Evaluación del impacto de la formación
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Evaluación del impacto de la formación

on

  • 779 views

Conclusiones del debate 'Evaluación del impacto de la formación' celebrado en la I Jornada andaluza sobre tendencias innovadoras en formación para el sector sanitario. Hospital Costa del Sol, 21 ...

Conclusiones del debate 'Evaluación del impacto de la formación' celebrado en la I Jornada andaluza sobre tendencias innovadoras en formación para el sector sanitario. Hospital Costa del Sol, 21 febrero 2013.

Statistics

Views

Total Views
779
Views on SlideShare
737
Embed Views
42

Actions

Likes
0
Downloads
11
Comments
0

4 Embeds 42

http://formacionsalud.acsa.junta-andalucia.es 23
http://www.juntadeandalucia.es 12
https://twitter.com 5
http://10.239.224.66 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Evaluación del impacto de la formación Evaluación del impacto de la formación Document Transcript

  • Hospital Costa del Sol, Marbella – 21 de febrero 2013‘Evaluación del impacto de la formación’Tras una breve introducción, en la que se subrayó el papel de la formación comomedio para “responder a las necesidades de los profesionales para que puedanprestar una atención excelente a la salud de la ciudadanía”, y no como un fin ensí misma, nos centramos en la definición de ‘impacto’, para buscar unaformulación que respondiera a las preguntas: “¿Qué entendemos por impacto?¿Todos entendemos lo mismo?”.1
  • Algunos asistentes lo definieron como el “beneficio que recibe el ciudadano, eldestinatario final de toda actividad de un profesional sanitario”. Así, unaformación en soporte vital avanzado tendrá impacto en las vidas que losprofesionales consigan salvar tras su participación en la actividad.Al mismo tiempo, a través de Twitter, Alberto Fernández (@valfaj) proponíaconsidera el impacto como “la diferencia en productividad atribuible a laformación”, y apuntaba que, de ser así, solo quedaría definir el concepto de‘productividad’ en el ámbito de una organización sanitaria.Las definiciones de partida con las que contamos también nos orientaron adistinguir algunos elementos estratégicos en la definición de impacto, talescomo las necesidades de la organización, los objetivos, la situación de lostrabajadores, la competitividad, la relación entre crecimiento personal ycolectivo.2
  • Así, se proponía la siguiente definición de ‘impacto’:“Efectividad de la formación realizada sobre el desarrollo de los profesionalesy su incidencia en el logro de los objetivos de la organización (defuncionamiento, económicos, asistenciales, etc.)”Esta formulación del concepto abarca tanto los efectos en la práctica de losprofesionales (impacto en el desarrollo profesional) como los efectos que laformación puede producir en los objetivos de la organización (donde la mejorade la atención al ciudadano y la salud pública son parte de su misión).Tras valorar la oportunidad de un matiz entre ‘efectividad’ y ‘eficiencia’ sedecidía optar por el primer término, ya que el impacto hace referencia a lacapacidad de la formación de lograr un efecto determinado, en términos deutilidad, aún cuando sea necesario realizar una valoración del coste que suponellevar a cabo esa evaluación.Esta definición de ‘impacto’ se sustenta en algunos pilares básicos, como son: - la detección objetiva de la necesidad formativa; - la identificación de resultados de aprendizaje de aplicación directa a la práctica profesional; - la elección de las técnicas adecuadas; - la evaluación de la práctica profesional (transferencia); - la comparación de los resultados de la evaluación de la práctica profesional con el diagnóstico inicial.En este contexto se hace visible la importancia de disponer del diagnósticoinicial que motiva la necesidad formativa, ya que de no contar con él, notendríamos un término de comparación para los resultados de la evaluación.3
  • A partir de estas consideraciones, se identificaron algunos ‘errores’ que sesuelen cometer en la planificación de la actividad y que pueden repercutirnegativamente en la posibilidad de evaluar el impacto.Al tiempo en que se alcanzaba una definición compartida de impacto, surgíandudas sobre el vínculo entre la formación desarrollada y los resultadosobtenidos. Algunos asistentes veían complejo determinar si los resultadosobtenidos eran realmente imputables a la formación. Sin embargo, trasconfrontar las opiniones de los participantes, se evidenció como, efectivamente,no todas las necesidades de la organización y/o del profesional se puedensolucionar con formación y se recordó el asunto inicial: la formación es unmedio, no un fin.Además, la evaluación del impacto de la formación no siempre es factible. Esprobable que casi todas las actividades formativas, si están bien diseñadas,generen impacto, pero no siempre es posible medirlo objetivamente. Laposibilidad de evaluación del impacto de una acción formativa depende de variosfactores:4
  • - de los objetivos de aprendizaje. Si no van destinados a la capacitación en la práctica profesional, no será posible. - de las técnicas didácticas empleadas. Si no van encaminadas a, por lo menos, simular la práctica profesional, no será posible. - de los destinatarios. Si el alumnado no tienen la posibilidad de transferir el aprendizaje a la práctica profesional, no será posible. - de la implicación de otros agentes de la organización. - de la factibilidad, en términos de coste-beneficio.Otros de los factores que condicionan la posibilidad de evaluar el impacto son latipología de la acción formativa y sus objetivos. Si la actividad tiene un enfoqueteórico (p.e. un curso con objetivos expresados en términos de conocimientos),no podremos medir el impacto. Por lo contrario, si se trata de una formaciónenfocada a la práctica, al ‘hacer’ (p.e. un programa decapacitación/implantación) será fácil medir transferencia y el impacto.Objetivos CURSO TALLER SEMINARIO SESIÓN JORNADA SIMPOSIO CLÍNICA CONGRESOConocer o saber No No No No NoSaber cómo No No NoSimular un hacer No NoHacer Sí SíAún así, existen algunos factores que podemos tener en cuenta a la hora deplanificar la formación para que nos ayuden a evaluar el impacto. Definir mapasde competencias por puesto de trabajo y utilizarlos de base para la elaboraciónde itinerarios formativos a medida nos permite observar el impacto de laformación en el desarrollo de cada práctica concreta de un profesionaldeterminado. (Para más información sobre gestión de planes de desarrolloindividual y elementos de los mapas de competencias:www.juntadeandalucia.es/agenciadecalidadsanitaria/formacionsalud/export/sites/default/galerias/descarga_documentacion_referencia/Guia_GPDI_beta.pdf ).5
  • Además, si asociamos objetivos a las buenas prácticas incluidas en los mapas,seremos capaces de medir también el impacto en la organización.Para ello, es necesario estructurar la formación partiendo de los elementos delos mapas de competencias, traduciendo las competencias en objetivosgenerales, las buenas prácticas en objetivos específicos y las evidencias enresultados de aprendizaje esperados (contenidos formativos).6
  • En conclusión, para evaluar el impacto de una acción formativa es necesario:  Identificar la necesidad de mejora;  Valorar si es posible dar respuesta a estas necesidades con formación;  Definir de manera objetiva la necesidad formativa: ¿A qué competencias y buenas prácticas está asociada la necesidad de mejora? ¿Cuál es la situación inicial?  ¿Qué resultados concretos se esperan lograr?  ¿Son evaluables? Y si es así, qué aspectos específicos se evaluarán, quién debe recoger la información, de dónde, quién la analiza, etc.7