Mitos griegos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
3,014
On Slideshare
3,014
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
10
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Mitos griegos<br />Trabajo de:<br />Español<br />Tema:<br />Mitos griegos<br />Nombre del grupo:<br />(Los nexus del castellano)<br />Brahian Carvajal Ospina<br />Juan Daniel Gonzales <br />Andrey bedoya<br />Sebastián Uribe<br />Grado:<br />9-A<br />Profesor(A):<br />Margarita mejía<br />Año:<br />2011<br />Mary pope osborne<br />Es escritora de reconocidas novelas para jóvenes y adultos, asi como de varias biografías y libros ilustrados para niños. También ha escrito junto con su esposo, will osborne, libros sobre mitos griegos. Su interés por la mitología griega nació hace ya varios años, cuando vivía en la isla de Creta, actualmente reside en nueva york y en bucks country, pensilvana<br />traducción de Luz amorocho <br />ilustraciones de Patricia rodriguez <br />Introducción <br />Contenido <br />1. INTRODUCCION:<br />Bienvenidos al extraño y hermoso mundo en donde las formas humanas se convierten en gaviotas, en leones, en osos y en estrellas. Bienvenidos a un mundo en donde lo imposible parece común; en donde la luna, el sol y el viento son dioses. Bienvenidos al mundo de la mitología griega.<br />Mitos griegos <br />Esta es una recopilación de los mitos griegos más conocidos, se narra por ejemplo, la historia del rey midas, quien su cumbre ante la terrible fuerza de su ambición. o la historia de narciso, quien se enamora de su propia imagen en el momento mismo en que se descubre su reflejo en el agua. y así todos y cada uno de los mitos que aquí se encuentra expresan la unión entre lo fantástico y lo real : los dioses se casan con los mortales, los hombres se convierten en animales y plantas, y en general, se vive un extraño universo donde lo imposible se convierte en realidad. <br />2. EL CARRO DEL DIOS SOL: <br />Faetón Faetón entro en el resplandeciente palacio y se dirigió hacia el salón del<br />Tronco. Al llegar se detuvo en el umbral, cegado por el brillo de helios, el<br />Dios sol, quien, vestido de púrpura, se encontraba sentado en su trono<br />De esmeraldas. Y su alrededor estaban sus ayudantes DÍA, mes, año,<br />Centuria horas primavera, verano, otoño e invierno.<br />Acercarte hijo mío dijo helios, el dio sol.<br />Faetón avanzo un paso e inclino la cabeza para protegerse del terrible<br />Resplandor; luego se inclinó de rodillas frente al tronco.<br />Que te trae ante tu padre? Pregunto helios con dulzura.<br />Vengo en busca de la verdad. ¿Es cierto que yo soy tu hijo? Respondió<br />Faetón los muchachos en la escuela se ríen de mí y me dicen que no lo<br />soy, pero mi madre siempre me a dicho que mi padre es el sol.<br />Climent tiene razón dijo Helios la ninfa Climent tuvo un hijo mío y ese<br />eres tu para probártelo te daré lo que me pidas. Lo juro por estigio el rió<br />de las promesas solemnes.<br />Padre solo un deseo tengo. Quiero hacer lo que tú haces cada mañana.<br />Quiero conducir yo solo tu carro de fuego a través de loa cielos para<br />Convertir así la noche en DIA.<br />¡OH, no! Escalmo helios eso no te los puedo permitir  ir<br />Pero lo prometiste….<br />¡Hable con demasiada temeridad!<br />¡Quieran los dioses dejarme retirar mi promesa!<br />¡Ya es demasiado tarde, padre! respondo faetón<br />¡Sin embargo, este es el único deseo que no puedo concederte, hijo mío!<br />Es un viaje demasiado peligroso y ¡ni siquiera Júpiter, el más grande de<br />Los dioses puede conducir mis caballos aladea henchidos de fuego!<br />Podré guiarlos OH padre si verdadera mente eres mi padre.<br />No, no podrás! ¿Cómo podías combatir el movimiento natural del mundo?<br />¿Cómo luchar contra las bestias salvajes y contra los terribles<br />Monstruos?<br />Faetón solo le sonreía.<br />Sé que podré hacer lo que tú haces, padre le respondió.<br />El dios sol trataba de detener el tiempo, pero ya la diosa aurora se<br />Acercaba rauda a través del palacio, y se disponía a abrir las puertas<br />Color carmesí que darían paso a su brillo. El delgado cuerno de la luna ya<br />Había desaparecido y las estrellas se avían desfamado. Era la hora en el<br />Caro de fuego de helios debía iniciar su curso diario a través del<br />Firmamento.<br />Helios y faetón salieron al aire fresco en donde el carro esperaba. El<br />Resplandeciente carruaje tenia ruedas de oro y radios de plata, y todas las<br />Joyas imaginables brillaban en la luz rosada del temprano amanecer.<br />Mientras faetón caminaba alrededor del carro de oro, admirando su<br />Belleza, su padre trataba de pensar en algo para detenerlo antes de que<br />Emprendiera tan espantosos viaje a través del firmamento.<br />Entretanto, ya las aves llenaban con sus contos el aire y faetón saltando<br />Sobre el brillante carruaje exclamo:<br />¡Ahora debo irme padre!<br />Los cuatros alados corceles golpeaban el suelo con los cascos y<br />Exhalaban fuego por las narices mientas dos diosas ambas llamadas<br />Horas les apretaban su tintineantes arneses.<br />El dios sol froto el rostro de faetón con un ungüento mágico para<br />Protegerlo del calor. Coloco en la cabeza del muchacho su corona de<br />Resplandecientes rayos del sol y luego mirándolo suspiro:<br />Al menos escucha mi concejo. Mantente en el camino del medio ¡no<br />mires hacia el lado! No vayas ni muy alto ni muy bajo, porque tanto el<br />cielo como la tierra necesitan la misma cantidad de calor. Si subes mucho<br />Quemaras el cielo y si bajas demasiado quemaras la tierra…<br />¡Así lo haré, Padre! Grito faetón tomando las riendas con orgullo, mientras<br />Los caballos relinchabas y pateaban el suelo.<br />¡Sigue el trazo cotidiano de mis ruedas!<br />Gritó helios ¡economiza el látigo y mantén firmes las riendas!<br />¡Así lo haré, padre! ¡Así lo haré!<br />Y cuídate de la osa del norte y de la sinuosa serpiente del cielo…<br />Antes de que el dios sol pudiera continuar, faetón hizo chasquear las<br />Riendas y dijo:<br />¡Se llego el momento, padre!!DIA me llama!!Norte ya desaparecido!<br />Súbitame las caballos arrancaron asía el infinito.<br />¡Detente, hijo! Grito Helios ¡deja quien sea yo quien le de la luz a este<br />DIA!<br />Faetón no pudo oír a su padre los veloces cascos de sus alados corceles<br />ya rasgaban las nubes y estos e rebotaban cada vez más hacia el cielo.<br />El carro era tan liviano que se bamboleaba por uno y otro lado como un<br />Barco arrastrado por las olas. Los caballos se asustaron y galoparon mas<br />Rápidamente, hasta que sobre pasaron la velocidad del viento este...<br />Faetón tiraba con fuerza las riendas, pero no podía detenerlos.<br />Enloquecido miraba alrededor, pero no podía ver las huellas de las<br />Ruedas; ¡los caballos avían abandonado el camino trillado!<br />A medida que el carruaje perdía su ruta, los rayos de sol la corono de<br />Faetón calentaban las constelaciones: la serpiente se sacudía de su<br />Helado letargo. La osa mayor, conmovida en su sueño, había comenzado<br />a deambular por el firmamento.<br />Cuando faetón miro hacia abajo y se dio de cuenta de la distancia que lo<br />Separaba de la tierra, se sintió enfermo de pánico. Aterrorizado pidió la<br />Ayuda de su padre. Vociferaba ordenándoles a los caballos que se<br />Detuvieran pero esto proseguía en su galope sin control. A su paso<br />Continuaban dejando atrás más fieras salvajes celestiales; atrás<br />Quedaban el gigantesco escorpión, que exudaba veneno negro mientras<br />Su curvo aguijón se estira hacia el carro llameante.<br />Faetón dejo correr las riendas, y los caballos se precipitaron hacia<br />Regiones por donde nunca había transitado; chocaron contra las estrellas<br />y todos en el cielo gritaron aterrorizado al ver como el carro se ladeaba<br />Fuero de control. La luna, el cielo y la tierra comenzaron a arder. Las<br />Llamas se extendieron la nieve, y mancharon las nueves de negro humo.<br />Incluso el monte Olimpia, hogar de los dioses, fue asedado por el fuego.<br />Luego faetón vio la tierra abrasada en llamas. Todo ardía como<br />Calentando al rojo vivo: los desiertos, las lagunas de los bosques y las<br />Fuentes. Todos en la tierra trataban de escapar del gran incendio; los<br />Dioses de las profundidades e incluso las ninfas en sus cavernas del<br />Fondo del mar sentían el calor abrasador.<br />La madre tierra trataba de protegerse la frente mientras se estremecía<br />Casi agónica. Rodeada de llamas y dirigiéndose a Júpiter el más grande<br />de los dioses que lanzara su rayo ahora y termina este fuego mortal<br />Causado por faetón.<br />Y luego, sofocada por el humo y las llamas ya no hablo mas.<br />Júpiter, que había quedado hipnotizado al ver como las llamas lamían el<br />Mundo, se sacudió cuando vio a la madre tierra cercana a la muerte. Hizo<br />Retumbar un trueno y luego, extrayendo un rallo gigantesco de su frente,<br />lo lanzo a través del espacio. La centella golpeo el carro del sol,<br />Destrozándole ruedas y radios el fuego estigio el fuego, la llama la llama  <br />Los corceles saltaron libres de sus arneses, y faetón se desplomo desde<br />Los cielos.<br />Mientras descendía los cabellos de faetón ardían. Todo él en llamas, iba<br />Dejando tras de si una estela de chispas como si fiera una estrella fugaz.<br />Lejos de casa, más de medio mundo distante de su madre, cayó en un<br />Rió.<br />El dios del rió rescato el pobre cuerpo ardiente de faetón y lavo su rostro.<br />Las ninfas del agua sepultaron su despojos y escribieron sobre las<br />Tumbas:<br />AQUÍ YACE FAETON, QUIEN TRATO DE IGUALAR AL SOL. SI GRANDE FUE SU FRACASO, IGUALMENTE GRANDE FUE SU OSADIA.<br />Durante un largo DIA lloro el sol asu hijo. Se negó a conducir su caro, y el<br />Hombre y mujeres de la tierra tuvieron que prender hogueras para<br />Alumbrarse y calentarse.<br />Cuando Júpiter fue a visitar al dios sol, lo encontró sentado en su trono<br />De esmeraldas con la cabeza inclinada, inmóvil y apesadumbrada.<br />Entonces Júpiter ordeno a helios levantar la cabeza y responder por que<br />No había guiado el caro de oro.<br />Helios maldijo entonces al Dios del cielo por hacer matado a faetón con<br />Su rayo.<br />No tuve otra alternativa dijo el poderoso Júpiter la ambición del joven<br />Estuvo a punto de destruir el mundo. La madre tierra ardió y estuvo<br />a punto de morir; pero ahora tienen demasiado frio, helio. Necesita tú<br />Calor o perecerá helada.<br />El dios sol movió la cabeza hacia otro lado.<br />¡Levante, helios! Trono Júpiter ¡no te culpes más por la muerte de tu hijo!<br />¡Tienes que cumplir con tu trabajo!!El mundo esta esperándote!<br />El dio sol exhalo un profundo suspiro y luego se levanto lentamente de<br />Su trono. Temblando de pena, salió a paso lento del palacio.<br />Loa cuatro elados caballos que se le avía escapado a faetón olfateaban<br />El temprano aire fresco y golpeaban el suelo con los cascos mientras<br />Aurora abría las puertas color carmesí.<br />Sollozando, helios monto en su brillante carro de oro, y se coloco en la<br />Frente la corona de resplandecientes rallos de sol; aquella misma que<br />Faetón había usad. Luego, las dos diosas horas uncieron los cuatro <br />Corceles alados con tintineantes arneses y estos, en cuatro el dios sol<br />Tomo firmemente las riendas y las hizo chasquear, se lanzaron al infinito y<br />Soleado cielo azul.<br />faetón : ( hijo de helios): 15-23, 106, 110En la mitología griega Faetón o Faetonte (en griego antiguo Φαέθων Phaéthôn, ‘brillante’, ‘radiante’) era hijo de Helios (Febo, el ‘brillante’, un epíteto posteriormente asumido por Apolo), y de Clímene, esposa de Mérope.Helios: ( dios sol ): 15-23,56,105,110En la mitología griega, Helios (en griego antiguo Ἥλιος Hếlios, ‘sol’) es la personificación del Sol. Hesíodo y el himno homérico lo identifican con un hijo de los titanes Hiperión y Tea (Hesíodo) o Eurifaesa (himno homérico) y hermano de las diosas Selene, la luna, y Eos, la aurora. Sin embargo, Homero le llama a menudo simplemente Titán o Hiperión.Júpiter :( Rey de los dioses; dios de los cielos ) : 16,20-23,46,49,56,58,62,65,94,99-101,103,104,105,107,110En la mitología romana, Júpiter (en latín Júpiter) ostentaba el mismo papel que Zeus en la mitología griega como principal deidad del panteón. Fue llamado Iuppiter Optimus Maximus HYPERLINK "http://es.wikipedia.org/wiki/Soteriolog%C3%ADa" Soter (‘Júpiter el mejor, mayor y más sabio’) como dios patrón del estado romano, encargado de las leyes y del orden social. Fue el dios jefe de la Tríada Capitolina, que formaba junto a Juno y Minerva.<br />EL TOQUE DORADO<br />Baco el alegre dios del vino, levantó su copa.<br />-Brindo por ti, rey Midas -dijo-, y puesto que has sido tan hospitalario conmigo, pídeme lo que quieras, que te lo concederé.<br />- ¡Qué gran idea! -respondió Midas- ¿lo que yo quiera?<br />- Así es, lo que quieras -dijo Baco.<br />- ¿Cualquier cosa?<br />- ¡Sí! ¡Sí!<br />- Ah, muy bien -dijo el rey, riendo para sus adentros- por supuesto que sólo deseo una cosa: ¡Que lo que yo toque se convierta en oro!<br />Midas miró de reojo a Baco porque no podía creer que éste pudiera obsequiarle algo así.<br />- Amigo mío, tú ya tienes todo el oro que un hombre puede desear -dijo Baco, decepcionado.<br />- ¡Oh, no! ¡No lo tengo! -dijo Midas-. ¡Uno nunca tiene suficiente oro!<br />- Bueno, si eso es lo que quieres, creo que tendré que concedértelo -dijo Baco.<br />Baco se dispuso a salir. Y mientras Midas le hacía un ademán de despedida, con la mano tocó una rama que colgaba de un roble, ¡y la rama se convirtió en oro!<br />El rey dio un grito de alegría, y luego exclamó dirigiéndose a Baco:<br />- Mi deseo se ha hecho realidad! ¡Gracias! ¡Gracias!<br />El dios se dió vuelta, se despidió con la mano y siguió su camino.<br />Midas, entusiasmado, miró a su alrededor e inclinándose tomó una piedra del suelo, ¡y la piedra se convirtió en una almendra de oro! Empujó la arena con el pie, ¡y la arena se trocó en granos de oro!<br />El rey Midas, echando la cabeza hacia atrás, gritó:<br />- ¡Soy el hombre más rico del mundo!<br />Corrió luego hacia sus campos, tocándolo todo. Y todo, todo, se iba convirtiendo en oro: ¡El cabello del maíz de sus plantaciones! ¡Las manzanas que tomaba de los árboles! ¡Las columnas de su mansión!<br />Cuando los sirvientes lo oyeron gritar, corrieron a ver qué sucedía, y encontraron a su rey danzando locamente en el prado, mientras el pasto se iba convirtiendo en brillantes briznas de oro. Todos reían y aplaudían viendo a Midas que, al lavarse las manos en la fuente, ¡transformaba el agua en fulgurante rocío! Por último, exhausto pero pletórico de alegría, pidió su comida. Los sirvientes le sirvieron un enorme banquete que le colocaron enfrente, sobre el prado.<br />- ¡Oh, qué hambre tengo! -dijo mientras ensartaba un trozo de carne y se lo llevaba a la boca.<br />Entonces, el rey Midas se dio cuenta de repente que su deseo no era tan maravilloso como había pensado; por lo pronto, al morder la carne, ésta se había convertido en oro. Midas se rió desconcertado y tomó un pedazo de pan. Pero tan pronto como sus manos lo tocaron, ¡también se transformó en un duro guijarro de oro! Al sentirse debilitado por el temor, buscó un jarro de agua, pero ¡ay! Lo único que sus labios pudieron tocar fue el frío y duro metal. Hasta el agua se había convertido en oro. El rey Midas se cubrió la cabeza y gimió porque se dio cuenta de que su gran deseo iba a matarlo. ¡Perecería de hambre o moriría de sed!<br />- ¡Baco! -profirió levantando las manos al cielo- ¡He sido un codicioso loco! ¡Deshaz mi deseo! ¡Liberarme de mi toque de oro! ¡Ayúdame, Baco!<br />Llorando, el rey se levantó de su silla y cayó de rodillas. Golpeó el piso con los puños convirtiendo en oro hasta las más pequeñas astillas. Los sirvientes sentían pena por él, pero no se atrevían a acercárselo por temor a quedar ellos también, por accidente, ¡convertidos en oro!<br />Mientras todos se lamentaban, Baco apareció de pronto en el jardín del palacio. El alegre dios permaneció un momento enfrente del lloroso rey, y luego dijo:<br />- Levántate, Midas.<br />El rey Midas se puso de pie con dificultad, le pidió perdón a Baco y le suplicó que deshiciera el sortilegio.<br />- Fuiste codicioso y necio, amigo mío -dijo Baco- pero voy a perdonarte. Ahora ve y báñate en las aguas del río Pactolo que corre por Sardes, ¡y desde ese momento en adelante, ya no desearás tener más oro que cualquier otro mortal!<br />El rey Midas hizo lo que Baco le había dicho. Se bañó en el río Pactolo, mientras detrás de él dejaba raudales de oro en las arenas. Regresó luego a su casa, y muy feliz, pudo volver a saciar el apetito.<br />BACO: En la mitología clásica, Dioniso (en griego antiguo Διώνυσος Diônysos o Διόνυσος Dionysos) es el dios del vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega. Aunque los orígenes geográficos de su culto son des conocidos, casi todas las tragedias le presentan como «extranjero».[1REY MIDAS: Midas (en griego Μίδας, llamado Mita en fuentes asirias) fue un rey de Frigia que gobernó en el período entre el 740 a. C. y el 696 a. C., aproximadamenteMidas (en griego Μίδας, llamado Mita en fuentes asirias) fue un rey de Frigia que gobernó en el período entre el 740 a. C. y el 696 a. C., aproximadamente<br />3: PERDIDO EN EL MAR<br />El rey ceix, hijo de la estrella de la mañana<br />Caminaba por la playa con su esposa, alción, hija del rey del os vientos <br />Eolo, mi padre, rige los vientos y yo conozco la fuerza que puede desatar una gran tormenta . te lo ruego ,si me amas ,!no Te vayas!esalia, hijo de Eósforo. Se casó con Alcíone, con quien fue padre de Hípaso e Hilas.<br />Existen dos versiones distintas de la leyenda de Ceix y Alcíone.<br />una noche , mientras el barco del rey ceix asolas comen saron alevantarse <br />!retiren los remos ! !arrien las velas ! grito el capitán <br />la estrella de la mañana no brillo al amanecer sino que , apesadumbrada por la muerte de su hijo permaneció es condida de tras de las nuves<br />ceix: En la mitología griega Ceix o Ceice (en griego Κήυξ) era un rey de Traquis en Talcion: Alcíone era la esposa de Ceix, hijo de Eósforo y rey de Traquis en Tesalia. Era considerada por unos autores hija de Eolo, el dios de los vientos, y Enárete o Egiale; y por otros del hijo homónimo de Helén. Ambos eran muy felices y fueron padres de Hípaso e Hilas.Existen dos versiones distintas de la leyenda de Alcíone y Ceix<br />el concurso del tejido <br />Este mito se trata de una campesina llamada Aracne era una tejedora muy eficiente por su trabajo, y que las ninfas dejaban de hacer sus trabajos para ir a ver a Aracne a tejer, después las ninfas le dijeron que lo que ella había aprendido se  lo había a prendido a minerva, pero ella le dijo que ella había aprendido sola.<br />l<br />Luego la rectaron a una competencia de tejido con la reina del tejido minerva para quien era la diosa del telar; minerva gano y Aracne llena de envidia minerva la ataco y fueron desapareciendo la nariz y sus orejas. Entonces la vengativa la roció con degambre, pero después de el daño recibido la joven pudo seguir tejiendo.<br />ARACNE: En la mitología grecorromana, Aracne (en griego antiguo ἀράχνη, ‘araña’) fue una gran tejedora mortal que alardeó de ser más habilidosa que Minerva, la equivalente romana de Palas Atenea, diosa de la artesanía. La diosa ofendida organizó un concurso entre la dos pero, según Ovidio, no pudo superar a Aracne. Además, el tema elegido por Aracne, los amores de los dioses, fue ofensivo, lo que hizo que Minerva la transformase en una araña.MINERVA: En la mitología romana Minerva es la diosa de la sabiduría, las artes, las técnicas de la guerra, además de la protectora de Roma y la patrona de losartesanos. Se corresponde con Atenea en la mitología griega.<br />EL ARBOL DE APOLO<br />Que Apolo se encontró con Cupido jugando con una flecha que era de Apolo y él le pregunto que porque estaba jugando con la flecha mía.<br />y después Cupido voló atreves de los cielos y llego a una montaña y saco 2 flechas una era pauirle al amor y la otra era para enamorarse, la primera flecha cela lanzo a una dama llamada Dafne que era una ninfa y la otra fue para Apolo y Apolo se encontró con Dafne y se enamoro de ella Dafne fue  adonde su padre y le dijo que nunca quería casarse. Apolo la siguió por todo el camino por mDafne: En la mitología griega Dafne (en griego Δάφνη, ‘laurel’) era una dríade (ninfa de los árboles), hija del dios río Ladón de Arcadia con Gea o del dios río Peneo de Tesalia con Creúsa, una ninfa de las aguas que además era sacerdotisa de Gea.Cupido: Cupido es, en la mitología romana, el dios del amor. Equivale al Eros de la mitología griega, y a Kāmadeva en la mitología hindú. Su nombre latino significa «el deseo».<br />El rostro del estanque<br />Júpiter y Juno, <br />Juno, la esposa de Júpiter era una mujer muy celosa siempre mantenía es piando por las faldas de las montañas  tratando de sorprender a su esposo con las ninfas pero cada vez que ella estaba a punto de descubrirlo una ninfa en cantadora llamada eco le salía al paso y, entenebrando una diversa conversación para en tretenerla mientras Júpiter es ca paba con las demás nifas y final mente en una ocasión Juno descubrió que la ni fa la estaba engañando y ella de ira esta llo<br />un día eco descubrió aun muchacho de cabello dorado que estaba casando siervos en el bosque se llamaba narciso y era el joven mas hermoso de la floresta.<br />Júpiter: En la mitología romana, Júpiter (en latín Iuppiter) ostentaba el mismo papel que Zeus en la mitología griega como principal deidad del panteón. Fue llamadoIuppiter Optimus Maximus Soter (‘Júpiter el mejor, mayor y más sabio’) como dios patrón del estado romano, encargado de las leyes y del orden social. Fue el dios jefe de la Tríada Capitolina, que formaba junto a Juno y Minerva.Juno: En la mitología romana Juno era una diosa, equivalente a la Hera griega, diosa del matrimonio y reina de los dioses. Hija de Saturno y Ops, y hermana y esposa de Júpiter, con el que tuvo dos hijos, Marte y Vulcano y una hija, Ilitía. Juno fue una deidad mayor de la religión romana y formó parte, junto a Júpiter y Minerva, de la Tríada Capitolina, un importante culto romano.<br />EL RAPTO<br />Este mi to se trata de una doncella de primavera  llamada prosperina que se encontraba con su madre recogiendo flores llamada Ceres la diosa de las cosechas, la doncella se fue pa el bosque y mientras veía flores se desapareció lejos de su madre, en ese entonces la tierra comenzó a moverse y luego del fondo de la tierra apareció Plutón, dios del averno.<br />De negro salió con sus caballos hacia prosperina mientras la joven aclamaba a su madre y Ceres no la oía porque estaba muy lejos y no pudo protegerla. luego Plutón monto a prosperina al carro y la condujo al interior de la tierra y no dejo huellas de a ver desaparecido.<br />Prosperina: Proserpina (a veces escrito Proserpina, Prosperine o Prosperina) es un antiguo romano diosa cuya historia es la base de un mito de la primavera . Sugriega 'es equivalente a la diosa Perséfone . [ 1 ] El origen probable de su nombre proviene del latín, " proserpere "o" a surgir, "en lo que respecta al cultivo de cereales. Proserpina fue subsumida por el culto de Libera , [ 2 ], una antigua diosa de la fertilidad , esposa de Liber y también se considera una -muerte-renacimiento deidad vida .Ceres: En la mitología romana Ceres (de la raíz protoindoeuropea ker, ‘crecer’)[HYPERLINK "http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Verificabilidad"cita requerida] era la diosa de la agricultura, las cosechas y la fecundidad. Su equivalente en la mitología griega era Deméter.Plutón: En la mitología romana, Plutón (en latín Pluto; en griego antiguo Πλούτων Plouton) era el dios del inframundo. Su equivalente en la mitología griega eraHades, aunque Plutón era más benigno. En cuanto a la etimología del nombre se asemeja a Pluto (en griego antiguo Πλοῦτος Ploutos), el dios griego de las riquezas.hecate: Hécate (en griego antiguo Ἑκάτη Hekátē o Ἑκάτα Hekáta) fue originalmente una diosa de las tierras salvajes y los partos, nacionalizada primero en laGrecia micénica1 o en Tracia, pero originada entre los carios de Anatolia,2 la región donde se atestiguan la mayoría de sus nombres teofóricos, comoHecateo o Hecatomno,3 y donde Hécate permaneció como Gran Diosa hasta tiempos históricos, <br />LA OSA MAYOR<br />Este mito se trata de que Júpiter, se habia enamorado de una joven llamada Calisto y luego cuando Juno la esposa de Júpiter que es muy celosa se dio cuenta que Calisto tuvo un bebe llamado arcas hijo de Júpiter  y rauda llego de los cielos para encontrar a Calisto quien jugaba con su hijo , cuando la joven vio a Juno le dio mucho miedo ya que sabia que Juno era muy celosa, entonces Juno le dijo a Calisto que la belleza de Calisto había atrapado a su esposo y después le dijo que le iba a gustar mas cuando la viera así en ese entonces Calisto le pedía perdón a Juno pero su piel se iba arrugando sus manos y pies en garras y la voz gruesa y se convirtió en un oso  feroz .<br />Cuando Calisto quería acércasela a su hijo le corría por su aspecto entonces al ser rechazada por los demás le toco esconderse por los bosques; Calisto intento estar en la cabaña donde permanecía su hijo la diosa se vio cogida por cazadores y tuvo que irse lejos de su hijo. Después de muchos años una noche soñó con arca y sentía nostalgia que cuando llego la primavera  regreso a su región donde había vivido primero.<br />Se encontró con un cazador que le apuntaba a un pájaro  y ese cazador era arcas su hijo. Mientras su que Júpiter veía lo acontecido desde el Olimpo raudo corro a salvar a Calisto y trasporto a arcas al  cielo  y lo convirtió en oso menor.<br />Júpiter: En la mitología romana, Júpiter (en latín Iuppiter) ostentaba el mismo papel que Zeus en la mitología griega como principal deidad del panteón. Fue llamadoIuppiter Optimus Maximus Soter (‘Júpiter el mejor, mayor y más sabio’) como dios patrón del estado romano, encargado de las leyes y del orden social. Fue el dios jefe de la Tríada Capitolina, que formaba junto a Juno y Minerva.Calisto: En la mitología griega, Calisto (en griego antiguo Καλλιστώ Kallistố, de καλλίστη kallístê, ‘la más bella’) fue la madre con Zeus de Arcas, el epónimo de losarcadios. Todas las fuentes clásicas afirman que era hija de Licaón, rey de Pelasgia (la futura Arcadia), excepto la Biblioteca mitológica, que propone que pudo ser hija de Nicteo o Ceteo. También era descrita en ocasiones como una ninfa.Arcas: En la mitología griega, Arcas o Árcade (en griego ̔Αρκάς) era el ancestro y héroe epónimo de los arcadios, de quien el país y sus habitantes derivaron su nombre. Era un hijo de Zeus y Calisto, miembro del cortejo de Artemisa.Juno: En la mitología romana Juno era una diosa, equivalente a la Hera griega, diosa del matrimonio y reina de los dioses. Hija de Saturno y Ops, y hermana y esposa de Júpiter, con el que tuvo dos hijos, Marte y Vulcano y una hija, Ilitía. Juno fue una deidad mayor de la religión romana y formó parte, junto a Júpiter y Minerva, de la Tríada Capitolina, un importante culto romano.<br />VIAJE AL VERNO<br />Este mito se trata de un señor llamado Orfeo el músico mas grande entre los mortales que cantaba la celebración de su matrimonio  con la doncella Eurídice , después de la boda erudice grito y luego cayó al suelo , y una serpiente se iba por su cuerpo , Orfeo trataba de abrazarla pero ya estaba muerta, después de la muerte de su esposa Orfeo quedo muy mal hasta los arboles se lamentaban cuando recordaba con sus cantos hasta que un día no aguanto más la tristeza que se fue pa la tierra de los muertos.<br />un trasportador lo llevo atreves del pantano y por un rió donde permanecía los muertos y en ese camino se encontró al perro de 3 cabezas  y llego donde quería llegar y le dijo a Plutón lo que había pasado y pluto y su esposa les dio pesar y la trajeron de nuevo a la vida pero que con una condición que no la mirara a la cara. pero la miro en el camino y desapareció .<br />Orfeo : Orfeo (en griego Ορφέυς) es un personaje de la mitología griega, hijo de Apolo y la musa Calíope. Hereda de ellos el don de la música y la poesía. Según los relatos, cuando tocaba su lira, los hombres se reunían para oírlo y hacer descansar su alma. Por ello enamoró a la bella Eurídice y logró dormir al terrible Cerbero, cuando bajó al inframundo a intentar resucitarla.Eurídice: En la mitología griega, Eurídice (en griego Ευρυδίκη) era una ninfa auloníade de Tracia. Un día Orfeo la conoce y ambos se enamoran. El día de su boda Eurídice sufre un intento de rapto por parte de Aristeo, un pastor rival de Orfeo. Ella huye pero en la carrero pisa inadvertidamente una víbora que le muerde un pie causándole la muerte.<br />LAS MANZANAS DE ORO<br />Este mito se trata de que hace mucho tiempo una niña llamada atalanta( Apolo era su padre) fue abandonada en una montaña porque su padre quería era un niño, entonces la niña se crio con osos , ella no quería casarse ni tener hijos pero como se veía tan acorralada de los hombres encima de ella, ella era seguidora de diana, la diosa del mundo salvaje , entonces decidió hacer una competencia de carrera con los hombres que se querían casarse  con ella  pero lo que perdieran morirían , ella estaba segura de ganar y gano: un hombre vio lo sucedido y dijo que porque hombres arriesgaban la vida así por una mujer  pero hasta que la vio cojio el mismo pensamiento de los demás quiso participar , entonces el joven llamado hipones llamo a la diosa del amor Venus y le ayudo le dio 3 manzanas de oro gano él y se cazaron.<br />Atalanta: En la mitología griega, Atalanta fue una heroína vinculada al ciclo arcaico, consagrada a Artemisa y reconocida por sus inmejorables habilidades para la caza.hipones: <br />Las cuatro tareas <br />Cuenta la historia que en un paraje lejano de la G<br />La cólera de los dioses es calamitosa y quienes la provocan son castigados. Así, Afrodita decide ponerle fin al prestigio de Psique, ordenando a su hijo, Cupido, herirla con una de sus flechas para que se enamore la bestia más cruel y miserable que pudiera encontrar la existencia. Cupido, fiel a la orden de su madre, se dispuso a cumplir, sin embargo, luego de descender de los cielos y dirigirse al lecho de su objetivo, cuando se dispuso a ejecutar el disparo, introdujo al mano en su carcaj distraído por el encanto de su víctima, entorpecido por su admiración se hirió un dedo con la flecha, enamorándose así, de la joven doncella.<br />Desesperado por lo que le sucedía, voló a pedir ayuda y consejo de Apolo, dios de la luz y la verdad.<br />Repentinamente los admiradores de Psique comenzaron a desaparecer, lo que provocó una gran preocupación a su padre, porque no comprendía lo que estaba sucediendo. Así decidió acudir al oráculo de Apolo para su consejo. Y este le respondió:<br />-La suerte de Psique es lamentable, ella se ha convertido en el capricho de una criatura monstruosa, una bestia que humilla incluso los poderes de un Dios. Si no deseas que la bestia masacre a tu pueblo en busca de tu hija, debes llevarla a lo alto de una montaña y allí, esperar a que el venga por ella.<br />Apenado, su padre, regresó al palacio y comentó las indicaciones del oráculo.<br />La ciudad entera se cubrió de tristeza, acompañó en silencio fúnebre con antorchas y al sonido de una sola flauta, la procesión de la princesa a la empinada montaña; donde la joven valiente, se despidió., sin siquiera dudarlo estaba dispuesta a sacrificarse por las personas que amaba, su familia y su pueblo.<br />Psique, contemplo la quietud de las rocas a su alrededor y desconsolada lloró hasta quedarse dormida. Inconsciente en sueños, el viento del Oeste llego donde ella, y suavemente la llevo a un valle cubierto de flores blancas, donde una pequeña cascada cantaba en el silencio. Al despertarse, se encontró en un lecho de hierbas frescas con un dulce aroma, frente a un palacio de oro y marfil, imponente en tamaño como en belleza. Un coro de suaves voces, invisibles musitaban en su oído:<br />-Todo esto, es tuyo.- decían<br />En la noche, el joven Dios alado vino a ella y desde la oscuridad donde ella no podía verlo, solo sentirlo, le dijo:<br />-Tu, mi hermosa Psique... Eres mi esposa. Te amo. Pero debo pedirte que NUNCA trates de mirar mi rostro. Solo te visitaré en las noches, las que serán gloriosas y llenas de felicidad.<br />Psique, preguntó porque no podía mirarlo, y él solo le imploró:<br />-Respeta mi ruego, porque si llegas a mirarme, quedaremos separados para siempre.<br />La verdad, era que Cupido temía que, si Psique descubría quien era, lo adoraría como un Dios en lugar de amarlo como a un igual.<br />Psique se deleitaba con las visitas nocturnas de Cupido, sin embargo, durante el día se sentía triste y solitaria. Fue así, que un día le pidió a su esposo para traer a sus dos hermanas:<br />-Si ellas vienen, ése será el comienzo de nuestra ruina- dijo Cupido.<br />Pero ella, le rogó insistente poder ver a sus hermanas:<br />-Si no puedo mirarte, al menos déjame ver a mis hermanas.<br />Entristecido por estas palabras, Cupido mando al viento del Oeste por las hermanas mayores de Psique.<br />Primero, se veían alegres por ver a salvo a su pequeña hermana, la alegría de la reunión se vio opacada apenas comenzaron a notar la riqueza que rodeaba a Psique, se llenaron de envidia y celos. Fue así que decidieron estropearles su felicidad. Cuando las hermanas volvieron a visitar a Psique, éstas revelaron para ella que Cupido era el monstruo repugnante que el oráculo había descripto, que esa era la razón por la cual no se dejaba ver y que esperaba tener un hijo con ella para luego devorarla.<br />Envuelta en dudas e inquietud Psique comenzó a sollozar.<br />Las hermanas, finalmente, la convencieron de creer los planes de su esposo, y que en la noche cuando el viniera a visitarla debía llevar una lámpara para verle el rostro y le cortara la cabeza. Ellas habían preparado ya una daga de plata que le entregaron y tristemente Psique aceptó.<br />En la oscuridad de la noche, mientras Cupido dormía, Psique se deslizaba de la cama y se apoderaba de la lámpara más cercana y de la daga que había escondido con anticipación lejos de su habitación, en los pasillos del palacio una débil luz de una lámpara se movía lentamente. De regreso a la cama, Psique levanta lentamente la lámpara sobre el rostro de Cupido, y descubre el resplandeciente y ruboroso rostro del hijo de Afrodita, parecía que hasta luz de lámpara había aumentado su brillo.<br />Psique… deslumbrada, lo acarició tiernamente sus rizos, las brillantes alas y el carcaj, pero al tocar una de sus flechas, se vio doblemente enamorada del joven Dios. En su embeleso, estuvo a punto de caer al suelo y una gota de aceite cayó sobre el pecho de Cupido, quien despertó, y al ver a Psique con la daga en la mano se entristeció.<br />-¿Amor mío tenías miedo que fuera un monstruo horrible?<br />Y antes que ella pudiera responder, se marchó diciendo:<br />-No puede haber amor si no hay confianza, me has traicionado, jamás volveré a ti.<br />Psique, llorando de dolor, intentó detenerlo, pero no lo logró, y en medio de la soledad de la fría noche, deseó morir.<br />Desesperada, pidió ayuda a todos los dioses y diosas, pero ninguno se atrevía a enfrentar la ira de Afrodita. Solo Deméter, la diosa de las cosechas, se atrevió a darle un consejo:<br />-Busca a Afrodita y pídele perdón. En éste momento, su hijo se encuentra en el palacio gimiendo por ti, y Afrodita está cansada de cuidarlo. Ruégale que vuelva a unirte a él.<br />Pero apenas vio Afrodita a Psique, lanzó un grito salvaje y ordenó a sus servidoras Inquietud y Tristeza que se lanzaran sobre la joven, rasgándole sus ropas y arrancándole el cabello. Terminado el ataque, Afrodita se acercó sonriendo a la joven con malicia, quien permanecía temblando, tendida en el suelo.<br />-¿Quieres ver a mi hijo? ¿No sabes que el te aborrece y no desea volver a mirarte jamás? Eres una criatura tan vulgar y desgraciada que me das lástima. Tal vez debe entrenarte para que llegues a ser digna de un Dios. Te encargare cuatro tareas, que deberás cumplir si deseas que escuche tu ruego.<br />Fue así que le encargó su primera tarea, en un depósito lleno de diferentes granos:<br />-Debes tenerlos clasificados esta tarde – y despareció desatando una carcajada diabólica.<br />Cuando Psique se enfrentó sin esperanzas a las distintas semillas, callo rendida al suelo sintiéndose impotente. Al levantar la mirada admirada contemplo una armada de hormigas se fue reuniendo, y en pocos minutos se apoderaron de los montones de granos, ubicándolos en tres diferentes filas.<br />Cuando Venus regresó, encontró todo ordenado, como lo había encomendado. Por esa razón, sospechosa de su invitada, al siguiente día, le dispuso una segunda tarea.<br />-¡Vete a la dehesa, junto al torrente!¡Allí habitan feroces carneros de dorados vellones!...magnificas criaturas imponentes y vigorosos al igual que peligrosos. ¡Recoge un poco de su lana y tráemelos!<br />Psique permaneció un tiempo frente al torrente que bordeaba los campos donde pastaban los carneros salvajes, pensando que nunca podría acercarse a ellos sin que la mataran. Y en su desesperación, quiso ahogarse en el río que corría en las cercanías.<br />Entonces un junco que se mecía le susurró: -No te quites la vida, Psique. Espera que los carneros se duerman, deslízate hasta la dehesa y recoge los dorados copos de lana que cuelgan de las zarzas afiladas y de los espinosos matorrales.<br />Así lo hizo, cumpliendo con su segunda tarea.<br />Una vez más, Venus, muy molesta le entrega una nueva tarea. Esta vez debía llenar una copa de cristal con el agua helada de la montaña, recogida de la desembocadura del río Estigio.<br />Psique, tomó la copa y escaló la empinada montaña. Pero al ir llegando a lo alto, se dio cuenta que las rocas de las bocas del río eran desesperadamente pendientes y resbalosas. Por allí pasaba un águila, que gritó:<br />-¡Espera! ¡Dame la copa de cristal!<br />Y el ave le trajo la copa que Psique entregó a Venus con el oscuro líquido.<br />Su enojo y asombro se combinaban en un enfado insoslayable, Afrodita le encomendó la última tarea. Esta vez, debía llegar al Averno y pedir a la reina Proserpina que le llene el cofre con una porción de su belleza.<br />Psique, no tenía valor para llegar hasta semejantes abismos y se subió a una torre, desde donde se dispuso a lanzarse a la muerte.<br />Y la torre habló entonces:<br />-¿Qué cobardía te incita ahora a renunciar? Eres patética, humana. Yo te diré como llegar al Averno y de qué manera triunfar en tu búsqueda.<br />Psique se dispuso a escuchar.<br />-Toma dos óbolos y dos pedazos de torta de cebada. En tu viaje un cojo conductor de un asno va a pedirte ayuda, pero tú debes negársela. Cuando llegues a orillas del río Estigio aparecerá ante ti entre la neblina, sin decir palabra alguna, Caronte el barquero. Debes darle luego uno de los óbolos a Caronte, el barquero, quien te conducirá a través del río Estigio, hasta las puertas del Averno. Mientras estés cruzando el río, la mano de un moribundo se estirará hacia ti, pero tú debes volverte hacia otro lado. También debes negarte a ayudar a tres mujeres que estarán tejiendo los hilos del destino. Cuando hayas atravesado el río y llegues a la orilla, el Cancerbero, el perro de tres cabezas que custodia las puertas del palacio, te recibirá, dàle uno de los pedazos de torta de cebada, para que sea amigable contigo. Y cuando emprendas el viaje de regreso haz lo mismo. Sin embargo, hay algo aún más importante: cuando vengas de regreso con el cofre lleno de la belleza de Proserpina para entregarlo a Afrodita, ¡no lo abras!, hagas lo que hagas, ¡no abras el cofre de la belleza!<br />Psique cumplió con cada paso indicado por la torre. Hasta llegar al trono de los Dioses del inframundo, Hades sentado a la derecha de Proserpina, su reina de la primavera, interrogo a la joven que para su sorpresa había atravesado aun con vida la puerta de su reino. Psique relato su odisea y Proserpina conmovida, toma el cofre de las manos de Psique y abriéndolo y respirando su belleza en el cofre. Con su tarea en fin de ser cumplida, Psique regresa y entrega el ultimo pedazo de torta de cebada al Cancerberos y paga el viaje de retorno a Caronte. Pero de regreso, cuando iba llegando al palacio de Afrodita, la curiosidad se apoderó de ella y abrió el cofre de la belleza, pero dentro de él, no encontró mas que un sueño mortal que, al apoderarse de ella, la dejó abatida en el camino.<br />Entretanto, Cupido, quien había escapado del palacio por la ventana de su alcoba en busca de Psique, la encuentra yaciendo inconsciente al lado del camino.<br />Se precipitó hacia ella y, recogiendo con rapidez el sueño de su cuerpo, lo encerró de nuevo en cofre. Luego despertó a Psique con un beso en sus labios.<br />Antes que Afrodita pudiera darle alcance, se dirigieron al Monte Olimpo donde Júpiter, Dios de los firmamentos, los unió oficialmente.<br />Todos los habitantes del Olimpo agasajaron a la pareja, todos, excepto Afrodita, quien estuvo enfurecida por un tiempo, hasta que se convirtió en la abuela de una hermosa niñita llamada Dicha.psique: La psique, del griego ψυχή, psyché, «alma», es un concepto procedente de la cosmovisión de la antigua Grecia, que designaba la fuerza vital de un individuo, unida a su cuerpo en vida y desligada de éste tras su muerte. El término se mantiene en varias escuelas de psicología, perdiendo en general su valor metafísico: se convierte así en la designación de todos los procesos y fenómenos que hacen la mente humana como una unidad.<br />Los visitantes misteriosos<br />Baucis y Filemón eran dos mortales que viví han en una<br />Pequeña cabaña ubicada en el bosque. Una tarde luego<br />De almorzar, llegaron dos visitantes que se quedaron en<br />La cabaña un rato. Le dieron de comer , los atendieron ,<br />Pero Baucis y Filemón pensaban que era poco, y le<br />Quisieron ofrecer el único ganso que tení an.<br />Los visitantes en ese momento se dieron cuenta de lo<br />Generosos que eran, les dijeron que no eran simples mortales,<br />Sino que eran los dioses Júpiter y su hijo Mercurio.<br />Mercurio se paró y dijo: - De todas las personas que visitamos,<br />Ustedes fueron los únicos que nos atendieron tan bien,<br />Hacia ndonos sentir que también n era nuestra casa, por eso le<br />Queremos conceder un deseo-.<br />Los ancianos sólo pensaban en terminar sus día as juntos y al<br />Reconocer a los dioses quisieron ser los guardianes de su<br />Templo y terminar allí juntos.<br />Los dioses les comunicaron que pronto habrá a una gran<br />Inundaldea quedarí a bajo el agua, y sólo ellos se<br />salvarí an.<br />Echo rato hasta que Dafne se detuvo y se convirtió en árbol de la laurel Apolo abrazo las ramas como si estuvice abrazando a Dafne apreto las manos contra el tronco y lloro.<br />Baucis y filemon: Filemón y Baucis fue un matrimonio de la mitología griega, conocidos por ser los únicos que permitieron entrar a su casa a los dioses Zeus y Hermes disfrazados de mortales.<br />Cuestionario.<br />1:¿Qué le pedía faetón al dios sol ?<br />2: ¿Cuál era el deseo del rey midas?<br />3: Hacia donde iba el rey ceix?<br />4: Que significado tenían las flechas de Cupido?<br />5: ¿A quien descubrió eco? <br />6: ¿Qué Le sucedió a prosperina y porque?<br />7: ¿Que tuvo que hacer Orfeo para recuperar a su esposa prosperina?<br />8:¿Qué diosa ayuda al joven para ganar la carrera, en que se disputaba el amor de atalanta?<br />9: ¿Cómo eran los visitantes misteriosos?<br />10: ¿Qué izo psique cuando encendió la lámpara?<br />