Your SlideShare is downloading. ×
HOY ES EL RADIANTE COMIENZO DE TU VIAJE
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

HOY ES EL RADIANTE COMIENZO DE TU VIAJE

101
views

Published on

ARTICULO HOY ES EL RADIANTE COMIENZO DE TU VIAJE …

ARTICULO HOY ES EL RADIANTE COMIENZO DE TU VIAJE
PARA OSCAR AYALA REINA
Cali, Diciembre 18 de 2013


1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • que maravillosa descripcion amigo, realmente la magia del momento preciso del comenzar, no podria ser descrito tan amorosamente como lo has hecho.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
101
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. HOY, ES EL RADIANTE COMIENZO DE TU VIAJE Papá… Hoy es día de flores, de fiesta, de música, risas, juegos y alegría… Es día para estar muy alegre, regocijado, cantando, silbando, bailando, ciertamente un día para disfrutarlo con el mejor y más fino humor… un día deslumbrante, que durará más que todos y aunque tendrá infinidad de estrellas, no conocerá la noche… Un día ideal para regodearse con la belleza serena de las flores, para disfrutar de las voces que entonan hermosísimas canciones y melodías en tu honor… Es el día para degustar del mejor pan y el mejor vino, las viandas más exquisitas de la tierra servidas para ti… Es día de re-encuentro, de volver a ver infinidad de amigos y seres tan significativos, que te quieren y te han esperado tanto, algunos largo tiempo... Hoy estás tan bien, que no necesitas apoyos de ninguna clase para sentirte verdaderamente regio, animoso, radiante, desbordante… e infinidad de personas que vienen a tu encuentro te saludan y agradecen por tantas cosas buenas que has brindado, llegan a tu encuentro con respeto, admiración y alegría… Es el día para emprender otro gran viaje, uno de los que tanto te gustan, el más maravilloso de todos, pero uno que precisado de todo lo ganado y aprendido en todos tus recorridos anteriores… Y henos aquí a todos, expectantes en la antesala de tu maravilloso viaje, desbordantes de alegría… todo el itinerario está listo, sin más equipaje que tu enorme deseo de conocer, de saber y experimentar… Y todos aquí, cercanos a la puerta, nos regocijamos, no sólo por ti, porque estás tan alegre y ansioso, sino también porque muchos de nosotros queremos seguirte en ese viaje tan trabajado y prometedor… sabedores que aunque toma tanto trabajo y contenido, vale la pena, es hermoso, es pleno y es real. Darse cuenta de lo que tomó llegar a este día es maravilloso… es difícil pensar en un tiquete de viaje obtenido con mayores méritos, ganado a pulso y con tesón, sin ningún descuento ni prebenda, sólo a punta de enorme esfuerzo y dedicación, y nos hemos preguntado por qué no hay derecho de que lleves acompañantes… con tus merecimientos deberías poder llevar a muchos, pero sin embargo no… es Tu Viaje y sólo hay un puesto. El tuyo. Aunque estamos tan alegres, hay algo por allá dentro del pecho, muy cerca de estómago en un lugar que no sé precisar, produciendo una sensación especial, algo extraño, mezcla de nostalgia y ansiedad, algo que impulsa una que otra lagrimita, quizás porque sabemos que Tú no vas a volver y que la única alternativa que tenemos será seguirte algún día, cuando reunamos tu nivel de audacia, coraje y voluntad.
  • 2. Finalmente tu tiquete lo has ganado con una combinación de muchas cosas, pero principalmente por haber sido un hombre comprometido con la vida, un hombre que se ha tomado a pecho su profesión y a través de ella se ha comprometido a servir, acompañar y consolar a sus semejantes. Un hombre que no ha cesado nunca de contribuir y de dar de lo mucho que gana, precisamente en su diario proceso de compartirlo todo. Un hombre cuya pasión por servir ha sido su razón de vivir, cuya generosidad no ha conocido límite, con una capacidad de observar, analizar, correlacionar y aplicar la medicina no sólo de manera efectiva, sino también de forma compasiva y muy humana, en una combinación fuera de serie… Un hombre dotado de una férrea voluntad e incansable perseverancia, siempre a la caza de realizaciones. Y un ser adornado de extraordinario don de gentes, trataste por igual a todos y tu capacidad de compartir y enseñar fueron admirables, generadoras de gratitud y respeto de infinidad de personas que te tratamos y recibimos tanto de ti. Igualmente, un hombre de paz… para ti la violencia no es opción y esa es una de tus grandes enseñanzas; pese a las dificultades, el buen humor contigo se impone siempre y pasa la página. Un hombre de admiración por el arte y la belleza, y para eso te supiste acompañar en la vida de un ser que te ha complementado maravillosamente en ese aspecto y con quien has realizado tu quizás mayor contribución: tus frutos del amor, que junto con Mireya, tu esposa, tus hijos y nietos así como tu familia de sangre formada con tus padres, trece hermanos e innumerables primos y sobrinos, conformamos ese círculo de amor que ha tenido el privilegio de tenerte cerca y disfrutar de tu ser durante tantos años… 97 y medio… bueno, redondeando, digamos que son cien, como es tu gran deseo completar aquí en esta tierra antes de Tu Viaje. Para poder dar en la vida, es menester recibir… y tú tuviste el enorme privilegio de recibir mucho de los tuyos, de doña Paulina, don Agustín, de tus mayores y tus hermanos en tu hogar paterno. Con todo el legado de familia y de la ciencia, acrecentaste un acervo impresionaste y de lo mucho que obtuviste no has tenido reparo en compartir y repartir. Entonces, querido papá, tienes más que ganado tu puesto en el viaje. Nosotros nos alegramos por eso y en gran parte también por haber tenido la dicha y el privilegio de tener tan amoroso maestro que con tanta claridad nos ha mostrado el camino. Buen viaje papá. Gracias decirlo todo, enseñarlo todo, compartirlo todo, por darte todo... El viaje que hoy emprendes es el más anhelado y maravilloso de todos, tanto, quela imaginación no puede ni siquiera adivinarlo. Vuela alto, padre mío y no tengas ya más cuidado por nosotros, vamos a estar muy bien… ten por seguro que seguiremos tu ejemplo y con seguridad y el favor de Dios, muy pronto nos reencontraremos. Oscar Ayala Arana Cali, 1 de Diciembre de 2013