Francisco de goya y lucientes
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Francisco de goya y lucientes

on

  • 991 views

Repaso por las principales etapas artísticas de Goya, como pintor y grabador.

Repaso por las principales etapas artísticas de Goya, como pintor y grabador.

Statistics

Views

Total Views
991
Slideshare-icon Views on SlideShare
991
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
28
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Francisco de goya y lucientes Francisco de goya y lucientes Presentation Transcript

    • Francisco de Goya y Lucientes
    • “ La carga de los mamelucos” / “Dos de mayo”
    • “ Fusilamientos del 3 de mayo”
    • Características:
      • Dinamismo en la composición de “La carga de los mamelucos”.
      • Estatismo en la composición de “Los fusilamientos”.
      • Lucha cara a cara en “La carga …”. Violencia explicita.
      • Represión sin rostro en “Los fusilamientos …”. Tragedia.
      • Escenas poco iluminadas: nocturnos y anochecer.
      • Fuerte expresividad en los rostros.
      • Ambas obras las pintó Goya después de la Guerra de Independencia recordando los acontecimientos que habían originado el conflicto con los invasores franceses.
      • Le interesa más reflejar la violencia y la tragedia de cualquier guerra que representar a los “buenos españoles” frente a los “malos franceses”. De hecho, él durante la guerra, a pesar de denunciar los excesos de ambos bandos fue “afrancesado”, es decir partidario del rey Jose I Bonaparte, impuesto a los españoles por su hermano Napoleón.
    • Etapas en la obra de Goya
      • Pintor de cartones para la fábrica de tapices:
      • Temas populares: fiestas, tradiciones, romerías, juegos y costumbres sociales.
      • Ambientes al aire libre. Muy luminosos.
      • Gran colorido.
      • Retratos de la nobleza y de intelectuales y personajes destacados:
      • Retratos de encargo.
      • Importancia de la psicología.
      • Escenas cotidianas «preparadas»: trabajo, familia.
      • Goya, pintor de la Corte de Carlos IV:
      • Goya fue retratista de tres Borbones: Carlos III, Carlos IV y Fernando VII.
      • Se sabe que no sentía simpatía personal por ninguno de los dos últimos, a los que achacaba debilidad de carácter en el primero y exceso de crueldad en el segundo.
      • En «La familia de Carlos IV» se inspira en «Las Meninas» de Velázquez pero con un tono más distanciado e irónico (incluso despreciativo).
      • Obra durante la Guerra de Independencia:
      • Retratos de personajes involucrados en el conflicto como el Duque de Wellington y Juan Martín Díez «El Empecinado», famoso guerrillero.
    • Grabados de la serie «Los desastres de la Guerra»:
      • Serie de más de 80 grabados.
      • Técnica muy expresionista, para reflejar el horror y la violencia del conflicto.
      • Goya entra en un periodo de gran pesimismo debido a los acontecimientos de la guerra y a la sordera. Se había quedado sordo hacia el 1793 y eso le condujo a un aislamiento y pesimismo muy acentuados.
    • Pintura religiosa:
    • Frescos de la ermita de San Antonio de la Florida (Madrid). Representación del milagro de San Antonio de Padua.
      • Aunque nunca fue un hombre muy religioso, Goya si que práctico la pintura de este género, en muchas ocasiones por encargos como en la decoración de la cúpula de la iglesia de San Antonio de la Florida.
      • También utilizó este genero para intentar acercarse a los intereses de la Corte de Carlos III.
    • Las Majas:
      • La maja desnuda, obra de encargo pintada entre 1790 y 1800, formó con el tiempo pareja con el cuadro La maja vestida, datada entre 1802 y 1805. Fue un encargo de Manuel Godoy, por entonces ministro todopoderoso del rey Carlos IV.
      • En ambas pinturas se retrata de cuerpo entero a una misma hermosa mujer recostada plácidamente en un lecho y mirando directamente al observador. No se trata de un desnudo mitológico, sino de una mujer real, contemporánea a Goya, a quien éste conocía. Se ha especulado con que Goya representa en La maja desnuda un cuerpo concreto inspirado, tal vez, en el de la Duquesa de Alba, con quién es posible que Goya mantuviera algo más que una gran amistad.
      • Es sabido que el aragonés pintó varios desnudos femeninos en el Álbum de Sanlúcar y el Álbum de Madrid al amparo de la intimidad con Cayetana que reflejan su anatomía. Rasgos como la esbelta cintura y los pechos separados coinciden con su apariencia física. Sin embargo el rostro es una idealización, casi un bosquejo —se incorpora casi como un falso añadido— que no representa el rostro de ninguna mujer conocida de la época. En todo caso, se ha sugerido que este retrato podría haber sido el de la amante de Godoy, Pepita Tudó.
    •  
      • Gran parte de la fama de estas obras se debe a la polémica que siempre han suscitado, tanto respecto de a quién se debió su encargo inicial como a la personalidad de la retratada.
      • Al parecer las dos majas estaban dispuestas de modo que, mediante un ingenioso mecanismo de espejos, la maja vestida cubriera a la desnuda como un juguete erótico del gabinete más secreto de Godoy.
      • Se sabe que el duque de Osuna, en el siglo XIX, utilizó este procedimiento con un cuadro que, por medio de un resorte, dejaba ver otro de un desnudo.
      • La «Maja desnuda», como desnudo erótico no justificado ni por su tema mitológico ni por ninguna otra razón iconográfica alguna, causó un proceso inquisitorial a Goya en 1815, del cual salió absuelto merced a la influencia de algún amigo poderoso.
      • Desde el punto de vista meramente plástico, la calidad de su carnadura y la riqueza cromática de las telas son los rasgos más notables.
    • Goya, maestro del retrato femenino:
      • Los retratos femeninos de Goya destacan verdaderamente en su obra por romper los moldes del retrato de mujer en la época. Esto se observa especialmente en el segundo «Retrato de Isabel Porcel», precisamente por que al no ser una grande de España, como Cayetana de Alba (iz.) o una noble (der.) podía expresarse con una libertad y una modernidad realmente admirables.
      • Los «caprichos».
      • Son 80 grabados, organizados en 4 series, realizados con la técnica del aguafuerte, la aguatinta y con retoques a punta seca.
      • Se realizaron en los años 90 del siglo XVIII, cuando, por motivos de salud, Goya se vio afectado por la sordera y otras dolencias.
      • Este hecho y la amistad con los ilustrados españoles de la época le llevaron a una actitud muy crítica con la sociedad y la cultura españolas de ese momento: los vicios de la aristocracia y el clero, pero también la credulidad, ignorancia y superstición del pueblo.
      • Formalmente destacan por el uso del claroscuro, la iluminación artificiosa y una tendencia estética a el «feismo» y el expresionismo.
      • Tauromaquias.
      • a) Son un conjunto de 33 grabados (más otra docena, no editados inicialmente debido a pequeños errores) publicados en 1816 y realizados por Goya desde comienzos de siglo, aunque es muy probable que el trabajo se realizara a saltos, debido a las circunstancias de la guerra.
      • b) En principio se pensaron para ilustrar una Historia del Toreo, obra de Nicolás Fernández de Moratín.
      • c) La técnica es similar a la de los demás grabados de Goya.
      • Los «Disparates»
      • a) Los Disparates o Los proverbios es una serie (con toda probabilidad incompleta) de 22 grabados realizados al aguatinta y aguafuerte, con retoques de punta seca y bruñidor, realizada por Francisco de Goya entre los años 1815 y 1823. Constituyen la última obra de Goya como grabador y responden a una necesidad expresiva muy personal.
      • b) Era muy difícil que esta serie se vendiera, primero por su temática, segundo por el momento político en el que fueron realizadas: vuelta al absolutismo de Fernando VII y dura represión de liberales, afrancesados y constitucionalistas, con los que Goya simpatizaba.
      • c) Ni siquiera la serie más popular de Goya, la «Tauromaquia» había tenido buena acogida a pesar de lo amable del tema y de la modernidad de muchas de sus imágenes, representaban acontecimientos taurinos contemporáneos.
      • d) En los Disparates destacan las visiones oníricas, la presencia de la violencia y el sexo y la puesta en solfa de las instituciones relacionadas con el Antiguo Régimen y en general, la crítica del poder establecido. Pero más allá de estas connotaciones las estampas ofrecen un mundo imaginativo rico relacionado con la noche, el carnaval, y lo grotesco.
      • «Pinturas negras» o pinturas de la Quinta del Sordo.
    •  
    •  
      • Conjuntos de 14 pinturas al oleo «secco», realizadas sobre revoco en las paredes de la casa que Goya compró en 1819 y que mantuvo hasta su exilio en Francia en 1823.
      • En esta casa, conocida como la «Quinta del Sordo», Goya pintó 14 escenas que exacerban las características previas de su obra: expresionismo, fantasía, violencia explícita, claroscuro y un acendrado afán crítico.
      • Algunas de las pinturas, como la llamada «Asmodea» o «El Perro» son de muy difícil interpretación. Pero en conjunto siempre se las ha considerado como un precedente del arte más contemporáneo, especialmente del expresionismo e incluso del abstracto.
      • Pinturas en Burdeos.
      • Tras la intervención en España del Duque de Angulema y los llamados «Cien mil hijos de San Luis», el gobierno constitucional del Trienio Liberal se derrumba sin apenas resistencia debido a sus divisiones internas entre exaltados y moderados. Fernando VII recupera su poder absoluto.
      • Temiendo por su seguridad Goya, que ha simpatizado siempre con los liberales y que no cuenta con la simpatía de las nuevas autoridades, vende la «Quinta del Sordo» y se traslada a Bourdeos en 1824.
      • Aquí vivirá hasta su muerte en 1828, pero sigue trabajando intensamente según cuentan sus amistades que le visitan asiduamente. Se inspira en escenas callejeras de la ciudad, como en «La Lechera», pero también realiza muchos retratos y continúa dibujando.