YACIMIENTOS

Introducción al Tomo IV
En este volumen se describen los principales depósitos minerales que contribuyen o ha...
EL PERÚ MINERO

2
YACIMIENTOS

Parte Primera

GENESIS DE DEPOSITOS MINERALES

3
EL PERÚ MINERO

4
YACIMIENTOS

Génesis de los Depósitos Minerales en los Andes
del Perú Central
TESIS DEL DR. ULRICH PETERSEN
En esta secció...
EL PERÚ MINERO

Ulrich Petersen

GENESIS DE DEPÓSITOS MINERALES
DEPOSITOS MINERALES
Los numerosos depósitos minerales de a...
YACIMIENTOS
La siguiente clasificación no tiene ninguna influencia genética, excepto aquellos
depósitos agrupados porque t...
EL PERÚ MINERO

el eje del anticlinal es desplazado hacia el norte, y el pliegue mucho menos pronunciado. Los estudios est...
YACIMIENTOS
resueltas aún en detalle. En pequeñas fracturas en algunas áreas, el granate se ha
convertido en clorita, calc...
EL PERÚ MINERO

En los depósitos externos de plomo, parece que el cuarzo puede presentarse
con la fluorita o con la calcit...
YACIMIENTOS
Los silicatos de metasomatismo de contacto se han formado en el área de
contacto entre el intrusivo y la caliz...
EL PERÚ MINERO

este depósito y la siguiente descripción está basada principalmente en los informes privados de Kobs (1957...
YACIMIENTOS
Este mineral es inusualmente rico en arsénico (cociente As: Sb 1 a 0.1 o menos)
y, tanto el zinc como la plata...
EL PERÚ MINERO

casi seguro, de origen supergénico. En vista de la incompatibilidad de la pirrotita y
la covelita en el si...
YACIMIENTOS
de Cerro, que puede ser trazada de norte a sur por algunos kilómetros, separa la
formación Excelsior al oeste ...
EL PERÚ MINERO

plegamientos y fallas originales, pueden ser reconstruídos. La parte oeste del cuerpo
de pirita-sílice, re...
YACIMIENTOS
mientras que otro puede predominar en otra área. En general, parece que la
naturaleza de las soluciones minera...
EL PERÚ MINERO

Análisis de los Concentrados de Zinc de Cerro de Pasco
Análisis Químico,
Lab. de Investigación de Cerro de...
YACIMIENTOS
desde el macizo de pirita-sílice hasta la caliza Pucará. Las muestras de los niveles
más bajo del orebody Caya...
EL PERÚ MINERO

La evacuación de los minerales de más alta ley y la necesidad por consideraciones
económicas de la inclusi...
YACIMIENTOS
La mineralización comercial de cobre-plata se extiende desde la superficie hasta
una profundidad de 800m. La p...
EL PERÚ MINERO

cobre son complejas y no está claro en esta etapa, hasta donde pueden deberse a
la exdisolución y donde el...
YACIMIENTOS
En la mayoría de las minas subterráneas, la luzonita forma pequeñas manchas
dentro de la enargita, sugiriendo ...
EL PERÚ MINERO
%S
2do semestre 1955
(subterráneo)
Fundición directa
de minerales
Ley de cabeza
Concentrado Cu
2do semestre...
YACIMIENTOS
Marcasita
FeS2
Esfalerita tardía (“cerosa” pobre en Fe)
ZnS
Rejalgar (uno de los últimos minerales)
AsS
Argent...
EL PERÚ MINERO

reemplazados, también ejercieron un gran control sobre la forma y tamaño de los
cuerpos. Este control es b...
YACIMIENTOS
sobre los cuerpos de plomo-zinc. Además, hay algún reemplazamiento de la
enargita-pirita por la calcosita, sob...
EL PERÚ MINERO

La caliza Machay, relativamente pura, es afectada sólo en la cercanía inmediata
de un intrusivo, en donde ...
YACIMIENTOS
mismas o con el contacto de la caliza Machay y el sílex Chert France, parecen
haber ejercido un fuerte control...
EL PERÚ MINERO

resultados de 31 análisis espectrográficos de pirita, que muestran que no hay
variaciones sistemáticas en ...
YACIMIENTOS
La calcopirita es el mineral de cobre más abundante después de al enargita. La
bornita está asociada generalme...
EL PERÚ MINERO

Característicamente, está incluída en la bornita, y ocasionalmente, como
pequeños cristales en enargita o ...
YACIMIENTOS
removidos posteriormente desde el centro, carecen de las primeras zonas (A y B),
y los que están en los bordes...
EL PERÚ MINERO

túnel del drenaje Kingsmill o Mahr, hacia el sureste de la región, ellas también
afloran en la entrada del...
YACIMIENTOS
El intrusivo de Anticona está compuesto de cuarzo diorita y ocupa la parte oeste
del distrito. Su contacto ori...
EL PERÚ MINERO

raro

(escapolita
(wollastonita
(enstatita (hiperstena)
(vesuvianita
(olivina (forsterita)4
(hedenbergita5...
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
49482280 el-peru-minero-ingemmet
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

49482280 el-peru-minero-ingemmet

3,224 views
3,041 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,224
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
137
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

49482280 el-peru-minero-ingemmet

  1. 1. YACIMIENTOS Introducción al Tomo IV En este volumen se describen los principales depósitos minerales que contribuyen o han contribuido a hacer del Perú «un país minero». Es indudable que no están todos los depósitos que deberían incluirse, pero los motivos son obvios: limitaciones de espacio e información aún no publicada para el conocimiento de la comunidad. Ha servido de base para esta presentación la estimable cantidad de información que contiene algunos archivos particulares, información a veces de carácter anónimo. A esto se ha agregado la variada información publicada sobre diversos yacimientos en diferentes revistas especializadas y congresos geológicos y mineros. Teniendo en cuenta la naturaleza de las sustancias contenidas, los depósitos han sido divididas en dos grandes grupos: I) Depósitos Metálicos y II) Depósitos No Metálicos. El mayor número de yacimientos se encuentra en el primer grupo donde se incluye a los yacimientos de cobre, plomo-zinc, plata, tungsteno, oro, manganeso, hierro, vanadio, antimonio, bismuto, mercurio, molibdeno y radiactivos. El segundo grupo comprende depósitos de carbón, baritina, bórax, fosfatos, mármol, mica, sal, talco-yeso, salitre, azufre, y otros. De acuerdo al tipo de depósito para determinada sustancia, se han establecido sub-grupos que comprenden a los yacimientos generados en medioambientes geoquímicos similares y que por consiguiente tienen características parecidas. Es necesario resaltar la diversificada información acerca de determinados yacimientos o distritos minerales, así como la carencia de datos de otros depósitos que aunque son conocidas por aporte al producto nacional, poco es lo que se sabe sobre su génesis. Sin embargo en los últimos 20 años, el conocimiento acerca de los depósitos peruanos se ha visto incrementado por la aplicación de nuevos métodos en la investigación. Es indudable que esto no se habría logrado si no se contaba con el valioso apoyo de algunas entidades estatales y privadas. El ejemplo más palpable lo tenemos en la publicación especializada «Economic Geology», que en el Nº 6 del volumen 72, 1977, dedicado exclusivamente a depósitos minerales en la Cordillera de los Andes de Sudamérica, incorpora estudios científicos y valiosas conclusiones acerca de siete depósitos minerales del Perú. La presentación de dicho documento está a cargo del Profesor Dr. Ulrich Petersen. En la medida que el apoyo continúe y los logros sean conocidos por la comunidad del sector, se habrá logrado un gran avance para ayudar al desarrollo socioeconómico del país. 1
  2. 2. EL PERÚ MINERO 2
  3. 3. YACIMIENTOS Parte Primera GENESIS DE DEPOSITOS MINERALES 3
  4. 4. EL PERÚ MINERO 4
  5. 5. YACIMIENTOS Génesis de los Depósitos Minerales en los Andes del Perú Central TESIS DEL DR. ULRICH PETERSEN En esta sección se ha creído conveniente mantener la unidad de la información tomada de la tesis del Dr. Ulrich Petersen «Genesis of Ore Deposits in the Andes of Central Perú», por resumir en una excelente presentación lo conocido y publicado acerca de unos 30 depósitos minerales hasta el año 1962. Las referencias bibliográficas incluyen unas 300 publicaciones entre los años 1909 y 1962, de las cuales las dos terceras partes están relacionadas con los yacimientos del Perú Central. Posteriormente a 1962 se han publicado muchos otros estudios tanto de los yacimientos incluídos en esta tesis como de otros pero generalmente en forma individual. De allí que para algunos depósitos se tenga más de una información, pero creemos que bien merece esta presentación si se trata de aclarar conceptos o tener más bases para la investigación. 5
  6. 6. EL PERÚ MINERO Ulrich Petersen GENESIS DE DEPÓSITOS MINERALES DEPOSITOS MINERALES Los numerosos depósitos minerales de al región, varían desde pequeños depósitos de cobre en capas rojas hasta depósitos enormes de cobre-plomo-zinc-plata como Cerro de Pasco. Algunos como los de Cobriza, Cerro de Pasco y Yauricocha, tienen zonas de oxidación muy impresionantes, y en el caso del último zonas importantes de enriquecimiento supérgeno. La mineralogía en estas zonas es bastante variada e interesante. Sin embargo, este estudio está restringido a la mineralización hipógena. Un problema que aparece tan pronto como se hace esta distinción es decidir si un mineral es supérgeno o hipógeno. Esta distinción es controversial (discutible) en el caso de algunos minerales de cobre y ce plata. Ubicación, elevación y tamaño La Tabla IV registra los diferentes distritos minerales, de norte a sur, dando la elevación aproximada de la zona mineralizada, las dimensiones horizontales aproximadas del área mineralizada, posible magnitud total y su producción actual. La intención es dar alguna idea sobre la importancia relativa de los diferentes depósitos. Como la parte alta de todos los depósitos ha sido erosionada en mayor o menor grado, y las profundidades no pueden ser establecidas claramente, los datos sobre la extensión vertical de la mineralización y sobre la posible magnitud han tenido que ser tomados con las reservas correspondientes. Además, la posible magnitud total es dada sólo dentro de amplios límites en una escala arbitraria, debido a la incertidumbre en la apreciación de la medida final de un depósito y a razones económicas. Durante la discusión sobre los depósitos minerales, es deseable tener en cuenta la naturaleza de la roca huésped. Esto se facilita substituyendo el nombre del tipo de roca predominante, por la palabra formación en las diferentes unidades de la secuencia estratigráfica. Así, la formación de Pucará es referida como la Caliza Pucará. Clasificación El número y la variedad de depósitos es tal, que es deseable agruparlos para propósitos de su descripción y discusión. Al hacer esto, uno descubre naturalmente que algunos se adaptan a los que ya han sido bien definidos y reconocidos, mientras que otros son transicionales entre dos o más tipos, o se adaptan a cualquier tipo clásico. 6
  7. 7. YACIMIENTOS La siguiente clasificación no tiene ninguna influencia genética, excepto aquellos depósitos agrupados porque tienen algunos rasgos en común. Las subdivisiones están basadas en similaridades (semejanzas) en la mena y en ambiente geológico: 1. Depósitos metasomáticos de contacto y relacionados, Antamina, Chungar, Huacravilca, Rondoní y Malpaso, Cobriza. 2. Depósitos complejos de cobre-plomo-zinc-plata, Cerro de Pasco, Yauricocha, Morococha y Huarón 3. Depósitos simples y complejos de plomo-zinc-plata, Colquijirca, Huallanca, Tuco-Chira, Pacllón-Llamac, Santander, Atacocha, San Cristóbal, Cercapuquio y Huancavelica Raura y Julcani Casapalca, Río Pallanga, Viso-Aruri, Castrovirreyna y otros Depósitos en volcánicas Cenozoicas. 4. Depósitos de cobre en capas rojas Negra Huanusha y Doña Basilia En la siguiente descripción de los depósitos minerales, el objetivo es efectuar una revisión crítica de la información para destacar las características esenciales y permitir una comparación de los depósitos a fin de establecer sus rasgos comunes y diferencias notorias. Todo ésto, dirigido hacia los principales problemas de su origen. La calidad y cantidad de información disponible, difiere marcadamente. En algunos depósitos se han realizado estudios geológicos y microscópicos adecuados, mientras que en otros, sólo las partes esenciales son conocidas. Además, el material publicado es voluminoso para algunas zonas como Cerro de Pasco, Morococha y Casapalca, pero, escaso o inexistente en otras zonas. Con el último caso, fue necesario confiar plenamente en los informes privados y en el conocimiento personal en la mayoría de las zonas. Depósitos metasomáticos de Contacto y Relacionados ANTAMINA Antamina es el depósito que está situado más al norte de todo el grupo. Es brevemente descrito por Bodenlos y Erickson (1955) quienes se concentraron principalmente en los depósitos de plomo-zinc de los alrededores, y por Petersen y García y García (1959). La siguiente discusión está basada principalmente en lo último y en los informes no publicados (Petersen, 1954; Personal de la Cerro de Pasco Corporation, 1959). El depósito de Antamina está situado cerca a la cabecera o circo de un valle glacial que se extiende hacia el suroeste. La parte principal del depósito, la tactita portadora de cobre, es expuesta en el fondo y costado del valle. En las lomas comprendidas hacia el sur-este, nor-este y nor-oeste del circo glacial hay como una media docena de pequeños depósitos de plomo, dos de los cuales, son mostrados en el mapa (Fortuna y Rosita de Oro). Estructura: La estructura dominante es un gran anticlinal de calizas Machay, excelentemente expuesto en el flanco sud-este del valle, y puede ser trazada en una superficie por lo menos 1.8 Km. hacia el sureste. En el lado nor-oeste del valle, 7
  8. 8. EL PERÚ MINERO el eje del anticlinal es desplazado hacia el norte, y el pliegue mucho menos pronunciado. Los estudios estatrigráficos detallados (Wilson, 1959 a) indican que las capas sobre el lado nor-oeste del valle, son estratigráficamente más altas que aquéllas del sureste. Las dos líneas de evidencia sugieren una falla dentro del fondo del valle, que está cubierta por material reciente o destruída por el intrusivo y la zona de tactita. En el lado nor-este del circo, hay pequeñas fallas, fracturas mineralizadas y diques (no mostrados en el mapa), sobre la proyección de la falla transversal. Casi a 1.5 Km. hacia el sur-oeste, hay una falla inversa regional de alto ángulo, que pone en contacto las areniscas Goyllarisquizga con las calizas Machay. Rocas intrusivas: Un intrusivo irregular compuesto de pórfido cuarzo-monzonita, penetra a al caliza más o menos en el centro del anticlinal de Antamina. En los lugares en que hay subsuelo visible hacia el lado Sur (Laberinto), éste está recortado abruptamente. Esto está indicado también por los sondajes diamantinos realizados a lo largo de la zona de contacto. Los remanentes de tactita sobre el intrusivo, justo al sur[oeste de la laguna (región de Taco), sugieren que en esta área, la parte más alta del intrusivo estaba en los alrededores de la presente superficie de erosión. Hacia el este, el intrusivo se extiende como un dique que alcanza la cresta del circo y puede ser seguido más allá hacia el sur, en la forma de sill (Rosita de Oro). Los diques de pórfidos de cuarzo-monzonita y de tactita también son visibles en Usupallares, cerca de un Kilómetro al sur-oeste de la masa principal. Los diques de pórfidos de cuarzo-monzonita y sills sin efectos significativos de contacto, afloran en la caliza, separados de la masa principal, en el área general de las minas de plomo (Fortuna, Rosita de Oro, El Rey y Travieso, en el mapa). Diques insignificantes de andesita de edad desconocida, se pueden apreciar en la esquina sur-este del mapa. Metasomatismo de contacto: Una prominente zona de «skarn» se extiende entre el intrusivo y la caliza en la parte central, más baja del distrito (Taco y Laberinto). Aquí se tiene 100 -150 m. de ancho y consiste principalmente de granate y clorita; epídota, (pistacita variedad, rica en hierro), wollastonita, diópsido, tremolita actinolita, escapolita (Ma50Ma50), y calcita, predominan en la algunas áreas. El color del granate varía consistentemente de marrón a verde, pasando del intrusivo a la caliza; las otra propiedades físicas de los dos tipos, sin embargo, no varían significativamente, e indican una composición de And70Gross25Alm5. Aunque el granate y la clorita se extienden desde el intrusivo hacia afuera, la wollastonita y epídota sólo se presentan acierta distancia de la zona de contacto y la escapolita ha sido observada exclusivamente en las calizas de apariencia fresca y en las calizas decoloradas. Es posible que la mayor parte de la zona de tactita, represente la caliza reemplazada y ocupe su ubicación previa; el contacto con el intrusivo es indefinido sobre una distancia de algunos metros. Los silicatos del metasomatismo de contacto se extienden a lo largo de ciertas capas por muchos cientos de metros lejos de la zona central, pero disminuye rápidamente hacia la parte superior. Alteración: La parte interior del intrusivo es fresca; la alteración está restringida a su parte externa, en donde augita diopsídica forma bordes relacionados a la biotita, los minerales ferromagnesianos están cloritizados o seriticizados (raramente con clinozoisita) y los feldespatos están transformados a albita, caolinita, sericita, clorita y epídota (pistacita). En la zona de la tactita, algunas áreas grandes de clorita pueden representar una «hidratación» del granate, pero sus relaciones no han sido 8
  9. 9. YACIMIENTOS resueltas aún en detalle. En pequeñas fracturas en algunas áreas, el granate se ha convertido en clorita, calcita, epídota, cuarzo y albita. Depósito mineral: La mineralización metálica está restringida principalmente a la zona de la tactita. La evidencia microscópica y las relaciones de campo, sugieren que fue emplazada después de los silicatos de metasomatismo de contacto y otros silicatos, llenando los espacios entre los agregados de cristal del granate y reemplazándolos. El mineral se presenta en ambas formas, diseminado y en forma de cuerpos irregulares. La mineralización consiste principalmente en pirita, calcopirita y esfalerita, con magnetita local, cuarzo y calcita. Otros minerales han sido observados con el microscopio o en muy pequeñas cantidades (pirrotita, molibdenita, galena, scheelita, bornita, arsenopirita, wittichenita, tetraedrita, tenantita, y probablemente «chalcosita» supergénica y covelita). El intrusivo es esencialmente estéril, excepto en su margen, que contiene algunas diseminaciones de calcopirita, pirita y molibdenita. En el grupo externo de los depósitos de plomo, la galena es el mineral más importante, seguido del cuarzo, fluorita, pirita, esfalerita, calcita, rodocrosita, calcopirita y tetraedrita (microscópica: pirargirita). Aquí, el mineral se presenta en vetas y mantos en caliza y está bastante relacionado con los diques estrechos y los sills. En estos intrusivos, se presentan pequeñas cantidades de mineral. La bornita abunda sólo en una zona, en la parte sur del Laberinto. Esta área se caracteriza por una escasez de pirita y de silicatos de metasomatismo de contacto (la roca huésped está compuesta principalmente de calcita). La bornita, característicamente parece haber exdisuelto el exceso de chalcopirita como resultado del enfriamiento de una solución sólida de bornita a alta temperatura. En esta área general, también se presenta una asociación común de chalcopirita, tetraedrita, wittichenita y miargirita (?), algunas veces se añade la bornita. La fijación íntima de los granos de calcopirita, tetraedrita, wittichenita y miargirita (?), sugiere la exsolución efectuada de una solución sólida de más alta temperatura. * La chalcosita también abunda más en esta zona, pero parece ser de origen supérgena. Las burbujas de exsolución de la calcopirita en la esfalerita, son comunes, tanto en la zona central de tactita, como en los depósitos externos de plomo. La galena rodea muchos granos de esfalerita, sugiriendo el reemplazo de esfalerita por galena. En la zona central, pueden observarse ocasionalmente, inclusiones de pirrotita en magnetita y la asociación pirrotita-calcopirita. En promedio, existe tanto cobre como zinc en la zona de la tactita, aunque en detalle, los dos metales está distribuidos independientemente; todas las combinaciones posibles de leyes de cobre y zinc con conocidas, pero, hay una tendencia del predominio del cobre hacia la zona intrusiva y del zinc hacia la zona de caliza. El radio del cobre o del zinc, respecto al plomo o a al plata, de cerca de 5: 1 en la zona de tactita, mientras que en la zona exterior de los depósitos de plomo, el radio típico es Zn: Ag: Pb = 1: 1: 2.5. En la zona de skarn, los valores de plata se correlacionan bien con los valores de cobre y los pocos ensayes de molibdeno que existen, parecen indicar una relación inversa entre el cobre y el molibdeno. 9
  10. 10. EL PERÚ MINERO En los depósitos externos de plomo, parece que el cuarzo puede presentarse con la fluorita o con la calcita, pero estos dos últimos parecen excluirse el uno del otro. La pirita muestra una tendencia a presentarse en cubos en la zona de tactita y como piritoedro en los depósitos externos de plomo. CHUNGAR El depósito mineral de Chungar ha sido descrito brevemente por Johnson y Manrique (1955). La característica resaltante es que existe un stock de granodiorita, de cerca de 1.2 x 2.0 Km. de afloramiento, que corta a las calizas Machay no lejos de su contacto con la arenisca Goyllarisquizga y justo al oeste de una falla inversa regional de alto ángulo. La falla puede ser trazada por lo menos en unos 20 Km. y es al misma falla observada en al zona minera de Santander. Una zona de tactita, principalmente con granate, se ha desarrollado intermitentemente a lo largo del contacto. Las inclusiones de calizas (techos colgantes) han sido granatizados en una gran extensión. El cuarzo y la calcita se presentan en ciertas zonas. El intrusivo está cloritizado cerca de sus límites. La mineralización metálica está restringida esencialmente a al zona de tactita, consistiendo principalmente de pirrotita, esfalerita, molibdenita, galena y calcopirita. La esfalerita tiene un alto contenido de hierro y está asociada comúnmente con la pirrotita. Este último mineral predomina en la zona oeste del intrusivo, en donde los minerales económicos parecen ser raros. La molibdenita abunda más dentro de la zona intrusiva. En los concentrados de cobre y plomo de Chungar, el cociente As: Sb es 1 a 0.1 - 0.6. La plata predomina en los concentrados de plomo (sobre 100 oz/ton), mientras que los concentrados de cobre y zinc son pobres en contenido de plata. HUACRAVILCA Huacravilca ha sido descrita recientemente por Simons y Bellido (1956). Desafortunadamente, ninguno de los mapas disponibles nos proporciona una visión completa, así que no han sido incluídos en este documento. Un stock, de aproximadamente 2.5 y 3.0 Km. de cuarzo-monzonita o granodiorita intruye las calizas Pucará. La roca es de grano medio, equigranular a porfirítico. Además, hay un stock pequeño de riolita de grano fino y un dique de 2 - 3 m. de ancho de latita porfirítica o monzonita. La caliza que se encuentra en los alrededores, está plegada y localmente fuertemente retorcida. El stock de cuarzo-monzonita es alterado en un ancho de 25-75 m. del contacto. La biotita ha sido convertida en piroxeno y clorita; la matriz ha sido invadida con ortoclasa, y la plagioclasa ha sido reemplazada por albita y ortoclasa. El stock de riolita está completamente alterado. * Edwards (1946, 1954) discute la solución sólida de tetraedrita con calcopirita y bornita; Randohr (1955) anota wittichenita estrechamente asociada con y formada a partir de tetraedrita, y Edwards (1954) menciona una solución sólida de bornita — wittichenita (Klaprotita). 10
  11. 11. YACIMIENTOS Los silicatos de metasomatismo de contacto se han formado en el área de contacto entre el intrusivo y la caliza. Ellos están constituídos principalmente por granate y diópsido, pero también se presentan epídota, flogopita, y escalopita. La magnetita y los sulfuros están distribuídos irregularmente en esta zona de skarn, en lugares en forma de masas casi tabulares. Debido a la abundancia relativa de magnetita, este depósito ha sido considerado en publicaciones previas como un depósito de hierro. Sin embargo, aparte de la magnetita hay pirita, calcopirita, pirrotita y esfalerita. RONDONI El depósito de Rondoní ha sido estudiado por algunos geólogos, incluyendo a J. G. Baragwanath en 1916, D. H. Mc Laughlin y J. Foran en 1921, Neal (1929), Moses y F.C. Kruger (Moses, 1944), Graff (1945), Kruger y A. Benavides (Kruger, 1946) y W. C. Lacy y Benavides (Benavides, 1951), pero no hay material publicado disponible. Un intrusivo de cuarzo-monzonita o un granito cortan la caliza de Pucará. La zona de contacto consiste de granate con piroxeno subordinado, anfíbol, albita, mica, cuarzo y calcita (Kobe y Proaño, 1959). Los minerales metálicos son la magnetita, pirrotita, pirita, esfalerita, calcopirita y algo de galena. Neal nota que la calcopirita decrece cuando la magnetita se vuelve abundante. El cociente Cu: Zn, es de cerca de 1:3 o 4; el cociente Cu: Ag es cerca de 1:1. * En el depósito de Acejar, 2.7 Km. al sur-oeste de Rondoní, la magnetita predomina y el cociente Zn: Pb = 1: 1. MALPASO El depósito de Malpaso examinado por Seery (1958), consiste en pirita y calcopirita diseminada, y en «clavos» irregulares dentro de una zona de skarn desarrollada entre un paragnéiss cataclástico y calizas de Pucará. La zona de skarn consiste en granate, calcita, tremolita, piroxeno y plagioclasa. Esfalerita marmatítica se presenta en un manto reemplazado caliza fresca más allá del depósito principal. COBRIZA Los depósitos incluídos en este estudio, con excepción del de Cobriza, están todos localizados en la Cadena de Volcánicos Cenozoicos y en la Cadena Mesozoica de los Andes Centrales. Cobriza está más al este en la Cadena Paleozoica Oriental; topográficamente está mucho más bajo que los otros depósitos de mineral. Su inclusión es con fines comparativos, especialmente porque es bien conocida como resultado de un trabajo de exploración reciente. La única publicación de importancia sobre Cobriza, es la de Fernández Concha y García (1961). Los estudios posteriores han revelado la naturaleza verdadera de * Cobre en %; plata en oz/ton. 11
  12. 12. EL PERÚ MINERO este depósito y la siguiente descripción está basada principalmente en los informes privados de Kobs (1957, 1958, 1961), y de Petersen y Thompson (1961). Una gruesa cobertura de depósitos aluviales, oculta la roca huésped en áreas extensas. Sin embargo, ha sido posible determinar las características generales por medio del mapeo cuidadoso, perforación diamantina, exploración subterránea, investigaciones geofísicas y estudios microscópicos. Las rocas sedimentarias de la región son pizarras y calizas del Paleozoico superior. La mina Cobriza está localizada en el flanco este de un gran anticlinal cuyo eje pasa cerca a los pueblos de Coris y Pampalca. Rocas intrusivas: Hacia el nor-este existe una masa granítica extensa. Su contacto con los sedimentos del Paleozoico superior tiene dirección aproximada oeste nor-oeste, y en esta área buza casi 75º NE. Las rocas sedimentarias del Paleozoico superior, al sur del intrusivo, tienen un rumbo similar, pero, en general, una inclinación menor. En los afloramientos cerca a la mina, el contacto intrusivo-sedimentario parece estar paralelo a al estratificación; la ausencia de efectos metamórficos marcados ha sido interpretada como sugerente de una falla de contacto. Los stocks pequeños y los diques que varían en composición desde cuarzo-monzonita hasta el basalto están esparcidos a través del distrito y son, en parte, post-minerales. Rocas sedimentarias: Las rocas sedimentarias incluyen pizarras y pizarras arenosas con una unidad de caliza de 15 - 30 de espesor. La ultima está caracterizada por una alternancia de capas de caliza de 10-20 cm. con capas de pizarra de 2-4 cm. La unidad de caliza fue deformada en pliegues apretados y en pequeños pliegues tipo chevron, mientras que las pizarras arriba y debajo de ella, permanecieron esencialmente inafectos o muestran sólo pliegues a gran escala. Alteración: Sobre un intervalo vertical de cerca de 800 m. (extensión en profundidad desconocida), y una distancia a lo largo del rumbo de por lo menos 2.0 Km., la unidad de caliza ha sido convertida en granate (And30Gross70), clorita, diópsido, (augita), calcita, epídota (clinozoisita), siderita, escapolita, actinolita (hornblenda), cuarzo y muscovita. También se presentan, pero, en pequeñas cantidades, titanita y turmalina. Las variaciones de la composición original se reflejan en un prominente bandamiento de estos silicatos, la que también influenció en la distribución de los minerales metálicos. El granate parece haber reemplazado a la hornblenda y esta última reemplaza a la augita. La clorita reemplaza a ambos, granate y augita. Depósito mineral: La pirrotita se presenta diseminada y en bandas a través de todo el ancho del horizonte alterado que es conocido como el manto Cobriza. En profundidad, su lugar es tomado gradualmente por la magnetita. La calcopirita esta diseminada y en bandas también, pero no alcanza una concentración comercial, excepto en una banda de 0.5 - 2.0 m de ancho. Esta banda está situada a una distancia variable de las paredes, pero generalmente permanece dentro de la mitad menor (piso) del manto. Contigua a la banda de calcopirita sobre el piso (footwall), hay una zona silicificada en la cual predomina la arsenopirita o abarca el único mineral metálico. El mineral escogido a mano, embarcado para fundición directa durante un periodo de seis meses, promedió: 16.3% - 24.7 Fe – 6.73% Cu – 0.4% Zn – 2.7% As – 2.5 oz Ag – 0.2% Sb – 0.1% Pb. 12
  13. 13. YACIMIENTOS Este mineral es inusualmente rico en arsénico (cociente As: Sb 1 a 0.1 o menos) y, tanto el zinc como la plata son bajos con respecto al cobre. El contenido de sulfuro del mineral es aproximadamente la mitad del contenido en los minerales de fundición directa de la Cerro de Pasco y Yauricocha, lo que es debido principalmente al hecho de que estos últimos minerales son piríticos, mientras que los minerales de Cobriza consisten predominantemente de pirrotitas. La exploración realizada hacia el norte, en el nivel más bajo (a 2100 m. de elevación), revela que la silicatación disminuye en esa dirección y comienza a aparecer pequeñas lentes de galena portadoras de plata, de alta ley. Hacia arriba, la transición no puede ser observada continuamente: el nivel más elevado que expone a silicatos y mineralización de pirrotita-calcopirita está a una elevación de 2840 m., mientras que alrededor de los 3050 m., los óxidos portadores de plomo con barita, han sido explotados en un pequeño prospecto, (Trinidad). Las investigaciones geofísicas indican que este prospecto de plomo está ubicado en la extensión superior y hacia el oeste de la zona de mineralización de pirrotita-calcopirita. Más al suroeste, y en una posición mucho más elevada, hay zonas de caliza relativamente fresca con pequeñas lentes de galena en cortos túneles. Hacia el sur sur-este, la mineralización también puede ser trazada hacia arriba por Pumagayoc, que está en una elevación de casi 3000 m. Aquí, la caliza es reemplazada sólo parcialmente por los silicatos y los sulfuros, con algo de barita. Más hacia el sur-este, la estructura se pierde bajo gruesa cobertura de aluvial. Además de los minerales principales (pirrotita, calcopirita, magnetita y arsenopirita), hay algunos que se presentan localmente, o que han sido identificados sólo bajo el microscopio. El más importante de estos es la esfalerita que exhibe zonas de exsolución de pirrotita y calcopirita. La loellingita y la calcopirita están incluídas en la arsenopirita. Kobe (1958 a), piensa que en general, la loellingita es reemplazada por la arsenopirita, y la última es reemplazada a su vez por la calcopirita. La pirrotita también parece ser reemplazada por la calcopirita. Esfalerita y calcopirita están generalmente estrechamente asociadas (ensamblaje simple, esfalerita incluída en la calcopirita y viceversa), sugiriendo una formación simultánea. Las formaciones de calcopirita en la esfalerita sugieren que ambos minerales formaron una soluciónsólida parcial, en el momento de la deposición. Pueden presentarse dos tipos de pirita: una hipógena, asociada con la pirrotita, y una supérgena que se presenta reemplazando a la pirrotita. La estanita y la galena se encuentran en algunos lugares. Las identificaciones microscópicas dudosas, incluye la bornita, cubanita, “bornita naranja”, enargita, fluorita y ferberita, todas en cantidades diminutas. En general, la mineralización metálica parece ser posterior a la formación de los silicatos. Cerca del fondo del Río Mantaro, hay una serie de pequeñas vetas de estibina de rumbo nor-este, muy empinadas y estrechas. Una de tales vetas fue intersectada en un ángulo muy pequeño, unos cuantos metros hacia el nor-este del manto principal de pirrotita-magnetita-calcopirita por un crucero más o menos a ángulo recto al rumbo del manto. Cuando el túnel re-intersectó la veta dentro del manto, se descubrió que la factura estaba vacía. Oxidación y enriquecimiento supergénico: Covelita y calcopirita han sido observadas bajo el microscopio. La evidencia de campo indican que ambas son 13
  14. 14. EL PERÚ MINERO casi seguro, de origen supergénico. En vista de la incompatibilidad de la pirrotita y la covelita en el sistema S-Fe-Cu (debido a la colinearidad cv-ida-cp-cb-po), sus relaciones fueron estudiadas en 51 secciones pulidas. Doce de las secciones contienen sólo pirrotita, veintiún de las secciones sólo tienen covelita, y sólo cuatro (8%) revelaron tener pirrotita y covelita en la misma sección. Sin embargo, en el último caso, los dos minerales no se presentan en contacto el uno con el otro. La pirrotita invariablemente se descompone en pirita o en una mezcla de pirita y marcasita, pasando comúnmente a través de un paso intermedio o “mineral intermedio” (Ramdohr, 1955, p. 463). El siguiente paso es el de piritamarcasita, calcopirita, arsenopirita, y esfalerita para oxidarse directamente y formar limonita. Covelita y calcosita subordinada son formadas generalmente dentro de esta limonita, aunque también pueden reemplazar directamente a la calcopirita, y en un alcance menor, a la pirita, arsenopirita, esfalerita y bornita. La oxidación subsecuente conduce entonces a la limonita. Las fracturas rellenadas de hematita en la magnetita son debidas probablemente a la oxidación. Recubrimientos de calcosita-covelita en el cobre nativo han sido reportados por Kobe (1958 c). Depósitos Complejos de Cu-Pb-Zn-Ag CERRO DE PASCO El gran yacimiento de Cu-Pb-Zn-Ag de Cerro de Pasco, ha sido estudiado en detalle por muchos años, produciendo una literatura voluminosa. Desde el punto de vista de al geología y de la mineralización hipógena, las contribuciones más importantes y recientes, son: Bostwell (1920) Mc Laughlin, Graton, Bowditch & Burell (1933) Bowditch (1935) Graton y Bowditch (1936) Moses (1940) Kruger y Lacy (1949) Lacy (1949 a) Cerro de Pasco, Copper Corp., Geol. Staff (1950) Jenks (1951) Terrones (1954) Lacy y Hosmer (1956) Amstutz, Ramdohr y De las Casas (1957) Bideaux (1960) Ward (1961) La siguiente presentación resume los aspectos sobresalientes de la geología de este famoso distrito minero. Características generales: Cerro de Pasco está situado en una de las pocas áreas donde la formación Excelsior del Paleozoico inferior (esquisto, filita, cuarcita), alcanza una elevación de 4,200 m. o más sobre el nivel del mar. La falla longitudinal 14
  15. 15. YACIMIENTOS de Cerro, que puede ser trazada de norte a sur por algunos kilómetros, separa la formación Excelsior al oeste de las calizas Pucará Uliachín hacia el este. Una completa chimenea de explosión atraviesa la formación Excelsior. Su sección horizontal es ligeramente oval, 2.7 Km. (N - S) por 2.3 Km. (E - W), con la falla longitudinal de Cerro, tangente a su borde oriental. Tres tipos de rocas han sido distinguidas dentro de la chimenea: Aglomerado de Rumiallana: una roca piroclástica; Fragmentos de Excelsior y de pórfido cuarzo-monzonita, localmente bandeados. Fragmental de Lourdes: fragmentos de Excelsior en una matriz de cuarzomonzonita. Pórfido de cuarzo-monzonita: masas intrusivas y diques con inclusiones de rocas huésped; probablemente intrusiones múltiples, la mayor parte pre-mineral, pero unos cuantos diques (albitizados) son post-mineral. Las soluciones ascendieron principalmente a lo largo de los márgenes este y sur de la chimenea resultando en la formación de un gran macizo de pirita-sílice, y cuerpos de plomo-zinc y de plata-pirita. Cuerpo de pirita-sílice: La zona de contacto entre la falla longitudinal y la chimenea es ocupada por un macizo de pirita-sílice de forma uniforme, que en la superficie, tiene cerca de 1800m. de largo y 300m. de ancho en su porción central. Hacia el sur, se divide en dos ramales, uno que sigue el borde de la chimenea, y el otro, que se extiende hacia el sur a lo largo de la falla longitudinal (noruega). El cuerpo de pirita-sílice se estrecha a manera de raíces en profundidad. En sección longitudinal, el macizo de pirita-sílice tiene la forma de un cono asimétrico invertido; su base sur coincide en general con la base de la caliza, debajo de la cual, los esquistos de la formación Excelsior, constituyen la roca encajonante hacia el este. La base norte del macizo de pirita-sílice es más empinada que la del sur y no tiene control evidente. A 850m. debajo de la actual superficie, la sección transversal es tan reducida como para desanimar a realizar exploración posterior (los niveles más bajos han sido inundados después del agotamiento de la mineralización comercial de cobre). El plano que se acompaña de un nivel típico (nivel 400), y la sección transversal, ilustran esta característica y otros puntos discutidos posteriormente. A primera vista, la pirita parece ser el constituyente predominante, que condujo probablemente a crear la expresión “cuerpo de pirita” usada anteriormente. Los análisis químicos realizados en algunos miles de muestras, indican que la sílice es tan abundante como el hierro, y por consiguiente, el término “cuerpo de pirita-sílice” ha sido adoptado recientemente. En efecto, el cuarzo es el más abundante de los minerales no-metálicos de ganga y probablemente se formó más o menos simultáneamente con la pirita, aunque en un gran alcance, puede representar la sílice heredada o proveniente de la roca reemplazada, que fue transportada por una distancia corta, y luego redepositada. El reemplazamiento de la roca por el macizo de pirita-sílice, es tan completo, que es difícil identificar los contactos originales entre la chimenea, las calizas y las pizarras. En la parte media del lado este, la distribución de la pirita-sílice, y de los remanentes no reemplazados de los sedimentos, demuestra claramente que esta parte fué originalmente formación Pucará, Mitu o Excelsior. En algunos casos, los 15
  16. 16. EL PERÚ MINERO plegamientos y fallas originales, pueden ser reconstruídos. La parte oeste del cuerpo de pirita-sílice, reemplaza presumiblemente a las rocas de la chimenea, especialmente en los niveles bajos, debajo de la caliza (Cerro de Pasco Copper corp. Personal, 1950; Lazy, 1949). Por otra parte, Ward (1961), cree que más de 90% del cuerpo de pirita-silice, reemplaza a los sedimentos. Lacy, (1949), ha realizado un estudio microscópico detallado, concluyendo en que hay por lo menos seis u ocho tipos posibles que pueden ser distinguidos sobre la base del color, anisotropismo, aspecto general, forma, características de pulimento, asociaciones y otros aspectos. Estos están brevemente caracterizados de la manera siguiente, desde el más antiguo al más joven: Tipo I Anisotro pismo Medio a Fuerte Tamaño Forma del grano Medio a anhedral algunos grueso octaedros y cubos II moderado fino III débil a moderado medio IV moderado V VI Asociación Otras Características principal constituyente del macizo pirita-sílice y del sistema de vetas Cleopatra Inclusiones orientadas de pirrotita y calcopirita; fracturas minúsculas que se intersectan a 120º amarillo ligeramente más oscuros que la pirita I; libre de inclusiones compacto, amarillo claro, zonicado (modelo piritoedral) similar a la pirita II; amarillo más oscuro que las piritas I o III poroso; se oxidiza muy rápidamente amarillo claro; cuantitativamente sin importancia granos cubos octaedros piritoedros y anhedrales piritoedros cubos octaedros minerales de plomo - zinc fino granos piritoedros anhedrales galena tardía, alunita, marcasita moderado fino acicular piritoedros alunita, marcasita moderado fino cuerpos y vetas de pirita-enargita Bowditch (1935) sugiere que el anisotropismo de la pirita puede ser debido a la presencia del arsénico. Este elemento se presenta en cantidades significativas de acuerdo a los análisis espectrográficos Lacy (1949). Los tipos I al IV contienen cerca de 0.01 a 1.0% de As; del tipo V entre I y 10% de As. Esto está en desacuerdo con el trabajo experimental reciente que indica que no hay solución sólida del arsénico en la pirita (Clark, 1960). Los tipos III y IV son los más ricos en Bi (0.011%) que los otros, mientras que los tipos III, IV y V son los más ricos en Sb (0.011.0%). En general, las primeras piritas son más puras que las últimas. Para fines de mapeo, Ward (1961) distinguió sólo la “pirita dura”, “pirita suave” y la “pirita brecha”, (incluyendo la “microbrecha”), argumentando que reflejaban las diferentes unidades de rocas que fueron reemplazadas. No hay duda de que existe una interrelación estrecha pero, compleja, entre los tipos de rocas reemplazadas, tipos de mineralización y los tipos de pirita. Un efecto puede predominar en un área, 16
  17. 17. YACIMIENTOS mientras que otro puede predominar en otra área. En general, parece que la naturaleza de las soluciones mineralizadas tuvieron una mayor influencia sobre los tipos de piritas que las variaciones de las rocas reemplazadas. El cuerpo de pirita-sílice probablemente debe su origen y forma a la interacción de varios factores. Los fluídos que depositaron este gran volumen de minerales (más de 100 millones de tons. de sulfuros concentrados), se originaron presumiblemente de la misma cámara magmática que alimentó el volcán original y abasteció al pórfido de cuarzo-monzonita. La fracturación localizada en el contacto entre el fallamiento longitudinal y la chimenea, y la facilidad con la que las calizas adyacentes podían ser reemplazadas fueron indudablemente controles poderosos. Finalmente, las vetas que existen en los esquistos paralelas al borde sur de la chimenea, sugieren una fracturación debida a las tensiones relacionadas con la chimenea. Cuerpos (orebodies) de plomo-zinc: En la parte media este del macizo se encuentran importantes cuerpos de plomo-zinc y también horizontes definidos de caliza. La mayoría de los cuerpos son ovales en planta con los ejes mayores hacia el norte y pueden profundizar en más de 400m. Los principales minerales de mena son galena graduales y esfalerita. Los contactos con la masa de pirita son graduales. El personal de la Cerro de Pasco Copper Corp. ha remarcado (1950), que en una sección longitudinal compuesta, (N-S), el área ocupada por la mineralización de plomo-zinc, tiene la forma de un cono, que está incluída dentro del cono más grande de pirita-sílice; ambos vértices aumentan a la región general que se presume haya sido el canal desde el cual ascendieron las soluciones. La pirrotita y la magnetita subordinada están asociadas con ciertas secciones de los cuerpos de plomo-zinc. De acuerdo a una interpretación, los “pipes” de pirrotita, hasta de 60 x 180m. en sección horizontal, forman los núcleos de estos cuerpos en profundidad, y se van reduciendo o desaparecen hacia arriba. La pirrotita parece haberse formado al menos en parte, simultáneamente con la pirita I. Esfalerita con menos calcopirita, arsenopirita y casiterita se presentan en estas zonas de pirrotita, y pueden haberse formado simultáneamente con ella. Lateralmente, la pirrotita forma primero una mezcla porosa de marcasita y pirita (IV y V) y subsecuentemente, una pirita “normal”. Fuera de los “núcleos” de la pirrotita, los cuerpos de plomo-zinc consisten de esfalerita, galena y pirita II. La esfalerita es marcadamente zoneada. Su núcleo generalmente es de color marrón oscuro o negro, y va gradando hacia fuera, según los cambios locales hacia una variedad de tono claro, casi sin color. Pequeñas ampollas de exsolución de calcopirita se encuentran en la esfalerita oscura. Los primeros estimados que se han hecho por medios químicos y microquímicos indicaron que existía un contenido de hierro de 5-8% en los cristales de la esfalerita en total, excepto en algunas áreas locales en las que sólo se halla un núcleo oscuro, en cuyo caso, se estimó que el contenido de hierro excedía al 10%. A fin de investigar este asunto, se estudiaron tres muestras de concentrado de zinc por medio de los rayos X. Los resultados son comparados en la tabla siguiente: 17
  18. 18. EL PERÚ MINERO Análisis de los Concentrados de Zinc de Cerro de Pasco Análisis Químico, Lab. de Investigación de Cerro de Pasco Nº 1 Nº 2 % Zn 50.6 51.2 % Pb 2.8 2.1 % Fe 10.1 10.1 Nº 3 52.0 1.8 10.1 Abundancia de pirita en la muestra punto contado bajo el microscopio (R.M. Honea 1962, A.B.) Vol. % 8.58 9.17 8.85 Difracción de Rayos-X de la esfalerita en los concentrados de zinc R.M. Honea (1962, A.B.C.) a 0 = 5.416 ± 0.002 A % FeS en marmatita 13.0 % Fe en marmatita 8.3 Honea señala que el contenido de hierro de la esfalerita varía marcadamente en las muestras, desde la marmatita hasta la esfalerita amarilla transparente, confirmando así las observaciones microscópicas previas. Esto resultó en una gran variación de las dimensiones de la celda unitaria (± 0.002A) y consecuentemente, condujo a una inseguridad en el estimado del “promedio” del contenido de hierro. Esto explica las inconsistencias menores en los datos anteriores (otros factores son las limitaciones de los puntos contados, la preparación de la muestra, y los límites de error para las diferentes determinaciones). Recalcando este problema, posteriormente, se seleccionaron diecisiete cristales de esfalerita de diferentes partes de la mina y W. Keithin los analizó con un microscopio binocular en el Departamento de Investigación de la Cerro de PascoCorporation. Los resultados indicaron que existía un contenido de cobre de 0.010.1% y un contenido variable de hierro * . Dos de las muestras provinieron de una veta (split 96 de la veta 10), y ensayaron menos de un 1% de Fe en la esfalerita. El único espécimen que contuvo menos de 1% de Fe en la esfalerita provino de la parte más alta nivel 500 tomado en el orebody Cayac-Noruega, que se extiende * Las muestras fueron ensayadas por fierro total, zinc y cobre y fierro en la pirita. La diferencia entre fierro total y fierro en pirita se consideró que representa fierro en solución sólida en la esfalerita. Los resultado se recalcularon para la pirita, fierro en marmatita, zinc en marmatita y azufre en marmatita. En 12 muestras, el total fue muy cercano al 100% como para considerar aceptables los resultados. 18
  19. 19. YACIMIENTOS desde el macizo de pirita-sílice hasta la caliza Pucará. Las muestras de los niveles más bajo del orebody Cayac-Noruega muestran concentraciones más altas en fierro en la esfalerita (hasta 6% en los niveles 800 y 1000). Los especímenes de los orebodies dentro del macizo de pirita-sílice, dieron de 2 a 9% de Fe en una solución sólida en la esfalerita. Una muestra del orebody o cuerpo H-309, en el extremo oeste del macizo de pirita dió sólo 1.4% de Fe en la esfalerita. Otro problema que se encontró cuando se intentó obtener la composición química de la esfalerita es el íntimo intercrecimiento de la esfalerita con diminutos cristales de pirita-marcasita. La galena se presenta en tres generaciones, la primera fue depositada simultáneamente con la esfalerita oscura después de que la pirita II inició su deposición. Algunas de estas galenas iniciales contienen ampollas de argentita y polibasita. Parte del plomo puede estar contenido en hinsdalita (Hones, 1962 d). La barita se presenta en las menas de plomo situadas al este (Matagente). Las relaciones paragenéticas y la secuencia de la deposición de los diferentes minerales, con complejas. Están ilustradas en el diagrama, de Lacy (1949). La esfalerita oscutra inicial, se depositó simultáneamente con la pirita II. Mientras la esfalerita y la deposición de la pirita II, disminuían, la primera generación de la galena empezó a precipitarse. La segunda generación de la galena es posterior que la de la esfalerita oscura y está asociada con la fina pirita IV y con la marcasita (la pirita inicial y al arsenopirita adyacente a esta galena), son alteradas hacia la marcasita. La esfalerita oscura es reemplazada generalmente por las piritas IV y V. Hacia el fin del período de deposición de la pirita V, la esfalerita de color claro y la galena de tercera generación, se depositaron con la tenantita, calcopirita, bournonita y emplectita. Los minerales portadores de cobre, observados al microscopio en estos minerales de plomo-zinc, son tetraedrita, calcopirita, covelita y calcosita (Kobe, comunicación personal). Las dos últimas son probablemente supérgenas nótese que no se ha encontrado enargita. La mayor cantidad de plata en estos minerales se supone que se encuentran en la tenantita-tetraedrita. En general, la ley de zinc disminuye hacia arriba y la de plomo aumenta hacia arriba. El contenido de plata permanece constante aunque su distribución es algo irregular. Las siguientes cifras han sido publicadas por la Cerro de Pasco Corp. (1950): Entre Niveles 300-375 500-600 800-1000 1200-1400** Grado Promedio %Zn Oz Ag % Pb 16.9 5.1 12 18.2 4.9 8 18.1 5.4 7.8 21 3.1 6.5 Cocientes Metálicos * Zn: Ag: Pb Ag: Pb 1:00 .3: 0.7 1:00 2.4 1:00 .3: 0.4 1:00 1.6 1:00 .3: 0.4 1:00 1.4 1:00 .2: 0.3 1:00 2.1 Promedio de cobre alrededor de 0.15% * Zn y Pb en porcentaje, Ag en oz/ton ** Los niveles son designados según su distancia aproximada en pies desde la superficie. 19
  20. 20. EL PERÚ MINERO La evacuación de los minerales de más alta ley y la necesidad por consideraciones económicas de la inclusión de mineral de menor ley no han cambiado materialmente las relaciones generales. Solamente hay disponibles ensaye por azufre, arsénico y antimonio de los concentrados. Por consiguiente, en la siguiente tabla se incluye las leyes promedio de los concentrados por dos períodos de seis meses, separados por un intervalo de cinco años: %S Ley de cabeza Concentrado de plomo Ley de cabeza Concentrado de plomo* Concentrado de zinc ** 26 28.8 33.8 %Fe 24.5 15.1 26.4 17.6 11.1 %Cu 0.17 1.34 0.1 0.59 1.18 %Zn 15.3 4.2 11.5 6.2 51.1 %As ozAg 3.8 0.7 22.3 3.1 0.63 15.6 0.16 4.1 %Sb 0.18 0.27 0.02 %Pb % Insol 5.2 16.4 48.8 4.7 17.1 40.6 2.3 * Las leyes del concentrado de plomo corresponden al mismo intervalo de tiempo que en la ley de cabeza. * *La ley del concentrado de zinc se aplica a un período de un mes en cada año distinto. Al usar estas cifras, debe tenerse en cuenta que los sulfuros de hierro son descargados en el proceso de flotación. Sin embargo, ellos indican que el arsénico predomina sobre el antimonio (Cociente As: Sb de 1 a 0.1 - 0.5). La Mina El Pilar está localizada en caliza Pucará, al este del macizo de piritasílice. Los concentrados de plomo y zinc de esta mina tienen un radio menor de As: Sb, que los concentrados correspondientes de la mina principal; como se muestra en las siguientes leyes promedios de los concentrados de la mina El Pilar, en los mismos períodos que los dados por la mina principal: %S Ley de cabeza Concentrado de plomo Concentrado de plomo Concentrado de zinc 21.4 23.2 30.9 %Fe 8.3 11.7 5.4 %Cu 0.51 0.8 0.1 %Zn 11 7.9 7.3 52.5 %As 0.18 0.28 0.1 ozAg 2 9.7 21.6 12.4 %Sb 0.13 0.14 0.1 %Pb 5.5 57.9 51.8 1.2 Vetas y Cuerpos de cobre-plata: Las vetas de rumbo este-oeste atraviesan el macizo de pirita-sílice, la zona del límite este-sur de la chimenea y los esquistos hacia el sur. Generalmente, las vetas se presentan en la mitad oeste del macizo de pirita-sílice, excepto en el norte, en donde lo cruzan completamente. Estas vetas se presentan en dos sistemas, uno que buzea hacia el norte y el otro hacia el sur. La longitud máxima a lo largo del rumbo de las vetas es de cerca de 500m.; los anchos de ellas varían desde unos cuantos centímetros a 2m. Muchos de las vetas muestran diferentes tipos de fracturas, como: las estructuras de cola de caballo, lazos cimoides, y ramificaciones simples. Los detalles estructurales son discutidos por Ward (1961). 20
  21. 21. YACIMIENTOS La mineralización comercial de cobre-plata se extiende desde la superficie hasta una profundidad de 800m. La porción central, más productivas, de estas vetas de cobre-plata, consiste principalmente de enargita-pirita. Algunas docenas de cuerpos de cobre-plata, se presentan también en la mitad oeste del macizo de pirita-sílice, asociados muchas veces con las vetas este-oeste (o a las fracturas relacionadas con las vetas). En la parte norte de la mina, los cuerpos de cobre-plata se inclinan hacia el sur, mientras que en la zona sur de la mina, se inclinan hacia el norte. Algunos cuerpos se extienden por 200m. a lo largo de la inclinación. La mayor cantidad del mineral de cobre-plata de alta ley se derivó de estas vetas y cuerpos. En realidad, la asociación más común es la de la enargita con pirita y chert, ya sea en forma de inclusiones o creciendo en espacios abiertos. La deposición de la enargita empezó aparentemente poco después de que la pirita II empezó a depositarse. Las dos están íntimamente asociadas en espacios y en tiempo. Esta pirita III sigue a la pirita I en las áreas de mineralización de cobre-plata y rara vez se le encuentra en contacto con la pirita II, que caracteriza a los minerales de plomo-zinc. La pirita III reemplaza a la pirita II en los pocos casos en que se les encuentra juntas. La marcasita, aunque siempre se le encuentra en cantidades subordinadas, está ampliamente expandida en los minerales de cobre-plata. En algunas áreas, la enargita reemplaza la esfalerita que se formó inicialmente. La deposición de la enargita cesó, pero la marcasita y la alunita continuaron al aparecer la pirita IV y ésta fue seguida por la pirita V. Un cristal seleccionado, de enargita analizado en el Laboratorio de Investigaciones de la Cerro de Pasco Corp. dio los siguientes resultados: Prueba C de P S Fe Cu As Sb 1.6 46.4 18.5 0.39 Enargita Cu12As4S13 Teórica Teórico 32.60% 28.20% 48.4 51.6 19 20.2 - Cu3AsS3 Tenantita 26.60% 52.7 20.7 - La tentatita-tetraedrita es, después de la enargita; el mineral de cobre que mas abunda. Generalmente, entrecrece con la calcopirita o está bandeada con la galena, esfalerita y la pirita V. En muchos casos, es posterior a la pirita V, en forma de veteado en sulfuros previos. Contiene más arsénico que antimonio. Todos los otros minerales de cobre, aparte de la enargita y la tenantita, se presentan en cantidades subordinadas o sólo localmente (calcopirita, bornita, “bornita anaranjada” y calcosita hipógen y covelita). La temperatura de formación parece haber sido suficientemente alta, como para permitir una solución-sólida significativa entre los minerales de cobre, como es confirmado por las relaciones que se observan entre los pares tenantita-calcopirita (radio 5.1), bornita-calcosita, bornita-calcopirita y calcosita-calcopirita. En efecto, parte de la tenantita, calcopirita y bismutinita (?) podrían haberse exdisuelto de la enargita. Las relaciones entre los minerales d 21
  22. 22. EL PERÚ MINERO cobre son complejas y no está claro en esta etapa, hasta donde pueden deberse a la exdisolución y donde el verdadero reemplazamiento ha sido el mecanismo principal. En el tajo abierto hacia el extremo norte del macizo de pirita-sílice, la luzonita predomina en lugar de la enargita, aquélla ha sido identificada por ambos métodos: microscopio y rayos X. El último trabajo fue realizado por Honea (1962, A, B, C.). Las dimensiones promedio de la Celda unitaria de las dos muestras dio: a0 5.318 ± 0.001A, en la celda tetragonal usada por Gaines (1957), que luego de una interpolación de los datos proporcionados por este último en relación a la luzonita sintética pura y a la famatinita, indica que las muestras de la Cerro son de luz70fm30. Datos posteriores de rayos-X (Berry y Thompson, 1962), están basados en una celda cúbica. Al tabular las muestras de la Cerro conforme a esto, se obtiene: a 5,304A, indicando luz89fm11. A fin de investigar posteriormente este problema, se seleccionó bastante cristales de enargita y luzonita coexistentes tomados del tajo abierto, se obtuvieron dos muestras compuestas y se analizaron químicamente (Lab. de Investigación de la Cerro de Pasco Corp.). La enargita contiene 14.7% As y 4.70% Sb, mientras que la luzonita tiene 12.4% As y 7.00% Sb. Las relaciones en peso correspondientes de As: Sb, son 3.1 y 1.7. Como hay otros elementos, especialmente Fe, en forma de solución sólida, estos ensayos no corresponden exactamente a los valores teóricos de la enargita “pura” y de la luzonita, dados en la siguiente tabla: en % As % Sb As: Sb 19 0 90/10 16.9 3.1 5.5 84/16 15.7 4.8 3.3 83/17 15.5 5.2 3 80/20 74/26 14.9 13.7 6 7.8 2.5 1.7 70/30 12.8 9 1.4 fm 0 27.6 0 Si el cociente de As: Sb en las dos muestras, de muchos cristales pequeños del tajo abierto de la Cerro de Pasco, es considerado como la representación correcta del radio en/fm/ o luz/fm. entonces: Porcentaje de peso Porcentaje por mol. enargita en83fm17 en85fm14 “luzonita” luz74fm26 luz76fm24 El trabajo experimental de B. J. Skinner (comunicación personal) nos indica que la solución sólida famantinita-enargita-luzonita se extiende hasta 35 mol. % Cu3SbS4 (fm) con temperaturas moderadas. La “luzonita” de la Cerro de Pasco podría caer en este campo de dos fases: en-fm o luz-fm, a menos que el campo de la solución sólida de la enargita luzonita o famatinita aumentara notablemente con temperaturas más elevada. Los resultados sugieren que la relación As: Sb, disminuye en enargita desde la parte más baja y central del depósito hacia la parte alta de la esquina norte donde está ubicado el tajo abierto, pero, se necesita ensayes confirmatorios. La información no es concluyente, en lo que concierne a la posibilidad de que la “luzonita” o la “famatinita” sea el otro mineral del tajo abierto, pero tiene un contenido de antimonio mucho más elevado que el de la enargita coeistente. La luzonita también se encuentra en muy poca cantidad en las menas subterráneas de cobre (sistema de vetas Cleopatra), y una asociación con la wolfamita y altos valores de oro se ha mencionado. (Lacy, 1949). 22
  23. 23. YACIMIENTOS En la mayoría de las minas subterráneas, la luzonita forma pequeñas manchas dentro de la enargita, sugiriendo la inversión parcial de ésta a su polimorfa luzonita de temperatura más baja. La calcopirita es común sólo en un área del sistema de vetas Cleopatra (nivel 2500), y un pipe o chimenea tubular de cobre-plata, en la parte norte de la mina nivel-1200, en donde está asociada con la calcosita hipógen, bornita, enargita, tenantita y pirita III. La calcosita hipógen también abunda en un cuerpo sobre el nivel 2500, “reemplazando” a la calcopirita, bornita y el cuarzo. La asociación piritaenargita-covelita, existe, pero es rara. La bismutinita es encontrada con enargita y tenantita en varias zonas de la mina, principalmente en el macizo de la pirita. La evidencia microscópica sugiere que parte de la bismutinita es pre-enargita, pero en otros casos, aparece más tarde en la secuencia. Al estibina ha sido observada en un tajo, con la bismutinita, del macizo principal de pirita-sílice. La alunita, azufre elemental y al bismutinita han sido observados llenando cavidades en los pipes de enargita-luzonita-pirita, en los niveles más profundos del macizo principal de pirita-sílice. Lacy (1949), señala la marcada tendencia de que la alunita y la marcasita se presentan en el mismo ambiente. Los extremos occidentales de las vetas en la chimenea se caracterizan por un cambio de enargita o tenantita, con algo de esfalerita y galena, a menudo con buenos valores de plata. Similarmente, algunas vetas en el piso de la veta 43 (la más prominente en la parte central de lamina), contienen poca mena de plomo-zinc en los niveles superiores, mientras que sus extensiones hacia abajo, consisten de enargita. Hacia el este, las vetas se debilitan con un cambio similar de enargitaaterantita-tetraedrita al aproximarse a los cuerpos de plomo-zinc. En el extremo norte del macizo de pirita-sílice, se observa galena y esfalerita en los cuerpos de cobre, pero, luego se presentan sólo en las márgenes. Las vetas en los esquistos Excelsior, al sur de la chimenea (sistema de vetas Cleopatra-Excelsior), contienen más oro, calcopirita, tenantita, luzonita, wolframita, pirita gruesa, y cuarzo y, menos enargita que otras vetas de Cerro de Pasco. También están caracterizadas por sus pequeñas cantidades de galena y esfalerita. Probablemente la plata se presenta la mayoría de las veces en solución sólida en los principales minerales de mena. Generalmente está asociada con la tenantita y con altas concentraciones de bismuto. La barita es observada en las vetas y cuerpos de enargita, y en algunos casos, con bismutinita, pero, generalmente es subordinada en cantidad. Puede ser reemplazada parcialmente por el cuarzo y al pirita. En 1955, se enviaron menas de cobre-plata en parte a La Oroya para su fusión directa, y el resto fue concentrado por flotación; todo el mineral era de fuentes subterráneas. En 1961, la mayor parte de las menas de cobre-plata era extraído del tajo abierto y concentrado. Una comparación de los ensayos respectivos, nos indica que el radio As: Sb es más elevado en las menas subterráneas (principalmente la enargita): 23
  24. 24. EL PERÚ MINERO %S 2do semestre 1955 (subterráneo) Fundición directa de minerales Ley de cabeza Concentrado Cu 2do semestre 1961 (tajo ab.) Ley de cabeza Concentrado de Cu 36.4 %Fe %Cu %Zn 42.8 31.6 27.4 32.4 2.32 2.28 8.74 1 1.3 4.6 41 25.5 30.7 1.21 7.4 %As 1 8.6 0.74 ozAg 2.15 2.07 2.49 5.89 1.4 %Sb 2.25 6.14 %Pb 0.16 0.53 0.8 0.9 2.1 0.65 0.5 2.2 %Ins 31.6 38.4 El radio mayor As: Sb de las menas subterráneas de enargita-pirita también se corroboran en las siguientes leyes promedio de los concentrados de cobre de la mina San Expedito. Este mineral subterráneo es extraído de vetas en la chimenea de margen más occidental del macizo de pirita-sílice. 2do semestre 1961 %S 34.4 %Fe %Cu 18.2 22.1 %Zn 1.8 %As oz.Ag 7.66 6.8 %Sb 1.74 %Pb 0.9 “Orebodies” de lixiviación hipógena y plata-pirita: Se han encontrado cavidades de algunos metros de diámetro en el medio del macizo de pirita-sílice, y en profundidades de 300-700 m. bajo la superficie. Algunas de ellas contienen brechas de colapso o de derrumbe. Sin embargo, la característica más resaltante en la presencia de retículos (boxworks) indicando que los sulfuros (principalmente la esfalerita inicial y al galena) se han lixiviado. Como otros sulfuros hipógenos (ver debajo), bordean estas cavidades y boxworks, es evidente la existencia de lixiviación hipógena (Lacy y Hosmer, 1956). En la zona este del macizo de pirita-sílice, pero generalmente al oeste de los cuerpos de plomo-zinc, existen cuerpos tubulares (pipes) parados de plata-pirita. Consisten en una masa porosa de sulfuros y sedimentos incompletamente reemplazados pero bastante alterados. Un grupo de sulfuros de generación posterior reemplaza todos los minerales previos. La posición de estos cuerpos en el lado oeste de los macizos importantes de plomo-zinc, su naturaleza porosa, el aspecto “corroído” de la pirita, y la mineralogía sugieren que están relacionadas con las zonas de enriquecimiento y lixiviación hipogéna, antes descrita. Como las áreas de menas de plata - pirita y las lixiviación hipógena generalmente no son accesibles, o, cuando son ricas, son explotadas rápidamente, no hay un cuadro de la asociación mineralógica, excepto por los estudios microscópicos de los especímenes. La mineralogía de estas áreas es más compleja que la de las menas de plomo-zinc o cobre, se indica en la siguiente lista: Ag Plata nativa (niveles superiores) nat Polainita MnO2 Hematita Fe2O3 Pirita, IV, V, y VI FeS2 24
  25. 25. YACIMIENTOS Marcasita FeS2 Esfalerita tardía (“cerosa” pobre en Fe) ZnS Rejalgar (uno de los últimos minerales) AsS Argentita Ag2S Tercera generación de galena PbS Bismutinita Bi2S 3 Calcopirita tardía CuFeS2 Tenantita (freibergite) (Cu1Ag)8As2S7 Emplectita CuBiS2 Gratonita (entrecrecimiento fino con galena, que sugiere la exsolución de una soluciónsólida de alta temperatura Pb9As4S15 As- vidrio (“baumhauerita”, Lacy, 1949: “revoredoita”, Amstutz, De las casa y Ramdohr, 1955) Estefanita Ag5SbS4 Pirargita (niveles superiores) Ag3SbS3 Andorita ? PbAgSb3S6 Aramayoita (rebordeada por pirargita en los niveles superiores) Ag(Sb, Bi)S2 Vivianita Fe3P2O8,8H2O Bournonita CuPbSbS3 Alunita KAl3(OH)6(SO4)2 Bowditch (1935) proporcionó los siguientes análisis de un compuesto típico de menas de plata-pirita de varios niveles, bajo el nivel, 800: 29.5% Fe - .17% Cu - 2.2% Zn - .13% As - 28.8 0z Ag. - .10% Sb 2.4 Pb - 26.6% Insol. Nótese que le radio de Zn:Pb es de cerca de 1:1, opuesto a 1:0.5 en los cuerpos de plomo-zinc; y que el radio As:Sb es cercano a 1:1 opuesto 2 a 5:1 en las menas de cobre y plomo-zinc. Durante los primeros 50' estas ricas concentraciones de plata, bismuto y arsénico fueron observadas con ansiedad. Característicamente, se presentaron en los bordes de los cuerpos de plomo-zinc y están asociadas con las vetas o canales que presentan lixiviación hipógena. Se deduce que las soluciones vinieron del oeste, lixiviación algunas zonas y vaciaron su carga posteriormente, al llegar a un determinado límite en las cercanías de la zona de minerales de plomo-zinc, produciendo un “enriquecimiento hipógeno”. Lacy (1949), nota que aunque existe un zoneamiento de las menas de cobre en las cercanías de la chimenea a minerales de plomo-zinc, en la caliza, las menas de alta ley de plata-bismuto que se encuentran entre ellas, permiten conjeturar sobre la posibilidad de un zoneamiento termal. Controles de mineralización: Algunos de los cuerpos de cobre-plata están controlados por las vetas (fracturas) este-oeste. Lo mismo parece suceder con las zonas de lixiviación hipógena y de enriquecimiento, asi como para las bolsonadas de plata-pirita. La posibilidad de que los pipes o cuerpos tubulares de pirrotita y los cuerpos de plomo-zinc sean controlados similarmente por las facturas este-oeste (o laminación), está sujeta a controversia. Por supuesto, no hay duda de que la disposición de los sedimentos originales y de sus vestigios parcial o totalmente 25
  26. 26. EL PERÚ MINERO reemplazados, también ejercieron un gran control sobre la forma y tamaño de los cuerpos. Este control es bastante claro en los yacimientos de plomo-zinc, y es bastante diferente en los de cobre. El consenso es que la falla longitudinal de Cerro existió desde una época temprana, probablemente antes del Jurásico, y que el emplazamiento de la chimenea volcánica ocurrió en el Terciario Inferior. Similarmente, es aceptado que el macizo de pirita-sílice (tal vez con los pipes de pirrotita), se generó después. Por lo tanto, las opiniones divergen. La mayoría de los geólogos piensan que la mineralización de plomo-zinc se emplazó primero, luego vino la mineralización de cobre (Lacy 1949, Terrones, 1954): unos cuantos piensan que los cuerpos de plomo-zinc se formaron después de que se desarrollaron los sistemas de vetas (Ward, 1961). Esta controversia resulta de las obscuras relaciones de campo, que podrían también ser interpretadas como un modelo de generación simultánea. Alteración de la roca encajonante: La alteración de las cajas es discutida detalladamente por Bowditch (1935), Graton y Browditch (1956) y Lacy (1949). La alteración más débil de las rocas volcánicas e ígneas, corresponden a la que generalmente se conoce como alteración profilítica. La biotita se altera primero, luego la ortoclasa y plagioclasa. Los productos comprenden clorita, calcita, epídota y algo de sericita, minerales de caolín, rutilo, brookita, o anatasa (brookite or anatase) y leucoxeno. Una alteración más fuerte produce un aumento de sericita, cuarzo libre y pirita (en parte, por fijación de azufre por el fierro que ya contiene la roca, y en parte introducido), mientras que la calcita desaparece. La mayor cantidad de CaO, MgO y Na2O ha sido lixiviado en esta etapa. En las proximidades de las vetas de cobre-plata, hay una capa en la cual parecen prevalecer barita y epídota-zoizita. Después de ésta alunita, minerales de caolín, pirita, zunyita y la silificación se incrementa hasta las paredes de la veta. Esta zona de alunita-caolita, que alcanza un ancho de 30 m., cede a la zona de sericita regular, mientras la mineralización de la enargita en vetas, cambia a tenantita, y eventualmente, a galena-esfalerita en sus márgenes oeste. Teniendo en cuenta que los esquistos Excelsior consisten principalmente de cuarzo y sericita, su alteración está caracterizada esencialmente por la decoloración, y por la etapa más intensa alunita-caolinita-silicificación. La alteración de la caliza consiste principalmente en la remoción del CaO y del MgO, dejando los minerales de cuarzo y arcilla. Pequeñas cantidades de epídotazoisita, diópsido y talco, indican que algunos silicatos se formaron bajo ciertas condiciones. Sin embargo, hay zonas en las que la caliza adyacente a la mineralización de plomo-zinc es prácticamente fresca. Oxidación y enriquecimiento supérgen: La oxidación ha producido un “gossan” (sombrero de fierro) impresionante, del cual, algunas zonas son portadoras de plata o de plomo (“pacos”), con el correspondiente juego complejo de minerales oxidados (Amstutz y Ward, 1956). La profundidad de la oxidación varía considerablemente. Un limitado enriquecimiento supérgen se presenta debajo de los óxidos, principalmente en forma de un manto irregular y discontínuo de calcosita y covelita. La plata se encuentra principalmente en la calcosita, ocasionalmente como estromeyerita. El reemplazamiento supérgen favorece la galena, luego esfalerita mientras que la pirita es generalmente menos afectada, localizando así la zona de enriquecimiento 26
  27. 27. YACIMIENTOS sobre los cuerpos de plomo-zinc. Además, hay algún reemplazamiento de la enargita-pirita por la calcosita, sobre los cuerpos de cobre. YAURICOCHA Las espectaculares menas oxidadas de Yauricocha fueron descritas hace algún tiempo por Lacy (1949, b, c,) pero no fue sino hasta hace poco, que se tuvo a disposición, una presentación general (Ward, 1959) y un estudio detallado (Thompson, 1960). El resumen siguiente está basado principalmente en la investigación de Thompson. Geología General: Un intrusivo de granodiorita (2 x 2.5 Km) está localizado entre las calizas Machay y Capas Rojas Casapalca. La caliza forma un anticlinal regional hacia el oeste, las Capas Rojas forman un sinclinal regional hacia el este. En particular se observa que algunos plegamientos más pequeños están superpuestos sobre esta estructura. El mapa adjunto muestra un sinclinal subsidiario, cuyo núcleo está ocupado por la formación Casapalca; sus extensiones hacia el este y hacia el sur han sido destruídas por el intrusivo. El flanco oeste formado por calizas Machay, está penetrado por stocks satélites de granodiorita o de pórfidos cuarzo-monzonita. El mapa superficial muestra dos de esos stocks en el área de la mina, pero se encontraron otros más al realizar trabajos subterráneos. Rocas Intrusivas: Los contactos de los stocks intrusivos cortan la estratificación de los sedimentos y generalmente son agudos. En general, la composición de todos los stocks es la misma. Las texturas graníticas predominan en sus centros, mientras que las zonas de contacto son porfiríticas, con una composición que cambia de granodiorita a adamelita 3-25m del contacto, y finalmente, a monzonita o sienita en los últimos centímetros. El desarrollo de la sanidina en la zona marginal de adamelita es notable. Los márgenes de los stocks (hasta a 6 m del contacto), muestran una estructura fluida sugiriendo un movimiento vertical, paralelo a los contactos. En estos stocks, hay una gran tendencia a mantener una forma tubular, en intervalos verticales considerables (por lo menos 300 m. en un caso). Estructura: Una gran falla o zona de fractura (zona “shuffle” de Chacras) aflora a 6 Km. al noroeste. de la mina ; que se proyecta justo al oeste del área de la mina. En el área de Yauricocha la dirección regional de los sedimentos cambia de norte-noroeste. Esto ha sido interpretado como la expresión de un movimiento diferencial de bloques del basamento. Dos juegos de juntas (joints) predominan. El primer juego está orientado más o menos paralelo a la estratificación (dirección noroeste, buzamiento muy parado hacia el noroeste), mientras que el segundo es esencialmente este-oeste y casi vertical. Alteración: Los efectos de los intrusivos en los sedimentos de los alrededores corresponden a lo que se esperaría según los tipos de rocas. Las Capas Rojas han sido decoloradas en una distancia considerable (la hematita es “piritizada”), las areniscas son alteradas a cuarcitas y los esquistos son transformados en hornfels. Las Capas Rojas calcáreas son convertidas en su mayor parte en granate, diópsido, escapolita y flogopita, con menos clinozoisita, epídota, sandina y chabasita (“France Chert”). 27
  28. 28. EL PERÚ MINERO La caliza Machay, relativamente pura, es afectada sólo en la cercanía inmediata de un intrusivo, en donde se desarrolla zonas angostas de skarn; a mayor distancia, la caliza sólo es recristalizada o ligeramente decolorada (eliminación de los granos de carbón). En este caso los minerales del skarn son, el “granate” (entre andradita y grosularia), diópsido, idocrasa, wollastonita y flogopita subordinada, clorita, tremolita y escapolita. La alteración asociada con la mineralización en gran parte, es dependiente de los materiales originales, dentro de las rocas afectadas. Así, la alteración propilítica es restringida a las rocas ígneas. La caliza ha sido marmolizada y silificada. La Argilitización, piritización, carbonitización y la sericitización son comunes en todos los tipos de rocas. La extensión horizontal máxima de la alteración de un intrusivo adyacente a un yacimiento, es de 50 m. para la piritización, 30 m. para la propilitización y de 5 m. para la sericita y la argilitización extensiva. En el France chert, una argilización casi completa se extiende a lo más por 3 m. de un yacimiento, y luego, sólo a lo largo de ciertos planos de estratificación. La alteración característica más saltante es la gran cantidad de arcilla y sericita que existe alrededor de la periferie (3-5m) y sobre los ápices (sobre 50 m) de los cuerpos piríticos en la caliza. Se presume que esta arcilla se ha derivado de la disolución de la caliza original, y de los silicatos formados en ella previos a la depositación de la mena. La pirita diseminada forma amplios halos alrededor de los yacimientos y a lo largo de las zonas de fractura, representando la interacción entre el azufre introducido y el hierro existente en la caliza en forma de hematita. La oxidación de la superficie de esta pirita, da a la caliza en característica tinte de color marrón. La sílice también aumenta en la roca encajonante al aproximarse a un yacimiento, pero luego de un examen detallado, se ha revelado que no existe ninguna dolomitización. Los yacimientos de cobre sólo se presentan en terreno alterado. Por otra parte, las menas de plomo-zinc, pueden ser encontrados en la caliza casi fresca. Cuerpos (orebodies) de mineral: Los cuerpos ricos de cobre, que han aportado la mayor parte de la producción a la fecha, están localizados dentro de macizos piríticos tipo “pipes” en la caliza en los alrededores de los stocks de tubulares, en la piedra la granodiacita satélite. Muchos de ellos, se unen a los stocks, por lo menos en sus extensiones más bajas. De otros, se sabe que parten de elevaciones mayores de un stock y atraviesan la caliza como si la solución tratara de llegar a la superficie utilizando la ruta más corta. El más grande, el Main Catas, sigue el contacto entre la caliza, Machay y las Capas Rojas silicificadas y silicatadas, conocidas como el Chert France. En el último caso, el efecto canalizador del Chert France impenetrable, es sorprendente. El reemplazamiento subordinado de los cuerpos también se presentan en algunas Capas favorables dentro del Chert France. Algunas vetas estrechas, de menor ley cortan el intrusivo al sureste del área, extendiéndose raramente dentro de los sedimentos. El espaciamiento de las fracturas este-oeste y norte-noreste, varía. El espaciamiento estrecho en algunas áreas, resulta en un molde romboedral de líneas este-oeste y norte-noroeste. Las intersecciones de las lineaciones entre ellas 28
  29. 29. YACIMIENTOS mismas o con el contacto de la caliza Machay y el sílex Chert France, parecen haber ejercido un fuerte control en la localización de los stocks y yacimientos. La mayoría de los yacimientos son alargados en una dirección este-oeste o nortenoroeste. Ward (1959), ha propuesto el control con arrecifes de coral en la caliza, pero esto no es improbable porque a) los arrecifes son escasos o no existen en la mayor parte de los alrededores, de la caliza fresca; b) las estructuras poco reminiscentes de los arrecifes que existen en los yacimientos, pueden ser interpretadas bien o aún mejor, como una consecuencia del proceso normal de mineralización; y c) requeriría corales muy especializados que supieran donde crecer en espacio y tiempo, como para intersecciones posteriores de los diferentes sistemas de fractura o de los sistemas de fracturas con el contacto de la caliza Machay y el Chert France. Esto habría resultado en su destrucción completa por acción de las instrucciones y fluídos mineralizantes. Es difícil dotar a estas criaturas de un deseo de anonimato final. En realidad, hay algunos restos que sugieren la existencia de corales, pero su control en la mineralización ha sido insignificante. Las brechas están estrechamente asociadas con muchos cuerpos. Los fragmentos alargados tienden a ser verticales en los costados de los yacimientos y arqueados sobre los cuerpos que no afloran. El origen de las brechas y de las estructuras complejas en los yacimientos, son atribuídas a un proceso de stoping debido a las soluciones mineralizadas. Thompson (1960), clasifica la mineralización comercial en tres tipos: 1- Pirita-cuarzo-enargita, con calcopirita subsidiaria y bornita: “pipes” piríticos en la caliza (Cuerpos Main Catas, West Catas y South Catas) y en vetas el intrusivo. 2- Pirita-cuarzo-enargita-bornita-calcopirita; frecuentemente hay un enriquecimiento considerable, especialmente de la bornita por calcositadigenita y covelita hipógena; especialmente en los cuerpos dentro de caliza. 3- Pirita-galena-esfalerita-calcopirita en una matriz de caliza, arcilla y cuarzo (subordinados); forma una cubierta irregular alrededor de los dos primeros tipos de mineral. La pirita constituye el 60-80 por ciento de los cuerpos de sulfuros Thompson distingue bajo el microscopio (1960), cinco tipos que se continúan el uno tras del otro en tiempo, y que van de la roca huésped hacia los centros de los cuerpos. El tipo I es el más antiguo y el más lejano de los cuerpos, el tipo V es el más reciente y que está al centro de los yacimientos. Estos tipos no se correlacionan con aquellos establecidos por Lacy en Cerro de Pasco. En general, las formas cúbicas son las primeras mientras que piritoedro y octaedro son posteriores y más abundantes hacia el centro de los yacimientos. Para los propósitos del mapeo, la pirita es clasificada como “blanda” (floja, desmenuzable) y “dura”, ésta última constituye generalmente centros o núcleos dentro de la pirita suave más abundante. Las texturas en la pirita fuerte en la mayoría de los casos son heredadas de la pirita suave. Ward (1959), sugiere que estos tipos de pirita reflejan variaciones originales en la roca que fue reemplazada. La interpretación de Thompson (1950), que son el resultado del proceso normal de mineralización a lo largo de los “pipes”, parece más probable. El presenta los 29
  30. 30. EL PERÚ MINERO resultados de 31 análisis espectrográficos de pirita, que muestran que no hay variaciones sistemáticas en cuanto al tipo, profundidad o distancia de la mena. Cantidades significativas de cobre y plomo que existen en la pirita son atribuídas a las impurezas. Lacy (1949), observó la pirrotita en forma de pequeñas ampollas orientadas en la pirita (aparentemente exdisueltas de la pirita), en un espécimen del cuerpo Catas, nivel 465. Thompson (1960), también distingue tres tipos de marcasita, formados en las primeras etapas de mineralización alrededor de las periferias de los yacimientos de cobre. En esta ubicación, al marcasita está interbandeada con la pirita y especularita y recubierta por calcopirita, galena, esfalerita y cuarzo. En realidad, el mineral portador de cobre, más importante, es la enargita (confirmado por la difracción de los rayos-X), que fue depositada con el cuarzo y algo de pirita V. Ella generalmente, muestra límites mutuos con otros minerales de cobre, reemplazándolos en una extensión menor. Enargita masiva paraec reemplazar a la pirita y tal vez también al cuarzo, pero además, parece haber llenado las aberturas en la malla del cristal pirita-cuarzo. Pequeñas cantidades de calcopirita, bornita y covelita, tardías bordean las cavidades en la enargita. El etching de los cristales mayores de al enargita, revela un marcado zoneamiento. Esto puede explicar hasta cierto punto, la variación de las concentraciones de los elementos menores obtenidos por Thompson, en pequeñas proporciones extraídas de cristales de diferentes niveles del cuerpo Main Catas. Sin hallar ninguna variación sistemática, el concluyó que todo excepto la plata y el antimonio, se presenta como inclusiones de bismutinita, oro nativo, “bornita naranja” estañífera, y tal vez, galita. El arsénico es decididamente el constituyente mayor; el antimonio nunca excede el 2 por ciento. Hay una pequeña sugerencia en los resultados espectrográficos, sobre la existencia de una reducción en el contenido del antimonio con la profundidad por debajo del nivel 410. El promedio aritmético de los catorce valores es de 0.7% Sb. Esto no está muy lejos de la cantidad reportada en un análisis químico de un cristal seleccionado de enargita. (Lab. de Investigación, Cerro de Pasco Corp.). Yauricocha Enargita Teórica S 32.6% Fe 2.4% Cu 45.1 48.4 As 17.4 19.0 Sb .74 Se cree que el grueso del oro en los minerales de Yauricocha se presenta dentro de la enargita, aunque también se ha reportado algo en las menas de plomo-zinc. Algunos vacíos con contornos de cristal son frecuentemente vistos en las menas de enargita. Ellos han sido interpretados indistintamente como posteriores a la barita o yeso. Pequeñas cantidades de luzonita (ofamatinita?) forman agregados granulados muy finos en la mena de tipo bornita-calcopirita-enargita-pirita. Su identidad ha sido confirmada por difracción de rayos-X (pero no su As:Sb). 30
  31. 31. YACIMIENTOS La calcopirita es el mineral de cobre más abundante después de al enargita. La bornita está asociada generalmente con la calcopirita, y menos comúnmente con la enargita. Tres variedades de digenita se han reconocido sobre la base de sus propiedades ópticas. Es muy probable que una de las variedades sea la adjurleita Cu1-96S, que ha sido recientemente definida a identificada como el mayor constituyente de los especímenes de Yauricocha, clasificados como “calcosita” (Roseboom, 1962). La digenita, adjurleita, calcosita, covelita, idaita * (Kobe - 1961 a), tenantitatetraedrita, y la “bornita naranja”, se presentan principalmente en las menas ricas en bornita (exclusivamente, algunos de ellos). Las relaciones entre los diferentes minerales, son muy complejas en Yauricocha y son explicadas detalladamente por Thompson (1960). El piensa que la bornita es disociada en calcopirita, covelita, digenita, calcosita e idaita, durante el enfriamiento, y que durante la última actividad hidrotermal, la bornita también fue reemplazada por la calcopirita, covelita, digenita, calcosita y esfalerita. Thompson describe esto como la última etapa de lixiviación hipógena y enriquecimiento. Teniendo en cuenta la extraordinaria capacidad de los sulfuros de cobre para difundirse y adaptarse aún a temperaturas debajo de os 100ºC, y las texturas notables producidas por Brett (comunicación personal) mediante el enfriamiento mezclas en el sistema S-Fe-Cu a razones variables, me inclino a considerar al grueso del proceso y de las texturas como el resultado de la historia del enfriamiento de los cristales de soluciones sólidas de varias composiciones. Hay buenos motivos para creer que se producen algunos cambios en las relaciones de estabilidad en el intervalo de la temperatura involucrada, que podría ser otrop factor asociado con las transiciones polimórficas, que contribuye a la existencia de las relaciones bastante complejas, observadas en Yauricocha. Por consiguiente, no hay que dudar sobre la posibilidad de que en la mayoría de los casos, la calcopirita, la covelita, la “bornita naranja”, la calcosita, la digenita, o idaita, se exsolvieron de soluciones sólidas de bornita de varias composiciones y que la digenita, la covelita o la calcosita se exsolvieron de las soluciones sólidas en el sistema binario S-Cu. La covelita y digenita pueden haber sido exdisueltas de una solución sólida de calcopirita. Tal vez, algo de esfalerita se exsolvió junto con la calcopirita de una solución sólida de bornita original. La bornita es convertida parcialmente o casi enteramente en idaita y calcopirita, cuando están presentes en grandes cantidades la covelita o la calcosita-digenita en la misma sección. Otra solución sólida puede haber originado el surgimiento del intercrecimiento de la calcopirita y de la tenantita-tetraedrita. Sin embargo, también hay evidencia de que existe una última etapa de redistribución de los minerales. Los bordes de los cuerpos de enargita se caracterizan por la presencia de tenantita, que es reemplazada localmente por la enargita. También puede observarse tenantita en cantidades subordinadas dentro de la calcopirita. Generalmente, se piensa que la plata se encuentra principalmente en forma de solución-sólida en la tenantita. La “bornita naranja” se presenta en tan pequeña cantidad que casi no ha sido posible su identificación. Los análisis espectrográficos de Thompson en tres especímenes, revelan sobre 2000 ppm. de bismuto, 1000-3000 ppm. de estaño y de 500-1000 ppm. de plomo. No se encuentra germanio. Se parece a al “bornita naranja” de Morococha, que tiene una interpretación de rayos-X similar a la de la renierita de Tsumeb, Africa del sureste (Sclar y Geir, 1957). 31
  32. 32. EL PERÚ MINERO Característicamente, está incluída en la bornita, y ocasionalmente, como pequeños cristales en enargita o calcopirita. Thompson reporta la “bornita naranja” y al bismutinita en los vacíos del clivage en la enargita. Un trabajo reciente de rayos-X con “bornita naranja” de Yauricocha, indica que es una estanita zinciana (Honea, 1962 d). La bismutinita, estanita (?), emplectita y galita se presentan principalmente en las menas de enargita-pirita. El rejalgar y el orpimente se presentan en muy pequeñas cantidades en los márgenes de os cuerpos especialmente en los niveles superiores, cortando las menas de enargita-pirita. Los siguientes análisis dan una idea de la composición de las menas de cobre que van a fundición directa durante dos períodos representativos de seis meses. Notar el elevado radio de As:Sb. Segundo semestre 1955 1961 %S 32.7 32.4 %Fe 26.4 27.2 %Cu 4.76 5.08 %Zn 2.1 2.5 %As 1.32 1.16 ozAg 2.6 4 %Sb 0.12 0.18 %Pb 1.3 1.1 Las menas de plomo-zinc son de importancia subordinada y han sido tratadas sólo incidentalmente en la exploración del mineral de cobre. Su relación Zn:Pb es de cerca de 1:0.5 y es marcadamente constante sobre el intervalo vertical expuesto en la mina. La calcopirita, o mena comúnmente, la tenantita-tetraedrita, es el mineral de cobre que acompaña a la galena y a la esfalerita. La galena puede contener polibasita exdisuelta, y los análisis espectrográficos de los fragmentos, revelan cantidades significativas de plata, galio, antimonio y poco bismuto. Las burbujas de exdisolución de la calcopirita son comunes en la esfalerita, especialmente si está junto a granos de calcopirita. La mayoría de la esfalerita es portadora de fierro, excepto una pequeña cantidad de esfalerita de colores claros, de última generación. La fluorita y al arsenopirita son menos asociadas a los minerales de plomo-zinc. La bournonita es rara. En algunas muestras, se observa que interciece con la galena y tiene un ribete parcial de tenantita. En una muestra de la mina principal, la enargita reemplaza a la bournonita. La plagionita es reportada como existente en el prospecto Purísima Concepción, Oeste con galena, pirita y arsenopirita. En el prospecto San José de Alis al norte de Yauricocha, se presenta la feocronita intercrecida con la galena. No está claro si esto puede ser considerado como una remota manifestación de la mineralización de Yauricocha. Thompson (1960) distingue cuatro tipos de cuarzo, todos, excepto el tipo IV preceden con la pirita el período principal de la mineralización de los sulfuros. La barita no es común, y, como el cuarzo, parece haber precedido a los sulfuros económicos; las soluciones que depositaron ya sea cobre o plomo-zinc parecen haber lixiviado la barita formada inicialmente. La calcita está asociada con el cuarzo y con la esfalerita que rodean a los cuerpos. El zoneamiento en Yauricocha fue reconocido primero por Lacy en 1949 y luego investigado al detalle por Thompson (1960). Sus zonas están resumidas en la Tabla VI. Al característica más saltante es la existencia de un zoneamiento local superpuesto al amplio zoneamiento distrital. Así las chimeneas o “piper” que están en el centro mismo del distrito tienen las zonas A, B, E, F de Thompson, (dispuestas del centro hacia fuera); los cuerpos 32
  33. 33. YACIMIENTOS removidos posteriormente desde el centro, carecen de las primeras zonas (A y B), y los que están en los bordes del distrito sólo muestran las últimas zonas (E y F). La oxidación y el enriquecimiento supérgen: La oxidación y el enriquecimiento supérgen son espectaculares en algunos cuerpos, llegando desde la superficie hasta los niveles más bajos de la mina; otros cuerpos están virtualmente inafectos. Esta protección contra la oxidación parece ser debida en parte a la posición sobreyaciente del sílex France, pero principalmente originados por zonas de recubrimiento de arcilla sobre los cuerpos. Los sulfuros supérgenes son la covelita, calcosita y digenita. Las menas oxidadas, muestran una mineralogía variada y en parte son ricos en plata. Para los propósitos del mapeo “los óxidos transportados” se distinguen de los “óxidos residuales”. MOROCOCHA Morococha es, como Cerro de Pasco, una antigua región minera que ha sido extensamente estudiada y descrita en la literatura. En consecuencia, sólo se muestra un resumen abajo. Los detalles adicionales pueden ser encontrados en las siguientes contribuciones, que comprenden los documentos que son de gran interés desde el punto de vista geológico: Boutwell (1920) Mc Laughlin, Graton, Bowditch y Burrell (1933) Moore (1936) Trefager (1937) Schmedeman (1940) Mark, Faulkner y Graton (1942) Henshaw (1943) Mc Laughlin y Moses (1945) Terrones (1949) Haapala (1949, 1953) Cerro de Pasco Copper Corp. Cuerpo Staff (1950) Lacy y Hosmer (1956) Nagell (1957, A, B) Thompson y Miller (9159) Walker (1962) La mineralización en Morococha se extiende sobre una amplia área por cerca de unos 50 Km2. La característica principal de la geología de Morococha es un anticlinal complejo que se inclina ligeramente hacia el nor-noroeste. Los intrusivos cortan su flanco suroeste. Estratigrafía: Los volcánicos Catalina del Pérmico forman el núcleo del anticlinal, desde la superficie hasta el nivel más profundo (nivel 1700 pies) en el área de la mina. Las Excelsior del Paleozoico Inferior llegan hasta el nivel 1700 pies en el 33
  34. 34. EL PERÚ MINERO túnel del drenaje Kingsmill o Mahr, hacia el sureste de la región, ellas también afloran en la entrada del túnel, en donde ocupan el núcleo del domo de Yauli. Una gran parte del área principal de la mina, está ocupada por la formación Pucará, conocida localmente como formación Potosí. Consiste de varios horizontes de caliza de composición variada que han sido alterados en forma diferente, como consecuencia de la intrusión y de la mineralización. La parte más baja de la formación Pucará ha sido completamente alterada durante la intrusión y la mineralización. por consiguiente, no está claro si existieron sedimentos del Mitu encima de los volcánicos Catalina o no, el “complejo de anhidrita” de Morococha, también está ubicado en la base del Pucará. El yeso predomina encima del nivel 1000; la anhidrita debajo de esto. Su origen aún es asunto de controversia. Moore (1936), Marck, Faulkner y Graton (1942) y los geólogos de la Cerro de Pasco Corp. (1950), lo consideran como producto de la alteración relacionada con el proceso general de intrusión y mineralización. Haapala (1953) apoya la teoría del origen sedimentario, sobre la base de estudios amplios y detallados. La mayoría de los geólogos que están relacionados con Morococha en la última década, concuerdan esencialmente con Haapala (Hosmer, 1959), D. R. S. Thompson y G. E. Walker, comunicaciones personales), con la excepción de Nafell (1957, a.b.). Si el complejo de anhidrita es sedimentario, correspondería a la formación Mitu o a la base del Pucará, y habría sido redistribuído durante la intrusión, de formación y mineralización. En la parte media superior de la formación Pucará, la traquita Sacracancha y el basalto Montero constituyen buenos horizontes guías. Las arseniscas Goyllarisquizga (denominadas localmente como formación Santo Toribio-Buenaventura) y las calizas Machay, están expuestas en los márgenes noreste y sureste del distrito. Estructura: La estructura de la región de Morococha es discutida detalladamente por Nagell (1957 b.) Varios pliegues y fallas se superponen al anticlinal regional. Las estructuras subsidiarias más importantes son los plegamientos de Gertrudis y Potosí-Toldo. Ambas consisten de una combinación de pliegues echados y muy cerrados con fallas de sobreescurrimiento. La primera está ubicada en el flanco del oeste y la segunda en el flanco del este del anticlinal de Morococha. Los planos axiales y los planos de fallas buscan alejarse del centro del eje del anticlinal principal. Otras fallas y plegamientos son mostrados en el mapa generalizado de la geología de Morococha. Brechas sedimentarias son reportadas por Terrones (1949), pero la mayoría de ellas en el distrito probablemente son de origen tectónico. Las zonas brechiformes están asociadas con ciertas secciones de las fallas longitudinales inversas. Otras brechas son atribuídas al movimiento diferencial durante el plegamiento de rocas de competencia opuesta. (Moore, 1936; Haapala, 1949), a los esfuerzos relacionados con la intrusión ígnea o al colapso de la cavidades por solución (Mark, Faukner y Graton, 1942). Rocas Intrusivas: Se han reconocido dos edades principales en la actividad ígnea del distrito de Morococha. La más antigua está representada por el intrusivo de Anticona, la más reciente por los pequeños y numerosos stocks de la serie Morococha. El intrusivo de Potosí, que forma parte de la última serie, es el único stock del flanco este del anticlinal principal. 34
  35. 35. YACIMIENTOS El intrusivo de Anticona está compuesto de cuarzo diorita y ocupa la parte oeste del distrito. Su contacto oriental generalmente buza hacia el oeste; como resultado, el intrusivo en algunos lugares, sobreyace a los sedimentos alterados del Pucará. Numerosas relaciones transversales, prueban que los stocks de pórfidos cuarzomonzonita y los diques de las series Morococha, son posteriores a las series de Anticona; sin embargo, la diferencia de edad puede ser relativamente pequeña. Los stocks más importantes de cuarzo- monzonita son los de Potosí, San Francisco, Gertrudis y Yantac; Toro Mocho y San Nicolás son pequeños cuerpos ígneos subsidiarios. Diques aplíticos están asociados con el stock de Potosí. Sobre la base de la poca evidencia circunstancial, se considera que las edades de los tres stocks principales están en el siguiente orden: Potosí, San Francisco y Gertrudis (del más antiguo al más reciente). El alargamiento (crecimiento) de la sección horizontal de los stocks al pasar de los volcánicos Catalina a las calizas Pucará , es sorprendente. Metasomatismo de contacto: El emplazamiento de la diorita de Anticona resultó sólo en una moderna alteración de la roca huésped. Por otra parte, la alteración debida a los intrusivos de Morococha es espectacular, especialmente alrededor del stock San Francisco. La mineralización posterior alteró los intrusivos y, afectó posteriormente a las rocas sedimentarias y volcánicas. La separación de los efectos debido a la intrusión, de aquellos originados por la mineralización posterior, es muy difícil. Los estudios detallados realizados por Moore (1936), y Haapala (1953), apoyan los factores principales relacionados con la alteración de la formación Pucará. La alteración más débil de la formación Pucará es la decoloración, recristalización a mármol y algo de dolomitización. La última aumenta cerca a los cuerpos mineralizados. Esta débil alteración aparece generalmente a 150 m. o más de los intrusivos. Una alteración más intensa da como resultado la formación de una gran variedad de minerales. Haapala estableció dos subdivisiones principales de está intensa alteración, principalmente la alteración de silicatos anhidros y la de silicatos hidratados. Los minerales que se presentan en estas zonas de alteración, son los siguientes: Alteración de Silicatos Alteración de Silicatos anhidros Hidratados abundante (diópsido serpentina2 1 (granate clorita3 talco (tremolita-actinolita común (epídota magnetita (cuarzo sulfuros (pirita, (biotita pirrotita) (sulfuros sílice (carbonato hematita (adularia ludwigita (plagioclasa biotita 35
  36. 36. EL PERÚ MINERO raro (escapolita (wollastonita (enstatita (hiperstena) (vesuvianita (olivina (forsterita)4 (hedenbergita5 (andalusita ? tremolita-actinolita 1. Grosularita-andradita, n = 1.76 - 1.83 2. Antigorita y crisolito 3. Penninita, biaxial positiva, pequeña 2V, n =1,570 (Nagell, 1967 b), B = 1.590 (Moore, 1936). 4. signo óptico positivo: monticelita. 5. Usualmente asociados con la mineralización de sulfuros. La alteración de silicatos anhidros tiende a seguir los horizontes D y E de la formación Pucará, aunque en algunos casos rodea los intrusivos, independientes de la estratigrafía. Se extiende a más de 1.5 Km. de los intrusivos. La tremolitaactinolita parecen aumentar al aproximarse a los intrusivos y generalmente reemplazar al diópsido. El granate no existe en el horizonte D, y está asociado comúnmente con la epídota y el diópsido. La alteración de silicatos hidratados prevalece en las cercanías del intrusivo y de los cuerpos mineralizados y puede pasar los límites del zona de alteración de silicatos anhidros reemplazándola. La alteración de silicatos hidratados, puede presentarse también interestratificada con la alteración de silicatos anhidros, en la parte central de la mina. Más hacia afuera. Los horizontes de silicatos anhidros se alternan con mármol o con caliza fresca. La serpentina se presenta de preferencia en las rocas del horizonte Laura, y como el talco, en los estratos debajo del horizonte E. Los minerales nombrados indudablemente reflejan la composición original de los sedimentos y los elementos introducidos durante la actividad ígnea y la mineralización. En algunas áreas, la clorita reemplaza al granate. El talco y algo de clorita parecen abundar más cerca a las menas. Moore (1936) anota que la pirrotita reemplaza a la magnetita y ésta a su vez es reemplazada por la pirita; esto podría esperarse si la presión parcial o actividad del azufre sube continuamente durante el proceso pero, en detalle, el proceso de alteración es complejo. El origen del anhidrita y del yeso es controvertido. Ellos forman un cuerpo de aproximadamente 100 millones de tons. que se presenta debajo del nivel 750, en el flanco oeste del anticlinal de Morococha, en las cercanías de los stocks Gertrudis y San Nicolás. Si son sedimentarios, habrían sido redistribuídos por lo menos parcialmente, durante la intrusión y mineralización. Es claramente visible que la anhidrita reemplaza al mármol, y a los minerales de alteración de silicatos anhidros y a la alteración de silicatos hidrosos, en algunas partes de la mina. El yeso se encuentra en algunas de las vetas. Si el yeso y la anhidrita son productos de alteración, ellos son intermedios entre el mármol y la alteración de silicatos anhidros, y están relacionados con los stocks Gertrudis y San Nicolás. Los granos de pirita 36

×