a realizar ciertas acciones de prevención de manera voluntaria pero bajo la condición de ser acompañados por el Estado, y otras acciones a ser realizadas, también voluntariamente, pero de manera independiente. Esta distinción la explican en base a la aceptación corporativa de que fue un error pretender reemplazar al Estado en temas de inversión social. Asocian este hecho con los crecientes problemas de relacionamiento con las comunidades y la propia ciudad de Cajamarca, los cuales enfrentan desde el inicio de operaciones. El expositor informo que esa era una de las razones por la que en los últimos meses la empresa había decidido cambiar su formato de gestión social. La información analizada fue obtenida de la presentación "Visión empresarial sobre la situación de conflictividad en el país” realizada por el representante de Minera Yanacocha. Su enfoque nos permitirá conocer la visión de una empresa minera con más de veinte años de operación en el país - y con el mismo número de años enfrentando conflictos sociales cada vez mayores en su contra – la cual, a raíz del serio revés de su millonario proyecto Mina Conga, ha revisado su estrategia de gestión social, identificando errores y oportunidades, decidiendo realizar cambios radicales. Cuadro N° 10 VISION DE MINERA CON MAS DE 20 AÑOS DE OPERACION PREVENCION DE CONFLICTOS – MINERA YANACOCHA, CAJAMARCA Carlos Scerpella Cevallos - Especialista Sénior en Derechos Humanos, Minera Yanacocha I - ACCIONES DE PREVENCION A SER REALIZADAS POR YANACOCHA VOLUNTARIAMENTE PERO SOLO CON LA PARTICIPACION DEL ESTADO ANTECEDENTES / CAUSAS DE CONFLICTO ACCION PLANTEADA PARA LA PREVENCION DE CONFLICTOS ¿ACCION COINCIDE CON POSTULADOS DE RS / RSE? 1 i) Expectativas frustradas: gente centra expectativas de trabajo y contratos a partir de la empresa extractiva. i) Acompañar al Estado en iniciativas de desarrollo socioeconómico, apoyo al emprendimiento y creación de empleo. SI. Involucra: voluntariedad, participación y desarrollo de la comunidad, 31 Exposición Carlos Scerpella Cevallos; Publicación - resumen de ponencias, evento “Buscando salidas a la conflictividad social”, International Alert y DESCO, Lima, 25 Octubre, 2012.

×