Violencia de género
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Violencia de género

on

  • 3,462 views

Violencia de género, estudio de caso en dos películas

Violencia de género, estudio de caso en dos películas

Statistics

Views

Total Views
3,462
Views on SlideShare
3,462
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
22
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Violencia de género Violencia de género Document Transcript

  • Representaciones de la Violencia de Género en dos Películas ColombianasNOMBRE DE LOS AUTORES:Martha Arriola BecerraJuan Manuel RincónEdgar Andrés PaipaDavid Celemín PabónAlan Sergeij CastilloJulián David BecerraINSTITUCION:ESTUDIANTES OCTAVO SEMESTRE (ENFASIS EN CONFLICTO)DIVISIÓN DE CIENCIAS SOCIALESFACULTAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL PARA LA PAZ
  • RESUMENLa violencia de género es una problemática presente en todos los espacios de la vida social,lastimosamente, dentro de la cultura colombiana el machismo es un elemento dilatador deesta violencia que llega a todos los sectores, independientemente de las condicionessociales, políticas u económicas que existan en el contexto. Sin embargo el conflictoarmado es tal vez un detonante relevante para la proliferación de la violencia de género enColombia.A partir del monitoreo del cine colombiano se ha analizado el papel de la mujer como lopresentan dos películas seleccionadas para este observatorio: “Retratos en un mar dementiras” y “Los colores de la montaña”; estas dos cintas colombianas retratan el conflictoarmado presente en Colombia y permite evidenciar el rol que tienen las mujeres dentro deeste entorno violento.A partir del análisis se observa que las mujeres tienden a presentarse como sujetos pasivosfrente al conflicto, víctimas tanto en el entorno social como en el núcleo familiar. Estaspelículas presentan mujeres silenciosas, vulnerables y reprimidas frente al conflictoarmado. Por su parte existe ausencia de mujeres decididas, que se enfrentan a lasproblemáticas sociales y que tienen un papel más activo en los focos de violencia a causade la guerra interna que sufre Colombia.ABSTRACTGender violence is a problem present in all areas of social life, unfortunately, in Colombiathe machismo culture is a dilator element of this violence that reaches all sectors, regardlessof social, political or economic exist in the context. But conflict is perhaps relevant totrigger the proliferation of gender violence in Colombia.Effective monitoring of Colombian cinema has analyzed the role of women as they havetwo films selected for this observation: "Portraits in a sea of lies "and "Colors of theMountain", these two films portray Colombian armed conflict present in Colombia andmakes evident the role that women in this violent environment.From the analysis shows that women tend to present themselves as passive in the conflict,victims both in society and in the family. These films feature women quiet, vulnerable andrepressed to the armed conflict. For its part there is no determined woman, who face socialproblems and have a more active role in the outbreaks of violence because of the war thatsuffers Colombia.
  • PALABRAS CLAVEConflicto armado, violencia de genero, roles, cultura patriarcal, mujer.KEY WORDSArmed conflict, violence, gender, roles, patriarchal culture, woman.INTRODUCCIÓNLa sociedad colombiana se ha educado en un contexto estrictamente patriarcal, lo cual hadesplegado una clase de roles e imaginarios donde sobresale el protagonismo del hombreinvisibilizando a la mujer.Aunque en tiempos más contemporáneos se nota un alto incremento de violencia de géneropor parte de la mujer hacia el hombre, donde se observan fácilmente, la violencia física,sicológica, cultural y demás, que intensifican esa división tan marcada que existe entre losgéneros masculino y femenino.En este país de conflicto interno de vieja data, donde un poco más del 25% de la poblaciónes rural, la inmigración a las ciudades no es sinónimo de modernización sino de atrasoimpulsado por la violencia. Cerca de 1,7 millones de hectáreas han sido objeto deabandono, lo cual representa cerca del 50% de la superficie cultivada y una asentamiento dela desigual estructura de propiedad donde el 0,5% de los propietarios (grandes) posee el63% de la tierra, el 14,5% de propietarios (los medianos) tiene el 28% de la tierra y el 85%(pequeños) cuenta solo con el 9%. De los 1099 municipios colombianos un 90% son expulsores de población, por acción dela guerrilla en el 45,8% de los casos, de los paramilitares en 21,8%, por acción de la FuerzaPública en 1,1%. El narcotráfico y la delincuencia común generan el 31,3%, sin ser actoresde la guerra, o por lo menos sin poderse identificar con claridad su interrelación con losdemás grupos.De acuerdo con información nacional del CODHES e internacional de ACNUR, comoresultado del conflicto, Colombia cuenta con 5.200.000 desplazados internos, es decir el14,3% de los desplazados del mundo, que corresponden a cerca del 11,42% de la poblaciónactual del país. De esta manera representa el segundo país, luego del Sudán, con esteproblema, siendo Irak, Somalia, República Democrática del Congo y Myanmar lossiguientes en la lista.Desde una base principal se tiene que entender que los roles impuestos por la sociedad loúnico que han producido es resentimiento entre los sexos, conllevando así, a una disputa
  • por un poder marcado por el egoísmo basándose en lo estipulado por la misma sociedad,haciendo venia a un contenido de irrespeto entre los géneros lo que prepondera la capacidadeconómica como argumento principal a la hora de generar violencia, pues culturalmente seha impuesto este factor como un proceso de dominación hacia las personas y por estemotivo se promueve el ejercicio de generar cualquier tipo de violencia con respecto algénero, ya que, no se está consolidando una sociedad referente al bienestar de las personassino que se especifica claramente en reproducir un modelo donde las divisiones de poderson muy marcadas culturalmente entre hombres y mujeres.En el contexto colombiano es necesario analizar que la mujer además de ser violentadasocialmente sufre el yugo del conflicto armado donde se ve invisibiliizada ya, que al no seruna víctima mortal de él, no es tenida en cuenta como afectada y en silencio debe sufrir lasconsecuencias del mismo como: desplazamientos, violaciones, asesinatos, etc.El papel fundamental de la mujer dentro del conflicto es relatar qué ocurrió con loshombres y cómo ocurrió pero, nunca se indaga sobre la mirada de la mujer dentro delconflicto armado, qué siente, de que formas se ve violentada, cómo lo sufre, pasando a unsegundo plano su existencia dentro del mismo.A partir de lo anterior podemos analizar el concepto de género como una categoría deanálisis, es decir, una herramienta útil para entender la manera cómo circula el poder entrehombres y mujeres que permite a los investigadores actuar más eficazmente en procesos decambios culturales.Esta categoría debe ser lo suficientemente abarcadora dependiendo de las necesidades y elcontexto en que se desarrolla para que sea un elemento de relación social, que pueda serflexible en cuanto a los roles impuestos y alimentados socialmente en el transcurso de lahistoria.OBJETIVOS • Evidenciar el papel de la mujer en el conflicto armado colombiano desde la perspectiva de género. • Analizar factores del conflicto que inciden en la violencia de género intrafamiliar. • Visibilizar los roles que ocupa la mujer dentro del conflicto armado colombiano según las películas tratadas.CONCEPTUALIZACIÓNEl cine fue el medio elegido para observar el papel de la mujer dentro del conflicto armadocolombiano. Las películas “Los colores de la montaña” y “Retratos en un mar de mentiras”
  • fueron las muestras elegidas ya permitan analizar las diferentes narrativas del conflictofrente a la mujer.Para la investigación realizada se enfoca el conflicto de género específicamente en lasrelaciones entre mujeres y hombres, teniendo en cuenta el contexto colombiano que semanifiesta en una cultura machista y patriarcal. Este elemento característico es escenariopara la reproducción de la violencia en sus diferentes formas, en este caso se enfatiza en laviolencia en contra de la mujer, sin dejar de lado las manifestaciones violentas que tambiénse presentan hacia el sexo masculino de una forma física y simbólica, pero visibilizando lacultura patriarcal que domina en las sociedades latinoamericanas se hace pertinente retomarla desigualdad en la imposición de roles hacia la mujerEn términos de la investigación el conflicto en la relaciones de género tiene comocomponente la relación de las formas de violencia directa, estructural y cultural. Estaschocan entre sí y agudizan las diferencias entre hombres y mujeres pues este espacio sepresta para que la sociedad patriarcal no logre erradicar los comportamientos machistas queahondan en la desigualdad de género.Esta estructura patriarcal se manifiesta en una ideología dominante que en las relacionessociales, políticas y económicas, reproduce la opresión y la desigualdad en la obtención delos recursos, repartición inequitativa del poder que no permite la equidad de género. Estascaracterísticas se convierten en una violencia estructural, de ahí que las mujeres, debido asu contexto patriarcal, tengan un segundo plano en el acceso al trabajo, la educación,pobreza, participación política, representación etc.La estructura patriarcal en la sociedad es apoyada por la cultura, el machismo se hainstaurado dentro de las prácticas culturales que definen los comportamientos, aptitudes yactitudes de hombres y mujeres en el entorno social. De este modo se genera una violenciacultural en las relaciones de género que termina por legitimar unos roles establecidos y unaconstrucción de la identidad ya que “persiste una violencia cultural que justifica lapermanencia de relaciones de dominación.”1En todo caso, la relación de estos tres tipos de violencia da paso a las distintasmanifestaciones y conductas que agreden contra la mujer en las relaciones de género. Esteelemento característico es escenario para la reproducción de la violencia en sus diferentesformas, en este caso se enfatiza en la violencia en contra de la mujer, sin dejar de lado lasmanifestaciones violentas que también se presentan hacia el sexo masculino de una formafísica y simbólica, pero visibilizando la cultura patriarcal que domina en las sociedadeslatinoamericanas se hace pertinente retomar la desigualdad en la imposición de roles haciala mujer que se evidencia en toda sociedad.1 ESPINAR, Eva. Violencia de género y procesos de empobrecimiento. Tesis Doctoral. Departamento deSociología. Universidad de alicante. Pág. 41.
  • El conflicto de género manifiesta diferentes caras que son importantes mencionar para elentendimiento de las diversas formas de violencia aplicadas en las relaciones entre mujeresy hombres. La Organización de las Naciones Unidas2 identifica los distintos tipos deviolencia que se genera contra la mujer en el transcurso de la historia y aún en la actualidad.Estas formas de violencia se justifican en todas las sociedades, ya sea por parte de lacomunidad, la pareja, la familia, las instituciones y el Estado. Se ha realizado gran cantidadde investigaciones, bases de datos, encuestas y demás mecanismos de regulación y controlsobre la violación a los derechos y a la dignidad de la mujer, sin embargo, estos elementosresultan insuficientes para garantizar la igualdad de género.En el contexto colombiano las conductas están fuertemente marcadas por una tradicióncultural que ha dejado de lado la importancia de la razón en un intento de construir unatransformación basada en la modernidad. La cultura latinoamericana tomó la modernidadcomo un elemento netamente material basado en el avance de la tecnología, el crecimientode la industria y el mejoramiento de las condiciones económicas, sin embargo, no se tomoen cuenta una construcción del ser a través de la razón, las tradiciones siguieron vigentes, ylas conductas se quedaron estancadas en una etapa histórica que invisibilizaba al sujeto.Para José Joaquín Brunner3 este proceso fue impuesto por la élite criolla copiando losmodelos europeos, pero despreocupados totalmente por una modernidad basada en laracionalidad del hombre. No se enfatizó su crecimiento filosófico durante mucho tiempo, loque produjo que el comportamiento o la estructura social no progresara, impidiendo que setransformaran dichas conductas que han generado conflictos en la sociedadlatinoamericana.Algunos comportamientos no han logrado desprenderse de las relaciones sociales que segestan en la cultura colombiana dividiendo así el conflicto existente entre géneros. Dentrode estas tradiciones culturales que no se han podido abolir encontramos el machismo comoelemento que no ha logrado tener una transformación en pro de la igualdad de género pesea que en muchos espacios sociales tanto hombres como mujeres tienen igualdad en laparticipación.2 ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (ONU). Asamblea general. ESTUDIO A FONDO SOBRE TODAS LASFORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER: Formas y manifestaciones de violencia contra la mujer endiversos escenarios. p. (42-52/77-80), Julio 6 de 2006.3 BRUNNER, José Joaquín. AMÉRICA LATINA, CULTURA Y SOCIEDAD. Cap. 3 Experiencias de la Modernidad.Pag. 73 – 118. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes - México, D.F. Grijalbo, 1992
  • En todo caso el predominio de los comportamientos machistas han tomado lugar endistintos espacios que se alejan de lo evidente tomando lugar en la construcción mental enel subconsciente del sujeto. La violencia de género ha copado el imaginario de losindividuos impidiendo que se desprenda de las diferentes concepciones creadas socialmentesobre hombre o mujer.La transformación de las manifestaciones violentas ha encontrado lugar en el imaginariocolectivo que afecta las relaciones de género. Ambas partes son víctimas y a su vezvictimarios en una lucha de poderes que se evidencia en la adaptación de roles que sonlegitimados por la sociedad, permitiendo a su vez una violencia física y simbólica que recaeen imaginarios colectivos afectando las relaciones de género.Estos imaginarios colectivos parten de un concepto marcado por configuraciones deimágenes que la cultura le ha dejado como huella a los sujetos y la forma como ellosmismos recrean una y otra vez el marcaje de de dicha imagen. “Nos representamos en elotro, nos identificamos con él, queremos conocerlo, aprehenderlo, robarle su imagen. Así,desde que nacemos asistimos a la comunión que nos produce el contacto con lossemejantes a través de los grupos que conformamos y participamos, ya sean religiosos,políticos, académicos, culturales o familiares.” 4A partir de lo anterior, los imaginarios hacen parte del complejo de representaciones de unsujeto, lo configuran a "imagen y semejanza de su prójimo" o en otros casos a completadesemejanza.Dicho imaginario designa las representaciones sociales y las encarna en las instituciones dela sociedad, determinando una construcción social de la realidad que es compartidocolectivamente, lo que impone mayor fuerza a un imaginario porque es legitimado por ungran número de personas, pues como decía Durkheim “la sociedad está representada en lamente de los individuos”5.La percepción que se tiene dentro de la comunidad entre hombres y mujeres, manifiestacargas violentas por parte de cada uno de los individuos, puesto que las mujeres observanen el hombre un ser proveedor de los recursos básicos, pero a su vez identifican conductasagresivas e insensibles. Los hombres también reproducen un imaginario negativo de lamujer, encasillándola en el escenario del hogar y a su vez limitándola en la crianza y demás labores domesticas. En cuanto a las relaciones sociales, las mujeres son percibidascomo objetos sexuales que son controladas y sumisas frente al hombre. Cuando la mujer sesale de los parámetros establecidos es víctima de una fuerte estigmatización de la4 PEÑUELA V,L. Alejandro. y ALVAREZ GARCÍA Luis Guillermo. Imaginarios, colectivos: implicacionessociales. Una aproximación psicológica a las agendas de información. consultado de la world wide web:http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n26/lpenuela.html5 DURKHEIM, Emile, (1968), Las formas elementales de la vida religiosa .El sistema totémico en Australia,Biblioteca de filosofía contemporánea, París, Presses Universitaires de France (primera publicación en 1912)
  • comunidad que gira en torno a su sexualidad. Estas conductas son legitimadas tanto enhombres como mujeres ya que son aceptadas dentro de las costumbres de una culturapatriarcal evidente en el sector.En términos de Pierre Burdieau “las relaciones de género constituyen un juego simbólicoque dentro del hábitus de la cultura. Las mujeres son vistas mas como un objeto dedominación de los hombres que como sujetos. Específicamente la mujer se encasilla comoobjeto de intercambio y no como sujeto de intercambio, son objeto de la construcciónsocial de un prestigio alimentado por la condición social de los hombres.”6Este imaginario colectivo que se ha originado en el sujeto estructura a su vez sucomportamiento, pese a las libertades que se muestran para evitar la desigualdad de género,pero los roles sociales se siguen manifestando en la sociedad Colombiana, así como en lacomunidad de Cazuca y la cultura patriarcal contribuye a que estos imaginarios colectivossigan fortaleciéndose.El machismo se ha alimentado de los imaginarios de la comunidad para justificar lasagresiones que se evidencian entre hombres y mujeres, especialmente en el entornofamiliar. En la mayoría de los casos el hombre es quien ejerce violencia sobre la mujer puesse hace visible dentro de la comunidad por ser en muchos casos violencia física. Pero laviolencia cultural es un espacio de lucha por igual. Tanto mujeres como hombres tienen unapercepción negativa del sexo opuesto, generalizando al género con preceptos negativos quedescalifican y humillan el ser y actuar del otro.METODOLOGIAA través del análisis del discurso se evidenciaran las problemáticas socioculturales quepadece la mujer en medio del conflicto armado, enfatizando en la relación que existe entreconflicto y violencia de género. A partir de los discursos presentados por las mujeres quehacen parte del reparto de las películas seleccionadas, se pretende mostrar el rol quedesempeñan las mujeres en algunas regiones del país donde es evidente el conflicto armadointerno, como violaciones, desplazamiento y deterioro de su dignidad. Aquí podemos darmuestra de la carga semiótica presentada desde los diálogos que se generan en las películas,logrando así evidenciar con facilidad la difícil situación por la que tienen que pasar lasmujeres dentro de un conflicto en un país como Colombia donde la alta incidencia deviolencia y machismo repercuten en que se agudice la problemática. Es relevante utilizar elanálisis del discurso, ya que el cine colombiano permite la observación del conflictoarmado, cargado de un alto contenido simbólico y realista de la violencia en Colombia,6 BOURDIEU, Pierre. La dominación masculina. Editorial ANAGRAMA, 2000.
  • llegando así, a retratar los roles de hombres y mujeres, evidenciando de cierta forma lasinjusticias que se cometen también hacia la población civil.Se pretende analizar y afrontar cualquier tipo de discurso con el objetivo de evidenciarfactores como: el abuso del poder social, el dominio y la desigualdad dentro del contexto deviolencia de género. Se utilizo este método ya que es muy apropiado debido a que incita asu profundización y utilización como método reflexivo y efectivo contra la desigualdad degénero. Se brinda un acercamiento directo al contexto para verificar los vínculos existentesentre estructuras, estrategias y otros elementos de los textos y la visión de mundo de los colombianos. En estos filmes fueron analizados aspectos como los comportamientos y losdiálogos, que representan como la mujer reproduce y comprende el mundo que la rodea.Las películas “Los colores de la Montaña” y “Retratos en un mar de mentiras” fueronseleccionadas para realizar un observatorio de medios ya que hacen evidente el conflictoque atraviesa el país, pero es necesario centrarse en un tema tan fuerte y que ha tenido pococubrimiento o análisis como lo es el papel de la mujer dentro del conflicto armadocolombiano.Al seleccionar estas dos películas se pretende demostrar el contexto real de la violencia enColombia. Estos dos filmes se concentran de lleno en el conflicto, retratando historias devida que representan el papel y los roles impuestos dentro de la sociedad. También sedemuestra la situación en la que las mujeres tienen que sobrevivir día a día en los camposcolombianos, criando a sus hijos y tratando defenderse en esta guerra absurda, por lo quetanto “Los colores de la montaña” como “Retratos en un mar de mentiras” muestranindirectamente a la mujer desde una perspectiva de sumisión ante una sociedad machistaque agudiza cada vez más el conflicto.Este observatorio tiene como finalidad analizar el contexto colombiano dentro de lostiempos y espacios de las películas, diseñando así un marco directamente relacionado conlos tiempos ejercidos en las historias, donde en aproximadamente quince días se analizaronlas películas y comentarios de ellas en la red, que permiten arrojar resultados sobre el papelde la mujer visto desde la perspectiva de cada director.Se definieron ciertas categorías que se hacen explicitas en el contenido de cada películapara comprender de mejor forma la referencia de mujer que demuestra los filmes: ¿Que rolcumple la mujer dentro del conflicto armado?, ¿Cuál es el papel de la mujer dentro de lafamilia?, ¿Cuál es el papel de la mujer como maestra? Y ¿Cuál es el papel que cumple lamujer como compañera sentimental?.RESULTADOS OBTENIDOSRetratos en un Mar de Mentiras:
  • • En esta película se evidencia cómo la mujer ha sido desplazada hacia los sectores de alto riesgo en las zonas capitalinas por parte de la violencia que se genera en los campos. Demostrando de esta manera el cambio de rol y de vida que tiene que sufrir, por lo que su mentalidad cambia referenciándolo con una serie de traumas que han hecho que la mujer tome una actitud sumisa frente a su condición de vida sin buscar cambio alguno.• A pesar de los sentimientos encontrados se genera en el espectador una gran incertidumbre acerca del machismo que somete a nuestra sociedad, donde la mujer es vista como un objeto acompañante y fácil de embaucar.• Un agravante que se puede ver fácilmente en la película por parte de la protagonista es el dolor que siente al recordar a su familia quemada y asesinada por grupos armados, que han creado un gran trauma psicológico que no le deja más que una perspectiva de vida sin sueños ni aspiraciones, sufriendo en silencio y reprimiendo el dolor.• La mujer siempre es vista como un objeto sexual dentro de un contexto de pobreza o conflicto, conllevando a múltiples violaciones que agreden su cuerpo y su ser.• Dentro de la perspectiva de mujer se observa el método que ellas pueden emplear para la preservación de la vida.• Dentro de la problemática mostrada en la película, la mujer enfrenta el conflicto siendo sumisa y callada, buscando siempre huir, cuidando de los suyos sin tener que enfrentar directamente a los actores del conflicto.• Al ser desplazadas por la violencia las mujeres siempre comienzan a temer a los grupos armados sean legales o ilegales, con el fin de proteger su vida a raíz de los traumas psicológicos creados por la violencia ya vivida.• La mujer crea un mecanismo de defensa hacia cualquier grupo armado ya que no se ve la diferencia entre los actores armados porque todos ejercen el mismo tipo de violencia.• Las mujeres jóvenes siempre están condenadas a ser menospreciadas por las mujeres mayores y por los hombres.• Dentro del conflicto armado la mujer tiene que sufrir las consecuencias de la guerra sin tener que actuar directamente en el conflicto donde no se tiene en cuenta su rango de edad.
  • Los colores de la montaña: • De acuerdo a la observación de los personajes femeninos dentro de la película podemos analizar que las mujeres siempre están cumpliendo roles que alimentan el imaginario machista y patriarcal, por ejemplo: el cuidado de los hijos, hermanos, encargadas del hogar, cocineras, sumisas y serviciales. • La mujer siempre está enfrentado a los actores armados de una forma no violenta para proteger a su familia y seres queridos. Ejemplo: Miriam, la madre de Manuel se encarga de evadir a la guerrilla para proteger la vida de su esposo. • Uno de los principales roles de la mujer dentro del conflicto es mantener informada a la comunidad sobre el estado de este. • Las concepciones y miedos de la mujer dentro de la guerra así como su opiniones son completamente ignoradas, haciendo lo que los hombres crean correcto para su familia. • La violencia física es la forma de hacer entender a las mujeres que la palabra del hombre es la que tiene peso y debe ser respetada, por ejemplo: Miriam decide reprender a Manuel por haberla desobedecido y frustrar la huida, recibiendo represión y golpes de su marido para hacerla entrar en razón de sus actos. • Los niños a pesar de su corta edad ya tienen inmerso el imaginario patriarcal que sus padres les han heredado y es normal violentar a las niñas y mujeres como tradición. EJEMPLO: Mandan a la hermana de “Poca Luz” a jugar con las muñecas ya que ella en su condición de niña le es prohibido ver lo que los hombres si pueden observar. • Los hombres siempre son los protagonistas en la guerra o en el hogar. • Es importante destacar el papel de la mujer como transformadora del conflicto. Ejemplo: La profesora Carmen quien protesta contra los actores armados a través de la educación. Usa métodos alternativos no violentos para rechazar la violencia. • En los casos de Carmen, Miriam y Luisa se observa que la mujer es fuerte frente al conflicto pero debe sufrir la guerra en silencio.PUNTOS DE INTERRELACIÓN ENTRE LAS PELICULAS 1. No se muestra a la mujer como víctima mortal dentro del conflicto ya que en ambos casos las víctimas fatales son los hombres que dentro de su rol de “machos” se enfrentan a los actores armados dejando a las mujeres con la responsabilidad total
  • de la familia y de lo social, desarrollando roles femeninos y masculinos y además sobrellevando los traumas que sufren como consecuencia de la guerra, por ejemplo: el desplazamiento, los abusos y el dolor por la muertes. 2. El papel fundamental de la mujer dentro del conflicto es relatar qué ocurrió con los hombres y cómo ocurrió pero, nunca se indaga sobre la mirada de la mujer dentro del conflicto armado, qué siente, de que formas se ve violentada, cómo lo sufre, pasando a un segundo plano su existencia dentro del mismo. 3. En ambos casos el silencio es la herramienta a la que acude la mujer para sopesar los desastres de la guerra. 4. En las películas los hombres deciden como participan las mujeres, nunca le dan respuesta a sus inquietudes, sin tener voz ni voto.CONCLUSIONESA partir de las categorías que surgen en las películas seleccionadas es evidente que laviolencia de género se encuentra presente en el conflicto armado, y que a su vez esteconflicto alimenta aun más la violencia ejercida contra las mujeres. Desde la perspectivadel cine colombiano las mujeres hacen frente a la violencia desde una posición pasivafrente al conflicto armado y frente a la agresión por parte de los hombres.El silencio y el sufrimiento hacen parte del rol femenino en entorno familiar y más auncuando el conflicto armado ha repercutido en su espacio social, las películas dan evidenciade la carga de la mujer en dicho entorno, pues son victimas del conflicto pero a su vezvíctimas de la violencia de género por parte de los hombres, ya sea directa o indirectamente.Teniendo en cuenta el entorno social que rodea la vida de estas mujeres, es claramentevisible que el machismo está presente en la construcción de la identidad de hombres ymujeres campesinos, y que posteriormente son víctimas de la violencia en Colombia. Eldesplazamiento como una de las vulneraciones que surgen del conflicto armado, alimentanen los hombres la impotencia de perder todo lo que han conseguido y en muchas ocasiones,como se evidencia en las películas analizadas, esta frustración se canaliza en violenciacontra las mujeres que hacen parte de su grupo familiar. En otros casos son los mismosgrupos armados quienes ejercen la violencia de género contra las mujeres que habitan lossectores marginales.De acuerdo al análisis realizado a partir del observatorio se puede concluir que la mujercumple un rol secundario, menospreciado y pasivo frente al hombre. Sin embargo son ellasquienes terminan con la responsabilidad de la familia y a su vez, con los diversos traumas
  • físicos y psicológicos que esto conlleva. El conflicto armado no solamente afecta a hombressino que también a mujeres por igual, sin embargo, según lo presentado en las películas, esel hombre quien se ve directamente afectado con el conflicto armado, ya que en muchasocasiones es amenazado, desaparecido y asesinado.Por su parte la mujer es víctima de forma física y psicológica a partir del maltrato y elmenosprecio que el machismo imparte en estos sectores de la sociedad, esto sin desconocerque muchas mujeres también son torturadas por parte de los grupos armados y asesinadasen este conflicto.Evidentemente el cine colombiano aun está impregnado con el machismo quelastimosamente caracteriza a esta sociedad. Los papeles interpretados por estas mujeressiempre están marcados por la sumisión, la imposibilidad de ser protagonista del conflicto,ya sea de forma positiva o negativa. El conflicto es presentado como una batalla entrehombres, y la mujer se refleja como un sujeto que termina como víctima. Por otra parte lamujer de estas películas maneja el mismo rol dentro del conflicto armado. Se enmarcadentro del espacio del hogar, de las obligaciones domésticas, sujeta a un hombre que la guíay la controla.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS • ESPINAR, Eva. Violencia de género y procesos de empobrecimiento. Tesis Doctoral. Departamento de Sociología. Universidad de alicante. Pág. 41. • ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (ONU). Asamblea general. ESTUDIO A FONDO SOBRE TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER: Formas y manifestaciones de violencia contra la mujer en diversos escenarios. p. (42-52/77-80), Julio 6 de 2006. • BRUNNER, José Joaquín. AMÉRICA LATINA, CULTURA Y SOCIEDAD. Cap. 3 Experiencias de la Modernidad. Pag. 73 – 118. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes - México, D.F. Grijalbo, 1992 • PEÑUELA V,L. Alejandro. y ALVAREZ GARCÍA Luis Guillermo. Imaginarios, colectivos: implicaciones sociales. Una aproximación psicológica a las agendas de información. [Documento WWW]. URL http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n26/lpenuela.html • DURKHEIM, Emile, (1968), Las formas elementales de la vida religiosa .El sistema totémico en Australia, Biblioteca de filosofía contemporánea, París, Presses Universitaires de France (primera publicación en 1912) • BOURDIEU, Pierre. La dominación masculina. Editorial ANAGRAMA, 2000.