PLIEGOPit volorep udipsanis quunt dipsam asitatquiinctum velic toreperi accum vitempo sanimilipsum qui voluptisAt il magna...
PLIEGOPLIEGOCuerpo, arte y religiónbajo el lente de Mauricio Vélez24En menos de 24 horas Mauricio Vélez confirmó la posibi...
Vélez en la historia de la fotografíacolombiana. Como pocos, su nombreha dejado imágenes memorables ysu notable talento ha...
26MV: Así es. Esa cruz es una de tantasque, sin darme cuenta, había elaboradosobre el mismo tema. Es la cruz de latentació...
27VNC: ¿Por qué aborda temasvinculados con la religión, bajo quéperspectiva lo hace?MV: Cuando empiezo a abordar estostema...
28tener una pareja, tener hijos. Eso haceparte del contexto normal. Pero en lapsiquis humana siempre está primandoel deseo...
29detiene en aquellas donde se representael pos-paraíso sobre el cuerpo de unamujer). Encontramos entonces que elparaíso s...
30también he recibido mensajes defelicitación. Una asociación de NuevaYork, que trabaja a favor de la genteafectada por la...
COLECCIÓNSERPAREJAEsta colección de seis títulos contemplalos principales temas que preocupan ala pareja actual. Emplea un...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Mitad angeles mitad demonios

278

Published on

Published in: Travel, Entertainment & Humor
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
278
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mitad angeles mitad demonios

  1. 1. PLIEGOPit volorep udipsanis quunt dipsam asitatquiinctum velic toreperi accum vitempo sanimilipsum qui voluptisAt il magnam fuga.Pa velia volestemmagnamFIRMACargo2.xxx. x-x de mes de 2010PLIEGO“Considero que el arte, además de comunicar algo, en la medidade lo posible debe tener un contexto estético que permitapenetrarlo sin generar rechazo” (Mauricio Vélez).Mitad ángeles mitad demoniosÓscar A. Elizalde PradaDocente – Investigador, Universidad de La Salle37. 8 - 21 de octubre de 2011
  2. 2. PLIEGOPLIEGOCuerpo, arte y religiónbajo el lente de Mauricio Vélez24En menos de 24 horas Mauricio Vélez confirmó la posibilidad de realizar la entrevista en su apartamento. Al ingresar al edificio esimposible no advertir el lente artístico de Vélez en las fotografías de gran escala que se encuentran en el “lobby”. Por unos instantes,mientras el vigilante me anunciaba, me sentí como en una galería de arte.Subí a las 11:05. El ascensor me dejó “ad portas” de su estudio, en el piso octavo. Fui recibido con un gesto de jovialidad. Al fondo,junto a la ventana, colgaba el torso de monedas que aparecía en una de las fotografías de la muestra. Sobre el costado opuesto a la bi-blioteca se encontraba el famoso cuadro de la última cena, protagonizado por Alejandra Azcárate y una docena de personajes de nuestrovariopinto escenario público que posaron para la controvertida fotografía.La nuestra era una entrevista sin “advertencias”, con el deseo de conocer el cosmos en el que se configura su propuesta. Así se lo hicesaber en el primer momento. Desde el rigor estético del arte, que también se deja abrazar por las éticas de la cotidianidad, me propusedescubrir las sensibilidades y las historias que hacen parte de la obra, y por tanto de la vida, del artista.Por su parte, Mauricio confesó que se había demorado 25 años para presentar por primera vez un trabajo personal. Ahora se sentía conla capacidad de contar la historia desde su perspectiva profesional, con honestidad y veracidad.Me ofreció un tinto y entramos al asunto. Nuestro anfitrión colocó sobre el escritorio el “libro rojo” que contiene el Catálogo completode “Mitad ángeles mitad demonios”. En la portada aparece una imagen anfibia: la serpiente. La misma que se encontraba en el trípticoque acogía a los visitantes de la exposición en la Cámara de Comercio de Bogotá…
  3. 3. Vélez en la historia de la fotografíacolombiana. Como pocos, su nombreha dejado imágenes memorables ysu notable talento ha nutrido buenaparte de la iconografía colombiana”.¿Qué significa el trabajo de Vélez en unpaís de tantos contrastes, de mayoríascatólicas o al menos sensibles ante “lonuminoso”, donde cohabitan el bienque muchos quieren hacer y el mal quea otros tantos les conviene no evitar?,¿cómo leer la huella de la religiónen una sociedad acostumbrada a losextremos radicales: o se es godo o se esliberal, o se es de Millos o se es de SantaFe (¿o de Chicó?), o se es creyente o se esateo, o se es de Pedro o se es de Apolo?¿Acaso Colombia no es la tierra de la“raza cósmica”, como lo expresó FalsBorda, donde confluyen las más bellasparábolas de la diversidad?En el intento por comprender lacomplejidad de la obra de Vélez, enla que se aborda un variado abanicode tópicos con múltiples propuestasdialécticas, VIDA NUEVA COLOMBIA lovisitó. Tan sorprendido podría haberestado el artista, ante la inusitadaentrevista, como los entrevistadoresque concertaron el encuentro de un díapara otro. Fue una experiencia amabley abierta, muy fluida e inédita. Durantecasi dos horas emergieron narrativasde vida, perspectivas existencialesy experiencias de búsqueda desentido. Al descubrir algunos rasgosde la espiritualidad que ha movido aMauricio, se abrieron nuevos horizontesde comprensión de cara a su obra, másallá de las controversias.¿Qué hay detrás de estas seriesfotográficas en las que se abordandiversos asuntos de orden religioso,que van desde los relatos míticos delpos-paraíso en el Génesis hasta losescándalos de pedofilia de algunoshombres de Iglesia?, ¿por qué laserpiente es un símbolo recurrente ensu trabajo?, ¿cuáles son las lecturasdel bien y del mal que se proponen?,¿qué vínculos se tejen entre el sexo,el poder y el dinero? Estos y otrosinterrogantes permitieron delinearalgunos esbozos en torno a lasintencionalidades que mueven alartista. No tuvo reparos para explicarlos matices y las expresiones que setransmiten en su Catálogo.“Advertencia: Los contenidosde las imágenes puedenherir las sensibilidades delos visitantes. Las opinionesde índole cultural, social yreligioso manifestadas porel artista, no representanla posición institucional dela Cámara de Comercio deBogotá”.25Este discreto aviso en letrasblancas y a ras de piso, ubicadojusto en la entrada de la salade exposiciones del Centro EmpresarialChapinero, en la Cámara de Comercio deBogotá, bien podría ser una premoniciónde las polémicas que giran en torno ala obra artística de Mauricio Vélez, otambién podría ser una expresión deprudencia sacra ante la posibilidad deque alguien se “rasgara las vestiduras”luego de visitar la exposición.La muestra “Mitad ángeles mitaddemonios”, hace parte de un trabajomucho más amplio que recupera buenaparte de los itinerarios artísticos ylas apuestas temáticas del reconocidofotógrafo durante 25 años de carreraprofesional. En palabras de GermánSantamaría, “es el cuerpo como lienzo.Es la cámara que atrapa todos losángeles y demonios, todo el bien yel mal, que yacen en todo el cuerpohumano, de hombre o mujer. Es elencuentro de un puñado de pintoresy un fotógrafo para hacer realidad enel arte visual aquello que expresaracomo nadie en la poesía el gran españolMiguel Hernández: el destino de todocuerpo es otro cuerpo”.Visitar la exposición en variasoportunidades no fue suficiente paraentender todo lo que se teje detrás decada una de las 42 fotografías que seexhibieron al público capitalino entreel 13 de julio y el 13 de agosto. Si bienes cierto que el cuerpo ha sido un temamuy recurrente en el trabajo de muchosartistas, son pocos los que tienen laosadía de conjugar la triada: cuerpo,arte y religión.Daniel Samper Ospina es categóricoal afirmar que “nadie duda de laimportancia enorme de MauricioEn colaboración con Juan José Cobos
  4. 4. 26MV: Así es. Esa cruz es una de tantasque, sin darme cuenta, había elaboradosobre el mismo tema. Es la cruz de latentación. si he hecho 10 imágenesantes de lograr esa es poco.VNC: ¿Entonces la serpiente es untema recurrente en su trabajo?sí. de hecho, he investigado el asunto.siempre me he sentido apasionadopor los mayas y he encontrado quees una cultura que adora y respeta ala serpiente. Para los egipcios es unsímbolo supremo.VNC: ¿Y cómo percibe la imagen de laserpiente en la Biblia?MV: la Biblia presenta a la serpientecomo la tentación, la encarnacióndel mal. Considero que muchascosas que leemos en la Biblia sonreinterpretaciones. seguramentealgunas se acomodan a la realidady algunas a una visión particular dela persona que en su momento latranscribe o reinterpreta. Por eso laBiblia me genera una gran apertura paraeste tipo de temas.VNC: ¿Algún libro de la Biblia enparticular?MV: Hay muchos apartes de la Bibliaque me parecen interesantes. leo lossalmos.VNC: ¿Entonces la religión le hainteresado?MV: desde muy niño he procesadoinformación sobre la religión.Recuerdo que cuando tenía cuatroaños vivía al lado de una iglesiaevangélica donde presentabanpelículas todos los días. Obviamente,cuando iba a ver películas escuchabalos sermones y veía lo que sucedía.luego nos mudamos de casa y en elpatio había una iglesia adventista.Esto quiere decir que todos los días,quisiera o no quisiera, escuchaba laspalabras del ministro. Además, conrelación a la Iglesia católica, todoslos domingos íbamos a la Iglesia.Entonces hay una influencia religiosamuy fuerte. soy estudioso de muchasde las culturas y religiones: mayas,egipcios, catolicismo… tambiénhe estudiado la Cábala judía y elbudismo es lo que más me acompañaen este momento. Es con lo quemás cómodo me encuentro en estemomento. Pero no estoy cerradoabsolutamente a nada.mi reacción fue mirarla fijo. Me sentíconectado con ella. Tres metros antes deque me alcanzara, cayó en el piso y seescondió en el monte. son experienciasque me empiezan a marcan y a generarimpactos.En el año 2002, subiendo a la sierraNevada de santa Marta, vi la mismaescena del pitón que se me aparecióa los cinco años. Entonces todo estoempieza a adquirir una simbología muyparticular en mi vida. luego empiezo adescubrir que estoy utilizando muchasserpientes en mis imágenes.VNC: Como las siete imágenes de lamujer con la serpiente, en forma decruz…Vida Nueva Colombia: ¿Por qué laserpiente es la puerta de ingreso a“Mitad ángeles mitad demonios”?Mauricio Vélez: soy una personacon una cantidad de experienciasparticulares, las cuales hoy por hoy mepermiten generar narrativas a nivelvisual. El símbolo de la serpiente me haacompañado desde mis primeros años.de una manera muy natural, siempreme he visto rodeado de serpientes.Cuando diseñé el catálogo y la entrada ala exposición caí en cuenta de ello.Viví en un sitio, a las afueras deCartagena, donde la gente se moría máspor la mordedura de una serpiente quepor cualquier otra cosa. Hay dos hechosmuy curiosos relacionados con esto.Cuando tenía cinco años, pasando por lacalle de noche, se me atravesó un pitónde 4 a 5 metros aproximadamente. Estome generó un impacto muy fuerte. Toméun palo grande y traté de matar al pitón,pero no apunté bien y cuando golpeé elpiso el palo me pegó en la frente y medejó privado. Al rato desperté ileso y yano estaba el pitón. la otra experienciafue con una serpiente que llaman lafueteadora. Esta serpiente se para en lapunta de la cola cuando va a atacar ocuando se siente agredida. Yo iba por uncamino angosto de herradura a los 8 o9 años. Como a 50 metros de distanciavi un movimiento: era una fueteadoratotalmente erguida. Yo me quedé quietoy la serpiente se vino hacia mí a unavelocidad impresionante, dándomela impresión de que volaba. Esta vezPLIEGO
  5. 5. 27VNC: ¿Por qué aborda temasvinculados con la religión, bajo quéperspectiva lo hace?MV: Cuando empiezo a abordar estostemas, no lo hago desde un sentidocrítico hacia la institución sino desdeuna perspectiva netamente artística.Siento que dentro del contexto del arteno hay temas imposibles de abordar.Lo bueno del arte es que te permite lalibre expresión. Así, tú tienes una visiónparticular para interpretar cualquiertema que influencia tu vida diaria,según la manera como lo sientes y lovives. La manera como yo comienzoa abordar estos temas están másinfluenciados por la literatura y por loque veo en la cotidianidad, que por elánimo de generar ni ofensas ni afectarde ninguna manera la fe y la culturacristiana.VNC: Veámoslo con un ejemplo…¿qué lo movió a proponer una nuevainterpretación de la última cena?MV: En ese caso, me encuentrocon que un día vengo en un avión,leyendo el Código Da Vinci. Encontrétan fascinante y particular la historia,que me pareció interesante plasmarlaen una historia visual que recreara,de alguna manera, lo que yo estabaleyendo. Ahí es cuando surge el cuadrode la última cena. No lo hice con unsentido crítico, ni confrontador, ni deirrespeto. Es un tema que está abierto,que toca el alma y, de alguna manera,conllevan a contar una historia. Elescritor la escribe. En mi caso, comoartista visual, la pongo en imagen. Sinembargo, a partir de lo que se recreaen esta imagen, se empiezan a generarsituaciones políticas, egos y miedos, quefue lo que generó esa gran polémica.VNC: Cuando surgió el problema,¿cuál fue su posición?MV: Sólo ahora aparezco en losmedios porque estoy presentando miexposición por primera vez, pero cuandose dieron esos sucesos que condujerona un litigio de tres años, nunca di unsolo argumento ante los medios decomunicación, porque me parece queel arte no hay que salir a justificarlo.Cuando se genera una imagen, seestá contando lo que se piensa. Lainterpretación es un asunto particular.Depende de la persona que se poseante la obra. Muchas pueden sentiradmiración, otras pueden sentir rechazoy mil emociones más. De eso se trata,precisamente, una expresión artística.El gran valor que tiene se refleja en lalibertad de pensamiento de quien lacrea, como de quien la mira y la admira.De ahí parte todo este asunto de loreligioso en mi trabajo y por todo esome parece interesante seguir abordandoestos temas. En el momento en que losempiezo a realizar, no los hago con elánimo de que genere un efecto, sinoporque me produce una apertura que sevincula a un conocimiento del mundo yde lo religioso.VNC: ¿Únicamente le ha interesadoabordar temas de la religión católica?MV: No solamente abordo los temasdel contexto católico… (Abre el catálogoy enseña la imagen donde aparece lafigura del Dalai Lama).VNC: En esa fotografía apareceuna representación del Dalai Lama,¿verdad?MV: Así es. Esta imagen es, de algunamanera, un resumen de la obra. Es unamanifestación de lo que nos hemosconvertido y lo que somos hoy por hoycomo seres humanos. Hemos perdidoel horizonte de la espiritualidad, de laconciencia, y nos hemos vuelto seresdescarnados. Nos hemos convertidoen cánceres de la misma humanidad yvivimos distorsionados, inconsecuentescon lo que considero que es el verdaderosentido de la vida: tener una vocaciónespiritual, vivir bajo la frecuencia delamor, en armonía con todo el mundo,generar el bien, actuar desde la bondad...Esta imagen habla de todo lo que estamosviviendo. Embargados por el sexo, el deseopor la carne, y el dinero, estamos muertosen vida. Por eso ahí dice que si puede leeresto no está muerto (textualmente: “If youcan read this, you are not dead”).VNC: ¿Y qué significa la bolsacubriendo la cabeza?MV: Es una bolsa con una estrella querepresenta el horizonte que siemprequeremos perseguir, pero la mayoría deveces no lo alcanzamos porque estamosperdidos, hay muchos distractores. Detodas las experiencias espirituales quehe vivido, encuentro que la meditaciónes mi camino de vida, de comuniónconmigo mismo, de centrarme, derespeto absoluto por la vida.VNC: ¿Entonces su obra refleja,de alguna forma esa búsqueda delhorizonte perdido?El título del proyecto, “Mitad ángelesmitad demonios”, es la dualidad en laque a diario nos debatimos. Los sereshumanos tenemos sueños. El sueño, lavocación, el reconocimiento de las ideasclaras están en una parte de nuestrohemisferio, pero la ejecución de todosestos sueños están en el otro. En el crucede este trecho entre los dos hemisferios,se encuentra nuestro conflicto comoseres humanos. Por eso todo el tiemponos debatimos entre la claridad y laEn colaboración con Joel Grosman
  6. 6. 28tener una pareja, tener hijos. Eso haceparte del contexto normal. Pero en lapsiquis humana siempre está primandoel deseo, tanto en el hombre comoen la mujer. Ahí se nos va gran partedel tiempo de nuestras vidas, entre eldeseo y la tentación. Por eso busquérepresentaciones para expresar quesi bien el sexo es lo que a veces másdeseamos, al mismo tiempo también esa lo que más tememos. Es un poder quesimultáneamente nos atrae y nos aleja.(Sigue enseñando varias imágenes y seMV: Para no volverme repetitivocon Adán, Eva, la manzana y todo lodemás, quise abordar el tema bajo unapregunta: ¿qué pudo haber pasadodespués? Lo asumí desde una miradapoética del cuerpo que es lo que seencuentra representado en la primeraparte del Catálogo. El cuerpo no es vistocomo un objeto de deseo, sino que seencuentra descompuesto, planteadode una manera estética totalmentediferente que permite entrar a la imagencon suavidad. Es así como me propuseno hacer lo obvio del árbol, del Edén,de Adán y Eva, sino lo que pudo haberpasado después.VNC: ¿Imaginó entonces la etapa pos-paradisiaca del Génesis?MV: Es un ejercicio de interpretaciónpersonal. Quise contarlo con arte. Paraconvertirlo en arte involucré a variosartistas en el proyecto porque si bienyo tengo la sensibilidad, es necesariocrear un contexto que tenga un sentidoprofundo para las personas que loobservan. Entonces me reuní con cadauno de los artistas…VNC: Entre otras cosas, un grupo muyselecto…MV: Es un grupo muy especial. Leconté esta misma historia a Manzur y ledije: “¿Cómo ves tú a Adán después deesto?”. Entonces me respondió: “Yo noveo en Adán algo distinto que un golpeen el corazón, porque de alguna manerapudo haber sentido que traicionó ellegado que le había dejado el Creador”.Entonces se le ocurre que a Adán lesangra el corazón y por eso se da estaimagen (Enseña la imagen de Adán, en eltríptico que se despliega en el Catálogo).Con Darío ocurre exactamente lo mismo,y Darío hace la interpretación de Evacon el feto en estómago. A partir deaquí la historia ya empieza a tomarun viso fuerte e invité a otros artistas.Lógicamente, no todas las imágenesdel libro se encuentran en la muestra.Seleccioné las que me parecieron quepodrían tener una lectura más clarapara la gente.VNC: El tema de las tentacionestambién es recurrente, ¿verdad?MV: Exacto. ¿En qué se basan lastentaciones y cómo transforman lassociedades? En el contexto sexual.Me explico, el sueño de toda personaes crecer, desarrollarse, evolucionar,oscuridad. Y es normal, me parece quees tan necesario lo uno como lo otro.VNC: Desde esta perspectiva, ¿esposible hacer una lectura espiritual desu obra?MV: Para mí es eso: una lecturaespiritual. Por eso considero que eldebate que se ha empezado a generar entorno a la obra no se ha enfocado. Esteproyecto quiere ser una invitación a lareflexión. Por eso utilizo imágenes quegeneran apertura como la de Lilith.VNC: La gente normalmente no sabequién es Lilith.MV: Pero sí debería saberlo, porqueella aparece en la Biblia. En Lilithencontramos la encarnación del mal.Y se engendró a partir del sexo, puesella no quería tener sexo con Adán.Entonces busqué la manera máspoética de contar una historia quepodría haber sido una imagen muyfuerte y agresiva. Lilith nos lleva a lasbajas pasiones que empieza a generartodo el contexto de nuestra sexualidadque intento reproducir de una maneramucho más contemporánea. Todo estonos ha llevado a un encarcelamientoespiritual, a una visión de la vida quese encuentra básicamente atravesadapor el sexo, el dinero y el poder. Y bajoesa cárcel vivimos.VNC: ¿La imagen del tríptico, dondese encuentran Adán y Eva, tambiénrefleja esta tensión?PLIEGOEn colaboración con Fabio MesaEn colaboración con David Manzur En colaboración con Efraín Zúñiga
  7. 7. 29detiene en aquellas donde se representael pos-paraíso sobre el cuerpo de unamujer). Encontramos entonces que elparaíso se nos convirtió en el cuerpo dela mujer.VNC: También utiliza monedas enalgunas imágenes, ¿qué representan?MV: Son una secuencia de tres dondese utiliza un torso hecho en monedas.El poder que se ejerce para teneracceso al sexo, normalmente se fundaen intereses económicos. En el tener,en la ambición, tanto en la versiónmasculina como femenina. Si se tienedeseo y dinero, se tiene acceso al sexo.(Pasa la siguiente página del Catálogo,donde aparece la imagen de un cuerpocon señales de óxido). Con el tiempo, elóxido corroe nuestro cuerpo y queremostransformar nuestra vida. Somos comouna serpiente queriendo cambiar depiel. Es cuando tratamos de buscar laespiritualidad, centrarnos, encontrarel camino de Dios o de Buda o el quesea. En este debate nos encontramostodo el tiempo. Es como si tomáramosconsciencia de nuestros momentos deoscuridad, ante los cuales queremosdespertar y emprender un caminoespiritual que nos aliviará el alma.VNC: Esa transformación que ustedpropone, ¿se refleja mejor en lasimágenes donde abunda el color?MV: Claro. Es empezar a mirar elcuerpo de una manera más mágica,colorida… Por eso todo el simbolismode corazones y color que señala labúsqueda de una línea espiritual conrepresentaciones: el ojo que todo lo ve,la serpiente nuevamente, la libertad enel corazón… es la búsqueda de nuevossenderos. El cuerpo en danza es comouna proyección del sol, una evolucióna un mundo totalmente distintoque nos lleva también a un cuerpoinfinito. Aquí hay algo de naturaleza,de chamanismo, que es todo lo queimplica la obra de Jacanamijoy.VNC: ¿Una forma de redención?MV: La redención es un salir de estecaos en el que vivimos. El caos tambiénestá representado en la imagen dela mujer que cubre el rostro con susmanos. Es el caos que se deriva de laabundancia, de los excesos. Y al finalde todo debemos elegir entre un caminoque conduce al bien y otro que conduceal mal. Son dos puertas, una hacia laluz y otra hacia la oscuridad. Tambiénson las puertas de lo masculino y lofemenino. (En ese momento, entramosa observar las imágenes controvertidasdonde se representan temasexplícitamente religiosos).VNC: ¿Desde el concepto del bien ydel mal también se aborda lo religioso?MV: Sin entrar a debatir lo que no esmi menester, si la religiosa o el curadeben ser célibes o deben casarse, yopienso que es absolutamente naturalque dentro de la religiosidad tambiénse sienta deseo. Esto hace parte dela condición humana. San Antoniotambién fue tentado por el deseo. Poreso hago la interpretación de la monjacon el cinturón de castidad, porqueaunque ella tenga vocación, no quieredecir que no sienta deseo. Yo veo eldrama de esta mujer en su soledad y poreso el auto-castigo, la auto-flagelación.VNC: ¿Además de San Antonio, quéotra iconografía católica le ha llamadola atención?MV: San Antonio y San MiguelArcángel son los dos personajes conlos que siento profunda conexión.(Seguimos avanzando en el Catálogo yllegamos a la serie sobre la pederastia).VNC: ¿A qué se debe su sensibilidadpor el tema de la pederastia?MV: Tiene que ver con una experienciaque viví cuando tenía unos 11 años.Vivía en Riosucio, Caldas y mi familiatenía mucha cercanía con el contextoreligioso católico. El tema de los abusosa menores, por parte de dos sacerdotes,era socialmente reconocido pero nadieopinaba. Siempre fue un debate quese dio dentro de mi espacio vital. Porel poder que tiene la investidura y lainstitución que representa el sacerdote,a mucha gente le da miedo encararesas cosas hasta el día de hoy. Por eso,cuando trato el tema me dicen: “es quele estás dando duro a la Iglesia”. No. Yoen ningún momento estoy confrontandoa la Iglesia. Estoy confrontando un temaEn colaboración con Tot
  8. 8. 30también he recibido mensajes defelicitación. Una asociación de NuevaYork, que trabaja a favor de la genteafectada por la pederastia me escribiódiciéndome que les dejara usar laimágenes.VNC: ¿Y les va a dar el permiso parapublicarlas?MV: Mi función no es amarillista.Ellos las tienen en su página de internet,pero no están autorizados para hacerpublicaciones porque no me interesa. Meparece que no es la manera de comunicaralgo que para mí es una reflexión ante unindividuo que comete este tipo de actos yno más. (Tras un breve silencio, pasó a lasimágenes sobre la muerte).VNC: ¿Estas son las últimas imágenesdel Catálogo?MV: Sí. La muerte es nuestro fin y ala vez puede terminar siendo nuestroprincipio. (Pasamos de largo la imagende la Última Cena, que ya había explicadoal inicio de la entrevista). Finalmente,esta imagen representa la ascensión deMaría Magdalena.VNC: ¿También está inspirada en ellibro de Dan Brown?MV: Esto también sale de ahí.VNC: Usualmente usted presentaimágenes con una sola persona, sonescasas las fotografías donde aparecenvarias. Me llama la atención porquenormalmente en la Iglesia se enfatiza elvalor de la comunidad…MV: He partido de una visión particularque podría empezar a contagiar.Hablar en nombre de una comunidadme parecería irrespetuoso. Si algunaspersonas comulgan con esta visión, estánen su libre albedrío de hacerlo. Siento quees muy pretencioso querer involucrar másgente en esta mirada. Definitivamente esmi visión personal.VNC: A manera de colofón: ¿Cómodefine “cuerpo” y “estética”?MV: Cuerpo, lo que somos, y estética,lo que es bello. VNCsecuencia avanza en torno a la dualidadque vive el abusador y la humillaciónque siente el abusado.Otro asunto importante es que cuandoempiezo a investigar sobre el tema, meencuentro con que no hay imágenes. Seencuentran caricaturas, pero no imágenesdirectas. De este modo, en mi posición decontar historias a nivel visual, pretendohacer un “reportaje gráfico”.VNC: ¿Por eso las imágenes que sepublicaron en Soho no tenían ningúntexto en particular?MV: Así es. El caso es que no habíaimágenes que expresaran esta realidad.Yo ya lo tenía en la cabeza y sentí quepor alguna razón era el designadopara hacerlas. Esto ha suscitadocontroversias con el Procurador, perode un ser humano que tiene el poderde llevar una investidura y abusa de supoder para cometer hechos que están encontra de las personas.VNC: ¿Y por qué elige la figura de unobispo?MV: Las imágenes las abordo desderepresentaciones cuidadosas en elcampo de la estética. Por fuertes quesean, trato de tener el cuidado visualpara que sean observadas sin entrara juzgar la imagen de una maneradistinta. Cuando empiezo a realizarlas,venía de Nueva York, con toda lainformación del cardenal que en esemomento es acusado en Estados Unidos.Pero en las fotografías intento reflejarla imagen que tengo del sacerdote de mipueblo, con su túnica morada. Luego laPLIEGO“Mitad ángeles mitad demonios”Fotografías: Mauricio Vélez.Artistas invitados: David Manzur, Dario Ortiz, Ge-rardo Rodríguez, Efraín Zúñiga, Joel Grosman, JuanJosé Cobos, Tot.Agradecimiento: a Pilar Torres Silva por su acom-pañamiento y colaboración en el desarrollo de estetrabajo.Al final del encuentro pude entender otros detalles de las cartografías que hacen parte delmundo de Mauricio Vélez y sus prospectivas. Me habló sobre la manera como se ha idoconstituyendo una experiencia de “comunidad” entre los artistas que participaron de susobra. También me anticipó que “el Quijote” sería uno de sus próximos temas.¿Por qué hace lo que hace? La respuesta a esta inquietud emergió en el momento que sedefinió como mediador: “finalmente no somos más que medios en todo lo que hacemos yproyectamos. Yo no hago las imágenes, las imágenes llegan, invaden y piden que se hagan”.Ahora, “Mitad ángeles mitad demonios” se va de gira. Primero en Shanghái, luego en Bar-celona y probablemente también en Nueva York. Coincidimos con el autor en que los temasdel arte, del cuerpo y de la religión hacen parte de un debate que apenas empieza. De ahí laimportancia de dar a conocer los “contextos” que hacen parte de un trabajo que, a primeravista y tal vez sin haber visto la exposición, podría ser interpretado prejuiciosamente.Los positivos comentarios expresados por buena parte de los visitantes de la muestra,podrían ser una buena premonición y no una advertencia más: “los símbolos religiosostambién hacen parte de la cultura y son susceptibles a las interpretaciones artísticas”.En colaboración con Gerardo Rodríguez
  9. 9. COLECCIÓNSERPAREJAEsta colección de seis títulos contemplalos principales temas que preocupan ala pareja actual. Emplea un lenguajesencillo y agradable, narra casos de lavida real y se fundamenta en unprofundo sustento teórico.Por el mes de amor y amistadel precio por toda la colección(6 textos) es $34.000 en Bogotáy $48.600 en el resto del país** También adquiera los textos por separado a $ 8100 (gastos de envío contra entrega).Mayores informes: ppc.colombia@ppc-editorial.com - Teléfono: 5953344 Ext. 175Carrera 85 K # 46 A - 66, Oficina 502, Complejo Logístico San Cayetano, Bogotá - Colombia

×